Tú Tienes Derecho a No Encajar

I) Tú tienes derecho a ser tú mismo: Tú tienes derecho a encarnar tu propia definición de belleza. Tú tienes derecho a ser todas las cosas que te diferencian de la multitud. Tú tienes derecho a sentir orgullo de tu cuerpo tal como es. Tú tienes derecho a llevar puesta la ropa que más te acomoda y no la ropa que está más de moda. Tú tienes derecho a buscar el amor propio en lugar de impresionar a los demás. Tú tienes derecho a ser falible e imperfecto en lugar de fingir ser alguien que no eres y borrar los rasgos que te hacen único e irrepetible. Tú tienes derecho a ir a los lugares donde está tu tribu.

II) Tú tienes derecho a ser diferente: Tú tienes derecho a elegir tu propio sistema de creencias. Tú tienes derecho a tener una mente que se sale de lo convencional. Tú tienes derecho a expandir tu zona de capacidades. Tú tienes derechos a crecer y perfeccionarte. Tú tienes derecho a no definirte por tu situación laboral, clase social o nacionalidad. Tú tienes derecho a ser intelectual en lugar de ser superficial. Tú tienes derecho a ser sensible en lugar de ser egoísta. Tú tienes derecho a elegir el amor verdadero en la era de “echar una canita al aire”. Tú tienes derecho a tener un hígado y pulmones sanos en lugar de beber alcohol y fumar cigarillos. Tú tienes derecho a ser auténtico en mundo lleno de falsedad, donde todos escondemos nuestra verdadera identidad detrás de una máscara.

III) Tú tienes derecho a seguir tus sueños: Tú tienes derecho a no conformarte con un “peor es nada”. Tú tienes derecho a tomar riesgos. Tú tienes derecho a ser intrépido en cuanto a tus pasiones. Tú tienes derecho a no renunciar a lo que quieres incluso si parece improbable. Tú tienes derecho a lograr el tipo de éxito que tanto deseas independientemente de lo que piense la sociedad, tu familia o tus amigos más cercanos.

IV) Tú tienes derecho a amarte a ti mismo: Tú tienes derecho a aceptarte tal como eres sin dar explicaciones. Tú tienes derecho a estar contento con quien eres por dentro y por fuera. Tú tienes derecho a no cambiar para satisfacer expectativas impuestas. Tú tienes derecho a cambiar para ser la persona que realmente quieres ser. Tú tienes derecho a mostrar preferencia hacia la soledad por sobre el bullicio de la socialización.

V) Tú tienes derecho a disfrutar del momento antes de que se convierta en un bonito recuerdo: Tú tienes derecho a apreciar lo que tienes ahora y quién eres hoy. Tú tienes derecho a no estar pegado a tu celular las 24 horas del día. Tú tienes derecho a ser consciente de su entorno. Tú tienes derecho a estar aquí. Tú tienes derecho a estar aquí aunque no pertenezcas. Porque este lugar fue hecho para personas como tú y yo. Porque las personas como nosotros que no encajan, evita que el mundo se convierta en algo desagradable, insípido y carente de vida. Las personas como nosotros hacen lo que vale la pena.

Fuente: Ayaad, F. (2017). You’re Allowed To Not Fit In. Thought Catalog. Recuperado de (https://thoughtcatalog.com/farah-ayaad/2017/08/youre-allowed-to-not-fit-in/). Traducido por Maximiliano Bravo.

¿Dudas de tus Habilidades? No es Nada Malo. ¿Hay Solución? ¡Claro que Sí!

En su obra clásica de 1912, Como Piensa un Hombre, James Allen ilustra maravillosamente que nuestras vidas se han originado invariablemente de nuestros pensamientos. Tus pensamientos se convierten en tus acciones y tus acciones forman tu destino. Es de extrañar entonces que pensamientos como “Soy flojo” o,”Soy malo para las matemáticas” eventualmente tendrá un efecto en cómo te comportas, y eventualmente en la realidad misma?

Cuando te encuentras dudando de tus capacidades ¿Qué haces? ¿Cómo haces que el Efecto Pigmalión funcione a tu favor y no en contra tuya?

Paso I: Darte cuenta de que eres extraordinario

Deja de reprenderte. ¡En serio! Detente ahora mismo. Eres extraordinario. ¿Quieres saber por qué? Te lo diré. En este mismo momento estás haciendo un esfuerzo en cualquiera sea tu meta (Ej: Buscar un trabajo, encontrar pareja, hacer ejercicio). Los flojos no hacen eso. De hecho, los flojos suelen ser los que pasan horas y horas pensando en la excusa perfecta para no hacer nada y siguen quejándose de lo mal que les va en la vida, culpando a todo el mundo en vez de asumir que tienen el poder y la responsabilidad de cambiar su situación para bien. ¡Que miserable existencia! Todo lo contrario a la tuya.

Dudar ocasionalmente sobre tus capacidades no te convierte en un ser humano terrible. Sólo te hace humano. (E inteligente y realista.)

Lamentablemente, no todos hemos tenido a alguien en nuestras vidas que nos haya apoyado amorosamente e incondicionalmente, por lo que puede ser necesario tratarte como te gustaría que te hubieran tratado. Sé amable contigo mismo, partiendo con sonreír cuando estés frente al espejo sin más razón que haber despertado para recibir un nuevo día. Dado que el lenguaje crea realidades, es más probable que tú comiences a creer en tu propia fuerza y valor empezando con modificar tu charla interna. Por lenguaje, no solamente hablamos de palabras, también de expresiones faciales. Entonces, una sonrisa sería un excelente primer paso en la dirección indicada.

No es justo ni sano juzgar tus acciones pasadas con tu conocimiento actual. Tal vez tú acabas de darse cuenta de que en el pasado no habías manejado las cosas de la forma “correcta”. ¿Y qué? Ahora sabes más. Haz modificaciones, desarrolla nuevos hábitos, sigue cometiendo errores, sigue aprendiendo y seguir adelante.

Paso II: Vuelve a ser un niño de 8 años.

