Paternidad Y Adolescentes Rebeldes En El Espectro Autista

No es raro que los padres sientan que no reciben ningún respeto de sus hijos adolescentes. Este es el caso en muchas familias, independientemente de si los niños están o no están en el Espectro Autista. 

Los niños se rebelarán contra ambos padres, pero cuando se rebelen contra sus papás generalmente es porque él es la figura de autoridad del mismo género. A veces es una prueba de fuerza, a veces es solo porque el papá es más fácil de empujar. Las chicas, por otro lado, tienden a rebelarse sin importar qué. Son cosas de la edad.

La rebelión es normal y los motivos son muy diversos. En este artículo, veremos las formas en que los adolescentes en el Espectro Autista se rebelan y, en particular, las relaciones papá-hijo.

¿Qué Tiene De Diferente La Rebelión En El Espectro Autista?

La rebelión adolescente en el Espectro Autista difiere de la rebelión adolescente normal en que a menudo los adolescentes no se dan cuenta de que se están rebelando. No están luchando para salir a pasarlo bien o luchando para hacer cosas de adultos. Los incidentes de rebelión adolescente en el Espectro Autista a menudo no son intencionales y tienen más que ver con palabras y acciones en el hogar y el hecho de que ahora se sienten “lo suficientemente crecidos” como para desafiar algunas de las reglas de sus padres.

La rebelión adolescente del Espectro Autista a menudo se trata del lenguaje que se usa y las palabras y frases hirientes. A veces se trata de no escuchar o no permitir que otros hablen. A veces se trata de quehaceres, colegio, televisión o videojuegos. También a menudo está relacionado con los colapsos.

Fuerza Menguante

Los papás a menudo presentan un objetivo fácil para los adolescentes en el Espectro Autista porque a medida que los niños crecen, comienzan a darse cuenta de que sus padres pueden hacer poco para castigarlos. En estos días, es inaceptable que los padres levanten la mano hacia los niños, y a los niños se les enseña eso en el colegio. Se llama maltrato físico.

Cualquier papá que haya usado consecuencias negativas, como su voz, intimidación o su fuerza física, para controlar a sus hijos, rápidamente se sentirá agobiado a medida que sus hijos se den cuenta de que esto ya no es una opción, o peor aún, que están creciendo y ahora poseen los mismos niveles de capacidad.

Los niños en el Espectro Autista a menudo se darán cuenta de su propia fuerza a una edad más avanzada que sus pares. Significa que a menudo son mayores y más fuertes antes de darse cuenta de que pueden defenderse. Esto a menudo permite que los padres violentos los mantengan bajo control por más tiempo, pero también significa que cuando finalmente comienzan a tomar represalias, a menudo es con la fuerza plena de un adulto.

Simplemente no puede usar métodos violentos de control. Es inaceptable y a la larga no funcionan. El control violento les enseña a los niños que la violencia es una opción. Aumenta la violencia en el hogar.

Falta De Conexión Emocional

Las mamás tienden a ser el centro de la vida de nuestros hijos, mientras que los papás generalmente están mucho menos involucrados. Los papás tienen menos probabilidades de asistir a reuniones de apoderados o consultas médicas. Los papás son a menudo “pobres en tiempo”. Esto puede deberse a compromisos laborales, pero también es una forma en que los papás pueden evitar escenarios emocionalmente difíciles. El resultado de esto es que los niños tienden a gravitar naturalmente hacia sus mamás.

Las nuevas mamás a menudo asisten a grupos de mamás para socializar durante los años difíciles de la atención temprana. Estos grupos tienen la ventaja adicional de permitir a las mamás compartir consejos sobre la crianza de los hijos y ver cómo otros manejan los obstáculos que conlleva la paternidad. No hay “grupos de papás” para enseñar estas habilidades a los hombres y no es de extrañar que los hombres en general simplemente no tengan la experiencia en esta área que las mujeres si tienen.

Cuando los niños se lastiman física o emocionalmente, generalmente son sus mamás, no sus papás, a quienes corren. No ayuda que los hombres a menudo se entrenan desde una edad temprana para suprimir las manifestaciones emocionales con frases como “los niños no lloran” son la norma en muchas familias.

Los papás de los niños en el Espectro Autista a menudo tienen más probabilidades de también vivir la condición, aunque en realidad el diagnóstico no es tan común. Si bien, en teoría, esto debería darle a los padres una forma de conectarse con sus hijos, lo contrario suele ser cierto. Los papás en el Espectro Autista a menudo carecen de las habilidades sociales para hablar de manera efectiva con sus hijos.

Si no tienes una conexión emocional fuerte con tus hijos, no puedes esperar que puedan comunicarte sus sentimientos.

Los papás necesitan interactuar más en los primeros años. Deben darse cuenta de que sus habilidades de comunicación papá-hijo solo pueden perfeccionarse con años de uso y práctica, y si están en el Espectro Autista, deben reconocer esto en sí mismos y usar sus “diferencias” compartidas para comunicarse mejor con sus hijos.

Mamás Que Crean Muros En Vez De Puentes

Si bien no estar involucrados en la vida de sus hijos es una de las razones detrás de las dificultades de los papás, también está el problema de las mamás que simplemente no pueden compartir a sus hijos. Es sorprendentemente común encontrar mamás que simplemente no entreguen las riendas a sus cónyuges en lo que respecta a sus hijos. Este es particularmente el caso donde los niños están en el Espectro Autista.

Las mamás a menudo se molestarán por el enfoque diferente que los papás aportan a las situaciones y lo verán como el papá “echa a perder la rutina”. No ayuda que los psicólogos le estén diciendo a las mamás que sus hijos en el Espectro Autista necesitan reglas y estructuras estrictas. Esto lleva a argumentos y exclusión general de los papás a edades tempranas.
Si bien puede ser cierto que los papás sean menos importantes que las mamás en esos primeros años, el equilibrio cambia considerablemente a medida que los niños crecen y si los papás no tienen la oportunidad de establecer conexiones cuando sus hijos son pequeños, es posible que no se desarrollen en absoluto cuando crezcan.

Si bien la “maternidad excesiva” puede crear una sensación de calma y protección que calma a los niños, también puede retrasar significativamente su desarrollo. Dos padres, independientemente del género, siempre serán más efectivos que uno.

Reduciendo El Problema De La Rebelión

Hay algunas cosas que provocan rebelión en los adolescentes. Mala comunicación, percepción de injusticia, falta de disciplina y debilidad de autoridad.

I) Mejorando la comunicación: La mala comunicación ocurre cuando tus hijos no sienten que pueden discutir las cosas contigo. Debes trabajar duro para mantener los canales de comunicación abiertos en todo momento. Esto significa que a veces tendrás que reprimir tu espanto o enojo ante las expresiones, opiniones, planes o acciones de tu hijo adolescente. A veces tienes que “callarte” y no ser negativo sobre las cosas, incluso si sabes que se están metiendo en problemas.

Es mejor discutir las cosas con calma y ofrecer opciones con la esperanza de que tus hijos adolescentes se hagan cargo de los riesgos. No siempre podrás cambiar sus opiniones, pero elige tus batallas. Después de todo, el fracaso es una parte igual de importante del aprendizaje como el éxito. No puedes proteger a tu hijo de todo, así que elige protegerlo de las cosas que son realmente peligrosas en lugar de los errores más simples de la vida.

II) Mejorando la equidad: La percepción de injusticia es posiblemente el mayor motivador para la rebelión y, de hecho, la “revolución” en el mundo. Sin embargo, cuando se trata de adolescentes, las cosas en realidad no necesitan ser injustas, solo necesitan ser percibidas como tales.

Escucha a tus hijos y toma nota de sus percepciones de injusticia. Esto generalmente aparece en declaraciones como; “pero los padres de (X) le permitieron ir” o “todos los demás tienen uno” o “todos mis amigos pueden quedarse despiertos hasta tarde“.

Obviamente, no puedes relajar las reglas por completo, pero siempre debes considerar lo que otras personas están haciendo y preguntar si tus reglas siguen siendo válidas. ¿Son arbitrarias o brindan protección? ¿Están en los niveles correctos para la edad de tu hijo?

¿Hay alguna forma de que tal vez puedas ceder? Si tu hijo quiere asistir a un evento, ¿puedes estar allí (o estar cerca) para dejarlo y recogerlo?

A veces, incluso admitir que comprendes que algo no es justo y preguntarles a tus hijos qué creen que puedes hacer al respecto ayudará. Este es particularmente el caso cuando se trata de artículos y actividades que simplemente no puedes pagar. Tu hijo puede estar motivado a conseguir un trabajo para ayudarte a pagar los gastos.

No siempre puedes hacer que las cosas sean justas, pero puedes alterar la percepción de injusticia para que tus hijos adolescentes no te resientan por eso.

III) El arte de la disciplina: Cada vez que alguien menciona disciplina, todos parecen pensar en golpear a los niños. Es falso. Y terrible.

La disciplina proviene de la palabra latina “discipulus“, que significa “estudiante, aprendiz o seguidor”. Necesitamos hacer buenos “discípulos” de nuestros hijos dándoles excelentes modelos a seguir y lecciones de vida útiles y fáciles de repetir.

Si tus hijos adolescentes se rebelan, entonces rechazarán tus enseñanzas. Debes retroceder unos pasos y preguntarte qué hay de malo en tus enseñanzas;

  • ¿Estás tratando de darles el mensaje equivocado? ¿O uno que no quieren escuchar?
  • ¿Eres un buen modelo a seguir, practicas lo que predicas?
  • ¿Tienes sabiduría “desde el corazón” o “desde la experiencia” que puedes impartir?
  • ¿Aprenderán quizás de su comportamiento rebelde?
  • ¿Estás siendo fácil de escuchar? Si no, quizás encuentre algo más que hacer con su hijo adolescente mientras habla.

La disciplina significa no solo tener un buen estudiante que esté dispuesto a escuchar. Significa tener un buen maestro que esté dispuesto a mirar la imagen más amplia y aceptar opiniones fuera de la suya.

