¿Qué Es La Honestidad?

La honestidad es una de esas cosas que son bastante obvias. Es una virtud en la que todos están de acuerdo. A todos nos han enseñado desde una edad muy temprana que debemos ser honestos. Cuando podemos contar con que otras personas sean sinceras, nos sentimos seguros de que estamos a salvo, o al menos sabemos qué esperar, y podemos actuar en consecuencia.

La honestidad es cuando no haces cosas moralmente incorrectas. Cuando analizamos la honestidad, encontramos virtudes como la veracidad, integridad, franqueza, lealtad, justicia y sinceridad. Pero también encontramos la ausencia de engaños, mentiras y abstenerse de hacer cosas que no sean, bueno, deshonestas.

No mentir y no robar son cosas que son razonablemente fáciles de hacer. Simplemente significa no hacer cosas, pero ¿qué pasa con las cosas que debes hacer?

¿Puedes decir honestamente que eres sincero/a, que siempre dices tu verdad y que eres leal no solo con los demás, sino también contigo mismo/a? ¿Puedes decir que cuando no mientes, pero tampoco hablas cuando es necesario, que eres honesto/a? ¿Puedes decir que cuando eres siempre directo/a, excepto cuando tu opinión no coincide con la de la multitud, que eres honesto/a?

Cuando miras qué es la honestidad en su conjunto, ¿puedes decir que eres realmente honesto/a?

¿Por qué no somos honestos?

La honestidad es una virtud en la que prospera un constructo social sano, un entorno seguro, y para eso precisamente utilizamos la honestidad: estar seguros. Y si eso significa ser deshonestos bajo una máscara de honestidad, que así sea.

Nos han enseñado a leer la situación y evaluar si es seguro ser honesto/a. Y en la mayoría de los casos, la respuesta es no. Hablar siempre da miedo, incluso cuando lo que dices se alinea completamente con lo que todos están de acuerdo.

Hemos aprendido que ser honestos todo el tiempo crea situaciones peligrosas que no son beneficiosas para nosotros personalmente. Por ejemplo, cuando le dijiste a tu mamá que su comida sabía horrible, ella se enojó y te dijo que eres un/a ingrato/a. O esa vez cuando le diste a tu supervisor/a excelente críticas constructivas, y dos semanas después te despidieron.

Por lo tanto, cumplimos con el status quo sin la más mínima desviación. Aplicamos la honestidad regulada y creamos una persona honesta que está cuidadosamente diseñada para adaptarse a la narrativa de nuestra comunidad. En la superficie, parece que somos personas genuinamente honestas, pero hay un sistema secreto y complicado para mantener la fachada en funcionamiento. Un sistema que evalúa meticulosamente cuál debería ser nuestro próximo movimiento para mantenernos lo más seguros posible.

Optamos por la versión segura de la honestidad, una versión que incluso podría ser peor que la deshonestidad total. Una versión que cuenta la mentira honesta ocasional, pero se abstiene de decir algo en absoluto.

Imagine un mundo donde todos ejecutan un programa de honestidad segura. Es una construcción complicada donde la destrucción está a la vuelta de la esquina. Un lugar donde los unicornios y los arcoiris se vuelven feos rápidamente.

Entonces, ¿cuál es la alternativa?

La alternativa es ser asertivamente honesto/a todo el tiempo. Pero, ¿qué significa eso?

Ser asertivamente honesto/a significa decir lo que piensas, sin importar las consecuencias. Significa que estás dispuesto/a a ofender a algunas personas, a adoptar una postura impopular, porque tu verdad es más importante que cualquier otra cosa. Significa que te atreves a mirar a la cara lo que está mal y decir la verdad, incluso si eso es lo que estás mal. Significa que si tu honestidad no vibra con el status quo, estás dispuesto a marcharte. Sin importa qué.

La honestidad asertiva significa que ya no ignoras al elefante en la habitación. Estás llamando al elefante y diciéndole que salga del camino. Pero, ser asertivamente honesto/a no significa ser arrogante. Significa que eres consciente de tus palabras porque entiendes que tus palabras tienen poder.

Cuando eres asertivamente honesto/a, muestras tus verdaderos colores y las personas pueden anticiparlo. Tal vez no les agradas todo el tiempo, pero definitivamente saben lo que vales y lo que pueden esperar de ti. Al ser asertivamente honesto/a, valiente y decir lo que piensas, creas una base sólida para las personas que te rodean y para ti mismo.

¿Por qué no somos asertivamente honestos?

No somos asertivamente honestos por la simple razón de que tenemos miedo. Porque queremos pertenecer a nuestro entorno, está en nuestro ADN. Es cómo sobrevivimos y prosperamos en esta roca flotante gigante llamada Tierra. Nos necesitamos el uno al otro. Pero, si realmente no confiamos en las personas que nos rodean, jugamos a lo seguro. Después de todo, ¿por qué serías vulnerable cuando estás rodeado de depredadores feroces?

¿Realmente puedes confiar en las personas que te rodean? ¿Puedes decir con confianza que cuando las cosas se ponen difíciles, tu grupo te apoya? Probablemente no, porque lo más probable es que no hagas un esfuerzo adicional por ellos también.

A pesar de que todo parece estar bien en la superficie, hay una guerra en lo más profundo de tu ser. Secretamente no confiamos en otras personas, porque sabemos que realmente no podemos confiar en nosotros también. No somos asertivamente honestos porque pensamos que cuando somos verdaderamente abiertos, las personas nos dominan. Vivimos en un mundo donde la verdad personal de todos está escondida detrás de varias máscaras. La mayoría de las veces, ya ni siquiera podemos llegar a nuestra verdad a través de la telaraña de máscaras que hemos creado cuidadosamente.

Sonreimos cortésmente cuando hablamos con alguien, mientras pensamos en pensamientos oscuros de estrangularlos. Tu mente racionaliza lo que sucedió y tuerce la historia, “sí, es bueno que no hayas hablado porque funcionaría en tu contra”. Pero, mientras tu mente te está engañando, tu alma está gritando por dentro.

Claro, una mentira consciente de vez en cuando no duele, pero si sumamos todos esos pequeños momentos en un día, terminamos con muchas mentiras. El precio que pagamos es mucho más alto que los cinco minutos de conveniencia que obtenemos al abstenernos de ser honestos. La peor parte es que no solo les estamos mintiendo a las personas que nos rodean, nos estamos mintiendo a nosotros mismos.

Cada vez que nos ajustamos a la norma y descuidamos nuestro espíritu interior, cada vez que elegimos dar una respuesta políticamente correcta en aras de que nos gusten, nos matamos un poco a nosotros mismos. Nos convertimos en un fragmento de lo que realmente somos. Nos convertimos en personas no auténticas que compran completamente nuestra propia mentira.

Empieza contigo mismo/a

Al final, si no somos asertivamente honestos con nosotros mismos, nos privamos de la posibilidad de crecer, sanar nuestros traumas del pasado y convertirnos en mejores personas. Si quieres lograr tu máximo potencial, debes ser asertivamente honesto/a.

Y ser asertivamente honesto/a, especialmente contigo mismo, duele. Y mucho.

Significa que tienes que mirarte al espejo y reconocer que estás herido/a, que has cometido errores, que a veces te has avergonzado y que incluso puedes vivir una vida que es demasiado difícil. para que realmente te mires a los ojos.

Significa que aceptas que no estás cerca de lo que aspirabas a ser cuando eras niño/a.

Significa que tienes que perdonarte a ti mismo y hacer las paces con todas las cosas malas que hiciste en tu vida. Significa que sentirás la presión de necesitar cambiar más que nunca. Y cambiar es un trabajo duro, mejor aún, es casi imposible.

Las probabilidades de que seamos mejores personas están totalmente en nuestra contra. Incluso si estamos totalmente motivados para cambiar, todo nuestro sistema y el mundo conspiran en contra de nosotros para mantener las cosas tal como son.

Pero tienes que ser honesto/a, saca esa inmundicia de tu sistema.

Decir la verdad es medicina. Es terapéutico. Pero también funciona a la inversa: si no hablas cuando debe hacerlo, no solo te está mintiendo a ti mismo/a, la injusticia se convertirá en parte de ti. Izquierda o derecha, absorberá el escenario dado, ya sea que hables o no, determina cómo eso ingresa a tu sistema.

Si quieres ser asertivamente honesto/a, debes ser valiente, porque debes tomar algunas decisiones radicales, ya sea que se relacionen con tu trabajo, tus amistades, tu familia. ¿Qué harás? ¿Qué no harás? Piensa, actúa, aprende.

Ser asertivamente honesto/a es una cosa, asumir las consecuencias es un desafío completamente diferente.

Un antes y un después

Si quieres vivir una vida auténtica, debes ser asertivamente honesto/a. Asertivamente honesto/a contigo mismo y con tu entorno.

Ser asertivamente honesto requiere autoconciencia, confianza y autoestima. Incluso cuando el mundo no opta por ser asertivamente honesto, vale la pena seguir el camino difícil.

Y si todos hicieran eso, el mundo cambiaría drásticamente.

Nueva energía y creatividad fluirían a través de nuestras vidas. Tendríamos conexiones sinceras. Las personas se atreverían a abrirse, a hablar, y como resultado, podríamos confiar genuinamente en las personas que nos rodean. Es posible que no estemos de acuerdo con los demás, pero nos respetamos mutuamente por respaldar lo que creemos.

