Amor Propio y Supervivencia Autista

El amor propio es radical, especialmente si a la sociedad le disgusta constantemente la forma en que existes, quiere cambiar tu forma de existir e incluso utiliza tu neurotipo para promover el miedo a la ciencia. Es difícil amarte a ti mismo cuando otras personas tienen muchas menos probabilidades de aceptarte. Es difícil amarte a ti mismo cuando las personas te dicen abiertamente que las personas con discapacidad son una carga.

Es difícil que te ames a ti mismo cuando no ves personajes en el Espectro Autista representativos en los medios de comunicación, solo muchos de los personajes “codificados en el Espectro Autista” que las personas no creen que podrían estar en el Espectro Autista. Porque, bueno, son personas como ellos, ¿verdad? ¿Cómo podrían ser estar en el Espectro Autista? Mientras tanto, los actores masculinos cisgéneros blancos no autistas interpretan a personajes autistas con poca o ninguna participación de personas autistas. Estos personajes en el Espectro Autista a menudo se crean solo desde la perspectiva externa no autista, y se nota.

Las expectativas de la sociedad neurotípica son tan altas que son imposibles de cumplir sin adaptaciones y apoyo. Esta es la razón por la que tenemos que reducir nuestras expectativas exponencialmente para nosotros mismos, lo que puede erosionar la autoestima y alimentar las dudas, especialmente cuando nos comparamos con las vidas de otras personas (no es algo que recomiendo hacer). Es especialmente importante que las personas en el Espectro Autista comprendan que la sociedad no está preparada para nosotros, y que debemos reducir nuestras expectativas solo porque a las personas neurotípicas no les importa lo suficiente como para acomodarnos y apoyarnos, o a veces no creemos que necesitemos apoyo.

Pero si lo necesitamos.

I) Lo que las personas neurotípicas esperan automáticamente que hagamos:

  • Comunicar verbalmente todos nuestros pensamientos en 5 segundos o menos.
  • Hacer contacto visual
  • Comprender las intenciones sociales implícitas.
  • Comunicarse a través de intenciones sociales implícitas.
  • Fingir que no sentimos dolor sensorial.

Nosotros pagamos un impuesto por estar en el Espectro Autista, un impuesto que no tiene valor monetario o tangible para las personas no autistas. Un impuesto que no atestiguan.

II) El Impuesto Autista:

  • Pagamos por no colocarnos una máscara social con prejuicios y desprecio sutil (o nada sutil) de parte de los neurotípicos.
  • Pagamos por ser quienes somos con falta de comprensión y falta de confianza o respeto de los demás.
  • Pagamos por ser nosotros mismos con ser excluidos pasivamente (y activamente) de los espacios sociales.
  • Pagamos por estar en el Espectro Autista con ser excluidos y menos aceptados por los neurotípicos.

Pagamos por ser nosotros mismos. Pagamos con prejuicios, malos entendidos y suposiciones neurotípicas. Pagamos con moneda social. Pagamos con infantilización.

Pagamos con nuestra autonomía. Pagamos con un sesgo neurotípico invisible, algo que muchos de nosotros podemos detectar en cuestión de minutos, y una persona neurotípica puede racionalizar en cuestión de segundos con una negación plausible.

Es difícil amarte y aceptarte a ti mismo cuando las personas te dicen de manera implícita o explícita que no seas tú mismo, cuando las personas piensan que las persona neurodivergentes y en situación de discapacidad valen menos por sí mismas. Cuando las personas neurotípicas piensan que el lenguaje corporal del Espectro Autista es una amenaza.

Nuestro propio amor propio es inherentemente más radical que el amor propio de los neurotípicos. Es digno de ser mencionado. Es una excepción a las estadísticas actuales. Necesitamos validarnos. Necesitamos acetarnos. ¡NECESITAMOS AMARNOS! Los sesgos neurotípicos nos han arrebatados mucho de lo que somos, a través de la normalización, la intimidación y la invalidación.

Validémosnos a nosotros mismos. Aceptémonos a nosotros mismo. Amémonos a nosotros mismos. A pesar de que muchas personas en este mundo no nos validarán, aceptarán o amarán. Es vital para nuestra supervivencia como persona en el Espectro Autista.

Fuente: AutismScienceLady. (2019). Self-Love and Autistic Survival. A Nerodivergent Collective. Recuperado de (https://theaspergian.com/2019/04/27/self-love-and-autistic-survival/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Anuncios

Una Forma Muy Importante de Forjar Conexiones con las Personas en el Espectro Autista en tu Vida

Las personas en el Espectro Autista aman las ideas y la información y las personas y los animales y los objetos con intensidad. Nuestra pasión por nuestras cosas favoritas es una gran experiencia de cuerpo-mente-total-sentimiento. Es estimulante, emocionante, calmante y relajante para que nos involucremos en nuestras pasiones. Encontramos belleza en lugares ordinarios y sorprendentes. Nuestros intereses especiales pueden ser nuestro todo, y compartirlos con las personas que amamos es cómo demostramos que nos importa.

Repetiré eso para enfatizar porque es muy importante: compartir nuestras pasiones con las personas que amamos es cómo demostramos que nos importa y cómo nos conectamos con usted.

Cuando descubrimos que compartimos algo en común, o tenemos un conocimiento detallado de un tema o elemento, deseamos compartirlo con usted desesperadamente.

Si desea forjar una conexión más profunda con una persona en el Espectro Autista en tu vida, entonces comprender esto sobre nosotros es realmente importante. Necesitamos que estés presente e interesado en nuestras pasiones. Eso se ve diferente para cada uno de nosotros, pero podría incluir sentarse tranquilamente con nosotros y mirar mientras tocamos y jugamos con nuestros objetos favoritos, o escuchar mientras hablamos en profundidad sobre nuestra pasión.

Aún más emocionante es cuando muestra curiosidad y consideración al explorar nuestras pasiones, por un deseo de compartir genuinamente ese interés especial con nosotros. Por ejemplo, mirando o leyendo más sobre nuestra pasión, haciéndonos preguntas para obtener más información o buscando nuevos objetos e información relacionada con nuestro interés. La palabra “genuino” es realmente importante aquí. Tu debes tener un verdadero deseo de estar comprometido con nuestras vidas. Sentir curiosidad por nuestras pasiones es una extensión natural de este deseo genuino.

Usted podría estar pensando ‘OK, esto es sencillo. Escuchando, notando y siendo curioso. Así es como me relaciono con mis amigos, colegas y familiares”.

Lamentablemente para las personas en el Espectro Autista, podemos aprender que nuestras pasiones son demasiado intensas, aburridas o inusuales para las personas que nos rodean.

A pesar de la creencia generalizada de que se os pierden las señales sociales, notamos que nuestro deseo de hablar, jugar, vivir, pensar y explorar todo sobre nuestro interés especial 24-7 no es deseable para otros. Somos muy conscientes cuando las personas están fingiendo interés en nuestras cosas favoritas.

