Cuando La Ansiedad Se Parece A La Ira

A muchos padres les cuesta entender que un/a niño/a que se porta mal es un/a niño/a angustiado/a.

Cómo puede verse la ansiedad para sus padres en su hijo/a en el Espectro Autista:

  • Quejarse de una tarea
  • Ojos rodando
  • Ser “grosero/a”
  • Pisotear, golpear objetos, gritar y chillar
  • Hacer muchas preguntas “molestas” – “ser molesto/a a propósito”, lo que puede hacer que un/a padre/madre agotado/a se ponga enojado/a.

Esto es lo que realmente siente el/la niño/a (no intenta molestarte, quejarse o ser grosero/a intencionalmente):

I) Frustrado/a: La tarea no tiene sentido, el niño/a está estresado, es ruidosa/hay demasiadas personas/demasiado cansado/a. El/La niño/a no puede hacerlo ahora. No saben por qué se les dice que lo hagan porque literalmente no pueden hacerlo en este momento. Su cerebro no funciona.

II) Ansioso/a, asustado/a:
*El/La niño/a sabe que su ansiedad se disparará al hacer algo, como ir al supermercado.
*El/la niño/a está ansioso porque no puede controlar su entorno y está ansioso/a porque tiene que hacer algo AHORA MISMO y tiene problemas para cambiar de tarea.
*El/La niño/a no sabe por qué tiene que hacer algo, no tiene ningún sentido para él/ella y puede pensar en otras soluciones que requieran menos ansiedad, pero sabe que si se atreve a sugerir una alternativa, será visto como “quejarse” o “portarse mal”.
*Las cosas que se le han dicho al niño son inconsistentes: recuerdan que le dijeron que no tenían que ir a (X), pero eso cambió, y sus padres fingen que el cambio no sucedió, o que nunca menciona el cambio en absoluto, pero espera que el/la niño/a esté listo para partir.

III) Confundido/a, frustrado/a: El/La niño/a sabe que no puede hacer la tarea y está tratando de facilitar la tarea o tratando de explicar por qué no puede hacer algo, pero suena estresado/a, por lo que sus padres lo/la interpreta como “grosero/a” o “a la defensiva”.

IV) Muy frustrado/a, al borde del colapso:
*Por lo general, ocurre cuando el/la niño/a sabe que hablar o hacer preguntas no ayudó antes, o ya lo intentó y agravó la situación con sus padres, ya que están cansados y no pudo mantener la calma esta vez. Los padres suenan molestos.
*El/La niño/a ya está estresado/a actualmente por la forma en que se formuló la tarea (a veces como una orden en lugar de una pregunta), ya que no siente que tenga ninguna autonomía o control en el asunto.
*El/La niño/a ya está estresado/a por eventos anteriores en el día / semana (la escuela, por ejemplo), y la única forma en que puede sacar su frustración es pisando fuerte porque ya no puede pensar o responder verbalmente y su cubo de estrés finalmente está demasiado lleno.

V) Confundido/a, ansioso/a:
*El/La niño/a está tratando de entender por qué es importante este evento que le causa ansiedad y estrés, ya que no parece lógico y no quiere lidiar con la fatiga autista que se producirá después.
*El/La niño/a está tratando de prepararse para cómo será el entorno o lo que implicará la tarea; a menudo, visualizar la tarea nos facilita el cambio a esa tarea.
*El/La niño/a quiere asegurarse de que estará a salvo durante la tarea/evento y de que todo se tenga en cuenta, de que sus padres no olviden cosas importantes para el evento.
*El/La niño/a sabe que será mucho más estresante para él/ella que para sus padres, y es posible que sus padres no comprendan sus sensibilidades sensoriales, por lo que saber lo que sucederá es importante para que el/la niño/a evite colapsos o bloqueos. Quieren asegurarse de obtener un relato preciso de la situación sensorial: cuántas personas habrá allí, de qué está hecho el edificio, etcétera. Pero deben saber que es posible que sus padres ni siquiera piensen en eso. No estás seguro de si sus respuestas serán correctas porque a menudo son inexactas (ya que su cerebro experimenta las cosas de manera diferente).

Estrategias para los padres

Para todas las situaciones excepto el n.° 4 (que es esencialmente un territorio peligroso que requiere apoyos y llevar al niño a un lugar tranquilo y seguro en el que pueda calmarse):

  • Es importante tomarse en serio la ansiedad de tu hijo/a. No digas generalizaciones como “Todo estará bien”, ya que en muchos casos no es así, ya que tenemos experiencias sensoriales diferentes, y muchas personas neurotípicas no pueden percibir muchos sonidos/luces/olores que experimentan las personas en el Espectro Autista.
  • Es importante validar los sentimientos de tu hijo/a. “Eso suena muy frustrante”.
  • Si necesitan estar tranquilos acerca de la información del evento, dígales lo que sucederá paso a paso, responde todas sus preguntas (como en el n.° 5), incluso si puede parecerte agotador o repetitivo. Si no sabe algo, no finja que lo sabe ni utilices declaraciones vagas; simplemente diles “lo solucionaremos juntos” y crea un plan de apoyo para que tu hijo/a sepa que estará seguro/a.
  • Si se “quejan” de una tarea, pregúnteles qué les ayudaría. ¿Necesitan tiempo de reposo antes de salir al supermercado y tiempo de reposo cuando regresan? ¿Necesitan una tarea menos ese día para tener suficiente energía para ir al evento, o hacer una tarea más importante?
  • Haz un compromiso: Finge que estás hablando con un adulto que tiene tanta autonomía como tú. Trata de escuchar lo que están diciendo: ¿dicen que el evento es “desagradable”? ¿Hay algún signo de dolor, malestar o ansiedad en algo de lo que mencionan?
  • Encuentra la causa o la razón por la que están molestos (puede que tenga que ser en otro momento, cuando estén menos estresados ​​y molestos): ¿se debe a un horario inesperado o la falta de tiempo de reposo? ¿Es porque los entornos del hogar y el colegio han sido diferentes/más ocupados? Esto requiere tiempo y varios métodos de comunicación (los correos electrónicos/mensajes de texto pueden ser más fáciles para algunos niños para hablar sobre sus sentimientos, en lugar de verbalmente; les da más tiempo para procesar y responder sus preguntas).

Los castigos no funcionan

Los castigos solamente aumentarán la ansiedad y el estrés en tu hijo/a, ya que ya está ansioso/a, por lo que se está comportando tal como están. Darle a tu hijo/a opciones, incluso opciones “ilusorias”, es mejor que hacer demandas. Por ejemplo, puedes decirle a tu hijo/a lo que sucederá si no hace algo, pero no le digas que tiene que hacerlo. Decirle a tu hijo/a que tiene que hacer algo le hace sentir que se trata de una situación de vida o muerte, ¡y la mayoría de las veces no lo es! No es el fin del mundo si un niño no entrega sus tareas o llega tarde al colegio porque tardaron en vestirse. Lo importante que debe enseñarles es la regulación emocional y ayudarlos a aprender que sus sentimientos son válidos y reales, lo que les ayudará a aprender a usar estrategias para calmar esas emociones. Si no saben lo que están sintiendo (lo cual es muy común, ya que la alexitimia es común en las personas en el Espectro Autista), no sabrán que están molestos, y esto puede llevar al n.° 4, colapsos (y bloqueos). Como padres, pueden modelar sus emociones diciéndoles cómo se siente. Ejemplo: “Me siento ansioso porque no pude prepararte la cena a tiempo, así que intentaré respirar profundamente un par de veces y realizar una actividad que disfruto para intentar calmarme”. Hacer que tu hijo/a sepa que está bien reconocer la ansiedad le permitirá sentirse menos avergonzado/a por procesar esa emoción y admitirlo ante los demás. Reconocer la ansiedad a menudo ayuda a procesar y lidiar con la ansiedad en sí.

