Tú, Si Tú, Necesitas Amigos Autistas

Entonces, tu hijo/a le acaban de diagnosticar Autismo. Respira. Respira más profundo. Relájate. Todo estará bien Pero tienes algún trabajo que hacer.

Lo primero que debe hacer no es encontrar terapeutas. No es asociarte otros padres. No se trata de convertirse en un experto en CAA (¡Aunque todas estas cosas tienen su lugar!). Es algo que no está en el paquete de introducción al Autismo: necesita conectarse a nivel humano con adultos como tu hijo/a. Tienes que ir a hacer algunos amigos Autistas.

No es buscar un/a mentor/a, aunque son un apoyo extremadamente importante (y ser mentor/a de tu hijo/a y ser tu amigo/a no se excluyen mutuamente). Definitivamente no es pedirles que «traduzcan» a tu hijo/a por ti (que no es una cosa de amigos en particular). Es encontrar adultos Autistas locales con quienes tengas intereses comunes y conectarte genuinamente con ellos.

Hay muchas razones por las que esto es lo mejor que puede hacer por su hijo:

Primero, y posiblemente lo más importante: Tu hijo/a se da cuenta de las cosas. Si atraviesas una fase de adaptación difícil, tu hijo/a lo notará y posiblemente se culpará a sí mismo/a. Es posible que tu hijo/a no tenga el vocabulario para ello, pero en algún momento se dará cuenta de que no es el/la hijo/a que tú planeaste y soñaste, y es posible que se culpe a sí mismo/a por ello. Tarde o temprano, él/ella se dará cuenta cuando que es una decepción, incluso si haces todo lo posible por ocultar que lo estás pasando mal. A muchos niños Autistas se les mete en la cabeza, acertadamente o no, que sus padres solo los toleran porque están atrapados con nosotros.

Tu hijo/a necesita verte eligiendo estar cerca de personas cuyas mentes funcionan como la suya. Es mucho más difícil pensar que tus padres te odian y odian tu cerebro cuando buscan la compañía de personas que piensan como tú. ¿Ver a los adultos que son más queridos para ti, y como todos los niños, los jóvenes Autistas aman a sus padres, verlos encontrar a alguien que le recuerde a ti? Eso es supremamente importante. No subestimes el efecto que esto puede tener, sabiendo que tus padres elegirían estar cerca de ti incluso si no estuvieran «atrapados» contigo.

Otra razón: muchos niños Neurodivergentes nunca conocen a un adulto que vive su condición. Es posible que se sorprendas y se entristezcas un poco por las conclusiones de este artículo. Algunas personas llegan a la vaga idea de que el Autismo es algo que debe ser «superado» (y cuando no hay señales de eso, a las personas Autistas les recuerdan que son una gran decepción, un mensaje que ellos han recibido ese mensaje a lo largo de sus vidas). O han tenido «amigos» que llegaron a la conclusión de que ser Neurodivergente es un destino peor que la muerte. Esa es una receta para la ansiedad severa, pensar que estarías mejor muerto/a sólo porque tu cerebro funciona diferente a los demás. Necesitamos adultos como nosotros; esta ansiedad es completamente innecesaria.

Tu hijo/a también necesita modelos a seguir. Es posible que él/ella no pueda llenar tus zapatos, o los de su profesor/a o los de cualquier adulto en su esfera inmediata. Pero sus zapatos pueden quedar bien, o los de otro adulto Autista. Todos los niños necesitan personas en sus vidas a quienes puedan emular de forma realista, y los niños Autistas no son diferentes. Tarde o temprano, ellos sabrán que la trayectoria adulta que todos esperan que cumplan simplemente no va a suceder nunca, y sin embargo, jamás les dicen que existen alternativas. Están rodeados de personas que eran similares entre sí y que no se parecían mucho a ellos. Esto es estresante. Crear tu propia identidad es difícil, y es más difícil cuando todo lo que haces está mal (la premisa de algún lugar entre muchas y la mayoría de las terapias para el Autismo, y un mensaje también enviado por sus pares, extraños en la calle, otros adultos, etc.). Una vez más, la ansiedad. Es más fácil creer que no lo estás haciendo mal cuando conoces a adultos felices que tomaron caminos similares. ¿Conocer opciones para el futuro? ¿Ver una vida adulta poco convencional pero satisfactoria? ¡Eso es muy importante!

Si tienes amigos Autistas culturalmente conectados, tu hijo/a también tendrá una ventaja en una conexión con la comunidad. A medida que él/ella crezca, tendrá una vida separada de su familia. Esto es algo bueno y una parte esencial del crecimiento. La comunidad Autista es su derecho de nacimiento. Nosotros, como regla general (no podemos hablar por todos), damos la bienvenida a los padres amigables, pero tu hijo/a es uno de nosotros. Es maravilloso pero también agobiante y aterrador descubrir un lugar donde eres «normal» cuando nunca has estado, especialmente solo. Incluso un agobio positivo es desagradable cuando crece demasiado. Puedes hacer que esto sea menos impactante si tiene amigos Autistas. «No estoy solo/a» no tiene que ser una revelación de la edad adulta; puede ser un hecho. Tu hijo/a merece crecer sabiendo que él/ella no está solo/a, que hay toda una comunidad que lo aceptará porque es uno de los nuestros. ¿El regalo de crecer con este conocimiento? Será la llave para abrir la puerta a una vida plena y auténtica.

Además, somos geniales. Las personas Autistas son leales y graciosas, entre otras cosas. Somos buenos amigos. Podríamos proporcionar información sobre cosas sobre su hijo en las que nunca pensó, completamente por accidente. Su forma de ver el mundo también puede aclararnos las cosas accidentalmente. Muchas veces, las personas Autistas son las personas más divertidas del mundo y las más dedicadas a dar sentido y arreglar las cosas que no están bien. Hacerte amigo/a de nosotros no solo es bueno para tu hijo/a. Nosotros también somos buenos para ti y tú puede ser bueno/a para nosotros. Una verdadera amistad es una relación mutuamente beneficiosa. Tenemos mucho que ofrecernos unos a otros.

Así que respira, deja los folletos sobre todas las diferentes terapias, respira de nuevo y busca en tus redes alguna conexión Autista. Mejorará tu vida, la vida de tu hijo/a y la vida de algunos Autistas locales.

Fuente: Radical Neurodivergence. (2014). You, yes you, need Autistic friends. We Are Like Your Child. Recuperado de (https://wearelikeyourchild.blogspot.com/2014/05/you-yes-you-need-autistic-friends.html). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Actividades Sociales Y Comunidades Para Personas En El Espectro Autista: Satisfaciendo Una Necesidad Humana Básica

Las actividades sociales, como la interacción con una comunidad a la que uno pertenece, son una parte esencial de la vida de la mayoría de las personas. Desafortunadamente, para las personas en el Espectro Autista, a menudo existen barreras que les impiden participar en tales actividades. Sin embargo, antes de abordar estos temas, debe enfatizarse que la creencia común de que las personas que viven la condición no están interesados en la interacción social es totalmente falsa (al igual que la idea igualmente atroz de que no están interesados en las relaciones románticas o sexuales). Aunque algunas personas en el Espectro Autista prefieren estar solos y evitar las interacciones sociales, y otros simplemente necesitan más tiempo a solas de lo habitual, el hecho es que la mayoría de las personas que viven la condición, como todos los demás, tienen un fuerte deseo de participar en la comunidad y en la vida social. Lamentablemente, debido a sus dificultades en las habilidades sociales y la socialización, a menudo tienen más dificultades para lograrlo.

