Aprovechando Al Máximo Las Consultas Médicas Remotas

Durante la actual pandemia del Coronavirus, si tiene preocupaciones sobre tu propia salud o la salud de los demás, se te dará una consulta remota con tu médico, ya sea por teléfono o video.

¿Por qué podría resultarle difícil una consulta médica remota?

Para muchas personas en el Espectro Autista una consulta remota tiene aspectos positivos. Puedes evitar el estrés de un largo traslado y del ambiente ajetreado y ruidoso de una clínica y puede estar en tu propio espacio seguro cuando hablas. Sin embargo, las conversaciones remotas pueden ser difíciles.

Probablemente sea más difícil tanto para ti como para el médico entender cómo se siente el otro o el ritmo al que debe ir la conversación. Pueden requerir más concentración que las conversaciones en persona. Es por eso que planificar lo que quieres decir y compartir tus necesidades con el médico puede ser muy útil.

¿Cómo puede aprovechar al máximo tu consulta remota?

I) Decide lo que te conviene – por teléfono o por video: Piensa si prefieres una videollamada o una consulta telefónica. Muchas personas en el Espectro Autista prefieren las consultas telefónicas porque es más fácil concentrarse sin tener que mirar a la cara a alguien, pero algunas personas prefieren ver a su médico. De cualquier forma, no debes dudar en dar a conocer tus deseos. La mayoría de los médicos deberían ser muy flexibles. Puede arreglar eso con el personal de recepción antes de tu consulta.

II) Haz una lista antes de la llamada: Antes de la consulta siempre vale la pena hacer una lista de las cosas clave que quieres preguntar, porque de lo contrario durante la conversación se pueden olvidar.

III) Encuentra un lugar tranquilo para hablar: Definitivamente vale la pena buscar un lugar tranquilo para la conversación donde no puedas distraerte, si esto es posible.

IV) Comparte tus necesidades por adelantado: Sé claro/a acerca de tus requisitos con el médico cuando comiences la llamada, como «por favor, hable más despacio para que pueda asegurarme de que entendí lo que está diciendo«.

V) Toma notas o graba la llamada: Es fácil olvidar lo que te dicen cuando te sientes bajo presión. Ten lápiz y papel disponibles para tomar notas durante tu consulta, o configura su teléfono para grabar el audio si te resulta más fácil.

VI) Solicita un resumen: Al final de tu consulta, no tengas miedo de pedirle a tu médico que resalte los puntos principales que necesitas prestar especial atención. Puedes preguntar algo como: «Antes de que terminemos, ¿puede decirme los puntos principales en los que debo enfocarme de esta cita?«

Fuente: Green, J. (2021). Make the most of a telephone health appointment. Autistica. Recuperado de (https://www.autistica.org.uk/what-is-autism/coronavirus/make-the-most-of-a-telephone-appointment). Traducido Por Maximiliano Bravo.

¿Todos Los Adultos En El Espectro Autista Quieren Trabajar Remotamente?

Trabajar remotamente suena genial, ¿no? No tienes que ponerte incómoda ropa de oficina. No tienes que desperdiciar los mejores años de tu vida atascado/a en el tráfico. No tienes que interactuar con colegas fastidiosos y supervisores difíciles de complacer.

La mayoría de las personas parece estar de acuerdo en que trabajar remotamente es «el sueño». Después de todo, estás en un ambiente tan familiar y acogedor que nunca tienes que quitarte el pijama.

Seguramente, si este es el «sueño» por el que tantos trabajadores neurotípicos luchan, entonces debe ser aún más codiciado por las personas en el Espectro Autista, ¿no? Después de todo, la percepción general de las personas que viven la condición es que no les gusta especialmente estar rodeados de personas; que prosperan en la soledad y el silencio. Es de “conocimiento común” que a las personas en el Espectro Autista no les gusta socializar, y que obligarlas a hacerlo es una receta para que colapsen y provoque algún tipo de disrupción. Lógicamente, entonces, no solo estarían más cómodos trabajando remotamente, sino que producirían un mejor trabajo.

Desafortunadamente, la verdad del asunto, como siempre, es mucho más complicada.

Lo primero que debe entenderse es que, si bien es común que las personas en el Espectro Autista se autoaíslen, esto no es necesariamente una indicación de que no quieren socializar. Más a menudo, es una indicación de que socializar es difícil. Hay una profunda diferencia entre no querer socializar y encontrar la socialización como una actividad difícil.

No Todo Lo Que Brilla Es Oro

El hecho triste es que muchas personas en el Espectro Autista desean desesperadamente socializar y hacer conexiones con las personas que los rodean, pero las dificultades con la comunicación, la sobrecarga sensorial de sus ambientes y los problemas para leer las señales hacen que sea increíblemente difícil hacerlo cómodamente. Con pocos recursos, las personas que viven la condición se aíslan a sí mismas en lugar de participar en las actividades sociales que tan desesperadamente desean. El resultado es una sensación crónica y aplastante de soledad, a menudo acompañada de sentimientos de depresión mientras se preguntan «¿Qué hay de malo conmigo?».

Afortunadamente, las cosas están mejorando, aunque lentamente. Las empresas son cada vez más conscientes de los beneficios que puede tener un equipo de trabajadores neurodivergentes y brindan las adaptaciones necesarias para integrar adecuadamente a las personas en el Espectro Autista en la fuerza laboral. Todavía no existen estándares establecidos, y el progreso se realiza en gran medida caso por caso, pero se está avanzando para encontrar formas de integrar mejor a los adultos que viven la condición en la fuerza laboral y en los ambientes sociales.

A pesar de las concepciones comunes, trabajar con otros realmente ayuda a las personas en el Espectro Autista de varias formas. No solo evita la soledad aplastante que sienten muchos de los que se aíslan a sí mismos, sino que también hace mucho bien para mejorar sus habilidades con la ayuda de la revisión y el aporte de sus compañeros, así como para mantener a los adultos que viven la condición en sus labores, que a veces puede ser difícil; especialmente si tienen una condición concurrente como el Déficit Atencional. Salir de casa e ir a trabajar también puede ayudar a los adultos en el Espectro Autista a establecer una rutina adecuada, lo que ayuda con la salud y el bienestar general. Una rutina establecida puede ayudar a organizar la vida a veces caótica de los adultos que viven la condición, especialmente si tienen dificultades de función ejecutiva.

Por desgracia, la situación laboral actual aparentemente ha deshecho gran parte del progreso que se ha visto en los últimos años.

Debido a la Pandemia del Coronavirus, muchos adultos en el Espectro Autista ahora se ven obligados a trabajar remotamente, solo comunicándose con sus colegas y supervisores a través de correo electrónico y llamadas ocasionales vía Zoom. La misma soledad aplastante que los adultos que viven la condición sintieron antes cuando se autoaislaron ahora ha empeorado significativamente ya que el aislamiento no solo se alienta, sino que en muchos lugares se impone por completo. Sin siquiera la oportunidad de volver a entrar en situaciones sociales, muchos en el Espectro Autista se encuentran al borde de la desesperación mientras lidian con una soledad aplastante de la que ahora ni siquiera se les permite escapar.

Además, según la evidencia anecdótica, los programas como Zoom o Google Meet no parecen ser ningún tipo de reemplazo viable para las interacciones en persona. De hecho, si bien las personas en el Espectro Autista pueden tener problemas para leer las señales faciales y el lenguaje corporal o comprender el tono de voz, el problema parece agravarse mucho cuando sus colegas se reducen a una pequeña mezcla de píxeles en una pantalla.

Consideraciones adicionales

Trabajar remotamente también tiene otras desventajas. Con plazos más flexibles viene una degradación de la rutina y los horarios, que puede tener graves efectos dominó en el resto de la vida de estos adultos. Sin una comunicación activa y una revisión por pares, la calidad del trabajo puede verse afectada. Y sin un ambiente estricto y dedicado para que las personas realicen su trabajo, las personas pueden distraerse con su cómodo ambiente.

Después de todo, dado que estás trabajando remotamente, solo tienes que entregar tu trabajo al final del día, en lugar de la fecha límite de las 17:00 horas. ¿No puedes tomarte un minuto para ver ese DVD que está en tu estante o leer ese libro que has estado posponiendo? O tal vez podría navegar por Internet sin ninguna de las consecuencias que podría enfrentar al ir al trabajo.

