Las 9 Mejores Formas Para Desarrollar Una Mejor Relación Con Tu Hijo/a Adolescente En El Espectro Autista

Como padres, todos queremos tener la mejor relación posible con nuestros hijos. La adolescencia puede ser particularmente difícil, especialmente cuando tu hijo/a adolescente está en el Espectro Autista. Y no importa cuántos consejos recibamos de los profesionales, todavía es difícil aceptar algunos de los rasgos de comportamiento de nuestros hijos adolescentes que viven la condición.

I) Edúcate sobre el Espectro Autista (esto puede parecer obvio, pero sigue leyendo): Obtener una mejor comprensión del comportamiento de tu hijo/a será increíblemente útil para cambiar la forma en te relacionas con él/ella. Intenta escuchar relatos en primera persona de personas adultas en el Espectro Autista, porque alguna vez tuvieron la edad de tu hijo/a y podrías aprender mucho de sus experiencias y lo que estaba pasando por sus cabezas a esa edad. Ya diste un buen primer paso al leer este artículo.

II) Deja de intentar leer entre líneas: Este es un punto de dolor común para muchos adolescentes en el Espectro Autista, ya que con frecuencia se los malinterpreta debido a los intentos innecesarios de otros de “decodificar” lo que están diciendo. Trata de escuchar lo que dice tu hijo/a sin agregar tu propia capa de significado a sus palabras. Si no estás seguro/a del razonamiento detrás de una pregunta o una declaración que hicieron, simplemente pide una aclaración.

Por ejemplo, si tu hijo/a adolescente en el Espectro Autista te pregunta por qué decidiste ponerte una camisa verde para la fiesta. Solo dile por qué. NO asumas que él/ella preguntó porque pensó que tu camisa era fea. O que tu hijo/a adolescente no estuvo de acuerdo con tu elección. Si tienes curiosidad sobre el motivo, pregunta.

III) Sé directo/a y específico/a: Esto va acompañado del último consejo. No esperes que tu hijo/a adolescente en el Espectro Autista lea entre líneas. Si tú dices: “Deberías limpiar tu habitación”, debes comprender que todo lo que hiciste fue hacer una sugerencia. Y si tú dices: “Caray, eso fue muy desconsiderado“. Eso probablemente no hará que tu hijo/a adolescente en el Espectro Autista se disculpe. Si deseas un resultado específico, debes ser directo/a al decirle exactamente lo que esperas de él/ella.

En cuanto a ser específico/a, imagina esto: hay una carga de ropa mojada en la lavadora (terminada), y una pila de ropa en el piso esperando la lavadora. Le pide a tu hijo/a adolescente en el Espectro Autista que ‘ponga la ropa en la secadora’. Él/ella va a la lavandería, y en lugar de sacar la ropa de la lavadora y ponerla en la secadora, recoge la ropa visible que está en el piso y la puso en la secadora. ¿Ves lo que pasó aquí?

IV) Créele a tu hijo/a: Muchos padres, en momentos de frustración, a menudo les preguntan a sus hijos adolescentes en el Espectro Autista cosas como… ¿Por qué hiciste eso? ¿Qué estabas pensando cuando hiciste eso? ¿Por qué no hiciste lo que te pedí que hicieras? Pero nunca aceptarían ni creerían realmente sus respuestas. En este largo proceso de aprendizaje, los padres deben darse cuenta que sus hijos les están respondiendo con sinceridad. Como padres, deben que estar preparados mentalmente para recibir la respuesta (sin asumir que sus hijos estén siendo insolentes). Lo más probable es que solo estén diciendo la verdad.

V) No asumas que él/ella tiene el mismo “sentido común” que tú: Si bien los artículos de investigación formal y la información no dicen esto directamente, una cosa que debes comprender es la siguiente: las cosas que se consideran de sentido común para los neurotípicos, no necesariamente son algo natural para las personas en el Espectro Autista. Pero eso no significa que no puedan aprender.

Por ejemplo, tú hijo/a viene a visitarte a tu oficina. Un ejecutivo/a se acerca a él/ella y lo/la saluda, mientras le extiende su mano. Poco tiempo después, tu hijo/a se queda allí mirándolo/a.

Cuando sucedan cosas así, no entres en pánico y no lo descartes como parte de su condición. Enséñele lo que se debe hacer cuando las personas extienden la mano y se presentan. El juego de roles es una buena técnica para eso. Es posible que tu hijo/a adolescente no aprenda estas cosas de forma natural, pero las aprenderá si tú haces el esfuerzo consciente de enseñarle.

VI) Entiende cuándo forzarlo/a y cuándo no: A menudo, tu hijo/a en el Espectro Autista se encontrará en situaciones en las que no quiere interactuar con las personas, pero él/ella tiene que hacerlo. Y es muy seguro de que si no lo/la hubieras obligado a “actuar” por necesidad, no logrará mucho éxito en su vida a largo plazo. Si tú refugias a tu hijo/a adolescentes del mundo exterior, sus habilidades sociales se atrofiarán, porque no tendrá oportunidades recurrentes para ponerlas en práctica.

Una de las principales fuentes de conflicto entre los padres y sus hijos adolescentes en el Espectro Autista, es el deseo de éstos últimos de quedarse encerrados en sus piezas las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Tendrían que obligarlos (con autoridad verbal) a salir y hacer algo divertido con la familia. ¡Y cada vez que hacen eso, él/ella lo pasan muy bien! Es posible que los padres piensen que eventualmente dejarán de resistirse a las invitaciones. Nada más lejos de la realidad. Tendrían que obligarlos más de una vez. Y es agotador, sí. Pero la sensación de ver a tu hijo/a pasándolo muy bien no tiene precio.

Para mayor claridad, aquí hay algunos ejemplos:

  • Obligar a tu hijo/a en el Espectro Autista a unirse al equipo de fútbol del colegio. ¡NO!
  • Hacer que te acompañe a hacer algo que ya sabes que le interesa y donde la interacción será principalmente contigo. ¡SI!
  • Hacer que él/ella maneje una pequeña transacción de pago en el supermercado. ¡SI!
  • Hacer que salga al parque para ver un espectáculo de fuegos artificiales con sus hermanos y amigos. ¡NO!

Importante: A los adolescentes en el Espectro Autista no les gusta que los obliguen a hacer nada. Pero no subestimes su capacidad para comprender “por qué” lo estás haciendo. Si explicas por qué la actividad es importante (Ej: “Debes aprender a interactuar de esta manera ahora porque eso te hará mucho bien cuando seas adulto/a“). Cuando entienden por qué todavía pueden resistirse, pero no se sentirán resentidos contigo por ello. Aquí es donde ocurre la mejora de la relación. En la explicación.

VII) Permítele hacer estereotipias: Digamos que tu hijo/a adolescente en el Espectro Autista le gusta deslizarse el cabello hacia un lado de manera vigorosa y repetitiva. Si él/ella es consciente de sí mismo/a y está tratando activamente de controlar los movimientos de sus manos, agarrará un pequeño mechón de cabello a un lado de su cabeza y lo retorcerá. Lo retuerce tan fuerte y tan a menudo que su cabello se rompe en esas áreas. Como padre/madre, tu querrías ​​afeitarle la cabeza en un esfuerzo por evitar que hiciera esto.

