Si no es ABA, ¡¿Entonces qué?!

“Evitamos las terapias centradas en la obediencia … pero ¿qué más hay? Las cosas no andan bien en nuestro hogar. ¡¿Qué podemos hacer?!”

La frase anterior hace alusión a una de las preguntas más recurrentes de cualquier padre/madre que se siente frustrado/a y desesperado/a, pero con una firme resolución de evitar someter a sus hijos en el Espectro Autista a técnicas de “adiestramiento canino” y opresivos métodos de obediencia. Así que corresponde analizar una de las situaciones más comunes en las que las familias tienden a terminar trayendo el ABA (Análisis Conductual Aplicado) a sus vidas: conductas agresivas.

Tememos por nuestras vidas!” Dicen muchos padres. Sus hijos se comportan agresivamente y lastiman a los demás. Los niños crecen, se hacen más grandes y más fuertes y sus conductas agresivas empeoran. La familia teme por sus vidas. En algunos casos, la policía está involucrada y sus hijos terminan con un internamiento involuntario, enfrentando cargos penales o incluso heridos o asesinados en casos extremos.

¡Nadie quiere esto para sus hijos! Ninguna familia quiere verse obligada a elegir entre el temor por sus hijos y el temor a sus hijos. No es de extrañar que los padres terminen eligiendo el ABA y medicamentos que sirven como “camisas de fuerza químicas”. La situación puede asustarlos rápidamente y las familias pueden sentirse indefensas.

El primer paso es comprender la fuente de las conductas agresivas de tu hijo/a. Sin embargo, es importante señalar que dicha agresión no siempre aparecerá justo después de un evento desencadenante. ¿Qué significa esto? Tal vez los informes del colegio dicen que tu hijo/a se comporta bien en las clases, pero tú notas mucha agresión en el hogar. Has examinado todos los aspectos ambientales de tu hogar y simplemente no puedes entender qué está provocando la agresión. Intentaste pedirle a tu hijo/a que te ayude a descubrir qué está mal, pero él/ella aún no ha desarrollado la capacidad de comunicar claramente sus problemas.

Es posible que el desencadenante de la agresión no esté sucediendo en tu hogar en absoluto. Tal vez sea un incidente que ocurrió en el salón de clases y/o durante el recreo. O tal vez, el desencadenante es algo completamente diferente, pero aún así algo que no está en tu hogar. Entonces, ¿por qué tu hijo/a pequeño/a, adolescente o adulto/a joven es tan agresivo/a en el hogar en vez del lugar donde se produce el problema desencadenante? La respuesta: porque tu hijo/a se siente más seguro/a allí.

El problema es como una llama debajo de una caldera y la presión está aumentando en tu hijo/a. Pero si dejar que el vapor escape es demasiado peligroso, por ejemplo, lleva a castigos físicos, reclusión o, lo que es peor, tu hijo/a aprende a aguantar la presión para protegerse. Pero solo hay una persona que puede hacer eso: tan pronto como se sienta seguro/a, el vapor explota, en forma de conductas agresivas. Es por eso que es tan importante observar cada parte del entorno de tu hijo/a cuando intentas averiguar por qué están ocurriendo las conductas agresivas.

A veces, la agresión es la única forma en la que tu hijo/a tiene para comunicar que algo está mal. El ABA podría ser capaz de detener la agresión, sí. ¿Pero a qué precio? ¿Deseas que tu hijo/a sea entrenado para soportar el dolor y el abuso? ¡Por supuesto que no! Esa fue una pregunta ridícula. Pero viene con una respuesta obvia: no uses el conductismo para reducir las conductas agresivas de tu hijo/a. Primero, descubre la fuente de la agresión. Puede ser algo en el entorno, puede ser la forma en que alguien trata a tu hijo/a, puede ser un problema de salud que tu hijo/a está sufriendo. Sea lo que sea, juega al detective. Averígualo y ayuda a tu hijo/a.

La solución son las acomodaciones y el respeto. Así de simple; averigua qué le disgusta a tu hijo/a y evítalo. Por ejemplo, tu hijo/a en el Espectro Autista se descompensa si alguien usa el horno. Por lo tanto, simplemente dejas de usarlo. Puedes cocinar usando el microondas o la olla, servir almuerzos fríos como sándwiches y ensaladas, o pedir comida a domicilio. Es una solución inusual que requiere adaptación de toda la familia, pero tu hijo/a se sentirá feliz y seguro/a y dejará de experimentar la ansiedad agobiante que provocaba la agresión.

Cuando acomodas a tu hijo/a, podrías encontrar resistencia de parte de tu familia, amigos, vecinos, profesores y terapeutas. Las personas podrían decirte que estás mimando demasiado a tu hijo/a. ¡Están equivocados! Mantente firme. Tu hijo/a pequeño/a, adolescente o adulto/a joven no se está portando mal a propósito. Él/Ella está tratando de hacer frente a un mundo que es una pesadilla sensorial, y cualquier cosa que pueda hacer que aumente su sensación de estabilidad y seguridad es un regalo de amor para ellos.

No necesitas el ABA para calmar la agresión de tu hijo/a. De hecho, es probable que el ABA solo “funcione” en estos casos al aumentar pero suprimir el nivel de trauma y sufrimiento de tu hijo/a. Lo que sea que causó que tu hijo/a sufriera tanto que perdió el control todavía lo está causando, pero si el ABA ha cumplido con su propósito, tu hijo/a ha perdido el único canal de comunicación disponible para expresar su dolor y sufrimiento con la esperanza de obtener ayuda con su angustia.

No le quites la voz a tu hijo/a; quítale su sufrimiento. El ABA es una respuesta cruel hacia sus conductas agresivas. Enfrenta ese comportamiento con amor, calma, apoyo y una búsqueda investigativa de la fuente del sufrimiento de tu hijo/a. Descubre por qué tu hijo/a se estresa tanto que asusta a las personas que lo rodean y ayúdalo/a para que su vida sea más tranquila, segura y feliz. Eso es lo que esperabas que hiciera el ABA, pero es necesario que sepas que el ABA no puede hacer eso.

Es tu deber como padre/madre amoroso/a y no necesitas la “ayuda” de un/a terapeuta conductista. Solo necesitas el amor y la compasión que ya tienes por tu hermoso/a hijo/a. Lidiar con la agresión es realmente una situación en la vida donde el amor lo conquista todo. Sal ahora y vence el sufrimiento con curiosidad, compasión y calma.

Fuente: Sparrow, M. (2017). If Not ABA, Then What? Thinking Autism Guide. Recuperado de (http://www.thinkingautismguide.com/2017/04/if-not-aba-then-what.html). Traducido Por Maximiliano Bravo.

6 Formas Fáciles De Hacer Que Tu Hogar Sea Amigable Con El Espectro Autista

Para muchas personas en el Espectro Autista, el mundo es un campo minado. La colegio, el trabajo, el transporte público, los eventos sociales y culturales, incluso las fiestas de cumpleaños están llenas de posibilidades de sobrecarga sensorial, agresión, frustración, confusión o simplemente son desagradables. Con una cantidad mínima de alboroto y dinero, puede convertir la casa de su hijo en un santuario amigable con el autismo donde finalmente pueda relajarse.