Distracciones como estas se vuelven aún más difíciles de manejar para los adultos en el Espectro Autista con condiciones concurrentes como el Déficit Atencional; algo que es increíblemente común.

Trabajar remotamente puede brindarte el beneficio de mantenerte en un ambiente cómodo y bajo tu control, pero no necesariamente te brinda un ambiente propicio para la productividad y la alta calidad del trabajo.

La verdad del asunto es que, si bien algunas personas en el Espectro Autista podrían trabajar mejor remotamente, son capaces de manejar sus distracciones y se sienten cómodos en la soledad, muchos que viven la condición consideran que esas condiciones laborales son más dañinas que cualquier otra cosa. Es una falacia suponer que todos los adultos en el Espectro Autista son un solo bloque cuando se trata de cualquier cosa en la vida.

Los adultos en el Espectro Autista deben poder salir y socializar, tanto en el contexto del trabajo como en el contexto del ocio. Continuar encerrándolos, en lugar de empoderarlos para que trabajen mejor, en muchos casos es simplemente reforzar la depresión.

Fuente: Purdy, W. (2021). Do all autistic adults want to work from home? Spectrum Fusion. Recuperado de (https://spectrumfusion.org/2021/11/do-all-autistic-adults-want-to-work-from-home/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

4 Beneficios Sorprendentes De La Comunicación Escrita Para Las Personas En El Espectro Autista

Tal como indica su nombre, este artículo analizará 4 ventajas significativas de la comunicación escrita para las personas en el Espectro Autista. Tener en cuenta estos beneficios te ayudará a facilitar las interacciones que podrían no ocurrir cara a cara.

¿Por Qué La Comunicación Online Tiene Mala Reputación?

¿Cuántas veces te han dicho: «¡Mírame a los ojos cuando te hablo!» Si tú estás en el Espectro Autista, obviamente has escuchado tales palabras en incontables ocasiones.

La mayoría de los neurotípicos valoran las no verbales que son intrínsecas a la interacción en persona. Sentimos que recibimos información más abundante, más piezas del rompecabezas, que con las palabras solas. La mirada en los ojos, la inclinación de la boca y la cadencia del habla nos invitan a una comprensión más profunda.

¿El/La hablante quiere decir lo que está diciendo? ¿Qué tan herido/a está él/ella por lo que pasó?

Nosotros unimos todas las pistas para navegar la interacción.

Y, sin embargo, ¿No es válido considerar las formas en que una persona en el Espectro Autista experimenta una mejor comunicación mediante mensajes de texto o correo electrónico que en persona?

Tengamos en cuenta las dificultades de diagnóstico que son parte del Espectro Autista en sí mismo, cosas como dificultades para navegar de un lado a otro del flujo conversacional, problemas para usar y comprender información no verbal y confusión con los matices sociales del lenguaje (como el sarcasmo).

4 Formas En Que La Palabra Escrita Facilita La Comunicación Para Las Personas En El Espectro Autista

I) Brinda tiempo para procesar: Muchas personas en el Espectro Autista prefieren recibir un correo electrónico y tener tiempo para traducirlo y procesarlo antes de sentir la presión de responder. Se sienten aliviados de no tener a alguien observándolos y queriendo una reacción formulada rápidamente. Tener un respiro es un lujo.

II) Proporciona emojis no verbales confiables: en lugar de tener que pensar en cómo se ve su rostro y cuál es el estado de ánimo del orador, la persona puede usar emojis. Una personas en el Espectro Autista podría decir: «No sé cómo se supone que debe lucir mi cara, pero sé cuáles son los emojis de ‘sorprendido/a’ o ‘asqueado/a’. Dado que los emojis siempre son los mismos, él/ella puede confiar en su significado» y sentirse más seguro/a de hacer dicho lo correcto y ser entendido/a por los demás.

III) Reduce la intensidad: Para muchas personas en el Espectro Autista, la comunicación cara a cara se siente muy intensa, particularmente en conversaciones cargadas de emociones. Mientras que una persona neurotípica puede querer hablar sobre temas emocionalmente impactantes en persona, la persona que vive la condición puede necesitar más espacio para procesar el tema sin bloquearse o sentirse agobiado/a. Una vez que él/ella se bloquea, no puede procesar el contenido de la conversación de forma efectiva.

IV) Reduce la inseguridad: Las personas en el Espectro Autista que experimentan una ansiedad social significativa pueden sentirse menos avergonzadas durante los intercambios de mensajes de texto o correo electrónico que cara a cara. Si una persona que vive la condición se siente menos incómodo/a (como suele ser el caso online), puede revelar su verdadero yo a los demás de una forma que se siente imposible cara a cara.

¿Deberían Las Personas En El Espectro Autista Comunicarse Solamente Online?

Para no enviar el mensaje equivocado de que la comunicación online es recomendable para todas las interacciones, aquí está un punto de vista más moderado.

Tener estrategias para hacer que las visitas en persona sean exitosas es vital. Por ejemplo, darle a la persona un rol que desempeñar en una reunión. Sabemos que poder reunirse con un grupo de familiares o amigos es importante.

Una de las cosas difíciles de las reuniones es que a menudo no hay una estructura para la reunión. Es poco probable que haya un punto de partida específico (que no sea un horario general), un tema o tema dominante, o una dirección para cada parte de la velada.

Aquellos en el Espectro Autista a menudo prefieren el tema y la estructura para perder el contacto social solo con el propósito de pasar tiempo con los demás. Las personas que viven la condición probablemente apreciarían un rol definido para la noche. Considera asignarle a él/ella una tarea como tomar los abrigos de los invitados, hacer un seguimiento de quién dio qué para un intercambio de regalos (si una lista de tarjetas de agradecimiento fuera útil) o repartir las bebidas.

Incluso podrías asignarle a alguien a quien «cuidar». A menudo, a la persona en el Espectro Autista les gustaría ser amable con los demás, pero probablemente se sientan inseguros acerca de cómo hacerlo. Si el anfitrión, por ejemplo, le pide que le haga compañía al abuelo porque esta es su primera Navidad sin la abuela, eso puede ser suficiente estructura y dirección para que ambos se sientan tranquilos.

Tengamos en cuenta que una estrategia para el éxito social de las personas en el Espectro Autista puede ser asignar un rol o una tarea, incluso cuando la reunión en sí no esté estructurada.

Conclusión

Sé creativo/a y flexible. Considera el objetivo final. Si el objetivo es tener un diálogo significativo sobre temas esenciales, considere ofrecer espacio, tiempo y calma a tu hijo/a, pareja o empleado/a en el Espectro Autista. Si el objetivo es crear oportunidades para participar en un grupo social, utiliza estrategias para garantizar el éxito.

La intención de este artículo es ayudarnos a centrarnos en el valor de reducir la complejidad social y emocional de algunas interacciones. Al hacerlo, permitimos que las personas en el Espectro Autista tengan opciones para expresar sus necesidades y procesar la información de los demás.

Fuente: Regan, T. (2020). Autism and Relationships: Four Surprising Benefits of Written Communication. Autism In The Adult. Recuperado de (https://www.adultandgeriatricautism.com/post/autism-and-relationships-four-surprising-benefits-of-written-communication). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Estrategias Para Cuando Tu Hijo/a Adolescente En El Espectro Autista Necesita Ayuda Con Las Matemáticas

No hay duda al respecto, las matemáticas son una habilidad muy importante. Es una habilidad que utilizarás durante toda tu vida, ya sea para verificar tus gastos y cambio, hacer cotizaciones para el trabajo o simplemente medir el jardín para comprar artículos para el hogar. Las matemáticas son cruciales.

Los medios de comunicación nos quieren hacer creer que las matemáticas son una «habilidad inteligente» automática para las personas en el Espectro Autista y que los adolescentes que viven la condición, incluso los no hablantes, son capaces de hacer asombrosas hazañas matemáticas. Si tan solo esto fuera cierto. Desafortunadamente, esta es otra área en la que las personas en el Espectro Autista son iguales a los demás. Algunas personas son muy buenas en matemáticas, pero la mayoría no lo son.

A veces todo es cuestión de práctica

Los profesores de matemáticas a menudo sugieren que la mejor forma de aprender matemáticas es resolver problemas matemáticos una y otra vez. Ciertamente hay algo de verdad en este enfoque.

