¿Cómo Consolar A Alguien Que Está Triste O Llorando? (+ Cómo NO Hacerlo)

¿Alguna vez has querido consolar a una persona triste y te encuentras sin saber qué decir?

Es una sensación incómoda querer comunicarte para consolar a alguien pero no saber cuáles son las palabras correctas y cómo comunicarse de manera útil.

Después de todo, no deseas empeorar la situación diciendo algo incorrecto. ¿Cierto?

La buena noticia es que realmente no hay demasiadas cosas incorrectas que puedes decir cuando tratas de consolar a una persona triste.

Las personas generalmente pueden identificar cuando alguien intenta ser amable o empático con ellos, independientemente de las palabras que están usando para comunicarse.

Con toda probabilidad, probablemente hayan tenido una experiencia incómoda en su propio deseo de ayudar a alguien que estaba pasando por algo difícil.

Lo que dices es menos importante que estar presente para la persona.

Tu presencia y voluntad de estar con ellos en su tristeza comunica mucho más de lo que las palabras realmente pueden.

Pero eso no significa que debas entrar en esa situación sin pensar bien tus palabras.

Hay algunas frases simples que puedes usar cuando tratas de consolar a alguien y hacer que se sienta mejor.

I) “Veo que estás molesto. ¿Quieres hablar acerca de ello?“: La parte más difícil para muchas personas es comenzar la conversación. Esta es una manera simple.

Puedes comenzar la conversación simplemente preguntando si la persona quiere hablar sobre su problema.

Puede que no, ¡y eso está bien! Es posible que necesiten tiempo para resolver su problema ellos mismos.

Es posible que tampoco estén en el espacio mental adecuado para ser abiertos y vulnerables sobre lo que pueda estar causando angustia.

Esta también es una excelente manera de abrir una conversación si quieres acercarte a un extraño o alguien que no conoces bien y que parece estar angustiado.

Solo incluye una introducción:

Hola. Soy (X). Puedo ver que estás molesto/a. ¿Quieres hablar acerca de ello?

No insistas en que la persona se abra o hable si no quiere. Simplemente hazle saber que tú está presente y allí para ellos si cambian de opinión.

II) “Estoy aquí para ti si me necesitas“: La tristeza puede ser solitaria y aislante. Es fácil sentir que otras personas no puedan entender el dolor que podríamos estar experimentando, incluso si sabemos que la otra persona ha experimentado un dolor similar.

Puedes sentir que estás demostrando que estás listo y dispuesto a estar allí para tu ser querido, pero decirlo en voz alta es una confirmación sólida de que comprendes que está pasando por tiempos difíciles y que desea estar allí para ellos. a través de su dolor.

Y luego sigue esa declaración al estar realmente allí.

Las personas tienden a olvidar que el dolor y la tristeza no terminan en el momento en que una persona deja de llorar.

Estar allí para tu ser querido puede implicar consultarlos días después para asegurarse de que todavía reciban el tipo de apoyo que necesitan para superar su dolor.

III) “¿Cómo te sientes?“: Esta es una pregunta esencial porque la tristeza y otros sentimientos negativos pueden no ser las únicas emociones presentes.

Al preguntar cómo se siente la persona, le permite expresar sus otros sentimientos que luego puedes validar y apoyar.

Por ejemplo, digamos que la mamá de tu mejor amigo/a tenía una enfermedad terminal.

Han habido cuidadores durante los últimos años, llevándolos a las consultas médicas, viéndolos pasar por los aspectos más feos de una enfermedad crónica que eventualmente les quitaría la vida.

La mamá falleció, y te encuentras tratando de apoyar a tu mejor amigo/a.

Es probable que tu mejor amigo/a esté triste, pero también puede tener otros sentimientos sobre la situación.

Puede que ni siquiera estén tan tristes, porque ya han lamentado la pérdida de su mamá mientras ella todavía estaba viva.

Una persona en esa situación puede sentir alivio de que su mamá ya no esté sufriendo debido a su enfermedad.

Ese alivio también es un sentimiento válido, pero uno que puede pasarse por alto mientras todos los demás están lidiando con la pérdida inmediata.

Pueden sentirse culpables por sentir alivio por la muerte de su mamá, porque ¿qué tipo de persona sentiría alivio por la muerte de su mamá?

La respuesta es bastantes personas porque el dolor no suele ser simple. No sería inusual que alguien sienta alivio de que su madre ya no esté sufriendo.

Por lo tanto, no asuma que sabe exactamente lo que siente alguien. Pregúntales, y cualquiera que sea su respuesta, no los juzgues por eso.

IV) Escucha activamente: La parte más importante de proporcionar consuelo a otra persona es tu capacidad de escuchar activamente lo que tienen que decir.

Independientemente de las frases que uses, ya sean las que hemos mencionado aquí o tu estrategia personal, no son tan importantes como tu capacidad de escuchar.

La escucha activa es una habilidad en la que demuestras que la persona que estás escuchando es válida, importante y que vale la pena escucharla.

Estas son afirmaciones que a veces deben hacerse cuando una persona no está en un espacio mental positivo.

La mejor manera de escuchar activamente es eliminar otras distracciones que puedan hacer que la persona piense que no estás prestando atención.

Apaga la televisión, pausa la película, ignora tu teléfono celular mientras hablas con la persona.

Siempre puedes volver a estas cosas más tarde. Apoya con tu presencia a tus seres queridos en sus momentos más difíciles.

Puedes demostrar aún más la escucha activa al confirmar lo que la otra persona dijo en sus propias palabras.

Esto también es útil para la claridad si la persona está teniendo dificultades para comunicar lo que sea que la esté molestando.

Los episodios de silencio son normales mientras la persona está llorando o pensando.

Está bien mirar a tu alrededor en momentos tranquilos. Ofrece a la otra persona un momento privado en lugar de mirarse torpemente.

V) Comprenda que no necesitas tener todas las respuestas: Al tratar de consolar a alguien, puede sentir una presión interna para tratar de resolver su tristeza.

Después de todo, no querrás ver a alguien sufriendo más de lo necesario.

Sin embargo, muchos de los dolores de la vida son demasiado grandes para resolverlos en una sola conversación. Algunos problemas simplemente no tienen una respuesta fácil.

A veces, una persona puede necesitar ir a terapia o simplemente necesita más tiempo para resolver lo que le preocupa.

Eso no debería impedir que trates de consolar a alguien que parece estar angustiado. Solo entienda que pueden hacer preguntas retóricas que saben que no tienen respuestas mientras hablan con usted.

Simplemente están expresando su frustración y dolor en voz alta para comunicarse con usted y procesarlo mejor. Déjalos y no cedas ante la presión de responder.

Puedes decir algo como: “No tengo una buena respuesta para eso, pero sí escucho lo que estás diciendo”.

VI) No intentes minimizar una situación negativa ni forzarla a ser positiva: Una estrategia común que las personas intentan emplear es tratar de encontrar el lado positivo en las nubes grises de una mala situación.

Rara vez es una buena idea.

El problema es que no todas las situaciones tienen un lado positivo. Puede ser insultante o degradante que su dolor disminuya de esa manera.

Según el ejemplo anterior, la mamá de tu mejor amigo/a que murió por una enfermedad crónica es simplemente algo negativo. Deja que sea negativo.

Puede ser tentador decir cosas como “al menos no estás sufriendo ahora”. o “Estoy seguro/a de que está en un lugar mejor”.

Pero estos no son mensajes reconfortantes. Son mensajes que minimizan y tratan de cambiar una carga emocional masiva de una manera que no va a ayudar a ese amigo.

Mucho mejor decir algo como: “Lamento lo de tu mamá. Sé que no hay palabras que puedan hacerte sentir mejor. Solo sé que estoy aquí contigo tanto como puedo”.

Y simplemente deje que la persona sienta lo que sea que necesite sentir en lugar de tratar de ofrecer una solución superficial para el dolor.