Otras personas que viven la condición podrían hacer rebotar una pelota pequeña, caminar por el piso o golpear un lápiz en el costado de su cabeza. ¡Es frustrante, lo sé! Pero cuando se trata de la modificación del comportamiento, tú hijo/a tiene derecho a hacer sus estereotipias. Hablar de ello ayuda. Si puede hacer que tu hijo/a en el Espectro Autista hable sobre por qué lo hace, se volverá más consciente de sí mismo/a y comenzará a trabajar para modificarlo por sí mismo/a y en su propio tiempo. Una vez que lo entiendas y lo aceptes, no te molestará tanto y tu hijo/a adolescente en el Espectro Autista se sentirá más libre para ser él/ella mismo/a. No te imaginas cuánta ansiedad conlleva saber que siente tu hijo/a te está irritando al hacer algo que literalmente él/ella no puede controlar.

VIII) Encuentra su interés especial y haz que funcione para los dos: Si tú aún no has descubierto el interés especial de tu hijo/a adolescente en el Espectro Autista, a veces puede parecer que no está interesado/a en nada en absoluto. Y encontrarlo puede ser difícil si él/ella no habla mucho y no muestra mucho entusiasmo por nada. Sin embargo, si tú puedes identificar este interés especial, es probable que tu hijo/a adolescente en el Espectro Autista lo haga con tal genialidad que te sorprenderá. Será emocionante para ambos, y podrás aprovechar ese interés especial para recompensarlo mejor por hacer las cosas que les entusiasman menos, creando una situación en la que todos ganan.

IX) Aléjate del árbol: Para aquellos que no han escuchado esta metáfora, imagina que estás en un bosque, pero tienes tu nariz contra un árbol. ¿Puedes ver el resto de los árboles? No. Debes “alejarte del árbol” para ver el panorama general. Trate de ser consciente de esto. La idea aquí es que cuando estás frustrado, tu nariz generalmente está pegada al árbol.

Esto es particularmente útil para lidiar con respuestas tardías o frases repetidas de manera inapropiada. Respira hondo y aléjate del árbol antes de expresar verbalmente tu frustración. Se necesita práctica, pero se vuelve más fácil y te volverás más consciente de ti mismo/a en esos momentos.

Fuente: Willoughby, S. (2020). Top 10 Ways to Develop a Better Relationship With Your Aspie Teen. Autism Parenting Magazine. Recuperado de (https://www.autismparentingmagazine.com/better-relationship-with-your-aspie/?utm_campaign=content_marketing_promotion&utm_medium=post&utm_source=Facebook_page). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Para Los Cuidadores De Un Ser Querido En El Espectro Autista: El Autocuidado Empieza Contigo

¿Quiénes eras tú antes de ser cuidar a tu hijo/a en el Espectro Autista y en qué persona te has convertido? ¿Cómo quieres ser, qué has tenido que sacrificar y qué has ganado en el camino profundo de criar a tu hijo/a?

Como padre/madre, tu jamás cambiarías a tu hijo/a. Tú lo/la amas y lo/la adoras tal como es. Tú aprecias que haya entrado a tu vida y te haya transformado como persona. Sin embargo, la sociedad que nos rodea a menudo ignora intencionalmente tus fortalezas, dificultades y necesidades de acomodaciones. Esto es lo que más te impacta como padre/madre, pero no puedes cambiar todo eso, así que necesitas ajustar la forma en que cuidas de ti mismo/a. En todo sentido. Porque cuando estás bien, lo más probable es que tu hijo/a estará aún mejor.

Las personas en el Espectro Autista y sus cuidadores son aplaudidos cuando se ajustan a las actitudes y comportamientos del mundo neurotípico. Aún así, estos ajustes hablados y no hablados no les son devueltos, y eso les cuesta muy caro.

El resultado es que las personas en el Espectro Autista y sus cuidadores experimentan mayores niveles de mala salud mental y física, lo que es sinónimo de una mayor ansiedad y aislamiento general. El camino de ser constantemente “los otros” les provoca impedimentos mentales, emocionales, físicos, espirituales, financieros y sociales. En resumen, ser tratados como extraños agrega más angustia a sus mentes, cuerpos, corazones y almas.

Tu rol como padre/madre es enseñarle tu hijo/a en el Espectro Autista las habilidades para la vida diaria, desarrollo, identidad y autoestima. No solo apoyas su desarrollo a sí mismos, sino que también debes ser el/la traductor constante entre ellos y el mundo que los rodea. Este es un trabajo grande y constante.

Entonces, ¿cuánto tiempo y energía te queda a ti? ¿Para tu bienestar holístico? ¿Cómo fortaleces tu autocuidado? Aquí hay 4 consejos útiles para que puedas cuidarte bien y así cuidar mejor de tu hijo/a en el Espectro Autista:

I) Aprende a estar tranquilo/a: Aprende a calmar el ruido de tu ocupada mente, corazón y vida. Todos ofrecen un alivio confiable y simple del estrés y el caos. Se centran en la bondad, porque el bienestar requiere una voz interior amorosa.

Pregúntate: “¿Qué sé yo ahora?”

Tranquilízate y pregúntate: ¿dónde estoy y dónde quiero estar? ¿Qué necesita atención? ¿Es mi mente, corazón, cuerpo o alma? O todos ellos?

II) Atrévete a ser valiente: Una vez que sepas dónde quieres estar, corre el riesgo de ver qué es y enfrentar dónde está y dónde quieres estar. ¿La brecha se siente alcanzable, y te valoras lo suficiente como para regalarte el tiempo y la energía para darte cuenta de esto? ¿Conoces, valoras y usas mis fortalezas innatas?

Reflexiona sobre cómo te sientes realmente.

Apóyate suavemente en tus sentimientos y pregúntate: “¿Lo que tengo o lo que quiero es verdad para mí? ¿Esto es para otro o para mí?” Si te sientes alineado/a con un cambio, establece un objetivo para ti.

III) Confía en ti: Ahora que conoces tu cárcel, es hora de respaldarte. Has buscado darte cuenta de tu valor, valor y fortalezas. Ahora comprométete a seguir adelante. Investiga lo que necesitas saber y hacer, luego asesórate y negocia con las personas de las que necesita apoyo o cambios.

Nutre todo tu ser

Con una voz o rodillas temblorosas, concéntrate completamente en las prácticas y acciones necesarias para cuidar de ti. Sepa que cuando estás nutrido/a y fuerte, atenderás a tu familia con mayor energía, compasión y convicción. Sabrás que tu felicidad es una energía que puede inspirar, calmar y nutrir a toda tu tribu.

IV) Sé el/la creador/a de tu propia vida: Una vez que tus ideas y acciones han comenzado, puedes sentir que estás en el camino correcto, pero entiende que no hay un destino real. Tendrás resultados que te nutrirán y te harán sentir genial, porque te brindan alegría y libertad en el momento presente. Al no necesitar llegar, el momento presente se convierte en el foco y lugar de poder y satisfacción. Aquí puede surgir tu alma, y ​​puedes buscar experiencias espirituales más profundas para ti y tu vida.

Simplemente sé tú.

Cuando la vida fluye en un camino que te apoya, ahora hay tiempo para averiguar quién eres fuera de ser cuidador/a, cónyuge, trabajador/a o persona productiva. Entre las acciones, los momentos de descanso y quietud ofrecen conexión con su valor innato, sabiduría y poder. ¡Sé libre para ser tú!

Se sabe que la calidad del sueño, la alimentación, el movimiento, la conexión, la meditación, la diversión y el descanso son buenos para nosotros. Pero, ¿cómo incorporamos todo esto, en el orden y forma que se adapte a nuestra vida actual? Siendo tú. Al verte y celebrarte a ti y a tu vida tal como es hoy; lentamente puedes incorporar más aspectos de autocuidado de calma, coraje, confianza y creación. Este camino comienza con el compromiso de conocerte, quererte, valorarte y simplemente ser tú mismo.

