¿Puede Una Persona En El Espectro Autista Equilibrar Una Vida Laboral Y Una Vida Social?

Como un adulto en el Espectro Autista, probablemente ya estés consciente de tu medidor social: la cantidad de socialización que puede manejar antes de agotarte y querer irte a tu casa a sentarse solo en silencio y en paz. Una vez que decidimos continuar estudiando o trabajando, inevitablemente llenan parte de nuestro medidor social; para algunos puede parecer que toman toda la energía que uno puede dedicar a socializar.

En estos casos, ¿es posible mantener una vida social si queremos estudiar o trabajar? ¿Es posible equilibrar ambos?

La Cuestión Del Equilibrio Entre La vida Laboral Y Personal En El Espectro Autista

Incluso los neurotípicos a menudo tienen dificultades para encontrar un equilibrio entre el trabajo y la vida. A veces parece que no hay más remedio que sacrificar tiempo con amigos para encontrar el tiempo y la energía para hacerlo bien en el trabajo o los estudios. En particular, los “adictos al trabajo” tienen este problema bastante y, como resultado, a menudo reciben quejas de sus amigos, familiares y otras personas importantes.

Pero para los adultos en el Espectro Autista este problema es 10 veces mayor. Nuestra capacidad para manejar la socialización ya es baja desde el principio. Trabajar y estudiar en la mayoría de los casos inevitablemente requiere salir en público y hablar/escuchar a las personas. Incluso ir a una oficina bulliciosa o a una gran sala de conferencias puede ser agotador, entonces, ¿cómo se supone que debes hacer amigos el fin de semana, es decir, tu único momento para recuperarte y recargar tu medidor social?

Nuestro medidor social se agota en algún momento, y necesitamos recargar nuestra energía.

Es realmente doloroso escucharlo, pero a menudo es la verdad fría y dura: no puedes.

Amigos, trabajo o menor estrés: escoge dos

La verdad del asunto es que si quieres el paquete de vida “normal” de una vida laboral/académica y una vida social saludable además de eso, lo que quieres es mucho estrés. Ambos requieren tiempo, energía y atención. Desafortunadamente, solo puedes manejar estas tres cosas tanto antes de que tu cerebro te pida a gritos que tomes un descanso.

Algunos pocos realmente logran hacer ambas cosas, pero en un giro extraño, a menudo son algunas de las personas menos felices que jamás conocerás. ¿Por qué? Debido a que se están agotando tanto en un intento de trabajar/estudiar y socializar, su socialización solo se suma a sus problemas y no proporciona el vínculo genuino que están buscando como resultado. Aquellos que intentan trabajar/estudiar y socializar inevitablemente encuentran que la calidad de una categoría disminuye: o la socialización que obtienes no te hará sentir tan bien como deberías, o tu desempeño laboral/académico comenzará a decaer.

Entonces, si no es posible tener el paquete de vida “normal” sin un estrés intenso, ¿qué se supone que debemos hacer?

Priorizar

La respuesta es que tendrá que hacer una exploración interna y determinar cuáles son tus prioridades. Hazte algunas preguntas importantes para sopesar los pros y los contras:

  • ¿Qué te trae más alegría, trabajar/estudiar o salir con tus amigos?
  • ¿Qué te decepcionaría más: peor desempeño laboral/académico o menos amigos?
  • ¿Qué te hace sentir más realizado: ser bueno en tu trabajo/estudios o ser una persona sociable?
  • ¿Qué es más fácil de hacer: reducir tu jornada laboral/carga académica, o reducir el tiempo que pasa con tus amigos?

Tómate el tiempo para delinear tus prioridades en la vida. Tanto el trabajo como los amigos ocupan tu tiempo, energía y espacio en tu medidor social. Esto es cierto para todos los adultos en el Espectro Autista. Sin embargo, lo que es diferente es aquello te hace más feliz de dedicar tu tiempo (y estrés) y a qué estás más dispuesto a renunciar por el bien de un estado mental saludable.

Fuente: Marie, A. (2019). Can an autistic person balance a work life and a social life? Adultistic: A Space For Adults With Autism. Recuperado de (https://www.adultistic.com/social/work-social-life-can-you-have-both). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Para Los Niños En El Espectro Autista, Los Problemas Emocionales Pueden Dificultar El Éxito Social

Los niños en el Espectro Autista tienen problemas con la comunicación social. Algunos investigadores sugieren que estos problemas están relacionados con la baja motivación social, es decir, tienden a no priorizar la información social o disfrutar de las interacciones sociales. Como resultado, este modelo sugiere que tienen problemas para desarrollar las habilidades necesarias para relacionarse socialmente con sus compañeros.

Un estudio llevado a cabo por las investigadoras Emily Neuhaus y Sarah Jane Webb sugiere otro conjunto significativo de factores: En su experiencia, muchos niños en el Espectro Autista tienen una motivación social y realmente desean desarrollar relaciones. Sin embargo, otros factores pueden obstaculizar la transformación de esa motivación social en éxito social.

Entre los factores más destacados se encuentra un rasgo clave del Espectro Autista: la desregulación emocional y conductual. A medida que crecen los niños que viven la condición, la gran mayoría tiene ansiedad, depresión y otros problemas emocionales clínicamente significativos.

Consideren, por ejemplo, un/a niño/a que se acerca ansiosamente a sus compañeros en el salón de clases o en el patio de recreo, pero es propenso/a a descompensarse cuando su juguete se rompe o se pierde o cuando las cosas no salen según lo planeado o esperado. Estas descompensaciones pueden parecer impredecibles y erráticas para sus pares neurotípicos y podrían dificultar las interacciones sociales y las amistades potenciales.

O imagina que el/la niño/a tiene motivación social pero experimenta ansiedad significativa. Es probable que la ansiedad interfiera con su deseo de acercarse a sus pares, lo que reduciría las interacciones sociales y limitaría las oportunidades para practicar habilidades sociales. Con el tiempo, este/a niño/a se quedaría atrás de sus pares neurotípicos en habilidades sociales y relaciones, y el aislamiento reforzaría su ansiedad.

Dada la magnitud de estas dificultades en los niños autistas, proponemos que las dificultades interfieran con su interés y capacidad social, en algunos casos socavando una motivación social significativa . Abordar estos desafíos conductuales y emocionales directamente puede allanar el camino para el éxito social de estos niños.

Conexión Emocional

Comprender la interacción entre los factores sociales y emocionales en las personas en el Espectro Autista es importante. Proporciona un contexto importante para estudios que van desde la genética de la afección hasta cómo las diferencias en la función cerebral se relacionan con el comportamiento. También es relevante para el tipo de apoyo que los médicos brindan a una familia.

Para obtener más información sobre esta interacción, las investigadores observaron las respuestas de los padres en las listas de verificación de comportamiento de más de 2,000 niños en el Espectro Autista, de 6 a 18 años de edad. Utilizaron las listas de verificación para evaluar la motivación social de los niños y los rasgos relacionados con las emociones, que incluyen ansiedad, irritabilidad, agresión, dificultad con la atención y comportamientos autolesivos.

Los resultados, publicados este año, revelan que dos de cada tres niños en el Espectro Autista tuvieron suficientes dificultades en al menos una de estas áreas para alcanzar el umbral para la evaluación clínica. Otro 10% tuvo problemas emocionales en más de una forma.

Luego compararon estos puntajes con los informes de los padres sobre habilidades sociales y motivación. Descubrieron que tanto la desregulación emocional como la motivación social tienen efectos directos sobre las habilidades sociales: los niños con alta motivación social tienen un mayor éxito social que los niños con poca motivación. Al mismo tiempo, aquellos con problemas emocionales, ya sea falta de atención, ansiedad, irritabilidad o agresión, tienden a tener habilidades sociales deficientes.

