Para Los Niños En El Espectro Autista, Los Problemas Emocionales Pueden Dificultar El Éxito Social

Los niños en el Espectro Autista tienen problemas con la comunicación social. Algunos investigadores sugieren que estos problemas están relacionados con la baja motivación social, es decir, tienden a no priorizar la información social o disfrutar de las interacciones sociales. Como resultado, este modelo sugiere que tienen problemas para desarrollar las habilidades necesarias para relacionarse socialmente con sus compañeros.

Un estudio llevado a cabo por las investigadoras Emily Neuhaus y Sarah Jane Webb sugiere otro conjunto significativo de factores: En su experiencia, muchos niños en el Espectro Autista tienen una motivación social y realmente desean desarrollar relaciones. Sin embargo, otros factores pueden obstaculizar la transformación de esa motivación social en éxito social.

Entre los factores más destacados se encuentra un rasgo clave del Espectro Autista: la desregulación emocional y conductual. A medida que crecen los niños que viven la condición, la gran mayoría tiene ansiedad, depresión y otros problemas emocionales clínicamente significativos.

Consideren, por ejemplo, un/a niño/a que se acerca ansiosamente a sus compañeros en el salón de clases o en el patio de recreo, pero es propenso/a a descompensarse cuando su juguete se rompe o se pierde o cuando las cosas no salen según lo planeado o esperado. Estas descompensaciones pueden parecer impredecibles y erráticas para sus pares neurotípicos y podrían dificultar las interacciones sociales y las amistades potenciales.

O imagina que el/la niño/a tiene motivación social pero experimenta ansiedad significativa. Es probable que la ansiedad interfiera con su deseo de acercarse a sus pares, lo que reduciría las interacciones sociales y limitaría las oportunidades para practicar habilidades sociales. Con el tiempo, este/a niño/a se quedaría atrás de sus pares neurotípicos en habilidades sociales y relaciones, y el aislamiento reforzaría su ansiedad.

Dada la magnitud de estas dificultades en los niños autistas, proponemos que las dificultades interfieran con su interés y capacidad social, en algunos casos socavando una motivación social significativa . Abordar estos desafíos conductuales y emocionales directamente puede allanar el camino para el éxito social de estos niños.

Conexión Emocional

Comprender la interacción entre los factores sociales y emocionales en las personas en el Espectro Autista es importante. Proporciona un contexto importante para estudios que van desde la genética de la afección hasta cómo las diferencias en la función cerebral se relacionan con el comportamiento. También es relevante para el tipo de apoyo que los médicos brindan a una familia.

Para obtener más información sobre esta interacción, las investigadores observaron las respuestas de los padres en las listas de verificación de comportamiento de más de 2,000 niños en el Espectro Autista, de 6 a 18 años de edad. Utilizaron las listas de verificación para evaluar la motivación social de los niños y los rasgos relacionados con las emociones, que incluyen ansiedad, irritabilidad, agresión, dificultad con la atención y comportamientos autolesivos.

Los resultados, publicados este año, revelan que dos de cada tres niños en el Espectro Autista tuvieron suficientes dificultades en al menos una de estas áreas para alcanzar el umbral para la evaluación clínica. Otro 10% tuvo problemas emocionales en más de una forma.

Luego compararon estos puntajes con los informes de los padres sobre habilidades sociales y motivación. Descubrieron que tanto la desregulación emocional como la motivación social tienen efectos directos sobre las habilidades sociales: los niños con alta motivación social tienen un mayor éxito social que los niños con poca motivación. Al mismo tiempo, aquellos con problemas emocionales, ya sea falta de atención, ansiedad, irritabilidad o agresión, tienden a tener habilidades sociales deficientes.

Más importante aún, encontraron una interacción entre la motivación social y la desregulación emocional: esta última interfiere con la capacidad de los niños de capitalizar su motivación social, y estos niños tienen habilidades sociales pobres incluso cuando tienen una motivación social relativamente alta.

De estos resultados, concluyeron que aunque estar motivados socialmente puede ser una condición previa para el éxito social, no es suficiente. Para tener éxito socialmente, los niños en el Espectro Autista también deben tener una buena regulación emocional.

Contra Las Expectativas

También encontramos diferencias de sexo entre los niños con inteligencia media o alta: la irritabilidad y la agresión parecen tener consecuencias sociales negativas para las niñas, mientras que la ansiedad, la depresión y los problemas de atención tienen un gran impacto para los niños.

No se sabe el motivo de esta discrepancia. Debido a que estas formas particulares de desregulación van en contra de las expectativas basadas en el sexo, por ejemplo, las niñas que actúan agresivamente, es probable que sus pares las noten y las juzguen severamente, y esto puede dañar sus oportunidades sociales.

Los problemas emocionales que tienen la mayoría de los niños no son lo suficientemente graves como para justificar un diagnóstico de salud mental. Esto sugiere que la agresión, la irritabilidad y la ansiedad pueden interferir con el compromiso social incluso cuando no alcanzan el umbral para la intervención clínica.

Según estos hallazgos, es creíble que incluso los niños con dificultades emocionales leves obtendrían beneficios sociales y emocionales de la terapia. Brindar a los niños en el Espectro Autista un conjunto de herramientas para regular sus emociones puede aumentar sus habilidades sociales, y ampliar su círculo social, al darles la oportunidad de brillar a la camaradería.

Fuente: Neuhaus, E. & Webb, S. (2019). For autistic children, emotional problems may hinder social success. Spectrum News. Recuperado de (https://www.spectrumnews.org/opinion/for-autistic-children-emotional-problems-may-hinder-social-success/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

La Investigación Sobre Las Expresiones Faciales Desafía La Forma En Que Pensamos Sobre El Espectro Autista

Los investigadores del Espectro Autista comienzan a pensar que las caras de quienes viven y no viven la condición pueden “hablar un idioma diferente” cuando transmiten emociones. Esto podría significar que las “dificultades sociales” a menudo asociadas con el Espectro Autista pueden, al menos en parte, ser el resultado de diferencias en las expresiones faciales producidas por personas en el Espectro Autista y las personas neurotípicas. Significa que podemos necesitar repensar la idea de que las personas en el Espectro Autista tienen dificultades para expresar sus emociones y, en cambio, considerar que las personas neurotípicas pueden tener problemas para leerlas.

La capacidad de leer expresiones faciales es una parte esencial de la comunicación no verbal. Si solo escucha lo que dice una persona y no puede leer lo que le dice su cara, entonces solo puede tener la mitad de la historia. Solo piense en un momento en que dijo que estaba “bien”, pero su expresión facial decía lo contrario.

Poder leer la expresión facial de alguien es crucial para las buenas relaciones interpersonales. Si no puede leer la expresión facial de alguien, podría dar lugar a respuestas sociales que no son socialmente ventajosas, aconsejables o “correctas”.

Si, por ejemplo, no puedes leer la expresión triste de alguien, no puedes brindar consuelo, palabras de consuelo o un abrazo. Y si no puedes decir que alguien está enojado contigo por su expresión, no puedes disculparte por tus acciones. En ambos casos, esto podría conducir a interacciones sociales menos exitosas y una mayor dificultad social.

Una interacción bidireccional

Según la National Autistic Society, el Espectro Autista es una condición de desarrollo de por vida que afecta “cómo una persona se comunica y se relaciona con otras personas” y el mundo que las rodea. Muchos estudios han demostrado que las personas en el Espectro Autista a menudo tienen dificultades para leer las expresiones faciales de las personas neurotípicas. Históricamente, estas dificultades se han enmarcado como una característica del la condición que conduce a problemas sociales.

Las investigaciones más recientes argumenta que esta visión ignora que las interacciones sociales son exactamente eso: una interacción entre individuos. Dado que las interacciones son necesariamente al menos bidireccionales, es importante que también pensemos en qué tan bien las personas neurotípicas leen las expresiones faciales de las personas en el Espectro Autista.