Es normal que te preocupes por la futura salud, finanzas, relaciones y felicidad de tu hijo/a en el Espectro Autista. Sin embargo, con estas habilidades, estarán aprendiendo herramientas perdurables para toda su vida para desarrollar resiliencia, autocontrol y autonomía.

Uno de los mayores placeres de tu autocuidado holístico será enseñarles a tu hijo/a el suyo.

Fuente: Hall, G. (s.f.). For Carers of a Loved One On the Spectrum: Self Care Starts With You. Autism Parenting Magazine. Recuperado de (https://www.autismparentingmagazine.com/self-care-starts-with-you/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Si no es ABA, ¡¿Entonces qué?!

“Evitamos las terapias centradas en la obediencia … pero ¿qué más hay? Las cosas no andan bien en nuestro hogar. ¡¿Qué podemos hacer?!”

La frase anterior hace alusión a una de las preguntas más recurrentes de cualquier padre/madre que se siente frustrado/a y desesperado/a, pero con una firme resolución de evitar someter a sus hijos en el Espectro Autista a técnicas de “adiestramiento canino” y opresivos métodos de obediencia. Así que corresponde analizar una de las situaciones más comunes en las que las familias tienden a terminar trayendo el ABA (Análisis Conductual Aplicado) a sus vidas: conductas agresivas.

Tememos por nuestras vidas!” Dicen muchos padres. Sus hijos se comportan agresivamente y lastiman a los demás. Los niños crecen, se hacen más grandes y más fuertes y sus conductas agresivas empeoran. La familia teme por sus vidas. En algunos casos, la policía está involucrada y sus hijos terminan con un internamiento involuntario, enfrentando cargos penales o incluso heridos o asesinados en casos extremos.

¡Nadie quiere esto para sus hijos! Ninguna familia quiere verse obligada a elegir entre el temor por sus hijos y el temor a sus hijos. No es de extrañar que los padres terminen eligiendo el ABA y medicamentos que sirven como “camisas de fuerza químicas”. La situación puede asustarlos rápidamente y las familias pueden sentirse indefensas.

El primer paso es comprender la fuente de las conductas agresivas de tu hijo/a. Sin embargo, es importante señalar que dicha agresión no siempre aparecerá justo después de un evento desencadenante. ¿Qué significa esto? Tal vez los informes del colegio dicen que tu hijo/a se comporta bien en las clases, pero tú notas mucha agresión en el hogar. Has examinado todos los aspectos ambientales de tu hogar y simplemente no puedes entender qué está provocando la agresión. Intentaste pedirle a tu hijo/a que te ayude a descubrir qué está mal, pero él/ella aún no ha desarrollado la capacidad de comunicar claramente sus problemas.

Es posible que el desencadenante de la agresión no esté sucediendo en tu hogar en absoluto. Tal vez sea un incidente que ocurrió en el salón de clases y/o durante el recreo. O tal vez, el desencadenante es algo completamente diferente, pero aún así algo que no está en tu hogar. Entonces, ¿por qué tu hijo/a pequeño/a, adolescente o adulto/a joven es tan agresivo/a en el hogar en vez del lugar donde se produce el problema desencadenante? La respuesta: porque tu hijo/a se siente más seguro/a allí.

El problema es como una llama debajo de una caldera y la presión está aumentando en tu hijo/a. Pero si dejar que el vapor escape es demasiado peligroso, por ejemplo, lleva a castigos físicos, reclusión o, lo que es peor, tu hijo/a aprende a aguantar la presión para protegerse. Pero solo hay una persona que puede hacer eso: tan pronto como se sienta seguro/a, el vapor explota, en forma de conductas agresivas. Es por eso que es tan importante observar cada parte del entorno de tu hijo/a cuando intentas averiguar por qué están ocurriendo las conductas agresivas.

A veces, la agresión es la única forma en la que tu hijo/a tiene para comunicar que algo está mal. El ABA podría ser capaz de detener la agresión, sí. ¿Pero a qué precio? ¿Deseas que tu hijo/a sea entrenado para soportar el dolor y el abuso? ¡Por supuesto que no! Esa fue una pregunta ridícula. Pero viene con una respuesta obvia: no uses el conductismo para reducir las conductas agresivas de tu hijo/a. Primero, descubre la fuente de la agresión. Puede ser algo en el entorno, puede ser la forma en que alguien trata a tu hijo/a, puede ser un problema de salud que tu hijo/a está sufriendo. Sea lo que sea, juega al detective. Averígualo y ayuda a tu hijo/a.

La solución son las acomodaciones y el respeto. Así de simple; averigua qué le disgusta a tu hijo/a y evítalo. Por ejemplo, tu hijo/a en el Espectro Autista se descompensa si alguien usa el horno. Por lo tanto, simplemente dejas de usarlo. Puedes cocinar usando el microondas o la olla, servir almuerzos fríos como sándwiches y ensaladas, o pedir comida a domicilio. Es una solución inusual que requiere adaptación de toda la familia, pero tu hijo/a se sentirá feliz y seguro/a y dejará de experimentar la ansiedad agobiante que provocaba la agresión.

Cuando acomodas a tu hijo/a, podrías encontrar resistencia de parte de tu familia, amigos, vecinos, profesores y terapeutas. Las personas podrían decirte que estás mimando demasiado a tu hijo/a. ¡Están equivocados! Mantente firme. Tu hijo/a pequeño/a, adolescente o adulto/a joven no se está portando mal a propósito. Él/Ella está tratando de hacer frente a un mundo que es una pesadilla sensorial, y cualquier cosa que pueda hacer que aumente su sensación de estabilidad y seguridad es un regalo de amor para ellos.

No necesitas el ABA para calmar la agresión de tu hijo/a. De hecho, es probable que el ABA solo “funcione” en estos casos al aumentar pero suprimir el nivel de trauma y sufrimiento de tu hijo/a. Lo que sea que causó que tu hijo/a sufriera tanto que perdió el control todavía lo está causando, pero si el ABA ha cumplido con su propósito, tu hijo/a ha perdido el único canal de comunicación disponible para expresar su dolor y sufrimiento con la esperanza de obtener ayuda con su angustia.

No le quites la voz a tu hijo/a; quítale su sufrimiento. El ABA es una respuesta cruel hacia sus conductas agresivas. Enfrenta ese comportamiento con amor, calma, apoyo y una búsqueda investigativa de la fuente del sufrimiento de tu hijo/a. Descubre por qué tu hijo/a se estresa tanto que asusta a las personas que lo rodean y ayúdalo/a para que su vida sea más tranquila, segura y feliz. Eso es lo que esperabas que hiciera el ABA, pero es necesario que sepas que el ABA no puede hacer eso.

Es tu deber como padre/madre amoroso/a y no necesitas la “ayuda” de un/a terapeuta conductista. Solo necesitas el amor y la compasión que ya tienes por tu hermoso/a hijo/a. Lidiar con la agresión es realmente una situación en la vida donde el amor lo conquista todo. Sal ahora y vence el sufrimiento con curiosidad, compasión y calma.

Fuente: Sparrow, M. (2017). If Not ABA, Then What? Thinking Autism Guide. Recuperado de (http://www.thinkingautismguide.com/2017/04/if-not-aba-then-what.html). Traducido Por Maximiliano Bravo.

