Estrategias Para Cuando Tu Hijo/a Adolescente En El Espectro Autista Necesita Ayuda Con Las Matemáticas

No hay duda al respecto, las matemáticas son una habilidad muy importante. Es una habilidad que utilizarás durante toda tu vida, ya sea para verificar tus gastos y cambio, hacer cotizaciones para el trabajo o simplemente medir el jardín para comprar artículos para el hogar. Las matemáticas son cruciales.

Los medios de comunicación nos quieren hacer creer que las matemáticas son una «habilidad inteligente» automática para las personas en el Espectro Autista y que los adolescentes que viven la condición, incluso los no hablantes, son capaces de hacer asombrosas hazañas matemáticas. Si tan solo esto fuera cierto. Desafortunadamente, esta es otra área en la que las personas en el Espectro Autista son iguales a los demás. Algunas personas son muy buenas en matemáticas, pero la mayoría no lo son.

A veces todo es cuestión de práctica

Los profesores de matemáticas a menudo sugieren que la mejor forma de aprender matemáticas es resolver problemas matemáticos una y otra vez. Ciertamente hay algo de verdad en este enfoque.

Si ya comprende la teoría, resolver muchos problemas generalmente hará maravillas para mejorar su velocidad y precisión. Lo que no hará es ayudar a mejorar las respuestas a las preguntas basadas en texto o enseñarle a usar las matemáticas para resolver problemas del mundo real.

Una cosa que a menudo funciona bien para los adolescentes en el Espectro Autista es ayudarlos a ver patrones en matemáticas.

Las matemáticas están llenas de patrones asombrosos y ayudar a sus hijos a identificarlos a lo largo de sus tablas de multiplicar y las sumas y restas básicas marcarán una gran diferencia en los años formativos.

Las calculadoras son válidas

Si tu hijo/a adolescente tiene dificultades con las matemáticas y se desempeña mejor con una calculadora, vale la pena permitirle usar una en lugar de obligarlo a prescindir de ella. Es mucho más importante que sepan cómo resolver un problema que poder hacer los cálculos mentalmente.

Muchos profesores más tradicionales podrían decir «no siempre tendrás una calculadora a mano», como una forma de excusar la necesidad de matemáticas en la cabeza. Bueno, todo el mundo tiene una calculadora integrada en su celular hoy en día e incluso si no la tienen, siempre habrá alguien cerca con una en caso de que se requieran matemáticas complejas.

En cualquier caso, nunca dejamos de aprender y las habilidades matemáticas simples seguirán creciendo con el uso a lo largo de sus vidas. El hecho de que tus hijos estén usando una calculadora para todo ahora, no significa que seguirán haciéndolo por el resto de sus vidas.

Si tener una calculadora le dará a tu hijo/a adolescente menos estrés y más tiempo para concentrarse en la teoría matemática, entonces definitivamente vale la pena intentarlo.

A veces no se trata de los números en absoluto

A veces, las matemáticas no se tratan de números, porque muchos problemas de matemáticas son más o menos así;

«Juanito tiene cinco canicas verdes y cuatro azules. Pierde uno mientras juega y su amiga Susana le da dos verdes más. Un día encuentra otros tres azules. Ahora tiene siete verdes y seis azules. ¿De qué color era la canica que perdió?«

A algunos adolescentes en el Espectro Autista les resulta difícil visualizar estas historias y la mejor forma de ayudarlos a aprender es hacer que las dibujen.

Desafortunadamente, dibujar requiere mucho tiempo adicional, especialmente durante las pruebas, por lo que si el dibujo ayuda, deberá acercarse a los profesores de tu hijo/a y ver si él/ella puede obtener tiempo adicional en los exámenes.

A veces los problemas son sociales

A veces, tendrás un adolescente que es muy bueno en matemáticas pero que de repente comienza a quedarse atrás. Esto puede ocurrir cuando el trabajo se ha vuelto más difícil, pero a veces puede deberse a problemas sociales, como un cambio de profesor, problemas con sus compañeros o cambios en el hogar o en su ambiente.

Los adolescentes en el Espectro Autista son particularmente sensibles al cambio, así que asegúrese de hablar con tu hijo/a si encuentra un problema repentino.

Pregúnteles qué piensan de sus profesores, sobre el salón de clases, las distracciones, sus amigos, etc. Además, esté atento a los dispositivos electrónicos molestos. Muchas colegios están cambiando a computadoras y tablets que se pueden cambiar fácilmente a mensajería instantánea o juegos.

Los adolescentes en el Espectro Autista a veces pueden tener dificultades para mantenerse concentrados y, a veces, esta nueva tecnología los distrae demasiado.

Incluso los genios tienen problemas

Si bien este artículo partió diciendo que los genios son raros, si existen y, sorprendentemente, también tienen problemas con las matemáticas. No es raro que un genio salte directamente a una respuesta sin necesariamente poder explicar cómo llegó allí. Si tu hijo/a es superdotado, aún necesitarás pasar tiempo enseñándole cómo mostrar su trabajo.

Cualquiera que sea el lugar de tu hijo/a en el Espectro Autista, si tiene dificultades con las matemáticas, considera abordar el problema de forma diferente. Tal vez sea necesario un cambio. También descubrirá que, a veces, obtendrá mejores resultados si él/ella cambia de profesor o si contratas a un tutor.

Recuerda: En una clase de 24 alumnos con 5 horas de matemáticas por semana, tu hijo/a adolescente recibirá, como máximo, 13 minutos de atención personalizada. Una sola sesión de tutor puede proporcionar de 30 a 60 minutos de tiempo de calidad. Vale la pena.

Fuente: Bolland, G. (2019). Strategies for when your Autistic Teenager needs help with Math. Life With Asperger’s. recuperado de (https://life-with-aspergers.blogspot.com/2019/11/strategies-for-when-your-autistic.html). Traducido Por Maximiliano Bravo

¿Para Qué Mundo Estamos Preparando A Los Niños En El Espectro Autista?

¿Les parece familiar esta frase?

Tenemos que preparar a los niños para el mundo de los adultos

¿O esta?

Tenemos que asegurarnos de que los niños puedan manejarse en el mundo real

Este es el razonamiento que escuchamos una y otra vez sobre por qué un/a niño/a en el Espectro Autista debe estar sujeto a un pasillo ruidoso en el colegio, o por qué no siempre debemos «permitirles evitar» los olores fuertes del supermercado.

Escuchamos esto una y otra vez cuando simplemente solicitamos a las personas que cumplan con la ley y realicen ajustes razonables.

Lo escuchamos cuando un niño/a en el Espectro Autista «rechaza» ir a colegio (no porque no quiere ir, él/ella NO PUEDE ir).

Lo escuchamos cuando un niño/a en el Espectro Autista le niegan permanecer junto a la red de seguridad del único amigo que le brinda apoyo académico y social; “tiene que acostumbrarse a socializar con otras personas

Entonces, lo que sugiere esta declaración es que para que un/a niño/a en el Espectro Autista sea un adulto exitoso (sea lo que sea, ¡lo cual está en continuo debate!) ¡Ese/a niño/a en el Espectro Autista debe ser desensibilizado/a y se le debe enseñar cómo camuflar y suprimir su angustia! Desafortunadamente, lo único que todo eso realmente logrará es causar que un/a niño/a tenga enormes dificultades de salud mental.

Puede parecer que ha sido un éxito desde una perspectiva no autista o de personas ajenas, pero dentro de la confusión, la ansiedad, la fatiga, el autodesprecio están matando gradualmente cualquier identidad propia positiva. Estos niños en el Espectro Autista NO se convertirán en adultos «exitosos».

