5 Reglas Útiles Para El Mes De Aceptación Del Espectro Autista Y Más Allá

Las palabras, símbolos y campañas que vemos durante el mes de aceptación del Espectro Autista nos recuerdan los errores comunes que cometen las personas al escribir sobre personas que viven la condición. Aquí hay algunas reglas útiles a tener en cuenta.

I) A muchos de nosotros no nos gusta el lenguaje persona-primero: Una de las primeras cosas que muchos profesionales aprenden acerca de la discapacidad es que cuando se habla de discapacidad, siempre debe poner a la persona primero. Sin embargo, muchas personas en situación de discapacidad no están de acuerdo. Esto es especialmente cierto (aunque no universal) en la comunidad del Espectro Autista. Muchos de nosotros simplemente vemos nuestra condición como otra parte de lo que somos. Si alguien tiene que mirar más allá para vernos como personas, tenemos que preguntarnos si realmente ven quiénes somos. Los chilenos pueden ser personas sin ser “personas con ciudadanía chilena”. Entonces, ¿por qué debemos ser “personas con Espectro Autista”?

Por supuesto, si está hablando con una persona en particular, siempre es mejor preguntarle su preferencia. Algunos de nosotros realmente preferimos el lenguaje persona-primero. Por esa razón, a menudo se pueden alternar términos al escribir sobre el Espectro Autista. Otra frase que a veces puede funcionar como una opción respetuosa es “persona en el Espectro Autista”.

II) Estamos cansados ​​(y desconfiamos) de las campañas de sensibilización: Cada mes de aceptación del Espectro Autista, las organizaciones benéficas de la condición dirigidas por padres y profesionales piden a sus seguidores que difundan la conciencia iluminando edificios y monumentos en azul, vistiendo ropa azul y abrochando las solapas de las piezas del rompecabezas.

Esto no hace nada para abordar los problemas prácticos muy reales que enfrentamos. Estas campañas a menudo propagan el miedo y promueven estereotipos dañinos.

Autism Speaks, la organización responsable de la campaña “Light It Up Blue”, describe la generación actual de niños, adolescentes y adultos jóvenes en el Espectro Autista como una crisis de salud pública y una carga para las familias y los gobiernos. A lo largo de la larga historia de la cinta del rompecabezas, a menudo se ha asociado con la creencia de que a las personas en el Espectro Autista les faltan piezas, que se deben encontrar para que podamos recuperarnos. Con este contexto en mente, muchos de nosotros vemos stickers de la cinta de rompecabezas y luces azules en los puntos de referencia de nuestras ciudades como signos de odio, no de apoyo.

III) Nada sobre nosotros sin nosotros: No es raro ver historias de interés humano sobre el Espectro Autista donde padres, profesores, terapeutas e incluso auxiliares de aseo comparten sus ideas sobre una persona en el Espectro Autista y lo que la condición significa para ellos. ¡La única persona que no recibe una palabra es el sujeto del artículo!

No todas las personas en el Espectro Autista podrán responder a las preguntas de una entrevista. Sin embargo, a muchos que si pueden simplemente no les preguntan. Otros pueden hablar o escribir, pero tienen dificultades para responder preguntas en tiempo real. Para estas personas, las adaptaciones simples como proporcionar preguntas escritas de la entrevista con anticipación pueden marcar una gran diferencia.

Otro error común es suponer que ninguna persona en el Espectro Autista leerá un artículo sobre la condición. Los autores escriben “a diferencia de tú y yo” o “como tú y yo”, pero rara vez somos incluidos como parte del “nosotros” al que se refiere el autor. La verdad es que no hay ningún lugar donde pueda asumir con seguridad que ninguno de nosotros está presente. El Espectro Autista es una condición extremadamente variable, donde muchas combinaciones diferentes de rasgos pueden conducir al mismo diagnóstico. Cualquiera que sea tu audiencia, es probable que al menos algunos de nosotros ya estemos en ella.

IV) Queremos vivir bien, no volvernos normales: Muchas intervenciones del Espectro Autista se centran en hacer que las personas que viven la condición se parezcan más a las personas neurotípicas. Los objetivos comunes de las terapias incluyen aumentar el contacto visual y reducir los movimientos inusuales.

Estas no son prioridades típicamente seleccionadas por personas en el Espectro Autista. Las prioridades más comunes incluyen reducir el impacto de las desventajas asociadas con nuestra condición, como la ansiedad y la hipersensibilidad sensorial; habilidades de aprendizaje necesarias para tener éxito en la educación y encontrar empleo; y acceder a apoyo y adaptaciones para ayudar con la vida diaria.

Puede haber costos intolerables asociados con un enfoque en lograr una apariencia de normalidad. El contacto visual puede ser dolorosamente intenso e intrusivo, o puede ser imposible hacer contacto visual simultáneo con alguien y comprender sus palabras habladas. Permanecer quieto puede requerir una gran cantidad de atención, dejando poco para aprender. Agitar las manos puede ser una expresión de alegría o una forma de recuperar la sensación de dónde está el cuerpo en el espacio.

A aquellos de nosotros que nos hemos hecho parecer más normales o hemos logrado algunos de nuestros objetivos, a menudo se nos dice que hemos “superado” el Espectro Autista. Esto es engañoso. A menudo hemos tenido que enfrentar y superar prejuicios, o poner mucho más trabajo en aprender una habilidad que es más fácil para los demás. Podemos tener dificultades en áreas de nuestras vidas que los demás no ven. Esta puede ser una historia bastante buena por sí sola, sin necesidad de recurrir a clichés cansados ​​sobre la “superación” del Espectro Autista

V) Las etiquetas funcionales no son informativas y son dañinas: Cuando te faltan palabras, las frases rápidas como bajo y alto funcionamiento pueden ser tentadoras. Sin embargo, estas frases significan tantas cosas diferentes para diferentes personas que no son muy informativas. Alguien puede parecer de alto funcionamiento para una persona porque puede hablar en oraciones completas y de bajo funcionamiento para otra persona porque no está incluida en un colegio ordinario. Es posible que alguien más no pueda cocinar, conducir o navegar el transporte público de manera independiente, pero se graduó de la universidad con honores. ¿Dónde encajan?

Con demasiada frecuencia, la respuesta es que las etiquetas funcionales se usan para descartar a todos. Como dijo Laura Tisoncik, “la diferencia entre el autismo de alto funcionamiento y el de bajo funcionamiento es que alto funcionamiento significa que se ignoran sus déficits, y bajo funcionamiento significa que se ignoran tus ventajas“.

Una mejor opción es a menudo ser simplemente específico. Piensa en lo que quieres decir cuando quieras usar uno de esos términos abreviados. Si quiere decir que alguien no puede hablar, o necesita ayuda para administrar las finanzas, o se descompensa frecuentemente, puede ser mejor decir eso.

Fuente: Albretch, K. (2020). 5 Guidelines for Autism Acceptance Month and beyond. AssistiveWare. Recuperado de (https://www.assistiveware.com/blog/5-guidelines-for-autism-acceptance-month?fbclid=IwAR2kGMccEbw_emu4yWcEm7BVgrt7fGHfla2adfwCMqX1qvsTUOBKnwS9XTw). Traducido por Maximiliano Bravo.

