Para Los Cuidadores De Un Ser Querido En El Espectro Autista: El Autocuidado Empieza Contigo

¿Quiénes eras tú antes de ser cuidar a tu hijo/a en el Espectro Autista y en qué persona te has convertido? ¿Cómo quieres ser, qué has tenido que sacrificar y qué has ganado en el camino profundo de criar a tu hijo/a?

Como padre/madre, tu jamás cambiarías a tu hijo/a. Tú lo/la amas y lo/la adoras tal como es. Tú aprecias que haya entrado a tu vida y te haya transformado como persona. Sin embargo, la sociedad que nos rodea a menudo ignora intencionalmente tus fortalezas, dificultades y necesidades de acomodaciones. Esto es lo que más te impacta como padre/madre, pero no puedes cambiar todo eso, así que necesitas ajustar la forma en que cuidas de ti mismo/a. En todo sentido. Porque cuando estás bien, lo más probable es que tu hijo/a estará aún mejor.

Las personas en el Espectro Autista y sus cuidadores son aplaudidos cuando se ajustan a las actitudes y comportamientos del mundo neurotípico. Aún así, estos ajustes hablados y no hablados no les son devueltos, y eso les cuesta muy caro.

El resultado es que las personas en el Espectro Autista y sus cuidadores experimentan mayores niveles de mala salud mental y física, lo que es sinónimo de una mayor ansiedad y aislamiento general. El camino de ser constantemente “los otros” les provoca impedimentos mentales, emocionales, físicos, espirituales, financieros y sociales. En resumen, ser tratados como extraños agrega más angustia a sus mentes, cuerpos, corazones y almas.

Tu rol como padre/madre es enseñarle tu hijo/a en el Espectro Autista las habilidades para la vida diaria, desarrollo, identidad y autoestima. No solo apoyas su desarrollo a sí mismos, sino que también debes ser el/la traductor constante entre ellos y el mundo que los rodea. Este es un trabajo grande y constante.

Entonces, ¿cuánto tiempo y energía te queda a ti? ¿Para tu bienestar holístico? ¿Cómo fortaleces tu autocuidado? Aquí hay 4 consejos útiles para que puedas cuidarte bien y así cuidar mejor de tu hijo/a en el Espectro Autista:

I) Aprende a estar tranquilo/a: Aprende a calmar el ruido de tu ocupada mente, corazón y vida. Todos ofrecen un alivio confiable y simple del estrés y el caos. Se centran en la bondad, porque el bienestar requiere una voz interior amorosa.

Pregúntate: “¿Qué sé yo ahora?”

Tranquilízate y pregúntate: ¿dónde estoy y dónde quiero estar? ¿Qué necesita atención? ¿Es mi mente, corazón, cuerpo o alma? O todos ellos?

II) Atrévete a ser valiente: Una vez que sepas dónde quieres estar, corre el riesgo de ver qué es y enfrentar dónde está y dónde quieres estar. ¿La brecha se siente alcanzable, y te valoras lo suficiente como para regalarte el tiempo y la energía para darte cuenta de esto? ¿Conoces, valoras y usas mis fortalezas innatas?

Reflexiona sobre cómo te sientes realmente.

Apóyate suavemente en tus sentimientos y pregúntate: “¿Lo que tengo o lo que quiero es verdad para mí? ¿Esto es para otro o para mí?” Si te sientes alineado/a con un cambio, establece un objetivo para ti.

III) Confía en ti: Ahora que conoces tu cárcel, es hora de respaldarte. Has buscado darte cuenta de tu valor, valor y fortalezas. Ahora comprométete a seguir adelante. Investiga lo que necesitas saber y hacer, luego asesórate y negocia con las personas de las que necesita apoyo o cambios.

Nutre todo tu ser

Con una voz o rodillas temblorosas, concéntrate completamente en las prácticas y acciones necesarias para cuidar de ti. Sepa que cuando estás nutrido/a y fuerte, atenderás a tu familia con mayor energía, compasión y convicción. Sabrás que tu felicidad es una energía que puede inspirar, calmar y nutrir a toda tu tribu.

IV) Sé el/la creador/a de tu propia vida: Una vez que tus ideas y acciones han comenzado, puedes sentir que estás en el camino correcto, pero entiende que no hay un destino real. Tendrás resultados que te nutrirán y te harán sentir genial, porque te brindan alegría y libertad en el momento presente. Al no necesitar llegar, el momento presente se convierte en el foco y lugar de poder y satisfacción. Aquí puede surgir tu alma, y ​​puedes buscar experiencias espirituales más profundas para ti y tu vida.

Simplemente sé tú.

Cuando la vida fluye en un camino que te apoya, ahora hay tiempo para averiguar quién eres fuera de ser cuidador/a, cónyuge, trabajador/a o persona productiva. Entre las acciones, los momentos de descanso y quietud ofrecen conexión con su valor innato, sabiduría y poder. ¡Sé libre para ser tú!

Se sabe que la calidad del sueño, la alimentación, el movimiento, la conexión, la meditación, la diversión y el descanso son buenos para nosotros. Pero, ¿cómo incorporamos todo esto, en el orden y forma que se adapte a nuestra vida actual? Siendo tú. Al verte y celebrarte a ti y a tu vida tal como es hoy; lentamente puedes incorporar más aspectos de autocuidado de calma, coraje, confianza y creación. Este camino comienza con el compromiso de conocerte, quererte, valorarte y simplemente ser tú mismo.

Es normal que te preocupes por la futura salud, finanzas, relaciones y felicidad de tu hijo/a en el Espectro Autista. Sin embargo, con estas habilidades, estarán aprendiendo herramientas perdurables para toda su vida para desarrollar resiliencia, autocontrol y autonomía.

Uno de los mayores placeres de tu autocuidado holístico será enseñarles a tu hijo/a el suyo.