Si ya comprende la teoría, resolver muchos problemas generalmente hará maravillas para mejorar su velocidad y precisión. Lo que no hará es ayudar a mejorar las respuestas a las preguntas basadas en texto o enseñarle a usar las matemáticas para resolver problemas del mundo real.

Una cosa que a menudo funciona bien para los adolescentes en el Espectro Autista es ayudarlos a ver patrones en matemáticas.

Las matemáticas están llenas de patrones asombrosos y ayudar a sus hijos a identificarlos a lo largo de sus tablas de multiplicar y las sumas y restas básicas marcarán una gran diferencia en los años formativos.

Las calculadoras son válidas

Si tu hijo/a adolescente tiene dificultades con las matemáticas y se desempeña mejor con una calculadora, vale la pena permitirle usar una en lugar de obligarlo a prescindir de ella. Es mucho más importante que sepan cómo resolver un problema que poder hacer los cálculos mentalmente.

Muchos profesores más tradicionales podrían decir «no siempre tendrás una calculadora a mano», como una forma de excusar la necesidad de matemáticas en la cabeza. Bueno, todo el mundo tiene una calculadora integrada en su celular hoy en día e incluso si no la tienen, siempre habrá alguien cerca con una en caso de que se requieran matemáticas complejas.

En cualquier caso, nunca dejamos de aprender y las habilidades matemáticas simples seguirán creciendo con el uso a lo largo de sus vidas. El hecho de que tus hijos estén usando una calculadora para todo ahora, no significa que seguirán haciéndolo por el resto de sus vidas.

Si tener una calculadora le dará a tu hijo/a adolescente menos estrés y más tiempo para concentrarse en la teoría matemática, entonces definitivamente vale la pena intentarlo.

A veces no se trata de los números en absoluto

A veces, las matemáticas no se tratan de números, porque muchos problemas de matemáticas son más o menos así;

«Juanito tiene cinco canicas verdes y cuatro azules. Pierde uno mientras juega y su amiga Susana le da dos verdes más. Un día encuentra otros tres azules. Ahora tiene siete verdes y seis azules. ¿De qué color era la canica que perdió?«

A algunos adolescentes en el Espectro Autista les resulta difícil visualizar estas historias y la mejor forma de ayudarlos a aprender es hacer que las dibujen.

Desafortunadamente, dibujar requiere mucho tiempo adicional, especialmente durante las pruebas, por lo que si el dibujo ayuda, deberá acercarse a los profesores de tu hijo/a y ver si él/ella puede obtener tiempo adicional en los exámenes.

A veces los problemas son sociales

A veces, tendrás un adolescente que es muy bueno en matemáticas pero que de repente comienza a quedarse atrás. Esto puede ocurrir cuando el trabajo se ha vuelto más difícil, pero a veces puede deberse a problemas sociales, como un cambio de profesor, problemas con sus compañeros o cambios en el hogar o en su ambiente.

Los adolescentes en el Espectro Autista son particularmente sensibles al cambio, así que asegúrese de hablar con tu hijo/a si encuentra un problema repentino.

Pregúnteles qué piensan de sus profesores, sobre el salón de clases, las distracciones, sus amigos, etc. Además, esté atento a los dispositivos electrónicos molestos. Muchas colegios están cambiando a computadoras y tablets que se pueden cambiar fácilmente a mensajería instantánea o juegos.

Los adolescentes en el Espectro Autista a veces pueden tener dificultades para mantenerse concentrados y, a veces, esta nueva tecnología los distrae demasiado.

Incluso los genios tienen problemas

Si bien este artículo partió diciendo que los genios son raros, si existen y, sorprendentemente, también tienen problemas con las matemáticas. No es raro que un genio salte directamente a una respuesta sin necesariamente poder explicar cómo llegó allí. Si tu hijo/a es superdotado, aún necesitarás pasar tiempo enseñándole cómo mostrar su trabajo.

Cualquiera que sea el lugar de tu hijo/a en el Espectro Autista, si tiene dificultades con las matemáticas, considera abordar el problema de forma diferente. Tal vez sea necesario un cambio. También descubrirá que, a veces, obtendrá mejores resultados si él/ella cambia de profesor o si contratas a un tutor.

Recuerda: En una clase de 24 alumnos con 5 horas de matemáticas por semana, tu hijo/a adolescente recibirá, como máximo, 13 minutos de atención personalizada. Una sola sesión de tutor puede proporcionar de 30 a 60 minutos de tiempo de calidad. Vale la pena.

Fuente: Bolland, G. (2019). Strategies for when your Autistic Teenager needs help with Math. Life With Asperger’s. recuperado de (https://life-with-aspergers.blogspot.com/2019/11/strategies-for-when-your-autistic.html). Traducido Por Maximiliano Bravo

Tecnología Y Adultos Mayores En El Espectro Autista: Enfrentando Una Serie De Desafíos Inesperados

La noción de que las personas en el Espectro Autista generalmente se inclinan hacia la tecnología se ha convertido en un estereotipo común, hasta el grado de hacer grandes especulaciones de que ciertas figuras destacadas en dicho campo, como Bill Gates, Mark Zuckerberg o Elon Musk, podrían vivir la condición.

Aunque tales personas pueden servir como modelos a seguir e incluso héroes para algunos en la comunidad del autismo, no solo perpetúan el estereotipo de que las personas en el Espectro Autista generalmente se inclinan e incluso tienen talento para la tecnología, sino que también refuerzan la noción de las personas que viven la condición que tienen tales talentos probablemente convertirse en multimillonarios tecnológicos.

Nada de esto podría estar más lejos de la verdad. De hecho, la mayoría de los trabajadores de la tecnología, cuando tienen la suerte de tener un empleo, se encuentran en situaciones de mucho estrés en las que se les paga salarios relativamente bajos; esto es especialmente cierto en muchos departamentos de Tecnología Informática.

Aquellos en el Espectro Autista enfrentan las mismas dificultades laborales que la mayoría de quienes viven la condición y se ven desafiados por los aspectos interpersonales, sociales y (especialmente) políticos del ambiente laboral moderno.

Además, el aumento de las expectativas con respecto a la capacidad de realizar múltiples tareas, aprender nuevas habilidades y funciones laborales rápidamente y con poca o ninguna preparación, y adaptarse rápidamente a una amplia variedad de circunstancias en constante cambio, puede presentar dificultades significativas, si no formidables, para las personas en el Espectro Autista que a menudo tienen dificultades de función ejecutiva

De hecho, existen muchos ejemplos de personas en el Espectro Autista con credenciales técnicas muy respetables que tienen dificultades para encontrar trabajo o se encontraban en trabajos estresantes y exigentes con una posición, estatus y salario bajos.

¿Qué Significa Esto Para Los Trabajadores Mayores?

Irónicamente, fue el desarrollo de las tecnologías modernas, en particular las digitales, informáticas y de comunicaciones, lo que fue responsable de eliminar tantos trabajos en general y desproporcionadamente muchos de aquellos para los que las personas en el Espectro Autista estaban mejor preparados.

El hecho de que los dispositivos y aparatos electrónicos se volvieron tan baratos de producir eliminó la mayoría de los trabajos de reparación y técnicos (y los que quedaron se volvieron más estresantes y menos lucrativos), y el software de computadora ha hecho lo mismo para ocupaciones en áreas como la corrección de pruebas, contabilidad, bibliotecas e investigaciones que sin duda proporcionó empleo a muchas personas que viven la condición años atrás, cuando tales trabajos abundaban.

Por mucho que las nuevas tecnologías hayan creado nuevos puestos de trabajo, estos son mucho menos numerosos que los muchos que se perdieron, y también está la cuestión de cuántos de los nuevos puestos de trabajo son adecuados para las personas en el Espectro Autista.

La situación es aún más grave para los adultos mayores en el Espectro Autista que fueron eliminados de esos trabajos y se encontraron desempleados. Es difícil para cualquier persona mayor que ha estado haciendo un tipo de trabajo específico durante muchos años adaptarse repentinamente a una ocupación diferente, incluso cuando los posibles puestos tienen alguna semejanza con sus trabajos anteriores.

En muchos casos, sin embargo, todas las vacantes disponibles no tienen ninguna relación con nada para lo que hayan sido entrenados o hayan hecho alguna vez. Para las personas que viven la condición, que suelen tener dificultades para adaptarse a los cambios, esto puede presentar desafíos formidables, si no insuperables.