Más importante aún, encontraron una interacción entre la motivación social y la desregulación emocional: esta última interfiere con la capacidad de los niños de capitalizar su motivación social, y estos niños tienen habilidades sociales pobres incluso cuando tienen una motivación social relativamente alta.

De estos resultados, concluyeron que aunque estar motivados socialmente puede ser una condición previa para el éxito social, no es suficiente. Para tener éxito socialmente, los niños en el Espectro Autista también deben tener una buena regulación emocional.

Contra Las Expectativas

También encontramos diferencias de sexo entre los niños con inteligencia media o alta: la irritabilidad y la agresión parecen tener consecuencias sociales negativas para las niñas, mientras que la ansiedad, la depresión y los problemas de atención tienen un gran impacto para los niños.

No se sabe el motivo de esta discrepancia. Debido a que estas formas particulares de desregulación van en contra de las expectativas basadas en el sexo, por ejemplo, las niñas que actúan agresivamente, es probable que sus pares las noten y las juzguen severamente, y esto puede dañar sus oportunidades sociales.

Los problemas emocionales que tienen la mayoría de los niños no son lo suficientemente graves como para justificar un diagnóstico de salud mental. Esto sugiere que la agresión, la irritabilidad y la ansiedad pueden interferir con el compromiso social incluso cuando no alcanzan el umbral para la intervención clínica.

Según estos hallazgos, es creíble que incluso los niños con dificultades emocionales leves obtendrían beneficios sociales y emocionales de la terapia. Brindar a los niños en el Espectro Autista un conjunto de herramientas para regular sus emociones puede aumentar sus habilidades sociales, y ampliar su círculo social, al darles la oportunidad de brillar a la camaradería.

Fuente: Neuhaus, E. & Webb, S. (2019). For autistic children, emotional problems may hinder social success. Spectrum News. Recuperado de (https://www.spectrumnews.org/opinion/for-autistic-children-emotional-problems-may-hinder-social-success/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

La Investigación Sobre Las Expresiones Faciales Desafía La Forma En Que Pensamos Sobre El Espectro Autista

Los investigadores del Espectro Autista comienzan a pensar que las caras de quienes viven y no viven la condición pueden “hablar un idioma diferente” cuando transmiten emociones. Esto podría significar que las “dificultades sociales” a menudo asociadas con el Espectro Autista pueden, al menos en parte, ser el resultado de diferencias en las expresiones faciales producidas por personas en el Espectro Autista y las personas neurotípicas. Significa que podemos necesitar repensar la idea de que las personas en el Espectro Autista tienen dificultades para expresar sus emociones y, en cambio, considerar que las personas neurotípicas pueden tener problemas para leerlas.

La capacidad de leer expresiones faciales es una parte esencial de la comunicación no verbal. Si solo escucha lo que dice una persona y no puede leer lo que le dice su cara, entonces solo puede tener la mitad de la historia. Solo piense en un momento en que dijo que estaba “bien”, pero su expresión facial decía lo contrario.

Poder leer la expresión facial de alguien es crucial para las buenas relaciones interpersonales. Si no puede leer la expresión facial de alguien, podría dar lugar a respuestas sociales que no son socialmente ventajosas, aconsejables o “correctas”.

Si, por ejemplo, no puedes leer la expresión triste de alguien, no puedes brindar consuelo, palabras de consuelo o un abrazo. Y si no puedes decir que alguien está enojado contigo por su expresión, no puedes disculparte por tus acciones. En ambos casos, esto podría conducir a interacciones sociales menos exitosas y una mayor dificultad social.

Una interacción bidireccional

Según la National Autistic Society, el Espectro Autista es una condición de desarrollo de por vida que afecta “cómo una persona se comunica y se relaciona con otras personas” y el mundo que las rodea. Muchos estudios han demostrado que las personas en el Espectro Autista a menudo tienen dificultades para leer las expresiones faciales de las personas neurotípicas. Históricamente, estas dificultades se han enmarcado como una característica del la condición que conduce a problemas sociales.

Las investigaciones más recientes argumenta que esta visión ignora que las interacciones sociales son exactamente eso: una interacción entre individuos. Dado que las interacciones son necesariamente al menos bidireccionales, es importante que también pensemos en qué tan bien las personas neurotípicas leen las expresiones faciales de las personas en el Espectro Autista.

Los hallazgos de dos estudios recientes sugieren que muchas personas neurotípicas tienen dificultades para leer e interpretar las expresiones faciales y los movimientos corporales de las personas en el Espectro Autista.

Entonces, ¿por qué las personas neurotípicas y las personas en el Espectro Autista tienen dificultades para leer las expresiones faciales de los demás? Una razón podría ser que las personas en el Espectro Autista y las personas neurotípicas producen diferentes expresiones faciales.

Diferencias en las expresiones faciales

Si bien los investigadores aún no saben exactamente qué es diferente acerca de las expresiones faciales producidas por estos grupos, nuestra revisión de la literatura sugiere que puede haber diferencias en la apariencia, frecuencia y duración de las expresiones faciales. Por supuesto, no todas las personas en el Espectro Autista son iguales y habrá algunas personas que viven la condición que hacen expresiones faciales que son realmente similares a las expresiones neurotípicas. Sin embargo, en general parece que las caras de personas en el espectro Autista y personas neurotípicas pueden transmitir emociones de manera diferente.

Por ejemplo, cuando una persona en el Espectro Autista se siente triste podría mover su rostro hacia una expresión que no sería utilizada por la mayoría de las personas neurotípicas. Debido a que esta expresión es diferente de lo que una persona neurotípica puede esperar ver, es posible que no reconozcan que la persona en el Espectro Autista se siente triste.

De manera similar, debido a que la persona neurotípica expresa su tristeza de una manera diferente a la persona en el Espectro Autista, la persona en el Espectro Autista podría no reconocer la tristeza de la persona neurotípica. En ambos escenarios, podrían no consolarse mutuamente y apreciar la respuesta.

¿Por qué importa esto?

Esto significa que lo que anteriormente se consideraba “déficit social” en personas en el Espectro Autista en realidad puede reflejar un desajuste en las expresiones faciales producidas por personas en el Espectro Autista y personas neurotípicas. Esto es realmente crucial, ya que quita el elemento de culpa de la persona en el Espectro Autista y, en cambio, propone que estas dificultades son producto de diferencias entre las personas en el Espectro Autista y las personas neurotípicas.

También puede haber algunos resultados realmente prometedores de estos hallazgos. Por ejemplo, en el futuro, los cuidadores y los médicos podrían recibir capacitación para “leer el lenguaje” de las expresiones faciales del Espectro Autista, lo que reduciría las dificultades de interacción social. Como la investigación sugiere que las expresiones del Espectro Autista pueden ser únicas para cada individuo, estos programas de apoyo pueden necesitar ser personalizados para cada persona en el Espectro Autista.

Estos hallazgos también tienen implicaciones para el diagnóstico clínico del Espectro Autista. Actualmente, las condiciones agrupadas dentro del Espectro Autista son diagnosticados a través de observaciones de la habilidad social y el comportamiento por parte de un médico calificado. Es importante destacar que un médico que no está en el Espectro Autista puede evaluar a alguien como carente de expresiones faciales, cuando, en realidad, estas expresiones son simplemente diferentes de las que producirían ellos mismos; Un estilo diferente de expresión emocional se interpreta falsamente como una falta de expresión emocional.

Puede ser hora de replantear la idea de “dificultades sociales” en el Espectro Autista y alejarse de la idea de “déficit” hacia una de “diferencia” entre las interacciones de personas neurotípicas y personas en el Espectro Autista.

Fuente: Keating, C. & Cook, J. (2020). Research on facial expressions challenges the way we think about autism. The Conversation. Recuperado de (https://theconversation.com/research-on-facial-expressions-challenges-the-way-we-think-about-autism-134053?utm_source=facebook&fbclid=IwAR2Zpn4AHGFgnXjji0yUoFKYiR366ifzNwK0UXh3NGdL8WSMMTSwvByEIv8). Traducido Por Maximiliano Bravo.