Aquí está una pequeña idea del estilo de vida de un adulto en el Espectro Autista exitoso (solo UN adulto, esta no es una medida general de éxito para todas las personas que viven la condición):

  • Tener un trabajo basado en tus habilidades y/o interés profundos.
  • Elegir comprar por Internet o visitar una pequeña tienda local.
  • Comer tu comida favorita cuando tú necesites comer.
  • Elegir tomar un descanso para almorzar a solas.
  • Compartir con otras personas en el Espectro Autista que te entienden y te aceptan tal como eres.
  • Poder ir al baño cuando quieras y no tener que levantar la mano para preguntar (vergonzosamente), o esperar hasta el descanso.
  • Elegir levantarte y moverte cuando alguien a tu lado abre una lonchera con un almuerzo muy oloroso.
  • Elegir levantarte de tu espacio de trabajo cuando lo desees para un descanso sensorial o un descanso de movimiento.
  • Elegir socializar con quien quieras y con tantas o pocas personas como quieras.
  • Elegir socializar cómo y cuándo quieras (no todo el día) y, ocasionalmente, a través de una pantalla.
  • Elegir un rol que implique estar al aire libre o con la naturaleza.
  • Elegir un rol que tenga un elemento flexible en términos de tiempo y acomodaciones para trabajar remotamente.
  • Ser capaz de reportarte enfermo/a por motivos de salud mental y con el respaldo de un médico sin que te sancionen por «ausentismo laboral».
  • Elegir un rol que no involucre ponerse un uniforme cuya textura cause una angustia sensorial inmensa.
  • Poder levantarte y salir de un espacio de reunión/trabajo, sin que te sancionen por «falta de cooperación».
  • Elegir pasar todo tu tiempo libre en actividades que tú encuentras placenteras.
  • Sentirte libre para autorregular tu cuerpo (ej. agitar las manos, caminar en círculos) cuando tú quieras.
  • Disfrutar de una vida vida romántica y sexual activa con la persona que más amas.

La lista suma y sigue, pero el argumento aquí es que, ¿Cómo un colegio ordinario es algo parecido a la vida real? ¡Se podría argumentar lo contrario, o incluso que es mejor decir que está preparando a un/a niño/a para una institución! ¡¿Quizás la prisión?!

¡Las reglas escolares no son las reglas de la vida real!

Los niños en el Espectro Autista necesitan habilidades tales como la autodefensa para que pueda solicitar acomodaciones, el autocuidado para saber cuándo necesita descansar, la autoconciencia para que comprenda sus dificultades y que esos dificultades sean válidos y reales, una identidad propia positiva para que puedan ser verdaderamente ellos mismos sin miedo al ridículo.

Si no aceptamos, validamos y apoyamos las dificultades que los niños en el Espectro Autista tiene en el colegio ¿Cómo podemos esperar que manejen la vida adulta? Tengamos algo de empatía hacia las experiencias autistas.

‘Aguantarse’ (o desensibilizarse) es imposible (¡y hay investigaciones que lo respaldan!) Un enfoque basado en ‘aguantarse’ causa traumas. Esta es una terapia de obediencia disfrazada.

La ‘regla de oro’ aquí es Ambiente + Autismo = Resultado

Dejemos de obligar a los niños en el Espectro Autista para que hagan todos los ajustes.

¡Dejemos de traumatizar a los niños en el Espectro Autista mientras fingimos que los estamos ayudando!

Todo lo anterior plantea la pregunta responsable del título de este artículo:

¿Para qué mundo los estamos preparando…?

Cuando las personas hablan de que los niños en el Espectro Autista necesitan ingresar al «mundo real», a lo que realmente se refieren es a la percepción no autista del mundo.

Queremos que seas como nosotros…

  • Tienes que ser como nosotros…
  • Necesitas encajar con nosotros o si no…

Todo esto está envuelto en privilegios y capacitismo.

Primero, la suposición de que ser no autista es una forma estándar de ser y no ser así, o no querer ser así, significa que eres incompetente y una versión no completamente formada (o rota) de un ser humano; una pálida imitación…

En segundo lugar, está la noción que prevalece en la mente no autista de que ser no autista es la única forma de existir; y que cualquiera que no cumpla con ese estándar no se sentirá realizado ni podrá vivir una vida que valga la pena vivir.

Muy pocas personas piensan activamente eso, o al menos lo admitirían (algunos definitivamente lo harían y lo hacen), pero que no somos completamente humanos es el pensamiento inconsciente subyacente que ha atravesado la conciencia colectiva de la sociedad con respecto a las personas en el Espectro Autista durante mucho tiempo.

Necesitamos empoderar a los niños en el Espectro Autista con la palabra ‘NO‘, de permitirles a los niños en el Espectro Autista establecer límites tanto con los adultos como con el mundo que los rodea. Es una parte enorme de un/a niño/a en el Espectro Autista que crece y se convierte en un adulto autista completo, mentalmente fuerte y seguro de sí mismo que puede comunicarse de la forma que necesita, moverse, pensar y sentir de la forma que necesita y vive en un mundo. eso no pertenece solo a los no autistas, sino a todos.

Eso es algo que necesita ser incrustado en todos nuestros ambientes educativos, laborales y sociales.

Porque cuando llegamos al corazón de todo, es por eso que tantas personas en el Espectro Autista tienen mala salud mental.

Todos vivimos aquí, este es nuestro mundo y en lugar de dictarnos cómo debemos vivir en él en función de lo que quiere y necesita, utilizando estándares no diseñados para nosotros; ¿Por qué no empoderarnos para vivir en él como nosotros mismos auténticos?

La decisión es tuya. Elige sabiamente. Contamos contigo.

Fuente: Smitten, J. (2020). What world are we preparing for? The Autistic Advocate. Recuperado de (https://theautisticadvocate.com/2020/11/what-world-are-we-preparing-for/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

5 Formas De Enseñar A Tus Alumnos En El Espectro Autista A Crear Poemas

Se ha demostrado que trabajar con la creatividad de los alumnos en el Espectro Autista y estimular su imaginación mejora el proceso de aprendizaje y les ayuda a absorber la información más rápido. Enseñar a tus alumnos cómo crear poemas es una excelente forma de que comiencen a acumular nueva información y progresen en una actividad que puede brindarles satisfacción para toda la vida. Aquí hay algunos buenos consejos sobre cómo hacerlo.

I) Comprende a quién le estás enseñando: En primer lugar, es importante ser paciente cuando trabajas con alumnos en el Espectro Autista. No los obligues a hacer algo con lo que no se sientan cómodos. ¡Mantenlo simple!

● No todas las personas en el Espectro Autista absorben la información de la misma forma; un enfoque único para todos es inadecuado; tener una mente abierta y ser innovador/a es crucial.
● Hablarle claramente a tu clase es fundamental.
● Ser directo/a es una gran ventaja y facilitará tu trabajo; pueden distraerse con largas explicaciones.
● Da instrucciones específicas (con indicaciones visuales), y divide los procesos en pasos puede ayudar a tu alumno/a a estructurar el poema.

II) Lee y canta a tus alumnos: Algunas personas en el Espectro Autista pueden tener dificultades para recordar lo que han aprendido. Sin embargo, otros pueden tener recuerdos excepcionales. En cualquier caso, debes adaptar tu estilo de enseñanza de acuerdo a las necesidades de cada alumno/a.

● Piensa fuera de la caja. Para ayudarlos a crear poemas, primero querrás enseñarles a apreciar la poesía. ¡Cántales y léeles! El acto de cantar puede ayudarlos a recordar el poema.

