Los 5 Tipos de Traumas Neurodivergentes Y Sus Causas

El trauma es un tema candente que afortunadamente está recibiendo mucha atención en la investigación y la práctica en este momento. La evidencia respalda la importancia de la atención informada sobre el trauma. Por lo tanto, los terapeutas en sus prácticas deben incluir una sólida comprensión del trauma y la influencia que tiene en el cerebro y el cuerpo de nuestros clientes.

El trauma es una respuesta a un evento o serie de eventos que hace que alguien se sienta inseguro, amenazado y/o gravemente angustiado. Los puntos de vista tradicionales del trauma típicamente definen un conjunto de eventos comunes que pueden resultar en un trauma como el abuso, la negligencia y la disfunción del hogar. Sin embargo, cada persona experimenta los eventos de la vida de manera diferente, y exactamente el mismo evento puede ser traumático para una persona pero puede no serlo para la siguiente. En otras palabras, el trauma depende de cómo cada persona experimenta o responde a un evento o eventos. Por lo tanto, las respuestas únicas de cada persona siempre deben considerarse y validarse.

Causas del Trauma Por Ser Atípicos Viviendo En Un Mundo Típico

Muchas veces, los puntos de vista traumáticos tradicionales no capturan completamente la experiencia de los alumnos neurodivergentes, lo que resulta en que muchos niños y adultos sean malinterpretados y muchas necesidades subyacentes se pasen por alto.

Estos incluyen traumas por:

I) Trauma Sensorial: Agotamiento sensorial y aprender a ocultar las necesidades sensoriales

Muchas personas que experimentan diferencias sensoriales informan que el mundo puede sentirse muy abrumador, inseguro y amenazante. Por ejemplo, la sensibilidad auditiva puede hacer que ciertos sonidos, como el sonido de un soplador de hojas, una alarma contra incendios o una persona masticando, sean extremadamente dolorosos e insultantes para el sistema nervioso, lo que a menudo provoca una respuesta de estrés extremo. Para algunas personas sin diferencias sensoriales, estos sonidos pueden parecer bastante benignos, pero para una persona que tiene diferencias sensoriales, vivir con estas sensibilidades diarias puede causar un trauma por la experiencia repetitiva de sentirse inseguro y temeroso. Para hacer las cosas aún más angustiosas, muchas veces estas diferencias sensoriales no son validadas o acomodadas por otros y muchos neurodivergentes aprenden a ocultar o enmascarar sus necesidades sensoriales en un esfuerzo por complacer a otras personas o encajar. Esto puede agravar los sentimientos de agobio. y amenaza porque la persona no se siente libre de hacer cosas que puedan ayudarlo a lidiar con sus sensibilidades sensoriales y sentirse más seguro en el mundo.

II) Trauma Social: Abuso, aislamiento, sentirse diferentes y camuflaje social

El grado en que las personas neurodivergentes experimentan el abuso y el aislamiento tiende a ser mucho mayor que el de la población general y, en general, se reconoce que el abuso y el aislamiento pueden ser una causa de trauma. Sin embargo, los traumas sociales que normalmente no se discuten, pero que afectan a muchas personas neurodivergentes, incluyen la experiencia de sentirse diferente a los demás. Especialmente a edades más jóvenes, las personas neurodivergentes a menudo informan que no entendían por qué se sentían diferentes, por ejemplo, por qué simplemente no parecían encajar o por qué parecía que no podían mantenerse al día o por qué no pensaban como muchos. de los demás a su alrededor. La neurodivergencia o desviarse de la «norma de comportamiento» generalmente no se celebra en nuestra sociedad*; por lo tanto, muchos pensadores muy talentosos, inteligentes, creativos y únicos se sienten menos que, no lo suficientemente buenos y gravemente angustiados, lo que lleva al trauma. Además, en un esfuerzo por encajar, complacer a los demás, ganar refuerzos, muchos neurodivergentes enmascaran su verdadero ser, casi perdiendo una parte de lo que son como personas, lo que por supuesto puede agravar el trauma experimentado.

*Afortunadamente, están surgiendo fuertes movimientos de neurodiversidad para mejorar las cosas… ¡pero ciertamente tenemos un camino por recorrer!

III) Trauma de Obediencia: Peligros de la normalización y los enfoques conductuales superficiales

Desafortunadamente, muchas personas neurodivergentes han sido víctimas de enfoques de cumplimiento y normalización. Como se mencionó en Trauma 2, la Neurodivergencia o desviarse de la «norma de comportamiento» no es ampliamente aceptado y los enfoques para normalizar a las personas neurodivergentes proliferan en la profesión terapéutica. Por ejemplo, algunos de los programas de habilidades sociales que a menudo se centran en cómo «actuar» de una «form socialmente aceptable o típica» para dar a otros «buenos pensamientos». Por supuesto, siempre es bueno ser amable, sin embargo, muchos argumentan que estos programas de habilidades sociales pueden ser extremadamente críticos: ¿Quién puede determinar qué es un «comportamiento socialmente aceptable o típico» de todos modos?

Además, muchas personas neurodivergentes experimentan respuestas de estrés extremas que a veces se etiquetan erróneamente como «comportamientos desafiantes», que a su vez a menudo conducen al uso de enfoques conductuales impulsados ​​​​por el cumplimiento y «arreglar» los «comportamientos desafiantes observables». Estos enfoques de obediencia solo ven el comportamiento desde la superficie y no reconocen, investigan ni comprenden las verdaderas causas subyacentes de por qué una persona puede estar luchando para prosperar en su ambiente actual. La falta de comprensión de las razones subyacentes a menudo conduce al uso de apoyos traumatizantes que promueven la obediencia mediante el uso de métodos externos de control, como el refuerzo, el castigo, la ignorancia planificada o la retención de intereses hasta que se ganan.

IV) Trauma Neurológico: Diferencias de comunicación y manejo de la incertidumbre

Como su nombre lo indica, el trauma neurológico puede ocurrir a partir de diversas variaciones neurológicas, como las diferencias de comunicación y el agobio por la incertidumbre. Por ejemplo, cuando una persona tiene dificultad para comunicar necesidades, deseos, pensamientos, ideas, preguntas, etc. importantes, puede resultar en una sensación de incomprensión e inseguridad, lo que puede resultar en un trauma. Incluso para las personas neurodivergentes que son hablantes, cuando se sienten agobiados o ansiosos, a menudo su capacidad para comunicarse de una forma entendible para los demás puede verse drásticamente afectada. Además de las diferencias de comunicación, navegar por la incertidumbre puede ser muy angustioso para muchas personas neurodivergentes. Es por eso que a menudo prefieren la previsibilidad, la repetitividad y la necesidad de uniformidad, pero a menudo se les etiqueta erróneamente por ser rígidos e inflexibles cuando, de hecho, se esfuerzan por hacer que su mundo se sienta lo más seguro posible. Sin embargo, todos sabemos que, a pesar de nuestros mejores esfuerzos, la vida aún puede ser muy incierta, lo que hace que muchos experimenten el trauma de un mundo que cambia rápidamente.

V) Trauma Médico: Ser incomprendidos por los proveedores médicos y de salud mental

Numerosas personas neurodivergentes reportan experiencias angustiosas cuando navegan por citas médicas y de salud mental. Gran parte de esta angustia proviene de sentirse incomprendidos, no escuchados y no acomodados por los proveedores. Las personas neurodivergentes pueden presentar necesidades médicas o de salud mental que pueden desviarse de la norma, sin embargo, la mayoría de los proveedores intentan satisfacer sus necesidades con el enfoque estándar que está diseñado para el tratamiento exitoso de las masas, en lugar de un enfoque individualizado que reconoce y acomoda la Neurodivergencia. Para ser justos, la mayoría de los proveedores no tienen la capacitación adecuada para comprender y apoyar a los pacientes neurodivergentes. Algunos quieren hacerlo bien, pero no saben cómo proporcionar un proceso exitoso para agendar las citas médicas. Sin embargo, tampoco es inusual que los proveedores de salud se niegan a ver y adaptarse a la Neurodivergencia (incluso cuando se les solicita). En ambas situaciones, eso genera desconfianza en los proveedores y angustia por las citas médicas en las personas neurodivergentes.

Fuente: Mahler, K. (2021). Unsafe, Unheard & Misunderstood: Trauma & Neurodiversity. Recuperado de (https://www.kelly-mahler.com/resources/blog/unsafe-unheard-misunderstood-trauma-neurodiversity/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Dermatilomanía Y Tricotilomanía

¿Dermatilomanía? ¿Tricotilomanía? ¡¿Qué significa eso?! ¡BUENA PREGUNTA!

Significa rascarse compulsivamente la piel y tirar compulsivamente del cabello, respectivamente. La primera puede incluir rascarse las costras, bultos en la piel, acné, cutículas, etc. La última puede incluir arrancarse o rasgarse las pestañas, las cejas, el vello facial, el vello corporal, etc.

¿Y qué tienen que ver con el Espectro Autista? Muchos adultos que viven la condición necesitan ayuda para manejar uno o ambos impulsos irresistibles y repetitivos, lo que es justamente el propósito del artículo del día de hoy.