¿Por qué las actividades cotidianas pueden ser agobiantes?

Muchas personas en el Espectro Autista son inusualmente sensibles a cualquier tipo de “ataque” sensorial, desde ruidos fuertes hasta luces brillantes y multitudes. También son más propensos que sus pares neurotípicos a encontrar molestos los cambios en la rutina, nuevos alimentos, nuevas personas y nuevos entornos, sobre todo si son cambios imprevistos. Incluso un viaje al supermercado puede ser extraordinariamente difícil.

Barreras para crear un hogar amigable con el Espectro Autista

Dadas las dificultades de la vida cotidiana para una persona en el Espectro Autista, tiene sentido que el hogar sea, al menos parte del tiempo, un verdadero santuario. Desafortunadamente, eso no siempre es posible o práctico.

Estos son solo algunos de los problemas que se interponen en el camino:

  • Los hermanos y los padres también tienen necesidades y pueden optar por invitar a amigos, hacer ruido, seleccionar nuevos alimentos o cambiar y complicar la vida en el hogar.
  • Muchas de las terapias recomendadas para niños en el Espectro Autista son en el hogar, lo que significa que después del colegio (con las terapias escolares incluidas), los niños pueden regresar a sus hogares para recibir aún más horas de terapia proporcionadas por los padres y/o terapeutas móviles.
  • La vida familiar no siempre es predecible o tranquila. Las emergencias y los eventos que cambian la vida a menudo significan al menos un breve período de confusión. Un/a hermano/a se enferma o un/a padre/madre consigue un nuevo trabajo y las cosas cambian significativamente.

Estrategias para un hogar más amigable con el Espectro Autista

Dada la realidad de que ningún hogar en el mundo real será un oasis perfectamente tranquilo en un mundo de conflictos, ¿qué pueden hacer las familias para promover una experiencia relajada para un familiar en el Espectro Autista?

Aquí hay algunas recomendaciones realistas y efectivas:

I) Proporcionar un horario realista que tú y tu familiar en el Espectro Autista puedan esperar seguir, al menos la mayor parte del tiempo: Eso puede ser tan simple como “Ven a casa, cámbiate de ropa, mira televisión por una hora, cena, toma una ducha, haz tus tareas, ve a la cama“. Pone el horario en un formato visual y asegúrate de que todos entiendan lo que se espera. Este tipo de programa suele ser tan apropiado para hermanos como para niños en el Espectro Autista.

II) Dale a tu hijo espacio y tiempo para relajarse solo: Para muchas personas, estén o no estén en el Espectro Autista, el tiempo de inactividad y el tiempo a solas son absolutamente esenciales.

III) Mantenga la comida favorita de tu familiar en el Espectro Autista dentro de la casa, para que él/ella pueda esperar comer al menos algo que disfruta activamente: Eso no significa “nunca comer nada nuevo”, pero sí significa que tu familiar en el Espectro Autista puede esperar comer algo esperado, sabroso y reconfortante.

IV) Explorar y eliminar olores, sonidos y luces que son realmente molestos: Sí, necesitas usar productos de limpieza, pero puedes encontrar algunos con olores mínimos. Sí, tus otros hijos pueden escuchar música, pero pueden usar auriculares. Sí, necesitas luz en tu hogar, pero las luces fluorescentes pueden ser realmente incómodas para alguien con problemas sensoriales.

V) Limite las terapias en el hogar a lo que es realmente útil, necesario y relativamente agradable para tu hijo/a: ¡Ningún niño debe regresar a casa en un estado de temor, sabiendo que le quedan horas de terapias desagradables! A menudo, es posible que los padres y los terapeutas proporcionen terapias basadas en el juego o relajantes terapias sensoriales u ocupacionales en el hogar. Es muy probable que este tipo de terapias sean divertidas para tu hijo/a y ayuden a construir en lugar de tensionar los lazos familiares.

VI) Mantén un ojo vigilante en busca de señales de estrés en tu familiar en el Espectro Autista: Es posible que tu hijo/a en el Espectro Autista no pueda comunicar exactamente lo que le molesta, por lo que es posible que tengas que hacer un poco de trabajo de detective para determinar que, por ejemplo, el olor a cocción de repollo, o los zumbidos contantes del teléfono celular de su hermano/a menor. Una vez que se haya concentrado en un problema, puede hacer una lluvia de ideas de soluciones simples (omitir el repollo, silenciar el teléfono).

Fuente: Rudy, J. (2020). 6 Easy Ways to Make Your Home Autism-Friendly. VeryWellHealth. Recuperado de (https://www.verywellhealth.com/realistic-tips-for-making-your-home-autism-friendly-260442). Traducido por Maximiliano Bravo.

La “Resaca Social” Es Real

No lo entiendo. Lo pasamos de maravilla, en los eventos sociales. Luego, después, te descompensas. O simplemente no hablas conmigo. ¿Por qué actúas tan ingrato/a conmigo?

Una frase común de algunos seres queridos de personas en el Espectro Autista. A veces se propaga a otros comentarios. “Quizás es realmente malo para ellos ver a esas personas. ¿Quizás necesitan aislarse más? A menudo se molestan después. ¿Es esa persona un peligro para ellos?

Se puede hacer mucho daño potencial malinterpretando las ‘resacas sociales’ y las personas en el Espectro Autista. Tener claro que si alguien es un peligro potencial real, por supuesto, es correcto investigarlo.

Veamos si es posible explicar mejor sobre las ‘resacas sociales’ y las personas en el Espectro Autista.

En primer lugar, a muchas personas en el Espectro Autista les encanta estar con personas neurotípicas por un tiempo. Pero es difícil. Para nosotros y para ellos. Hay mucha “interpretación” entre los dos neurotipos. Las personas en el Espectro Autista y las personas neurotípicas hablan un conjunto diferente de lenguajes y señales sociales. Entonces ambos pueden terminar muy cansados.

En segundo lugar, se socializa mucho en un espacio con mucho ruido, aromas y caos. Sube el volumen hasta el máximo. Dos minutos nunca te arrepentirás de ver, si quieres entender las diferencias sensoriales en el Espectro Autista. A veces, los muros y cercas estampadas o con efecto de parrilla pueden causar ‘estática sensorial’ para las personas en el Espectro Autista que se vuelve cada vez más difícil de procesar.

Los cerebros autistas pueden manejar aproximadamente una hora y media de ese caos, si realmente ponemos esfuerzo en ello. Algunos, mucho menos. Algunos pueden hacer más. Cuando llegamos a ‘detener’, es realmente difícil determinar qué está sucediendo, para algunos de nosotros. Sabemos que nos sentimos abrumados, pero esto es divertido. Queremos estar con la persona. Por lo tanto, no notamos las señales de “alto” que nuestros cuerpos nos están dando.

Luego, de regreso, entramos en un edificio donde pueden ser más infiernos sensoriales. Tal vez ruidos, ecos, olores, luces parpadeantes … y no nos queda espacio para procesar nada. Ni siquiera para explicarlo adecuadamente. Otro grupo de personas intenta interactuar, y ¡whoosh! – colapsos. Un evento cerebral. No bajo nuestro control. O, posiblemente, bloqueos. Incapacidad para movernos, para comunicarnos. (Es posible que sean más comunes, por cierto, y a menudo se confunden con ser groseros o desobedientes). Enormemente horrible de experimentar. Como estar totalmente paralizado.