Sugerencia rápida n.° 1: Comienza primero con el tema o el título. Luego pídeles que escriban o digan todas las palabras asociadas con ese título. Asegúrate de que sea algo que le interese. Por ejemplo, si a tu alumno/a le gusta Star Wars, cree un poema sobre un personaje de Star Wars.

● Comienza escribiendo las palabras de los poemas o la letra de una canción en una hoja de papel.
● Asegúrate de comenzar con poemas o letras bastante simples.
● Léeles el poema de vez en cuando, asegurándote primero de tener su atención. Si tu alumno/a se siente agobiado/a, déjalo/a tomar un descanso. El aprendizaje debe ser divertido.

Sugerencia rápida n.° 2: Si deseas que el proceso sea aún más divertido, asígnales canciones nuevas y atractivas todos los días. Diseña un baile especial para acompañar la canción. ¡Hará que sus cuerpos se muevan y es posible que aprendan aún más rápido!

Sugerencia rápida n.° 3: ¡Repite lo que ya aprendieron para que no lo olviden! Tus alumnos aprenden de la repetición. Comienza cada sesión con un poema que ya hayan aprendido.

III) Diseñar un PowerPoint: Una de las formas más fáciles de enseñar a tus alumnos algo nuevo (especialmente poemas e historias) es a través de presentaciones de PowerPoint. Muchas personas en el Espectro Autista se benefician de las indicaciones visuales. Pueden aprender más rápido viendo imágenes y asociándolas con el contenido que deben aprender. Los videos también funcionan.

● Después de leerles y cantarles, abre un PowerPoint con imágenes.
● Para cada verso que estés recitando o cantando, elige una imagen especial o un video e inclúyalos en tu presentación.
● Para sesiones de enseñanza más divertidas, incluso puede elegir GIFs o videos cortos.

Tus alumnos asociarán las imágenes con el contenido que está tratando de enseñarles, ¡Y hará que la vida de ambos sea mucho más fácil!

IV) Inspira a tus alumnos: Es importante mantener a tus alumnos motivados durante todo el proceso de aprendizaje y darles inspiración para crear algo nuevo. La motivación es la clave del éxito para cualquier persona. Además de “hacer que el proceso sea divertido para ellos”, también debes:

● Llegar a conocer a cada alumno/a a nivel personal y desarrollar un vínculo emocional con ellos.
● Date cuenta de cuándo se sienten cómodos y qué los hace sentir incómodos. Si se distraen con algo en el salón de clases, altera el ambiente.
● Crear un sistema de apoyo que los haga sentir seguros y amados.
● Anímalos a apuntar alto y establecer metas personales
● Enfatizar lo positivo. Acentúa su gran progreso y muestráles aprecio por su esfuerzo.

Enseñar poesía y contar historias no es suficiente. Para trabajar adecuadamente con sus hijos y enseñarles bien, deben confiar en usted. Por lo tanto, debes inspirarlos e inspirarles la confianza que necesitan.

Sugerencia rápida n.° 4: Divide tu clase en grupos pequeños. Pídeles que trabajen juntos para crear un poema. Esto también le ayudará a tu alumno/a en el Espectro Autista a trabajar en equipo y desarrollar sus habilidades sociales..

V) Asociar el dibujo con la poesía: Por último, pero no menos importante, una de las mejores actividades que podría ayudar a tus alumnos a desarrollar la creatividad es dibujar. Después de haber cantado, bailado y trabajado juntos para comprender imágenes significativas, es hora de comenzar a crear algo nuevo.

Pídeles que dibujen algo en lo que estén pensando. Después de que comiencen a dibujar, pídales que encuentren palabras para cada elemento que hayan dibujado. Junta las palabras y crea un poema simple. La próxima vez, intenta algo más difícil. Continúe, hasta que alcancen un mayor nivel de sofisticación en el desarrollo de la poesía.

Sugerencia rápida n.º 5: Anímalos a llevar un diario en el que puedan escribir notas o imágenes que los inspiren a lo largo del día.

Conclusión

Cuando trabajes con personas en el Espectro Autista, aprende sobre la condición, deja de lado las ideas preconcebidas, cántales y recítales, diseña PowerPoints para ayudarlos a visualizar nuevos conceptos, inspíralos y ayúdalos a crear algo nuevo en un ambiente enriquecedor.

Fuente: Richardson, C. (2018). 5 Ways To Teach Autistic Children To Create Poems. The Art Of Autism. Recuperado de (https://the-art-of-autism.com/5-ways-to-teach-autistic-children-to-create-poems/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Ten Cuidado. Ahora Ten Aún Más Cuidado: Educar Sin Traumatizar A Tus Alumnos En Espectro Autista

Nadie decide ser profesor/a para hacer daño. Es desgarrador saber que, de hecho, puedes estar haciendo precisamente eso. Sin embargo, es necesario decirlo porque las buenas intenciones no son lo suficientemente buenas. Las buenas intenciones no significan nada si son solo para que tú, el adulto, te sientas bien contigo mismo/a. Porque en el otro extremo hay un/a niño/a vulnerable. Un niño/a en el Espectro Autista. Tú alumno/a.

Las personas en el Espectro Autista pasan toda su vida navegando en un mundo diseñado neurotípicamente. Esto es inherentemente traumatizante. Experimentan un enjambre constante de micro-traumas. Estas son cosas que todos hacemos o decimos sin pensar, y estas cosas pueden ser traumáticas para los niños que viven la condición. Pronto sabrás ‘por qué’.

Primero, una situación hipotética…

Tú estás ocupado/a, tratando de llevar a todos los niños de tu salón de clases integrado al patio de recreo para que tengan algo de tiempo al aire libre antes de que comience a llover más tarde. Además, necesitas un pequeño descanso. Pero (X), un niño en el Espectro Autista de 5 años que habla pero tiene algunas dificultades de función ejecutiva (planificación, iniciación, inercia), encuentra difícil la transición apresurada. Él es el último en salir de la clase, el/la asistente pedagógico/a lo empuja para unirse al resto de la clase. Finalmente, está en el patio de recreo con sus compañeros. Mete la mano en el bolsillo de su abrigo para sacar su mini figura de acción de Spider-Man, pero su bolsillo está vacío, lo que significa que debe haberlo dejado en su casillero. (X) acude a su profesor/a para preguntarle si puede volver a la clase a buscarlo. Tú, el/la profesor/a, rápidamente dices que no, que está bien, que no lo necesita en este momento.

Le dices que no, que está bien, que no lo necesita en este momento.

Pero su cerebro y su cuerpo le dicen que lo NECESITA. ¡Lo lleva consigo al patio de recreo todos los días! A los otros niños también les gusta Spider-Man, por lo que es una manera fácil para él de relacionarse con sus compañeros. Y, además, tiene estas pequeñas luces geniales que parpadean cuando presionas un botón. Pero tú, el/la profesor/a, dile que no lo necesita. (X) llora, se frota la nariz con la manga del abrigo y se acerca a los columpios. Procesa las cosas internamente en lugar de externamente. Está gritando internamente en lugar de gritar externamente.

(X) se siente como se siente. Y le dices que él no se siente así. Esto es muy confuso. Dejaste que (Y) entrara al salón de clases y buscara sus guantes cuando tenía las manos frías el lunes. Dijo que tenía las manos frías y que necesitaba sus guantes. Pero dijiste que (X) no necesita a su Spider-Man. Esto es lógicamente inconsistente.