5 Mensajes Que Las Personas En El Espectro Autista Desearían Haber Escuchado Mientras Crecieron Sin Un Diagnóstico Fiable

Un diagnóstico tardío es un fenómeno cada vez más común que ha sido atribuido al aumento de la concienciación, la ampliación de los criterios de diagnóstico y la introducción de la noción de del espectro Autista. Este proceso de diagnóstico implica rebobinar nuestra infancia y examinar exhaustivamente nuestras experiencias para encontrar evidencia de rasgos del Espectro Autista a lo largo de nuestras vidas.

Durante este proceso de reflexión sobre las experiencias de la infancia, y como están claramente marcadas por nuestra condición, a menudo nos preguntamos: ¿Por qué nadie vio esto antes? ¿Por qué ha tardado tanto en conocerlo y comprenderlo? y luego cuestionar si un diagnóstico anterior habría evitado el dolor o la angustia o exclusión social.

Al reflexionar sobre este proceso, aquí hay una lista (no exhaustiva) de cosas que desearíamos haber sabido sobre el Espectro Autista cuando éramos más jóvenes. Si bien no podemos retroceder en el tiempo, podemos compartir estos mensajes con los jóvenes en el Espectro Autista de hoy para guiar el desarrollo de una identidad autista positiva y promover la salud mental y el bienestar.

I) Hay algunas cosas que nunca tendrán sentido para ti: Independientemente de la cultura dominante, hay abundantes rituales y costumbres en nuestro mundo. Muchas de estas prácticas son bastante absurdas, pero no se cuestionan porque han sido parte del paisaje predominante desde tiempos inmemoriales.

Las normas sociales pueden ser muy confusas. ¿Por qué debes abrazar a tu tío/a que solo ves una vez al año? ¿Por qué es cortés abrir la tarjeta antes del regalo? ¿Por qué se espera que hagas una llamada telefónica para expresar gratitud por la tarjeta de cumpleaños que nunca quisiste en particular?

Para muchas personas en el Espectro Autista, estas cosas siguen siendo tan confusas en la edad adulta como lo fueron en la infancia. Hay momentos en los que puede decidir conformarse por mantener la paz, complacer a los demás o mantener relaciones importantes, a pesar de sentirse inútil o ilógico.

Afortunadamente, es posible encontrar espacios donde tales normas sin sentido son intrascendentes, donde podrá sentirse cómodo al optar por no cumplir estas normas, y donde eliminar las cadenas sociales vinculadas a los actos de afecto es tanto aceptado como recíproco.

II) Sigue tu propio ejemplo: Es importante honrar, en lugar de desechar, tu forma de se y estar en el mundo. Puede sentirse impulsado a hacer estereotipias, es decir, mover tu cuerpo de ciertas maneras, o hacer sonidos particulares, o buscar estímulos sensoriales para regular o expresar tus emociones y sentimientos, tanto positivos como negativos.

Del mismo modo, puedes encontrar comodidad al ajustar tu entorno para reducir los estímulos sensoriales, por ejemplo, modificando la luz o el ruido. Es posible que prefieras comunicarse por escrito en lugar de verbalmente. Puedes conectarse más profundamente con las personas cuando la atención se centra en un interés o una actividad compartida.

Suprimir tales necesidades solo servirá para exacerbar tu incomodidad. Tus necesidades son tan importantes como las necesidades de los demás. A veces encontramos formas sutiles, incluso secretas, de satisfacer estas necesidades para ser discretos y al mismo tiempo honrar a nuestros auténticos seres autistas. Pero equilibramos esto al aceptar la libertad de ser auténticamente autistas cuando estamos en espacios y lugares donde tenemos la libertad para hacerlo.

III) Disfruta tus pasiones: Dedicar tiempo para disfrutar tus intereses y pasiones es fundamental para el bienestar de todas las personas, independientemente del neurotipo. Algunas personas encuentran la manera de convertir sus intereses en una carrera; otros se dedican a sus intereses por puro placer. Ambos tienen el mismo valor. No importa cuáles sean tus intereses, no importa si otros los consideran “apropiados” o si pueden convertirse en una carrera legítima, pone en cuarentena el tiempo para sumergirte en esas madrigueras y explorar sus intereses para tu disfrute personal.

La mente autista es particularmente buena para mantener la concentración y absorber información cuando está interesada y, por otro lado, puede resultar legítimamente doloroso realizar tareas poco interesantes. Tómate el tiempo para buscar áreas de interés, profundizar en diferentes temas y explorar ideas y conceptos interesantes. Donde algunas personas buscan consuelo y conexión en el mundo social, las personas en el Espectro Autistas a menudo encuentran una sensación similar de consuelo en los intereses apasionados, lo que puede ser una fortaleza significativa en tiempos difíciles.

IV) Hay personas que si te entienden: A veces puede sentirte aislado/a, extraño/a, solo/a, incomprendido/a. Esta es una experiencia común de las personas en el Espectro Autista, particularmente durante los años escolares cuando estamos agrupados con otras personas que no necesariamente comparten nuestros intereses, perspectivas o valores, únicamente en función de una edad similar. Si bien puede parecer que nadie te entenderá, a medida que creces, tu mundo se ampliará y tendrás la oportunidad de conocer personas que no solo te entienden sino que también te aprecian, tal como eres.

Algunas personas encuentran un sentido de pertenencia y conexión en la comunidad autista; otras personas encuentran sus conexiones profundas y genuinas en otra parte. Pero el hecho es que hay una gran diversidad de personas en este mundo, y dentro de esa diversidad hay personas que lo entenderán.

V) Eres una persona en el Espectro Autista: Por encima de todo, eres una persona en el Espectro Autista. Estamos seguros de que también son muchas otras cosas. Quizás seas amable, honesto/a, alto/a, bajo/a, introvertido/a, extrovertido/a, y subyacente a todos estos rasgos se encuentra una base del Espectro Autista. Tal condición no es modificable, temporal o curable; te acompañará toda tu vida.

El Espectro Autista está entretejido a lo largo de cada una de tus experiencias y apuntala tus formas de ver, ser y hacer. Y eso es algo hermoso. Ves el mundo a través de una lente inherentemente autista, lo que significa que verás detalles que otros pierden, harás conexiones que otros no pueden entender, experimentarás intensidad de maneras que solo una mente autista puede.

El Espectro Autista es una de las cosas que te hace único/a a ti. No estás roto/a, ni dañado/a, ni equivocado/a; eres maravillosamente autista.

Y ahora, un mensaje para tus padres.

Siéntete orgulloso/a de tu hijo/a en el Espectro Autista y ámalo/a incondicionalmente. Intentar separarlo/a de su condición no es útil, ni tampoco hablar negativamente sobre el Espectro Autista. Cuando habla negativamente sobre la condición, está hablando negativamente sobre tu hijo/a.

Puede parecer que hay una diferencia, pero tu hijo/a no experimenta su condición como algo separado de sí mismo/a; más bien, escuchan palabras negativas habladas sobre ellos. Esto puede hacer que se sientan mal, defectuosos, rotos, menos.

Sé abierto/a, objetivo/a y positivo/a sobre el Espectro Autista. Los niños captan nuestros sentimientos y actitudes, y eso informa cómo se ven a sí mismos y al mundo. Si nos acercamos de puntillas a su condición, la mantenemos oculta o nos sentimos incómodos al hablar sobre ella, eso envía un mensaje a nuestros hijos de que es algo para ocultar y sentir vergüenza, miedo o frustración.