Entonces, ¿qué está pasando realmente? ¿Somos ingratos groseros y desobedientes que necesitamos un buen golpe? Bueno no. ¡ABSOLUTAMENTE NO! Estamos luchando para hacer frente a un cerebro que procesa el mundo de manera muy diferente a la de los demás. No importa cuánto los amemos.

¿Quieres ayudarnos?

¡Pregúntanos!

Considere la información sensorial y social avanzada. Fotos, planos del espacio. Pensando en la iluminación y los niveles de ruido. Una simple aplicación gratuita de control de decibelios en un teléfono inteligente puede darle una buena idea de lo ruidoso que es realmente un espacio. Algo más de 30 decibeles (dB) es ruidoso para la mayoría de nosotros. Te sorprenderá cuántos espacios están por encima de 30 dB.

Pensando en planificar cuánto tiempo pasar con la persona. Y asegurándote de que mantengan el contacto visual al mínimo si pueden. Permitir tiempo para responder preguntas y saber que podemos responder con ‘Estoy bien’ como un reflejo, no como una respuesta real. Aquí es donde el conocimiento de un amigo o pariente autista es tan importante: aprender a “sintonizar” cómo son. Una buena razón para mantener a los equipos de atención estable y familiar, siempre que sea posible.

Pensando en cómo detenerse de vez en cuando, ‘sintonizar’ con el cuerpo señalando que ha tenido suficiente. Definitivamente importante después de esa primera hora y media. Un descanso siempre es una buena idea.

Sabiendo que, una vez que termine la socialización, podemos retirarnos a un lugar tranquilo sin que la gente haga ruido y haga ruido, charlando y causando caos a nuestro alrededor.

Sabiendo que, si ha salido mal y entramos en colapsos o bloqueos, no seremos castigados por ello. Algunos lo son, y es tan incorrecto como castigar a alguien por tener un incidente diabético bajo en azúcar y colapsar.

Ser capaz de decodificar cómo nos sentimos después. Eso puede ser difícil y tomar tiempo. Es fácil confundir una ‘resaca social’ (bajo estado de ánimo, ansiedad, etc.) con cualquier cantidad de cosas que no es así.

Gracias por aprender un poco más sobre el Espectro Autista y por intentar encontrar formas de compartir el viaje de nuestra vida.

Fuente: Memmott, A. (2019). Autism. “Social Hangover”. Why the bit after an enjoyable time is difficult to cope with. Ann’s Autism Blog. Recuperado de (https://annsautism.blogspot.com/2019/11/autism-social-hangover-why-bit-after.html). Traducido por Maximiliano Bravo.

Contacto Visual: Sólo Para La Validación Del Destinatario

Imagina si quieres un mundo tranquilo, bien ordenado, siempre y cuando todo tenga su lugar.

Imagine una calidez, acogedor y reconfortantemente familiar. Tu propio calor, solo el tuyo.

Ahora imagine faros, brillantes e intrusivos como en una noche de inviernos, ardientes e intensos. Brillan intensamente a través de su calor y seguridad, y empujan sus ojos profundamente en sus cuencas hasta que es insoportablemente doloroso.

Esos faros son los ojos de alguien que hacen contacto visual intenso con los tuyos.

“¡Mírame!” La boca debajo de los ojos ordena. “No quiero, me duele …” piensas.

“¿Todo esto es parte del problema que ves?” La voz le dice a tus padres que asienten con tristeza: “Falta de contacto visual, esto debemos eliminarlo. Es una señal de incumplimiento, una señal de desprecio. El niño está perdido, ¿ves …?

“¿Qué?” Tú piensas, desconcertado/a, “¡Estoy aquí!”

Sus padres firman un formulario dando permiso para que comience el análisis de comportamiento aplicado intenso.

Cuarenta horas a la semana.

Cuarenta horas de “mírame”/”manos calladas”? No más aleteo de tus manos en un idioma que solo tú conoces, no más aleteo de tus manos mirando gotas doradas de felicidad volar de tus dedos mientras tarareas … no más relámpagos furiosos volando de tus uñas mientras sacudes tus manos con tanta fuerza que tus muñecas golpean.

No mas .

El contacto visual, ¿para quién es? No es para para las personas en el Espectro Autista. Es para el/la destinatario/a. Es para su propia validación asegurarles que sabes que existen. Que sabes que están hablando de que tú obedeces. Que los reconoces.

No se trata de las personas que viven la condición; No es beneficioso para ellas hacer algo que en muchos casos es doloroso.

Invasivo.

Es para ellos.

No entienden cómo evitar el contacto visual, las manos que se mueven rápidamente, el zumbido y el rebote de los pies.

El balanceo rítmica que empleas para consolar, un balanceo que es universal si solo miraran a un/a padre/madre que mece a un bebé: seguridad.

Previsibilidad.

“Las líneas están prohibidas”, entona la voz. “¡Son una señal de que el/la niño/a quiere controlar el entorno en el que se encuentra! Cuando comienza a hacer una lo estropea de inmediato”, sus padres asienten. “Retira el control”. La voz dice con aire de superioridad.

“¡Pero los necesito!”, dice él/ella. “Me ayudan a dar sentido a, bueno, todo. Me ponen a salvo, cuando todo lo demás está cambiando, sé que están allí”.

Con demasiada frecuencia, la sociedad tiene la idea errónea de que si sus ojos no se levantan cuando tú u otra persona se está comunicando, entonces tiene algo que ocultar.

¿Y si ese algo es tu alma?

¿Qué pasa si es todo lo que te queda en un mundo que es demasiado brillante? ¿y rápido? Entonces tiene sentido que tantos Autistas encuentren paz en un entorno natural.

El canto de los pájaros, el agua corriendo y el viento en los árboles seguramente es preferible a los pitidos, los reflejos brillantes en el vidrio y el murmullo sin sentido de cien conversaciones a la vez.

Una vez que las palabras salen de la boca de una persona, ¿a dónde van? ¿Siguen yendo? Como estoy seguro, muchos autistas escuchan los ecos de las palabras que se dijeron hace mucho tiempo.

Imagina.

Los demás nunca pueden saber lo que es ser una persona en el Espectro Autista, sentirse tan cómodo en su propia compañía que un día solo es el paraíso. Imagina no tener ese tiempo, ese silencio.

No intentes validarte a través de tu hijo/a, si él/ella no desea hacer contacto visual no lo/la obligues. La validación de que tú existes está ahí frente a ti.

Tu hijo/a.

Valídalo/a. Acéptalo/a y defiéndelo/a. No está ahí para tu definición, está ahí porque tú lo/la hiciste así.

Fuente: Dalmayne, E. (2017). Eye Contact: For The Recipient’s Validation Only. Thinking Person’s Guide To Autism. Recuperado de (http://www.thinkingautismguide.com/2017/05/eye-contact-for-recipients-validation.html). Traducido por Maximiliano Bravo.