Los hallazgos de dos estudios recientes sugieren que muchas personas neurotípicas tienen dificultades para leer e interpretar las expresiones faciales y los movimientos corporales de las personas en el Espectro Autista.

Entonces, ¿por qué las personas neurotípicas y las personas en el Espectro Autista tienen dificultades para leer las expresiones faciales de los demás? Una razón podría ser que las personas en el Espectro Autista y las personas neurotípicas producen diferentes expresiones faciales.

Diferencias en las expresiones faciales

Si bien los investigadores aún no saben exactamente qué es diferente acerca de las expresiones faciales producidas por estos grupos, nuestra revisión de la literatura sugiere que puede haber diferencias en la apariencia, frecuencia y duración de las expresiones faciales. Por supuesto, no todas las personas en el Espectro Autista son iguales y habrá algunas personas que viven la condición que hacen expresiones faciales que son realmente similares a las expresiones neurotípicas. Sin embargo, en general parece que las caras de personas en el espectro Autista y personas neurotípicas pueden transmitir emociones de manera diferente.

Por ejemplo, cuando una persona en el Espectro Autista se siente triste podría mover su rostro hacia una expresión que no sería utilizada por la mayoría de las personas neurotípicas. Debido a que esta expresión es diferente de lo que una persona neurotípica puede esperar ver, es posible que no reconozcan que la persona en el Espectro Autista se siente triste.

De manera similar, debido a que la persona neurotípica expresa su tristeza de una manera diferente a la persona en el Espectro Autista, la persona en el Espectro Autista podría no reconocer la tristeza de la persona neurotípica. En ambos escenarios, podrían no consolarse mutuamente y apreciar la respuesta.

¿Por qué importa esto?

Esto significa que lo que anteriormente se consideraba “déficit social” en personas en el Espectro Autista en realidad puede reflejar un desajuste en las expresiones faciales producidas por personas en el Espectro Autista y personas neurotípicas. Esto es realmente crucial, ya que quita el elemento de culpa de la persona en el Espectro Autista y, en cambio, propone que estas dificultades son producto de diferencias entre las personas en el Espectro Autista y las personas neurotípicas.

También puede haber algunos resultados realmente prometedores de estos hallazgos. Por ejemplo, en el futuro, los cuidadores y los médicos podrían recibir capacitación para “leer el lenguaje” de las expresiones faciales del Espectro Autista, lo que reduciría las dificultades de interacción social. Como la investigación sugiere que las expresiones del Espectro Autista pueden ser únicas para cada individuo, estos programas de apoyo pueden necesitar ser personalizados para cada persona en el Espectro Autista.

Estos hallazgos también tienen implicaciones para el diagnóstico clínico del Espectro Autista. Actualmente, las condiciones agrupadas dentro del Espectro Autista son diagnosticados a través de observaciones de la habilidad social y el comportamiento por parte de un médico calificado. Es importante destacar que un médico que no está en el Espectro Autista puede evaluar a alguien como carente de expresiones faciales, cuando, en realidad, estas expresiones son simplemente diferentes de las que producirían ellos mismos; Un estilo diferente de expresión emocional se interpreta falsamente como una falta de expresión emocional.

Puede ser hora de replantear la idea de “dificultades sociales” en el Espectro Autista y alejarse de la idea de “déficit” hacia una de “diferencia” entre las interacciones de personas neurotípicas y personas en el Espectro Autista.

Fuente: Keating, C. & Cook, J. (2020). Research on facial expressions challenges the way we think about autism. The Conversation. Recuperado de (https://theconversation.com/research-on-facial-expressions-challenges-the-way-we-think-about-autism-134053?utm_source=facebook&fbclid=IwAR2Zpn4AHGFgnXjji0yUoFKYiR366ifzNwK0UXh3NGdL8WSMMTSwvByEIv8). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Las Mejores Formas Para Reducir Las Ansiedades De Tu Hijo/a En El Espectro Autista Durante La Pandemia Del Coronavirus

El Coronavirus ha creado un impacto sin precedentes en muchas de nuestras actividades de la vida diaria, por ejemplo, asistir al colegio, ir al supermercado y casi cualquier actividad que requiera reuniones de grandes grupos de personas. Quizás, ninguno de estos cambios es más impactante que los temores y las ansiedades que han surgido entre todos nosotros, ya que no estamos seguros de lo que pueden traer los días por venir.

A medida que nuestros en el Espectro Autista comienzan un modelo de aprendizaje remoto, las ansiedades de cómo ha cambiado el mundo en las últimas semanas pueden comenzar a hacerse más evidentes. A su vez, nuestros hijos pueden reaccionar con muchas de las preocupaciones e inquietudes que han sido comunes entre todos nosotros.

En reconocimiento de esto, aquí hay algunas ideas para abordar estas preocupaciones:

I) Tu hijo/a está viendo la misma televisión/redes sociales que tú: Los medios informan muchas estadísticas alarmantes, efectos globales y otras crudas realidades del Coronavirus. Los niños más pequeños en el Espectro Autista no tienen un marco de referencia de tiempo, ubicación o circunstancia para la situación en cuestión. Dicho esto, mirar y escuchar estos recursos solo puede servir para aumentar el miedo.

II) Evita las redes sociales para toda la información: Las redes sociales en tiempos de crisis pueden generar mucha ira, miedo, rumores y desinformación. Trata de mantenerte actualizado con información de fuentes de noticias acreditadas.

III) “No sé” es una respuesta adecuada: En estos tiempos ambiguos, decirles a nuestros hijos en el Espectro Autista; “No sé” es una elección honesta y precisa. No tenemos muchas respuestas a las preguntas que nuestros hijos puedan tener sobre este momento histórico sin precedentes. Ser directo ayudará a continuar creando confianza en una circunstancia confusa y que cambia rápidamente.

IV) Este es un momento perfecto para reforzar las lecciones sobre higiene: Por supuesto, la higiene es fundamental en este momento. Sin embargo, enseñar estas habilidades también les enseñará a los niños en el Espectro Autista cierta sensación de “control” y poder hacer algo en lo que parece una situación incontrolable.

V) Mantén la rutina como sea posible: Tu hijo/a en el Espectro Autista considera la rutina como sinónimo de seguridad. Dicho esto, han surgido cambios importantes en la rutina. Mantener la hora de acostarse, las comidas, los horarios de aprendizaje y otras tradiciones dentro de su hogar ayudará a garantizar un cierto grado de normalidad. Las rutinas regulares de sueño y comida ayudan a mantenernos a todos en nuestro mejor momento y menos susceptibles a problemas de ansiedad y salud.

VI) Sé un ejemplo de calma: Tú eres el piloto del avión, y tu hijo/a depende de ti para recibir instrucciones y sentirse seguro/a. Si tú reflejas calma, tu hijo/a se sentirá calmado. Por el contrario, si muestras miedo, él/ella se asustará.

VII) Solamente dale a tus hijos la información que pueden manejar y necesitar: Como padres de niños en el Espectro Autista, nuestro objetivo es ser solidarios y compartir tanta información con nuestros hijos como la conocemos. Sin embargo, compartir solo lo que nuestros hijos solicitan y pueden comprender razonablemente les permite a nuestros hijos procesar lo que pueden manejar en ese momento. Cuando hacen otras preguntas más tarde, esas respuestas pueden responderse durante ese período de tiempo.

VIII) Para cuidar bien a tus hijos, debes cuidarte bien: Si no está al 100%, no puede estar al 100% para nadie en tu vida. Primero cuídate mental y físicamente para que puedas dar lo mejor de ti a quienes más te necesitan.

IX) Las emociones están muy tensas durante este momento: Las emociones se están agotando con un nivel de miedo y ansiedad incomparables con respecto al Coronavirus. Dicho esto, ten cuidado de reconocer que muchas veces la ira puede surgir rápidamente de este grado de miedo y ansiedad. Esto puede aparecer de varias maneras hacia personas y situaciones. Tómate tu tiempo para reconocer lo que puede parecer una ira fuera de lugar podrían ser estos sentimientos que yacen debajo de la superficie. Sé paciente contigo mismo y con los demás (especialmente ahora).