Una tendencia reciente en el mercado laboral es la insistencia por parte de los empleadores de contratar solo a los llamados «nativos digitales», o personas que nacieron después de la proliferación de las modernas tecnologías informáticas y de comunicación, que estuvieron expuestas a ellas desde la primera infancia. y que los han usado toda su vida.

Esto es visto por algunos como una forma de discriminación por edad de facto. La obsolescencia ha sido el flagelo de los ingenieros y otros trabajadores técnicos desde mediados del Siglo XX, cuando las nuevas tecnologías de transistores y circuitos integrados (microchips) desplazaron a la antigua electrónica basada en tubos de vacío.

Aquellos que no estaban capacitados o no podían adaptarse a la nueva tecnología se encontraron desempleados e inempleables. Ahora existe una situación similar para los trabajadores mayores que no son nativos digitales; así como trabajadores no técnicos que, sin embargo, ahora deben usar estas tecnologías (a menudo de forma extensiva) en el curso de su trabajo. Una vez más, los adultos mayores en el Espectro Autista se ven gravemente afectados por esta tendencia.

Tecnología y Adultos Mayores En El Espectro Autista

Es sabiduría convencional generalizada que los adultos mayores tienen muchas más dificultades para aprender a usar y adaptarse a las nuevas tecnologías que los más jóvenes. Si bien esto puede ser una generalización, no obstante tiene mucho de verdad. Sobre todo en el uso diario de tecnologías omnipresentes como las redes sociales y los teléfonos inteligentes.

Para los adultos mayores en el Espectro Autista, esto puede ser aún más significativo. Se utiliza una variedad de tecnologías de asistencia para ayudar a los niños y adultos que viven la condición de muchas formas, y muchos han informado que prefieren los medios digitales de comunicación (correo electrónico, mensajes de texto, redes sociales, etc.) a los medios más tradicionales, ya que los primeros les permite eludir sus dificultades de comunicación social y no verbal.

Si bien estos pueden ser útiles, e incluso una bendición, para muchos jóvenes en el Espectro Autista, pueden ofrecer pocos beneficios para los adultos mayores que viven la condición al no poder adaptarse a los nuevos medios de interacción. Incluso cuando la capacitación está disponible para ellos, aclimatarse e incorporar las nuevas tecnologías en sus vidas puede ser muy difícil.

Una característica omnipresente de la vida tecnológica moderna es la frecuencia con la que se cambian los medios para interactuar con la tecnología y usarla (por ejemplo, las interfaces de usuario), a veces de forma significativa y, a menudo, sin previo aviso.

Aunque esto no parece ser un gran problema para los más jóvenes, y quizás no para muchos jóvenes en el Espectro Autista (especialmente aquellos con interés en la tecnología), puede ser una fuente de inmensa frustración e incluso enojo para los adultos mayores que viven la condición al siempre tener dificultades para adaptarse a los cambios. Una vez más, se trata enteramente de una cuestión de aclimatación al uso de la tecnología en la vida diaria, y no de capacidad o conocimientos técnicos.

A pesar de nuestra larga y orgullosa historia de involucrarnos con la tecnología, sin mencionar los beneficios que han generado las tecnologías modernas, la era moderna ha creado una variedad de nuevos desafíos para la comunidad Autista, especialmente para los adultos mayores que viven la condición, y especialmente en las siempre desafiantes áreas del trabajo y la vida cotidiana.

Fuente: Wittig, K. (2022). Autism, Technology, and Older Adults: Facing an Unexpected Set of Challenges. Autism Spectrum News. Recuperado de (https://autismspectrumnews.org/autism-technology-and-older-adults-facing-an-unexpected-set-of-challenges/). Traducido Por Maximiliano Bravo

Neurodiversidad, Talento Y La Promesa Del Trabajo Híbrido

La neurodiversidad, al igual que otros tipos de diversidad, aporta valor al lugar de trabajo. Se refiere a la variación en el funcionamiento neurocognitivo humano que se discutió originalmente en su aplicación a un segmento de personas en el Espectro Autista, pero que pronto se amplió a otras diferencias como el Déficit Atencional, la Dislexia, la Discalculia o el Síndrome de Tourette. Si bien estas diferencias pueden ser incapacitantes, especialmente bajo ciertas condiciones, la incapacidad a menudo resulta del desajuste entre las necesidades de las personas y el ambiente.

Por ejemplo, tener una percepción aguda del sonido o del olfato característica de muchas personas en el Espectro Autista no es en sí mismo una discapacidad. De hecho, la característica de la condición de percibir el mundo con mayor intensidad puede resultar en talentos únicos y excepcionales.

Al mismo tiempo, la «incapacidad» asociada con la sensibilidad sensorial a menudo resulta de vivir en un mundo diseñado para la mayoría menos sensible, con el constante «sobreestimulación sensorial» de sonidos, olores y otros estímulos agobiantemente fuertes. Imagínate si el sonido de los colegas mascando chicle y el sonido de la fotocopiadora de la oficina tuvieran la intensidad de un soplador de hojas. Cualquiera se sentiría agobiado/a.

Lidiar con el ambiente diseñado para adaptarse a la mayoría afecta tanto la experiencia de vida general de las personas neurodivergentes como su experiencia laboral, incluido el acceso al empleo. Por ejemplo, en los ambiente laborales tradicionales, las preferencias gerenciales por el trabajo en la oficina y el rechazo del trabajo remoto como acomodación razonable a menudo resultan en agotamiento y, probablemente, en la pérdida del trabajo para los empleados neurodivergentes.

Para incluir y apoyar el talento neurodivergente, las organizaciones deben ampliar la gama de opciones de tiempo, lugar y métodos en los que se puede realizar el trabajo. Como lo demuestran las lecciones del desafortunado y forzado experimento de la pandemia del Coronavirus, es probable que la flexibilidad resultante ayude a todos los empleados.

Trabajo híbrido: ¿alivio temporal o una solución a largo plazo?

En muchos sentidos, el trabajo remoto y el trabajo híbrido ha sido un cambio bien recibido. Durante mucho tiempo, el trabajo remoto fue una acomodación que los empleados neurodivergentes y las personas con una variedad de discapacidades solicitaron, pero se les negó. Durante la pandemia del Coronavirus, trabajar lejos de multitudes sobreestimulantes, oficinas incómodas y acosadores en el ambiente laboral ha sido una mejora importante para muchos profesionales neurodivergentes. Que las nuevas formas de trabajo híbrido permitan que esta mejora temporal se convierta en una solución a largo plazo puede depender en gran medida de la voluntad de los líderes de las organizaciones de adoptar nuevos modelos de trabajo.

Bien implementado, el trabajo híbrido puede brindar oportunidades para muchos tipos diferentes de personas, tanto para aquellos que están ansiosos por volver a las reuniones sociales como para aquellos que se sienten más satisfechos y productivos trabajando desde casa. También promete un mayor acceso y apoyo para las personas neurodivergentes. Al mismo tiempo, existen muchos modelos de trabajo híbrido, y seleccionar el enfoque de ganar-ganar para las necesidades de la organización, así como para las diversas necesidades de los empleados, es un tremendo desafío de liderazgo.

¿Qué modelo híbrido?

Una de las formas de clasificar los tipos de trabajo remoto es esta:

I) División de personas: Algunas personas trabajan en la oficina, otras trabajan de forma remota.
II) División de tiempo: Todas las personas trabajan algunos días en el sitio, otros días de forma remota.
III) Remoto primero: El trabajo remoto es predeterminado, con trabajo en la oficina según sea necesario.
IV) Oficina primero: El trabajo en la oficina es predeterminado, con trabajo remoto según sea necesario/permitido.

Hay otros tipos intermedios que complican la selección del «mejor» modelo. Sin embargo, hacer solo un par de preguntas puede ayudar con la toma de decisiones.

Los líderes primero deben preguntarse si la naturaleza del trabajo dictará el enfoque específico. Sin embargo, la mayoría de las operaciones de la oficina se pueden realizar con éxito bajo cualquiera de estos enfoques, y todos tienen ventajas y desventajas.

¿Cuál debería ser la pregunta de desempate al seleccionar el mejor enfoque?

La pregunta clave para resolver este dilema es qué modelo o modelos ayudarán a realizar el trabajo con un estrés mínimo.

