6 Pasos Para Aprender A Evitar Estafas Laborales

¿Cómo evitar estafas laborales?

Las estafas laborales son relativamente comunes en el mercado actual. Lo que eso significa para ti como buscador de trabajo es que, además de buscar vacantes que suenen bien para tus habilidades y experiencia, debes estar atento a las listas de trabajos falsas.

A medida que realizas tu búsqueda de trabajo, debes aprender a identificar estas estafas laborales antes de convertirte accidentalmente en una víctima. Caer en una estafa laboral significa que tu identidad, reputación y finanzas están en riesgo. Además, perderás tiempo que podría haber sido usado para buscar y postular a oportunidades laborales legítimas.

Entonces, ¿cómo puedes identificar estafas laborales antes de caer en su trampa?

Aquí hay una guía práctica para ayudarte a estar alerta en tu búsqueda de trabajo para que puedas mantenerse alejado de las listas fraudulentas.

I) Presta atención a las señales de alerta: Como con la mayoría de las cosas en la vida, si algo parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea. Durante tu búsqueda de trabajo, mantén los ojos bien abiertos para detectar señales de alerta que podrían indicar estafas laborales disfrazadas de trabajos soñados.

Las señales de alerta más comunes en listas de trabajos incluyen:

  • Descripción laboral vaga y ambigua
  • Información limitada sobre la empresa.
  • Empleador indispuesto a compartir detalles específicos
  • Pide información altamente personal o financiera
  • Requiere que realices un pago por adelantado o “inversión”

Recuerda, cualquiera que esté contratando para un trabajo legítimo querrá que estés lo más informado posible durante todo el proceso de selección y la entrevista de trabajo. Si una empresa no está recibiendo información, eso puede ser un indicador de que está ocultando algo y que tu listado de trabajo es realmente una estafa laboral.

II) Haz tu investigación: Después de encontrar una descripción laboral que despierte tu interés, tu próximo mejor movimiento es hacer una investigación en profundidad. Reúne tanta información como puedas sobre la compañía y las personas que trabajan allí.

¿El nombre del gerente de contratación figura en la solicitud? ¿Puedes encontrar el nombre del líder del departamento en el que estarías trabajando? Investiga un poco en el sitio web de la compañía y en LinkedIn para tratar de tener una mejor idea de si esa oportunidad particular (y equipo) te conviene o no.

Ten cuidado con las compañías sin presencia en línea o sin empleados nombrados. Si tu investigación no arroja resultados, la lista de trabajos que llamó tu atención podría ser una estafa laboral.

III) Leer comentarios: Los sitios de reseñas de empleadores, por ejemplo Glassdoor, son otro buen lugar al que recurrir cuando deseas obtener un poco más de información sobre una empresa en particular. Estos sitios le brindan información privilegiada sobre cómo es realmente trabajar para ese empleador.

Además, las víctimas anteriores de estafas laborales a veces publican advertencias en estos sitios sobre compañías falsas con listados de trabajo falsos.

Sin embargo, no aceptes inmediatamente todo lo que lees en los sitios de reseñas de empleadores como la verdad indiscutible. Las reseñas a menudo son escritas por ex empleados despreciados u otras personas que tuvieron problemas con la empresa.

IV) Examina las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram y otros sitios de redes sociales proporcionan perspectivas adicionales de una empresa. Las personas detrás de las estafas laborales a veces usan cuentas falsas de redes sociales para apuntar a quienes buscan trabajo.

Mira las propias cuentas de la compañía para tener una idea de cómo es la empresa. Además, busca menciones de esa compañía para comprender lo que otras personas están diciendo.

Si recibes un mensaje directo a través de las redes sociales de un posible empleador, una serie de errores gramaticales y otras señales de alerta podrían indicar una estafa laboral.

V) Haz preguntas: Cuando buscas un trabajo, debes presentarse como un buen empleado, agradable y obediente. Puede ser reacio a hacer demasiadas preguntas.

Sin embargo, si algo te hace sentir incómodo/a, habla y pregunta al respecto. Expón tus preguntas y obtén la información que necesitas. No necesitas sufrir en silencio con tus reparos.

Identificar problemas durante la búsqueda de trabajo y el proceso de selección es una forma de evitar estafas laborales o trabajos legítimos que simplemente no son adecuados para ti.

VI) Confía en tu intuición: Si tienes la sensación de que algo no está bien, no tengas miedo de escuchar tu propia intuición. Ignorar tu instinto generalmente no funciona bien. No estás obligado a permanecer en una situación que te resulta incómoda.

Como buscador de trabajo, debes estar en alerta máxima respecto a las estafas laborales que podrían poner en peligro tu futuro. Usa estos 6 consejos para separar los fraudes de las oportunidades legítimas hasta que encuentres una oportunidad laboral que sea la mejor para ti.

Fuente: Boogard, K. (s.f.). Learn How To Avoid Job Scams – 6 Steps. ZipRecruiter. Recuperado de (https://www.ziprecruiter.com/blog/how-to-avoid-job-scams/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Anuncios

Guía Para Ayudar A Los Periodistas A Escribir Sobre El Espectro Autista Y Trabajar Con Las Personas Que Viven La Condición

Hablar de manera sensible, precisa y positiva sobre el Espectro Autista en los medios es crucial. Muchas personas en el Espectro Autista nos dicen que su condición es parte de quienes son. Quieren que la sociedad sea consciente de los dificultades y las fortalezas asociadas con el Espectro Autista, y que acepten sus diferencias.

La siguiente guía ofrecida por este artículo tiene como objetivo ayudar a los periodistas a usar el lenguaje correcto y comprender las necesidades de los entrevistados en el Espectro Autista.

Hablando sobre el Espectro Autista

El Espectro Autista es una condición de desarrollo que dura toda la vida y que cambia la forma en que las personas se comunican y experimentan el mundo que las rodea. Algunas personas en el Espectro Autista pueden aprender, vivir y trabajar de forma independiente, pero muchas tienen dificultades de aprendizaje o problemas de salud concurrentes que requieren apoyo especializado.

Hacia Un Lenguaje Respetuoso

  • En una consulta reciente, la mayoría de las personas en el Espectro Autista prefirieron el término ‘autista’. Por ejemplo: “él/ella es autista” o “adulto autista”. No lo uses como sustantivo. Por ejemplo, “Un autista”.
  • Los padres generalmente prefieren “en el Espectro Autista”.
  • El uso de la palabra ‘condición’ está bien, y en el contexto correcto ‘discapacidad’, pero se deben evitar las ‘enfermedad’ o ‘trastorno’.
  • No uses “autismo leve/severo” o ” autismo de alto/bajo funcionamiento”, en su lugar di “autista” o “autista y tiene problemas de aprendizaje”.
  • Digamos que si alguien habla pocas o ninguna palabra es preferible usar el término “no verbal”.
  • No utilices lenguaje negativo como “sufrir/padecer de” o “paralizado/a por el autismo”. Puede ser apropiado usar este lenguaje cuando se habla de otras dificultades como “sufriendo de ansiedad”.
  • Habla sobre las fortalezas de las personas en el Espectro Autista.
  • Hablar acerca de cómo la investigación puede mejorar vidas, no solucionar problemas.
  • Evita el lenguaje abstracto, el sarcasmo o las metáforas: algunas personas en el Espectro Autista pueden entender las cosas literalmente.