Las personas asertivamente honestas dan un paso al frente y defienden lo que creen. No respetarán el status quo. Y aunque las personas pueden no estar de acuerdo con lo que dicen, hacen algo que la gente no se atreve a hacer: hablan cuando permanecer en silencio es un crimen, y en secreto los respetamos por eso.

En un momento de honestidad asertiva, las personas honestas podría tener todos los ojos puestos en ellas, podría sentirse como extraños. Pero, cuando se calma la conmoción, son libres y descansan bien, mientras que el resto permanece en una prisión. Pero, tal prisión no es la parte más difícil. Lo más difícil es vivir con la sensación de que tuviste la oportunidad de hablar, pero no la aprovechaste. Que le diste la espalda a tu auténtico potencial a cambio de algo de consuelo, de mediocridad, de pertenecer a algo que se basa en mentiras.

Una persona asertivamente honesta puede estar sola, pero se mantiene fuerte como un roble en la tormenta, con sus raíces en el subsuelo y sus hojas tocando el cielo. Puede que no esté rodeado de mucho, pero lo que sea que la rodea realmente quiere estar allí, y es más real que cualquier otra cosa.

Porque cuando todo está dicho y hecho, al menos puedes mirarte al espejo, sonreír y decir: “Hice lo correcto”.

Fuente: Stoelwinder, D. (2020). WHAT IF WE WERE BRUTALLY HONEST. Dennis Stoelwinder . Recuperado de (https://dennisstoelwinder.com/brutally-honest/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Sensibilidad A Las Críticas: Consejos Para Las Padres

Han habido muchas discusiones sobre las diferentes reacciones sensoriales que las personas en el Espectro Autista tienen al entorno físico, como la angustia que pueden experimentar por ruidos fuertes e inesperados, luces fluorescentes y etiquetas de ropa.

Pero hay otra forma de sensibilidad menudo expresada por los miembros de la comunidad del Espectro Autista, que no se discute con la misma regularidad: una hipersensibilidad extrema a las críticas.

Esto es cuando incluso el tipo más pequeño de sugerencia o corrección tiene un gran impacto. Los tipos de críticas más intencionales resultan en la destrucción del autoestima de la persona o pueden provocar reacciones fuertes. Aún más significativo es el efecto duradero que esto tiene.

Muchos adultos en el Espectro Autista dicen que estas críticas no solo las han internalizado y han impactado negativamente su autoestima, sino que todavía están pensando en estos momentos dolorosos décadas después.

Si las personas que interactúan con aquellos en el Espectro Autista no son conscientes de esta sensibilidad, pueden causar involuntariamente un daño emocional negativo de larga duración.

Causas

No existe certeza si las personas en el Espectro Autista están predispuestas para ser emocionalmente sensibles; Esta cualidad no es intrínsecamente buena o mala. Sin embargo, está claro que las experiencias de la vida, especialmente cuando son niños, pueden magnificar esta sensibilidad.

Algunas de estas experiencias incluyen:

  • Ser corregidos frecuentemente.
  • Ser víctimas de acoso escolar.
  • Comentarios negativos constantes de sus padres y profesores.
  • Ser despedidos y excluidos.
  • Sienten que nunca hacen las cosas bien.

Con el tiempo, las personas pueden percibir críticas, incluso cuando no fueron intencionadas. A veces, incluso los comentarios positivos pueden interpretarse como negativos a la luz de las malas experiencias del pasado de la persona.

Impacto

Los adultos en el Espectro Autista describen esta sensibilidad como un efecto devastador. Muchos dicen que se sienten agotados, estresados, decaídos, menospreciados o sin valor.

Informan que sus pensamientos constantes son:

  • “Que es mi culpa. Cometí un error”
  • “Siempre estoy equivocado, y la otra persona siempre tiene razón”.
  • “Se siente como una jungla allá afuera”.
  • “Es un campo minado averiguar cómo evitar las críticas”.

Consecuencias

Como consecuencia de esta sensibilidad, las personas en el Espectro Autista pueden:

  • Evitar situaciones sociales, escolares y laborales.
  • Aislarse cuando deben estar en grupos.
  • Guardar silencio, pensando que si no dicen nada, no pueden ser criticados.
  • Pedir disculpas por todo lo que hacen (o no hacen) con la esperanza de que esto evite las críticas.
  • Desarrollar actitudes perfeccionistas, porque si no se equivocan, no serán criticados.
  • Intentar imitar el comportamiento de niños o adultos socialmente exitosos.
  • Ser EXTREMADAMENTE autocríticos desde el principio en las interacciones sociales como una forma de tratar de ganarle a la otra persona. Duele menos si la persona se critica a sí misma.

Pero todos estos esfuerzos pueden tener un éxito limitado, causar agotamiento y reforzar una pobre imagen de sí mismo.

Consejos para los padres: La Autoestima Es Clave

Aunque muchos expertos en crianza de los hijos desalientan “mimar” a los niños, especialmente a medida que crecen, resulta útil considerar la perspectiva opuesta sobre la crianza de los hijos.

No importa su edad, los niños necesitan apoyo emocional y elogios. Cuando un/a niño/a se siente fuertemente criticado/a, el objetivo más importante es ayudarlo a desarrollar su autoestima. Los niños en el Espectro Autista generalmente no reciben afirmaciones positivas de sus compañeros, por lo que corresponde a los padres y profesores proporcionarlos.

Incorporar algunas de las siguientes sugerencias en la forma en que interactúa con tu hijo/a puede ayudarlo a convertirse en adultos asertivos y resilientes que se sientan bien consigo mismos.

  • Construir confianza a través de las fortalezas: Anima a tu hijo/a en el Espectro Autista a hacer cosas en las que se destaquen para promover el éxito. Esto no significa que no debería experimentar dificultades, sino que intenta crear tantas oportunidades positivas para tu hijo/a como sea posible, y felicítalo/a por sus éxitos, así como por sus esfuerzos.
  • Comunicar aceptación: Siempre hazle saber a tu hijo/a que son aceptados (y amados) por quienes son, sin importar cuáles sean sus dificultades o los errores que hayan cometido.
  • Crear una entorno para el éxito: Cuando sea posible, intenta fomentar entornos óptimos. Esto depende de cómo sea tu hijo/a, pero las posibles adaptaciones pueden incluir disminuir el tiempo social dentro de los grupos, minimizar los elementos sensoriales que causan estrés e implementar estrategias de apoyo escolar que promuevan sus fortalezas.
  • Establecer apoyos: Todos los niños deben tener al menos un adulto comprensivo y receptivo en su vida que pueda actuar como mentor y brindar orientación social.
  • Mensaje consistentes: Todos los adultos que trabajan con tu hijo/a deben asegurarse de interpretar correctamente cómo se comporta o cómo se comunica. Si se debe modificar el comportamiento de tu hijo/a, los adultos deben intentar hacerlo con suavidad y de manera práctica, con una explicación clara, no crítica.
  • Crear oportunidades para el liderazgo: Considere colocar a tu hijo/a en posiciones de liderazgo, como tutoría o mentoría para niños más pequeños o “dirigir” un club basado en sus intereses. Este tipo de oportunidades pueden tener un impacto positivo en el autoestima de los niños.
  • Ser proactivos frente al acoso escolar: Abordar inmediatamente cualquier situación de acoso escolar o exclusión social. Hay que tener en cuenta que esto puede suceder en el ciberespacio de parte de sus compañeros o incluso adultos (como sus profesores).
  • Encontrar el equilibrio correcto: Cuando interactúes con tu hijo/a en el Espectro Autista, sé amable y generoso con los elogios. Tan frustrado como pueda sentirse en este momento, trate de no gritar o alzar la voz, o decir cosas críticas. Esto generalmente no es útil para los niños en el Espectro Autista y es poco probable que cambie sus comportamiento.

Este es un montón de consejos, y tú podrías pensar, “más fácil decirlo que hacerlo“. Recuerda, toda este artículo ha sido sobre no ser crítico con tu hijo/a; Además, no seas crítico contigo mismo. La crianza de los hijos es un trabajo duro, especialmente cuando tienes un hijo/a en el Espectro Autista, y es importante perdonar tus propios errores y seguir adelante. Tu objetivo no es ser el/la padre/madre perfecto/a, sino más bien esforzarte para comprender y apreciar a tu hijo/a y hacer lo mejor que puedas.

En conclusión, los niños en el Espectro Autista reciben constantemente comentarios que pueden contribuir a una sensación de ser inherentemente defectuosos. Esto hace que sea más importante que nunca para los padres, profesores y otros adultos equilibrar las críticas con elogios, la aceptación incondicional y el énfasis en sus fortalezas.

Fuente: Jekel, D. (s.f.). Sensitivity to Criticism: Advice for Parents. The Asperger/Autism Network (AANE). Recuperado de (https://www.aane.org/sensitivity-to-criticism-advice-for-parents/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Evitando Las Trampas De Explotación Y Manipulación

Hay una razón concreta real detrás de porque se aprovechan de las personas en el Espectro Autista y comienza con la diferencia en la comunicación entre las personas que viven y no viven la condición. La comunicación de las personas en el Espectro Autista está generalmente en un nivel. Somos honestos, directos y no solemos manipular y engañar a las personas. Generalmente no mentimos, aunque muchas personas en el Espectro Autista son capaces de mentir si sienten la necesidad. Pero por lo general, para nosotros no es natural.