Hoy en día, la mayoría de los empleados sienten el impacto de las grandes cargas de trabajo y la incertidumbre. Esto es aún más pronunciado para los empleados neurodivergentes. Hacer que el trabajo sea sostenible para todos requiere minimizar el nivel de estrés. Esto no significa, sin embargo, que no se vaya a trabajar.

Trabajando con nuestras fortalezas

Una de las mejores formas de hacer el trabajo con un nivel mínimo de estrés es apoyar a los empleados para que trabajen con sus fortalezas. Eso podría significar seleccionar el lugar que maximiza la productividad (el trabajo, el hogar, un tercer lugar o una combinación específica), el tiempo que funciona mejor con el ritmo natural de la persona y enfocarse en las tareas que mejor se alinean con las habilidades de los empleados.

Una vez más, esto no solo es cierto para los empleados de la neurominoría, sino que debido a los perfiles de habilidades «desfasadas» de los empleados neurodivergentes con áreas de habilidades particularmente fuertes y por debajo del promedio, trabajar con fortalezas es particularmente importante.

El trabajo híbrido puede ampliar las oportunidades de trabajar con nuestras fortalezas a través de la elaboración de trabajos. Desafortunadamente, la elaboración de trabajos a menudo se ve como una actividad individual que puede beneficiar a algunos empleados a expensas de otros y dar como resultado que las tareas esenciales no se realicen. Esto, sin embargo, es incorrecto.

La elaboración del trabajo siempre debe estar alineada con los objetivos individuales y organizacionales. Además, los empleados pueden diseñar el trabajo no solo individualmente sino también como equipos, y en equipos bien seleccionados, es probable que los empleados tengan fortalezas complementarias en lugar de competir.

Cuando los equipos y los líderes trabajan juntos para promover el propósito de la organización e inspirar a las personas, se realizan tareas indeseables, según Ron Carucci y Jarrod Shappell. «El equipo puede encontrar formas colectivas de asumir la responsabilidad de ese trabajo. Por lo general, están mucho más dispuestos a asumirlo al haber creado trabajos que ahora les entusiasman más«.

En un ambiente híbrido, esto también puede hacer que el tiempo y el espacio para hacer el trabajo sean negociables. Aquellos que buscan más estimulación social y aquellos que prefieren más la soledad, todos pueden obtener más de lo que necesitan.

Eliminar malos hábitos laborales

Puede permanecer la preocupación de que cuando los empleados eligen cuándo y dónde trabajar, los diferentes estilos de trabajo chocarán y los días de trabajo se ampliarán. Esta preocupación no tiene por qué limitar la flexibilidad, pero es posible que debamos trabajar para cambiar algunos malos hábitos laborales.

Desafortunadamente, muchos equipos y organizaciones usan tecnología destinada a la comunicación asincrónica, como el correo electrónico o el software de gestión de proyectos como si fueran herramientas sincrónicas, lo que resulta en una interrupción del correo electrónico en nuestro tiempo para pensar, lo que probablemente sea particularmente estresante para empleados en el Espectro Autista. El uso irreflexivo de estas herramientas también puede resultar en un trabajo 24/7. Estos malos hábitos laborales pueden y deben desaprenderse. Las expectativas razonables para el trabajo asincrónico (en su mayoría) frente al trabajo sincrónico (ocasionalmente) probablemente reducirán el estrés para todos.

Las prácticas laborales híbridas adicionales que pueden apoyar el talento neurodivergente, así como la mayoría de los empleados, implican:

  • Días sin reuniones o de media jornada para trabajo profundo.
  • Limitar las horas «activas» o de colaboración a un grupo de aproximadamente 3 horas del día, dejando el resto para un uso flexible.
  • Garantizar que haya múltiples formas y canales de comunicación, como Zoom con video, sin video, chat, correo electrónico y reuniones en persona, todos moderados de forma que permitan que las personas con diferentes estilos de comunicación sean escuchadas por igual.

En los próximos años, la humanidad diseñará el futuro del trabajo. Tenemos la oportunidad de garantizar que este futuro sea tanto productivo como inclusivo mediante la creación de sistemas que sean flexibles y trabajen con una amplia gama de talentos y fortalezas individuales, y no contra ellos.

Fuente: Prasolva, L. (2022). Neurodiversity, Talent, and the Promise of Hybrid Work. Psychology Today. Recuperado de (https://www.psychologytoday.com/us/blog/positively-different/202203/neurodiversity-talent-and-the-promise-hybrid-work). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Creando Páginas Web Más Inclusivas Para Las Personas En El Espectro Autista U Otras Condiciones Neurodivergentes

¿Con qué frecuencia usamos sitios web mientras estamos en una habitación tranquila y vacía sin distracciones y con mucho tiempo para navegar? En el mundo digital, donde todo compite por nuestra atención, es fácil distraerse.

La sobrecarga cognitiva, el término creado en el contexto de la educación para describir que cada cerebro tiene una capacidad limitada, es algo que la mayoría de nosotros experimentamos en nuestra vida cotidiana.

Pero hay un grupo que experimenta esto a una escala mucho mayor: las personas en el Espectro Autista u otras condiciones neurodivergentes. Este grupo representa aproximadamente el 1% de la población mundial y prefiere realizar la mayoría de las actividades online.

Sin embargo, la mayoría de los páginas web web no tienen en cuenta los requisitos de este grupo durante el proceso de diseño y desarrollo del producto.

En este artículo se describirán los principios básicos del diseño para este grupo tan excluido y la reducción de la carga cognitiva para todos los que utilizan productos digitales.

I) Tipografía: La elección de la fuente es una decisión de diseño crucial en términos de estética, pero es aún más importante para los usuarios en el Espectro Autista u otras condiciones neurodivergentes. Esto es lo que debe tener en cuenta:

  • Apégate a los tipos de letra sans serif: Las fuentes sans serif tienden a ser la opción más popular para el texto del cuerpo del sitio web, y también son las preferidas por los usuarios disléxicos. Las serifs hacen que sea más difícil diferenciar las letras, especialmente pares como d y b, o p y q. Algunas de las fuentes recomendadas incluyen Arial, Verdana, Open Sans o Lato. Y un dato divertido: aunque Comic Sans es el mayor enemigo para muchos diseñadores, ¡en realidad se considera apto para personas disléxicas!
  • Mantén una distancia segura: Si realmente necesitas usar una fuente serif, es mejor limitarla solo a los encabezados y aumentar el interletraje entre letras. La Asociación Británica de la Dislexia sugiere un 35% es el ancho de letra ideal, con un espacio entre palabras de al menos 3,5 veces mayor que el ancho de la letra. Solo recuerda los números 35 y 3.5 y acertarás.
  • Que sea lo suficientemente grande: Esto es importante no solo para los usuarios en el Espectro Autista u otras condiciones neurodivergentes, sino también para las personas con problemas de visión. El tamaño sugerido es entre 12 y 14 puntos, mientras que el encabezado debe ser al menos un 20% más grande que el cuerpo del texto.

Ahora que conoces la tipografía, pasar al lenguaje es el siguiente paso natural:

II) Lenguaje: El lenguaje sencillo es uno de los mayores aliados de las personas en el Espectro Autista u otras condiciones neurodivergentes. El gobierno de los EE. UU. lo define como “escritura que es clara, concisa, bien organizada y sigue otras mejores prácticas apropiadas para el tema o campo y la audiencia prevista”.

La parte de la audiencia prevista es crucial aquí. Lo que es claro para una audiencia de abogados puede ser completamente confuso para la audiencia en general. Sin embargo, a algunos profesionales les preocupa que el lenguaje sencillo tenga un impacto negativo en su autoridad.

Escribir en términos simples no te hace parecer menos profesional. Por el contrario, hace que tu escritura sea más accesible, ya que considera una parte de la audiencia que generalmente no está incluida. Un lenguaje que es útil para personas en el Espectro Autista u otras condiciones neurodivergentes también es amigable para todos los lectores.