Consejos Para Entrevistar A Personas En El Espectro Autista

  • Pregúntanos cómo nos gustaría comunicarnos. Por ejemplo, puede que preferimos hablar por WhatsApp en vez de hablar por teléfono.
  • No pienses que estamos siendo groseros porque reaccionamos honestamente o evitamos darte la mano.
  • No esperes contacto visual. Para algunos de nosotros es difícil y escuchar es más fácil si miramos hacia otro lado.
  • Sé paciente y comprensivo. Podríamos tardar más tiempo para procesar el significado de tus palabras, danos un poco de tiempo si lo necesitamos.
  • Trata a las personas en el Espectro Autista con respeto. Si estamos callados o nos comportamos de manera diferente, no hables mal de nosotros, trátanos como iguales.
  • No estés triste por nuestra condición. Es solo la forma en que procesamos el mundo. A veces es muy difícil, pero no seríamos los mismos si no fuéramos personas en el Espectro Autista.
  • Honra tus palabras y cumple tus promesas. No digas que llamarás en 5 minutos si quieres decir 15 minutos. Si dices que una entrevista definitivamente está sucediendo, no la canceles en el último minuto.
  • Danos tanta información por adelantado como sea posible. Las preguntas por adelantado, los mapas y las imágenes realmente pueden ayudar a minimizar la ansiedad.
  • Haznos preguntas directas en lugar de preguntas vagas y abiertas.

Fuente: Sterry, R. (s.f.). Guide To Help Journalists Write About Autism And Work With Autistic People. Autistica. Recuperado de (https://www.autistica.org.uk/about-us/media-communications-guide?fbclid=IwAR2Yq40Q3Ys9Tskt7j-M67Rrz5VjCewahgxVfOifuJFuI_lvgX9KeEec5GU). Traducido por Maximiliano Bravo.

Una Lista Para Identificar Fuentes De Agresión En El Espectro Autista

Una de las preocupaciones de los padres más frecuentes y difíciles que vemos en la comunidad del Espectro Autista es el comportamiento agresivo de un/a niño/a o adolescente. Los padres que se preocupan a menudo se sienten frustrados por no poder discernir la fuente de la angustia de sus hijos, o les preocupa que, si bien pueden manejar los arrebatos físicos de un niño/a pequeño/a, no sabrán qué hacer cuando un/a niño/a es mayor y más grande.

La siguiente es una lista de preguntas para abordar cuando se trata de identificar la fuente y aliviar la agresión por parte de un/a niño/a o adulto/a en el Espectro Autista. No necesariamente incluye todas las posibilidades, pero es una lista de preliminar de algunos de los principales problemas que probablemente estén relacionados con el comportamiento observado como agresión por parte de una persona en el Espectro Autista. (Hasta cierto punto, muchos de estos problemas también pueden estar relacionados con la autolesión).

Estos se presentan en un orden rígido de probabilidad o importancia: Todos son factores importantes a considerar e investigar, y pueden afectar a diferentes personas de diferentes maneras y diferentes combinaciones.

I) Asegúrate de que no estén recibiendo ningún tipo de maltrato: En el hogar, en el colegio, en las terapias u otras actividades, por parte de padres, profesores, compañeros de clase, hermanos (incluso lo que podría parecer una burla “normal”), ya sea maltrato físico, psicológico, emocional o sexual.

1a. Si están siendo sometidos a una terapia destinada a normalizar su apariencia, comportamiento o modales, para extinguir las estereotipias, o asegurar el cumplimiento o la indistinguibilidad, están siendo maltratados.

1b. ¿Los profesores aplican castigos grupales por el mal comportamiento de un solo estudiante? Si es así, puede parecer que no tiene sentido comportarse bien o no desquitarse, ya que de todos modos serán castigados por lo que no hicieron. La ansiedad extrema también puede ser el resultado de sentir que nunca se sabe qué es lo correcto, ya que el castigo es aparentemente aleatorio.

II) ¿Tienen un modo de comunicación confiable y seguro? Si no, ¿qué se está haciendo para abordar eso?

2a. ¿Se prioriza la expresión oral en lugar del desarrollo de un modo de comunicación que les funcione mejor?

III) ¿Su comunicación, en cualquier forma que ocurra, es reconocida como tal y honrada? ¿Las personas toman en serio lo que dicen, de cualquier manera que puedan decirlo? ¿Pueden satisfacer sus necesidades por medios no agresivos?

IV) ¿Se presume su competencia? ¿Se respeta su autonomía y derecho a la autodirección en la mayor medida posible? ¿Se está violando su derecho a la autonomía corporal o al espacio personal? ¿Están siendo forzados, empujados, engañados o coaccionados a actividades o modos de interacción social para los que no están preparados? ¿Están siendo puestos en situaciones en las que se sienten sin apoyo o inseguros? ¿Se les permite hacer trabajo académico en su nivel de capacidad? ¿Se reconocen y apoyan sus puntos fuertes? ¿Se confía en ellos para conocer y afirmar sus propios límites? ¿Se incluyen en la mayor medida posible en los planes relacionados con su bienestar, educación y actividades?

V) ¿Hay algo mal en su entorno sensorial, ya sea en casa o en el colegio? ¿El ambiente de su hogar o aula es demasiado ruidoso, caótico, claustrofóbico o impredecible? ¿Están atrapados en un ambiente con otros niños que encuentran abrumadores, hostiles o amenazantes?

5a. Si son buscadores sensoriales intensos de alguna manera (y recuerda que alguien puede ser táctilmente defensivo en algunos aspectos, y también ser un buscador sensorial en otros), ¿tienen una válvula de escape para estímulos físicos intensivos, como un arte marcial, deporte, senderismo, natación o equitación?

VI) ¿Se les permite decir “no” y se les entiende correctamente? Esto no significa que nunca tengan que hacer algo que no quieren hacer (como ir al médico o al dentista), pero si el asunto en cuestión no es una cuestión de vida, salud o seguridad inmediata, ¿están permitidos? para rechazar actividades o situaciones que les resultan incómodas o que no les interesan? Si una situación desagradable es realmente inevitable, ¿se está haciendo todo lo posible para identificar y abordar su incomodidad?

VII) ¿Su tristeza, el dolor o la ansiedad se expresan como enojo o irritabilidad? (Esto es MUY común en las personas en el Espectro Autista). ¿Han experimentado recientemente la pérdida de un miembro de la familia, amigo o compañero de clase favorito, mascota o miembro de su personal de apoyo?

VIII) ¿Han sido interrumpidos sus planes, rutinas o necesidad de ritualización? ¿Ha cambiado algo recientemente en su entorno, vida familiar o entorno social?

IX) ¿Han tenido recientemente un chequeo médico completo o un examen de sangre? ¿Es posible que tengan dolor o incomodidad por una afección médica tratable o alergia y/o sensibilidad alimentaria que les faltan medios verbales para comunicarse? (Incluso en individuos verbales, la alexitimia, los problemas de conciencia corporal y la percepción atípica del dolor pueden dificultar la comunicación sobre su enfermedad o dolor). Los problemas nutricionales, dietéticos y metabólicos también pueden causar estragos en sus capacidades de autorregulación.

X) ¿Se les permite suficiente tiempo de ocio y privacidad? ¿O su horario escolar y terapéutico significa que están trabajando el equivalente a dos trabajos de tiempo completo? ¿Se está abrumando su capacidad para realizar múltiples tareas o procesos? Somos muy vulnerables a la sobrecarga sensorial, de información y emocional. ¿Tienen realmente tiempo libre para hacer lo que quieran o estar solos? ¿Tienen un espacio propio?