Las personas neurotípicas operan de manera diferente en cómo se comunican. Su comunicación tiende a suceder en más de un nivel. Principalmente, esto no hace que sean depredadores y deshonestos y solo genera cierta confusión cuando interactúan con personas en el Espectro Autista, ya que operan de forma diferente. Sin embargo, hay algunas personas que se aprovechan de otros y cuando se encuentran personas en el Espectro Autista que ven las cosas en un nivel, sin darse cuenta de que los demás no lo hacen. Cuando las personas neurotípicas se dan cuenta de las diferencias, ahí es cuando puede ocurrir la depredación.

Algunas Circunstancias Este Tipo De Explotación Comúnmente Ocurre Incluyen:

  • Las personas te llaman o se acercan a ti acerca de productos en venta o, en algunos casos, organizaciones benéficas que buscan donaciones. Las personas en el Espectro Autista no solo tienden a tener dificultades para darse cuenta de que se están aprovechando financieramente de ellas, sino que también pueden no sentirse capaces de responderles asertivamente.
  • Muchas personasen el Espectro Autista son atentas, respetuosas y educadas, y no quieren ser irrespetuosas, lo que puede exacerbar este problema. Otros encuentran que responder asertivamente es casi imposible.
  • En algunas relaciones íntimas, las personas en el Espectro Autista pueden ser manipuladas por sus parejas. Esto a menudo toma la forma de explotación emocional y de ser controlados, pero también puede implicar abuso y violencia.
  • Los criminales pueden convencer a las personas en el Espectro Autista para que colaboren en sus crímenes a cambio de aprobación y “amistad”. Si son atrapados, una persona en el Espectro Autista honesta puede asumir toda la responsabilidad sin darse cuenta de su error.
  • Los matones, en el colegio o en el ciberespacio, a menudo usan esta promesa de aprobación y “amistad” para convencer a las personas en el Espectro Autista de humillarse públicamente u online.

Necesitamos ser conscientes de las posibles amenazas y formas de evitar ser víctimas, pero también recordar que es una fracción de las personas neurotípicas que se comportan de esta manera.

Algunas Estrategias Que Pueden Ayudar Incluyen:

  • Las personas en el Espectro Autista pueden aprender unos de otros sobre situaciones en las que puede ocurrir la explotación y apoyarse mutuamente para enfrentarlas y evitar involucrarnos en tales situaciones.
  • Recuerda que no TIENES que hacer cosas porque los demás te lo dicen. Si algo sientes que está mal, probablemente está mal.
  • Practica actuar con asertividad. Puede llevar un tiempo, pero es una gran habilidad en esta y otras áreas.
  • Todo lo que hagas para respaldar tu identidad como persona en el Espectro Autista, desarrollar su autoestima y autorrespeto se destinará a equiparte con las habilidades y la confianza para evitar que se aprovechen de ti.
  • Reflexiona sobre dónde te ha sucedido la explotación a ti o a las personas que tú conoces. Piensa en lo que habría ayudado en la situación pasada. Mantenga un registro de esto y si surge una situación similar, use las estrategias que ha identificado
  • Y si sucede, analice los problemas y sentimientos, pero no te eches la culpa. Al igual que con todos los contratiempos, trata de aprender lo que puedas de tal situación, obtén el apoyo que necesitas y sigue adelante.

Por último, es importante recordar que este comportamiento no es culpa de las víctimas en el Espectro Autista. Estos problemas surgen como resultado de que una persona o grupo de personas se aprovechen intencionalmente una diferencia de comunicación para su propio beneficio.

Fuente: Purkis, J. (2018). TOO NICE: AVOIDING THE TRAPS OF EXPLOITATION AND MANIPULATION. research Autism. Recuperado de (https://researchautism.org/too-nice-avoiding-the-traps-of-exploitation-and-manipulation/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

La Importancia De La Palabra “No”

Obediencia es una palabra que muchas personas en el Espectro Autista y padres de niños que viven la condición asocian automáticamente con la terapia conductual como ABA, pero de hecho, la crianza y enseñanza cotidiana depende del conductismo con el objetivo como meta. Gráficos de stickers para diversas tareas o para “buen comportamiento”, retención de privilegios hasta que se cumplan los objetivos, y los castigos o las consecuencias por no cumplir con las expectativas son formas comunes de técnicas de enseñanza y enseñanza basadas en el cumplimiento y que modelan el comportamiento.

Ciertamente, hasta cierto punto, muchos niños están sujetos a entrenamiento de obediencia en el colegio y en el hogar, incluso si no son neurodivergentes de ninguna manera. Muchos adultos ven esto como la única forma de lograr que los niños aprendan algo, incluidos los valores familiares, la empatía y la diferencia entre lo apropiado y lo inapropiado. Algunos estudios han demostrado que los alumnos en situación de discapacidad están típicamente más estrictamente controlados por el manejo del comportamiento que sus compañeros sin discapacidad en el colegio.

Desafortunadamente, esos niños son más vulnerables al daño que puede resultar de la entrenamiento de obedicencia que sus compañeros sin discapacidad. Los niños en el Espectro Autista en particular, frecuentemente confundidos por reglas neurotípicas no escritas y códigos sociales, pueden permanecer en la zona de comodidad relativa de evitar conflictos, hacer lo que se les dice y ser “buenos” para tratar de mantenerse fuera de peligro.

Los niños en el Espectro Autista también tienden a confiar en los guiones para hacer frente a situaciones desconocidas o confusas; los adultos no autistas pueden no darse cuenta de hasta qué punto las personas en el Espectro Autista usan las secuencias de comandos como una herramienta, incluso cuando la persona que vive la condición parece tener habilidades verbales avanzadas. Y los guiones que a menudo se sienten más seguros son los guiones de obedicencia:

Si. Bueno. Lo haré. Lo que quieras está bien.

O: conformidad silenciosa.

Ahora considera las situaciones de un/a niño/a en el Espectro Autista, y luego un/a adolescente en el Espectro Autista, y luego un/a adulto/a en el Espectro Autista puede encontrarse, no estar seguro/a de qué hacer o cómo responder, y puede encontrarse en incumplimiento con los guiones de obediencia:

  • Acoso escolar.
  • Ser abusado/a por una persona que conocen.
  • Experiencias sexuales en las que sienten presión para dar su consentimiento.
  • Decisiones de cómo criar a sus hijos, incluyendo consejos no solicitados de miembros de la familia.
  • Situaciones de salud en las que tienen necesidades insatisfechas.
  • Presiones en el lugar de trabajo para asumir más responsabilidad, o renunciar a acomodaciones.

Es de vital importancia que el entrenamiento de obediencia basado en el comportamiento no sea fundamental para la forma en que criamos, enseñamos u ofrecemos terapia a niños en el Espectro Autista. Por la forma en que los deja vulnerables al daño, no solo cuando son niños, sino por el resto de sus vidas.

Por esta razón, debemos esforzarnos, lo antes posible, por enseñar a los niños que tienen la capacidad de consentir o negarse a hacer algo. Que tienen derecho a la autonomía corporal incluso cuando nos molesta o nos frustra. Que sus necesidades, opiniones y deseos son importantes y se consideran importantes.

Deberíamos proporcionarles guiones que puedan usar en lugar de guiones de cumplimiento, cuando no estén seguros de qué hacer.

  • No gracias
  • Lo pensaré
  • Eso no me gusta
  • No quiero
  • No puedo hacer eso
  • ¡NO!

Y también alienta las expresiones no verbales de rechazo, como darse la vuelta, sacudir la cabeza, salir de la habitación, vocalizar en protesta, etc.

A medida que los apoyamos en su aprendizaje y desarrollo personal, deberíamos fortalecer, no disminuir, su capacidad de expresar “No”, puede ser una de las herramientas más útiles que tendrán.

Fuente: Murry, M. (2016). The Importance Of No. Respectfully Connected. Recuperado de (http://respectfullyconnected.com/2016/03/the-importance-of-no/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

¿Por qué No Debemos Ignorar A Los Líderes En El Espectro Autista?

Sin duda, a muchos les parecerá sorprendente encontrar las palabras “líderes” y “Espectro Autista” en la misma oración, ya que la condición a menudo se caracteriza por problemas de aprendizaje, función ejecutiva y otros problemas sociales.

Estos síntomas ciertamente plantean dificultades, pero el Espectro Autista no debe generalizarse. Los estigmas sociales aún rodean a las personas que viven la condición, pero tampoco debemos descartar a las personas en el Espectro Autista como líderes incapaces. Aquellos en el Espectro Autista pueden ofrecer la inteligencia, el impulso y las ideas que ayudan a hacer girar al mundo:

La inteligencia superior a la media ayuda a la innovación a prosperar

Todavía hay un estigma social en torno a la contratación de trabajadores y líderes en el Espectro Autista. La ONU estima que casi el 80% de las personas que viven la condición no son contratados en la fuerza laboral global de hoy. Sin embargo, cuando están subutilizados en la fuerza laboral, causa una gran desventaja para todos los involucrados. Más de la mitad de las personas en el Espectro Autista tienen una inteligencia superior al promedio y es ese alto coeficiente intelectual que ayuda a los líderes que viven la condición a pensar de manera creativa y resolver problemas de maneras que otros pueden no haber reconocido.

