Las Emociones Negativas Son Transferibles: Evítalas y Protégete

Si pasas mucho tiempo con personas muy deprimidas, miras muchas noticias deprimentes o lees muchas publicaciones deprimentes que buscan atención en Facebook, eventualmente comenzarás a sentirte deprimido/a.

Es sutil porque la propagación de la negatividad ocurre lentamente con el tiempo, pero está ahí y los cambios en ti pueden ser detectados por personas neutrales a tu alrededor, especialmente si no han tenido mucho contacto reciente. Desafortunadamente para ti, estar “adentro” significa que probablemente serás la última persona en darte cuenta.

Esto es realmente importante para las personas en el Espectro Autista y sus seres queridos. Es genial ser empáticos, pero también debemos recordar protegernos a nosotros mismos. No será de mucha utilidad para las personas bajo su cuidado si tú mismo/a estás sufriendo contra la depresión.

Comportamiento de Llamar la Atención en Internet

Todos tenemos al menos un/a amigo/a que parece ser un imán para todos los problemas imaginables. Lo más probable es que conozcas a varios. Por lo general, te encontrarás preguntándote qué podrían haber hecho para “captar la ira del universo” y sufrir tanta mala suerte.

Los amigos de Facebook que buscan llamar la atención nunca se pierden una publicación cuando uno de sus familiares está en el hospital o va al médico. Las publicaciones son casi siempre mucho más urgentes y emocionales que el problema en sí. Publican historias emocionales sobre los cumpleaños y los días de la muerte de todos los que han dejado sus vidas, incluidas sus mascotas, y de alguna manera se las arreglan para hacer todas las noticias sobre ellos; por ejemplo, hacer un gran escándalo con un incendio local que destruyó una tienda que pudieron haber visitado cuando eran niños.

No hay nada de malo en este tipo de comportamiento y no tiene la intención de ser malicioso. Es solo que algunas personas sienten las cosas con más fuerza que otras, y algunas son capaces de irradiar esas emociones para tocar a todos a su alrededor.

No ayuda que las personas que buscan la atención en Internet tiendan a reaccionar mal a los comentarios mal construidos, superen los límites de la amistad e incluso permitan que los sentimientos como los celos (sobre quién tiene las “peores noticias”) interfieran. Estos rasgos aumentan la probabilidad de conflicto y pueden provocar reacciones incorrectas en los demás.

Sin embargo, el principal problema es que leer publicaciones negativas frecuentes puede tener un efecto muy negativo en las personas empáticas. Particularmente personas en el Espectro Autista.

Noticias y Televisión

El otro problema son los medios de comunicación en general. La televisión y los medios impresos y en línea aumentan su audiencia al cubrir historias emocionales. Esto incluye historias de personas que han sido lastimadas o mueren de hambre en países devastados por la guerra, animales en peligro de extinción, personas que viven en malas condiciones e incluso documentales de tortura y dolor a lo largo de la historia.

Incluso la publicidad actual a menudo contiene mensajes profundamente emocionales diseñados para provocar una respuesta suya.

Todas estas historias buscan destellar imágenes, sonidos e ideas que crearán una respuesta emocional. A veces buscan avergonzarlo para que compre un producto o apoye una causa. A veces es un medio de infundir miedo que afecte las decisiones políticas, económicas o sociales de uno. En el caso de los documentales históricos, a menudo el objetivo es reforzar la culpa por los errores del pasado para asegurarse de que no se repitan.

Incluso los espectáculos de entretenimiento liviano de hoy sobre cocina, dietas, vacaciones y renovaciones del hogar se han convertido en concursos emocionales donde hay un claro ganador y varios perdedores “dañados”. Nuestros medios se han convertido en un lugar donde el ridículo y el abuso emocional son algo común.

Una vez más, no todo es malo y los medios aún cumplen un papel importante, pero es importante tener en cuenta que los efectos a largo plazo de la exposición constante pueden ser bastante perjudiciales.

Espectro Autista Y Empatía

No hace mucho tiempo, se creía que las personas en el Espectro Autista no tenían empatía. La razón principal de esto fue que estas personas a menudo reaccionaban de manera diferente a otras en circunstancias emocionales. Por ejemplo, se reirían durante eventos traumáticos o dolorosos o no sonreirían durante los felices.

Recientemente, hemos llegado a un punto en el que los adultos en el Espectro Autista pudieron conectarse entre sí y con el resto del mundo en grandes grupos de Internet. En ese corto tiempo, llegamos a un entendimiento de que las personas que viven la condición tienen dificultades con su expresión personal. No siempre entienden cuándo y por qué los demás están tristes y tienen dificultades para transmitir sus propios sentimientos.

Una persona en el Espectro Autista podría sonreír durante un funeral porque ya ha aceptado que una persona falleció o porque su relación con esa persona no era tan fuerte como la de los demás. Es posible que estén recordando cosas graciosas que hizo la persona y esto les traerá una sonrisa, no una lágrima. No significa que no amaran a la persona o que no la extrañarán terriblemente, y es injusto juzgar las reacciones de los demás simplemente por su valor nominal.

La misma persona puede perderse en un mar de lágrimas durante un documental histórico o, de hecho, podría ser incapaz de verlo en absoluto. Para ellos el dolor y la emoción del evento es muy real y “nuevo”. Pueden estar confundidos sobre por qué otros pueden ver el mismo programa sin verse afectados.

Protegerte a ti mismo/a y a tus seres queridos

Lo más importante que hay que recordar es que las personas en el Espectro Autista se ven muy afectadas por las emociones y, a menudo, estos efectos no siempre son visibles.

Si tú eres el/la padre/madre de una persona en el Espectro Autista, debes vigilar de cerca lo que está viendo tu hijo/a y lo que le transmiten sus amigos para asegurarte de que las emociones negativas como la depresión no se le transfieran.

Si tú eres una persona en el Espectro Autista, debe preguntarse con frecuencia; “¿Cómo me siento y por qué me siento así?” Si cree que las influencias externas lo están llevando a la depresión, debe limitar tus interacciones con ellos para tu propia protección.

Esto puede significar que necesita cambiar sus hábitos de visualización, lectura, escucha y conversación. Es posible que debas dejar de seguir u ocultar a los amigos que intentan atraerte a sus mundos negativos y es posible que debas evitar a ciertas personas por completo.

Es posible que los sentimientos positivos también sean transferibles. Si todo lo demás falla, quizás también ayuda encontrar algunas personas positivas a las que seguir o realizar algunas “actividades positivas”.

Fuente: Bolland, G. (2017). Negative Emotions are Transferable – Avoid them and Protect Yourselves. Life With Asperger’s. Recuperado de (https://life-with-aspergers.blogspot.com/2017/06/negative-emotions-are-transferable.html). Traducido Por Maximiliano Bravo.

No Confrontes A Tu Pareja En El Espectro Autista Acerca De Su Comportamiento … Investígalo En Su Lugar

Este artículo se trata de una fórmula que ayudará a mejorar la comunicación entre las personas neurotípicas y sus parejas en el Espectro Autista.

Debido a sus diferencias, abundan los malentendidos entre los neurotipos, y resultan en discusiones, sentimientos heridos y relaciones rotas.

Este nueva estrategia podría ayudar.

Digamos que tu pareja en el Espectro Autista suspira mucho. Como, constantemente. Así es como él/ella respira. Para las personas con ansiedad, Trastorno de Estrés Post-Traumático, Trastorno Obsesivo Compulsivo u otras diferencias neurológicas, suspirar es un intento de calmar los nervios y lograr la homeostasis en el cerebro. Regula la frecuencia cardíaca y la respiración.

Es automático y la mayoría de las personas que suspiran a menudo ni siquiera se dan cuenta de que lo están haciendo hasta que alguien se lo señala.

Ahora, usando este ejemplo, así es como podría ser una interacción si una persona neurotípica usa un método de comunicación de confrontación con su pareja en el Espectro Autista:

Amanda y Daniel

En este escenario, Amanda es neurotípica y Daniel está en el Espectro Autista. Han estado saliendo durante unos meses.

Amanda entra en la habitación donde Daniel está jugando un videojuego. Está absorto en el juego, pero está consciente de que su novia ha entrado en la habitación.

Daniel: ~ suspira ~

Amanda: ¿Qué pasa?

Daniel (confundido): ¿Eh?

Amanda: ¿Qué pasa?

Daniel (todavía confundido): ¿Qué quieres decir?

Amanda (irritada): ¡Tú haces eso cada vez que entro en una habitación! ¿Soy tan irritante para ti?

Daniel (confusión épica): Espera. ¿Hacer qué? No entiendo.