Esto es lo que debe considerar y por qué:

  • Evita las metáforas: Las personas en el Espectro Autista generalmente tienen problemas para comprender las metáforas, como los modismos y otras figuras abstractas del lenguaje. En lugar de darlo por terminado, es más inclusivo decir que algo está hecho.
  • Formatea tu escritura: Divide grandes fragmentos de texto en párrafos más pequeños. Los más largos son frustrantes y hacen que sea imposible concentrarse, especialmente para aquellos con capacidad de atención limitada. Usar viñetas también resultará muy útil para tus lectores neurodivergentes.
  • Usa botones descriptivos: En lugar de usar una microcopia vaga, como «Haz clic aquí», describe el propósito del botón. Algunos ejemplos: «Subir imágenes«, «Registrarse«, «Descargar archivo PDF«. Este simple cambio hace que la navegación sea más fluida y reduce la ansiedad.

III) Paleta de colores: La iniciativa Living Autism del Reino Unido sugiere usar colores suaves y suaves en un diseño web amigable con las personas en el Espectro Autista u otras condiciones neurodivergentes. Como las personas que viven la condición son más sensibles a la estimulación sensorial en general, también tienden a sentirse abrumadas por los colores muy brillantes. Los estudios sugieren que los niños en el Espectro Autista, en particular los varones, prefieren el marrón y el verde al amarillo, ya que este último puede considerarse demasiado intenso.

Entonces, ¿Cuál es el esquema de color correcto? Todavía hay una falta de investigación centrada específicamente en el diseño web. Cuando se trata del ambiente físico, un grupo llamado GA Architects probó una gama de colores con un grupo de niños en el Espectro Autista. Esto es lo que pasó a ser la paleta preferida:

Como era de esperar, la preferencia por los tonos azules y verdes es claramente visible. Los colores no están completamente saturados, lo que los hace menos estimulantes y, por lo tanto, potencialmente molestos. Estos hallazgos pueden servir como inspiración para tu próxima paleta de colores compatible con los usuarios en el Espectro Autista u otras condiciones neurodivergentes.

IV) Estimulación sensorial: Esta parte puede ser complicada. Mientras que los usuarios en el Espectro Autista tienen una mayor conciencia sensorial, las personas con Déficit Atencional buscarán más estimulación. Mantener el equilibrio correcto aquí puede ser un desafío, sin embargo, hay un conjunto de reglas generales a seguir:

  • Ten cuidado con las animaciones: Demasiada estimulación puede provocar ansiedad en las personas en el Espectro Autista, lo que incluso puede causarles dolor físico o sensorial. Lo que a ti le parece un mero inconveniente puede ser una experiencia agobiante para los usuarios que viven la condición. El uso de elementos animados debe limitarse a instancias en las que tenga un propósito. También recuerda no hacerlos demasiado invasivos.
  • Evita la reproducción automática: Los movimientos inesperados son impactantes y aterradores, ¡Sin mencionar los sonidos! No solo son demasiado estimulantes, sino que también son una gran distracción. Mientras que los usuarios en el Espectro Autista se verán agobiados, el grupo con Déficit Atencional tendrá dificultades para concentrarse.
  • Agrega subtítulos y leyendas: A veces, a los usuarios en el Espectro Autista u otras condiciones neurodivergentes les puede resultar difícil entender los sonidos o las imágenes. Para transmitir el significado de forma efectiva, tiene sentido proporcionar una alternativa, como un pie de foto para la imagen o subtítulos para el vídeo. Por supuesto, también funciona al revés: vale la pena proporcionar una imagen para ilustrar el texto.

Esto nos lleva a otro aspecto…

V) Indicadores visuales, jerarquía y consistencia: La jerarquía constante crea una sensación de seguridad y mejora la experiencia general del usuario, no solo para los usuarios en el Espectro Autista u otras condiciones neurodivergentes. He aquí cómo lograrlo:

  • Indicadores visuales: Como se mencionó anteriormente, asegúrate de transmitir la información a través de diferentes medios. Por ejemplo, es una buena práctica agregar íconos junto a etiquetas y encabezados. Estas señales son útiles cuando los usuarios escanean texto y también hacen que la información sea más fácil de recordar. Solo una nota: recuerda elegir iconos simples para evitar la sobreestimulación.
  • Jerarquía: La jerarquía visual clara ayuda a todos los grupos de usuarios neurodivergentes, desde las personas el Espectro Autista hasta las personas disléxicas y las personas que tienen problemas para concentrarse. El uso de encabezados, colores y estilos consistentes les ayuda a seguir y comprender el contenido sin muchos problemas.
  • Consistencia: Todos preferimos la consistencia en el diseño web, pero la falta de ella se vuelve aún más problemática para la audiencia neurodiversa. La Sociedad Nacional de Autismo del Reino Unido afirma que las personas en el Espectro Autista tienen una mayor necesidad de coherencia. Entre otras cosas, aconsejan a los diseñadores que se aseguren de que los mecanismos de navegación y los enlaces se indiquen siempre de la misma manera en todo el sitio web.

Conclusión

Como diseñadores, debemos atender a todos los diferentes tipos de personas, en lugar de marginar a ciertos usuarios. Esperamos que estas herramientas y conocimientos te proporcionen una nueva perspectiva sobre el diseño de páginas web. ¿Por qué no hacer que tu próximo proyecto sea un poco más inclusivo para todos?

Fuente: Tyrkiel, K. (2021). Web design for neurodiversity: Creating a more inclusive web. Shaping Design By Editor X. Recuperado de (https://www.editorx.com/shaping-design/article/what-is-neurodiversity-in-web-design). Traducido Por Maximiliano Bravo

Los Usuarios De CAA Necesitan Vocabulario Para Hablar Sobre Sexo, Sexualidad Y Partes Del Cuerpo

Todos merecen tener acceso a un vocabulario rico y completo que contenga todas las palabras que necesitan en sus vidas. Esto es aún más importante para los usuarios de CAA que no pueden (siempre) confiar en el habla o la escritura para transmitir nuestros mensajes. Y es por eso que la inclusión de una amplia gama de vocabulario, incluso vocabulario que algunas personas podrían considerar «adulto», es tan importante.

Tener acceso a vocabulario para hablar sobre sexo, sexualidad y partes del cuerpo (incluidos los genitales) es muy importante para los usuarios de CAA. Necesitamos este vocabulario por muchas razones: protección contra el abuso, identificación de problemas médicos, hablar sobre la pubertad y el crecimiento, y hablar sobre el sexo y la sexualidad. Aunque este vocabulario pueda parecernos “inapropiado” o “demasiado adulto”, todos lo necesitamos. Todos crecemos, todos tenemos un cuerpo y todos necesitamos un lenguaje para hablar de nuestros cuerpos y de lo que hacemos con ellos. Nuestros compañeros de comunicación deben adoptar esta idea, modelar el uso apropiado del vocabulario cuando sea necesario y no restringir nuestro vocabulario, incluso si a veces es «inapropiado».

El vocabulario relacionado con el sexo, la sexualidad y las partes del cuerpo no es un tema solo para adultos. Incluso los niños más pequeños merecen las palabras científicas correctas para las partes de su cuerpo, incluidos sus genitales. Esta es, en esencia, una medida de prevención del abuso: los niños que conocen los nombres correctos de las partes de su cuerpo tienen más probabilidades de identificar y denunciar el abuso sexual. Además, las personas de todas las edades pueden tener problemas médicos relacionados con sus genitales. Un/a niño/a pequeño/a, por ejemplo, puede tener una infección del tracto urinario que debe informarse y tratarse antes de que se propague a los riñones. Darles el vocabulario para hablar sobre el dolor en sus genitales puede ayudar a detectar la infección del tracto urinario antes de que se propague.

A medida que los usuarios de CAA crecen, ellos merecen tener acceso al mismo vocabulario que tienen nuestros compañeros hablantes, incluso si este vocabulario es de naturaleza sexual. Los usuarios de CAA que pasan por la pubertad necesitan las palabras para comprender y hablar sobre lo que les sucede a sus cuerpos. No poder articular cambios en el cuerpo de uno es aterrador. Dar acceso a este vocabulario y modelarlo brinda a los jóvenes usuarios de CAA una forma de discutir los cambios en sus cuerpos de una manera segura y digna.