15 Indicadores De Calidad De Vida Para Los Adultos En El Espectro Autista

Cuando decimos “calidad de vida”, estamos hablando de derechos humanos básicos que permiten a las personas interactuar entre sí y con el mundo por sus propios medios.

Los indicadores de calidad de vida, como la capacidad de comunicarse, la libertad de elegir una carrera y las oportunidades para la participación de la comunidad son aspectos esenciales de nuestra experiencia humana, incluyendo los adultos en el Espectro Autista.

I) Respeto y dignidad: Los adultos en el Espectro Autista deben sentirse respetados por quienes les rodean.

II) Inclusión: Los adultos en el Espectro Autista deben ser bienvenidos a participar activamente en sus entornos educativos, lugares de trabajo y comunidades en general.

III) Comunicación: Los adultos en el Espectro Autista deben poder expresarse e interactuar con los demás de manera significativa.

IV) Salud y bienestar: Los adultos en el Espectro Autista deben sentirse y estar bien físicamente y tener acceso a los servicios que necesitan para mantenerse sanos.

V) Seguridad: Los adultos en el Espectro Autista deben sentirse seguros y poder obtener ayuda de sus comunidades, las fuerzas del orden y otros, según sea necesario.

VI) Éxito académico: Los adultos en el Espectro Autista deben tener la oportunidad de continuar su educación, sea ésta formal o informal, a su máxima capacidad y aprender en un entorno y una forma que les permita tener éxito.

VII) Conexiones sociales: Los adultos en el Espectro Autista deben tener amigos y sentirse apoyados, así como vínculos con sus comunidades.

VIII) Vida independiente: Los adultos en el Espectro Autista tienen derecho a vivir sus propias vidas, y también deben tener apoyo si necesitan ayuda para cuidarse a sí mismos.

IX) Empleo significativo con salarios justos: Los adultos en el Espectro Autista deben tener la oportunidad de realizar un trabajo que contribuya a sus comunidades y deben recibir una remuneración acorde a sus puestos de trabajo.

X) Estabilidad financiera: Los adultos en el Espectro Autista deberían poder pagar las cosas y los servicios que necesitan.

XI) Recreación y tiempo libre: Los adultos en el Espectro Autista deben poder seguir sus intereses y pasar su tiempo libre como más les guste. 

XII) Bienestar subjetivo: Los adultos en el Espectro Autista deben sentirse felices y disfrutar de la vida.

XIII) Aceptación y amor propio: Los adultos en el Espectro Autista deben entenderse y apreciarse a sí mismos, y sentirse comprendidos y valorados por los demás.

XIV) Autonomía y autosuficiencia: Los adultos en el Espectro Autista tienen derecho a tomar sus propias decisiones.

XV) Búsqueda de sueños: Los adultos en el Espectro Autista deben sentirse empoderados para lograr sus metas.

Fuente: (s.f). Quality of Life Outcomes. Autism Society. Recuperado de (https://www.autism-society.org/about-the-autism-society/guiding-principles/quality-of-life-outcomes/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Las Personas En El Espectro Autistas Son Excelentes Amigos Y Parejas Si Realmente Les Damos Una Oportunidad

Durante muchos años, los investigadores han tratado los rasgos individuales y las características de las personas en el Espectro Autista como una esencia duradera de su condiciòn, en forma aislada del contexto social y sin siquiera preguntarle a las personas autistas cómo es realmente su vida social. Sin embargo, la perspectiva importa. ¿Quién puede decir que las personas en el Espectro Autista son “torpes”?

Abundan varios mitos sobre las personas en el Espectro Autista. Por un lado, es un gran mito que las personas que viven la condiciòn carecen de empatía. Así es como fueron representados durante tantos años en la literatura clínica y en los medios de comunicación, como robots insociables sin emociones. Sin embargo, cuanto más conoces a una persona en el Espectro Autista, más te das cuenta de cuán cariñosos pueden ser, a pesar de que pueden tener algunas dificultades para leer las señales sociales. Como señala Steve Silberman, la empatía es una calle de doble sentido.

Otro concepto erróneo común es que las personas en el Espectro Autista no son sociables. Realmente es muy útil examinar algunos enfoques recientes que agregan una mayor complejidad a este problema, mostrando que cuando adoptas un enfoque basado en fortalezas contextuales puedes ver que las personas en que viven la condición son mucho más sociables de lo que los investigadores se dieron cuenta. La lente sobre la que miramos a una persona es importante. Como lo expresaron Megan Clark y Dawn Adams, “cuando el Espectro Autista se ve a través de una lente de déficit, las fortalezas, los atributos positivos y los intereses de las personas que viven la condición pueden verse ensombrecidos”.

En un estudio reciente, Clark y Adams hicieron a 83 niños en el Espectro Autista (de 8 a 15 años) varias preguntas sobre ellos mismos. Cuando se le preguntó “¿Qué es lo que más te gusta de ti?”, Los temas más comunes fueron “Soy un buen/a amigo/a” y “Soy bueno/a en cosas particulares”. Cuando se le preguntó “¿Qué es lo que más te gusta? “, uno de los temas más respaldados fue la interacción social.

En otras palabras, cuando se les pidió que hablaran sobre sus propias vidas, las interacciones sociales surgieron orgánicamente como un tema positivo destacado entre los adultos en el Espectro Autista. Clark y Adams concluyeron que “los estudios de autoinforme brindan a las personas en el Espectro Autista una oportunidad muy necesaria para expresar y compartir sus atributos, fortalezas e intereses con los demás, agregando su voz a la literatura”. Considero que esto es un paso adelante, en realidad les pregunto sobre sus vidas, no solo a los científicos que les dicen a las personas en el Espectro Autista cómo son.

Esta investigación es consistente con la investigación que muestra que al menos el 80% de los niños en el Espectro Autista tienen al menos un/a amigo/a y la mayoría está satisfecha con sus amistades. Si bien es cierto que los niños que viven la condición en los colegios ordinarios a menudo están en la periferia de su interacción social en el salón de clases, los investigadores sugieren que se debe en gran parte a la falta de apoyo que permitiría a las personas en el Espectro Autista interactuar con sus compañeros de curso.

El sesgo puede ser un factor importante para permitirnos ver el potencial social real de las personas en el Espectro Autista. En un estudio, Noah Sasson y sus colegas descubrieron que incluso en un par de segundos las personas neurotípicas suelen emitir juicios rápidos sobre las personas en el Espectro Autista. Estos patrones son robustos, suceden rápidamente y persisten en grupos de edad de niños y adultos. Desafortunadamente, estos juicios no son favorables o amables.

Pero aquí está el truco: los investigadores descubrieron que los prejuicios contra las personas en el Espectro Autista desaparecieron cuando las impresiones se basaron en contenido conversacional que carecía de señales audiovisuales. Como señalan los investigadores, “el estilo, no la sustancia, genera impresiones negativas de las personas en el Espectro Autista”. Abogan por una perspectiva más amplia que considere tanto los impedimentos como los prejuicios de los posibles interlocutores sociales.

En un estudio más reciente, Kerianne Morrison y sus colegas analizaron las interacciones sociales en tiempo real de 67 adultos en el espectro Autista y 56 adultos con neurotípicos. Los participantes participaron en uno de los tres grupos de conversación: Dos personas en el espectro Autista, dos personas neurotípicas, y una persona en el Espectro Autista y una persona neurotípica. Después de que terminó la conversación, los participantes registraron sus impresiones de su compañero/a y la calidad de la interacción. Esto permitió a los investigadores separar la información de impresión de las calificaciones de la calidad real de la conversación.