Amanda (llorando): Ni siquiera puedo confrontarte por nada. Simplemente lo niegas.

Amanda sale de la habitación enfadada mientras Daniel la mira fijamente en estado de shock.

Ahora, Amanda siente que su nuevo novio no está absolutamente interesado en ella, y Daniel siente que su novia es emocionalmente inestable. Ambos caminan sobre cascarones durante unos meses más hasta que inevitablemente se separan.

Amanda y Daniel: Versión 2

Bien, ahora aquí están Amanda y Daniel nuevamente, solo que esta vez, ambos usan un método de investigación para comunicarse entre sí.

Amanda entra en la habitación donde Daniel está jugando un videojuego. Está absorto en el juego, pero está consciente de que su novia ha entrado en la habitación.

Daniel: ~ suspira ~

Amanda: Oye. Me di cuenta que solo suspiraste cuando entré en la habitación. Por lo general, cuando suspiro, intento comunicar mi irritación. ¿Estás irritado conmigo?

Daniel: Oh, hola. No. Suspiro todo el tiempo. Ni siquiera me doy cuenta de que lo estoy haciendo.

Amanda: Oh, está bien. Sólo pasaba por aquí. Voy a prepararme un sándwich de jamón y queso. ¿Quieres uno también?

Daniel: Um. Si. De hecho, eso suena bien. Gracias.

Nota adicional: La pregunta del sándwich de jamón y queso allí en realidad es mejor que preguntar: “¿Quieres algo de comer?” Cuanto más directa sea la pregunta a una persona en el Espectro Autista, mejor.

Comunicación investigativa

Entonces, aquí está el método de comunicación de investigación desglosado:

I) Sé curioso/a: Observa el comportamiento y/o lo que se dijo y siéntate con cualquier emoción que te surja. Asegúrate de sentirte lo suficientemente calmado/a para pasar al siguiente paso. Si no es así, aléjate, si es posible, o dile a tu pareja que necesitas un minuto.

Personas en el Espectro Autista: Permitirle a tu pareja neurotípica se aleje cuando necesita un minuto o más es esencial para que esto funcione bien para los dos.

II) Mencione el comportamiento directamente: Empieza con “Me di cuenta que…”. Por ejemplo, “Me di cuenta que cuando entré en la habitación, suspiraste”. De esta manera, estás mencionando el comportamiento directamente en lugar de preguntarle al temido y ambiguo: “¿Por qué hiciste eso?”

La razón por la que esta pregunta no funciona para las personas en el Espectro Autista es que las personas que viven la condición a menudo tienen motivos para las palabras o el comportamiento completamente diferentes a los de una persona neurotípica.

Nota adicional: De hecho, la mayoría de las personas que están en el Espectro Autista no tienen motivos ocultos. Decimos lo que queremos decir y queremos decir lo que decimos. Entonces, si suspiramos, lo más probable es que estemos tratando de lograr la homeostasis en nuestro cerebro. No es una señal sutil para indicar nada.

Si nos aclaramos la garganta, probablemente tengamos algo que necesitamos soltar. Si decimos que está usando demasiado perfume, su aroma característico nos está dando una sobrecarga sensorial, no estamos tratando de insultarlo como ser humano.

III) Explica qué significa el comportamiento para ti: OK, vamos a continuar.

Después de haber mencionado el comportamiento directamente, para que tu pareja en el Espectro Autista sepa exactamente a qué estás reaccionando, dile a él/ella qué significa para ti el comportamiento, la frase, la oración, la falta de reacción, etc., cuando lo hizo o cuando otras personas lo han hecho/dicho a tu alrededor. Este paso es muy, muy importante.

IV) Haz la pregunta: Después de haber observado, mencionado el comportamiento directamente y explicado lo que significa el comportamiento para ti, haga la pregunta: “¿Eso es lo que quieres decir?”

Habrá una reacción emocional, pero no por las razones que tú crees.

Inicialmente, es posible que recibas una reacción de completa sorpresa y asombro. Tu pareja en el Espectro Autista puede mirarte con la boca abierta y los ojos muy abiertos y sin parpadear. Es posible que te miremos como si te hubieran crecido dos cabezas. Incluso podríamos enojarnos. Esto pasará.

Es solo que, para nosotros, cuando una persona neurotípica atribuye una motivación neurotípica a un comportamiento autista, a menudo es muy irritante porque, si no nos hubieran dicho exactamente cómo lo percibe el cerebro neurotípico, nunca hubiéramos concebido tal motivación por nuestra cuenta. Nuestros cerebros simplemente no funcionan de esa manera.

Además, no confunda esta reacción de sorpresa y asombro con otra motivación oculta.

No hay ninguno.

Estamos literalmente sorprendidos y asombrados.

Es el equivalente a que alguien te diga que llevarle flores es una indicación de que lo odias y que darle una cachetada es una indicación de que te gusta.

Ese es el sentido que tienen para nosotros las motivaciones neurotípicas cuando todavía estamos aprendiendo sobre ellas. Nos puede sacudir y tomarnos un tiempo recuperarnos del susto y asimilar la nueva información.

Sin embargo, eventualmente, tu pareja en el Espectro Autista debería poder explicar sus motivaciones, por lo que el malentendido puede terminar antes de que se convierta en una discusión abierta.

Para las personas neurotípicas, esto no es lo que les resultará naturalmente, pero es algo que pueden aprender a hacer con la práctica.

Además, las personas en el Espectro Autista que lean esto, pueden y deben usar exactamente la misma fórmula con sus parejas neurotípicas.

Fuente: Heidel, J. (2019). Don’t Confront Your Autistic Loved One About Concerning Behavior… Investigate Instead. Neuroclastic. Recuperado de (https://neuroclastic.com/2019/12/09/dont-confront-your-autistic-loved-one-about-concerning-behavior-investigate-instead/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

El Concepto de “Atajo de Comunicación”

Un atajo de comunicación se puede describir como cuando una persona, por cualquier motivo, toma un atajo con su comunicación para lograr el resultado deseado. Toda comunicación tiene un propósito: es la esencia misma y la definición de la comunicación. Y así, un atajo de comunicación es un ejemplo de alguien que aprovecha la entidad de comunicación y la usa hábilmente de una manera que es un intento de lograr el resultado deseado. Se consideraría un atajo al considerar las formas de comunicación socialmente típicas. Las personas en el Espectro Autista han utilizado con mucha frecuencia atajos de comunicación. Esto suele deberse a que determinados tipos de comunicación, expresión o interacción son difíciles o están fuera de su alcance. Por ejemplo, los matices, las explicaciones más profundas y complejas, los sentimientos que son difíciles de articular o que quizás aún no son comprendidos por uno mismo, incluso los tipos de comprensiones que se están formando a nivel subconsciente pero que no han sido todavía no ha alcanzado el nivel de ser explicable. Cuando aprendes un segundo idioma (a través de la inmersión de audio), ocurre una etapa justo antes de que puedas hablarlo, en la que puedes entender el habla y captar (solo en tu mente) cómo usarlo, pero no estaba del todo bien. allí todavía, en términos de ser capaz de utilizar esos conocimientos para comunicarte a un nivel complejo con los demás a mi alrededor. A medida que las personas en el Espectro Autista adquieren la capacidad de comunicación compleja (en cualquier forma que adopte), estarán en un camino de aprendizaje, y habrá varias formas en que utilizarán la comunicación a lo largo de ese camino.

Un ejemplo de un atajo de comunicación es este: si hay una cierta experiencia sensorial para una persona en el Espectro Autista que se siente asustada o experimenta incomodidad o angustia de alguna forma, quien no está siendo lastimado/a (en el sentido de dolor o una posible lesión) pero que realmente no le gusta algo, él/ella podría decir “No sé por qué, pero esta experiencia es algo que no me gusta; algo que me causa angustia y algo que evitaría si tuviera más control sobre mi propia vida ”, lo que provocaría preguntas o confusión o incluso una falta de aceptación de esa explicación, y eso es asumiendo que él/ella incluso ha podido para llegar a esa explicación. Entonces, una forma más fácil que tendría el mismo resultado deseado de que la persona en el Espectro Autista ya no tenga que experimentar ese estímulo sensorial en particular, podría ser “¡Ouch!” o “Eso me duele”.

La respuesta de “Eso me duele” no es necesariamente cierta, pero significa justamente lo mismo: “Quiero que te detengas”/”Quiero que esto se detenga”, y obtendría la misma respuesta desead. Entonces, un atajo de comunicación es un tipo natural de apoyo social que muchas personas usarían si lo necesitaran.