Además, a medida que los usuarios de CAA se vuelven adolescentes y llegan a la edad adulta, muchos de nosotros deseamos tener relaciones sexuales y/o románticas. Contrariamente a una creencia falsa pero popular, los usuarios de CAA no son seres eternamente puros y sin sexo. Muchos de nosotros quieren desarrollar relaciones íntimas y necesitan un vocabulario que lo refleje. Ni siquiera es suficiente tener vocabulario sobre novias y novios, esposas y esposos; ellos necesitan vocabulario para hablar sobre sexo porque muchos de ellos desean sexo. E incluso si no quieren sexo ni intimidad en absoluto, estas cosas siguen siendo parte de su mundo. El sexo se considera una parte “normal” de la adolescencia y la edad adulta; incluso si no lo desean, todavía están rodeados por él.

Cuando se trata de adultos que utilizan la comunicación basada en símbolos, ellos merecen poder decir y tener símbolos y botones para todo lo que queramos. Una cosa es adaptar el vocabulario de un/a niño/a usuario/a de CAA a los tipos de lenguaje que usan sus compañeros hablantes (aunque incluso entonces, no está bien decir que un/a niño/a no puede tener acceso a la jerga o las palabras obscenas que usan sus compañeros porque «no es apropiado ”). Otra muy distinta es decir que un/a adulto/a que no estaría limitado en su expresión sexual y romántica si no usara CAA no puede tener acceso al vocabulario sexual. La vacilación de un/a compañero/a de comunicación o de un/a ayudante ante un adulto en situación de discapacidad que existe como un ser sexual o que tiene deseos íntimos no es una razón para negarle el vocabulario adecuado a dicho adulto.

Todos los jóvenes (independientemente de cómo se comuniquen) merecen tener un vocabulario adecuado para hablar de sus cuerpos, identidades y experiencias. Eso significa enseñarles a los niños pequeños los términos anatómicos adecuados para sus genitales y asegurarles de que, a medida que crezcan, tengan el vocabulario para hablar sobre cosas como la pubertad, el sexo, las experiencias sexuales, la sexualidad/género y el abuso y la agresión.

Un argumento común contra de incluir este lenguaje es que permite a los usuarios jóvenes abusar del vocabulario para decir cosas inapropiadas. Esto es una abdicación de la responsabilidad adulta. Una parte central de CAA es el modelaje. Los adultos necesitan modelar, a través de CAA y del habla, que hay un momento y un lugar para usar este lenguaje y que no es apropiado, por ejemplo, gritar “¡PENE!” a todo volumen durante las clases. Los niños aprenden lo que les enseñan los adultos que los rodean. No es apropiado, ni es justo, privar a los niños del vocabulario esencial porque los adultos que los rodean no quieren enseñarles cómo usar ese vocabulario.

De nada sirve negar que los niños y jóvenes escucharán y aprenderán terminología inapropiada. La forma en que les respondemos a los niños hablantes es decirles: “hay un tiempo y un lugar para esas palabras y no es ahora ni aquí”. Debería ser lo mismo para los niños que usan CAA. La respuesta es modelar apropiadamente, disciplinar cuando sea necesario y aceptar que los niños que usan CAA son como sus pares hablantes: son niños y, a veces, los niños dicen cosas inapropiadas. La respuesta nunca es restringir o eliminar el vocabulario o, de hecho, mantener el vocabulario fuera del dispositivo en primer lugar.

Los usuarios de CAA deben saber que sus cuerpos no son temas de los que debamos hablar. Necesitan saber que pueden esperar el mismo acceso a la conversación que sus pares hablantes. Necesitan saber que sus palabras y experiencias son tan importantes como las de los demás. Pero no podrán saber esto si su vocabulario está restringido. No podrán saber esto si se les dice (implícita o explícitamente) que no merecen el mismo acceso al vocabulario sobre sexo, sexualidad y partes del cuerpo que tienen sus pares. No podrán saber esto a menos que tengan el vocabulario para expresarse sin tabúes. Y debido a que necesitan saber estas cosas, necesitan vocabulario para hablar sobre sexo, sexualidad y partes del cuerpo, tal como lo hacen sus pares.

Fuente: Denome, D. (2022). AAC users need vocabulary to talk about sex, sexuality, and body parts. AssistiveWare. Recuperado de (https://www.assistiveware.com/blog/sexuality-symbols-in-proloquo2go-7-7). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Las Razones Detrás De Por Qué Tu Hijo No Deja De Jugar Videojuegos (Y Por Qué Tú Deberías Prestarles Atención)

No son pocos los padres que han hecho la siguiente pregunta más de una vez con gran frustración: «¡¿Por qué mi hijo no deja de jugar videojuegos?!» Muchos concluyen que los propios videojuegos son los culpables y que tu hijo ha sido corrompido por su influencia.

Los creadores de videojuegos suelen diseñar juegos tan adictivos que dejar de jugarlos es prácticamente imposible, pero esto es una simplificación excesiva. Cuando las personas tienen problemas para equilibrar los videojuegos con el resto de sus vidas, es importante comprender sus razones en vez de juzgarlas prematuramente.

Esto es cierto para cualquier condición. Por ejemplo, los alumnos que no pueden prestar atención en clase pueden tener Déficit Atencional … o su falta de concentración podría deberse a ansiedad, depresión, Trastorno de Estrés Post-Traumático, desnutrición, falta de sueño, un trastorno del aprendizaje, algo importante en su mente, o simplemente un profesor aburrido.

De la misma forma, es importante comprender primero por qué esos alumnos no pueden concentrarse, es necesario comprender la razón por la que una persona está jugando demasiados videojuegos para comprender cómo ayudarla.

Una de las principales razones por las que la adicción a los videojuegos es tan difícil de definir es que jugar videojuegos durante horas puede explicarse de varias formas diferentes, que pueden implicar el deseo de socializar o condiciones como depresión, ansiedad social, Déficit Atencional o Autismo.

I) Diversión: La razón más común por la que la gente juega tantos videojuegos es también la más simple: los videojuegos son divertidos. Nos permiten desafiarnos a nosotros mismos, experimentar mundos fantásticos, competir entre nosotros, desarrollar habilidades y explorar quiénes somos.

También son una excelente forma de conectarse con amigos, especialmente cuando los amigos están lejos.

Por ejemplo, un padre se siente angustiado por lo mucho que su hijo adolescente juega Call of Duty, un juego de disparos violento. Inmediatamente después de mudarse a una nueva ciudad, su tiempo en su Xbox se duplicó. Finalmente, él confronta a su hijo acerca de esta nueva obsesión y se queda gratamente sorprendida por su respuesta. “Mis amigos están allí”, explicó. “Todos mis viejos amigos se juntan después del colegio y jugamos juntos. Es la única oportunidad que tengo de pasar tiempo con ellos«. Esto es típico: Es mucho más probable que los adolescentes quieran pasar tiempo charlando casualmente mientras juegan, incluso mientras se disparan virtualmente entre ellos.

También hay una variedad de razones individuales por las que alguien puede optar por pasar varias horas jugando videojuegos. Uno de las más típicos es la depresión.

II) Depresión: En pocas palabras, el trastorno depresivo mayor es una condición que a menudo se manifiesta por una falta significativa de energía y motivación, generalmente junto con sentimientos persistentes de tristeza. Sin tener la culpa, a las personas que padecen depresión a menudo les resulta difícil o imposible levantarse de la cama, ir al trabajo, hacer la tarea, ir a la tienda o pasar tiempo con amigos.

Para una persona con depresión, la cantidad de energía mental que se necesita para levantarse de la cama puede ser totalmente agobiante. ¿Qué no requiere mucha energía? Videojuegos.

De hecho, es tan común ver depresión y “adicción a los videojuegos” al mismo tiempo que algunos han sugerido que esta última no existe. En otras palabras, si una persona se sienta en casa y pasa todo su tiempo jugando videojuegos, ¿es realmente «adicto» a los videojuegos? ¿O simplemente tiene depresión e interés en los videojuegos?

III) Ansiedad social: De forma similar, las personas con ansiedad social (un miedo persistente e irracional de estar en situaciones sociales) a menudo encuentran más fácil estar en casa frente a una pantalla que con otras personas. Esta respuesta puede ser tanto positiva como negativa. Interactuar con otros frente a una pantalla es mejor que no interactuar con otros en absoluto, pero también corre el riesgo de reemplazar las interacciones en persona por completo.

En términos generales, los videojuegos son útiles para alguien con ansiedad social cuando conducen a una conexión genuina con los demás y problemáticos cuando la comunicación dentro del juego es dañina o cuando las personas usan los videojuegos para suprimir el dolor de no tener amigos.