6 Formas Fáciles De Hacer Que Tu Hogar Sea Amigable Con Las Personas En El Espectro Autista

Para muchas personas en el Espectro Autista, el mundo es un campo minado. La colegio, el trabajo, el transporte público, los eventos sociales y culturales, incluso las fiestas de cumpleaños están llenas de posibilidades de sobrecarga sensorial, agresión, frustración, confusión o simplemente son desagradables. Con una cantidad mínima de alboroto y dinero, puede convertir la casa de su hijo en un santuario amigable con el autismo donde finalmente pueda relajarse.

¿Por qué las actividades cotidianas pueden ser agobiantes?

Muchas personas en el Espectro Autista son inusualmente sensibles a cualquier tipo de “ataque” sensorial, desde ruidos fuertes hasta luces brillantes y multitudes. También son más propensos que sus pares neurotípicos a encontrar molestos los cambios en la rutina, nuevos alimentos, nuevas personas y nuevos entornos, sobre todo si son cambios imprevistos. Incluso un viaje al supermercado puede ser extraordinariamente difícil.

Barreras para crear un hogar amigable con las personas en el Espectro Autista

Dadas las dificultades de la vida cotidiana para una persona en el Espectro Autista, tiene sentido que el hogar sea, al menos parte del tiempo, un verdadero santuario. Desafortunadamente, eso no siempre es posible o práctico.

Estos son solo algunos de los problemas que se interponen en el camino:

  • Los hermanos y los padres también tienen necesidades y pueden optar por invitar a amigos, hacer ruido, seleccionar nuevos alimentos o cambiar y complicar la vida en el hogar.
  • Muchas de las terapias recomendadas para niños en el Espectro Autista son en el hogar, lo que significa que después del colegio (con las terapias escolares incluidas), los niños pueden regresar a sus hogares para recibir aún más horas de terapia proporcionadas por los padres y/o terapeutas móviles.
  • La vida familiar no siempre es predecible o tranquila. Las emergencias y los eventos que cambian la vida a menudo significan al menos un breve período de confusión. Un/a hermano/a se enferma o un/a padre/madre consigue un nuevo trabajo y las cosas cambian significativamente.

Estrategias para un hogar más amigable con el Espectro Autista

Dada la realidad de que ningún hogar en el mundo real será un oasis perfectamente tranquilo en un mundo de conflictos, ¿qué pueden hacer las familias para promover una experiencia relajada para un familiar en el Espectro Autista?

Aquí hay algunas recomendaciones realistas y efectivas:

I) Proporcionar un horario realista que tú y tu familiar en el Espectro Autista puedan esperar seguir, al menos la mayor parte del tiempo: Eso puede ser tan simple como “Ven a casa, cámbiate de ropa, mira televisión por una hora, cena, toma una ducha, haz tus tareas, ve a la cama“. Pone el horario en un formato visual y asegúrate de que todos entiendan lo que se espera. Este tipo de programa suele ser tan apropiado para hermanos como para niños en el Espectro Autista.

II) Dale a tu hijo/a espacio y tiempo para relajarse solo: Para muchas personas, estén o no estén en el Espectro Autista, el tiempo de inactividad y el tiempo a solas son absolutamente esenciales.

III) Mantén la comida favorita de tu familiar en el Espectro Autista dentro de la casa, para que él/ella pueda esperar comer al menos algo que disfruta activamente: Eso no significa “nunca comer nada nuevo”, pero sí significa que tu familiar en el Espectro Autista puede esperar comer algo esperado, sabroso y reconfortante.

IV) Explorar y eliminar olores, sonidos y luces que son realmente molestos: Sí, necesitas usar productos de limpieza, pero puedes encontrar algunos con olores mínimos. Sí, tus otros hijos pueden escuchar música, pero pueden usar auriculares. Sí, necesitas luz en tu hogar, pero las luces fluorescentes pueden ser realmente incómodas para alguien con problemas sensoriales.

V) Limite las terapias en el hogar a lo que es realmente útil, necesario y relativamente agradable para tu hijo/a: ¡Ningún niño debe regresar a casa en un estado de temor, sabiendo que le quedan horas de terapias desagradables! A menudo, es posible que los padres y los terapeutas proporcionen terapias basadas en el juego o relajantes terapias sensoriales u ocupacionales en el hogar. Es muy probable que este tipo de terapias sean divertidas para tu hijo/a y ayuden a construir en lugar de tensionar los lazos familiares.

VI) Mantén un ojo vigilante en busca de señales de estrés en tu familiar en el Espectro Autista: Es posible que tu hijo/a en el Espectro Autista no pueda comunicar exactamente lo que le molesta, por lo que es posible que tengas que hacer un poco de trabajo de detective para determinar que, por ejemplo, el olor a cocción de repollo, o los zumbidos contantes del teléfono celular de su hermano/a menor. Una vez que se haya concentrado en un problema, puede hacer una lluvia de ideas de soluciones simples (omitir el repollo, silenciar el teléfono).

Fuente: Rudy, J. (2020). 6 Easy Ways to Make Your Home Autism-Friendly. VeryWellHealth. Recuperado de (https://www.verywellhealth.com/realistic-tips-for-making-your-home-autism-friendly-260442). Traducido por Maximiliano Bravo.

¿Cómo Ayudar A Las Personas En El Espectro Autista En Su Transición Al Mundo Laboral Con Confianza?

Ingresar al mundo laboral puede ser un momento emocionante pero difícil para cualquiera que no lo haya hecho antes. Sin embargo, para las personas en el Espectro Autista, puede ser aún más difícil la transición a un trabajo productivo e inclusivo. Si tú o alguien que conoces está buscando ingresar al mundo laboral, este artículo te brindará los mejores consejos sobre cómo ayudar a la transición de un ser querido en el Espectro Autista al mundo laboral con confianza.

¡Comenzemos!

I) Crear un sistema de apoyo confiable: Es importante fomentar un sistema de apoyo confiable que pueda ayudar a aliviar cualquier rechazo, ansiedad o alienación de la entrevista de trabajo o el nuevo trabajo. Si bien la mayoría de las entrevistas de trabajo son estándar, a veces el rechazo puede ser difícil para la autoestima. Por eso es importante contar con un equipo de soporte. Algunas personas a las que puede solicitar apoyo pueden incluir, pero no se limitan a:

• Amigos
• Miembros de la familia
• Profesores
• Miembros de fundaciones dedicadas al Espectro Autista.
• Terapeutas
• Orientadores laborales.
• Grupos de Internet sobre el Espectro Autista.
• Mentores en el Espectro Autista.

Es una buena idea escribir en papel el círculo de apoyo. Es importante hacerles saber a los demás que son parte del sistema de apoyo e invitarlos a reuniones de “tormenta de ideas”. Ser una persona de apoyo es un puesto voluntario. La mayoría de las veces encontrará personas que estarán más que felices de ayudar. Tener instrucciones claras sobre cómo apoyar a tu ser querido puede ayudar a la persona de apoyo a ser más útil.

II) Investigar sobre el Espectro Autista y ayudar a construir confianza: Aunque hay muchas personas en el Espectro Autista, no todos entienden lo que significa vivir la condición y cada persona tiene su propio conjunto único de habilidades y dificultades. Es importante conocer los dificultades de tu ser querido para facilitar una transición más fácil al mundo laboral. A menudo, las acomodaciones laborales pueden ser necesarias. Mejorar la confianza y la autoestima de su ser querido se puede lograr mediante:

• Ayudándoles a aprender y dominar nuevas habilidades.
• Exponerlos a modelos exitosos del Espectro Autista.
• Dar elogios y críticas constructivas cuando sea necesario.
• Reflexionar sobre su valor personal y los beneficios que aportan al mundo laboral.
• Alentarlos a persistir y continuar con las tareas asignadas.
• Fomentar la independencia y el empoderamiento personal.
• Escuchar sus preocupaciones y facilitar las acomodaciones.