Otro ejemplo podría ser una persona en el Espectro Autista que experimenta una variedad de emociones complejas y confusas, como ansiedad, exclusión/rechazo, confusión, decepción, depresión, miedo, conmoción o cualquier otra emoción similar. Él/Ella podría querer estar solo/a para pensar en lo que sucedió o reposar un poco. Sin embargo, tal vez él/ella no tenga el vocabulario o la capacidad para comunicar esto a sus padres, profesora/a, empleador/a, etcétera. Si sus padres, profesor/a o empleador/a insistió en que la persona en el Espectro Autista hablara sobre sus emociones, exigió una razón para algún comportamiento o si quieren que él/ella haga una actividad que no quiere hacer en un lugar a donde no quiere ir; la persona en el Espectro Autista podría considerar necesario decir algo como “Estoy triste”, “Estoy enojado/a” o “Estoy cansado/a”. Realmente, ninguna de esas declaraciones son exactamente ciertas en el sentido que probablemente se percibirán al escuchar esas palabras. Pero eso no significa que esta necesidad expresada, quedarse en casa y quedarse solo, no sea legítima.

Otros tipos de atajos de comunicación podrían ser expresiones faciales y otros medios implícitos de comunicación. Por ejemplo, hacer una cara triste deliberada y, a menudo, aparentemente exagerada. Es decir, colocar su propia cara en un reflejo de una expresión reconocida de “tristeza” y mostrarle a las personas esa cara triste. Esto no es menos legítimo que decir las palabras “Estoy triste” o “Eso me entristece”. Una aceptación de los atajos de comunicación realmente significa una aceptación de la comunicación en sí misma. Creo que los atajos de comunicación estarían en las cajas de herramientas de comunicación de muchas personas en el Espectro Autista.

Fuente: Grace, A. (2015). The concept of a ‘communication short cut’. Respectfully Connected. Recuperado de (https://respectfullyconnected.com/2015/12/the-concept-of-communication-short-cut/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Cuando La Ansiedad Se Parece A La Ira

A muchos padres les cuesta entender que un/a niño/a que se porta mal es un/a niño/a angustiado/a.

Cómo puede verse la ansiedad para sus padres en su hijo/a en el Espectro Autista:

  • Quejarse de una tarea
  • Ojos rodando
  • Ser “grosero/a”
  • Pisotear, golpear objetos, gritar y chillar
  • Hacer muchas preguntas “molestas” – “ser molesto/a a propósito”, lo que puede hacer que un/a padre/madre agotado/a se ponga enojado/a.

Esto es lo que realmente siente el/la niño/a (no intenta molestarte, quejarse o ser grosero/a intencionalmente):

I) Frustrado/a: La tarea no tiene sentido, el niño/a está estresado, es ruidosa/hay demasiadas personas/demasiado cansado/a. El/La niño/a no puede hacerlo ahora. No saben por qué se les dice que lo hagan porque literalmente no pueden hacerlo en este momento. Su cerebro no funciona.

II) Ansioso/a, asustado/a:
*El/La niño/a sabe que su ansiedad se disparará al hacer algo, como ir al supermercado.
*El/la niño/a está ansioso porque no puede controlar su entorno y está ansioso/a porque tiene que hacer algo AHORA MISMO y tiene problemas para cambiar de tarea.
*El/La niño/a no sabe por qué tiene que hacer algo, no tiene ningún sentido para él/ella y puede pensar en otras soluciones que requieran menos ansiedad, pero sabe que si se atreve a sugerir una alternativa, será visto como “quejarse” o “portarse mal”.
*Las cosas que se le han dicho al niño son inconsistentes: recuerdan que le dijeron que no tenían que ir a (X), pero eso cambió, y sus padres fingen que el cambio no sucedió, o que nunca menciona el cambio en absoluto, pero espera que el/la niño/a esté listo para partir.

III) Confundido/a, frustrado/a: El/La niño/a sabe que no puede hacer la tarea y está tratando de facilitar la tarea o tratando de explicar por qué no puede hacer algo, pero suena estresado/a, por lo que sus padres lo/la interpreta como “grosero/a” o “a la defensiva”.

IV) Muy frustrado/a, al borde del colapso:
*Por lo general, ocurre cuando el/la niño/a sabe que hablar o hacer preguntas no ayudó antes, o ya lo intentó y agravó la situación con sus padres, ya que están cansados y no pudo mantener la calma esta vez. Los padres suenan molestos.
*El/La niño/a ya está estresado/a actualmente por la forma en que se formuló la tarea (a veces como una orden en lugar de una pregunta), ya que no siente que tenga ninguna autonomía o control en el asunto.
*El/La niño/a ya está estresado/a por eventos anteriores en el día / semana (la escuela, por ejemplo), y la única forma en que puede sacar su frustración es pisando fuerte porque ya no puede pensar o responder verbalmente y su cubo de estrés finalmente está demasiado lleno.

V) Confundido/a, ansioso/a:
*El/La niño/a está tratando de entender por qué es importante este evento que le causa ansiedad y estrés, ya que no parece lógico y no quiere lidiar con la fatiga autista que se producirá después.
*El/La niño/a está tratando de prepararse para cómo será el entorno o lo que implicará la tarea; a menudo, visualizar la tarea nos facilita el cambio a esa tarea.
*El/La niño/a quiere asegurarse de que estará a salvo durante la tarea/evento y de que todo se tenga en cuenta, de que sus padres no olviden cosas importantes para el evento.
*El/La niño/a sabe que será mucho más estresante para él/ella que para sus padres, y es posible que sus padres no comprendan sus sensibilidades sensoriales, por lo que saber lo que sucederá es importante para que el/la niño/a evite colapsos o bloqueos. Quieren asegurarse de obtener un relato preciso de la situación sensorial: cuántas personas habrá allí, de qué está hecho el edificio, etcétera. Pero deben saber que es posible que sus padres ni siquiera piensen en eso. No estás seguro de si sus respuestas serán correctas porque a menudo son inexactas (ya que su cerebro experimenta las cosas de manera diferente).

Estrategias para los padres

Para todas las situaciones excepto el n.° 4 (que es esencialmente un territorio peligroso que requiere apoyos y llevar al niño a un lugar tranquilo y seguro en el que pueda calmarse):

  • Es importante tomarse en serio la ansiedad de tu hijo/a. No digas generalizaciones como “Todo estará bien”, ya que en muchos casos no es así, ya que tenemos experiencias sensoriales diferentes, y muchas personas neurotípicas no pueden percibir muchos sonidos/luces/olores que experimentan las personas en el Espectro Autista.
  • Es importante validar los sentimientos de tu hijo/a. “Eso suena muy frustrante”.
  • Si necesitan estar tranquilos acerca de la información del evento, dígales lo que sucederá paso a paso, responde todas sus preguntas (como en el n.° 5), incluso si puede parecerte agotador o repetitivo. Si no sabe algo, no finja que lo sabe ni utilices declaraciones vagas; simplemente diles “lo solucionaremos juntos” y crea un plan de apoyo para que tu hijo/a sepa que estará seguro/a.
  • Si se “quejan” de una tarea, pregúnteles qué les ayudaría. ¿Necesitan tiempo de reposo antes de salir al supermercado y tiempo de reposo cuando regresan? ¿Necesitan una tarea menos ese día para tener suficiente energía para ir al evento, o hacer una tarea más importante?
  • Haz un compromiso: Finge que estás hablando con un adulto que tiene tanta autonomía como tú. Trata de escuchar lo que están diciendo: ¿dicen que el evento es “desagradable”? ¿Hay algún signo de dolor, malestar o ansiedad en algo de lo que mencionan?
  • Encuentra la causa o la razón por la que están molestos (puede que tenga que ser en otro momento, cuando estén menos estresados ​​y molestos): ¿se debe a un horario inesperado o la falta de tiempo de reposo? ¿Es porque los entornos del hogar y el colegio han sido diferentes/más ocupados? Esto requiere tiempo y varios métodos de comunicación (los correos electrónicos/mensajes de texto pueden ser más fáciles para algunos niños para hablar sobre sus sentimientos, en lugar de verbalmente; les da más tiempo para procesar y responder sus preguntas).