Regulación emocional

A veces, la meditación ayuda a las personas a regular sus emociones. Esto no siempre es el caos para las personas en el Espectro Autista (y puede causar frustración al escuchar todo lo que les rodea). La distracción a menudo puede servir como una mejor técnica de regulación: leer algo que les interesa o ver un programa de televisión que les permite prestar atención a eso, en lugar de a las emociones o los estímulos sensoriales. Los ejercicios de respiración cuando están molestos también pueden ayudar, principalmente con la hiperventilación, pero en su mayor parte (si no en un colapso o bloqueo, sino antes del colapso o bloqueo), simplemente hacer que alguien les pregunte sobre algo que les interesa y dejarles hablar e ignorar la situación emocional actual por completo los ayuda estar más calmados. Un colapso o bloqueo como esperar a que el cerebro se calme, porque eso es simplemente todo lo que se puede hacer una vez que ocurre un colapso o bloqueo. Esta forma de pensar es muy útil para esperar con más calma, en lugar de sentir más ansiedad y caer en ciclos de pensamientos negativos, ya que es más fácil separar el yo de pensamiento lógico del cerebro actualmente ansioso/agotado/petrificado.

Fuente: (2018).  “Anxiety Looks Like Anger”. Autistic Science Person. Recuperado de (https://autisticsciencelady.wordpress.com/2018/11/11/anxiety-looks-like-anger/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Consejos Rápidos Para Crear Un Horario Visual

Muchos niños con dificultades de función ejecutiva utilizan un horario visual para organizar su día. Un horario visual muestra qué actividades se realizarán y en qué orden. Un horario visual puede trazar una gran cantidad de tiempo, como una mañana, una tarde o incluso un día completo. Un horario visual primero/luego muestra lo que sucederá justo ahora (primero) y lo que sucederá después (luego).

Si tu hijo/a usa un horario visual, es importante que tú continúes usando un horario visual después de un desastre natural. Esto puede resultar difícil cuando no tiene acceso a las imágenes habituales de tu hijo/a o, en muchos casos, es posible que ni siquiera pueda vivir en tu propia hogar durante varios días. Aquí hay algunos consejos rápidos para crear un horario visual para apoyar a tu hijo/a, incluso si tú mismo/a no tienes idea de lo que podría suceder a medida que avanza el día:

I) Horario visual para un/a niño/a que es lector/a

Utiliza cualquier papel y escribe las actividades diarias que sabes que sucederán incluso si no sabes exactamente cuándo o cómo sucederán.

Ejemplo: Seguro que tu hijo/a se despertará, comerá, usará el baño, se vestirá, etc. Utiliza estas actividades cotidianas para establecer un horario visual.

Luego, entre estos elementos, puede insertar la frase “mamá/papá se dará cuenta de lo que va aquí (X)”.

II) Horario visual para un/a niño/a que no es lector/a

Dibuja una carita feliz, etiquétala MAMÁ/PAPÁ (o el nombre del adulto a cargo) y explica lo que significa. Si tu hijo/a no puede comprender una explicación, puede enseñársela mediante una rutina. Cuando llegue el momento de la mamá/papá en el horario de imágenes, puede llamar la atención de su hijo y decirle: “Es hora de mamá/papá”. Haz esto de la misma forma usando las mismas palabras en cada tiempo de transición del horario para que tu hijo/a sepa lo que significa esta imagen.

Luego, cuando sea la “hora de MAMÁ/PAPÁ”, puedes insertar lo que sea necesario en el espacio, independientemente de lo que pueda ser. Este tipo de horario será muy útil para tu hijo/a cuando tú no tienes idea de lo que deparará el día.

Consejos contra la ansiedad para el/la niño/a que necesita que su mundo esté bien ordenado

Hazle saber a tu hijo/a que siempre le mostrarás o le avisarás con anticipación cada vez que suceda algo nuevo o diferente. Esto no siempre es fácil. Es posible que te pidan que cambies de ubicación o compartas espacio en un refugio de emergencia en un momento.

Por ejemplo, cuando tú y tu hijo/a se queden en un refugio y sucedan este tipo de cosas, llévalo a “la oficina”. En realidad, ese nombre se refiere al baño, el único lugar verdaderamente privado disponible. Luego le dices las últimas noticias sobre los cambios que vendrán. Luego fijé el horario para incorporar la información. Luego, tomen cinco respiraciones lentas y profundas, levantando los dedos para contar cada respiración y en cinco salgan tranquilamente del baño. Por otro lado, esto puede funcionar mejor algunos días que otros. Tener esta rutina será útil para ti y para tu hijo/a, disminuirá su ansiedad general y los dejará con un sentido de pertenencia y camaradería familiar.

Conclusión

Entonces, si los horarios visuales han sido parte de la vida de tu hijo/a antes de un desastre natural, estas son algunas ideas para comenzar a pensar de maneras útiles en las que podría apoyar fácilmente a tu hijo/a cuando tu mismo/a no sepas con anticipación qué sucederá y cuándo.

Fuente: Endow, J. (2016). Quick Tips to Create a Visual Schedule. Ollibean. Recuperado de (https://ollibean.com/quick-tips-create-visual-schedule/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Enseñando El Consentimiento A Los Chicos Sin Avergonzarlos Ni Castigarlos

Hoy en día, los padres y los profesores son mucho menos propensos que los adultos de las generaciones anteriores a tolerar o ignorar las conductas sexuales indebidas. Frases como, por ejemplo, “Los chicos son chicos. No se puede cambiar”, dejaron de ser una explicación socialmente aceptable para aquellas conductas que hacen daño a los demás.

Pero, ¿son las suspensiones, las expulsiones y los castigos duros la mejor forma de responder ante las embarradas de los chicos adolescentes? ¿Son la mejor forma de enseñarle a nuestros hijos a respetar a los demás? La experta en educación sexual Amy Lang advierte contra tales reacciones así de duras. “Avergonzar y castigar a los chicos por cómo están navegando el mundo de la sexualidad no les hace ningún bien”, dice ella.

Un enfoque más amable, compasivo y apropiado es una forma mucho mejor de ayudar a los chicos a desarrollar una comprensión madura de la sexualidad y el consentimiento.

La mayoría de los padres comienzan a hablar con sus hijos sobre el consentimiento cuando ellos son pequeños. Enseñamos a nuestros hijos que nadie tiene derecho a tocar sus cuerpos sin permiso, y tratamos, día tras día, de enseñarles a nuestros hijos que no tienen derecho a golpear, manosear o dañar a a los demás.

¿Cómo hablar sobre el consentimiento?

A medida que nuestros hijos se acercan a la pubertad, nuestra ansiedad aumenta. Vemos lo que está en el horizonte: enamoramientos, rupturas, experimentos, y de repente nos damos cuenta de que una mala decisión en esta etapa de su crecimiento podría tener ramificaciones permanentes. Más que cualquier generación anterior, somos muy conscientes de los problemas del acoso sexual y la importancia del consentimiento. Hemos visto hombres muy poderosos que alguna vez admiramos siendo acusados de conductas sexuales indebidas, y hemos sido testigos del dolor que sus acciones han causado a sus víctimas.

