4 Frases que No Decir Acerca de Tu Trabajo Si Quieres que Tus Hijos Desarrollen Una Buena Ética Laboral en el Futuro

Ya sea que ames u odies tu trabajo, lo que digas sobre él puede cambiar la forma en que tus hijos ven sus futuras carreras.

Los niños están naturalmente interesados ​​en lo que sus padres hacen todo el día. Las conversaciones sobre el trabajo pueden ser una gran oportunidad para acercarse y compartir sus valores.

Desafortunadamente, estas conversaciones son difíciles de hacer bien. “El mayor error que veo que las personas cometen es darles a sus hijos la creencia fundamental de que el trabajo es una gran carga”, dice Deborah Gilboa, una doctora y experta en paternidad. “Desearían no tener que ir, por supuesto que no les gusta, o incluso más, que a nadie le guste”.

El problema con eso es que “me gustaría que todos mis hijos trabajen como adultos. Creo que la mayoría de nosotros lo haría “, dice ella. Si deseas que tus hijos vean el trabajo como “lleno de opciones y posibilidades de hacer algo realmente bueno”, aquí hay cuatro frases para evitar.

I) “Tengo que ir a trabajar”: Si tus hijos están lloriqueando por pasar un tiempo lejos de usted, es tentador decir que “tienes” que ir a trabajar, o que alguien tiene que mantener un techo sobre sus cabezas. Pero la verdad es que “siempre es una opción”, dice Gilboa. No importa cómo está tu situación financiera, probablemente podrías resolver algo. Más importante aún, no quieres enseñarle a tus hijos que tú eres una víctima y que no tendrán voz ni control sobre sus vidas adultas.

Entonces, cuando hables con tus hijos, explícales la multitud de razones por las que trabajas. “Algo de eso tiene que ver con el dinero, y es totalmente razonable señalarlo a nuestros hijos”, dice ella. Trabajas para poder costear algunas de las actividades que disfrutan. Lo más probable es que también te gusten algunas partes de tu trabajo. Puedes decirles a tus hijos que disfrutas pasar el tiempo con ellos y disfruta lo que hace para ganarse la vida. Los dos no tienen que estar en en conflicto. Finalmente, puedes decirles a tus hijos que “ir a trabajar es cómo los adultos hacen del mundo un lugar mejor”, dice Gilboa. Por supuesto, no todos son bomberos, profesores o alguna otra profesión en la que la conexión sea obvia. Pero todos los trabajos tienen algún significado. Si trabajas en servicios al cliente, podrías explicarles a tus hijos que “hoy tuve la oportunidad de interactuar con 167 personas y traté a cada una de ellas con respeto”.

II) “¡Odio mi trabajo!”: Está bien si no te gusta tu trabajo. “Es probable que mis hijos estén en una situación en la vida de tener un trabajo que no les gusta”, dice Gilboa. La clave es asegurarte de que sepan lo que estás haciendo para mejorar tu situación. Compartir tus dificultades es la forma en que les enseñas a tus hijos la capacidad de resiliencia, y las dificultades laborales son mucho mejores para compartir con tus hijos que, por ejemplo, los problemas matrimoniales.

“El trabajo es un gran lugar porque no es una amenaza para la unidad familiar, pero los niños ven que todos tienen luchas, desafíos, frustraciones, aburrimiento y fracasos”, dice. ¿Tiene la intención de hablar con su jefe sobre su carga de trabajo? ¿Cómo estás navegando tus relaciones con colegas? ¿Está tomando una clase nocturna que te ayudará a moverse a un rol diferente, o estás buscando un trabajo diferente? Todas estas son excelentes formas de hablar sobre cómo estás navegando en una situación no tan perfecta, mientras les das a tus hijos la confianza de que también pueden hacerlo.

III) “(X) es un idiota”: Chismear sobre tus colegas es una mala idea por dos razones. Primero, “Nada está fuera de juego con nuestros hijos”, dice Gilboa. No tienen filtros, y es muy probable que tu hijos se encuentren con tu colega en algún momento y anuncies: “¡Oh, esta es la persona que tú dices que huele muy mal!” Segundo, “Estamos modelando para ellos el tipo de relaciones que nosotros queremos que tengan “. No tienes que ser amigo de todo el mundo, pero no hay nada que ganar tratando mal a los demás en la oficina o en el patio de recreo.

IV) El viernes será un bonito día, entonces faltaré al trabajo. Aún me quedan unos días de vacaciones extra: No hay nada de malo con tomarse un descanso cuando lo necesitas. Debes modelar límites saludables con tus hijos. Pero poner excusas o ser deshonesto para evitar conflictos o hacer algo que no quieres hacer envía un mal mensaje. “No modeles una mala ética laboral para tus hijos y luego des un giro y desees que piensen lo contrario”, dice Gilboa. Lo siguiente que sabes es que tus hijos sugerirán que simplemente le digan al profesor que el computador tuvo un virus para no hacer sus tareas. Y sabrás exactamente a quién culpar.

Fuente: Vanderkam, L. (2016). 4 Things You Say About Your Job That Can Hurt Your Kids’ Future Careers. Fast Company. Recuperado de (https://www.fastcompany.com/3056586/4-things-you-say-about-job-that-can-hurt-your-kids-future-careers). Traducido por Maximiliano Bravo.

Anuncios

14 Formas para Crear Altas Expectativas para tus Estudiantes en el Espectro Autista

Cuando presumimos incompetencia, está en nuestra naturaleza buscar cosas que apoyen eso. A la inversa, cuando suponemos competencia, también buscamos evidencia de eso. Buscamos cada pequeña tarea realizada que nos diga: “Si él/ella puede hacer eso, ¡yo sé que él/ella puede hacer esto!”.

¿Cuáles son las consecuencias de presumir la incompetencia? Los estudiantes a menudo son educados en entornos más restringidos. Nos comunicamos con ellos de manera diferente: utilizamos un vocabulario más básico y les “hablamos como bebés”. ¿Cuántas veces has escuchado a alguien hablando con un/a adolescente en el Espectro Autista como si tuviera 5 o 6 años? ¡Qué ofensivo para alguien que puede tener las habilidades cognitivas de un/a genio! Además, a menudo tampoco se les invita a participar en grupos y actividades en las que participan sus compañeros. Cuando no están involucrados en grupos sociales, pierden oportunidades para hacer amigos y, a su vez, pierden oportunidades para desarrollar habilidades sociales importantes. Debido a su falta de habilidades sociales, a menudo se consideran socialmente torpes, lo que hace que otros los vean como incompetentes.

¿Cuál es el daño de presumir competencia? ¡NINGUNO! Sí, en algunos casos, podríamos pasar algún tiempo trabajando para encontrar apoyos que los ayuden a tener éxito, pero de ninguna manera se les ha negado su derecho a intentarlo. Una gran parte del nivel de éxito que obtendrán los estudiantes dependerá del nivel de expectativas que sus profesores establecen para ellos. Cada estudiante en tu salón de clases debe tener el mismo objetivo final.

¿Eso significa que todos los niños trabajarán en las mismas habilidades o aprenderán de la misma manera? No. ¿Significa que él/ella alcanzará la meta final en la misma cantidad de tiempo? Definitivamente no. Pero nuestra actitud debe ser que vamos a hacer lo que sea necesario por el tiempo que sea necesario para ayudar a cada alumno a alcanzar el logro final. El supuesto de competencia es imperativo para cambiar las estadísticas completamente inaceptables que son en este momento la norma.

Las siguientes estrategias intencionales ayudarán a empoderar a su programa u organización para crear un clima de altas expectativas para todos los estudiantes:

I) Conocer a tus estudiantes: Descubre sus intereses. Pregúntales sobre sus estilos de aprendizaje. ¿Qué apoyos reciben ya que les ayudan a tener éxito?

II) Establecer metas a corto plazo: Establece metas para ellos que estás seguro de que van a lograr. Cuando dominen una meta a corto plazo, aprovecha el impulso de ese éxito para introducir otra meta un poco más difícil.

III) Utilizar el principio de “Ricitos de Oro”: Dale a tus estudiantes tareas que no sean demasiado fáciles, pero tampoco demasiado difíciles, sino que sean adecuadas para ellos.

IV) Enfatizar las fortalezas de tu estudiante: Establece metas que permitan a tus estudiantes utilizar habilidades naturales. Incorpora esas fortalezas en otras tareas tanto como sea posible.

V) Hacer explícitas las expectativas: Define las instrucciones de forma clara y concisa, eliminando todas las palabras innecesarias. Da instrucciones uno o dos pasos a la vez si es necesario. Usa imágenes para apoyar la comprensión de las expectativas.

VI) Proporcionar elogios en una proporción de 7: 1 a las correcciones: ¡SIEMPRE hay algo bueno que puedas decir sobre alguien!

VII) Usa lenguaje positivo: Vuelva a enmarcar tus correcciones de una manera positiva. En lugar de decir “¡No corras!”, Debes decir: “Camina por el pasillo, por favor”.

VIII) No les des la respuesta correcta: Sondea las respuestas. Haz preguntas inductivas (fraseadas de tal manera que sugieren cuál es la respuesta que se espera) . Cuando tus estudiantes resuelven un problema o se dan cuenta de una solución por sí mismos, es mucho más probable que él o ella recuerde.

IX) No les digas simplemente a tus estudiantes lo que hicieron mal: Cuando tus estudiantes comprenden la razón de ser de una habilidad y reconocen el valor personal de esa habilidad, es mucho más probable que él o ella la use.

X) Dar más tiempo de respuesta: Espera al menos 5 segundos antes de repetir una pregunta. Para algunos, este tiempo puede necesitar ser más largo. A medida que conozcas mejor a tus estudiantes, comenzarás a reconocer qué tiempo de espera es suficiente.