Los niños son maravillosamente expertos en ver el mundo de formas nuevas y diferentes. Mientras juegan, usan su imaginación para conjurar todo tipo de nuevas y emocionantes realidades. Sin embargo, cuando somos adultos, enterramos tan maravillosa capacidad en los más profundo de nuestros seres hasta el punto de olvidar que alguna vez la tuvimos. Ahí empieza la frustración a la hora de probar cosas nuevas tras no obtener el resultado que esperamos, hasta el punto que sólo pensar en volver a intentarlo nos da escalofríos. Estoy bastante seguro de que alguna vez todos tuvimos 8 años, de modo que dicha capacidad innata de imaginar y explorar y la alegría que conlleva ponerla en práctica todavía está enterrada dentro de ti en alguna parte. Ha llegado el momento de desempolvarla y darle un buen uso.

Piense en alguien que conoces y admiras. Alguien que es increíblemente capaz. Alguien que piensas que es lo mejor desde el pan rebanado. Ahora imagina a esa persona experimentando dificultades a la hora de buscar un trabajo o encontrar pareja, en vez de ti. Si esa persona te pidiera ayuda para resolver el problema, ¿Se la darías? Apuesto que sí. A medida que recuperas la imaginación que tenías a los 8 años, por ejemplo, imaginar que estás conversando con una persona inteligente y capaz que tú conoces y admiras, eso provoca un cambio inmediato en la forma de enfrentarte a un problema, partiendo por aprender la lección de qué pedir ayuda no te hace débil. ¡Muy por el contrario! Haz esto lo suficientemente a menudo y este tipo de pensamientos te resultarán más naturales. De eso se trata todo.

Fuente: Asperger Experts. (s.f.). Doubting your abilities. Recuperado de (https://www.aspergerexperts.com/go/7easyways/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Más Aventuras es Sinónimo de Mayor Independencia

Las personas con Espectro Autista presentan muchos desafíos. En particular, las sensibilidades al ruido, el olfato y la luz pueden dificultar la realización de “tareas normales” de la vida cotidiana. Los estilos de crianza y de enseñanza también pueden influir en la forma en que los niños interactúan con sus compañeros y su entorno de forma permanente.

Un niño sobreprotegido podría llegar a ser menos aventurero que sus pares. Él puede sentir menor inclinación a tomar riesgos y mayor preferencia a seguir rutinas. Incluso puede comenzar a desarrollar una dependencia hacia ciertos objetos, por ejemplo, un “botiquín” y puede ser incapaz de salir de su casa sin seguir una rutina específica y llevar objetos específicos.

En niños con Espectro Autista, este hábito de seguir rutinas es mucho más fuerte y tiene una buena oportunidad de persistir durante la edad adulta. Como consecuencia, los niños con Espectro Autista crecen para convertirse en adultos temerosos y a menudo “reclusos”.

Obviamente, los adultos con estos problemas tienden a tener dificultades para trabajar e interactuar con los demás. También pueden tener que ausentarse más a menudo que otros en los mismos trabajos y pueden ser incapaces de afrontar incluso cantidades mínimas de estrés.

Esto a su vez hace que sea más difícil para ellos para encontrar un trabajo, o mantenerlo. Por supuesto, a largo plazo, los problemas financieros a menudo se transforman en problemas de independencia. Es un círculo vicioso.

ADVERTENCIA: Creo que sería muy fácil para alguien leer entre líneas y suponer que aquí se está sugiriendo que se está hablando sobre causalidad. Que cierta forma de criar a los hijos “causa Espectro Autista”. ¡Falso! Había una teoría para esto llamada “las madres nevera”. No es correcta. Aquí nadie está diciendo que (X) causa (Y) o (Z).

Mi intención es sugerir que podemos ser capaces de reducir la intensidad de algunas de estas cuestiones haciendo un pequeño ejercicio. No espero que esto funcione en todos los casos pero seguramente valdrá la pena intentarlo.

Si tú eres padre o una madre y la persona con creciente ansiedad es tu hijo/a, entonces estás en una buena posición para intervenir y hacer un cambio positivo duradero.

Algunas de las cosas que puedes hacer para ayudar al cambio son animar a tu hijo/a a usar el transporte público para irse de su casa a colegio (y viceversa), o bien, unirse a talleres relacionados con los intereses de tu hijo/a. Por ejemplo, computación, ajedrez, lectura, teatro o cine. No importa si tu hijo/a no parece aprender nada del grupo, se trata de desarrollar habilidades sociales y aumentar su confianza para interactuar con los demás.

Por supuesto, si detectas que tu hijo/a está sufriendo en dicho taller, entonces no debes forzarlos a seguir asistiendo. Tiene que ser una experiencia positiva.

Estas opciones también son buenas si eres un adulto. Si no estás listo para trabajar, participar en actividades de voluntariado sería una fantástica oportunidad. Si no tienes mucho dinero, recuerda que dar un paseo por tu barrio no cuesta nada. Lo peor que puedes hacer es quedarte en casa y evitar interactuar con los demás.

La confianza y el contacto social son como los músculos. Una vez que dejas de ejercitarlos, rápidamente se hacen más débiles.

Fuente: Bollard, G. (2015). Changing Yourself – Part 1 Be Adventurous, Become Independent. Life with Asperger’s. Recuperado de (http://life-with-aspergers.blogspot.cl/2015/05/changing-yourself-part-1-be-adventurous.html). Traducido por Maximiliano Bravo.

Amistad y Espectro Autista: Una Guía Práctica y Sencilla para Padres e Hijos

Los beneficios de las amistades son muchos. De tener a alguien para compartir intereses y pasar el tiempo juntos lo que conlleva un aumento de la independencia, la confianza  y la autoestima proporcionado por vida social saludable. Sin embargo, hacer y mantener amistades puede ser difícil para niños y adolescentes con Espectro Autista. Esto puede ser por una variedad de razones, desde problemas lingüísticos y comunicativos, inhibiciones sensoriales y dificultades para leer las señales sociales.

Afortunadamente, hay muchas formas en que los padres pueden ayudar a sus hijos con Espectro Autista. Los padres también resultarán beneficiados, más allá de contar con un hijo/a pequeño/a o adolescente feliz. Sus círculos sociales puede aumentar junto con el de su hijo/a y hay oportunidades para también para hacer nuevas amistades y obtener el apoyo de otros padres.