I) Redirecciones:

  • Aplicar un vendaje líquido y luego quitártelo.
  • Usar un anillo giratorio antiestrés o algún otro tipo de joyería estimulante.
  • Llevar contigo un juguete estimulante para jugar.
  • Hilar, tejer y hacer crochet (y llevar tus herramientas a todas partes).
  • Llevar contigo una lima de uñas para alisar las zonas ásperas de las uñas y mantener las manos ocupadas.
  • Llevar plasticina y romperla en pequeños pedazos.
  • Jugar con masilla moldeable.
  • Rasgar papel o pañuelos en pedazos pequeños.
  • Tejer pulseras (¿Recuerdas las «pulseras de la amistad»? ¡Excelente forma de mantener las manos ocupadas!)
  • Usar esmalte de uñas y retirarlo.

II) Barreras:

  • Usar guantes.
  • Use uñas postizas (puede hacer que sea más difícil pellizcar/jalar, pero sobre todo ayuda a recordarle que no lo haga).
  • Usar un sombrero o un pañuelo en la cabeza si te pellizcas/tiras del cuero cabelludo/cabello (usa un gorro de dormir si lo haces mientras duermes).
  • Aplicar loción en las áreas problemáticas de depilación regularmente durante el día (hace que sea más difícil de depilarse y ayuda a eliminar las áreas ásperas que desencadenan el depilado).
  • Cúbrase las yemas de los dedos con tiritas o cinta médica.

III) El método de la “respuesta competidora”:

  • Apretar los puños durante 60 segundos.
  • Presionar las uñas y apretar las yemas de los dedos.
  • Practicar la respiración diafragmática (abdomen profundo) (inhalar y exhalar durante la misma cantidad de tiempo para disminuir e igualar tu ritmo cardíaco).
  • Mojar completamente tu cabello.
  • Lavarte el cabello (haz un tratamiento de acondicionamiento profundo que tenga que reposar debajo de un gorro de ducha durante mucho tiempo.
  • Cepillar tu cabello en lugar de jalarlo.
  • Pintar tus uñas.
  • Hacer stims con texturas suaves o raras.
  • Acariciar a tu mascota.
  • Mascar chicle.
  • Otros stims variados: Sostener cubitos de hielo, escuchar música fuerte, colgarte boca abajo de tu cama y moverte, golpear una almohada.

IV) El método de “reducir la ansiedad”:

  • Practicar ejercicios de respiración profunda.
  • Meditar.
  • Practicar la atención plena.
  • Tomar una ducha o un baño
  • Escribir sobre tus sentimientos.
  • Cada vez que quieras recoger/jalar/morder/etcétera, escríbelo y ponlo en un frasco. Imagina ese pensamiento intrusivo siendo sellado en ese frasco.
  • Evitar la cafeína después de las 12 p. m. (o en general).
  • Salir a caminar. O al menos quedarte afuera e intentar un ejercicio de atención plena (¿Cuáles son 5 cosas que ves? ¿4 cosas que escuchas? ¿3 cosas que puedes tocar? ¿2 cosas que puedes oler? ¿1 cosa que saborear?)
  • Distraerte con su programa de televisión, película, libro o videojuego favorito.

Fuente: Lindsmith K. (2016). Masterpost: Dermatillomania and Trichotillomania. The Artism Spectrum. Recuperado de (https://kirstenlindsmith.com/2016/11/03/masterpost-dermatillomania-and-trichotillomania/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

¿Por Qué Las Personas En El Espectro Autista Podrían Ser Más Susceptibles A Relaciones De Pareja Abusivas?

¿Eres una persona en el Espectro Autista que está o ha estado en una relación de pareja abusiva? Si es así, tu situación está muy lejos de ser única. Mientras cualquier persona de cualquier raza, género, identidad sexual, religión o inteligencia puede encontrarse en una relación abusiva, hay ciertos grupos de personas que son más susceptibles a ellos que los demás.

Así que, sin más preámbulo, en este artículo se hablará acerca de por qué las personas en el Espectro Autista podrían ser más vulnerables de sufrir violencia en el noviazgo.

ADVERTENCIA: EL ABUSO SIEMPRE ES CULPA DEL ABUSADOR NUNCA DE LA VÍCTIMA.

I) Les tomamos la palabra a las personas: Las personas en el Espectro Autista, en general, decimos lo que queremos decir, y nuestra configuración predeterminada es salir al mundo y, al principio, creemos que todos los demás son de la misma forma. Muchos de nosotros no tenemos idea de las agendas ocultas que usan las personas a nuestro alrededor día tras días, ya sea para propósitos de crueldad, para subir su estatus social o porque están tan atrincherados en sus fachadas que han empezado a creérselas. Sin importar cual sea el caso puede hacer que las personas en el Espectro Autista sean vulnerables al abuso porque podríamos no pensar en cuestionar palabras o comportamientos que una persona neurotípica podría examinar de forma más crítica y sospechosa.

II) Podríamos ignorar señales de alerta sutiles: Las personas en el Espectro Autista son literales y se apoyan fuertemente en las palabras para recibir información de los demás. Esto puede conectarse con interpretar a las personas al pie de la letra en que escuchamos las palabras, creemos las palabras y actuamos según las palabras. Sin embargo, podríamos ignorar cambios en sus tonos de voz, expresiones faciales o lenguaje corporal que podrían indicarnos emociones que no coinciden con las palabras que acaban de decir.

Las señales de alerta sutiles que una persona neurotípica podría identificar tales como un tono de voz abusivo, una expresión facial de disgusto, o una postura corporal amenazante podrían ser ignoradas por las personas en el Espectro Autista cuyo cerebro está principalmente enfocado en las palabras.

III) Podríamos atraer subconscientemente a los «bichos raros» del mundo: Muchos adultos en el Espectro Autista, especialmente aquellos que crecieron sin diagnóstico ni apoyo, no sabían cómo funcionaban sus cerebros o incluso que funcionaban de una forma tan drásticamente diferente a las personas neurotípicas a su alrededor. Simplemente sabían que todos los detestaban, no querían estar al lado suyo, ni les creían y pensaban de ellos como fenómenos extraños y misteriosos que debían mejor ser evitados.

Naturalmente no entendían por qué todos los trataban así de mal, pero si sabían que nunca querrían que alguien más sufriera lo mismo que ellos, entonces cuando veían a otros en la categoría de «bichos raros», tendían a hacerse amigos de ellos y entenderse mutuamente y muy rápidamente, como si fuera por arte de magia.

El problema es que, además de atraer a otras personas neurodivergentes de buen corazón, también atraían a personas abusivas. Todos les parecían iguales, como si fueran del «mismo planeta», igual de incomprendidos y abusados. O eso pensaban. Se saltaban las charlas informales en general, y tenían conversaciones profundas y filosóficas sobre sus traumas compartidos. Las amistades y relaciones románticas se forman rápidamente, suben como cohete y bajan como meteorito.

Esas conexiones terminan siendo los únicos vínculos que ellos sentían como realmente genuinos, cuando en realidad son relaciones codependientes y bastante dañinas. En cambio, las relaciones auténticas y estables usualmente se toman su tiempo para formarse, incluyendo charlas informales y otras cosas mundanas. Entender tan necesaria verdad es clave para evitar ser vulnerables a personas que quieran aprovecharse de nosotros.

IV) A menudo nos acostumbramos a sentirnos incómodos: Las personas en el Espectro Autista tienen más probabilidades de ser maltratados e incomprendidos en sus hogares y en el colegio. A veces, esto es el resultado de malentendidos crónicos en la forma que las personas en el Espectro Autista y las personas neurotípicas se comunican, no es objetivamente abuso. Sin embargo, este tipo de contexto infantil si conduce a un estado de estrés crónico para las personas que viven la condición en que nuestros cerebros y cuerpos tienen que ajustarse automáticamente si queremos sobrevivir para llegar a la edad adulta.

Esto puede configurarnos para que suframos maltrato años después porque hemos sido condicionados a vivir con incomodidad física, psicológica y emocional hasta el punto de que podríamos no reconocerla como tal hasta que el comportamiento abusivo pase de ser sutil y ocasional a una avalancha de violencia física y verbal.

V) Podríamos no saber que nos sentimos incómodos: La incapacidad para reconocer nuestra incomodidad física y emocional debido a la alexitimia (la dificultad para identificar y describir nuestras emociones) y problemas de interocepción (reconocer nuestras necesidades físicas tales como hambre, sed, necesidad de ir al baño, etcétera) pueden hacer las personas en el Espectro Autista sean más vulnerables al abuso.

Cuando tú no estás consciente de cómo te sientes en tu cuerpo y tu cerebro, podrían no reconocer el comportamiento abusivo encubierto hasta que empeore al punto donde estás en riesgo de sufrir daños físicos o emocionales-

VI) Podríamos ser financieramente dependientes: Las personas en el Espectro Autista están gravemente desempleadas y subempleadas, y esto las obliga a ser dependiente de personas tóxicas sólo para sobrevivir. Independientemente si se trata de un ambiente laboral hostil, una mala situación de compañeros de habitación, una dinámica familiar tóxica o una relación de pareja abusiva, muchos de nosotros no tenemos el lujo de simplemente «escapar» de tales situaciones y sobrevivir sin asistencia. Cuando la dependencia financiera está involucrada en una relación abusiva, eso complica mucho más las cosas y hace que sea difícil escapar.

VII) No manejamos bien los cambios: Alguien que no entiende completamente lo incapacitante que pueden ser los cambios para algunas personas en el Espectro Autista podría no creer que eso sería un factor para seguir en una relación abusiva. Pero los cambios, incluso los cambios positivos, pueden ser paralizantes debido a la ansiedad y la disfunción ejecutiva. No es nada fácil terminar una relación, incluso una relación abusiva, especialmente si hay posesiones, mudanzas, protección policial y potencial situación de calle que considerar.