Ninguno de nosotros quiere criar a un hijo que abuse sexualmente de los demás. Y desviamos nuestra mirada de las noticias a los chicos que tenemos ante nosotros y hacemos el siguiente juramento: “Lo haremos mejor. No permitiremos que los chicos de esta generación se aprovechen de los demás”.

Nuestros chicos, mientras tanto, simplemente están tratando de descubrir la vida. “Durante la preadolescencia, ellos simultáneamente están completamente enamorados y completamente avergonzados de sus cuerpos y los cuerpos de los demás”, dice Al Vernacchio, profesor de sexualidad de la Friends ‘Central School en Wynnewood, Pennsylvania. “También recién están comenzando a darse cuenta de que pueden ser poderosos y están recibiendo muchos mensajes del exterior sobre lo que es un hombre poderoso”.

Muchos de esos mensajes son confusos. Los chicos de hoy están buscando un punto de apoyo en una cultura que aún le asigna valor a los hombres en función de sus fortalezas y sus logros. Están tratando de descubrir qué significa ser hombres en un momento en que nuestra definición social de “hombre” está evolucionando. Y a diferencia de las generaciones anteriores, están rodeados de voces que señalan a la “masculinidad tóxica” como nociva y una posible raíz de las conductas sexuales indebidas.

La polémica palabra de moda “masculinidad tóxica” se refiere a una versión de la virilidad que enfatiza la agresión y el poder, pero, por supuesto, esa no es la única forma de ser hombre. “Demasiados chicos reciben el mensaje de que toda la masculinidad es tóxica todo el tiempo, y ese es un mensaje realmente perjudicial”, dice Vernacchio. “Quiero ayudar a los chicos a reconocer los aspectos tóxicos de la masculinidad, pero no caer en la trampa de pensar que ser masculino es ser tóxico”.

La preadolescencia y la adolescencia son un buen momento para ayudar a los chicos a luchar con estos mensajes confusos

“Podemos ayudarlos a comenzar a diferenciar entre la masculinidad que queremos que emulen, admiren y respeten, frente al comportamiento tóxico”, dice Vernacchio.

Los chicos, lo crean o no, son emocionalmente vulnerables y buscan constantemente una validación externa de su valor. Como resultado, son muy sensibles a la vergüenza y la humillación pública. Sin embargo, los padres y los educadores suelen utilizar enfoques basados ​​en la vergüenza para responder a los intentos de conexión y humor bien intencionados pero mal pensados ​​de los chicos.

Una respuesta dura a las embarradas cometidos por los chicos rara vez es productiva, dice Andrew Irwin-Smiler, Ph.D., un terapeuta con licencia y autor de Citas y Sexo: Una Guía Para El Chico Adolescente Del Siglo XXI. “Avergonzar a alguien no los lleva a una comprensión más matizada del tema”, dice Smiler. “En cambio, generalmente los lleva a evitar el tema, la persona que los avergonzó, o ambos”.

Un mejor enfoque es aprovechar el momento de enseñanza, porque los errores brindan la oportunidad de hablar no solo sobre el incidente en cuestión, sino también sobre cuestiones más importantes.

¿Cómo enseñar el consentimiento?

Siempre es un buen momento para ayudar a tu hijo a comprender la importancia del comportamiento apropiado y el respeto por los demás.

Aquí hay algunas formas aprobadas por expertos para enseñar a los chicos sobre los límites y el consentimiento:

I) Introducir el “consentimiento cotidiano”: El consentimiento no se aplica solo a situaciones sexuales; el consentimiento se trata de respetar los límites de otras personas. Vernacchio enseña a sus alumnos que se requiere el consentimiento cada vez que va a interactuar con el cuerpo, la propiedad o la reputación de otra persona. ¿Quieres que te preste la chaqueta de tu amigo? Primero pide permiso (consentimiento).

“Necesitamos ayudar a los chicos a entender primero el consentimiento en una situación de bajo riesgo y no tensa”, dice Vernacchio. “Mientras más practiquen con el consentimiento cotidiano, mejor lo harán cuando las cosas estén más intensas”.

Los padres también pueden demostrar su consentimiento diario llamando a las puertas de sus hijos y pidiendo permiso antes de abrazarse. “Necesitamos mostrarles a nuestros hijos qué significa el consentimiento y cómo funciona”, dice Lang.

II) Discutir sobre las dinámicas del poder: Un desequilibrio de poder hace que el consentimiento sea complicado. Como hemos visto en innumerables situaciones de adultos, una persona puede realizar una actividad si siente que objetar la pondría en riesgo de daño. Los chicos pueden entender esta dinámica cuando la expresan en términos que ellos puedan entender. Háblales sobre los “cabecillas”, personas con poder en los grupos sociales. Es probable que tu hijo sea muy consciente de los cabecillas de sus compañeros de curso, y probablemente sabe, por experiencia, exactamente lo difícil que es resistirse a las directivas implícitas y explícitas de los cabecillas. Incumplimiento y riesgo de exclusión.

Puedes usar estos ejemplos para ayudar a tu hijo a comprender cómo “el poder interrumpe el consentimiento y hace que sea realmente difícil decir que no”, dice Vernacchio. Luego ayude a los chicos a deconstruir los mensajes diciéndoles que siempre busquen la ventaja.

“A menudo, nuestro valor predeterminado para los chicos es: “No dejes que nadie te haga quedar como un tonto”, dice Vernacchio. “Puedes interrumpir y redirigir esos mensajes a cosas como,” Respetar tu sentido de lo correcto y lo incorrecto “.

Tales conversaciones también pueden ayudar a los chicos a aprender a pensar antes de actuar. “Enséñale a lo tu hijo a hacer la pregunta: “¿Estoy haciendo esto porque creo que me dará más poder o estatus sobre alguien más?”, Aconseja Vernacchio.

III) Enseñarles a los chicos el poder de la palabra “no”: Los chicos a menudo tienen la idea de que decir la palabra “no” es señal de debilidad, lo que les hace difícil objetar si un amigo va demasiado lejos y les cuesta aceptar el “no” de los demás. En cambio, enséñales que la verdadera fuerza es decir lo que realmente quieres decir. Un chico que sabe que puede decir que “no” si no quiere hacer algo es más probable que respete un “no” de otras personas.

“Si los chicos tienen la costumbre de decir que “sí” cuando quieren decir “no”, y “no” cuando quieren decir “sí”, eso es lo que van a esperar de otras personas”, dice Vernacchio. “Les digo a mis alumnos: “La mayor responsabilidad que tenemos en todas las situaciones de consentimiento es decir lo que queremos decir “.

A medida que tu hijo crece, tus conversaciones pueden volverse más explícitas. Juntos, piensen en formas de pedir un beso y desviar la atención sexual no deseada. Discute con él noticias sobre el acoso sexual y conductas sexuales indebidas. Escucha al menos tanto como hables.

“Todo esto es complicado y lleva tiempo”, dice Vernacchio. “Pero si queremos criar una generación de chicos que comprendan mejor el consentimiento que nosotros, tenemos que tener estas conversaciones”.

Fuente:  Fink, J. (2019). How To Teach Consent To Boys — Without Shaming Them. Your Teen Mag. recuperado de (https://yourteenmag.com/family-life/communication/how-to-teach-consent-to-boys-without-shaming-them). Traducido Por Maximiliano Bravo.