I) Consejos para padres con hijos pequeños:

  • Encuentra oportunidades para tu hijo/a que sean adecuadas a sus necesidades y capacidades.
  • Comenzar temprano. Los niños aprenden muchas habilidades, incluyendo las sociales, a través del juego.
  • Tómate las cosas a un ritmo que se siente natural y esfuérzate para animar a tu hijo/a a jugar con otros niños.
  • Prepárate adecuadamente para reflejar habilidades que te gustaría que tu hijo/a dominara.

Infórmate sobre los grupos comunitarios y ve si hay otros padres con los que puedes hablar acerca de sus experiencias. Facebook es genial para hacer esto también si estás geográficamente aislado o tienes problemas para salir y hablar con otras personas.

II) Consejos para padres con hijos adolescentes:

Unirse a un  grupo de habilidades sociales puede hacer una diferencia realmente positiva para un niño o adolescente con Espectro Autista. Pueden hacer amigos en un ambiente seguro con otras personas que tienen condiciones similares, mientras que son apoyados por profesionales que pueden ayudar a facilitar el aprendizaje de habilidades sociales.

Puede que sea mejor para tu hijo/a unirse a un club o taller comunitario, tal vez centrado en un interés especial. Un club de ajedrez, por ejemplo, o taller de teatro si eso es lo que le interesa. Hacer un poco de investigación y hablar con otros padres y con los organizadores de tales actividades para ver qué saben acerca del Espectro Autista y si es posible hacer ajustes.

A menudo encontrará que, con un poco de apoyo adicional, un grupo como este es mucho más beneficioso. Esto es particularmente cierto para los niños y adolescentes con Espectro Autista que tengan algunas destrezas sociales y que puedan sentirse insatisfechos con servicios específicos para individuos con Espectro Autista en el que puedan encontrar dificultades para identificarse con niños o adolescentes cuyo diagnóstico de Espectro Autista sea más severo.

Recuerda, las amistades se basan en compartir intereses comunes y es importante tomar en cuenta esto, junto con rasgos individuales de personalidad, por encima del Espectro Autista de tu hijo/a.

III) ¿Puedo insistirle a mi hijo/a que haga amigos si no quiere?

Este es un equilibrio difícil de lograr, y todo depende de la naturaleza de tu hijo/a. Vale la pena señalar que algunos niños y adolescentes con Espectro Autista realmente no les gusta pasar su tiempo en compañía de otros. Si es un gran reto para tu hijo/a estar cerca de otras personas y están felices estando solos, eso está bien. Se trata de lo que les hará felices. Sin embargo, si tu hijo/a quiere amigos, pero le cuesta hacerlos, vale la pena empujarlos suavemente en la dirección correcta.

Fuente: (2015). Making friends. Ambitious about Autism. Recuperado de (https://www.ambitiousaboutautism.org.uk/understanding-autism/independence/making-friends). Traducido por Maximiliano Bravo.

6 Consejos para Fortalecer el Optimismo en un Mundo Consumido por el Pesimismo

En el mundo actual es demasiado fácil concentrarse en lo negativo. Y no es de extrañar: Gracias al ciclo de noticias de 24 horas, las redes sociales, las notificaciones de teléfonos celulares e incluso las fuentes más inesperadas, como Instagram y YouTube nos dejan inmersos en la desgracia y la tristeza.

La tasa de suicidios ha aumentado, el ciberacoso está fuera de control, la política está más polarizada que nunca, la discriminación por raza, orientación sexual o discapacidad no conoce fronteras, y muchas más calamidades. Así que es comprensible que a muchos les cueste sonreír todos los días y mantener una actitud optimista sobre el futuro.

Pero no desesperen. Irónicamente, a pesar de que los medios de comunicación y la tecnología parecen ser la causa de nuestro pesimismo colectivo, también son esenciales para superarlo, ya sea utilizándolos sabiamente o saber cuándo reducir el uso que les damos. Aquí hay 6 maneras de encontrar la luz de esperanza hasta en el día más nublado.

I) Poner las cosas en su debida perspectiva: Cuando una tragedia se produce en algún lugar del mundo, la revivimos cada vez que encendemos la televisión, abrimos nuestras redes sociales, revisamos nuestras notificaciones telefónicas o pasamos cerca de un quiosco que vende diarios o revistas con titulares de carácter sensacionalista. Es necesario entender que los medios amplifican las cosas para incrementar sus ventas. Sin embargo, son muchos los que les cuesta entender las relaciones entre las fuentes, los patrocinadores y la audiencia. La forma en que los espectadores responden ante las noticias hace una gran diferencia en cómo éstas son procesadas. Poner las cosas en su debida perspectiva es darse cuenta que las voces más bulliciosas son las que captan la mayor atención  Tal afirmación es crucial para disminuir los temores y restaurar la esperanza.

II) Cultivar la gratitud: La gratitud es vital para contrarrestar las actitudes pesimistas. Tómate el tiempo para observar tu vida cotidiana priorizando la gratitud y sorpréndete con todas las cosas maravillosas que damos por sentado. Las investigaciones más recientes han demostrado que expresar gratitud realmente incrementa el optimismo en las personas.

III) Luchar contra las noticias falsas: Cada vez nos resulta más complicado distinguir entre lo real y lo falso al navegar por Internet. Confusión, duda, falta de confianza. Todo lo anterior se interpone en el camino del optimismo. Pero hoy en día tenemos las herramientas para luchar contra las noticias falsas. Por ejemplo, utilizar herramientas de comprobación de hechos en línea para descubrir la verdad (o al menos descubrir el fraude). Podemos negarnos a contribuir en la difusión de información falsa al no compartir cosas imposibles de verificar. Y podemos emitir un reclamo ante las afirmaciones cuestionables con solo verlas. Tomando por mano propia la comprobación de hechos es un acto sincero de empoderamiento.

IV) Desafiar a los ciberacosadores: La tecnología ha reinventado el acoso escolar y/o laboral hasta el punto de trascender los espacios físicos, incrementando la vulnerabilidad de las víctimas incluso dentro de la comodidad de sus hogares tras el fin de un larga jornada escolar y/o laboral. Peor aún, ya que el material abusivo es imposible de eliminar permanentemente una vez publicado, debido a su infinita e inmediata replicabilidad. Cuando veas a alguien siendo abusado, lo que sucede todo el tiempo en los textos, en las redes sociales, y en los juegos en línea, no te limites a ser meramente un espectador pasivo. Aunque nunca deberías hacer nada que pudiera ponerte en peligro, puedes hacer mucho para ofrecer tu apoyo a los demás. Puedes llamarle la atención a los ciberacosadores, denunciarlos, defender a sus víctimas o simplemente enviarles un mensaje privado para que sepan que hay buenas personas. No se trata de ser un soplón. Es responsabilidad de todos mantener el Internet como un lugar positivo y productivo. Desafiar a los ciberacosadores es una señal de que tú crees que puedes hacer un cambio.