A veces nos hemos visto condicionados a no compartir nuestras pasiones como resultado de los años que se nos ha pedido que dejemos de hablar sobre nuestros intereses especiales porque somos “groseros”, “agotadores” o “aburridos”. A veces nos piden que dejemos de jugar o de que hacemos nuestros intereses especiales porque “necesitamos intereses más amplios” o necesitamos “aprender sobre otras cosas” o “jugar como nuestros compañeros”. Cuando esto nos sucede, nos sentimos ansiosos o avergonzados por comunicarnos o dejar que la gente vea nuestras pasiones.

Así que por favor sé genuino. Primero, averigua si realmente quieres conectarte con una persona en el Espectro Autista tal como es en este momento, una persona en el Espectro Autista con muchas otras cosas que la hacen ser quién es. Si la respuesta es sí, como creo que es, entonces tienes que saber que formar parte de su vida significa descubrir las maravillas de sus intereses especiales.

Cuando lo hagas, experimentarás momentos de conexión que te sorprenderán mucho.

Fuente: Lee, B. (2017). One super important way to forge connections with autistic people in your life. Respectfully Connected. Recuperado de (
http://respectfullyconnected.com/2017/09/connections-with-autistic-people/?fbclid=IwAR2AibtxYphzOJoLyr6GzJaB3AIWyoG6E5gUjps638Y61hEpnlt_PZU59U8). Traducido por Maximiliano Bravo

6 Formas en que las Compañías Podrían Estar Explotando a los Empleados en el Espectro Autista

Siempre ha sido difícil para las personas en el Espectro Autista encontrar un empleo significativo, o incluso cualquier empleo. Las tasas de desempleo para las personas en el Espectro Autista son altas, e incluso aquellos que sí tienen un empleo, generalmente ganan el salario mínimo haciendo un trabajo que requiere poca o ninguna habilidad, como empujar carros en un supermercado. No es ningún secreto que las personas en el Espectro Autista están subempleadas, en gran parte porque sus capacidades únicas son subestimadas.

Entonces, cuando escuchamos sobre compañías de tecnología y otras organizaciones que buscan contratar personas en el Espectro Autista, no podemos evitar pensar que es algo bueno, un ganar-ganar. La empresa puede utilizar el “potencial sin explotar” de la persona autista y, a cambio, esa persona obtiene un empleo, gana un salario mejor del que podría haber tenido antes, consigue hacer algo que le parece interesante y utiliza más de sus talentos. Tener un empleo significativo hace que la persona se sienta necesitada, les ayuda a aprender nuevas habilidades sociales y puede incluso llevar a hacer amigos con colegas de interés similar.

Sin embargo, el impulso para que las empresas contraten a personas en el Espectro Autista también puede tener un lado negativo. Ciertamente hay empresas que simplemente quieren contratar buenos trabajadores y evitar discriminar a las personas en el Espectro Autista y discapacidades del desarrollo. Cuando estas organizaciones hablan de un “potencial sin explotar”, solo quieren decir que las personas autistas a menudo son mal entendidas, pero pueden ser miembros valiosos de un equipo de trabajo si están debidamente capacitadas. Pero también hay compañías que quieren decir algo un poco diferente cuando hablan de “potencial sin explotar”, algo un poco menos destacado.

Estas son algunas de las formas en que un empleador puede aprovecharse de un empleado o posible empleado en el Espectro Autista. Si tú o alguien que conoce tiene Espectro Autista y está en la fuerza laboral, tenga cuidado con las señales de que pueden estar ocurriendo algunas de estas formas de explotación.

I) Procesos de contratación injustos: Debido a que las personas en el Espectro Autista a menudo tienen dificultades con las situaciones sociales, algunos empleadores han cambiado las entrevistas estándar por un sistema de entrevistas modificado que requiere que un empleado potencial complete una tarea en lugar de responder una serie de preguntas. Eso está muy bien si ayuda a las personas en el Espectro Autista a obtener buenos trabajos y elimina la discriminación en la contratación, pero puede haber más en la historia de lo que parece.

En particular para los trabajos de tecnología e ingeniería, los procesos de contratación para personas en el Espectro Autista pueden llevar semanas e involucrar muchas horas de trabajo. Trabajo gratuito. Ya sea que el posible empleado obtenga o no el trabajo, el empleador todavía tiene la oportunidad de obtener mano de obra gratuita del trato. Es muy posible que algunas de estas empresas aprovechen la situación y presenten proyectos más grandes y difíciles de lo necesario para los solicitantes

II) Bajos salarios: Un gran incentivo para que las compañías contraten a personas en el Espectro Autista es la posibilidad de gastar menos dinero en salarios por hora. Los empleadores saben que las personas en el Espectro Autista a menudo tienen dificultades para encontrar trabajo en el campo profesional deseado, o incluso para cualquier trabajo. Algunas compañías se aprovechan de esta desesperación al ofrecer salarios mínimos a los solicitantes de empleo en el Espectro Autista. Esto también puede traducirse en aumentos más bajos que el promedio meses o años después.

III) Horas extras sin remuneración: Es fácil para el jefe pedirle a una persona en el Espectro Autista que trabaje horas extras sin remuneración por varias razones. Para empezar, la mayoría de las personas en el Espectro Autista tienen poca experiencia laboral, dejándolas sin saber si la situación es o no es “normal” o de explotación. Las personas en el Espectro Autista también pueden sentirse orgullosas de su trabajo, lo que las lleva a hacer el mejor trabajo que puedan por cualquier medio que sea necesario, incluso cuando se trata del costo de su vida no laboral. Algunas personas en elEspectro Autista también carecen de vida social fuera del trabajo y, por lo tanto, están felices de continuar trabajando.

IV) Presión para que hagan su “magia”: Lamentablemente, el público en general aún carece de una comprensión completa del Espectro Autista, y muchas personas asumen que todas las personas con tal condición son similares a los personajes en el Espectro Autista que han visto retratados en la ficción. Ya que estos personajes generalmente tienen problemas con la interacción social pero también son brillantes sabios, puede haber presión en el lugar de trabajo para que los empleados en el Espectro Autista tengan algún tipo de cualidad “mágica” para ellos.

V) Acoso laboral y discriminación: La presión para poder resolver problemas matemáticos difíciles en su cabeza o memorizar una fotografía es la menor de las preocupaciones de una persona en el Espectro Autista si está siendo acosada o discriminada en el lugar de trabajo. Pueden ser despedidos o rechazados para los ascensos u otras oportunidades debido a su condición, o pueden encontrar que los colegas se burlan o los excluyen. Estas formas de acoso y discriminación pueden ser contundentes y fáciles de encontrar, como comentarios groseros, bromas, rumores e incluso abuso físico. O pueden ser más sutiles, como una supervisión dominante, críticas constantes del trabajo de la persona y plazos injustamente difíciles

VI) Otras formas de explotación laboral: Cuando un empleado tiene una experiencia laboral limitada y una comprensión limitada de los matices sociales, no se sabe qué otras formas puede adoptar la explotación en el lugar de trabajo.