En contraste con la población neurotípica, que es en gran medida capaz de encontrar comunidades y salidas sociales a través de su propia iniciativa, las personas en el Espectro Autista a menudo enfrentan dificultades importantes para hacerlo. En consecuencia, pueden requerir asistencia, e incluso intervenciones activas, para tener éxito aquí. Esto puede continuar durante toda la vida. Como suele ser el caso de las personas que viven la condición, no les conviene la idea de que, debido a que no tienen una alta discapacidad intelectual y, a menudo, tienen talentos inusuales o habilidades «desfasadas» que se consideran notables, deberían poder lograr esto por completo por sí solos; una vez más, se debe reconsiderar la creencia de que tal persona finalmente “adquirirá” estas habilidades. En consecuencia, es esencial que las comunidades que tienen miembros en el Espectro Autista, sin mencionar la sociedad en su conjunto, se vuelvan más conscientes de las dificultades de la condición y los obstáculos que enfrentan las personas que la viven, y les brinden vías para participar en actividades sociales que sean apropiadas y que en la que desean participar.

Hay dos tipos básicos de actividades sociales y comunitarias: las creadas específicamente para personas en el Espectro Autista y las que sirven a la población en general. Aunque los primeros pueden facilitar un poco la inclusión de personas que de otro modo estarían marginadas, debemos considerar que los segundos abarcan a la mayoría de la población y, como tales, no pueden ser ignorados. En cualquier caso, también debemos examinar las actividades apropiadas para las diferentes etapas de la vida, con la consideración adicional de que las personas que viven la condición a menudo se relacionan mejor con personas en grupos de edad diferentes a los suyos.

Al igual que con muchos otros aspectos del Espectro Autista, la intervención temprana puede generar grandes beneficios más adelante en la vida. En el caso de la socialización, las dificultades en las habilidades sociales deben identificarse y abordarse tan pronto como sea posible. Estos incluyen dificultades para llevarse bien con los demás, ser parte de un grupo, conocer personas y hacer y mantener amigos. Dependiendo de la persona y sus circunstancias, esto se puede hacer en el ambiente escolar, a través de profesionales calificados o por familiares y miembros de la comunidad preocupados que entienden los problemas y pueden ayudar. Ayudar a los jóvenes que viven la condición a participar en actividades sociales a una edad más temprana puede generar resultados exitosos más adelante y, con suerte, evitar experiencias sociales dolorosas y la miseria que pueden traer.

Actividades para Personas en el Espectro Autista

Las actividades y comunidades para las personas en el Espectro Autista, aunque todavía son pocas y distantes entre sí, están proliferando de forma lenta pero segura. Estos pueden ser organizados por miembros interesados ​​de la comunidad (padres, familiares u otras personas con una persona en el Espectro Autista en sus vidas), por profesionales que trabajan con personas en el Espectro Autista y entienden sus dificultades (psicólogos, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales, profesores, etc.) .), o por organizaciones dirigidas por personas en el Espectro Autista (que entienden mejor sus propias necesidades) que han surgido y crecido en los últimos años. En cualquier caso, las personas a cargo de la organización de las actividades deben comprender las necesidades, carencias y dificultades de los participantes y, por lo tanto, abordar los problemas que puedan surgir (o, preferiblemente, evitar que sucedan en primer lugar).

Las actividades sociales deben ser elegidas para o por una persona en función de lo que le interesa y de lo que es capaz de manejar (si es necesario, con la asistencia o las intervenciones adecuadas). Deben evitarse, al menos, las actividades y ambientes que involucran en gran medida cosas que no son de interés para una persona en el Espectro Autista y de las que no tiene conocimiento, requieren habilidades que no tiene o (especialmente) requieren un nivel demasiado alto de funcionamiento social, hasta que esa situación cambie.

Tradicionalmente, las que generalmente se han considerado las mejores actividades para las personas en el Espectro Autista son aquellas que se relacionan con intereses o talentos especializados. Estos proporcionan una base para la interacción social que, a su vez, ayuda a desarrollar habilidades sociales y permite una mayor socialización. Dado que esto no siempre es posible, debido a la amplia gama de intereses diferentes que se encuentran en la comunidad Autista, se deben fomentar en la medida de lo posible actividades que estén al menos relacionadas o similares. Aunque sus intereses específicos varían ampliamente, muchas personas que viven la condición gravitan hacia un número menor de clases de intereses más profundos, lo que puede ayudar a mitigar este problema. Las actividades que amplían los intereses y las habilidades de una persona en el Espectro Autista también deben fomentarse, dentro de lo razonable, ya que también pueden ayudar a mejorar las posibilidades de una socialización exitosa más adelante en la vida.

Actividades Fuera de la Comunidad Autista

Las actividades sociales en comunidades más amplias (es decir, no Autistas) deben fomentarse tanto como sea posible. Desafortunadamente, esto a menudo requiere brindar apoyo e intervenciones para la persona en el Espectro Autista, así como una mayor conciencia y adaptaciones por parte de estas comunidades. No obstante, si el objetivo es satisfacer las necesidades sociales de quienes viven la condición de la mejor forma posible, se hace necesario hacerlo en la medida en que sea realista.

Una vez más, se debe proporcionar una intervención temprana tan pronto como sea práctico para evitar dificultades, sin mencionar las experiencias dolorosas, más adelante. Para muchas personas en el Espectro Autista, un buen momento para hacer esto es la adolescencia temprana (si no la preadolescencia), que la mayoría de las personas que viven la condición consideran como el momento más difícil y doloroso de sus vidas; Las habilidades, en las que las personas en el Espectro Autista suelen ser limitadas, se vuelven más importantes para la socialización de lo que habían sido hasta ese momento. Uno de los despertares más rudos de tal época es, cuando se dan cuenta de que, no solo sus pares no están interesados ​​en las cosas que constituyen sus intereses profundos Autistas, pero a menudo los miran con ridículo y desdén. Sin embargo, con el paso de los años, logran expandir su rango de intereses profundos; lo que ciertamente le ayudará con la socialización.

En consecuencia, las actividades que implican intereses y talentos especiales deben recibir una consideración primordial para dichas personas, aunque se lleven a cabo en un ambiente no Autista. Sin embargo, es necesario tomar algunas medidas en tales circunstancias. En primer lugar, es necesario concienciar a las personas encargadas de organizar estas actividades de que participarán personas en el Espectro Autista que se enfrentan a diversos obstáculos y tienen dificultades específicas, a pesar de su gran interés y, a menudo, considerable talento. En su caso, esto también debe hacerse para al menos algunos otros miembros de esa comunidad. En segundo lugar, alguien que tenga una conexión con la persona que vive la condición debe proporcionar el apoyo que sea necesario. Esto requiere, como mínimo, monitorear el progreso en la socialización, brindar orientación y asesoramiento cuando sea necesario e intervenir en su nombre cuando sea necesario. Esta persona puede ser un familiar o amigo preocupado, o un profesional que comprende la situación y está equipado para hacer frente a cualquier eventualidad.

Además de los intereses profundos, los talentos y habilidades inusuales también pueden ayudar con la socialización. Estos pueden incluir habilidades prácticas (técnicas, financieras, basadas en información, etc.) que la comunidad necesita o valora, así como talentos artísticos (especialmente artes musicales o visuales) que disfrutan otros miembros. Cualquiera de estos puede conducir a una mayor aceptación y socialización en la comunidad. Aún así, las consideraciones establecidas anteriormente una vez más se aplican.

Mirando Hacia el Futuro

Las personas en el Espectro Autista tienen una gran necesidad de socialización y comunidad, quizás incluso más que la población neurotípica, porque a menudo y durante tanto tiempo nos hemos visto privados de ello. Necesitamos asegurarnos de que esto no continúe sucediendo, y que se pongan a disposición de las personas que viven la condición tantas vías como sea posible para socializar.

Fuente: Wittig, K. (2019). Social Activities and Communities for Individuals with Autism: Meeting a Basic Human Need. Autism Spectrum News. Recuperado de (https://autismspectrumnews.org/social-activities-and-communities-for-individuals-with-autism-meeting-a-basic-human-need/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

¿Por Qué Las Personas En El Espectro Autista Podrían Ser Más Susceptibles A Relaciones De Pareja Abusivas?