Fuente: Hall, G. (s.f.). For Carers of a Loved One On the Spectrum: Self Care Starts With You. Autism Parenting Magazine. Recuperado de (https://www.autismparentingmagazine.com/self-care-starts-with-you/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Si no es ABA, ¡¿Entonces qué?!

“Evitamos las terapias centradas en la obediencia … pero ¿qué más hay? Las cosas no andan bien en nuestro hogar. ¡¿Qué podemos hacer?!”

La frase anterior hace alusión a una de las preguntas más recurrentes de cualquier padre/madre que se siente frustrado/a y desesperado/a, pero con una firme resolución de evitar someter a sus hijos en el Espectro Autista a técnicas de “adiestramiento canino” y opresivos métodos de obediencia. Así que corresponde analizar una de las situaciones más comunes en las que las familias tienden a terminar trayendo el ABA (Análisis Conductual Aplicado) a sus vidas: conductas agresivas.

Tememos por nuestras vidas!” Dicen muchos padres. Sus hijos se comportan agresivamente y lastiman a los demás. Los niños crecen, se hacen más grandes y más fuertes y sus conductas agresivas empeoran. La familia teme por sus vidas. En algunos casos, la policía está involucrada y sus hijos terminan con un internamiento involuntario, enfrentando cargos penales o incluso heridos o asesinados en casos extremos.

¡Nadie quiere esto para sus hijos! Ninguna familia quiere verse obligada a elegir entre el temor por sus hijos y el temor a sus hijos. No es de extrañar que los padres terminen eligiendo el ABA y medicamentos que sirven como “camisas de fuerza químicas”. La situación puede asustarlos rápidamente y las familias pueden sentirse indefensas.

El primer paso es comprender la fuente de las conductas agresivas de tu hijo/a. Sin embargo, es importante señalar que dicha agresión no siempre aparecerá justo después de un evento desencadenante. ¿Qué significa esto? Tal vez los informes del colegio dicen que tu hijo/a se comporta bien en las clases, pero tú notas mucha agresión en el hogar. Has examinado todos los aspectos ambientales de tu hogar y simplemente no puedes entender qué está provocando la agresión. Intentaste pedirle a tu hijo/a que te ayude a descubrir qué está mal, pero él/ella aún no ha desarrollado la capacidad de comunicar claramente sus problemas.

Es posible que el desencadenante de la agresión no esté sucediendo en tu hogar en absoluto. Tal vez sea un incidente que ocurrió en el salón de clases y/o durante el recreo. O tal vez, el desencadenante es algo completamente diferente, pero aún así algo que no está en tu hogar. Entonces, ¿por qué tu hijo/a pequeño/a, adolescente o adulto/a joven es tan agresivo/a en el hogar en vez del lugar donde se produce el problema desencadenante? La respuesta: porque tu hijo/a se siente más seguro/a allí.

El problema es como una llama debajo de una caldera y la presión está aumentando en tu hijo/a. Pero si dejar que el vapor escape es demasiado peligroso, por ejemplo, lleva a castigos físicos, reclusión o, lo que es peor, tu hijo/a aprende a aguantar la presión para protegerse. Pero solo hay una persona que puede hacer eso: tan pronto como se sienta seguro/a, el vapor explota, en forma de conductas agresivas. Es por eso que es tan importante observar cada parte del entorno de tu hijo/a cuando intentas averiguar por qué están ocurriendo las conductas agresivas.

A veces, la agresión es la única forma en la que tu hijo/a tiene para comunicar que algo está mal. El ABA podría ser capaz de detener la agresión, sí. ¿Pero a qué precio? ¿Deseas que tu hijo/a sea entrenado para soportar el dolor y el abuso? ¡Por supuesto que no! Esa fue una pregunta ridícula. Pero viene con una respuesta obvia: no uses el conductismo para reducir las conductas agresivas de tu hijo/a. Primero, descubre la fuente de la agresión. Puede ser algo en el entorno, puede ser la forma en que alguien trata a tu hijo/a, puede ser un problema de salud que tu hijo/a está sufriendo. Sea lo que sea, juega al detective. Averígualo y ayuda a tu hijo/a.

La solución son las acomodaciones y el respeto. Así de simple; averigua qué le disgusta a tu hijo/a y evítalo. Por ejemplo, tu hijo/a en el Espectro Autista se descompensa si alguien usa el horno. Por lo tanto, simplemente dejas de usarlo. Puedes cocinar usando el microondas o la olla, servir almuerzos fríos como sándwiches y ensaladas, o pedir comida a domicilio. Es una solución inusual que requiere adaptación de toda la familia, pero tu hijo/a se sentirá feliz y seguro/a y dejará de experimentar la ansiedad agobiante que provocaba la agresión.

Cuando acomodas a tu hijo/a, podrías encontrar resistencia de parte de tu familia, amigos, vecinos, profesores y terapeutas. Las personas podrían decirte que estás mimando demasiado a tu hijo/a. ¡Están equivocados! Mantente firme. Tu hijo/a pequeño/a, adolescente o adulto/a joven no se está portando mal a propósito. Él/Ella está tratando de hacer frente a un mundo que es una pesadilla sensorial, y cualquier cosa que pueda hacer que aumente su sensación de estabilidad y seguridad es un regalo de amor para ellos.

No necesitas el ABA para calmar la agresión de tu hijo/a. De hecho, es probable que el ABA solo “funcione” en estos casos al aumentar pero suprimir el nivel de trauma y sufrimiento de tu hijo/a. Lo que sea que causó que tu hijo/a sufriera tanto que perdió el control todavía lo está causando, pero si el ABA ha cumplido con su propósito, tu hijo/a ha perdido el único canal de comunicación disponible para expresar su dolor y sufrimiento con la esperanza de obtener ayuda con su angustia.