VIII) Podríamos no tener a nadie más: Estas palabras son tan dolorosas como un fuerte golpe al estómago, pero la dura realidad es la siguiente; hay personas en el Espectro Autista que NO tienen apoyo financiero ni emocional. Podríamos no asegurar un trabajo, conducir un auto, o navegar exitosamente los ires y venires de la arena social neurotípica, entonces la posibilidad de dejar a la única persona que esencialmente nos mantiene con vida al refugiarnos, llevarnos al trabajo y a nuestras citas médicas, hacer fácilmente amigos y conexiones puede sentirse como sacarle el enchufe a un paciente hospitalizado camino al final de su vida. En situaciones así, puede ser tan aterrador irse como peligroso quedarse.

Reflexiones Finales

Las personas en el Espectro Autista son más susceptibles a relaciones de pareja abusivas y podrían estar forzadas por las circunstancias a permanecer en ellas. Este problema no se resolverá solamente con refugios y líneas de ayuda. El hecho es que las personas que viven la condición necesitan ser apoyadas, acomodadas y escuchadas; cuánto antes, mejor.

Fuente: Heidel, J. (2022). Why Autistic People May More Susceptible To Abusive Romantic Relationships. The Articulate Autistic. Recuperado de (https://www.thearticulateautistic.com/why-autistic-people-may-be-more-susceptible-to-abusive-romantic-relationships/). Traducido Por Maximiliano Bravo

El Stimming, Terapéutico Para Las Personas En El Espectro Autista, Merece Aceptación

Los comportamientos rítmicos y repetitivos son un sello distintivo del Espectro Autista. Agitar las manos, dar vueltas en círculos, balancear el cuerpo, vocalizaciones como gruñidos y murmullos, y otros hábitos pueden ser inquietantes para las personas que no están familiarizadas con ellos. Durante mucho tiempo, los científicos y los médicos se han preguntado qué significan estos comportamientos y cómo responder a ellos.

Durante muchos años, los expertos pensaron que los movimientos repetitivos eran el resultado de privaciones o incluso traumas, y que dificultaban el aprendizaje. El psicólogo Ole Ivar Lovaas, uno de los primeros especialistas en el Espectro Autista, supuestamente se refirió a ellos como “comportamiento basura”. Hizo de la supresión de estos hábitos una prioridad. Lovaas y sus seguidores electrocutaron, gritaron, sacudieron y abofetearon a niños que viven la condición. Otros recetaron antipsicóticos y otras drogas estupefacientes. Incluso en los paradigmas de tratamiento a veces más suaves de hoy en día, los terapeutas a menudo entrenan a los niños para que tengan «manos tranquilas» en lugar de agitarlas libremente.

Pero la creciente evidencia sugiere que los comportamientos repetitivos se han malinterpretado y que, de hecho, pueden ser increíblemente útiles. Las investigaciones más recientes descubrieron que los comportamientos les dan a las personas en el Espectro Autista una sensación de control, ayudándolos a lidiar con estímulos externos agobiantes y una forma de calmar y comunicar sus estados de ánimo. Por otro lado, muchas personas que viven la condición dicen que participar en comportamientos repetitivos los hace sentir como marginados sociales.

Los adultos en el Espectro Autista han defendido su derecho a estos comportamientos. Reclamando el término técnico ‘comportamientos autoestimulantes’ como ‘stimming’, tienen blogs, vlogs (registros de video) y libros autoeditados que revelan cómo los ayuda a sobrellevar la situación. La sociedad necesita tomar su liderazgo y aceptar estos comportamientos mediante la comprensión de sus beneficios.

Emoción Incontenible

Los debates teóricos se arremolinan sobre por qué las personas en el Espectro Autista se estimulan, y muchos expertos creen que los comportamientos no tienen propósito. En un estudio publicado a principios de este año, el investigador Steven Kapp y sus colegas entrevistaron a 31 adultos en el Espectro Autista sobre sus conductas de estimulación. Su artículo fue el primero revisado por pares para recopilar datos detallados sobre la estimulación directa de personas que viven la condición.

Uno de nuestros hallazgos más notables es que, aunque muchos participantes dijeron que sus estímulos son automáticos e incontrolables, a ninguno les desagradan constantemente. La mayoría de las personas describieron los comportamientos como calmantes y nadie contradijo esta versión de los estímulos que no causan lesiones.

Otro hallazgo clave es que los estímulos son una respuesta a una sobrecarga sensorial (como una habitación ruidosa) o pensamientos agobiantes (como la ansiedad laboral). Ya sea que la fuente sea el mundo exterior o la mente de una persona, el resultado es un estado llamado «emoción incontenible». Las personas en el Espectro Autista pueden verse agobiadas por sensaciones, nueva información y sus propios pensamientos. Los participantes del estudio dijeron que el stimming alivia estos sentimientos intensos, ayudándolos a recuperar la sensación de control.

Es como un metrónomo de todo en tu cuerpo para ir a esa velocidad”, dijo un participante masculino, “así que ayuda a sofocar todo”.

El Stimming también sirve a veces como una forma para que las personas comuniquen sus estados de ánimo. Los participantes dijeron que a veces estimulan por alegría o emoción y otras veces por ansiedad o aburrimiento, pero que la emoción influye en el comportamiento. Por ejemplo, el aleteo de manos que refleja un estado emocional positivo a menudo implica extender los brazos y hacer un movimiento ondulante, mientras que en el aleteo de manos debido a la angustia, las personas autistas tienden a mantener las manos y los brazos cerca del torso.

Los participantes informaron que algunos miembros de la familia perspicaces y amigos cercanos sabían cómo «leer» sus emociones al observar los matices de sus comportamientos estimulantes. Es evidente que tal comprensión es la clave para la aceptación social del stimming.

Rompiendo las reglas

Finalmente, la mayoría de los participantes describieron haber encontrado juicio social y rechazo debido a su stimming. Muchos se sentían regularmente marginados sociales y pensaban que los percibían como extraños o inmaduros.

En respuesta al rechazo, los participantes ocultaron sus estímulos (por ejemplo, debajo de un escritorio), los transmutaron (por ejemplo, reemplazando el aleteo de manos con actividades como el tenis y el ajedrez que involucran las manos y los brazos) y los suprimieron (estimular solo cuando están solos o alrededor de personas que los aceptan).

Una de las participantes del estudio recordó que cuando era niña le encantaba girar y columpiarse, pero luego se dio cuenta de que estos comportamientos son inaceptables. «De hecho, todavía se siente glorioso si no hay nadie alrededor y puedo saltar, o puedo girar, y es como si estuviera rompiendo las reglas«, dice ella.

Suprimir los estímulos está lejos de ser beneficioso, mostró el estudio. El esfuerzo requiere mucha energía y hace que las personas se sientan, en palabras de otra participante femenina, “más nerviosas”. Los educadores a menudo han considerado que los estímulos son una distracción, pero muchas personas Autistas dicen que es todo lo contrario. Los stimmings son el equivalente a dibujar garabatos, dicen, liberando la mente para concentrarse en otras cosas.

Sin embargo, los intentos terapéuticos para eliminar los stimmings siguen siendo comunes. El enfoque es erróneo porque despoja a las personas de un medio clave para hacer frente a la situación. Una advertencia: algunas formas de stimmings, como golpear la cabeza, son dañinas y requieren un tratamiento sensible y consensuado. Ningún participante quería participar en estímulos autolesivos, que eran involuntarios.

Manos Ruidosas

Todos esperamos que una mayor conciencia de las experiencias de las personas autistas con el stimming haga que los comportamientos repetitivos, como mover los dedos o chillar, sean más aceptados, no solo en los salones de clases, sino también en los supermercados, cines y todos los lugares públicos.

El movimiento de la Neurodiversidad, que celebra al Espectro Autista como una forma de ser y una discapacidad para aceptar y apoyar, ha adoptado el stimming. “Manos Ruidosas” es su grito de batalla. Los recursos estimulantes incluyen Stimtastic, que vende juguetes estimulantes y joyas masticables, y Stim Your Heart Out, un proyecto de danza que fomenta la estimulación estimulante en la sociedad en general.

La forma de ayudar a las personas en el Espectro Autista no es desalentar el stimming, sino abordar ciertas razones por las que lo hacen: sobrecarga sensorial o angustia. Nuestros participantes mencionaron varias modificaciones ambientales, incluidos tapones para los oídos y sombreros con montura para reducir la información sensorial, ambientes que satisfacen las necesidades de las personas que viven la condición u horarios que incluyen descansos. La evidencia anecdótica sugiere que cuando la estimulación no es suficiente para aliviar el estrés, las personas en el Espectro Autista pueden recibir medicamentos calmantes o capacitación en autorregulación emocional.

La investigación preliminar que Kapp ha realizado sugiere que hay puntos en común entre el stimming y la «agitación» que hacen las personas neurotípicas. La conclusión puede ser que todo el mundo estimula, de una forma u otra. Reconocer ese hecho podría ayudar a la aceptación.

