¿Por Qué Tú No Necesitas Amigos?

Seamos realistas: las interacciones sociales son importantes. Necesitamos interactuar con otras personas para hacer las cosas. Debes hablar con el/la cajero/a del supermercado para comprar la comida que necesitas. Necesitas hablar con tu jefe para completar tu trabajo a tiempo y con calidad. Y necesitas hablar con la policía y los bomberos para obtener la ayuda que necesitas en caso de robo e incendio, respectivamente.

Las interacciones sociales han sido fundamentales en todo el desarrollo humano. Hace muchos miles de años hubo una “revolución cognitiva” en la que los humanos desarrollaron una fuerte necesidad de comunicarse con otros humanos en un nivel más intenso que antes. Esencialmente, esta necesidad de interacciones sociales surgió de nuestro deseo y necesidad de compartir una comprensión más detallada del mundo y las cosas que debían hacerse con otros humanos. Hubo cambios similares en el desarrollo de otras especies animales, pero con los humanos la atención se centró en comunicar material y experiencias más detallados.

Otras especies animales también enfatizan la comunicación inter-individual. Esta comunicación a menudo es diferente de la comunicación humana, pero conlleva los mismos beneficios básicos. Los animales no humanos se comunican entre sí para compartir experiencias y abordar necesidades. Sería difícil exagerar la importancia de la comunicación inter-individual para el desarrollo de los seres humanos y los animales no humanos. Gran parte de cómo se han desarrollado todos los animales a lo largo de los años ha sido para permitirles interactuar de manera más eficaz con otros miembros de su especie.

Pero la importancia de las interacciones sociales ha llevado a un énfasis excesivo, al menos en lo que respecta a los seres humanos, en la calidad e intensidad de esas relaciones sociales. Necesitamos interactuar entre nosotros, pero no es necesario que estas relaciones alcancen algo más que un nivel básico de conexión. Es bueno tener relaciones sociales sólidas, pero no es necesario para nuestra supervivencia o incluso para nuestra felicidad. En pocas palabras, no es necesario que los humanos tengan amigos.

Esto es importante porque son muchas las personas que han sufrido a lo largo de sus vidas debido su falta de capacidad, real o percibida, para hacer o mantener amigos. A menudo se trata de personas que están en el Espectro Autista o tienen rasgos de personalidad que los lleva a tener dificultades con las relaciones sociales. Pero esto también puede ser un problema que surge simplemente porque una persona no es el tipo de persona que hace o mantiene amigos fácilmente o puede tener dificultades con las amistades debido a una ubicación aislada o mudanzas frecuentes.

Lo que suele ser muy triste en estas situaciones es ver que tan negativas las personas pueden llegar a ser consigo mismas cuando no tienen amigos. Es muy posible que puedan funcionar en términos de hacer las cosas que necesitan; también pueden contribuir mucho a sus comunidades. Pero cuando las personas no pueden hacer amigos, a menudo piensan de manera muy negativa sobre sí mismas, incluso si tienen motivos para ser muy positivos sobre otros aspectos de sus vidas.

El énfasis que las personas ponen en las amistades y las relaciones sociales intensas se debe a que a menudo se describe a los humanos como “animales sociales”. Existe la expectativa de que, debido a que somos animales para quienes las relaciones sociales son importantes, debe seguirse igualmente que cuanto más intensa sea la relación social, mejor.

Tener amigos es agradable y puede ser beneficioso, pero no es necesario para sobrevivir en entornos sociales. El aislamiento social es perjudicial, pero existe una gran brecha entre una persona que está “socialmente aislada” y que tiene “amistades”. Pueden obtener todos los beneficios asociados con las relaciones sociales con solo tener la capacidad de interactuar con otras personas. No es necesario —Aunque sería bueno— que cualquiera de esas relaciones cumpla con los criterios de ser “amistades”.

En un estudio de 4.382 adultos, Demir y Davidson (2013) encontraron que las amistades se consideran importantes para la felicidad, pero aún más importante es tener las necesidades básicas satisfechas y sentirse competente para poder satisfacer sus propias necesidades. La “satisfacción de las necesidades básicas” y la “satisfacción de la competencia” son mucho más importantes para determinar la felicidad que el número de amigos o incluso la calidad de las amistades. Las personas tienden a ser más felices si sienten que son competentes para hacer lo que deben hacer y que satisfacen con éxito sus necesidades básicas. Ayudar a las personas a encontrar un camino para sentirse así, independientemente de si cumplen con los criterios de los demás para una vida social “exitosa”, puede ser una forma muy eficaz de ayudarles a sentirse menos solos y más positivos acerca de sí mismos y sus vidas.

Todos necesitamos poder interactuar con otras personas en algún momento. Las interacciones sociales son importantes tanto para obtener las cosas que necesitamos como para realizar tareas importantes. De esta manera, somos como todas las especies animales, que necesitan interactuar con los demás para hacer las cosas. Pero una vez cumplidas esas tareas, no es esencial que las relaciones sociales vayan más allá de ese punto. Continuar con las relaciones puede ser agradable y generar sentimientos positivos. Pero esas relaciones no son necesariamente más importantes que sentirse cómodos estando solos.

A algunas personas les va bien pasar mucho tiempo con otras personas; a algunas personas les conviene pasar más tiempo solas. Algunas personas también pueden encontrarse en situaciones en las que tienen que sentirse cómodas interactuando con otras personas porque están cerca de otras personas con mucha frecuencia. Y luego, algunas personas a menudo se encuentran en situaciones en las que están mayormente solas. Ninguna situación es necesariamente mejor que la otra.

Todos necesitamos encontrar la mejor manera de sentirnos cómodos (y efectivos) al interactuar con otras personas. Pero también todos necesitamos encontrar la mejor manera de sentirnos cómodos estando solos y haciendo las cosas por nuestra cuenta. Manejar el estar solos es tan importante como manejar el estar con otras personas.

Y recuerden: No es lo mismo estar solo que sentirse solo.

Fuente: Marston, D. (2019). Why You Don’t Need Friends. Psychology Today. Recuperado de (https://www.psychologytoday.com/us/blog/comparatively-speaking/201905/why-you-dont-need-friends). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Si no es ABA, ¡¿Entonces qué?!

“Evitamos las terapias centradas en la obediencia … pero ¿qué más hay? Las cosas no andan bien en nuestro hogar. ¡¿Qué podemos hacer?!”

La frase anterior hace alusión a una de las preguntas más recurrentes de cualquier padre/madre que se siente frustrado/a y desesperado/a, pero con una firme resolución de evitar someter a sus hijos en el Espectro Autista a técnicas de “adiestramiento canino” y opresivos métodos de obediencia. Así que corresponde analizar una de las situaciones más comunes en las que las familias tienden a terminar trayendo el ABA (Análisis Conductual Aplicado) a sus vidas: conductas agresivas.

Tememos por nuestras vidas!” Dicen muchos padres. Sus hijos se comportan agresivamente y lastiman a los demás. Los niños crecen, se hacen más grandes y más fuertes y sus conductas agresivas empeoran. La familia teme por sus vidas. En algunos casos, la policía está involucrada y sus hijos terminan con un internamiento involuntario, enfrentando cargos penales o incluso heridos o asesinados en casos extremos.

¡Nadie quiere esto para sus hijos! Ninguna familia quiere verse obligada a elegir entre el temor por sus hijos y el temor a sus hijos. No es de extrañar que los padres terminen eligiendo el ABA y medicamentos que sirven como “camisas de fuerza químicas”. La situación puede asustarlos rápidamente y las familias pueden sentirse indefensas.

El primer paso es comprender la fuente de las conductas agresivas de tu hijo/a. Sin embargo, es importante señalar que dicha agresión no siempre aparecerá justo después de un evento desencadenante. ¿Qué significa esto? Tal vez los informes del colegio dicen que tu hijo/a se comporta bien en las clases, pero tú notas mucha agresión en el hogar. Has examinado todos los aspectos ambientales de tu hogar y simplemente no puedes entender qué está provocando la agresión. Intentaste pedirle a tu hijo/a que te ayude a descubrir qué está mal, pero él/ella aún no ha desarrollado la capacidad de comunicar claramente sus problemas.