V) Erradicar los discursos de odio: El anonimato en línea puede tener algunas consecuencias no deseadas. Por ejemplo, las personas piensan que pueden vomitar lenguaje odioso o compartir imágenes insultantes sin temor a ser descubiertas. Eso puede ser, pero los discursos del odio no son una ofensa sin víctimas. Mientras las instituciones están comenzando a castigar a quienes propagan material abusivo, nadie debe esperar hasta que eso suceda. Los discursos de odio dañan a las personas y contribuyen a un ambiente globalmente negativo. ¿Entonces, cómo manejamos los discurso de odio? Los ignoramos, bloqueamos a sus autores, denunciamos a los agresores y no los compartimos. Si tú puedes influir a una sola persona para eliminar las cosas negativas, entonces él o ella influenciará a otra persona, y luego a otra, y a otra más, y así sucesivamente.

VI) Apagar todo (temporalmente): Así de simple. Reúnete con tu familia, tus amigos, tu novio/a (si tienes uno/a). Con ellos a tu lado, no te perderás nada. Simplemente estar juntos, ya sea para leer, tener una cena libre de dispositivos, o hablar sobre un tema que recarga y envía a ti y tus seres queridos el mensaje de que gozar todos juntos tiene prioridad sobre todo lo demás. Los expertos recomiendan este tipo de autocuidado porque la acumulación de malas noticias puede ser agobiante e incluso debilitante. Al administrar cuidadosamente tu consumo de medios de comunicación y apreciar la compañía de las personas que te rodean, están haciendo un tremendo avance para desarrollar una actitud más optimista.

Fuente: Knorr, C. (2017). How to Raise an Optimistic Human in a Pessimistic World. Recuperado de (https://www.commonsensemedia.org/blog/how-to-raise-an-optimistic-human-in-a-pessimistic-world?utm_source=babycenter.com&utm_medium=referral&utm_campaign=pubexchange_article). Traducido por Maximiliano Bravo.

5 Cosas que Todos los Adolescentes Diagnosticados con Espectro Autista Necesitan Escuchar de Parte de la Sociedad

Previamente en este blog discutimos sobre por qué la pubertad es una época tan compleja no solamente para los individuos diagnosticados con Espectro Autista, sino también para sus padres, y por lo tanto, es imperativo ayudar a todas las partes involucradas a procesar lo mejor posible los cambios acaecidos en dicha etapa del desarrollo humano.

Por lo tanto, es necesario recordarles a los individuos con Espectro Autista durante su adolescencia lo muy valiosos que ellos son y lo mucho que son amados.

I) Nadie se salva de las inseguridades, especialmente los matones: Las personas más inseguras suelen ser los matones más pesados. La única razón que alguien actuaría de ese modo son inseguridades no resueltas. Eso no significa que las acciones de los matones estén justificadas, sino que quiero tranquilizar a las personas que son intimidadas por los matones para que sepan que son más fuertes que las personas que les hacen la vida imposible.

II) Las dos claves para el éxito son trabajar duro y ser amable: Sí, algunos logran llegan a la cima intimidando a todos a su alrededor, pero aquellos ejemplos son muy pocos. Conan O’Brien, conductor del programa Tonight Show, dijo una vez: “Si trabajas duro y eres amable, pasarán cosas asombrosas“. Y puedo decir por experiencia personal que esto es 100% cierto. Los matones por lo general no llegan a la cima, y ​​cuando lo hacen nunca siguen allí. Las personas que al final son realmente felices y exitosas son las que trabajan duro y son amables.

III) No tengas miedo de dar a conocer tus necesidades: Dar a conocer tus necesidades puede ser muy difícil, pero se vuelve más fácil con la práctica. Puede que aún seas joven, pero es tu vida, y tu futuro, por lo que tú mereces ser escuchado. Si necesitas ayuda para tomar notas en clases, o si necesita acomodaciones en las pruebas, infórmaselo a tus padres, profesor jefe o terapeuta. Nada ocurre en un vacío, así que habla, porque tus necesidades son importantes.

IV) Vestirse con la ropa más a la moda no te hará feliz: Utiliza la enseñanza media y la universidad como una época para experimentar con tu propio estilo personal. Si hay un tiempo para darle la espalda a las convenciones sociales, es ahora. Muchos son los que pasan sus primeros años de la enseñanza media tratando de verse como los más populares solamente para terminar sintiéndose miserables. La única forma de ganar el juego es dejar de jugar, y empezar a disfrutar.

V) Eres más fuerte de lo que piensas: Las cosas que ahora ves como tus debilidades pueden muy bien resultar ser algunas de tus mayores fortalezas. Así que acepta quién eres, y habla por los demás y por ti mismo. No eres un gusano, eres un hermoso y único ser humano. Te sorprenderá lo fuerte que realmente eres, si te das una oportunidad. Recuerda que todas las personas respetables algunas vez fueron adolescentes.

Fuente: Hutchins, K. (2016). ‘If I knew then…’ 5 Tips for Teens with Autism. Recuperado de (http://blog.easterseals.com/12592-2/#). Traducido por Maximiliano Bravo.

Repensando el Espectro Autista: De Torpeza Social a Creatividad Social

En un discurso en las Naciones Unidas, el escritor y activista Steve Silberman señaló que “la sociedad está al borde de una transformación importante en su comprensión del Espectro Autista y otras discapacidades del desarrollo”. Silberman tiene razón.

Durante años, la historia sobre las personas con Espectro Autista  fue sobre las cosas que les faltaban. Principalmente, eran vistos como carentes de empatía y “teoría de la mente”.

Pero las investigaciones emergentes sugieren que las dificultades sociales encontradas en las personas con Espectro Autista son mucho más matizadas. Ahora estamos entendiendo lo que tienen las personas con Espectro Autista en lugar de lo que les falta. Incluso Simon-Baron Cohen, que originó la hipótesis del déficit social, ha ampliado su punto de vista para incluir las fortalezas del Espectro Autista.