Crear confianza no es algo que sucede de la noche a la mañana, sin embargo, al mostrar lo que pueden aportar al mundo laboral y al enfocarse en sus habilidades, puede ayudar a mejorar su nivel de confianza. Trabajar con un empleador para crear un ambiente de trabajo acogedor es importante.

III) Comenzar despacio: Cuando se alienta a alguien en el Espectro Autista a buscar un trabajo, es una buena idea alentarlo a comenzar lentamente para ayudar a construir su confianza con las entrevistas. Ayúdalos a buscar trabajos donde puedan usar sus habilidades para la mejor ventaja de su empleador. Si están realmente nerviosos por conseguir su primer trabajo, puede ser mejor facilitar primero la experiencia de trabajo voluntario para ver cómo funciona realmente el flujo en un trabajo que creen que les puede gustar. A veces, el trabajo puede no ser lo que pensaban que era. Por ejemplo, el olor a comida frita en un restaurante de comida rápida podría resultar sensorialmente invasivo.

Al adquirir experiencia laboral, no olvides:

• Ser sincero con la empresa y contarles sobre tu condición y tus necesidades particulares. Esto ayudará a la empresa a comprender si no reaccionas igual que los otros empleados. Ayudará al empleador a abordar las acomodaciones. Eso ayudará a la compañía a vigilar cualquier incidente de acoso laboral que deba abordarse.
• Para ayudar a fomentar la experiencia laboral en una industria que le interesa a tu ser querido. Esto ayudará a facilitar el proceso de transición si él/ella busca un trabajo real.
• Para facilitar la capacitación y otros estudios de desarrollo personal que pueden ayudar a mejorar sus habilidades en la industria en la que desean trabajar.
• Hacer entrevistas simuladas para familiarizarlos con los procesos de selección y contratación de personal. Cuanto más aprendan, más fácil será para ellos hacer una mejor transición a la fase de búsqueda de trabajo.

La experiencia de trabajo voluntario ayudará a construir un currículum vitae y un sentimiento de autoestima. Comenzar lentamente es importante para ayudar a facilitar la transición al mundo laboral. Aumentar la confianza y la familiaridad con lo que se espera ayudará a que el proceso de búsqueda de empleo sea más fácil.

IV) Inculcar orgullo en los logros: Ingresar al mundo laboral para cualquier persona significa que aprenderán nuevas habilidades para ser cada vez mejores en lo que hacen. Esto no es diferente para una persona en el Espectro Autista. Es importante ayudar a su ser querido a aprender a sentirse orgulloso de su trabajo al ingresar a un nuevo entorno.

Ayúdalos a:

• Aprender cómo manejar el tiempo y el estrés lo mejor que puedan con mecanismos de afrontamiento como descansos regulares y programados o pedir permiso para un descanso cuando se sientan agobiados.
• Crear una representación visual del flujo de trabajo para que sepan qué esperar.
• Trabajar en una habilidad a la vez para que no se sienta agobiados.
• Hablar sobre lo que están aportando al trabajo para que entiendan su contribución.
• Hacer preguntas sobre cómo fue su día. Habla con ellos sobre sus preocupaciones y ayúdalos a desarrollar estrategias creativas para resolver problemas.
• Tener reuniones periódicas de “tormenta de ideas” con su círculo de apoyo.
• Si un trabajo no funciona, intentar con otro.

Conclusión

Cuando se trata de ayudar a la transición laboral de las personas en el Espectro Autista, hay muchas cosas diferentes que puede hacer para ayudarlos a construir su confianza. Al tener en cuenta estos consejos, puede ayudar fácilmente a mejorar sus posibilidades de éxito.

Fuente: Killey, J. (2017). How To Help A Person On The Autism Spectrum Transition Into The Workplace With Confidence. The Art Of Autism. Recuperado de (https://the-art-of-autism.com/how-to-help-a-person-on-the-autism-spectrum-transition-into-the-workplace-with-confidence/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Las Mejores Formas Para Reducir Las Ansiedades De Tu Hijo/a En El Espectro Autista Durante La Pandemia Del Coronavirus

El Coronavirus ha creado un impacto sin precedentes en muchas de nuestras actividades de la vida diaria, por ejemplo, asistir al colegio, ir al supermercado y casi cualquier actividad que requiera reuniones de grandes grupos de personas. Quizás, ninguno de estos cambios es más impactante que los temores y las ansiedades que han surgido entre todos nosotros, ya que no estamos seguros de lo que pueden traer los días por venir.

A medida que nuestros en el Espectro Autista comienzan un modelo de aprendizaje remoto, las ansiedades de cómo ha cambiado el mundo en las últimas semanas pueden comenzar a hacerse más evidentes. A su vez, nuestros hijos pueden reaccionar con muchas de las preocupaciones e inquietudes que han sido comunes entre todos nosotros.

En reconocimiento de esto, aquí hay algunas ideas para abordar estas preocupaciones:

I) Tu hijo/a está viendo la misma televisión/redes sociales que tú: Los medios informan muchas estadísticas alarmantes, efectos globales y otras crudas realidades del Coronavirus. Los niños más pequeños en el Espectro Autista no tienen un marco de referencia de tiempo, ubicación o circunstancia para la situación en cuestión. Dicho esto, mirar y escuchar estos recursos solo puede servir para aumentar el miedo.

II) Evita las redes sociales para toda la información: Las redes sociales en tiempos de crisis pueden generar mucha ira, miedo, rumores y desinformación. Trata de mantenerte actualizado con información de fuentes de noticias acreditadas.

III) “No sé” es una respuesta adecuada: En estos tiempos ambiguos, decirles a nuestros hijos en el Espectro Autista; “No sé” es una elección honesta y precisa. No tenemos muchas respuestas a las preguntas que nuestros hijos puedan tener sobre este momento histórico sin precedentes. Ser directo ayudará a continuar creando confianza en una circunstancia confusa y que cambia rápidamente.

IV) Este es un momento perfecto para reforzar las lecciones sobre higiene: Por supuesto, la higiene es fundamental en este momento. Sin embargo, enseñar estas habilidades también les enseñará a los niños en el Espectro Autista cierta sensación de “control” y poder hacer algo en lo que parece una situación incontrolable.

V) Mantén la rutina como sea posible: Tu hijo/a en el Espectro Autista considera la rutina como sinónimo de seguridad. Dicho esto, han surgido cambios importantes en la rutina. Mantener la hora de acostarse, las comidas, los horarios de aprendizaje y otras tradiciones dentro de su hogar ayudará a garantizar un cierto grado de normalidad. Las rutinas regulares de sueño y comida ayudan a mantenernos a todos en nuestro mejor momento y menos susceptibles a problemas de ansiedad y salud.

VI) Sé un ejemplo de calma: Tú eres el piloto del avión, y tu hijo/a depende de ti para recibir instrucciones y sentirse seguro/a. Si tú reflejas calma, tu hijo/a se sentirá calmado. Por el contrario, si muestras miedo, él/ella se asustará.