Los Comportamientos Autistas Son Comportamientos Humanos

Imagina que eres un ser humano. Probablemente no sea tan difícil de imaginar porque lo eres. Ahora imagínate en los siguientes escenarios e imagina cómo te comportarías.

Tienes dolor y tratas de transmitirlo a los demás, pero ellos no te entienden. Intentan adivinar por qué lloras y gritas, pero no pueden. Deciden que simplemente te estás “portando mal” y te ignoran. Tu dolor empeora. ¿Cómo te comportarías?

Estás en el colegio, tratando de hacer tu trabajo. Los susurros de los otros niños lastiman tus oídos. Les dices que se callen pero te ignoran y se ríen de ti. Les preguntas un poco más enérgicamente. Tu profesor/a te escucha y te castiga por hablar. Puedes sentir enojo por ser tratado injustamente y te inunda dentro de ti. ¿Cómo te comportarías?

Estás en tu casa. Puedes escuchar a tus padres discutiendo. Te culpan por todos los problemas en su matrimonio. En tu cara dicen que te quieren pero ya no les crees. Dicen que te aceptan pero no te sientes aceptado. ¿Cómo te comportarías?

Estás molido/a por la sociedad. por la sociedad. Donde quiera que mires, todo lo que lees, la gente dice que tú y otros como tú son un problema. Eres constantemente menospreciado/a y otros. Tu ansiedad como resultado es muy alta. ¿Cómo te comportarías?

Estás increíblemente ansioso por cómo te tratan los demás. Te das cuenta de que tocarte la piel o morderte las uñas te alivia, ya que te distrae de tu angustia. Deseas detenerte ya que tu piel ahora está sangrando y adolorida. Y, sin embargo, no puede porque su ansiedad no ha disminuido. Te ponen en “terapia conductual” debido a tus “comportamientos autolesivos”. No hacen nada para aliviar su ansiedad y, de hecho, la empeoran. ¿Cómo te comportarías?

Los comportamientos autistas “desafiantes” no son “causados ​​por el Espectro Autista”. Son una respuesta muy humana al estrés extremo. Todos los humanos en ese tipo de estrés exhibirán estos comportamientos exactos. Nuestros comportamientos reflejan nuestras emociones. Si exhibimos comportamientos “desafiantes” es porque estamos encontrando algo en nuestras vidas muy desafiante. Igual que cualquier otra persona.

Si las personas en el Espectro Autista se comportan de una manera que no te gusta, no culpes al “Espectro Autista”. Culpar a “ser humano”. A menos que, por supuesto, no pienses que las personas en el Espectro Autista son seres humanos.

Fuente: AutisticZebra. (2020). Autistic Behaviours are Human Behaviours. AutisticZebra. Recuperado de (https://autisticzebra.wordpress.com/2020/02/12/autistic-behaviours-are-human-behaviours/?fbclid=IwAR3mvClKHrAdcntQuSKDJ9ypj4ThzyRSiYm2kpT2ROFd4zZGfTh8WTffLoQ). Traducido por Maximiliano Bravo.

Higiene Y Presentación Personal En El Espectro Autista

A medida que los niños en el Espectro Autista entran en la pubertad, las hormonas comienzan a funcionar, y eso puede ser un problema cuando se trata de estar limpios y presentables.

El gran problema es que tenemos dos tipos de glándulas sudoríparas. Las glándulas ecrinas están sobre nosotros y producen sudor limpio, relativamente inodoro. Sin embargo, en la adolescencia, nuestras glándulas apocrinas se ponen en marcha: estas glándulas, ubicadas principalmente en las axilas y la ingle, producen el tipo de sudor que asociamos con olor corporal. Un/a adolescente que no se lava es, para decirlo sin rodeos, un/a adolescente maloliente, y un/a adolescente maloliente tendrá dificultades para hacer amigos. Y desafortunadamente, este puede ser un proceso difícil de comprender para un/a adolescente en el Espectro Autista.

No todos los niños en el Espectro Autista tienen problemas con la higiene y la presentación personal, pero no es inusual, especialmente aquellos con necesidades menos complejas. ¿Que esta pasando? Algunos de los problemas son físicos y otros son sociales, pero no te preocupes, hay formas de lidiar con ambos.

I) Problemas sensoriales

Para un/a adolescente en el Espectro Autista, mantenerse limpio/a puede ser sorprendentemente incómodo. Aquí hay algunos problemas comunes, junto con posibles soluciones.

Problema: Tacto. Algunos niños en el Espectro Autista tienen piel muy sensible. La sensación del agua rociada de la ducha, un chorro frío de desodorante, el rechinar de las tijeras de peluquería, el pinchazo del cabello recortado que cae sobre la piel, las cerdas de los cepillos de dientes en dientes y encías sensibles: todo esto puede sentirse más incómodo que solo mantenerse sucio

Soluciones:

  • Prueba los baños en lugar de las duchas y mantén los cambios de temperatura al mínimo. Por ejemplo, mantén la temperatura de la habitación y la temperatura del agua aproximadamente, y quizás calienta las toallas.
  • Prueba con un champú y acondicionador 2 en 1: eso reduce la cantidad de frotamiento en el cuero cabelludo.
  • Usa lentes para proteger sus ojos del champú y el agua.
  • Los desodorantes roll-on son menos impactantes para la piel que los aerosoles.
  • Un cepillo de dientes eléctrico o uno con cerdas más suaves podría ser más fácil para la boca.

Problema: Olores. Un olor fuerte puede ser agobiante para alguien en el Espectro Autista. Si tienes un champú de cítricos o una pasta de dientes de menta, podrías removerlos del baño.

Soluciones:

  • Pruebe diferentes marcas de pasta de dientes y champú para ver cuáles prefieren.

Problema: Sabores. Probablemente no deberías comer la mayoría de los productos de higiene, pero la pasta de dientes es un problema. Más que eso, el sabor del agua en el grifo del baño podría estar causando un problema.

Soluciones:

  • Prueba diferentes pastas dentales. Las pastas dentales para bebés suelen tener un sabor más suave, por ejemplo. (Habla con tu dentista sobre esto. Las pastas dentales para bebés tienden a tener niveles más bajos de fluoruro que las marcas para adultos, por lo que no son ideales, pero si los sabores para adultos son realmente intolerables, entonces la pasta de dientes para bebés es mucho mejor que nada)
  • Si tu hijo/a puede beber agua de otros grifos de la casa, traiga un poco en una jarra o vaso. También puedes probar con agua filtrada o mineral para ver si son mejores. Escupir el exceso de pasta dental sin enjuagar también es una opción razonable.

Problema: Audición. El sonido del agua corriendo podría estar lastimando los oídos de su hijo o hija, o, alternativamente, podrían amarlo absolutamente e inundar el baño cuando le dé la espalda. También pueden estar molestos por el sonido de las tijeras de peluquería o una maquinilla de afeitar eléctrica.

Soluciones:

  • Toma un baño o llena el fregadero, y solo llama a tu hijo/a cuando esté listo/a.
  • Si necesitan correr agua sin ti, permítales usar auriculares con cancelación de ruido.
  • Para un piso, es posible que deba colocar un candado en la parte superior de la puerta del baño. A largo plazo, probablemente debería considerar las intervenciones conductuales para desalentar esto.
  • Experimenta con tijeras o maquinillas de afeitar de seguridad en lugar de las eléctricas.