No le quites la voz a tu hijo/a; quítale su sufrimiento. El ABA es una respuesta cruel hacia sus conductas agresivas. Enfrenta ese comportamiento con amor, calma, apoyo y una búsqueda investigativa de la fuente del sufrimiento de tu hijo/a. Descubre por qué tu hijo/a se estresa tanto que asusta a las personas que lo rodean y ayúdalo/a para que su vida sea más tranquila, segura y feliz. Eso es lo que esperabas que hiciera el ABA, pero es necesario que sepas que el ABA no puede hacer eso.

Es tu deber como padre/madre amoroso/a y no necesitas la “ayuda” de un/a terapeuta conductista. Solo necesitas el amor y la compasión que ya tienes por tu hermoso/a hijo/a. Lidiar con la agresión es realmente una situación en la vida donde el amor lo conquista todo. Sal ahora y vence el sufrimiento con curiosidad, compasión y calma.

Fuente: Sparrow, M. (2017). If Not ABA, Then What? Thinking Autism Guide. Recuperado de (http://www.thinkingautismguide.com/2017/04/if-not-aba-then-what.html). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Consejos Para Trabajar Remotamente Cuando Estás En El Espectro Autista

El Coronavirus ha creado una necesidad y expectativas adicionales de poder trabajar remotamente. Para muchas personas en el Espectro Autista que se han estado ajustando al entorno laboral, este cambio puede ser una gran disrupción.

A continuación hay algunos consejos para los trabajadores remotos en el Espectro Autista para ayudarlos a permanecer más tranquilos y ser más productivos. Estos consejos también pueden resultar útiles para aquellos que apoyan a las personas que viven la condición.

Consejos Generales

Muchos de los métodos que utiliza en el trabajo para mantenerse en la tarea son aplicables en el hogar. Evitar las distracciones y mantener la concentración son desafíos claves para cualquier trabajador remoto, pero quizás más para las personas en el Espectro Autista.

Se pueden encontrar consejos para todos los que trabajan desde casa en una búsqueda rápida. Aquí hay algunos que puedes encontrar efectivos:

  • Establecer horas de trabajo formales y una rutina regular.
  • Planificar tu trabajo.
  • Mostrar tu disponibilidad.
  • Recompensarte por tus esfuerzos de trabajo.
  • Tomar descansos regulares.
  • Mantenerte alejado de las redes sociales.

Atención Plena En Tu Jornada Laboral

Es difícil evitar todas las distracciones, pero como humanos conscientes y atentos tenemos la capacidad de controlar nuestro propias mentes para lograr lo que queremos. A continuación hay dos frases clave que pueden resonar para ti, cortesía de especialistas en el campo de la atención plena son estos:

“Elige tus distracciones atentamente” – Rasmus Hougaard, Autor, Fundador y Director Ejecutivo de Potential Project

No tienes que hacer que cada minuto de cada hora de cada día sea 100% productivo. Recuerda que hay un tiempo determinado para trabajar y para descansar.

Todos necesitamos tiempo de inactividad, así que sé amable contigo mismo/a y
planifica y decida conscientemente los tiempos y las cosas que permitirán distraerte.

Por ejemplo, acariciar a tu perro, preparar una taza de té, un par de minutos de meditación, incluso solo cerrar los ojos durante diez segundos mientras toma tres respiraciones profundas.

“No guardes tu tiempo y malgastes tu atención” – Sam Harris, autor, filósofo, neurocientífico, profesor de meditación y atención plena.

Todos nos distraemos, pero puedes entrenarte para ser consciente de cuándo tu mente está divagando. Y a través de la práctica puedes ser más consciente y controlar tu mente y emociones

Algunas personas en el Espectro Autista informan que la atención plena es menos efectiva que para los neurotípicos. Entonces es recomendable echarle un vistazo a las estrategias que te han funcionado en el pasado y que las pruebes.

Higiene laboral

Aquí hay algunas sugerencias específicas para los trabajadores remotos en el Espectro Autista (aunque nuevamente pueden aplicarse a muchos personas):

  • Intenta crear un lugar regular para trabajar en tu casa que esté libre de distracciones.
  • Crea un horario de trabajo regular, tal como lo harías en la oficina.
  • Planifica y programa tu día y tus actividades en tu calendario, con recordatorios para comenzar las tareas.
  • Programa tiempo para los descansos, que pueden incluir meditación, caminatas o algún otro tipo de ejercicio.
  • Ponte en contacto con tus colegas o supervisores por medios remotos. (Zoom, Skype, Google Meet, etcétera).

Manejo De La Carga Laboral

Si te quedas sin trabajo, no entres en pánico. Las personas entiende que trabajar remotamente a veces puede causar irregularidades en el manejo y la distribución de la carga laboral.

  • Planifica tu trabajo y dile a tu supervisor/a con anticipación (donde puedas) si tú crees que te quedarás sin trabajo.
  • Si te quedas sin trabajo, busca capacitaciones online. Es mejor planear esto con anticipación como parte de tu plan de desarrollo laboral, luego puedes acceder a ello cada vez que te quedes sin trabajo.
  • Si tienes dificultades para elegir algo, pídele algunas sugerencias a tu supervisor/a o ingresa a la página web de una universidad.