Más de un tercio de los adultos en el Espectro Autista informan que han sido acosados ​​o discriminados en el trabajo, y más del 40% han abandonado o perdido su trabajo debido a la discriminación relacionada con el Espectro Autista.

Si tú eres una persona en el espectro Autista y sientes que has sido víctima de explotación laboral o conoces a alguien que ha sufrido eso mismo, no dudes en hablar. Todos en este planeta tienen valor y merecen ser tratados con respeto.

Fuente: Nelson, E. (s.f.). 6 Ways Companies Could Be Exploiting Employees on the Autism Spectrum. TheAutismSite. Recuperado de (
https://blog.theautismsite.greatergood.com/workplace-exploitation/3/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Representación del Espectro Autista: El camino Hacia Adelante

Para poder “aceptar” correctamente al Espectro Autista, primero debemos reconocer al individuo. Necesitamos aceptar que hay tantas diferencias increíbles entre personas en diferentes puntos del Espectro Autista y reconocer que las definiciones neurotípicas de éxito o felicidad no son necesariamente las mismas.

Es similar al momento en que “cuando una puerta se cierra, otra se abre” que atraviesan muchos padres, excepto que tiene que suceder en una escala mucho mayor.

I) El problema de los hitos

En el mundo de hoy, estamos impulsados ​​por nuestra necesidad de encajar en los hitos sociales;

  • Colegio
  • Universidad
  • Trabajo
  • Matrimonio
  • Casa
  • Niños
  • Nietos

Estamos tan motivados por estos hitos que es difícil recordar que no todos quieren o necesitan la misma lista.

Incluso dentro de la lista de hitos hay cientos de mini-listas, una de las más obvias son los hitos de desarrollo de nuestros hijos que establecen edades específicas para caminar, hablar y ir al baño.

Una falla en cualquier punto de los hitos puede convertirse en una falla catastrófica en su vida que conduce a la depresión.

Esto es lo que debemos cambiar para avanzar, la percepción de que los hitos son los mismos para todos.

No es simplemente la cultura del Espectro Autista, está en todas partes.

Cuando vemos a una persona en situación de discapacidad, nos encontramos hablando en términos de lo que no pueden lograr en lugar de lo que pueden lograr. Todos nuestros esfuerzos están dirigidos a hacerlos “normales” en lugar de aceptarlos y darles la bienvenida tal como son.

II) La importancia de la representación

Yo acabo de ver un artículo sobre una conferencia de las Naciones Unidas centrada en la difícil situación de las mujeres en el mundo moderno que estaba compuesta únicamente por hombres, desde los oradores hasta los espectadores, no había ninguna mujer a la vista.

Para mí, el problema era obvio; ¿Qué podrían aportar aquellos que no han experimentado plenamente los problemas que los convertirían en un mejor candidato que aquellos que lo han hecho?

Este es precisamente el mismo problema que los grupos del Espectro Autista cuyas juntas están atendidas por neurotípicos. Está bien tener algunos padres de personas en el Espectro Autista en el comité, pero si estamos realmente interesados ​​en la aceptación, el grupo debe estar formada por personas de todas las áreas del Espectro Autista.

Ahora puedes pensar que todas las personas en el Espectro Autista pueden contribuir sin importar sus capacidades verbales o cognitivas, pero la verdadera pregunta es si la estructura del grupo es adecuada para personas en el Espectro Autista.

Los individuos con baja capacidad de comunicación no son necesariamente incapaces de comunicarse. Simplemente no son capaces de expresase de manera diferente. A menudo son capaces de comunicar sus deseos y necesidades, y estos pueden generalizarse a otras personas con experiencias similares.

No es necesario que él/ella pueda sentarse en una reunión de trabajo para contribuir como un miembro de un comité. La tecnología ha nivelado la cancha y no hay razón por la cual las personas no puedan unirse a las reuniones a través de celulares, computadoras, mensajes instantáneos o cualquier otro medio.

Ha llegado el momento de poner fin a la idea de un comité excluyente donde sus miembros están sentados alrededor de una mesa desconectada de las decisiones de la vida real que afectan las vidas de las personas diferentes de sí mismos.

Fuente: Bolland, G. (2018). Autism Representation and the Road Ahead. Life With Aspergers. Recuperado de (
https://life-with-aspergers.blogspot.com/2018/04/autism-representation-and-road-ahead.html). Traducido por Maximiliano Bravo.

Las Explicaciones No Son Excusas: Entendiendo la Forma de Pensar del Espectro Autista

Muchas veces los padres (o cónyuges) de una persona en el Espectro Autista se sienten frustrados por su comportamiento, la resistencia a lo que parecen ser necesidades y expectativas razonables. Quieren que las cosas salgan mejor y se sienten frustrados por las negativas y los derrumbes.

A su vez, las personas en el Espectro Autista frecuentemente se sienten frustradas por las expectativas que enfrentan. A menudo sienten que si se comprendieran mejor sus necesidades, no se harían las demandas; Se tendrían en cuenta problemas tales como la dificultad de transición, la ansiedad social y los problemas sensoriales. Pueden sentir que sus colapsos son un resultado directo de su entorno.

Un terapeuta ejerce el rol de traductores de la perspectiva del individuo en el Espectro Autista a su padre o cónyuge sin Espectro Autista, y viceversa. En dicho rol traductor, el terapeuta puede actuar sin emitir juicios. Simplemente están tratando de ayudar a las personas a entenderse mutuamente.

Las reacciones son variadas. Por un lado, son muchas personas sin Espectro Autista están agradecidos por comprender una perspectiva de su familiar o cónyuge en el Espectro Autista. Por otro lado, también pueden opinar que aclarar la situación desde el punto de vista del Espectro Autista es simplemente una excusa para el comportamiento de la persona con dicha condición. Sería excusar en vez de explicar.

La idea de que la perspectiva del Espectro Autista es sólo una excusa rechaza la realidad de las necesidades de la persona con dicha condición. Está diciendo que estas necesidades no son reales sino que representan oposicionismo, evitación, un problema de actitud o incluso egoísmo.

Por ejemplo, la situación podría ser que un adolescente en el Espectro Autista no estaba haciendo sus quehaceres, como sacar la basura por la noche. Podría explicar que el adolescente en el Espectro Autista perdió la expectativa implícita de lo que quería. La madre le pidió a su hijo adolescente que sacara la basura una vez, pero no especificó que se esperaba que el adolescente sacara la basura todas las semanas. Necesitaba una instrucción directa y clara.

La madre podría decirle al terapeuta que su hijo en el Espectro Autista debería entender que si la basura estaba allí, la tarea de sacarla debía hacerse. Cuando explico que las instrucciones deben ser explícitas, “quiero que saques la basura todos los jueves por la noche”, el padre insiste en que el adolescente simplemente estaba evitando sus quehaceres. Ella le dice a su hijo adolescente que él estaba siendo egoísta y que ella esperaba que su hijo fuera más “considerado”.