Fuente: Kapp, S. (2019). Stimming, therapeutic for autistic people, deserves acceptance. Spectrum News. Recuperado de (https://www.spectrumnews.org/opinion/viewpoint/stimming-therapeutic-autistic-people-deserves-acceptance/?fbclid=IwAR1jMFWsNI7B0-hD7chJCC2d7UA2KMZN_v7anHsCvjHH7BzZNLMHN1XDT0c). Traducido Por Maximiliano Bravo

Para Construir Un Ambiente Laboral Sano, Es Necesaria Una Alarma Anti-Culturas Tóxicas

¿Qué pasaría si el ambiente laboral tuviera un sistema de alerta temprana, una alarma que pudiera indicar que el medio ambiente se está volviendo peligroso, como los detectores de monóxido de carbono en nuestros hogares que nos advierten sobre gases tóxicos?

Podemos construir un futuro del trabajo más seguro y sólido. Los avances más recientes en los principios de diseño organizacional podrían ayudar a los líderes a prevenir la acumulación tóxica, junto con la próxima ola de renuncias, mientras ayudan a atraer talento, lograr objetivos de diversidad e inclusión y mantener una productividad notable.

El Canario En La Mina De Carbón

Para comprender la idea de una «Alarma Anti-Culturas Tóxicas», primero debes comprender la historia de los detectores de gases tóxicos. El detector de monóxido de carbono original, viviente y que respiraba era el canario proverbial, y muy real, en la mina de carbón. En el Reino Unido, los canarios pasaron a la clandestinidad con los mineros desde 1911 hasta 1986. La intensa respiración de los canarios los hace sensibles a los venenos del aire, por lo que si el aire se vuelve tóxico, los pájaros enferman o mueren antes de que los mineros se vean afectados significativamente. Esto les dio tiempo a los mineros para evacuar de manera segura (y, con una detección lo suficientemente temprana, incluso para revivir al canario).

Los canarios se han retirado de las minas. Pero los miembros de la comunidad Autista a veces usan los canarios como metáfora para explicar sus experiencias y sensibilidades. Contrariamente a los estereotipos de «Autista Insensible», la teoría prominente y la investigación experimental indican que las personas en el Espectro Autista experimentan el mundo más intensamente que la persona promedio. Esto explica la extraordinaria atención, memoria, capacidad de detección de patrones, empatía y desempeño laboral de algunas personas que viven la condición, y el éxito de quienes desafían los estereotipos y la discriminación. Pero esta intensidad también explica por qué ellos sienten mucho antes la toxicidad del ambiente laboral y les perjudica más que a los demás.

Por ejemplo: Un/a empleado/a en el Espectro Autista es acusado/a de ser demasiado sensible por sus colegas y supervisores. Ellos quieren que él/ella deje de preocuparse, sentir y prestar atención a los complejos impactos de todas las decisiones. Pero él/ella no puede evitarlo. Es su estado natural ver múltiples conexiones, rápidamente. Una decisión afecta a las organizaciones de muchas formas: rendimiento, ingresos, compromiso de los empleados, satisfacción de los clientes. Ver conexiones ocultas es útil para programar el lanzamiento de un producto y contratar a personas sobresalientes que otros rechazaron. Pero él/ella ve patrones de peligro incluso mejor que oportunidades. Y cuando se ignoran sus advertencias canarias, él/ella se sentiría físicamente «envenenado/a».

Desafortunadamente, en muchas organizaciones, la “solución” a esta sensibilidad no fue un aire más limpio para todos. Excluirlo/a sistemáticamente del empleo.

Excluir a los “canarios” no solo priva a las organizaciones de talentos únicos, sino que también desactiva la alarma de toxicidad organizacional. La exclusión en sí debería haber sido vista como una señal de toxicidad, pero muchos optan por creer que todo está bien en el ambiente laboral. El pensamiento organizacional dominante sugiere que es “culpa” de los canarios por no poder respirar. Son “demasiado sensibles para su propio bien”. Necesitan «endurecerse».

Con las personas más sensibles excluidas y la alarma de toxicidad desactivada, las condiciones psicológicas en muchos lugares de trabajo continúan deteriorándose, con cargas laborales cada vez mayores y repetidas infracciones éticas. Hasta que la pandemia del Coronavirus sirvió como la gota que derramó el vaso. El estrés es acumulativo, y con la interrupción de la pandemia del Coronavirus, la mayoría de los empleados empezaron a sentir por completo los efectos de las prácticas tóxicas y se apresuraron a salir lo más rápido posible.

Si El Aire Es Lo Suficientemente Bueno Para Los Canarios, Todos Prosperarán

Los males típicos de los ambientes laborales tóxicos, como el acoso laboral, la falta de transparencia y las oficinas abiertas y ruidosas, son más perjudiciales para las personas en el Espectro Autista que para la persona promedio, hasta el punto en que pueden enfermarse o quedar completamente excluidos del trabajo. Sin embargo, en términos más generales, muchos aspectos de las organizaciones tóxicas son particularmente problemáticos para los «canarios» Autistas de otros grupos marginados.

Los ambientes laborales tóxicos son estresantes para la mayoría de las personas, pero dejan particularmente en desventaja a quienes lidian con dificultades de salud mental. Las personas con Déficit Atencional reaccionan fuertemente ante las injusticias. La exigencia de que para trabajar hay que aprender a soportar el abuso y “dejar los sentimientos en casa” excluye a las personas psicológicamente más vulnerables al estrés, ya sea por discapacidad, neurodivergencia, antecedentes de abuso, trauma generacional o estrés de múltiples marginaciones.

Por otro lado, las adaptaciones esenciales para las personas en el Espectro Autista son los beneficios deseados por la mayoría de las personas. Durante años, las personas que viven la condición y otras personas neurodivergentes solicitaron horarios flexibles y trabajo remoto para adaptarse a las sensibilidades sensoriales y la Dispraxia concurrente, que interfiere con los desplazamientos. Las personas con discapacidad visible también solicitaron trabajar remotamente. La mayoría fueron denegadas, lo que efectivamente impidió que muchos en la comunidad de personas con discapacidad pudieran trabajar. Luego, la pandemia del Coronavirus puso a disposición de la mayoría de los trabajadores de oficina estas “adaptaciones irrazonables”. Ahora está claro que el trabajo remoto ha hecho que los empleados de color y las madres de niños pequeños estén mucho más satisfechos, y muchos llegaron a verlo como un requisito clave para quienes buscan trabajo. El trabajo flexible no solo hace que los empleados estén más felices, sino que también tiende a aumentar la productividad, una situación en la que todos ganan.

Reconstruir Para El Futuro Del Trabajo: El Código Canario

La pandemia del Coronavirus puso a prueba las prácticas organizativas «estándar», al igual que los terremotos ponen a prueba los códigos de construcción. Y el resultado no es bonito. Pero ahora podemos aprovechar la oportunidad para rediseñar el lugar de trabajo y asegurarnos de que todos puedan prosperar. Podemos construir ambientes laborales sanos a la altura de un futuro «Código Canario», un principio que respalda la inclusión del talento más marginado para todos. En cambio, excluir a los “canarios” elimina el sistema de “alerta temprana”, crea condiciones laborales tóxicas y pone en peligro el bienestar de todos.

Este «Código Canario» es una forma específica de diseño para el margen. Va más allá del diseño universal clásico con su enfoque en atender a la mayor cantidad posible de personas en el centro sin necesidad de adaptaciones, lo que a menudo deja fuera a los más marginados. El «Código Canario» involucra activamente a las personas marginadas en el proceso de diseño, lo que da como resultado soluciones más inclusivas. Estas soluciones también son más sólidas y resistentes en circunstancias inusuales y disruptivas. Como terremotos. O pandemias.

Las organizaciones verdaderamente inclusivas están diseñadas desde el margen.

Las organizaciones diseñadas desde el margen pueden dar la bienvenida de manera efectiva al talento de muchos orígenes, mejorar la retención y aumentar la productividad. Diseñar para y con los marginados resuelve simultáneamente múltiples problemas y no es costoso de implementar. En muchos casos, las soluciones son gratuitas y requieren, más que nada, buena voluntad y pensamiento inclusivo.

Aquí hay 6 principios clave del Código Canario para construir ambientes laborales sanos:

I) Participación: No intenten diseñar soluciones para personas con discapacidades visibles e invisibles, personas neurodivergentes, personas de culturas marginadas, que crecieron en la pobreza u otras personas que experimentan la vida de forma diferente sin su participación. Invitar a las personas a diseñar cómo trabajan ayudará a mejorar la productividad de la organización.

II) Concentrarse en los resultados: Las personas no se rebelan contra el trabajo honesto. Las personas se rebelan contra los requisitos irrazonables de tiempo de asiento y tiempo cara a cara cuando los resultados se pueden lograr mejor de forma flexible y remota. Cuando el trabajo se centra en los resultados, sigue un mayor rendimiento y moral.

III) Flexibilidad: La intolerancia hacia las diferencias basadas en el tiempo, lugar y estilo de trabajo limita la disponibilidad y la diversidad de talento que puede atraer y retener. Ampliar aún más la flexibilidad, para incluir la adecuación del trabajo a las fortalezas únicas de las personas, la elaboración de trabajos, el trabajo compartido, la provisión de opciones viables de medio tiempo y la provisión de beneficios que funcionen para una amplia gama de circunstancias de la vida ayudan a que el talento marginado prospere.

IV) Centrarse en la justicia organizacional: Los grupos marginados son particularmente sensibles a la injusticia, pero los humanos, en general, están programados para desear justicia y equidad. La justicia organizacional impulsa el comportamiento positivo y la productividad organizacional en todos los contextos culturales. Garantizar la justicia en la contratación, el pago, los beneficios, la promoción y todo el ciclo del talento crea culturas sólidas que retienen el talento.