Distracciones

Algunas distracciones y sugerencias para la resolución pueden incluir:

  • Usar la misma computadora en la que juegas o socializas: Cierra las aplicaciones que no necesitas durante tu jornada laboral para evitar ventanas emergentes y notificaciones innecesarias.
  • Estar en un lugar con los movimientos de los demás son difíciles de ignorar: Intenta encontrar un espacio donde no veas estos movimientos o coloca pantallas para minimizar el impacto en tu campo visual.
  • Ansiedad por el uso de datos: Si tiene limitaciones o costos de datos significativos, habla con tu supervisor/a sobre esto. Pueden haber algunas otras opciones para ti.
  • Ruidos alrededor de la casa: Intenta usar auriculares con cancelación de ruido o música para enmascarar otros ruidos. O bien, planificar con tu familia cuándo ocurrirán ciertas actividades, para reducir ruido en los horarios laborales más importante, para beneficio de todos.
  • Cuidar a los miembros de tu familia: Si esto es parte de lo que tienes que hacer, intenta programar estas cosas para que puedas realizar porciones de tu trabajo entre medio.
  • Instrucciones confusas: Si te han dicho que hagas algo, pero necesitas estar en la oficina para hacerlo, puedes contactar a tu supervisor/a y discutir el asunto más detalladamente. O bien, no ir a trabajar a menos que hayas recibido una autorización explícita de tu supervisor/a.
  • Inquietudes relacionadas con el Coronavirus o cualquier otra cosa: Las inquietudes son normales para todos en estos tiempos. Discute tus estrategias para reducir la ansiedad con las personas que te apoyan y ejercer dichas estrategias.

Fuente: (2020). Tips on working from home when you are on the Autism Spectrum. Digital Commons. Recuperado de (https://digitalcommons.ilr.cornell.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1042&context=dandelionprogram). Traducido Por Maximiliano Bravo.

¿Puede Una Persona En El Espectro Autista Equilibrar Una Vida Laboral Y Una Vida Social?

Como un adulto en el Espectro Autista, probablemente ya estés consciente de tu medidor social: la cantidad de socialización que puede manejar antes de agotarte y querer irte a tu casa a sentarse solo en silencio y en paz. Una vez que decidimos continuar estudiando o trabajando, inevitablemente llenan parte de nuestro medidor social; para algunos puede parecer que toman toda la energía que uno puede dedicar a socializar.

En estos casos, ¿es posible mantener una vida social si queremos estudiar o trabajar? ¿Es posible equilibrar ambos?

La Cuestión Del Equilibrio Entre La vida Laboral Y Personal En El Espectro Autista

Incluso los neurotípicos a menudo tienen dificultades para encontrar un equilibrio entre el trabajo y la vida. A veces parece que no hay más remedio que sacrificar tiempo con amigos para encontrar el tiempo y la energía para hacerlo bien en el trabajo o los estudios. En particular, los “adictos al trabajo” tienen este problema bastante y, como resultado, a menudo reciben quejas de sus amigos, familiares y otras personas importantes.

Pero para los adultos en el Espectro Autista este problema es 10 veces mayor. Nuestra capacidad para manejar la socialización ya es baja desde el principio. Trabajar y estudiar en la mayoría de los casos inevitablemente requiere salir en público y hablar/escuchar a las personas. Incluso ir a una oficina bulliciosa o a una gran sala de conferencias puede ser agotador, entonces, ¿cómo se supone que debes hacer amigos el fin de semana, es decir, tu único momento para recuperarte y recargar tu medidor social?

Nuestro medidor social se agota en algún momento, y necesitamos recargar nuestra energía.

Es realmente doloroso escucharlo, pero a menudo es la verdad fría y dura: no puedes.

Amigos, trabajo o menor estrés: escoge dos

La verdad del asunto es que si quieres el paquete de vida “normal” de una vida laboral/académica y una vida social saludable además de eso, lo que quieres es mucho estrés. Ambos requieren tiempo, energía y atención. Desafortunadamente, solo puedes manejar estas tres cosas tanto antes de que tu cerebro te pida a gritos que tomes un descanso.

Algunos pocos realmente logran hacer ambas cosas, pero en un giro extraño, a menudo son algunas de las personas menos felices que jamás conocerás. ¿Por qué? Debido a que se están agotando tanto en un intento de trabajar/estudiar y socializar, su socialización solo se suma a sus problemas y no proporciona el vínculo genuino que están buscando como resultado. Aquellos que intentan trabajar/estudiar y socializar inevitablemente encuentran que la calidad de una categoría disminuye: o la socialización que obtienes no te hará sentir tan bien como deberías, o tu desempeño laboral/académico comenzará a decaer.

Entonces, si no es posible tener el paquete de vida “normal” sin un estrés intenso, ¿qué se supone que debemos hacer?

Priorizar

La respuesta es que tendrá que hacer una exploración interna y determinar cuáles son tus prioridades. Hazte algunas preguntas importantes para sopesar los pros y los contras:

  • ¿Qué te trae más alegría, trabajar/estudiar o salir con tus amigos?
  • ¿Qué te decepcionaría más: peor desempeño laboral/académico o menos amigos?
  • ¿Qué te hace sentir más realizado: ser bueno en tu trabajo/estudios o ser una persona sociable?
  • ¿Qué es más fácil de hacer: reducir tu jornada laboral/carga académica, o reducir el tiempo que pasa con tus amigos?

Tómate el tiempo para delinear tus prioridades en la vida. Tanto el trabajo como los amigos ocupan tu tiempo, energía y espacio en tu medidor social. Esto es cierto para todos los adultos en el Espectro Autista. Sin embargo, lo que es diferente es aquello te hace más feliz de dedicar tu tiempo (y estrés) y a qué estás más dispuesto a renunciar por el bien de un estado mental saludable.

Fuente: Marie, A. (2019). Can an autistic person balance a work life and a social life? Adultistic: A Space For Adults With Autism. Recuperado de (https://www.adultistic.com/social/work-social-life-can-you-have-both). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Para Los Niños En El Espectro Autista, Los Problemas Emocionales Pueden Dificultar El Éxito Social

Los niños en el Espectro Autista tienen problemas con la comunicación social. Algunos investigadores sugieren que estos problemas están relacionados con la baja motivación social, es decir, tienden a no priorizar la información social o disfrutar de las interacciones sociales. Como resultado, este modelo sugiere que tienen problemas para desarrollar las habilidades necesarias para relacionarse socialmente con sus compañeros.