VII) No te sorprendas de las reacciones emocionales inesperadas: Al tratar de consolar a otra persona, comprenda que sus emociones pueden no ser lo que tú esperas que sean.

Incluso si dice todas las cosas mejores y correctas para tratar de consolar a otra persona, es posible que respondan con enojo o brevedad.

Pueden encontrar insensible este tipo de declaraciones, o puede provocar accidentalmente algo doloroso para ellos que provoque una reacción impredecible.

No tomes estas cosas personalmente. No te dejes frustrar o enojar con la persona. Solo sé tranquilo y deja que la situación continúe sobre cómo debe continuar.

La paciencia lo llevará a través de la situación y le dará a la persona el espacio que necesita para procesar sus emociones.

Recuerda: Tu presencia es más importante que cualquier combinación excepcional de palabras.

Verifica con la persona en el futuro si puedes. Les hará saber que han sido escuchados y que alguien estará dispuesto a ayudarlos en sus momento más difíciles.

Fuente: Nollan, J. (2020). How To Comfort Someone Who Is Sad Or Crying (+ How NOT To). A Conscious Rethink. Recuperado de (https://www.aconsciousrethink.com/12700/how-to-comfort-someone/). Traducido por Maximiliano.

¿Tú Y Tu Hijo/a En El Espectro Autista Tienen Las Mismas Metas?

La mayoría de los padres tienen objetivos muy específicos para sus hijos, e incluso objetivos más específicos para sus hijos en el Espectro Autista. A menudo, esos objetivos comienzan con “Quiero que mi hijo/a sea feliz“. Pero la versión de felicidad típica de un adulto puede no tener mucho que ver con los intereses, habilidades o deseos de un/a niño/a en el Espectro Autista.

¿Por qué los padres establecen objetivos poco realistas para sus hijos en el Espectro Autista?

Muchos padres de niños en el Espectro Autista establecen metas a corto y largo plazo para sus hijos sin pasar mucho tiempo discutiendo el tema con ellos. Esto tiene sentido hasta cierto punto: los niños en el Espectro Autista pueden tener dificultades para imaginar o articular ideas específicas sobre lo que quieren de la vida. Incluso los adolescentes o adultos en el Espectro Autista pueden tener dificultades para tener una visión clara del futuro. Y la consecución de objetivos requiere un grado de pensamiento abstracto y planificación ejecutiva que puede ser irrazonable de esperar.

Sin embargo, surgen problemas cuando los padres rellenan los espacios en blanco con sus propias visiones de lo que es deseable, interesante, cómodo o preferible. Esto se debe a que las esperanzas y los sueños de un adulto neurotípico rara vez son los mismos que los de un/a niño/a, adolescente o joven adulto/a en el Espectro Autista.

De hecho, los objetivos de los padres a menudo se crean, no con su hijo/a en el Espectro Autista real en mente, sino con la esperanza (a veces subconsciente) de que su hijo/a en el Espectro Autista se transformará de alguna manera en un adulto típico. De hecho, muchos padres esperan y sueñan que su hijo autista cambie en la medida en que se ajuste a las normas y expectativas de la sociedad.

Metas comunes de los padres de niños en el Espectro Autista

Muchos padres con hijos en el Espectro Autista expresan el deseo de ver a sus hijos felices. Su definición de felicidad puede verse así:

  • Quiero que mi hijo/a tenga un buen grupo de amigos“.
  • Quiero que mi hijo/a viva independientemente“.
  • “Quiero que mi hijo/a se case y tenga una familia”.
  • “Quiero que mi hijo/a se comporte y piense normalmente”.
  • “Quiero que mi hijo/a mantenga un buen trabajo y avance en su carrera”.

Como habrás notado, cada uno de los objetivos anteriores, todos los cuales son comúnmente expresados ​​por los padres de niños en el Espectro Autista, se basan en preferencias y habilidades que requieren fuertes habilidades de comunicación social, sólidas habilidades de planificación ejecutiva, una preferencia por pasar tiempo en redes sociales. grupos y bastante ambición personal. También asumen el deseo de encontrar una pareja romántica permanente y (idealmente) tener sus propios hijos.

Las personas en el Espectro Autista tienen muchas fortalezas, habilidades, intereses y deseos. Pero debido a su condición, no es probable que sus fortalezas, habilidades, intereses o deseos giren en torno al prestigio social o el deseo de impresionar a los demás. De hecho, muchas personas en el Espectro Autista prefieren activamente la soledad a los grupos. Algunas personas en el Espectro Autista consiguen pareja, pero a muchas les resulta agobiante la intimidad intensa. Además, es raro que exista una persona en el Espectro Autista que sea ambiciosa en el sentido habitual de querer impresionar y superar a sus compañeros o padres.

Metas apropiadas Para Tu Hijo/a En El Espectro Autista

Entonces, ¿cuáles son los objetivos apropiados para un/a niño/a en el Espectro Autista? Al igual que con todo lo demás relacionado con la condición, las respuestas variarán y dependerán de las fortalezas, intereses y deseos de cada persona.

Aquí hay algunos consejos para comenzar:

  • Los objetivos sociales complejos, como encontrar una pareja romántica, pueden no ser particularmente importantes para tu hijo/a. La realidad es que relativamente pocas personas en el Espectro Autista se casan, aunque muchas desarrollan amistades sólidas.
  • Pocas personas en el Espectro Autista tienen fuertes habilidades de función ejecutiva. Eso significa que nunca les será posible vivir de manera completamente independiente. Por supuesto, tu hijo/a puede mejorar sus habilidades de vida adaptativa, pero es probable que necesite al menos un poco de apoyo para la planificación, el manejo del tiempo, el pago de cuentas y otras tareas importantes.
  • Muchas personas en el Espectro Autista tienen intereses apasionados que pueden convertirse en la base de pasatiempos o incluso carreras. Es una buena idea tener en cuenta los intereses de tu hijo/a al pensar en sus objetivos.
  • Si bien es natural que los padres quieran que sus hijos superen su condición, la realidad es que el Espectro Autista es un diagnóstico de por vida. Muchas personas en el Espectro Autista desarrollan habilidades fuertes en muchas áreas, pero seguirán teniendo al menos algunos de los síntomas asociados con el diagnóstico.
  • Las personas en el Espectro Autista a menudo son felices en entornos y situaciones que serían desagradables para las personas neurotípicas. Muchas personas que viven la condición, por ejemplo, valoran la rutina y la familiaridad, mientras que muchas personas neurotípicas disfrutan de la novedad. Muchas personas con autismo se contentan con trabajos básicos, mientras que sus pares neurotípicos anhelan mayores desafíos. Estas preferencias son razonables y deben considerarse al establecer objetivos.
  • Quizás lo más importante es que, como padre de un/a hijo/a en situación de discapacidad, es probable que pase mucho tiempo defendiendo sus derechos. Son embargo, cuando se trata de establecer objetivos, son las fortalezas, los intereses, habilidades y preferencias de tu hijo/a que deberían contar más.

Fuente: Forman, J. (2020). Setting Realistic Goals For Your Autistic Child. VeryWellHealth. Recuperado de (https://www.verywellhealth.com/do-you-and-your-autistic-child-have-the-same-goals-260494). Traducido por Maximiliano Bravo.

Consejos Para Hablar Con Adultos En El Espectro Autista

¿Tienes un familiar, un/a vecino/a, un/a colega o un/a compañero/a de curso que está en el Espectro Autista? Si es así, es posible que a veces te resulte difícil comunicarte claramente con esta persona. Si bien no hay dos personas en el Espectro Autista que tengan el mismo lenguaje y habilidades sociales, los siguientes consejos pueden ayudarte a asegurar que tus conversaciones sean lo más fluidas posible.

I) Háblale a él/ella como lo harías con cualquier otro adulto, no un/a niño/a: No asumas que esta persona tiene habilidades cognitivas limitadas. La discapacidad de una persona puede estar más basada en el lenguaje y no relacionada con su capacidad para comprender el contenido de la conversación. En otras palabras, él/ella puede entender cada palabra que dices, pero puede tener dificultades para responder verbalmente.