IV) Mantener la autoridad: A veces es difícil ver cómo dejar espacio para la exploración en la disciplina sigue manteniendo la autoridad, pero lo es.

Si prohíbes por completo un comportamiento específico y tu hijo adolescente lo hace de todos modos, ya no tienes autoridad y debes considerar las opciones de castigo para recuperarla. Si desanimas un comportamiento mientras hablas sobre él y tal vez permites una exploración controlada, entonces nunca renunciarás a tu posición de autoridad. Las transgresiones menores no necesitan ser castigadas, sino que pueden convertirse en la base de discusiones y lecciones.

El otro elemento clave para mantener la autoridad es garantizar que ambos padres se apoyen mutuamente. Si se ve que está en desacuerdo con una de las decisiones de tu cónyuge, tus hijos se aprovecharán por completo esa debilidad.

La mejor manera de avanzar como pareja es asegurarse de que discutan los problemas antes de que surjan o antes de intervenirlos.

Si tu hijo adolescente te confronta con una idea con la que te sientes incómodo, una de los mejores estrategias es decir; “No estoy seguro y tendré que pensarlo. ¿Puedes dejarlo conmigo para que pueda discutirlo con tu mamá/papá cuando lleguen a casa?” Esto te dará algo de tiempo y te permitirá obtener una respuesta integral y un frente unificado.

Si estás utilizando esta técnica, encuentra una forma de contactar a tu cónyuge para informarles que no deben dar una respuesta directa (todavía). Esto es importante, especialmente si tus hijos tienden a preguntarle al otro padre si no obtienen una respuesta satisfactoria del primero.

La autoridad y el respeto hacia ésta se mantienen mejor teniendo un frente unificado y evitando respuestas negativas directas. Trata de encontrar formas de ceder para que todos obtengan un poco de lo que quieren y no haya necesidad de desafíos directos a la autoridad.

V) Manteniendo la paz: Es natural que los adolescentes se rebelen contra sus padres. Esto se manifestará en sus palabras y acciones. Deberás asegurarte de tener una lista de “NOs absolutos”, donde un comportamiento específico simplemente no está permitido y se deben pedir disculpas. La violencia, el daño a la propiedad y los insultos son buenos “NOs absolutos” y deberá asegurarse de que todos los miembros del hogar, incluidos los padres, cumplan con esas reglas.

Más allá de eso, los padres, especialmente los papás, deben tratar de acercarse a sus hijos a edades más tempranas. Es importante poder relacionarse con ellos para que puedan llevar sus quejas ante ti en lugar de en sus propias manos.

Cuando enseñes e impongas límites a tus hijos, asegúrate de pensar si lo que estás pidiendo es justo y si se aplica a todos. Prepárate para ceder en lugar de dar un “NO” absoluto como tu respuesta.

Fuente: Bolland, G. (2020). Fatherhood and Teens on the Spectrum who Rebel. Life With Asperger’s. Recuperado de (https://life-with-aspergers.blogspot.com/2020/02/fatherhood-and-teens-on-spectrum-who.html). Traducido por Maximiliano Bravo

Manejo Del Tiempo En El Espectro Autista

Una de las dificultades mas recurrentes de las personas en el Espectro Autista es organizar su propio tiempo. Esto se debe a que las personas que viven la condición a menudo tienen dificultades en el área de función ejecutiva. Tienen dificultades para planificar su día o estimar cuánto tiempo llevará una tarea. También se distraen muy fácilmente.

El manejo del tiempo es una habilidad crucial, particularmente después de que tu hijo/a haya terminado su enseñanza obligatoria y se espera que se haga cargo de su propio día.

En este artículo, veremos algunas de las razones por las cuales falla el manejo del tiempo y algunos de los cambios que podemos hacer para para ser mejores en eso.

¿Quién organiza tu tiempo?

En tus infancia o adolescencia, manejas muy poco tu tiempo y generalmente son tus padres quienes activan las alarmas y te sacan de la cama, te llaman para que te vistas, sigan la rutina del desayuno, te empujen al auto y te dejen en el colegio.

Una vez en el colegio, estás a merced del horario, pero aparte de llevar los libros correctos a las clases correctas a tiempo, se requiere muy poca planificación de tu parte.

Idealmente, la gestión del tiempo en los años escolares debe comenzar siendo responsabilidad exclusiva de los padres y los profesores, pero debe pasar gradualmente a los alumnos a medida que pasan los años. Esto a menudo no sucede para los niños en el Espectro Autista y, como resultado, muchos de ellos no desarrollan las habilidades que necesitan.

Obstáculos Para El Manejo Del Tiempo

Existen muchos obstáculos para un buen manejo del tiempo que se aplican a todos, especialmente a los adolescentes. Estos incluyen un deseo de dormir, una sensación poco desarrollada de cuánto tardan las cosas y el aburrimiento general cuando se trata de trabajar. Todos tienen los obstáculos comunes antes mencionados, pero otros obstáculos se aplican particularmente a las personas en el Espectro Autista.Intereses especiales y distracciones

I) Intereses Especiales Y Distracciones: Las personas en el Espectro Autista están mucho más inclinadas a distraerse con las cosas, particularmente los intereses especiales y perder todo sentido del tiempo. Esto no es algo de lo que creces; Es algo que las personas en el Espectro Autista necesitan para esforzarse continuamente durante toda su vida.

II) Asumir Que Las Condiciones Serán Perfectas: Las personas en el Espectro Autista, desafortunadamente, olvidan tener en cuenta los cambios. Por ejemplo, la idea de que el metro esta mas o menos lleno en diferentes horas del día o tener un cambio extra de ropa tras derramar un poco de café en tu camisa.

III) Perfeccionismo: Esforzarse por alcanzar la perfección lamentablemente no significa que tu hijo/a en el Espectro Autista tendrá una habitación perfectamente ordenada o que su escritura será ordenada y legible. Parece haber un conjunto de reglas arbitrarias que rigen su idea de perfección y lo que está y no está incluido. A veces es bastante difícil saber cuándo parar y aceptar lo que has hecho como “lo mejor que puedes hacer en el tiempo que tienes”, pero es una habilidad que hay que aprender.

Estrategias Útiles

El manejo del tiempo es un área donde es fácil juzgar si estás o no estás mejorando. Si pasas de llegar siempre tarde a veces tarde, es una mejora. Es simple de medir y lo creas o no, no es demasiado difícil de mejorar.

I) Listas, Listas Y Mas Listas: A muchas personas en el Espectro Autista les va particularmente bien con las listas. Una lista les da una idea de lo que debe hacerse y, a veces, el orden en que debe hacerse. También puede incluir horarios en la lista o tener secciones separadas para la mañana, la tarde y la noche.

Las listas pueden estar en papel o electrónicas y hay mucha satisfacción al marcar las cosas de una lista como “hecho”. Para los niños, las listas también pueden vincularse a recompensas.

II) Tener Una Agenda: El cambio es particularmente difícil para las personas en el Espectro Autista y una de las mejores formas de mitigar el impacto del cambio es tener una advertencia anticipada de que está llegando.Tener una agenda es la mejor manera de hacer esto.

El objetivo de una agenda es detallar los puntos principales de su día, incluso cuándo se espera que sucedan las cosas y qué se necesita en ese momento en particular.

Una agenda típica para tu hijo/a podría ser una en la que enumere el desayuno, el traslado al colegio, las clases de la mañana el recreo (primera hora), las clases de la mañana (segunda hora), el almuerzo y las clases de la tarde. Luego, enumera cualquier actividad extracurricular, cambios de ropa y viajes. Menciona la cena, las horas frente al televisión o el computador y la hora de dormir.

Idealmente, la agenda debe estar preparada un día antes y tu debes revisar cada uno de los elementos con tu hijo/a para determinar qué necesitan.

III) No Te Distraigas. Fija Plazos: Como persona en el Espectro Autista, debes ser muy consciente de las cosas que te distraen y debes tomar medidas para evitarlas en momentos en que tu horario es apretado.

Una de las mejores maneras de minimizar la distracción es establecer un tiempo límite. Por ejemplo, si tu decides mirar vídeos de YouTube, primero mira el reloj de tu computador y decide cuándo tienes que cerrar YouTube: no es fácil y a veces puedes olvidarte por completo de mirar el reloj, pero aún así no te rindas.

El manejo del tiempo es un problema para todos, pero con intereses especiales, problemas con el cambio y problemas de perfección, puede ser un problema particular para las personas en el Espectro Autista.

Sin embargo, eso puede ser controlado, con mucha práctica, mucha preparación y evitando cuidadosamente las distracciones.

Fuente: Bolland, G. (2018). Time Management on the Autism Spectrum. Life With Aspergers. Recuperado de (https://life-with-aspergers.blogspot.com/2018/12/time-management-on-autism-spectrum.html). Traducido por Maximiliano Bravo.

Usando La Inflexibilidad Para Enseñar La Flexibilidad

Los jóvenes en el Espectro Autista a menudo tienen diferencias en sus habilidades de flexibilidad. A veces, estos se denominan “problemas de flexibilidad” o “rigidez cognitiva y conductual”. Ciertamente, estas diferencias pueden obstaculizar muchas situaciones cotidianas, como las interacciones sociales, la transición a actividades menos preferidas, el manejo de las diferencias/cambios y pensamiento flexible (pensamiento de “panorama completo”). Pero estas diferencias en flexibilidad también pueden ser la clave para ayudar a los jóvenes en el Espectro Autista a “atascarse” en ser más flexibles y usar el pensamiento de panorama completo.

A continuación hay algunos consejos y expresiones lingüísticas para usar en tu vida cotidiana que pueden ayudar a tu hijo/a a ser más flexible:

I) Celebrar Las Formas En Que La Inflexibilidad Es Útil: Los jóvenes en el Espectro Autista son muy buenos para “quedarse atascados” y ser menos flexibles. Aunque a menudo necesitamos ayudar a nuestros hijos a ser más flexibles, podemos celebrar igualmente su habilidad especial para quedarse atascados porque puede ser una gran fortaleza en muchas situaciones.