4 Consejos Para Ayudar A Tu Hijo/a Con Discalculia

Muchos niños, estén o no estén en el Espectro Autista, tienen dificultades en la escritura y las matemáticas. Cuando un/a niño/a es inteligente y tiene un alto coeficiente intelectual, las dificultades con algo que resulta tan simple para sus compañeros de curso e a menudo le generan ansiedad y baja autoestima. Como con la mayoría de las discapacidades, los síntomas surgen en diferentes momentos y cada niño/a muestra signos en diferentes momentos. La discalculia consiste en la dificultad para comprender el concepto abstracto de CÓMO los números se relacionan entre sí. Las dificultades se agravan, ya que las matemáticas se usan en direcciones, horarios, recetas de cocina, mediciones y muchas otras áreas de la vida cotidiana.

I) ¿Qué es la discalculia?

Aquellos niños (y adultos) con discalculia son a menudo bastante inteligentes. Sin embargo, luchan por perder la noción cuando cuentan, hablan en voz alta o a menudo hacen dibujos o imágenes cuando completan problemas matemáticos, tienen problemas con los datos matemáticos y demuestran habilidades numéricas que están por debajo del nivel de edad durante al menos seis meses. Además, tienen dificultades para hacer estimaciones (matemática mental) y trabajan con rectas numéricas y fórmulas.

II) Entender las señales

Preescolar:

-Dificultades para ordenar objetos.
-Dificultades para saber la cuántas cosas hay (como bloques)
-Tiempo de aprendizaje doble.
-Frustración al jugar juegos que otros niños adoran (especialmente aquellos que involucran contar)
-Dificultades para relacionar números con elementos.

Educación Básica (1ro a 4to básico):

-Dificultades para sumar y restar, especialmente con reserva.
-Progreso lento de su aprendizaje cuando la clase ha pasado a cálculos matemático más complicados
-Dificultades para distinguir entre mayor qué y menor qué.
-Frustración o quejarse de “odiar” las matemáticas.
-Dificultades para manejar el tiempo.
-Los problemas de palabras son extremadamente difíciles
-Dificultades para distinguir entre la izquierda y la derecha.

Educación Básica (5to a 8vo Básico):

-Perderse fácilmente y tener problemas con las instrucciones para encontrar una ubicación determinada.
-Dificultades para usar gráficos, mapas, rectas numéricas, cuadros y otro conocimiento del espacio/tiempo.
-Quejarse por lo difícil que es la clase de matemáticas a pesar de conocer los conceptos o es inteligente en otras áreas..

Educación Media Y Más Allá:

-Dificultades para conducir y medir la velocidad del automóvil.
-Problemas de palabras, temperaturas, tiempo y velocidad causan estrés o frustración
-Dificultades para hacer un presupuesto.
-Llegar tarde o faltar a eventos sociales.
-Dificultades para comprender datos matemáticos “simples”.

III) Solicitar acomodaciones en el colegio

Por ejemplo:

-Acceso a un/a profesor/a particular con los dificultades de aprendizaje.
-Tiempo extra en las pruebas.
-Acceso a calculadoras y apoyos visuales.
-Proporcionar una lista de fórmulas.
-Revisar conceptos con regularidad.
-Utilizar un destacador o permitir que el/la alumno/a tenga tiempo para subrayar las palabras clave en los problemas de palabras.

IV) Tratar el estrés y la ansiedad

No hay nada peor que saber que tienes dificultades con algo pero no puedes expresarlo o ni siquiera sabes por qué estás sufriendo. Este suele ser el caso cuando los niños tienen dificultades de aprendizaje. Tal como antes se mencionó, primero entiende las señales y luego los síntomas de estrés y ansiedad. Proporciónale a tu hijo/a palabras de aliento y comprensión para fortalecer su autoestima.

Encontrar un/a terapeuta y profesor/a particular que está familiarizado con las dificultades de aprendizaje es muy útil. A veces, los terapeutas escolares tienen grupos de pares para ayudar a apoyar mejor a los alumnos que tienen problemas similares. Si el colegio donde estudia tu hijo/a no lo tiene, pide hablar con las autoridades académicas pertinentes para formar un grupo de apoyo para tu hijo/a con discalculia y sus compañeros que están en la misma situación.

Fuente: Cara. (2020). 5 Tips to Help With Dyscalculia. Pocket Occupational Therapist. Recuperado de (https://www.pocketot.com/5-tips-to-help-with-dyscalculia/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Para Los Cuidadores De Un Ser Querido En El Espectro Autista: El Autocuidado Empieza Contigo

¿Quiénes eras tú antes de ser cuidar a tu hijo/a en el Espectro Autista y en qué persona te has convertido? ¿Cómo quieres ser, qué has tenido que sacrificar y qué has ganado en el camino profundo de criar a tu hijo/a?

Como padre/madre, tu jamás cambiarías a tu hijo/a. Tú lo/la amas y lo/la adoras tal como es. Tú aprecias que haya entrado a tu vida y te haya transformado como persona. Sin embargo, la sociedad que nos rodea a menudo ignora intencionalmente tus fortalezas, dificultades y necesidades de acomodaciones. Esto es lo que más te impacta como padre/madre, pero no puedes cambiar todo eso, así que necesitas ajustar la forma en que cuidas de ti mismo/a. En todo sentido. Porque cuando estás bien, lo más probable es que tu hijo/a estará aún mejor.

Las personas en el Espectro Autista y sus cuidadores son aplaudidos cuando se ajustan a las actitudes y comportamientos del mundo neurotípico. Aún así, estos ajustes hablados y no hablados no les son devueltos, y eso les cuesta muy caro.

El resultado es que las personas en el Espectro Autista y sus cuidadores experimentan mayores niveles de mala salud mental y física, lo que es sinónimo de una mayor ansiedad y aislamiento general. El camino de ser constantemente “los otros” les provoca impedimentos mentales, emocionales, físicos, espirituales, financieros y sociales. En resumen, ser tratados como extraños agrega más angustia a sus mentes, cuerpos, corazones y almas.

Tu rol como padre/madre es enseñarle tu hijo/a en el Espectro Autista las habilidades para la vida diaria, desarrollo, identidad y autoestima. No solo apoyas su desarrollo a sí mismos, sino que también debes ser el/la traductor constante entre ellos y el mundo que los rodea. Este es un trabajo grande y constante.

Entonces, ¿cuánto tiempo y energía te queda a ti? ¿Para tu bienestar holístico? ¿Cómo fortaleces tu autocuidado? Aquí hay 4 consejos útiles para que puedas cuidarte bien y así cuidar mejor de tu hijo/a en el Espectro Autista:

I) Aprende a estar tranquilo/a: Aprende a calmar el ruido de tu ocupada mente, corazón y vida. Todos ofrecen un alivio confiable y simple del estrés y el caos. Se centran en la bondad, porque el bienestar requiere una voz interior amorosa.

Pregúntate: “¿Qué sé yo ahora?”

Tranquilízate y pregúntate: ¿dónde estoy y dónde quiero estar? ¿Qué necesita atención? ¿Es mi mente, corazón, cuerpo o alma? O todos ellos?

II) Atrévete a ser valiente: Una vez que sepas dónde quieres estar, corre el riesgo de ver qué es y enfrentar dónde está y dónde quieres estar. ¿La brecha se siente alcanzable, y te valoras lo suficiente como para regalarte el tiempo y la energía para darte cuenta de esto? ¿Conoces, valoras y usas mis fortalezas innatas?

Reflexiona sobre cómo te sientes realmente.