II) Di lo que quieres decir. Cuando interactúes con un adulto en el Espectro Autista, se literal, claro/a y conciso/a. Evita usar jergas, matices y sarcasmo. Estas formas de comunicación pueden ser confusas y no ser fácilmente entendidas por una persona en el Espectro Autista.

III) Tómate el tiempo para escuchar: Ser un/a oyente activo es una habilidad importante al interactuar con adultos en el Espectro Autista. Tomarte el tiempo para escucharlos les hace saber que los quieres y los apoyas. Si no comprendes lo que dice la persona, haz más preguntas para aclarar lo que está tratando de transmitir.

IV) Si haces una pregunta, espera una respuesta: Si alguien no responde de inmediato a tu pregunta, no asumas que no te han escuchado o entendido. Al igual que los adultos típicos, las personas en el Espectro Autista a veces necesitan un poco más de tiempo para absorber y procesar la información antes de responder

V) Proporciona retroalimentación significativa: Algunos adultos en el Espectro Autista pueden, sin saberlo, comunicarse de forma inapropiada. Prepárate para proporcionar comentarios específicos sobre aquello que fue inapropiado. Brindar comentarios honestos, claros y sin prejuicios puede ayudar a una persona en el Espectro Autista a aprender a navegar con seguridad interacciones sociales complejas.

VI) No le hables como si no estuviera en la habitación. En un entorno grupal, no hables sobre esta persona como si no estuviera en la habitación. Es fácil caer en esta trampa, especialmente si otros están hablando de esta persona en su presencia. Al modelar un comportamiento apropiado, puedes ayudar a otros a aprender a apoyar mejor a los adultos en el Espectro Autista.

Es importante para aquellos de nosotros que somos familiares, amigos y defensores de las personas en el Espectro Autista, reconocerlos y respetarlos como adultos y ayudarlos a experimentar la mayor autoestima y lograr la mayor independencia posible.

Fuente: Walsh, M. (s.f.). Tips for Talking to Adults on the Autism Spectrum. May Institute. Recuperado de (https://www.mayinstitute.org/news/acl.html?id=1595). Traducido por Maximiliano Bravo.

7 Estrategias Para Enseñar La Toma De Perspectiva

La toma de perspectiva es la capacidad de mirar más allá de tu propio punto de vista, para que puedas considerar cómo alguien más puede pensar o sentir acerca de algo.

Para hacer esto con éxito, debes tener cierta comprensión de los pensamientos, sentimientos, motivaciones e intenciones de los demás. También debes tener información profunda sobre la otra persona o ser capaz de hacer algunas suposiciones inteligentes sobre sus antecedentes y/o cómo experimentan el mundo.

Por ejemplo; Si eres un/a niño/a hablando con otro/a niño/a, puedes hablar fácilmente sobre muchos detalles en el último videojuego.

Pero si tu eres un/a niño/a que habla con un adulto, es útil darte cuenta de que la mayoría de los adultos no tienen muchos videojuegos y es posible que no estén interesados ​​en este tema o que no puedan seguir lo que está diciendo.

Las 4 partes para una toma de perspectiva exitosa:

  • Deja de lado tus pensamientos, sentimientos, motivaciones e intenciones, momentáneamente
  • Considera los pensamientos, sentimientos, motivaciones e intenciones de los demás.
  • Determina si tu conducta debe cambiar o no en función de esa información.
  • Haz cualquier cambio que sea necesario.

Los buenos tomadores de perspectiva monitorean continuamente estos 4 pasos y reevalúan su interpretación de los demás. La mayoría de nosotros desarrollamos las habilidades de toma de perspectiva cuando somos niños a través del desarrollo natural, sin pensar demasiado. Pero para algunos niños, estas habilidades deben enseñarse explícitamente.

¿Qué podría pasar si los niños no pueden tomar la perspectiva de los demás? ¿Tienes algún conocido que describirías como “desconsiderado/a”? ¿Qué tal “egocéntrico/a”? Lo más probable es que pienses en esas personas de esa manera porque no son buenas para tomar una perspectiva.

Para ser considerado como una persona considerada, debemos considerar las perspectivas de otras personas antes de actuar o hablar. Cuando no consideramos cómo nuestras acciones harán sentir a los demás, terminamos pareciendo groseros, desconsiderados y egocéntricos.

Los niños que carecen de una buena perspectiva para tomar habilidades a menudo son considerados desconsiderados y groseros por sus compañeros. Estos niños tienden a hacer lo que les conviene y no tienen en cuenta lo que es mejor para el grupo o cualquier otra persona con la que estén.

Cuando los niños tienen problemas para tomar una perspectiva, generalmente tienen dificultades para hacer o mantener amistades, estar en equipos o ser miembro de un grupo escolar.

Los niños que mejoran su toma de perspectiva son más capaces de:

  • Interpretar las necesidades y deseos (motivación) de los demás.
  • Demostrar consideración y empatía hacia los demás.
  • Navegar con seguridad alrededor de personas que pueden tener malas intenciones
  • Ajustar su conducta para que otros se sientan cómodos.
  • Interpretar tareas en la escuela (especialmente tareas de lectura y escritura) al comprender la perspectiva de los personajes estudiados o la persona que leerá su escritura.
  • Compartir la felicidad de los demás incluso sin compartir el mismo nivel de interés en el tema, simplemente porque les gusta la otra persona.
  • Pensar críticamente sobre situaciones y relaciones sociales y participar en la resolución de problemas personales.

La toma de perspectiva es una habilidad esencial que los niños necesitan para interpretar “por qué” y “cómo” ocurren las situaciones y luego responder adecuadamente a esa información.

Las estrategias útiles para tomar la perspectiva de otro incluyen:

  • Imaginarte a ti mismo teniendo la misma experiencia que otra persona
  • Usando tus propias experiencias pasadas similares para comprender la situación de otro
  • Aplicar conocimiento general (p. ej., estereotipos) sobre cómo es probable que las personas reaccionen en situaciones particulares

Entonces, ¿cómo les enseñamos a los niños a tomar las perspectivas de los demás y mejorar sus habilidades de toma de perspectiva?

I) Modelar la habilidad/conducta: No basta con dar la charla, hay que predicar con el ejemplo. Eso puede ser más difícil de lo que parece, pero demostrar habilidades de toma de perspectiva, en tiempo real con tus hijos o alumnos, es bueno para ti y para ellos.

Es más fácil ser justo y equitativo si nos tomamos el tiempo para ver cómo se ve una situación desde el punto de vista de otra persona.

Los niños pequeños aprenden mucho mirándote, así que cuando les muestres el valor de la toma de perspectiva, es más probable que también participen en ello.

II) Habla sobre sentimientos difíciles: Habla sobre todos los sentimientos con tus hijos o alumnos, no solo sobre las emociones positivas, y enséñeles que todos los sentimientos son válidos.

Reconoce y respeta los sentimientos de tus hijos o alumnos. Los niños podrán comprender mejor las perspectivas de los demás cuando sientan que sus pensamientos, sentimientos y experiencias son comprendidos y respetados.

III) Demostrar comprensión: Muestra a tus hijos o alumnos que comprendes sus perspectivas repitiéndoles lo que los oyes decir o describiéndoles lo que crees que pueden estar pensando o sintiendo, deseando o intentando.

IV) Respetando opiniones diferentes vs. expresar acuerdo: Recuerda que comprender la perspectiva de otra persona no significa necesariamente que esté de acuerdo con ella, sin embargo, es un reconocimiento de cómo están pensando, sintiendo, lo que quieren o necesitan.

V) Muéstrales el otro lado: Por ejemplo, cuando veas que alguien ayuda a alguien más, habla con tus hijos o alumnos sobre lo que cada persona podría sentir o pensar. Ayúdalos a construir conexiones entre las acciones de las personas y sus motivaciones.

También es importante ayudar a los niños a comprender cómo su conducta afecta a otras personas.