Debido a que las personas sin Espectro Autista dicen cosas como “ser considerado” o “la basura está ahí”, los individuos en el Espectro Autista pueden sentirse frustrados porque las personas sin su condición a menudo no dicen lo que quieren decir. Un cónyuge podría decir: “Para mí es difícil cargar esto”, sin decir “Quiero que me cargues esto”, y luego expresan su frustración de que la persona en el Espectro Autista no actúe responsablemente.

“Actuar responsablemente” puede significar “ofrecer ayuda” para las personas sin Espectro Autista, aunque esto todavía no aclara cuándo ofrecer ayuda o con qué, y la persona en el Espectro Autista no se siente segura al interpretar con qué exactamente ofrecer como ayuda. Les preocupa que los límites se crucen si ocurre un malentendido.

Este conflicto sobre la comprensión puede ocurrir si la persona en el Espectro Autista tiene problemas sensoriales que hacen que los quehaceres sean mucho más problemáticos de lo que parecen. El adolescente puede rehusarse a lavar los platos, no por pereza, sino porque la sensación del agua jabonosa puede ser dolorosa y agobiante, o el nivel de ruido en la cocina puede ser una estimulación tan excesiva que provoca una respuesta de malestar. El adolescente puede estar demasiado molesto para explicar su problema, no tener las palabras para explicar, o sentir que el padre “debe” entender los problemas sensoriales. La mamá puede sentirse enojada por haber limpiado, preparado la cena, etcétera., y percibir que la adolescente no la aprecia ni quiere ayudar.

La ceguera mental (no entender el pensamiento del otro) puede ir en ambas direcciones, a pesar de que hay cuidado y amor mutuos. Es posible que el adolescente realmente quiera mucho para complacer a su madre, pero que se sienta derrotado porque a pesar de que la ama, parece que no puede hacer las cosas bien. La madre ama a su hijo, y está haciendo todo lo posible. El problema es que no se comunican en el idioma del otro.

También hay problemas cuando hay necesidades en conflicto que son urgentes. Los padres saben que las transiciones suelen ser problemáticas para aquellas personas en el Espectro Autista, pero a veces es necesario realizar una rápida transición inesperada, como salir a hacer un recado inesperado o buscar a alguien que no se siente bien. La necesidad es razonable, pero es poco probable que una persona en el Espectro Autista deje de tener problemas con la flexibilidad y las transiciones. Puede ayudar presentar la necesidad como una solicitud en lugar de una demanda, pero la transición de manera flexible y rápida podría ser demasiado difícil. A veces simplemente no hay una buena respuesta, pero no es porque alguien sea desobediente a propósito.

Vivir y relacionarse con alguien en el Espectro Autista pueden ser más exitoso y gratificante si las perspectivas y necesidades inherentes de la condición no se perciben como obstinadas o manipuladoras, por lo que hay una conversación en lugar de un colapso. Nadie en la relación pretende ser irrazonable. Superar la barrera de la comunicación podría ser responsabilidad de la persona sin Espectro Autista para ser claro y escuchar la respuesta de la persona en el Espectro Autista; respetar y aceptar en vez de culpar puede hacer que sea menos tenso y más fácil para que la persona en el Espectro Autista se comunique también.

Fuente: Eckerd, M. (2019). Explanations Aren’t Excuses: Understanding Asperger’s Thinking. PsychCentral. Recuperado de (
https://blogs.psychcentral.com/aspergers-nld/2019/03/explanations-arent-excuses-understanding-aspergers-thinking/?fbclid=IwAR2lXtWrUiFxgxEM-OikdhwyYsFl-7wolBHNHTlipfzvnn1rY_6r7e0IswM). Traducido por Maximiliano Bravo.

¿Cómo y Por qué es Necesario Cambiar la Forma en que Hablamos Sobre la Salud Mental?

Deberíamos hablar de salud mental de la misma manera que hablamos de salud física.

Si nunca has experimentado un ataque de depresión o ansiedad, puede ser fácil asumir que solo le sucede a “algunas” personas. Pero aquí está la cosa sobre las enfermedades mentales: no discriminan.

La frase “enfermedades mentales” tiende a usarse de manera despectiva. “Él debe estar mentalmente enfermo“. “Ella tiene una enfermedad mental“.

Pero no hablamos de salud física de esa manera. Nadie describe a otra persona diciendo: “Está físicamente enfermo”.

Cuando se trata de la salud física, entendemos que la salud es un amplio espectro. Algunas personas usan gafas. Otros tienen malas rodillas. Pero no agrupamos a todos y decimos que están “físicamente enfermos”.

La salud mental es un continuo. Y hay una buena probabilidad de que no estés en el extremo “completamente mentalmente sano” del espectro. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, solo el 17 por ciento de los adultos están funcionando con una “salud mental óptima”. Y es probable que nadie siga funcionando indefinidamente con una salud mental óptima.

El estrés, un cambio en las circunstancias, las interrupciones para dormir, un cambio en la dieta o problemas relacionados con la familia son solo algunas de las cosas que podrían afectarle a usted y a la salud mental de sus empleados en cualquier día.

Comencemos a hablar sobre la fuerza mental y cómo construirla

La diabetes a veces puede prevenirse o revertirse con un estilo de vida más saludable. Y a veces no puede. Sin embargo, aún hablamos sobre la importancia de comer saludablemente, hacer ejercicio y perder peso sin temor a que ofenda a las personas.

Pero cuando se trata de la salud mental, parece existir el temor de que hablar de prevención de alguna manera implica que las personas con enfermedades mentales tienen la culpa de sus problemas.

Crear hábitos mentales saludables y deshacerse de tus malos hábitos no evitará todas las enfermedades mentales. Pero podría evitar algunos. Hablar sobre cómo cuidarse mejor no debe ser ofensivo.

Es similar a la fuerza física. Alguien con una enfermedad física como la diabetes todavía puede desarrollar bíceps más grandes, y alguien con depresión o ansiedad todavía puede desarrollar músculo mental.

Hablar abiertamente sobre cómo construir fortaleza mental podría ayudar a muchas personas a mejorar su bienestar psicológico. Y aunque ocasionalmente puede ofender a alguien, también puede salvar muchas vidas.

¿Cómo cambiar la conversación?

Todos podemos ayudar a eliminar el estigma de las enfermedades mentales conversación por conversación. Aquí hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a iniciar una conversación que podría cambiar la vida de alguien:

I) Hablar de recursos: Las enfermedades mentales son tratables, pero las personas necesitan saber a dónde acudir para obtener ayuda. Las herramientas de detección en línea, las líneas directas y los grupos de apoyo son gratuitos y están disponibles para todos. Si alguien necesita terapia o medicamentos, hablar con un médico suele ser un buen lugar para comenzar.

II) Discutir estrategias para construir la fuerza mental: Practica ejercicios de fuerza mental que te ayuden a lidiar con emociones incómodas y pensamientos negativos. Comparta sus estrategias con los demás y pregúnteles cómo manejan los problemas de duda, sentimientos de culpa o ansiedad.