Finalmente, algo que recomendamos encarecidamente, si está buscando más orientación o aportes, es encontrar un/a adulto/a en el Espectro Autista o un mentor local para ti, que pueda conocerte a ti y a tu hijo/a, observar su entorno e interacciones, y dar retroalimentación sobre qué tipos de cambios o intervenciones pueden ser útiles.

Fuente: Chavisory. (2014). A checklist for identifying sources of aggression. We Are Like Your Child. Recuperado de (https://wearelikeyourchild.blogspot.com/2014/05/a-checklist-for-identifying-sources-of.html?fbclid=IwAR1drEwddnAsNlJ1WGwjPSZWWG-liTMzGJoIntdkIHq4jk177Uc1SyBz4Rw). Traducido por Maximiliano Bravo.

El Miedo De Estar Diagnosticado Dentro Del Espectro Autista

Algunos adultos han sufrido emocional, social y laboralmente toda su vida. Siempre han sabido que había algo “no del todo correcto” con ellos mismos, e incluso pueden tener algunas sospechas de estar en el Espectro Autista, pero demoran en buscar un diagnóstico formal por temor a que sean “etiquetados”.

¿Por qué algunas personas que sospechan que pueden estar en el Espectro Autista se resisten a recibir un diagnóstico?

Aquí hay algunas razones posibles:

  • No quiero ser “etiquetado/a”.
  • Necesito ser “normal”.
  • No quiero creerlo.
  • No quiero ser percibido/a como una persona “defectuosa”.
  • No es tan malo, puedo funcionar bien.
  • No tengo que saber si realmente tengo un trastorno porque no va a importar en este momento.
  • No planeé esto en mi vida.
  • No tengo tiempo para esto.
  • No puede ser verdad. Simplemente no puede ser.
  • Lo desconocido es aterrador.
  • No tengo ningún familiar en el Espectro Autista, así que no puedo tenerlo.

El estigma debe desaparecer. El Espectro Autista no es un diagnóstico atroz y sin esperanza. Y cuanto más esperes para buscar y aceptar el diagnóstico, más tiempo precioso perderás. ¡La intervención temprana es CLAVE!

Si estás en el Espectro Autista y no lo sabes, te afecta de todos modos. Si lo sabes, puede aprender a minimizar los rasgos negativos y aprovechar los rasgos positivos. Sin el conocimiento de que estás en el Espectro Autista, probablemente llenarás ese vacío con otras explicaciones más dañinas de por qué piensas, sientes y te comportas de cierta forma particular. ¿No sería bueno saber por qué la vida no resultó como pensabas? ¡No es tu culpa! Pero sin un diagnóstico, estarás culpándote eternamente por todos los problemas que surgieron en el pasado.

¿Cuáles son los beneficios de estar diagnosticado en el Espectro Autista?

  • Si no te dejas “etiquetar”, entonces estás dejando que todos en la comunidad te etiqueten como se les dé la gana (por ejemplo, raro/a, excéntrico/a, grosero/a, egocéntrico/a, etc.).
  • Cuanto antes obtengas un diagnóstico fiable, menos tiempo perderás, un tiempo que nunca podrás recuperar para recibir la ayuda que tanto necesitas.
  • No puedes recibir una intervención adecuada hasta que sepas sobre tu condición bajo su debido nombre.

Algunos ven el diagnóstico del Espectro Autista como una enfermedad intratable y confusa provocada por una mala niñez o genes defectuosos. Ahora sabemos que eso no es cierto en absoluto. Puedes vivir una vida plena y feliz. Por lo tanto, no te desesperes ni vivas con miedo. Hay información, apoyo y, sobre todo, esperanza. Ya hay miles de adultos en el Espectro Autista que están sanando sus heridas pasadas y descubriendo mejores formas de lidiar con la vida.

Fuente: Hutton, M. (2017). The Fear of Being Diagnosed with an Autism Spectrum Disorder. Chat For Adults With HFA And Aspergers. (https://www.adultaspergerschat.com/2017/05/the-fear-of-being-diagnosed-with-autism.html?fbclid=IwAR0HPcKTbWt9VzI5bd6ClzUFkn1XQMR9At4crn2stItnNHrisyGxXUu9QYc). Traducido por Maximiliano Bravo.

5 Formas Para Ayudar A Los Alumnos En El Espectro Autista A Acomodarse A Un Nuevo Colegio

Ingresar a un nuevo colegio siempre es difícil. Ya sea que se trate de nuevos profesores, nuevos compañeros y nuevos horarios académicos, muchos alumnos anticiparán nerviosamente lo que está por venir.

Y los alumnos en el Espectro Autista pueden encontrar esta transición particularmente agobiante.

Los grandes cambios en las rutinas escolares anteriormente familiares pueden ser abrumadores y aumentar la ansiedad.

En el peor de los casos, esto puede dar como resultado manifestaciones de comportamiento que agotan física y emocionalmente a tales alumnos (a menudo denominadas “crisis”) y también tienen un impacto en las personas a su alrededor.

La planificación y preparación cuidadosas son clave para evitar esto y permitir que los alumnos en el Espectro Autista se acomoden sin problemas a su nuevo entorno educativo.

Aquí hay cinco pasos prácticos que los colegios pueden aplicar para apoyar a los alumnos en el Espectro Autista al comenzar esta nueva transición.

I) Conocer a tus alumnos: Cada alumno/a en el Espectro Autista es diferente y tiene diferentes necesidades de apoyo, por lo que es vital conocerlos como personas.

Lee todos sus documentos antes del comienzo del semestre, como un plan de educación, salud y cuidado (si tienen uno) o cualquier informe procedente de colegios anteriores.

Luego, al comenzar el semestre, habla con tu alumno/a para averiguar qué es para ellos un buen día.

II) Preparar a tus alumnos para su nuevo entorno: Los lugares desconocidos pueden ser más difíciles para los alumnos en el Espectro Autista. Ayudar a tus alumnos a acostumbrarse a su nuevo entorno con anticipación puede reducir su ansiedad y garantizar que estén listos para aprender.

Esto podría incluir invitar a tu alumno/a al colegio un día antes para mostrarle los alrededores antes de que los pasillos se llenen de otros alumnos, o proporcionarles una guía visual de su nuevo edificio con anticipación.

También es útil proporcionar fotos del personal e información clave sobre ellos. Los perfiles de una página son una excelente manera de capturar información importante sobre una persona en un formato simple que el personal y los alumnos pueden compartir fácilmente.

III) Considera el salón de clases: Los alumnos en el Espectro Autista procesan sus entornos sensoriales de manera diferente, por lo que cosas como una iluminación intensa o demasiado ruido pueden tener un impacto mucho mayor en ellos que sus pares neurotípicos. Con esto en mente, es importante encontrar un lugar cómodo para que tu alumno/a se siente en el salón de clases, y mantener esto constante.

A algunos alumnos les resulta difícil interpretar las instrucciones verbales y pueden tener dificultades para comunicarse. Contar con apoyos visuales y comunicacionales puede ser útil para permitir que tus alumnos tengan acceso al aprendizaje.

IV) Minimizar las interrupciones: La consistencia y la rutina son importantes para los alumnos en el Espectro Autista, por lo que los cambios de horario pueden ser difíciles de manejar.

Si una clase se le cambia la hora, o un/a profesor/a es reemplazado/a, asegúrate de informarle a tu alumno/a con anticipación si es posible para minimizar su ansiedad. También vale la pena darle a tu alumno/a un referente nombrado a quien puedan recurrir si necesitan ayuda para navegar en un horario interrumpido.