Una mirada más cercana al Espectro Autista ha revelado que en lugar de una incapacidad para socializar, las personas con Espectro Autista tienden a tener un estilo social poco convencional. Por ejemplo, las personas con Espectro Autista procesan la información social de forma más lenta, enfocan la atención en otros lugares que los ojos y reportan problemas para entender las señales sociales relacionadas con el deporte y el juego físico. Las personas suele confundir estas respuestas sociales con indiferencia, lo que puede afectar el potencial para hacer amigos. Pero también es cada vez más claro que las personas con Espectro Autista anhelan conexión, y se preocupan por los demás. Las personas con Espectro Autista informan que desean tener amigos, y cuando les preguntan cuánto les importaría herir a otra persona, les importa profundamente cómo sus acciones afectan los sentimientos de los demás, lo que se llama “empatía afectiva”. Una vez más, esto no es una incapacidad : Cuando a las personas con Espectro Autista se les da la información que les permite entender el punto de vista de los demás, tienen tanta preocupación y compasión como las personas sin Espectro Autista.

Pero aunque las percepciones del Espectro Autista están cambiando, hay un problema más profundo. Esta investigación presupone que existe una manera correcta de socializar con los demás y que los estilos interpersonales de las personas con Espectro Autista son de alguna manera “versiones fallidas de lo normal”. Esta suposición influye en cómo ayudamos a los niños con Espectro Autista. La mayoría de las intervenciones bien intencionadas para los niños con Espectro Autista intentan aumentar sus conocimientos sociales enseñándoles la manera “correcta” de responder a situaciones. Por ejemplo, a un niño se le puede enseñar que cuando una persona dice: “Hola, ¿cómo estás?”, Respondes con: “Bien, gracias. ¿Y tú?”

¿Pero esto es realmente útil? Una revisión reciente investigó la efectividad de las intervenciones de habilidades sociales para los jóvenes con Espectro Autista, la mayoría de los cuales promueven el conocimiento social. Mientras que los jóvenes con Espectro Autista reportaron mejoras en sus conocimientos sociales como resultado de la intervención, no se percibieron como realmente mejorando en habilidades sociales. Esta división entre el conocimiento social y las habilidades sociales reales sugiere que el marco más destacado del campo no está funcionando.

Tal vez el problema no es con las intervenciones, sino con todo el modelo que presupone una normalidad. Después de todo, si tales intervenciones sociales se dieran a los jóvenes típicamente en desarrollo, la intervención sería criticada con razón como reduccionista y simplista. El mundo social es mucho más complejo y dinámico que el aprendizaje de una guión social para cada interacción. Quizás en lugar de ver a las personas con TEA como individuos “socialmente torpes” que necesitan ser “arreglados”, debemos conceptualizarlos como socialmente creativos. No pueden hacer las cosas de la manera “correcta”, pero las hacen a su manera.

En un inteligente estudio, Matthew Lerner y sus colegas evaluaron la creatividad social de 31 adolescentes con Espectro Autista cuyos niveles de Coeficiente Intelectual variaban de normales a excepcionales de Coeficiente Intelectual y que cumplían con todos los criterios del Espectro Autista. En la tarea de la creatividad social, se les pidió que presentaran nuevas soluciones a los problemas sociales. También se les dio una tarea estándar de conocimiento social que les preguntó, en situaciones sociales dadas, “¿Qué es lo correcto?” Por ejemplo, a los adolescentes se les puede dar un escenario en el que están tratando de convencer a otro niño para que juegue con ellos. Una respuesta como “les pediría que por favor jugaran conmigo” tendría una puntuación muy alta en conocimiento social pero baja en creatividad social. En contraste, una respuesta como “fingiría llamar a los alienígenas para controlar las mentes de los niños para que jueguen conmigo”, obtendría una puntuación muy alta en creatividad social pero baja en conocimiento social.

Sus hallazgos fueron esclarecedores. Primero, encontraron que el conocimiento social y la creatividad social no estaban correlacionados entre sí, así como con medidas de Coeficiente Intelectual. Saber respuestas sociales correctas es diferente de ser capaz de generar respuestas creativas y novedosas para esas soluciones; Ni se contabilizan simplemente por tener un alto Coeficiente Intelectual.

También encontraron que los participantes con Espectro Autista no difieren mucho de sus pares neurotípicos en términos de la gama de la creatividad social y el conocimiento social. Lo que es más, sólo la creatividad social, pero no el conocimiento social se correlaciona con los síntomas del Espectro Autista. Finalmente, encontraron que la creatividad social, pero no el conocimiento social, se correlacionaba con comportamientos prosociales observados durante el juego libre. Parece que conocer las reglas para un comportamiento prosocial efectivo no se relaciona realmente con el uso de esas reglas.

Estos hallazgos son fundamentales porque sugieren que las intervenciones sociales que se centran exclusivamente en “hacer las cosas bien” no abordan realmente las habilidades claves que podrían ayudar a las personas con Espectro Autista no solamente a incrementar sus amistades, sino también a sus conductas de ayuda (lo que también asegura la meta de incrementar sus amistades).

Según Lerner, “Lo que emerge de la investigación es que en lugar de pensar en la tarea de comprender la cognición social de las personas con Espectro Autista y también en cómo tratarlas, enseñándoles a comportarse de una manera que se aproxima mejor a la forma en que otras personas lo hacen, es más pertinente que nosotros entendamos a las personas con Espectro Autista, y reunirnos con ellas donde estén, y realmente tratar de entender cómo están experimentando una situación. ¿Cuáles son las habilidades, características, tendencias, pasiones que aportan, y cómo podemos usarlas para tener éxito en este mundo social al que parecen querer acceder? ¿Cómo podemos hacerlo accesible y gratificante?

De hecho, un creciente número de “intervenciones naturalistas del desarrollo conductual” para los niños con Espectro Autista están tomando este enfoque, desde el modelo Early Start Denver, que enseña estrategias sociales a los niños en su casa durante sus actividades diarias en proceso, a Connie Kasari y el trabajo de su colega buscando oportunidades para la interacción y el juego colaborativo con niños con Espectro Autista, a la clase emergente de “intervenciones grupales con base teatral”, que están aplicando técnicas grupales con base teatral. Por ejemplo, una de esas intervenciones, liderada por Matthew Lerner y sus colegas, tiene como objetivo promover la creatividad social. En lugar de enseñar las habilidades sociales como un conocimiento memorístico, utiliza la improvisación para enseñar maneras de responder a escenarios sociales inesperados. La idea es que si las personas con Espectro Autista pueden sentirse cómodas con las situaciones exageradas y ridículas de la comedia de improvisación, entonces en el mundo real, responder a la pregunta “Hola, ¿cómo estás?” no será un suplicio.