Por ejemplo, ser capaz de enfocarse en ciertas actividades, temas o rutinas puede conducir a resultados positivos. Piense en el/la joven que se fija en un tema determinado (como la programación de computadoras) y se convierte en un/a verdadero/a experto/a. Temple Grandin es un gran ejemplo de una persona en el Espectro Autista que es una experta altamente valorada por su profundo conocimiento en un área, en su caso, cómo construir mataderos humanitarios.

La inflexibilidad también impulsa la persistencia y la perseverancia. La “rueda chirriante” que hace las cosas a menudo es una persona que se apega a algo que es importante y no se desanima.

II) Enseñar Habilidades Para Distinguir Entre La Inflexibilidad Útil Y La Inflexibilidad Perjudicial: Con un poco de entrenamiento, los adolescentes en el Espectro Autista pueden aprender a aprovechar su capacidad de perfeccionar algo para desarrollar otros hábitos positivos, incluida la capacidad de quedarse atascados en la flexibilidad. En otras palabras, podemos ayudarlos a desarrollar su autoconciencia y el hábito de notar su tendencia a atascarse, para que puedan tomar decisiones sobre si quedarse atascados en un determinado tema o actividad les ayuda a ganar o perder poder en su vida. Entonces podemos ayudarlos a aprender a distinguir entre la inflexibilidad útil y la inflexibilidad perjudicial.

III) Reconocer Que Una Persona Con Un Cerebro Inflexible Necesita Y Merece Adaptaciones: Al igual que una persona miope usa lentes o una persona con silla de ruedas obtiene una rampa de escaleras, una persona con inflexibilidad basada en el cerebro tiene derecho a adaptaciones básicas, como rutinas predecibles, horarios de actividades visuales, eliminación de transiciones innecesarias y advertencias de cambios futuros.

Estas son adaptaciones razonables, y es importante que las personas en el Espectro Autista aprendan a pedirlas con voz respetuosa pero firme. Modela esto primero y luego ayúdalos a hacer valer sus derechos por si mismos:

  • Ayudándoles a escribir una lista de adaptaciones útiles.
  • Juegos de rol para solicitar adaptaciones.
  • Ir con ellos para solicitar adaptaciones o redactar un correo electrónico con ellos, si lo necesitan.

IV) Ayuda A Un/a Joven A Desarrollar Pensamiento De Panorama Completo: Hay un tipo muy especial de “atascamiento” en el Espectro Autista, que llamamos “atascarse en los detalles”. Esto es cuando un/a joven que vive la condición se enfoca en los detalles, pero no necesariamente ve la idea principal o el panorama completo. Es posible que haya notado esto cuando una persona en el Espectro Autista lee un párrafo y puede contarle muchos hechos, pero se esfuerza por resumir el tema del párrafo. Atascarse en los detalles puede ser muy poderoso, pero si siempre estamos atascados en los detalles, entonces podríamos perdernos el panorama completo. Por esa razón, es importante ayudar a las personas en el Espectro Autista a darse cuenta cuando están atrapados en los detalles. Con el tiempo pueden adquirir el hábito de reconocer cuándo están enfocados en el nivel de detalle y aprender a alejarse para ver el panorama completo. Aquí hay algunas frases que puede usar para fomentar este tipo de pensamiento:

  • “Ese es un detalle maravilloso. Vamos a fijarnos en eso. Entonces podemos volver al panorama completo”.
  • “¡Que detalle mas interesante! ¿Cuánto tiempo deberíamos fijarnos en eso? ¿Treinta segundos o un minuto?
  • “¡Me encanta cómo notas los detalles! Y una vez que hayamos terminado con los detalles, podemos pasar al panorama completo”.

V) Enseña Habilidades Para Ser Mas Flexible Y Mantenerse En Control De Malos Sentimientos: Modela cómo el pensamiento flexible te ayuda a sobrellevar la frustración, los eventos inesperados, las demandas irrazonables o los momentos que demandan una gratificación tardía. Discute los desafíos de flexibilidad que encuentras. Trata de usar exactamente las mismas palabras o frases cada vez con todos en tu familia (incluso su cónyuge o suegro/a). Usa frases como:

  • “Atascado/a en un detalle”: “Estoy tan enojado/a que mi camisa se arruinó en el lavado. No estoy empacando para nuestro viaje mañana. ¿Pueden ayudarme a dejar de estar atascado en este detalle? ”O“ ¿Estamos atascados en un detalle? ”O“ ¿Cuál es el panorama general aquí? ”O“ ¿Esto es útil o está mal atascado? ”
  • “Plan B”: “Acabo de quemar la salsa de tomate. Necesito un plan B para la cena. ¿Qué tal una pizza? ”O“ ¿Cuál es tu plan B? ”O“ ¡Necesitamos un plan B! ”

Trabaja para mantener un espíritu de diversión y creatividad al usar estas frases e ideas. Si estas palabras y conceptos se usan como críticas o junto con sentimientos y castigos negativos, un/a joven en el Espectro Autista puede llegar a no gustarles. Queremos ayudar a nuestros hijos a enamorarse de la flexibilidad o, como mínimo, a verla como algo interesante y útil.

Como con cualquier cosa nueva, lograr que tus hijos se atasquen en este nueva costumbre llevará tiempo y persistencia. Muchos de nosotros encontramos estas ideas y habilidades útiles en nuestra propia vida adulta. Piensa en cómo puede aplicar estas habilidades para usted y sus propios desafíos, y luego el lenguaje le resultará natural a medida que lo uses con tu hijo/a.

Fuente: Kenworthy, L. & Strang, J. (2017). USE INFLEXIBILITY TO TEACH FLEXIBILITY. Research Autism. Recuperado de (https://researchautism.org/use-inflexibility-to-teach-flexibility/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Higiene Y Presentación Personal En El Espectro Autista

A medida que los niños en el Espectro Autista entran en la pubertad, las hormonas comienzan a funcionar, y eso puede ser un problema cuando se trata de estar limpios y presentables.

El gran problema es que tenemos dos tipos de glándulas sudoríparas. Las glándulas ecrinas están sobre nosotros y producen sudor limpio, relativamente inodoro. Sin embargo, en la adolescencia, nuestras glándulas apocrinas se ponen en marcha: estas glándulas, ubicadas principalmente en las axilas y la ingle, producen el tipo de sudor que asociamos con olor corporal. Un/a adolescente que no se lava es, para decirlo sin rodeos, un/a adolescente maloliente, y un/a adolescente maloliente tendrá dificultades para hacer amigos. Y desafortunadamente, este puede ser un proceso difícil de comprender para un/a adolescente en el Espectro Autista.

No todos los niños en el Espectro Autista tienen problemas con la higiene y la presentación personal, pero no es inusual, especialmente aquellos con necesidades menos complejas. ¿Que esta pasando? Algunos de los problemas son físicos y otros son sociales, pero no te preocupes, hay formas de lidiar con ambos.

I) Problemas sensoriales

Para un/a adolescente en el Espectro Autista, mantenerse limpio/a puede ser sorprendentemente incómodo. Aquí hay algunos problemas comunes, junto con posibles soluciones.

Problema: Tacto. Algunos niños en el Espectro Autista tienen piel muy sensible. La sensación del agua rociada de la ducha, un chorro frío de desodorante, el rechinar de las tijeras de peluquería, el pinchazo del cabello recortado que cae sobre la piel, las cerdas de los cepillos de dientes en dientes y encías sensibles: todo esto puede sentirse más incómodo que solo mantenerse sucio

Soluciones:

  • Prueba los baños en lugar de las duchas y mantén los cambios de temperatura al mínimo. Por ejemplo, mantén la temperatura de la habitación y la temperatura del agua aproximadamente, y quizás calienta las toallas.
  • Prueba con un champú y acondicionador 2 en 1: eso reduce la cantidad de frotamiento en el cuero cabelludo.
  • Usa lentes para proteger sus ojos del champú y el agua.
  • Los desodorantes roll-on son menos impactantes para la piel que los aerosoles.
  • Un cepillo de dientes eléctrico o uno con cerdas más suaves podría ser más fácil para la boca.

Problema: Olores. Un olor fuerte puede ser agobiante para alguien en el Espectro Autista. Si tienes un champú de cítricos o una pasta de dientes de menta, podrías removerlos del baño.

Soluciones:

  • Pruebe diferentes marcas de pasta de dientes y champú para ver cuáles prefieren.

Problema: Sabores. Probablemente no deberías comer la mayoría de los productos de higiene, pero la pasta de dientes es un problema. Más que eso, el sabor del agua en el grifo del baño podría estar causando un problema.

Soluciones:

  • Prueba diferentes pastas dentales. Las pastas dentales para bebés suelen tener un sabor más suave, por ejemplo. (Habla con tu dentista sobre esto. Las pastas dentales para bebés tienden a tener niveles más bajos de fluoruro que las marcas para adultos, por lo que no son ideales, pero si los sabores para adultos son realmente intolerables, entonces la pasta de dientes para bebés es mucho mejor que nada)
  • Si tu hijo/a puede beber agua de otros grifos de la casa, traiga un poco en una jarra o vaso. También puedes probar con agua filtrada o mineral para ver si son mejores. Escupir el exceso de pasta dental sin enjuagar también es una opción razonable.

Problema: Audición. El sonido del agua corriendo podría estar lastimando los oídos de su hijo o hija, o, alternativamente, podrían amarlo absolutamente e inundar el baño cuando le dé la espalda. También pueden estar molestos por el sonido de las tijeras de peluquería o una maquinilla de afeitar eléctrica.

Soluciones:

  • Toma un baño o llena el fregadero, y solo llama a tu hijo/a cuando esté listo/a.
  • Si necesitan correr agua sin ti, permítales usar auriculares con cancelación de ruido.
  • Para un piso, es posible que deba colocar un candado en la parte superior de la puerta del baño. A largo plazo, probablemente debería considerar las intervenciones conductuales para desalentar esto.
  • Experimenta con tijeras o maquinillas de afeitar de seguridad en lugar de las eléctricas.