Una nueva investigación en realidad indica que hay tres patrones de pensamiento distintos en las personas en el Espectro Autista. Algunos son aprendices visuales que tienen dificultades con un aprendizaje más basado en la lógica, el segundo tipo de aprendices son especialistas verbales que son buenos para hablar y escribir, pero tienen habilidades visuales menos desarrolladas. El tercero son pensadores de patrones (como Daniel Tammet) que tienen éxito en matemáticas y música, pero tienen más dificultades para leer o escribir. Sin embargo, el hecho de que estos patrones de pensamiento diferentes presenten dificultades no significa que debamos socavar a los líderes que las tienen.

Los lugares de trabajo pueden incorporar mejores formas de apoyar a los líderes en el Espectro Autista para que puedan ser una parte crucial de cualquier negocio o industria. Para apoyarlos, las empresas pueden considerar mejores soluciones de gestión de proyectos y planes de lecciones automatizados para aquellos que tienen dificultades para leer o escribir. Invertir más en herramientas visuales como la realidad virtual puede ayudar a las personas con autismo a aprender de manera divertida y social.

Con estas herramientas, puede ayudar a aprovechar la alta inteligencia de las personas en el Espectro Autista como empresarios, gerentes y otros líderes. Tenga en cuenta que cada líder tiene sus defectos, pero aquellos que viven la condición pueden ofrecer dominio y visión que ayudan a las empresas a ser aún más exitosas.

La pasión por crear cambio

A menudo, las personas en el Espectro Autista experimentan sentimientos intensos, concentrándose intensamente en las áreas que más les apasionan. Esta es un rasgo crucial para aprovechar el liderazgo, ya que la pasión por crear es esencial para resolver los mayores problemas del mundo.

Greta Thunberg, por ejemplo, dice que se volvió influyente debido a su condición, no a pesar de ella. La franqueza es un rasgo común de aquellos en el Espectro Autista.

Veo el mundo un poco diferente, desde otra perspectiva“, dijo Thunberg a la periodista neoyorquina Masha Gessen. “Es muy común que las personas en el Espectro Autista tengan un interés especial. Puedo hacer lo mismo durante horas“. Por supuesto, para Thunberg ese interés especial era el cambio climático y no podía entender por qué todos en el planeta no estaban obsesionados de manera similar con prevenirlo.

Una vez comprometidos con un problema, las personas en el Espectro Autista a menudo son conocidas por ser proactivas con sus pasiones. Ese es el tipo de liderazgo que necesitamos para resolver los mayores problemas del mundo.

El movimiento para llevar la diversidad cognitiva al lugar de trabajo

No importa el tipo de líder, los lugares de trabajo comienzan a considerar la importancia de los líderes en el Espectro Autista. Está creciendo un movimiento para la neurodiversidad en la fuerza laboral debido al sesgo y otras barreras que enfrentan las personas que viven la condición.

En 2011, por ejemplo, el programa Autism at Work pasó de ser un proyecto paralelo de la sucursal de SAP Labs en India a una iniciativa de la compañía para tener al menos el 1% de su fuerza laboral con ASD. El director gerente, V.R. Ferose se inspiró en Specialisterne, una compañía de software danesa que contrató al 75% de sus trabajadores en el Espectro Autista.

Las personas en el Espectro Autista a menudo les cuesta “venderse a sí mismas”, lo que obviamente puede ser una gran desventaja para un líder empresarial, pero el programa SAP comienza a presentar candidatos con una ronda de capacitación donde pueden experimentar individualmente con proyectos de Lego Mindstorms que se intensifican en dificultad. Luego pasan a los desafíos del equipo, seguidos de un período de entrenamiento de cinco semanas desarrollado por Specialisterne.

La capacitación en habilidades sociales, como la interacción social y las normas profesionales, también es proporcionada por organizaciones públicas o privadas que trabajan con los candidatos en el Espectro Autista.

Después de conseguir un trabajo, los participantes de Autism at Work reciben mentores y compañeros de equipo, empleados existentes de SAP que se ofrecen como voluntarios, así como un entrenador de habilidades para el trabajo y la vida, generalmente proporcionado por un grupo de socios. ¿Piensa si hicimos esto con los líderes? O si incluimos a más líderes en el Espectro Autista como parte de un trío de miembros fundadores. De esta manera, los líderes que viven la condición podrían permitir que su voz se escuche con mayor precisión en la fuerza laboral.

Exponer más empresas a los líderes en el Espectro Autista y darles la oportunidad de capacitar a sus empleados para que conozcan la condición puede asegurar los pasos para ayudar a más de ellos en la fuerza laboral. Con demasiada frecuencia, se descarta que sean difíciles de manejar cuando, en cambio, deberíamos alentar a los líderes en el Espectro Autista a aprovechar sus ideas y trabajar con otros para llevarlas a una satisfactoria implementación.

Fuente: Croman, A. (2019). Why We Shouldn’t Overlook Leaders with Autism. Thrive Global. Recuperado de (https://thriveglobal.com/stories/why-we-shouldnt-overlook-leaders-with-autism/). Traducido por Maximiliano Bravo.

¿Por Qué No Debemos Tener Miedo De Pedir Ayuda?

Una de las palabras más poderosas es “ayuda”. Son solo cinco letras, pero si se usa en la situación correcta puede marcar una gran diferencia. Ni siquiera necesitas hacer una oración completa.

Para muchos, esto difícilmente puede parecer una noticia innovadora. Después de todo, “ayuda” es una de las primeras palabras que aprendemos a decir. Entonces, ¿por qué, a medida que crecemos, olvidamos cómo usar esta poderosa palabra?

En este artículo echaremos un vistazo a por qué las personas en el Espectro Autista a menudo pueden ser tan reticentes a pedir ayuda y proporcionar consejos útiles sobre qué hacer, después de aceptar que un problema compartido es realmente un problema. reducido a la mitad.

¿Por qué las personas en el espectro Autista no piden ayuda?

Es muy común para las personas en el Espectro Autista que podrían considerarse independientes, rechazar cualquier oferta de ayuda, por temor a invitar a la posibilidad de que no seamos tan independientes como pensábamos. Eso demuestra que el orgullo viene antes de la caída.

Pero el orgullo no es completamente culpable cuando se trata de entender por qué las personas en el Espectro Autista no siempre aceptan la ayuda, porque también puede deberse a la negación.

No la negamos porque nos da vergüenza nuestra condición, sino porque vemos a otras personas en el Espectro Autista y creemos que, dado que somos más capaces de sobrevivir sin una cantidad significativa de apoyo, no necesitamos ayuda en absoluto.

Sentimos que si alguien está perdiendo su tiempo ayudándonos, entonces alguien más, que realmente podría necesitar una mano amiga, se está quedando sin apoyos. Esto generalmente hace que nos quedemos callados cuando más lo necesitamos, y nos ha llevado a un camino autodestructivo de dificultades en nuestros estudios o trabajos, malentendidos con amigos, entre otras cosas.

¿Por qué las personas con familiares en el Espectro Autista no piden ayuda?

Para las personas con familiares en el Espectro Autista, la ayuda puede adoptar muchas formas:

  • Ayuda para aprender a cuidar a tu familiar en el Espectro Autista.
  • Ayuda a aliviar parte del estrés que conlleva tener un familiar en el Espectro Autista.

La lista sigue y sigue. Sin embargo, de la misma manera que las personas en el Espectro Autista raramente buscan la ayuda que pueden necesitar, es muy común que dentro de sus hogares se permita que el orgullo y la negación los superen, cuando ellos mismos necesitan buscar apoyo.

Los mejores ejemplos en los que puedo pensar para esto es cómo los padres con niños en el Espectro Autista a menudo piensan que, como este es su hijo/a, es su responsabilidad asegurarse de que puedan proporcionarles la mejor vida posible. Aunque esta es una forma admirable de pensar, no significa que deba lograrse por sí sola.

De una manera similarmente errónea, muchos hogares donde hay un familiar en el Espectro Autista tampoco pedirán ayuda, porque creen que si obtienen ayuda, no están resolviendo nada, sino que están arrojando sus problemas a alguien más. La realidad, sin embargo, es todo lo contrario.

¿Por qué está bien pedir ayuda?

La ayuda no es algo que te brinde una ventaja injusta, ni es algo que muestre debilidad. Es un concepto personal que se adapta a la persona y, sin él/ella, estamos esencialmente presionando un botón de pausa ante cualquier posibilidad de progreso futuro.

Para las personas en el Espectro Autista, pedir ayuda no nos quitará nuestra independencia, es garantizar que si surge algo que la amenace, estamos preparados.

Del mismo modo, pedir ayuda con un familiar en el Espectro Autista no es admitir la derrota. pero deja en claro tu intención de triunfar y acorta el camino hacia la victoria.

Esto también se aplica a las personas que buscan un “descanso” de un familiar en el Espectro Autista. Tomar un descanso no es lo mismo que tirar la toalla. está tomando un tiempo de espera, por lo que, cuando regresas, volverás más fuerte que nunca.

Pedir ayuda es muchas cosas, pero una cosa no es un error. Si tú o alguien que tú conoces tiene dificultades con alguna cosa, es importante encontrar la manera de obtener el apoyo necesario, sin importar qué: ya sea hablando con alguien de tu confianza o contactando a un profesional.