Problema: Propiocepción. El Espectro Autista puede afectar su sentido del equilibrio y su capacidad de sentir lo que hace su cuerpo. Si no está seguro de su equilibrio, estar en una bañera resbaladiza da miedo.

Soluciones:

  • Algunos niños en el Espectro Autista prefieren lavarse en un lavabo o usar la ducha inclinada sobre la bañera. Si se mantienen limpios y esto funciona para ellos, una actitud de “Si no está roto, no lo arregles” puede ser todo lo que necesitas aquí.
  • Una silla que les permita sentarse en la ducha puede sentirse más segura. (Suponiendo que sea bueno y estable).
  • Para problemas de equilibrio más leves, podrían ser útiles los adhesivos antideslizantes en la bañera. Los lugares más fáciles para encontrar ayudas como estas son las tiendas en línea para personas discapacitadas y personas mayores.
  • Una alfombra de baño confiable en el piso puede evitar resbalones al salir de la bañera o la ducha.

II) Problemas de comprensión social

Para las personas que no están en el Espectro Autista, la idea de cómo nos vemos y olemos envía un mensaje a otras personas parece bastante obvia. Sin embargo, cuando un/a adolescente en el Espectro Autista, es posible que simplemente no se le haya ocurrido.

Desafortunadamente, los adolescentes en el Espectro Autista también son propensos a perderse las señales sociales más sutiles: una cara irónica o un comentario sarcástico simplemente pueden pasarlos por alto. De esta manera, sin darse cuenta, pueden dar la impresión de que no les importa cómo se encuentran o si su olor molesta a las personas, lo que hace que sea más difícil hacer amigos. Los adolescentes neurotípicos a menudo aún no han desarrollado la empatía y las habilidades sociales para ser amables con esas cosas, y un adolescente con mala higiene personal y/o malas habilidades de presentación es muy vulnerable al acoso escolar.

¿Qué hacer al respecto? Algunas ideas incluyen:

  • Tenga una rutina visual que cubra la limpieza durante todo el día. (Por ejemplo: mañana: lávese los dientes, báñese, póngase ropa limpia …) Si la rutina es particularmente útil para tu hijo/a, es posible que desee establecer momentos particulares del día para esto, aunque tenga cuidado con el posible estrés que podría vengan si no pueden hacerlo debido a interrupciones en el colegio, por ejemplo.
  • Tenga otra rutina visual que cubra cambiarse y lavar la ropa. Es posible que desee incluir factores tales como: cuántas veces usa cada tipo de prenda antes de ponerla en el cesto (por ejemplo, calzoncillos una vez, calcetines una vez, camisa dos veces); ‘Día de lavado’ cuando la ropa se lava; el proceso de poner la ropa en la lavadora, sacarla, secarla, plancharla, doblarla y guardarla; qué hacer si la ropa se ensucia antes del final del día. Si tu hijo/a puede lavar su propia ropa dependerá de la persona, pero trabaje con el hábito de mantener la ropa lavada en lugar de usar la misma cosa día tras día.
  • Divida las tareas de higiene personal en un conjunto de pasos para que sea más fácil de recordar, por ejemplo, use loo, rubor, pantalones, lavado de manos, manos secas. El uso de imágenes puede hacer que esto sea mucho más fácil de seguir para tu hijo/a.
  • Ten a mano kits de higiene para cada rutina, por ejemplo, una caja para el cepillo de dientes y la pasta, otra para el jabón y la toalla, y así sucesivamente. Puede incluir imágenes de estos en la rutina visual.
  • Usa un espejo para mostrarle a su hijo/a cuando están sucios. Puedes usar esto para el cuerpo: ‘Mira, tienes comida en la cara. Es hora de ir a lavarse “. O para la ropa.” Tienes pintura en el jersey. Necesita cambiar a uno limpio “.
  • Demuestra cómo hacer las cosas. Cuando se trata de cosas como ducharse, puede ser un poco incómodo para su modestia, y es posible que prefiera que un padre o cuidador del mismo sexo lo haga; sería más fácil que tu hijo/a lo siguiera de todos modos cuando se trata de cosas como mantener sus partes privadas limpias, pero si hay una gran cosa acerca de los niños en el Espectro Autista es que no van a pensar que eres raro o inapropiado por hacerlo. (Sin embargo, es posible que desee explicarle al médico de cabecera, trabajador social u otra autoridad confiable que está haciendo esto, en caso de que tu hijo/a lo mencione y alguien tenga la impresión equivocada).
  • Establece un temporizador para que la limpieza y el cuidado personal no se apresuren ni se alarguen.
  • Usa historias sociales para ayudar a tu hijo/a a entender por qué es importante. (Una historia social es una explicación, escrita en primera persona, que imparte una lección necesaria. Así, por ejemplo: cuando no me ducho regularmente, me veo sucio y huelo mal. Esto incomoda a la gente y no quiero hablar conmigo. Puedo ducharme todos los días y luego me veré limpio y oleré bien. La gente estará contenta conmigo y me sentiré orgullosa porque me estoy cuidando bien.)
  • Al explicar las reglas, no te olvides de incluir otros comportamientos que podrían estar bajo el título de “sucios” a posibles agresores o depredadores. En público, cosas como tirarse pedos, hablar sobre orinar o defecar, o quitarse la ropa en público no son nada, y esto puede necesitar una explicación detallada.
  • Habla con el colegio de tu hijo/a y vea si pueden organizar alguna capacitación útil en habilidades sociales.

III) Chicos y chicas

Los niños y las niñas tienen necesidades diferentes cuando se trata de la pubertad, y aunque algunos de nosotros podemos sentirnos incómodos al hablar de ellos, es mejor superarlo y ser claros para que tu hijo/a esté bien equipado para lidiar con las cosas.

Consejos Para Los Chicos:

  • Enséñale sobre los sueños húmedos; si no lo haces, existe la posibilidad de que piense que mojó la cama y se asuste o se avergüence de decírtelo. Hazle saber que es normal, asócialo con cosas reales como el crecimiento de vello corporal y la estatura, y enséñale qué hacer cuando sucedan, por ejemplo, cambiar sábanas o ropa interior y lavar sus partes privadas. Es posible que desee utilizar imágenes para explicar todo esto. Tu hijo no tiene control sobre si tiene no tiene sueños húmedos, por lo que es mejor estar lo más libre de vergüenza y calmado posible: dejar en claro que no son malos pero que son privados, y centrarse en cómo manejarlos apropiadamente.
  • Dé algunos consejos sobre cómo lidiar con las erecciones no deseadas, por ejemplo, quédese sentado y espere a que pase, o cubra su entrepierna con libros o una chaqueta para ocultarla. También puede buscar calzoncillos que le queden bien; las erecciones son menos obvias con los calzoncillos que con los pantalones holgados, pero dale libertad para elegir lo que sea cómodo. Es posible que necesite que deje en claro que necesita mantener las erecciones discretas en público para evitar atraer la atención negativa.
  • Ayúdale a aprender a afeitarse. Una imagen de la cara que muestre qué partes afeitarse puede facilitarle las cosas. Programe fechas en el calendario, permítale ver cómo se afeita un hombre mayor para que pueda tener la idea y apoyarlo mientras practica. Si se va por la borda con la crema de afeitar, los paquetes de viaje pueden ser útiles. Si tiene problemas sensoriales que hacen que una afeitadora eléctrica sea demasiado desagradable para él, habla con un terapeuta ocupacional: una navaja de afeitar o un manguito universal de afeitar podría ser más fácil de manejar.