Las actividades están diseñadas para ser no sólamente diversión, sino también para proporcionar alegría y conexión compartida entre los participantes. Por ejemplo, en una de las actividades, llamada “Gibberish”, una persona habla en tonos sin sentido en lugar de palabras mientras intenta explicar cómo realizar una tarea cotidiana como hornear una torta. Otra persona debe ver y traducir las algarabías en palabras para que el resto de los participantes las entiendan. Se anima a los participantes a integrar el humor en las actividades. Juegos como este cambian el enfoque de responder memorísticamente a reaccionar con sensibilidad y espontaneidad a las señales no verbales, y también promueve la toma de perspectiva y habilidades de cognición social flexibles.

Este enfoque emergente y novedoso del Espectro Autista, que reúne a individuos con Espectro Autista donde están en lugar de tratar de “arreglarlos”, está transformando cómo estos individuos piensan de sí mismos en el mundo y de lo que son capaces de llegar a ser. El marco importa. En un foro de discusión en línea llamado WrongPlanet.com, una serie de individuos con Espectro Autista discutieron acerca su creatividad, dando esperanza y apoyo mutuo. Un participante del foro llamado snarkysparkly escribió: “Muy feliz de leer este post. Me había preguntado si ser creativo e imaginativo me descalificó de ser un Aspie … Y ahora también puedo escuchar de Aspies reales, todos los días que tú puedes ser EXTREMADAMENTE creativo y seguir siendo un Aspie!

De verdad, tú puedes. De hecho, aunque muchos jóvenes con Espectro Autista presentan dificultades con el “juego simulado” espontáneo, resulta que esto no es una condición suficiente para diferenciar a aquellos con y sin Espectro Autista. Repensar el Espectro Autista requiere entender la experiencia del Espectro Autista y ver más allá de los comportamientos sociales no convencionales para ver quiénes son realmente, y lo que realmente pueden ofrecer. Seríamos negligentes si no potenciamos las fortalezas que ya existen entre las personas con Espectro Autista. Esta investigación no sólo está revolucionando cómo vemos el Espectro Autista, sino también cómo tratamos a alguien que piensa de manera diferente.

Fuente: Kaufman, S. (2017). Rethinking Autism: From Social Awkwardness to Social Creativity. Behavioral Scientist. Recuperado de (http://behavioralscientist.org/rethinking-autism-social-awkwardness-social-creativity/?utm_content=buffer607fc&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer). Traducido por Maximiliano Bravo.

Sé el Guía, no el Salvador

Los consejos procedentes de familiares, amigos y profesionales bien intencionados, o incluso de extraños con acceso a una conexión a Internet y muchas horas de tiempo libre, son el ruido de fondo en las experiencias de vida de las personas diagnosticados con Espectro Autista y su círculo más cercano.

Incluso las propias personas diagnosticadas con Espectro Autista podrían demostrar una disposición a dar consejos o tomar medidas para ayudar porque están convencidas de que la otra persona se sentirá beneficiada. El resultado es la creación de un sentido de urgencia que empuja a la persona a compartir sus ideas de la manera más directa posible y esto provoca que los demás reaccionen con recelo.

Entonces, ¿por qué pasa ésto? ¿Por qué los demás responden con hostilidad, en lugar de agradecimiento, al ofrecer consejos útiles o tomar medidas para ayudar a los demás?

Cuando las personas, independiente si están o no están diagnosticadas con Espectro Autista, sienten un fuerte deseo de difundir rápidamente su mensaje, y si le sumamos la noción de creer que saben mucho de la situación en la que desean prestar su ayuda, independiente si dicha noción sea o no sea verdad, la percepción de los demás ante tal situación es que les están diciendo qué hacer.

Desafortunadamente, la mayoría de las personas odian que les digan qué hacer. No importa si pueden comprender racionalmente el valor de los consejos ofrecidos, ellos todavía responderán activamente con resistencia contra ellos.  Piensa en tus propias experiencias, ¿cómo te sentirías cuando alguien te dice qué hacer, incluso cuando es bueno para ti? ¿Cómo reaccionas habitualmente?

Entonces, ¿qué puedes hacer si todavía quieres ayudar?

Como dice el título del articulo de hoy: Sé el Guía, no el Salvador

Entonces, ¿cómo se hace este cambio? A continuación, éstos son los pasos a seguir:

I) Tratar de Entender a la Otra Persona

Los salvadores creen que ya tienen el problema totalmente resuelto y que están demasiado listos para compartir su solución. No están interesados ​​en aprender más sobre la situación de la otra persona porque en sus mentes, es innecesario. Lo han visto todo y saben exactamente lo que hay que hacer. Adoptamos esta mentalidad de salvador con más frecuencia de lo que nos damos cuenta. Si alguna vez has aconsejado a alguien para dejar un mal hábito como fumar o comer comida chatarra, probablemente lo has hecho desde el punto de vista de un salvador. Como tú puedes saber de primera mano, este enfoque no es muy eficaz.

En su lugar, adoptar la mentalidad de ser una guía útil. Para ser un buen guía, es importante entender a la otra persona. Todo el mundo es diferente y lo que te motiva probablemente no es lo que motiva a otras personas. Tómate el tiempo para hacer preguntas para averiguar lo que es realmente importante para la otra persona. A continuación, aprovecha esa información para hacer un impacto real.

Imagina que estás en una excursión y el guía turístico te lleva a los mismos sitios que lleva a todos los demás y te da la misma narrativa. Algunos de ellos pueden ser interesantes, pero lo más probable es que te olvides de gran parte de ellos cuando vuelvas a tu casa. Ahora imagina que estás en la misma excursión, pero esta vez, el guía se toma su tiempo para conocer sus intereses y modifica la excursión para que esté alineada con dichos intereses. ¿Cuánto más recordarás tanto el guía turístico como su mensaje? Esa es la diferencia entre ser mediocre y ser excelente.