X) Encuentra tiempo a solas para ti y tu hijo/a si es posible: En un mundo con tantas distracciones a corto plazo, los niños en el Espectro Autista se aburren rápidamente. Con estar en casa por largos períodos de tiempo ahora, puede haber una tendencia a tratar de evitar que nuestros hijos se aburran. Hacer que sus hijos determinen la disciplina de encontrar sus propias actividades para disminuir su aburrimiento puede ser una muy buena lección de vida.

Fuente: Novick, B. (2020). Top Ways to Reduce an Autistic Child’s Anxieties During the Coronavirus Pandemic. Autism Parents Magazine. Recuperado de (https://www.autismparentingmagazine.com/autism-child-anxieties-on-coronavirus-pandemic/?utm_campaign=content_marketing_promotion&utm_medium=post&utm_source=facebook). Traducido por Maximiliano Bravo

¿Cómo Consolar A Alguien Que Está Triste O Llorando? (+ Cómo NO Hacerlo)

¿Alguna vez has querido consolar a una persona triste y te encuentras sin saber qué decir?

Es una sensación incómoda querer comunicarte para consolar a alguien pero no saber cuáles son las palabras correctas y cómo comunicarse de manera útil.

Después de todo, no deseas empeorar la situación diciendo algo incorrecto. ¿Cierto?

La buena noticia es que realmente no hay demasiadas cosas incorrectas que puedes decir cuando tratas de consolar a una persona triste.

Las personas generalmente pueden identificar cuando alguien intenta ser amable o empático con ellos, independientemente de las palabras que están usando para comunicarse.

Con toda probabilidad, probablemente hayan tenido una experiencia incómoda en su propio deseo de ayudar a alguien que estaba pasando por algo difícil.

Lo que dices es menos importante que estar presente para la persona.

Tu presencia y voluntad de estar con ellos en su tristeza comunica mucho más de lo que las palabras realmente pueden.

Pero eso no significa que debas entrar en esa situación sin pensar bien tus palabras.

Hay algunas frases simples que puedes usar cuando tratas de consolar a alguien y hacer que se sienta mejor.

I) “Veo que estás molesto. ¿Quieres hablar acerca de ello?“: La parte más difícil para muchas personas es comenzar la conversación. Esta es una manera simple.

Puedes comenzar la conversación simplemente preguntando si la persona quiere hablar sobre su problema.

Puede que no, ¡y eso está bien! Es posible que necesiten tiempo para resolver su problema ellos mismos.

Es posible que tampoco estén en el espacio mental adecuado para ser abiertos y vulnerables sobre lo que pueda estar causando angustia.

Esta también es una excelente manera de abrir una conversación si quieres acercarte a un extraño o alguien que no conoces bien y que parece estar angustiado.

Solo incluye una introducción:

Hola. Soy (X). Puedo ver que estás molesto/a. ¿Quieres hablar acerca de ello?

No insistas en que la persona se abra o hable si no quiere. Simplemente hazle saber que tú está presente y allí para ellos si cambian de opinión.

II) “Estoy aquí para ti si me necesitas“: La tristeza puede ser solitaria y aislante. Es fácil sentir que otras personas no puedan entender el dolor que podríamos estar experimentando, incluso si sabemos que la otra persona ha experimentado un dolor similar.

Puedes sentir que estás demostrando que estás listo y dispuesto a estar allí para tu ser querido, pero decirlo en voz alta es una confirmación sólida de que comprendes que está pasando por tiempos difíciles y que desea estar allí para ellos. a través de su dolor.

Y luego sigue esa declaración al estar realmente allí.

Las personas tienden a olvidar que el dolor y la tristeza no terminan en el momento en que una persona deja de llorar.

Estar allí para tu ser querido puede implicar consultarlos días después para asegurarse de que todavía reciban el tipo de apoyo que necesitan para superar su dolor.

III) “¿Cómo te sientes?“: Esta es una pregunta esencial porque la tristeza y otros sentimientos negativos pueden no ser las únicas emociones presentes.

Al preguntar cómo se siente la persona, le permite expresar sus otros sentimientos que luego puedes validar y apoyar.

Por ejemplo, digamos que la mamá de tu mejor amigo/a tenía una enfermedad terminal.

Han habido cuidadores durante los últimos años, llevándolos a las consultas médicas, viéndolos pasar por los aspectos más feos de una enfermedad crónica que eventualmente les quitaría la vida.

La mamá falleció, y te encuentras tratando de apoyar a tu mejor amigo/a.

Es probable que tu mejor amigo/a esté triste, pero también puede tener otros sentimientos sobre la situación.

Puede que ni siquiera estén tan tristes, porque ya han lamentado la pérdida de su mamá mientras ella todavía estaba viva.

Una persona en esa situación puede sentir alivio de que su mamá ya no esté sufriendo debido a su enfermedad.

Ese alivio también es un sentimiento válido, pero uno que puede pasarse por alto mientras todos los demás están lidiando con la pérdida inmediata.

Pueden sentirse culpables por sentir alivio por la muerte de su mamá, porque ¿qué tipo de persona sentiría alivio por la muerte de su mamá?

La respuesta es bastantes personas porque el dolor no suele ser simple. No sería inusual que alguien sienta alivio de que su madre ya no esté sufriendo.

Por lo tanto, no asuma que sabe exactamente lo que siente alguien. Pregúntales, y cualquiera que sea su respuesta, no los juzgues por eso.

IV) Escucha activamente: La parte más importante de proporcionar consuelo a otra persona es tu capacidad de escuchar activamente lo que tienen que decir.

Independientemente de las frases que uses, ya sean las que hemos mencionado aquí o tu estrategia personal, no son tan importantes como tu capacidad de escuchar.

La escucha activa es una habilidad en la que demuestras que la persona que estás escuchando es válida, importante y que vale la pena escucharla.

Estas son afirmaciones que a veces deben hacerse cuando una persona no está en un espacio mental positivo.

La mejor manera de escuchar activamente es eliminar otras distracciones que puedan hacer que la persona piense que no estás prestando atención.

Apaga la televisión, pausa la película, ignora tu teléfono celular mientras hablas con la persona.

Siempre puedes volver a estas cosas más tarde. Apoya con tu presencia a tus seres queridos en sus momentos más difíciles.

Puedes demostrar aún más la escucha activa al confirmar lo que la otra persona dijo en sus propias palabras.

Esto también es útil para la claridad si la persona está teniendo dificultades para comunicar lo que sea que la esté molestando.

Los episodios de silencio son normales mientras la persona está llorando o pensando.

Está bien mirar a tu alrededor en momentos tranquilos. Ofrece a la otra persona un momento privado en lugar de mirarse torpemente.

V) Comprenda que no necesitas tener todas las respuestas: Al tratar de consolar a alguien, puede sentir una presión interna para tratar de resolver su tristeza.

Después de todo, no querrás ver a alguien sufriendo más de lo necesario.

Sin embargo, muchos de los dolores de la vida son demasiado grandes para resolverlos en una sola conversación. Algunos problemas simplemente no tienen una respuesta fácil.

A veces, una persona puede necesitar ir a terapia o simplemente necesita más tiempo para resolver lo que le preocupa.

Eso no debería impedir que trates de consolar a alguien que parece estar angustiado. Solo entienda que pueden hacer preguntas retóricas que saben que no tienen respuestas mientras hablan con usted.

Simplemente están expresando su frustración y dolor en voz alta para comunicarse con usted y procesarlo mejor. Déjalos y no cedas ante la presión de responder.

Puedes decir algo como: “No tengo una buena respuesta para eso, pero sí escucho lo que estás diciendo”.