Consejos Para Las Chicas:

  • El gran problema de higiene con las chicas es la menstruación. Muchas chicas encuentran que esta es un área de ansiedad significativa, estén o no estén en el Espectro Autista, por lo que probablemente sea una buena idea enseñarle a tu hija los conceptos básicos antes de que llegue su primera menstruación. De esa manera, comprenderá que es normal y que no está “sangrando” porque está herida.
  • Un calendario mensual visual puede ser una buena manera de hacerle saber cómo predecir su período, aunque también debe explicarle que la menstruación pueden ser irregular cuando comienza. Puede poner uno en la casa o hay calendarios de menstruación que puedes descargar en un tablet o smartphone.
  • Cuando se trata de lidiar con el flujo, las opciones son compresas, tampones o copas menstruales; a tu hija le gustaría elegir su propio contenedor discreto para guardar sus cosas. Las almohadillas requieren menos destreza motriz fina para manejar, por lo que si eso es un problema para tu hija, entonces podrían ser una opción más fácil, pero si su flujo es particularmente pesado o ella tiene otras afecciones médicas alrededor de su ciclo menstrual, una buena idea es hablar con el médico de cabecera.
  • Otro tema importante para las chicas es comenzar a usar sostén. La sensación puede llevar algo de tiempo acostumbrarse, especialmente si una chica tiene piel sensible, por lo que un buen plan es acostumbrarla a usar algo debajo de la ropa, como un sostén de entrenamiento o una camiseta sin mangas, antes de que se desarrolle hasta el punto de necesitar Un sostén completo. Una vez que vaya a comprar uno, busque una tienda que haga accesorios profesionales: la comodidad es clave aquí, por lo que lo que está buscando es algo que evite cosas como el encaje con picazón y los aros, y que encaja bien. Los sostenes pueden sudar, por lo que es posible que desees tener un horario visual para recordarle a su hija que se cambie el sostén y lave el sucio cada par de días.

La higiene y la presentación personal son áreas sensible en nuestra sociedad, y pueden ser difíciles de dominar para los adolescentes en el Espectro Autista. Sin embargo, con paciencia, apoyo y un rechazo constante a la vergüenza, puedes ayudar mucho a tu hijo/a, y el resultado podría ser una vida social mucho más segura y feliz.

Fuente: (2017). Hygiene. Ambitious About Autism. Recuperado de (https://www.ambitiousaboutautism.org.uk/understanding-autism/health/hygiene). Traducido por Maximiliano Bravo.

¿Por Qué Mi Hijo/a O Pareja En El Espectro Autista Le Molestan Ciertos Ruidos?

¿Alguna vez ha estado caminando en algún lugar con tu hijo/a o tu pareja, cuando de repente escuchan un cierto ruido e inexplicablemente comienzan a llorar? Tal vez no sea solo un sonido, tal vez son múltiples cosas que parecen estar molestos. Sin embargo, parece que no entiendes lo que tanto les molesta.

¡Bueno, estoy aquí para dar una idea de lo que puede estar pasando por sus mentes!

Por ejemplo, ir en autobús puede ser una experiencia sensorialmente invasiva para una persona en el Espectro Autista. Por mucho que disfruten el viaje en sí, rompen a llorar en el momento en que el autobús comienza a frenar. Sus padres o su pareja eventualmente comenzaron a notar un patrón, y eventualmente le cubren sus orejas cada vez que el autobús comienza a detenerse.

Tan pronto como se detiene el autobús, el motor emite un sonido que, aunque normalmente pasaría desapercibido para la mayoría de las personas, escucharlo es terriblemente doloroso para una persona en el Espectro Autista.

Esto se debe a que las personas en el Espectro Autista procesan el sonido de manera muy diferente para la mayoría de las personas. Lo que puede pasar desapercibido para la mayoría, puede ser una distracción dolorosa para las personas en el Espectro Autista.

Imagina el cerebro típico. Escucha sonidos, pero generalmente es capaz de filtrar cualquier ruido innecesario para enfocarse, y se enfoca solo en los sonidos más importantes. Sin embargo, es más probable que el cerebro de una persona en el Espectro Autista tenga dificultades para hacerlo. Las personas en el Espectro Autista a menudo no pueden filtrar los sonidos que la mayoría bloquean.

De repente, estamos escuchando tantas cosas a la vez. Esto puede volverse demasiado difícil de manejar, y puede resultar en que la persona tenga una crisis, llore, se cubra las orejas o simplemente se quede congelada en su lugar.

¿Qué puedes hacer para ayudarlos?

I) No lo cuestiones, incluso si no lo entiendes: Uno de los problemas más comunes que enfrentan las personas en el Espectro Autista cuando se trata de problemas sensoriales es que las personas se niegan a creer que existe un problema, simplemente porque nadie más lo está experimentando. Incluso si no entiendes, escúchalas y tómalas en serio.

II) Aprenda a qué sonidos es más probable que reaccionen: Si están llorando debido a cierto sonido, no será algo excepcional. Incluso si no pueden hablar, ve si puedes encontrar una conexión para resolver qué sonidos pueden resultarles molestos.

III) Si necesitan irse a otro lugar, déjalos: No hay nada peor que luchar en un determinado lugar o evento y no poder salir. Por ejemplo, si están en un evento social, asegúrese de que sepan que pueden irse si es necesario, o que vayan a una zona tranquila para calmarse.

IV) Permítales usar auriculares con cancelación de ruido o protectores auditivos: Los auriculares con cancelación de ruido pueden ser una de las mejores cosas para darle a una persona en el Espectro Autista. Si bien, por supuesto, no cancelará otros problemas sensoriales, al menos hará que los sonidos sean mucho más fáciles de procesar y manejar.

V) Déjalos que hagan estereotipias si son seguras: Las estereotipias son acciones repetitivas que muchas personas en el Espectro Autista hacen para expresar emociones o para hacer frente a situaciones estresantes. Si hacen estereotipias como mecanismo de afrontamiento, no tiene nada de malo, siempre y cuando las esterotipias en cuestión sean seguras.

¿Tienes alguna otra pregunta? ¡Déjelos en los comentarios y trataré de comunicarme lo antes posible!

Fuente: Sbrocksman. (2019). Why is my autistic child or partner getting upset over certain noises? Autistic Questions. (https://autisticquestions.com/2019/12/28/why-is-my-autistic-child-or-partner-getting-upset-over-certain-noises-an-autistic-persons-perspective/?fbclid=IwAR0oHglzs5S96gZdQPoh6mgRSaQVk9yaK44mWz0OhKlWYnVvFM-DrvcZuxg). Traducido por Maximiliano Bravo.

Las Personas En El Espectro Autista No Son “Mañosas” Con La Comida, Son Comedores Sensorialmente Selectivos.