Una semana más tarde, en el patio de recreo, (X) pisó accidentalmente un charco profundo y el agua le empapó los zapatos y los calcetines. Los calcetines mojados son los peores. Al final del día, al ayudar a los niños a prepararse para ir al autobús, primero nota que sus zapatos están húmedos y luego se da cuenta de que sus calcetines también lo están. Le quitas los zapatos y los calcetines para encontrar llagas rojas en los talones por la fricción de los calcetines mojados contra los zapatos. Estás horrorizado y le preguntas por qué no pidió un cambio de calcetines durante el colegio hoy. (X) no sabe qué decir y comienza a llorar. Porque una semana antes aprendió que cuando (Y) le pide a la maestra algo que necesita, ella lo consigue. Pero cuando (X) hace lo mismo, no lo entiende. (X) aprendió que sus necesidades no importan.

Las personas en el Espectro Autista, especialmente los niños, se toman en serio las palabras y las acciones. Oyen o ven algo, lo interpretan de una manera que una persona neurotípica nunca soñaría interpretarlo, y permanece profundamente arraigado dentro de ellos. Hasta que aprenden que hay una excepción. Y, oh espera, otra excepción, pero en esta circunstancia particular. Y sí, otra excepción, pero en esa circunstancia particular. Y crean patrones de expectativas a partir del mundo diseñado neurotípicamente que los rodea. Es sistemático, capaz de hacerse en función de las habilidades de búsqueda de patrones. No es intuitivo. es agotador.

¿Cómo se pueden eliminar los micro-traumas autistas? Es imposible, pero tú puedes hacer un esfuerzo para reducirlos.

I) Sé siempre extremadamente consciente del lenguaje exacto que utilizas con tus alumnos en el Espectro Autista.

II) Sé consistente con tus palabras y acciones. Si hay una inconsistencia con algo que dices o haces, advierta a tus alumnos en el Espectro Autista con anticipación.

III) Valida o investiga el significado detrás de lo que dicen tus alumnos en el Espectro Autista. Si un/a niño/a te dijo “Ayer fuimos a la luna”, no diga “¡No, no fuiste! ¿Adónde fuiste realmente?» En su lugar, dile: “Hm, ¿la luna? Dime más” para tratar de ver a qué se refieren en realidad.

IV) Tus alumnos en el Espectro Autista están experimentando una experiencia sensorial diferente a la tuya. Una mala regulación sensorial significa también una mala regulación emocional, y viceversa.

Fuente: Dorsey, R. (2022). Be Cautious. Now Be Even More Cautious. Rachel Dorsey: Autistic SLP. Recuperado de (https://dorseyslp.com/blog/be-cautious-now-be-even-more-cautious?fbclid=IwAR3fV6E23aezFuhJft8bMv2anA2Qq8RXyozWDaap_mFpB3tofHUGpAJ0eyM). Traducido Por Maximiliano Bravo

Consejos Para Educar A Los Adolescentes En El Espectro Autista

El Espectro Autista se caracteriza por sus «perfiles desfasados«, lo que significa una gran variación en la habilidad entre diferentes áreas. Un sinfín de problemas se derivan de asumir que los adolescentes que viven la condición deberían encontrar algo fácil, incluso cuando saben que no lo harán.

Dicho esto, el hecho de que alguien no pueda hacer algo ahora no significa que no podrá hacerlo más tarde: las personas nunca dejan de aprender, pero las habilidades van y vienen.

Las siguientes estrategias podrían ayudar a muchos adolescentes en el Espectro Autista, pero si tú deseas saber qué es difícil para tu alumno/a y qué podría ayudarlo/a, tu mejor opción probablemente sea simplemente hablar con él/ella. Intenta creerle cuando te diga que algo es difícil.

Como profesor/a, tu rol es clave para hacer que el colegio sea un lugar acogedor para tus alumnos, fortaleciendo no solamente su aprendizaje, sino también su autoestima y autonomía en una etapa tan importante de su desarrollo como la adolescencia.

I) Hacer frente a múltiples canales es difícil: Pueden ser canales sensoriales u otros flujos de información. Si quieres asegurarte de que tus instrucciones sean bien comprendidas, no te limites a decirlas. Proporciónalas en forma clara y escrita, para que tus alumnos puedan consultarlos cuando lo necesiten y no tengan que depender de filtrar su voz del ruido del salón de clases.

Acepta que a tu alumno/a en el Espectro Autista le costará prestarte atención, porque su concentración está en otra parte, o porque le diste demasiada información que procesar a la vez. Los malentendidos son comunes, en ambas direcciones. Los profesores a menudo malinterpretan las señales de sus alumnos que viven la condición, lo que los lleva a pasar por alto las necesidades y malinterpretar las solicitudes de ayuda.

Peor aún, pueden estigmatizar el lenguaje corporal y los estilos de comunicación de los propios alumnos, obligándolos a expresarse incluso con menos eficacia. Demasiados tratan de impedirles que se muevan sin entenderlo como una liberación de presión, o insisten en el contacto visual, sin entender lo agobiante que esto puede ser.

II) El filtrado es complicado y propenso a errores: «A veces no puedo desconectarme de las cosas; otras veces las filtro por completo«, podría decir un/a alumno/a. Piensa en estrategias para reducir el ruido, las distracciones visuales y las demandas sociales en tu salón de clases.

El enfoque satisfactorio que viene con el dominio de una cosa es una de las herramientas más poderosas en la educación, y es una tragedia si los colegios no permiten que todos los alumnos entren en estados de «flujo» al menos algunas veces. Eso significa encontrar una forma de permitirles concentrarse tanto como sea necesario, en una tarea que les interese.

Asegúrate de tener planes sobre lo que tus alumnos pueden hacer si se sienten agobiados; realmente deberían tener un lugar tranquilo donde puedan autorregularse sin temor a ser juzgados.

III) Cambiar de rumbo es desestabilizador: El cambio de tareas es difícil y los nuevos planes requieren trabajo. Pasar de una tarea o emoción a otra requiere tiempo y energía. Un ambiente predecible es más fácil de manejar: reduce la carga cognitiva y el estrés de cambiar de un enfoque a otro. Tu alumno/a en el Espectro Autista se siente más inestable cuantas más cosas lo/la sorprenden, y el mundo suele sorprender a los adolescentes que viven la condición.

Para obtener una sensación de estabilidad, él/ella sentir que entiende completamente la situación y que tiene suficiente control sobre ella, pero no más de lo que puede manejar. Esto puede ser una necesidad aguda para los adolescentes en el Espectro Autista: lo ves en la forma en que hacemos preguntas, las formas en que se autorregulan para controlar su ambiente sensorial y la forma en que usan las reglas para dar sentido a las cosas. Sentir que algo no tiene sentido es una gran barrera.

La estructura y la claridad previenen la ansiedad. El tiempo no estructurado con altas demandas sociales puede ser especialmente estresante, como los recreos en los que no hay escapatoria de la multitud, o cuando los adolescentes tienen que encontrar sus propios compañeros o grupos con los que trabajar.

IV) «A menudo experimento cosas intensamente (generalmente cosas que se relacionan con las preocupaciones e intereses de tu alumno/a)»: Las frase anterior hace referencia a que las cosas captan la atención de tu alumno/a en el Espectro Autista realmente pueden captar su atención. Involucrarse con sus pasiones es fundamental para su bienestar.

Probablemente eso sea cierto para todos, pero es crucial para los adolescentes que viven la condición: tanto porque sus intereses les traen tanta alegría como porque puede ser muy difícil desviar la atención de ellos. Trabajar a favor de los intereses de tu alumno/a en el Espectro Autista, en lugar de en contra de ellos, puede generar grandes recompensas personales y educativas, pero su naturaleza idiosincrásica a veces hace que los profesores se muestren reacios a intentarlo.