Apóyate suavemente en tus sentimientos y pregúntate: “¿Lo que tengo o lo que quiero es verdad para mí? ¿Esto es para otro o para mí?” Si te sientes alineado/a con un cambio, establece un objetivo para ti.

III) Confía en ti: Ahora que conoces tu cárcel, es hora de respaldarte. Has buscado darte cuenta de tu valor, valor y fortalezas. Ahora comprométete a seguir adelante. Investiga lo que necesitas saber y hacer, luego asesórate y negocia con las personas de las que necesita apoyo o cambios.

Nutre todo tu ser

Con una voz o rodillas temblorosas, concéntrate completamente en las prácticas y acciones necesarias para cuidar de ti. Sepa que cuando estás nutrido/a y fuerte, atenderás a tu familia con mayor energía, compasión y convicción. Sabrás que tu felicidad es una energía que puede inspirar, calmar y nutrir a toda tu tribu.

IV) Sé el/la creador/a de tu propia vida: Una vez que tus ideas y acciones han comenzado, puedes sentir que estás en el camino correcto, pero entiende que no hay un destino real. Tendrás resultados que te nutrirán y te harán sentir genial, porque te brindan alegría y libertad en el momento presente. Al no necesitar llegar, el momento presente se convierte en el foco y lugar de poder y satisfacción. Aquí puede surgir tu alma, y ​​puedes buscar experiencias espirituales más profundas para ti y tu vida.

Simplemente sé tú.

Cuando la vida fluye en un camino que te apoya, ahora hay tiempo para averiguar quién eres fuera de ser cuidador/a, cónyuge, trabajador/a o persona productiva. Entre las acciones, los momentos de descanso y quietud ofrecen conexión con su valor innato, sabiduría y poder. ¡Sé libre para ser tú!

Se sabe que la calidad del sueño, la alimentación, el movimiento, la conexión, la meditación, la diversión y el descanso son buenos para nosotros. Pero, ¿cómo incorporamos todo esto, en el orden y forma que se adapte a nuestra vida actual? Siendo tú. Al verte y celebrarte a ti y a tu vida tal como es hoy; lentamente puedes incorporar más aspectos de autocuidado de calma, coraje, confianza y creación. Este camino comienza con el compromiso de conocerte, quererte, valorarte y simplemente ser tú mismo.

Es normal que te preocupes por la futura salud, finanzas, relaciones y felicidad de tu hijo/a en el Espectro Autista. Sin embargo, con estas habilidades, estarán aprendiendo herramientas perdurables para toda su vida para desarrollar resiliencia, autocontrol y autonomía.

Uno de los mayores placeres de tu autocuidado holístico será enseñarles a tu hijo/a el suyo.

Fuente: Hall, G. (s.f.). For Carers of a Loved One On the Spectrum: Self Care Starts With You. Autism Parenting Magazine. Recuperado de (https://www.autismparentingmagazine.com/self-care-starts-with-you/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Consejos Para Trabajar Remotamente Cuando Estás En El Espectro Autista

El Coronavirus ha creado una necesidad y expectativas adicionales de poder trabajar remotamente. Para muchas personas en el Espectro Autista que se han estado ajustando al entorno laboral, este cambio puede ser una gran disrupción.

A continuación hay algunos consejos para los trabajadores remotos en el Espectro Autista para ayudarlos a permanecer más tranquilos y ser más productivos. Estos consejos también pueden resultar útiles para aquellos que apoyan a las personas que viven la condición.

Consejos Generales

Muchos de los métodos que utiliza en el trabajo para mantenerse en la tarea son aplicables en el hogar. Evitar las distracciones y mantener la concentración son desafíos claves para cualquier trabajador remoto, pero quizás más para las personas en el Espectro Autista.

Se pueden encontrar consejos para todos los que trabajan desde casa en una búsqueda rápida. Aquí hay algunos que puedes encontrar efectivos:

  • Establecer horas de trabajo formales y una rutina regular.
  • Planificar tu trabajo.
  • Mostrar tu disponibilidad.
  • Recompensarte por tus esfuerzos de trabajo.
  • Tomar descansos regulares.
  • Mantenerte alejado de las redes sociales.

Atención Plena En Tu Jornada Laboral

Es difícil evitar todas las distracciones, pero como humanos conscientes y atentos tenemos la capacidad de controlar nuestro propias mentes para lograr lo que queremos. A continuación hay dos frases clave que pueden resonar para ti, cortesía de especialistas en el campo de la atención plena son estos:

“Elige tus distracciones atentamente” – Rasmus Hougaard, Autor, Fundador y Director Ejecutivo de Potential Project

No tienes que hacer que cada minuto de cada hora de cada día sea 100% productivo. Recuerda que hay un tiempo determinado para trabajar y para descansar.

Todos necesitamos tiempo de inactividad, así que sé amable contigo mismo/a y
planifica y decida conscientemente los tiempos y las cosas que permitirán distraerte.

Por ejemplo, acariciar a tu perro, preparar una taza de té, un par de minutos de meditación, incluso solo cerrar los ojos durante diez segundos mientras toma tres respiraciones profundas.

“No guardes tu tiempo y malgastes tu atención” – Sam Harris, autor, filósofo, neurocientífico, profesor de meditación y atención plena.

Todos nos distraemos, pero puedes entrenarte para ser consciente de cuándo tu mente está divagando. Y a través de la práctica puedes ser más consciente y controlar tu mente y emociones

Algunas personas en el Espectro Autista informan que la atención plena es menos efectiva que para los neurotípicos. Entonces es recomendable echarle un vistazo a las estrategias que te han funcionado en el pasado y que las pruebes.

Higiene laboral

Aquí hay algunas sugerencias específicas para los trabajadores remotos en el Espectro Autista (aunque nuevamente pueden aplicarse a muchos personas):

  • Intenta crear un lugar regular para trabajar en tu casa que esté libre de distracciones.
  • Crea un horario de trabajo regular, tal como lo harías en la oficina.
  • Planifica y programa tu día y tus actividades en tu calendario, con recordatorios para comenzar las tareas.
  • Programa tiempo para los descansos, que pueden incluir meditación, caminatas o algún otro tipo de ejercicio.
  • Ponte en contacto con tus colegas o supervisores por medios remotos. (Zoom, Skype, Google Meet, etcétera).

Manejo De La Carga Laboral

Si te quedas sin trabajo, no entres en pánico. Las personas entiende que trabajar remotamente a veces puede causar irregularidades en el manejo y la distribución de la carga laboral.

  • Planifica tu trabajo y dile a tu supervisor/a con anticipación (donde puedas) si tú crees que te quedarás sin trabajo.
  • Si te quedas sin trabajo, busca capacitaciones online. Es mejor planear esto con anticipación como parte de tu plan de desarrollo laboral, luego puedes acceder a ello cada vez que te quedes sin trabajo.
  • Si tienes dificultades para elegir algo, pídele algunas sugerencias a tu supervisor/a o ingresa a la página web de una universidad.