XI) No tengas miedo: Algunos alumnos pueden parecer diferentes, tener hábitos que te hacen sentir incómodo o incluso comportamientos que pueden ser bastante atemorizantes. En cualquier caso, usa la proximidad como una garantía de que les gusta y les apoya tanto como a cualquier otro alumno. Mantente cerca de ellos cuando des instrucciones y solo sonríe para asegurarles que estás de su lado.

XII) Trata a tus estudiantes en el Espectro Autista como todos los demás: Habla con ellos sobre los mismos temas apropiados para su edad. Si un/a estudiante no es verbal, conversa con él/ella de todos modos. Nunca hables de ellos delante de ellos. Inclúyelos en actividades apropiadas para su edad. Todo lo que hacen sus compañeros, deberían hacerlo también.

XIII) Saber utilizar estrategias de enseñanza que funcionan bien: Diferentes estrategias de enseñanza funcionan para varios estudiantes por varias razones. Edúcate en prácticas basadas en la evidencia.

XIV) Nunca te rindas: Proporciona altos niveles de apoyo. Encontrar apoyos que funcionan bien podría ser un proceso largo que requiere de ensayo y error. No te sientas frustrado. A menudo, encontrar los apoyos adecuados requiere pensar más creativamente de lo que estás acostumbrado. Consulta con otros que puedan tener grandes ideas. Si un/a estudiante trabaja con otros instructores o terapeutas, obtén permiso para consultar con ellos. El mejor esfuerzo se logra trabajando en equipo. Es posible que alguien más que conozca a tu estudiante ya tenga preparada una solución para su situación. ¡Y no te olvides preguntarle a tu estudiante! Muchas veces, pueden decirnos exactamente lo que él/ella necesita para ayudarlos a tener éxito si nos tomamos el tiempo para escuchar.

Puede estar pensando que estas estrategias son obvias y deben hacerse de todos modos. Tienes razón. Ellos deberían. Pero desafortunadamente, a menudo no lo son.

Lamentablemente, a muchas personas en el Espectro Autista a menudo se les niega la dignidad de ser tratadas como personas capaces y saber que alguien cree en ellas. Cuando se implementen estrategias para crear un clima de altas expectativas, los estudiantes lo sabrán. Los estudiantes confiarán en usted porque entienden que los tratará con dignidad y respeto. Reconocerán tu salón de clases como un lugar seguro donde pueden intentar cosas nuevas y no temerán cometer errores.

Aquellos en el Espectro Autista necesitan que los veamos como una persona primero. Necesitan que creamos en ellos. Lo más importante es que necesitan que proporcionemos altas expectativas para que tengan la libertad de aprender, tener éxito y desarrollar su máximo potencial.

Fuente: Timmons, B. (2019). How You Can Create a Climate Of High Expectations in the Classroom. Autism Parenting Magazine. Recuperado de (https://www.autismparentingmagazine.com/high-expectations-in-the-classroom/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Cómo Responder “¿Cuáles Son Tus Mayores Fortalezas?”

Previamente en este blog, examinamos la pregunta “¿Cuál es tu mayor debilidad?“. Ahora es el turno de una pregunta igual de frecuente y estresante en las entrevistas de trabajo para todos los niveles de posiciones en todas las industrias, “¿Cuáles son tus mayores fortalezas?

Incluso cuando nos hacen esta pregunta, debemos poder responderla para conseguir el trabajo. Después de todo, desde la perspectiva del empleador, el punto principal de una entrevista de trabajo es entender qué podrías hacer tú por la organización y por qué deberían contratarte a ti en lugar de alguien más.

Debes estar preparado para hablar de tus fortalezas. Muchos candidatos no lo hacen bien, por lo que hay una oportunidad para que te distingas de la multitud si puedes hablar sobre tus fortalezas de una manera auténtica y convincente.

Comencemos hablando sobre cómo responder cuando un entrevistador le pregunta específicamente: “¿Cuáles son tus mayores fortalezas?”

¿Por qué los entrevistadores hacen esta pregunta?

El trabajo de un/a entrevistador/a es encontrar a alguien que se desempeñe en la posición y se lleve bien con el equipo. Con esta pregunta, el entrevistador busca averiguar si:

• Tus fortalezas se alinean con las necesidades de la empresa.
• Eres la mejor persona para el trabajo, no es necesario esperar que llegue alguien mejor.
• Tienes cualidades, habilidades y/o experiencia que te diferencian de la competencia.
• Eres alguien que hará una excelente adición al equipo.

Errores Comunes

Algunas personas piensan que esta es una pregunta fácil. Esta pregunta es básicamente un aviso para que presumas y te “vendas” a ti mismo como la mejor opción para el trabajo. Entonces, ¿cómo pudiste arruinarlo? Te conoces, ¿verdad?

Desafortunadamente, muchos candidatos no se preparan adecuadamente y terminan saboteando su gran oportunidad.

Estos son los errores que suelen cometer (es posible que puedas sentirte identificado):

I) Falta de autoconciencia: La mayoría de los candidatos no pasan suficiente tiempo analizando sus fortalezas y pensando cuáles son las más relevantes para cada posición. Conocer tus fortalezas te será útil en las entrevistas de trabajo y también en el resto de su vida. Si no sientes que tienes una idea clara de tus fortalezas laborales, sigue leyendo para obtener algunos consejos sobre cómo identificarlas.

II) Modestia: Muchos candidatos son demasiado humildes o simplemente no se sienten cómodos expresando aquello que los hace grandiosos. Tienes que superar cualquier duda para decir cosas buenas sobre ti mismo. Puedes hacerlo de una manera que sientas cómoda y auténtica si te preparas con anticipación.

III) Elegir fortalezas poco interesantes: Otros eligen fortalezas que no les ayudan a sobresalir: fortalezas que no son importantes para el trabajo en cuestión o fortalezas que se esperan de cualquier candidato. Este error hace que un candidato sea genérico y, en el mejor de los casos, olvidable. En el peor de los casos, eso puede levantar señales de alerta con el/la entrevistador/a: ¿quién quiere contratar a alguien cuya mayor fortaleza es la capacidad de llegar a tiempo al trabajo?

Cómo hablar de tus fortalezas

Es importante tomarte el tiempo para identificar tus fortalezas y PRACTICAR hablar de ellas con anticipación. De esa forma, estarás listo/a cuando entres a la entrevista para el trabajo de tus sueños. Comencemos por identificar/confirmar cuáles son tus mayores fortalezas:

I) Lluvia de ideas: Siéntate y haz una lista de tus fortalezas principales: Anota al menos 10 fortalezas y sé creativo. Expulsa tu modesto editor interno a otra habitación. Anota todo lo que se te ocurra. Puedes borrar más tarde si lo deseas.

Tus fortalezas podrían incluir:

  • Experiencia: Experiencia con un determinado software o tipo de actividad, experiencia en una industria en particular, un historial de trabajo con productos o clientes similares, etc.
  • Talentos: Habilidades como inglés, redacción de ensayos, argumentación, hablar en público, etcétera. (las posibilidades son infinitas)
  • Habilidades blandas: competencias como resolución de problemas, inteligencia emocional, trabajo en equipo, delegación, etc.
  • Educación/capacitación: Antecedentes relevantes sobre temas cruciales para el trabajo, incluidos títulos universitarios, certificados, seminarios de capacitación, tutorías, prácticas profesionales, etcétera.

Si tiene problemas para encontrar suficientes fortalezas laborales, anota las cualidades positivas de tu personalidad o tus fortalezas personales. Puedes encontrar formas de relacionarlas con tu desempeño laboral.

II) Concentración: Reduce tu lista a por lo menos 5 fortalezas con los que te sientas cómodo (o podría sentirse cómodo discutiendo con un poco de práctica). Mientras más, mejor. Es posible que no mencione todas estas fortalezas en cada entrevista, pero es bueno tener opciones.

Elige las fortalezas correctas

I) Sé preciso/a: Elige las fortalezas que realmente posees. No escojas una fortaleza solo porque está en la descripción laboral o si le funcionó bien a tu amigo/a. Quieres ser tú mismo/a en una entrevista, solamente la mejor y más profesional versión de ti mismo/a. Serás mucho más convincente y agradable si hablas de fortalezas auténticas.

II) Sé relevante: Debes tomarte el tiempo para analizar la descripción laboral e identificar las fortalezas más importantes para cada oportunidad. Es probable que tengas muchas fortalezas, pero ¿cuál será la más relevante para este/a entrevistador/a?

III) Sé específico/a: Elige fortalezas específicas. En lugar de “habilidades interpersonales” (demasiado amplio y aburrido), elige “formación de relaciones” o “comunicación persuasiva”. No seas genérico/a. ¿Podría el 90% de tus amigos tener esa misma fortaleza? Elige otra.

IV) No seas demasiado/a humilde: Evita minimizar tus fortalezas o responder con “fortalezas poco interesantes”. Elige algo impresionante. No optes por “fácil de llevarse bien” como tu principal atractivo. Casi todo el mundo puede y debe ser una persona fácil de llevarse bien. Para conseguir el trabajo, debes mostrar que aportarías más a la posición.

V) Prepárate para hacer una demostración: Ten preparado un ejemplo conciso para apoyar cada fortaleza. Ten cuidado con el tiempo. Tu respuesta todavía debe ser de 1-2 minutos de duración. Si deseas compartir 3 fortalezas y apoyar cada uno con un ejemplo, querrás practicarlo por adelantado para poder hacerlo de manera concisa.

¡Ayuda! ¡No sé cuáles son mis fortalezas!