El Espectro Autista no es algo a lo que temer. Sí, hay dificultades que conlleva ser una persona en el Espectro Autista en un mundo predominantemente neurotípico. Sí, existen condiciones comórbidas y sistemas inflexibles que pueden plantear dificultades importantes para tu hijo/a y la unidad familiar. Pero tu amor incondicional y la aceptación genuina de tu hijo/a creará un escudo psicológico y emocional para ayudarlo a navegar por el mundo.

Tu hijo/a, como todos los niños, puede prosperar solo con un fuerte sentido de autoconcepto, y para los niños en el Espectro Autista que incluye un sentido positivo de su identidad autista. Incluso en la edad adulta, siempre será tu hijo/a y siempre será una persona en el Espectro Autista.

Fuente: Bullus, E. & Sesterka, A. (2020). 5 Messages for My Younger Autistic Self. PsychologyToday. Recuperado de (https://www.psychologytoday.com/au/blog/insights-about-autism/202003/5-messages-my-younger-autistic-self?fbclid=IwAR2BySACa88bLUiRRPXJ09bWns6tq5ZzgtzPhGAMlY6hlKtMFOUumzIl6Xo). Traducido por Maximiliano Bravo.

No Hay Una Cura Para El Espectro Autista

Queridos neurotípicos,

¿Están consciente de que …

… NO existe una cura para el Espectro Autista?

Ni muchas personas que viven la condición desean una cura. Para ser sinceros, nos resulta bastante insultante que esto sea incluso una sugerencia.

¿Sería bueno tener una cura para nuestras comorbilidades? ¡Claro que sí! Si hubiera una forma para hacer desaparecer nuestros trastorno de ansiedad de nuestros cerebros, ¡seríamos los primeros en la fila! Estamos seguro de que cualquier persona en el Espectro Autista con epilepsia, trastornos gastrointestinales, depresión, síndrome de Ehlers-Danlos u otras muchas comorbilidades que pueden coincidir con el Espectro Autista también estarían agradecidos de recibir tal cura.

Sin embargo, no son el Espectro Autista. Por eso se les llama “comorbilidades” y tienen sus propios nombres y criterios de diagnóstico. No todos las personas en el Espectro Autista tendrán estas afecciones médicas, estar en el Espectro Autista solo significa que la probabilidad puede aumentar.

Por lo que he visto en Internet, creo que muchas personas confunden estas comorbilidades del Espectro Autista con la condición en sí. Es comprensible que los neurotípicos quieran ayudar a sus seres queridos en el Espectro Autista cuando los ven sufrir. ¿Quién no lo haría? Pero, esto puede tener consecuencias desastrosas. Los padres desesperados, que aparentemente intentarán cualquier cosa, llegarán a extremos que amenazan la vida en nombre de “ayudar” a sus hijos en el Espectro Autista.

No existe categóricamente una “cura para el Espectro Autista” aprobada médicamente en el mercado, pero esto no impide que los charlatanes inescrupulosos, hambrientos de dinero, promocionen todo tipo de cosas como una “cura”. Esto puede ser desde “dietas especiales” (que es ridículo cuando muchas personas en el Espectro Autista ya tienen un perfil de alimentación restringido) hasta MMS (solución mineral milagrosa, que es dióxido de cloro – blanqueador industrial). Sí, las personas está realmente dando blanqueador industrial a sus seres queridos en el Espectro Autista como una “cura” y los desvergonzados vendedores de aceite de serpiente se están beneficiando. Es repugnante y completamente aborrecible.

Como persona en el Espectro Autista, yo categóricamente no quiero una cura. Si no viviera dicha condición, no sería yo en absoluto. Mi forma única de ver el mundo puede ser increíble y trae consigo muchas fortalezas y habilidades. Eso no quiere decir que ser una persona en el Espectro Autista en este planeta predominantemente neurotípico no sea difícil, ¡por supuesto que sí!

No resulta inusual que existan personas en el Espectro Autista que dicen que si les gustaría una cura. Sin embargo, cuando comienzas a profundizar en por qué, casi siempre se debe al ostracismo que han enfrentado por parte de la sociedad. La discrminación, la exclusión y el aislamiento al que están sujetos como resultado de ser personas en el Espectro Autista. Esto es desgarrador. Pero esto tampoco es culpa de la condición, es de la sociedad.

Cuando los neurotípicos comienzan a aceptar a las personas en el Espectro Autista, Entonces la vida comenzará a mejorar drásticamente para nosotros. Tenemos tantas fortalezas que pueden llevarse a todos los espacios diferentes si solo se nos da la oportunidad. Somos altamente analíticos, orientados al detalle y capaces de concentrarnos intensamente en las tareas, lo que nos convierte en excelentes empleados (si en realidad fuimos contratados en primer lugar).

Somos los creativos, los inventores, los que vemos soluciones únicas a problemas aparentemente irresolubles. Dicho esto, nuestro valor no debería estar determinado por lo que podríamos “devolver” a la sociedad. Debería estar determinado por nuestra humanidad. Somos personas. Merecemos ser aceptados. Merecemos ser incluidos. Merecemos ser respetados.

Las personas en el Espectro Autista tienen tanto derecho a existir como los neurotípicos y no necesitamos ser curados, muchas gracias.

Fuente: (2019). DAY 8: THERE IS NOT A CURE FOR AUTISM. Autistic Bride. Recuperado de (http://autisticbride.co.uk/2019/04/06/day-8-there-is-not-a-cure-for-autism/?fbclid=IwAR0ojbi8BCAsJGiXnVYoPF_QnBt6JOU0wM72ezETfyA7zBnqSAYQAwF12eQ). Traducido por Maximiliano Bravo.

La Persona Que Realmente Te Ama No Huirá De Tus Defectos, Rarezas y Manías

La persona que decidió pasar el resto de su vida junto a ti no le importan tus defectos.

Tu alma gemela, tu espíritu afín, tu chico/a especial, tu único y verdadero amor, como quieras llamarlo/a, no le molestarán tus imperfecciones.

Él/Ella te aceptará tal como eres. Encontrará lindas tus tonterías. Tus opiniones e ideas diferentes no serán algo que deseará cambiar. De hecho, tus diferencias lo/la inspirarán a cuestionar y cambiar ciertas cosas en su vida.

La persona que realmente te ama no le molestará que pienses demasiado las cosas. Hará callar tus inseguridades más fuertes y calmará tus paranoias. No te va a juzgar. Por el contrario, entenderá la razón por la que siempre analizas todo en exceso. Él/Ella sabrá que lo haces porque te preocupas profundamente de su bienestar.

La persona que realmente te ama no saldrá corriendo cuando tengan una pequeña discusión. No tendrá miedo de confrontarte y hablar abiertamente sobre cualquier tipo de problema que puedas tener. No te va a dejar solo/a cuando te sientas más débil. Te apoyará, te tomará de la mano y te hará saber que lo mejor está por venir.

La persona que realmente te ama no te va a juzgar por ser raro/a. Disfrutará de tus rasgos peculiares. De hecho, tu locura complementará su locura. Te hará reír hasta que llores. Se asegurará de que te sientas cómodo/a para ser tú mismo/a frente a él/ella, sin máscaras y sin vergüenza.

La persona que realmente te ama no va a tener miedo de la intensidad de tu afecto. No se sentirá asfixiado/a por tu cariño. De hecho, disfrutará de tus pequeños o grandes actos de amor. Porque él/ella estará encantado/a de pasar su vida a tu lado.

Lo más importante, la persona que realmente te ama nunca te hará daño, te mentirá o te abandonará. Él/Ella cuidará tu corazón de la misma manera que tú cuidarás el suyo.