Se percibió que los adultos en el Espectro Autista eran más torpes, menos atractivos y menos cálidos en comparación con los interlocutores sociales neurotípicos. Sin embargo, los adultos en el Espectro Autista no fueron calificados como menos inteligentes, confiables o agradables. Además, a pesar de que los adultos en el Espectro Autista son calificados como más torpes y menos atractivos, la percepción de la calidad de la conversación no difirió entre los adultos en el Espectro Autista y los adultos neurotípicos. Este hallazgo replica el estudio de 2017 de que las impresiones negativas de las personas en el Espectro Autista en situaciones sociales se deben más a sus diferencias de presentación que al contenido real de su conversación.

Además, en comparación con los participantes neurotípicos, los investigadores encontraron que los participantes en el Espectros informaron sentirse más cercanos a sus compañeros neurotípicos. Existen múltiples explicaciones posibles, pero una puede ser que las personas en el Espectro Autista valoran más las interacciones sociales, especialmente cuando se les da la oportunidad de socializar. Quizás las personas en el Espectro Autista están más inclinadas a rechazar las charlas informales y las bromas superficiales y aprecian las relaciones más profundas que las personas neurotípicas. Al menos en el dominio del romance, hay evidencia de que las personas con rasgos autistas tienden a estar menos interesadas en el relaciones pasajeras e informan un mayor compromiso con las relaciones románticas a largo plazo. ¡Las personas en el Espectro Autista no solo pueden ser excelentes amigos, sino que también pueden ser excelentes parejas románticas!

Finalmente, Kerianne Morrison y sus colegas encontraron una tendencia para que los adultos en el Espectro Autista prefieran interactuar con otros adultos que viven la condición, y las personas en el Espectro Autista informaron que revelaron más acerca de sí mismos cuando interactúan con otra persona que vive la condición en comparación con cuando interactúan con una persona neurotípica. Al acercarnos al contenido de las conversaciones, las personas en el Espectro Autista tenían más probabilidades de descubrir sus áreas de interés especial al conversar con otras personas que viven la condición. Los investigadores concluyen: “estos resultados sugieren que la afiliación social puede aumentar para los adultos en el Espectro Autista cuando se asocian con otras personas que viven la condición, y respaldan la reformulación de las dificultades de interacción social en el Espectro Autista como un impedimento relacional más que individual”.

Realmente es beneficiosa la idea de reformular la torpeza social en el Espectro Autista. Quizás deberíamos pensar en el estilo social de las personas Espectro Autista como una forma de creatividad social. Una clase emergente de “intervenciones grupales de carácter teatral” está aplicando técnicas teatrales en un entorno grupal para aumentar la participación conjunta y el juego entre los niños en el Espectro Autista.

Por ejemplo, Matthew Lerner y sus colegas han utilizado técnicas de improvisación para enseñar a los niños en el Espectro Autista cómo responder a situaciones sociales inesperadas. Las actividades están diseñadas para ser divertidas y para proporcionar alegría y conexión compartidas entre los participantes. Muchos de los niños en el Espectro Autista que participan son tratados como “incómodos” y “extraños” por otros en los colegios. Sin embargo, cuando se involucran en la improvisación, son vistos como los seres humanos divertidos, extravagantes e impresionantes que realmente son.

Todos estos hallazgos sugieren que las dificultades de interacción social observadas entre las personas en el Espectro Autista pueden ser altamente contextuales y dependientes del ajuste adecuado entre la persona y el entorno. Pero aún más ampliamente, estos nuevos métodos y enfoques dentro de la psicología están transformando cómo las personas en el Espectro Autista piensan de sí mismas en el mundo. Destaca la forma en que su cableado cerebral único puede ser una fortaleza, en lugar de tratar de “arreglarlos” de inmediato. Al conocer a personas en el Espectro Autista donde están, vemos que son capaces de mucho más de lo que los investigadores y el público en general creían que era el caso.

Fuente: Kaufman, S. (2020). Autistic People Make Great Social Partners if You Actually Give Them a Chance. Recuperado de (https://blogs.scientificamerican.com/beautiful-minds/autistic-people-make-great-social-partners-if-you-actually-give-them-a-chance/?fbclid=IwAR2w0ZpqQJCNn3vRzEmecbBKCuYanPl4JxFS7DrPAwxl_KxTtn5EbyGRCoo). Traducido por Maximiliano Bravo.

Hacer Ajustes Para El Espectro Autista Puede Ser Tan Fácil Como La Honestidad

Muchas personas en el Espectro Autista ya están haciendo muchos ajustes para adaptarse al resto de la sociedad. Para evitar que se sientan incómodos. Para evitar que los vean. Para mantenerlos a todos a salvo de la sombra de la “diferencia”.

¿Por qué somos nosotros los que hacemos ajustes?

Porque la mayoría define la normalidad. Esa es la única razón.

No es lo suficientemente bueno, ¿verdad? No es una posición defendible.

Es esencialmente el argumento del jefe en el trabajo que no quiere automatizar sus sistemas, porque “siempre lo hemos hecho de esta manera”.

Pero la automatización de sistemas aumenta la productividad. Cuanto menos tiempo y energía tengo para dedicarme a fingir ser como tú, más tiempo y energía tengo para ser un miembro productivo de la sociedad. Solo tengo mucha capacidad mental para trabajar. Es finito. Y he pasado años desperdiciando en “ser normal”, en lugar de cosas útiles.

La interacción social tiene mucho sentido para quienes la disfrutan. Es lógico hacerlo. Es útil, es conectivo, es inclusivo.

La interacción social para alguien que no lo quiere, solo quiere continuar con su trabajo, es ilógico.

Necesitamos dejar de hacer las cosas solo porque así es como siempre se han hecho. Necesitamos encontrarnos en algún lugar en el medio.

Dejen de esperar que podamos proyectar un lenguaje corporal inconsciente que solamente podemos producir conscientemente. No significa que seamos distante. No significa que no nos importe. Significa que están leyendo un subtexto que no existe. Están creando un delito que no tenía la intención, porque nos están juzgando por sus reglas.

No vamos a dejar de interactuar con ustedes. Pero no nos gusta aparentar ante ustedes. No disfrutamos tratando de traducir si realmente quisieron decir lo que acaban de decir. No disfruto el trabajo.

Así que sigan hablando con nosotros. Pero intentemos hacerlo honestamente. Digan lo que quieren decir. ¡Es refrescante! Háganlo. Sean más directos. ¿Quieren algo de nosotros? No lo insinúen, dilo. Indiquen explícitamente que quieren nuestra ayuda. De lo contrario, ambos resultaremos dañados.

Si parecemos distantes, díganlo. Nos reiremos y romperá la tensión. Por lo general, somos más distante cuando estamos más nerviosos. Nos concentraremos demasiado en lo que dices y cómo, y nos olvidaremos de hacer nuestro propio lenguaje corporal y expresiones faciales. Pensarán que somos raros. Nos preocupará haber dicho algo que les haya molestado.

Esperen menos de nosotros y obtendrán más de nosotros. Más en todos los sentidos de la palabra.

Fuente: (2016). Making adjustments for autism can be as easy as honesty. Autism And Expectations. Recuperado de (https://autistrhi.com/2016/04/27/why-you-should-be-making-adjustments-for-autistic-people/). Traducido por Maximiliano Bravo.

7 Estrategias Para Enseñar La Toma De Perspectiva

La toma de perspectiva es la capacidad de mirar más allá de tu propio punto de vista, para que puedas considerar cómo alguien más puede pensar o sentir acerca de algo.

Para hacer esto con éxito, debes tener cierta comprensión de los pensamientos, sentimientos, motivaciones e intenciones de los demás. También debes tener información profunda sobre la otra persona o ser capaz de hacer algunas suposiciones inteligentes sobre sus antecedentes y/o cómo experimentan el mundo.

Por ejemplo; Si eres un/a niño/a hablando con otro/a niño/a, puedes hablar fácilmente sobre muchos detalles en el último videojuego.