V) Transparencia y comunicación clara: Apoyar el desarrollo de la confianza o la reconstrucción de la confianza dañada por la exclusión o la injusticia previas. Si bien es esencial para las personas en el Espectro Autista, que a menudo son excluidas por las reglas no escritas del ambiente laboral, la transparencia también respalda el resultado final al facilitar la confianza, reducir el estrés y mejorar notablemente el rendimiento. Además, la alarma solo funciona si las personas que la hacen sonar son escuchadas.

VI) Herramientas válidas para la toma de decisiones: Las prácticas de selección subjetivas y obsoletas y las promociones basadas en la percepción de que «encajan» con los estereotipos de liderazgo excluyen el talento neurodivergente, dañan a todos los grupos marginados y limitan las reservas de talento de las organizaciones. Maximizar los resultados organizacionales requiere el uso de enfoques relacionados con el trabajo, válidos y centrados en los resultados. Las prácticas basadas en evidencia son prácticas inclusivas.

Fuente: Praslova, L. (2022). To build a healthy workplace, you need a toxic culture alarm. Fast Company. Recuperado de (https://www.fastcompany.com/90730688/to-build-a-healthy-workplace-you-need-a-toxic-culture-alarm). Traducido Por Maximiliano Bravo

¿Cómo Usar El Aprendizaje Multisensorial Para Ayudar A Tu Hijo/a En El Espectro Autista A Aprender Nueva Información Y Ser Más Autónomo/a?

Muchas personas en el Espectro Autista son aprendices multisensoriales. Esto significa que no aprender de una sola forma; visual, auditiva, cinestésica, etcétera. Ellos aprender mejor cuando todos o la mayoría de sus sentidos están involucrados.

¿Qué es el apoyo multisensorial?

Las personas neurotípicas les enseñan a otras personas neurotípicas cómo hacer algo explicándolo una o dos veces, tal vez mostrándolo una o dos veces, y luego dejando que la persona neurotípica lo haga por sí solo/a.

Eso no funciona con las personas en el Espectro Autista. Porque son lentos al procesar información auditiva, una persona no puede simplemente explicarles qué quieren que hagan para luego recordarlo y ser capaces de hacer la actividad. A esto se le suman sus dificultades relacionadas con la memoria de trabajo y memoria a corto plazo.

A causa de eso, para que las personas en el Espectro Autista puedan aprender nueva información, ellos necesitan un enfoque multisensorial. Esto significa que necesitan escuchar las instrucciones, tener las instrucciones escritas paso a paso en forma muy detallada, leer las instrucciones en voz alta y comunicárselas a la otra persona para obtener confirmación o entendimiento, hacer físicamente la actividad mientras escuchan a la persona dándoles las instrucciones otra vez y luego leer las instrucciones escritas y hacer la actividad una, y otra y otra vez hasta que la habilidad para hacerlo esté profundamente arraigada no solamente en su memoria a largo plazo, sino también en sus cuerpos.

Esta es la única forma en que las personas en el Espectro Autista pueden hacer cosas autónomamente.

¿Por qué «presumir competencias» no siempre es preferible?

Muchos defensores del Espectro Autista, incluyendo este blog, han promovido la filosofía de «presumir competencias», y mientras sus intenciones son nobles, tal enfoque podría causar mucho daño si es aplicado sin prestar atención al contexto.

¿Eso significa que deberíamos asumir que las personas en el Espectro Autista son incompetentes? No, en absoluto. El problema no tiene que ver con que las personas que viven la condición sean capaces de aprender, sino que si o no van a ser capaces de aprender información presentada en forma neurotípica.

Si bien la motivación para aprender puede estar ahí, la capacidad con las herramientas disponibles puede no estarlo. Esto no es porque la persona en el Espectro Autista no sea inteligente, es porque él/ella a menudo aprende de forma diferente a sus pares neurotípicos.

Por ejemplo, mientras la mayoría de las personas neurotípicas aprenden implícitamente, al simplemente estar en su ambiente, observar a los demás, y a través de métodos más sutiles e indirectos, las personas en el Espectro Autista a menudo aprenden explícitamente, ya que necesitamos que nos enseñen específicamente una habilidad social neurotípica o una habilidad para la vida cotidiana para poder aprenderla.

Entonces, presumir competencias a menudo puede parecer una suposición de que las personas en el Espectro Autista aprender de la misma forma que sus pares neurotípicos, lo que puede causar que las personas neurotípicas omitan pasos «innecesarios» al dar sus explicaciones porque «todos saben eso».

Las personas en el Espectro Autista necesitan que les expliquen todos los pasos. Nada es «implícito», e incluso si lo fuera, una explicación excesivamente detallada es preferible en vez de asumir que saben lo que tienen que hacer. Eso es porque asumir que incluso uno de los pasos de algo que les están enseñando es «cuestión de sentido común» puede perjudicar totalmente su habilidad para aprender.

¿Cómo ofrecer apoyo multisensorial para tu hijo/a en el Espectro Autista?

Antes de enseñarle, explicarle o decirle cualquier cosa a tu hijo/a en el Espectro Autista, asegúrate de tener su atención plena e íntegra. Una vez que la tengas, ofrécele los siguientes recursos:

I) Apoyos visuales: Digamos que tú quieres que tu hijo/a adolescente en el Espectro Autista se haga responsable de sacar la basura, simplemente preguntarle, «¿Podrías sacar la basura?» no será suficiente. Un tablero visual de los quehaceres que tu hijo/a adolescente esperas que haga será muy útil para ayudarlo/a a recordar qué hacer y ser más autónomo/a a medida que pase el tiempo.

II) Instrucciones escritas: Permítele a tu hijo/a en el Espectro Autista tener una libreta para anotar todos los detalles de todo lo que dices si eso les resulta útil. Incluso si es un paso que das por sabido que él/ella recordará o que «es cuestión de sentido común», solo deja que lo escriban.

III) Tiempo extra: Muchas personas en el Espectro Autista necesitan más tiempo para procesar e integrar nueva información que sus pares neurotípicos. Si tú intentas explicar algo demasiado rápido, o si tú les dices demasiada información a la vez, no serán capaces de procesarla con suficiente rapidez antes de que te vayas. Baja la velocidad, divide la información y dales más tiempo para procesarla.

IV) Representar físicamente las instrucciones: ¡Esto es muy importante! Las personas neurotípicas parecen ser capaces de tomar lo que han aprendido en una situación similar, aplicar ese conocimiento, y luego adaptarlo según el contexto a su alrededor. Muchas personas en el Espectro Autista no pueden hacer eso sin ayuda externa al empezar. La nueva información puede ser aprendida de forma más eficiente si la persona enseñándola relaciona conocimiento existente con la nueva actividad o la nueva regla siendo aprendida. Esta técnica de enseñanza se llama andamiaje, donde el nuevo conocimiento está basado en conocimiento existente para crear un marco referencial para su comprensión.

V) Oportunidades para que hagan preguntas y que éstas sean respondidas: Una persona en el Espectro Autista hace preguntas como un investigador buscando pistas. Buscamos entender hasta el más mínimo detalle de algo para poder procesar e integrar completamente cualquier nueva información que recibimos. A menudo las personas neurotípicas juzgarán erróneamente a una persona que vive la condición haciendo pregunta tras pregunta como «maleducado/a». Lo que está muy lejos de ser verdad.

VI) Recordatorios: Los horarios visuales, mensajes de texto vía WhatsApp o recordatorios verbales son todos partes esenciales del proceso de aprendizaje e integración de nuevas actividades a una rutina existente. Asegúrate de tenerlos disponibles en todo momento, especialmente cuando tu hijo/a en el Espectro Autista aún está aprendiendo.

El miedo al aprendizaje es una respuesta a los traumas, sé paciente

Otra barrera común para las personas en el Espectro Autista al aprender nueva información es el miedo al aprendizaje debido a los traumas. Durante su infancia y adolescencia, muchas personas que viven la condición han sufrido mucho por la rabia y/o frustración casi inmediata de quienes han tratado de enseñarles cosas nuevas, especialmente cuando los han acusados de ser flojos por no haber entendido sus instrucciones.

El resultado de dichos traumas es una fobia intensa de aprender nueva información que a menudo los acompaña como adultos. A pesar de que si pueden aprender nueva información, es muy difícil para ellos, especialmente si la persona que les está enseñando no entiende como funcionan sus cerebros.

Si tu hijo/a en el Espectro Autista ha experimentado traumas de aprendizaje, ya sea de sus profesores, familiares y/o terapeutas, les llevará mucho tiempo recuperar la confianza y sentirse cómodos siquiera intentando aprender algo nuevo.

Repito, sé paciente.

Evita sonar condescendiente o enojado/a cuando le enseñas algo nuevo

Como extensión del trauma de aprendizaje antes mencionado, una de las razones más comunes de por qué las personas en el Espectro Autista de todas las edades desarrollan traumas de aprendizaje es por el enojo o frustración que sienten las personas cuando no entendemos lo que nos enseñan.

Podría ser frustrante incorporar el aprendizaje multisensorial o tener que explicar algo una y otra vez cuando ves una actividad o concepto como algo fácil, pero recuerda que las personas en el Espectro Autista son altamente sensibles a los cambios de energía y tono de voz.