V) Aumentar la comprensión y la aceptación del Espectro Autista: Muchos alumnos en el Espectro Autista sufren acoso escolar y exclusión social debido a cómo sus diferencias son percibidas por sus pares. Aumentar la comprensión y la aceptación del Espectro Autista es una forma clave de abordar esto.

Como parte de la inducción a tus alumnos, ofréceles sesiones destinadas a desafiar las percepciones del Espectro Autista y celebrar las diferencias. Por ejemplo, destacando modelos positivos del Espectro Autista como la activista climática Greta Thunberg.

Fuente: Berkeley, V. (2019). Five ways to help autistic students get settled. Tes. Recuperado de (https://www.tes.com/news/autism-five-ways-help-new-school-year?fbclid=IwAR3vT9AcRRIL0_J–Jz4qeO7Je834xpx8yZdMQXEEe1LGK_uRcr6DnkdizA). Traducido por Maximiliano Bravo.

Los Niños En El Espectro Autista No Necesariamente Son Aprendices Visuales

Los niños en el Espectro Autista a menudo son descritos como “aprendices visuales” y se dice que “piensan en imágenes”. En consecuencia, los profesores y terapeutas prescriben rutinariamente sistemas de comunicación basados en imágenes en un esfuerzo por apoyar su aprendizaje.

Sin embargo, los hallazgos de un estudio publicado en el Journal of Autism and Developmental Disorders contradicen esta noción, lo que pone en duda una razón fundamental para el uso rutinario de estos sistemas.

En el experimento, los niños en el Espectro Autista, los niños con retraso en el desarrollo y los niños con desarrollo típico se sentaron frente a una computadora que rastrea los ojos y un conjunto de objetos comunes.

Una profesora apareció en la pantalla y dio instrucciones, tales como “recoger la pelota y ponerla en la caja”. Dio la mitad de las instrucciones usando su discurso solo, y la otra mitad señalando imágenes de los objetos mientras hablaba.

La computadora siguió los movimientos oculares de los niños mientras una cámara de video grababa sus acciones.

Patrones Inesperados de Mirar y Hacer

Los niños en el Espectro Autista miraron los vídeos de la misma manera que los otros niños. No se quedaron en las fotos más tiempo que los otros niños, ni evitaron mirar la cara del maestro.

Esto significa que si los niños en el Espectro Autista hacen un mayor uso de la información visual que otros niños, no fue evidente en este estudio en términos de diferencias observadas en su patrón de atención a las imágenes y los rostros.

Cuando se trataba de seguir las instrucciones, los niños con retraso en el desarrollo y los niños con desarrollo típico se desempeñaron mejor cuando se usaron las imágenes.

Los niños en el Espectro Autista no. Esto fue a pesar de que los niños en el Espectro Autista tenían una edad similar y un nivel de comprensión del lenguaje similar al de los niños con retraso en el desarrollo.

Irónicamente, fueron los grupos de comparación de niños los que mostraron un estilo de aprendizaje visual, no los niños en el Espectro Autista.

Implicaciones Prácticas

Ha habido una explosión de aplicaciones basadas en teléfonos y tabletas que proporcionan sistemas de comunicación basados en imágenes para niños en el Espectro Autista, basándose en la creencia de que estos se adaptan bien a su ventaja de aprendizaje visual.

Entonces, ¿deberían los profesores y terapeutas dejar de usar sistemas de comunicación basados en imágenes con niños en el Espectro Autista?

La respuesta simple es no. Cada vez hay más pruebas de que los sistemas de comunicación basados en imágenes pueden ser efectivos para algunos niños en el Espectro Autista, y hay varias explicaciones alternativas de por qué pueden ser efectivos. Se debe prestar más atención a estos.

Explicaciones Alternativas

Los sistemas de comunicación basados ​​en imágenes pueden aclarar el proceso de comunicación para niños en el Espectro Autista.

Cuando se le enseña a un/a niño/a a entregarle una foto de una bebida a su mamá para solicitar una bebida, por ejemplo, puede tocar y ver la foto en su mano. Luego lo observa mientras se mueve a través del espacio hacia su mano. El intercambio es físico y consistente, no rápido y fugaz como las palabras habladas.

Cuando ella reconoce que él/ella quiere un trago y reacciona, el poder de la comunicación se demuestra por su intento de comunicarse siendo recompensado. El uso de imágenes, en este caso, es solo un posible “ingrediente” en la intervención.

Los resultados del estudio sugieren que los profesores y los terapeutas deben considerar el rango de posibles “ingredientes” al decidir si prescriben o no sistemas de comunicación basados ​​en imágenes a los niños en el Espectro Autista, en lugar de asumir que él o ella es un aprendiz visual.

Diferencias Individuales

Los resultados del estudio también destacan la necesidad de comprender las diferencias individuales en el Espectro Autista.

En su artículo original sobre el Espectro Autista en 1943, el investigador austriaco-estadounidense Leo Kanner describió a 11 niños que presentaban un conjunto común de rasgos de comportamiento generalizados, pero también describió las diferencias individuales entre los niños.

Hoy en día, un esfuerzo considerable de investigación se dirige a explicar las diferencias genéticas y de comportamiento observadas en niños en el Espectro Autista, así como las diferencias en la respuesta al tratamiento.

Con esto en mente, quizás no debería sorprendernos que los niños en el Espectro Autista en el presente estudio no presentaran un estilo de aprendizaje visual común y observable. El desafío en el futuro es garantizar que los profesores y los terapeutas reconozcan estas diferencias individuales al prescribir tratamientos a niños en el Espectro Autista.

Fuente: Schalit, M. (2015). Children with autism aren’t necessarily visual learners. The Conversation. Recuperado de (https://theconversation.com/children-with-autism-arent-necessarily-visual-learners-42758). Traducido por Maximiliano Bravo.

Consejos Útiles Para Apoyar La Función Ejecutiva En Los Niños En El Espectro Autista

Como se ha descrito anteriormente en este blog, la función ejecutiva es un área que muchas de las personas en el Espectro Autista tienen muchas dificultades en hacer tareas cotidianas que las personas sin la condición encuentran bastante simples. Laura Muñoz, una terapeuta ocupacional que apoya a muchos niños en el Espectro Autista para desarrollar habilidades de función ejecutiva. Cuando se le preguntó cuál cree que es la curva de aprendizaje más grande, dijo:

Una de las cosas más importantes para que las personas se den cuenta es cuánto efecto tienen los dificultades de función ejecutiva en su vida cotidiana y en la vida cotidiana de tu hijo/a. Atraviesa todo tipo de dominios: desde pagar las deudas, levantarse de la cama, vestirse, administrar la escuela, organizar tus tareas escolares, poder priorizar entre las cosas que deseas hacer y las cosas que debes hacer. Cubre todo lo que hacemos en nuestros días y semanas. “

La Sra. Muñoz señala que, al igual que las habilidades sociales, para muchos de nosotros la función ejecutiva es algo que “simplemente aprendemos”. Al igual que otras habilidades de comportamiento implícito (por ejemplo, poder leer el lenguaje corporal, etc.), la función ejecutiva es algo que “simplemente percibimos” al estar cerca de las personas. “Cuando tienes dificultades en la función ejecutiva, simplemente no captas las señales“, explica Muñoz. “En ese punto, debe enseñarse explícitamente y saber cómo hacerlo es esencial“.