Las cosas que salen mal a menudo también se sienten con mucha fuerza. Muchos alumnos se sienten incómodos cuando se les llama la atención, por ejemplo, y eso puede ser mucho más difícil para los adolescentes que viven la condición, dado lo mucho que sufren al sentirse expuestos.

V) ‘Sigo volviendo a mis intereses y preocupaciones; es difícil dejar que las cosas pasen‘: Esta es otra frase que escucharás muy a menudo de tu alumno/a en el Espectro Autista. Si algo se siente sin resolver, puede ser casi imposible. El «¿pero por qué?» El instinto es fuerte en muchos adolescentes en el Espectro Autista y, a veces, les mete en verdaderos problemas. También puede alimentar sus intereses: hay una gran satisfacción en comprender cómo funciona algo, a menudo aplicando reglas lógicas para resolver problemas y luego aprendiendo prácticamente todo lo demás sobre eso.

Las razones son una herramienta clave en el arsenal de cualquier profesor/a, y la fricción entre los profesores y los alumnos que viven la condición a menudo proviene de la expectativa de que deben tomar las cosas con fe o autoridad. A veces, las razones que están buscando serán más detalladas de lo que pedirían la mayoría de tus alumnos. Y, sinceramente, eso es algo con lo que tendrás que trabajar.

VI) ‘Otras cosas que desaparecen de mi conciencia tienden a permanecer descartadas (es posible que tu alumno/a necesite recordatorios)’: Cuando tu alumno/a en el Espectro Autista te dice esta frase, tu responsabilidad como profesor/a es entender lo difícil que es para él/ella organizar su vida cuando tiende a no pensar en cosas a menos que su atención esté activamente atraída hacia ellas. Esta es una de las razones por las que las rutinas y el mantenimiento de una agenda pueden ser tan útiles: los recordatorios provienen del paso del tiempo.

La desventaja es que pueden entrar en conflicto con la necesidad de sentirse en control de la situación, y el control es absolutamente clave para lograr una sensación de estabilidad. Navegar entre esos dos puede ser un camino difícil para muchas adolescentes que viven la condición, ya que ellos pueden necesitar más ayuda para elaborar estrategias.

Conclusión

En general, es importante recordar que todos somos diferentes, razón por la cual estas recomendaciones no son más prescriptivas. Te servirán como un marco para comprender algunas de las dificultades comunes que enfrentan los adolescentes en el Espectro Autista y cómo aliviarlas, particularmente en un ambiente escolar.

Entender cómo otras personas experimentan el mundo es difícil para todos, y cuanto menos alguien piense como tú, más difícil será de entender. Cuanta más información puedas obtener sobre tus alumnos, mejor podrás trabajar con ellos.

Trate de ponerte en el lugar de tus alumnos, siendo consciente de lo difícil que es eso; tal vez puedas pensar en un momento en el que se te pidió que prestaras atención a demasiadas cosas a la vez, o experimentaste una sobrecarga sensorial, o cuando te sacaron de tu actividad favorita y tuviste que lidiar con una situación completamente inesperada.

Ve si puedes imaginar cómo sería si tuvieras que lidiar con estas cosas varias veces al día, a menudo simultáneamente, y fueras castigado/a si alguna vez actuaste de forma extraña como resultado. Tal vez podría preguntarles a tus alumno/a en el Espectro Autista cómo es para él/ella.

Trabajar con diferentes tipos de mentes siempre es una experiencia de aprendizaje, y se necesita atención cuidadosa y un grado de humildad para hacerlo bien.

Fuente: Murray, F. (2019). Autism tips for teachers – by an autistic teacher. tes Magazine. Recuperado de (https://www.tes.com/magazine/archive/autism-tips-teachers-autistic-teacher). Traducido Por Maximiliano Bravo.

3 Simples Estrategias Para Manejar La Rigidez Autista

Una pregunta que siempre está en las mentes de los padres es cómo manejar la rigidez de sus hijos en el Espectro Autista y, honestamente, no es nada fácil de responder.

Por un lado, tú deseas satisfacer su necesidad de control. Por otro lado, deseas ayudarlo/a a ser flexibles a veces.

Y todos sabemos que el mundo no les permitirá dictar todo, entonces, ¿Cómo se supone que debemos defender a nuestros hijos?

Entonces, aquí están 3 estrategias simples para manejar la rigidez autista para que puedas trabajar con tu hijo/a donde él/ella está y prepararlo/a para navegar en nuestra sociedad que no fue construida para su condición.

I) Minimizar las Oportunidades de Rigidez: Todos hemos tenido esa experiencia en la que hicimos algo y casi al instante nos arrepentimos porque sabíamos que de repente se convertiría en una rutina súper rígida a la que tendríamos que adherirnos durante meses, ¿verdad?

Y algunos profesionales te dirán que debes disruptir intencionalmente la rutina de tu hijo/a constantemente para «desensibilizarlo/a». Sin embargo, dicha estrategia está muy lejos de ser la correcta.

Todo lo que hará es enseñarle a tu hijo/a que no estás de su lado en absoluto, que él/ella no puede confiar en ti y que necesita aferrarse aún más a su rigidez porque tú la combatirás en todo momento.

Ahora, hay dos formas en las que es recomendable minimizar las oportunidades de rigidez, y eso significa básicamente minimizar la cantidad de veces que tu hijo/a tiene la oportunidad de ser demasiado rígido/a.

Primero, puedes evitar intencionalmente «rutinizar» ciertos eventos que él/ella no está preparado/a para hacer con regularidad.

Segundo, puedes «rutinizar» activamente los eventos que suceden regularmente en tu familia, de modo que no él/ella no sufrirá durante las actividades cotidianas.

II) Satisfacer las necesidades de rigidez: La siguiente estrategia puede ser un poco contraria a tu intuición, y si estás en medio de la rigidez en este momento, es posible que quieras gritar a todo pulmón por lo frustrado/a que estás.

Pero para manejar la rigidez de tu hijo/a en el Espectro Autista, realmente necesitas concentrarse en satisfacer sus necesidades de rigidez.

Este es el trato. A menudo, la rigidez de tu hijo/a es causada por mucha ansiedad o estrés, y cuando nos enfocamos en satisfacer esa necesidad de control, podemos aliviar algo de ese estrés.

Y obviamente no siempre podemos satisfacer las rígidas necesidades de nuestros hijos. A veces sus demandas no son seguras, o tal vez van en contra del consentimiento de otra persona.

Pero esa es una razón más para satisfacer la necesidad de control de nuestros hijos cuando podamos, para que tengan la energía cognitiva y socioemocional disponible para navegar las situaciones cuando nosotros no podemos.

III) Implementar la flexibilidad guiada: La flexibilidad guiada es cuando colaboras con tu hijo/a para ayudarlo/a a reconocer cuándo algo sobre lo que está siendo rígido/a no es posible y navegar dicha situación.

Para empezar, querrás practicar cosas que realmente no son posibles antes de pasar a cosas que no son posibles debido a preferencias personales.

Esto a menudo se reduce a dos objetivos opuestos, y nuestro trabajo como padres es acompañarlos y guiarlos mientras examinan sus opciones y encuentran soluciones.

Por ejemplo, es posible que realmente quieran jugar en su parque favorito, pero tampoco quieren usar el cinturón de seguridad. Y no es posible conducir hasta el parque sin cinturón de seguridad porque #1 es ilegal y #2 no es seguro.

Entonces podemos unirnos a ellos y apoyarlos a través de esto. Tenemos un montón de opciones sobre la mesa, algunas más realistas que otras, y podemos ayudarlos a examinar esas opciones y seguir adelante.