Lección: Antes de compartir lo que tienes que decir, tómate el tiempo para aprender más sobre la situación de la otra persona y sus motivaciones.

II) Compartir es Mejor que Aconsejar

Tal como se mencionó anteriormente, cuando sentimos que sabemos lo que necesitan los demás, sentimos la necesidad de decirles qué hacer. Adoptamos esta mentalidad de salvador porque pensamos que es útil. ¿Por qué no deberíamos ser directos si tenemos más experiencia y ya sabemos qué hacer?

Este es un argumento justo y en algunas situaciones, el enfoque directo funciona. Al mismo tiempo, dichas situaciones son superadas el número por el hecho de que el enfoque directo bastante a menudo resulta ineficaz.

Algo que resulta eficaz en llegar a la otra persona es dejar de dar consejos. En lugar de ofrecer tus ideas de inmediato, ofrécele a la otra persona la oportunidad de que ser tu compañero del viaje que te ha llevado a las ideas que deseas impartirle. La mayoría de las personas están abiertas al escuchar a otros compartiendo sus experiencias. Bajan sus defensas porque no les dicen qué hacer y tienen la libertad de elegir si la lección que aprendieron les resulta aplicable. Lo que es genial es que si deciden que es una lección valiosa, están más interesados en cambia para bien porque han llegado a esa conclusión por sí mismos.

Lección: Resista a la necesidad de decirle a la gente qué pensar o hacer. Comparte con ellos información relevante y útil y permíteles sacar sus propias conclusiones.

III) Validar la Libertad de Elección

Las personas se resisten cuando se sienten obligadas a hacer algo. Una actitud recurrente a la hora de enfrentarse a la resistencia es verla como un desafío y la respuesta común ante tal situación es insistir con aún más fuerza, empleando más racionalidad e ignorando todos los comentarios no deseados como “excusas”. Aunque es posible convencer a algunas personas aceptaran el mensaje, no la impulsa a cambiar para bien. Es una evidente demostración del pensamiento clásico del salvador: “Estoy haciendo lo que es bueno para ti porque te irá muy mal si no sigues mis consejos“.

Este tipo de pensamiento es perjudicial porque el mensaje que le estás enviando a la otras personas es que te necesitan para resolver sus problemas. Eso no es cierto, no lo necesitan, no importa lo útil que tú o tus consejo puedan ser. Por mucho que nos parezca difícil de creer, el mundo sigue girando, aunque no estemos involucrados.

Una acción poderosa e intuitiva que convence a las personas a cambiar para bien es recordarles a menudo que la decisión es suya. Los guías no obligan a las personas. Proporcionan información pertinente que les permitirá tomar una decisión informada. Presentan las opciones disponibles junto con los beneficios y las consecuencias de cada una y luego le permiten a la otra persona decidir qué opción tomar. Al darles poder a los demás para resolver sus propios problemas, tienen más probabilidades de lograr que lo hagan.

Ayuda asumir que todo el mundo está adoptando la mejor estrategia que pueden con lo que saben. Si tú crees que ésto es verdad, entonces al expandir sus conocimientos, tú puede ayudarles a tomar mejores decisiones y que se les ocurran mejores estrategias.

Lección: Antes, durante y después de compartir tus ideas, busca validar la autonomía de la otra persona. Recuérdales que la decisión que acaban de tomar fue, es y siempre será suya.

Cuando interactúas con los demás, independiente si estás o no estás diagnosticado con Espectro Autista, especialmente si tu intención es ayudar y dar consejos, piensa en asumir la posición de guía, no la de salvador.

En resumen:

  • Haz preguntas para entender mejor la situación de la otra persona
  • Comparte la información pertinente y permítele a la otra persona sacar sus propias conclusiones
  • Valida frecuentemente la autonomía de la otra persona durante todo el proceso

¿Qué estrategias ha encontrado para ser eficaz en llegar a través de las personas?

Si tú eres o conoces a una persona diagnosticada con Espectro Autista, o bien si en tu caso no aplica ni lo uno ni lo otro, ¿consideras que este artículo te resultó útil tras leerlo de principio a fin? En ese caso, no dudes en compartirlo con quien tu quieras.

No te sientas presionado, la decisión es tuya.

Fuente: Chen R. (2014). Why Good Intentions Fall Short. Embrace Possibility Blog. Traducido por Maximiliano Bravo.

10 Consejos para Mejorar tus Habilidades para Hablar en Público

¿Serpientes? Bien. ¿Volar? No hay problema. ¿Hablar en público? ¡Vaya! Sólo pensar en hablar en público -rutinariamente descrito como uno de los mayores (y más comunes) temores-puede hacerte sudar frío. Pero hay muchas maneras de abordar esta ansiedad y aprender a ofrecer un discurso memorable.

Aquí están 10 valiosos consejos para hablar en público:

I) Los nervios son algo normal. ¡Practica! ¡Practica !PRACTICA!: Todas las personas sienten algunas reacciones fisiológicas como palpitaciones cardíacas y manos temblorosas. No asocies estos sentimientos con la sensación de que las cosas saldrán mal o que harás el ridículo. Algunos nervios son buenos. La adrenalina que te hace sudar también te pone más alerta y listo para rendir al máximo.

La mejor manera de superar la ansiedad es practicar, practicar y practicar un poco más. Tómate el tiempo para revisar tus notas varias veces. Una vez que te sientas cómodo con el material, practica mucho. Grábate, o convence a un amigo para que critique tu actuación.

II) Conoce a tu audiencia. Tu discurso es sobre ellos, no sobre ti: Antes de empezar a exponer tu mensaje, considera quiénes son los destinatarios. Aprende tanto sobre tus oyentes como puedas. Esto te ayudará a decidir tu vocabulario, nivel de información, patrón de organización y declaración de motivación.

III) Organiza tu material de la manera más eficaz para lograr tu objetivo: Crea la estructura para tu discurso. Escribe el tema, propósito general, propósito específico, idea central y puntos principales. Asegúrate de captar la atención del público en los primeros 30 segundos.

IV) Vigila la retroalimentación y adáptate a ella: Mantén el foco en la audiencia. Calibra sus reacciones, ajusta tu mensaje y permanece flexible. La exposición de un discurso carente de espontaneidad garantizará que pierdas la atención o confundas incluso a los oyentes más devotos.