Los castigos no funcionan

Los castigos solamente aumentarán la ansiedad y el estrés en tu hijo/a, ya que ya está ansioso/a, por lo que se está comportando tal como están. Darle a tu hijo/a opciones, incluso opciones “ilusorias”, es mejor que hacer demandas. Por ejemplo, puedes decirle a tu hijo/a lo que sucederá si no hace algo, pero no le digas que tiene que hacerlo. Decirle a tu hijo/a que tiene que hacer algo le hace sentir que se trata de una situación de vida o muerte, ¡y la mayoría de las veces no lo es! No es el fin del mundo si un niño no entrega sus tareas o llega tarde al colegio porque tardaron en vestirse. Lo importante que debe enseñarles es la regulación emocional y ayudarlos a aprender que sus sentimientos son válidos y reales, lo que les ayudará a aprender a usar estrategias para calmar esas emociones. Si no saben lo que están sintiendo (lo cual es muy común, ya que la alexitimia es común en las personas en el Espectro Autista), no sabrán que están molestos, y esto puede llevar al n.° 4, colapsos (y bloqueos). Como padres, pueden modelar sus emociones diciéndoles cómo se siente. Ejemplo: “Me siento ansioso porque no pude prepararte la cena a tiempo, así que intentaré respirar profundamente un par de veces y realizar una actividad que disfruto para intentar calmarme”. Hacer que tu hijo/a sepa que está bien reconocer la ansiedad le permitirá sentirse menos avergonzado/a por procesar esa emoción y admitirlo ante los demás. Reconocer la ansiedad a menudo ayuda a procesar y lidiar con la ansiedad en sí.

Regulación emocional

A veces, la meditación ayuda a las personas a regular sus emociones. Esto no siempre es el caos para las personas en el Espectro Autista (y puede causar frustración al escuchar todo lo que les rodea). La distracción a menudo puede servir como una mejor técnica de regulación: leer algo que les interesa o ver un programa de televisión que les permite prestar atención a eso, en lugar de a las emociones o los estímulos sensoriales. Los ejercicios de respiración cuando están molestos también pueden ayudar, principalmente con la hiperventilación, pero en su mayor parte (si no en un colapso o bloqueo, sino antes del colapso o bloqueo), simplemente hacer que alguien les pregunte sobre algo que les interesa y dejarles hablar e ignorar la situación emocional actual por completo los ayuda estar más calmados. Un colapso o bloqueo como esperar a que el cerebro se calme, porque eso es simplemente todo lo que se puede hacer una vez que ocurre un colapso o bloqueo. Esta forma de pensar es muy útil para esperar con más calma, en lugar de sentir más ansiedad y caer en ciclos de pensamientos negativos, ya que es más fácil separar el yo de pensamiento lógico del cerebro actualmente ansioso/agotado/petrificado.

Fuente: (2018).  “Anxiety Looks Like Anger”. Autistic Science Person. Recuperado de (https://autisticsciencelady.wordpress.com/2018/11/11/anxiety-looks-like-anger/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

¿Qué Es La Honestidad?

La honestidad es una de esas cosas que son bastante obvias. Es una virtud en la que todos están de acuerdo. A todos nos han enseñado desde una edad muy temprana que debemos ser honestos. Cuando podemos contar con que otras personas sean sinceras, nos sentimos seguros de que estamos a salvo, o al menos sabemos qué esperar, y podemos actuar en consecuencia.

La honestidad es cuando no haces cosas moralmente incorrectas. Cuando analizamos la honestidad, encontramos virtudes como la veracidad, integridad, franqueza, lealtad, justicia y sinceridad. Pero también encontramos la ausencia de engaños, mentiras y abstenerse de hacer cosas que no sean, bueno, deshonestas.

No mentir y no robar son cosas que son razonablemente fáciles de hacer. Simplemente significa no hacer cosas, pero ¿qué pasa con las cosas que debes hacer?

¿Puedes decir honestamente que eres sincero/a, que siempre dices tu verdad y que eres leal no solo con los demás, sino también contigo mismo/a? ¿Puedes decir que cuando no mientes, pero tampoco hablas cuando es necesario, que eres honesto/a? ¿Puedes decir que cuando eres siempre directo/a, excepto cuando tu opinión no coincide con la de la multitud, que eres honesto/a?

Cuando miras qué es la honestidad en su conjunto, ¿puedes decir que eres realmente honesto/a?

¿Por qué no somos honestos?

La honestidad es una virtud en la que prospera un constructo social sano, un entorno seguro, y para eso precisamente utilizamos la honestidad: estar seguros. Y si eso significa ser deshonestos bajo una máscara de honestidad, que así sea.

Nos han enseñado a leer la situación y evaluar si es seguro ser honesto/a. Y en la mayoría de los casos, la respuesta es no. Hablar siempre da miedo, incluso cuando lo que dices se alinea completamente con lo que todos están de acuerdo.

Hemos aprendido que ser honestos todo el tiempo crea situaciones peligrosas que no son beneficiosas para nosotros personalmente. Por ejemplo, cuando le dijiste a tu mamá que su comida sabía horrible, ella se enojó y te dijo que eres un/a ingrato/a. O esa vez cuando le diste a tu supervisor/a excelentes críticas constructivas, y dos semanas después, te despidieron.

Por lo tanto, cumplimos con el status quo sin la más mínima desviación. Aplicamos la honestidad regulada y creamos una persona honesta que está cuidadosamente diseñada para adaptarse a la narrativa de nuestra comunidad. En la superficie, parece que somos personas genuinamente honestas, pero hay un sistema secreto y complicado para mantener la fachada en funcionamiento. Un sistema que evalúa meticulosamente cuál debería ser nuestro próximo movimiento para mantenernos lo más seguros posible.

Optamos por la versión segura de la honestidad, una versión que incluso podría ser peor que la deshonestidad total. Una versión que cuenta la mentira honesta ocasional, pero se abstiene de decir algo en absoluto.

Imagine un mundo donde todos ejecutan un programa de honestidad segura. Es una construcción complicada donde la destrucción está a la vuelta de la esquina. Un lugar donde los unicornios y los arcoiris se vuelven feos rápidamente.

Entonces, ¿cuál es la alternativa?

La alternativa es ser asertivamente honesto/a todo el tiempo. Pero, ¿qué significa eso?

Ser asertivamente honesto/a significa decir lo que piensas, sin importar las consecuencias. Significa que estás dispuesto/a a ofender a algunas personas, a adoptar una postura impopular, porque tu verdad es más importante que cualquier otra cosa. Significa que te atreves a mirar a la cara lo que está mal y decir la verdad, incluso si eso es lo que estás mal. Significa que si tu honestidad no vibra con el status quo, estás dispuesto a marcharte. Sin importa qué.

La honestidad asertiva significa que ya no ignoras al elefante en la habitación. Estás llamando al elefante y diciéndole que salga del camino. Pero, ser asertivamente honesto/a no significa ser arrogante. Significa que eres consciente de tus palabras porque entiendes que tus palabras tienen poder.

Cuando eres asertivamente honesto/a, muestras tus verdaderos colores y las personas pueden anticiparlo. Tal vez no les agradas todo el tiempo, pero definitivamente saben lo que vales y lo que pueden esperar de ti. Al ser asertivamente honesto/a, valiente y decir lo que piensas, creas una base sólida para las personas que te rodean y para ti mismo.

¿Por qué no somos asertivamente honestos?

No somos asertivamente honestos por la simple razón de que tenemos miedo. Porque queremos pertenecer a nuestro entorno, está en nuestro ADN. Es cómo sobrevivimos y prosperamos en esta roca flotante gigante llamada Tierra. Nos necesitamos el uno al otro. Pero, si realmente no confiamos en las personas que nos rodean, jugamos a lo seguro. Después de todo, ¿por qué serías vulnerable cuando estás rodeado de depredadores feroces?

¿Realmente puedes confiar en las personas que te rodean? ¿Puedes decir con confianza que cuando las cosas se ponen difíciles, tu grupo te apoya? Probablemente no, porque lo más probable es que no hagas un esfuerzo adicional por ellos también.

A pesar de que todo parece estar bien en la superficie, hay una guerra en lo más profundo de tu ser. Secretamente no confiamos en otras personas, porque sabemos que realmente no podemos confiar en nosotros también. No somos asertivamente honestos porque pensamos que cuando somos verdaderamente abiertos, las personas nos dominan. Vivimos en un mundo donde la verdad personal de todos está escondida detrás de varias máscaras. La mayoría de las veces, ya ni siquiera podemos llegar a nuestra verdad a través de la telaraña de máscaras que hemos creado cuidadosamente.

Sonreimos cortésmente cuando hablamos con alguien, mientras pensamos en pensamientos oscuros de estrangularlos. Tu mente racionaliza lo que sucedió y tuerce la historia, “sí, es bueno que no hayas hablado porque funcionaría en tu contra”. Pero, mientras tu mente te está engañando, tu alma está gritando por dentro.