Pero si tu eres un/a niño/a que habla con un adulto, es útil darte cuenta de que la mayoría de los adultos no tienen muchos videojuegos y es posible que no estén interesados ​​en este tema o que no puedan seguir lo que está diciendo.

Las 4 partes para una toma de perspectiva exitosa:

  • Deja de lado tus pensamientos, sentimientos, motivaciones e intenciones, momentáneamente
  • Considera los pensamientos, sentimientos, motivaciones e intenciones de los demás.
  • Determina si tu conducta debe cambiar o no en función de esa información.
  • Haz cualquier cambio que sea necesario.

Los buenos tomadores de perspectiva monitorean continuamente estos 4 pasos y reevalúan su interpretación de los demás. La mayoría de nosotros desarrollamos las habilidades de toma de perspectiva cuando somos niños a través del desarrollo natural, sin pensar demasiado. Pero para algunos niños, estas habilidades deben enseñarse explícitamente.

¿Qué podría pasar si los niños no pueden tomar la perspectiva de los demás? ¿Tienes algún conocido que describirías como “desconsiderado/a”? ¿Qué tal “egocéntrico/a”? Lo más probable es que pienses en esas personas de esa manera porque no son buenas para tomar una perspectiva.

Para ser considerado como una persona considerada, debemos considerar las perspectivas de otras personas antes de actuar o hablar. Cuando no consideramos cómo nuestras acciones harán sentir a los demás, terminamos pareciendo groseros, desconsiderados y egocéntricos.

Los niños que carecen de una buena perspectiva para tomar habilidades a menudo son considerados desconsiderados y groseros por sus compañeros. Estos niños tienden a hacer lo que les conviene y no tienen en cuenta lo que es mejor para el grupo o cualquier otra persona con la que estén.

Cuando los niños tienen problemas para tomar una perspectiva, generalmente tienen dificultades para hacer o mantener amistades, estar en equipos o ser miembro de un grupo escolar.

Los niños que mejoran su toma de perspectiva son más capaces de:

  • Interpretar las necesidades y deseos (motivación) de los demás.
  • Demostrar consideración y empatía hacia los demás.
  • Navegar con seguridad alrededor de personas que pueden tener malas intenciones
  • Ajustar su conducta para que otros se sientan cómodos.
  • Interpretar tareas en la escuela (especialmente tareas de lectura y escritura) al comprender la perspectiva de los personajes estudiados o la persona que leerá su escritura.
  • Compartir la felicidad de los demás incluso sin compartir el mismo nivel de interés en el tema, simplemente porque les gusta la otra persona.
  • Pensar críticamente sobre situaciones y relaciones sociales y participar en la resolución de problemas personales.

La toma de perspectiva es una habilidad esencial que los niños necesitan para interpretar “por qué” y “cómo” ocurren las situaciones y luego responder adecuadamente a esa información.

Las estrategias útiles para tomar la perspectiva de otro incluyen:

  • Imaginarte a ti mismo teniendo la misma experiencia que otra persona
  • Usando tus propias experiencias pasadas similares para comprender la situación de otro
  • Aplicar conocimiento general (p. ej., estereotipos) sobre cómo es probable que las personas reaccionen en situaciones particulares

Entonces, ¿cómo les enseñamos a los niños a tomar las perspectivas de los demás y mejorar sus habilidades de toma de perspectiva?

I) Modelar la habilidad/conducta: No basta con dar la charla, hay que predicar con el ejemplo. Eso puede ser más difícil de lo que parece, pero demostrar habilidades de toma de perspectiva, en tiempo real con tus hijos o alumnos, es bueno para ti y para ellos.

Es más fácil ser justo y equitativo si nos tomamos el tiempo para ver cómo se ve una situación desde el punto de vista de otra persona.

Los niños pequeños aprenden mucho mirándote, así que cuando les muestres el valor de la toma de perspectiva, es más probable que también participen en ello.

II) Habla sobre sentimientos difíciles: Habla sobre todos los sentimientos con tus hijos o alumnos, no solo sobre las emociones positivas, y enséñeles que todos los sentimientos son válidos.

Reconoce y respeta los sentimientos de tus hijos o alumnos. Los niños podrán comprender mejor las perspectivas de los demás cuando sientan que sus pensamientos, sentimientos y experiencias son comprendidos y respetados.

III) Demostrar comprensión: Muestra a tus hijos o alumnos que comprendes sus perspectivas repitiéndoles lo que los oyes decir o describiéndoles lo que crees que pueden estar pensando o sintiendo, deseando o intentando.

IV) Respetando opiniones diferentes vs. expresar acuerdo: Recuerda que comprender la perspectiva de otra persona no significa necesariamente que esté de acuerdo con ella, sin embargo, es un reconocimiento de cómo están pensando, sintiendo, lo que quieren o necesitan.

V) Muéstrales el otro lado: Por ejemplo, cuando veas que alguien ayuda a alguien más, habla con tus hijos o alumnos sobre lo que cada persona podría sentir o pensar. Ayúdalos a construir conexiones entre las acciones de las personas y sus motivaciones.

También es importante ayudar a los niños a comprender cómo su conducta afecta a otras personas.

Si tu hijo/a o alumno/a arroja un juguete y golpea a otro/a niño/a, ayúdalo/a a construir esa conexión de causa y efecto hablando sobre cómo sus acciones impactan a otras personas o su entorno.

VI) Ser un/a detective: Al igual que los detectives de la vida real buscan pistas para resolver un delito, las personas que son expertas en perspectiva buscan pistas para comprender a otras personas. Ayuda a tus hijos o alumnos a desarrollar estas habilidades alentándolos a observar y evaluar las acciones o conductas de otras personas.

VII) Fomentar la comunidad: Los niños aprenden a valorar y respetar a los demás mediante la construcción de una comunidad, el desarrollo de relaciones y un sentido de pertenencia.

Anima a tus hijos o alumnos no solo a interactuar con los demás, sino también a trabajar juntos, colaborar, resolver problemas y valorar verdaderamente sus relaciones con los demás.

Este respeto mutuo y sentido de comunidad animará a sus estudiantes a pensar en los puntos de vista de los demás.

La toma de perspectiva es una habilidad social extremadamente importante. Espero que hayas encontrado algunas ideas útiles sobre cómo y por qué enseñar a tus hijos o alumnos a mejorar sus habilidades para tomar perspectiva.

Fuente: Basso, C. (2019). Understanding Perspective Taking. Socially Skilled Kids. Recuperado de (https://sociallyskilledkids.com/perspective-taking/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Buenas Prácticas Para Cuidar A Los Adultos Mayores En El Espectro Autista

Si has buscado información sobre cómo brindar atención a una persona en el Espectro Autista, encontrarás muchos recursos sobre el cuidado de los niños que viven la condición y mucho menos sobre el cuidado de los adultos mayores. Sabemos que la población de adultos mayores está creciendo y sabemos que las personas en el Espectro Autista representan aproximadamente el 1% de la población total. Claramente, eso se suma a la población de adultos mayores en el Espectro Autista también está aumentando.

Muchos de los niños que recibieron los primeros diagnósticos de condiciones agrupadas en el Espectro Autista durante la década de los 60′ están comenzando a envejecer en sus últimos años. Y muchos más adultos mayores en el Espectro Autista han vivido sus vidas sin un diagnóstico mientras se esforzaban por adaptarse con menos recursos que muchos adultos en el Espectro Autista de la actualidad.

Los adultos mayores en el Espectro Autista son especialmente vulnerables a muchos de los problemas que enfrentan todos los adultos mayores. Su incomodidad en situaciones sociales hace que el aislamiento social sea una preocupación muy grave. Algunos adultos mayores en el Espectro Autista son más lentos para reconocer cuándo están heridos o enfermos y son propensos a posponer ir al médico hasta que las cosas se pongan serias. Y cuando llegan al médico, es muy posible que les sea difícil comunicar lo que sienten para que los profesionales de la salud sepan cómo ayudarlos.