Es posible que el desencadenante de la agresión no esté sucediendo en tu hogar en absoluto. Tal vez sea un incidente que ocurrió en el salón de clases y/o durante el recreo. O tal vez, el desencadenante es algo completamente diferente, pero aún así algo que no está en tu hogar. Entonces, ¿por qué tu hijo/a pequeño/a, adolescente o adulto/a joven es tan agresivo/a en el hogar en vez del lugar donde se produce el problema desencadenante? La respuesta: porque tu hijo/a se siente más seguro/a allí.

El problema es como una llama debajo de una caldera y la presión está aumentando en tu hijo/a. Pero si dejar que el vapor escape es demasiado peligroso, por ejemplo, lleva a castigos físicos, reclusión o, lo que es peor, tu hijo/a aprende a aguantar la presión para protegerse. Pero solo hay una persona que puede hacer eso: tan pronto como se sienta seguro/a, el vapor explota, en forma de conductas agresivas. Es por eso que es tan importante observar cada parte del entorno de tu hijo/a cuando intentas averiguar por qué están ocurriendo las conductas agresivas.

A veces, la agresión es la única forma en la que tu hijo/a tiene para comunicar que algo está mal. El ABA podría ser capaz de detener la agresión, sí. ¿Pero a qué precio? ¿Deseas que tu hijo/a sea entrenado para soportar el dolor y el abuso? ¡Por supuesto que no! Esa fue una pregunta ridícula. Pero viene con una respuesta obvia: no uses el conductismo para reducir las conductas agresivas de tu hijo/a. Primero, descubre la fuente de la agresión. Puede ser algo en el entorno, puede ser la forma en que alguien trata a tu hijo/a, puede ser un problema de salud que tu hijo/a está sufriendo. Sea lo que sea, juega al detective. Averígualo y ayuda a tu hijo/a.

La solución son las acomodaciones y el respeto. Así de simple; averigua qué le disgusta a tu hijo/a y evítalo. Por ejemplo, tu hijo/a en el Espectro Autista se descompensa si alguien usa el horno. Por lo tanto, simplemente dejas de usarlo. Puedes cocinar usando el microondas o la olla, servir almuerzos fríos como sándwiches y ensaladas, o pedir comida a domicilio. Es una solución inusual que requiere adaptación de toda la familia, pero tu hijo/a se sentirá feliz y seguro/a y dejará de experimentar la ansiedad agobiante que provocaba la agresión.

Cuando acomodas a tu hijo/a, podrías encontrar resistencia de parte de tu familia, amigos, vecinos, profesores y terapeutas. Las personas podrían decirte que estás mimando demasiado a tu hijo/a. ¡Están equivocados! Mantente firme. Tu hijo/a pequeño/a, adolescente o adulto/a joven no se está portando mal a propósito. Él/Ella está tratando de hacer frente a un mundo que es una pesadilla sensorial, y cualquier cosa que pueda hacer que aumente su sensación de estabilidad y seguridad es un regalo de amor para ellos.

No necesitas el ABA para calmar la agresión de tu hijo/a. De hecho, es probable que el ABA solo “funcione” en estos casos al aumentar pero suprimir el nivel de trauma y sufrimiento de tu hijo/a. Lo que sea que causó que tu hijo/a sufriera tanto que perdió el control todavía lo está causando, pero si el ABA ha cumplido con su propósito, tu hijo/a ha perdido el único canal de comunicación disponible para expresar su dolor y sufrimiento con la esperanza de obtener ayuda con su angustia.

No le quites la voz a tu hijo/a; quítale su sufrimiento. El ABA es una respuesta cruel hacia sus conductas agresivas. Enfrenta ese comportamiento con amor, calma, apoyo y una búsqueda investigativa de la fuente del sufrimiento de tu hijo/a. Descubre por qué tu hijo/a se estresa tanto que asusta a las personas que lo rodean y ayúdalo/a para que su vida sea más tranquila, segura y feliz. Eso es lo que esperabas que hiciera el ABA, pero es necesario que sepas que el ABA no puede hacer eso.

Es tu deber como padre/madre amoroso/a y no necesitas la “ayuda” de un/a terapeuta conductista. Solo necesitas el amor y la compasión que ya tienes por tu hermoso/a hijo/a. Lidiar con la agresión es realmente una situación en la vida donde el amor lo conquista todo. Sal ahora y vence el sufrimiento con curiosidad, compasión y calma.

Fuente: Sparrow, M. (2017). If Not ABA, Then What? Thinking Autism Guide. Recuperado de (http://www.thinkingautismguide.com/2017/04/if-not-aba-then-what.html). Traducido Por Maximiliano Bravo.

8 Consejos Para Personas En El Espectro Autista Y Con Dificultades De Comunicación Durante El Coronavirus

Imagine que eres una persona en el Espectro Autista. Ahora, imagina que todas las personas a tu alrededor llevan puestas mascarillas. No puedes ver sus expresiones faciales y te resulta difícil escuchar las palabras que dicen. Las personas que tienen dificultades de comunicación a menudo mejoran cuando pueden tomar información de todos los aspectos de su interacción con los demás y juntar las pistas. Pero cuando otros usan una mascarilla, se elimina la capacidad de ver un gran porcentaje del lenguaje no verbal que proviene de esa sección de su cara.

Además, las personas en el Espectro Autista a menudo obtienen mejores resultados con la rutina, y en este momento, eso ha cambiado por completo. No olvidemos que están diariamente expuestas a un vocabulario completamente nuevo de palabras que nunca han escuchado antes: “distanciamiento social”, “cuarentena”, “pandemia” y “coronavirus”. Esta podría ser una receta para la confusión que puede conducir al miedo y la ansiedad, y a todos los comportamientos adaptativos naturales, algunos positivos, otros no tan positivos, que los acompañan.

¿Qué podemos hacer para brindar el apoyo adecuado en estos tiempos difíciles?

Primero, debemos reconocer que esto es igualmente difícil para las personas que apoyamos como lo es para nosotros. Más que nunca, necesitamos idear estrategias para ayudar a las personas a poder interpretar la comunicación, incluso cuando proviene de una mascarilla.

Aquí hay algunas formas que hemos identificado para compensar las expresiones faciales faltantes y los sonidos amortiguados que ocurren cuando alguien usa una mascarilla:

I) Inflexión vocal: Enfatizar nuestras inflexiones vocales ayuda a las personas en el Espectro Autista a comprender mejor las diferencias entre declaraciones, preguntas y solicitudes. ¡Ahora es el momento de dejar que tu actor o actriz interior salga de detrás de la máscara!

II) Aumentar los apoyos visuales: No solo son importantes los guiones sociales y los horarios visuales, sino que el uso de imágenes para representar lo que estamos tratando de decir mientras decimos que puede marcar la diferencia. Por ejemplo, en lugar de solo preguntarle a alguien si quiere una bebida, sostén una taza o una foto de un vaso al mismo tiempo.

III) Gestos físicos: Usa gestos físicos para señalar cosas e imitar lo que estamos tratando de decir mientras lo decimos. ¡Pon esas habilidades de imitación a trabajar!

IV) Estrategias proactivas/preventivas: Cuando anticipes que es probable que tu ser querido en el Espectro Autista experimente ansiedad o miedo en una actividad en particular, asegúrese de tener las herramientas y actividades que conoce para calmarlos. Ten juguetes sensoriales o columpios listos o prepárate para salir a caminar.

V) Usar claramente nuestras palabras: Habla despacio y enuncia palabras con más propósito. Este es también el momento perfecto para usar palabras que representan emociones para describir lo que está debajo de la máscara. Por ejemplo, “Estoy muy contento/a con la forma en que acabas de hacer tu cama”. O verbalmente observando: “Pones una gran sonrisa en mi cara”. Otra opción es sostener una imagen que represente tus emociones. Imprime emojis para tenerlos a mano o incluso use una almohadilla de borrado en seco muy pequeña para dibujar caras tristes, caras felices, etcétera.

VI) Juegos de roles: Utiliza juegos de roles de distanciamiento social practicando nuevas formas de saludar a las personas, como agitar la mano en lugar de dar un apretón de manos. Actúa sobre qué hacer si alguien se acerca demasiado, por ejemplo, diciendo “dos pasos, por favor” con una mano extendida.

VII) Transparencia: Las reglas de interacción social están cambiando casi todos los días. Recuerda seguir compartiendo esos cambios abiertamente, de manera informativa, oportuna y positiva.