¿Eres una persona en el Espectro Autista que está o ha estado en una relación de pareja abusiva? Si es así, tu situación está muy lejos de ser única. Mientras cualquier persona de cualquier raza, género, identidad sexual, religión o inteligencia puede encontrarse en una relación abusiva, hay ciertos grupos de personas que son más susceptibles a ellos que los demás.

Así que, sin más preámbulo, en este artículo se hablará acerca de por qué las personas en el Espectro Autista podrían ser más vulnerables de sufrir violencia en el noviazgo.

ADVERTENCIA: EL ABUSO SIEMPRE ES CULPA DEL ABUSADOR NUNCA DE LA VÍCTIMA.

I) Les tomamos la palabra a las personas: Las personas en el Espectro Autista, en general, decimos lo que queremos decir, y nuestra configuración predeterminada es salir al mundo y, al principio, creemos que todos los demás son de la misma forma. Muchos de nosotros no tenemos idea de las agendas ocultas que usan las personas a nuestro alrededor día tras días, ya sea para propósitos de crueldad, para subir su estatus social o porque están tan atrincherados en sus fachadas que han empezado a creérselas. Sin importar cual sea el caso puede hacer que las personas en el Espectro Autista sean vulnerables al abuso porque podríamos no pensar en cuestionar palabras o comportamientos que una persona neurotípica podría examinar de forma más crítica y sospechosa.

II) Podríamos ignorar señales de alerta sutiles: Las personas en el Espectro Autista son literales y se apoyan fuertemente en las palabras para recibir información de los demás. Esto puede conectarse con interpretar a las personas al pie de la letra en que escuchamos las palabras, creemos las palabras y actuamos según las palabras. Sin embargo, podríamos ignorar cambios en sus tonos de voz, expresiones faciales o lenguaje corporal que podrían indicarnos emociones que no coinciden con las palabras que acaban de decir.

Las señales de alerta sutiles que una persona neurotípica podría identificar tales como un tono de voz abusivo, una expresión facial de disgusto, o una postura corporal amenazante podrían ser ignoradas por las personas en el Espectro Autista cuyo cerebro está principalmente enfocado en las palabras.

III) Podríamos atraer subconscientemente a los «bichos raros» del mundo: Muchos adultos en el Espectro Autista, especialmente aquellos que crecieron sin diagnóstico ni apoyo, no sabían cómo funcionaban sus cerebros o incluso que funcionaban de una forma tan drásticamente diferente a las personas neurotípicas a su alrededor. Simplemente sabían que todos los detestaban, no querían estar al lado suyo, ni les creían y pensaban de ellos como fenómenos extraños y misteriosos que debían mejor ser evitados.

Naturalmente no entendían por qué todos los trataban así de mal, pero si sabían que nunca querrían que alguien más sufriera lo mismo que ellos, entonces cuando veían a otros en la categoría de «bichos raros», tendían a hacerse amigos de ellos y entenderse mutuamente y muy rápidamente, como si fuera por arte de magia.

El problema es que, además de atraer a otras personas neurodivergentes de buen corazón, también atraían a personas abusivas. Todos les parecían iguales, como si fueran del «mismo planeta», igual de incomprendidos y abusados. O eso pensaban. Se saltaban las charlas informales en general, y tenían conversaciones profundas y filosóficas sobre sus traumas compartidos. Las amistades y relaciones románticas se forman rápidamente, suben como cohete y bajan como meteorito.

Esas conexiones terminan siendo los únicos vínculos que ellos sentían como realmente genuinos, cuando en realidad son relaciones codependientes y bastante dañinas. En cambio, las relaciones auténticas y estables usualmente se toman su tiempo para formarse, incluyendo charlas informales y otras cosas mundanas. Entender tan necesaria verdad es clave para evitar ser vulnerables a personas que quieran aprovecharse de nosotros.

IV) A menudo nos acostumbramos a sentirnos incómodos: Las personas en el Espectro Autista tienen más probabilidades de ser maltratados e incomprendidos en sus hogares y en el colegio. A veces, esto es el resultado de malentendidos crónicos en la forma que las personas en el Espectro Autista y las personas neurotípicas se comunican, no es objetivamente abuso. Sin embargo, este tipo de contexto infantil si conduce a un estado de estrés crónico para las personas que viven la condición en que nuestros cerebros y cuerpos tienen que ajustarse automáticamente si queremos sobrevivir para llegar a la edad adulta.

Esto puede configurarnos para que suframos maltrato años después porque hemos sido condicionados a vivir con incomodidad física, psicológica y emocional hasta el punto de que podríamos no reconocerla como tal hasta que el comportamiento abusivo pase de ser sutil y ocasional a una avalancha de violencia física y verbal.

V) Podríamos no saber que nos sentimos incómodos: La incapacidad para reconocer nuestra incomodidad física y emocional debido a la alexitimia (la dificultad para identificar y describir nuestras emociones) y problemas de interocepción (reconocer nuestras necesidades físicas tales como hambre, sed, necesidad de ir al baño, etcétera) pueden hacer las personas en el Espectro Autista sean más vulnerables al abuso.

Cuando tú no estás consciente de cómo te sientes en tu cuerpo y tu cerebro, podrían no reconocer el comportamiento abusivo encubierto hasta que empeore al punto donde estás en riesgo de sufrir daños físicos o emocionales-

VI) Podríamos ser financieramente dependientes: Las personas en el Espectro Autista están gravemente desempleadas y subempleadas, y esto las obliga a ser dependiente de personas tóxicas sólo para sobrevivir. Independientemente si se trata de un ambiente laboral hostil, una mala situación de compañeros de habitación, una dinámica familiar tóxica o una relación de pareja abusiva, muchos de nosotros no tenemos el lujo de simplemente «escapar» de tales situaciones y sobrevivir sin asistencia. Cuando la dependencia financiera está involucrada en una relación abusiva, eso complica mucho más las cosas y hace que sea difícil escapar.

VII) No manejamos bien los cambios: Alguien que no entiende completamente lo incapacitante que pueden ser los cambios para algunas personas en el Espectro Autista podría no creer que eso sería un factor para seguir en una relación abusiva. Pero los cambios, incluso los cambios positivos, pueden ser paralizantes debido a la ansiedad y la disfunción ejecutiva. No es nada fácil terminar una relación, incluso una relación abusiva, especialmente si hay posesiones, mudanzas, protección policial y potencial situación de calle que considerar.

VIII) Podríamos no tener a nadie más: Estas palabras son tan dolorosas como un fuerte golpe al estómago, pero la dura realidad es la siguiente; hay personas en el Espectro Autista que NO tienen apoyo financiero ni emocional. Podríamos no asegurar un trabajo, conducir un auto, o navegar exitosamente los ires y venires de la arena social neurotípica, entonces la posibilidad de dejar a la única persona que esencialmente nos mantiene con vida al refugiarnos, llevarnos al trabajo y a nuestras citas médicas, hacer fácilmente amigos y conexiones puede sentirse como sacarle el enchufe a un paciente hospitalizado camino al final de su vida. En situaciones así, puede ser tan aterrador irse como peligroso quedarse.

Reflexiones Finales

Las personas en el Espectro Autista son más susceptibles a relaciones de pareja abusivas y podrían estar forzadas por las circunstancias a permanecer en ellas. Este problema no se resolverá solamente con refugios y líneas de ayuda. El hecho es que las personas que viven la condición necesitan ser apoyadas, acomodadas y escuchadas; cuánto antes, mejor.

Fuente: Heidel, J. (2022). Why Autistic People May More Susceptible To Abusive Romantic Relationships. The Articulate Autistic. Recuperado de (https://www.thearticulateautistic.com/why-autistic-people-may-be-more-susceptible-to-abusive-romantic-relationships/). Traducido Por Maximiliano Bravo

¿Todos Los Adultos En El Espectro Autista Quieren Trabajar Remotamente?