III) Incorporar conversaciones sobre salud mental en la jornada laboral: Los problemas de salud mental afectan todo en el lugar de trabajo, desde la productividad hasta los costos del seguro médico, por lo que es un gran incentivo para que los líderes abran la puerta a conversaciones sobre cómo reconocer y tratar problemas, así como cómo tomar medidas preventivas.

IV) Piensa en la salud mental como un continuo: En lugar de suponer que estás mentalmente sano o mentalmente enfermo, reconoce que todos tenemos altibajos en la vida, y hay momentos en que su salud mental será mejor y otros momentos será peor.

V) Habla sobre la forma en que se presenta la enfermedad mental en las películas y los medios de comunicación: Desafortunadamente, muchas historias relacionadas con el crimen hacen referencia a la enfermedad mental del perpetrador. Las películas, los programas de televisión y los videojuegos tienden a representar a las personas con enfermedades mentales como peligrosas. Habla abiertamente con otros sobre el hecho de que la mayoría de las personas con enfermedades mentales no son un peligro para nadie.

VI) Comparte tu historia: Habla abiertamente sobre los períodos de tu vida en los que te has sentido deprimido o ansioso. Déjale las cosas claras a cualquier persona que te escucha que tú crees que una enfermedad mental puede pasarle a cualquiera y que es importante buscar ayuda.

VII) Ofrécete para ayudar a los demás: A veces, las personas con enfermedades mentales tienen dificultades para reconocer cuándo necesitan ayuda. Otros no saben a dónde acudir o qué hacer. Ofrezca ayudar a alguien a programar una cita con su médico y ofrezca llevarlos a la cita. Ese tipo de apoyo podría ser la ayuda que alguien necesita para comunicarse con un profesional.

Eliminemos los estigmas

Con esfuerzo y paciencia, eventualmente viviremos en un mundo donde todos reciban chequeos regulares de salud mental de la misma manera que reciben sus exámenes físicos anuales. Y las personas podrán hablar sobre la depresión, la ansiedad o el trastorno de estrés post-traumático de la misma manera que alguien podría mencionar tener artritis.

La enfermedades mentales son tratables. Pero antes de que podamos esperar que las personas obtengan la ayuda que necesitan, tenemos que asegurarnos de que se sientan seguras para pedir la ayuda que tanto necesitan.

Fuente: Morin, A. (2019). How Mental Health Conversations Are Reinforcing the Stigma. Psychology Today. Recuperado de (https://www.psychologytoday.com/us/blog/what-mentally-strong-people-dont-do/201901/how-mental-health-conversations-are-reinforcing-the). Traducido por Maximiliano Bravo.


6 Cosas que Los Ginecólogos Necesitan Saber Cuando Atienden a Pacientes en el Espectro Autista

¿Alguien realmente disfruta ir al ginecólogo?

Sin ninguna duda, una visita al ginecólogo es uno de los procedimientos médicos más estresantes, y eso aplica especialmente a las personas en el Espectro Autista. Para muchas personas con dicha condición, la idea del tacto invasivo (incluso cuando sea permitido) puede causarles una sobrecarga sensorial e incluso podría provocar ataques de ansiedad o descompensaciones. Y porque las consultas ginecológicas no son un ambiente que puede ser descrito como amigable para el Espectro Autista, las personas con dicha condición podrían rehusarse a entrar allí.

Desafortunadamente, esto puede tener graves consecuencias. Las visitas al ginecólogo son esenciales para mantener y asegurar una buena salud física y sexual, independiente si la persona tenga o no tenga una vida sexual activa. Las personas que aún no tienen una vida sexual activa podrían necesitar ir al ginecólogo para hacerse la prueba de Papanicolaou, pero aún así necesitarán hacerse exámenes de rutina en caso de quistes, tumores y señales potenciales de cáncer ovárico, cáncer cervical o cáncer uterino. O bien, para buscar información útil en caso de querer usar píldoras anticonceptivas.

Si eres un ginecólogo y tienes una persona en el Espectro Autista en tu consulta, esto es lo que necesitas saber.

I) Acepta que tendrás pacientes en el Espectro Autista: Las personas en situación de discapacidad podrían variar en cuanto a sus dificultades y características, pero todos aún así participamos en las etapas básicas del desarrollo humano físico y sexual. Básicamente esto significa que las personas en situación de discapacidad (incluyendo el Espectro Autista) son capaces de desarrollar deseos sexuales, actuar guiados a partir de sus necesidades sexuales, tener una vida sexual activa y quedar embarazadas. También significa que las personas en situación de discapacidad pueden desarrollar problemas sexuales, problemas de fertilidad, enfermedades/infecciones de transmisión sexual, menopausia, cáncer ovárico, cáncer cervical, cáncer uterino e infecciones genitales. Entonces, las personas en situación de discapacidad necesitan prestar atención a su salud física y sexual como cualquier otra persona.

La mayoría de los profesionales de la salud saben esto. Pero tarde o temprano, se encontrarán con un especialista que no sabe mucho sobre la sexualidad en las personas en el Espectro Autista.

No asumas inmediatamente que tu paciente no quiere información sobre sexualidad. Un estudio llevado a cabo por Beckmann y Barzansky concluyó que muchas mujeres en situación de discapacidad querían información sobre sexualidad, pero muy pocas realmente se atrevieron a pedirla. Menos del 20% de los ginecólogos les ofrecieron asesoría sobre sexualidad a sus pacientes, y solamente 1 de cada 5 mujeres muestreadas sintieron que su ginecólogo comprendía sus necesidades sexuales.

No asumas que tu paciente es una persona asexuada. Es más seguro asumir que tu paciente es una persona sexuada y hazle las mismas preguntas que le harías a cualquier paciente. Eso incluye antecedente sexuales (del pasado y del presente) y si planea o no planea quedar embarazada en el futuro.

Cuando tiene que ver con discutir sobre anticonceptivos y protección contra enfermedades de transmisión sexual, es importante permanecer considerado ante todas las dudas expresadas por tu paciente. Las dificultades sensoriales ejercen un rol muy importante en el Espectro Autista y diferentes personas con la condición tendrán varios grados de tolerancia en la utilización de los métodos disponibles. Por ejemplo, los condones son extremedamante difíciles de utilizar para algunas personas en el Espectro Autista debido a la textura y olor del material (látex, sintético, cuero). También querrás documentar cualquier reacción alérgica (látex, lubricantes, hormonas, espermicidas). Una vez que sepas de las dificultades sensoriales y alergias que tiene tu paciente, te será más fácil hacer recomendaciones basándote en sus necesidades específicas.

A menos que hayan problemas de fertilidad específicos, las personas en el Espectro Autista pueden quedar embarazadas y tener hijos. A pesar de las dificultades que conlleva ser padres en el Espectro Autista, hay muchas personas con la condición que si se sienten capaces de formar una familia si lo desean. Por lo tanto, si tu paciente expresa su deseo de quedar embarazada y llevar a cabo el embarazo, es imperativo que tú respondas a sus deseos con respeto y dignidad.