Si te quedaste atascado tratando de desarrollar una lista de tus fortalezas, prueba estas técnicas:

I) Consigue una segunda opinión: Pregúntale a un/a amigo/a o colega de confianza cuáles creen que son tus mayores fortalezas.

II) Sé un detective: Vuelva a examinar tus evaluaciones de desempeño laboral. y analiza los comentarios positivos que recibiste. Descubre correos electrónicos antiguos alabando su trabajo (si no los ha guardado, inicia una carpeta ahora). Si eres un estudiante o un recién graduado, piensa en los comentarios que has recibido de profesores y supervisores de tu informe de tesis de pregrado y/o práctica profesional.

III) Revisa tu currículum: Busca temas comunes en tus logros. A veces, estamos tan cerca del tema que perdemos perspectiva. Intenta leer tu currículum con nuevos ojos, como si fuera el currículum de un amigo que tú admiras. ¿Qué es lo que más destaca?

Algunas respuestas de ejemplo a “¿Cuáles son tus fortalezas?”

I) Ejemplo de respuesta: 3 fortalezas para un líder de equipo de tecnología

Creo que una de mis mayores fortalezas es como solucionador/a de problemas. Tengo la capacidad de ver una situación desde diferentes perspectivas y puedo hacer mi trabajo incluso ante obstáculos difíciles. También siento que mis habilidades de comunicación son de primera clase. Me siento tan cómodo/a presentándome ante ejecutivos de alto nivel como mediando un conflicto entre miembros del equipo de trabajo. Trabajé como programador/a en el pasado, así que tengo esa perspectiva de desarrollador/a y creo que me respetan por eso“.

Por qué es un buen ejemplo: Esta es una buena respuesta que resume tres fortalezas que son relevantes para el trabajo en cuestión. Solo decir que eres un “solucionador/a de problemas” y que tienes “buenas habilidades de comunicación” puede sonar insípido y ensayado. Debes agregar algunos detalles y colores para que tu respuesta sea más creíble y memorable. En este caso, el/la candidato/a habla sobre cómo funcionan sus habilidades de resolución de problemas (ver cosas desde diferentes perspectivas) y da ejemplos de sus habilidades de comunicación (presentándose ante líderes de alto nivel y mediando en las disputas del equipo). .

Observa que no incluyó un ejemplo específico para cada una de las fortalezas citadas. A veces deseas evitar meter demasiados detalles en una respuesta. No quieres que esta respuesta se convierta en un monólogo interminable. Este/a candidato/a dio un poco de detalle para cada fortaleza y luego dejó una oportunidad para que el/la entrevistador/a le solicite más información. Él/Ella debería, por supuesto, estar preparado/a con una historia de entrevista para cada una de sus fortalezas. De esa manera, él/ella estará listo/a cuando el/la entrevistador/a le pregunte: “Cuéntame sobre un momento en que resolviste un problema difícil” o “Dame un ejemplo de un conflicto que hayas mediado”.

II) Ejemplo de respuesta: ética del trabajo

Una de mis fortalezas es mi fuerte ética de trabajo. Cuando me comprometo con una fecha límite, hago lo que sea necesario para cumplir. Por ejemplo, la semana pasada tuvimos que presentar un informe y recuperamos algunos números tarde de nuestro equipo en Singapur. “Trasnoché para terminar la hoja de cálculo porque sabía que el cliente tenía que recibir el informe a tiempo“.

Por qué es un buen ejemplo: Ten en cuenta que la respuesta va más allá del “trabajar duro”, que es demasiado general. Cualquiera puede decir que trabaja duro. Este/a candidato/a es específico/a sobre lo que significa la ética laboral para él/ella y habla de ser confiable con un ejemplo específico.

III) Ejemplo de respuesta: Habilidades de escritura (Universitario/a recién graduado/a que solicita la posición de analista)

Estoy orgulloso/a de mis habilidades de escritura y creo que me harán un/a mejor analista. Soy capaz de comunicar temas complicados a diferentes audiencias. Puedo tomar una gran cantidad de datos e información y encontrar la historia y los temas que los clientes deben conocer.

Perfeccioné mis habilidades de investigación y escritura durante mis días escribiendo para el periódico universitario, donde aprendí a escribir bien en la fecha límite de editores bastante exigentes. Incluso gané un premio por mi serie sobre la crisis financiera“.

Por qué es un buen ejemplo: Esta respuesta explica por qué el/la candidato/a es un/a buen escritor/a y cómo eso se aplica a la posición. El ejemplo agrega credibilidad, mostrando que otros también creían que sus habilidades de escritura eran de primera categoría (editores, jueces de premios).

¿Qué pasa si no me preguntan sobre mis fortalezas?

Si el/la entrevistador/a no piensa preguntarte sobre tus fortalezas (no todos los entrevistadores han sido entrenados para hacer las preguntas correctas), tendrás que buscar oportunidades para hablar del tema.

Ten en cuenta que hay muchas otras preguntas que básicamente piden tus fortalezas. Éstos incluyen:

•¿Porque deberíamos contratarte?
•¿Por qué eres la mejor persona para el trabajo?
•¿Qué te hace encajar bien?

Debes ingresar a cada entrevista con un objetivo claro: comunicarle tus fortalezas más relevantes al/la entrevistador/a. Si no te lo piden directamente, busca oportunidades. Por ejemplo, cuando te hace una pregunta conductual (“Háblame de un momento …“), comparte un ejemplo que ilustra una de tus fortalezas principales y enfatízalo.

Si todo lo demás falla, espera hasta el final de la entrevista cuando te pregunten si tiene algo más que agregar (después de haberle hecho algunas preguntas inteligentes al/la entrevistador/a). Luego, aprovecha la oportunidad para resumir tus fortalezas y reiterar tu interés en la posición.

Fuente: Skilling, P. (2013). HOW TO ANSWER: What Are Your Strengths?. Big Interview. Recuperado de (
https://biginterview.com/blog/2013/03/what-are-your-strengths.html). Traducido por Maximiliano Bravo.

Cómo Responder “¿Cuál Es Tu Mayor Debilidad?”

En una entrevista, hablar sobre cuál es tu “mayor debilidad” es difícil. Estamos aquí para hacerlo más fácil.

Hoy, quiero hablar sobre una de las preguntas más comunes y estresantes de las entrevistas de trabajo: ¿Cuál es tu mayor debilidad?

¿Estás moviendo tus ojos? La mayoría de los candidatos odian esta pregunta y la consideran inútil.

Sin embargo, esta pregunta se ha convertido en un cliché por una razón. Los entrevistadores siguen preguntando, aunque saben que es poco probable que obtengan respuestas que sean 100% honestas.

¿Por qué? Porque la forma en que respondes una pregunta sobre tus debilidades es muy reveladora. Es posible que ni siquiera te des cuenta de lo que estás comunicando cuando respondes a esta pregunta.

Y seamos sinceros, probablemente lo estés haciendo mal. La mayoría de las personas lo hacen.

Estos son los errores que suelen cometer (es posible que puedas sentirte identificado):

Tratar de convertir un negativo en un positivo: Encontrarás muchos libros y artículos de Internet que te recomiendan “convertir un negativo en positivo” al compartir una supuesta debilidad que en realidad es una cualidad deseable en un empleado.

Algunos ejemplos:

• “Soy demasiado perfeccionista“.

• “Trabajo demasiado duro a veces“.

• “Me importa demasiado mi trabajo“.

Una idea muy inteligente. En este punto, sin embargo, es un viejo truco y el/la entrevistador/a descubrirá rápidamente tus verdaderas intenciones. Él o ella ha visto a muchos candidatos excretando la misma diarrea verbal. De hecho, este enfoque probablemente le hará pensar que estás ocultando algo.

Negarse a responder la pregunta: Algunos candidatos afirman que no pueden pensar en una sola debilidad. Probablemente esto se deba a que no se prepararon adecuadamente para la pregunta y se congelaron de los nervios, con temor a decir algo incorrecto. Esta respuesta también te hace parecer que estás ocultando algo.

Revelar una debilidad que levanta obvias señales de alerta: Otro error es ser demasiado franco y confesar una debilidad que dificultaría tu capacidad para hacer un buen trabajo. Por ejemplo, un/a candidato/a podría decir: “Tengo problemas para levantarme por la mañana y llegar a tiempo al trabajo“. Su verdadera debilidad era ser demasiado honesto/a.

Sigue leyendo para saber cómo evitar estos errores y hablar sobre tus debilidades de forma honesta e inteligente.

Preguntas de la entrevista sobre debilidades

Estas son algunas de las diferentes preguntas sobre debilidades que se hacen regularmente en las entrevistas de trabajo:

• ¿Cual es tu mayor debilidad?

Esta es probablemente la frase más común.

• ¿Cuáles son algunas de tus debilidades?

Aquí te piden más de una. El/La entrevistador/a sabe que tienes preparada una debilidad “no tan debilitante” y desea presionarte para que des una respuesta más honesta e inteligente.

• ¿Cuáles son tus fortalezas y debilidades?

Algunos entrevistadores te pedirán que resumas tus fortalezas y debilidades en una respuesta.

• Si yo llamara a tu supervisor actual o anterior, ¿qué área específica diría él o ella que tú necesitas mejorar?

Esta frase es difícil. Al plantear la idea de llamar a tu supervisor actual o anterior, el/la entrevistador/a está tratando de alentar inconscientemente una mayor honestidad de tu parte.

• Háblame de una meta que te has propuesto lograr.

Esta pregunta busca saber tu debilidad, pero también enfatiza tu capacidad para establecer metas de forma proactiva.

• Si pudieras cambiar una cosa acerca de ti, ¿cuál sería?

Aquí hay otro fraseo: una vez más, pregunta por tu MAYOR debilidad, o al menos la que crees que es la más limitante.