Los padres con niños en el Espectro Autista a menudo dicen que son “mañosos” con la comida. Sin embargo, las personas en el Espectro Autista con sensibilidades sensoriales o aversiones a ciertos sabores y texturas específicas no son mañosas, son comedores sensorialmente selectivos. Pueden ser “mañosas” en el sentido de que pueden tener una dieta muy limitada debido a muchos alimentos que rechazan debido a que tienen sabores o texturas tan asquerosas (para ellos) que no están dispuestos a comerlos. Sin embargo, decir que una persona en el Espectro Autista es “mañosa” tiene la suposición subyacente de que serlo es solo una fase de la que crecerán, o que eventualmente se comerán lo que hay en el plato.

¿Qué son las sensibilidades sensoriales? Las personas en el Espectro Autista pueden no filtrar la información sensorial de la misma manera que lo hace una persona neurotípica. Eso significa que ciertos entornos ocupados con luces brillantes o sonidos fuertes pueden ser abrumadores para las personas en el Espectro Autista y causar sobrecarga sensorial. Pero algo de lo que no se habla tanto con respecto a los problemas sensoriales es con respecto a los alimentos, que es cuando las personas en el espectro Autista son hipersensibles a los detalles de los alimentos, incluidos sus colores, los sabores y las texturas. Algunas personas en el Espectro Autista usan esto para su ventaja, tienen paladares increíbles y son chefs y panaderos. Otras personas en el Espectro Autista pueden no tener las habilidades de función ejecutiva que son necesarias para planificar y cocinar comidas complejas.

Esto también significa que un alimento que es “asqueroso” para una persona neurotípica lo es aún más para una persona en el Espectro Autista con sensibilidades extremas a los sabores, olores y texturas. Un/a niño/a en el espectro Autista puede sentir nauseas incluso al mirar u oler una comida que no le gusta. Los padres a veces interpretan sus crisis como “berrinches” y ellos “siendo difíciles” o “siendo malcriados” por no querer probar una nueva comida. Pero los niños en el Espectro Autista que no quieren comer alimentos no los rechazan por falta de respeto a sus padres, sino porque realmente no quieren comer algo tan desagradable para ellos. Si alguien te obliga a comer algo que no quieres comer, algo que encuentras increíblemente poco apetitoso, ¿no te sentirías molesto/a también? Los padres deben respetar cuando sus hijos en el Espectro Autista se niegan a comer algo, y no tratar de obligarlos a comer algo que no quieren comer.

Las terapias que tienen como objetivo cambiar los comportamientos de los niños en el espectro Autista también pueden tratar de cambiar su dieta. En la superficie, no parece tan malo intentar expandir la dieta de una persona en el Espectro Autista. Sin embargo, obligar a las personas en el Espectro Autista a comer alimentos que les sean asquerosos es tan abusivo como obligar a las personas en el Espectro Autista a suprimir cualquiera de los rasgos que las hacen únicas. Existen terapias cuestionables que les restringen el acceso a sus comidas favoritas a las personas en el Espectro Autista hasta que logren un comportamiento deseado, lo cual es increíblemente abusivo, especialmente si esa comida es la única que comerán. Hay terapias que animan a los padres a dejar que sus hijos en el Espectro Autista se mueran de hambre para que eventualmente coman los alimentos que se niegan a comer. La mayoría de las personas no dejarían que los niños neurotípicos sufriera este abuso de nadie, entonces, ¿por qué se normaliza esto para los niños en el Espectro Autista?

Si los padres están realmente preocupados por la alimentación de sus hijos en el Espectro Autista, en lugar de obligarlos a comer alimentos que no quieren comer en casa o mediante terapias, primero deberían ver a un médico. Tal vez haya un multivitamínico insípido que se pueda usar para ayudar a llenar los vacíos de deficiencias de nutrientes de una dieta limitada sin los sabores y texturas fuertes asociados con diferentes alimentos, o un alimento que sea significativamente similar a algo que ya está en la dieta de una persona en el Espectro Autista que pueda proporcionar más vitaminas o nutrientes. Los padres deben explicar cuáles son sus preocupaciones, incluido que solo quieren que su hijo/a en el Espectro Autista esté sano, pero también feliz y no angustiado por las sensibilidades sensoriales con respecto a su dieta.

También existe un estigma con adolescentes y adultos en el Espectro Autista que que comen “comidas para niños”, que comen las mismas comidas de manera repetitiva o que tienen una dieta limitada debido a sus sensibilidades sensoriales. A algunos preadolescentes y adolescentes en el Espectro Autista se les dice que ya están “grandecitos” para seguir con su dieta muy limitada, y que sus necesidades sensoriales se desprecian con mayor frecuencia mientras crecen. Esto se convierte en el estigma de los adultos en el Espectro Autista que se sienten avergonzados cuando salen con amigos y piden la misma comida mientras que sus amigos piden comidas más sofisticadas, y temen que otros les digan “prueba algo diferente” o se burlen de ellos por no comer una variedad más amplia de alimentos. Si eres un adulto en el Espectro Autista y comes nuggets de pollo y papas fritas y no mucho más, está bien. Si tu eres un adulto en el Espectro Autista con una dieta más amplia, también está bien. No te sientas estigmatizado/a si no ordenas la misma comida que tu amigos y come sin pedir disculpas y sin vergüenza.

Se espera que las personas en el Espectro Autista cambien y amplíen completamente sus dietas es solo otra forma en que se espera que acomoden a las personas neurotípicas. Nunca digas que un/a niño/a en el Espectro Autista que no comerá un alimento específico está siendo “demasiado terco/a”. Respeta las decisiones de una persona en el Espectro Autista de no comer un alimento específico o de comer el mismo alimento que ha comido una y otra vez. . Las personas en el Espectro Autista con aversiones sensoriales a la comida no son “mañosas”, son comedores sensoriales selectivos y sus necesidades sensoriales deben tratarse con dignidad y respeto.

Fuente: Crosman, C. (2019). I’m Not A “Picky Eater,” I’m A Sensory Eater. In The Loop About Neurodiversity. Recuperado de (https://intheloopaboutneurodiversity.wordpress.com/2019/04/20/im-not-a-picky-eater-im-a-sensory-eater/?fbclid=IwAR2qa4Vt4DZF7U7v1ota_-z54m9HSEt9ms89Goa8gk57XCz1OPM82lwtY-8). Traducido por Maximiliano Bravo.

Ser Una Persona En El Espectro Autista Es Como Visitar Otro País

Una de las preguntas más comunes que reciben las personas en el Espectro Autista es: “¿Cómo es?” No es algo fácil de explicar en una sola oración, pero el título de este artículo es una respuesta aceptable.

Ser una persona en el Espectro Autista significa ver el mundo de manera diferente. Imagina estar perdido en una ciudad extranjera y no poder hablar o entender el idioma. No sabes casi nada de esta ciudad, pero parece un poco “extraña” y tienes una perspectiva completamente diferente de la de los habitantes que llaman hogar a la ciudad. No estás en la misma onda que las personas que viven allí; no puedes entender una palabra de lo que dicen. No puedes entender que podrían estar haciendo una pregunta retórica, no estás seguro de si están usando sarcasmo o no, y te sientes incómodo al acercarte a alguien.