II) Las acomodaciones son esenciales: En el mundo occidental, cuando se habla de acomodaciones, generalmente se refieren a personas en situación de discapacidad física. Como resultado, los profesionales de la salud podrían ni siquiera estar conscientes que las personas en el Espectro Autista también necesitan acomodaciones. Entonces, el concepto de preparar acomodaciones para pacientes en el Espectro Autista podría resultar nuevo para un ginecólogo desde que el tema de “sexualidad y personas en situación de discapacidad” a menudo no está incluido en los requisitos para obtener el grado de ginecólogo. Las personas en el Espectro Autista podrían no requerir acomodaciones estructurales (tales como rampas o ascensores). Pero tales personas aún necesitan acomodaciones. La iluminación, temperatura, pinturas de cierto color en las paredes, nivel de sonido, frecuencia de sonido y la textura de los muebles dentro de la clínica pueden afectar intensamente a una persona en el Espectro Autista.

Rediseñar toda tu clínica u oficina podría acumular costos y esfuerzo. Pero puedes ver esto como beneficioso para todos tus pacientes, porque se sentirán relajados frente a uno de los procedimientos médicas más invasivos y estresantes, más una empática relación doctor-paciente mejorará la comunicación entre las partes involucradas y, por lo tanto, la calidad de tu intervención ginecológica.

Consejos útiles:

  • Colocar una pecera con peces tropicales en la sala de espera.
  • Usar instalaciones eléctricas livianas con bombillas incandescentes en vez de bombillas fluorescentes, dado que las últimas pueden ser consideradas por personas en el Espectro Autista como una violación visual y auditiva, lo que puede aumentar su ansiedad.
  • Tener música de fondo a bajo volumen.
  • Vigilar el termostato para que tenga una temperatura ambiental promedio (ni muy caliente ni muy fría). Asegúrate de preguntarle a tu paciente en el Espectro Autista si se siente cómoda con la temperatura programada.
  • Baja el nivel del tono de llamado del teléfono de tu oficina, o pone el teléfono en modo de vibración.
  • Ten almohadas disponibles si tu paciente dice no sentirse cómoda en la mesa de exámenes.

Si tu paciente tiene un objeto de apego para reducir su estrés sensorial, deja que lo traiga a la sala de exámenes para que pueda concentrarse en eso durante el examen. Aunque esto no eliminará todo su estrés, tener un objeto familiar a mano durante una situación estresante hará una diferencia positiva para tu paciente.

En cualquier momento durante la consulta, tu paciente podría hacer esterotipias. No te sientas alarmado cuando pase esto y no interrumpas a tu paciente. Esto es algo positivo. Las estereotipias son una conducta común en las personas en el Espectro Autista, y una explicación convincente para tal conducta es que representa un mecanismo de calma en situaciones poco familiares, junto con proporcionar un equilibrio necesario ante un exceso de estímulos sensoriales.

III) Preparaciones con anticipación y explicaciones precisas de los pasos a seguir durante cualquier procedimiento son estrictamente necesarias: De acuerdo a la Dra. Shana Nichols (psicóloga clínica, autora y fundadora del Centro de Aprendizaje y Desarrollo ASPIRE), una potencial paciente en el Espectro Autista puede comenzar a prepararse ya 6 meses antes de haber agendado su examen o procedimiento ginecológico. Podrían hacer un recorrido por la clínica y formarse una idea del ambiente de la consulta ginecológica. Mientras estén allí, también tendrás la oportunidad de introducirte en forma casual. Permitir que la persona en el Espectro Autista visite tu clínica antes de la consulta es muy beneficioso porque las personas con la condición tienden a manejar las experiencias positivas o negativas mucho más fácilmente si saben con anticipación como serán las cosas. Déjales saber cómo necesitarán prepararse para la consulta, qué esperar durante la consulta y anticipar las potenciales reacciones o efectos secundarios en los días posteriores a la consulta.

Si realizas importantes cambios estéticos en tu clínica entre la visita introductoria y el día de la consulta, dejarás que tu paciente sepa con anticipación qué esperar cuando ingrese a la clínica.

Cuando llega el momento para agendar la consulta, permite una mayor duración en comparación con una consulta típica. Si una consulta típica dura una hora, agéndala para que dure una hora y media (dos horas si resulta necesario). Los pacientes en el Espectro Autista necesitan más tiempo para procesar la información que les estás proporcionando, responder tus preguntas y prepararse para los procedimientos o exámenes ginecológicos. Algunas personas también podrían necesitar más tiempo para comunicarse contigo, tus enfermeras y el resto de tu personal médico (por medio de un intérprete o sistema de comunicación asistida).

a) En el día de la consulta, antes del examen o procedimiento: Antes de cualquier examen o procedimiento, establece una “palabra clave” o indicador no verbal que tu paciente en el Espectro Autista puede utilizar en cualquier momento que quieran hacer una pausa o descansar un poco. Esto ayudará a tu paciente para que pueda sentirse más tranquila al saber que está en un lugar seguro y que aún tiene su sentido de autocontrol intacto. Las personas en el Espectro Autista necesitan establecer autocontrol para sentirse seguras. Y para que cualquier consulta ginecológica tenga un resultado positivo para todas las partes involucradas, tu paciente necesita sentirse segura.

b) Durante el examen o procedimiento: Los ginecólogos usualmente hacen un buen trabajo en alertar a sus pacientes sobre los pasos del examen o procedimiento que están a punto de realizar. Es especialmente crucial comunicarle a tu paciente en el Espectro Autista sobre todos los pasos a seguir durante un examen o procedimiento ginecológico. Un ejemplo que podrías darle a tu paciente en el Espectro Autista durante una prueba de Papanicolau: “Ahora insertaremos un instrumento llamado espéculo para abrir la vagina. Este instrumento está hecho de metal o plástico y puedes sentir un estiramiento de los músculos en dicha zona. Esto se está haciendo para que me sea más fácil ver si la cerviz, ovarios, útero y vagina se ven normales. Ahora sentirás un leve pellizco. Esto no debería doler. Simplemente estoy usando un hisopo de algodón para recolectar células para que podamos examinarlas en el laboratorio para asegurarnos que tus células estén sanas“.

c) Después del examen o procedimiento: Si los resultados no están disponibles durante el día de la consulta, tu querrás proporcionar instrucciones claras sobre como tu paciente podrá obtener sus resultados. También querrás informarle a tu paciente sobre potenciales efectos secundarios, incomodidades o sensaciones que podría experimentar dentro de su cuerpo después de haber hecho el examen o procedimiento.

IV) La comunicación o recursos visuales o basados en datos son útiles. Muy útiles: Las personas en el Espectro Autista a menudo confían en datos o apoyos visuales para aprender y procesar información. Esto incluye procesar educación sexual y los muchos procedimientos que ocurren durante una consulta ginecológica. Proporciónale a tu paciente folletos, páginas de Internet y otros recursos que podrías tener en la punta de tus dedos sobre el examen o procedimiento ginecológico que está por llegar.