VII) Solamente dale a tus hijos la información que pueden manejar y necesitar: Como padres de niños en el Espectro Autista, nuestro objetivo es ser solidarios y compartir tanta información con nuestros hijos como la conocemos. Sin embargo, compartir solo lo que nuestros hijos solicitan y pueden comprender razonablemente les permite a nuestros hijos procesar lo que pueden manejar en ese momento. Cuando hacen otras preguntas más tarde, esas respuestas pueden responderse durante ese período de tiempo.

VIII) Para cuidar bien a tus hijos, debes cuidarte bien: Si no está al 100%, no puede estar al 100% para nadie en tu vida. Primero cuídate mental y físicamente para que puedas dar lo mejor de ti a quienes más te necesitan.

IX) Las emociones están muy tensas durante este momento: Las emociones se están agotando con un nivel de miedo y ansiedad incomparables con respecto al Coronavirus. Dicho esto, ten cuidado de reconocer que muchas veces la ira puede surgir rápidamente de este grado de miedo y ansiedad. Esto puede aparecer de varias maneras hacia personas y situaciones. Tómate tu tiempo para reconocer lo que puede parecer una ira fuera de lugar podrían ser estos sentimientos que yacen debajo de la superficie. Sé paciente contigo mismo y con los demás (especialmente ahora).

X) Encuentra tiempo a solas para ti y tu hijo/a si es posible: En un mundo con tantas distracciones a corto plazo, los niños en el Espectro Autista se aburren rápidamente. Con estar en casa por largos períodos de tiempo ahora, puede haber una tendencia a tratar de evitar que nuestros hijos se aburran. Hacer que sus hijos determinen la disciplina de encontrar sus propias actividades para disminuir su aburrimiento puede ser una muy buena lección de vida.

Fuente: Novick, B. (2020). Top Ways to Reduce an Autistic Child’s Anxieties During the Coronavirus Pandemic. Autism Parents Magazine. Recuperado de (https://www.autismparentingmagazine.com/autism-child-anxieties-on-coronavirus-pandemic/?utm_campaign=content_marketing_promotion&utm_medium=post&utm_source=facebook). Traducido por Maximiliano Bravo

Educación Online Durante El Coronavirus: 8 Consejos Para Preparar A Tu Hijo/a

El cierre rápido de los colegios debido al coronavirus ha tomado por sorpresa a muchas familias. De repente, se les pide a los niños de todo el país que aprendan en sus hogares, a menudo online. (Esto a veces se llama “aprendizaje a distancia”). Para muchos, esta será una experiencia nueva. No es fácil convertir hogares en salones de clases. Pero hay algunas cosas que puede hacer para prepararse.

Aquí hay 8 consejos para preparar a tu hijo/a para el aprendizaje online en el hogar.

I) Crea un espacio de aprendizaje para tu hijo/a: ¿Tu hijo/a ya tiene un lugar especial para hacer sus tareas? Es importante establecer un área tranquila y sin desorden si tu hijo/a está aprendiendo a tiempo completo en el hogar.

Por ejemplo, puedes convertir la mesa de la cocina en una estación de aprendizaje. Apaga el televisor y retira todas las tazas, sal y pimienta y otros artículos de cocina cuando tu hijo/a esté haciendo sus tareas. Cuando sea la hora de almuerzo, guarda los útiles escolares y usa nuevamente la mesa de la cocina.

¿Por qué es importante despejar el desorden para el tiempo de aprendizaje? Reducir el desorden ayudará a tu hijo/a a concentrarse mejor.

II) Haz un horario y síguelo: Somos criaturas de hábito. Sin la campana para marcar si tu hijo/a llegó tarde a clases, él/ella podría tener ganas de seguir durmiendo. Sin un horario establecido, los niños nunca podrían estudiar. Encontrar tiempo para aprender requiere planificación. Echa un vistazo al horario familiar y descubre los mejores momentos para aprender.

Aquí hay algunas preguntas para ayudarte a ti y a tu hijo/a a elaborar un horario:

  • ¿Tu hijo/a necesita mucha ayuda de tu parte para comenzar? Si es así, piensa en cuándo tú, otro adulto o hermano/a responsable están disponible para brindar apoyo.
  • ¿Tu hijo/a está en la enseñanza media? Si es así, al final de la tarde y al anochecer podría ser cuando estén más despiertos y listos para aprender.
  • ¿Estás incorporando tiempo al horario de ejercicio de su hijo? Salir y tomar descansos cognitivos podrá ayudar a tu hijo/a a concentrarse y hacer más cosas.
  • ¿Tu familia tiene listo algún contrato para ayudar a tu hijo/a a seguir las reglas del hogar? Acordar cuándo mirar televisión o jugar videojuegos es importante cuando tu hijo/a está aprendiendo a tiempo completo en el hogar.

Una vez que decidas cuándo aprenderá tu hijo/a, identifica ese tiempo como el horario escolar y manténlo.

III) Reduce las distracciones: Nuestros hogares tienen muchas distracciones. Videojuegos, redes sociales, televisión, juguetes, mascotas, etcétera. Haga una lista de las cosas que distraen a su hijo. Luego, encuentre formas de limitarlos durante el tiempo de aprendizaje.

Por ejemplo, ¿es el perro una gran distracción? Si es así, ¿puedes poner al perro en una habitación separada cuando tu hijo/a está haciendo sus tareas?

¿Son los juegos o las redes sociales una gran distracción? Intenta bloquearlos en el dispositivo de tu hijo/a durante el tiempo de instrucción. Otra forma de eliminar las tentaciones online: después de descargar una tarea, apaga el servicio de Wi-Fi y/o celular para ayudar a tu hijo/a a concentrarse en sus estudios.

IV) Usa un calendario y codifíquelo por colores: Es importante establecer sistemas para ayudar a tu hijo/a a cumplir con los plazos escolares. Esto ayudará a tu hijo/a a mantenerse bien organizado/a. Publica un calendario y márcalo con fechas de vencimiento. Ayuda a tu hijo/a a planificar hacia atrás desde las fechas de vencimiento. Usa organizadores visuales para dividir una tarea en pasos y las estrategias específicas necesarias para completarla.

También puedes usar códigos de colores para las tareas. Por ejemplo, usa un bolígrafo rojo para lenguaje y comunicación y un bolígrafo azul para matemáticas.

V) Hagan mucho ejercicio: El ejercicio nos ayuda a pensar mejor. Cuando nos movemos y nos movemos, nuestra resolución de problemas, memoria y atención mejoran. La actividad física es una forma natural de reducir el estrés y prevenir la ansiedad. Los expertos dicen que cuando nos movemos y aumentamos nuestro ritmo cardíaco, tiene un impacto positivo en cómo pensamos.

Busca entrenamientos para la familia que pueda hacer en el hogar. Identifica un momento y lugar en su hogar para la actividad física. El mejor momento para hacer ejercicio podría ser justo antes de abordar el trabajo escolar. También es bueno tomar descansos durante el día.

VI) Ve qué funciones de accesibilidad son útiles para tu hijo/a: La mayoría de los teléfonos, computadoras portátiles y otros dispositivos móviles tienen tecnología de asistencia incorporada. Por ejemplo, leer en voz alta o de texto a voz puede ayudar con las dificultades de lectura, y el discurso a texto puede ayudar con las dificultades de escritura.

En YouTube, puede ajustar la configuración para reducir la velocidad de reproducción si tu hijo/a tiene problemas para comprender los vídeos. También puedes cambiar la configuración para mostrar subtítulos ocultos si ayuda a tu hijo/a a leer mejor el texto mientras escucha los vídeos.