La ciudad es mucho más rápida que donde vives. Las calles son agitadas y son mucho más ruidosas y un poco abrumadoras. No estás acostumbrado a estar en un lugar tan ruidoso. Te hace sentir un poco ansioso y nervioso, siempre buscando una ruta de escape. Solo quieres irte; es demasiado con lo que lidiar. Los puestos cercanos venden comida exótica. La comida no es atractiva; el olor es intenso y no puedes entender por qué la gente lo ama tanto. Mucha gente te pasa. Está increíblemente lleno de gente, y cuando las personas te cepillan el hombro, la tela que usan te hace encogerse. Los colores que ves son odiosamente brillantes y las luces son cegadoras. No entiendes por qué la luz aquí debe ser tan brillante; Tensa la vista.

Sigues caminando por la ciudad, sin saber exactamente qué hacer. No entiendes la cultura. Es difícil de entender y los gestos con las manos significan algo completamente diferente para ellos. Las personas parecen tener diferentes intereses y estilos. La mayoría de las tiendas no te interesan. Su idea de moda / estilo es difícil de entender, y sabes que si usaras ropa como esa, la tela sería molesta y te sentirías extraño.

Otras tiendas muestran una variedad de cosas en la ventana, como registros y libros. Has oído hablar de los discos, pero tu gusto es más variado o solo puedes disfrutar de un género. Si le dijeras a la gente lo que disfrutaste, se sorprenderían y no sabrían el nombre de los artistas. Puede tener un artista favorito y estar muy obsesionado con su música; Usas su música como un estímulo de audio. Los sonidos de audio son reconfortantes para usted y lo hacen sentir relajado.

Estás deambulando cuando una tienda te llama la atención de inmediato. Puede ver uno de sus intereses especiales en la ventana: tal vez sean modelos de aviones, pulseras extravagantes, maquillaje o animales. Entras y enseguida te sientes a gusto, además de un sentido de pertenencia en esta extraña ciudad. Esta tienda no contiene más que cosas relacionadas con su interés especial. Te sientes feliz y no puedes evitar quedarte paralizado mientras asimilas todo.

Otras personas a tu alrededor también se sienten cómodas aquí, y a nadie parece importarle que te muevas el pelo alrededor de un dedo, juguetees con objetos de exhibición o tambores tus dedos en un estante de madera. Las personas parece sentirse atraída por ti porque eres diferente. Sorprendentemente, una persona entiende tu idioma y cultura. Hablan con fluidez y parecen comprender tu mundo.

Fuente: H. N, Paige. (2019). How Being Autistic Is Like Visiting Another Country. The Mighty. Recuperado de (https://themighty.com/2019/10/what-being-autistic-feels-like/?fbclid=IwAR1OPWqDP_cx646_QJ-WgpjdvP3vZNcXBUao8mQjrtoRHNPc3ewtckm-gtY). Traducido por Maximiliano Bravo.

Colapsos Vs. Bloqueos: ¿Cuál Es La Diferencia?

Todos experimentamos estrés. Algunos de nosotros lo experimentamos a diario, mientras que otros pueden experimentarlo con menos frecuencia. Las personas en el Espectro Autista no son diferentes; se enfrentan a desafíos y estresores diarios como el resto de nosotros. Las personas en el Espectro Autista a menudo tienen “desencadenantes del estrés” más sensibles a los estresores ambientales que pueden empujar a una persona a un colapso peligroso (o bloqueo) en los momentos en que el estresor los afecta. Ahora, quiero discutir las semejanzas y diferencias entre estos dos comportamientos comunes asociados con el Espectro Autista.

Colapsos Vs. Bloqueos: Semejanzas y Diferencias

I) Colapsos (externamente): La mayoría de los padres o cuidadores de personas en el Espectro Autista han experimentado los comportamientos asociados con los colapsos. Los comportamientos de cada persona son diferentes; algunos gritan y patean el suelo. Algunos se rascan, lloran y muerden. Algunos desarrollan conductas autolesivas, mientras que otros intentan atacar a los demás. Las duraciones de las colapsos también son diferentes. Algunos duran solo unos minutos, mientras que otros duraron más de 2 horas. Si tú eres padre o cuidador de una persona en el Espectro Autista, una vez que hayas visto una colapso, dejará huella en tu cerebro para siempre. Y cada colapso que hayas presenciado atravesará tu corazón al desear poder remover el malestar que están sintiendo y experimentando. El único elemento común con las colapsos es la sobrecarga sensorial. Piensa en los colapsos como la sobrecarga sensorial que se experimentan externamente, o la primera cara de la moneda.

¿Cómo responder a un colapso?

  • Protegerlos inmediatamente del peligro, las conductas autolesivas o las agresiones a los demás.
  • Saber qué apoyos sensoriales específicos necesitan. (Ej: Reducir la iluminación o el ruido ambiental).
  • Mantener la calma.
  • Retirar cualquier elemento que pueda usarse para autolesionarse o agredir
  • Limitar la comunicación y las indicaciones verbales.
  • Permitirles tiempo suficiente para regular su energía y calmarse.

II) Bloqueos (internamente): Los bloqueos son menos notables y se ven con menos frecuencia que los colapsos. Los bloqueos se pueden resumir como la segunda cara de la moneda. La misma moneda; Dos resultados diferentes. Con un bloqueo, el niño todavía experimenta una sobrecarga sensorial percibida a un desencadenante ambiental. El mismo desencadenante que causó un colapso externo en las personas en el Espectro Autista, puede causar un bloqueo interno en otro. Los bloqueos se pueden definir como el cerebro de una persona que entra en un modo protector de pantalla, donde se “apaga” momentáneamente. Las personas que experimentan un bloqueo sensorial a menudo parecen inmóviles; pueden recostarse en una posición y no moverse ni parpadear. Es posible que no escuchen sus nombres y no puedan responder. Estas personas en medio de un bloqueo a menudo se aislan del mundo exterior, encerrándose en sí mismas para su comodidad, en un esfuerzo por calmarse y eliminar lo que sea que les haya causado estrés. Para los observadores (incluidos los profesionales), estos puede parecer una evitación, como si las personas en el Espectro Autista ignoraran deliberadamente las indicaciones o directivas o tratara deliberadamente de evitar una tarea o algo en su entorno. Algunos bloqueos incluso pueden pasar completamente desapercibidos, especialmente si la persona tiene limitaciones cognitivas significativas o no es hablante. Conocer el historial de comportamiento de la persona es fundamental para abordar e intervenir con los bloqueos.

¿Cómo responder a un bloqueo?

  • Protegerlos inmediatamente del peligro, las autolesiones o las agresiones a los demás.
  • Comprender qué apoyos específicos necesitan (tiempo a solas para retirarse y recuperarse)
  • Proporcione un ambiente tranquilo (voz suave, comunicación limitada, tacto suave)
  • Proporcionarles sus objetos calmantes favoritos para ayudarlos a reducir la ansiedad.

Fuente: Tanasugarn, A. (2017). Meltdown vs. Shutdown: Whats the difference? The Autism Analyst. Recuperado de (https://www.theautismanalyst.com/blog-post/meltdown-vs-shutdown-whats-difference/). Traducido por Maximiliano Bravo.