¿Las buenas noticias? Los niños todavía están desarrollando sus habilidades de función ejecutiva hasta los 20 años. Eso significa que hay mucho tiempo para ayudarlos a crecer y desarrollar procedimientos específicos que puedan usar para ayudarlos en las áreas que tienen más desafíos.

¿Cómo pueden ayudar los padres a apoyar a sus hijos con sus Habilidades de Función Ejecutiva?

I) Usa apoyos visuales para enseñar habilidades de organización: Hay muchas herramientas excelentes y artículos sobre este tema. Puede comprar soportes visuales prefabricados o hacer los suyos propios. Se pueden imprimir fotografías o dibujos. Es increíblemente útil tener algún tipo de representación visual de qué cosas van a dónde y en qué pasos, para que el niño tenga una imagen clara de a dónde van, y cómo se supone que debe ser para llegar allí. Cuando su hijo se esté preparando para partir por el día, si hay una imagen de lo que va en la mochila a la que se puede referir, entonces sabrán si han empacado su agua, almuerzo, ropa extra, etc.

II) Divide las tareas en partes más pequeñas: Para aquellos con dificultades en la función ejecutiva, prepararse para ir al colegio por la mañana puede ser una tarea abrumadora. Si divides esa tarea en partes, es mucho más fácil. Levantarse, vestirse, desayunar, ir al lugar donde está la mochila, empacar la mochila de acuerdo con los apoyos visual alusivos al artículo antes mencionado. Luego zapatos, luego abrigo, etc. “Con una familia, el niño se sintió confundido cuando su madre quería que limpiara la cocina“, explicó Muñoz. “No estaba seguro de lo que eso significaba, así que lo dividimos en secciones y tomamos una fotografía de cómo se veía cada espacio (cajón de los cubiertos, lavaplatos, repisas) cuando se limpiaba de la manera que su mamá quería“.

III) Tener espacios despejados donde van las cosas:Hace poco estuve ayudando a una profesora con una clase grande y muchos tipos diferentes de niños a organizar su clase“, relató Muñoz. “La profesora estaba frustrada porque los niños no tenían asientos designados, por lo que las botellas de agua que traían todos los días simplemente iban a todas partes porque no tenían espacio“. Hicimos una caja con un trozo de cinta adhesiva con una imagen de botellas de agua, y luego les explicamos a los niños que era el lugar de estacionamiento de las botellas de agua. “Hagan espacios designados con imágenes encima: esta es su canasta donde van sus sombreros y guantes, aquí es donde van tus zapatos, aquí es donde va la basura“. Eventualmente se convertirá en una segunda naturaleza.

IV) No vengas al rescate: Los padres a menudo desarrollan y modelan habilidades increíbles de función ejecutiva mientras hacen malabarismos con niños, mascotas, trabajos y entre ellos. Esos padres a menudo intervienen sin problemas cuando sus hijos tienen problemas con un conjunto de habilidades que es tan fuerte en los padres. Intervenir para organizar la mochila de tu hijo/a, llevarlo al colegio con almuerzos o tareas sin fin olvidados y limpiar su habitación para ellos no ayuda a los niños a aprender a hacer estas cosas por sí mismos. Lleva más tiempo establecer un proceso de aprendizaje, esperar y darle a tu hijo/a la oportunidad de hacerlo por su cuenta primero, pero en última instancia, la única forma de trabajar la función ejecutiva es establecer formas de ayuda y luego practicar hacerlo.

V) Dediquen mucho tiempo y mucha paciencia: ¿Cuanto tiempo? Tiempo extra, más tiempo del que te llevaría hacerlo. Para algunos padres e hijos, esto significa hacerlo la noche anterior. Tardará más de lo que piensas, pero quieres darles el tiempo para que hagan todo lo que puedan para que puedan aprender. Si realmente tienes prisa en cualquier momento, elige un momento diferente para aprender nuevas habilidades. Siempre hay oportunidades y no hay necesidad de estrés adicional si estás presionado por el tiempo.

Pide Ayuda Si Lo Necesitas: El Desarrollo de la Función Ejecutiva no es solamente Responsabilidad de los Padres

Muñoz también quería expresar que no defiende que los padres hagan esto por si solos. No es solo responsabilidad de los padres asegurarse de que nuestros hijos aprendan habilidades en torno a la función ejecutiva. También les toca a los profesores y terapeutas; cada adulto que interactúa con los niños en el Espectro Autista tiene la responsabilidad de enseñar esas habilidades porque para muchos niños con la condición, no solo son adquiridas implícitamente. Busquen ayuda de un terapeuta ocupacional u otro profesional cuando necesiten apoyo o para comenzar. Al principio, lleva más tiempo establecer procesos para ayudar a nuestros hijos. Puede ser especialmente difícil porque tratar de enseñar algo que en realidad nunca tuvieron que “aprender” es difícil, pero las recompensas por la autoestima de un/a niño/a y, en última instancia, su mayor independencia lo valen.

Fuente: Bennie. M. (2018). Supporting Executive Function in Children With Autism (Part 2). Autism Awareness Centre Inc. Recuperado de (https://autismawarenesscentre.com/supporting-executive-function-in-children-with-autism-part-2/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Preguntas Repetitivas y Espectro Autista: Entendiendo las Preguntas Repetitivas

Muchos padres, cuidadores y personas que viven o trabajan con niños en el Espectro Autista estarán familiarizados con la experiencia de un/a niño/a que parece decidido a hacer preguntas repetitivas de manera persistente. Ser incapaz de entender por qué tu hijo/a está haciendo preguntas repetitivas o qué puedes hacer para ayudarlos y al mismo tiempo proporcionarte un respiro de este comportamiento repetitivo a menudo puede ser estresante y frustrante para todos los involucrados.

El Espectro Autista y las conductas repetitivas a menudo van de la mano, por lo que aprender a comprender por qué tu hijo/a está haciendo preguntas repetitivas es fundamental para aumentar tu tolerancia natural a este tipo de conductas repetitivas y para orientarte hacia las mejores o más adecuadas estrategias para ayudar en tu situación particular.

¿Qué son las preguntas repetitivas?

En relación con las preguntas repetitivas y el Espectro Autista, generalmente consideramos que las preguntas repetitivas son preguntas que se repiten una y otra vez, generalmente en el mismo tono y forma y, con frecuencia, en segundos o minutos entre sí. Dependiendo del contexto y la historia de la situación de una personas y de las respuestas proporcionadas en una situación específica, las preguntas repetitivas pueden persistir por períodos de tiempo más largos o más cortos. Participar en conductas repetitivas, como hacer preguntas repetitivas, también puede depender de diversos factores contextuales, como la ubicación, la hora del día, quién está presente, qué se solicita o se espera del individuo, etc. Siempre es una buena idea tratar de entrar el hábito de mantener datos sobre sus observaciones para ayudarlo a identificar cualquier patrón potencial en las conductas repetitivas de tu hijo/a.

Las preguntas repetitivas pueden continuar por días, semanas, meses o incluso años. La intensidad y la manera en que los niños en el Espectro Autista pueden plantear preguntas también variarán dependiendo de la persona interesada y de qué tan típicas sean las respuestas que se dan para esa persona en particular en un momento dado, por ejemplo, si un/a niño/a generalmente encuentra que las respuestas están por venir y de repente, disminuyen, por lo que es probable que aumente la urgencia y la intensidad de las preguntas repetitivas.

Con respecto a los niños en el Espectro Autista y al hacer preguntas repetitivas, generalmente también nos referimos a preguntas que ya han sido contestadas de manera activa y que el/la niño/a en cuestión ya conoce y, de hecho, espera y desea exactamente la misma respuesta o respuesta a ser proporcionado en cada ocasión que se plantea una pregunta repetitiva.