VI) No intentes minimizar una situación negativa ni forzarla a ser positiva: Una estrategia común que las personas intentan emplear es tratar de encontrar el lado positivo en las nubes grises de una mala situación.

Rara vez es una buena idea.

El problema es que no todas las situaciones tienen un lado positivo. Puede ser insultante o degradante que su dolor disminuya de esa manera.

Según el ejemplo anterior, la mamá de tu mejor amigo/a que murió por una enfermedad crónica es simplemente algo negativo. Deja que sea negativo.

Puede ser tentador decir cosas como “al menos no estás sufriendo ahora”. o “Estoy seguro/a de que está en un lugar mejor”.

Pero estos no son mensajes reconfortantes. Son mensajes que minimizan y tratan de cambiar una carga emocional masiva de una manera que no va a ayudar a ese amigo.

Mucho mejor decir algo como: “Lamento lo de tu mamá. Sé que no hay palabras que puedan hacerte sentir mejor. Solo sé que estoy aquí contigo tanto como puedo”.

Y simplemente deje que la persona sienta lo que sea que necesite sentir en lugar de tratar de ofrecer una solución superficial para el dolor.

VII) No te sorprendas de las reacciones emocionales inesperadas: Al tratar de consolar a otra persona, comprenda que sus emociones pueden no ser lo que tú esperas que sean.

Incluso si dice todas las cosas mejores y correctas para tratar de consolar a otra persona, es posible que respondan con enojo o brevedad.

Pueden encontrar insensible este tipo de declaraciones, o puede provocar accidentalmente algo doloroso para ellos que provoque una reacción impredecible.

No tomes estas cosas personalmente. No te dejes frustrar o enojar con la persona. Solo sé tranquilo y deja que la situación continúe sobre cómo debe continuar.

La paciencia lo llevará a través de la situación y le dará a la persona el espacio que necesita para procesar sus emociones.

Recuerda: Tu presencia es más importante que cualquier combinación excepcional de palabras.

Verifica con la persona en el futuro si puedes. Les hará saber que han sido escuchados y que alguien estará dispuesto a ayudarlos en sus momento más difíciles.

Fuente: Nollan, J. (2020). How To Comfort Someone Who Is Sad Or Crying (+ How NOT To). A Conscious Rethink. Recuperado de (https://www.aconsciousrethink.com/12700/how-to-comfort-someone/). Traducido por Maximiliano.

7 Estrategias Para Enseñar La Toma De Perspectiva

La toma de perspectiva es la capacidad de mirar más allá de tu propio punto de vista, para que puedas considerar cómo alguien más puede pensar o sentir acerca de algo.

Para hacer esto con éxito, debes tener cierta comprensión de los pensamientos, sentimientos, motivaciones e intenciones de los demás. También debes tener información profunda sobre la otra persona o ser capaz de hacer algunas suposiciones inteligentes sobre sus antecedentes y/o cómo experimentan el mundo.

Por ejemplo; Si eres un/a niño/a hablando con otro/a niño/a, puedes hablar fácilmente sobre muchos detalles en el último videojuego.

Pero si tu eres un/a niño/a que habla con un adulto, es útil darte cuenta de que la mayoría de los adultos no tienen muchos videojuegos y es posible que no estén interesados ​​en este tema o que no puedan seguir lo que está diciendo.

Las 4 partes para una toma de perspectiva exitosa:

  • Deja de lado tus pensamientos, sentimientos, motivaciones e intenciones, momentáneamente
  • Considera los pensamientos, sentimientos, motivaciones e intenciones de los demás.
  • Determina si tu conducta debe cambiar o no en función de esa información.
  • Haz cualquier cambio que sea necesario.

Los buenos tomadores de perspectiva monitorean continuamente estos 4 pasos y reevalúan su interpretación de los demás. La mayoría de nosotros desarrollamos las habilidades de toma de perspectiva cuando somos niños a través del desarrollo natural, sin pensar demasiado. Pero para algunos niños, estas habilidades deben enseñarse explícitamente.

¿Qué podría pasar si los niños no pueden tomar la perspectiva de los demás? ¿Tienes algún conocido que describirías como “desconsiderado/a”? ¿Qué tal “egocéntrico/a”? Lo más probable es que pienses en esas personas de esa manera porque no son buenas para tomar una perspectiva.

Para ser considerado como una persona considerada, debemos considerar las perspectivas de otras personas antes de actuar o hablar. Cuando no consideramos cómo nuestras acciones harán sentir a los demás, terminamos pareciendo groseros, desconsiderados y egocéntricos.

Los niños que carecen de una buena perspectiva para tomar habilidades a menudo son considerados desconsiderados y groseros por sus compañeros. Estos niños tienden a hacer lo que les conviene y no tienen en cuenta lo que es mejor para el grupo o cualquier otra persona con la que estén.

Cuando los niños tienen problemas para tomar una perspectiva, generalmente tienen dificultades para hacer o mantener amistades, estar en equipos o ser miembro de un grupo escolar.

Los niños que mejoran su toma de perspectiva son más capaces de:

  • Interpretar las necesidades y deseos (motivación) de los demás.
  • Demostrar consideración y empatía hacia los demás.
  • Navegar con seguridad alrededor de personas que pueden tener malas intenciones
  • Ajustar su conducta para que otros se sientan cómodos.
  • Interpretar tareas en la escuela (especialmente tareas de lectura y escritura) al comprender la perspectiva de los personajes estudiados o la persona que leerá su escritura.
  • Compartir la felicidad de los demás incluso sin compartir el mismo nivel de interés en el tema, simplemente porque les gusta la otra persona.
  • Pensar críticamente sobre situaciones y relaciones sociales y participar en la resolución de problemas personales.

La toma de perspectiva es una habilidad esencial que los niños necesitan para interpretar “por qué” y “cómo” ocurren las situaciones y luego responder adecuadamente a esa información.

Las estrategias útiles para tomar la perspectiva de otro incluyen:

  • Imaginarte a ti mismo teniendo la misma experiencia que otra persona
  • Usando tus propias experiencias pasadas similares para comprender la situación de otro
  • Aplicar conocimiento general (p. ej., estereotipos) sobre cómo es probable que las personas reaccionen en situaciones particulares

Entonces, ¿cómo les enseñamos a los niños a tomar las perspectivas de los demás y mejorar sus habilidades de toma de perspectiva?

I) Modelar la habilidad/conducta: No basta con dar la charla, hay que predicar con el ejemplo. Eso puede ser más difícil de lo que parece, pero demostrar habilidades de toma de perspectiva, en tiempo real con tus hijos o alumnos, es bueno para ti y para ellos.

Es más fácil ser justo y equitativo si nos tomamos el tiempo para ver cómo se ve una situación desde el punto de vista de otra persona.

Los niños pequeños aprenden mucho mirándote, así que cuando les muestres el valor de la toma de perspectiva, es más probable que también participen en ello.

II) Habla sobre sentimientos difíciles: Habla sobre todos los sentimientos con tus hijos o alumnos, no solo sobre las emociones positivas, y enséñeles que todos los sentimientos son válidos.

Reconoce y respeta los sentimientos de tus hijos o alumnos. Los niños podrán comprender mejor las perspectivas de los demás cuando sientan que sus pensamientos, sentimientos y experiencias son comprendidos y respetados.

III) Demostrar comprensión: Muestra a tus hijos o alumnos que comprendes sus perspectivas repitiéndoles lo que los oyes decir o describiéndoles lo que crees que pueden estar pensando o sintiendo, deseando o intentando.

IV) Respetando opiniones diferentes vs. expresar acuerdo: Recuerda que comprender la perspectiva de otra persona no significa necesariamente que esté de acuerdo con ella, sin embargo, es un reconocimiento de cómo están pensando, sintiendo, lo que quieren o necesitan.