Problema: Propiocepción. El Espectro Autista puede afectar su sentido del equilibrio y su capacidad de sentir lo que hace su cuerpo. Si no está seguro de su equilibrio, estar en una bañera resbaladiza da miedo.

Soluciones:

  • Algunos niños en el Espectro Autista prefieren lavarse en un lavabo o usar la ducha inclinada sobre la bañera. Si se mantienen limpios y esto funciona para ellos, una actitud de “Si no está roto, no lo arregles” puede ser todo lo que necesitas aquí.
  • Una silla que les permita sentarse en la ducha puede sentirse más segura. (Suponiendo que sea bueno y estable).
  • Para problemas de equilibrio más leves, podrían ser útiles los adhesivos antideslizantes en la bañera. Los lugares más fáciles para encontrar ayudas como estas son las tiendas en línea para personas discapacitadas y personas mayores.
  • Una alfombra de baño confiable en el piso puede evitar resbalones al salir de la bañera o la ducha.

II) Problemas de comprensión social

Para las personas que no están en el Espectro Autista, la idea de cómo nos vemos y olemos envía un mensaje a otras personas parece bastante obvia. Sin embargo, cuando un/a adolescente en el Espectro Autista, es posible que simplemente no se le haya ocurrido.

Desafortunadamente, los adolescentes en el Espectro Autista también son propensos a perderse las señales sociales más sutiles: una cara irónica o un comentario sarcástico simplemente pueden pasarlos por alto. De esta manera, sin darse cuenta, pueden dar la impresión de que no les importa cómo se encuentran o si su olor molesta a las personas, lo que hace que sea más difícil hacer amigos. Los adolescentes neurotípicos a menudo aún no han desarrollado la empatía y las habilidades sociales para ser amables con esas cosas, y un adolescente con mala higiene personal y/o malas habilidades de presentación es muy vulnerable al acoso escolar.

¿Qué hacer al respecto? Algunas ideas incluyen:

  • Tenga una rutina visual que cubra la limpieza durante todo el día. (Por ejemplo: mañana: lávese los dientes, báñese, póngase ropa limpia …) Si la rutina es particularmente útil para tu hijo/a, es posible que desee establecer momentos particulares del día para esto, aunque tenga cuidado con el posible estrés que podría vengan si no pueden hacerlo debido a interrupciones en el colegio, por ejemplo.
  • Tenga otra rutina visual que cubra cambiarse y lavar la ropa. Es posible que desee incluir factores tales como: cuántas veces usa cada tipo de prenda antes de ponerla en el cesto (por ejemplo, calzoncillos una vez, calcetines una vez, camisa dos veces); ‘Día de lavado’ cuando la ropa se lava; el proceso de poner la ropa en la lavadora, sacarla, secarla, plancharla, doblarla y guardarla; qué hacer si la ropa se ensucia antes del final del día. Si tu hijo/a puede lavar su propia ropa dependerá de la persona, pero trabaje con el hábito de mantener la ropa lavada en lugar de usar la misma cosa día tras día.
  • Divida las tareas de higiene personal en un conjunto de pasos para que sea más fácil de recordar, por ejemplo, use loo, rubor, pantalones, lavado de manos, manos secas. El uso de imágenes puede hacer que esto sea mucho más fácil de seguir para tu hijo/a.
  • Ten a mano kits de higiene para cada rutina, por ejemplo, una caja para el cepillo de dientes y la pasta, otra para el jabón y la toalla, y así sucesivamente. Puede incluir imágenes de estos en la rutina visual.
  • Usa un espejo para mostrarle a su hijo/a cuando están sucios. Puedes usar esto para el cuerpo: ‘Mira, tienes comida en la cara. Es hora de ir a lavarse “. O para la ropa.” Tienes pintura en el jersey. Necesita cambiar a uno limpio “.
  • Demuestra cómo hacer las cosas. Cuando se trata de cosas como ducharse, puede ser un poco incómodo para su modestia, y es posible que prefiera que un padre o cuidador del mismo sexo lo haga; sería más fácil que tu hijo/a lo siguiera de todos modos cuando se trata de cosas como mantener sus partes privadas limpias, pero si hay una gran cosa acerca de los niños en el Espectro Autista es que no van a pensar que eres raro o inapropiado por hacerlo. (Sin embargo, es posible que desee explicarle al médico de cabecera, trabajador social u otra autoridad confiable que está haciendo esto, en caso de que tu hijo/a lo mencione y alguien tenga la impresión equivocada).
  • Establece un temporizador para que la limpieza y el cuidado personal no se apresuren ni se alarguen.
  • Usa historias sociales para ayudar a tu hijo/a a entender por qué es importante. (Una historia social es una explicación, escrita en primera persona, que imparte una lección necesaria. Así, por ejemplo: cuando no me ducho regularmente, me veo sucio y huelo mal. Esto incomoda a la gente y no quiero hablar conmigo. Puedo ducharme todos los días y luego me veré limpio y oleré bien. La gente estará contenta conmigo y me sentiré orgullosa porque me estoy cuidando bien.)
  • Al explicar las reglas, no te olvides de incluir otros comportamientos que podrían estar bajo el título de “sucios” a posibles agresores o depredadores. En público, cosas como tirarse pedos, hablar sobre orinar o defecar, o quitarse la ropa en público no son nada, y esto puede necesitar una explicación detallada.
  • Habla con el colegio de tu hijo/a y vea si pueden organizar alguna capacitación útil en habilidades sociales.

III) Chicos y chicas

Los niños y las niñas tienen necesidades diferentes cuando se trata de la pubertad, y aunque algunos de nosotros podemos sentirnos incómodos al hablar de ellos, es mejor superarlo y ser claros para que tu hijo/a esté bien equipado para lidiar con las cosas.

Consejos Para Los Chicos:

  • Enséñale sobre los sueños húmedos; si no lo haces, existe la posibilidad de que piense que mojó la cama y se asuste o se avergüence de decírtelo. Hazle saber que es normal, asócialo con cosas reales como el crecimiento de vello corporal y la estatura, y enséñale qué hacer cuando sucedan, por ejemplo, cambiar sábanas o ropa interior y lavar sus partes privadas. Es posible que desee utilizar imágenes para explicar todo esto. Tu hijo no tiene control sobre si tiene no tiene sueños húmedos, por lo que es mejor estar lo más libre de vergüenza y calmado posible: dejar en claro que no son malos pero que son privados, y centrarse en cómo manejarlos apropiadamente.
  • Dé algunos consejos sobre cómo lidiar con las erecciones no deseadas, por ejemplo, quédese sentado y espere a que pase, o cubra su entrepierna con libros o una chaqueta para ocultarla. También puede buscar calzoncillos que le queden bien; las erecciones son menos obvias con los calzoncillos que con los pantalones holgados, pero dale libertad para elegir lo que sea cómodo. Es posible que necesite que deje en claro que necesita mantener las erecciones discretas en público para evitar atraer la atención negativa.
  • Ayúdale a aprender a afeitarse. Una imagen de la cara que muestre qué partes afeitarse puede facilitarle las cosas. Programe fechas en el calendario, permítale ver cómo se afeita un hombre mayor para que pueda tener la idea y apoyarlo mientras practica. Si se va por la borda con la crema de afeitar, los paquetes de viaje pueden ser útiles. Si tiene problemas sensoriales que hacen que una afeitadora eléctrica sea demasiado desagradable para él, habla con un terapeuta ocupacional: una navaja de afeitar o un manguito universal de afeitar podría ser más fácil de manejar.

Consejos Para Las Chicas:

  • El gran problema de higiene con las chicas es la menstruación. Muchas chicas encuentran que esta es un área de ansiedad significativa, estén o no estén en el Espectro Autista, por lo que probablemente sea una buena idea enseñarle a tu hija los conceptos básicos antes de que llegue su primera menstruación. De esa manera, comprenderá que es normal y que no está “sangrando” porque está herida.
  • Un calendario mensual visual puede ser una buena manera de hacerle saber cómo predecir su período, aunque también debe explicarle que la menstruación pueden ser irregular cuando comienza. Puede poner uno en la casa o hay calendarios de menstruación que puedes descargar en un tablet o smartphone.
  • Cuando se trata de lidiar con el flujo, las opciones son compresas, tampones o copas menstruales; a tu hija le gustaría elegir su propio contenedor discreto para guardar sus cosas. Las almohadillas requieren menos destreza motriz fina para manejar, por lo que si eso es un problema para tu hija, entonces podrían ser una opción más fácil, pero si su flujo es particularmente pesado o ella tiene otras afecciones médicas alrededor de su ciclo menstrual, una buena idea es hablar con el médico de cabecera.
  • Otro tema importante para las chicas es comenzar a usar sostén. La sensación puede llevar algo de tiempo acostumbrarse, especialmente si una chica tiene piel sensible, por lo que un buen plan es acostumbrarla a usar algo debajo de la ropa, como un sostén de entrenamiento o una camiseta sin mangas, antes de que se desarrolle hasta el punto de necesitar Un sostén completo. Una vez que vaya a comprar uno, busque una tienda que haga accesorios profesionales: la comodidad es clave aquí, por lo que lo que está buscando es algo que evite cosas como el encaje con picazón y los aros, y que encaja bien. Los sostenes pueden sudar, por lo que es posible que desees tener un horario visual para recordarle a su hija que se cambie el sostén y lave el sucio cada par de días.

La higiene y la presentación personal son áreas sensible en nuestra sociedad, y pueden ser difíciles de dominar para los adolescentes en el Espectro Autista. Sin embargo, con paciencia, apoyo y un rechazo constante a la vergüenza, puedes ayudar mucho a tu hijo/a, y el resultado podría ser una vida social mucho más segura y feliz.

Fuente: (2017). Hygiene. Ambitious About Autism. Recuperado de (https://www.ambitiousaboutautism.org.uk/understanding-autism/health/hygiene). Traducido por Maximiliano Bravo.