¿Por qué los niños en el Espectro Autista hacen preguntas repetitivas?

Hay muchas razones posibles por las que los niños en el Espectro Autista pueden hacer preguntas repetitivas. Como cualquier comportamiento, la función de las preguntas repetitivas puede variar de una persona a otra y de una vez o de una situación a otra. Aprender a comprender mejor la función de las preguntas repetitivas para tu hijo/a le permitirá responder de la manera más adecuada a las necesidades de tu hijo/a y le ofrecerá la mejor posibilidad de reducir o eliminar completamente esta conducta repetitiva. Vale la pena recordar que la repetitividad es comúnmente parte del territorio con respecto al Espectro Autista y muchos niños con la condición simplemente disfrutan de la previsibilidad de conocer las respuestas. Los niños en el Espectro Autista a menudo buscan y disfrutan de la predictibilidad y la repetición en todos los aspectos de sus vidas y las preguntas repetitivas son simplemente otra expresión de esta preferencia o tendencia particular. 

Las siguientes son algunas de las razones más comunes por las que los niños con autismo hacen preguntas repetitivas:

I) Un intento de comunicarse: Los niños en el Espectro Autista pueden tener el deseo de comunicarse pero aún no tienen las habilidades para iniciar o mantener una interacción verbal o una conversación. A veces, en el deseo de expresar algo que es nuevo o demasiado difícil de poner en palabras, el/la niño/a puede sustituirlo haciendo una pregunta más familiar. Incluso los niños con buenas habilidades de lenguaje pueden experimentar momentos en que su capacidad para comunicarse se ve disminuida debido al estrés o la emoción aumentada, lo que a veces puede resultar en ellos, confiando en formas de comunicación menos flexibles, como las preguntas repetitivas. Participar en conductas repetitivas, como las preguntas repetitivas, también es una forma efectiva de evitar otras preguntas o intercambios verbales que se encuentran fuera de su zona de confort.

II) Una necesidad de tranquilidad: todos los niños, excepto los niños con en el Espectro Autista, en particular, tienen una fuerte necesidad de rutina, previsibilidad y transiciones suaves de un lugar a otro o de una actividad a otra, y muchos niños en el Espectro Autista no pueden enfrentar la incertidumbre o los cambios. Desafortunadamente, a menudo hay muchos aspectos de la vida diaria que pueden provocar ansiedad y están fuera de su control. Cuando las cosas no salen como esperaban y cuando las cosas se vuelven impredecibles en la experiencia diaria de un/a niño/a en el Espectro Autista, pueden buscar consuelo dentro de la previsibilidad y el control que ofrece participar en conductas repetitivas, como hacer preguntas repetitivas. En esencia, hacer preguntas repetitivas se convierte en una forma de estrategia de afrontamiento para los momentos de estrés e incertidumbre, lo logran mediante el uso de preguntas repetitivas para imponer su propio sentido de previsibilidad y estabilidad en su experiencia.Cuando otros responden a las preguntas repetitivas según lo deseado, ayuda a proporcionar una sensación de seguridad o comodidad (aunque fugaz en ocasiones, de ahí la necesidad de repetición) para el/la niño/a en cuestión. Este tipo de preguntas repetitivas a veces se evidencia, por ejemplo, hacia el final de la jornada escolar cuando un niño puede preguntar repetidamente “¿A qué hora me voy a casa?” O “¿A qué hora me recogerá papá/mamá?”, Etc. Tal vez el/la niño/a quiera todo para estar exactamente a tiempo o ansioso por llegar a casa o recordar una vez cuando su papá/mamá no se presentó a tiempo y se interrumpió su rutina. La preocupación de que cualquiera de estos u otros innumerables eventos puedan o no sucederá es a menudo lo que da lugar a algún tipo de comportamiento repetitivo en estas situaciones.

III) Entusiasmo y sobreestimulación: Muchos niños en el Espectro Autista tienen ciertos temas o intereses especiales en los que pueden sentirse extremadamente apasionados y centrados. Hacer preguntas repetitivas puede ser una forma efectiva de controlar la dirección de una conversación; Brindar una oportunidad para demostrar la riqueza de conocimientos en un área o tema de interés en particular o simplemente una forma en que una persona puede perseverar en su tema favorito. Este entusiasmo por discutir y hacer preguntas relacionadas con temas de especial interés también puede provocar que algunos niños se estimulen demasiado, lo que a su vez puede aumentar la intensidad con la que continúan con sus preguntas repetitivas sobre un tema en particular. ¿A quién no le gusta hablar de lo que realmente les interesa? Combina eso con una disminución en la conciencia o preocupación por las reglas no escritas de la interacción social típica y no es sorprendente que algunos niños en el Espectro Autista se involucren en este tipo de conductas repetitivas.

IV) Otras razones comunes: Algunas otras explicaciones comunes para este tipo de conductas repetitivas incluyen cosas como el deseo de ser social; una necesidad de atención; un intento de imitar las conversaciones de otros o un medio de escapar, retrasar o evitar situaciones, demandas, peticiones o expectativas menos favorecidas. Recuerda que esta no es una lista exhaustiva y una misma conducta repetitiva (en este caso, ‘participar en preguntas repetitivas’) puede tener diferentes funciones para diferentes personas e incluso para las mismas personas en diferentes momentos.

Fuente: Winters, R. (2015). Repetitive Questions and Autism: Understanding Repetitive Questions. Hubpages. Recuperado de (https://hubpages.com/health/Autism-and-Repetitive-Questions-Part-1Understanding-Repetitive-Questions). Traducido por Maximiliano Bravo.

Habilidades de las Personas en el Espectro Autista: Un Perfil Desfasado y Repleto de Altibajos

Las personas en el Espectro Autista a menudo tienen capacidades diferentes, con áreas de habilidades notables y profundos puntos débiles, una exploración de este fenómeno.

Habilidades Fragmentadas y Perfiles Desfasados

Una de las cosas principales que me gustaría que las personas supieran sobre el Espectro Autista es que ellas tienden a tener perfiles de habilidades desfasadas: ‘somos buenos en algunas cosas, malos en otras, y la diferencia entre las dos tiende a ser mucho mayor de lo que es para la mayoría de las otras personas.

Debido a que somos malos en algunas cosas, las personas a menudo esperan que seamos malos en otras cosas; por ejemplo, ven a alguien que no cumple con las expectativas sociales y asumen que esa persona tiene una inteligencia deteriorada. Pero debido a que somos buenos en algunas cosas, las personas a menudo son impacientes cuando no estamos tan capacitados o no necesitamos apoyo en otras áreas.

Los logros académicos no implican competencia en el cuidado personal y el mantenimiento, y los altos niveles de habilidad en ciertas áreas no siempre se traducen en éxito en la educación o en el lugar de trabajo.

A menudo se nos considera “flojos” porque parece que dominamos algunas cosas fácilmente, pero fallamos en cosas que muchos consideran “simples”. Los niños en el Espectro Autista sufren mucho en el colegio porque cuando les cuestan algunas tareas o materias, los profesores a menudo asumen que es por falta de esfuerzo.

Si puedes obtener la respuesta correcta la mayor parte del tiempo, ¿seguramente puedes entrenarte para mostrar tu funcionamiento? Si eres tan elocuente, ¿por qué te cuesta hacer amigos?