IV) Déficit Atencional: El Déficit Atencional, en términos muy simples, es una condición que dificulta el enfoque intencional de la atención.

Algunos investigadores han especulado que los videojuegos causan síntomas del Déficit Atencional. Hasta ahora, ninguna evidencia ha respaldado esta afirmación, pero parece haber una conexión entre los dos.

Cuando un hombre con Déficit Atencional encuentra algo emocionante o agradable, no tiene que intentar concentrarse en eso. Él puede simplemente existir y darle a su cerebro la oportunidad de descansar. Su cerebro es ruidoso y cuando él está jugando videojuegos puedo ‘bajarle el volumen’ aunque sea un tiempo.

En otras palabras, para alguien con Déficit Atencional, se necesita mucha energía solo para vivir sus vidas cotidianas, especialmente cuando uno debe concentrarse en sus estudios o su trabajo. Los videojuegos son un descanso eficaz, algo agradable que no requiere esfuerzo.

V) Autismo: De forma similar, los niños, adolescentes y adultos Autistas juegan videojuegos casi el doble de horas al día que sus pares que no viven la condición.

El Autismo es una condición generalmente caracterizada por dificultad en la comunicación, comportamiento repetitivo y un fuerte énfasis en el orden y la rutina, y a menudo se acompaña de sentidos inusualmente sensibles. Muchos adultos Autistas disfrutan jugar videojuegos para aliviar el estrés, sentir una sensación de logro, interactuar con otros, experimentar la narración y un largo etcétera.

Esto plantea la pregunta: si juegan por las mismas razones que las personas que no viven la condición, ¿por qué las personas Autistas juegan casi el doble de videojuegos?

Algunos adultos Autistas sugieren que una de las razones por las que las personas Autistas juegan tantos videojuegos es que les da una sensación de seguridad. Un vídeo del sitio web Asperger Experts sugirió: «Jugamos videojuegos porque son divertidos, pero seguimos jugando porque ahí es donde está el lugar seguro … si estoy jugando a algo seguro y el mundo exterior me está gritando, por supuesto que voy a seguir haciendo lo seguro«.

Esto significa que para muchos, los videojuegos tienen el mismo propósito que una ducha caliente o una cama caliente después de un largo día. Jugar «demasiados» videojuegos podría simplemente reflejar el caos que sienten en el resto de sus vidas.

Conclusión

La investigación psicológica ha comenzado a confirmar que es posible tener un problema clínico relacionado con los videojuegos. La Organización Mundial de la Salud agregó la adicción a los videojuegos a su extensa lista de diagnósticos en 2018.

Sin embargo, no todas las personas que juegan «demasiados videojuegos» tienen una adicción. Estadísticamente, es mucho más probable que tengan depresión, ansiedad social, Autismo, Déficit Atencional, una combinación de diagnósticos u otro malestar disfrazado de «adicción a los videojuegos».

También es muy probable que estén jugando juegos simplemente como una forma de conectarse con sus amigos o porque los juegos son divertidos. La respuesta terapéutica adecuada es diferente para cada uno, por lo que primero debe entenderse el motivo de jugar demasiados videojuegos.

Fuente: Fishman. A. (2020). Why Won’t My Kid Stop Playing Video Games? Psychology Today. Recuperado de (https://www.psychologytoday.com/intl/blog/video-game-health/202011/why-wont-my-kid-stop-playing-video-games). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Piensa Antes De Publicar: Las Personas En El Espectro Autista También Merecen Consentimiento Y Privacidad

El consentimiento es uno de los conceptos más importantes que deben comprender las personas de todas las edades. Es un principio fundamental con respecto a cómo tratamos a otras personas, forma la base de muchos estándares éticos y es algo que todas las personas deben aprender desde una edad temprana como algo que se aplica a todas las interacciones y relaciones interpersonales.

Como tú puedes ver, el consentimiento se aplica a todas las personas. Esa es la razón de porque es muy alarmante saber de personas que publican información muy sensible acerca de sus seres queridos en el Espectro Autista en Internet, a menudo vinculada a información de identificación como un nombre o una imagen, sin preguntar primero a la persona en cuestión si está bien.

Para ser justos, publicar sobre personas (especialmente niños) en Internet sin su permiso es algo que les sucede a personas de todos los neurotipos, no solo a las personas en el Espectro Autista, pero es especialmente frecuente y atroz dentro de la «comunidad autista» más amplia. Los padres comparten videos de las crisis y los ataques de pánico de sus hijos públicamente en YouTube y Facebook. Las personas escriben blogs que detallan información muy personal, a menudo vergonzosa, sobre sus familiares en el Espectro Autista e incluyen nombres o imágenes reales. Y este tipo de intercambio de información sensible también a veces les ocurre a los adultos que viven la condición, no solo a los niños. Esto está volviendo cada vez más común a medida que los blogs y los canales de YouTube sobre el Espectro Autista creados por padres están aumentando en número, pero estas vías no son las únicas culpables de este tipo de publicaciones.

Muy a menudo, las personas que hacen esto defienden estas prácticas alegando que son «para concientizar». Pero eso no significa que está bien. ¿Estarías de acuerdo con que alguien publique información comprometedora sobre ti públicamente en Internet, disponible para futuros empleadores, seres queridos y amigos para que la encuentren más adelante? ¿Para que los acosadores y depredadores puedan encontrarlos? ¿No? Entonces, ¿por qué crees que está bien hacerle esto a otra persona?

¿Te imaginas que Google buscando tu nombre solo para un resultado de portada sea un blog que escribieron tus padres donde detallaron todos tus dificultades personales para que el mundo los lea, con imágenes y nombres? No es de extrañar que sean muchas las personas en el Espectro Autista que hayan tenido exactamente esta experiencia. No, sus padres no pensaron en decírselo nunca.

Para compartir los datos personales de alguien, incluidos su diagnóstico y sus dificultades cotidianas, en un ambiente público, es necesario obtener el consentimiento explícito de esa persona para hacerlo. Esto se aplica a personas de todas las edades y habilidades, por cierto. Las personas pueden argumentar que está bien compartir sobre alguien sin su permiso porque «son demasiado jóvenes para dar su consentimiento» o «no hablan, por lo que no pueden comunicarse». Ignorando por un momento que no hablar no significa no comunicarse, solo quiero señalar que no es así como funciona el consentimiento. No asumas que tienes permiso para hacer algo hasta que no lo tienes; en cambio, busca el consentimiento antes de pedirlo. Y sí, esto significa no compartir datos personales sobre niños pequeños en Internet. Deja de publicar información personal comprometedora o potencialmente vergonzosa sobre cualquier persona, especialmente si él/ella está en el Espectro Autista, en Internet.

Ahora, es comprensible que pueden haber circunstancias en las que sea útil compartir información que podría ser personal o comprometedora para buscar apoyo, incluso en Internet. La clave en estas situaciones es anonimizar la información: publicar de forma anónima, no dar nombres u otra información de identificación, y no incluir ninguna imagen que incluya la cara de nadie. Una vez que está en Internet, realmente se inmortaliza, así que no publiques nada de lo que te avergonzarías haber gritado desde los tejados si se tratara de ti.

Todo lo anterior también se aplica en cierta medida al intercambio de diagnósticos en público. En particular, esas camisetas que proclaman con orgullo «mi hijo/a está en el Espectro Autista». Ciertamente tú no querrías que todos los que pasan al lado de tu hijo/a en la calle sepan que él/ella vive la condición y se sentiría mortificado/a si dicho mensaje transmitiera a todos en los alrededores a través de una camiseta. Un diagnóstico es información privada que no todos los extraños necesitan conocer, y no menos importante porque abren a la persona en el Espectro Autista en cuestión a posibles abusos.

Si una persona en el Espectro Autista escoge compartir su propio viaje y experiencia personal viviendo la condición, esto no significa que todos los demás tengan derecho a compartirlo por él/ella sin su permiso. Las personas en el Espectro Autista merecen privacidad y dar su consentimiento para que su información personal se comparta públicamente. Considera esto antes de publicar.

Fuente: Quincy. (2021). Think Before you Post – Autistic people deserve consent and privacy too. Speaking of Autism… Recuperado de (https://speakingofautismcom.wordpress.com/2021/11/15/think-before-you-post-autistic-people-deserve-consent-and-privacy-too/). Traducido por Maximiliano Bravo.