V) Muéstrales el otro lado: Por ejemplo, cuando veas que alguien ayuda a alguien más, habla con tus hijos o alumnos sobre lo que cada persona podría sentir o pensar. Ayúdalos a construir conexiones entre las acciones de las personas y sus motivaciones.

También es importante ayudar a los niños a comprender cómo su conducta afecta a otras personas.

Si tu hijo/a o alumno/a arroja un juguete y golpea a otro/a niño/a, ayúdalo/a a construir esa conexión de causa y efecto hablando sobre cómo sus acciones impactan a otras personas o su entorno.

VI) Ser un/a detective: Al igual que los detectives de la vida real buscan pistas para resolver un delito, las personas que son expertas en perspectiva buscan pistas para comprender a otras personas. Ayuda a tus hijos o alumnos a desarrollar estas habilidades alentándolos a observar y evaluar las acciones o conductas de otras personas.

VII) Fomentar la comunidad: Los niños aprenden a valorar y respetar a los demás mediante la construcción de una comunidad, el desarrollo de relaciones y un sentido de pertenencia.

Anima a tus hijos o alumnos no solo a interactuar con los demás, sino también a trabajar juntos, colaborar, resolver problemas y valorar verdaderamente sus relaciones con los demás.

Este respeto mutuo y sentido de comunidad animará a sus estudiantes a pensar en los puntos de vista de los demás.

La toma de perspectiva es una habilidad social extremadamente importante. Espero que hayas encontrado algunas ideas útiles sobre cómo y por qué enseñar a tus hijos o alumnos a mejorar sus habilidades para tomar perspectiva.

Fuente: Basso, C. (2019). Understanding Perspective Taking. Socially Skilled Kids. Recuperado de (https://sociallyskilledkids.com/perspective-taking/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Una Lista Para Identificar Fuentes De Agresión En El Espectro Autista

Una de las preocupaciones de los padres más frecuentes y difíciles que vemos en la comunidad del Espectro Autista es el comportamiento agresivo de un/a niño/a o adolescente. Los padres que se preocupan a menudo se sienten frustrados por no poder discernir la fuente de la angustia de sus hijos, o les preocupa que, si bien pueden manejar los arrebatos físicos de un niño/a pequeño/a, no sabrán qué hacer cuando un/a niño/a es mayor y más grande.

La siguiente es una lista de preguntas para abordar cuando se trata de identificar la fuente y aliviar la agresión por parte de un/a niño/a o adulto/a en el Espectro Autista. No necesariamente incluye todas las posibilidades, pero es una lista de preliminar de algunos de los principales problemas que probablemente estén relacionados con el comportamiento observado como agresión por parte de una persona en el Espectro Autista. (Hasta cierto punto, muchos de estos problemas también pueden estar relacionados con la autolesión).

Estos se presentan en un orden rígido de probabilidad o importancia: Todos son factores importantes a considerar e investigar, y pueden afectar a diferentes personas de diferentes maneras y diferentes combinaciones.

I) Asegúrate de que no estén recibiendo ningún tipo de maltrato: En el hogar, en el colegio, en las terapias u otras actividades, por parte de padres, profesores, compañeros de clase, hermanos (incluso lo que podría parecer una burla “normal”), ya sea maltrato físico, psicológico, emocional o sexual.

1a. Si están siendo sometidos a una terapia destinada a normalizar su apariencia, comportamiento o modales, para extinguir las estereotipias, o asegurar el cumplimiento o la indistinguibilidad, están siendo maltratados.

1b. ¿Los profesores aplican castigos grupales por el mal comportamiento de un solo estudiante? Si es así, puede parecer que no tiene sentido comportarse bien o no desquitarse, ya que de todos modos serán castigados por lo que no hicieron. La ansiedad extrema también puede ser el resultado de sentir que nunca se sabe qué es lo correcto, ya que el castigo es aparentemente aleatorio.

II) ¿Tienen un modo de comunicación confiable y seguro? Si no, ¿qué se está haciendo para abordar eso?

2a. ¿Se prioriza la expresión oral en lugar del desarrollo de un modo de comunicación que les funcione mejor?

III) ¿Su comunicación, en cualquier forma que ocurra, es reconocida como tal y honrada? ¿Las personas toman en serio lo que dicen, de cualquier manera que puedan decirlo? ¿Pueden satisfacer sus necesidades por medios no agresivos?

IV) ¿Se presume su competencia? ¿Se respeta su autonomía y derecho a la autodirección en la mayor medida posible? ¿Se está violando su derecho a la autonomía corporal o al espacio personal? ¿Están siendo forzados, empujados, engañados o coaccionados a actividades o modos de interacción social para los que no están preparados? ¿Están siendo puestos en situaciones en las que se sienten sin apoyo o inseguros? ¿Se les permite hacer trabajo académico en su nivel de capacidad? ¿Se reconocen y apoyan sus puntos fuertes? ¿Se confía en ellos para conocer y afirmar sus propios límites? ¿Se incluyen en la mayor medida posible en los planes relacionados con su bienestar, educación y actividades?

V) ¿Hay algo mal en su entorno sensorial, ya sea en casa o en el colegio? ¿El ambiente de su hogar o aula es demasiado ruidoso, caótico, claustrofóbico o impredecible? ¿Están atrapados en un ambiente con otros niños que encuentran abrumadores, hostiles o amenazantes?

5a. Si son buscadores sensoriales intensos de alguna manera (y recuerda que alguien puede ser táctilmente defensivo en algunos aspectos, y también ser un buscador sensorial en otros), ¿tienen una válvula de escape para estímulos físicos intensivos, como un arte marcial, deporte, senderismo, natación o equitación?

VI) ¿Se les permite decir “no” y se les entiende correctamente? Esto no significa que nunca tengan que hacer algo que no quieren hacer (como ir al médico o al dentista), pero si el asunto en cuestión no es una cuestión de vida, salud o seguridad inmediata, ¿están permitidos? para rechazar actividades o situaciones que les resultan incómodas o que no les interesan? Si una situación desagradable es realmente inevitable, ¿se está haciendo todo lo posible para identificar y abordar su incomodidad?

VII) ¿Su tristeza, el dolor o la ansiedad se expresan como enojo o irritabilidad? (Esto es MUY común en las personas en el Espectro Autista). ¿Han experimentado recientemente la pérdida de un miembro de la familia, amigo o compañero de clase favorito, mascota o miembro de su personal de apoyo?

VIII) ¿Han sido interrumpidos sus planes, rutinas o necesidad de ritualización? ¿Ha cambiado algo recientemente en su entorno, vida familiar o entorno social?

IX) ¿Han tenido recientemente un chequeo médico completo o un examen de sangre? ¿Es posible que tengan dolor o incomodidad por una afección médica tratable o alergia y/o sensibilidad alimentaria que les faltan medios verbales para comunicarse? (Incluso en individuos verbales, la alexitimia, los problemas de conciencia corporal y la percepción atípica del dolor pueden dificultar la comunicación sobre su enfermedad o dolor). Los problemas nutricionales, dietéticos y metabólicos también pueden causar estragos en sus capacidades de autorregulación.

X) ¿Se les permite suficiente tiempo de ocio y privacidad? ¿O su horario escolar y terapéutico significa que están trabajando el equivalente a dos trabajos de tiempo completo? ¿Se está abrumando su capacidad para realizar múltiples tareas o procesos? Somos muy vulnerables a la sobrecarga sensorial, de información y emocional. ¿Tienen realmente tiempo libre para hacer lo que quieran o estar solos? ¿Tienen un espacio propio?

Finalmente, algo que recomendamos encarecidamente, si está buscando más orientación o aportes, es encontrar un/a adulto/a en el Espectro Autista o un mentor local para ti, que pueda conocerte a ti y a tu hijo/a, observar su entorno e interacciones, y dar retroalimentación sobre qué tipos de cambios o intervenciones pueden ser útiles.