Y a veces tu hijo/a no estará listo/a para las opciones, la lógica o incluso el apoyo, y es posible que tenga una GRAN reacción. Eso también está bien.

Podemos apoyarlos a través de esa gran reacción (ya sea una explosión, implosión, agresión, etcétera.) y ayudarlos a navegar la situación más adelante cuando las cosas se calmen.

En última instancia, esta estrategia se trata de alejarse.

No se trata de hacer que dejen de ser rígidos inmediatamente en el momento sobre una cosa específica, se trata de ayudarlos a desarrollar la habilidad de la flexibilidad para que puedan reconocer cuándo necesitan ser flexibles y comenzar a resolver problemas en el futuro.

Fuente: Kaylene. (s.f.). 3 Simple Strategies to Manage Autistic Rigidity. Autistic Mama. Recuperado de (https://autisticmama.com/manage-autistic-rigidity/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Esto Es Lo Que Significa Tener «Inteligencia Fluida» Y Por Qué Las Personas Que La Tienen A Menudo Son Incomprendidas

La inteligencia fluida es la capacidad de pensar de forma abstracta, intuir información, reconocer patrones y evaluar problemas juntando información que no necesariamente se enseña formalmente, sino que se imagina y genera a partir de la propia experiencia y comprensión. La idea fue desarrollada por primera vez por Raymond Cattell y John Horn en la década de 1970.

La inteligencia fluida es lo opuesto a la inteligencia cristalizada, que es lo que significa haber adquirido conocimiento formalmente, y típicamente se refiere a la adquisición de información específica, como hechos y cifras.

También conocido como razonamiento fluido, es la capacidad de resolver problemas sin que el conocimiento pasado influya en su pensamiento. Es esencialmente lo que hace sabias a las personas intuitivas; lo que hace que los prodigios puedan aprender a tocar instrumentos por sí mismos o dominar idiomas extranjeros sin una educación formal.

Aunque ambos tipos de inteligencia son importantes y, a menudo, funcionan en conjunto, la inteligencia fluida es común entre artistas y creativos y, a menudo, los hace parecer impredecibles o incomprendidos.

Sin embargo, tener una inteligencia más fluida es en realidad un regalo tremendo, aunque se subestima. A menudo hace que las personas sean innovadoras, creativas y excepcionales. Una abundancia de inteligencia fluida define a una persona que no quiere tanto perfeccionar lo que existe sino romper el status quo y crear algo que la gente ni siquiera sabe que quiere todavía. El tema de la inteligencia fluida plantea una gran cantidad de problemas en términos de cómo pensamos en ser «inteligentes» y cómo insistimos en que, a través de las pruebas estandarizadas, estamos condicionando a los estudiantes jóvenes a creer que solo porque no son competentes en la repetición de hechos. y cifras, no son inteligentes.

Christopher Bergland lo explica así:

En una era digital, que da prioridad a los hechos, las cifras y los datos, la inteligencia cristalizada se ha valorado desproporcionadamente sobre la inteligencia fluida. Una amplia gama de nuevos estudios están descubriendo que las habilidades motoras, la coordinación ojo-mano, el acondicionamiento aeróbico y la actividad física diaria son importantes para mantener la memoria de trabajo y la inteligencia fluida.

La inteligencia fluida está directamente relacionada con la creatividad y la innovación. El libro de inteligencia cristalizada solo puede llevar a una persona hasta cierto punto en el mundo real. Privar a los niños del recreo y obligarlos a sentarse quietos en una silla abarrotada para una prueba estandarizada literalmente hace que su cerebelo se encoja y disminuya la inteligencia fluida.

Cuando escuchamos una idea con la que estamos de acuerdo, rara vez solicitamos las credenciales de una persona. Cuando escuchamos una idea que desafía lo que sabemos que es verdad, lo hacemos. En lo que esencialmente estamos insistiendo es en que solo confiaremos en cualquiera que haya sido altamente educado en sistemas e ideas que hayan existido previamente. No estamos reconociendo que nadie se sentó a los pies de las personas que los desarrollaron inicialmente y pidieron tal cosa … porque no pudimos.

Nadie cuestiona a los grandes líderes del pensamiento de los siglos pasados, nadie pregunta qué fundamento tiene Buda para compartir la sabiduría. Intuyen que es útil e innovador, por lo que lo aceptan como verdad.

Por más falible que esto pueda ser, es una conversación importante. Si no aprendemos a valorar la inteligencia fluida de alguien, solo estaremos apegados a los viejos sistemas de pensamiento, que solo pueden servir para lastimarnos a largo plazo. Imagínese si nunca aceptamos las ideas de los nuevos líderes de pensamiento porque no habían tenido una educación formal en un campo que buscaban reinventar. Todavía estaríamos en la edad oscura en lugar de estar en la vanguardia del arte, la psicología, la filosofía, la tecnología y todo lo demás que ha hecho del mundo lo que es hoy.

En lugar de asumir que debido a que alguien no puede memorizar y repetir lo que se sabe, sus mentes no son útiles, podríamos reconocer que el mundo avanza a través de aquellos que pueden reimaginar lo que existe de formas completamente nuevas.

Fuente: Nelson. J. (2021). This Is What It Means To Have ‘Fluid Intelligence,’ And Why People Who Do Are Often Misunderstood. Thought Catalog. Recuperado de (https://thoughtcatalog.com/january-nelson/2018/03/this-is-what-it-means-to-have-fluid-intelligence-and-why-people-who-do-are-often-misunderstood/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

¿Cómo Enseñar Como Un GPS Podría Ayudar Al Aprendizaje De Las Personas Neurodivergentes?

Si tú eres una persona neurodivergente de más de 50 o 60 años, probablemente serías capaz de recordar una época cuando no existían los GPS. Seguro que tu deseabas que existiera un aparato que te diera las direcciones exactas del Punto A al Punto B cuando estabas manejando. Imagina tu sensación de alivio cuando el primer GPS llegó al mercado a un precio razonable para tu billetera.

Antes de los GPS, salir de tu casa era algo tan arduo como una expedición a una jungla misteriosa. Si tú estabas manejando por algún lugar que te resultara familiar, no habían mayores problemas. Si tuvieras que manejar por un lugar totalmente nuevo, tendrías que llevar un mapa y anotar las direcciones en una hoja de papel y agarrarlas con tu mano sudorosa por la ansiedad, mientras tú utilizas la otra mano para maniobrar nerviosamente el volante, llegando a tu destino con varios minutos de retraso, si es que logras llegar.

Las personas en el Espectro Autista no pueden procesar más de 3 pasos de cualquier información en sus mentes a la vez. Independiente si es la dirección física de un lugar, instrucciones de cómo hacer algo, o una lista de las compras, si son más de 3 cosas, uno de los pasos tiene altas probabilidades de entrar por un oído y salir por el otro mientras sufren inútilmente para mantenerlos en sus mentes.

Volviendo a los GPS, una táctica muy útil para ayudar a las personas neurodivergentes se llama «GPSear». Eso significa dar instrucciones concretas que están descompuestas en porciones más pequeñas que son más fáciles de recordar y ejecutar. En vez de dar toda la información a la vez, que las personas neurodivergentes no retendrán, es mejor hacer un diálogo paciente donde se aborda cada instrucción una a la vez desde el principio hasta el final de una actividad.

¿Las Personas Neurodivergentes No Se Volverán Dependiente de «GPSear»?

Esa es una preocupación muy esperable de las personas neurotípicas hacia sus seres queridos neurodivergentes de que ellos se volverán dependientes de indicaciones, GPSear, andamiajes y otros métodos de aprendizaje modificados, la cual es muy válida.