Fuente: Reeds, S. (s.f.). The Right One Won’t Be Bothered By Your Flaws, Weirdness And Your Overthinking Mind. Recuperado de (https://curiousmindmagazine.com/the-right-one-wont-be-bothered-by-your-flaws-weirdness-and-your-overthinking-mind/?fbclid=IwAR0LwZyM7gV5BxtVdqdPtd_ZyKSwVZwvGpT6vjN-xYR8zBhB6Jm_MHtUalg). Traducido por Maximiliano Bravo.

5 Formas Para Ayudar A Los Alumnos En El Espectro Autista A Acomodarse A Un Nuevo Colegio

Ingresar a un nuevo colegio siempre es difícil. Ya sea que se trate de nuevos profesores, nuevos compañeros y nuevos horarios académicos, muchos alumnos anticiparán nerviosamente lo que está por venir.

Y los alumnos en el Espectro Autista pueden encontrar esta transición particularmente agobiante.

Los grandes cambios en las rutinas escolares anteriormente familiares pueden ser abrumadores y aumentar la ansiedad.

En el peor de los casos, esto puede dar como resultado manifestaciones de comportamiento que agotan física y emocionalmente a tales alumnos (a menudo denominadas “crisis”) y también tienen un impacto en las personas a su alrededor.

La planificación y preparación cuidadosas son clave para evitar esto y permitir que los alumnos en el Espectro Autista se acomoden sin problemas a su nuevo entorno educativo.

Aquí hay cinco pasos prácticos que los colegios pueden aplicar para apoyar a los alumnos en el Espectro Autista al comenzar esta nueva transición.

I) Conocer a tus alumnos: Cada alumno/a en el Espectro Autista es diferente y tiene diferentes necesidades de apoyo, por lo que es vital conocerlos como personas.

Lee todos sus documentos antes del comienzo del semestre, como un plan de educación, salud y cuidado (si tienen uno) o cualquier informe procedente de colegios anteriores.

Luego, al comenzar el semestre, habla con tu alumno/a para averiguar qué es para ellos un buen día.

II) Preparar a tus alumnos para su nuevo entorno: Los lugares desconocidos pueden ser más difíciles para los alumnos en el Espectro Autista. Ayudar a tus alumnos a acostumbrarse a su nuevo entorno con anticipación puede reducir su ansiedad y garantizar que estén listos para aprender.

Esto podría incluir invitar a tu alumno/a al colegio un día antes para mostrarle los alrededores antes de que los pasillos se llenen de otros alumnos, o proporcionarles una guía visual de su nuevo edificio con anticipación.

También es útil proporcionar fotos del personal e información clave sobre ellos. Los perfiles de una página son una excelente manera de capturar información importante sobre una persona en un formato simple que el personal y los alumnos pueden compartir fácilmente.

III) Considera el salón de clases: Los alumnos en el Espectro Autista procesan sus entornos sensoriales de manera diferente, por lo que cosas como una iluminación intensa o demasiado ruido pueden tener un impacto mucho mayor en ellos que sus pares neurotípicos. Con esto en mente, es importante encontrar un lugar cómodo para que tu alumno/a se siente en el salón de clases, y mantener esto constante.

A algunos alumnos les resulta difícil interpretar las instrucciones verbales y pueden tener dificultades para comunicarse. Contar con apoyos visuales y comunicacionales puede ser útil para permitir que tus alumnos tengan acceso al aprendizaje.

IV) Minimizar las interrupciones: La consistencia y la rutina son importantes para los alumnos en el Espectro Autista, por lo que los cambios de horario pueden ser difíciles de manejar.

Si una clase se le cambia la hora, o un/a profesor/a es reemplazado/a, asegúrate de informarle a tu alumno/a con anticipación si es posible para minimizar su ansiedad. También vale la pena darle a tu alumno/a un referente nombrado a quien puedan recurrir si necesitan ayuda para navegar en un horario interrumpido.

V) Aumentar la comprensión y la aceptación del Espectro Autista: Muchos alumnos en el Espectro Autista sufren acoso escolar y exclusión social debido a cómo sus diferencias son percibidas por sus pares. Aumentar la comprensión y la aceptación del Espectro Autista es una forma clave de abordar esto.

Como parte de la inducción a tus alumnos, ofréceles sesiones destinadas a desafiar las percepciones del Espectro Autista y celebrar las diferencias. Por ejemplo, destacando modelos positivos del Espectro Autista como la activista climática Greta Thunberg.

Fuente: Berkeley, V. (2019). Five ways to help autistic students get settled. Tes. Recuperado de (https://www.tes.com/news/autism-five-ways-help-new-school-year?fbclid=IwAR3vT9AcRRIL0_J–Jz4qeO7Je834xpx8yZdMQXEEe1LGK_uRcr6DnkdizA). Traducido por Maximiliano Bravo.

No Te Tiene que Gustar Ser Una Persona en Situación de Discapacidad

Esto es lo que significa la aceptación hacia las personas en situación de discapacidad:

  • Saber cuáles son tus habilidades y cuáles no.
  • Aceptarte como si ya tuvieras valor
  • Vivir tu vida ahora y hacer las cosas que te importan.
  • No pasarte la vida esperando que llegue una cura

Pero, algunos tipos de conversaciones sobre aceptación terminan ejerciendo presiones destructivas sobre las personas en situación de discapacidad. Por ejemplo:

  • Está bien que te guste o no te guste ser una persona en situación de discapacidad. Está bien que te gusten algunos aspectos de su condición, pero otros no.
  • Está bien querer tratamiento y sentirse frustrado porque no está disponible
  • Está bien seguir un tratamiento que * esté * disponible
  • Está bien trabajar duro para obtener o mantener ciertas habilidades físicas o cognitivas, y estar feliz o orgulloso de tenerlas
  • Está bien decidir que algunas habilidades no valen la pena mantenerlas, y estar feliz o orgulloso de seguir adelante con ellas
  • Todas esas cosas son elecciones muy personales, y no es asunto de nadie más excepto tú
  • Ninguna de las anteriores traicionan el concepto de aceptación u otras personas en situación de discapacidad.

El punto de la aceptación es superar el pensamiento mágico.

Significa verte a tí mismo como realmente eres, sin ser consumido por una tragedia o la necesidad de centrarse en superar la discapacidad. Significa aceptar dónde estás y vivir ahora, sin pasarte la vida esperando que llegue una cura.

La aceptación crea habilidades. La aceptación hace que sea más fácil ser feliz y tomar buenas decisiones. Pero la aceptación no resuelve todo, y no viene con la obligación de amar absolutamente todos los aspectos de ser una persona en situación de discapacidad.

Fuente: (2014). You don’t have to like being disabled. Real Social Skills. Recuperado de (https://www.realsocialskills.org/blog/you-dont-have-to-like-being-disabled?fbclid=IwAR2vm314KKsDp2jYYRJIYaT-0yPunDKMfFPZJBeY8g8AQDFXpxa-WZmiQJw). Traducido por Maximiliano Bravo.

De la Neurodiversidad a la Neuroharmonía: Debemos Replantear Nuestra Visión del Espectro Autista

Gran parte de las terapias tradicionales para el Espectro Autista están dedicadas a eliminar las variaciones y alinearse con lo típico. ¿Qué pasa si este es un punto de referencia falso contra el cual juzgamos a aquellos individuos que viven con dicha condición?