Fuente: Chavisory. (2014). A checklist for identifying sources of aggression. We Are Like Your Child. Recuperado de (https://wearelikeyourchild.blogspot.com/2014/05/a-checklist-for-identifying-sources-of.html?fbclid=IwAR1drEwddnAsNlJ1WGwjPSZWWG-liTMzGJoIntdkIHq4jk177Uc1SyBz4Rw). Traducido por Maximiliano Bravo.

La Persona Que Realmente Te Ama No Huirá De Tus Defectos, Rarezas y Manías

La persona que decidió pasar el resto de su vida junto a ti no le importan tus defectos.

Tu alma gemela, tu espíritu afín, tu chico/a especial, tu único y verdadero amor, como quieras llamarlo/a, no le molestarán tus imperfecciones.

Él/Ella te aceptará tal como eres. Encontrará lindas tus tonterías. Tus opiniones e ideas diferentes no serán algo que deseará cambiar. De hecho, tus diferencias lo/la inspirarán a cuestionar y cambiar ciertas cosas en su vida.

La persona que realmente te ama no le molestará que pienses demasiado las cosas. Hará callar tus inseguridades más fuertes y calmará tus paranoias. No te va a juzgar. Por el contrario, entenderá la razón por la que siempre analizas todo en exceso. Él/Ella sabrá que lo haces porque te preocupas profundamente de su bienestar.

La persona que realmente te ama no saldrá corriendo cuando tengan una pequeña discusión. No tendrá miedo de confrontarte y hablar abiertamente sobre cualquier tipo de problema que puedas tener. No te va a dejar solo/a cuando te sientas más débil. Te apoyará, te tomará de la mano y te hará saber que lo mejor está por venir.

La persona que realmente te ama no te va a juzgar por ser raro/a. Disfrutará de tus rasgos peculiares. De hecho, tu locura complementará su locura. Te hará reír hasta que llores. Se asegurará de que te sientas cómodo/a para ser tú mismo/a frente a él/ella, sin máscaras y sin vergüenza.

La persona que realmente te ama no va a tener miedo de la intensidad de tu afecto. No se sentirá asfixiado/a por tu cariño. De hecho, disfrutará de tus pequeños o grandes actos de amor. Porque él/ella estará encantado/a de pasar su vida a tu lado.

Lo más importante, la persona que realmente te ama nunca te hará daño, te mentirá o te abandonará. Él/Ella cuidará tu corazón de la misma manera que tú cuidarás el suyo.

Fuente: Reeds, S. (s.f.). The Right One Won’t Be Bothered By Your Flaws, Weirdness And Your Overthinking Mind. Recuperado de (https://curiousmindmagazine.com/the-right-one-wont-be-bothered-by-your-flaws-weirdness-and-your-overthinking-mind/?fbclid=IwAR0LwZyM7gV5BxtVdqdPtd_ZyKSwVZwvGpT6vjN-xYR8zBhB6Jm_MHtUalg). Traducido por Maximiliano Bravo.

Comunicación Y Resolución De Conflictos Para Las Personas En El Espectro Autista

Cuando se trata de conflictos, no muchas personas los disfrutan y muchos de nosotros no estamos realmente seguros de cómo manejarlos adecuadamente. Muchas veces, tenemos dificultades para decir lo que realmente sentimos porque no queremos que otros se enojen con nosotros y algunos de nosotros podríamos tener dificultades para confiar en que tenemos la capacidad de controlar nuestra propia ira. Para las personas en el Espectro Autista, la resolución de conflictos a veces resulta difícil porque no están seguros de qué es y qué no es apropiado decir o sentir, o no saben cómo equilibrar su necesidad de ser honestos con su necesidad de ser aceptados por las personas con quienes están hablando.

Tan aterrador como el conflicto es a menudo; Sin embargo, a veces es inevitable. La mayoría de las personas, no solo las personas en el Espectro Autista, tienen cosas que son muy importantes para ellos, sentimientos que los abruman y creencias que les apasionan. Todas las personas son individuos y, a veces, los deseos y necesidades de una persona están obligados a chocar con los de otra persona. Si te encuentras incapaz de hablar, es posible que otros ni siquiera se den cuenta de que sus necesidades entran en conflicto con las tuyas, o que su comportamiento te está preocupando. Debido a esto, es importante aprender a manejar los conflictos.

Recuerda que todos los sentimientos son válidos

Las personas en el Espectro Autista muchas veces quedan atrapadas preguntándose si sus sentimientos están bien. Puede que les preocupe que se enojen por algo que no molesta a los demás, o que su respuesta emocional no sea apropiada. Si bien a menudo es útil mirar los pensamientos detrás de las emociones, todos los estados emocionales son de hecho legítimos. No importa si otra persona se sentiría enojada por una situación en particular, no censures tus sentimientos.

Las emociones no son de alguna manera mandatos para actuar de cierta manera y aquí es donde se hace fácil tropezarse. Varias personas piensan que si están enojados y tienen ganas de gritar, pegar o empujar a otra persona, de alguna manera está bien hacerlo; no es así. Permítete sentirte triste o enojado por el comportamiento de otra persona y luego decide cómo quieres lidiar con la situación.

Separa tus sentimientos sobre lo que alguien está haciendo de tus sentimientos sobre la persona

Las personas con en el Espectro Autista muchas veces ven las cosas en blanco y negro, lo que puede dificultar juzgar situaciones o navegar por las relaciones. Varias personas en el Espectro Autista piensan que si están decepcionadas o enojadas con otra persona, ya no pueden amarla. Buscan reprimir la ira que sienten porque creen que si se enojan con alguien ya no podrán tener una relación con esa persona. Del mismo modo, podrían tener miedo de que si alguien está enojado con ellos, la relación haya terminado.

Claramente, no tiene por qué ser así. En lugar de idolatrar a algunas personas mientras demoniza a otras, intenta ver a las personas como personas. Todos tienen algunas cualidades que te gustan y otras que no. Si una persona encuentras que tiene más cualidades positivas que negativas, la persona es alguien que deseas mantener en tu vida.

Ejerce empatía antes de acercarte a un conflicto

Es muy fácil tomárselo todo personalmente, especialmente porque mirar las cosas desde la perspectiva de otra persona puede no ser natural para ti. Después de haber reconocido tus sentimientos hacia ti mismo y haberlos procesado un poco, el siguiente paso es intentar ver la situación desde la perspectiva de la otra persona. Hacerlo es importante por un par de razones.

A veces, la empatía ayuda a disminuir la intensidad de tus propios sentimientos. Puedes estar enojado con el comportamiento de otra persona e incapaz de pensar con claridad, pero si puedse verlo desde la perspectiva de la otra persona, podría ayudar a atenuar su enojo. Por ejemplo; Si estás enojado porque alguien no te respondió una llamada telefónica, usar la empatía podría ayudarlo a ver que la otra persona está particularmente estresada u ocupada en este momento. Todavía puedes estar enojado, pero no estarás tan enojado que no puedas lidiar con el problema.

La empatía puede ayudar a la otra persona a escucharte una vez que abordes el conflicto. A nadie le gusta escuchar que todos tienen la culpa o que necesitan cambiar. Ese tipo de actitudes coloca a las personas a la defensiva. Si puedes venir de un lugar de comprensión del punto de vista de la otra persona, te será más fácil escuchar lo que tiene que decir.

La empatía puede evitar que hagas suposiciones. Muchas veces, suponemos que las personas nos están haciendo cosas, o que nos molestan, cuando la realidad es que la otra persona no estaba pensando en nosotros en primer lugar. Si podemos mirar con empatía el comportamiento de otra persona, podemos ver que el comportamiento puede no ser sobre nosotros y es menos probable que lo acusen de algo o actúen como si nos estuvieran atacando personalmente.

Si necesita calmarte, aléjate

Para muchas personas en el Espectro Autista, la incertidumbre de un conflicto no resuelto provoca ansiedad extrema o incluso pánico. Las personas en el Espectro Autista quieren resolver los conflictos de inmediato para conocer su posición con los demás. Desafortunadamente, este enfoque no siempre funciona. Si tus emociones son demasiado intensas o altas, no podrás tomar todos los pasos necesarios para resolver un conflicto con éxito.