Espectro Autista e Imagen Corporal

Las personas en el Espectro Autista, particularmente las chicas que viven la condición, pueden ser más propensas a desarrollar desórdenes alimenticios y dismorfia corporal que sus contrapartes neurotípicas. Si bien la investigación sobre este fenómeno está creciendo, la intersección de estos problemas no se discute a menudo en el mundo del Espectro Autista, y mucho menos en la cultura contemporánea. ¿Los adolescentes en el Espectro Autista conocen los riesgos? ¿Sus padres los conocen? ¿Y dónde está la conexión?

Aunque la correlación entre el Espectro Autista y los desórdenes alimenticios puede parecer una coincidencia, no es necesariamente sorprendente para los que están familiarizados con ambos temas. Los desórdenes alimenticios se caracterizan por comportamientos obsesivo-compulsivos que rodean a los alimentos y al cuerpo, a menudo acompañados por dismorfia corporal. Una gran cantidad de chicas que no han sido diagnosticadas en el Espectro Autista en su infancia reciben su diagnóstico después de buscar ayuda para un desorden alimenticio, y alrededor del 20% de los pacientes diagnosticados con anorexia nerviosa se encuentran (sin saberlo) en el Espectro Autista.

Tony Attwood, quien se especializa en chicas en el Espectro Autista, dijo que debido al comportamiento ritualizado que conduce a una alimentación desordenada y, eventualmente, a un desorden alimenticio diagnosticable, las chicas en el Espectro Autista pueden obviamente ser muy propensas a deslizarse por esa pendiente resbaladiza. Un desorden alimenticio es una obsesión que se manifiesta de manera muy similar a un “interés especial” clásico del Espectro Autista, y el atractivo de la nutrición, el conteo de calorías y el vasto mundo seductor de las dietas pueden ser fascinantes para alguien vive la condición, que solo puede desarrollar la disyuntiva fija de un desorden alimenticio como resultado de su nueva obsesión. Sumando algunas alergias alimentarias y problemas sensoriales inherentes del Espectro Autista (haciendo que la comida sea complicada para empezar) y el perfeccionismo característico de la condición, y tendremos como resultado un/a paciente que se ajusta al perfil típico de una persona con riesgo de un desorden alimenticio.

Las personas en el Espectro Autista no solo son más orientadas a los detalles, perfeccionistas, obsesivo-compulsivas y propensas a las obsesiones que los neurotípicos, sino que la misma visión de mundo de las personas que viven la condición puede ponerlas en riesgo de sufrir dismorfia corporal. Se entiende comúnmente que las personas en el Espectro Autista tienen problemas con la abstracción (“pensamiento de panorama completo”) y, especialmente cuando interactúan con personas, ven las cosas como partes en lugar de un todo. La dismorfia corporal está marcado por un/a paciente que ve las partes individuales de su cuerpo en lugar de verlo como un todo completo. Cuando un/a paciente sin dismorfia corporal se mira en el espejo y ve una cara, un/a paciente con dismorfia corporal ve un ojo, otro ojo, una nariz, una boca, mejillas, etcétera. Esta es la misma forma en que una persona en el Espectro Autista naturalmente procesa visualmente una cara. El hecho de no juntar las partes lleva (o puede ser el resultado de) a centrarse en estas partes individuales, en lugar de ver cómo encajan en un contexto más amplio.

¿Alguna vez has conocido a alguien con una nariz grande, que odia su nariz, mientras crees que se adapta a ellos? Esto se debe a que es probable que esté procesando toda su cara como un todo, mientras que ellos se enfocan únicamente en su nariz, en lugar de ser parte de la imagen completa. Este fenómeno es la esencia de la dismorfia corporal, y el hecho de que las personas en el Espectro Autista, en cierto sentido, estén equipadas con una visión dismórfica del mundo, puede hacer que sean increíblemente propensas a la dismorfia corporal y al autodesprecio que ésto conlleva, especialmente para las chicas, quienes están inmersas desde la infancia en una sociedad donde su apariencia física es el aspecto más importante de su identidad y valor.

Es posible que los chicos en el Espectro Autista no estén sujetos a las mismas presiones sociales que afectan a las chicas, pero eso no significa que estén exentos de desórdenes alimenticios o dismorfia corporal. La presión cultural misógina puede alimentar el fuego, o ser el catalizador, para las chicas en el Espectro Autista, pero los chicos no están exentos de los problemas de autoestima física, y algunas veces simplemente interesarse en hacer dietas es suficiente para que un chico en el Espectro Autista acabe en la misma situación.

Ahora, nadie está diciendo que las personas en el Espectro Autista no pueden intentar bajar de peso de forma saludable, o no pueden aprender sobre nutrición, convertirse en nutricionistas o expertos en salud. Compartir esta información tiene menos que ver con mantener a las personas en el Espectro Autista alejadas de estos factores desencadenantes, y más que ver con la esperanza de educar a los niños en el Espectro Autista desde una edad temprana acerca de sus cuerpos. Muchas personas en el Espectro Autista, y muchos niños en general, no piensan mucho en sus cuerpos hasta que llega la pubertad.

Si tú eres padre (o madre) de un niña pequeña, entiende que la solución no es asegurarle a tu hija que es hermosa (de hecho, elogiar a las niñas por su belleza puede ser increíblemente dañino por muchas razones), sino enseñarle todo lo que hace su cuerpo. Enséñale a ella (o a él) sobre cómo y por qué las personas se ven diferentes, y sobre las variaciones naturales en la forma humana, ya sea gorda o delgada, nariz grande o pequeña. Por supuesto, estamos librando una batalla cuesta arriba contra nuestra cultura, pero la primera opinión de un/a niño/a sobre su cuerpo no debe ser que no les guste.

Y si tú eres un/a adolescente en el Espectro Autista (o preadolescente o adulto) que se fija en su cuerpo y en sus partes individuales, entiende que esto es normal. No hay nada malo contigo. Somos más que nuestros cuerpos, y la belleza no es un impuesto que debemos pagar para existir. Entiende que tú no eres tu apariencia y que tu apariencia es más que tus características individuales.

Fuente: Lindsmith K. (2018). Body Image and Autism. The Artism Spectrum. Recuperado de (https://kirstenlindsmith.wordpress.com/2018/08/27/body-image-and-autism/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Consejos Para Construir y Fortalecer la Autoestima de los Adolescentes en el Espectro Autista


Si tienes un/a hijo/a adolescente en el Espectro Autista, no te sorprendes que las personas con dicha condición tienen muchas dificultades sociales. Los adolescentes en el Espectro Autista tienden a mantenerse solos, usualmente tienen modales únicos y les cuesta la interacción social, lo que aumenta su riesgo de sufrir abuso y exclusión de parte de sus pares. Es por eso que la autoestima en adolescentes en el Espectro Autista requiere un alto nivel de atención.

Las dificultades particulares de los adolescentes en el Espectro Autista requieren que los padres brinden atención especial a ciertas áreas en las que los padres de niños “típicos” no tienen que concentrarse tanto. Si bien la autoestima siempre es importante en los adolescentes, las personas en el Espectro Autista exigen una mayor ayuda.

¿Cómo inspirar la autoestima en adolescentes en el Espectro Autista?

Si bien la autoestima en adolescentes en el Espectro Autista puede ser un área problemática, no es imposible. Pero aquí está la parte difícil: no puedes obligar a tu hijo/a en el Espectro Autista a trabajar en sus habilidades sociales.

Ir a la terapia tendrá un efecto limitado, si tu hijo/a adolescente no siente la necesidad de hacer cambios, no lo hará. Y obligarlos a esforzarse más para hacer amigos e interactuar con sus pares a menudo será respondido con una rebelión y disminuirá su autoestima aún más.

Aquí hay algunos consejos sobre cómo inspirar la autoestima en adolescentes en el Espectro Autista;

I) Dificultades vs rasgos de personalidad: Si bien tu hijo/a adolescente puede tener varios problemas en la interacción social, también puede desviarse de lo “típico” en formas perfectamente normales. No está mal estar interesado en un tema inusual, tener un extraño sentido del humor o preferir quedarse en casa en lugar de ir a una fiesta. Es importante para ti discernir entre comportamientos derivados de personalidad frente a comportamientos derivados de dificultades.

II) Intenta controlar en tus frustraciones: Sé que puede ser frustrante ver que tu hijo/a tiene problemas para hacer amigos y ni siquiera lo reconocen, pero puede que todavía no sea obvio para ellos. Ahora, puedes romper el tema preguntándoles si han hablado con alguien nuevo o han hecho amigos en la escuela, pero cuando la respuesta no es lo que esperas, trata de no enojarte. Eso solo les hará sentir que no son suficientes, lo que empeora la autoestima en los adolescentes en el Espectro Autista.

III) Dales recursos: La mayoría de los adolescentes en el Espectro Autista piensan de manera muy estricta y lógica. Es posible que tu hijo/a haya llegado a la conclusión de que es imposible para ellos hacer amigos. Para demostrar que esto es incorrecto, tal vez dales un ejemplo de alguien en el Espectro Autista que tenga amistades cercanas y luego pregúnteles si les gustaría algunos recursos que podrían ayudarles a desarrollar mejores habilidades sociales.

IV) Sé paciente, reconoce las pequeñas victorias: Se necesita tiempo y práctica para mejorar las habilidades sociales. Puede sentir que te estás moviendo a paso de caracol, pero es importante reconocer pequeñas victorias y mantenerte positivo. Digamos que tú sales a cenar y tu hijo/a adolescente saluda a la anfitriona en el frente, que puede parecer nada, pero si nunca lo han hecho antes, es importante reconocer con elogios.

En general, todo lo que puedes hacer es brindar amor, apoyo y oportunidades para que tu hijo/a avance. Esta combinación de factores crea un ambiente perfecto para desarrollar la autoestima en adolescentes en el Espectro Autista.

Fuente: Day, G. (2018). Tips for Building and Strengthening Self Esteem in Autistic Teens. Discover Seven Stars. Recuperado de (https://discoversevenstars.com/blog/tips-build-self-esteem-in-autistic-teens/). Traducido por Maximiliano Bravo.