Si sentimos aunque sea por un segundo que tú te estás sintiendo frustrado/a con nosotros o nos estás hablando con un tono furioso o condescendiente, nuestros cerebros se apagarán para protegernos, y no seremos capaces de aprender nada.

También evitaremos incluso tratar de aprender en el futuro. Si te sientes demasiado frustrado/a para continuar enseñándonos algo, déjalo pendiente para otra ocasión, y cambia a otra actividad que sea divertida para ambos, ya sea juntos o por separado, y la retomamos cuando tu mente esté más tranquila.

Conclusión

Si te sientes agobiado/a por todo el trabajo extra que vas a tener que hacer para ayudar a tu hijo/a en el Espectro Autista a aprender lo que tú ves como «fácil», eso es comprensible. Sin embargo, tomarte el tiempo para hacer esto ahora le dará a tu hijo/a que vive la condición las herramientas y habilidades que él/ella necesita para tener éxito y vivir una vida adulta más plena y autónoma, y esa es la meta que siempre necesitarás enfocarte mientras llevas a cabo el proceso de aprendizaje.

Fuente: Heidel, J. (2021). How To Use Multisensory Support To Help Your Autistic Learn New Information And Become More Independent. The Articulate Autistic. Recuperado de (https://www.thearticulateautistic.com/how-to-use-multisensory-support-to-help-your-autistic-child-learn-new-information-and-become-more-independent/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

El Poder De La Ropa Para La Confianza

Como dice el refrán, la ropa hace al hombre o a la mujer. Como adultos en el Espectro Autista, podemos usar esta idea a nuestro favor para darnos más confianza en situaciones sociales o agobiantes. Cuando nos sentimos bien, podemos afrontarlo mejor. Cuando nos sentimos cómodos, partimos de un nivel de estrés más bajo. La ropa adecuada puede hacernos sentir seguros y fuertes, y eso hace que sea mucho más fácil desenvolverse en un mundo neurotípico.

Todos tenemos esa ropa favorita: las que tienen texturas agradables, y se ajustan de la forma que nos gusta, y nos hacen sentir geniales. Sin etiquetas que pican, sin ajustes incómodos, nada con lo que tengas que preocuparte constantemente. Simplemente se sienten bien.

Algunos les gustan las cosas fluidas y sedosas en tonos de azul, morado o gris. Otros les encantan las poleras y los jeans de superhéroes o tal vez te sientas más como tú mismo/a si vistes cosas rosadas con volantes. Cualquiera que sea tu ropa favorita, te hace sentir bien, incluso poderoso/a. Y no contribuyen a ninguna sobreestimulación con la que tengas que lidiar.

I) La comodidad genera confianza: Cuando te sientes físicamente cómodo/a, sin pelear contra etiquetas o texturas sensorialmente invasivas, puedes sentirte más cómodo/a siendo tú mismo/a en cualquier situación social.

El estrés se vuelve más fácil de manejar cuando te sientes bien para empezar. Todos sabemos que si estamos irritados o ya sobreestimulados, cualquier factor estresante puede empujarnos más adelante en el camino hacia una crisis, pero también funciona al revés. Si nos sentimos bien físicamente, podemos tomar las pequeñas tensiones con calma y evitar que se acumulen.

Socializar es un área donde la ropa puede hacer una gran diferencia. El inventor del «traje de poder» de la década de 1980 lo sabía: las líneas ásperas y los hombros anchos fueron diseñados para brindarles a las mujeres una forma de ocupar más espacio en una sala de juntas. Cuando tengas confianza en tu apariencia y se sienta mejor, te sentirás mejor siendo tú mismo/a. Y estar seguro/a de tu propia piel y ropa liberará más energía mental para el cálculo social que todos tenemos que hacer. No importa lo que te pongas para sentirte bien, solo que te funcione.

II) La ropa puede ser protectora: Por ejemplo, una chaqueta de motociclista de cuero negro puede hacerte sentir como un «rebelde sin causa», junto con servir como un escudo entre el mundo y tú. Así como ese cuero protegerá tu espalda del pavimento en un accidente de tránsito, te protegerá de las personas que intentan burlarse de ti o hacerte sentir inferior. Cuando te pones esa chaqueta, te sientes lo suficientemente fuerte como para defenderte.

Algunas personas pueden encontrar que usar el símbolo de su superhéroe favorito las hace sentir más fuertes y seguras. Tal vez una polera de Darth Vader te haga sentir poderoso o lucir los colores de tu casa de Hogwarts te hace sentir orgulloso de ser tú mismo/a, y tal vez darte un poco de magia. Cualquier cosa que te haga sentir seguro/a, fuerte y cómodo/a contigo mismo/a te ayudará a ser más feliz, sin importar la situación.

III) El poder de un uniforme: No, esto no tiene relación con los uniformes escolares, sino con TU uniforme. Muchas personas famosas llevan puesto algún tipo de uniforme. Steve Jobs es probablemente la primera persona que te vino a la mente: el suéter negro de cuello alto, los jeans y las zapatillas deportivas son un look icónico, si no de alta costura. O tal vez pensaste en la camiseta gris o la sudadera con capucha y los jeans de Mark Zuckerberg.

Un uniforme elimina la necesidad de vacilar sobre lo que vas a ponerte cada mañana. Para nosotros, como adultos en el Espectro Autista, eliminar una decisión con la que de otro modo podríamos obsesionarnos puede reducir nuestros niveles de estrés. Tomar un closet lleno de ropa que no estás seguro/a si es «apropiada para la oficina», «demasiado elegante» o lo que sea y convertirla en una rutina fácil de «pantalones, camisa, chaqueta» puede facilitar tu rutina matutina y evitar que te preocupes. sobre si «lo hiciste bien». Esto es especialmente cierto para las mujeres porque somos juzgadas con más dureza por nuestra apariencia tanto en el trabajo como socialmente.

Así que investiga un poco para encontrar el tipo de atuendo que necesitas para lo que haces todos los días, y dedica un poco de tiempo a encontrar la mejor forma de hacerlo. Luego elija algo cómodo, agradable, empoderante, fácil de lavar y, con suerte, económico, y cómpralo en varios colores. ¡Tu uniforme evitará que tengas que preocuparte por qué ponerte todos los días!

La ropa parece algo tan pequeño, pero la ropa adecuada para ti puede marcar una gran diferencia en cómo te sientes. Encontrar la ropa que te haga sentir bien es un gran truco para socializar y sobrellevar el mundo neurotípico.

Fuente: (2021). ADULTING FOR AUTISTICS: THE POWER OF CLOTHES FOR CONFIDENCE. Autistic Empath. Recuperado de (https://autisticempath.com/adulting-for-autistics-the-power-of-clothes-for-confidence/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Dolor Sensorial Autista Y Sus Consecuencias Médicas

Necesitamos hablar sobre cómo la trivialización de las sensibilidades sensoriales de las personas en el Espectro Autista puede conducir a una mala salud física en las personas que viven la condición. Si no eres una persona en el Espectro Autista y piensas «¡Yo nunca haría eso!«, primero lee esta publicación sobre sensibilidades sensoriales de principio a fin antes de opinar.

Cuando los padres no está de acuerdo con esas experiencias sensoriales o las niega, el impacto que tiene en el niño/a en el Espectro Autista es una invalidación, incluso si no fue intencional. El impacto es mayor que la intención.

Las personas en el Espectro Autista a menudo soportan el dolor sensorial en silencio porque son ignoradas o castigadas cuando hablan. Aprendemos esto temprano en nuestras vidas, entre los 4 y los 8 años, supongo.

Este artículo hablará acerca de la salud física de las personas en el Espectro Autista y cómo la trivialización de nuestras sensibilidades sensoriales nos enseña a ignorar nuestro dolor, ya sea físico o sensorial.

Dolor físico vs. Dolor sensorial: No son diferentes para nosotros

Hay muchas razones por las que no debes trivializar las sensibilidades sensoriales de una persona en el Espectro Autista, pero esta es realmente importante.

La palabra «dolor sensorial» será utilizada en lugar de sensibilidades sensoriales porque es mucho más precisa para las personas en el Espectro Autista. Algunas personas que viven la condición tienen hiperacusia, es decir que ellos sienten los ruidos fuertes como si les hubieran apuñalado el tímpano con un cuchillo. Es el mismo dolor físico que experimentarían las personas neurotípicas si alguien hiciera sonar una bocina justo al lado de su tímpano. Otras ruidos fuertes que causan dolor sensorial son las aspiradoras, el tintineo de los platos, las cocinas de los restaurantes, las cortadoras de césped, las paradas de autobús y un largo etcétera.

Pero la ropa apretada/ceñida también les causa angustia, así como el tacto ligero. Si las personas neurotípicas lo experimentaran, probablemente dirían que fue doloroso. Pero en comparación con la hiperacusia, no es tan malo. Sin embargo, distrae, angustia, sorprende y, a veces, enfurece, así que tal vez eso sea dolor.

El término «dolor sensorial» también es útil porque la mayoría de las personas neurotípicas no comprenden lo que experimentamos, y «angustia» no parece una palabra lo suficientemente fuerte. No es solo angustia.

Aquí hay otro ejemplo:

Cualquier tipo de comida ligeramente picante (no perceptible para los neurotípicos) es realmente picante para algunas personas en el Espectro Autista. Si tratan de comer alimentos «moderadamente picantes» percibidos por los neurotípicos y sentirían ardor en la boca durante 1 hora real, tal vez 2 horas.