Claro, una mentira consciente de vez en cuando no duele, pero si sumamos todos esos pequeños momentos en un día, terminamos con muchas mentiras. El precio que pagamos es mucho más alto que los cinco minutos de conveniencia que obtenemos al abstenernos de ser honestos. La peor parte es que no solo les estamos mintiendo a las personas que nos rodean, nos estamos mintiendo a nosotros mismos.

Cada vez que nos ajustamos a la norma y descuidamos nuestro espíritu interior, cada vez que elegimos dar una respuesta políticamente correcta en aras de que nos gusten, nos matamos un poco a nosotros mismos. Nos convertimos en un fragmento de lo que realmente somos. Nos convertimos en personas no auténticas que compran completamente nuestra propia mentira.

Empieza contigo mismo/a

Al final, si no somos asertivamente honestos con nosotros mismos, nos privamos de la posibilidad de crecer, sanar nuestros traumas del pasado y convertirnos en mejores personas. Si quieres lograr tu máximo potencial, debes ser asertivamente honesto/a.

Y ser asertivamente honesto/a, especialmente contigo mismo, duele. Y mucho.

Significa que tienes que mirarte al espejo y reconocer que estás herido/a, que has cometido errores, que a veces te has avergonzado y que incluso puedes vivir una vida que es demasiado difícil. para que realmente te mires a los ojos.

Significa que aceptas que no estás cerca de lo que aspirabas a ser cuando eras niño/a.

Significa que tienes que perdonarte a ti mismo y hacer las paces con todas las cosas malas que hiciste en tu vida. Significa que sentirás la presión de necesitar cambiar más que nunca. Y cambiar es un trabajo duro, mejor aún, es casi imposible.

Las probabilidades de que seamos mejores personas están totalmente en nuestra contra. Incluso si estamos totalmente motivados para cambiar, todo nuestro sistema y el mundo conspiran en contra de nosotros para mantener las cosas tal como son.

Pero tienes que ser honesto/a, saca esa inmundicia de tu sistema.

Decir la verdad es medicina. Es terapéutico. Pero también funciona a la inversa: si no hablas cuando debe hacerlo, no solo te está mintiendo a ti mismo/a, la injusticia se convertirá en parte de ti. Izquierda o derecha, absorberá el escenario dado, ya sea que hables o no, determina cómo eso ingresa a tu sistema.

Si quieres ser asertivamente honesto/a, debes ser valiente, porque debes tomar algunas decisiones radicales, ya sea que se relacionen con tu trabajo, tus amistades, tu familia. ¿Qué harás? ¿Qué no harás? Piensa, actúa, aprende.

Ser asertivamente honesto/a es una cosa, asumir las consecuencias es un desafío completamente diferente.

Un antes y un después

Si quieres vivir una vida auténtica, debes ser asertivamente honesto/a. Asertivamente honesto/a contigo mismo y con tu entorno.

Ser asertivamente honesto requiere autoconciencia, confianza y autoestima. Incluso cuando el mundo no opta por ser asertivamente honesto, vale la pena seguir el camino difícil.

Y si todos hicieran eso, el mundo cambiaría drásticamente.

Nueva energía y creatividad fluirían a través de nuestras vidas. Tendríamos conexiones sinceras. Las personas se atreverían a abrirse, a hablar, y como resultado, podríamos confiar genuinamente en las personas que nos rodean. Es posible que no estemos de acuerdo con los demás, pero nos respetamos mutuamente por respaldar lo que creemos.

Las personas asertivamente honestas dan un paso al frente y defienden lo que creen. No respetarán el status quo. Y aunque las personas pueden no estar de acuerdo con lo que dicen, hacen algo que la gente no se atreve a hacer: hablan cuando permanecer en silencio es un crimen, y en secreto los respetamos por eso.

En un momento de honestidad asertiva, las personas honestas podría tener todos los ojos puestos en ellas, podría sentirse como extraños. Pero, cuando se calma la conmoción, son libres y descansan bien, mientras que el resto permanece en una prisión. Pero, tal prisión no es la parte más difícil. Lo más difícil es vivir con la sensación de que tuviste la oportunidad de hablar, pero no la aprovechaste. Que le diste la espalda a tu auténtico potencial a cambio de algo de consuelo, de mediocridad, de pertenecer a algo que se basa en mentiras.

Una persona asertivamente honesta puede estar sola, pero se mantiene fuerte como un roble en la tormenta, con sus raíces en el subsuelo y sus hojas tocando el cielo. Puede que no esté rodeado de mucho, pero lo que sea que la rodea realmente quiere estar allí, y es más real que cualquier otra cosa.

Porque cuando todo está dicho y hecho, al menos puedes mirarte al espejo, sonreír y decir: “Hice lo correcto”.

Fuente: Stoelwinder, D. (2020). WHAT IF WE WERE BRUTALLY HONEST. Dennis Stoelwinder . Recuperado de (https://dennisstoelwinder.com/brutally-honest/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Sensibilidad A Las Críticas: Consejos Para Las Padres

Han habido muchas discusiones sobre las diferentes reacciones sensoriales que las personas en el Espectro Autista tienen al entorno físico, como la angustia que pueden experimentar por ruidos fuertes e inesperados, luces fluorescentes y etiquetas de ropa.

Pero hay otra forma de sensibilidad menudo expresada por los miembros de la comunidad del Espectro Autista, que no se discute con la misma regularidad: una hipersensibilidad extrema a las críticas.

Esto es cuando incluso el tipo más pequeño de sugerencia o corrección tiene un gran impacto. Los tipos de críticas más intencionales resultan en la destrucción del autoestima de la persona o pueden provocar reacciones fuertes. Aún más significativo es el efecto duradero que esto tiene.

Muchos adultos en el Espectro Autista dicen que estas críticas no solo las han internalizado y han impactado negativamente su autoestima, sino que todavía están pensando en estos momentos dolorosos décadas después.

Si las personas que interactúan con aquellos en el Espectro Autista no son conscientes de esta sensibilidad, pueden causar involuntariamente un daño emocional negativo de larga duración.

Causas

No existe certeza si las personas en el Espectro Autista están predispuestas para ser emocionalmente sensibles; Esta cualidad no es intrínsecamente buena o mala. Sin embargo, está claro que las experiencias de la vida, especialmente cuando son niños, pueden magnificar esta sensibilidad.

Algunas de estas experiencias incluyen:

  • Ser corregidos frecuentemente.
  • Ser víctimas de acoso escolar.
  • Comentarios negativos constantes de sus padres y profesores.
  • Ser despedidos y excluidos.
  • Sienten que nunca hacen las cosas bien.

Con el tiempo, las personas pueden percibir críticas, incluso cuando no fueron intencionadas. A veces, incluso los comentarios positivos pueden interpretarse como negativos a la luz de las malas experiencias del pasado de la persona.

Impacto

Los adultos en el Espectro Autista describen esta sensibilidad como un efecto devastador. Muchos dicen que se sienten agotados, estresados, decaídos, menospreciados o sin valor.

Informan que sus pensamientos constantes son:

  • “Que es mi culpa. Cometí un error”
  • “Siempre estoy equivocado, y la otra persona siempre tiene razón”.
  • “Se siente como una jungla allá afuera”.
  • “Es un campo minado averiguar cómo evitar las críticas”.

Consecuencias

Como consecuencia de esta sensibilidad, las personas en el Espectro Autista pueden:

  • Evitar situaciones sociales, escolares y laborales.
  • Aislarse cuando deben estar en grupos.
  • Guardar silencio, pensando que si no dicen nada, no pueden ser criticados.
  • Pedir disculpas por todo lo que hacen (o no hacen) con la esperanza de que esto evite las críticas.
  • Desarrollar actitudes perfeccionistas, porque si no se equivocan, no serán criticados.
  • Intentar imitar el comportamiento de niños o adultos socialmente exitosos.
  • Ser EXTREMADAMENTE autocríticos desde el principio en las interacciones sociales como una forma de tratar de ganarle a la otra persona. Duele menos si la persona se critica a sí misma.

Pero todos estos esfuerzos pueden tener un éxito limitado, causar agotamiento y reforzar una pobre imagen de sí mismo.

Consejos para los padres: La Autoestima Es Clave

Aunque muchos expertos en crianza de los hijos desalientan “mimar” a los niños, especialmente a medida que crecen, resulta útil considerar la perspectiva opuesta sobre la crianza de los hijos.

No importa su edad, los niños necesitan apoyo emocional y elogios. Cuando un/a niño/a se siente fuertemente criticado/a, el objetivo más importante es ayudarlo a desarrollar su autoestima. Los niños en el Espectro Autista generalmente no reciben afirmaciones positivas de sus compañeros, por lo que corresponde a los padres y profesores proporcionarlos.