Si tu hijo/a o alumno/a arroja un juguete y golpea a otro/a niño/a, ayúdalo/a a construir esa conexión de causa y efecto hablando sobre cómo sus acciones impactan a otras personas o su entorno.

VI) Ser un/a detective: Al igual que los detectives de la vida real buscan pistas para resolver un delito, las personas que son expertas en perspectiva buscan pistas para comprender a otras personas. Ayuda a tus hijos o alumnos a desarrollar estas habilidades alentándolos a observar y evaluar las acciones o conductas de otras personas.

VII) Fomentar la comunidad: Los niños aprenden a valorar y respetar a los demás mediante la construcción de una comunidad, el desarrollo de relaciones y un sentido de pertenencia.

Anima a tus hijos o alumnos no solo a interactuar con los demás, sino también a trabajar juntos, colaborar, resolver problemas y valorar verdaderamente sus relaciones con los demás.

Este respeto mutuo y sentido de comunidad animará a sus estudiantes a pensar en los puntos de vista de los demás.

La toma de perspectiva es una habilidad social extremadamente importante. Espero que hayas encontrado algunas ideas útiles sobre cómo y por qué enseñar a tus hijos o alumnos a mejorar sus habilidades para tomar perspectiva.

Fuente: Basso, C. (2019). Understanding Perspective Taking. Socially Skilled Kids. Recuperado de (https://sociallyskilledkids.com/perspective-taking/). Traducido por Maximiliano Bravo.

¿Qué NO Decir Cuando Tu Hijo/a Está Sufriendo Acoso Escolar?

Escoge tus palabras con cuidado: La respuesta incorrecta podría invalidar el dolor que tu hijo/a está sufriendo.

Cuando los padres descubren que sus hijos están sufriendo acoso escolar, incluso aquellos con las mejores intenciones, pueden manejar mal la situación.

Naturalmente, tú deseas criar a tu hijo/a para que sea fuerte, independiente y resiliente, pero ten cuidado con tus palabras al conversar con tu hijo/a sobre el acoso escolar. Tal vez tu primer instinto sea repetir los consejos que tus propios padres o profesores te dieron cuando eras niño/a. Desafortunadamente, algunos de estos refranes comunes, como “sólo ignóralo” o “sé fuerte” no solo son ineficaces, sino que en realidad podrían empeorar las cosas.

El acoso escolar es un problema generalizado. Está relacionado con problemas de salud mental como depresión, ansiedad y baja autoestima, así como problemas de salud física como dolores de cabeza, dolores de estómago y cambios en los patrones del sueño y alimentación. Los estudiantes que sufren acoso escolar ​​también pueden tener problemas académicos (por ejemplo, malas notas) y son más propensos a faltar a clases.

Con un sólido sistema de apoyo familiar, así como con amigos, profesores u otros administradores escolares, tu hijo/a estará mejor equipado/a para lidiar con el estrés y las emociones dolorosas provocadas por el acoso escolar. Les pedimos a los expertos que revelaran las peores cosas que los padres pueden decir a sus hijos que están sufriendo acoso escolar y qué decir en su lugar.

I) Sólo ignóralo“: Si simplemente poner la otra mejilla fuera suficiente para que un matón dejara de molestar a tu hijo/a, probablemente no estarías teniendo esta conversación con él/ella. Evitar la situación y esperar que desaparezca por sí sola es una ilusión y no valida sus problemas reales.

Este es un consejo que ha existido por generaciones, por lo que los padres probablemente lo escucharon en algún momento durante su juventud“, dijo Katie Hurley, trabajadora social clínica autorizada y autora de “No Más Chicas Pesadas: El Secreto Para Criar Chicas Fuertes, Seguras y Compasivas”. “Cuando los padres dicen esto, los niños se sienten desestimados y aislados. Es excepcionalmente difícil ignorar a un matón, y decirle a los niños que lo hagan solo hace que los niños se sientan aún más solos en el mundo“.

Dicho esto, está bien alentar a tu hijo/a a encontrar formas de minimizar el contacto con el matón, pero no es una solución a largo plazo para el problema, dijo la experta en crianza Barbara Coloroso.

Evitar es difícil; ignorar es casi imposible“, dijo Coloroso, autora de “El Matón, La Víctima Y El Espectador”. “Al tratar de ignorar las implacables burlas y agresiones, es probable que tu hijo/a comience a internalizar los mensajes de quienes los están atacando,” soy tonto/a, soy estúpido/a, soy un/a bueno/a para nada“.

II) “Sé Fuerte.“: Este consejo, junto con “actúa como un hombre”, a menudo está dirigido a niños pequeños, perpetuando una cultura de masculinidad tóxica, en la que se alienta a los niños a suprimir sus miedos y otros sentimientos difíciles.

No solo este tipo de lenguaje promueve la violencia, sino que descarta por completo la profunda vida emocional de los niños“, dijo Hurley. “Enseña a los niños a reprimir sus sentimientos, lo que puede provocar ansiedad y/o depresión“.

III) “Estás siendo dramático/a“: Aunque podría aplicarse a los niños de cualquier género, las niñas suelen estar en el extremo receptor de este tipo de comentarios. No es fácil para los niños hablar con sus padres sobre el acoso escolar. Cuando los trates de histéricos o exageradores, estarán menos inclinados a presentarte estos problemas en el futuro.

Encuentro que muchas niñas no piden ayuda porque les preocupa que las vean como débiles e incapaces de manejar sus problemas sociales, o que las etiqueten como problemáticas y dramáticas“, dijo Hurley. “Esto afecta directamente la autoestima de los niños que se enfrentan a situaciones sociales que producen mucha ansiedad“.

IV) “Hazlo tú mismo/a“: Es comprensible que quieras criar a tus hijos para que sean autosuficientes e independientes. Pero los matones a menudo se centran en un/a niño/a que saben que no puede defenderse solo/a, por eso fueron agredidos en primer lugar. Tu hijo/a necesita tu ayuda en este momento, no un sermón.

Un/a niño/a que está siendo agredido necesita ayuda para superar la característica central del acoso escolar: la desventaja de poder“, dijo Tony Volk, psicólogo del desarrollo y profesor de la Universidad de Brock en Ontario, Canadá. “Si hubieran podido hacerlo por su cuenta, ya lo habrían hecho. ¿Crees que tu hijo/a quería ser una víctima? ¿Que solo están siendo flojos al dejarse agredir? Necesitan ayuda para detener algo que no pueden por sí mismos“.

V) “Así son los niños a esta edad“: Esta respuesta, y otras similares, como “Es un rito de pasaje”, “Los niños son niños” o “Las niñas son pesadas a esta edad”, no son útiles porque deslegitiman la angustia en la que se encuentra tu hijo/a. Sólo porque el acoso escolar es desafortunadamente común no significa que sea algo que deberíamos aceptar o ignorar como parte del crecimiento.

El acoso escolar duele mucho. No, el matón no estaba siendo chistoso o tuvo un mal día. Y sí, el matón tenía intención de hacer daño”, dijo Coloroso. “Al minimizar, racionalizar o tratar de explicar el comportamiento del matón, a tu hijo/a no le llevará mucho tiempo darse cuenta de que es mejor sufrir en silencio“.

VI) “Defiéndete.“: La asertividad es una habilidad poderosa que a muchos padres les gustaría inculcar en sus hijos, ya sea que estén o no estén sufriendo acoso escolar. Pero incluso los niños asertivos tienen dificultades para enfrentarse a un matón, dijo Hurley, por lo que este consejo por sí solo es insuficiente.

Los matones también tienden a tener aliados, y eso hace que sea aún más difícil enfrentarlos“, dijo ella.

Decirle a tu hijo/a que se defienda, aunque sea bien intencionado, también puede ser perjudicial, ya que implica que es responsabilidad de tu hijo/a manejar el problema por su cuenta, dijo Bailey Huston, coordinador del Centro Nacional de Prevención del Acoso Escolar de PACER.