VIII) Actitud: Esto es, quizás, lo más importante. Es un momento difícil para todos, pero las personas en el Espectro Autista pueden experimentar una mayor sensación de miedo y ansiedad. Prepárese con una actitud positiva y la determinación de ser amable. A menudo, nuestra propia mentalidad positiva es la mitad de la batalla.

Fuente: Sanders, K. & Martin, P. (2020). 8 Tips for People With Autism and Communication Challenges During COVID-19. The Mighty. Recuperado de (https://themighty.com/2020/04/autism-communication-challenges-covid-19/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Espectro Autista Y Ceguera Del Tiempo

Las personas en el Espectro Autista pueden experimentar una variedad de diferentes problemas de función ejecutiva. Estos incluyen problemas con; habilidades de organización, autorregulación, la capacidad de procesar tareas secuencialmente y recordar instrucciones, realizar múltiples tareas, filtrar distracciones, establecer prioridades, planificar y enfocar la atención.

El tema de este artículo es la “ceguera al tiempo”, algunas de sus causas y las formas en que se puede reducir este obstáculo.

¿Qué es la ceguera del tiempo?

La ceguera de tiempo es cuando una persona se vuelve algo inconsciente del paso del tiempo. Como la mayoría de las funciones ejecutivas, la capacidad de medir y manejar el tiempo es en parte innata y en parte aprendida. Es necesario practicarlo y perfeccionarlo para que sea un hábito efectivo y funcional, pero es más natural para algunas personas que para otras. Las personas en el espectro autista y las personas con problemas relacionados, como el Trastorno Obsesivo Compulsivo y el Trastorno de Déficit Atencional e Hiperactividad pueden tener dificultades particulares en esta área.

La ceguera de tiempo puede afectar a las personas de una manera muy importante y puede dificultarles llegar a tiempo a los lugares, completar su trabajo y funcionar en una sociedad donde todo parece tener una fecha límite.

¿Qué causa la ceguera de tiempo?

Hay muchos factores que influyen en la ceguera de tiempo y estos incluyen influencias conductuales, educación y la mentalidad general de la persona. Algunas de las cosas que están particularmente relacionadas con el Espectro Autista incluyen;

I) Hiperconcentración e intereses especiales: La hiperconcentración es un rasgo bien conocido que muchas personas autistas comparten. A menudo, pero no siempre, está relacionado con intereses especiales. La hiperconcentración es cuando una persona se absorbe tanto en una tarea que pierde la noción del mundo fuera de su tarea. Con el enfoque correcto, este puede ser un gran regalo y es una de las razones por las cuales muchas personas en el espectro pueden tener mucho éxito, particularmente en las áreas de ciencia y computación. Una persona hiperconcentrada puede seguir trabajando durante la hora de almuerzo sin darse cuenta de que tiene hambre y no es raro que levante la vista y de repente se dé cuenta de que está solo en una oficina porque todos los demás ya se han ido a casa.

II) Mala estimación del tiempo: Las personas en el Espectro Autista a menudo tienen poca comprensión de cuánto tiempo llevará una tarea. Como resultado, pueden comenzar una tarea larga y difícil que no se puede interrumpir cuando claramente no tienen suficiente tiempo para completarla. Por ejemplo, pueden decidir limpiar un refrigerador 10 minutos antes de que se vayan. Tal tarea a menudo no se puede interrumpir y debe completarse. Esto da como resultado que la persona llegue tarde.

III) Saltarse pasos: Otra área donde las personas cometen errores es la falta de pasos en un procedimiento. Planean estar en un lugar específico en un momento particular, pero no piensan en todo. Como resultado, no tienen en cuenta los tiempos de transporte o la necesidad de cambiar antes de partir. A menudo, las personas con ceguera del tiempo saldrán de casa en el momento en que se supone que deben llegar a su destino. Esto no se debe a que no entienden que se necesita tiempo, sino simplemente a que no tienen en cuenta el viaje al procedimiento.

IV) Perfección: Muchas personas en el Espectro Autista son perfeccionistas y muchas también tienen Trastorno Obsesivo Compulsivo. Si bien tener Trastorno Obsesivo Compulsivo puede ser beneficioso para una persona con ceguera del tiempo en una rutina estricta, puede crear grandes problemas cuando se requiere flexibilidad. El Trastorno Obsesivo Compulsivo puede hacer que las tareas simples demoren mucho más y puede agregar múltiples capas de dudas innecesarias y “doble verificación”. Si alguien con Trastorno Obsesivo Compulsivo está siguiendo un conjunto de procedimientos escritos para otros, es probable que sus tiempos sean completamente diferentes.

V) Autorregulación y autocontrol: La distracción es un gran problema para muchas personas en el Espectro Autista, particularmente las personas con una comorbilidad como el Trastorno de Déficit Atencional e Hiperactividad. La tecnología es a menudo la peor de las distracciones con los juegos de computadora y los teléfonos móviles que suelen sacar a las personas de la tarea. No es simplemente un problema durante las horas de trabajo, ya que estas distracciones pueden evitar que las personas completen las tareas diarias y la higiene personal. También pueden hacer que las personas se queden despiertas toda la noche y no puedan despertarse o no puedan funcionar por la mañana. Los juegos de computadora a menudo fomentan el enfoque total y generalmente se juegan con las cortinas cerradas. Son muy adictivos y a menudo tienen sus propios ciclos diurnos y nocturnos que no se alinean con el mundo exterior. No se muestran relojes en la pantalla y el paso del tiempo puede perderse fácilmente.

¿Cómo podemos reducir los efectos de la ceguera del tiempo?

Si bien nada va a ser cien por ciento efectivo contra la ceguera del tiempo, hay bastantes cosas que podemos hacer para reducir los problemas. Éstos incluyen;

I) Aumentar la presencia del tiempo: Esto realmente significa colgar relojes en todas partes. Asegúrate de que haya un reloj visible en las habitaciones que la persona con ceguera del tiempo use con mayor frecuencia. Esto debe incluir dormitorios, cocinas y especialmente frente al televisor/computador. Si bien es elegante tener relojes analógicos con números invisibles, es mucho más efectivo tener relojes digitales, ya que no dejarán dudas sobre cuándo se llega a un momento determinado. Tener un reloj, como un Samsung con múltiples alarmas (y un modo de vibración) también ayudará.

II) Usar la tecnología como apuntador: Hay una gran cantidad de tecnología disponible ahora que te ayudarán a manejar el tiempo. Los teléfonos y relojes ahora tienen múltiples alarmas que puede configurar para horarios específicos (por ejemplo, cuando es hora de salir de la casa para ir al trabajo o la escuela) y alarmas que puede configurar para una duración específica, como “una hora de recreación”. Descubrirás que también puedes usarlos para otras cosas, como realizar un seguimiento de tu día y determinar cuánto tiempo te llevará llegar a los lugares.

III) Reservar tiempo para tus intereses: Nadie está sugiriendo que tú renuncies a tus intereses especiales. Hacer esto haría improbable que tú estuvieras interesado/a en realizar otras tareas. En cambio, la idea es planificar el tiempo que asignas a esos intereses para garantizar que no entre en conflicto con otras cosas, por ejemplo, comenzar el siguiente nivel de un juego de computadora cinco minutos antes de la cena no ocurre.

IV) Planea llegar temprano: Con demasiada frecuencia, planificamos nuestro día en torno a los plazos. Sabemos que tenemos una cita en algún lugar a las 2 p.m., por lo que planeamos estar allí a las 2 p.m. Esto nos deja en una posición muy vulnerable si algo saliera mal. En cambio, siempre que sea posible, planifique estar allí a la 1 p.m. Planifica llegar temprano y luego, si tus conexiones te fallan, no necesariamente llegarás tarde.

V) Trabajar contra el perfeccionismo, cuando crea retrasos: No hay nada particularmente malo con un poco de perfeccionismo. Por ejemplo, puede crear sistemas excelentes y fáciles de usar que no solo son un placer de usar, sino que también brindan muchas ventajas. Desafortunadamente, a veces estos sistemas pueden tomar mucho tiempo para perfeccionarse, y a veces el tiempo que toman supera sus beneficios. Es importante poder reconocer cuando una costumbre particular tuya no te está ayudando y dejar de hacerla para ahorrar tiempo. A veces esto no siempre es aparente y, a veces, es difícil dejar de lado las rutinas familiares. Si tardan demasiado, déjalos ir.