Incorporar algunas de las siguientes sugerencias en la forma en que interactúa con tu hijo/a puede ayudarlo a convertirse en adultos asertivos y resilientes que se sientan bien consigo mismos.

  • Construir confianza a través de las fortalezas: Anima a tu hijo/a en el Espectro Autista a hacer cosas en las que se destaquen para promover el éxito. Esto no significa que no debería experimentar dificultades, sino que intenta crear tantas oportunidades positivas para tu hijo/a como sea posible, y felicítalo/a por sus éxitos, así como por sus esfuerzos.
  • Comunicar aceptación: Siempre hazle saber a tu hijo/a que son aceptados (y amados) por quienes son, sin importar cuáles sean sus dificultades o los errores que hayan cometido.
  • Crear una entorno para el éxito: Cuando sea posible, intenta fomentar entornos óptimos. Esto depende de cómo sea tu hijo/a, pero las posibles adaptaciones pueden incluir disminuir el tiempo social dentro de los grupos, minimizar los elementos sensoriales que causan estrés e implementar estrategias de apoyo escolar que promuevan sus fortalezas.
  • Establecer apoyos: Todos los niños deben tener al menos un adulto comprensivo y receptivo en su vida que pueda actuar como mentor y brindar orientación social.
  • Mensaje consistentes: Todos los adultos que trabajan con tu hijo/a deben asegurarse de interpretar correctamente cómo se comporta o cómo se comunica. Si se debe modificar el comportamiento de tu hijo/a, los adultos deben intentar hacerlo con suavidad y de manera práctica, con una explicación clara, no crítica.
  • Crear oportunidades para el liderazgo: Considere colocar a tu hijo/a en posiciones de liderazgo, como tutoría o mentoría para niños más pequeños o “dirigir” un club basado en sus intereses. Este tipo de oportunidades pueden tener un impacto positivo en el autoestima de los niños.
  • Ser proactivos frente al acoso escolar: Abordar inmediatamente cualquier situación de acoso escolar o exclusión social. Hay que tener en cuenta que esto puede suceder en el ciberespacio de parte de sus compañeros o incluso adultos (como sus profesores).
  • Encontrar el equilibrio correcto: Cuando interactúes con tu hijo/a en el Espectro Autista, sé amable y generoso con los elogios. Tan frustrado como pueda sentirse en este momento, trate de no gritar o alzar la voz, o decir cosas críticas. Esto generalmente no es útil para los niños en el Espectro Autista y es poco probable que cambie sus comportamiento.

Este es un montón de consejos, y tú podrías pensar, “más fácil decirlo que hacerlo“. Recuerda, toda este artículo ha sido sobre no ser crítico con tu hijo/a; Además, no seas crítico contigo mismo. La crianza de los hijos es un trabajo duro, especialmente cuando tienes un hijo/a en el Espectro Autista, y es importante perdonar tus propios errores y seguir adelante. Tu objetivo no es ser el/la padre/madre perfecto/a, sino más bien esforzarte para comprender y apreciar a tu hijo/a y hacer lo mejor que puedas.

En conclusión, los niños en el Espectro Autista reciben constantemente comentarios que pueden contribuir a una sensación de ser inherentemente defectuosos. Esto hace que sea más importante que nunca para los padres, profesores y otros adultos equilibrar las críticas con elogios, la aceptación incondicional y el énfasis en sus fortalezas.

Fuente: Jekel, D. (s.f.). Sensitivity to Criticism: Advice for Parents. The Asperger/Autism Network (AANE). Recuperado de (https://www.aane.org/sensitivity-to-criticism-advice-for-parents/). Traducido por Maximiliano Bravo.

3 Habilidades De Comunicación Del “Lenguaje Del Amor” Que Fortalecerán Tu Relación

En cualquier relación, aprender el estilo de comunicación o “lenguaje del amor” de los demás es fundamental para que alguien se sienta escuchado/a y comprendido/a. Cuando no sientes que te están escuchando, es posible que no sientas amor.

Por lo tanto, comprender técnicas de comunicación efectivas, tanto las habilidades de comunicación verbal como no verbal, lo ayudará a comunicarse mejor con tu pareja y a sentir menos miedo de hablar sobre tus sentimientos.

Si sientes que tu relación se ha vuelto distante porque tú y tu pareja no se hablan a menudo, entonces es hora de preguntarte “¿Cuál es mi lenguaje del amor?” para saber en qué método te sientes más cómodo compartiendo con tu pareja.

Aprender su lenguaje del amor/estilo de comunicación también es muy importante. Cuanto más se entiendan, más cómodos, felices y amados se sentirán.

Para mantener una relación sana, debes saber cómo comunicarse mejor con tu pareja.

El proceso de comunicación consta de cuatro partes: el/la emisor/a (la persona que se comunica), la codificación del mensaje (cómo tú traduces el mensaje del pensamiento a palabras o texto), su canal de comunicación (cómo tú eliges transmitirlo), el/la receptor/a (la persona que escucha el mensaje) y los retroalimentación.

Se dice que la comunicación es efectiva cuando el mensaje del “emisor” se entrega con éxito al “receptor” y se retransmite a través de la “retroalimentación”.

Esto significa que ambos tienen la misma comprensión del mensaje y no hay confusión sobre el significado o la intención.

Los problemas de comunicación son uno de los problemas más comunes que sufren las parejas en una relación.

Digamos que tú eres el/la emisor/a del mensaje.

El problema habitual en esta etapa es que a veces no eres cauteloso con tu elección de palabras, tono de voz o lenguaje corporal. Puede decir palabras hirientes, levantarle la voz a tu pareja o apuntar con el dedo mientras hablas.

No usar el “canal de comunicación” correcto también es un factor. Los canales de comunicación incluyen escribir, mensajes de texto, chats o correos electrónicos, llamadas telefónicas y comunicación cara a cara.

Algunos optan por publicar sus problemas con sus parejas en las redes sociales en lugar de hablar con ellos personalmente, y esto pondrá en peligro tu relación.

Otros usan chat o mensajes de texto para transmitir sus problemas con sus parejas, lo que muchas veces puede causar problemas de comunicación. Esto se debe a que tu pareja puede tener una interpretación incorrecta del mensaje, no puede ver tus expresiones faciales o escuchar el tono de tu voz.

El/La “receptor/a”, por otro lado, debe leer, observar o escuchar cuidadosamente el mensaje del emisor para decodificarlo y entenderlo correctamente.

Si el/la receptor/a no comprende el mensaje, habrá una “retroalimentación” negativa. Por lo tanto, la comunicación falla porque el receptor no puede entender el mensaje del emisor.

Aquí hay 3 formas en que puede mejorar tus habilidades de comunicación, fortalecer tu relación y aprender a hablar el “lenguaje del amor” de tu pareja:

I) Elige el momento adecuado para hablar: Es importante encontrar el momento adecuado para hablar con tu pareja, especialmente cuando tuvieron una discusión.

Tú y tu pareja deben estar tranquilos, no tener prisas, y no estar estresados ​​cuando tengan una conversación sobre un problema.

A veces, las personas tienden a plantear problemas a sus parejas en los momentos equivocados; especialmente cuando ambos sienten emociones demasiado intensas.

Si tu pareja está de mal humor, cansada o distraída, y repentinamente irrumpió en la habitación para hablar contigo sobre lo que le molesta, la situación empeorará.

Esto se debe a que ambos no están emocionalmente y mentalmente listos para hablar. Es posible que no tengan en cuenta las palabras que escogieron, y pueden sentirse atacados. Esto hará que tu pareja se ponga a la defensiva.

II) Usar la comunicación cara a cara tanto como sea posible: Los mensajes de texto pueden causar malentendidos innecesarios, por lo que es mejor hablar con tu pareja personalmente.

Asegúrate de estar listo/a para prestarle toda su atención cuando él/ella se acerque para hablar contigo. Mantén el contacto visual cuando hables, escucha cuando él/ella está hablando y respóndele con calma.

III) Desarrollar buenas habilidades para escuchar: A veces, la razón por la que sientes que no te escuchan es que no estás escuchando a tu pareja cuando está hablando o expresando sus sentimientos.

Debes escuchar activamente a tu pareja cuando dice algo. No interrumpas mientras hablan. Reconoce que estás escuchando y que entiendes lo que están diciendo.

Solo da tu respuesta después de que hayan terminado de hablar.

Si deseas comunicarte mejor con tu pareja, el mejor consejo para tu relación es aprender su lenguaje del amor y hablarlo con fluidez. ¡Las habilidades de comunicación fortalecerán tu relación y harán que los argumentos y malentendidos sean cosa del pasado!