Los neurotípicos no creen que las sensibilidades sensoriales estén arraigadas en lo físico, lo fisiológico, pero realmente lo están. Es tan real como que te golpeas el dedo del pie. Entonces, ¿qué sucede cuando nos engañan con las sensibilidades sensoriales? ¿Que es «no picante» o «no demasiado fuerte»?

Terminamos ignorando otros dolores físicos también porque de todos modos nos regañarán, ¿verdad?

Porque las personas no quiere escucharlo y no es «tan malo», ya que todos nos dicen que nuestro otro dolor no es «tan malo». Terminamos pasando años con una hernia de disco, dolor en las articulaciones por hiperlaxitud o dolor por una lesión que no se curó bien.

Una persona en el Espectro Autista podría tener una discapacidad permanente por dolor debido a una lesión y no revisarla durante un mes. Su primera reacción fue «bueno, no es tan malo como mi dolor de oído«.

  • ¿Crees que alguien alguna vez lo/la tomó en serio su «es demasiado fuerte»? No.
  • ¿Crees que él/ella asumió que todos los demás simplemente «aguantaron ese dolor» también? Sí.

Solo cuando su dolor del pie se hizo tan fuerte que apenas podía tocar el piso sin sentir que había pisado un clavo, él/ella buscó ayuda.

Resulta que la respuesta es «no camines tanto», pero para otras personas en el Espectro Autista, su problema físico podría haber sido tratado o manejado.

Si a las personas en el Espectro Autista se les dice constantemente que su dolor sensorial «no es gran cosa», ¿por qué suponemos que se tomaría en serio nuestro dolor físico? ¿Y por qué se lo contaríamos a alguien más, cuando la mayoría de las veces han descartado nuestras experiencias internas desde el principio?

Las dolorosas, a veces fatales, consecuencias médicas

Aquí hay ejemplos de razones de por qué las personas en el Espectro Autista no les dicen a los demás que sienten profundo dolor:

  • No dijeron nada porque no pensaron que les creerían de todos modos.
  • Sus amigos y familiares ya asumían que eran hipocondríacos.
  • Se les dijo que su dolor «no era tan malo» y que estaban bien cuando sabían absolutamente que no lo estaban.

La vida de las personas en el Espectro Autista ha sido más difícil de lo que debían ser porque se les enseñó que su dolor no importaba.

Muchas personas en el Espectro Autista se rompieron los huesos, especialmente cuando eran niños, sin que sus padres lo supieran o creyeran, y como resultado, quedaron con dolor y/o problemas de movilidad. Las personas que viven la condición se han roto los huesos sin siquiera saberlo, solo para descubrirlo 10 años después en el consultorio de un médico.

En casos más extremos, una persona en el Espectro Autista podría descubrir que su cáncer pasó a una etapa posterior porque él/ella no confiaba en su propia percepción del dolor ya que otras personas no les creían.

Todo esto se debe a que nuestro nivel de dolor en el día a día no es un 0 de 10. Otras personas asumen que es un 0 incluso cuando les decimos lo contrario. Aprendimos a dejar de contarles.

Simplemente nos enseñaron a lucir siempre como un 0 de 10, sin importar cuánto dolor tuviéramos.

Reconozcan nuestro dolor

Recuerda que cuando le dices a alguien (¡cualquiera!) que algo “no es tan malo” le estás enseñando a ignorar su dolor.

Validar las sensibilidades sensoriales de las personas en el Espectro Autista, no negarlas ni trivializarlas, es una forma de ayudar a evitar que se les enseñe a las personas que viven la condición que su dolor no importa.

La validación es necesaria para asegurarnos de que sabemos que nuestro dolor no debe ser ignorado.

No nos digas que dejemos de quejarnos si algo duele. No nos digas que “está bien” cuando no está bien. No nos digas que estamos bien cuando tenemos dolor. No te burles de nuestro dolor ni te rías cuando estemos angustiados por algo que podría “parecerte menor”.

La incomodidad, la angustia y el dolor de las personas en el Espectro Autista son importantes.

Debes recordarnos eso todos los días mientras navegamos por un mundo muy doloroso. Puede salvar una vida. ¡NUESTRAS VIDAS!

Fuente: (2021). Autistic Sensory Pain and the Medical Consequences. Autistic Science Person. Recuperado de (https://autisticscienceperson.com/2021/03/29/autistic-sensory-pain-and-the-medical-consequences/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Neurodiversidad, Talento Y La Promesa Del Trabajo Híbrido

La neurodiversidad, al igual que otros tipos de diversidad, aporta valor al lugar de trabajo. Se refiere a la variación en el funcionamiento neurocognitivo humano que se discutió originalmente en su aplicación a un segmento de personas en el Espectro Autista, pero que pronto se amplió a otras diferencias como el Déficit Atencional, la Dislexia, la Discalculia o el Síndrome de Tourette. Si bien estas diferencias pueden ser incapacitantes, especialmente bajo ciertas condiciones, la incapacidad a menudo resulta del desajuste entre las necesidades de las personas y el ambiente.

Por ejemplo, tener una percepción aguda del sonido o del olfato característica de muchas personas en el Espectro Autista no es en sí mismo una discapacidad. De hecho, la característica de la condición de percibir el mundo con mayor intensidad puede resultar en talentos únicos y excepcionales.

Al mismo tiempo, la «incapacidad» asociada con la sensibilidad sensorial a menudo resulta de vivir en un mundo diseñado para la mayoría menos sensible, con el constante «sobreestimulación sensorial» de sonidos, olores y otros estímulos agobiantemente fuertes. Imagínate si el sonido de los colegas mascando chicle y el sonido de la fotocopiadora de la oficina tuvieran la intensidad de un soplador de hojas. Cualquiera se sentiría agobiado/a.

Lidiar con el ambiente diseñado para adaptarse a la mayoría afecta tanto la experiencia de vida general de las personas neurodivergentes como su experiencia laboral, incluido el acceso al empleo. Por ejemplo, en los ambiente laborales tradicionales, las preferencias gerenciales por el trabajo en la oficina y el rechazo del trabajo remoto como acomodación razonable a menudo resultan en agotamiento y, probablemente, en la pérdida del trabajo para los empleados neurodivergentes.

Para incluir y apoyar el talento neurodivergente, las organizaciones deben ampliar la gama de opciones de tiempo, lugar y métodos en los que se puede realizar el trabajo. Como lo demuestran las lecciones del desafortunado y forzado experimento de la pandemia del Coronavirus, es probable que la flexibilidad resultante ayude a todos los empleados.

Trabajo híbrido: ¿alivio temporal o una solución a largo plazo?

En muchos sentidos, el trabajo remoto y el trabajo híbrido ha sido un cambio bien recibido. Durante mucho tiempo, el trabajo remoto fue una acomodación que los empleados neurodivergentes y las personas con una variedad de discapacidades solicitaron, pero se les negó. Durante la pandemia del Coronavirus, trabajar lejos de multitudes sobreestimulantes, oficinas incómodas y acosadores en el ambiente laboral ha sido una mejora importante para muchos profesionales neurodivergentes. Que las nuevas formas de trabajo híbrido permitan que esta mejora temporal se convierta en una solución a largo plazo puede depender en gran medida de la voluntad de los líderes de las organizaciones de adoptar nuevos modelos de trabajo.

Bien implementado, el trabajo híbrido puede brindar oportunidades para muchos tipos diferentes de personas, tanto para aquellos que están ansiosos por volver a las reuniones sociales como para aquellos que se sienten más satisfechos y productivos trabajando desde casa. También promete un mayor acceso y apoyo para las personas neurodivergentes. Al mismo tiempo, existen muchos modelos de trabajo híbrido, y seleccionar el enfoque de ganar-ganar para las necesidades de la organización, así como para las diversas necesidades de los empleados, es un tremendo desafío de liderazgo.

¿Qué modelo híbrido?

Una de las formas de clasificar los tipos de trabajo remoto es esta:

I) División de personas: Algunas personas trabajan en la oficina, otras trabajan de forma remota.
II) División de tiempo: Todas las personas trabajan algunos días en el sitio, otros días de forma remota.
III) Remoto primero: El trabajo remoto es predeterminado, con trabajo en la oficina según sea necesario.
IV) Oficina primero: El trabajo en la oficina es predeterminado, con trabajo remoto según sea necesario/permitido.

Hay otros tipos intermedios que complican la selección del «mejor» modelo. Sin embargo, hacer solo un par de preguntas puede ayudar con la toma de decisiones.

Los líderes primero deben preguntarse si la naturaleza del trabajo dictará el enfoque específico. Sin embargo, la mayoría de las operaciones de la oficina se pueden realizar con éxito bajo cualquiera de estos enfoques, y todos tienen ventajas y desventajas.

¿Cuál debería ser la pregunta de desempate al seleccionar el mejor enfoque?

La pregunta clave para resolver este dilema es qué modelo o modelos ayudarán a realizar el trabajo con un estrés mínimo.

Hoy en día, la mayoría de los empleados sienten el impacto de las grandes cargas de trabajo y la incertidumbre. Esto es aún más pronunciado para los empleados neurodivergentes. Hacer que el trabajo sea sostenible para todos requiere minimizar el nivel de estrés. Esto no significa, sin embargo, que no se vaya a trabajar.