Un estudio llevado a cabo por las investigadoras Emily Neuhaus y Sarah Jane Webb sugiere otro conjunto significativo de factores: En su experiencia, muchos niños en el Espectro Autista tienen una motivación social y realmente desean desarrollar relaciones. Sin embargo, otros factores pueden obstaculizar la transformación de esa motivación social en éxito social.

Entre los factores más destacados se encuentra un rasgo clave del Espectro Autista: la desregulación emocional y conductual. A medida que crecen los niños que viven la condición, la gran mayoría tiene ansiedad, depresión y otros problemas emocionales clínicamente significativos.

Consideren, por ejemplo, un/a niño/a que se acerca ansiosamente a sus compañeros en el salón de clases o en el patio de recreo, pero es propenso/a a descompensarse cuando su juguete se rompe o se pierde o cuando las cosas no salen según lo planeado o esperado. Estas descompensaciones pueden parecer impredecibles y erráticas para sus pares neurotípicos y podrían dificultar las interacciones sociales y las amistades potenciales.

O imagina que el/la niño/a tiene motivación social pero experimenta ansiedad significativa. Es probable que la ansiedad interfiera con su deseo de acercarse a sus pares, lo que reduciría las interacciones sociales y limitaría las oportunidades para practicar habilidades sociales. Con el tiempo, este/a niño/a se quedaría atrás de sus pares neurotípicos en habilidades sociales y relaciones, y el aislamiento reforzaría su ansiedad.

Dada la magnitud de estas dificultades en los niños autistas, proponemos que las dificultades interfieran con su interés y capacidad social, en algunos casos socavando una motivación social significativa . Abordar estos desafíos conductuales y emocionales directamente puede allanar el camino para el éxito social de estos niños.

Conexión Emocional

Comprender la interacción entre los factores sociales y emocionales en las personas en el Espectro Autista es importante. Proporciona un contexto importante para estudios que van desde la genética de la afección hasta cómo las diferencias en la función cerebral se relacionan con el comportamiento. También es relevante para el tipo de apoyo que los médicos brindan a una familia.

Para obtener más información sobre esta interacción, las investigadores observaron las respuestas de los padres en las listas de verificación de comportamiento de más de 2,000 niños en el Espectro Autista, de 6 a 18 años de edad. Utilizaron las listas de verificación para evaluar la motivación social de los niños y los rasgos relacionados con las emociones, que incluyen ansiedad, irritabilidad, agresión, dificultad con la atención y comportamientos autolesivos.

Los resultados, publicados este año, revelan que dos de cada tres niños en el Espectro Autista tuvieron suficientes dificultades en al menos una de estas áreas para alcanzar el umbral para la evaluación clínica. Otro 10% tuvo problemas emocionales en más de una forma.

Luego compararon estos puntajes con los informes de los padres sobre habilidades sociales y motivación. Descubrieron que tanto la desregulación emocional como la motivación social tienen efectos directos sobre las habilidades sociales: los niños con alta motivación social tienen un mayor éxito social que los niños con poca motivación. Al mismo tiempo, aquellos con problemas emocionales, ya sea falta de atención, ansiedad, irritabilidad o agresión, tienden a tener habilidades sociales deficientes.

Más importante aún, encontraron una interacción entre la motivación social y la desregulación emocional: esta última interfiere con la capacidad de los niños de capitalizar su motivación social, y estos niños tienen habilidades sociales pobres incluso cuando tienen una motivación social relativamente alta.

De estos resultados, concluyeron que aunque estar motivados socialmente puede ser una condición previa para el éxito social, no es suficiente. Para tener éxito socialmente, los niños en el Espectro Autista también deben tener una buena regulación emocional.

Contra Las Expectativas

También encontramos diferencias de sexo entre los niños con inteligencia media o alta: la irritabilidad y la agresión parecen tener consecuencias sociales negativas para las niñas, mientras que la ansiedad, la depresión y los problemas de atención tienen un gran impacto para los niños.

No se sabe el motivo de esta discrepancia. Debido a que estas formas particulares de desregulación van en contra de las expectativas basadas en el sexo, por ejemplo, las niñas que actúan agresivamente, es probable que sus pares las noten y las juzguen severamente, y esto puede dañar sus oportunidades sociales.

Los problemas emocionales que tienen la mayoría de los niños no son lo suficientemente graves como para justificar un diagnóstico de salud mental. Esto sugiere que la agresión, la irritabilidad y la ansiedad pueden interferir con el compromiso social incluso cuando no alcanzan el umbral para la intervención clínica.

Según estos hallazgos, es creíble que incluso los niños con dificultades emocionales leves obtendrían beneficios sociales y emocionales de la terapia. Brindar a los niños en el Espectro Autista un conjunto de herramientas para regular sus emociones puede aumentar sus habilidades sociales, y ampliar su círculo social, al darles la oportunidad de brillar a la camaradería.

Fuente: Neuhaus, E. & Webb, S. (2019). For autistic children, emotional problems may hinder social success. Spectrum News. Recuperado de (https://www.spectrumnews.org/opinion/for-autistic-children-emotional-problems-may-hinder-social-success/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

¿Qué Sabemos Sobre Los Adultos En El Espectro Autista Durante La Cuarentena Por El Coronavirus?