La ceguera del tiempo puede ser una gran cosa cuando trabajas en un proyecto con una fecha límite larga y necesitas ser capaz de ignorar las distracciones para dar tu 110%. No es bueno cuando hay una fecha límite clara y cercana. Afortunadamente, solo se necesitan unos pocos cambios de hábito para negar los peores efectos.

Fuente: Bolland, G. (2020). Time Blindness and Autism. Life With Aspergers. Recuperado de (https://life-with-aspergers.blogspot.com/). Traducido por Maximiliano Bravo.

5 Reglas Útiles Para El Mes De Aceptación Del Espectro Autista Y Más Allá

Las palabras, símbolos y campañas que vemos durante el mes de aceptación del Espectro Autista nos recuerdan los errores comunes que cometen las personas al escribir sobre personas que viven la condición. Aquí hay algunas reglas útiles a tener en cuenta.

I) A muchos de nosotros no nos gusta el lenguaje persona-primero: Una de las primeras cosas que muchos profesionales aprenden acerca de la discapacidad es que cuando se habla de discapacidad, siempre debe poner a la persona primero. Sin embargo, muchas personas en situación de discapacidad no están de acuerdo. Esto es especialmente cierto (aunque no universal) en la comunidad del Espectro Autista. Muchos de nosotros simplemente vemos nuestra condición como otra parte de lo que somos. Si alguien tiene que mirar más allá para vernos como personas, tenemos que preguntarnos si realmente ven quiénes somos. Los chilenos pueden ser personas sin ser “personas con ciudadanía chilena”. Entonces, ¿por qué debemos ser “personas con Espectro Autista”?

Por supuesto, si está hablando con una persona en particular, siempre es mejor preguntarle su preferencia. Algunos de nosotros realmente preferimos el lenguaje persona-primero. Por esa razón, a menudo se pueden alternar términos al escribir sobre el Espectro Autista. Otra frase que a veces puede funcionar como una opción respetuosa es “persona en el Espectro Autista”.

II) Estamos cansados ​​(y desconfiamos) de las campañas de sensibilización: Cada mes de aceptación del Espectro Autista, las organizaciones benéficas de la condición dirigidas por padres y profesionales piden a sus seguidores que difundan la conciencia iluminando edificios y monumentos en azul, vistiendo ropa azul y abrochando las solapas de las piezas del rompecabezas.

Esto no hace nada para abordar los problemas prácticos muy reales que enfrentamos. Estas campañas a menudo propagan el miedo y promueven estereotipos dañinos.

Autism Speaks, la organización responsable de la campaña “Light It Up Blue”, describe la generación actual de niños, adolescentes y adultos jóvenes en el Espectro Autista como una crisis de salud pública y una carga para las familias y los gobiernos. A lo largo de la larga historia de la cinta del rompecabezas, a menudo se ha asociado con la creencia de que a las personas en el Espectro Autista les faltan piezas, que se deben encontrar para que podamos recuperarnos. Con este contexto en mente, muchos de nosotros vemos stickers de la cinta de rompecabezas y luces azules en los puntos de referencia de nuestras ciudades como signos de odio, no de apoyo.

III) Nada sobre nosotros sin nosotros: No es raro ver historias de interés humano sobre el Espectro Autista donde padres, profesores, terapeutas e incluso auxiliares de aseo comparten sus ideas sobre una persona en el Espectro Autista y lo que la condición significa para ellos. ¡La única persona que no recibe una palabra es el sujeto del artículo!

No todas las personas en el Espectro Autista podrán responder a las preguntas de una entrevista. Sin embargo, a muchos que si pueden simplemente no les preguntan. Otros pueden hablar o escribir, pero tienen dificultades para responder preguntas en tiempo real. Para estas personas, las adaptaciones simples como proporcionar preguntas escritas de la entrevista con anticipación pueden marcar una gran diferencia.

Otro error común es suponer que ninguna persona en el Espectro Autista leerá un artículo sobre la condición. Los autores escriben “a diferencia de tú y yo” o “como tú y yo”, pero rara vez somos incluidos como parte del “nosotros” al que se refiere el autor. La verdad es que no hay ningún lugar donde pueda asumir con seguridad que ninguno de nosotros está presente. El Espectro Autista es una condición extremadamente variable, donde muchas combinaciones diferentes de rasgos pueden conducir al mismo diagnóstico. Cualquiera que sea tu audiencia, es probable que al menos algunos de nosotros ya estemos en ella.

IV) Queremos vivir bien, no volvernos normales: Muchas intervenciones del Espectro Autista se centran en hacer que las personas que viven la condición se parezcan más a las personas neurotípicas. Los objetivos comunes de las terapias incluyen aumentar el contacto visual y reducir los movimientos inusuales.

Estas no son prioridades típicamente seleccionadas por personas en el Espectro Autista. Las prioridades más comunes incluyen reducir el impacto de las desventajas asociadas con nuestra condición, como la ansiedad y la hipersensibilidad sensorial; habilidades de aprendizaje necesarias para tener éxito en la educación y encontrar empleo; y acceder a apoyo y adaptaciones para ayudar con la vida diaria.

Puede haber costos intolerables asociados con un enfoque en lograr una apariencia de normalidad. El contacto visual puede ser dolorosamente intenso e intrusivo, o puede ser imposible hacer contacto visual simultáneo con alguien y comprender sus palabras habladas. Permanecer quieto puede requerir una gran cantidad de atención, dejando poco para aprender. Agitar las manos puede ser una expresión de alegría o una forma de recuperar la sensación de dónde está el cuerpo en el espacio.

A aquellos de nosotros que nos hemos hecho parecer más normales o hemos logrado algunos de nuestros objetivos, a menudo se nos dice que hemos “superado” el Espectro Autista. Esto es engañoso. A menudo hemos tenido que enfrentar y superar prejuicios, o poner mucho más trabajo en aprender una habilidad que es más fácil para los demás. Podemos tener dificultades en áreas de nuestras vidas que los demás no ven. Esta puede ser una historia bastante buena por sí sola, sin necesidad de recurrir a clichés cansados ​​sobre la “superación” del Espectro Autista

V) Las etiquetas funcionales no son informativas y son dañinas: Cuando te faltan palabras, las frases rápidas como bajo y alto funcionamiento pueden ser tentadoras. Sin embargo, estas frases significan tantas cosas diferentes para diferentes personas que no son muy informativas. Alguien puede parecer de alto funcionamiento para una persona porque puede hablar en oraciones completas y de bajo funcionamiento para otra persona porque no está incluida en un colegio ordinario. Es posible que alguien más no pueda cocinar, conducir o navegar el transporte público de manera independiente, pero se graduó de la universidad con honores. ¿Dónde encajan?

Con demasiada frecuencia, la respuesta es que las etiquetas funcionales se usan para descartar a todos. Como dijo Laura Tisoncik, “la diferencia entre el autismo de alto funcionamiento y el de bajo funcionamiento es que alto funcionamiento significa que se ignoran sus déficits, y bajo funcionamiento significa que se ignoran tus ventajas“.

Una mejor opción es a menudo ser simplemente específico. Piensa en lo que quieres decir cuando quieras usar uno de esos términos abreviados. Si quiere decir que alguien no puede hablar, o necesita ayuda para administrar las finanzas, o se descompensa frecuentemente, puede ser mejor decir eso.

Fuente: Albretch, K. (2020). 5 Guidelines for Autism Acceptance Month and beyond. AssistiveWare. Recuperado de (https://www.assistiveware.com/blog/5-guidelines-for-autism-acceptance-month?fbclid=IwAR2kGMccEbw_emu4yWcEm7BVgrt7fGHfla2adfwCMqX1qvsTUOBKnwS9XTw). Traducido por Maximiliano Bravo.

¿Cómo Leer Noticias Como Un Científico Durante La Sobrecarga De Información Del Coronavirus?

Cuando las noticias falsas, los informes erróneos y los hechos alternativos están en todas partes, leer las noticias puede ser difícil. No solo hay mucha información errónea sobre la pandemia del coronavirus, el cambio climático y otros temas científicos que flotan en las redes sociales, sino que también debe leer historias científicas, incluso publicaciones conocidas, con precaución.