Durante demasiado tiempo hemos tenido un enfoque muy estrecho del Espetro Autista como déficit, sin poder ver los increíbles beneficios asociados con estar en dicha condición. Un centenar de años más o menos de un modelo reduccionista nos ha dejado centrados en los déficits y en ver la patología en lugar de mirar a través de la lente más amplia de la percepción mejorada y formas alternativas de ver y ser. Esto ha sido en detrimento de todos nosotros.

Replantear el Espectro Autista es celebrar la diversidad. Es aprovechar la inteligencia innata, la brillantez y la creatividad de una percepción mejorada, un campo en el que las personas del espectro a menudo habitan, y luego ayudar a las personas a aprovechar al máximo sus dones.

El mundo siempre ha estado formado por una gran variedad de personas cuyas diferencias únicas hacen que el mundo sea un lugar mejor, pero la colusión de la experiencia normativa como la única forma auténtica de vivir ha dejado a muchos individuos, y no solo a aquellos en el Espectro Autista. – Sentirse marginado, fuera de lugar e invisible.

Cuando tratamos de definir nuestra humanidad en un ancho de banda estrecho, no podemos ver las habilidades notables que nos están mirando a la cara. Las personas en el Espectro Autista tienen habilidades sensoriales, no solo “problemas”. Sienten y ven las cosas de manera diferente, a menudo con exquisita empatía y sensibilidad. Las personas en el espectro no solo tienen sobrecarga sensorial, sino que a menudo son maravillosas y mejoran la percepción sensorial. Ven en imágenes, ven el conjunto no solo la suma de sus partes; puede haber un “flujo complejo de ideas que se transmiten desde una experiencia sensorial rica mezclada con una conciencia del mundo como forma libre”. En muchos sentidos, es una forma más abierta y sofisticada de ver y ser.

Esto es antitético a la forma fija y objetivada del cerebro izquierdo de ver que el mundo occidental ha llegado a valorarse tanto. El deseo de diseccionar y medir. para probar y refutar; para alcanzar la pureza, todo ha sido parte de nuestra cultura colectiva y ha estado íntimamente vinculado con nuestros sistemas universitarios, la educación más amplia; La investigación y nuestra práctica clínica. La institucionalización de lo “normal” nos ha dejado incapaces de ver y apreciar los regalos que vienen con una forma más matizada de estar en el mundo.

Las personas en el Espectro Autista a menudo se sienten alienadas. Es difícil entenderlo si piensas y hablas en imágenes, olores y colores, y todos los demás hablan y piensan con palabras. En un mundo neurotípico que excluye lo que no es lo mismo, es casi imposible que aquellos en el espectro, que viven auténticamente, sean vistos y comprendidos.

La mente neurotípica puede aprender mucho de la complejidad, el alcance y los sabores de la percepción mejorada. Cuando trabajamos dentro de este marco, terapéuticamente, ayudamos a llevar el propósito y la elección al proceso. Cuando no lo hacemos, estampamos un molde neurotípico que aplana el complejo sistema sensorial y amortigua o abruma al autista.

Tenemos que ser conscientes de la delicadeza de trabajar con personas que están acostumbradas a ser violadas por las prácticas de las normas culturales. Tenemos que aprender la experiencia de validación que es diferente a la nuestra y aprender a no sellar nuestras propias ideas preconcebidas acerca de cómo creemos que deberían verse las cosas.

Esto es mucho más fácil para las personas neurodiversas que para las personas que han crecido cómodamente en el sistema normativo. Las personas neurotípicas están acostumbrados a las reglas, regulaciones y expectativas de la cultura normativa. Estas reglas no funcionan con alguien en el espectro. La terapia neurodiversa debe ser considerada con una gran cantidad de información nueva. Se necesita jugar testigo de un auto emergentes; no puede ser directivo; necesita alentar no informar; debe respetar lo que no sabe y ver al cliente y su sistema nervioso como infinitamente inteligentes, independientemente de su capacidad externa. Debemos recordar que las personas con autismo son altamente individuales, por ejemplo, no todas las personas en el espectro experimentan una percepción mejorada de la misma manera y no todas las personas en el Espectro Autista aman la repetición. El trabajo tiene que ser creativo, distinto y ingenioso.

Las personas en el Espectro Autista a menudo tienen una antena delicada. Viven en un sistema nervioso sutil. El Espectro Autista es una experiencia sensorial de cuerpo completo, no dominante en el cerebro izquierdo y, como tal, vamos mucho más lejos cuando trabajamos con el sistema sensorial al mismo tiempo. Esto desplaza de nuevo los postes de gol. En lugar de progreso y crecimiento externo, el enfoque se convierte en uno de manifestación sutil; de conexión la seguridad; Dominio y resiliencia a nivel intersticial. En lugar de enseñar habilidades y estrategias de afrontamiento, enseñamos cómo trabajar con el sistema nervioso para que pueda mantenerse fuerte y conectado con la información sensorial entrante. Guiemos en lugar de instruir y trabajar juntos para proporcionar un nuevo nivel de auto-compostura que se convierta en una experiencia individual única.

La diversidad es la esencia de la brillantez y cuando la sofocamos en un molde neurotípico, es la pérdida del mundo. Necesitamos adaptarnos y crear formas nuevas, más apropiadas e innovadoras para apoyar esta forma de ser.

Para promover la diversidad, necesitamos verla como una función humana en evolución. En lugar de necedades banales y ver a las personas como “especiales”, debemos apreciar formas avanzadas de ver y percibir. Necesitamos abrir nuestras mentes a las posibilidades; escuche más y evite categorizar y estratificar nuestras expectativas culturales.

Necesitamos educar y brindar nuevos modelos de experiencia; Nuevas terapias basadas en sensibilidades neurodivergentes. Para hacer esto, tenemos que incluir a los innovadores, los valores atípicos, las personas que intentan marcar la diferencia y, por definición, esto no se puede hacer dentro de una organización grande y con “investigación basada en la evidencia”. Lo que ya sabemos sobre el autismo y los servicios de autismo no es lo que queremos saber. Los usuarios de los servicios, personas en el Espectro Autista, han dicho esto una y otra vez, quienes están consternados, desanimados y, a veces, disgustados por lo que se considera apropiado para ellos.

Se puede ganar mucho adoptando un paradigma más complejo e intrincado del Espectro Autista y reformulándolo de algo que necesitamos “arreglar” a algo que podamos explorar. Esto no quiere decir que no haya muchas formas en que las personas en el espectro experimenten dificultades y un mayor nivel de condiciones comórbidas (ansiedad, depresión, problemas digestivos, mutismo selectivo, etc.) que la población general, y no todas se pueden explicar a partir de Una perspectiva cultural. Debemos ser conscientes de la variedad de personas en el espectro, validar la complejidad que conlleva y verla como una oportunidad para promover nuestro conocimiento y evolución colectivos.

“Neuroharmonía” es un tema emergente y permite un camino a seguir. Estamos en una revolución cultural como nunca antes se ha visto y muchas, muchas personas están haciendo todo lo posible para ser de utilidad y para ampliar la comprensión. En todo caso, la “norma” es el enemigo, no las personas reales, y avanzamos cuando podemos permanecer abiertos y solo mientras redirigimos los esfuerzos de asistencia que están en línea con nuestra conciencia en evolución y el deseo de cambio.