En resumen, los adultos mayores en el Espectro Autista necesitan casi los mismos tipos de atención que otros adultos mayores, pero a menudo se benefician de un enfoque diferente para la atención que tiene en cuenta sus necesidades particulares.

Para los cuidadores de adultos mayores que tienen dificultades para saber cómo brindar la mejor atención posible a un ser querido en el Espectro Autista, aquí hay algunos consejos para ayudar.

I) Busca en grupos de apoyo locales: Muchas comunidades tienen grupos de apoyo locales tanto para las personas en el Espectro Autista como para sus cuidadores. Busca las opciones que están disponible dentro de una distancia razonable para ti y compruébalo. Si puedes acceder a la comunidad local de personas en el Espectro Autista y sus seres queridos, puede comenzar a construir una red de apoyo de personas que entiendan lo que tu ser querido está experimentando y cuál la mejor manera de ayudarlos.

Muchos grupos se centran principalmente en los niños en el Espectro Autista y sus padres, pero es posible que pueda encontrar algunos grupos más centrados en los adultos. Incluso si no es así, es probable que te beneficies de conocer a otros cuidadores, incluso si viven una situación diferente en el cuidado de niños en el Espectro Autista, es probable que encuentren cierta superposición en sus experiencias y oportunidades para aprender unos de otros.

II) Haz preguntas directas para identificar sus problemas médicos: Un “¿cómo estás?” en general no necesariamente obtendrá la respuesta que necesitas si tu ser querido está enfermo o herido. Si deseas determinar si están sanos todos los días o necesitan ir al médico, hazles preguntas más específicas como “¿Te duele el estómago?” o “¿Te sientes cansado/a hoy?” Buscar señales externos como cojera o fiebre ayuda a detectar problemas que tal vez no se molesten en mencionar.

III) En general, sé específico/a al comunicarte: Si bien esto es especialmente importante cuando se trata de problemas de salud, es una buena regla general. Las preguntas amplias o vagas a veces son difíciles de procesar para las personas en el Espectro Autista o saber cómo responderlas. Además de ser específicos, dales tiempo para responder, algunos pueden necesitar un minuto para procesar lo que ha dicho y descifrar su respuesta.

IV) Considera una terapia: Si a tu ser querido no lo diagnosticaron en el Espectro Autista hasta el final de su vida, aún puede beneficiarse de reunirse con un terapeuta especializado en en el Espectro Autista para que lo/la ayude a aprender a reconocer las señales sociales, comunicarse de manera más efectiva y manejar situaciones que les resulten incómodas.

Muchas personas mayores son adversas a la idea de la terapia, ya que preocuparse de que ir significa admitir que hay algo mal con ellas. Ayúdalos a comprender que realmente no se trata de que están equivocados o locos, sino de adquirir nuevas habilidades para mejorar sus relaciones interpersonales.

V) Toma en cuenta sus sensibilidades sensoriales: Uno de los efectos del Espectro Autista es que los sentidos de una persona se sienten como si estuvieran en máximo volumen. Los ruidos pueden parecer más estridentes, las luces más brillantes o los olores más fuertes. Mientras te resulta fácil desconectarte del sonido del aire acondicionado en funcionamiento o de los autos que circulan, tu ser querido podría sentirse agobiado.

Esfuérzate para comprender cuáles son las sensibilidades sensoriales de tu ser querido para que puedas minimizar a qué están expuestos. Si los ruidos fuertes son un problema, evite la música o las películas ruidosas. Si encuentran olores fuertes inquietantes, evite usar perfumes fuertes. Sé sensible a sus sensibilidades.

VI) Presta atención a sus gastos: Uno de los desafortunados efectos secundarios del Espectro Autista es que las personas que viven tal condición pueden tener más dificultades para reconocer la deshonestidad. No ser tan buenos leyendo expresiones faciales o gestos significa que las personas en el Espectro Autista son más vulnerables a los estafadores.

Los adultos mayores ya están en la mira de los estafadores, por lo que los adultos mayores en el Espectro Autista corren un riesgo alarmantemente alto. No es necesario que administres las finanzas de tu ser querido, solo vigílalo para asegurarse de que no aparezca nada sospechoso. Y considera ayudar a examinar su correo y visitantes para evitar que los estafadores tengan acceso a ellos para comenzar.

VII) Tómate un tiempo para las cosas que a ambos les gusta hacer: El cuidado no puede ser todo sobre el trabajo de cuidar a alguien todo el tiempo. Cuando sientes que siempre hay algo más que debe hacerse, puedes caer en la trampa de olvidar de lo mucho que amas a la persona detrás de todas esos quehaceres. Tómate un descanso de las tareas domésticas o la administración de medicamentos para hacer las cosas que a ambos les gusta hacer.

Asegúrate de que haya tiempo programado en sus días para continuar disfrutando de sus intereses y pasiones y hacer lo mismo para ti. Algunos de esos intereses y pasiones estarán separados, pero también hacen un punto para pasar tiempo haciendo algo juntos que claramente no se trata del cuidado.

Cuidar a un adulto mayor en el Espectro Autista presenta algunos dificultades distintos, pero cuanto mejor conozca a tu ser querido, cómo se comunican y los tipos de atención a los que responden mejor, más fácil y gratificante será para ambos. De esa manera, no son diferentes a cualquier otro adulto mayor.

Cada adulto mayor, esté o no esté en el Espectro Autista, requiere y merece atención individualizada en función de sus necesidades particulares. El objetivo principal de cualquier cuidador debe ser descubrir cuáles son y hacer todo lo posible para satisfacer esas necesidades sin dejar de cuidarse bien.

Fuente: Hicks, K. (2016). Taking Care of a Senior with Autism. SeniorAdvisor.com Blog. Recuperado de (https://www.senioradvisor.com/blog/2016/08/taking-care-of-a-senior-with-autism/). Traducido por Maximiliano Bravo.

5 Formas En Que Los Gatos Pueden Ayudar A Los Niños En El Espectro Autista A Ser Más Sociables

Los gatos son adorables y lindos, pero lo que la mayoría de las personas no saben es que estos animales peludos pueden ayudar a los niños en el Espectro Autista a mejorar sus habilidades sociales. Los gatos se unen con los niños al brindarles afecto y atención, lo que promueve relaciones sanas.

Es posible que los padres con hijos en el Espectro Autista no quieran darles un perro de servicio porque los perros pueden ser un desafío para ellos. Los gatos, por otro lado, son una excelente alternativa. Tener una mascota les permite a sus hijos aprender fuertes habilidades interpersonales como compartir y empatía. La introducción de un gato a los niños en el Espectro Autista crea transformaciones en su crecimiento emocional.

Una investigación realizada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en niños en el Espectro Autista mostró que los niños que tenían mascotas tenían mejores habilidades sociales en comparación con los que nunca tuvieron la responsabilidad de una mascota.

Gatos Y Habilidades Sociales Para Los Niños En El Espectro Autista

Estos amigos peludos ayudan a mejorar las habilidades sociales para los niños en el Espectro Autista.

Aquí hay formas en que los gatos pueden ayudar a transformar la vida social de su hijo:

I) Enseñan empatía y compasión: A los niños en el Espectro Autista les resulta difícil comprender señales sociales simples. Presentarles un gato a tu hijo/a, especialmente a una edad temprana, como los 5 años, le ayudará a desarrollar compasión no solo por la mascota sino también por los demás. La responsabilidad de cuidar a la mascota le permitirá a tu hijo/a comprender las emociones de otras personas.

II) Alivian la ansiedad: Los niños en el Espectro Autista ven e interpretan las actividades cotidianas de una manera única, lo que los hace susceptibles a la ansiedad y el estrés. Acariciar, jugar o alimentar al gato ayudará a tu hijo/a a mantener la calma, incluso en situaciones que pueden provocar ansiedad.