Frecuentemente vemos titulares que sugieren que las vacunas contra el coronavirus son inminentes, mientras que los científicos intentan desesperadamente controlar las expectativas de que es más probable que las vacunas tarden más de un año en ser adecuadas para su uso. Entonces, ¿cómo abordamos las noticias científicas como un científico, para ver más allá de lo sensacional y encontrar los hechos?

En un estudio realizado por los doctores Doug Specht y Julio Gimenez, se analizaron 520 artículos académicos y los artículos de los medios que informaron sus hallazgos. También se rastreó cómo la presentación del conocimiento científico a medida que avanza desde los investigadores al público en general a través de los medios de comunicación.

Ellos descubrieron que el conocimiento científico a veces se reproduce pero a menudo se reinterpreta y su significado se pierde con frecuencia en la traducción. Con base en este estudio, creemos que hay algunas cosas clave que los lectores de las noticias pueden hacer para detectar cuando la ciencia se informa de manera engañosa o inexacta, y llegar a lo que la evidencia realmente muestra.

La transformación de contenido puede ocurrir de varias maneras. El enfoque principal de un estudio a menudo cambia de una manera que hace suposiciones sobre cómo los resultados podrían afectar a las personas, incluso en los casos en que este no era el objetivo de la investigación. Por ejemplo, la investigación en ratas a menudo se considera que tiene implicaciones en humanos.

El lenguaje altamente técnico se puede cambiar no solo por frases más comunes sino también por descripciones más sugerentes o sensacionalistas. Los cuadros y gráficos se reemplazan con imágenes que hacen que los artículos aparezcan más relacionados con la experimentación o las aplicaciones en humanos, incluso cuando este no sea el caso.

Un ejemplo observado en detalle durante el estudio fue un informe en el sitio web de Mail Online de 2016 que decía que los implantes cerebrales pronto podrían ayudarnos a desarrollar la “visión nocturna de superhéroes”. El informe indicó que “los científicos han utilizado implantes cerebrales para dar a las ratas un” sexto sentido “que les permite detectar y reaccionar a la fuente de luz normalmente invisible”. Agregó que haría “posible que el cerebro adulto se adapte a las nuevas formas de entrada y abre la posibilidad de permitir a los humanos obtener una variedad de sentidos sobrehumanos”.

Una revelación emocionante de hecho. Pero si este fue un desarrollo tan innovador e impactante, ¿por qué tan pocos otros editores de noticias lo cubrieron?

La investigación en la que se basó la historia había sido publicada originalmente en el Journal of Neuroscience por un equipo de científicos del Centro Médico de la Universidad de Duke en los Estados Unidos. Su trabajo exploró la facilidad con la que podría cambiar el procesamiento sensorial de las ratas adultas al implantarlas con un dispositivo cerebral para enseñarles a identificar la ubicación de las fuentes de luz infrarroja. Sorprendentemente, las ratas implantadas aprendieron a hacerlo en menos de cuatro días.

Los científicos que realizaron la investigación sugirieron que sus hallazgos podrían tener implicaciones importantes para la neurociencia básica y la medicina de rehabilitación. Pero el artículo de Mail Online llevó esto a otro nivel e interpretó esto como la posibilidad de dar a las personas una serie de sentidos sobrehumanos.

El experimento se había informado previamente en New Scientist, que parecía ser la principal fuente de información para el informe publicado en Mail Online. El artículo del New Scientist se centró en las ratas, pero dijo que la investigación allanó el camino para el aumento del cerebro humano. El artículo utiliza imágenes que representan el control mental humano. Entonces el Correo en línea fue menos importante para informar la investigación como un movimiento para dar a las personas poderes sobrehumanos.

Todo esto deja a los lectores comunes tratar de averiguar qué es correcto y qué no. Esto requiere que lean como un científico, pero sin la misma capacitación.

Pasos Para Leer Como Un Científico

Entonces, ¿cómo leemos de esta manera? Basándose en su investigación, Specht y Gimenez reunieron 6 pasos para ayudar a las personas a leer información científica de manera crítica:

I) Lo primero que debes hacer es ser consciente de cómo la información importante de la fuente original puede reinterpretarse, modificarse e incluso ignorarse totalmente, según lo que un periodista entienda o elija presentar.

II) En particular, debes tener cuidado con las afirmaciones grandilocuentes o sorprendentes que pueden ser exageradas (como dar a las personas un “sexto sentido”). Tales afirmaciones extraordinarias requieren evidencia extraordinaria.

III) Comprueba cuán precisos e inequívocos son los detalles presentados en el artículo sobre la investigación. Decir que un experimento ha demostrado un hecho particular es mucho más fuerte que decir que sugiere que algo podría suceder en el futuro.

IV) Busca una referencia o un enlace a la fuente original en el informe que estás leyendo, como los que se proporcionan en este texto. Si hay una, es más probable que el periodista haya leído la investigación original y entienda lo que dice y lo que no dice.

V) Intenta verificar si los argumentos en el artículo provienen de los científicos que llevaron a cabo la investigación o del periodista. Esto puede significar buscar citas o compararlas con el trabajo de investigación original, si puede hacerlo.

VI) Examina para ver si otros lugares informan las mismas historias. Si solo un medio de noticias está cubriendo un “avance sorprendente”, podría ser hora de aplicar un poco más de escepticismo.

El desarrollo de estas habilidades podría ayudarte a discernir en qué fuentes debe confiar y en qué fuentes no debes confiar, y cómo detectar cuando incluso los puntos de venta autorizados suelen exagerar o malinterpretar las cosas.

Fuente: Specht, D. & Gimenez, J. (2020). How to read news like a scientist during coronavirus information overload. The Print. Recuperado de (https://theprint.in/features/how-to-read-news-like-a-scientist-during-coronavirus-information-overload/385131/). Traducidoo por Maximiliano Bravo.

Espectro Autista Y Autenticidad: Cuando Ser Fiel A Ti Mismo/a Significa Revelar Tus Diferencias

Es ampliamente reconocido que la autenticidad es una parte importante de la salud mental y el bienestar general.

Pero, ¿qué es la autenticidad? El término se usa para describir una serie de constructos en la literatura académica, desde la sinceridad, la veracidad y la originalidad. Sin embargo, una definición sucinta y simple de autenticidad es “ser fiel a uno mismo”.

Hoy en día, hay una gran cantidad de recursos para vivir auténticamente. En particular, Brene Brown ha escrito libros, incluido su éxito de ventas, Los Dones De La Imperfección, que imploran a los lectores que acepten sus propias peculiaridades en aras de la autenticidad.

Vivir auténticamente puede significar deshacerse de comportamientos adaptativos obsoletos y abstenerse de conformarnos para encajar con los demás, y esa parte de este proceso puede implicar decir adiós a las personas que no nos aceptan como somos. Esto puede ser un proceso doloroso; Puede surgir una intensa vulnerabilidad y dolor a medida que desentrañamos nuestras vidas, desconectamos los lazos y entrelazamos todo lo que queda de nuevo en colores y patrones que representan mejor lo que realmente somos.

Auténticamente Autista

Pero, ¿qué significa eso para aquellos de nosotros que somos fundamentalmente diferentes de la mayoría de la población? No solo estamos tejiendo por antojo y no con la esperanza de crear una tela más agradable. Para aquellos de nosotros que compartimos diferencias y divergencias distintas, en realidad estamos tejiendo con hilos diferentes y nuestra trama y urdimbre ideales se entrecruzan en direcciones no convencionales y se cruzan en lugares poco ortodoxos.

El proceso de desarrollar una mayor autenticidad en la vida cotidiana como adultos en el Espectro Autista presenta capas de dolor y vulnerabilidad aún más complejas que la mayoría. Esto no quiere decir que sea imposible, sino que presenta mayores desafíos cuando se vive en una sociedad que asume la neurotipicidad como estándar y proyecta expectativas neuro-normativas. 

Autenticidad y Camuflaje Social

Desentrañar los comportamientos aprendidos y diferenciarlos del ser auténtico a menudo es un proceso increíblemente complejo para las personas en el Espectro Autista y puede presentar un gran obstáculo para su autenticidad. Durante muchos años, el espacio terapéutico en torno al Espectro Autista se centró en modificar el comportamiento y la presentación superficial de las personas que viven la condición para alinearse con las expectativas de la sociedad. Esta aplicación de comportamiento neuro-normativo por naturaleza se opone concepto de autenticidad. Hay una creciente conciencia y comprensión de que no es ético priorizar la normalización sobre nuestra salud mental y el bienestar general, y hay un aumento en los enfoques que apuntan a satisfacer mejor las necesidades de las personas en el Espectro Autista y preservar su naturaleza de su condición mientras apoyan el desarrollo y enseñanza de habilidades según sea necesario.