Sin embargo, no me malinterpreten, está bien tratar de abordar las cosas como personas independientes, pero como dice el refrán: ningún hombre es una isla. Las cosas rara vez mejoran por sí solas y el hecho es que la ayuda siempre ayuda.

Fuente: Sinclair, J. (2017). Why We Shouldn’t be Afraid to Ask for Help: Autism Support. Autistic And Unapologetic. Recuperado de (https://autisticandunapologetic.com/2017/12/16/why-we-shouldnt-be-afraid-to-ask-for-help-autism-support/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Espectro Autista Y Autenticidad: Cuando Ser Fiel A Ti Mismo/a Significa Revelar Tus Diferencias

Es ampliamente reconocido que la autenticidad es una parte importante de la salud mental y el bienestar general.

Pero, ¿qué es la autenticidad? El término se usa para describir una serie de constructos en la literatura académica, desde la sinceridad, la veracidad y la originalidad. Sin embargo, una definición sucinta y simple de autenticidad es “ser fiel a uno mismo”.

Hoy en día, hay una gran cantidad de recursos para vivir auténticamente. En particular, Brene Brown ha escrito libros, incluido su éxito de ventas, Los Dones De La Imperfección, que imploran a los lectores que acepten sus propias peculiaridades en aras de la autenticidad.

Vivir auténticamente puede significar deshacerse de comportamientos adaptativos obsoletos y abstenerse de conformarnos para encajar con los demás, y esa parte de este proceso puede implicar decir adiós a las personas que no nos aceptan como somos. Esto puede ser un proceso doloroso; Puede surgir una intensa vulnerabilidad y dolor a medida que desentrañamos nuestras vidas, desconectamos los lazos y entrelazamos todo lo que queda de nuevo en colores y patrones que representan mejor lo que realmente somos.

Auténticamente Autista

Pero, ¿qué significa eso para aquellos de nosotros que somos fundamentalmente diferentes de la mayoría de la población? No solo estamos tejiendo por antojo y no con la esperanza de crear una tela más agradable. Para aquellos de nosotros que compartimos diferencias y divergencias distintas, en realidad estamos tejiendo con hilos diferentes y nuestra trama y urdimbre ideales se entrecruzan en direcciones no convencionales y se cruzan en lugares poco ortodoxos.

El proceso de desarrollar una mayor autenticidad en la vida cotidiana como adultos en el Espectro Autista presenta capas de dolor y vulnerabilidad aún más complejas que la mayoría. Esto no quiere decir que sea imposible, sino que presenta mayores desafíos cuando se vive en una sociedad que asume la neurotipicidad como estándar y proyecta expectativas neuro-normativas. 

Autenticidad y Camuflaje Social

Desentrañar los comportamientos aprendidos y diferenciarlos del ser auténtico a menudo es un proceso increíblemente complejo para las personas en el Espectro Autista y puede presentar un gran obstáculo para su autenticidad. Durante muchos años, el espacio terapéutico en torno al Espectro Autista se centró en modificar el comportamiento y la presentación superficial de las personas que viven la condición para alinearse con las expectativas de la sociedad. Esta aplicación de comportamiento neuro-normativo por naturaleza se opone concepto de autenticidad. Hay una creciente conciencia y comprensión de que no es ético priorizar la normalización sobre nuestra salud mental y el bienestar general, y hay un aumento en los enfoques que apuntan a satisfacer mejor las necesidades de las personas en el Espectro Autista y preservar su naturaleza de su condición mientras apoyan el desarrollo y enseñanza de habilidades según sea necesario.

Sin embargo, quedan consecuencias a largo plazo para las personas en el Espectro Autista y para la sociedad en general, como resultado de la forma en que la normalización de los comportamientos del Espectro Autista ha sido promovida históricamente como un esfuerzo útil, en lugar de perjudicial. Y quizás es el clima sociocultural más amplio que creó y perpetuó estas ideas de normalización el más dañino de todos. Incluso para aquellas personas en el Espectro Autista que no estamos sujetos a intervenciones infantiles, estas normas, patrones y reglas incrustadas, que fueron adquiridos deliberadamente o inconscientemente en un intento de encajar, son difíciles de eliminar, cambiar, o incluso identificar.

Incluso sin saber su diagnóstico bajo su debido nombre, aprendieron a evitar mostrar su ser auténtico, a evitar parecer diferentes, a evitar ser personas en el Espectro Autista. Este fenómeno se conoce como “camuflaje” en la literatura académica y se define como una discrepancia entre la experiencia interna y la presentación externa.

¿Qué es el camuflaje y por qué es malo para nosotros?

El camuflaje implica compensar aspectos de la interacción social y la presentación que no son naturales, y enmascarar al ocultar los impulsos y comportamientos del Espectro Autista. Los ejemplos de camuflaje incluyen la supresión de estrategias visibles de autorregulación (como “estereotipias”), secuencias de comandos e imitación de normas sociales.

Históricamente, el camuflaje se ha visto bajo una luz positiva, y la enseñanza de habilidades y estrategias para camuflarse permanece con frecuencia incrustada en intervenciones y terapias dirigidas a personas en el Espectro Autista de todas las edades. Sin embargo, si bien el camuflaje puede parecer beneficioso a corto plazo, investigaciones recientes afirman que el camuflaje crónico puede ser dañino a largo plazo. 

Se ha encontrado un mayor estrés, ansiedad , depresión y tendencias suicidas entre las personas que exhiben altas tasas de comportamientos de camuflaje. Un estudio encontró que el camuflaje estaba relacionado con un sentido de pertenencia frustrado, lo que resultó en un mayor riesgo de pensamientos y comportamientos suicidas. 

Esta noción de camuflaje que tiene impactos negativos es razonable cuando se ve a través de la lente de la investigación sobre autenticidad y bienestar; No podemos esperar que enseñar a las personas en el Espectro Autista a ocultar su condición y, por lo tanto, negar su autenticidad, sea bueno para la salud mental. Existe una disonancia, incluso si el fomento de comportamientos del Espectro Autista en personas que viven la condición se siente contradictorio con aquellas personas estrechamente ligadas a los estándares neuro-normativos. 

Las dificultades De Ser Auténticamente Autistas

Aceptar la autenticidad como personas en el Espectro Autista es un campo minado porque lo que es auténtico para nosotros a menudo es contrario a las normas y expectativas sociales profundamente arraigadas. Como tal, se necesita un mayor grado de asertividad y coraje para ponerlo en práctica. Es posible que nuestras familias no aprecien o entiendan que abandonamos las reuniones familiares temprano para preservar nuestra energía cognitiva, así como nuestros colegas pueden ofenderse al optar por trabajar solos en lugar de formar parte de un equipo.

La honestidad y la apertura son esenciales para aceptar la autenticidad, pero las opiniones predominantes sobre el Espectro Autista en la comunidad en general generalmente no incorporan la gran diversidad que está presente en las poblaciones del Espectro Autista A pesar de que varias personas de alto perfil revelan abiertamente, como el actor Sir Anthony Hopkins y la activista ambiental Greta Thunberg, muchas personas todavía se aferran a los estereotipos obsoletos de los trenes y los genios matemáticos masculinos.

Las mujeres en el Espectro Autista no se ajustan a los estereotipos del Espectro Autista y se encuentran frecuentemente con personas que simplemente no creen su diagnóstico. Las personas pueden estar tan conectadas con el revestimiento neurotípico que ellas han creado como parte de su camuflaje que cuestionan su condición, en lugar de aceptar que tal camuflaje ha sido cuidadosamente diseñado por ellas con años de agonizante esfuerzo y optar por apoyarlas a medida que avanzan hacia formas más auténticas de interactuar con el mundo.

Ambos podemos reflexionar sobre comportamientos previos al diagnóstico que fueron altamente performativos e involucraron camuflar su verdadero ser. Sin embargo, es solo con el beneficio de la retrospectiva que podemos identificar esto; en ese momento era habitual e integral para existir en espacios neurotípicos. Como adultos, nos preguntamos qué tan grueso y enredado se convirtió este camuflaje y si alguna vez despegaremos con éxito todas las capas para descubrir nuestro verdadero y auténtico ser.

Su camuflaje se desarrolló como un mecanismo de supervivencia; una forma de ocultar necesidades que se sentían atípicas o excesivas, para evitar ser “complicadas”, ocultar sus diferencias y simplemente mezclarse con el grupo. Pero ahora es ese mecanismo de supervivencia el que representa un obstáculo para una vida auténtica y, por lo tanto, afecta su bienestar.

Si bien hay muchas personas que no reaccionarán favorablemente a nuestra Autenticidad Autista, también habrán espacios que acogen, honran y aprecian nuestras divergencias, lo que, a su vez, fomenta nuestra autoaceptación. En estos espacios es donde podemos explorar nuestras identidades como personas en el Espectro Autista y encontrar nuestra Autenticidad Autista.

El concepto de Autenticidad Autista significará cosas diferentes para personas diferentes. Tal es la diversidad de personas y experiencias que constituyen la comprensión actual de un espectro que no es una progresión lineal, sino más bien un amplio y heterogéneo rango de características. A menudo lleva tiempo aceptar nuestra identidad como personas en el Espectro Autista y avanzar hacia la autenticidad, especialmente cuando, sin saberlo, hemos internalizado la multitud de mensajes neuro-normativos y de las sociedades en las que fuimos criados y en los que seguimos viviendo. Algunos de nosotros nunca encontramos nuestro manera de aceptar nuestro yo autista, que puede ser indicativo de la profundidad de la internalización del estigma y los desafíos de lidiar con construcciones neuro-normativas.