Fuente: Bridges, H. (2018). Reframing Autism. The Art of Autism. Recuperado de (https://the-art-of-autism.com/reframing-autism/). Traducido por Maximiliano Bravo

Adicciones y Espectro Autista: Un Problema con Raíces Muy Profundas

Las personas en el Espectro Autista no beben alcohol ni consumen drogas. Nos encantan los límites y las reglas claras, por lo que no hacemos nada ilegal. En general, somos menos susceptibles a la presión social. Y todo el mundo sabe que beber es una actividad social, por lo que obviamente las personas en el Espectro Autista ni siquiera beberían, y mucho menos se convertirían en alcohólicos. ¿Cierto?

¡ERROR!

No solo algunas personas en el Espectro Autista beben alcohol y/o consumen drogas, sino que también nos arriesgamos a la adicción. Las raíces de la adicción de las personas en el Espectro Autista pueden remontarse a la infancia, por lo que es muy importante pensar cómo estamos criando niños en el Espectro Autista hoy, si queremos ayudarlos a evitar las dificultades de la adicción en el futuro.

¿Por qué las personas en el Espectro Autista beben alcohol y/o consumen drogas?

Esta pregunta es fácil de responder. Pregúntale a cualquier persona en el Espectro Autista, incluso a aquellos que no beben alcohol ni consumen drogas, y es probable que responderán rápidamente: las sustancias que alteran la mente disminuyen las inhibiciones y ayudan a las personas a superar la timidez o la ansiedad. Es una forma de automedicación. El alcohol y algunos tipos de drogas también pueden adormecer los sentidos, que algunas personas en el Espectro Autista con problemas sensoriales dolorosos pueden encontrar calmantes.

Además, algunas personas en el Espectro Autista encuentran su primer círculo de amigos dentro de una cultura centrada en las drogas. Ese círculo de amigos incluso podría contribuir con un método para ayudarlos a superar emociones intensas: sacar las drogas y fumar hasta que todos se sintieran felices, o al menos demasiado drogados para recordar las emociones intensas que los llevaron a fumar en primer lugar.

Un artículo de investigación de 2014 en el Journal of Alcoholism and Drug Dependence se relaciona con un estudio de caso de una niña de 14 años con Síndrome de Asperger llamada Sarah. Los padres de Sarah no sabían cuán profundamente se había involucrado en una comunidad de narcotraficantes hasta que fue arrestada por vender drogas. Resultó que los narcotraficantes se habían aprovechado de Sarah, tanto sexualmente como para transportar drogas ilícitas. El artículo dice: “Ella confesó de una manera muy ingenua que pensó que estos eran sus primeros amigos de verdad y que harían cualquier cosa por ser sus amigos“. A pesar de que las personas en el Espectro Autista pueden ser más resistentes a la presión social, su aislamiento social y deseo de pertenecer a una comunidad todavía pueden hacerlos vulnerables a ser víctimas de manipulación por parte de terceros.

¿Por qué las personas en el Espectro Autista tienen un mayor riesgo de adicción?

De acuerdo con los American Addiction Centers y un estudio de la Washington University School of Medicine, las personas en el Espectro Autista tienen menos probabilidades de probar el alcohol y las drogas, pero aquellos de nosotros que tenemos un riesgo mucho mayor de adicción que la población general. Un estudio sueco encontró que el diagnóstico de Espectro Autista duplica el riesgo de adicción. En el año 2014, se realizó una encuesta de pacientes en un centro de rehabilitación en los Países Bajos. Usando los criterios diagnósticos más recientes, evaluaron a 118 pacientes por Espectro Autista y encontraron que el 6.7% era diagnosticable clínicamente. Compara esto con el 1% al 2% de la población general que es diagnosticada o diagnosticable como en el Espectro Autista, y sugiere que las personas en el Espectro Autista son tres veces más propensas a tener problemas de adicción. Si luego consideramos las tasas de uso general más bajas entre las personas en el Espectro Autista ese porcentaje mayor representa un salto masivo en el riesgo de adicción.

Es posible identificar hay dos factores importantes en juego aquí: el primero debe resultar más que obvio: aceptación social. Al nunca tener amigos y al repentinamente lograr ser aceptados, “con todas sus rarezas”, siempre y cuando estén bebiendo alcohol o consumiendo drogas con ellos, es más probable que al pasar mucho tiempo drogándose con tal círculo de amigos, mayor será la sensación de aceptación social como también lo será la adicción resultante.

El otro factor es una potencial predisposición biológica para la adicción. La genética del Espectro Autista era más común entre humanos y ratones que voluntariamente bebían cantidades excesivas de alcohol, además de leer más sobre las diferencias estructurales. en los cerebros autistas involucrados con un menor control de los impulsos y las interrupciones de los circuitos reguladores dopaminérgicos, ambos rasgos neurológicos tienen más probabilidades de contribuir a la adicción.

¿Qué hace que los programas de rehabilitación tradicionales no sean la mejor opción para las personas en el Espectro Autista?

En pocas palabras, casi todo. Los programas de rehabilitación tienden a utilizar la dinámica de grupo como parte del tratamiento. Se alienta a los pacientes a unirse y ayudarse mutuamente durante el proceso. Estas expectativas son injustas para muchos autistas, quienes tienden a ser seleccionados por no conformidad social, a aislarse o ser rechazados por el grupo. Esto afecta el tratamiento para los autistas que no pueden acceder al modelo en uso.

Otro estudio de caso en el artículo holandés es el de Peter, un joven de 20 años de edad sin diagnóstico de Espectro Autista. Peter no pudo completar una tarea a tiempo para su sesión de terapia grupal de rehabilitación, y luego tuvo un colapso cuando un miembro del personal interrumpió su trabajo. Debido a que rompió ventanas y amenazó a una enfermera, Peter fue expulsado del programa de hospitalización. Cuando regresó a la clínica para pacientes ambulatorios, el personal miró más de cerca y se dio cuenta de que Peter es una persona en el  Espectro Autista. Cuando el centro de rehabilitación cambió su enfoque, teniendo en cuenta el Espectro Autista y cambiando su comportamiento para adaptarse a las necesidades de Peter, se volvió cooperativo y fácil de trabajar, en lugar de terriblemente impredecible y enojado.

¿Cómo debería ser la rehabilitación centrada en el Espectro Autista?

Si bien la necesidad de programas de rehabilitación para la comprensión del Espectro Autista actualmente no está cubierta, algunas instalaciones y programas están comenzando a aparecer. American Addiction Centers sugiere individualizar el programa conociendo las fortalezas y debilidades de las personas en el Espectro Autista y brindándoles oportunidades para trabajar solo o en grupos. Educar mejor al personal sobre el autismo. Establecer un ritmo que funcione mejor con las necesidades de las personas autistas. Use una variedad de métodos de enseñanza para combinar mejor con los estilos de aprendizaje minoritarios.

Foundations Recovery Network enfatiza la importancia de la aceptación del Espectro Autista. “El objetivo no es cambiar a estas personas, sino ayudarlas a vivir cómodamente dentro de su propia piel, para que no se sientan tentadas a apoyarse en las drogas y el alcohol“.

Pero la “innovación” de ver a una persona como un individuo único y configurar su programa de tratamiento para que se adapte a ella en lugar de tratar de suprimirla en la forma de un programa único no debe limitarse a ayudar a los adictos en el Espectro Autista. Cada ser humano es único. A menudo siento que toda la noción de “neurotípico” es solo humo y espejos porque cada cerebro es diferente, así que ¿cómo podría haber un “tipo de cerebro predeterminado”? Neurotipíco es más como un concepto con el que la experiencia de algunas personas está más en alineación que un descriptor preciso para cualquier ser humano.