Trabajar remotamente suena genial, ¿no? No tienes que ponerte incómoda ropa de oficina. No tienes que desperdiciar los mejores años de tu vida atascado/a en el tráfico. No tienes que interactuar con colegas fastidiosos y supervisores difíciles de complacer.

La mayoría de las personas parece estar de acuerdo en que trabajar remotamente es «el sueño». Después de todo, estás en un ambiente tan familiar y acogedor que nunca tienes que quitarte el pijama.

Seguramente, si este es el «sueño» por el que tantos trabajadores neurotípicos luchan, entonces debe ser aún más codiciado por las personas en el Espectro Autista, ¿no? Después de todo, la percepción general de las personas que viven la condición es que no les gusta especialmente estar rodeados de personas; que prosperan en la soledad y el silencio. Es de “conocimiento común” que a las personas en el Espectro Autista no les gusta socializar, y que obligarlas a hacerlo es una receta para que colapsen y provoque algún tipo de disrupción. Lógicamente, entonces, no solo estarían más cómodos trabajando remotamente, sino que producirían un mejor trabajo.

Desafortunadamente, la verdad del asunto, como siempre, es mucho más complicada.

Lo primero que debe entenderse es que, si bien es común que las personas en el Espectro Autista se autoaíslen, esto no es necesariamente una indicación de que no quieren socializar. Más a menudo, es una indicación de que socializar es difícil. Hay una profunda diferencia entre no querer socializar y encontrar la socialización como una actividad difícil.

No Todo Lo Que Brilla Es Oro

El hecho triste es que muchas personas en el Espectro Autista desean desesperadamente socializar y hacer conexiones con las personas que los rodean, pero las dificultades con la comunicación, la sobrecarga sensorial de sus ambientes y los problemas para leer las señales hacen que sea increíblemente difícil hacerlo cómodamente. Con pocos recursos, las personas que viven la condición se aíslan a sí mismas en lugar de participar en las actividades sociales que tan desesperadamente desean. El resultado es una sensación crónica y aplastante de soledad, a menudo acompañada de sentimientos de depresión mientras se preguntan «¿Qué hay de malo conmigo?».

Afortunadamente, las cosas están mejorando, aunque lentamente. Las empresas son cada vez más conscientes de los beneficios que puede tener un equipo de trabajadores neurodivergentes y brindan las adaptaciones necesarias para integrar adecuadamente a las personas en el Espectro Autista en la fuerza laboral. Todavía no existen estándares establecidos, y el progreso se realiza en gran medida caso por caso, pero se está avanzando para encontrar formas de integrar mejor a los adultos que viven la condición en la fuerza laboral y en los ambientes sociales.

A pesar de las concepciones comunes, trabajar con otros realmente ayuda a las personas en el Espectro Autista de varias formas. No solo evita la soledad aplastante que sienten muchos de los que se aíslan a sí mismos, sino que también hace mucho bien para mejorar sus habilidades con la ayuda de la revisión y el aporte de sus compañeros, así como para mantener a los adultos que viven la condición en sus labores, que a veces puede ser difícil; especialmente si tienen una condición concurrente como el Déficit Atencional. Salir de casa e ir a trabajar también puede ayudar a los adultos en el Espectro Autista a establecer una rutina adecuada, lo que ayuda con la salud y el bienestar general. Una rutina establecida puede ayudar a organizar la vida a veces caótica de los adultos que viven la condición, especialmente si tienen dificultades de función ejecutiva.

Por desgracia, la situación laboral actual aparentemente ha deshecho gran parte del progreso que se ha visto en los últimos años.

Debido a la Pandemia del Coronavirus, muchos adultos en el Espectro Autista ahora se ven obligados a trabajar remotamente, solo comunicándose con sus colegas y supervisores a través de correo electrónico y llamadas ocasionales vía Zoom. La misma soledad aplastante que los adultos que viven la condición sintieron antes cuando se autoaislaron ahora ha empeorado significativamente ya que el aislamiento no solo se alienta, sino que en muchos lugares se impone por completo. Sin siquiera la oportunidad de volver a entrar en situaciones sociales, muchos en el Espectro Autista se encuentran al borde de la desesperación mientras lidian con una soledad aplastante de la que ahora ni siquiera se les permite escapar.

Además, según la evidencia anecdótica, los programas como Zoom o Google Meet no parecen ser ningún tipo de reemplazo viable para las interacciones en persona. De hecho, si bien las personas en el Espectro Autista pueden tener problemas para leer las señales faciales y el lenguaje corporal o comprender el tono de voz, el problema parece agravarse mucho cuando sus colegas se reducen a una pequeña mezcla de píxeles en una pantalla.

Consideraciones adicionales

Trabajar remotamente también tiene otras desventajas. Con plazos más flexibles viene una degradación de la rutina y los horarios, que puede tener graves efectos dominó en el resto de la vida de estos adultos. Sin una comunicación activa y una revisión por pares, la calidad del trabajo puede verse afectada. Y sin un ambiente estricto y dedicado para que las personas realicen su trabajo, las personas pueden distraerse con su cómodo ambiente.

Después de todo, dado que estás trabajando remotamente, solo tienes que entregar tu trabajo al final del día, en lugar de la fecha límite de las 17:00 horas. ¿No puedes tomarte un minuto para ver ese DVD que está en tu estante o leer ese libro que has estado posponiendo? O tal vez podría navegar por Internet sin ninguna de las consecuencias que podría enfrentar al ir al trabajo.

Distracciones como estas se vuelven aún más difíciles de manejar para los adultos en el Espectro Autista con condiciones concurrentes como el Déficit Atencional; algo que es increíblemente común.

Trabajar remotamente puede brindarte el beneficio de mantenerte en un ambiente cómodo y bajo tu control, pero no necesariamente te brinda un ambiente propicio para la productividad y la alta calidad del trabajo.

La verdad del asunto es que, si bien algunas personas en el Espectro Autista podrían trabajar mejor remotamente, son capaces de manejar sus distracciones y se sienten cómodos en la soledad, muchos que viven la condición consideran que esas condiciones laborales son más dañinas que cualquier otra cosa. Es una falacia suponer que todos los adultos en el Espectro Autista son un solo bloque cuando se trata de cualquier cosa en la vida.

Los adultos en el Espectro Autista deben poder salir y socializar, tanto en el contexto del trabajo como en el contexto del ocio. Continuar encerrándolos, en lugar de empoderarlos para que trabajen mejor, en muchos casos es simplemente reforzar la depresión.

Fuente: Purdy, W. (2021). Do all autistic adults want to work from home? Spectrum Fusion. Recuperado de (https://spectrumfusion.org/2021/11/do-all-autistic-adults-want-to-work-from-home/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

¿Debería Mi Hijo/a En El Espectro Autista Tener Una Mascota?

Muchos niños se acercarán a sus padres con la esperanza de tener una mascota. Los niños en el Espectro Autista no son diferentes.

Los padres ocupados criando a un/a niño/a que vive la condición pueden preguntarse por qué querrían introducir una responsabilidad adicional en su hogar mientras intentan hacer malabarismos con todas las necesidades de su hijo/a.

Aquí hay 9 formas en que agregar una mascota a tu familia puede beneficiar a tu hijo/a en el Espectro Autista.

I) Ganarse la mascota: Cuando un/a niño/a en el Espectro Autista desea una mascota, muestra los mismos deseos que los niños neurotípicos de involucrarse con un animal.

Un padre sabio involucrará a su hijo que vive la condición en la selección de la mascota que mejor se adapte a las necesidades del niño y de la familia.

Si hay un costo relacionado con la adquisición de la mascota, se puede alentar a tu hijo/a a recaudar el dinero y ayudar a comprar la mascota. Esto ayudará a que él/ella acepte completamente a la nueva responsabilidad de convertirse en dueño/a de una mascota.