Para nosotros, la autenticidad significa construir nuestros propios espacios en los que vivir y trabajar, buscar amigos y compañeros de ideas afines y permitirnos la libertad de ejercer el autocuidado sin vergüenza ni reproche. En la práctica, esto es complacer intereses especiales, involucrarse socialmente de manera cómoda, aunque no convencional, celebrar nuestras fortalezas y aceptar nuestros dificultades. Las personas en el Espectro Autista requieren apoyo mientras exploramos nuestras identidades y la libertad de determinar nuestras propias nociones de autenticidad; Instamos a nuestros pares que no estén en el Espectro Autista a honrar esto, ya que se necesita valor para lograr la Autenticidad Autista que tanto deseamos.

Fuente: Bullus, E. & Sesterka, A. (2020). Authenticity and Autism. PsychologyToday. Recuperado de (https://www.psychologytoday.com/ca/blog/insights-about-autism/202001/authenticity-and-autism?fbclid=IwAR3eltaFGudp6UBjqIHNHDHM7ukw1t0q0sct0OzO3K7Z4TPH2SznpvXNqFE). Traducido por Maximiliano Bravo.

Amor Incondicional Y Relaciones Incondicionales

El amor es muy importante. Cuando encuentras a alguien que te ama por “quién eres”, es una experiencia increíble. Del mismo modo, es gratificante amar a alguien “tal como es”. Es un vínculo no tiene precio y debe ser nutrido con gran afecto.

Las relaciones, sin embargo, son algo completamente diferente. Las relaciones implican pensamientos, razones y decisiones. Requieren dos (o más) personas en comunicación, compromiso y diálogo cooperativo.

Como resultado, el amor (sentimientos) y las relaciones (decisiones) pueden tener reglas y expectativas distintas. El amor, porque es un sentimiento, puede ser incondicional. A veces, no importa lo que haga tu pareja, los sentimientos hacia él/ella no cambian. Las relaciones, sin embargo, son alianzas cooperativas. Como tales, requieren condiciones, límites y reglas para funcionar sin problemas.

Por lo tanto, debe hacerse una distinción entre “amor incondicional” y “relaciones incondicionales”.

Pero, ¿no es suficiente el amor?

Ahora que hemos hecho la distinción entre “amor incondicional” y “relaciones incondicionales”, es posible amar a alguien sin límites, pero aún tenemos contingencias para continuar una relación con ellos. En otras palabras, si bien puedes continuar amando a tu pareja “sin importar qué”, no puedes elegir tener una relación con él/ella en todas las condiciones. Por lo tanto, es muy importante entender esta distinción.

Hay algunas personas que dicen: “no, el amor es suficiente”. Estas personas deciden, mientras tengan amor, que nada más es necesario. Como resultado, sus relaciones también se vuelven “incondicionales”. No establecen reglas, límites firmes o contingencias con sus parejas. Toman decisiones basadas únicamente en sus sentimientos de amor. A veces esto funciona. Otras veces, sin embargo, debido a que nadie está creando activamente una alianza cooperativa, puede ocurrir un desastre. Además, debido a que existe la expectativa de aceptar a tu pareja “tal como es” en todo momento, las relaciones pueden perpetuarse en las peores condiciones.

Por otro lado, la distinción entre amor y relaciones se mantiene con personas que dicen que “las relaciones sanas también son necesarias”. Estas personas aman a sus parejas incondicionalmente, pero también establecen reglas que mantienen una relación con ellos. Usan influencia, límites y contingencias para asegurar un diálogo equilibrado y equitativo en sus parejas románticas. Además, si bien pueden continuar “sintiendo” amor incondicionalmente, también optaron por poner fin a las relaciones poco sanas cuando las condiciones para ellos ya no son viables.

¿Qué esto significa para tu vida amorosa?

  • Para aquellos que dicen “el amor es todo lo que necesito”: Tu misión es seleccionar a la persona “correcta”, porque esa puede ser la única vez que tendrás influencia sobre la salud de tu futura relación amorosa. Una vez que lo/la elijas y te enamores de él/ella, harás que mantener vivo ese amor sea tu máxima prioridad. Como resultado, lo más probable es que tu relación se vuelva “incondicional” y, en última instancia, tu pareja será libre de comportarse como él/ella quiera sin repercusiones. Entonces, elige sabiamente. Encuentra a alguien que “haga lo correcto por ti” todo el tiempo. Asegúrate de que él/ella sea una persona honesto/a, detallista y que te quiera profundamente a cambio. De lo contrario, puede encontrarte en una relación poco sana, con pocos recursos para solucionarlo.
  • Para aquellos que dicen “las alianzas cooperativas también son importantes”: Tu misión es aprender a fijar límites, reglas y contingencias para mantener una relación sana. Tu misión también es utilizar tu influencia de manera cuidadosa y disciplinada para crear un diálogo equilibrado con tu pareja. Dichas habilidades no se ejercen para “controlar” o “manipular” con fines egoístas, sino para mantener una alianza mutuamente beneficiosa y satisfactoria. Sin embargo, debido a que tu relación será más “condicional”, las diferencias de personalidad pueden continuar resolviéndose después de elegir a tu pareja y enamorarte de él/ella. Las relaciones poco sanas pueden remediarse (o, en situaciones desafortunadas, disolverse), en lugar de simplemente aguantarse. Sin embargo, hay pocas cosas más dolorosas en la vida que elegir terminar una relación poco sana con alguien a quien tú amas incondicionalmente. Por lo tanto, elegir a alguien con quien puedas “trabajar” sigue siendo una idea muy importante.

Conclusión

En este artículo hemos hecho una importante distinción entre “amor incondicional” y “relaciones incondicionales”.

Para aquellos que colocan el amor por encima de todo, hay poca distinción entre esos dos conceptos. Tanto tu amor como tus relaciones son, en última instancia, incondicionales. Esta fusión hace que la identificación y selección de una pareja que te ame profundamente sea de suma importancia.

Sin embargo, para aquellos que valoran igualmente las alianzas cooperativas con el amor, existe una amplia distinción entre los dos conceptos. El amor se puede sentir incondicionalmente, mientras se mantienen los requisitos condicionales para una alianza mutuamente satisfactoria. Esta separación permite una mayor flexibilidad tanto para experimentar el amor como para usar tu influencia para crear diálogos sanos. Para estas personas, un conocimiento disciplinado de negociación, fijación de límites, influencia y persuasión puede ser muy invaluable.

Espero que esto aclare la confusión. También espero que elijas el camino que sea el más adecuado para ti.

Fuente: Nicholson, J. (2011). Do You Believe in Unconditional Love? Psychology Today. Recuperado de (https://www.psychologytoday.com/us/blog/the-attraction-doctor/201107/do-you-believe-in-unconditional-love). Traducido por Maximiliano Bravo.

8 Derechos Asertivos Que Tú Necesitas Defender

La asertividad es la columna vertebral de la comunicación efectiva y las relaciones satisfactorias. Cuando eres asertivo/a tu encuentras fácil defender tus derechos sin afectar los derechos de los demás. La clave para hacer esto exitosamente es estar conciente de tus derechos asertivos. Los derechos asertivos son derechos ampliamente aceptados que posee cada persona. Si quieres conocer todos tus derechos humanos, puedes leer ‘La Declaración Universal de los Derechos Humanos‘. Este artículo cubre los derechos asertivos más comunes que podrías usar en tu vida cotidiana.

Ya sea en tu trabajo o en tu vida personal, tú te encuentras regularmente con personas que quieren que hagas cosas que tú no quieres hacer, o que podrían hacerte sentir incómodo/a. Aprender a manejar efectivamente tales solicitudes mejorará tu confianza, tus relaciones interpersonales y tu calidad de vida. Muchas personas temen ser asertivas ya que temen recibir la desaprobación de los demás, pero las personas generalmente respetan a quienes se atreven a defenderse a sí mismos y sus derechos. Cuando defiendes tus derechos asertivos; no solamente envías una clara señal de que tú te respetas a ti mismo, sino que tu señalas que respetas a los demás.

Derechos Asertivos

En la siguiente lista se incluyen solo algunos de tus muchos derechos asertivos. Esos son los derechos asertivos que tienden a recibir oposición con más frecuencias. Defender esos derechos mejorará inmensamente tu confianza, tus relaciones interpersonales y tu calidad de vida.

I) Ser tu mismo/a: Tú eres tu propia persona con tus propias creencias y valores. Tienes derecho a vivir tu propia vida tal como estimes conveniente, mientras no busques herir deliberadamente a los demás. Otro podrías sentirse explícitamente o implícitamente molestos por algunas de tus decisiones, pero eso no significa que eres tú quien tenga que cambiar.

La vida sería increíblemente aburrida si todos fuéramos iguales. La variedad realmente conduce a una vida más sana y feliz. Y, al ser tú mismo/a, estás añadiendo un poco de variedad a tu vida y a las vidas de todas las personas con quien tú interactúas.