Ve qué funciones ayudan a tu hijo/a a acceder a contenido digital y selecciona las que se ajusten a sus necesidades y preferencias personales.

VII) Ponte en contacto con el/la profesora/a de tu hijo/a: La educación online o el aprendizaje en el hogar requieren apoyo familiar. Para apoyar a tu hijo/a, establece una línea directa de comunicación con los profesores de tu hijo/a. Utiliza el correo electrónico, mensajes de texto, llamadas telefónicas o incluso videoconferencias para conectarse.

Intenta no preocuparte de que estés interrumpiendo. Si no está seguro/a de cómo hacer una tarea, no lo adivines, comunícate para confirmar. Es posible que incluso desees establecer un día y una hora cada semana para conectarse con el/la profesor/a. Puedes usar este tiempo para hablar sobre los dificultades que enfrenta tu hijo/a, revisar las próximas instrucciones y comprender las expectativas. Ser proactivo/a es esencial si tu hijo/a tiene dificultades en sus estudios.

VIII) Busca maneras de eliminar las barreras de aprendizaje: Si tu hijo/a tiene dificultades de aprendizaje, es importante que revise el material online y otros materiales de aprendizaje enviados por el colegio. Ten en cuenta que puede que no hayan sido diseñado teniendo en cuenta las necesidades de tu hijo/a. Aquí hay algunas preguntas para considerar:

¿Qué opciones ofrecen los profesores para ayudar a los lectores que tienen dificultades con el material escrito?

¿Qué opciones tiene tu hijo/a para demostrar comprensión? Por ejemplo, si su hijo tiene problemas para escribir, pregúntele al maestro si puede enviar una respuesta en video.

¿Incluye el/la profesor/a apoyos para ayudar a los niños con cosas como organizarse, identificar la idea principal y tomar notas?

Trabaja con los profesores de tu hijo/a para identificar y eliminar cualquier barrera.

Recuerda: Si es difícil para tu hijo/a, es probable que también sea difícil para otros niños.

Fuente: Smith, S. (2020). Online Learning: 8 Tips to Get Your Child Ready. Understood. Recuperado de (https://www.understood.org/en/school-learning/learning-at-home/homework-study-skills/online-learning-how-to-prepare-child). Traducido por Maximiliano Bravo.

5 Mensajes Que Las Personas En El Espectro Autista Desearían Haber Escuchado Mientras Crecieron Sin Un Diagnóstico Fiable

Un diagnóstico tardío es un fenómeno cada vez más común que ha sido atribuido al aumento de la concienciación, la ampliación de los criterios de diagnóstico y la introducción de la noción del Espectro Autista. Este proceso de diagnóstico implica rebobinar nuestra infancia y examinar exhaustivamente nuestras experiencias para encontrar evidencia de rasgos del Espectro Autista a lo largo de nuestras vidas.

Durante este proceso de reflexión sobre las experiencias de la infancia, y como están claramente marcadas por nuestra condición, a menudo nos preguntamos: ¿Por qué nadie vio esto antes? ¿Por qué ha tardado tanto en conocerlo y comprenderlo? y luego cuestionar si un diagnóstico anterior habría evitado el dolor o la angustia o exclusión social.

Al reflexionar sobre este proceso, aquí hay una lista (no exhaustiva) de cosas que desearíamos haber sabido sobre el Espectro Autista cuando éramos más jóvenes. Si bien no podemos retroceder en el tiempo, podemos compartir estos mensajes con los jóvenes en el Espectro Autista de hoy para guiar el desarrollo de una identidad autista positiva y promover la salud mental y el bienestar.

I) Hay algunas cosas que nunca tendrán sentido para ti: Independientemente de la cultura dominante, hay abundantes rituales y costumbres en nuestro mundo. Muchas de estas prácticas son bastante absurdas, pero no se cuestionan porque han sido parte del paisaje predominante desde tiempos inmemoriales.

Las normas sociales pueden ser muy confusas. ¿Por qué debes abrazar a tu tío/a que solo ves una vez al año? ¿Por qué es cortés abrir la tarjeta antes del regalo? ¿Por qué se espera que hagas una llamada telefónica para expresar gratitud por la tarjeta de cumpleaños que nunca quisiste en particular?

Para muchas personas en el Espectro Autista, estas cosas siguen siendo tan confusas en la edad adulta como lo fueron en la infancia. Hay momentos en los que puede decidir conformarse por mantener la paz, complacer a los demás o mantener relaciones importantes, a pesar de sentirse inútil o ilógico.

Afortunadamente, es posible encontrar espacios donde tales normas sin sentido son intrascendentes, donde podrás sentirse cómodo al optar por no cumplir estas normas, y donde eliminar las cadenas sociales vinculadas a los actos de afecto es tanto aceptado como recíproco.

II) Sigue tu propio ejemplo: Es importante honrar, en lugar de desechar, tu forma de ser y estar en el mundo. Puedes sentirte impulsado a hacer estereotipias, es decir, mover tu cuerpo de ciertas maneras, o hacer sonidos particulares, o buscar estímulos sensoriales para regular o expresar tus emociones y sentimientos, tanto positivos como negativos.

Del mismo modo, puedes encontrar comodidad al ajustar tu entorno para reducir los estímulos sensoriales, por ejemplo, modificando la luz o el ruido. Es posible que prefieras comunicarse por escrito en lugar de verbalmente. Puedes conectarse más profundamente con las personas cuando la atención se centra en un interés o una actividad compartida.

Suprimir tales necesidades solo servirá para exacerbar tu incomodidad. Tus necesidades son tan importantes como las necesidades de los demás. A veces encontramos formas sutiles, incluso secretas, de satisfacer estas necesidades para ser discretos y al mismo tiempo honrar a nuestros auténticos seres autistas. Pero equilibramos esto al aceptar la libertad de ser auténticamente autistas cuando estamos en espacios y lugares donde tenemos la libertad para hacerlo.

III) Disfruta tus pasiones: Dedicar tiempo para disfrutar tus intereses y pasiones es fundamental para el bienestar de todas las personas, independientemente del neurotipo. Algunas personas encuentran la manera de convertir sus intereses en una carrera; otros se dedican a sus intereses por puro placer. Ambos tienen el mismo valor. No importa cuáles sean tus intereses, no importa si otros los consideran “apropiados” o si pueden convertirse en una carrera legítima, pone en cuarentena el tiempo para sumergirte en esas madrigueras y explorar sus intereses para tu disfrute personal.

La mente autista es particularmente buena para mantener la concentración y absorber información cuando está interesada y, por otro lado, puede resultar legítimamente doloroso realizar tareas poco interesantes. Tómate el tiempo para buscar áreas de interés, profundizar en diferentes temas y explorar ideas y conceptos interesantes. Donde algunas personas buscan consuelo y conexión en el mundo social, las personas en el Espectro Autistas a menudo encuentran una sensación similar de consuelo en los intereses apasionados, lo que puede ser una fortaleza significativa en tiempos difíciles.

IV) Hay personas que si te entienden: A veces puede sentirte aislado/a, extraño/a, solo/a, incomprendido/a. Esta es una experiencia común de las personas en el Espectro Autista, particularmente durante los años escolares cuando estamos agrupados con otras personas que no necesariamente comparten nuestros intereses, perspectivas o valores, únicamente en función de una edad similar. Si bien puede parecer que nadie te entenderá, a medida que creces, tu mundo se ampliará y tendrás la oportunidad de conocer personas que no solo te entienden sino que también te aprecian, tal como eres.