V) Deja que tu personalidad salga a luz: Sé tu mismo, no te convierta en una cabeza parlanchina. Tú establecerás una mejor credibilidad si tu personalidad brilla con soltura, y tu audiencia confiará más fácilmente en tu mensaje si pueden verte como una persona real.

VI) Utiliza humor, cuenta historias, y utiliza un lenguaje eficaz: Inyéctale una anécdota divertida a tu presentación, y seguramente atraerás la atención de su audiencia. Las audiencias, en general, les gusta que haya un toque personal en un discurso. Una historia puede proporcionar eso.

VII) No leas a menos que sea necesario. Recurre a un esquema: La lectura de un guión o una diapositiva estropea la conexión interpersonal. Al mantener el contacto visual con la audiencia, tú mantienes el foco en ti mismo y tu mensaje. Un breve resumen puede servir como un buen ayuda memoria.

VIII) Utiliza tu voz y tus manos de manera efectiva. Omite gestos nerviosos: La comunicación no verbal transmite la mayor parte del mensaje. Una buena entrega no llama la atención a sí misma, sino que transmite las ideas del hablante con claridad y sin distracción.

IX) Capta la atención al principio y cierra con un final dinámico: ¿Disfrutarías escuchar un discurso que empieza con “Hoy les voy a hablar acerca de X”? La mayoría de las personas no. En su lugar, utiliza una estadística sorprendente, una anécdota interesante o una frase concisa. Concluye tu discurso con un resumen y una declaración fuerte que tu público seguramente recordar+a al salir del auditorio.

X) Utiliza sabiamente los apoyos audiovisuales: Demasiados pueden sabotear tu conexión directa con el público, así que úsalos con moderación. Deben mejorar o aclarar tu contenido, o captar y mantener la atención de tu audiencia.

La práctica no es sinónimo de perfección

¿Por qué?

La buena comunicación nunca es perfecta, y nadie espera que seas perfecto. Sin embargo, dedicar el tiempo necesario para preparar te ayudará a ofrecer un mejor discurso. Es posible que no puedas deshacerte de todos tus nervios, pero puedes aprender a minimizarlos.

Fuente: North, M. (2016). 10 Tips for Improving Your Public Speaking Skills. Harvard Professional Development. Harvard Division of Continuing Education. Recuperado de (https://www.extension.harvard.edu/professional-development/blog/10-tips-improving-your-public-speaking-skills). Traducido por Maximiliano Bravo.

¿Por qué el Mundo Necesita la Neurodiversidad?

La neurodiversidad se relaciona con la forma en que una persona piensa y experimenta el mundo.

Muchas personas neurodiversas tienen condiciones comórbidas (ansiedad, síndrome de intestino irritable, migrañas, sobrecarga sensorial, insomnio, etc.). Estas condiciones pueden ser perjudiciales para la vida de uno y pueden requerir atención médica. Nadie está tratando de negar que estas condiciones médicas son, en el mejor de los casos, un inconveniente.

Todo el mundo tiene una predisposición genética a algunas enfermedades. Los personas neurodiversas sólo tienen una lista común de enfermedades acompañantes.

La definición de la neurodiversidad se extiende cuando incluimos a personas bajo la suposición general de que “no nacieron así”. Esto es impreciso y problemático.

La neurodiversidad tiene opositores. La mayoría de los opositores preguntan “¿Qué pasa con “Persona (X)” que nunca vivirá independientemente? ¿Cómo puedes aceptar que ellos nacieron así?

La respuesta es simple – porque “nacieron así”. La persona que está delante de ti es la persona que está delante de ti. No te concentres en sus defectos o en transformarlos en otra persona. Apóyalos. Motívalos. Ayuda a la persona en frente de ti a ser la mejor persona que pueda ser.

La neurodiversidad consiste en aceptar a personas de todos los neurotipos (típicos o no). No dice que un tipo de cerebro sea mejor que cualquier otro simplemente dice: “Hay muchos cerebros en el mundo con muchas fortalezas y debilidades diferentes y todos ellos son importantes y valiosos”.

Hay personas que argumentan en contra de ello, insistiendo en que las personas neurodiversas están mejor “reconociendo su propias deficiencias”, en lugar de tratar de amarse y aceptarse a sí mismas.

Entonces, ¿por qué nos vemos en una luz positiva? Porque lo necesitamos. Tenemos que aceptarnos a nosotros mismos para que podamos sentirnos bien acerca de quiénes somos como personas. No somos personas deficientes, menos importantes debido a nuestras diferencias. Somos humanos no marcianos.

Necesitamos diferentes tipos de mentes, pensadores y cerebros. Para citar a uno de los grandes, Albert Einstein, “No podemos resolver problemas usando el mismo tipo de pensamiento que usamos cuando los creamos“.

Muchas de las grandes mentes de la historia, Nikola Tesla, Wolfgang Amadeus Mozart, Hans Christian Andersen, e incluso el propio Albert Einstein, se ha especulado durante años que podrían haber exhibido una sintomatología neurodiversa.

Quiero aclarar que no todos los neurodiversos serán un Wolfgang Amadeus Mozart o un Albert Einstein. Estamos más que dispuestos a hacer un aporte a la sociedad con nuestros talentos, habilidades y aptitudes (al igual que las personas neurotípicas).

Cuando le dicen a los niños neurodiversos que son defectuosos, ellos desarrollan problemas de autoestima que no desaparecen al llegar a la edad, todo lo contrario. Si alguien te dice que eres “estúpido, deficiente o inferior”, esos adjetivos negativos te acompañan de por vida.

Es esencial que tratemos con respeto y amor a estos niños (y adultos) para que puedan ser las mejores personas que pueden ser.

Las personas neurodiversas tienen mucho que ofrecer a la sociedad, pero primero, debemos aceptarlas. La neurodiversidad es la clave, una herramienta de aceptación.

El mundo necesita la neurodiversidad por esta misma razón. ¿Por qué algunas personas siguen creyendo que la aceptación de los neurodiversos es una amenaza?

Fuente: (2017). Why the World Needs Neurodiversity. Neurodivergent Rebel. Recuperado de (https://neurodivergentrebel.com/2017/06/24/the-world-needs-neurodiversity/). Traducido por Maximiliano Bravo.