Distracciones

Algunas distracciones y sugerencias para la resolución pueden incluir:

  • Usar la misma computadora en la que juegas o socializas: Cierra las aplicaciones que no necesitas durante tu jornada laboral para evitar ventanas emergentes y notificaciones innecesarias.
  • Estar en un lugar con los movimientos de los demás son difíciles de ignorar: Intenta encontrar un espacio donde no veas estos movimientos o coloca pantallas para minimizar el impacto en tu campo visual.
  • Ansiedad por el uso de datos: Si tiene limitaciones o costos de datos significativos, habla con tu supervisor/a sobre esto. Pueden haber algunas otras opciones para ti.
  • Ruidos alrededor de la casa: Intenta usar auriculares con cancelación de ruido o música para enmascarar otros ruidos. O bien, planificar con tu familia cuándo ocurrirán ciertas actividades, para reducir ruido en los horarios laborales más importante, para beneficio de todos.
  • Cuidar a los miembros de tu familia: Si esto es parte de lo que tienes que hacer, intenta programar estas cosas para que puedas realizar porciones de tu trabajo entre medio.
  • Instrucciones confusas: Si te han dicho que hagas algo, pero necesitas estar en la oficina para hacerlo, puedes contactar a tu supervisor/a y discutir el asunto más detalladamente. O bien, no ir a trabajar a menos que hayas recibido una autorización explícita de tu supervisor/a.
  • Inquietudes relacionadas con el Coronavirus o cualquier otra cosa: Las inquietudes son normales para todos en estos tiempos. Discute tus estrategias para reducir la ansiedad con las personas que te apoyan y ejercer dichas estrategias.

Fuente: (2020). Tips on working from home when you are on the Autism Spectrum. Digital Commons. Recuperado de (https://digitalcommons.ilr.cornell.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1042&context=dandelionprogram). Traducido Por Maximiliano Bravo.

6 Formas Fáciles De Hacer Que Tu Hogar Sea Amigable Con Las Personas En El Espectro Autista

Para muchas personas en el Espectro Autista, el mundo es un campo minado. La colegio, el trabajo, el transporte público, los eventos sociales y culturales, incluso las fiestas de cumpleaños están llenas de posibilidades de sobrecarga sensorial, agresión, frustración, confusión o simplemente son desagradables. Con una cantidad mínima de alboroto y dinero, puede convertir la casa de su hijo en un santuario amigable con el autismo donde finalmente pueda relajarse.

¿Por qué las actividades cotidianas pueden ser agobiantes?

Muchas personas en el Espectro Autista son inusualmente sensibles a cualquier tipo de “ataque” sensorial, desde ruidos fuertes hasta luces brillantes y multitudes. También son más propensos que sus pares neurotípicos a encontrar molestos los cambios en la rutina, nuevos alimentos, nuevas personas y nuevos entornos, sobre todo si son cambios imprevistos. Incluso un viaje al supermercado puede ser extraordinariamente difícil.

Barreras para crear un hogar amigable con las personas en el Espectro Autista

Dadas las dificultades de la vida cotidiana para una persona en el Espectro Autista, tiene sentido que el hogar sea, al menos parte del tiempo, un verdadero santuario. Desafortunadamente, eso no siempre es posible o práctico.

Estos son solo algunos de los problemas que se interponen en el camino:

  • Los hermanos y los padres también tienen necesidades y pueden optar por invitar a amigos, hacer ruido, seleccionar nuevos alimentos o cambiar y complicar la vida en el hogar.
  • Muchas de las terapias recomendadas para niños en el Espectro Autista son en el hogar, lo que significa que después del colegio (con las terapias escolares incluidas), los niños pueden regresar a sus hogares para recibir aún más horas de terapia proporcionadas por los padres y/o terapeutas móviles.
  • La vida familiar no siempre es predecible o tranquila. Las emergencias y los eventos que cambian la vida a menudo significan al menos un breve período de confusión. Un/a hermano/a se enferma o un/a padre/madre consigue un nuevo trabajo y las cosas cambian significativamente.

Estrategias para un hogar más amigable con el Espectro Autista

Dada la realidad de que ningún hogar en el mundo real será un oasis perfectamente tranquilo en un mundo de conflictos, ¿qué pueden hacer las familias para promover una experiencia relajada para un familiar en el Espectro Autista?

Aquí hay algunas recomendaciones realistas y efectivas:

I) Proporcionar un horario realista que tú y tu familiar en el Espectro Autista puedan esperar seguir, al menos la mayor parte del tiempo: Eso puede ser tan simple como “Ven a casa, cámbiate de ropa, mira televisión por una hora, cena, toma una ducha, haz tus tareas, ve a la cama“. Pone el horario en un formato visual y asegúrate de que todos entiendan lo que se espera. Este tipo de programa suele ser tan apropiado para hermanos como para niños en el Espectro Autista.

II) Dale a tu hijo/a espacio y tiempo para relajarse solo: Para muchas personas, estén o no estén en el Espectro Autista, el tiempo de inactividad y el tiempo a solas son absolutamente esenciales.

III) Mantén la comida favorita de tu familiar en el Espectro Autista dentro de la casa, para que él/ella pueda esperar comer al menos algo que disfruta activamente: Eso no significa “nunca comer nada nuevo”, pero sí significa que tu familiar en el Espectro Autista puede esperar comer algo esperado, sabroso y reconfortante.

IV) Explorar y eliminar olores, sonidos y luces que son realmente molestos: Sí, necesitas usar productos de limpieza, pero puedes encontrar algunos con olores mínimos. Sí, tus otros hijos pueden escuchar música, pero pueden usar auriculares. Sí, necesitas luz en tu hogar, pero las luces fluorescentes pueden ser realmente incómodas para alguien con problemas sensoriales.

V) Limite las terapias en el hogar a lo que es realmente útil, necesario y relativamente agradable para tu hijo/a: ¡Ningún niño debe regresar a casa en un estado de temor, sabiendo que le quedan horas de terapias desagradables! A menudo, es posible que los padres y los terapeutas proporcionen terapias basadas en el juego o relajantes terapias sensoriales u ocupacionales en el hogar. Es muy probable que este tipo de terapias sean divertidas para tu hijo/a y ayuden a construir en lugar de tensionar los lazos familiares.

VI) Mantén un ojo vigilante en busca de señales de estrés en tu familiar en el Espectro Autista: Es posible que tu hijo/a en el Espectro Autista no pueda comunicar exactamente lo que le molesta, por lo que es posible que tengas que hacer un poco de trabajo de detective para determinar que, por ejemplo, el olor a cocción de repollo, o los zumbidos contantes del teléfono celular de su hermano/a menor. Una vez que se haya concentrado en un problema, puede hacer una lluvia de ideas de soluciones simples (omitir el repollo, silenciar el teléfono).

Fuente: Rudy, J. (2020). 6 Easy Ways to Make Your Home Autism-Friendly. VeryWellHealth. Recuperado de (https://www.verywellhealth.com/realistic-tips-for-making-your-home-autism-friendly-260442). Traducido por Maximiliano Bravo.

Sensibilidad A Las Críticas: Consejos Para Las Padres

Han habido muchas discusiones sobre las diferentes reacciones sensoriales que las personas en el Espectro Autista tienen al entorno físico, como la angustia que pueden experimentar por ruidos fuertes e inesperados, luces fluorescentes y etiquetas de ropa.

Pero hay otra forma de sensibilidad menudo expresada por los miembros de la comunidad del Espectro Autista, que no se discute con la misma regularidad: una hipersensibilidad extrema a las críticas.

Esto es cuando incluso el tipo más pequeño de sugerencia o corrección tiene un gran impacto. Los tipos de críticas más intencionales resultan en la destrucción del autoestima de la persona o pueden provocar reacciones fuertes. Aún más significativo es el efecto duradero que esto tiene.

Muchos adultos en el Espectro Autista dicen que estas críticas no solo las han internalizado y han impactado negativamente su autoestima, sino que todavía están pensando en estos momentos dolorosos décadas después.