No tengas miedo de tomarte un poco de tiempo. Tomarte el tiempo y alejarte no significa que esté renunciando a la relación con la persona, o de alguna manera tirar la toalla. Significa que te estás tomando el tiempo que necesitas para llegar a una resolución exitosa. Si te preocupa que los sentimientos de otra persona puedan verse afectados por tu deseo de tomarte un tiempo, puedes hacerles saber que lo estás haciendo para ayudar a la relación. Podría decir, por ejemplo, ‘Estoy realmente molesto, no quiero hacerte daño con mis palabras. Me tomaré un tiempo para calmarme y podemos hablar de esto más adelante‘.

Escucha tanto como hablas

Tomarte el tiempo para escuchar completamente a la otra persona es importante para todo tipo de comunicación. Es particularmente importante en la resolución de conflictos porque las emociones de las personas son altas e intensas y ambas partes necesitan ser escuchadas para poder resolver el conflicto. Cuando la otra persona está hablando sobre sus emociones, es importante:

  • Hacer contacto visual durante 2 o 3 segundos a la vez para que la otra persona sepa que la estás escuchando con genuino interés.
  • Asentir con la cabeza y decir ‘OK’ después de que la persona hace un punto para demostrar que la has escuchado
  • Resumir lo que la otra persona te ha dicho cuando termine de hablar.

Hacer estas cosas muestra a la otra persona que estás escuchando. También debes prestar atención a lo que la otra persona te está diciendo. No te concentres en lo que vas a decir a continuación mientras la otra persona está hablando. Cuando la otra persona haya terminado y tú hayas resumido lo que te dijo, espera un segundo para ver si la persona va a decir algo más. Si la otra persona ha terminado de hablar, puedes comenzar a decir lo que quieras.

Intenta ver a la otra persona como si estuviera de tu mismo lado

Muchas personas, estén o no estén en el Espectro Autista, ven el conflicto como una competencia en la que una persona de alguna manera “gana” o “pierde”. Tal actitud es contraproducente porque los mantiene a ambos enemistados. En cambio, mira el conflicto como un desafío a superar. Ambos tienen sentimientos, necesidades y deseos que entran en conflicto. El desafío es encontrar una solución que beneficie a ambas partes involucradas.

El uso de las habilidades para escuchar ayuda a disipar las actitudes competitivas porque cuando escuchas a la otra persona, dejas de preocuparse por tener siempre la razón a favor de comprender cuáles son los sentimientos, necesidades y deseos de la otra persona. Después de que ambos hayan comunicado su lado del conflicto, es hora de trabajar para encontrar una solución al problema. Es útil usar una hoja de papel para pensar en soluciones. Durante el proceso de lluvia de ideas, no rechaces ninguna idea como “equivocada”. Escribe todas las ideas que surjan y luego escuchen y comuníquense para determinar qué solución puede funcionar mejor para ambos.

Los conflictos son difíciles para todos. No existe una fórmula establecida para resolver conflictos como la hay para problemas de ciencias o matemáticas. Si trabaja para resolver conflictos de una manera que mejore la autoestima de todos, todos se beneficiarán. No esperes ser perfecto en eso, especialmente cuando estás comenzando. Simplemente haga su mejor esfuerzo para abordar los conflictos de una manera madura y de mente abierta y encontrará que obtiene más de lo que desea y experimenta menos estrés cuando surgen conflictos.

Fuente: (2015). People with Autism: Communication and Conflict Resolution. Disabled World. Recuperado de (https://www.disabled-world.com/health/neurology/autism/conflicts.php). Traducido por Maximiliano Bravo.

10 Cumplidos que Puedes Dar que No Involucran la Apariencia Física

Todos los días, las personas emiten juicios.

Los seres humanos somos seres sociales, es simplemente algo que nosotros hacemos. Algunos de estos juicios son pequeños e inofensivos. Cuando conduces, por ejemplo, percibes y juzgas constantemente lo que sucede a tu alrededor. Cuando estás en la tienda, estás juzgando qué fruta debes comprar. Cuando te encuentras con alguien nuevo, estás juzgando si son o no alguien que tú conoces.

Pero estos juicios pequeños e inofensivos no son los únicos que hacemos. En algún momento u otro, hemos emitido juicios más amplios sobre las personas según su apariencia física. Estos juicios pueden tener un impacto significativo en la felicidad y el bienestar de los demás.

La forma en que una persona se ve por fuera es una de las cosas más fáciles para emitir un juicio, y los impactos de esto en la sociedad son claros.

Por ejemplo, aproximadamente el 91% de las mujeres dicen que están descontentas con sus cuerpos y desearían que se vieran como las mujeres son retratadas en los medios de comunicación. Solo un 5% de las mujeres dijeron haber sentido que tenían el tipo de cuerpo que se describe en la cultura popular.

Por supuesto, las mujeres no son las únicas afectadas por estos juicios. Según la Alianza para el Conocimiento de los Desórdenes Alimenticios, más de 3,6 millones de hombres actualmente padecen desórdenes alimenticios.

Debido a que juzgamos tan fácilmente la apariencia física de una persona, a veces es fácil hacer cumplidos basados ​​en los cuerpos de otras personas. Hay muchos cumplidos que puedes darle a alguien que no tienen nada que ver con la forma en que se ven sus cuerpos.

Aquí hay 10 cumplidos en los que puede confiar para ayudar a fortalecer el autoestima de los demás sin hacer comentarios sobre su apariencia física.

I) Me siento impresionado/a por lo resiliente que eres: ¿Alguna vez has conocido a alguien que fuera tan fuerte que pudiera soportar un tornado de dificultades? Las personas resilientes son increíbles, y este es un gran cumplido para dar a alguien que es especialmente resiliente.

II) Eres un/a buen/a oyente: Hay muchas personas en el mundo que en realidad no escuchan, sino que esperan su turno para hablar. Encontrar a un/a buen/a oyente puede ser como encontrar una aguja en un pajar. Si conoces a alguien que crees que es un buen oyente, ¡díselo!

III) Me gusta lo auténtico/a que eres: ¡Las personas auténticas están en un nivel completamente diferente! Autenticidad significa no ocultar a la persona que está en el interior. Ser auténtico/a requiere mucha confianza y seguridad. Si conoces a una persona auténtica, dile cuánto admiras eso de ellos.

IV) Admiro lo duro que trabajas: Si alguna vez has trabajado con alguien que obedece la “ley del mínimo esfuerzo” y siempre hace las cosas al último minuto, realmente hace que las personas que trabajan duro se destaquen. Si tienes un/a colega que trabaja especialmente duro, olvídate de su cuerpo, ¡dile cuánto admiras su ética laboral!

V) Eres confiable: A veces puede parecer que todos dependen de ti, pero realmente no puedes depender de nadie más que de ti mismo. Sin embargo, de vez en cuando, te encuentras con alguien en quien puedes apoyarte cuando lo necesitas y viceversa. ¡Diles que aprecias lo confiables que son!

VI) Tengo la suerte de conocerte: Hay muchas personas en este mundo. Somos verdaderamente afortunados de tener a las personas que tenemos en nuestras vidas. ¡Diles eso! Se siente muy bien dar este cumplido y recibirlo también.

VII) Tu risa es contagiosa: ¿Alguna vez has conocido a alguien cuya risa puede hacer estallar una habitación? Tales personas son muy especiales. Decirles cuán contagiosas son sus risas les ayudará a reírse más fácilmente.

VIII) Me asombra tu progreso: Piensa en esas cifras sobre la positividad del cuerpo al comienzo de este artículo. Muchas personas están trabajando duro para parecerse a la persona que quieren. A veces lo hacen por ellos mismos, a veces otros. Pero, de todos modos, si conoces a alguien que está trabajando duro para lograr una meta, dígales cuánto admira el progreso que ha logrado. ¡Te ayudará a mantenerlos en marcha!