II) Mayor responsabilidad diaria: Como cualquier padre sabe, hay mucha responsabilidad que conlleva tener una mascota, y tu hijo/a puede estar directamente involucrado/a. Él/Ella puede aprender a alimentar a la mascota, sacarla a pasear, asegurarse de que se mantenga sana, etc. Una estrategia muy útil es desarrollar un horario visual para ayudar a tu hijo/a a cuidar de las necesidades diarias de su mascota.

IIII) Mayor socialización: Muchos niños en el Espectro Autista tienen dificultades para socializar con los demás. Por supuesto, uno de los mayores beneficios de tener una mascota es que nunca estás solo/a y tienes compañía.

Sin embargo, otras personas en el colegio o en la comunidad pueden ver a tu hijo/a con su mascota y hacer todo lo posible para acercarse a él. Esto puede ayudarlo/a a entablar una conversación sobre el tema de ser dueño/a de una mascota. Los amantes de los perros y los gatos disfrutan interactuando con otros dueños de perros y gatos.

Puede ser más fácil para tu hijo/a en el Espectro Autista comenzar una conversación sobre un tema con el que se sienta cómodo/a. Lo mismo puede decirse de los niños en el colegio. Cuando tu hijo/a escuche a otros niños en el colegio hablar sobre sus mascotas, podrá contribuir con un diálogo significativo a la conversación.

IV) Desarrollar una sensación de comodidad: Tu hijo/a en el Espectro Autista puede disfrutar de tener una mascota cerca. Puede ayudar a reducir la ansiedad y darle una sensación de compañía. Muchos niños con mascotas también muestran un aumento en la confianza en sí mismos.

Tu hijo/a puede reducir su nivel de aislamiento y comenzar a centrar la atención en las necesidades de su mascota en lugar de sus propias necesidades. Puede ayudarlo/a a manejar la soledad o la depresión. Todos los niños que viven la condición pueden encontrar consuelo en una mascota que les demuestre amor incondicional.

V) Mejor Higiene: La higiene es un tema delicado para discutir con cualquier niño. Sin embargo, el tema puede ser más fácil de discutir cuando se trata de la mascota de la familia. A los niños en el Espectro Autista se les puede enseñar cómo mantener a su mascota limpia y sana. Se les puede explicar que la mayoría de las personas quieren interactuar con un perro o un gato que no huela mal.

Mostrarle al niño cómo bañar correctamente al animal, peinar su pelaje, usar collares antipulgas y darle golosinas que mantengan sus dientes fuertes y sanos puede convertirse en una vía para discutir por qué es importante que los niños se bañen todos los días, usen desodorante, cepillarse los dientes, etc.

VI) Aumentar la participación comunitaria: Tener una mascota puede alentar a su hijo a ser más voluntario en la comunidad. Por ejemplo, las habilidades que adquiere al cuidar a su propia mascota podrían usarse para presentarlo como voluntario en un refugio de animales local o en una tienda de mascotas. A medida que continúa trabajando con animales, puede aumentar su nivel de empatía por ellos. Esta empatía puede transferirse de los animales y podría generalizarse a las personas.

VII) Formación laboral futura: Muchos niños que tienen mascotas ingresan a carreras que implican trabajar con animales. Tu hijo/a en el Espectro Autista puede ser igual. Hay muchas personas que pagan para que otros cuiden de su mascota si tienen experiencia trabajando con animales.

Tu hijo/a también podría ganar algo de dinero extra al convertirse en un/a paseador/a de perros. Él/Ella puede decidir que quiere postularse para tener un trabajo de medio tiempo en un refugio de animales o ir a la universidad para estudiar ciencias animales y convertirse en veterinario/a.

VIII) Mejor toma de decisiones: Involucrar a tu hijo/a en la toma de decisiones sobre la mascota lo ayudará a sentirse empoderado/a. Él/Ella puede ayudar a decidir qué tipo de mascota quiere, cómo llamarla, qué tipo de alimento necesitará el animal, con qué frecuencia debe limpiarse, cuándo debe pasearse y dónde debe dormir en la casa. Todo esto puede ayudarlo a involucrarse completamente en el proceso de tener una mascota.

IX) Mayor ejercicio: Interactuar con el animal puede aumentar el nivel de actividad física de tu hijo/a. Los perros deberán ser paseados todos los días, y los gatos pueden jugar en la casa, al igual que los conejos, los hámsters o los erizos. Si tu hijo/a pasa mucho tiempo encerrado/a, su mascota puede alentarlo/a a disfrutar del aire fresco.

Fuente: Malcolm, R. (2021). Should My Child with Autism Have A Pet? Autism Parenting Magazine. Recuperado de (https://www.autismparentingmagazine.com/child-autism-pet/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

La Teoría De Las Cucharas Y Cómo Se Relaciona Con El Espectro Autista

La teoría de las cucharas es una parte crítica de cualquier discusión sobre la fatiga autista, pero el término fue acuñado originalmente por Christine Miserandino en 2003 como parte de una discusión sobre el lupus en su ensayo «La teoría de las cucharas«.

Se usó para explicar cómo diferentes personas usan diferentes cantidades de energía para realizar las mismas tareas.

La idea de llamarlo teoría de la cuchara surgió simplemente porque la explicación tenía lugar en un restaurante y las cucharas eran lo más fácil de conseguir en ese momento.

Cómo funciona la teoría de las cucharas

Supongamos que a todos se les da un número determinado de cucharas y que éstas representan resistencia/esfuerzo. A medida que completes las tareas durante el día, gastarás «cucharas» hasta que se le acaben. En ese momento, no tienes más remedio que descansar hasta que se repongan.

Para una persona sin discapacidad, muchas tareas, como prepararse el desayuno, son tan «bajas en energía» como para no consumir ni una cuchara. De hecho, muchas personas dicen que cocinar es una de las cosas que hacen por placer.

Por lo tanto, una persona con discapacidad usaría sus cucharas mucho más rápido que una persona sin discapacidad, lo que significa que la persona discapacitada debe tener mucha más precaución y debe esforzarse mucho más para tomar decisiones sensatas.

Por ejemplo, si están en sus últimas cucharas, entonces salir puede no ser una buena idea porque pueden quedarse sin energía mientras están fuera.

Teoría de las cucharas y discapacidades invisibles

La teoría de las cucharas se puede aplicar fácilmente a todo tipo de discapacidades, por ejemplo, una persona en silla de ruedas usará más cucharas para usar el transporte que una persona que puede caminar. Una persona sorda usará más cucharas en una conversación que una persona sorda.

Si bien la teoría de la cuchara se puede aplicar a todo tipo de discapacidades, en realidad fue diseñada como una forma de explicar las muchas discapacidades «invisibles», incluyendo al Espectro Autista.

Las personas sin discapacidad generalmente pueden entender cómo las discapacidades visibles, como las personas que necesitan apoyo para la movilidad, las personas con discapacidades sensoriales fuertes como ceguera o sordera profunda, y las personas con discapacidades intelectuales o genéticas claras pueden encontrar difícil la vida cotidiana.

Es mucho más difícil explicarle a una persona sin discapacidad cómo las discapacidades como el Espectro Autista, la dislexia, el Déficit Atencional, el daltonismo, la ceguera parcial o la sordera, el dolor crónico, la depresión y la fatiga afectan la vida diaria de una persona.

Aplicación de la teoría de las cucharas al Espectro Autista

Hay algunas cosas que (algunas) personas en el Espectro Autista hacen muy bien. Estas están muy a menudo relacionadas con sus intereses profundos. Por ejemplo, un/a joven que vive la condición no usa sus cucharas cuando se trata de problemas con la computadora, aunque este tipo de problemas ciertamente causan frustraciones a los demás.