La incertidumbre y los cambios repentinos causados ​​por el Coronavirus son difíciles para todos, y esto no es menos cierto para los adultos en el Espectro Autista. Aquí hay algunas reflexiones sobre cómo es el autoaislamiento o refugio en el lugar durante la pandemia para muchos adultos que viven la condición

En términos generales, quedarse en casa lejos del público en general es cómodo y reconfortante para los adultos en el Espectro Autista, dado que para ellos estar cerca de las personas requiere esfuerzo y genera un cierto nivel de estrés continuo. Con esto en mente, trata de no presionar para que participen socialmente a través de videoconferencias, mensajes de texto, correos electrónicos o llamadas telefónicas. Si bien puede parecer útil que esa persona esté conectada con los demás, hacerlo puede aumentar el estrés en lugar de disminuirlo. Ciertamente es útil preguntar sobre el bienestar de la persona y preguntar qué necesita, pero tenga en cuenta que el aislamiento puede ser realmente útil, y si este es el caso, respete y apoye esa necesidad.

Esto no quiere decir que la pandemia actual no sea estresante para los adultos en el Espectro Autista. Probablemente lo sea, por la sencilla razón de que las personas que viven la condición valoran la certeza y esta pandemia está creando una gran incertidumbre. Muchos de nosotros no sabemos cuándo terminará la cuarentena, cómo lidiaremos con el desempleo y los problemas económicos, cómo esto afectará nuestras relaciones y una serie de otras consideraciones importantes. Para aquellos que operan mejor cuando las circunstancias son consistentes y predecibles, estos son tiempos difíciles, por decir lo menos.

A pesar de que podemos estar aislados, tal vez por eso, la comunicación con el mundo “exterior” es una prioridad aún mayor. Los que trabajan remotamente deben estar en contacto con sus colegas para planificar y ejecutar las demandas laborales. Necesitamos prestar atención a lo que está sucediendo con el virus y los esfuerzos para controlarlo a fin de saber cuáles son nuestros próximos pasos en nuestra vida personal y profesional. La comunicación social es una de las principales dificultades de las personas en el Espectro Autista y los esfuerzos de distanciamiento social complican esas dificultades. Trata de no enfatizar la comunicación frecuente y sostenida y reconoce que un enfoque relajado para mantenerse en contacto hablando, enviando mensajes de texto y enviando correos electrónicos será más productivo que presionar por más correspondencia, conversación y conexión.

Finalmente, las rutinas son útiles para la mayoría de las personas y este es especialmente el caso de los adultos en el Espectro Autista. La pandemia ha provocado que nuestras rutinas hayan sido interrumpidas considerablemente. Esta es la nueva realidad para todos y todos nos enfrentamos a la necesidad de hacer nuevas rutinas, y hacerlo en medio de una considerable incertidumbre. Puedes ayudar a alguien en el Espectro Autista apoyándolo para crear nuevos hábitos y prácticas, procedimientos y patrones. Esto contribuirá en gran medida a mitigar el estrés y las tensiones de esta pandemia y facilitará el ajuste una vez que haya terminado y la vida vuelva a la normalidad.

Fuente: Roberson, K. (2020). WHAT TO KNOW ABOUT ADULTS WITH ASPERGER’S DURING THE CORONAVIRUS LOCKDOWN. KENNETH ROBERSON, PH.D. Recuperado de (https://www.kennethrobersonphd.com/what-to-know-about-adults-with-aspergers-during-the-coronavirus-lockdown/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Las Mejores Formas Para Reducir Las Ansiedades De Tu Hijo/a En El Espectro Autista Durante La Pandemia Del Coronavirus

El Coronavirus ha creado un impacto sin precedentes en muchas de nuestras actividades de la vida diaria, por ejemplo, asistir al colegio, ir al supermercado y casi cualquier actividad que requiera reuniones de grandes grupos de personas. Quizás, ninguno de estos cambios es más impactante que los temores y las ansiedades que han surgido entre todos nosotros, ya que no estamos seguros de lo que pueden traer los días por venir.

A medida que nuestros en el Espectro Autista comienzan un modelo de aprendizaje remoto, las ansiedades de cómo ha cambiado el mundo en las últimas semanas pueden comenzar a hacerse más evidentes. A su vez, nuestros hijos pueden reaccionar con muchas de las preocupaciones e inquietudes que han sido comunes entre todos nosotros.

En reconocimiento de esto, aquí hay algunas ideas para abordar estas preocupaciones:

I) Tu hijo/a está viendo la misma televisión/redes sociales que tú: Los medios informan muchas estadísticas alarmantes, efectos globales y otras crudas realidades del Coronavirus. Los niños más pequeños en el Espectro Autista no tienen un marco de referencia de tiempo, ubicación o circunstancia para la situación en cuestión. Dicho esto, mirar y escuchar estos recursos solo puede servir para aumentar el miedo.

II) Evita las redes sociales para toda la información: Las redes sociales en tiempos de crisis pueden generar mucha ira, miedo, rumores y desinformación. Trata de mantenerte actualizado con información de fuentes de noticias acreditadas.

III) “No sé” es una respuesta adecuada: En estos tiempos ambiguos, decirles a nuestros hijos en el Espectro Autista; “No sé” es una elección honesta y precisa. No tenemos muchas respuestas a las preguntas que nuestros hijos puedan tener sobre este momento histórico sin precedentes. Ser directo ayudará a continuar creando confianza en una circunstancia confusa y que cambia rápidamente.

IV) Este es un momento perfecto para reforzar las lecciones sobre higiene: Por supuesto, la higiene es fundamental en este momento. Sin embargo, enseñar estas habilidades también les enseñará a los niños en el Espectro Autista cierta sensación de “control” y poder hacer algo en lo que parece una situación incontrolable.

V) Mantén la rutina como sea posible: Tu hijo/a en el Espectro Autista considera la rutina como sinónimo de seguridad. Dicho esto, han surgido cambios importantes en la rutina. Mantener la hora de acostarse, las comidas, los horarios de aprendizaje y otras tradiciones dentro de su hogar ayudará a garantizar un cierto grado de normalidad. Las rutinas regulares de sueño y comida ayudan a mantenernos a todos en nuestro mejor momento y menos susceptibles a problemas de ansiedad y salud.