Sin embargo, la dependencia solamente ocurrirá si esa actividad simplemente no es manejable para la persona neurodivergente a pesar de que las instrucciones hayan sido descompuestas repetidamente durante varios meses, o la persona dando las instrucciones no las enseña con el propósito de lograr mayor autonomía.

En ese tipo de situación, más modificaciones serían necesarias para la actividad, o la persona podría no estar bien preparada, ya sea para enseñar la actividad o para hablarle a la persona neurodivergente de una forma que entienda fácilmente las instrucciones, o incluso, la enseñanza de dicha actividad debería ser pospuesta.

Para aprender una nueva actividad, las personas neurodivergentes necesitan que la consistencia y la repetición sean elementos cruciales para su éxito. Una vez que les hayan enseñado de una forma, sigue enseñándoles exactamente de la misma forma hasta que la hayan dominado, o que hayan pedido explícitamente aprender de otra forma. Esto es crucial para que las personas neurodivergentes sean capaces de hacer un mapa mental de la actividad y continúen recordando cómo hacerla.

Aplicaciones Prácticas De La Técnica Del GPS

Digamos que tú tienes un/a hijo/a neurodivergente de 8 años y quieres enseñarle a hacer su cama. En vez de mostrarle cómo hacerla una o dos veces y luego retirar tu apoyo y dejarlo/a solo/a, el proceso de aprendizaje tiene que ser más gradual.

Primero, empieza con un andamiaje. Eso significa construir una estructura cuando enseñas una nueva actividad y luego retira lentamente los apoyos a medida que tu hijo/a se sienta más confiado/a y más competente al poner en práctica sus habilidades.

Con los andamiajes, tú modelas lo que estás tratando de enseñar, mientras das explicaciones explícitas de lo que estás haciendo. En el ejemplo anterior de enseñarle a tu hijo/a neurodivergente a hacer la cama, tú le mostrarías cómo tú pones la sábana sobre el colchón. Primero, tú caminas hacia la esquina y metes parte de la sábana bajo el colchón. Luego, lo mismo pero en la otra esquina y la otra parte de la sábana. Y así sucesivamente con todos los demás pasos hasta que la cama ya esté hecha.

GPSear es muy similar a los andamiaje, solamente con esta técnica, tú estás guiando con tu voz mientras tu hijo/a hace el trabajo. Básicamente, tú estás dando instrucciones paso a paso mientras él/ella procede con la actividad. Y justo como un GPS, si tu hijo/a va en la «dirección» equivocada, puedes cambiar la ruta y volver al último paso donde él/ella tenía más confianza.

Un Par De Cosas Para Tener En Mente Cuando Le Enseñas A Una Persona Neurodivergente

I) No podemos aprender cuando estamos estresados: Si experimentamos sobrecarga sensorial, no nos sentimos bien, tuvimos un mal día, o si en nuestro ambiente hay mucho ruido o mucha luz, aprender será casi imposible, y las explosiones tienen altas probabilidades de ocurrir.

II) No podemos aprender si no confiamos en ti: Muchas personas neurodivergentes tienen traumas de aprendizaje. Eso significa que hemos recibido burlas, insultos o castigos por no ser capaces de aprender de la misma forma o a la misma velocidad que nuestros pares neurotípicos. Esto conduce a que asociemos el aprendizaje con el abuso, y provoca que nuestros cerebros se bloqueen como un método involuntario de auto-preservación cuando sea que nos vayan a enseñar algo. Además, incluso escuchar un tono de voz ligeramente irritado puede descarrilar nuestra habilidad para procesar la información porque nos causa severa ansiedad. Para que las personas neurodivergentes puedan aprender exitosamente de ti, deben tratarte como una persona segura que no se enojará por no entender bien las cosas.

III) Necesitamos descansos más frecuentes cuando aprendemos nuevas habilidades: Las personas neurodivergente podrían tener una buena capacidad de concentración, pero también podrían fatigarse rápidamente e incluso no darse cuenta de la fatiga que sienten hasta que estén a punto de explotar. Como se dijo en el punto anterior, nosotros asociamos el aprendizaje con traumas, entonces estamos en alerta máxima todo el tiempo, incluso si no es externamente notable, y eso puede ser agobiante. Por eso, programa descansos frecuentes.

IV) No siempre podemos hacer una actividad con las mismas habilidades todo el tiempo: Como personas neurodivergentes, somos capaces de hacer exitosamente una actividad un día mientras no somos capaces de recordar cómo hacerla al día siguiente. Esto a menudo depende del ambiente y nuestro estado de ánimo, y es muy importante que no caigas en la trampa de que la persona neurodivergente a tu alrededor solamente está «fingiendo» que no sabe hacer bien las cosas porque es «flojo/a«. Nada más alejado de la verdad. Las habilidades neurodivergentes tienen un perfil desfasado, especialmente en las primeras etapas de aprender una nueva actividad, ya que esta es una característica de nuestros cerebros atípicos.

Fuente: Heidel, J. (2021). How Teaching Like A GPS Can Improve Neurodivergente Learning. The Articulate Autistic. Recuperado de (https://www.thearticulateautistic.com/how-teaching-like-a-gps-could-help-improve-neurodivergent-learning/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Organizar Y Priorizar: Una Guía Para Todos Los Públicos

La capacidad de organizar y priorizar nos ayuda a planificar las actividades cotidianas y manejar nuestro tiempo de forma efectiva. Sin embargo, algunas personas en el Espectro Autista pueden tener dificultades para organizar y priorizar. Aquí, explicamos por qué este puede ser el caso y enumeramos algunas formas de ayudar.

Una persona en el Espectro Autista puede tener dificultades con:

  • Procesar información
  • Predecir las consecuencias de una acción (si hago esto, ¿Qué pasará después?)
  • entendiendo el concepto de tiempo
  • Función Ejecutiva‘ (hacer frente a tareas cotidianas como ordenar o cocinar).

Uno o todos estos pueden afectar la capacidad de una persona para organizar, priorizar y secuenciar.

Por ejemplo, si tiene dificultades para comprender el concepto de tiempo, ¿Cómo planifica lo que hará en el transcurso de una semana?

Estrategias para ayudar

A continuación, se muestran algunas formas en las que las personas en el Espectro Autista pueden organizar y priorizar las actividades y tareas cotidianas. Al principio, es posible que otras personas deban participar mucho en la introducción de las estrategias. Puede usar las estrategias en más de un lugar, por ejemplo, en el hogar y en el colegio, por lo que es importante que todos los que las usan, ya sean familiares, empleadores, profesores o amigos, las usen de forma constante.

Con el tiempo, algunas personas en el Espectro Autista podrán utilizar las estrategias de forma independiente. Otros siempre pueden necesitar apoyo.

I) Apoyos visuales: Las imágenes, las listas escritas, los calendarios y los objetos reales pueden ser buenas formas de ayudar a las personas en el Espectro Autista a comprender qué va a suceder y cuándo. Por ejemplo, una persona puede tener un horario diario con imágenes de la ducha, la ropa, el desayuno, el colegio, la cena, un cepillo de dientes, un pijama y una cama para indicar lo que hará y en qué orden ese día. Obtenga más información sobre los soportes visuales.

II) Códigos de colores: Los colores se pueden utilizar para indicar la importancia o el significado de las tareas (y, por lo tanto, ayudar a priorizar las tareas y trabajar con ellas en una secuencia lógica).

Por ejemplo, las cosas en una bandeja o archivo rojo podrían significar «urgentes», las cosas en una bandeja o archivo verde podrían significar «pendientes», mientras que las cosas en una bandeja o archivo azul no son importantes o no tiene una escala de tiempo asignada.