Trabajando con nuestras fortalezas

Una de las mejores formas de hacer el trabajo con un nivel mínimo de estrés es apoyar a los empleados para que trabajen con sus fortalezas. Eso podría significar seleccionar el lugar que maximiza la productividad (el trabajo, el hogar, un tercer lugar o una combinación específica), el tiempo que funciona mejor con el ritmo natural de la persona y enfocarse en las tareas que mejor se alinean con las habilidades de los empleados.

Una vez más, esto no solo es cierto para los empleados de la neurominoría, sino que debido a los perfiles de habilidades «desfasadas» de los empleados neurodivergentes con áreas de habilidades particularmente fuertes y por debajo del promedio, trabajar con fortalezas es particularmente importante.

El trabajo híbrido puede ampliar las oportunidades de trabajar con nuestras fortalezas a través de la elaboración de trabajos. Desafortunadamente, la elaboración de trabajos a menudo se ve como una actividad individual que puede beneficiar a algunos empleados a expensas de otros y dar como resultado que las tareas esenciales no se realicen. Esto, sin embargo, es incorrecto.

La elaboración del trabajo siempre debe estar alineada con los objetivos individuales y organizacionales. Además, los empleados pueden diseñar el trabajo no solo individualmente sino también como equipos, y en equipos bien seleccionados, es probable que los empleados tengan fortalezas complementarias en lugar de competir.

Cuando los equipos y los líderes trabajan juntos para promover el propósito de la organización e inspirar a las personas, se realizan tareas indeseables, según Ron Carucci y Jarrod Shappell. «El equipo puede encontrar formas colectivas de asumir la responsabilidad de ese trabajo. Por lo general, están mucho más dispuestos a asumirlo al haber creado trabajos que ahora les entusiasman más«.

En un ambiente híbrido, esto también puede hacer que el tiempo y el espacio para hacer el trabajo sean negociables. Aquellos que buscan más estimulación social y aquellos que prefieren más la soledad, todos pueden obtener más de lo que necesitan.

Eliminar malos hábitos laborales

Puede permanecer la preocupación de que cuando los empleados eligen cuándo y dónde trabajar, los diferentes estilos de trabajo chocarán y los días de trabajo se ampliarán. Esta preocupación no tiene por qué limitar la flexibilidad, pero es posible que debamos trabajar para cambiar algunos malos hábitos laborales.

Desafortunadamente, muchos equipos y organizaciones usan tecnología destinada a la comunicación asincrónica, como el correo electrónico o el software de gestión de proyectos como si fueran herramientas sincrónicas, lo que resulta en una interrupción del correo electrónico en nuestro tiempo para pensar, lo que probablemente sea particularmente estresante para empleados en el Espectro Autista. El uso irreflexivo de estas herramientas también puede resultar en un trabajo 24/7. Estos malos hábitos laborales pueden y deben desaprenderse. Las expectativas razonables para el trabajo asincrónico (en su mayoría) frente al trabajo sincrónico (ocasionalmente) probablemente reducirán el estrés para todos.

Las prácticas laborales híbridas adicionales que pueden apoyar el talento neurodivergente, así como la mayoría de los empleados, implican:

  • Días sin reuniones o de media jornada para trabajo profundo.
  • Limitar las horas «activas» o de colaboración a un grupo de aproximadamente 3 horas del día, dejando el resto para un uso flexible.
  • Garantizar que haya múltiples formas y canales de comunicación, como Zoom con video, sin video, chat, correo electrónico y reuniones en persona, todos moderados de forma que permitan que las personas con diferentes estilos de comunicación sean escuchadas por igual.

En los próximos años, la humanidad diseñará el futuro del trabajo. Tenemos la oportunidad de garantizar que este futuro sea tanto productivo como inclusivo mediante la creación de sistemas que sean flexibles y trabajen con una amplia gama de talentos y fortalezas individuales, y no contra ellos.

Fuente: Prasolva, L. (2022). Neurodiversity, Talent, and the Promise of Hybrid Work. Psychology Today. Recuperado de (https://www.psychologytoday.com/us/blog/positively-different/202203/neurodiversity-talent-and-the-promise-hybrid-work). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Los 7 Agresores Sensoriales Más Comunes

Uno de los rasgos autistas más conocidos es nuestra sensibilidad sensorial. Debido a que las personas en el Espectro Autista procesan la información sensorial de forma diferente a las personas neurotípicas, nos sobreestimulamos con mucha facilidad por cosas que otras personas podrían no notar en absoluto. Estas incursiones sensoriales están literalmente dondequiera que vayamos.

Aquí está una lista de algunos de los agresores sensoriales más comunes que enfrentamos todos los días.

I) Luces fluorescentes: Las luces fluorescentes están en todas partes: tiendas, colegios, ambientes laborales, consultorios médicos, prácticamente en cualquier lugar al que tengamos que ir, y son una molestia constante. Parpadean todo el tiempo, no solo cuando están saliendo, y puede ser imposible desconectarlas. No solo eso, sino que a menudo emiten un zumbido irritante que puede parecerse mucho a un zumbido en los oídos. Los demás no pueden escucharlo, pero nosotros sí. Y por años pensamos que estamos locos, hasta que lo sabemos mejor. Ya sea que estemos en el trabajo o en el colegio, la mayoría de las personas pasan de 6 a 8 horas al día bajo esas luces y solo tenemos que lidiar con eso.

II) Aire acondicionado/Calefactores/Ventiladores: Siempre estamos al tanto de ellos, desde el sonido del aire acondicionado o la calefacción hasta el leve traqueteo de un ventilador de techo. Sentarse debajo de un respiradero o cerca de un ventilador puede ser una distracción terrible, especialmente cuando la temperatura no es la adecuada. La música o la televisión a veces pueden ahogar el ruido, pero por lo general tenemos que intentar ignorarlo conscientemente.

III) Etiquetas de ropa: Este es uno que los padres de niños en el Espectro Autista realmente necesitan entender. A menudo nos dicen que están teniendo un ataque por nada o que no estamos siendo razonable, mientras la etiqueta en la camisa o en la cintura nos está volviendo locos y no podemos evitar sentirnos así. Este tipo de estimulación sensorial desagradable puede volverse agobiante para las personas en el Espectro Autista. Como adultos, podemos elegir ropa sin etiquetas o buscar formas de cortarlas limpiamente.

IV) Texturas que pican: Otro que los padres deben tener en cuenta. No hay mucha razón para esto, es muy individual, pero hay texturas que son simplemente insoportables para muchas personas en el Espectro Autista. Puede ser ropa o muebles o juguetes, alfombras o sábanas. Como adultos, podemos tomar nuestras propias decisiones sobre lo que hay en nuestros hogares, pero aún nos encontramos con estas texturas ofensivas en cualquier otro lugar.

V) Ruido: Esa es una categoría grande, pero es algo muy general. Por supuesto, tendemos a no gustarnos los ruidos fuertes o repentinos, pero hay mucho más. Incluso en interiores, a menudo notamos el sonido del tráfico o incluso el viento en el exterior. En restaurantes, bares, centros comerciales llenos de personas o en cualquier lugar donde haya muchas personas hablando, el constante rugido sordo de la humanidad puede ser demasiado para nosotros. Es aún peor cuando también hay música alrededor. En tal ambiente, podemos estar completamente agobiados o podemos concentrarnos demasiado en una persona o conversación. A muchos de nosotros también nos molesta el zumbido de los aparatos electrónico. Para algunas personas, el sonido de comer o masticar puede volvernos locos. Obviamente, los auriculares con cancelación de ruido no son negociables en algunos casos.

VI) Texturas alimentarias: Esto es en gran medida un problema de los niños, pero solo porque las personas no toman en serio a los niños cuando dicen que no les gusta una comida. De niños, no tenemos las habilidades para decir “esa textura me da nauseas”. Incluso si logramos comunicar eso, a menudo nos presionan o incluso nos obligan a comer cosas que odiamos de todos modos. Las personas tienden a respetar a un adulto que dice “no me gusta esa textura”, incluso si se burlan de nosotros por comer “como niños”. Eso no significa que no debas exponer a tu hijo/a en el Espectro Autista a nuevos alimentos. Así es como terminamos comiendo una variedad decente cuando somos adultos a pesar de nuestros problemas de textura. Pero trata de prestar atención a lo que tu hijo/a rechaza y ve si la textura es probablemente la razón.

VII) Aromas: Esa otra gran generalidad. Esta es otra sensibilidad que es muy individual, pero nos encontramos con ella en todas partes. Puede ser el ambientador en la casa de alguien, el olor muy distintivo del consultorio de un dentista, o el/la colega o el/la cliente que se baña en su perfume o colonia. Además, los fuertes olores químicos en una peluquería o barbería pueden hacer que un/a niño/a en el Espectro Autista sea incapaz de tolerar un corte de pelo.

Todas estas cosas pueden parecer pequeñas para los neurotípicos, pero todas pueden magnificarse para las personas en el Espectro Autista. Cada uno de estos y muchos otros son parte del ataque sensorial que enfrentamos solo para vivir en este mundo. En su mayor parte, podemos manejarlo como adultos, pero eso es después de años de aprender a sobrellevarlo como niños. Sean paciente con nosotros, reconozcan lo que podría estar estresándonos y tendrán nuestra eterna gratitud.

Fuente: (2019). 7 Most Common Sensory Offenders. Autistic Empath. Recuperado de (https://autisticempath.com/7-most-common-sensory-offenders/). Traducido Por Maximiliano Bravo.