Piensa por un momento en la persona que más admiras. Cuando piensas en por qué admiras a él/ella, encontrarás que uno de los factores principales es que él/ella se atrevió a ser una persona única e irrepetible. Él/Ella eligió vivir la vida a su manera sin intención de pedir disculpas por hacerlo. Tú deberías sentirte libre de seguir su ejemplo.

  • Punto clave: No fuiste puesto/a en esta Tierra para vivir la vida de alguien más, y nadie más fue puesto aquí para vivir la tuya. Entonces, conócete bien a ti mismo y vive la vida que sea la mejor para ti. Así comienza toda la asertividad.

II) Respetarte a ti mismo/a: Tú tienes derecho a tomar decisiones que respeten tus valores e identidad. En caso de que estar de acuerdo con las solicitudes de los demás que son contrarias a tus valores e identidad, es perfectamente aceptable decir ‘No‘.

Yo estoy seguro que quieres vivir una vida donde puedas ayudar a los demás. Nosotros los seres humanos somos seres sociales y amamos interactuar y ayudar a los demás cuando sea posible. Pero no estás ayudando a los demás cuando tú estás diciendo constantemente ‘Si‘ para tu propio mal.

Cuando tú quieres ayudar a los demás, solamente puedes hacerlo desde una posición fuerte. Esto requiere que estés feliz, sano y en un buen lugar. Esto solamente ocurre cuando dedicas suficiente tiempo a vivir tu mejor vida, siguiendo tus propios sueños y metas.

Tú entonces estás respetándote a ti mismo y poniéndote en una mejor posición para respetar y ayudar a los demás.

  • Punto clave: Ponerte en primer lugar no es egoísta e irrespetuoso. Es uno de los derechos asertivos más esenciales que te permitirá actuar desde una posición fuerte. Debes primero respetarte a ti mismo, porque no puedes darle a los demás lo que no tienes.

III) Escoger tus propias prioridades: Cada persona es responsable de su propia vida. Al aceptar responsabilidad por tu propia vida, tienes el derecho de escoger tus propias prioridades, Cuando tienes un sentido de propósito, tú querrás priorizar tareas que te ayudarán a lograr dicho propósito.

Debo poner énfasis una vez más de que no fuiste puesto/a en esta Tierra para vivir la vida de alguien más. Tienes una sola oportunidad de vivir la mejor vida que puedas, a tu manera. Cada día, tú enfrentarás docenas de decisiones sobre qué deberías hacer, cuál es el mejor uso de tus valiosos recursos; tiempo, energía, dinero, atención, etcétera.

La calidad de tu vida no está decidida por un solo momento, está decidida cada vez que tú decides cuáles son prioridades. Tú no gastas tus valiosos recursos, tú los inviertes. Cómo tú escoges usarlos decide que experimentarás como consecuencia de tal decisión.

Priorizar no solamente es un buen hábito, es otro de los derechos asertivos más esenciales. Eso es algo que debes recordar cada vez que tomes una decisión.

  • Punto clave: Si no lograste vivir la vida que tú realmente quieres, no es culpa de alguien más. Ya te dieron tus recursos, tú escogiste como usarlos, entonces los resultados obtenidos son tu responsabilidad. Aprende a vivir con ellos.

IV) Decir ‘No’: Algunas personas creen que ‘No‘ es una de las palabras más difíciles de decir, pero ‘No‘ es una de las palabras más poderosas. Si no quieres hacer algo, tienes derecho a decir que ‘No‘. También tienes derecho a no justificar tu decisión.

No vivas bajo la ilusión de que puedes hacer absolutamente todo lo que quieras, cuando tú quieras. Regularmente habrán personas que te pedirán que hagas cosas por ellos. Es bueno ayudar a los demás, pero debes hacerte la siguiente pregunta:

“¿Si estoy de acuerdo con hacer esto, qué no voy a ser capaz de hacer?”

Siempre habrá un costo de oportunidades cuando estés de acuerdo a hacer algo. Un día tiene 24 horas, entonces tu tiempo es limitado. Si ayudar a alguien más significa que no podrás hacer algo que tú quieres hacer; ¿Entonces valdrá la pena hacerlo?

Si no piensas que deberías estar de acuerdo con hacerlo, tú debes decir que ‘No‘, Eso mantendrá tu tiempo y recursos libres para concentrarte en lo que es importante para ti.

  • Punto clave: Decir ‘No‘ es probablemente el más poderoso de tus derechos asertivos, ya que elimina las cosas que te causarían problemas de tu lista de cosas por hacer.

V) Ser falible: Tú vas a cometer errores. Esto es una parte natural de la vida. Mientras hayas tratado de hacer las cosas bien, las personas no podrán juzgarte con extrema dureza. En vez de sentirte triste por cómo los demás reaccionaron ante tus errores, aprende de ellos para que tú puedas hacer las cosas mejor la próxima vez.

La falibilidad es un derecho asertivo que se aplica en dos formas:

Las personas necesitan aceptar que tú vas a cometer errores de vez en cuando, pero tú estás preparado para aprender de ellos y corregirlos proactivamente. Todos cometemos errores, porque nadie es perfecto. Eso es parte de nuestra humanidad. Entonces los demás no tienen derecho a atacarte o humillarte por tus errores.

Igual de importante que el punto antes mencionado, debes entender que tú vas a cometer errores. Puede ser demasiado fácil ser tu peor crítico cuando cometes errores. Pero deberías tratarte con la misma bondad y comprensión con la que tú tratarías a los demás cuando cometen errores. Sé amable, aprende tu lección y sigue adelante.

  • Punto clave: Demasiados problemas en la vida son causados por personas fallando entender que solamente somos humanos. Lo más importante no es ser perfectos, es demostrar un deseo y disposición de aprender de tus errores para que puedas crecer y desarrollarte como persona.

VI) Expresar tus sentimientos sin ponerte a la defensiva: Es común y aceptable que las personas no estén de acuerdo en todo. Si no estás de acuerdo con lla opinión o el comportamiento de otra persona, tienes derecho a expresarlo. Mientras no te pongas a la defensiva. Mejor concéntrate en la opinión o comportamiento, no en la otra persona.

Recuerda que todos tenemos nuestra propia visión de nuestro mundo y de cómo la vida debería ser vivida. Sólo porque mis creencias podrían ser diferentes a las tuyas, no significa que yo tengo razón y tú estás equivocado/a; o viceversa. Hay muy pocos hechos en la vida, y a medida que descubrimos más sobre la vida, aprendemos que muchos de nuestros hechos no son correctos.

¿Por qué discutir por diferencias de opiniones? Si tú piensas diferente a otra persona, tienes todo el derecho de expresar tu opinión diferente, pero no tienes derecho a forzarlo/a a estar de acuerdo contigo. Incluso si él/ella está equivocado/a, tiene derecho a equivocarse. Entonces, acepten estar en desacuerdo y tengan un bonito día.

  • Punto clave: Muchos conflictos, grandes o pequeños, podrían haberse evitado si las personas aceptaran este derecho asertivo tan fundamental. Aceptar estar en desacuerdo evitará desperdiciar tu tiempo y energía en conflictos innecesarios y protegerá tu felicidad.

VII) Ser comprendido/a: Cuando hay una diferencia de opiniones, las personas pueden llegar a ser muy tercas en defensa de sus propias ideas que se rehúsan a escuchar a los demás. Las personas tienen derecho a no estar de acuerdo contigo, pero tú tienes el derecho a que tus opiniones sean escuchadas y comprendidas. Si entonces no quieren estar de acuerdo contigo, eso está bien.

No vivas bajo la ilusión de que los demás tienen el deber de tomar en consideración tus sentimientos y opiniones todo el tiempo. No te quejes de que los demás siempre se aprovechan de ti y nunca te dan la oportunidad para decidir qué quieres hacer. No eres un cobarde. No eres una víctima. ¡Exprésate!

Siempre deberíamos ser considerados con los demás, pero no es realista pensar que los demás siempre serán considerados contigo. Ellos actuarán en conformidad a sus intereses personales a menos que tú digas lo que piensas. Tus derechos asertivos son inútiles a menos que tú los ejerzas.

Si no estás de acuerdo con algo, es tu deber expresarlo. No esperes que los demás busquen tu opinión porque eso podría no ocurrir. Dí lo que piensas sin el más mínimo arrepentimiento.

  • Punto clave: Si algo es importante para ti, no debes ser un/a espectador/a. Debes ejercer tus derechos asertivos, expresa tu opinión y asegura que estén siendo escuchado y comprendido.

VIII) Tomar tus propias decisiones sin sentirte culpable: Cuando no estés de acuerdo con los demás, a veces ellos tratarán de manipularte para que cambies de opinión. Ese comportamiento es inaceptable. Tienes tus derechos asertivos y tienes el derecho a defenderlos. Al hacer eso, no estás atacando a los demás; simplemente estás haciéndote respetar. No tienes nada de qué sentirte culpable.

Tú tienes el derecho a escoger tu propio proyecto de vida y tomar las decisiones necesarias para lograr dicho proyecto. Esto no tiene nada que ver con tomar decisiones para hacerle daño a los demás. Se trata de comprometerte a vivir la mejor vida que puedas con tu tiempo aquí en la Tierra.

Habrán momentos cuando los demás se sentirás enojados o decepcionados con tus decisiones, pero rara vez tienen derecho a sentirse así. Las personas deberían respetar tu derecho a vivir tu vida, a tu manera, justo como tú respetas su derecho a vivir la suya.