Los colores también pueden ayudar a las personas a distinguir entre el papeleo, por ejemplo, las diferentes cuentas del hogar.

III) Mensajes grabados: Los mensajes grabados pueden ser un útil recordatorio auditivo de tareas, trabajos, eventos o fechas límite.

IV) Listas: Las listas pueden recordarnos las tareas que debemos hacer y ayudarnos a establecer prioridades. Las listas también pueden ser una buena forma de registrar logros (tachando algo cuando lo hayas hecho) y de asegurarte de que estás haciendo las cosas. Las listas pueden ser visuales, escritas o en forma de una aplicación de lista de tareas.

V) Alarmas y alertas: Los calendarios de la computadora pueden tener fechas importantes almacenadas o recordatorios sobre cuándo pagar las cuentas. Las instrucciones se pueden enviar al celular de la persona por mensaje de texto; los mensajes de texto se prestan especialmente a esto, ya que se ve obligado a mantener las instrucciones breves y sencillas. Un mensaje de texto también es una manera discreta y discreta de contactar o apoyar a las personas en el Espectro Autista.

VI) Cajas de tareas, sobres y archivos: Guarda tu trabajo o las pertenencias en lugares establecidos, para que no se pierdan ni se olviden.

VII) Momentos del día, días de la semana: Puedes utilizar momentos del día (mañana, tarde o noche) o días de la semana para ayudar a planificar y organizar tareas, actividades sociales y otros eventos. Por ejemplo, el martes es el día de hacer las compras, el miércoles es el día de pagar las cuentas y el jueves por la noche es la noche de la tarea.

En el colegio

Las tareas, las pruebas y las fechas límite pueden causar una gran ansiedad en algunas personas. Otros no las entenderán. Las siguientes estrategias pueden ayudar:

  • Seguimiento claro durante las tareas.
  • Reuniones periódicas con el personal docente.
  • Archivos codificados por colores.

Algunas personas pueden necesitar ayuda para comprender el objetivo final de lo que les puede parecer trabajo continuo y fechas límites

El procesamiento de las instrucciones puede ser difícil, por lo que puede ser útil utilizar agendas, ambiente de aprendizaje online y mensajes grabados para reducir la presión sobre el/la alumno/a de tratar de recordar lo que se supone que debe hacer.

En el trabajo

Las estrategias para utilizar en el ambiente laboral incluyen:

  • Usar archivos y códigos de colores para identificar y aclarar la importancia y las fechas límite de determinadas asignaciones laborales.
  • Hacer una lista clara de tareas pendientes al comienzo del día; luego puede tachar las tareas que se han completado
  • Organizar reuniones periódicas con tu supervisor/a para asegurarte de que el trabajo sea fácil de entender y estés progresando
  • Usar los programas de computadora disponibles para ayudar a organizar el trabajo, por ejemplo, codificar por colores los correos electrónicos relacionados con la importancia de la respuesta.
  • Usar el calendario como recordatorio de reuniones o fechas límite.

Fuente: (s.f.). Organising and prioritising – a guide for all audiences. National Autistic Society. Recuperado de (https://www.autism.org.uk/advice-and-guidance/topics/behaviour/organising-and-prioritising/all-audiences). Traducido Por Maximiliano Bravo

Sorpréndelos Siendo Buenos: El Poder De Los Elogios

Como padres y profesores, puede parecer que estamos haciendo malabares con listas interminables de tareas pendientes. Cuando agrega el manejo de conductas desafiantes a la lista, rápidamente puede volverse abrumador. Algunos días puede parecer que todo lo que está haciendo es decirle a los niños “NO” o repetir las instrucciones una y otra vez. Puede comenzar a preguntarse: «¿Cuántas veces tengo que decirle que se detenga antes de que me escuche?» Esto puede conducir rápidamente a la frustración a medida que las interacciones positivas se vuelven cada vez menores. Elogiar los comportamientos positivos puede ser una manera fácil de aumentar los comportamientos apropiados, disminuir los comportamientos desafiantes y ayudar a mantener relaciones positivas. ¡Usa el poder de los elogios!

Considere este escenario del salón de clases

Un/a alumno/a en el Espectro Autista se levanta de su asiento a menudo durante períodos particulares en los que se espera que trabaje de forma independiente. Su principal interacción con sus profesores durante este tiempo es cuando le dicen que vuelva a su asiento. Sus profesores se sienten cada vez más frustrados porque siguen reaccionando y repitiendo instrucciones, y el alumno sigue levantándose de su asiento.

En lugar de esperar a que el/la alumno/a se levante de su silla y luego lo corrijan, ¿Qué pasa si los profesores brindan elogios y atención positiva cuando el estudiante está sentado en su silla haciendo su trabajo? Esta simple estrategia puede enfatizar y reforzar qué hacer en lugar de qué no hacer. Además de posiblemente disminuir el comportamiento no deseado, esta estrategia también aumentará la cantidad de interacciones positivas entre el/la profesor/a y el alumno/a.

Consejos para utilizar el poder de los elogios

I) Brinda un elogio específico: Hay muchas formas de decir «buen trabajo«. Sé genuino/a y entusiasta al elogiar. En lugar de decir simplemente «¡Buen trabajo!«, usa frases descriptivas como «¡Buen trabajo al compartir sus juguetes con tu hermano/a!» o «Me gusta cómo has resuelto esta hoja de problemas matemáticos«.

II) Brinda retroalimentación de una forma que funcione para el individuo: algunos disfrutan ser elogiados frente a otras personas. Otros pueden sentirse incómodos o avergonzados por el reconocimiento público. Por lo tanto, busca formas de elogiar que funcionen mejor para el/la niño en el Espectro Autista (por ejemplo, un pulgar hacia arriba, una señal o señal sutil, una palmadita en el hombro o una sonrisa).

III) Brinda elogios inmediatamente: Cuando brindas elogios inmediatamente después de los comportamientos apropiados, estás enseñando que el comportamiento apropiado da como resultado una atención positiva. No esperes hasta el final del día para contarle a la persona todas las cosas buenas que hizo ese día. Elógialo/a a menudo a lo largo del día e inmediatamente después de los comportamientos apropiados.

IV) Divide las tareas más largas: Divide las tareas más largas o más complejas en tareas más pequeñas y sencillas para crear más oportunidades de elogiar los pequeños éxitos a lo largo del camino. Considere el ejemplo de tu alumno/a en el Espectro Autista que lucha por permanecer sentado/a durante largos períodos de trabajo independiente. En este caso, puede ser más apropiado apuntar inicialmente a cinco minutos de trabajo sentado. También puede ser importante revisar cuidadosamente el contenido del trabajo de este/a alumno/a para asegurarse de que sea relevante, significativo y que se corresponda con su nivel de aprendizaje actual.

Pero, ¿Qué pasa si no tengo tiempo para seguir alabando a lo largo del día?

Esta es una pregunta común planteada por padres y profesores. ¡Considera la cantidad de tiempo que uno podría dedicar a reaccionar ante un comportamiento problemático! Tomarse esos cinco segundos adicionales para elogiar a tu hijo/a o alumno/a en el Espectro Autista puede promover cambios positivos y mejorar la relación. Nuestros hijos y alumnos hacen tantas cosas maravillosas a lo largo del día que pueden pasarse por alto fácilmente. ¡Desafíate a ti mismo para aumentar la cantidad de veces que los sorprendes siendo buenos y céntrate en los aspectos positivos!

Fuente: Roy, H. (2018). Catch Them Being Good: The Power of Praise. Autism Society of North Carolina. Recuperado de (https://www.autismsociety-nc.org/power-of-praise/). Traducido Por Maximiliano Bravo.