III) Fomentar las conexiones: El tiempo de calidad con una mascota profundiza el vínculo entre las dos partes. Aunque la conexión sea invisible, puede sentirla el/la dueño/a y su amigo peludo. Es vital que los niños en el Espectro Autista se conecten con otras personas y qué mejor manera de aprender esto que con sus mascotas.

El autismo puede hacer que las personas se sientan aisladas a veces porque puede ser más difícil comprender las señales sociales. Los gatos carecen de señales sociales, y aman el afecto. La conexión con otro ser social brinda comodidad a los niños en el Espectro Autista. La relación formada con la mascota proporciona la base para crear conexiones sociales con los demás.

IV) Ayudan a reducir los síntomas del Espectro Autista en niños: Los síntomas del Espectro Autista, como no poder mantener el contacto visual y sentirse abrumado por las multitudes, pueden reducirse con ayuda de un gato. Los niños en el Espectro Autista muestran comportamientos sociales mejorados, como presentarse y responder preguntas. Esto sucede porque los niños pasan tiempo hablando con su mascota.

V) Proporcionar confianza: Los niños en el Espectro Autista pueden no sentirse cómodos en las multitudes; Esto puede hacer que se sientan aislados. Sin embargo, un gato los acepta por lo que son y les proporciona compañía incluso cuando los niños tienen mal humor. Esto eleva su sentido de autoestima y estima, lo que les permite sentirse seguros en las reuniones sociales.

Si no sabes cómo ayudar a un/a niño/a en el Espectro Autista, puedes conseguirle un gato porque las mascotas no juzgan y son buenos oyentes. Esto lo/la ayudará a practicar habilidades sociales frente a su mascota sin sentirse avergonzado/a; lo que genera confianza, y el/la niño/a puede interactuar bien en entornos sociales y con sus compañeros.

Los gatos ayudan a los niños en el Espectro Autista a mejorar sus habilidades sociales enseñándoles empatía y desinterés. Dado que las mascotas no tienen motivos ocultos ni experimentan cambios de humor, pueden ayudar a los niños a lidiar con las emociones, a practicar la amabilidad y a tolerar a los demás. Introducir gatos a los niños en el Espectro Autista a una edad temprana les permite ser asertivos y seguros, que son habilidades sociales vitales.

Fuente: Wilson, B. (s.f.). How Cats Can Help Children With Autism Become More Social. Autism Parenting Magazine. Recuperado de (https://www.autismparentingmagazine.com/cats-help-children-with-autism/). Traducido por Maximiliano Bravo.

9 Cosas Que Tú Debes Incluir En Tu Currículum De Educación Sexual Para Las Personas En El Espectro Autista

Muchas personas en el Espectro Autista les ha sido negado el acceso a una educación sexual inclusiva y de alta calidad, a pesar de que se trata de algo muy esencial para lograr una buena calidad de vida.

Incluso cuando es proporcionada por los padres, terapeutas y educadores, algunos componentes vitales son omitidos. El Espectro Autista es extremadamente diverso y desarrollar un currículum que sea inclusivo para todos no es tarea fácil, si dicha tarea siquiera es posible.

Pero sin importar la persona y cómo vive su condición, hay al menos 9 cosas que debes incluir cuando desarrollas un currículum de educación sexual para personas en el Espectro Autista.

I) Perspectiva personal: Sin una visión de perspectiva personal, desarrollar un currículum de educación sexual para adolescentes y adultos en el Espectro Autista resulta imposible.

El número de talleres y conferencias acerca de la sexualidad en el Espectro Autista está gradualmente aumentando. Esto es algo bueno. Sin embargo, la proporción de profesionales en comparación a la perspectiva de las personas que viven la condición sobre un tema en particular se mantiene constante. ¿Que tan a menudo un taller o conferencia sobre la sexualidad en el Espectro Autista está a cargo de un persona que vive la condición o uno de sus familiares? ¿Se han dado cuenta cómo la mayoría de tales presentaciones son expuestas por un profesional?

Las perspectivas profesionales pueden ser tremendamente valiosas. Los profesionales pueden ofrecer orientación y estructura para desarrollar un currículum de educación sexual. Implementar una metodología apropiada, sin embargo, requiere una contribución significativa de parte de un “coro” de perspectiva personales.

II) Perspectiva personal: ¡NO! Esto no es un error. Vale la pena repetir este aspecto. Es algo MUY crucial.

Si tú eres un/a activista en el Espectro Autista y tu presentación sobre sexualidad en el Espectro Autista recién ha sido rechazada, la siguiente explicación seguramente te resultará muy familiar: “Ya tenemos un profesional experto y respetado que acaba de enviar una presentación sobre sexualidad en el Espectro Autista. Entonces, ya tenemos el tema cubierto.”

¿En serio?

No importa tanto que nuestras perspectivas personales sean ignoradas. Lo que es genuinamente preocupante es acerca de las visiones y contribuciones de las otras personas. Al explorar en blogs de Internet, tener conversaciones cara a cara y asistir a talleres y conferencias, somos capaces de recolectar a una vasta riqueza de perspectivas de personas en el Espectro Autista sobre asuntos de educación sexual.

Porque el currículum de educación sexual debe estar hecho a la medida de las personas que viven la condición, requiere un “coro” de testimonios personales de las mismas personas acerca de sus vidas sexuales. Mientras más numerosa y diversa sea la representación, mejor será la calidad de la educación sexual que recibirán las personas en el Espectro Autista.

Resulta increíblemente frustrante que las perspectivas personales sigan sin recibir la debida consideración que tanto merecen. Una revisión exhaustiva de informes, estudios publicados y talleres sobre educación sexual pone en evidencia que los modelos de educación sexual para las personas en el Espectro Autista sigan dominantemente influenciados por el Modelo Médico de la Discapacidad.

Muy probablemente, esto no es algo deliberado. Simplemente se trata de una cuestión relativa al cambio de paradigmas en cómo la sociedad percibe a las personas en situación de discapacidad. Las perspectivas personales nunca permitirían que el Modelo Médico de Discapacidad dominara la instrucción sexual.

III) Inclusión: Aún hay bastantes terapeutas y educadores que asumen que las personas en el Espectro Autista no están interesadas en el sexo o que nunca tendrán sexo. Mientras es cierto que hay personas en el Espectro Autista que nunca desarrollarán un interés por el sexo, no podemos emitir juicios apresurados.

Incluso cuando hay casos de personas en el Espectro Autista que nunca serán sexualmente activas, aún es importante que reciban una educación sexual de alta calidad, especialmente al experimentar los cambios de la pubertad, hacer valer sus derechos a la seguridad personal y desarrollar una conciencia sociosexual.

También es crucial desarrollar planes de trabajo que incluyan a personas no hablantes y que no usan un dispositivo de comunicación. Las personas con problemas significativos de comunicación tienen altas probabilidades de que se aprovechen sexualmente de ellas. Solo porque una persona sea no hablante no significa que sea incapaz de experimentar placer sexual o tener una vida sexual satisfactoria.

Por favor tengan esto en cuenta. La inclusión no está únicamente restringida a dónde la persona recibe educación sexual. La inclusión no es un lugar. Es una filosofía.

IV) Materiales de enseñanza para estudiantes no tradicionales: Los libros de textos son útiles para algunos estudiantes. Para otros, no mucho. Es tiempo de recurrir a una estrategia más creativa.

Aquí está una lista breve de materiales de aprendizaje alternativos:

  • Tarjetas ilustradas y sets de vocabulario para usuarios de SCD (Sistemas de Comunicación Diversificada).
  • Lengua de señas.
  • Fotos/Vídeos.
  • Escenificaciones.
  • Técnicas de autodefensa/autocuidado.
  • Demostraciones interactivas.
  • Integración sensorial.

V) Conciencia sociosexual: Tener un conocimiento de los comportamientos sociosexuales significa tener conocimiento de los aspectos interpersonales de la sexualidad.