Así que reformemos los programas de rehabilitación en todo momento: no solo para que sean aptos para el Espectro Autista, sino también para todo tipo de seres humanos. El Espectro Autista y las adicciones crean una “tormenta perfecta” en la que dos experiencias humanas que son muy mal entendidas y regularmente estigmatizadas ocurren simultáneamente. La autora Maia Szalavitz, autora de Unbroken Brain: Una nueva forma revolucionaria de entender la adicción, expresó esto maravillosamente cuando dijo: “con cualquier otra condición psicológica o de desarrollo o neurológica, reconocemos que los seres humanos son individuos únicos“. Esta intersección de el daño sugiere que aquellos de nosotros que nos preocupamos por los abusos cometidos contra las personas en el Espectro Autista en nombre del tratamiento deberíamos preocuparnos por abusos similares contra los que sufren adicciones (y viceversa).

¿Qué podemos hacer para detener la adicción antes de que comience?

Si bien hay un argumento convincente de que la adicción tiene una conexión genética/neurológica, el autor Johann Hari ha estado difundiendo la noticia en los últimos años de que “lo contrario de la adicción es la conexión”.

En su Ted Talk, “Todo lo que crees saber sobre la adicción está mal“, Hari habla sobre las famosas ratas de laboratorio que beben cocaína. Todos hemos oído hablar de ellos: a las ratas se les ofrece agua corriente y agua con cocaína y beben tanta cocaína que terminan matándose. Pero nadie hasta hace poco había pensado en ofrecer a las ratas un ambiente enriquecido. Cuando las ratas tenían una jaula divertida llena de juguetes y cosas para explorar, incluidas otras ratas con las que socializar, todavía tomaban cocaína de vez en cuando, pero en cantidades moderadas en lugar de dosis letales.

Creo que esto es lo que hace a las personas en el Espectro Autista tan vulnerables a la adicciones (así como a muchos otras situaciones desafortunadas de la vida): la dificultad que tenemos para conectarnos con otras personas. Sé que puede sonar como un disco rayado, pero una vez más vemos un problema que apunta a la importancia de la aceptación del Espectro Autista. Cuando se anima a las personas en el Espectro Autista a aceptarse, amarse y celebrarse tal como son, se producen avances significativos. Cuando las personas en el Espectro Autista están rodeadas de personas que les muestran aceptación y les proporcionan un espacio seguro, lo que permite abandonar sus máscaras sociales y vivir de manera más auténtica, se producen avances significativos.

Cada paso hacia la verdadera aceptación del Espectro Autista es un paso lejos de la adicción y un paso hacia la sanación.

Fuente: Sparrow, M. (2018). Autism and Addiction: A Problem with Deep Roots. Thinking Person’s Guide To Autism. Recuperado de (http://www.thinkingautismguide.com/2018/07/autism-and-addiction-problem-with-deep.html). Traducido por Maximiliano Bravo.

Los Costos de Forzar a Socializar a tu Hijo/a en el Espectro Autista No Son Menores

Son muchos los adultos que han sido recientemente diagnosticados en el Espectro Autista tras años de luchar en silencio en mundo que no fue pensado para ellos. Para ellos, recibir el diagnóstico de Espectro Autista les resulta más que útil para poder desenredar el complicado y hermoso lío que es la vida. Una de las características positivas del Espectro Autista es la honestidad, y muchos adultos recién diagnosticados en el Espectro Autista estarán dispuestos a confesar que hay partes de ese lío que todavía no han logrado desenredar. Partes muy traumáticas que les dejaron huellas imborrables.

Es importante saber que el Espectro Autista es una condición desconocida no solamente para muchos profesionales, sino dentro de la propia familia, nuclear y extendida. El diagnóstico de Espectro Autista no es un velo que consume la humanidad inherente del individuo a quien se le ha sido adscrito. Recibir un diagnóstico no cambiará quién es él o ella ni a quién siempre él o ella haya sido, pero les confirmará gran parte de lo que siempre les ha causado problemas y les explicará mucho más sobre por qué y cómo han tenido que vivir la vida usando una máscara y fingiendo ser alguien más, complicando sentirse cómodos dentro de su propia piel.

Entre todas las máscaras que les han animado a usar a lo largo de los años, la más aterradora es la máscara de no tener miedo de la interacción social. Hasta el día de hoy todavía muchos individuos en el Espectro Autista son capaces de usarla bien, porque a menudo no han tenido otra opción. Pero es solo porque se han dando cuenta de los efectos de tener que usarlo tanto tiempo. Parecer no tener miedo es temer tener una voz real y decidir qué quieren o no quieren hacer, con quién lo hago y cuándo lo hago.

El Espectro Autista se define ampliamente como una condición que afecta la comunicación social y si bien existen otros aspectos del Espectro Autista, el aspecto social será el tema central de este artículo. Entre todas las deficiencias percibidas del Espectro Autista, la interacción social parece recibir la mayor cantidad de tiempo y atención de parte de los padres y profesionales.

Creo que hay un lugar para ayudar a nuestro/as hijo/as con las habilidades y herramientas para superar algunas barreras sociales, pero a medida que ellos crecen y reflexionar sobre sus propios viajes viviendo sin un diagnóstico fiable, cada vez resulta más preocupante  que los intentos de parte de muchos padres y profesionales de ayudar a los individuos en el Espectro Autista a que superen su miedo a la interacción social podrían ponerlos en peligro. Algún(os) miedo(s) puede ser apropiados. Algunos miedos pueden necesitar ser refinados pero no eliminados.

Los padres a veces pueden pasar por alto las formas muy simples y sutiles en que alentamos a nuestros hijos/os sin Espectro Autista a superar su miedo a interactuar con los demás, y para aquellos con hijos en el Espectro Autista la necesidad muy sentida de forzarlos a la interacción social puede ser aún más imperativa de satisfacer. ¿Pero a qué costo?

Cuando los niños son pequeños, sin saberlo les enseñamos a renunciar a la agencia sobre sus propios sentimientos, instintos y cuerpos, forzándolos a involucrarse en situaciones que pueden ser antinaturales e incómodas para ellos.

Besa a tu abuela. Abraza a tu tía. Saluda a la vecina. Dale la mano a tu hermano. Comparte una cama con tu primo. Acompáñanos porque vamos a tomar una foto.

La mayoría de estas acciones son inofensivas a menos que tengas un hijo/a que tenga una aversión natural a la interacción social forzada. Cada momento en que un niño/a en el Espectro Autista se ve obligado a interactuar socialmente de maneras que les provocan ansiedad e incomodidad, inadvertidamente les enseña a anular su capacidad de elegir y anular la agencia personal sobre sus cuerpos.

Lo que les enseñamos es ignorar lo que los hace sentir incómodos y aceptar las necesidades, los deseos y las intenciones de los demás que tienen el derecho de invadir su espacio mental, emocional y físico para su disfrute y placer. Nuestros hijos/as aprenden a usar la máscara de no tener miedo de la interacción social, incluso cuando se sienten incómodos con la forma en que otros usan su espacio y su cuerpo.

Los padres a menudo ignoran esto. A diferencia de los depredadores sexuales. Hay una razón por la cual los niños y adultos con discapacidades intelectuales o cognitivas, por ejemplo Espectro Autista, son más propensos a ser abusados ​​sexualmente y resulta más que acertado señalar que uno de los mayores factores que contribuyen a tal fenómeno es que muchas individuos con discapacidades intelectuales o cognitivas a menudo se encuentran en la situación de tener poca o ninguna agencia sobre sus propios cuerpos.