Fuente: Bilbao, E. (2019). 3 ‘Love Language’ Communication Skills That Will Strengthen Your Relationship. The Minds Journal. Recuperado de (https://themindsjournal.com/love-language-communication-relationship/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Para Los Niños En El Espectro Autista, Los Problemas Emocionales Pueden Dificultar El Éxito Social

Los niños en el Espectro Autista tienen problemas con la comunicación social. Algunos investigadores sugieren que estos problemas están relacionados con la baja motivación social, es decir, tienden a no priorizar la información social o disfrutar de las interacciones sociales. Como resultado, este modelo sugiere que tienen problemas para desarrollar las habilidades necesarias para relacionarse socialmente con sus compañeros.

Un estudio llevado a cabo por las investigadoras Emily Neuhaus y Sarah Jane Webb sugiere otro conjunto significativo de factores: En su experiencia, muchos niños en el Espectro Autista tienen una motivación social y realmente desean desarrollar relaciones. Sin embargo, otros factores pueden obstaculizar la transformación de esa motivación social en éxito social.

Entre los factores más destacados se encuentra un rasgo clave del Espectro Autista: la desregulación emocional y conductual. A medida que crecen los niños que viven la condición, la gran mayoría tiene ansiedad, depresión y otros problemas emocionales clínicamente significativos.

Consideren, por ejemplo, un/a niño/a que se acerca ansiosamente a sus compañeros en el salón de clases o en el patio de recreo, pero es propenso/a a descompensarse cuando su juguete se rompe o se pierde o cuando las cosas no salen según lo planeado o esperado. Estas descompensaciones pueden parecer impredecibles y erráticas para sus pares neurotípicos y podrían dificultar las interacciones sociales y las amistades potenciales.

O imagina que el/la niño/a tiene motivación social pero experimenta ansiedad significativa. Es probable que la ansiedad interfiera con su deseo de acercarse a sus pares, lo que reduciría las interacciones sociales y limitaría las oportunidades para practicar habilidades sociales. Con el tiempo, este/a niño/a se quedaría atrás de sus pares neurotípicos en habilidades sociales y relaciones, y el aislamiento reforzaría su ansiedad.

Dada la magnitud de estas dificultades en los niños autistas, proponemos que las dificultades interfieran con su interés y capacidad social, en algunos casos socavando una motivación social significativa . Abordar estos desafíos conductuales y emocionales directamente puede allanar el camino para el éxito social de estos niños.

Conexión Emocional

Comprender la interacción entre los factores sociales y emocionales en las personas en el Espectro Autista es importante. Proporciona un contexto importante para estudios que van desde la genética de la afección hasta cómo las diferencias en la función cerebral se relacionan con el comportamiento. También es relevante para el tipo de apoyo que los médicos brindan a una familia.

Para obtener más información sobre esta interacción, las investigadores observaron las respuestas de los padres en las listas de verificación de comportamiento de más de 2,000 niños en el Espectro Autista, de 6 a 18 años de edad. Utilizaron las listas de verificación para evaluar la motivación social de los niños y los rasgos relacionados con las emociones, que incluyen ansiedad, irritabilidad, agresión, dificultad con la atención y comportamientos autolesivos.

Los resultados, publicados este año, revelan que dos de cada tres niños en el Espectro Autista tuvieron suficientes dificultades en al menos una de estas áreas para alcanzar el umbral para la evaluación clínica. Otro 10% tuvo problemas emocionales en más de una forma.

Luego compararon estos puntajes con los informes de los padres sobre habilidades sociales y motivación. Descubrieron que tanto la desregulación emocional como la motivación social tienen efectos directos sobre las habilidades sociales: los niños con alta motivación social tienen un mayor éxito social que los niños con poca motivación. Al mismo tiempo, aquellos con problemas emocionales, ya sea falta de atención, ansiedad, irritabilidad o agresión, tienden a tener habilidades sociales deficientes.

Más importante aún, encontraron una interacción entre la motivación social y la desregulación emocional: esta última interfiere con la capacidad de los niños de capitalizar su motivación social, y estos niños tienen habilidades sociales pobres incluso cuando tienen una motivación social relativamente alta.

De estos resultados, concluyeron que aunque estar motivados socialmente puede ser una condición previa para el éxito social, no es suficiente. Para tener éxito socialmente, los niños en el Espectro Autista también deben tener una buena regulación emocional.

Contra Las Expectativas

También encontramos diferencias de sexo entre los niños con inteligencia media o alta: la irritabilidad y la agresión parecen tener consecuencias sociales negativas para las niñas, mientras que la ansiedad, la depresión y los problemas de atención tienen un gran impacto para los niños.

No se sabe el motivo de esta discrepancia. Debido a que estas formas particulares de desregulación van en contra de las expectativas basadas en el sexo, por ejemplo, las niñas que actúan agresivamente, es probable que sus pares las noten y las juzguen severamente, y esto puede dañar sus oportunidades sociales.

Los problemas emocionales que tienen la mayoría de los niños no son lo suficientemente graves como para justificar un diagnóstico de salud mental. Esto sugiere que la agresión, la irritabilidad y la ansiedad pueden interferir con el compromiso social incluso cuando no alcanzan el umbral para la intervención clínica.

Según estos hallazgos, es creíble que incluso los niños con dificultades emocionales leves obtendrían beneficios sociales y emocionales de la terapia. Brindar a los niños en el Espectro Autista un conjunto de herramientas para regular sus emociones puede aumentar sus habilidades sociales, y ampliar su círculo social, al darles la oportunidad de brillar a la camaradería.

Fuente: Neuhaus, E. & Webb, S. (2019). For autistic children, emotional problems may hinder social success. Spectrum News. Recuperado de (https://www.spectrumnews.org/opinion/for-autistic-children-emotional-problems-may-hinder-social-success/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

La Investigación Sobre Las Expresiones Faciales Desafía La Forma En Que Pensamos Sobre El Espectro Autista

Los investigadores del Espectro Autista comienzan a pensar que las caras de quienes viven y no viven la condición pueden “hablar un idioma diferente” cuando transmiten emociones. Esto podría significar que las “dificultades sociales” a menudo asociadas con el Espectro Autista pueden, al menos en parte, ser el resultado de diferencias en las expresiones faciales producidas por personas en el Espectro Autista y las personas neurotípicas. Significa que podemos necesitar repensar la idea de que las personas en el Espectro Autista tienen dificultades para expresar sus emociones y, en cambio, considerar que las personas neurotípicas pueden tener problemas para leerlas.

La capacidad de leer expresiones faciales es una parte esencial de la comunicación no verbal. Si solo escucha lo que dice una persona y no puede leer lo que le dice su cara, entonces solo puede tener la mitad de la historia. Solo piense en un momento en que dijo que estaba “bien”, pero su expresión facial decía lo contrario.

Poder leer la expresión facial de alguien es crucial para las buenas relaciones interpersonales. Si no puede leer la expresión facial de alguien, podría dar lugar a respuestas sociales que no son socialmente ventajosas, aconsejables o “correctas”.

Si, por ejemplo, no puedes leer la expresión triste de alguien, no puedes brindar consuelo, palabras de consuelo o un abrazo. Y si no puedes decir que alguien está enojado contigo por su expresión, no puedes disculparte por tus acciones. En ambos casos, esto podría conducir a interacciones sociales menos exitosas y una mayor dificultad social.

Una interacción bidireccional

Según la National Autistic Society, el Espectro Autista es una condición de desarrollo de por vida que afecta “cómo una persona se comunica y se relaciona con otras personas” y el mundo que las rodea. Muchos estudios han demostrado que las personas en el Espectro Autista a menudo tienen dificultades para leer las expresiones faciales de las personas neurotípicas. Históricamente, estas dificultades se han enmarcado como una característica del la condición que conduce a problemas sociales.

Las investigaciones más recientes argumenta que esta visión ignora que las interacciones sociales son exactamente eso: una interacción entre individuos. Dado que las interacciones son necesariamente al menos bidireccionales, es importante que también pensemos en qué tan bien las personas neurotípicas leen las expresiones faciales de las personas en el Espectro Autista.

Los hallazgos de dos estudios recientes sugieren que muchas personas neurotípicas tienen dificultades para leer e interpretar las expresiones faciales y los movimientos corporales de las personas en el Espectro Autista.

Entonces, ¿por qué las personas neurotípicas y las personas en el Espectro Autista tienen dificultades para leer las expresiones faciales de los demás? Una razón podría ser que las personas en el Espectro Autista y las personas neurotípicas producen diferentes expresiones faciales.