IX) Eres una persona fuerte: Incluso las personas más fuertes del mundo se sienten débiles de vez en cuando. Ayuda a que otros te recuerden que, de hecho, eres una persona increíblemente fuerte.

X) Todos te quieren: El mundo puede estar lleno de amor o puede estar lleno de odio. Realmente es nuestra elección. Elige siempre el amor sobre el odio. Recuérdale a las personas increíbles en tu vida que son amadas. Es un ejemplo de amabilidad que siempre es bienvenido.

Fuente: Nelson. T. (2019). 10 Compliments You Can Give That Don’t Involve Appearance. I Heart Intelligence. Recuperado de (https://iheartintelligence.com/compliments-you-can-give/?fb=iis&fbclid=IwAR1edmmV4Lmo2UOrK4pN4aFMo97uokT4xo8m48xTSMTXb31ArTJrSv1lAW4). Traducido por Maximiliano Bravo.

7 Habilidades Sociales Claves para Ayudar a los Niños en el Espectro Autista a Sobrellevar el Acoso Escolar

Si bien el fenómeno del acoso escolar está creciendo a un ritmo alarmante, numerosos estudios han demostrado que los niños en el Espectro Autista enfrentan un riesgo extremadamente alto de ser acosados. La evidencia científica disponible sugiere que existe un fuerte vínculo entre los dificultades de habilidades sociales experimentadas por los niños que viven la condición y su vulnerabilidad al acoso escolar.

Como resultado de sus dificultades para interpretar las señales sociales y comprender las intenciones de los demás, por ejemplo, los niños en el Espectro Autista con frecuencia se convierten en víctimas de los llamados actos de acoso “encubierto”, por lo que son manipulados por compañeros de clase para comportarse de una manera que los exponga al ridículo y la humillación.

La intervención especializada que se centra en la capacitación en habilidades sociales tiene un gran potencial para revertir esta tendencia devastadora, ya que puede equipar a los niños con habilidades sociales valiosas que se pueden usar como estrategias para enfrentar el acoso escolar.

Dentro del vasto espectro de habilidades sociales, parece haber 7 habilidades que son particularmente importantes cuando se brinda apoyo a niños en el Espectro Autista para enfrentar incidentes de acoso escolar:

  • Percepción de la emoción: Reconocer los sentimientos propios y los sentimientos ajenos.
  • Decodificar señales sociales y hacer inferencias sociales.
  • Toma de perspectiva y habilidades de empatía más amplias.
  • Habilidades de resolución de conflictos.
  • Regulación de la emoción: Ser capaces de manejar los propios sentimientos.
  • Confianza en dirigirse a los demás: Ser firmes y asertivos.
  • Habilidades para resolver problemas: Elegir un comportamiento adecuado en diferentes situaciones sociales.

Veamos ahora cómo estas habilidades sociales se manifiestan y adquieren importancia:

  • Antes de que ocurra un incidente de acoso escolar.
  • Durante un incidente de acoso escolar.
  • Después de un incidente de acoso escolar.

I) Antes de que Ocurra un Incidente de Acoso Escolar

El acoso escolar no se produce sin señales de advertencia. Para poder detectarlas, los niños necesitan dominar las siguientes habilidades:

Habilidades Sociales Necesarias

a) Percepción de emociones: Reconocer las emociones de los demás. Por ejemplo. Reconocer cuando alguien está enojado/a contigo.

b) Toma de perspectiva: Reconocer las intenciones de los demás para poder responder adecuadamente. Por ejemplo. ser capaz de entender que un/a compañero/a de curso que te está pidiendo que le permitas que te copie tu tarea y te quite el dinero de tu bolsillo o la mochila para que puedas ser su amigo/a, lo más probable es que realmente no quiera ser tu amigo/a.

c) Hacer inferencias sociales: Interpretar señales sociales y extraer conclusiones dentro de situaciones sociales. Por ejemplo. Ser capaz de reconocer qué tipos de comportamiento son o no son formas de acoso escolar.

II) Durante un Incidente de Acoso Escolar

Como resultado de ser víctima de un incidente de acoso escolar, es probable que un/a niño/a exprese una amplia gama de emociones negativas.

Ser capaz de controlar estas emociones y alejarse de la escena del incidente de acoso escolar son habilidades esenciales para garantizar que el/la niño/a se mantenga a salvo.

Habilidades Sociales Necesarias

a) Regulación de la emoción: Poder controlar tus sentimientos. Por ejemplo poder controlar tu ira.

b) Habilidades de resolución de conflictos: Poder resolver un conflicto a medida que surge. Por ejemplo, poder pensar rápidamente en una solución que posiblemente satisfaga a los dos niños involucrados en un conflicto.

c) Confianza en dirigirse a los demás: Ser firme y asertivo; ser capaz de responder asertivamente a los comentarios negativos que un/a compañero/a de curso puede hacer acerca de tu apariencia, capacidades o intereses. Por ejemplo respondiendo al comentario de un/a compañero/a de curso, como “Tu pelo se ve horrible”, diciendo “Esa es tu opinión”.

d) Habilidades para resolver problemas: Elegir un comportamiento adecuado en diferentes situaciones sociales. Por ejemplo, saber cuándo decirle a alguien que deje de hacer algo que te molesta o determinar cuándo y cómo pedirle ayuda a un adulto.

III) Después de un Incidente de Acoso Escolar

El acoso escolar puede tener un impacto devastador en el bienestar emocional de un/a niño/a, especialmente en el caso de los niños en el Espectro Autista, que ya pueden sentirse excluidos por sus compañeros y la comunidad escolar.

Además de fomentar su confianza, las actividades de seguimiento deben centrarse en ayudar a los niños a aprender a generalizar los incidentes para que sepan cómo responder en una situación similar en el futuro y para fomentar las habilidades sociales que necesitan para superar los sentimientos negativos que pueden experimentar cuando se encuentran con los niños que los han molestado ​​diariamente en el colegio.

Habilidades Sociales Necesarias

a) Habilidades para resolver problemas: Elegir un comportamiento apropiado en diferentes situaciones sociales. Por ejemplo, saber cómo reconocer un incidente de acoso escolar similar en el futuro y cómo reaccionar ante él.

b) Toma de perspectiva y habilidades de empatía más amplias: Las habilidades de empatía te pueden ayudar a adaptarte a estar en el mismo ambiente escolar que los niños que te han molestado. Interesarte en las perspectivas de otros niños también puede ayudarte a formar nuevas amistades y así aumentar tu autoestima.

c) Regulación de la emoción: Poder controlar tus sentimientos. Por ejemplo aprender a controlar las emociones negativas que surgen debido a tu experiencia previa de acoso escolar y reaccionar positivamente a los encuentros sociales con tus compañeros.

Identificar las principales habilidades sociales a las que los niños pueden recurrir en cada etapa de un incidente de acoso escolar y brindar instrucción explícita sobre estas habilidades, paso a paso, puede ayudar considerablemente a los niños en el Espectro Autista a enfrentar los incidentes de acoso escolar más eficazmente.

Este tipo de entrenamiento en habilidades sociales específicas se puede lograr utilizando una amplia gama de métodos, como la intervención especializada (intervención grupal, individual o mediada por pares) y recursos basados ​​en escenarios de situaciones sociales basadas en juegos de roles y en imágenes que incita a los alumnos a hacer inferencias sociales y a encontrar soluciones a los problemas de interacción social.

Fuente: Natsa, S. (2015). 7 Key Social Skills to Help Children with Autism Cope with Bullying. Upbility.net. Recuperado de (https://upbility.net/blogs/news/17371485-7-key-social-skills-to-help-children-with-autism-cope-with-bullying). Traducido por Maximiliano Bravo.