8 Consejos para Hablar con tus Hijos Adolescentes Sobre el Sexteo y la Sextorsión

Los avances tecnológicos de hoy en día benefician al mundo de innumerables formas. Sin embargo, con estos beneficios también vienen algunos riesgos. Por ejemplo, el sexteo y la sextorsión, especialmente entre los adolescentes e incluso preadolescentes, es un riesgo que está aumentando en forma explosiva. Comprender qué significan estos conceptos y cómo hablar con tus hijos adolescentes sobre ellos es muy importante.

¿Qué es sexteo?

“Sexteo” es una expresión coloquial que combina sexo y mensajes de texto, se usa para describir la toma y el envío de fotos y videos sexualmente explícitos a través de mensajes de texto. También puede limitarse a la comunicación verbal, que consiste en mensajes sugerentes y abiertamente sexuales o descripciones de actos sexuales.

El sexteo entre dos adultos que expresan su consentimiento es perfectamente legal. Sin embargo, cuando hay menores de 18 años involucrados, las leyes de pornografía infantil y explotación sexual se violan fácilmente. Los adultos son procesados ​​por enviar mensajes sexualmente explícitos a menores de 18 años.

No obstante, los casos de menores de 18 años que envían contenido erótico a sus compañeros son cada vez más recurrentes. Las repercusiones legales del sexteo pueden ser bastante graves. Depende de padres bien educados y comprometidos vigilar y proteger a sus hijos.

¿Qué es sextorsión?

“Sextorsión” es otra expresión coloquial, que se refiere al delito de extorsión que se aplica a las fotos o vídeos sexuales que se envían a través de Internet o mensajes de texto. También es una forma de chantaje. Si dos personas se están sexteando, y una de esas personas amenaza a la otra con la distribución del contenido explícito, esto es sextorsión.

Muchas personas son víctimas de la sextorsión todos los días. El transgresor puede exigir dinero, sexo o algún tipo de servicio de la víctima a cambio de mantener las fotos confidenciales. Es una violación de la confianza y, según los psicólogos, una de las formas más traumáticas de maltrato emocional.

Si bien es común entre los adultos (como es evidente por el lanzamiento de las fotos o vídeos sexuales de celebridades), también es cada vez más común entre los adolescentes, e incluso preadolescentes, que se encuentran en relaciones poco sanas o en relaciones que se han desintegrado.

¿Cómo manejar el sexteo y la sextorsión?

La forma correcta de manejar el sexteo y la sextorsión depende de la edad de la víctima. Para el sexteo agravado, que es el acto de enviar fotos o vídeos sexualmente explícitos a otros sin su consentimiento o después de que la víctima le haya pedido al perpetrador que se detenga, existen leyes de protección. Los casos pueden presentarse como acoso sexual o incluso bajo estatutos de extorsión.

Las leyes sobre sexteo de menores no siempre han estado al día con los avances tecnológicos. También varían según el país, y con frecuencia son procesados ​​por los estatutos de pornografía infantil. Si un/a joven envía, recibe o almacena material explícito de compañeros menores de edad, pueden ser acusados ​​de violaciones de pornografía infantil que conllevan fuertes sanciones. Es importante que los padres enseñen a sus hijos sobre las leyes de su país y que tengan esas difíciles pero necesarias discusiones sobre cómo navegar por el mundo digital.

Consejos para Padres e Hijos

I) Enfoque proactivo: Adopta un enfoque proactivo y comienza a analizar las ramificaciones del sexteo con tu hijo/a, utilizando un lenguaje apropiado para su edad.

II) Comunicación continua: Asegúrale a tu hijo/a que puede acudir a ti con preguntas, inquietudes y cualquier texto o imagen incómoda que reciba. Tú estarás allí para ayudarlos a navegar por los problemas virtuales y podrán confiar en ti para que los apoyes con sus inquietudes.

III) Hacer preguntas: ¿Sienten la presión de los demás para participar en tales actos o es parte de lo que creen que se espera de una relación romántica? Averigua qué piensan sobre el sexteo y por qué las personas lo hacen.

IV) Consecuencias inmediatas: Explícales las consecuencias legales y sociales que podrían ocurrir. Recuérdales que es extremadamente fácil para ellos perder el control de todo lo que comparten por Internet o por mensajes de texto.

V) Crear un plan de acción: Elimina las imágenes incómodas de todos los dispositivos. Si tu hijo/a ha enviado una imagen explícita, averigua dónde se envió y elimínala. También puedes solicitar que se eliminen las imágenes si han sido publicadas por otra persona en una cuenta de redes sociales.

VI) Discutir sobre el consentimiento: Hablen sobre el consentimiento y la confianza en las relaciones sanas. Recuérdales que no envíen mensajes explícitos que ven o reciben, sino que le informen a un adulto de confianza que puede ayudar a eliminarlos y ponerse en contacto con las personas adecuadas.

VII) Informar a la policía: Consulta las leyes sobre delitos informáticos de tu país. Es ilegal en muchos países que los adultos intercambien contenido sexual con un menor de edad incluso si no es un intercambio explícito de fotos.

VIII) Proporcionar recursos: Preparen algunos comentarios ingeniosos o utilicen sitios como Send This Instead para responder con mensajes divertidos o empoderantes a las solicitudes de fotos o mensajes explícitos.

Fuente: (2018). 8 Tips for Talking to Your Teen About Sexting and Sextortion. Bark. Recuperado de (https://www.bark.us/blog/8-tips-talking-teen-sexting-sextortion/). Traducido por Maximiliano Bravo.

10 Consejos Para Aprender a Conducir en el Espectro Autista

Aprender a conducir requerirá persistencia y la adquisición de varias habilidades nuevas, como capacidades de juicio rápido, tareas múltiples, flexibilidad para los cambios (especialmente durante la construcción) y comunicación no verbal con otros conductores. A las personas en el Espectro Autista les puede resultar difícil conducir, debido a problemas de ansiedad, discernimiento visual-espacial, tiempo de reacción y más. Pero, si bien la tarea de convertirse en un conductor experimentado puede parecer una tarea desalentadora, hay algunas cosas que puede hacer para asegurarse de que se convierta en el conductor experimentado que aspira a ser.

Felizmente, una vez que comienzas a conducir, incluso puedes descubrir que tienes ciertas habilidades que son un buen augurio para tus habilidades al volante, como la atención a los detalles y el estricto cumplimiento de las leyes de seguridad.

Solo alrededor de un tercio de las personas en el Espectro Autista sin discapacidad intelectual obtienen sus licencias para conducir antes de los 21 años. No todas las personas en el Espectro Autista desean conducir o son capaces de conducir, pero muchas lo hacen y lo son. Si te enganchas con este grupo, no dejes que tu ansiedad por aprender a conducir se lleve lo mejor de ti. En su lugar, échale un vistazo a los siguientes consejos y ve qué puedes hacer para que la experiencia sea un poco más fácil para ti.

I) Practica en tu auto (y en todas partes): ¡Una de las cosas más importantes que puedes hacer cuando aprendes a conducir es practicar! Mucho tiempo detrás del volante te llevará allí, pero también hay otras formas en que puedes practicar la conducción. Lee las reglas y consejos para conducir en tu tiempo libre, u observa a alguien más conduciendo y analizar sus acciones. Practica tus habilidades de planificación y de conciencia viso-espacial andando una bicicleta o cortando el pasto. La práctica fuera del auto puede ayudarte a sentirse más seguro para cuando sea el momento de practicar con las manos bien puestas en el volante.

II) Inscríbete en un curso de educación vial: Una vez que tengas algo de práctica de lectura y fuera del auto para aumentar tu confianza, inscríbete en un curso de educación vial para obtener la primicia de los expertos. Tus padres han conducido durante años y tienen mucha experiencia, pero la gente olvida las pequeñas cosas con el paso de lo años. Es posible que no sepan de memoria todas las reglas del camino, o que simplemente no sepan cómo darte las herramientas adecuadas para aprender a conducir. En cualquier caso, definitivamente tienes la oportunidad de beneficiarte de la guía experta de un instructor.

III) Comunícale tus necesidades a tu instructor: Ya sea que estés conduciendo un auto con un instructor o tus padres, esa persona necesitará saber cuáles son los desafíos únicos que enfrentas mientras conduces para poder ayudarte a tener éxito. Si quieres que no hablen a menos que sea necesario para que puedas concentrarte en el camino, diles eso. Si quieres que te recuerden los límites de velocidad u otra señalización hasta que te sientas cómodo con todas las múltiples instrucciones, hazles saber. Diles cómo aprendes para que puedan enseñarte mejor.

IV) Limita las distracciones: Como extensión del punto anterior, tanto tú como tu instructor o tus padres deben estar conscientes de las distracciones en el vehículo mientras conduces. Mantén la conversación al mínimo y la música a bajo volumen o apágala. También es posible que desees limitar la cantidad de pasajeros que llevas en el auto, ya que el nivel de ruido podría volverse agobiante. Una vez que tengas tu licencia, es posible que conducir solo te ayude a concentrarte mejor; no te sientas mal si nunca te sientes muy cómodo manejando con pasajeros.

V) Practica fuera del camino (pero todavía en el auto): Si recién comenzaste a conducir y no te sientes cómodo con el tráfico, trata de conducir por un estacionamiento vacío u otra área poco poblada, para no tener que preocuparte por atropellar a un peatón o chocar con otro vehículo. De esta manera, puedes concentrarte en las reglas del camino y el comportamiento de tu vehículo antes de agregar otras variables.

VI) Permanece en zonas familiares: Una vez que estás en el camino, aún puedes mantener baja tu ansiedad al permanecer en zonas familiares por un tiempo. Practica en tu vecindario o en una ruta que conozcas bien antes de aventurarte en nuevos lugares. Asegúrate de practicar en dichas zonas cuando oscurezca antes de trasladarte a lugares desconocidos por la noche, ya que encontrarás que conducir es una experiencia muy diferente cuando no tienes luz diurna como guía.