Si bien hay algo de verdad en esta afirmación, ya que ser asertivo/a a menudo puede ser una buena respuesta, enviar a tu hijo/a a la situación sin más información probablemente le causará más daño“, dijo él.

VII) “Ataca“: Si tu hijo/a necesita protegerse o defenderse en un altercado físico con un matón, eso es una cosa. Pero de lo contrario, alentar la violencia no es el mensaje que deseas transmitir.

El matón probablemente lo molestaba porque lo veía como una presa fácil“, dijo Coloroso. “Después de que la víctima pierda, habrán matones más grandes esperándolo/a“.

Qué Decir En Su Lugar

Cuando descubres que tu hijo/a está sufriendo acoso escolar, el primer paso es responder con aliento y apoyo, dijo Coloroso.

Necesitan saber que nada es demasiado tonto o demasiado serio para hablar y que tú estás allí como un padre cariñoso para apoyarlos y empoderarlos“, dijo ella.

A continuación, los expertos comparten algunas respuestas que harán que su hijo se sienta visto, más seguro y amado.

I) “No es tu culpa“:Nunca es culpa de nadie ser víctima de acoso escolar“, dijo Huston. “Asegúrate de que sepan que no deben culparse por lo que está sucediendo“.

II) “Dile a un adulto en el colegio“: Los colegios tienen la obligación legal de intervenir en incidentes de acoso escolar“, dijo Volk. “Sí, esto es una violación del código de honor de los niños de no ser un soplón, pero ellos empezaron iniciando una pelea injusta. La víctima solo está nivelando la cancha“.

III) “No estás solo/a“:Muchos niños sienten que son los únicos que sufren acoso escolar ​​y que a nadie le importa“, dijo Huston. “Hazles saber que hay personas que se preocupan, incluyéndote, y que están aquí para apoyarlos“.

IV) “Habla con tus amigos al respecto“:Tener el apoyo de sus pares es el factor de protección más importante contra el acoso escolar y sus efectos“, dijo Volk. “Si no tienen amigos cercanos, haz tu mejor esfuerzo para tratar de ayudarlos a conocer ese tipo de amigos. Porque por mucho que te preocupes por ellos, los niños saben que sus padres están sesgados. Por lo tanto, valoran mucho las opiniones de los pares, especialmente en los primeros años de la adolescencia, cuando el acoso escolar tiende a alcanzar su punto máximo”.

V) “Eso suena doloroso. ¿Puedes contarme más sobre lo que está pasando?“:Al empatizar y hacer preguntas abiertas, comunicas confianza y comprensión mientras le das a tu hijo/a un lugar seguro para expresar sus emociones“, dijo Hurley.

VI) ¿Cómo te puedo ayudar?“:El primer paso para ayudar a tu hijo/a es conectarse escuchando y descubriendo cómo ayudarlo/a a sentirse seguro/a en este momento“, dijo Hurley. “Preguntarle cómo puedes ayudarlo/a en el momento seguido de posibles estrategias de afrontamiento (leer juntos, caminar juntos, jugar juntos) es una buena manera de ayudar a tu hijo/a a superar los sentimientos antes de avanzar hacia la resolución de problemas“.

VII) “No depende de ti detener el acoso por tu cuenta.“: “A menudo, los estudiantes pueden sentir que tienen que manejar las situaciones de acoso escolar por su cuenta o que es su responsabilidad cambiar lo que les está sucediendo”, dijo Huston. “Hazle saber a tu hijo/a que, juntos, desarrollarán un plan de acción para prevenir el acoso escolar y que tienen un equipo para apoyarlo en el camino“.

Fuente: Borreson, K. (2019). What NOT To Say When Your Child Is Being Bullied. Recuperado de (https://www.huffpost.com/entry/what-not-say-when-child-bullied_l_5d5635dbe4b0eb875f217f04). Traducido por Maximiliano Bravo.

Amor Incondicional Y Relaciones Incondicionales

El amor es muy importante. Cuando encuentras a alguien que te ama por “quién eres”, es una experiencia increíble. Del mismo modo, es gratificante amar a alguien “tal como es”. Es un vínculo no tiene precio y debe ser nutrido con gran afecto.

Las relaciones, sin embargo, son algo completamente diferente. Las relaciones implican pensamientos, razones y decisiones. Requieren dos (o más) personas en comunicación, compromiso y diálogo cooperativo.

Como resultado, el amor (sentimientos) y las relaciones (decisiones) pueden tener reglas y expectativas distintas. El amor, porque es un sentimiento, puede ser incondicional. A veces, no importa lo que haga tu pareja, los sentimientos hacia él/ella no cambian. Las relaciones, sin embargo, son alianzas cooperativas. Como tales, requieren condiciones, límites y reglas para funcionar sin problemas.

Por lo tanto, debe hacerse una distinción entre “amor incondicional” y “relaciones incondicionales”.

Pero, ¿no es suficiente el amor?

Ahora que hemos hecho la distinción entre “amor incondicional” y “relaciones incondicionales”, es posible amar a alguien sin límites, pero aún tenemos contingencias para continuar una relación con ellos. En otras palabras, si bien puedes continuar amando a tu pareja “sin importar qué”, no puedes elegir tener una relación con él/ella en todas las condiciones. Por lo tanto, es muy importante entender esta distinción.

Hay algunas personas que dicen: “no, el amor es suficiente”. Estas personas deciden, mientras tengan amor, que nada más es necesario. Como resultado, sus relaciones también se vuelven “incondicionales”. No establecen reglas, límites firmes o contingencias con sus parejas. Toman decisiones basadas únicamente en sus sentimientos de amor. A veces esto funciona. Otras veces, sin embargo, debido a que nadie está creando activamente una alianza cooperativa, puede ocurrir un desastre. Además, debido a que existe la expectativa de aceptar a tu pareja “tal como es” en todo momento, las relaciones pueden perpetuarse en las peores condiciones.

Por otro lado, la distinción entre amor y relaciones se mantiene con personas que dicen que “las relaciones sanas también son necesarias”. Estas personas aman a sus parejas incondicionalmente, pero también establecen reglas que mantienen una relación con ellos. Usan influencia, límites y contingencias para asegurar un diálogo equilibrado y equitativo en sus parejas románticas. Además, si bien pueden continuar “sintiendo” amor incondicionalmente, también optaron por poner fin a las relaciones poco sanas cuando las condiciones para ellos ya no son viables.

¿Qué esto significa para tu vida amorosa?

  • Para aquellos que dicen “el amor es todo lo que necesito”: Tu misión es seleccionar a la persona “correcta”, porque esa puede ser la única vez que tendrás influencia sobre la salud de tu futura relación amorosa. Una vez que lo/la elijas y te enamores de él/ella, harás que mantener vivo ese amor sea tu máxima prioridad. Como resultado, lo más probable es que tu relación se vuelva “incondicional” y, en última instancia, tu pareja será libre de comportarse como él/ella quiera sin repercusiones. Entonces, elige sabiamente. Encuentra a alguien que “haga lo correcto por ti” todo el tiempo. Asegúrate de que él/ella sea una persona honesto/a, detallista y que te quiera profundamente a cambio. De lo contrario, puede encontrarte en una relación poco sana, con pocos recursos para solucionarlo.
  • Para aquellos que dicen “las alianzas cooperativas también son importantes”: Tu misión es aprender a fijar límites, reglas y contingencias para mantener una relación sana. Tu misión también es utilizar tu influencia de manera cuidadosa y disciplinada para crear un diálogo equilibrado con tu pareja. Dichas habilidades no se ejercen para “controlar” o “manipular” con fines egoístas, sino para mantener una alianza mutuamente beneficiosa y satisfactoria. Sin embargo, debido a que tu relación será más “condicional”, las diferencias de personalidad pueden continuar resolviéndose después de elegir a tu pareja y enamorarte de él/ella. Las relaciones poco sanas pueden remediarse (o, en situaciones desafortunadas, disolverse), en lugar de simplemente aguantarse. Sin embargo, hay pocas cosas más dolorosas en la vida que elegir terminar una relación poco sana con alguien a quien tú amas incondicionalmente. Por lo tanto, elegir a alguien con quien puedas “trabajar” sigue siendo una idea muy importante.