En el lugar de trabajo, podríamos ser altamente competentes en ciertas áreas, con suerte las que son fundamentales para hacer el trabajo, pero somos malos en la creación de redes, malos en las políticas de la oficina y malos en completar tareas que nadie nos dijo que deberíamos hacer.

Para pasar las entrevistas, debemos reunir las habilidades sociales necesarias para desempeñar el papel de “empleado potencial con gran entusiasmo”. Incluso cuando somos contratados para trabajos en los que somos buenos, muchas personas en el Espectro Autista son rechazadas porque no podemos procesar efectivamente las señales sociales, no siempre intuimos responsabilidades no expresadas, o simplemente no podemos jugar los juegos sociales correctos.

Si piensas que las habilidades se basan en un espectro, algunas personas tienen niveles moderadamente altos en todos los ámbitos. Un Espectro Autista de habilidades es más como una serie de altos brillantes con bajos oscuros entre ellos. Acepto que esta no es la descripción común del ” Espectro Autista “, pero la encuentro válida.

A veces, las personas hablan de estas islas de habilidades como “habilidades fragmentadas“, a menudo las personas en el Espectro Autista son realmente muy buenas en lo que hacemos bien. La mayoría de las habilidades son el resultado de poner mucho trabajo porque estamos interesados ​​en ellas, y no siempre tenemos mucho control sobre a dónde nos llevan nuestros intereses.

Los llamados “sabios autistas” han causado mucho entusiasmo en la cultura pop, pero la narrativa sabia a menudo habla de habilidades fragmentadas en términos casi místicos, como si fueran adquiridas sin esfuerzo, cuando en muchos casos ocurre lo contrario.

Los artistas en el Espectro Autista a menudo pasan horas y horas dibujando cuando otros niños socializaban o hacían otras actividades “típicas”. Los matemáticos y científicos en el Espectro Autista se habrán centrado intensamente en la lógica del mundo desde una edad muy temprana, dedicando su tiempo a trabajar en cómo resolver las cosas.

Dicho esto, encuentro que muchas personas en el Espectro Autista parecen adquirir algunas habilidades mucho más rápido que la mayoría de las personas. Cuando las cosas se basan en nuestros intereses existentes, tal vez el estilo de vinculación profunda de la mente monotrópica se presta para un rápido progreso dentro de un área, a menudo a costa de una generalización más pobre entre las áreas de habilidad.

Esto es algo parecido a lo que las personas quieren decir cuando habla de que las personas en el Espectro Autista son malas en el pensamiento de “visión general”, pero somos perfectamente buenos para ver la imagen general si podemos darle un sentido lógico. La mayoría de las cosas en la vida obedecen a reglas de algún tipo, aunque sean inconsistentes.

Estar determinado a encontrar patrones generales nos permite dar sentido a muchas de las cosas que nos rodean, aunque las personas son frustrantemente difíciles de predecir, especialmente cuando sus cerebros funcionan de manera diferente a la nuestra.

Por otro lado, pensar de manera diferente a menudo permite a las personas dar sentido a las cosas desde perspectivas que otras personas no tienen en cuenta. Si no comienzas con las mismas suposiciones que otras personas, es probable que te pierdas lo que parece obvio para la mayoría; sin embargo, también es más probable que encuentres respuestas que se les escapan a la mayoría.

Las personas dejan de pensar una vez que consideran que algo está resuelto, y la incorporación de diversos puntos de vista hace que sea mucho más probable que se detecten errores. Los equipos diversos tienden a tomar mejores decisiones, ya sean mixtas por antecedentes, género, clase socioeconómica o estilo cognitivo.

Todos nos beneficiamos de estar cerca de personas que no son como nosotros, así como de personas que lo son. La diversidad del pensamiento humano es uno de los grandes ventajas de nuestra especie, y las comunidades se desempeñan mejor cuando aprovechan al máximo las fortalezas de todos y las apoyan con sus dificultades. El primer paso para hacerlo es reconocer cuáles son esas fortalezas y necesidades de apoyo.

El segundo paso es aprender a trabajar con personas diversas.

Las personas pueden cambiar y aprender, pero a veces toma mucho tiempo y esfuerzo, y a veces ese esfuerzo tiene el efecto contrario. La ansiedad y la fatiga que sentimos pueden llevar a pérdidas masivas de capacidad y motivación, a menudo en múltiples áreas y, a veces, duran meses (o más).

Por otra parte, en el ocasional día extra-bueno, podríamos lograr mucho. Se podría decir que el ‘perfil de habilidades desfasadas’ se aplica con el tiempo , así como a través de habilidades .

Nunca asumas que porque algo es fácil para ti, debe ser fácil para todos los demás, pero tampoco te apresures a decidir que algo es imposible.

Fuente: Murray, F. (2019). Autistic Skill Sets: A Spiky Profile of Peaks and Troughs. The Aspergian. Recuperado de (https://theaspergian.com/2019/07/05/autistic-skill-sets/). Traducido por Maxmiliano Bravo.

¿Por qué Ser Llamado/a “Dramático/a” Es Totalmente Incorrecto y Psicológicamente Perjudicial Para Las Personas En El Espectro Autista?

Que se les diga a las personas en el Espectro Autista que sus reacciones neurológicas son dramáticas y exageradas es una causa a menudo no intencional pero muy real de traumas complejos.

El párrafo anterior puede resumirse en cinco palabras; “¡Oh, no es gran cosa!

Básicamente, las palabras antes mencionadas invalidan nuestra invalidación.

Explicaré algo llamado invalidación primaria e invalidación secundaria más adelante en este artículo.

La Diferencia Entre Drama y Angustia

Dado que no existen señales físicas de una discapacidad, las personas en el Espectro Autista no reciben apoyos adicionales a lo largo de su desarrollo emocional.

Por lo tanto, sus dificultades pasan inadvertidas, generando que sus acciones y reacciones sean consideradas inusuales, dramáticas, para llamar la atención, etcétera.

En otras palabras, las personas asocian motivaciones neurotípicas a sus rasgos del Espectro Autista, que al final les causan mucho daño psicológico.

Hay una clara diferencia entre ser dramático y angustiado, y como esto es algo que muchas personas, independientemente de sus neurología, tienen dificultades para entender, explicaré utilizando dos escenarios ficticios.

Escenario 1 – Drama

Digamos que una mamá está en el supermercado con su hijo/a neurotípico/a de 5 años. Acaban de decirle que no puede tener el chocolate que tanto quiere, por lo que se lanza de cabeza al pasillo, gritando a todo pulmón en frente de todos los clientes.

Cada pocos segundos, abre los ojos (que están completamente secos) y mira a su alrededor para ver qué tipo de reacción está produciendo su comportamiento. Si su mamá ignora su comportamiento o simplemente lo agarra y lo saca de la tienda, eventualmente superará la rabieta que está teniendo y se concentrará en otra cosa.

Este es un/a niño/a neurotípico que está utilizando un arrebato emocional como una herramienta para obtenerlo que él/ella quiere. No estaba legítimamente angustiado/a. Estaba enojado/a, claro, pero no experimentaba ningún dolor emocional o psicológico significativo.

Además, y esto es muy importante, si su mamá dice algo en el sentido de que “tú estabas siendo muy dramático/a allí”, una vez que llegan al automóvil, es muy probable que el/la niño/a admita el hecho porque sabe exactamente lo que hizo, incluso si no fue lo correcto.

No se sentirá dañado/a debido a la invalidación porque no estaba siendo invalidado/a, se le estaba llamando por su comportamiento en un intento de corregirlo. Este es un intercambio típico y natural entre un padre neurotípico y un/a niño/a.