VII) Utiliza un GPS: Cuando sea el momento de aventurarte un poco más conduciendo por nuevas rutas, familiarizarte con el uso y la comprensión de las direcciones del GPS te será muy útil para que puedas concentrarte en la carretera y dejar la navegación en manos de alguien (o algo más). De esta manera, puedes practicar el uso de diferentes tipos de carreteras en diferentes niveles de tráfico sin el temor adicional de perderte en el camino.

VIII) Presta atención a las inclemencias del tiempo: Al igual que en la conducción nocturna, la conducción durante diferentes tipos de clima puede afectar en gran medida tu capacidad para conducir correctamente. Siempre ten cuidado al aventurarte en una nueva condición climática, y ten en cuenta que las precipitaciones o las heladas pueden hacer que las carreteras estén mojadas o resbaladizas, lo que requiere más tiempo para frenar y detenerte. La lluvia, la nieve y la oscuridad pueden disminuir la visibilidad, y el viento puede dificultar la conducción adecuada de tu auto. Ten en cuenta estos factores antes de encender el motor.

IX) Habla con tus compañeros: Si conoces a personas de tu misma edad que hayan aprendido recientemente a conducir, habla con ellos para obtener consejos, así como para conocer las dificultades que pueden haber tenido. Este enfoque tiene dos beneficios; en primer lugar, es probable que aprendas más información actualizada de alguien que acaba de aprender a conducir que de tus padres que no han recibido entrenamiento en décadas, y en segundo lugar, aprenderás que no eres el único tener dificultades para aprender a conducir.

X) ¡Sé tu mismo!: Como una persona en el Espectro Autista, es probable que tú no estés acostumbrado a lo que otras personas consideran “normal”, y eso está totalmente bien. Siempre y cuando estés a salvo y sigas todas las reglas del camino, no importa si haces las cosas de manera un poco diferente. Puede elegir no conducir cuando no es absolutamente necesario, o puede elegir nunca conducir con pasajeros para eliminar las distracciones. O tal vez lo que importa es que el asiento tiene que estar exactamente a la misma distancia del volante cada vez que conduzcas. Cualquiera que sea el caso, tener algo que haga que tu estilo de conducción sea un poco diferente está perfectamente bien. ¡Solo haz lo que te haga sentir cómodo y siéntete orgulloso de haber logrado esta difícil tarea!

Fuente: Nelson, E. (s.f.). 10 Tips for Learning to Drive with ASD. The Autism Site. Recuperado de (https://blog.theautismsite.greatergood.com/learn-to-drive/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Hablar de Sexo No Es Suficiente: ¿Cómo los Padres Pueden Enseñarles a Sus Hijos Adolescentes a Tener Sanas Relaciones de Pareja?

Los padres se inquietan durante años por tener “La Conversación” con sus hijos adolescentes. Esa conversación es, por supuesto, sobre sexo. Pero una cosa que se está perdiendo en esas conversaciones es cómo tener una sana relación de pareja. No es suficiente tener una conversación sobre sexo, también tenemos que hablar sobre el amor. Sin él, corremos el riesgo de que nuestros hijos adolescentes mantengan relaciones tóxicas, o se pierdan un aspecto realmente maravilloso de la vida.

Según un informe publicado por el proyecto Making Caring Common de la Facultad de Estudios de Postgrado en Educación de Harvard, los padres se preocupan mucho por la cultura del sexo casual, pero ignoran el hecho de que los jóvenes no están preparados para aprender a amar y desarrollar relaciones sanas.

“Toda esta área ha sido terriblemente descuidada”, dice Richard Weissbourd, un psicólogo de Harvard que dirige el proyecto Making Caring Common. Sin conversaciones sobre relaciones sanas, los padres también se niegan a enseñarles a sus hijos acerca de la misoginia y el acoso sexual. “Parece que los adultos no lo enfrentan directamente. Es preocupante”, agrega Weissbourd.

Si los padres piensan que sus hijos no quieren escucharlos, deberían reconsiderar: el 70% de los jóvenes entre 18 y 25 años que respondieron la encuesta del informe dijeron que querían más información de los padres sobre algún aspecto emocional de una relación romántica. Y el 65% dijo que quería orientación al respecto en una clase de biología o educación sexual en el colegio. Pero tanto los padres como los profesores parecen centrarse en la abstinencia o cómo evitar embarazos no planificados y enfermedades de transmisión sexual. Al hacerlo, los padres se pierden conversaciones importantes sobre cómo amar y ser amados.

Aquí, Weissbourd y los autores del informe ofrecen 5 formas de enseñarles a los adolescentes y adultos jóvenes sobre las relaciones sanas:

I) Sé Un/a Filósofo/a del Romance

  • La Razón: Los jóvenes y los adultos entienden cosas muy diferentes cuando dicen que están enamorados. Debido a que nuestra comprensión del amor es vaga y variada, los jóvenes pueden confundir el amor con el enamoramiento, la lujuria, la idolatría o la obsesión. Pueden pensar, por ejemplo, que están enamorados de alguien porque no pueden dejar de pensar en él/ella. O pueden confundir el amor con el aumento en la autoestima que experimentan cuando alguien está románticamente interesado/a en ellos.
  • Intenta Esto: Habla con tu hijo/a sobre las muchas formas del amor. Explica a qué te refieres cuando dices que estás enamorado/a de alguien. Deja que tu hijo/a comprenda que puede definir estar enamorado/a de forma diferente que otra persona y que no existe una definición correcta de estar enamorado/a. Pero hay formas de saber si los sentimientos intensos hacia otra persona pueden llevar a relaciones sentimentales sanas o tóxicas. Explora con tu hijo/a adolescente por qué y cómo el amor puede cambiar el curso de nuestras vidas.
  • También: Pregúntale a tu hijo/a cómo piensa sobre los diferentes tipos de sentimientos intensos hacia alguien. Háblale acerca de cómo las personas pueden sentirse atraídas por otras personas por una variedad de motivos positivos y negativos, y discutan la importancia de comprender por qué tu hijo/a adolescente podría sentirse atraído por otra persona. ¿Se sienten atraídos por alguien, al menos en parte, porque son amables, generosos y honestos? ¿O se sienten atraídos por alguien porque esa persona parece inalcanzable o los maltrata de alguna manera? Discutir estas preguntas puede brindarles herramientas para determinar si una relación es sana o tóxica.

II) Habla Sobre las Señales Que Distinguen Una Relación Sana de una Relación Tóxica

  • La Razón: Los adolescentes pueden no saber si están en una relación sana o tóxica. También pueden estar inseguros si sus preocupaciones, sentimientos de decepción o críticas hacia su pareja son normales.
  • Intenta Esto: Ejemplos de relaciones sanas y tóxicas están en todas partes. Habla con tu hijo/a adolescente sobre las parejas que ambos conocen, y las representaciones de las relaciones de pareja en los medios. ¿Cuáles son sanas? ¿Cuáles son tóxicas? ¿Por qué? Si tu hijo/a adolescente está en una relación, puedes preguntar si les hace más o menos respetuosos, esperanzados, afectuosos y generosos.

III) Habla Sobre las Habilidades Necesarias para Mantener Una Relación Sana

  • La Razón: Mantener una relación sana requiere una variedad de habilidades, incluyendo la capacidad de comunicarse de forma honesta y efectiva, para resolver problemas en forma conjunta, medir la ira y ser generosos. Las relaciones sanas también se benefician al poder tomar la perspectiva de tu pareja de una manera profunda y dar un paso atrás y ver la relación y su dinámica, fortalezas y desafíos.
  • Intenta Esto: Conversa con tu hijo/a sobre varios ejemplos de relaciones afectuosas y maravillosas. Estos ejemplos pueden ser de familiares o amigos que crees que tienen relaciones románticas maduras, o podrían ser parejas retratadas en libros, televisión y películas. Puedes ver con tu hijo/a adolescente los matrimonios convincentes representados en los medios.

IV) Considera Compartir las Lecciones de tus Propias Relaciones de Pareja

  • La Razón: Podemos extraer nuestras experiencias para obtener ideas sobre el amor maduro e inmaduro, y por qué las relaciones funcionan o no funcionan. Los adolescentes a menudo están interesados ​​en nuestras experiencias, en parte porque están clasificando cómo son o no son como nosotros.
  • Intenta esto: Piensa en lo que tus relaciones te han enseñado. ¿Fueron sanas o tóxicas? ¿Qué actitudes o comportamientos cambiarías si pudieras? Comparte con tu hijo/a las lecciones que hayas aprendido sobre las habilidades, actitudes y sensibilidades que se necesitan para mantener una relación romántica sana.

V) Involucra a tus Hijos en Preguntas Éticas Conectadas con las Relaciones Amorosas

  • La Razón: Los alumnos de enseñanza media en adelante se lanzan enérgicamente a preguntas éticas sobre las relaciones amorosas. Por ejemplo; ¿Qué hago si sé que mi mejor amigo/a está engañando a su novio/a, que también es mi amigo/a? Reflexionar sobre tales preguntas puede ayudar a los jóvenes a desarrollar mejores relaciones, pero también ayudarlos a desarrollar habilidades de pensamiento crítico y resolución de problemas, y aprender a razonar éticamente cuando se trata de lealtades contradictorias, y hacer preguntas sobre los derechos humanos y la dignidad.
  • Intenta Esto: Junto con tu hijo/a, discutan cómo responder tales preguntas éticas. Comienza por escuchar cómo tu hijo/a respondería estas preguntas, luego comparte tus propias opiniones. A menudo no hay una respuesta correcta. Considera cómo resolver estos dilemas de manera justa, honesta y cuidadosa para todas las partes involucradas.

Fuente: Joyce, A. (2017). The sex talk isn’t enough: How parents can teach teens about healthy relationships. Stuff.co.nz. Recuperado de (https://www.stuff.co.nz/life-style/love-sex/92838049/the-sex-talk-isnt-enough-how-parents-can-teach-teens-about-healthy-relationships). Traducido por Maximiliano Bravo.