Cuando discutas sobre anticonceptivos con tu paciente, proporciona folletos y descripciones con dibujos precisos, fotos, diagramas y gráficos comparativos para que tu paciente se los lleve a su hogar y procese la información ofrecida para tomar sus decisiones más fácilmente.

V) Mantener una postura profesional disminuirá la ansiedad. Controla tus emociones personales: Las personas en el Espectro Autista a menudo visitarán a más de un ginecólogo a lo largo de sus vidas. Pero el estrés y la ansiedad son sensaciones muy comunes según el contenido expresado a lo largo de este artículo. Dichas sensaciones pueden ser agravadas cuando el ginecólogo se expresa con un tono de voz que no indica un sentido de calma y levanta la voz cuando su paciente se siente sorprendida o incómoda durante el examen o procedimiento.

Para que exista una relación doctor-paciente empática y mutuamente respetuosa, los ginecólogos han de prestar atención a las siguientes indicaciones:

  • Las expresiones faciales aún pueden ser definidas (felicidad, ansiedad, etc.) pero intenta no ser demasiado dramático en tus expresiones faciales. La complejidad de las expresiones faciales dinámicas a menudo distraen a las personas en el Espectro Autista y podrían ser percibidas como intimidantes por tu paciente.
  • Sé consciente de tu tono de voz. Las personas en el Espectro Autista responden mejor a un tono de voz calmado, profesional y no excesivamente volátil.
  • Ten cuidado con tu sentido del humor o conversar sobre temas cotidianos con tu paciente, ya que ésto aumentará su incomodidad e intensificará sus niveles de ansiedad. Cuando sientas dudas, mejor evítalo.
  • Si tu paciente comparte información que te podría resultar alarmante (Ej: Tu paciente tiene una vida sexual activa y no usa protección, tu paciente ha experimentado un trauma sexual o tu paciente no sigue todas tus instrucciones para un eficiente cuidado prenatal), manéjalo profesionalmente. Es perfectamente aceptable manifestar tus preocupaciones y ofrecer recomendaciones para la seguridad de tu paciente basándote en hechos (Ej: El sexo sin protección aumenta el riesgo de contraer enfermedades/infecciones de transmisión sexual o un embarazo no deseado). Pero evita imponer esas preocupaciones basándote en tus creencias personales.

Controla tus emociones personales, y la interacción con tu paciente fluirá más tranquilamente.

VI) Trata a tu paciente en el Espectro Autista como cualquier otro paciente. Con respeto: Ningún profesional de la salud puede negarse a prestarle atención médica a una persona por motivos relacionados a su situación de discapacidad. Entonces es importante proporcionarle a tu paciente en el Espectro Autista con la misma cantidad de acceso a la salud que a cualquier otro paciente. Deja que tu paciente rellene el mismo papeleo (incluyendo antecedentes médicos). Conversa con tu paciente sin ocultarle información (incluso si asumes que podría ser irrelevante). Proporciónale a tu paciente con el mismo rango de opciones de métodos anticonceptivos. Proporciónale a tu paciente con suficiente información sobre sexualidad que podría solicitar. Y lo más importante, deja que tu paciente tome sus propias decisiones. Justo como los demás pacientes tienen derecho a estar informados y tomar sus propias decisiones, las personas en el Espectro Autista también tienen ese derecho.

Fuente: Lindsey. (2011). 6 Things OB/GYN Needs To Know When Taking Care Of A Patient With ASD. Naked Brain Ink. Recuperado de (http://nakedbrainink.com/2916/obgyn-care-patient-asd/). Traducido por Maximiliano Bravo.

10 Pasos para Discutir En Vez de Pelear

Un plan de 10 pasos para discutir temas sin pasar un mal rato.

Las parejas sanas no pelean, discuten. Hay una gran diferencia.

a) Pelear:

  • Levantar la voz
  • Mencionar el pasado
  • Insultar
  • Centrarse en el problema

b) Discutir:

  • Hablar con voz tranquila
  • Respetarse mutuamente
  • Enfocarse en el tema
  • Centrarse en la solución

Entonces, ¿cómo dejar de pelear para comenzar a discutir

I) Escoge un momento cada semana para hablar: Que sea un momento específico donde el hogar en general esté bastante tranquilo. 30 minutos máximo.

II) Apaga tu celular, televisión o cualquier otra distracción electrónica: No puedes prestarle atención al tema a discutir mientras estás jugando Fruit Ninja. Bueno, no efectivamente, de todos modos.

III) Tú o tu pareja presentan el tema a discutir: Tu turno una semana, el turno de tu pareja la semana siguiente, y así sucesivamente. Elija un tema actual y comienza con un problema que no sea tan “pesado” como otros. Por ejemplo, el montón de platos sucios en el fregadero.

IV) Establecer un temporizador de 15 minutos: La persona que escogió los temas comienza a hablar. No interrumpas a tu pareja, incluso si crees que está fuera de lugar o si crees que malinterpretó la situación.

V) Tómense de las manos: Cuando tomas de la mano a tu pareja mientras habla sobre una inquietud, se enfatiza el fuerte vínculo entre ustedes dos.

VI) Expresa tu preocupación con la frase “me siento”: Un buen ejemplo sería; “Cuando los platos no están en el lavavajillas después de cenar, me siento frustrado/a porque me gusta tener una cocina limpia antes de irnos a dormir

VII) Evita usar las palabras “siempre” y “nunca”: Rara vez las personas siempre o nunca hacen un comportamiento. Decir esas palabras automáticamente pone a tu pareja a la defensiva.

VIII) Ahora declara tu solución: Un buen solución para el ejemplo del punto 6 sería; “Creo que deberíamos turnarnos para poner los platos en el lavavajillas“.

IX) Se acabó el tiempo. Ajusta el temporizador de 15 minutos: Ahora es el turno de la otra persona para expresar sus sentimientos sobre el tema usando una oración de “Me siento” y luego presentar una solución. Trata de complementar la solución propuesta por tu pareja. Hay una regla en la improvisación: usa la frase “Sí y …“.

X) Cuando el temporizador se apaga, fin: Después de 30 minutos, han terminado. Incluso si no han encontrado una solución, está comenzando una comunicación abierta. Eventualmente, llegará al punto en el que puede hablar sobre temas más importantes.

Un paso adicional…

XI) Aléjate si te estás enojando: Si sientes que vas a decir algo que no quiere decir, discúlpate y dile a tu pareja que está tomando un descanso de 10 minutos. Es importante que le avises a tu pareja cuando vas a volver. De lo contrario, puedes desencadenar sentimientos de abandono.

Fuente: Sarkin, S. (2012). 10 Steps for Arguing Instead of Fighting. Psychology Today. Recuperado de (https://www.psychologytoday.com/us/blog/here-there-and-everywhere/201201/10-steps-arguing-instead-fighting). Traducido por Maximiliano Bravo.

¿Cómo Manejar a los Niños que Buscan Atención?

No levantes a tu bebé cuando llora. Sólo quieren atención.

No consueles una rabieta. Sólo quieren atención.