Diferencias en las expresiones faciales

Si bien los investigadores aún no saben exactamente qué es diferente acerca de las expresiones faciales producidas por estos grupos, nuestra revisión de la literatura sugiere que puede haber diferencias en la apariencia, frecuencia y duración de las expresiones faciales. Por supuesto, no todas las personas en el Espectro Autista son iguales y habrá algunas personas que viven la condición que hacen expresiones faciales que son realmente similares a las expresiones neurotípicas. Sin embargo, en general parece que las caras de personas en el espectro Autista y personas neurotípicas pueden transmitir emociones de manera diferente.

Por ejemplo, cuando una persona en el Espectro Autista se siente triste podría mover su rostro hacia una expresión que no sería utilizada por la mayoría de las personas neurotípicas. Debido a que esta expresión es diferente de lo que una persona neurotípica puede esperar ver, es posible que no reconozcan que la persona en el Espectro Autista se siente triste.

De manera similar, debido a que la persona neurotípica expresa su tristeza de una manera diferente a la persona en el Espectro Autista, la persona en el Espectro Autista podría no reconocer la tristeza de la persona neurotípica. En ambos escenarios, podrían no consolarse mutuamente y apreciar la respuesta.

¿Por qué importa esto?

Esto significa que lo que anteriormente se consideraba “déficit social” en personas en el Espectro Autista en realidad puede reflejar un desajuste en las expresiones faciales producidas por personas en el Espectro Autista y personas neurotípicas. Esto es realmente crucial, ya que quita el elemento de culpa de la persona en el Espectro Autista y, en cambio, propone que estas dificultades son producto de diferencias entre las personas en el Espectro Autista y las personas neurotípicas.

También puede haber algunos resultados realmente prometedores de estos hallazgos. Por ejemplo, en el futuro, los cuidadores y los médicos podrían recibir capacitación para “leer el lenguaje” de las expresiones faciales del Espectro Autista, lo que reduciría las dificultades de interacción social. Como la investigación sugiere que las expresiones del Espectro Autista pueden ser únicas para cada individuo, estos programas de apoyo pueden necesitar ser personalizados para cada persona en el Espectro Autista.

Estos hallazgos también tienen implicaciones para el diagnóstico clínico del Espectro Autista. Actualmente, las condiciones agrupadas dentro del Espectro Autista son diagnosticados a través de observaciones de la habilidad social y el comportamiento por parte de un médico calificado. Es importante destacar que un médico que no está en el Espectro Autista puede evaluar a alguien como carente de expresiones faciales, cuando, en realidad, estas expresiones son simplemente diferentes de las que producirían ellos mismos; Un estilo diferente de expresión emocional se interpreta falsamente como una falta de expresión emocional.

Puede ser hora de replantear la idea de “dificultades sociales” en el Espectro Autista y alejarse de la idea de “déficit” hacia una de “diferencia” entre las interacciones de personas neurotípicas y personas en el Espectro Autista.

Fuente: Keating, C. & Cook, J. (2020). Research on facial expressions challenges the way we think about autism. The Conversation. Recuperado de (https://theconversation.com/research-on-facial-expressions-challenges-the-way-we-think-about-autism-134053?utm_source=facebook&fbclid=IwAR2Zpn4AHGFgnXjji0yUoFKYiR366ifzNwK0UXh3NGdL8WSMMTSwvByEIv8). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Las Mejores Formas Para Reducir Las Ansiedades De Tu Hijo/a En El Espectro Autista Durante La Pandemia Del Coronavirus

El Coronavirus ha creado un impacto sin precedentes en muchas de nuestras actividades de la vida diaria, por ejemplo, asistir al colegio, ir al supermercado y casi cualquier actividad que requiera reuniones de grandes grupos de personas. Quizás, ninguno de estos cambios es más impactante que los temores y las ansiedades que han surgido entre todos nosotros, ya que no estamos seguros de lo que pueden traer los días por venir.

A medida que nuestros en el Espectro Autista comienzan un modelo de aprendizaje remoto, las ansiedades de cómo ha cambiado el mundo en las últimas semanas pueden comenzar a hacerse más evidentes. A su vez, nuestros hijos pueden reaccionar con muchas de las preocupaciones e inquietudes que han sido comunes entre todos nosotros.

En reconocimiento de esto, aquí hay algunas ideas para abordar estas preocupaciones:

I) Tu hijo/a está viendo la misma televisión/redes sociales que tú: Los medios informan muchas estadísticas alarmantes, efectos globales y otras crudas realidades del Coronavirus. Los niños más pequeños en el Espectro Autista no tienen un marco de referencia de tiempo, ubicación o circunstancia para la situación en cuestión. Dicho esto, mirar y escuchar estos recursos solo puede servir para aumentar el miedo.

II) Evita las redes sociales para toda la información: Las redes sociales en tiempos de crisis pueden generar mucha ira, miedo, rumores y desinformación. Trata de mantenerte actualizado con información de fuentes de noticias acreditadas.

III) “No sé” es una respuesta adecuada: En estos tiempos ambiguos, decirles a nuestros hijos en el Espectro Autista; “No sé” es una elección honesta y precisa. No tenemos muchas respuestas a las preguntas que nuestros hijos puedan tener sobre este momento histórico sin precedentes. Ser directo ayudará a continuar creando confianza en una circunstancia confusa y que cambia rápidamente.

IV) Este es un momento perfecto para reforzar las lecciones sobre higiene: Por supuesto, la higiene es fundamental en este momento. Sin embargo, enseñar estas habilidades también les enseñará a los niños en el Espectro Autista cierta sensación de “control” y poder hacer algo en lo que parece una situación incontrolable.

V) Mantén la rutina como sea posible: Tu hijo/a en el Espectro Autista considera la rutina como sinónimo de seguridad. Dicho esto, han surgido cambios importantes en la rutina. Mantener la hora de acostarse, las comidas, los horarios de aprendizaje y otras tradiciones dentro de su hogar ayudará a garantizar un cierto grado de normalidad. Las rutinas regulares de sueño y comida ayudan a mantenernos a todos en nuestro mejor momento y menos susceptibles a problemas de ansiedad y salud.

VI) Sé un ejemplo de calma: Tú eres el piloto del avión, y tu hijo/a depende de ti para recibir instrucciones y sentirse seguro/a. Si tú reflejas calma, tu hijo/a se sentirá calmado. Por el contrario, si muestras miedo, él/ella se asustará.

VII) Solamente dale a tus hijos la información que pueden manejar y necesitar: Como padres de niños en el Espectro Autista, nuestro objetivo es ser solidarios y compartir tanta información con nuestros hijos como la conocemos. Sin embargo, compartir solo lo que nuestros hijos solicitan y pueden comprender razonablemente les permite a nuestros hijos procesar lo que pueden manejar en ese momento. Cuando hacen otras preguntas más tarde, esas respuestas pueden responderse durante ese período de tiempo.

VIII) Para cuidar bien a tus hijos, debes cuidarte bien: Si no está al 100%, no puede estar al 100% para nadie en tu vida. Primero cuídate mental y físicamente para que puedas dar lo mejor de ti a quienes más te necesitan.

IX) Las emociones están muy tensas durante este momento: Las emociones se están agotando con un nivel de miedo y ansiedad incomparables con respecto al Coronavirus. Dicho esto, ten cuidado de reconocer que muchas veces la ira puede surgir rápidamente de este grado de miedo y ansiedad. Esto puede aparecer de varias maneras hacia personas y situaciones. Tómate tu tiempo para reconocer lo que puede parecer una ira fuera de lugar podrían ser estos sentimientos que yacen debajo de la superficie. Sé paciente contigo mismo y con los demás (especialmente ahora).

X) Encuentra tiempo a solas para ti y tu hijo/a si es posible: En un mundo con tantas distracciones a corto plazo, los niños en el Espectro Autista se aburren rápidamente. Con estar en casa por largos períodos de tiempo ahora, puede haber una tendencia a tratar de evitar que nuestros hijos se aburran. Hacer que sus hijos determinen la disciplina de encontrar sus propias actividades para disminuir su aburrimiento puede ser una muy buena lección de vida.

Fuente: Novick, B. (2020). Top Ways to Reduce an Autistic Child’s Anxieties During the Coronavirus Pandemic. Autism Parents Magazine. Recuperado de (https://www.autismparentingmagazine.com/autism-child-anxieties-on-coronavirus-pandemic/?utm_campaign=content_marketing_promotion&utm_medium=post&utm_source=facebook). Traducido por Maximiliano Bravo