Los Adolescentes en el Espectro Autista Necesitan Acceso a una Mejor Educación Sexual

La intimidad es parte integral del ser humano. Hay beneficios bien documentados de tener relaciones sociales positivas, desde seguridad emocional hasta una buena salud mental. Aquellos que quieren relacionarse y no pueden lograrlo sufren de baja autoestima, depresión, soledad y aislamiento de la sociedad en general

Para los adolescentes, aprender a navegar el sexo y la sexualidad puede ser un campo minado. ¿Cómo averiguas los matices de la sexualidad sin experiencia? ¿Cómo te acercas a una posible pareja? Y una vez que lo haces, ¿cómo te comunicas con él o ella?

Este camino es especialmente complicado para los adolescentes en el Espectro Autista. Por ejemplo, los individuos que presentan esta condición tienden a reportar niveles más altos de abuso sexual que sus pares sin Espectro Autista. Y, sin embargo, existe una brecha entre lo que estos jóvenes necesitan y lo que las escuelas proporcionan. Según un estudio de 2012, las adolescentes en el Espectro Autista saben menos sobre el sexo que sus compañeros y tienen menos acceso a la educación sexual.

El investigador Steven Stagg en conjunto con su equipo de trabajo han estado documentando las experiencias de los adolescentes en el Espectro Autista en relación con el sexo, la sexualidad y las necesidades de educación sexual de sus escuelas. Su investigación sugiere que las escuelas deben proporcionar educación sexual adaptada a las necesidades de los adolescentes en el Espectro Autista.

Una propuesta para un programa curricular adecuado en el área de educación sexual, según Stagg, debe incluir tanto el contenido estándar, desde el desarrollo humano al sexo seguro, y la instrucción adicional sobre temas como cómo los adolescentes pueden expresar lo que sienten sus parejas potenciales y cómo decodificar insinuaciones y otro lenguaje utilizado para describir el sexo. Esta educación es vital para asegurar que estos adolescentes puedan acercarse a las relaciones de una manera segura, asertiva y sana.

I) Juegos de Roles:

Un error habitual sobre las personas en el Espectro Autista es creer que prefieren estar solos. La investigación realizada por Stagg sugiere que esto simplemente no es cierto.

En un estudio en proceso, por ejemplo, el equipo de Stagg realizó entrevistas relacionadas con el sexo y las relaciones con 40 adultos en el Espectro Autista. Sólo tres expresaron ambivalencia acerca de las relaciones de pareja, principalmente debido a las preocupaciones sobre cómo hacer frente a las necesidades de la otra persona. Casi la mitad de los encuestados no había tenido todavía una relación de pareja, pero expresaron un fuerte deseo de tener una.

A pesar del deseo de tener una relación de pareja, este grupo expresó un conocimiento limitado acerca de cómo conocer a alguien o mostrar su interés. Encontraron aterradora la idea de salir a un pub o una discoteque, y socializar con grupos de personas les provocaba mucha ansiedad. Algunos de ellos expresaron un desdén por las charlas informales, y otros admitieron que tenían poca idea de cómo entablar una conversación amena. También encontraron poco atractivo el uso de apps de citas  y dijeron que pensaban que había un peligro inherente en conocer a extraños.

La educación sexual podría ayudar a estas personas a sentirse confiadas en acercarse a otras personas mediante el juego de roles. Por ejemplo, podrían utilizar técnicas creadas por el fallecido Augusto Boal, un director de teatro brasileño que creó obras de teatro en las que el público podía participar.

En el contexto de la educación sexual, un actor desempeñaría el papel de una persona en el Espectro Autista y recrearía una de las experiencias de la vida real de esa persona, como tratar de hablar con alguien nuevo en un pub. La persona en el Espectro Autista entonces daría al actor nuevas direcciones, como “¿Qué pasa si le ofrezco un trago?“, permitiendo a la persona en el Espectro Autista probar muchas tácticas diferentes y presenciar posibles consecuencias, en un ambiente seguro.

II) Red de Asesoramiento:

Aunque los instructores pueden ayudar con algunos aspectos de la comunicación, es profundamente difícil enseñar a alguien a leer las intenciones y deseos de los demás. La mayoría de los adolescentes confían en sus pares para ayudarles a descifrar algunas de estas complejidades sociales.

Los adolescentes reciben retroalimentación de sus pares sobre cómo interactuar, conocer gente nueva y medir la conveniencia de una relación. Los adolescentes en el Espectro Autista les cuestan las relaciones así de cercanas, pero las clases de educación sexual podrían facilitar tal aprendizaje.

La investigación de Stagg sugiere que ellos desean esta orientación. Por ejemplo, un individuo en el estudio de Stagg comentó que las escuelas deben proporcionar a los estudiantes “las habilidades sobre cómo encontrar el tipo correcto de pareja.” Para lograr este objetivo, una escuela podría proporcionar una red de asesoramiento, incluyendo reuniones grupales regulares en las que los adolescentes en el Espectro Autista pueden compartir y reflexionar sobre sus experiencias. Las redes sociales podrían ampliar este apoyo.

Para la mayoría de los adolescentes, sus pares también llenan las lagunas, como ayudar a definir la jerga sexual. En el estudio de Stagg, otra participante comentó que oír “lenguaje sugestivo” de otros estudiantes la hizo sentirse excluida. Tampoco estaba segura de cómo decodificar las palabras que escuchó y dijo que su escuela debía explicar lo que la gente podría decir en un contexto sexual y lo que significan estos términos. Con este contexto, ella podría decidir involucrarse o no involucrarse.

Discusiones moderadas en una red de asesoramiento con sus pares podrían ayudar a abordar esa jerga y proporcionar un espacio seguro para que los estudiantes hagan preguntas sobre palabras desconocidas.

III) Diferentes Sexualidades:

Para ser efectiva, la educación sexual en las escuelas debe tener en cuenta que algunos en el Espectro Autista no se ajustan a los roles sexuales tradicionales. Cuando se entrevistó a 40 adultos jóvenes en el Espectro Autista como parte de un estudio en proceso, se encontró que el 20% se identificaba como gay o bisexual, más de lo que se informa en las encuestas nacionales de la población en general. La fluidez de género también puede ser más común en personas en el Espectro Autista: En un estudio que Stagg y su equipo realizaron este año (pero que aún no se ha publicado), encontraron una incidencia inusualmente alta de Espectro Autista y rasgos relacionado a dicho condición en individuos que se identifican como transexuales o no binarios.

A pesar de estos números altos, algunos personas en el Espectro Autista encuentran dificultades en aceptar diferentes sexualidades. Como un participante explicó: “Tengo una forma rígida de ver el mundo, y esto me impidió aceptar mi sexualidad. Me negaba a mí mismo porque tengo un pensamiento muy concreto en blanco y negro y no encajaba perfectamente“. Esta incapacidad temprana para aceptar su sexualidad e identificarse como un hombre gay llevó a la depresión severa y la admisión a un pabellón psiquiátrico.

De alguna manera, las personas en el Espectro Autista pueden incluso caer fuera de la gama cada vez mayor de identidades sexuales que vemos hoy en día, como gay, heterosexual, bisexual, pansexual y asexual. Por ejemplo, una de las participantes explicó que su maravillosa relación con otra chica en el Espectro Autista a menudo implicaba sentarse juntos durante un máximo de 10 horas leyendo en silencio o pasar horas discutiendo la historia de la Antigua Grecia.

El Espectro Autista representa una manera profundamente diferente de ver y estar en el mundo, y las personas en el Espectro Autista suelen gastar gran esfuerzo mental y físico simplemente tratando de parecer “normales”. La educación sexual en la escuela necesita alejarse de sugerir que las personas con autismo deben encajar, y en su lugar explorar alternativas a los tipos tradicionales de relaciones románticas.

IV) Vacíos de Conciencia:

El trabajo de Stagg y su equipo también sugiere que las personas en el Espectro Autista no siempre son conscientes de que son seres sexuales. Esta falta de autoconciencia se manifiesta tanto en las señales sexuales que emiten como en cómo pueden ser percibidas por otros.

Por ejemplo, dos participantes del estudio de Stagg informaron de comportamientos que podrían ser percibidos como acoso, como seguir continuamente a extraños, aunque no indicaron que entendieran cómo esto podría parecer amenazante. Uno de los participantes describió la situación así: “Literalmente la vi en la calle. Y luego casi la acosé.

No tener un sentido de la propia sexualidad puede ser perjudicial de otras maneras. Por ejemplo, las personas en el Espectro Autista tienen tres veces más probabilidades de experimentar abuso sexual en comparación con sus compañeros. En el estudio de Stagg, los participantes hablaron de momentos en que habían sido extremadamente vulnerables a exponerse a situaciones de abuso. Una mujer informó de que otros la habían emborrachado y la alentaron a tener relaciones sexuales con mujeres aunque ella no se identifica como lesbiana. En la entrevista, ella no parecía ser consciente de que estos incidentes podrían ser percibidos como alguien aprovechándose de ella.

Los educadores sexuales necesitan comprender estos vacíos de conciencia para crear confianza en los adolescentes en el Espectro Autista y protegerlos de ser daños y de dañar accidentalmente a los demás. Por ejemplo, los adolescentes en el Espectro Autista necesitan ser conscientes de la ley sobre temas como el acoso, que ellos mismos no pueden verlo como un problema. Su educación debe incluir lecciones sobre el lenguaje sexual y establecer distinciones entre comportamientos lúdicos y amenazantes. También se necesitan abordar los problemas del abuso y las señales de que una relación es abusiva.

Investigaciones como la de Stagg pueden ofrecer una visión de esta área y proporcionar las herramientas para la educación sexual eficaz para las personas en el Espectro Autista. Con el apoyo adecuado, los adolescentes en el Espectro Autista pueden sentirse más cómodos relacionándose con sus pares y explorando su sexualidad. Este apoyo les ayudará a desarrollar relaciones sanas y experimentar sus beneficios para su bienestar, autoestima y felicidad.

Fuente: Stagg, S. (2017). Adolescents with autism need access to better sex education. Autism Research News. Recuperado de (https://spectrumnews.org/opinion/viewpoint/adolescents-autism-need-access-better-sex-education/). Traducido por Maximiliano Bravo.