Sin embargo, quedan consecuencias a largo plazo para las personas en el Espectro Autista y para la sociedad en general, como resultado de la forma en que la normalización de los comportamientos del Espectro Autista ha sido promovida históricamente como un esfuerzo útil, en lugar de perjudicial. Y quizás es el clima sociocultural más amplio que creó y perpetuó estas ideas de normalización el más dañino de todos. Incluso para aquellas personas en el Espectro Autista que no estamos sujetos a intervenciones infantiles, estas normas, patrones y reglas incrustadas, que fueron adquiridos deliberadamente o inconscientemente en un intento de encajar, son difíciles de eliminar, cambiar, o incluso identificar.

Incluso sin saber su diagnóstico bajo su debido nombre, aprendieron a evitar mostrar su ser auténtico, a evitar parecer diferentes, a evitar ser personas en el Espectro Autista. Este fenómeno se conoce como “camuflaje” en la literatura académica y se define como una discrepancia entre la experiencia interna y la presentación externa.

¿Qué es el camuflaje y por qué es malo para nosotros?

El camuflaje implica compensar aspectos de la interacción social y la presentación que no son naturales, y enmascarar al ocultar los impulsos y comportamientos del Espectro Autista. Los ejemplos de camuflaje incluyen la supresión de estrategias visibles de autorregulación (como “estereotipias”), secuencias de comandos e imitación de normas sociales.

Históricamente, el camuflaje se ha visto bajo una luz positiva, y la enseñanza de habilidades y estrategias para camuflarse permanece con frecuencia incrustada en intervenciones y terapias dirigidas a personas en el Espectro Autista de todas las edades. Sin embargo, si bien el camuflaje puede parecer beneficioso a corto plazo, investigaciones recientes afirman que el camuflaje crónico puede ser dañino a largo plazo. 

Se ha encontrado un mayor estrés, ansiedad , depresión y tendencias suicidas entre las personas que exhiben altas tasas de comportamientos de camuflaje. Un estudio encontró que el camuflaje estaba relacionado con un sentido de pertenencia frustrado, lo que resultó en un mayor riesgo de pensamientos y comportamientos suicidas. 

Esta noción de camuflaje que tiene impactos negativos es razonable cuando se ve a través de la lente de la investigación sobre autenticidad y bienestar; No podemos esperar que enseñar a las personas en el Espectro Autista a ocultar su condición y, por lo tanto, negar su autenticidad, sea bueno para la salud mental. Existe una disonancia, incluso si el fomento de comportamientos del Espectro Autista en personas que viven la condición se siente contradictorio con aquellas personas estrechamente ligadas a los estándares neuro-normativos. 

Las dificultades De Ser Auténticamente Autistas

Aceptar la autenticidad como personas en el Espectro Autista es un campo minado porque lo que es auténtico para nosotros a menudo es contrario a las normas y expectativas sociales profundamente arraigadas. Como tal, se necesita un mayor grado de asertividad y coraje para ponerlo en práctica. Es posible que nuestras familias no aprecien o entiendan que abandonamos las reuniones familiares temprano para preservar nuestra energía cognitiva, así como nuestros colegas pueden ofenderse al optar por trabajar solos en lugar de formar parte de un equipo.

La honestidad y la apertura son esenciales para aceptar la autenticidad, pero las opiniones predominantes sobre el Espectro Autista en la comunidad en general generalmente no incorporan la gran diversidad que está presente en las poblaciones del Espectro Autista A pesar de que varias personas de alto perfil revelan abiertamente, como el actor Sir Anthony Hopkins y la activista ambiental Greta Thunberg, muchas personas todavía se aferran a los estereotipos obsoletos de los trenes y los genios matemáticos masculinos.

Las mujeres en el Espectro Autista no se ajustan a los estereotipos del Espectro Autista y se encuentran frecuentemente con personas que simplemente no creen su diagnóstico. Las personas pueden estar tan conectadas con el revestimiento neurotípico que ellas han creado como parte de su camuflaje que cuestionan su condición, en lugar de aceptar que tal camuflaje ha sido cuidadosamente diseñado por ellas con años de agonizante esfuerzo y optar por apoyarlas a medida que avanzan hacia formas más auténticas de interactuar con el mundo.

Ambos podemos reflexionar sobre comportamientos previos al diagnóstico que fueron altamente performativos e involucraron camuflar su verdadero ser. Sin embargo, es solo con el beneficio de la retrospectiva que podemos identificar esto; en ese momento era habitual e integral para existir en espacios neurotípicos. Como adultos, nos preguntamos qué tan grueso y enredado se convirtió este camuflaje y si alguna vez despegaremos con éxito todas las capas para descubrir nuestro verdadero y auténtico ser.

Su camuflaje se desarrolló como un mecanismo de supervivencia; una forma de ocultar necesidades que se sentían atípicas o excesivas, para evitar ser “complicadas”, ocultar sus diferencias y simplemente mezclarse con el grupo. Pero ahora es ese mecanismo de supervivencia el que representa un obstáculo para una vida auténtica y, por lo tanto, afecta su bienestar.

Si bien hay muchas personas que no reaccionarán favorablemente a nuestra Autenticidad Autista, también habrán espacios que acogen, honran y aprecian nuestras divergencias, lo que, a su vez, fomenta nuestra autoaceptación. En estos espacios es donde podemos explorar nuestras identidades como personas en el Espectro Autista y encontrar nuestra Autenticidad Autista.

El concepto de Autenticidad Autista significará cosas diferentes para personas diferentes. Tal es la diversidad de personas y experiencias que constituyen la comprensión actual de un espectro que no es una progresión lineal, sino más bien un amplio y heterogéneo rango de características. A menudo lleva tiempo aceptar nuestra identidad como personas en el Espectro Autista y avanzar hacia la autenticidad, especialmente cuando, sin saberlo, hemos internalizado la multitud de mensajes neuro-normativos y de las sociedades en las que fuimos criados y en los que seguimos viviendo. Algunos de nosotros nunca encontramos nuestro manera de aceptar nuestro yo autista, que puede ser indicativo de la profundidad de la internalización del estigma y los desafíos de lidiar con construcciones neuro-normativas.

Para nosotros, la autenticidad significa construir nuestros propios espacios en los que vivir y trabajar, buscar amigos y compañeros de ideas afines y permitirnos la libertad de ejercer el autocuidado sin vergüenza ni reproche. En la práctica, esto es complacer intereses especiales, involucrarse socialmente de manera cómoda, aunque no convencional, celebrar nuestras fortalezas y aceptar nuestros dificultades. Las personas en el Espectro Autista requieren apoyo mientras exploramos nuestras identidades y la libertad de determinar nuestras propias nociones de autenticidad; Instamos a nuestros pares que no estén en el Espectro Autista a honrar esto, ya que se necesita valor para lograr la Autenticidad Autista que tanto deseamos.

Fuente: Bullus, E. & Sesterka, A. (2020). Authenticity and Autism. PsychologyToday. Recuperado de (https://www.psychologytoday.com/ca/blog/insights-about-autism/202001/authenticity-and-autism?fbclid=IwAR3eltaFGudp6UBjqIHNHDHM7ukw1t0q0sct0OzO3K7Z4TPH2SznpvXNqFE). Traducido por Maximiliano Bravo.

Manejo Del Tiempo En El Espectro Autista

Una de las dificultades mas recurrentes de las personas en el Espectro Autista es organizar su propio tiempo. Esto se debe a que las personas que viven la condición a menudo tienen dificultades en el área de función ejecutiva. Tienen dificultades para planificar su día o estimar cuánto tiempo llevará una tarea. También se distraen muy fácilmente.

El manejo del tiempo es una habilidad crucial, particularmente después de que tu hijo/a haya terminado su enseñanza obligatoria y se espera que se haga cargo de su propio día.

En este artículo, veremos algunas de las razones por las cuales falla el manejo del tiempo y algunos de los cambios que podemos hacer para para ser mejores en eso.

¿Quién organiza tu tiempo?