VI) Sé un ejemplo de calma: Tú eres el piloto del avión, y tu hijo/a depende de ti para recibir instrucciones y sentirse seguro/a. Si tú reflejas calma, tu hijo/a se sentirá calmado. Por el contrario, si muestras miedo, él/ella se asustará.

VII) Solamente dale a tus hijos la información que pueden manejar y necesitar: Como padres de niños en el Espectro Autista, nuestro objetivo es ser solidarios y compartir tanta información con nuestros hijos como la conocemos. Sin embargo, compartir solo lo que nuestros hijos solicitan y pueden comprender razonablemente les permite a nuestros hijos procesar lo que pueden manejar en ese momento. Cuando hacen otras preguntas más tarde, esas respuestas pueden responderse durante ese período de tiempo.

VIII) Para cuidar bien a tus hijos, debes cuidarte bien: Si no está al 100%, no puede estar al 100% para nadie en tu vida. Primero cuídate mental y físicamente para que puedas dar lo mejor de ti a quienes más te necesitan.

IX) Las emociones están muy tensas durante este momento: Las emociones se están agotando con un nivel de miedo y ansiedad incomparables con respecto al Coronavirus. Dicho esto, ten cuidado de reconocer que muchas veces la ira puede surgir rápidamente de este grado de miedo y ansiedad. Esto puede aparecer de varias maneras hacia personas y situaciones. Tómate tu tiempo para reconocer lo que puede parecer una ira fuera de lugar podrían ser estos sentimientos que yacen debajo de la superficie. Sé paciente contigo mismo y con los demás (especialmente ahora).

X) Encuentra tiempo a solas para ti y tu hijo/a si es posible: En un mundo con tantas distracciones a corto plazo, los niños en el Espectro Autista se aburren rápidamente. Con estar en casa por largos períodos de tiempo ahora, puede haber una tendencia a tratar de evitar que nuestros hijos se aburran. Hacer que sus hijos determinen la disciplina de encontrar sus propias actividades para disminuir su aburrimiento puede ser una muy buena lección de vida.

Fuente: Novick, B. (2020). Top Ways to Reduce an Autistic Child’s Anxieties During the Coronavirus Pandemic. Autism Parents Magazine. Recuperado de (https://www.autismparentingmagazine.com/autism-child-anxieties-on-coronavirus-pandemic/?utm_campaign=content_marketing_promotion&utm_medium=post&utm_source=facebook). Traducido por Maximiliano Bravo

Mudarse De Casa En El Espectro Autista: Reduciendo El Estrés Y La Ansiedad

Mudarse de casa puede ser estresante para todos, pero para una persona en el Espectro Autista puede generar mucho estrés y ansiedad debido a su necesidad de rutina y familiaridad.

Aquí, damos consejos sobre cómo hacer que la mudanza sea más manejable, incluida la explicación de por qué la mudanza es necesaria , qué implicará y su rol en el día de la mudanza .

Las Razones De La Mudanza

Habla sobre los motivos de la mudanza, explica cómo la mudanza ayudará a realizar cambios positivos. Por ejemplo, podrías decirle a tu hijo/a “nos mudamos, así que tenemos un dormitorio adicional/un jardín más grande/estamos más cerca de mi trabajo”. Podría entrar en más detalles, por ejemplo, “el jardín más grande significará que puede jugar lejos del ruido de los automóviles” o “Tal vez pueda pasar más tiempo en casa contigo”.

Para los adultos, podría explicar cómo la mudanza puede llevarlos a tener más independencia o mejorar su acceso a la educación o al empleo.

Señale las cosas que se mantendrán iguales, por ejemplo, “Todavía tendrás todas sus pertenencias”, ya que esto puede ayudarlos a sentirse más seguros.

Los Efectos De La Mudanza

Escriba los cambios que van a tener lugar, teniendo en cuenta todos los diferentes factores. Un gran movimiento puede significar un cambio en la escuela, amigos, instalaciones locales y tiendas también. Deberá dejar más tiempo para prepararse para el cambio .

Los cambios más grandes pueden no afectar a algunas personas en el Espectro Autista tanto como los cambios pequeños y sutiles. Por ejemplo, el hecho de que la puerta de entrada es diferente, los interruptores de luz no están donde están acostumbrados o pueden escuchar ruidos extraños que pueden afectarlos.

Recuerde que es importante hacerlos conscientes de lo que está sucediendo preparándolos con anticipación y, cuando sea posible, incluyéndolos en el proceso de mudanza.

Implicaciones De La Mudanza

Debes asegurarse de que tu familiar en el Espectro Autista comprenda lo que significa la mudanza lo antes posible en el proceso.

Puedes hacer esto:

  • Darles información en un formato accesible, como apoyos visuales, fotos o datos escritos.
  • Involucrarlos gradualmente en la idea hablando en general sobre la mudanza y luego darles actualizaciones a medida que el movimiento se acerca.

Divide la mudanza en etapas por meses, semanas y luego el día de la mudanza. Algunas personas en el espectro Autista disfrutan de conocer los detalles, desde hacer una oferta hasta intercambiar, completar y cuál será su papel el día de la mudanza.

Las personas en el Espectro Autista pueden tener dificultades para secuenciar el orden de los eventos y comprender el tiempo. Utiliza apoyos visuales y calendarios para ayudarlos a comprender. Incluya una nota cerca del calendario o apoyo visual que diga que las cosas pueden cambiar. Al tachar las fechas, los calendarios muestran el tiempo individual restante hasta el traslado.