Conclusión

En este artículo hemos hecho una importante distinción entre “amor incondicional” y “relaciones incondicionales”.

Para aquellos que colocan el amor por encima de todo, hay poca distinción entre esos dos conceptos. Tanto tu amor como tus relaciones son, en última instancia, incondicionales. Esta fusión hace que la identificación y selección de una pareja que te ame profundamente sea de suma importancia.

Sin embargo, para aquellos que valoran igualmente las alianzas cooperativas con el amor, existe una amplia distinción entre los dos conceptos. El amor se puede sentir incondicionalmente, mientras se mantienen los requisitos condicionales para una alianza mutuamente satisfactoria. Esta separación permite una mayor flexibilidad tanto para experimentar el amor como para usar tu influencia para crear diálogos sanos. Para estas personas, un conocimiento disciplinado de negociación, fijación de límites, influencia y persuasión puede ser muy invaluable.

Espero que esto aclare la confusión. También espero que elijas el camino que sea el más adecuado para ti.

Fuente: Nicholson, J. (2011). Do You Believe in Unconditional Love? Psychology Today. Recuperado de (https://www.psychologytoday.com/us/blog/the-attraction-doctor/201107/do-you-believe-in-unconditional-love). Traducido por Maximiliano Bravo.

4 Frases que No Decir Acerca de Tu Trabajo Si Quieres que Tus Hijos Desarrollen Una Buena Ética Laboral en el Futuro

Ya sea que ames u odies tu trabajo, lo que digas sobre él puede cambiar la forma en que tus hijos verán sus futuras carreras.

Los niños están naturalmente interesados ​​en lo que sus padres hacen todo el día. Las conversaciones sobre el trabajo pueden ser una gran oportunidad para acercarse y compartir sus valores.

Desafortunadamente, estas conversaciones son difíciles de hacer bien. “El mayor error que veo que las personas cometen es darles a sus hijos la creencia fundamental de que el trabajo es una gran carga”, dice Deborah Gilboa, una doctora y experta en paternidad. “Desearían no tener que ir, por supuesto que no les gusta, o incluso más, que a nadie le guste”.

El problema con eso es que “me gustaría que todos mis hijos trabajen como adultos. Creo que la mayoría de nosotros lo haría “, dice ella. Si deseas que tus hijos vean el trabajo como “lleno de opciones y posibilidades de hacer algo realmente bueno”, aquí hay cuatro frases para evitar.

I) “Tengo que ir a trabajar”: Si tus hijos están lloriqueando por pasar un tiempo lejos de ti, es tentador decir que “tienes” que ir a trabajar, o que alguien tiene que mantener un techo sobre sus cabezas. Pero la verdad es que “siempre es una opción”, dice Gilboa. No importa cómo está tu situación financiera, probablemente podrías resolver algo. Más importante aún, no quieres enseñarle a tus hijos que tú eres una víctima y que no tendrán voz ni control sobre sus vidas adultas.

Entonces, cuando hables con tus hijos, explícales la multitud de razones por las que trabajas. “Algo de eso tiene que ver con el dinero, y es totalmente razonable señalarlo a nuestros hijos”, dice ella. Trabajas para poder costear algunas de las actividades que disfrutan. Lo más probable es que también te gusten algunas partes de tu trabajo. Puedes decirles a tus hijos que disfrutas pasar el tiempo con ellos y disfruta lo que hace para ganarse la vida. Los dos no tienen que estar en en conflicto. Finalmente, puedes decirles a tus hijos que “ir a trabajar es cómo los adultos hacen del mundo un lugar mejor”, dice Gilboa. Por supuesto, no todos son bomberos, profesores o alguna otra profesión en la que la conexión sea obvia. Pero todos los trabajos tienen algún significado. Si trabajas en servicios al cliente, podrías explicarles a tus hijos que “hoy tuve la oportunidad de interactuar con 167 personas y traté a cada una de ellas con respeto”.

II) “¡Odio mi trabajo!”: Está bien si no te gusta tu trabajo. “Es probable que mis hijos estén en una situación en la vida de tener un trabajo que no les gusta”, dice Gilboa. La clave es asegurarte de que sepan lo que estás haciendo para mejorar tu situación. Compartir tus dificultades es la forma en que les enseñas a tus hijos la capacidad de resiliencia, y las dificultades laborales son mucho mejores para compartir con tus hijos que, por ejemplo, los problemas matrimoniales.

“El trabajo es un gran lugar porque no es una amenaza para la unidad familiar, pero los niños ven que todos tienen problemas, desafíos, frustraciones, aburrimiento y fracasos”, dice. ¿Tienes la intención de hablar con tu jefe sobre tu carga laboral? ¿Cómo estás navegando tus relaciones con colegas? ¿Estás tomando una clase nocturna que te ayudará a moverte a un rol diferente, o estás buscando un trabajo diferente? Todas estas son excelentes formas de hablar sobre cómo estás navegando en una situación no tan perfecta, mientras les das a tus hijos la confianza de que también pueden hacerlo.

III) “(X) es un idiota”: Chismear sobre tus colegas es una mala idea por dos razones. Primero, “Nada está fuera de juego con nuestros hijos”, dice Gilboa. No tienen filtros, y es muy probable que tu hijos se encuentren con tu colega en algún momento y anuncies: “¡Oh, esta es la persona que tú dices que huele muy mal!” Segundo, “Estamos modelando para ellos el tipo de relaciones que nosotros queremos que tengan “. No tienes que ser amigo de todo el mundo, pero no hay nada que ganar tratando mal a los demás en la oficina o en el patio de recreo.

IV) El viernes será un bonito día, entonces faltaré al trabajo. Aún me quedan unos días de vacaciones extra: No hay nada de malo con tomarse un descanso cuando lo necesitas. Debes modelar límites saludables con tus hijos. Pero poner excusas o ser deshonesto para evitar conflictos o hacer algo que no quieres hacer envía un mal mensaje. “No modeles una mala ética laboral para tus hijos y luego des un giro y desees que piensen lo contrario”, dice Gilboa. Lo siguiente que sabes es que tus hijos sugerirán que simplemente le digan al profesor que el computador tuvo un virus para no hacer sus tareas. Y sabrás exactamente a quién culpar.

Fuente: Vanderkam, L. (2016). 4 Things You Say About Your Job That Can Hurt Your Kids’ Future Careers. Fast Company. Recuperado de (https://www.fastcompany.com/3056586/4-things-you-say-about-job-that-can-hurt-your-kids-future-careers). Traducido por Maximiliano Bravo.

Apoyando la Salud Mental de Tus Seres Queridos en el Espectro Autista

Estos son algunas reflexiones muy útiles acerca de la salud mental y el Espectro Autista. Dada lo importante que es hablar sobre salud mental, el contenido del siguiente artículo está específicamente a los adultos en el Espectro Autista, ya que la salud mental es una necesidad frustrantemente insatisfecha de un grupo aquejado por una invisibilización generalizada.

I) Tiempo: Pedirnos que procesemos cómo nos sentimos en tiempo real es un boleto de ida a un colapso. Si hemos experimentado emociones intensas o estrés, entonces necesitamos tiempo para procesarlo. Los adultos en el Espectro Autista necesitamos sentirnos con derecho a decirle a nuestros seres queridos “no, no he tenido un buen día, pero no estoy listo para hablar de eso”. No se lo tomen personal, solo necesitamos tiempo antes de poder hablar sobre lo que nos ha sucedido. Si tratamos de pensar sobre ello, nuestras mentes nos gritan; “¡ALTO!”. Danos tiempo.