En tus infancia o adolescencia, manejas muy poco tu tiempo y generalmente son tus padres quienes activan las alarmas y te sacan de la cama, te llaman para que te vistas, sigan la rutina del desayuno, te empujen al auto y te dejen en el colegio.

Una vez en el colegio, estás a merced del horario, pero aparte de llevar los libros correctos a las clases correctas a tiempo, se requiere muy poca planificación de tu parte.

Idealmente, la gestión del tiempo en los años escolares debe comenzar siendo responsabilidad exclusiva de los padres y los profesores, pero debe pasar gradualmente a los alumnos a medida que pasan los años. Esto a menudo no sucede para los niños en el Espectro Autista y, como resultado, muchos de ellos no desarrollan las habilidades que necesitan.

Obstáculos Para El Manejo Del Tiempo

Existen muchos obstáculos para un buen manejo del tiempo que se aplican a todos, especialmente a los adolescentes. Estos incluyen un deseo de dormir, una sensación poco desarrollada de cuánto tardan las cosas y el aburrimiento general cuando se trata de trabajar. Todos tienen los obstáculos comunes antes mencionados, pero otros obstáculos se aplican particularmente a las personas en el Espectro Autista.Intereses especiales y distracciones

I) Intereses Especiales Y Distracciones: Las personas en el Espectro Autista están mucho más inclinadas a distraerse con las cosas, particularmente los intereses especiales y perder todo sentido del tiempo. Esto no es algo de lo que creces; Es algo que las personas en el Espectro Autista necesitan para esforzarse continuamente durante toda su vida.

II) Asumir Que Las Condiciones Serán Perfectas: Las personas en el Espectro Autista, desafortunadamente, olvidan tener en cuenta los cambios. Por ejemplo, la idea de que el metro esta mas o menos lleno en diferentes horas del día o tener un cambio extra de ropa tras derramar un poco de café en tu camisa.

III) Perfeccionismo: Esforzarse por alcanzar la perfección lamentablemente no significa que tu hijo/a en el Espectro Autista tendrá una habitación perfectamente ordenada o que su escritura será ordenada y legible. Parece haber un conjunto de reglas arbitrarias que rigen su idea de perfección y lo que está y no está incluido. A veces es bastante difícil saber cuándo parar y aceptar lo que has hecho como “lo mejor que puedes hacer en el tiempo que tienes”, pero es una habilidad que hay que aprender.

Estrategias Útiles

El manejo del tiempo es un área donde es fácil juzgar si estás o no estás mejorando. Si pasas de llegar siempre tarde a veces tarde, es una mejora. Es simple de medir y lo creas o no, no es demasiado difícil de mejorar.

I) Listas, Listas Y Mas Listas: A muchas personas en el Espectro Autista les va particularmente bien con las listas. Una lista les da una idea de lo que debe hacerse y, a veces, el orden en que debe hacerse. También puede incluir horarios en la lista o tener secciones separadas para la mañana, la tarde y la noche.

Las listas pueden estar en papel o electrónicas y hay mucha satisfacción al marcar las cosas de una lista como “hecho”. Para los niños, las listas también pueden vincularse a recompensas.

II) Tener Una Agenda: El cambio es particularmente difícil para las personas en el Espectro Autista y una de las mejores formas de mitigar el impacto del cambio es tener una advertencia anticipada de que está llegando.Tener una agenda es la mejor manera de hacer esto.

El objetivo de una agenda es detallar los puntos principales de su día, incluso cuándo se espera que sucedan las cosas y qué se necesita en ese momento en particular.

Una agenda típica para tu hijo/a podría ser una en la que enumere el desayuno, el traslado al colegio, las clases de la mañana el recreo (primera hora), las clases de la mañana (segunda hora), el almuerzo y las clases de la tarde. Luego, enumera cualquier actividad extracurricular, cambios de ropa y viajes. Menciona la cena, las horas frente al televisión o el computador y la hora de dormir.

Idealmente, la agenda debe estar preparada un día antes y tu debes revisar cada uno de los elementos con tu hijo/a para determinar qué necesitan.

III) No Te Distraigas. Fija Plazos: Como persona en el Espectro Autista, debes ser muy consciente de las cosas que te distraen y debes tomar medidas para evitarlas en momentos en que tu horario es apretado.

Una de las mejores maneras de minimizar la distracción es establecer un tiempo límite. Por ejemplo, si tu decides mirar vídeos de YouTube, primero mira el reloj de tu computador y decide cuándo tienes que cerrar YouTube: no es fácil y a veces puedes olvidarte por completo de mirar el reloj, pero aún así no te rindas.

El manejo del tiempo es un problema para todos, pero con intereses especiales, problemas con el cambio y problemas de perfección, puede ser un problema particular para las personas en el Espectro Autista.

Sin embargo, eso puede ser controlado, con mucha práctica, mucha preparación y evitando cuidadosamente las distracciones.

Fuente: Bolland, G. (2018). Time Management on the Autism Spectrum. Life With Aspergers. Recuperado de (https://life-with-aspergers.blogspot.com/2018/12/time-management-on-autism-spectrum.html). Traducido por Maximiliano Bravo.

Usando La Inflexibilidad Para Enseñar La Flexibilidad

Los jóvenes en el Espectro Autista a menudo tienen diferencias en sus habilidades de flexibilidad. A veces, estos se denominan “problemas de flexibilidad” o “rigidez cognitiva y conductual”. Ciertamente, estas diferencias pueden obstaculizar muchas situaciones cotidianas, como las interacciones sociales, la transición a actividades menos preferidas, el manejo de las diferencias/cambios y pensamiento flexible (pensamiento de “panorama completo”). Pero estas diferencias en flexibilidad también pueden ser la clave para ayudar a los jóvenes en el Espectro Autista a “atascarse” en ser más flexibles y usar el pensamiento de panorama completo.

A continuación hay algunos consejos y expresiones lingüísticas para usar en tu vida cotidiana que pueden ayudar a tu hijo/a a ser más flexible:

I) Celebrar Las Formas En Que La Inflexibilidad Es Útil: Los jóvenes en el Espectro Autista son muy buenos para “quedarse atascados” y ser menos flexibles. Aunque a menudo necesitamos ayudar a nuestros hijos a ser más flexibles, podemos celebrar igualmente su habilidad especial para quedarse atascados porque puede ser una gran fortaleza en muchas situaciones.

Por ejemplo, ser capaz de enfocarse en ciertas actividades, temas o rutinas puede conducir a resultados positivos. Piense en el/la joven que se fija en un tema determinado (como la programación de computadoras) y se convierte en un/a verdadero/a experto/a. Temple Grandin es un gran ejemplo de una persona en el Espectro Autista que es una experta altamente valorada por su profundo conocimiento en un área, en su caso, cómo construir mataderos humanitarios.

La inflexibilidad también impulsa la persistencia y la perseverancia. La “rueda chirriante” que hace las cosas a menudo es una persona que se apega a algo que es importante y no se desanima.

II) Enseñar Habilidades Para Distinguir Entre La Inflexibilidad Útil Y La Inflexibilidad Perjudicial: Con un poco de entrenamiento, los adolescentes en el Espectro Autista pueden aprender a aprovechar su capacidad de perfeccionar algo para desarrollar otros hábitos positivos, incluida la capacidad de quedarse atascados en la flexibilidad. En otras palabras, podemos ayudarlos a desarrollar su autoconciencia y el hábito de notar su tendencia a atascarse, para que puedan tomar decisiones sobre si quedarse atascados en un determinado tema o actividad les ayuda a ganar o perder poder en su vida. Entonces podemos ayudarlos a aprender a distinguir entre la inflexibilidad útil y la inflexibilidad perjudicial.

III) Reconocer Que Una Persona Con Un Cerebro Inflexible Necesita Y Merece Adaptaciones: Al igual que una persona miope usa lentes o una persona con silla de ruedas obtiene una rampa de escaleras, una persona con inflexibilidad basada en el cerebro tiene derecho a adaptaciones básicas, como rutinas predecibles, horarios de actividades visuales, eliminación de transiciones innecesarias y advertencias de cambios futuros.