• ¿Qué es lo que más quieres mejorar en el próximo año?

Esta fraseología adopta un enfoque más positivo, pero sigue siendo una pregunta sobre tus debilidades.

Preguntas de seguimiento sobre debilidades

También debes estar preparado para las preguntas de seguimiento, especialmente si tu respuesta a la pregunta original fue vaga o poco convincente.

• ¿Pero cómo te ha afectado negativamente esa debilidad?

A menudo escucharás esta pregunta de seguimiento si no has descrito una debilidad REAL.

• OK, ¿qué tal una debilidad REAL?

Este es un seguimiento más preciso cuando el/la entrevistador/a se muestra escéptico acerca de tu respuesta.

• ¿Puedes compartir otra debilidad o área que necesitas mejorar?

Un/a entrevistador/a difícil puede pedirte más de una debilidad, especialmente si la primera que proporcionaste suena falsa o demasiado ensayada. Algunos entrevistadores simplemente saben que los candidatos a menudo preparan solo una debilidad y quieren ver lo que se les ocurre al instante.

¿Por qué los entrevistadores preguntan acerca de tus mayores debilidades?

Entonces, ¿por qué los entrevistadores preguntan sobre tus debilidades cuando saben que la mayoría de los candidatos no responden honestamente?

Están tratando de ver qué hay detrás de tu fachada de entrevistado agradable y presentable y tener una idea de cómo eres realmente.

Incluso si no respondes honestamente, tu respuesta les dice algo acerca de ti. Si te niegas a responder la pregunta o si la respondes, pero sin autenticidad, el/la entrevistador/a pensará lo siguiente:

  • “Tienes debilidades secretas que no vas a discutir“.
  • Crees que eres perfecto/a porque no tienes conciencia de ti mismo/a“.
  • Crees que eres perfecto/a porque tus estándares son muy bajos“.

Es natural que encuentres muy difícil hablar de tus debilidades en una situación altamente estresante como una entrevista de trabajo. Las cosas negativas requieren diplomacia adicional.

Mientras tanto, estás nervioso y piensas en otras 1,000 cosas (“¿Mi pelo está bien peinado?” “¿Tengo mal aliento?” “¿Por qué me frunció el ceño así?” “¿Qué voy a decir si me pregunta por qué he pasado tanto tiempo sin trabajar?” “¿Voy a recordar ese ejemplo de mi habilidad para trabajar en equipo?” “¿Recién se dio cuenta que estoy sudando?“)

Sin embargo, hay una manera de responder que es honesta y auténtica, y aún así aumenta las probabilidades de obtener una oferta de trabajo.

Cómo responder “¿Cuál es tu mayor debilidad?”

Una buena respuesta de debilidad tiene dos partes importantes:

Parte I – Tu debilidad: Describe brevemente una debilidad real que no sería un obstáculo importante en tu trabajo.

Parte II – ¿Qué estás haciendo para mejorarla?: Ahí está el factor crítico. Discute tus esfuerzos proactivos para mejorar. Esto demuestra que eres consciente de ti mismo, tienes un impulso para dar lo mejor de ti y que tu debilidad no te dejará rezagado.

¿Cómo elegir una debilidad “buena”?

• Se Auténtico: No selecciones una debilidad solo porque suena bien. Darás una mejor impresión si respondes con sinceridad. Eso no significa que tengas que compartir una debilidad que te haga lucir mal. Si eres como la mayoría de nosotros, tienes varias debilidades y al menos una de ellas será bien recibida por tu entrevistador/a, tal como se define en las siguientes pautas adicionales.

• Elige una debilidad que sea aceptable para el trabajo en cuestión: Sé consciente de los requisitos laborales y no cites una debilidad relacionada con cualquiera de las habilidades requeridas o las cualidades deseadas. Si, por ejemplo, eres un contador, no hables sobre odiar las matemáticas o tu falta de atención al detalle. Si quieres trabajar en ventas, no confieses ser demasiado reservado o que careces de persistencia.

• Selecciona una debilidad que sea relativamente menor y “solucionable”: Por solucionable, quiero decir que es algo que puede mejorar a través del trabajo y la motivación.

Por ejemplo:

Solucionable:Me pongo nervioso al hablar frente a grupos grandes”. (Puedes mejorar practicando y aprendiendo nuevas habilidades, y esta es un área de desarrollo común).

Más difícil de solucionar:Soy muy tímido y con frecuencia tengo problemas para hablar en las reuniones“. (Si bien no hay nada de malo en ser tímido, un/a entrevistador/a podría asumir que el/la candidato/a tendría problemas para colaborar en un ambiente de equipo. Esta es una preferencia o rasgo de personalidad que sería más difícil de cambiar).

• Describe tu debilidad de una manera concisa y neutral: No sientas que tienes que entrar en gran detalle. Sé breve y, lo más importante, evite sonar a la defensiva o excesivamente negativo.

Lee en la última sección los ejemplos de buenas debilidades para describir en entrevistas de trabajo.

¿Cómo demostrar que te estás esforzando para mejorar tu debilidad?

En la segunda parte de tu respuesta, debes describir cómo ya has tomado medidas para mejorar tus debilidades. Este es el por qué:

I) Un/a buen/a candidato/a siempre está buscando maneras de aprender y crecer.

2) Un/a buen/a candidato/a toma la iniciativa para mejorar.

Usa tu respuesta para demostrar tu motivación para ser el mejor en lo que haces. Así es como enfatizar verdaderamente lo positivo cuando hablamos de tu debilidad.

Ejemplos de respuestas asertivas a “¿Cuál es tu mayor debilidad?”

Ejemplo I: Delegación

Creo que un área en la que podría mejorar son mis habilidades de delegación. Siempre estoy tan preocupado por que todo se haga bien y a tiempo que me quede atascado en esa mentalidad de “Si quieres que se haga bien, hazlo tú mismo”. Desafortunadamente, eso no siempre es posible y me he dado cuenta de que a veces puedo afectar negativamente a mis colegas cuando soy demasiado controlador.

Aprendí esto recientemente cuando se me dio la oportunidad de supervisar a los estudiantes de práctica durante el verano. Nunca había manejado informes directos antes, así que esta fue una experiencia tremendamente educativa de formas distintas. Definitivamente, me enseñó a delegar y mi supervisor notó la diferencia en mi estilo organizativo al final del verano. Sé que puedo beneficiarme de un desarrollo adicional en esta área, así que me inscribí en un curso de capacitación en habilidades de gestión y siempre estoy buscando oportunidades para administrar proyectos para nuestro grupo“.

Por qué funciona: Este es un buen ejemplo para un empleado de nivel inicial en un rol en el que las habilidades de delegación no son cruciales. Ten en cuenta que la última oración del primer párrafo es importante porque reconoce cómo la debilidad puede ser un problema y por qué vale la pena mejorar.

La debilidad se reconoce y describe, pero el énfasis está más en cómo el/la candidato/a ha tomados medidas para mejorar.

Ejemplo II: Demasiado directo

A veces puedo ser demasiado honesto cuando proporciono comentarios a mis colegas. Mi personalidad es naturalmente muy directa y al grano, y la mayoría de mis colegas realmente lo valoran, pero he aprendido que hay momentos en mi trabajo cuando se requiere más diplomacia.

Tomé una clase de capacitación sobre resolución de conflictos y realmente me abrió los ojos a la necesidad de comunicarme de forma diferente con personas diferentes. Así que ahora soy mucho mejor en proporcionar comentarios constructivos, incluso si no siempre es natural”.

Por qué funciona: Esta debilidad está bien descrita. El/La candidato/a señala que la franqueza ha sido una debilidad al mismo tiempo que deja en claro que no es percibido/a como fastidioso/a por sus colegas.

En la segunda parte, habla sobre las medidas concretos que ha tomado y cómo ha mejorado.

Ten en cuenta que esta no es una respuesta tan excelente si estás buscando un trabajo que requiera supervisar personas.

Ejemplo III: Hablar en público

Honestamente, diría que hablar en público es un área en la que podría mejorar. Tiendo a ponerme nervioso cuando me piden que dé una presentación para un grupo grande de personas. En reuniones de equipos pequeños, soy el primero en levantarme y presentar. Pero ponme frente de un grupo grande y me pondré nervioso.

De hecho, hablé con mi supervisor sobre esto y lo establecimos como una de mis metas para este año. Tomé unas clases de oratoria, y con algo de práctica, comencé a sentirme más cómodo. El mes pasado, incluso me ofrecí para representar a nuestro equipo en una conferencia donde asistió toda la sucursal. Solo tuve que presentar durante 10 minutos, ¡pero lo hice y obtuve excelentes comentarios! En realidad fue algo divertido, así que planeo seguir buscando oportunidades para mejorar en esta área“.

Por qué funciona: El miedo a hablar en público es un miedo extremadamente común. En esta respuesta de muestra, el/la candidato/a deja claro que no tiene problemas para comunicarse en general (lo que podría ser una señal de alerta). Se está presentando frente a un grupo grande que le da miedo.

Continúa describiendo cómo identificó la debilidad, habló con su supervisor al respecto y luego tomó medidas proactivas para mejorar. ‘El/Ella incluso tuvo un pequeño triunfo al final.

Fuente: Skilling, P. (2014). How to Answer “What Is Your Greatest Weakness?”. Big Interview. Recuperado de (
https://biginterview.com/blog/2014/02/what-is-your-greatest-weakness.html). Traducido por Maximiliano Bravo

Representación del Espectro Autista: El camino Hacia Adelante

Para poder “aceptar” correctamente al Espectro Autista, primero debemos reconocer al individuo. Necesitamos aceptar que hay tantas diferencias increíbles entre personas en diferentes puntos del Espectro Autista y reconocer que las definiciones neurotípicas de éxito o felicidad no son necesariamente las mismas.