Es importante tener en cuenta que estar en el Espectro Autista no significa que él/ella sea automáticamente bueno/a en matemáticas o computadoras. Simplemente se alinean con uno de sus intereses profundos.

Hay algunas áreas en las que las personas en el Espectro Autista tienden a tener más dificultades que las personas neurotípicas. Por ejemplo, en cualquier cosa que involucre a otras personas, interpretar lenguajes no verbales y transmitir respuestas empáticas estándar esperadas en conversaciones.

Nuevamente, esto no significa que todas las personas en el Espectro Autista sean malas en estas cosas, algunas son naturalmente buenas en ellas y algunas trabajan duro, estudian y practican estas técnicas para convertirse en grandes comunicadores. Cada persona es diferente y la cantidad de cucharas necesarias para una actividad determinada puede variar de una persona a otra.

Si aplicara la teoría de las cucharas a una fiesta, por ejemplo, una persona neurotípica podría usar una cuchara para prepararse para la fiesta y una cuchara para el transporte. Es posible que la fiesta en sí no consuma cucharas si son en gran medida «fiesteros» en su elemento.

Sin embargo, una persona en el Espectro Autista puede usar más de una cuchara para ubicar y vestirse con un atuendo adecuado, puede perder una cuchara por el nerviosismo y el transporte, pero luego puede perder varias en la fiesta al verse atrapado en varias interacciones.

Si hay un cambio repentino, las personas en el Espectro Autista generalmente no reaccionan bien al cambio, esto también consumirá una cuchara. No es difícil ver que es mucho más probable que la persona que vive la condición se quede sin cucharas y tenga que terminar la actividad social antes de tiempo.

No hay absolutos en la teoría de la cuchara. No puedes medir cucharas y saber con certeza cuántas se necesitarán. A medida que cambien los acontecimientos o surjan conflictos, es posible que se necesiten más cucharas. Lo mejor que puede hacer es «estimar» cuál de las actividades es más probable que agote todas sus cucharas y disminuya la asistencia en el peor de los eventos no obligatorios.

Fuente: Bolland, G. (2022). Spoon Theory and how it Relates to Autism. Life With Aspergers. Recuperado de (https://life-with-aspergers.blogspot.com/2022/05/spoon-theory.html). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Caminando Por La Cuerda Floja: Promoviendo El Éxito En Los Adolescentes En El Espectro Autista

Es duro ser adolescente. La adolescencia es una época cargada de cambios en muchos niveles. Físicamente, el cuerpo está creciendo y cambiando, evolucionando del cuerpo de un niño a un adulto y volviéndose fisiológicamente capaz de tener hijos. Hay un tremendo aumento de hormonas que permiten muchos de los cambios físicos y sexuales que pueden afectar el estado de ánimo y la sensación de estabilidad del adolescente. Socialmente, hay una evolución de muchos de los grupos de amigos, con dinámicas sociales complicadas que se alejan de las experiencias más directas de la infancia. Además, los sentimientos románticos y sexuales pasan a primer plano con fuerza.

También es un tremendo desafío estar en el Espectro Autista. Dos de las características destacadas de la condición son las dificultades sociales y las dificultades para ser independiente. Las dificultades sociales caracterizan a la persona en el Espectro Autista desde una edad temprana, pero las dificultades pueden volverse más problemáticas a medida que la persona ingresa a la enseñanza media y más adelante, y las relaciones sociales asumen un papel más central en el desarrollo de todos los niños. De forma similar, mientras que todos los niños sienten un deseo de ser autónomos e independientes a lo largo de la infancia en mayor o menor medida, se vuelve mucho más prominente en la fase de la adolescencia. Es por estas razones que un adolescente en el Espectro Autista probablemente tendrá más dificultades para superar este período de tiempo debido a los desafíos específicos y únicos que plantea vivir la condición combinado con los desafíos típicos que enfrentan todos los adolescentes.

El tiempo está lleno de posibilidades del futuro y la sensación de logro y éxito cuando el adolescente en el Espectro Autista llega a un lugar de comprensión o solidifica un aspecto de su identidad. Es maravilloso escucharlo/a en una búsqueda para comprenderse a sí mismo/a mientras lucha con preguntas y crisis relacionadas con la formación del yo que son específicamente únicas para ese período de tiempo. Una vez que el/la adolescente crece hacia la edad adulta, hay menos crisis, pero también es más difícil acceder a estas preguntas y decisiones de la vida. Como tal, este período de tiempo está lleno de esperanza y certeza, pero también con frecuencia de estrés y, a menudo, de una sensación de drama y desesperación.

El desafío de trabajar con adolescentes en el Espectro Autista es apoyarlos en esta fase de desarrollo y ayudarlos a superar las crisis típicas de la adolescencia. Esto incluye la búsqueda de la identificación personal, la independencia y el mayor enfoque en las relaciones sociales, incluidos los intereses románticos, al mismo tiempo que permite los desafíos únicos que se encuentran. A veces, apoyar las necesidades únicas de la condición puede parecer contrario a algunas de estas importantes metas de la adolescencia. El hecho de que las personas en el Espectro Autista tengan dificultades con las relaciones sociales no significa que no tengan el mismo deseo e interés en las relaciones sociales y románticas de la adolescencia. De forma similar, a pesar de que la persona que vive la condición depende más de los padres y cuidadores que de sus pares neurotípicos, todavía anhelan el deseo de autonomía e independencia como sus contrapartes.

Como resultado, los padres y cuidadores están en una posición única para tratar de promover el proceso de desarrollo del adolescente en el Espectro Autista en consonancia con todos los adolescentes, al mismo tiempo que apoyan las necesidades únicas relacionadas con la condición. Desafortunadamente, muchos cuidadores bien intencionados se equivocan al sofocar su deseo de autonomía cargando con las dificultades del Espectro Autista, o al contrario, en un esfuerzo por promover la independencia, darles demasiada libertad, sin tener en cuenta algunas de las dificultades que presenta su condición. Esto puede generar mucha frustración e ira para el/la adolescente y el cuidador. El cuidador puede hacer mucho para ayudar al adolescente a superar este momento posiblemente difícil y convertirlo en uno de éxito.

Algunos padres pueden argumentar que su hijo no es capaz de ser independiente y ejerce un mal juicio, citando ejemplos en los que «confiaron» en su hijo para configurar una cuenta de Facebook o viajar a algún lugar con resultados desastrosos. Todo el mundo es capaz de tener cierto nivel de independencia, aunque obviamente eso depende de las habilidades y debilidades de cada persona. La independencia es algo que se puede cultivar a través de la enseñanza y el modelado. A un/a niño/a al que se le enseña cómo usar Internet correctamente con la participación de los padres, al menos inicialmente, se le enseña cómo ser independiente. Un padre que recorre los pasos con un/a niño/a para enseñarle a viajar, lo que puede incluir hacer una prueba con él varias veces y luego retirarse gradualmente, está promoviendo la independencia.

Del mismo modo, hay padres que creen que su hijo/a no tiene interés en la socialización. La mayoría de las veces, ellos están muy interesados ​​en las relaciones sociales pero tienen miedo de “fatigarse” como lo han hecho en el pasado. Este puede ser un momento en que los grupos de habilidades sociales son valiosos, no solo para enseñar habilidades sociales, sino también para ayudar al adolescente a forjar relaciones sociales. Los padres también pueden ponerse en contacto con el personal escolar para ayudar a determinar si hay alumnos específicos en la clase que serían una buena combinación con su hijo/a y facilitar las interacciones con ellos. Los intereses románticos también pasan a primer plano. Los padres pueden estar presentes para proporcionar un ambiente abierto para preguntas sobre este tema, proporcionando libros apropiados, pero también fomentando una sensación de privacidad a medida que el cuerpo del adolescente crece y cambia con signos de pubertad. Animo a los padres a ser proactivos en esta área y enseñar a sus hijos sobre la pubertad y la sexualidad de forma adecuada para que el niño no se involucre sin saberlo en acciones socialmente inapropiadas o vergonzosas sin comprender las ramificaciones sociales de lo que significan. Esto continúa alentando un sentido de agencia personal en el/la adolescente.