Estas son adaptaciones razonables, y es importante que las personas en el Espectro Autista aprendan a pedirlas con voz respetuosa pero firme. Modela esto primero y luego ayúdalos a hacer valer sus derechos por si mismos:

  • Ayudándoles a escribir una lista de adaptaciones útiles.
  • Juegos de rol para solicitar adaptaciones.
  • Ir con ellos para solicitar adaptaciones o redactar un correo electrónico con ellos, si lo necesitan.

IV) Ayuda A Un/a Joven A Desarrollar Pensamiento De Panorama Completo: Hay un tipo muy especial de “atascamiento” en el Espectro Autista, que llamamos “atascarse en los detalles”. Esto es cuando un/a joven que vive la condición se enfoca en los detalles, pero no necesariamente ve la idea principal o el panorama completo. Es posible que haya notado esto cuando una persona en el Espectro Autista lee un párrafo y puede contarle muchos hechos, pero se esfuerza por resumir el tema del párrafo. Atascarse en los detalles puede ser muy poderoso, pero si siempre estamos atascados en los detalles, entonces podríamos perdernos el panorama completo. Por esa razón, es importante ayudar a las personas en el Espectro Autista a darse cuenta cuando están atrapados en los detalles. Con el tiempo pueden adquirir el hábito de reconocer cuándo están enfocados en el nivel de detalle y aprender a alejarse para ver el panorama completo. Aquí hay algunas frases que puede usar para fomentar este tipo de pensamiento:

  • “Ese es un detalle maravilloso. Vamos a fijarnos en eso. Entonces podemos volver al panorama completo”.
  • “¡Que detalle mas interesante! ¿Cuánto tiempo deberíamos fijarnos en eso? ¿Treinta segundos o un minuto?
  • “¡Me encanta cómo notas los detalles! Y una vez que hayamos terminado con los detalles, podemos pasar al panorama completo”.

V) Enseña Habilidades Para Ser Mas Flexible Y Mantenerse En Control De Malos Sentimientos: Modela cómo el pensamiento flexible te ayuda a sobrellevar la frustración, los eventos inesperados, las demandas irrazonables o los momentos que demandan una gratificación tardía. Discute los desafíos de flexibilidad que encuentras. Trata de usar exactamente las mismas palabras o frases cada vez con todos en tu familia (incluso su cónyuge o suegro/a). Usa frases como:

  • “Atascado/a en un detalle”: “Estoy tan enojado/a que mi camisa se arruinó en el lavado. No estoy empacando para nuestro viaje mañana. ¿Pueden ayudarme a dejar de estar atascado en este detalle? ”O“ ¿Estamos atascados en un detalle? ”O“ ¿Cuál es el panorama general aquí? ”O“ ¿Esto es útil o está mal atascado? ”
  • “Plan B”: “Acabo de quemar la salsa de tomate. Necesito un plan B para la cena. ¿Qué tal una pizza? ”O“ ¿Cuál es tu plan B? ”O“ ¡Necesitamos un plan B! ”

Trabaja para mantener un espíritu de diversión y creatividad al usar estas frases e ideas. Si estas palabras y conceptos se usan como críticas o junto con sentimientos y castigos negativos, un/a joven en el Espectro Autista puede llegar a no gustarles. Queremos ayudar a nuestros hijos a enamorarse de la flexibilidad o, como mínimo, a verla como algo interesante y útil.

Como con cualquier cosa nueva, lograr que tus hijos se atasquen en este nueva costumbre llevará tiempo y persistencia. Muchos de nosotros encontramos estas ideas y habilidades útiles en nuestra propia vida adulta. Piensa en cómo puede aplicar estas habilidades para usted y sus propios desafíos, y luego el lenguaje le resultará natural a medida que lo uses con tu hijo/a.

Fuente: Kenworthy, L. & Strang, J. (2017). USE INFLEXIBILITY TO TEACH FLEXIBILITY. Research Autism. Recuperado de (https://researchautism.org/use-inflexibility-to-teach-flexibility/). Traducido por Maximiliano Bravo.

6 Estrategias Prácticas Para Apoyar La Secuenciación Lingüística

Las investigaciones disponibles y los informes de los padres sugieren que hay varias razones para sospechar que las personas en el Espectro Autista pueden tener dificultades para juzgar el paso del tiempo y recordar el orden de los eventos.

Si bien existe una investigación limitada sobre el tema en este momento, un pequeño estudio encontró que las personas en el Espectro Autista demostraron dificultades en el procesamiento temporal, la tasa a la que podemos procesar la información auditiva. Esta capacidad reducida parece tener un impacto adverso en el aprendizaje y el desarrollo de otras funciones cognitivas. Como esto se relaciona con el lenguaje, las dificultades en el procesamiento temporal parecen afectar la secuencia: la capacidad de organizar acciones, eventos, lenguaje y pensamientos en orden.

Las personas con problemas de secuenciación lingüística pueden mostrar problemas con el lenguaje hablado y/o escrito. Las dificultades secuenciales pueden afectar la capacidad de la persona de seguir instrucciones, compartir narraciones coherentes y completar tareas de varios pasos. Las habilidades de secuenciación son necesarias para hablar y escribir sobre eventos y experiencias en el pasado de manera lógica. Las habilidades de organización, priorización y secuenciación nos ayudan a planificar nuestras vidas y administrar el tiempo de manera efectiva.

Afortunadamente, hay una variedad de actividades y tareas simples para ayudar a desarrollar habilidades de secuenciación en las personas en el Espectro Autista:

I) Hacer preguntas: Facilita el lenguaje haciéndole preguntas abiertas a tu hijo/a sobre eventos familiares (por ejemplo, ¿Cómo te lavas las manos? ¿Cómo preparas tu mochila para el día siguiente?). Si tu hijo/a te dice la secuencia en desorden, ayúdalo/a a ordenarla y luego pídele que vuelva a contar la secuencia.

II) Imitación: Después de leer una historia o ver un programa de televisión, vuelve a contar la secuencia de eventos que incluyen el comienzo, la mitad y el uso de palabras de transición (es decir, “primero”, “siguiente”, “luego”, “último”) para ayudar a desarrollar habilidades narrativas.

III) Análisis de actividades: Haz que tu hijo/a participe en actividades como lavar la ropa, preparar la comida o plantar un jardín. Pídele a tu hijo/a que verbalice o use imágenes para secuenciar la actividad.

IV) Autogestión: Esta práctica ayuda a las personas a aprender a monitorear y evaluar su comportamiento sin indicaciones o intervención de un adulto. Haz horarios para que tu hijo/a sepa qué esperar cada día. Usa un sistema de refuerzo de fichas (por ejemplo, marcas de verificación, estrellas, etc.) a medida que el/la niño/a completa las tareas. Si es apropiado, el niño/a puede hacer su propio horario para practicar la secuencia diaria de eventos. Esto ayudará a desarrollar la organización y la independencia con el tiempo.

V) Vídeos: Elige un vídeo de tu hijo/a u otra persona que realice una secuencia de acciones. Haga que tu hijo/a vea el vídeo para aprender y discutir los pasos para completar una tarea, por ejemplo, hacer una llamada telefónica o poner la mesa. Haga preguntas como, “¿Qué haces primero?”, “¿Qué haces después?” O “¿Qué sucede después?” Haz que tu hijo/a complete la tarea con o sin ayuda.

VI) Apoyos visuales: Usa tarjetas de historias secuenciadas (es decir, imágenes) para enseñarle a su hijo el orden lógico de los eventos. Esta actividad le da a tu hijo/a la oportunidad de demostrar sus habilidades de secuenciación sin exigencias verbales. Los organizadores gráficos se pueden usar para practicar contar historias que tengan todos los detalles clave en el orden apropiado. Esto puede ayudar a tu hijo/a a narrar su día escolar, viaje al parque o cosas que sucedieron en vacaciones. Incorpora dibujos e ilustraciones para ayudar a obtener vocabulario.

Afortunadamente, hay una variedad de estrategias prácticas para practicar la secuencia de idiomas diariamente en los entornos de la casa y el colegio. La colaboración entre padres, profesores y especialistas es clave para abordar y generalizar esta importante habilidad en el colegio y la vida diaria.

Fuente: Hudnall, M. (s.f.). 6 Practical Strategies to Support Language Sequencing. Autism Parenting Magazine. Recuperado de (https://www.autismparentingmagazine.com/strategies-to-support-language-sequencing/?utm_campaign=content_marketing_promotion&utm_medium=post&utm_source=facebook). Traducido por Maximiliano Bravo.