Es similar al momento en que “cuando una puerta se cierra, otra se abre” que atraviesan muchos padres, excepto que tiene que suceder en una escala mucho mayor.

I) El problema de los hitos

En el mundo de hoy, estamos impulsados ​​por nuestra necesidad de encajar en los hitos sociales;

  • Colegio
  • Universidad
  • Trabajo
  • Matrimonio
  • Casa
  • Niños
  • Nietos

Estamos tan motivados por estos hitos que es difícil recordar que no todos quieren o necesitan la misma lista.

Incluso dentro de la lista de hitos hay cientos de mini-listas, una de las más obvias son los hitos de desarrollo de nuestros hijos que establecen edades específicas para caminar, hablar y ir al baño.

Una falla en cualquier punto de los hitos puede convertirse en una falla catastrófica en su vida que conduce a la depresión.

Esto es lo que debemos cambiar para avanzar, la percepción de que los hitos son los mismos para todos.

No es simplemente la cultura del Espectro Autista, está en todas partes.

Cuando vemos a una persona en situación de discapacidad, nos encontramos hablando en términos de lo que no pueden lograr en lugar de lo que pueden lograr. Todos nuestros esfuerzos están dirigidos a hacerlos “normales” en lugar de aceptarlos y darles la bienvenida tal como son.

II) La importancia de la representación

Yo acabo de ver un artículo sobre una conferencia de las Naciones Unidas centrada en la difícil situación de las mujeres en el mundo moderno que estaba compuesta únicamente por hombres, desde los oradores hasta los espectadores, no había ninguna mujer a la vista.

Para mí, el problema era obvio; ¿Qué podrían aportar aquellos que no han experimentado plenamente los problemas que los convertirían en un mejor candidato que aquellos que lo han hecho?

Este es precisamente el mismo problema que los grupos del Espectro Autista cuyas juntas están atendidas por neurotípicos. Está bien tener algunos padres de personas en el Espectro Autista en el comité, pero si estamos realmente interesados ​​en la aceptación, el grupo debe estar formada por personas de todas las áreas del Espectro Autista.

Ahora puedes pensar que todas las personas en el Espectro Autista pueden contribuir sin importar sus capacidades verbales o cognitivas, pero la verdadera pregunta es si la estructura del grupo es adecuada para personas en el Espectro Autista.

Los individuos con baja capacidad de comunicación no son necesariamente incapaces de comunicarse. Simplemente no son capaces de expresase de manera diferente. A menudo son capaces de comunicar sus deseos y necesidades, y estos pueden generalizarse a otras personas con experiencias similares.

No es necesario que él/ella pueda sentarse en una reunión de trabajo para contribuir como un miembro de un comité. La tecnología ha nivelado la cancha y no hay razón por la cual las personas no puedan unirse a las reuniones a través de celulares, computadoras, mensajes instantáneos o cualquier otro medio.

Ha llegado el momento de poner fin a la idea de un comité excluyente donde sus miembros están sentados alrededor de una mesa desconectada de las decisiones de la vida real que afectan las vidas de las personas diferentes de sí mismos.

Fuente: Bolland, G. (2018). Autism Representation and the Road Ahead. Life With Aspergers. Recuperado de (
https://life-with-aspergers.blogspot.com/2018/04/autism-representation-and-road-ahead.html). Traducido por Maximiliano Bravo.

Las Explicaciones No Son Excusas: Entendiendo la Forma de Pensar del Espectro Autista

Muchas veces los padres (o cónyuges) de una persona en el Espectro Autista se sienten frustrados por su comportamiento, la resistencia a lo que parecen ser necesidades y expectativas razonables. Quieren que las cosas salgan mejor y se sienten frustrados por las negativas y los derrumbes.

A su vez, las personas en el Espectro Autista frecuentemente se sienten frustradas por las expectativas que enfrentan. A menudo sienten que si se comprendieran mejor sus necesidades, no se harían las demandas; Se tendrían en cuenta problemas tales como la dificultad de transición, la ansiedad social y los problemas sensoriales. Pueden sentir que sus colapsos son un resultado directo de su entorno.

Un terapeuta ejerce el rol de traductores de la perspectiva del individuo en el Espectro Autista a su padre o cónyuge sin Espectro Autista, y viceversa. En dicho rol traductor, el terapeuta puede actuar sin emitir juicios. Simplemente están tratando de ayudar a las personas a entenderse mutuamente.

Las reacciones son variadas. Por un lado, son muchas personas sin Espectro Autista están agradecidos por comprender una perspectiva de su familiar o cónyuge en el Espectro Autista. Por otro lado, también pueden opinar que aclarar la situación desde el punto de vista del Espectro Autista es simplemente una excusa para el comportamiento de la persona con dicha condición. Sería excusar en vez de explicar.

La idea de que la perspectiva del Espectro Autista es sólo una excusa rechaza la realidad de las necesidades de la persona con dicha condición. Está diciendo que estas necesidades no son reales sino que representan oposicionismo, evitación, un problema de actitud o incluso egoísmo.

Por ejemplo, la situación podría ser que un adolescente en el Espectro Autista no estaba haciendo sus quehaceres, como sacar la basura por la noche. Podría explicar que el adolescente en el Espectro Autista perdió la expectativa implícita de lo que quería. La madre le pidió a su hijo adolescente que sacara la basura una vez, pero no especificó que se esperaba que el adolescente sacara la basura todas las semanas. Necesitaba una instrucción directa y clara.

La madre podría decirle al terapeuta que su hijo en el Espectro Autista debería entender que si la basura estaba allí, la tarea de sacarla debía hacerse. Cuando explico que las instrucciones deben ser explícitas, “quiero que saques la basura todos los jueves por la noche”, el padre insiste en que el adolescente simplemente estaba evitando sus quehaceres. Ella le dice a su hijo adolescente que él estaba siendo egoísta y que ella esperaba que su hijo fuera más “considerado”.

Debido a que las personas sin Espectro Autista dicen cosas como “ser considerado” o “la basura está ahí”, los individuos en el Espectro Autista pueden sentirse frustrados porque las personas sin su condición a menudo no dicen lo que quieren decir. Un cónyuge podría decir: “Para mí es difícil cargar esto”, sin decir “Quiero que me cargues esto”, y luego expresan su frustración de que la persona en el Espectro Autista no actúe responsablemente.

“Actuar responsablemente” puede significar “ofrecer ayuda” para las personas sin Espectro Autista, aunque esto todavía no aclara cuándo ofrecer ayuda o con qué, y la persona en el Espectro Autista no se siente segura al interpretar con qué exactamente ofrecer como ayuda. Les preocupa que los límites se crucen si ocurre un malentendido.

Este conflicto sobre la comprensión puede ocurrir si la persona en el Espectro Autista tiene problemas sensoriales que hacen que los quehaceres sean mucho más problemáticos de lo que parecen. El adolescente puede rehusarse a lavar los platos, no por pereza, sino porque la sensación del agua jabonosa puede ser dolorosa y agobiante, o el nivel de ruido en la cocina puede ser una estimulación tan excesiva que provoca una respuesta de malestar. El adolescente puede estar demasiado molesto para explicar su problema, no tener las palabras para explicar, o sentir que el padre “debe” entender los problemas sensoriales. La mamá puede sentirse enojada por haber limpiado, preparado la cena, etcétera., y percibir que la adolescente no la aprecia ni quiere ayudar.

La ceguera mental (no entender el pensamiento del otro) puede ir en ambas direcciones, a pesar de que hay cuidado y amor mutuos. Es posible que el adolescente realmente quiera mucho para complacer a su madre, pero que se sienta derrotado porque a pesar de que la ama, parece que no puede hacer las cosas bien. La madre ama a su hijo, y está haciendo todo lo posible. El problema es que no se comunican en el idioma del otro.

También hay problemas cuando hay necesidades en conflicto que son urgentes. Los padres saben que las transiciones suelen ser problemáticas para aquellas personas en el Espectro Autista, pero a veces es necesario realizar una rápida transición inesperada, como salir a hacer un recado inesperado o buscar a alguien que no se siente bien. La necesidad es razonable, pero es poco probable que una persona en el Espectro Autista deje de tener problemas con la flexibilidad y las transiciones. Puede ayudar presentar la necesidad como una solicitud en lugar de una demanda, pero la transición de manera flexible y rápida podría ser demasiado difícil. A veces simplemente no hay una buena respuesta, pero no es porque alguien sea desobediente a propósito.

Vivir y relacionarse con alguien en el Espectro Autista pueden ser más exitoso y gratificante si las perspectivas y necesidades inherentes de la condición no se perciben como obstinadas o manipuladoras, por lo que hay una conversación en lugar de un colapso. Nadie en la relación pretende ser irrazonable. Superar la barrera de la comunicación podría ser responsabilidad de la persona sin Espectro Autista para ser claro y escuchar la respuesta de la persona en el Espectro Autista; respetar y aceptar en vez de culpar puede hacer que sea menos tenso y más fácil para que la persona en el Espectro Autista se comunique también.

Fuente: Eckerd, M. (2019). Explanations Aren’t Excuses: Understanding Asperger’s Thinking. PsychCentral. Recuperado de (
https://blogs.psychcentral.com/aspergers-nld/2019/03/explanations-arent-excuses-understanding-aspergers-thinking/?fbclid=IwAR2lXtWrUiFxgxEM-OikdhwyYsFl-7wolBHNHTlipfzvnn1rY_6r7e0IswM). Traducido por Maximiliano Bravo.