Cuando estudiamos los comportamientos sociosexuales, estudiamos los lenguajes del comportamiento social humano y el comportamiento sexual humano. Involucra una observación exhaustiva de las interacciones sociales relacionadas con la sexualidad dentro de nuestros alrededores.

La meta de la conciencia sociosexual es no estar forzados a actuar conforme a la norma social imperante, sino obtener un mejor entendimiento de las “agendas ocultas” (intenciones sexuales ocultas) para que podamos protegernos mejor de las vulnerabilidades que podríamos tener.

VI) Positividad sexual: El movimiento de positividad sexual es un movimiento de gradual expansión. Aún más gradual es el movimiento de positividad sexual aplicable a las personas en situación de discapacidad, especialmente las personas en el Espectro Autista.

Por supuesto que es importante enseñar prácticas de seguridad sexual. Definitivamente necesitamos saber como protegernos de las enfermedades de transmisión sexual, embarazos no planificados y abusos sexuales. Necesitamos entender que no hay culpa o vergüenza involucrada en querer sentir placer sexual y explorar nuestros cuerpos.

También es importante que está bien si no queremos estar involucrados en actividades sexuales. A menudo se nos espera que disfrutemos el sexo. Nos enseñaron a responder apropiadamente a las normas sociales en las interacciones sexuales. La verdad es que no todos están interesados en el sexo y/o romance. Es importante que la persona entienda que mientras tenemos esos derechos, no deberíamos ser forzados a ejercerlos y está bien no demostrar interés.

La sexualidad en la cultura popular puede transmitir ideas poco realistas sobre lo que definimos como atractivo o sexualmente deseable. En la norma social, hay una brecha angosta de aquello que consideramos atractivo o sexualmente deseable. Mientras podría ser útil aprender a identificar los estereotipos que dictan qué es atractivo o sexualmente deseable, no pueden forzarnos a cumplir tales estereotipos.

Es importante que las personas en el Espectro Autista sepan lo siguiente:

  • El sexo es sano, mientras se practique seguramente y consensualmente.
  • No tener interés en el sexo es perfectamente aceptable.
  • Tenemos derecho a rehusarnos a cualquier actividad sexual en la que no queramos participar.
  • Tenemos derecho a comunicarnos y recibir educación sexual en un ambiente social seguro.
  • Las expresiones de sexualidad no están prohibidas o son inmorales, sino una parte natural de la experiencia humana.

VII) Instrucciones específicas y concretas: Evita las metáforas y los eufemismos si es posible. Aunque algunas personas en el Espectro Autista son capaces de entender el lenguaje figurado, es difícil que muchas comprendan los temas en cuestión. Los eufemismos son demasiado abstractos.

Un ejemplo de un eufemismo es la expresión popular para describir la reproducción sexual; “las aves y las abejas”. Los padres y educadores podrían tener la impresión de que los eufemismos son una forma mucho menos intimidante de enseñar temas explícitos. Por ejemplo, el sexo. Los padres y educadores también sienten que es menos intimidante y más cómodo (para ellos) abordar dichos temas así.

Por muy incómodo/a que podrías sentirte, es mejor que simplemente recurras a una terminología científica y explícita, ya que será una forma más fácil para que las personas en el Espectro Autista entiendan el tema. Decir las palabras “pene” y “vagina” no va a matar a nadie. Metafóricamente, por supuesto.

Las personas en el Espectro Autista se benefician inmensamente de una instrucción uno a uno. También es beneficioso incluir una clase de pares junto con la persona en el Espectro Autista, especialmente cuando participen en escenificaciones, demostraciones y discusiones. Las personas sin discapacidad necesitan entender que las personas en el Espectro Autista también tienen derecho a aprender sobre el sexo.

La comunicación entre el/la instructor/a y su estudiante en el Espectro Autista debe ser clara y sincera, para así poder establecer especificaciones concretas sobre cuándo y a quién acudir en caso de tener preguntas acerca de cuestiones relacionadas con el sexo y la sexualidad.

VIII) Un ambiente seguro para el aprendizaje:

  • Los estudiantes siempre necesitarán algún grado de control.
  • Los instructores necesitan ser accesibles, tolerantes y receptivos.
  • El ambiente de aprendizaje se acomoda las necesidades sensoriales de tus estudiantes.
  • El ambiente de aprendizaje es lo menos restrictivo posible.

Por último, pero no menos importante, los estudiantes deben sentirse seguros de expresar todas las preguntas que tengan sobre sexo sin temor a ser juzgados.

IX) Un cambio de percepción: En términos simples, remover el Modelo Médico de la Discapacidad.

¿Cuáles son las implicaciones de aplicar el Modelo Médico de la Discapacidad a la educación sexual? Si la instrucción sexual está dominada por el Modelo Médico de la Discapacidad, eso puede provocar importante consecuencias negativas para las personas en el Espectro Autista.

El Modelo Médico de la Discapacidad puede implicar lo siguiente:

  • Todas las personas en el Espectro Autista no están interesadas en el sexo.
  • Todas las personas en el Espectro Autista no son capaces de aprender sobre el sexo.
  • Todas las personas en el Espectro Autista no tienen empatía.
  • Esta supuesta falta de empatía abre la puerta a la posibilidad de que las personas en el Espectro Autista tengan más probabilidades de ser depredadores sexuales.

La preocupación de aplicar el Modelo Médico de la Discapacidad en el currículum de la educación sexual es que las personas en el Espectro Autista son percibidas como si tuvieran que ser normalizadas. Esto puede resultar en que las personas en el Espectro Autista pierdan su sentido de identidad y autoestima.

También puede causar que las personas en el Espectro Autista no sepan el verdadero significado del consentimiento, es decir, que está bien rechazar cualquier actividad sexual en la que no quieran involucrarse. El concepto de consentimiento es aplicable a situaciones sexuales y no sexuales.

Incluso cuando se reconoce la existencia de la líbido y los impulsos sexuales, podría asumirse que las personas en el Espectro Autista no tienen empatía. Esto está muy lejos de ser verdad.

Es importante que las personas en el Espectro Autista sepan lo siguiente:

  • No somos víctimas.
  • Muchos de nosotros experimentamos los mismos sentimientos de romance, deseos sexuales, relaciones interpersonales y formar una familia.
  • Todas las clasificaciones y estereotipos simplemente son etiquetas creadas por una historia de normas sociales y no fueron creadas naturalmente.

Conclusión

Las personas en el Espectro Autista tendemos a ser aprendices “prácticos”. Aprendemos explorando nuestras propias capacidades en nuestros propios cuerpos. Mientras nuestra composición física es variable, somos más capaces de lo que imaginamos, independiente de nuestro estilo de aprendizaje, habilidades cognitivas y las características y complejidades de nuestro diagnóstico.

Un currículum de educación sexual inclusiva, idealmente, sería construido como un marco de referencia. Un marco de referencia ofrece “espacios” para llenar en los métodos instructivos que serían los más adecuados para los estudiantes en el Espectro Autista, según sus parámetros de habilidades de aprendizaje.

Esos “espacios” pueden ser llenados con la ayuda de reuniones de apoderados, cuidadores en programas residenciales para adultos, especialistas de intervenciones que trabajan directamente con tu estudiante en el Espectro Autista y, por supuesto, contribuciones significativas de las personas que viven la condición.

Podría demorar mucho tiempo diseñar tal proceso. Es posible que nunca logremos solidificar un currículum de educación sexual. Pero mientras incluyamos los componentes expuestos en este artículos, al menos estaremos en el camino correcto.

Fuente: Lindsey. (2013). 9 Things You Must Include In Your Sexuality Education For Individuals With ASD. Naked Brain Ink. Recuperado de (http://nakedbrainink.com/3636/include-sexuality-education-asd/). Traducido por Maximiliano Bravo.