No hay nada más emocionante que ver una sonrisa de éxito cuando un/a adolescente siente una sensación de realización personal, cuando se siente independiente, autónomo/a y exitoso/a. Aumenta y promueve la autoestima y los pone en un buen camino hacia la edad adulta.

Fuente: Sandler, S. (2017). Walking the Tightrope: Promoting Success in the Adolescent with ASD. Autism Spectrum News. Recuperado de (https://autismspectrumnews.org/walking-the-tightrope-promoting-success-in-the-adolescent-with-asd/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

4 Beneficios Sorprendentes De La Comunicación Escrita Para Las Personas En El Espectro Autista

Tal como indica su nombre, este artículo analizará 4 ventajas significativas de la comunicación escrita para las personas en el Espectro Autista. Tener en cuenta estos beneficios te ayudará a facilitar las interacciones que podrían no ocurrir cara a cara.

¿Por Qué La Comunicación Online Tiene Mala Reputación?

¿Cuántas veces te han dicho: «¡Mírame a los ojos cuando te hablo!» Si tú estás en el Espectro Autista, obviamente has escuchado tales palabras en incontables ocasiones.

La mayoría de los neurotípicos valoran las no verbales que son intrínsecas a la interacción en persona. Sentimos que recibimos información más abundante, más piezas del rompecabezas, que con las palabras solas. La mirada en los ojos, la inclinación de la boca y la cadencia del habla nos invitan a una comprensión más profunda.

¿El/La hablante quiere decir lo que está diciendo? ¿Qué tan herido/a está él/ella por lo que pasó?

Nosotros unimos todas las pistas para navegar la interacción.

Y, sin embargo, ¿No es válido considerar las formas en que una persona en el Espectro Autista experimenta una mejor comunicación mediante mensajes de texto o correo electrónico que en persona?

Tengamos en cuenta las dificultades de diagnóstico que son parte del Espectro Autista en sí mismo, cosas como dificultades para navegar de un lado a otro del flujo conversacional, problemas para usar y comprender información no verbal y confusión con los matices sociales del lenguaje (como el sarcasmo).

4 Formas En Que La Palabra Escrita Facilita La Comunicación Para Las Personas En El Espectro Autista

I) Brinda tiempo para procesar: Muchas personas en el Espectro Autista prefieren recibir un correo electrónico y tener tiempo para traducirlo y procesarlo antes de sentir la presión de responder. Se sienten aliviados de no tener a alguien observándolos y queriendo una reacción formulada rápidamente. Tener un respiro es un lujo.

II) Proporciona emojis no verbales confiables: en lugar de tener que pensar en cómo se ve su rostro y cuál es el estado de ánimo del orador, la persona puede usar emojis. Una personas en el Espectro Autista podría decir: «No sé cómo se supone que debe lucir mi cara, pero sé cuáles son los emojis de ‘sorprendido/a’ o ‘asqueado/a’. Dado que los emojis siempre son los mismos, él/ella puede confiar en su significado» y sentirse más seguro/a de hacer dicho lo correcto y ser entendido/a por los demás.

III) Reduce la intensidad: Para muchas personas en el Espectro Autista, la comunicación cara a cara se siente muy intensa, particularmente en conversaciones cargadas de emociones. Mientras que una persona neurotípica puede querer hablar sobre temas emocionalmente impactantes en persona, la persona que vive la condición puede necesitar más espacio para procesar el tema sin bloquearse o sentirse agobiado/a. Una vez que él/ella se bloquea, no puede procesar el contenido de la conversación de forma efectiva.

IV) Reduce la inseguridad: Las personas en el Espectro Autista que experimentan una ansiedad social significativa pueden sentirse menos avergonzadas durante los intercambios de mensajes de texto o correo electrónico que cara a cara. Si una persona que vive la condición se siente menos incómodo/a (como suele ser el caso online), puede revelar su verdadero yo a los demás de una forma que se siente imposible cara a cara.

¿Deberían Las Personas En El Espectro Autista Comunicarse Solamente Online?

Para no enviar el mensaje equivocado de que la comunicación online es recomendable para todas las interacciones, aquí está un punto de vista más moderado.

Tener estrategias para hacer que las visitas en persona sean exitosas es vital. Por ejemplo, darle a la persona un rol que desempeñar en una reunión. Sabemos que poder reunirse con un grupo de familiares o amigos es importante.

Una de las cosas difíciles de las reuniones es que a menudo no hay una estructura para la reunión. Es poco probable que haya un punto de partida específico (que no sea un horario general), un tema o tema dominante, o una dirección para cada parte de la velada.

Aquellos en el Espectro Autista a menudo prefieren el tema y la estructura para perder el contacto social solo con el propósito de pasar tiempo con los demás. Las personas que viven la condición probablemente apreciarían un rol definido para la noche. Considera asignarle a él/ella una tarea como tomar los abrigos de los invitados, hacer un seguimiento de quién dio qué para un intercambio de regalos (si una lista de tarjetas de agradecimiento fuera útil) o repartir las bebidas.

Incluso podrías asignarle a alguien a quien «cuidar». A menudo, a la persona en el Espectro Autista les gustaría ser amable con los demás, pero probablemente se sientan inseguros acerca de cómo hacerlo. Si el anfitrión, por ejemplo, le pide que le haga compañía al abuelo porque esta es su primera Navidad sin la abuela, eso puede ser suficiente estructura y dirección para que ambos se sientan tranquilos.

Tengamos en cuenta que una estrategia para el éxito social de las personas en el Espectro Autista puede ser asignar un rol o una tarea, incluso cuando la reunión en sí no esté estructurada.

Conclusión

Sé creativo/a y flexible. Considera el objetivo final. Si el objetivo es tener un diálogo significativo sobre temas esenciales, considere ofrecer espacio, tiempo y calma a tu hijo/a, pareja o empleado/a en el Espectro Autista. Si el objetivo es crear oportunidades para participar en un grupo social, utiliza estrategias para garantizar el éxito.

La intención de este artículo es ayudarnos a centrarnos en el valor de reducir la complejidad social y emocional de algunas interacciones. Al hacerlo, permitimos que las personas en el Espectro Autista tengan opciones para expresar sus necesidades y procesar la información de los demás.

Fuente: Regan, T. (2020). Autism and Relationships: Four Surprising Benefits of Written Communication. Autism In The Adult. Recuperado de (https://www.adultandgeriatricautism.com/post/autism-and-relationships-four-surprising-benefits-of-written-communication). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Aceptación Del Espectro Autista: ¿Cómo Celebrar Las Diferencias Puede Detener El Acoso Escolar?

La mayoría de los paradigmas de tratamiento se centran en la «normalización» de los comportamientos. Cuando consideramos que las formas de moverse, comunicarse e interactuar de los adolescentes son demasiado diferentes, muchos enfoques fomentan la alteración o extinción de esos comportamientos en lugar de honrarlos y celebrarlos.

Cuando hacemos esto, los niños neurotípicos están mirando.

Todos los días en los colegios, los alumnos son testigos del personal escolar que les recuerda a los adolescentes neurodivergentes que dejen de aletear, tararear o hablar en exceso sobre sus pasiones. Con demasiada frecuencia, etiquetamos estos comportamientos como irrelevantes, disruptivos o innecesarios. Los adultos que lo hacen tienen las mejores intenciones, pero pueden estar modelando inadvertidamente una falta de aceptación.

Cuando nos enfocamos en cambiar comportamientos sin considerar cómo estamos afectando el desarrollo de la autoconfianza de los niños, podemos estar haciendo más daño que bien a su desarrollo emocional. De hecho, podemos estar contribuyendo inadvertidamente a la sensación de aislamiento y vulnerabilidad del niño al acoso escolar.