¿Cómo y Por qué es Necesario Cambiar la Forma en que Hablamos Sobre la Salud Mental?

Deberíamos hablar de salud mental de la misma manera que hablamos de salud física.

Si nunca has experimentado un ataque de depresión o ansiedad, puede ser fácil asumir que solo le sucede a “algunas” personas. Pero aquí está la cosa sobre las enfermedades mentales: no discriminan.

La frase “enfermedades mentales” tiende a usarse de manera despectiva. “Él debe estar mentalmente enfermo“. “Ella tiene una enfermedad mental“.

Pero no hablamos de salud física de esa manera. Nadie describe a otra persona diciendo: “Está físicamente enfermo”.

Cuando se trata de la salud física, entendemos que la salud es un amplio espectro. Algunas personas usan gafas. Otros tienen malas rodillas. Pero no agrupamos a todos y decimos que están “físicamente enfermos”.

La salud mental es un continuo. Y hay una buena probabilidad de que no estés en el extremo “completamente mentalmente sano” del espectro. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, solo el 17 por ciento de los adultos están funcionando con una “salud mental óptima”. Y es probable que nadie siga funcionando indefinidamente con una salud mental óptima.

El estrés, un cambio en las circunstancias, las interrupciones para dormir, un cambio en la dieta o problemas relacionados con la familia son solo algunas de las cosas que podrían afectarle a usted y a la salud mental de sus empleados en cualquier día.

Comencemos a hablar sobre la fuerza mental y cómo construirla

La diabetes a veces puede prevenirse o revertirse con un estilo de vida más saludable. Y a veces no puede. Sin embargo, aún hablamos sobre la importancia de comer saludablemente, hacer ejercicio y perder peso sin temor a que ofenda a las personas.

Pero cuando se trata de la salud mental, parece existir el temor de que hablar de prevención de alguna manera implica que las personas con enfermedades mentales tienen la culpa de sus problemas.

Crear hábitos mentales saludables y deshacerse de tus malos hábitos no evitará todas las enfermedades mentales. Pero podría evitar algunos. Hablar sobre cómo cuidarse mejor no debe ser ofensivo.

Es similar a la fuerza física. Alguien con una enfermedad física como la diabetes todavía puede desarrollar bíceps más grandes, y alguien con depresión o ansiedad todavía puede desarrollar músculo mental.

Hablar abiertamente sobre cómo construir fortaleza mental podría ayudar a muchas personas a mejorar su bienestar psicológico. Y aunque ocasionalmente puede ofender a alguien, también puede salvar muchas vidas.

¿Cómo cambiar la conversación?

Todos podemos ayudar a eliminar el estigma de las enfermedades mentales conversación por conversación. Aquí hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a iniciar una conversación que podría cambiar la vida de alguien:

I) Hablar de recursos: Las enfermedades mentales son tratables, pero las personas necesitan saber a dónde acudir para obtener ayuda. Las herramientas de detección en línea, las líneas directas y los grupos de apoyo son gratuitos y están disponibles para todos. Si alguien necesita terapia o medicamentos, hablar con un médico suele ser un buen lugar para comenzar.

II) Discutir estrategias para construir la fuerza mental: Practica ejercicios de fuerza mental que te ayuden a lidiar con emociones incómodas y pensamientos negativos. Comparta sus estrategias con los demás y pregúnteles cómo manejan los problemas de duda, sentimientos de culpa o ansiedad.

III) Incorporar conversaciones sobre salud mental en la jornada laboral: Los problemas de salud mental afectan todo en el lugar de trabajo, desde la productividad hasta los costos del seguro médico, por lo que es un gran incentivo para que los líderes abran la puerta a conversaciones sobre cómo reconocer y tratar problemas, así como cómo tomar medidas preventivas.

IV) Piensa en la salud mental como un continuo: En lugar de suponer que estás mentalmente sano o mentalmente enfermo, reconoce que todos tenemos altibajos en la vida, y hay momentos en que su salud mental será mejor y otros momentos será peor.

V) Habla sobre la forma en que se presenta la enfermedad mental en las películas y los medios de comunicación: Desafortunadamente, muchas historias relacionadas con el crimen hacen referencia a la enfermedad mental del perpetrador. Las películas, los programas de televisión y los videojuegos tienden a representar a las personas con enfermedades mentales como peligrosas. Habla abiertamente con otros sobre el hecho de que la mayoría de las personas con enfermedades mentales no son un peligro para nadie.

VI) Comparte tu historia: Habla abiertamente sobre los períodos de tu vida en los que te has sentido deprimido o ansioso. Déjale las cosas claras a cualquier persona que te escucha que tú crees que una enfermedad mental puede pasarle a cualquiera y que es importante buscar ayuda.

VII) Ofrécete para ayudar a los demás: A veces, las personas con enfermedades mentales tienen dificultades para reconocer cuándo necesitan ayuda. Otros no saben a dónde acudir o qué hacer. Ofrezca ayudar a alguien a programar una cita con su médico y ofrezca llevarlos a la cita. Ese tipo de apoyo podría ser la ayuda que alguien necesita para comunicarse con un profesional.

Eliminemos los estigmas

Con esfuerzo y paciencia, eventualmente viviremos en un mundo donde todos reciban chequeos regulares de salud mental de la misma manera que reciben sus exámenes físicos anuales. Y las personas podrán hablar sobre la depresión, la ansiedad o el trastorno de estrés post-traumático de la misma manera que alguien podría mencionar tener artritis.

La enfermedades mentales son tratables. Pero antes de que podamos esperar que las personas obtengan la ayuda que necesitan, tenemos que asegurarnos de que se sientan seguras para pedir la ayuda que tanto necesitan.

Fuente: Morin, A. (2019). How Mental Health Conversations Are Reinforcing the Stigma. Psychology Today. Recuperado de (https://www.psychologytoday.com/us/blog/what-mentally-strong-people-dont-do/201901/how-mental-health-conversations-are-reinforcing-the). Traducido por Maximiliano Bravo.


6 Cosas que Los Ginecólogos Necesitan Saber Cuando Atienden a Pacientes en el Espectro Autista

¿Alguien realmente disfruta ir al ginecólogo?

Sin ninguna duda, una visita al ginecólogo es uno de los procedimientos médicos más estresantes, y eso aplica especialmente a las personas en el Espectro Autista. Para muchas personas con dicha condición, la idea del tacto invasivo (incluso cuando sea permitido) puede causarles una sobrecarga sensorial e incluso podría provocar ataques de ansiedad o descompensaciones. Y porque las consultas ginecológicas no son un ambiente que puede ser descrito como amigable para el Espectro Autista, las personas con dicha condición podrían rehusarse a entrar allí.

Desafortunadamente, esto puede tener graves consecuencias. Las visitas al ginecólogo son esenciales para mantener y asegurar una buena salud física y sexual, independiente si la persona tenga o no tenga una vida sexual activa. Las personas que aún no tienen una vida sexual activa podrían necesitar ir al ginecólogo para hacerse la prueba de Papanicolaou, pero aún así necesitarán hacerse exámenes de rutina en caso de quistes, tumores y señales potenciales de cáncer ovárico, cáncer cervical o cáncer uterino. O bien, para buscar información útil en caso de querer usar píldoras anticonceptivas.

Si eres un ginecólogo y tienes una persona en el Espectro Autista en tu consulta, esto es lo que necesitas saber.

I) Acepta que tendrás pacientes en el Espectro Autista: Las personas en situación de discapacidad podrían variar en cuanto a sus dificultades y características, pero todos aún así participamos en las etapas básicas del desarrollo humano físico y sexual. Básicamente esto significa que las personas en situación de discapacidad (incluyendo el Espectro Autista) son capaces de desarrollar deseos sexuales, actuar guiados a partir de sus necesidades sexuales, tener una vida sexual activa y quedar embarazadas. También significa que las personas en situación de discapacidad pueden desarrollar problemas sexuales, problemas de fertilidad, enfermedades/infecciones de transmisión sexual, menopausia, cáncer ovárico, cáncer cervical, cáncer uterino e infecciones genitales. Entonces, las personas en situación de discapacidad necesitan prestar atención a su salud física y sexual como cualquier otra persona.

La mayoría de los profesionales de la salud saben esto. Pero tarde o temprano, se encontrarán con un especialista que no sabe mucho sobre la sexualidad en las personas en el Espectro Autista.

No asumas inmediatamente que tu paciente no quiere información sobre sexualidad. Un estudio llevado a cabo por Beckmann y Barzansky concluyó que muchas mujeres en situación de discapacidad querían información sobre sexualidad, pero muy pocas realmente se atrevieron a pedirla. Menos del 20% de los ginecólogos les ofrecieron asesoría sobre sexualidad a sus pacientes, y solamente 1 de cada 5 mujeres muestreadas sintieron que su ginecólogo comprendía sus necesidades sexuales.

No asumas que tu paciente es una persona asexuada. Es más seguro asumir que tu paciente es una persona sexuada y hazle las mismas preguntas que le harías a cualquier paciente. Eso incluye antecedente sexuales (del pasado y del presente) y si planea o no planea quedar embarazada en el futuro.

Cuando tiene que ver con discutir sobre anticonceptivos y protección contra enfermedades de transmisión sexual, es importante permanecer considerado ante todas las dudas expresadas por tu paciente. Las dificultades sensoriales ejercen un rol muy importante en el Espectro Autista y diferentes personas con la condición tendrán varios grados de tolerancia en la utilización de los métodos disponibles. Por ejemplo, los condones son extremedamante difíciles de utilizar para algunas personas en el Espectro Autista debido a la textura y olor del material (látex, sintético, cuero). También querrás documentar cualquier reacción alérgica (látex, lubricantes, hormonas, espermicidas). Una vez que sepas de las dificultades sensoriales y alergias que tiene tu paciente, te será más fácil hacer recomendaciones basándote en sus necesidades específicas.