Si las personas que interactúan con aquellos en el Espectro Autista no son conscientes de esta sensibilidad, pueden causar involuntariamente un daño emocional negativo de larga duración.

Causas

No existe certeza si las personas en el Espectro Autista están predispuestas para ser emocionalmente sensibles; Esta cualidad no es intrínsecamente buena o mala. Sin embargo, está claro que las experiencias de la vida, especialmente cuando son niños, pueden magnificar esta sensibilidad.

Algunas de estas experiencias incluyen:

  • Ser corregidos frecuentemente.
  • Ser víctimas de acoso escolar.
  • Comentarios negativos constantes de sus padres y profesores.
  • Ser despedidos y excluidos.
  • Sienten que nunca hacen las cosas bien.

Con el tiempo, las personas pueden percibir críticas, incluso cuando no fueron intencionadas. A veces, incluso los comentarios positivos pueden interpretarse como negativos a la luz de las malas experiencias del pasado de la persona.

Impacto

Los adultos en el Espectro Autista describen esta sensibilidad como un efecto devastador. Muchos dicen que se sienten agotados, estresados, decaídos, menospreciados o sin valor.

Informan que sus pensamientos constantes son:

  • “Que es mi culpa. Cometí un error”
  • “Siempre estoy equivocado, y la otra persona siempre tiene razón”.
  • “Se siente como una jungla allá afuera”.
  • “Es un campo minado averiguar cómo evitar las críticas”.

Consecuencias

Como consecuencia de esta sensibilidad, las personas en el Espectro Autista pueden:

  • Evitar situaciones sociales, escolares y laborales.
  • Aislarse cuando deben estar en grupos.
  • Guardar silencio, pensando que si no dicen nada, no pueden ser criticados.
  • Pedir disculpas por todo lo que hacen (o no hacen) con la esperanza de que esto evite las críticas.
  • Desarrollar actitudes perfeccionistas, porque si no se equivocan, no serán criticados.
  • Intentar imitar el comportamiento de niños o adultos socialmente exitosos.
  • Ser EXTREMADAMENTE autocríticos desde el principio en las interacciones sociales como una forma de tratar de ganarle a la otra persona. Duele menos si la persona se critica a sí misma.

Pero todos estos esfuerzos pueden tener un éxito limitado, causar agotamiento y reforzar una pobre imagen de sí mismo.

Consejos para los padres: La Autoestima Es Clave

Aunque muchos expertos en crianza de los hijos desalientan “mimar” a los niños, especialmente a medida que crecen, resulta útil considerar la perspectiva opuesta sobre la crianza de los hijos.

No importa su edad, los niños necesitan apoyo emocional y elogios. Cuando un/a niño/a se siente fuertemente criticado/a, el objetivo más importante es ayudarlo a desarrollar su autoestima. Los niños en el Espectro Autista generalmente no reciben afirmaciones positivas de sus compañeros, por lo que corresponde a los padres y profesores proporcionarlos.

Incorporar algunas de las siguientes sugerencias en la forma en que interactúa con tu hijo/a puede ayudarlo a convertirse en adultos asertivos y resilientes que se sientan bien consigo mismos.

  • Construir confianza a través de las fortalezas: Anima a tu hijo/a en el Espectro Autista a hacer cosas en las que se destaquen para promover el éxito. Esto no significa que no debería experimentar dificultades, sino que intenta crear tantas oportunidades positivas para tu hijo/a como sea posible, y felicítalo/a por sus éxitos, así como por sus esfuerzos.
  • Comunicar aceptación: Siempre hazle saber a tu hijo/a que son aceptados (y amados) por quienes son, sin importar cuáles sean sus dificultades o los errores que hayan cometido.
  • Crear una entorno para el éxito: Cuando sea posible, intenta fomentar entornos óptimos. Esto depende de cómo sea tu hijo/a, pero las posibles adaptaciones pueden incluir disminuir el tiempo social dentro de los grupos, minimizar los elementos sensoriales que causan estrés e implementar estrategias de apoyo escolar que promuevan sus fortalezas.
  • Establecer apoyos: Todos los niños deben tener al menos un adulto comprensivo y receptivo en su vida que pueda actuar como mentor y brindar orientación social.
  • Mensaje consistentes: Todos los adultos que trabajan con tu hijo/a deben asegurarse de interpretar correctamente cómo se comporta o cómo se comunica. Si se debe modificar el comportamiento de tu hijo/a, los adultos deben intentar hacerlo con suavidad y de manera práctica, con una explicación clara, no crítica.
  • Crear oportunidades para el liderazgo: Considere colocar a tu hijo/a en posiciones de liderazgo, como tutoría o mentoría para niños más pequeños o “dirigir” un club basado en sus intereses. Este tipo de oportunidades pueden tener un impacto positivo en el autoestima de los niños.
  • Ser proactivos frente al acoso escolar: Abordar inmediatamente cualquier situación de acoso escolar o exclusión social. Hay que tener en cuenta que esto puede suceder en el ciberespacio de parte de sus compañeros o incluso adultos (como sus profesores).
  • Encontrar el equilibrio correcto: Cuando interactúes con tu hijo/a en el Espectro Autista, sé amable y generoso con los elogios. Tan frustrado como pueda sentirse en este momento, trate de no gritar o alzar la voz, o decir cosas críticas. Esto generalmente no es útil para los niños en el Espectro Autista y es poco probable que cambie sus comportamiento.

Este es un montón de consejos, y tú podrías pensar, “más fácil decirlo que hacerlo“. Recuerda, toda este artículo ha sido sobre no ser crítico con tu hijo/a; Además, no seas crítico contigo mismo. La crianza de los hijos es un trabajo duro, especialmente cuando tienes un hijo/a en el Espectro Autista, y es importante perdonar tus propios errores y seguir adelante. Tu objetivo no es ser el/la padre/madre perfecto/a, sino más bien esforzarte para comprender y apreciar a tu hijo/a y hacer lo mejor que puedas.

En conclusión, los niños en el Espectro Autista reciben constantemente comentarios que pueden contribuir a una sensación de ser inherentemente defectuosos. Esto hace que sea más importante que nunca para los padres, profesores y otros adultos equilibrar las críticas con elogios, la aceptación incondicional y el énfasis en sus fortalezas.

Fuente: Jekel, D. (s.f.). Sensitivity to Criticism: Advice for Parents. The Asperger/Autism Network (AANE). Recuperado de (https://www.aane.org/sensitivity-to-criticism-advice-for-parents/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Formas Para Proteger A Tu Hijo/a En El Espectro Autista Del Ciberacoso

Muchas personas en el Espectro Autista encuentran difícil la comunicación, lo que a su vez puede generar una gran dependencia del ciberespacio y la comunicación online. Si bien es útil de muchas maneras para conectar a las personas, la Internet puede abrirlas a un mundo donde no hay reglas ni protecciones.

El peligro online más común en estos días es el ciberacoso, que se ha extendido ampliamente a edades cada vez más tempranas. Aquí debemos considerar dos aspectos: en primer lugar, ¿qué es el ciberacoso y, en segundo lugar, por qué las personas en el espectro Autista son más vulnerables?

El ciberacoso es una forma avanzada de acoso tradicional que la mayoría de las personas se han enfrentado hasta cierto punto. Incluye todas las formas de dispositivos digitales y admite la comunicación online a través de las redes sociales, correos electrónicos o mensajes de texto. El ciberacoso se expresa en forma de descubrir, enviar, compartir, publicar, incluso chantajear datos personales falsos y dañinos para avergonzar y humillar a alguien más.