No cedas a sus quejas. Sólo quieren atención.

No hagas cosas por tu hijo/a que sabes que pueden hacer por sí mismo/a. Sólo quieren atención.

Cualquiera pensaría que la atención era una droga ilícita. ¡Todos estén atentos a los niños que intentan marcar algunos!

Pero la atención no es un lujo para ser racionado. Tampoco es algo de lo que temer. La atención es algo que todos necesitamos.

Las personas necesita ser vistas, valoradas, escuchadas, reconocidas y aceptadas. La personas necesitan atención.

Entonces, ¿quién realmente tiene el problema aquí? ¿Los niños que expresan una necesidad biológica de atención perfectamente natural, o los adultos que usan su atención como una herramienta para ejercer el poder?

Con suerte, ya sabes la respuesta.

¿Qué hacer cuando tu hijo/a quiere atención?

I) Desafía tu condicionamiento: A menudo los padres están condicionados a ejercer su rol basados en el miedo. Sienten que deben controlar a los niños, para que no hagan lo incorrecto. Sienten que no pueden ni deben mostrarles demasiado amor o consideración, por temor a malcriarlos. ¿Pero es esta una manera de tratar a una persona?

¿Qué pasaría si tu pareja siempre esperara lo peor de ti y controlara todas tus elecciones para que no hicieras lo incorrecto? ¿Qué pasaría si ellos racionaran su atención dependiendo de si su comportamiento los complacía? ¿Qué pasaría si usaran su amor y afecto como moneda para lograr que hagas lo que querían? Eso no suena como una relación saludable y ciertamente no es algo que tú quieres modelar para tus hijos.

La verdad es que nos vendieron una mentira. Los niños no son intrínsecamente malos o manipuladores. Son seres humanos, que intentan darle sentido al mundo, que desean conectarse contigo y hacer lo mejor que pueden. ¡Y a veces eso es difícil! Especialmente cuando te arrojan a un mundo que alienta literalmente a los padres a ignorar los gritos de sus hijos y, a medida que crecen, ignoran sus ofertas de atención.

Desafía tu condicionamiento. Esta no es una manera de tratar a las personas. Los niños son personas, y si este tipo de tratamiento no sería aceptable en cualquier otra relación, es probable que tampoco esté bien para ellos. La relación entre padres e hijos no es una especie de universo alternativo mágico en el que aquellos con mayor poder puedan tratar a los demás de manera deficiente y esperar que no sea perjudicial.

II) Escucha lo que están comunicando: Todo comportamiento es comunicación. Si un niño se involucra en lo que las personas describen como conductas de “búsqueda de atención”, entonces están comunicando claramente una necesidad. La necesidad de atención. Podría ser por varias razones y es nuestro trabajo resolverlo.

Cuando alguien tiene una necesidad, escuchamos, nos importa y lo ayudamos a satisfacer sus necesidades de la manera que podamos.

¿Qué se está comunicando tu hijo/a? ¿Que necesitan?

III) No trates sus necesidades con frialdad o indiferencia: Si tus hijos quieren tú atención, entonces dales atención. La atención es una necesidad legítima.

Juega con ellos, ríe con ellos, consuélalos. Muéstrales que son importantes.

No puedes echar a perder a alguien con demasiada atención o reconocimiento.

IV) Olvídate de los malos hábitos y la manipulación: ¿Qué pasa cuando los niños piden atención de manera negativa? Aún así, satisface sus necesidades.

Olvídate de las advertencias. Olvídate de los “malos hábitos” y la “manipulación”. Si un niño realmente elige hacer lo incorrecto solo para llamar la atención, ¿qué le dice eso? Están desesperados y haciendo todo lo posible para satisfacer sus necesidades. Tal vez creen que esta es la mejor manera de llamar la atención porque han aprendido que sus verdaderas necesidades no serán satisfechas.

Entonces dales lo que necesitan. Demuéstreles que no tienen que recurrir a esto solo para obtener la atención que necesitan. Muéstrales que el amor y la atención se dan libremente.

V) Llena su balde: Llena a tu hijo/a con todo el amor, la conexión y la atención que necesita con regularidad. Reconozca que los diferentes niños necesitan diferentes cantidades, así como diferentes tipos de atención. ¡Encuentra lo que tiene un significado único para ellos!

La atención no es algo que retener o racionar. Es una necesidad legítima.

Entonces, ¿qué debes hacer cuando un niño quiere atención?

Dáselo a ellos.

Siempre.

Fuente: Sara. (2017). How to Handle Attention-Seeking Kids. Happiness Is Here. Recuperado de (http://happinessishereblog.com/2017/09/how-to-handle-attention-seeking-kids/?fbclid=IwAR0GP_58PVurgT8Ec5_lPDik-7MSB4LQmsnDqDWiNxPXHrSyFBvksmP5Tn8). Traducido por Maximiliano Bravo.

No Te Tiene que Gustar Ser Una Persona en Situación de Discapacidad

Esto es lo que significa la aceptación hacia las personas en situación de discapacidad:

  • Saber cuáles son tus habilidades y cuáles no.
  • Aceptarte como si ya tuvieras valor
  • Vivir tu vida ahora y hacer las cosas que te importan.
  • No pasarte la vida esperando que llegue una cura

Pero, algunos tipos de conversaciones sobre aceptación terminan ejerciendo presiones destructivas sobre las personas en situación de discapacidad. Por ejemplo:

  • Está bien que te guste o no te guste ser una persona en situación de discapacidad. Está bien que te gusten algunos aspectos de su condición, pero otros no.
  • Está bien querer tratamiento y sentirse frustrado porque no está disponible
  • Está bien seguir un tratamiento que * esté * disponible
  • Está bien trabajar duro para obtener o mantener ciertas habilidades físicas o cognitivas, y estar feliz o orgulloso de tenerlas
  • Está bien decidir que algunas habilidades no valen la pena mantenerlas, y estar feliz o orgulloso de seguir adelante con ellas
  • Todas esas cosas son elecciones muy personales, y no es asunto de nadie más excepto tú
  • Ninguna de las anteriores traicionan el concepto de aceptación u otras personas en situación de discapacidad.

El punto de la aceptación es superar el pensamiento mágico.

Significa verte a tí mismo como realmente eres, sin ser consumido por una tragedia o la necesidad de centrarse en superar la discapacidad. Significa aceptar dónde estás y vivir ahora, sin pasarte la vida esperando que llegue una cura.

La aceptación crea habilidades. La aceptación hace que sea más fácil ser feliz y tomar buenas decisiones. Pero la aceptación no resuelve todo, y no viene con la obligación de amar absolutamente todos los aspectos de ser una persona en situación de discapacidad.

Fuente: (2014). You don’t have to like being disabled. Real Social Skills. Recuperado de (https://www.realsocialskills.org/blog/you-dont-have-to-like-being-disabled?fbclid=IwAR2vm314KKsDp2jYYRJIYaT-0yPunDKMfFPZJBeY8g8AQDFXpxa-WZmiQJw). Traducido por Maximiliano Bravo.