A menos que hayan problemas de fertilidad específicos, las personas en el Espectro Autista pueden quedar embarazadas y tener hijos. A pesar de las dificultades que conlleva ser padres en el Espectro Autista, hay muchas personas con la condición que si se sienten capaces de formar una familia si lo desean. Por lo tanto, si tu paciente expresa su deseo de quedar embarazada y llevar a cabo el embarazo, es imperativo que tú respondas a sus deseos con respeto y dignidad.

II) Las acomodaciones son esenciales: En el mundo occidental, cuando se habla de acomodaciones, generalmente se refieren a personas en situación de discapacidad física. Como resultado, los profesionales de la salud podrían ni siquiera estar conscientes que las personas en el Espectro Autista también necesitan acomodaciones. Entonces, el concepto de preparar acomodaciones para pacientes en el Espectro Autista podría resultar nuevo para un ginecólogo desde que el tema de “sexualidad y personas en situación de discapacidad” a menudo no está incluido en los requisitos para obtener el grado de ginecólogo. Las personas en el Espectro Autista podrían no requerir acomodaciones estructurales (tales como rampas o ascensores). Pero tales personas aún necesitan acomodaciones. La iluminación, temperatura, pinturas de cierto color en las paredes, nivel de sonido, frecuencia de sonido y la textura de los muebles dentro de la clínica pueden afectar intensamente a una persona en el Espectro Autista.

Rediseñar toda tu clínica u oficina podría acumular costos y esfuerzo. Pero puedes ver esto como beneficioso para todos tus pacientes, porque se sentirán relajados frente a uno de los procedimientos médicas más invasivos y estresantes, más una empática relación doctor-paciente mejorará la comunicación entre las partes involucradas y, por lo tanto, la calidad de tu intervención ginecológica.

Consejos útiles:

  • Colocar una pecera con peces tropicales en la sala de espera.
  • Usar instalaciones eléctricas livianas con bombillas incandescentes en vez de bombillas fluorescentes, dado que las últimas pueden ser consideradas por personas en el Espectro Autista como una violación visual y auditiva, lo que puede aumentar su ansiedad.
  • Tener música de fondo a bajo volumen.
  • Vigilar el termostato para que tenga una temperatura ambiental promedio (ni muy caliente ni muy fría). Asegúrate de preguntarle a tu paciente en el Espectro Autista si se siente cómoda con la temperatura programada.
  • Baja el nivel del tono de llamado del teléfono de tu oficina, o pone el teléfono en modo de vibración.
  • Ten almohadas disponibles si tu paciente dice no sentirse cómoda en la mesa de exámenes.

Si tu paciente tiene un objeto de apego para reducir su estrés sensorial, deja que lo traiga a la sala de exámenes para que pueda concentrarse en eso durante el examen. Aunque esto no eliminará todo su estrés, tener un objeto familiar a mano durante una situación estresante hará una diferencia positiva para tu paciente.

En cualquier momento durante la consulta, tu paciente podría hacer esterotipias. No te sientas alarmado cuando pase esto y no interrumpas a tu paciente. Esto es algo positivo. Las estereotipias son una conducta común en las personas en el Espectro Autista, y una explicación convincente para tal conducta es que representa un mecanismo de calma en situaciones poco familiares, junto con proporcionar un equilibrio necesario ante un exceso de estímulos sensoriales.

III) Preparaciones con anticipación y explicaciones precisas de los pasos a seguir durante cualquier procedimiento son estrictamente necesarias: De acuerdo a la Dra. Shana Nichols (psicóloga clínica, autora y fundadora del Centro de Aprendizaje y Desarrollo ASPIRE), una potencial paciente en el Espectro Autista puede comenzar a prepararse ya 6 meses antes de haber agendado su examen o procedimiento ginecológico. Podrían hacer un recorrido por la clínica y formarse una idea del ambiente de la consulta ginecológica. Mientras estén allí, también tendrás la oportunidad de introducirte en forma casual. Permitir que la persona en el Espectro Autista visite tu clínica antes de la consulta es muy beneficioso porque las personas con la condición tienden a manejar las experiencias positivas o negativas mucho más fácilmente si saben con anticipación como serán las cosas. Déjales saber cómo necesitarán prepararse para la consulta, qué esperar durante la consulta y anticipar las potenciales reacciones o efectos secundarios en los días posteriores a la consulta.

Si realizas importantes cambios estéticos en tu clínica entre la visita introductoria y el día de la consulta, dejarás que tu paciente sepa con anticipación qué esperar cuando ingrese a la clínica.

Cuando llega el momento para agendar la consulta, permite una mayor duración en comparación con una consulta típica. Si una consulta típica dura una hora, agéndala para que dure una hora y media (dos horas si resulta necesario). Los pacientes en el Espectro Autista necesitan más tiempo para procesar la información que les estás proporcionando, responder tus preguntas y prepararse para los procedimientos o exámenes ginecológicos. Algunas personas también podrían necesitar más tiempo para comunicarse contigo, tus enfermeras y el resto de tu personal médico (por medio de un intérprete o sistema de comunicación asistida).

a) En el día de la consulta, antes del examen o procedimiento: Antes de cualquier examen o procedimiento, establece una “palabra clave” o indicador no verbal que tu paciente en el Espectro Autista puede utilizar en cualquier momento que quieran hacer una pausa o descansar un poco. Esto ayudará a tu paciente para que pueda sentirse más tranquila al saber que está en un lugar seguro y que aún tiene su sentido de autocontrol intacto. Las personas en el Espectro Autista necesitan establecer autocontrol para sentirse seguras. Y para que cualquier consulta ginecológica tenga un resultado positivo para todas las partes involucradas, tu paciente necesita sentirse segura.

b) Durante el examen o procedimiento: Los ginecólogos usualmente hacen un buen trabajo en alertar a sus pacientes sobre los pasos del examen o procedimiento que están a punto de realizar. Es especialmente crucial comunicarle a tu paciente en el Espectro Autista sobre todos los pasos a seguir durante un examen o procedimiento ginecológico. Un ejemplo que podrías darle a tu paciente en el Espectro Autista durante una prueba de Papanicolau: “Ahora insertaremos un instrumento llamado espéculo para abrir la vagina. Este instrumento está hecho de metal o plástico y puedes sentir un estiramiento de los músculos en dicha zona. Esto se está haciendo para que me sea más fácil ver si la cerviz, ovarios, útero y vagina se ven normales. Ahora sentirás un leve pellizco. Esto no debería doler. Simplemente estoy usando un hisopo de algodón para recolectar células para que podamos examinarlas en el laboratorio para asegurarnos que tus células estén sanas“.

c) Después del examen o procedimiento: Si los resultados no están disponibles durante el día de la consulta, tu querrás proporcionar instrucciones claras sobre como tu paciente podrá obtener sus resultados. También querrás informarle a tu paciente sobre potenciales efectos secundarios, incomodidades o sensaciones que podría experimentar dentro de su cuerpo después de haber hecho el examen o procedimiento.

IV) La comunicación o recursos visuales o basados en datos son útiles. Muy útiles: Las personas en el Espectro Autista a menudo confían en datos o apoyos visuales para aprender y procesar información. Esto incluye procesar educación sexual y los muchos procedimientos que ocurren durante una consulta ginecológica. Proporciónale a tu paciente folletos, páginas de Internet y otros recursos que podrías tener en la punta de tus dedos sobre el examen o procedimiento ginecológico que está por llegar.

Cuando discutas sobre anticonceptivos con tu paciente, proporciona folletos y descripciones con dibujos precisos, fotos, diagramas y gráficos comparativos para que tu paciente se los lleve a su hogar y procese la información ofrecida para tomar sus decisiones más fácilmente.

V) Mantener una postura profesional disminuirá la ansiedad. Controla tus emociones personales: Las personas en el Espectro Autista a menudo visitarán a más de un ginecólogo a lo largo de sus vidas. Pero el estrés y la ansiedad son sensaciones muy comunes según el contenido expresado a lo largo de este artículo. Dichas sensaciones pueden ser agravadas cuando el ginecólogo se expresa con un tono de voz que no indica un sentido de calma y levanta la voz cuando su paciente se siente sorprendida o incómoda durante el examen o procedimiento.

Para que exista una relación doctor-paciente empática y mutuamente respetuosa, los ginecólogos han de prestar atención a las siguientes indicaciones:

  • Las expresiones faciales aún pueden ser definidas (felicidad, ansiedad, etc.) pero intenta no ser demasiado dramático en tus expresiones faciales. La complejidad de las expresiones faciales dinámicas a menudo distraen a las personas en el Espectro Autista y podrían ser percibidas como intimidantes por tu paciente.
  • Sé consciente de tu tono de voz. Las personas en el Espectro Autista responden mejor a un tono de voz calmado, profesional y no excesivamente volátil.
  • Ten cuidado con tu sentido del humor o conversar sobre temas cotidianos con tu paciente, ya que ésto aumentará su incomodidad e intensificará sus niveles de ansiedad. Cuando sientas dudas, mejor evítalo.
  • Si tu paciente comparte información que te podría resultar alarmante (Ej: Tu paciente tiene una vida sexual activa y no usa protección, tu paciente ha experimentado un trauma sexual o tu paciente no sigue todas tus instrucciones para un eficiente cuidado prenatal), manéjalo profesionalmente. Es perfectamente aceptable manifestar tus preocupaciones y ofrecer recomendaciones para la seguridad de tu paciente basándote en hechos (Ej: El sexo sin protección aumenta el riesgo de contraer enfermedades/infecciones de transmisión sexual o un embarazo no deseado). Pero evita imponer esas preocupaciones basándote en tus creencias personales.