Otras tàcticas ùtiles:

  • Saca fotos de la casa, el jardín, su habitación y otras habitaciones de la casa.
  • Marca la casa y otros lugares importantes en ella, como su colegio, el supermercado, el metro, etc. Es posible que tengas que ser específico/a y escribir instrucciones desde tu nuevo hogar a algunos de estos lugares.
  • Diseño de la casa ¿Dónde está su pieza? Dibuja un plano de la casa o hazlo con fotos.

Su Rol En El Proceso De Mudanza

Mudarse de casa es un momento estresante para todos. Para algunas personas en el Espectro Autista, puede ser mejor no estar presente en el día. Sin embargo, deje en claro que irán a su nueva casa a su regreso de las actividades del día.

Para otros, puede ser mejor involucrarse con la mudanza en el día. Dependiendo de su nivel de comprensión, encuentre cosas que puedan hacer, como ayudar a empacar cosas de su habitación. Esto puede ayudarlos a comprender cómo se movieron sus pertenencias.

El día de la mudanza, primero intente desempacar su habitación y acomode sus muebles de manera similar a su antigua habitación.

Después De La Mudanza

Para mantener los niveles de estrés de la persona al mínimo, trate de mantener su rutina igual que antes. Es posible que no notes cambios de comportamiento de inmediato, sino semanas después de la mudanza.

Fuente: (2017). Moving house. National Autistic Society. Recuperado de (https://www.autism.org.uk/about/family-life/in-the-home/moving-house.aspx). Traducido por Maximiliano Bravo

Colapsos Vs. Bloqueos: ¿Cuál Es La Diferencia?

Todos experimentamos estrés. Algunos de nosotros lo experimentamos a diario, mientras que otros pueden experimentarlo con menos frecuencia. Las personas en el Espectro Autista no son diferentes; se enfrentan a desafíos y estresores diarios como el resto de nosotros. Las personas en el Espectro Autista a menudo tienen “desencadenantes del estrés” más sensibles a los estresores ambientales que pueden empujar a una persona a un colapso peligroso (o bloqueo) en los momentos en que el estresor los afecta. Ahora, quiero discutir las semejanzas y diferencias entre estos dos comportamientos comunes asociados con el Espectro Autista.

Colapsos Vs. Bloqueos: Semejanzas y Diferencias

I) Colapsos (externamente): La mayoría de los padres o cuidadores de personas en el Espectro Autista han experimentado los comportamientos asociados con los colapsos. Los comportamientos de cada persona son diferentes; algunos gritan y patean el suelo. Algunos se rascan, lloran y muerden. Algunos desarrollan conductas autolesivas, mientras que otros intentan atacar a los demás. Las duraciones de las colapsos también son diferentes. Algunos duran solo unos minutos, mientras que otros duraron más de 2 horas. Si tú eres padre o cuidador de una persona en el Espectro Autista, una vez que hayas visto una colapso, dejará huella en tu cerebro para siempre. Y cada colapso que hayas presenciado atravesará tu corazón al desear poder remover el malestar que están sintiendo y experimentando. El único elemento común con las colapsos es la sobrecarga sensorial. Piensa en los colapsos como la sobrecarga sensorial que se experimentan externamente, o la primera cara de la moneda.

¿Cómo responder a un colapso?

  • Protegerlos inmediatamente del peligro, las conductas autolesivas o las agresiones a los demás.
  • Saber qué apoyos sensoriales específicos necesitan. (Ej: Reducir la iluminación o el ruido ambiental).
  • Mantener la calma.
  • Retirar cualquier elemento que pueda usarse para autolesionarse o agredir
  • Limitar la comunicación y las indicaciones verbales.
  • Permitirles tiempo suficiente para regular su energía y calmarse.

II) Bloqueos (internamente): Los bloqueos son menos notables y se ven con menos frecuencia que los colapsos. Los bloqueos se pueden resumir como la segunda cara de la moneda. La misma moneda; Dos resultados diferentes. Con un bloqueo, el niño todavía experimenta una sobrecarga sensorial percibida a un desencadenante ambiental. El mismo desencadenante que causó un colapso externo en las personas en el Espectro Autista, puede causar un bloqueo interno en otro. Los bloqueos se pueden definir como el cerebro de una persona que entra en un modo protector de pantalla, donde se “apaga” momentáneamente. Las personas que experimentan un bloqueo sensorial a menudo parecen inmóviles; pueden recostarse en una posición y no moverse ni parpadear. Es posible que no escuchen sus nombres y no puedan responder. Estas personas en medio de un bloqueo a menudo se aislan del mundo exterior, encerrándose en sí mismas para su comodidad, en un esfuerzo por calmarse y eliminar lo que sea que les haya causado estrés. Para los observadores (incluidos los profesionales), estos puede parecer una evitación, como si las personas en el Espectro Autista ignoraran deliberadamente las indicaciones o directivas o tratara deliberadamente de evitar una tarea o algo en su entorno. Algunos bloqueos incluso pueden pasar completamente desapercibidos, especialmente si la persona tiene limitaciones cognitivas significativas o no es hablante. Conocer el historial de comportamiento de la persona es fundamental para abordar e intervenir con los bloqueos.

¿Cómo responder a un bloqueo?

  • Protegerlos inmediatamente del peligro, las autolesiones o las agresiones a los demás.
  • Comprender qué apoyos específicos necesitan (tiempo a solas para retirarse y recuperarse)
  • Proporcione un ambiente tranquilo (voz suave, comunicación limitada, tacto suave)
  • Proporcionarles sus objetos calmantes favoritos para ayudarlos a reducir la ansiedad.

Fuente: Tanasugarn, A. (2017). Meltdown vs. Shutdown: Whats the difference? The Autism Analyst. Recuperado de (https://www.theautismanalyst.com/blog-post/meltdown-vs-shutdown-whats-difference/). Traducido por Maximiliano Bravo.