Después de muchos años, los individuos en el Espectro Autista tienen mayor consciencia de cómo los han preparado para que cedieran su limitado sentido de agencia. Si bien es posible que no haya tenido más opción que ceder ante los deseos de los depredadores sexuales al ser demasiado joven e inocentes para saber defenderse, la sociedad les enseñó a callar sus voces, porque habían aprendido (y aprehendido) a renunciar a la agencia que tiene sobre sus cuerpos. Les enseñaron que sus cuerpos no son suyos, ni tienen derecho a decidir qué hacer, con quién hacerlo y cuándo hacerlo. Ellos guardan silencio porque les enseñaron que no pasaba nada con que un tercero usara sus cuerpos sin su consentimiento. Ellos guardaron silencio porque la sociedad les enseñó que no había nada de malo en lo que les sucedió.

Al igual que muchos niños/as en el Espectro Autista, les enseñaron a anular sus miedo a la interacción social, al contacto injustificado e inapropiado y a la conversaciones incómodas, todo en nombre de hacerlos más socialmente aceptables para la sociedad. Si vas a encajar, debes superar tu miedo a interactuar con las personas.

Pero algunos miedos están destinados a resistir el paso del tiempo. Algunos miedos deberían refinarse pero nunca eliminarse.

Las cosas no ha se vuelven más fácil al crecer. Cada vez que son presionados socialmente para dar la mano, o abrazar a alguien, o tomarse una foto de forma espontánea, o responder una llamada telefónica, o charlar con alguien sin previo aviso o sin que sea su elección, ellos reviven el trauma de permitir que el mundo les dictara cómo sus cuerpos deberían estar disponible para el uso y el placer de quienes los rodean.

Es imposible cambiar un pasado muy problemático, pero un proceso de sanación si es posible en el presente. Sin embargo, todos los padres de niños/as en el Espectro Autista deben prestar atención al hecho que los costos de insistir y persistir en hacer que sus hijos/as se integren socialmente no son menores.

Fuente: Hardwick, L. (2018). Autism Parents: Why Forcing Social Interaction On Your Child Could Be A Costly A Mistake. The Autism Pastor. Recuperado de (http://autismpastor.com/?p=2604). Traducido por Maximiliano Bravo.

Las 4 Reglas Sociales que Todos los Individuos Diagnosticados en el Espectro Autista Necesitan Aprender

Desde temprana edad a los individuos diagnosticados en el Espectro Autista les han enseñado 3 cosas:

  • Los mensajes que recibimos de nuestros cuerpos están equivocados
  • No querer ser tocados es incorrectos
  • Debemos anular estos sentimientos para ser aceptados

Desde alentar a un/a niño/a diagnosticado/a en el Espectro Autista a abandonar un estímulo inofensivo (que puede ayudarlo a sobrellevar la información sensorial negativa), hasta decirles que el contacto visual no duele (cuando se traduce en dolor para algunos), o que los abrazos son un contacto físico agradable (cuando pueden ser demasiada información sensorial, todo a la vez) o que las etiquetas de ropa no son dolorosas (cuando la sensación de ser arañados puede ser muy real), navegando por lo que se creerá como real, y lo que será desestimado como tonto o histérico, puede ser increíblemente difícil para un/a niño/a diagnosticado/a en el Espectro Autista.

Cuando les dices a tus seres queridos que quieres que dejen de hacer algo que a ti te duele, y la respuesta es: “No, no te hace daño, no voy a parar”, ¿qué les estamos enseñando a nuestros hijos?

Estamos enseñando un mensaje enormemente peligroso que los seguirá en sus relaciones futuras.

Esta es la razón por la conciencia del Espectro Autista necesita expandirse en comprensión y aceptación sobre el Espectro Autista.

La conciencia dice “Sé que estás en el Espectro Autista“.

La comprensión y aceptación dicen: “Entiendo cómo te afecta personalmente el Espectro Autista y lo respeto“.

Son muchos los individuos diagnosticados en el Espectro Autista les toma bastante tiempo entender que sus dolores son reales. Y aún más tiempo entender que les han enseñado a ser obediente con los individuos que desean hacerles daño.

No distinguen físicamente entre los dolores que son específicos de su neurología y los dolores que también sienten los individuos sin Espectro Autista. El dolor que sienten al escuchar monedas tocando el suelo es tan real como cuando se cortan el dedo del pie. Cuando ocurre un dolor reconocido (el tipo que todos aceptarían como doloroso), eso ya ha sido totalmente normalizado para los individuos diagnosticados en el Espectro Autista. Ya nos han enseñado que nadie quiere escucharnos, nadie quiere ayudar. ¿Por qué deberíamos preguntar de nuevo?

Es por eso que los tratamientos como Análisis Conductual Aplicado pueden ser muy perjudiciales para los individuos diagnosticados en el Espectro Autista. Si le enseñan a un/a niño/a a comportarse de cierta manera, independientemente de los mensajes que le está dando su cuerpo, le estás enseñando a ignorar sus propios deseos y necesidades y a cumplir. No puede agregar más tarde: “Ah, pero no cumpla con todos, algunos de los mensajes que su cuerpo le da son ciertos, solo quiero decir que son los que no comparto lo que quiero decir“. No puedes hacer una lista de necesidades reales e imaginarias, presentarlas a alguien para quien todas esas necesidades son reales, y esperar que puedan distinguir fácilmente entre las dos.

Está muy bien enseñar un mensaje verbal de “No, no, no” y “Nadie debería tocarte sin permiso”, pero cuando también enseñas, “Lo que necesitas y sientes está mal” y “Sé mejor que tú sobre qué tienes que hacer “, has entregado el derecho de rechazar a otra persona. Has quitado la autonomía corporal.

Los individuos diagnosticados en el Espectro Autista, más que nadie, aprenderán las reglas y las seguirán. Lo que significa que las reglas que necesitan aprender son:

  • Tú, y sólo tú, puedes decir qué es agradable y qué es doloroso para ti.
  • Nadie tiene derecho a decirte lo que sientes.
  • Nadie tiene derecho a invadir tu espacio personal sin tu consentimiento.
  • Eres el único que tiene poder sobre ti.

Estas lecciones deben ser enseñadas en cada interacción. Deben ser la piedra angular de las habilidades sociales, la primera y más importante lección. De lo contrario, estamos fallando con la más básica de nuestras responsabilidades. La responsabilidad de enseñarle a alguien sus derechos humanos.

Debemos tenerlo en cuenta en cada interacción. Debemos considerarlo en cada lección. Enseñe habilidades sociales por todos los medios, pero no de tal manera que cree una vulnerabilidad. Para las personas que pueden perder las señales de que alguien no tiene sus mejores intereses en el corazón, para las personas que cuando tienen miedo pueden encontrar más difícil hablar o buscar ayuda, debemos enseñarles las habilidades, las habilidades sociales que los protegerán. Del daño.

Debemos enseñarles a los individuos en el Espectro Autista a creer en sí mismos.

Debemos escucharlos. Debemos comprenderlos. Debemos aceptarlos.

Fuente: Rhi. (2017). The Four Social Rules every Autistic Person needs to Learn. Autism and Expectations. Recuperado de (https://autistrhi.com/2017/10/27/the-four-social-rules-every-autistic-person-needs-to-learn/). Traducido por Maximiliano Bravo