Controla tus emociones personales, y la interacción con tu paciente fluirá más tranquilamente.

VI) Trata a tu paciente en el Espectro Autista como cualquier otro paciente. Con respeto: Ningún profesional de la salud puede negarse a prestarle atención médica a una persona por motivos relacionados a su situación de discapacidad. Entonces es importante proporcionarle a tu paciente en el Espectro Autista con la misma cantidad de acceso a la salud que a cualquier otro paciente. Deja que tu paciente rellene el mismo papeleo (incluyendo antecedentes médicos). Conversa con tu paciente sin ocultarle información (incluso si asumes que podría ser irrelevante). Proporciónale a tu paciente con el mismo rango de opciones de métodos anticonceptivos. Proporciónale a tu paciente con suficiente información sobre sexualidad que podría solicitar. Y lo más importante, deja que tu paciente tome sus propias decisiones. Justo como los demás pacientes tienen derecho a estar informados y tomar sus propias decisiones, las personas en el Espectro Autista también tienen ese derecho.

Fuente: Lindsey. (2011). 6 Things OB/GYN Needs To Know When Taking Care Of A Patient With ASD. Naked Brain Ink. Recuperado de (http://nakedbrainink.com/2916/obgyn-care-patient-asd/). Traducido por Maximiliano Bravo.

10 Pasos para Discutir En Vez de Pelear

Un plan de 10 pasos para discutir temas sin pasar un mal rato.

Las parejas sanas no pelean, discuten. Hay una gran diferencia.

a) Pelear:

  • Levantar la voz
  • Mencionar el pasado
  • Insultar
  • Centrarse en el problema

b) Discutir:

  • Hablar con voz tranquila
  • Respetarse mutuamente
  • Enfocarse en el tema
  • Centrarse en la solución

Entonces, ¿cómo dejar de pelear para comenzar a discutir

I) Escoge un momento cada semana para hablar: Que sea un momento específico donde el hogar en general esté bastante tranquilo. 30 minutos máximo.

II) Apaga tu celular, televisión o cualquier otra distracción electrónica: No puedes prestarle atención al tema a discutir mientras estás jugando Fruit Ninja. Bueno, no efectivamente, de todos modos.

III) Tú o tu pareja presentan el tema a discutir: Tu turno una semana, el turno de tu pareja la semana siguiente, y así sucesivamente. Elija un tema actual y comienza con un problema que no sea tan “pesado” como otros. Por ejemplo, el montón de platos sucios en el fregadero.

IV) Establecer un temporizador de 15 minutos: La persona que escogió los temas comienza a hablar. No interrumpas a tu pareja, incluso si crees que está fuera de lugar o si crees que malinterpretó la situación.

V) Tómense de las manos: Cuando tomas de la mano a tu pareja mientras habla sobre una inquietud, se enfatiza el fuerte vínculo entre ustedes dos.

VI) Expresa tu preocupación con la frase “me siento”: Un buen ejemplo sería; “Cuando los platos no están en el lavavajillas después de cenar, me siento frustrado/a porque me gusta tener una cocina limpia antes de irnos a dormir

VII) Evita usar las palabras “siempre” y “nunca”: Rara vez las personas siempre o nunca hacen un comportamiento. Decir esas palabras automáticamente pone a tu pareja a la defensiva.

VIII) Ahora declara tu solución: Un buen solución para el ejemplo del punto 6 sería; “Creo que deberíamos turnarnos para poner los platos en el lavavajillas“.

IX) Se acabó el tiempo. Ajusta el temporizador de 15 minutos: Ahora es el turno de la otra persona para expresar sus sentimientos sobre el tema usando una oración de “Me siento” y luego presentar una solución. Trata de complementar la solución propuesta por tu pareja. Hay una regla en la improvisación: usa la frase “Sí y …“.

X) Cuando el temporizador se apaga, fin: Después de 30 minutos, han terminado. Incluso si no han encontrado una solución, está comenzando una comunicación abierta. Eventualmente, llegará al punto en el que puede hablar sobre temas más importantes.

Un paso adicional…

XI) Aléjate si te estás enojando: Si sientes que vas a decir algo que no quiere decir, discúlpate y dile a tu pareja que está tomando un descanso de 10 minutos. Es importante que le avises a tu pareja cuando vas a volver. De lo contrario, puedes desencadenar sentimientos de abandono.

Fuente: Sarkin, S. (2012). 10 Steps for Arguing Instead of Fighting. Psychology Today. Recuperado de (https://www.psychologytoday.com/us/blog/here-there-and-everywhere/201201/10-steps-arguing-instead-fighting). Traducido por Maximiliano Bravo.

¿Cómo Manejar a los Niños que Buscan Atención?

No levantes a tu bebé cuando llora. Sólo quieren atención.

No consueles una rabieta. Sólo quieren atención.

No cedas a sus quejas. Sólo quieren atención.

No hagas cosas por tu hijo/a que sabes que pueden hacer por sí mismo/a. Sólo quieren atención.

Cualquiera pensaría que la atención era una droga ilícita. ¡Todos estén atentos a los niños que intentan marcar algunos!

Pero la atención no es un lujo para ser racionado. Tampoco es algo de lo que temer. La atención es algo que todos necesitamos.

Las personas necesita ser vistas, valoradas, escuchadas, reconocidas y aceptadas. La personas necesitan atención.

Entonces, ¿quién realmente tiene el problema aquí? ¿Los niños que expresan una necesidad biológica de atención perfectamente natural, o los adultos que usan su atención como una herramienta para ejercer el poder?

Con suerte, ya sabes la respuesta.

¿Qué hacer cuando tu hijo/a quiere atención?

I) Desafía tu condicionamiento: A menudo los padres están condicionados a ejercer su rol basados en el miedo. Sienten que deben controlar a los niños, para que no hagan lo incorrecto. Sienten que no pueden ni deben mostrarles demasiado amor o consideración, por temor a malcriarlos. ¿Pero es esta una manera de tratar a una persona?

¿Qué pasaría si tu pareja siempre esperara lo peor de ti y controlara todas tus elecciones para que no hicieras lo incorrecto? ¿Qué pasaría si ellos racionaran su atención dependiendo de si su comportamiento los complacía? ¿Qué pasaría si usaran su amor y afecto como moneda para lograr que hagas lo que querían? Eso no suena como una relación saludable y ciertamente no es algo que tú quieres modelar para tus hijos.

La verdad es que nos vendieron una mentira. Los niños no son intrínsecamente malos o manipuladores. Son seres humanos, que intentan darle sentido al mundo, que desean conectarse contigo y hacer lo mejor que pueden. ¡Y a veces eso es difícil! Especialmente cuando te arrojan a un mundo que alienta literalmente a los padres a ignorar los gritos de sus hijos y, a medida que crecen, ignoran sus ofertas de atención.

Desafía tu condicionamiento. Esta no es una manera de tratar a las personas. Los niños son personas, y si este tipo de tratamiento no sería aceptable en cualquier otra relación, es probable que tampoco esté bien para ellos. La relación entre padres e hijos no es una especie de universo alternativo mágico en el que aquellos con mayor poder puedan tratar a los demás de manera deficiente y esperar que no sea perjudicial.

II) Escucha lo que están comunicando: Todo comportamiento es comunicación. Si un niño se involucra en lo que las personas describen como conductas de “búsqueda de atención”, entonces están comunicando claramente una necesidad. La necesidad de atención. Podría ser por varias razones y es nuestro trabajo resolverlo.

Cuando alguien tiene una necesidad, escuchamos, nos importa y lo ayudamos a satisfacer sus necesidades de la manera que podamos.

¿Qué se está comunicando tu hijo/a? ¿Que necesitan?

III) No trates sus necesidades con frialdad o indiferencia: Si tus hijos quieren tú atención, entonces dales atención. La atención es una necesidad legítima.

Juega con ellos, ríe con ellos, consuélalos. Muéstrales que son importantes.

No puedes echar a perder a alguien con demasiada atención o reconocimiento.

IV) Olvídate de los malos hábitos y la manipulación: ¿Qué pasa cuando los niños piden atención de manera negativa? Aún así, satisface sus necesidades.

Olvídate de las advertencias. Olvídate de los “malos hábitos” y la “manipulación”. Si un niño realmente elige hacer lo incorrecto solo para llamar la atención, ¿qué le dice eso? Están desesperados y haciendo todo lo posible para satisfacer sus necesidades. Tal vez creen que esta es la mejor manera de llamar la atención porque han aprendido que sus verdaderas necesidades no serán satisfechas.

Entonces dales lo que necesitan. Demuéstreles que no tienen que recurrir a esto solo para obtener la atención que necesitan. Muéstrales que el amor y la atención se dan libremente.

V) Llena su balde: Llena a tu hijo/a con todo el amor, la conexión y la atención que necesita con regularidad. Reconozca que los diferentes niños necesitan diferentes cantidades, así como diferentes tipos de atención. ¡Encuentra lo que tiene un significado único para ellos!

La atención no es algo que retener o racionar. Es una necesidad legítima.

Entonces, ¿qué debes hacer cuando un niño quiere atención?

Dáselo a ellos.

Siempre.

Fuente: Sara. (2017). How to Handle Attention-Seeking Kids. Happiness Is Here. Recuperado de (http://happinessishereblog.com/2017/09/how-to-handle-attention-seeking-kids/?fbclid=IwAR0GP_58PVurgT8Ec5_lPDik-7MSB4LQmsnDqDWiNxPXHrSyFBvksmP5Tn8). Traducido por Maximiliano Bravo.