Las personas en el Espectro Autista son presas fáciles en incidentes de ciberacoso, ya que muchos experimentan dificultades de comunicación social y tienen dificultades para identificar señales ocultos no verbales de acoso escolar que incluyen:

  • Identificar y reconocer las intenciones propias y de otras personas.
  • Expresando y detectando emociones y sospechando signos de acoso escolar
  • No ser capaces de lo que está sucediendo y proteger su espacio personal

Todos los padres quieren proteger y evitar que sus hijos sean abusados o humillados, así que aquí hay algunos consejos sobre cómo mantener a tus hijos en el Espectro Autista seguros en el ciberespacio.

I) Compartir y observar, pero no invadir: Tu hijo/a es importante para ti, por lo que deseas supervisar cada paso que da. Muchas personas en el Espectro Autista son conscientes de su propia madurez y se irritan y ansían si no les proporcionan cierto nivel de privacidad. Si tu hijo/a es bueno programando computadores y resolviendo complejos problemas matemáticos, le estarás privando la oportunidad de desarrollar sus talentos si le prohíbes el acceso a una computadora. Este tipo de acciones radicales no funcionarán aquí. Genera confianza y comunícate con tu hijo/a en el mismo idioma.

Las personas en el Espectro Autista tienden a interpretar todo literalmente, por eso los mensajes de extraños pueden distraerlos y potencialmente causarles daño. Sé muy sensible y un buen oyente mientras tu hijo/a habla de lo que quiere hablar. Es un proceso lento y requiere tu paciencia y amor, pero de esta manera será más efectivo que tratar de promover tu tema o iniciar una discusión. Tu hijo/a manejan mejor sus dificultades teniendo un día bien organizado y acciones rutinarias repetitivas si algo interviene, notará cambios en su comportamiento.

II) Manténte siempre atento/a a las interacciones online de tu hijo/a: El ciberespacio ofrece a los padres una amplia gama de dispositivos con aplicaciones desarrolladas para la vigilancia y el cuidado de sus hijos en el Espectro Autista. No puedes mantenerte alerta físicamente y estar con tu hijo/a las 24 horas, los 7 días de la semana. Pero remotamente tú definitivamente puedes hacerlo con tecnologías avanzadas. Primero, consideremos cómo estar siempre al tanto de lo que está sucediendo con tu hijo/a y vigilar sus acciones. Puede configurar cámaras ocultas en su habitación que tienen movimiento, detección de sonido y transmisión en línea a tu teléfono.

También puedes configurar el control parental en cualquier dispositivo que utilice tu hijo/a. Se puede usar para descargas y aprobación, como para verificar el historial de Internet, así como hilos de mensajes y llamadas entrantes. En caso de que sospeches y quieras proteger a tu hijo/a, simplemente ejecuta la búsqueda inversa del número de teléfono. Puedes hacerlo simplemente escribiendo el número en la línea de cualquier buscador y obtener algunas coincidencias. O utilizar potentes plataformas específicas para obtener información más detallada.

Fuente: Malecha, V. (2019). Ways to Protect a Child With Autism From Cyberbullies. Autism Parenting Magazine. Recuperado de (https://www.autismparentingmagazine.com/protect-autism-child-from-cyberbullies/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

¿Puede Una Persona En El Espectro Autista Equilibrar Una Vida Laboral Y Una Vida Social?

Como un adulto en el Espectro Autista, probablemente ya estés consciente de tu medidor social: la cantidad de socialización que puede manejar antes de agotarte y querer irte a tu casa a sentarse solo en silencio y en paz. Una vez que decidimos continuar estudiando o trabajando, inevitablemente llenan parte de nuestro medidor social; para algunos puede parecer que toman toda la energía que uno puede dedicar a socializar.

En estos casos, ¿es posible mantener una vida social si queremos estudiar o trabajar? ¿Es posible equilibrar ambos?

La Cuestión Del Equilibrio Entre La vida Laboral Y Personal En El Espectro Autista

Incluso los neurotípicos a menudo tienen dificultades para encontrar un equilibrio entre el trabajo y la vida. A veces parece que no hay más remedio que sacrificar tiempo con amigos para encontrar el tiempo y la energía para hacerlo bien en el trabajo o los estudios. En particular, los “adictos al trabajo” tienen este problema bastante y, como resultado, a menudo reciben quejas de sus amigos, familiares y otras personas importantes.

Pero para los adultos en el Espectro Autista este problema es 10 veces mayor. Nuestra capacidad para manejar la socialización ya es baja desde el principio. Trabajar y estudiar en la mayoría de los casos inevitablemente requiere salir en público y hablar/escuchar a las personas. Incluso ir a una oficina bulliciosa o a una gran sala de conferencias puede ser agotador, entonces, ¿cómo se supone que debes hacer amigos el fin de semana, es decir, tu único momento para recuperarte y recargar tu medidor social?

Nuestro medidor social se agota en algún momento, y necesitamos recargar nuestra energía.

Es realmente doloroso escucharlo, pero a menudo es la verdad fría y dura: no puedes.

Amigos, trabajo o menor estrés: escoge dos

La verdad del asunto es que si quieres el paquete de vida “normal” de una vida laboral/académica y una vida social saludable además de eso, lo que quieres es mucho estrés. Ambos requieren tiempo, energía y atención. Desafortunadamente, solo puedes manejar estas tres cosas tanto antes de que tu cerebro te pida a gritos que tomes un descanso.

Algunos pocos realmente logran hacer ambas cosas, pero en un giro extraño, a menudo son algunas de las personas menos felices que jamás conocerás. ¿Por qué? Debido a que se están agotando tanto en un intento de trabajar/estudiar y socializar, su socialización solo se suma a sus problemas y no proporciona el vínculo genuino que están buscando como resultado. Aquellos que intentan trabajar/estudiar y socializar inevitablemente encuentran que la calidad de una categoría disminuye: o la socialización que obtienes no te hará sentir tan bien como deberías, o tu desempeño laboral/académico comenzará a decaer.

Entonces, si no es posible tener el paquete de vida “normal” sin un estrés intenso, ¿qué se supone que debemos hacer?

Priorizar

La respuesta es que tendrá que hacer una exploración interna y determinar cuáles son tus prioridades. Hazte algunas preguntas importantes para sopesar los pros y los contras:

  • ¿Qué te trae más alegría, trabajar/estudiar o salir con tus amigos?
  • ¿Qué te decepcionaría más: peor desempeño laboral/académico o menos amigos?
  • ¿Qué te hace sentir más realizado: ser bueno en tu trabajo/estudios o ser una persona sociable?
  • ¿Qué es más fácil de hacer: reducir tu jornada laboral/carga académica, o reducir el tiempo que pasa con tus amigos?

Tómate el tiempo para delinear tus prioridades en la vida. Tanto el trabajo como los amigos ocupan tu tiempo, energía y espacio en tu medidor social. Esto es cierto para todos los adultos en el Espectro Autista. Sin embargo, lo que es diferente es aquello te hace más feliz de dedicar tu tiempo (y estrés) y a qué estás más dispuesto a renunciar por el bien de un estado mental saludable.

Fuente: Marie, A. (2019). Can an autistic person balance a work life and a social life? Adultistic: A Space For Adults With Autism. Recuperado de (https://www.adultistic.com/social/work-social-life-can-you-have-both). Traducido Por Maximiliano Bravo.