II) Vergüenza vs. Culpa: A menudo ocurrirán situaciones cuando defraudamos a las personas. Por la razón que sea, a veces simplemente no podemos hacer las cosas, no importa cuánto queramos. Por ejemplo, una persona en el Espectro Autista faltó a un concierto que prometió asistir con su mejor amigo/a. Independiente de lo mucho que quiso ir, al final se quedó en su casa. Dicha persona en el Espectro Autista siente una vergüenza intensa por haberlo/a decepcionado. Afortunadamente, su amigo/a es increíblemente comprensivo/a y nunca trató de hacerlo/a sentir mal o culpable por eso. Por otro lado, a veces otras personas nos hacen sentir muy culpables y nos culpan por no poder hacer las cosas. Esto claramente va a afectar nuestra salud mental.
Si no podemos hacer algo, por favor, comprendan y no nos culpen.

III) Energía mental: Lo que podemos y no podemos hacer cada día está determinado por la energía mental que tenemos ese día. Cuanta más energía mental tenemos más podemos manejar. Cosas como los cambios, el ruido y las personas disminuirán nuestra energía junto con muchos otros factores. Lo que nos cuesta la energía mental es muy diferente de lo que le cuesta a otras personas su energía mental. También hay formas de aumentar nuestras energía mental, por ejemplo, disfrutar de nuestros intereses especiales. Si estás interactuando con una persona en el Espectro Autista, ten en cuenta que pueden tener una energía mental limitada. Si se trata de un ser querido, elabora un sistema que le permita saber a él/ella si este es el caso. No solo salvándonos de sentirnos presionados, sino también de que tú seas el objetivo de nuestra posible frustración.

IV) Hoy vs. Mañana: Como extensión de los dos puntos anteriores, solo porque una persona en el Espectro Autista puede hacer algo un día, no significa que puedan hacerlo todos los días. Hay una cantidad innumerable de factores que contribuyen a si podemos o no podemos hacer algo en ese momento. Por favor entiéndanlo.
Igualmente porque no podemos hacer algo un día, no significa que nunca podamos.

V) Diferentes. No defectuosos: La depresión es una comorbilidad común en las personas en el Espectro Autista. Entre sus muchas causas, se encuentra la sensación de ser un fracaso y una carga para los demás. A menudo no se sienten lo suficientemente bueno en comparación con los demás al no poder hacer lo que todos los demás podían y eso les cuesta aceptarlo. Una estrategia para luchar contra este factor desencadenante de la depresión es aceptar todo lo que podemos hacer y dejar de luchar por una parte de nosotros que no existe. El apoyo de nuestros amigos y familiares es un elemento crucial para ayudar a las personas en el Espectro Autista a lograr esta aceptación personal (junto con la terapia).

VI) Ansiedad: El Espectro Autista tiende a ser una condición tipo “compre una y llévese otra gratis“, por lo tanto, la ansiedad tiende a ser una experiencia compartida por muchos de nosotros. Lo más importante para aquellos que apoyan a alguien con ansiedad es saber que a menudo sabemos que es irracional. Decirnos “no te preocupes” y “no es nada de qué preocuparse” no nos ayudará. La mejor manera de apoyarnos sería aplicar primero cualquier lógica que no podamos ver. Más allá de aplicar la lógica, lo mejor, para nosotros, sería distraernos con nuestros intereses especiales.

VII) Honestidad: Las personas en el Espectro Autista sienten las cosas en los extremos. En muchos sentidos, esto puede ser asombroso, pero también puede ser agobiante y confuso. También nos impide ser honestos con quienes nos importan cuando (a sabiendas) vamos de una forma u otra. Si quieres que eliminemos la barrera, debe aceptar todas nuestras emociones con toda su intensidad. La vida en el Espectro Autista es intensa. No vivimos en sombras de gris; Es todo o nada.

VIII) Aún así inclúyenos: Tal vez no podemos asistir a esa fiesta, tal vez no podamos ir de compras. Pero el habernos invitado muestra que nos querrías allí, si pudiéramos. Invitarnos nos da una oportunidad, porque no sabemos si podemos hacerlo a menos que nos lo pidas. Preguntarnos, sin añadir más expectativas impuestas, significa todo para las personas en el Espectro Autista. Incluso si nuestra respuesta es “no”, pregúntanos de todos modos.

IX) Solos vs. Solitarios: Nos gusta estar solos. No nos gusta sentirnos solos. Hay una gran diferencia. Las personas nos cansan, la comunicación nos cansa. Sin embargo, apreciamos muchos a nuestros seres queridos. Hablar con nuestros mejores amigos/as nos causa gran felicidad. Nuestras interacciones sociales pueden parecer extrañas para muchas personas, pero no nos sentimos solos. Podemos sentirnos aislados cuando estamos rodeado por nuestros amigos o familiares. Incomprendidos cuando estamos gritando para hacernos entender. Nuestra preferencia hacia la soledad no significa que tratamos con indiferencia a nuestros seres queridos. Estar solos es a menudo lo que las personas en el Espectro Autista necesitan para restaurar su salud mental. Sentirnos solo, eso no es bueno para nadie.

En Resumen

Las personas en el Espectro Autista son más vulnerables a las enfermedades mentales. Si tienes un amigo o familiar en el Espectro Autista, asegúrate de conocer los signos de una enfermedad mental, especialmente si se trata de depresión y/o ideación suicida. Asegúrate de que tengan a alguien a quien puedan recurrir como apoyo, que puedan confiar, sin temor a ser juzgados. Así de simple.

Por favor, no piensen que necesitan tener todas las respuestas para iniciar una conversación sobre salud mental con sus seres queridos en el Espectro Autista (o cualquier otra persona).

Fuente: Weldon, R. (2019). Supporting your autistic loved one’s mental health. Rosie Weldon. Recuperado de (https://www.rosieweldon.com/blog/autisticsmentalhealth?fbclid=IwAR1xIdGayjYULAyt1YQEEORgyYPM4GR5YfI0rJLwsOqqQ3DA6L7qRqZquYQ ). Traducido por Maximiliano Bravo.

Una Forma Muy Importante de Forjar Conexiones con las Personas en el Espectro Autista en tu Vida

Las personas en el Espectro Autista aman las ideas y la información y las personas y los animales y los objetos con intensidad. Nuestra pasión por nuestras cosas favoritas es una gran experiencia que nos hace sentir muy bien en cuerpo, mente y espíritu. Es estimulante, emocionante, calmante y relajante para que nos involucremos en nuestras pasiones. Encontramos belleza en lugares ordinarios y sorprendentes. Nuestros intereses especiales pueden ser nuestro todo, y compartirlos con las personas que amamos es cómo demostramos que nos importa.

Repetiré eso para enfatizar porque es muy importante: compartir nuestras pasiones con las personas que amamos es cómo demostramos que nos importa y cómo nos conectamos con usted.

Cuando descubrimos que compartimos algo en común, o tenemos un conocimiento detallado de un tema o elemento, deseamos compartirlo con usted desesperadamente.

Si deseas forjar una conexión más profunda con una persona en el Espectro Autista en tu vida, entonces comprender esto sobre nosotros es realmente importante. Necesitamos que estés presente e interesado en nuestras pasiones. Eso se ve diferente para cada uno de nosotros, pero podría incluir sentarse tranquilamente con nosotros y mirar mientras tocamos y jugamos con nuestros objetos favoritos, o escuchar mientras hablamos en profundidad sobre nuestra pasión.

Aún más emocionante es cuando muestra curiosidad y consideración al explorar nuestras pasiones, por un deseo de compartir genuinamente ese interés especial con nosotros. Por ejemplo, mirando o leyendo más sobre nuestra pasión, haciéndonos preguntas para obtener más información o buscando nuevos objetos e información relacionada con nuestro interés. La palabra “genuino” es realmente importante aquí. Tu debes tener un verdadero deseo de estar comprometido con nuestras vidas. Sentir curiosidad por nuestras pasiones es una extensión natural de este deseo genuino.

Tú podrías estar pensando ‘OK, esto es sencillo. Escuchando, notando y siendo curioso. Así es como me relaciono con mis amigos, colegas y familiares”.

Lamentablemente para las personas en el Espectro Autista, podemos aprender que nuestras pasiones son demasiado intensas, aburridas o inusuales para las personas que nos rodean.