Así es como los padres neurotípicos enseñan a sus hijos neurotípicos cómo comportarse.

Escenario 2 – Angustia

Ahora, tomemos a un/a niño/a en el Espectro Autista en el mismo supermercado, pero cambiemos el escenario un poco. Él/Ella ha estado en la tienda por más de una hora, caminando por los pasillos mientras su mamá hace las compras de la semana.

Le duelen los pies, su suéter está demasiado caliente y la etiqueta que su mamá olvidó cortar en la parte posterior se está hundiendo en su piel como un alambre de púas, se está sobrecalentando y el zumbido constante de las luces del techo suena como una panal de abejas muy agresivas dentro de sus oídos.

Impulsivamente, en un intento de detener sus sentimientos de angustia, busca un chocolate porque sabe que lo ayudará a calmarse. Su mamá responde tomándole inmediatamente la mano y reprendiéndolo/a.

Este es el evento que desencadena la descompensación.

Todas las sensaciones y emociones que se han ido acumulando en el/la niño/a durante la última hora salen corriendo a la superficie, y ella comienza a gritar y sollozar, y, en un intento de huir, se estrella contra una pantalla, derribándola. y lastimándose en el proceso.

Sorprendida y avergonzada, su mamá la levanta y le dice que deje de ser tan dramática, pero esto solo empeora las cosas porque ahora el/la niño/a está sollozando por la angustia de escuchar estas palabras y saber que todavía es incapaz de detener lo que está sucediendo. su.

Presta mucha atención a cómo redacté eso:

El/La Niño/a Se Siente Indefenso/a Para Prevenir Lo Que Le Está Sucediendo.

A él/ella le está sucediendo una descompensación, y él/ella no puede, ni siquiera bajo amenaza de muerte, controlarlo. Esto no es un intento de buscar atención o de obtener algo que quiere, es un volcán neurológico explosivo de emociones y sentimientos que ha brotado después de demasiados estímulos sensoriales y malestar.

Un/a niño/a en medio de una descompensación se encontrará con objetos e incluso con tráfico. No se piensa en la seguridad ni en la conciencia del entorno. Existe el deseo singular de detener estos sentimientos horribles.

Si a este/a mismo/a niño/a se le dice una y otra vez a lo largo de su vida que está siendo dramático/a cuando sufre estas crisis, no aprenderá ni corregirá su comportamiento. Aprenderá a enmascarar todas sus incomodidades, interiorizará sus emociones y tendrá miedo de tener necesidades físicas.

Eventualmente, esto llevará a un daño psicológico grave y permanente.

Invalidación Primaria e Invalidación Secundaria

Digamos que, en nuestro segundo escenario, nuestro/a niño/a en el Espectro Autista le había dicho previamente a su mamá que la etiqueta de su suéter le estaba molestando, pero su mamá lo descartó como algo que no era gran cosa.

Digamos que el/la niño/a le dijo a su mamá que se estaba sobrecalentando en la tienda, pero su madre insistió en que mantuviera puesto su suéter porque “no hace tanto calor aquí”.

Tal vez este/a niño/a trató de aliviar su malestar cubriéndose las orejas o protegiéndose los ojos de la invasión sensorial que estaba experimentando, solo para que su madre le quitara las manos de la cara y le gritara que se detuviera.

Esto es lo que se llama invalidación primaria. En otras palabras, el/la niño/a le está diciendo a su mamá lo incómodo/a que está y está haciendo lo que puede para evitar una descompensación pero su mamá, sin entender que su hijo/a es neurodivergente, no neurotípico/a, rechaza las quejas de su hijo/a por motivos de atención adicional o de intento de manipular una situación.

Después de todo esto, el/la niña/o finalmente tiene una descompensación. Sus necesidades primarias fueron ignoradas en un intento equivocado de “corregir” su comportamiento (como la mamá en el escenario 1). Ahora que está seriamente angustiado/a, le dicen que está siendo dramático/a. Eso es lo que se llama invalidación secundaria.

En otras palabras, la invalidación de los sentimientos originales que causaron la fusión trae más invalidación como respuesta a la descompensación.

Por eso es tan psicológicamente perjudicial.

Básicamente, es como tener un hijo/a diciendo que tiene hambre solo para ser ignorado/a todo el día, y cuando finalmente toma la comida por pura desesperación, él/ella recibe un golpe en el rostro.

Sí, eso es lo que se siente emocionalmente.

La Comparación De La Estufa Caliente

Para las personas en el Espectro Autista, la vida es como tener una mano en una estufa caliente (los problemas sensoriales y la confusión que encuentra durante sus vidas cotidianas), pero cuando reaccionan, una vez más se sienten lastimados por personas que no les creen o los toman en serio. la angustia que están experimentando y, a su vez, los estresan aún más.

Maltrato Emocional No Intencional

Una de las formas más sutiles y también más perjudiciales de maltrato emocional involucran al agresor haciendo que la víctima piense que está perdiendo la razón. Hacen esto diciéndole a su víctima que están reaccionando de forma exagerada, recordando las cosas mal o siendo dramáticos, cuando en realidad la víctima está teniendo una respuesta completamente justificable a lo que les está sucediendo.

El maltrato emocional no intencional ocurre cuando una persona neurotípica se involucra con una persona en el Espectro Autista, pero le atribuye intenciones neurotípicas a la persona en el Espectro Autista.

No es que la persona neurotípica esté tratando de lastimar a la persona en el Espectro Autista, es que no entienden la neurología de la otra. Ambos hablan diferentes idiomas y tratan de ser escuchados, y ambos están fallando porque carecen de la comprensión y las herramientas necesarias para cerrar la brecha de comunicación.

El problema con esto es que, a pesar de que la persona neurotípica no está tratando de maltratar emocionalmente a propósito a la persona en el Espectro Autista, el daño psicológico todavía se produce, y el trastorno de estrés post-traumático a menudo se desarrolla a partir de una vida de estas interacciones confusas y angustiosas.

En Resumen

La conclusión es esta: para la persona neurotípica, llorar, gritar, taparse las orejas, hacer muecas de dolor ante ciertos sonidos o estremecerse ante ciertas texturas puede parecer una reacción exagerada para la persona neurotípica que observa estos comportamientos.

Después de todo, las personas neurotípicas no tienen las mismas experiencias sensoriales que las personas en el Espectro Autista y, como solo tienen sus propios cerebros y experiencias, una persona neurotípica puede malinterpretar estas reacciones o atribuirles intenciones que no existen.

Puede ser confuso para una persona neurotípicas que su amigo/a o familiar en el Espectro Autista puede tener una reacción tan fuerte a las sensaciones que apenas notan, pero eso no hace que sea una experiencia menos válida para la persona en el Espectro Autista.

Lo más importante a tener en cuenta es que todos somos diferentes, independientemente del neurotipo. Cuando alguien te dice que algo les molesta o reacciona a algo de una manera que no entiendes, créele y respétalo/a.

No solo mejorarás tu comunicación con las personas en el Espectro Autista que forman tu vida, sino que también harás del mundo un lugar más seguro tanto para la comunicación honesta como para la neurodiversidad.

Fuente: Heidel, J. (2019). Why Being Called “Dramatic” Is Both Completely Wrong and Psychologically Damaging to Autistic People. The Aspergian. Recuperado de (https://theaspergian.com/2019/07/05/called-dramatic/). Traducido por Maximiliano Bravo.