Es importante recordar que los pares siempre están mirando. Ven a los profesores ignorar los comportamientos «no preferidos» como si fueran desviados. Por ejemplo, un adolescente en el Espectro Autista podría decir: “Aleteo cuando lo necesito”. Cuando apuntamos a tales comportamientos para el cambio, enviamos un mensaje confuso a sus compañeros.

¿Cómo podemos mejorar las cosas y prevenir el acoso escolar? Algunas ideas sobre por dónde empezar:

  • Los equipos de tratamiento deben considerar cuidadosamente los costos y beneficios de extinguir e ignorar ciertos comportamientos. ¿Es un comportamiento una respuesta al estrés? Si es así, la primera prioridad debe ser atender las emociones del niño a través de relaciones de apoyo. Nunca debemos ignorar intencionalmente una respuesta de estrés ni castigar a un niño por tenerla. Hacerlo solo sirve para aumentar los sentimientos de aislamiento del niño.
  • Ampliar la aceptación del movimiento, el pensamiento y otras diferencias. Por ejemplo, los profesores y otras personas en el equipo de apoyo de un niño deben explicar comportamientos como aletear, girar objetos o hablar sobre una gama limitada de intereses preferidos como diferencias humanas naturales. “Algunas personas solo necesitan mover sus cuerpos de forma diferentes”, es una explicación perfectamente buena. Los educadores pueden facilitar el diálogo compasivo, permitiendo que los niños hagan preguntas. Presentar las diferencias no como motivo de miedo o ansiedad, sino como aspectos intrínsecos y positivos de los niños neurodivergentes.
  • Reformular los comportamientos «atípicos» como parte de la experiencia humana, en lugar de algo que necesita un cambio. En lugar de referirse a intereses «restringidos», llámelos intereses «preferidos» y celébrelos en lugar de menospreciarlos, mostrando entusiasmo por cuánto sabe un niño sobre un tema.

Necesitamos reconsiderar las ideas construidas socialmente de nuestra cultura sobre las diferencias inherentes al Espectro Autista y otras condiciones neurodivergentes. Si los adultos modelan una actitud inclusiva, con una nueva visión sobre las diferencias, los niños aprenderán y el acoso escolar disminuirá.

Delahooke, M. (2017). Autism Acceptance: How Celebrating Differences Can Stop Bullying. Recuperado de (https://monadelahooke.com/autism-acceptance-celebrating-differences-can-stop-bullying/) Traducido Por Maximiliano Bravo.

El Poder De La Ropa Para La Confianza

Como dice el refrán, la ropa hace al hombre o a la mujer. Como adultos en el Espectro Autista, podemos usar esta idea a nuestro favor para darnos más confianza en situaciones sociales o agobiantes. Cuando nos sentimos bien, podemos afrontarlo mejor. Cuando nos sentimos cómodos, partimos de un nivel de estrés más bajo. La ropa adecuada puede hacernos sentir seguros y fuertes, y eso hace que sea mucho más fácil desenvolverse en un mundo neurotípico.

Todos tenemos esa ropa favorita: las que tienen texturas agradables, y se ajustan de la forma que nos gusta, y nos hacen sentir geniales. Sin etiquetas que pican, sin ajustes incómodos, nada con lo que tengas que preocuparte constantemente. Simplemente se sienten bien.

Algunos les gustan las cosas fluidas y sedosas en tonos de azul, morado o gris. Otros les encantan las poleras y los jeans de superhéroes o tal vez te sientas más como tú mismo/a si vistes cosas rosadas con volantes. Cualquiera que sea tu ropa favorita, te hace sentir bien, incluso poderoso/a. Y no contribuyen a ninguna sobreestimulación con la que tengas que lidiar.

I) La comodidad genera confianza: Cuando te sientes físicamente cómodo/a, sin pelear contra etiquetas o texturas sensorialmente invasivas, puedes sentirte más cómodo/a siendo tú mismo/a en cualquier situación social.

El estrés se vuelve más fácil de manejar cuando te sientes bien para empezar. Todos sabemos que si estamos irritados o ya sobreestimulados, cualquier factor estresante puede empujarnos más adelante en el camino hacia una crisis, pero también funciona al revés. Si nos sentimos bien físicamente, podemos tomar las pequeñas tensiones con calma y evitar que se acumulen.

Socializar es un área donde la ropa puede hacer una gran diferencia. El inventor del «traje de poder» de la década de 1980 lo sabía: las líneas ásperas y los hombros anchos fueron diseñados para brindarles a las mujeres una forma de ocupar más espacio en una sala de juntas. Cuando tengas confianza en tu apariencia y se sienta mejor, te sentirás mejor siendo tú mismo/a. Y estar seguro/a de tu propia piel y ropa liberará más energía mental para el cálculo social que todos tenemos que hacer. No importa lo que te pongas para sentirte bien, solo que te funcione.

II) La ropa puede ser protectora: Por ejemplo, una chaqueta de motociclista de cuero negro puede hacerte sentir como un «rebelde sin causa», junto con servir como un escudo entre el mundo y tú. Así como ese cuero protegerá tu espalda del pavimento en un accidente de tránsito, te protegerá de las personas que intentan burlarse de ti o hacerte sentir inferior. Cuando te pones esa chaqueta, te sientes lo suficientemente fuerte como para defenderte.

Algunas personas pueden encontrar que usar el símbolo de su superhéroe favorito las hace sentir más fuertes y seguras. Tal vez una polera de Darth Vader te haga sentir poderoso o lucir los colores de tu casa de Hogwarts te hace sentir orgulloso de ser tú mismo/a, y tal vez darte un poco de magia. Cualquier cosa que te haga sentir seguro/a, fuerte y cómodo/a contigo mismo/a te ayudará a ser más feliz, sin importar la situación.

III) El poder de un uniforme: No, esto no tiene relación con los uniformes escolares, sino con TU uniforme. Muchas personas famosas llevan puesto algún tipo de uniforme. Steve Jobs es probablemente la primera persona que te vino a la mente: el suéter negro de cuello alto, los jeans y las zapatillas deportivas son un look icónico, si no de alta costura. O tal vez pensaste en la camiseta gris o la sudadera con capucha y los jeans de Mark Zuckerberg.

Un uniforme elimina la necesidad de vacilar sobre lo que vas a ponerte cada mañana. Para nosotros, como adultos en el Espectro Autista, eliminar una decisión con la que de otro modo podríamos obsesionarnos puede reducir nuestros niveles de estrés. Tomar un closet lleno de ropa que no estás seguro/a si es «apropiada para la oficina», «demasiado elegante» o lo que sea y convertirla en una rutina fácil de «pantalones, camisa, chaqueta» puede facilitar tu rutina matutina y evitar que te preocupes. sobre si «lo hiciste bien». Esto es especialmente cierto para las mujeres porque somos juzgadas con más dureza por nuestra apariencia tanto en el trabajo como socialmente.

Así que investiga un poco para encontrar el tipo de atuendo que necesitas para lo que haces todos los días, y dedica un poco de tiempo a encontrar la mejor forma de hacerlo. Luego elija algo cómodo, agradable, empoderante, fácil de lavar y, con suerte, económico, y cómpralo en varios colores. ¡Tu uniforme evitará que tengas que preocuparte por qué ponerte todos los días!

La ropa parece algo tan pequeño, pero la ropa adecuada para ti puede marcar una gran diferencia en cómo te sientes. Encontrar la ropa que te haga sentir bien es un gran truco para socializar y sobrellevar el mundo neurotípico.

Fuente: (2021). ADULTING FOR AUTISTICS: THE POWER OF CLOTHES FOR CONFIDENCE. Autistic Empath. Recuperado de (https://autisticempath.com/adulting-for-autistics-the-power-of-clothes-for-confidence/). Traducido Por Maximiliano Bravo.