A pesar de la creencia generalizada de que se os pierden las señales sociales, notamos que nuestro deseo de hablar, jugar, vivir, pensar y explorar todo sobre nuestro interés especial 24-7 no es deseable para otros. Somos muy conscientes cuando las personas están fingiendo interés en nuestras cosas favoritas.

A veces nos hemos visto condicionados a no compartir nuestras pasiones como resultado de los años que se nos ha pedido que dejemos de hablar sobre nuestros intereses especiales porque somos “groseros”, “agotadores” o “aburridos”. A veces nos piden que dejemos de jugar o de que hacemos nuestros intereses especiales porque “necesitamos intereses más amplios” o necesitamos “aprender sobre otras cosas” o “jugar como nuestros compañeros”. Cuando esto nos sucede, nos sentimos ansiosos o avergonzados por comunicarnos o dejar que la gente vea nuestras pasiones.

Así que por favor sé genuino. Primero, averigua si realmente quieres conectarte con una persona en el Espectro Autista tal como es en este momento, una persona en el Espectro Autista con muchas otras cosas que la hacen ser quién es. Si la respuesta es sí, como creo que es, entonces tienes que saber que formar parte de su vida significa descubrir las maravillas de sus intereses especiales.

Cuando lo hagas, experimentarás momentos de conexión que te sorprenderán mucho.

Fuente: Lee, B. (2017). One super important way to forge connections with autistic people in your life. Respectfully Connected. Recuperado de (
http://respectfullyconnected.com/2017/09/connections-with-autistic-people/?fbclid=IwAR2AibtxYphzOJoLyr6GzJaB3AIWyoG6E5gUjps638Y61hEpnlt_PZU59U8). Traducido por Maximiliano Bravo

Las Explicaciones No Son Excusas: Entendiendo la Forma de Pensar del Espectro Autista

Muchas veces los padres (o cónyuges) de una persona en el Espectro Autista se sienten frustrados por su comportamiento, la resistencia a lo que parecen ser necesidades y expectativas razonables. Quieren que las cosas salgan mejor y se sienten frustrados por las negativas y los derrumbes.

A su vez, las personas en el Espectro Autista frecuentemente se sienten frustradas por las expectativas que enfrentan. A menudo sienten que si se comprendieran mejor sus necesidades, no se harían las demandas; Se tendrían en cuenta problemas tales como la dificultad de transición, la ansiedad social y los problemas sensoriales. Pueden sentir que sus colapsos son un resultado directo de su entorno.

Un terapeuta ejerce el rol de traductores de la perspectiva de la persona en el Espectro Autista a su padre o cónyuge que no vive la condición, y viceversa. En dicho rol traductor, el terapeuta puede actuar sin emitir juicios. Simplemente están tratando de ayudar a las personas a entenderse mutuamente.

Las reacciones son variadas. Por un lado, son muchas personas que no viven la condición están agradecidos por comprender una perspectiva de su familiar o cónyuge en el Espectro Autista. Por otro lado, también pueden opinar que aclarar la situación desde el punto de vista del Espectro Autista es simplemente una excusa para el comportamiento de la persona con dicha condición. Sería excusar en vez de explicar.

La idea de que la perspectiva del Espectro Autista es sólo una excusa rechaza la realidad de las necesidades de la persona con dicha condición. Está diciendo que estas necesidades no son reales sino que representan oposicionismo, evitación, un problema de actitud o incluso egoísmo.

Por ejemplo, la situación podría ser que un/a adolescente en el Espectro Autista no estaba haciendo sus quehaceres, como sacar la basura por la noche. Podría explicar que el/la adolescente en el Espectro Autista perdió la expectativa implícita de lo que quería. La madre le pidió a su hijo/a adolescente que sacara la basura una vez, pero no especificó que se esperaba que el adolescente sacara la basura todas las semanas. Necesitaba una instrucción directa y clara.

La madre podría decirle al terapeuta que su hijo/a en el Espectro Autista debería entender que si la basura estaba allí, la tarea de sacarla debía hacerse. Cuando explico que las instrucciones deben ser explícitas, “quiero que saques la basura todos los jueves por la noche”, el padre insiste en que el adolescente simplemente estaba evitando sus quehaceres. Ella le dice a su hijo/a adolescente que él estaba siendo egoísta y que ella esperaba que su hijo fuera más “considerado”.

Debido a que las personas que no viven la condición dicen cosas como “ser considerado” o “la basura está ahí”, las personas en el Espectro Autista pueden sentirse frustrados porque las personas sin su condición a menudo no dicen lo que quieren decir. Un cónyuge podría decir: “Para mí es difícil cargar esto”, sin decir “Quiero que me cargues esto”, y luego expresan su frustración de que la persona en el Espectro Autista no actúe responsablemente.

“Actuar responsablemente” puede significar “ofrecer ayuda” para las personas que no viven la condición, aunque esto todavía no aclara cuándo ofrecer ayuda o con qué, y la persona en el Espectro Autista no se siente segura al interpretar con qué exactamente ofrecer como ayuda. Les preocupa que los límites se crucen si ocurre un malentendido.

Este conflicto sobre la comprensión puede ocurrir si la persona en el Espectro Autista tiene problemas sensoriales que hacen que los quehaceres sean mucho más problemáticos de lo que parecen. El adolescente puede rehusarse a lavar los platos, no por pereza, sino porque la sensación del agua jabonosa puede ser dolorosa y agobiante, o el nivel de ruido en la cocina puede ser una estimulación tan excesiva que provoca una respuesta de malestar. El adolescente puede estar demasiado molesto para explicar su problema, no tener las palabras para explicar, o sentir que el padre “debe” entender los problemas sensoriales. La mamá puede sentirse enojada por haber limpiado, preparado la cena, etcétera., y percibir que la adolescente no la aprecia ni quiere ayudar.

La ceguera mental (no entender el pensamiento del otro) puede ir en ambas direcciones, a pesar de que hay cuidado y amor mutuos. Es posible que el adolescente realmente quiera mucho para complacer a su madre, pero que se sienta derrotado porque a pesar de que la ama, parece que no puede hacer las cosas bien. La madre ama a su hijo, y está haciendo todo lo posible. El problema es que no se comunican en el idioma del otro.

También hay problemas cuando hay necesidades en conflicto que son urgentes. Los padres saben que las transiciones suelen ser problemáticas para aquellas personas en el Espectro Autista, pero a veces es necesario realizar una rápida transición inesperada, como salir a hacer un recado inesperado o buscar a alguien que no se siente bien. La necesidad es razonable, pero es poco probable que una persona en el Espectro Autista deje de tener problemas con la flexibilidad y las transiciones. Puede ayudar presentar la necesidad como una solicitud en lugar de una demanda, pero la transición de manera flexible y rápida podría ser demasiado difícil. A veces simplemente no hay una buena respuesta, pero no es porque alguien sea desobediente a propósito.

Vivir y relacionarse con alguien en el Espectro Autista pueden ser más exitoso y gratificante si las perspectivas y necesidades inherentes de la condición no se perciben como obstinadas o manipuladoras, por lo que hay una conversación en lugar de un colapso. Nadie en la relación pretende ser irrazonable. Superar la barrera de la comunicación podría ser responsabilidad de la persona que no vive la condición para ser claro y escuchar la respuesta de la persona en el Espectro Autista; respetar y aceptar en vez de culpar puede hacer que sea menos tenso y más fácil para que la persona en el Espectro Autista se comunique también.

Fuente: Eckerd, M. (2019). Explanations Aren’t Excuses: Understanding Asperger’s Thinking. PsychCentral. Recuperado de (
https://blogs.psychcentral.com/aspergers-nld/2019/03/explanations-arent-excuses-understanding-aspergers-thinking/?fbclid=IwAR2lXtWrUiFxgxEM-OikdhwyYsFl-7wolBHNHTlipfzvnn1rY_6r7e0IswM). Traducido por Maximiliano Bravo.