Entonces, escoge tu camino, toma tus decisiones, ejerce tus derechos asertivos y no desperdicies tu tiempo sintiéndote culpable sobre las decisiones que tomaste con la mejor de las intenciones.

  • Punto clave: Tú no eres responsable de cómo se sienten los demás sobre las decisiones que tomaste con la mejor de las intenciones. Todos queremos buenas relaciones interpersonales, pero asumir responsabilidades que no deberías asumir, no ayudará a nadie. Al final, terminarás encadenado/a a los sentimiento de otra persona.

Conclusión

La asertividad es una de las habilidades más esenciales para un buen desarrollo socioemocional. Impacta todas la áreas de tu vida personal e interpersonal. Tú tienes derechos asertivos que te ayudarán a manejarte a ti mismo y tus relaciones interpersonales. Cuando tú defiendes esos derechos, estás ayudando a fortalecer tu salud y felicidad. Familiarízate con los 8 derecho asertivos expuestos en este artículo. Si sientes dudas acerca de ellos, podrías querer discutir sobre ellos con una persona de tu confianza, ya que sea un familiar o un/a amigo/a. Él/Ella también podría ayudarte a identificar cuáles derechos tú necesitas esforzarte más para ejercer mejor. Recuerda, los cambios de comportamiento no son inmediatos. Entonces no te rindas y sé paciente. Muy paciente.

Fuente: Buckley, C. (s.f.). 8 Assertiveness Right You Need To Defend. Live Your True Story. Recuperado de (https://www.liveyourtruestory.com/8-assertiveness-rights-which-you-need-to-defend-communication/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Consejos para Tomar Decisiones Más Fácilmente

¿Por qué tomar decisiones puede ser difícil para algunas personas en el Espectro Autista y cómo ayudar a que sea más fácil para ellos?

Algunas personas en el Espectro Autista tienen dificultades para tomar decisiones y sienten mucha ansiedad incluso con preguntas simples de sí o no. Esto sucede bastante a menudo, y significa que a veces hacen todo lo posible para evitar tener que decidir, incluso postergarlo hasta que no quede ninguna opción (incluso si eso significa terminar con un mal resultado).

¿Por qué a las personas en el Espectro Autista les causa tanta ansiedad tomar decisiones? ¿Y qué podemos hacer para ayudarlas?

¿Por qué las decisiones son tan difíciles?

La toma de decisiones pertenece a un conjunto de habilidades de pensamiento conocidas como funciones ejecutivas, que también incluye elementos como planificación, organización, atención, resolución de problemas y la capacidad de realizar múltiples tareas. Estas habilidades son complejas porque involucran la unión de muchas otras funciones cerebrales, como un ejecutivo de una gran corporación, y el autismo tiene un gran impacto en estos procesos.

Tomar una decisión implica una secuencia de habilidades de pensamiento que se parecen a esto:

  • Entender el problema
  • Analizar las opciones
  • Comparar las opciones
  • Elegir una opción
  • Pasar de la decisión a la acción

Veamos cómo los conjuntos de habilidades y los estilos cognitivos del Espectro Autista pueden impactar en cada uno de estos pasos.

I) Entender el problema: El primer paso para tomar una decisión es darse cuenta de que necesita tomar una. Esto se basa en gran medida en la comprensión auditiva, el lenguaje receptivo y las habilidades de comprensión social, por lo que si tiene demoras en cualquiera de estas áreas, es posible que tenga dificultades para darse cuenta y comprender que hay una opción disponible o requerida.

II) Analizar las opciones: Usamos el lenguaje auditivo y el lenguaje receptivo para entender las opciones que están (y no están) disponibles para nosotros, por lo que nuevamente las demoras en estas áreas pueden causar problemas. El pensamiento literal también puede llevar a malentendidos, y es realmente difícil tomar una decisión cuando se equivocan las opciones.

Por ejemplo, cuando alguien te invita a tomar un café y pregunta “¿Qué te gustaría beber?”, Las opciones figurativas (puedes tomar té, café o agua) son muy diferentes a las literales (te gustaría tomar un batido de frambuesa).

Las dificultades con el lenguaje expresivo o la comunicación social también pueden dificultar la comprobación de las opciones disponibles. Incluso solo pensar en las opciones puede ser estresante, ya que cada elección es desconocida y ese tipo de incertidumbre puede crear mucha ansiedad para aquellos que prefieren la igualdad.

III) Comparar las opciones: Sopesar las opciones significa pensar en los posibles resultados. Tomemos la elección de ir al parque como ejemplo:

  • Si elijo ir al parque, ¿qué pasará?
  • ¿Me divertiré allí?
  • ¿Me pasará algo malo?
  • ¿Me divertiré más que si elijo ir a la playa?

Si bien algunas personas en el Espectro Autista pueden ser excelentes para recordar cosas que ya han experimentado, puede que les resulte más difícil extender estas experiencias para crear algo nuevo. Esto hace que sea un reto imaginar realidades alternativas que aún no han sucedido.

Tomar una decisión también implica muchos cambios de atención: detenga lo que está haciendo para pensar acerca de la elección, pase de una opción a otra, retírese de eso para elegir realmente una y luego actúe sobre la decisión. Todos esos cambios en la atención llevan tiempo y pueden llevar incluso más tiempo para alguien que es autista.

Para el observador externo, estos retrasos pueden parecer inacción o ignorar, y los recordatorios o indicaciones para apresurarse simplemente interrumpen todo el proceso y envían todo de nuevo a uno.

La perseveración , el pensamiento rígido y la atención al detalle pueden afectar el proceso de toma de decisiones. Cuando a tu mente le resulta fácil y reconfortante concentrarse en una línea de pensamiento, puede ser un desafío hacer que se mueva entre las opciones para sopesar los pros y los contras.

Una tendencia a atascarse en los detalles puede hacer que sea más fácil ponerse al día con los detalles específicos de cada opción o desentenderse de las tangentes de pensamiento, lo que hace que sea más difícil compararlas entre sí.

Los recuerdos emocionales nos ayudan a imaginar el tipo de experiencia que traerá cada opción, por lo que para las personas que tienen problemas para identificar cómo se sienten acerca de las cosas, puede ser muy difícil saber qué opción prefieren. Las experiencias que traen emociones intensas son más fáciles de recordar, por lo que puede ser más fácil descartar las cosas que odias que elegir las que te gustan, y ese proceso de eliminación puede alargar la decisión.

IV) Elegir una opción: Cuando te concentras en los detalles, es difícil dar un paso atrás y ver el panorama general, en este caso, concentrarte en el objetivo general de tomar una decisión. Si las transiciones son estresantes, es fácil quedarse atascado pensando en las opciones y tener problemas para elegir una.

El hecho de elegir realmente una opción puede ser estresante para aquellos con rasgos perfeccionistas, que experimentan ansiedad ante la posibilidad de tomar la decisión equivocada. Si ninguna de las opciones es adecuada, o las consecuencias son aterradoras o indeseables, el pensamiento rígido también puede hacer que sea difícil dejar pasar eso y pasar a tomar una decisión.

Se ha demostrado que las tareas que agotan nuestras funciones ejecutivas, como intentar enfocar la atención lejos de las distracciones o procesar una avalancha de información adicional, tienen un impacto negativo en la capacidad de tomar decisiones. Las personas en el Espectro Autista a menudo pasan gran parte de su día en alerta máxima, tratando de mantenerse enfocados y lidiando con la sobrecarga sensorial. La toma de decisiones en sí es una tarea mentalmente agotadora, por lo que es comprensible que a veces no quede suficiente gas en el tanque para completar el proceso.

V) Pasar de la decisión a la acción: Una vez que haya sopesado todas las opciones y elegido una, debe hacer algo al respecto. Por lo general, esto implica alguna forma de lenguaje o comunicación social (p. Ej., Ordenar la comida que deseas) o habilidades motoras (p. Ej., Sacar un trozo de manzana del plato).

Tener desafíos en estas áreas puede hacer que el hecho de elegir no sea recompensado (no tiene sentido hacer una elección si no puede actuar) y el esfuerzo mental y el estrés pueden dejar al cerebro demasiado agotado para procesar adecuadamente qué hacer a continuación.

¿Cómo ayudar?

Para reducir el estrés que sienten las personas en el Espectro Autista al tomar decisiones, es muy recomendable seguir los siguientes consejos:

  • Reducir la cantidad de decisiones que hay que tomar.
  • Ofrecer opciones más temprano en el día cuando la persona está menos cansada.
  • Usar un tablero de opciones.
  • Evitar ofrecer opciones en momentos de estrés.
  • Proporcionar menos opciones para elegir.
  • Hacer las opciones visibles y tangibles.
  • Mantener un lenguaje sencillo.
  • Usar indicaciones no verbales cuando sea posible.
  • Darle suficiente tiempo a la persona para tomar decisiones y no apurarla.
  • Darle la opción de comunicar las opciones de manera no verbal (apuntándolas o levantándolas).
  • Practicar comparando cosas, detectando semejanzas y diferencias.

Fuente: Oakley, B. (2017). Tips For Making Choices Easier. Snagglebox. Recuperado de (http://snagglebox.com/article/autism-choices/). Traducido por Maximiliano Bravo.