Algunas personas encuentran un sentido de pertenencia y conexión en la comunidad autista; otras personas encuentran sus conexiones profundas y genuinas en otra parte. Pero el hecho es que hay una gran diversidad de personas en este mundo, y dentro de esa diversidad hay personas que lo entenderán.

V) Eres una persona en el Espectro Autista: Por encima de todo, eres una persona en el Espectro Autista. Estamos seguros de que también son muchas otras cosas. Quizás seas amable, honesto/a, alto/a, bajo/a, introvertido/a, extrovertido/a, y subyacente a todos estos rasgos se encuentra una base del Espectro Autista. Tal condición no es modificable, temporal o curable; te acompañará toda tu vida.

El Espectro Autista está entretejido a lo largo de cada una de tus experiencias y apuntala tus formas de ver, ser y hacer. Y eso es algo hermoso. Ves el mundo a través de una lente inherentemente autista, lo que significa que verás detalles que otros pierden, harás conexiones que otros no pueden entender, experimentarás intensidad de maneras que solo una mente autista puede.

El Espectro Autista es una de las cosas que te hace único/a a ti. No estás roto/a, ni dañado/a, ni equivocado/a; eres maravillosamente autista.

Y ahora, un mensaje para tus padres.

Siéntete orgulloso/a de tu hijo/a en el Espectro Autista y ámalo/a incondicionalmente. Intentar separarlo/a de su condición no es útil, ni tampoco hablar negativamente sobre el Espectro Autista. Cuando habla negativamente sobre la condición, está hablando negativamente sobre tu hijo/a.

Puede parecer que hay una diferencia, pero tu hijo/a no experimenta su condición como algo separado de sí mismo/a; más bien, escuchan palabras negativas habladas sobre ellos. Esto puede hacer que se sientan mal, defectuosos, rotos, menos.

Sé abierto/a, objetivo/a y positivo/a sobre el Espectro Autista. Los niños captan nuestros sentimientos y actitudes, y eso informa cómo se ven a sí mismos y al mundo. Si nos acercamos de puntillas a su condición, la mantenemos oculta o nos sentimos incómodos al hablar sobre ella, eso envía un mensaje a nuestros hijos de que es algo para ocultar y sentir vergüenza, miedo o frustración.

El Espectro Autista no es algo a lo que temer. Sí, hay dificultades que conlleva ser una persona en el Espectro Autista en un mundo predominantemente neurotípico. Sí, existen condiciones comórbidas y sistemas inflexibles que pueden plantear dificultades importantes para tu hijo/a y la unidad familiar. Pero tu amor incondicional y la aceptación genuina de tu hijo/a creará un escudo psicológico y emocional para ayudarlo a navegar por el mundo.

Tu hijo/a, como todos los niños, puede prosperar solo con un fuerte sentido de autoconcepto, y para los niños en el Espectro Autista que incluye un sentido positivo de su identidad autista. Incluso en la edad adulta, siempre será tu hijo/a y siempre será una persona en el Espectro Autista.

Fuente: Bullus, E. & Sesterka, A. (2020). 5 Messages for My Younger Autistic Self. PsychologyToday. Recuperado de (https://www.psychologytoday.com/au/blog/insights-about-autism/202003/5-messages-my-younger-autistic-self?fbclid=IwAR2BySACa88bLUiRRPXJ09bWns6tq5ZzgtzPhGAMlY6hlKtMFOUumzIl6Xo). Traducido por Maximiliano Bravo.

¿Tú Y Tu Hijo/a En El Espectro Autista Tienen Las Mismas Metas?

La mayoría de los padres tienen objetivos muy específicos para sus hijos, e incluso objetivos más específicos para sus hijos en el Espectro Autista. A menudo, esos objetivos comienzan con “Quiero que mi hijo/a sea feliz“. Pero la versión de felicidad típica de un adulto puede no tener mucho que ver con los intereses, habilidades o deseos de un/a niño/a en el Espectro Autista.

¿Por qué los padres establecen objetivos poco realistas para sus hijos en el Espectro Autista?

Muchos padres de niños en el Espectro Autista establecen metas a corto y largo plazo para sus hijos sin pasar mucho tiempo discutiendo el tema con ellos. Esto tiene sentido hasta cierto punto: los niños en el Espectro Autista pueden tener dificultades para imaginar o articular ideas específicas sobre lo que quieren de la vida. Incluso los adolescentes o adultos en el Espectro Autista pueden tener dificultades para tener una visión clara del futuro. Y la consecución de objetivos requiere un grado de pensamiento abstracto y planificación ejecutiva que puede ser irrazonable de esperar.

Sin embargo, surgen problemas cuando los padres rellenan los espacios en blanco con sus propias visiones de lo que es deseable, interesante, cómodo o preferible. Esto se debe a que las esperanzas y los sueños de un adulto neurotípico rara vez son los mismos que los de un/a niño/a, adolescente o joven adulto/a en el Espectro Autista.

De hecho, los objetivos de los padres a menudo se crean, no con su hijo/a en el Espectro Autista real en mente, sino con la esperanza (a veces subconsciente) de que su hijo/a en el Espectro Autista se transformará de alguna manera en un adulto típico. De hecho, muchos padres esperan y sueñan que sus hijos en el Espectro Autista cambien en la medida en que se ajusten a las normas y expectativas de la sociedad.

Metas comunes de los padres de niños en el Espectro Autista

Muchos padres con hijos en el Espectro Autista expresan el deseo de ver a sus hijos felices. Su definición de felicidad puede verse así:

  • Quiero que mi hijo/a tenga un buen grupo de amigos“.
  • Quiero que mi hijo/a viva independientemente“.
  • “Quiero que mi hijo/a se case y tenga una familia”.
  • “Quiero que mi hijo/a se comporte y piense normalmente”.
  • “Quiero que mi hijo/a mantenga un buen trabajo y avance en su carrera”.

Como habrás notado, cada uno de los objetivos anteriores, todos los cuales son comúnmente expresados ​​por los padres de niños en el Espectro Autista, se basan en preferencias y habilidades que requieren fuertes habilidades de comunicación social, sólidas habilidades de función ejecutiva, una preferencia por pasar tiempo en grupos sociales y bastante ambición personal. También asumen el deseo de encontrar una pareja romántica permanente y (idealmente) tener sus propios hijos.

Las personas en el Espectro Autista tienen muchas fortalezas, habilidades, intereses y deseos. Pero debido a su condición, es probable que no deseen obtener prestigio social o impresionar a los demás. De hecho, muchas personas en el Espectro Autista prefieren activamente la soledad a los grupos. Algunas personas que viven la condición consiguen pareja, pero a muchas les resulta agobiante la intimidad intensa. Además, es raro que exista una persona en el Espectro Autista que sea ambiciosa en el sentido habitual de querer impresionar y superar a sus compañeros o padres.

Metas apropiadas Para Tu Hijo/a En El Espectro Autista

Entonces, ¿cuáles son los objetivos apropiados para un/a niño/a en el Espectro Autista? Al igual que con todo lo demás relacionado con la condición, las respuestas variarán y dependerán de las fortalezas, intereses y deseos de cada persona.

Aquí hay algunos consejos para comenzar:

  • Los objetivos sociales complejos, como encontrar una pareja romántica, pueden no ser particularmente importantes para tu hijo/a. La realidad es que relativamente pocas personas en el Espectro Autista se casan, aunque muchas desarrollan amistades sólidas.
  • Pocas personas en el Espectro Autista tienen fuertes habilidades de función ejecutiva. Eso significa que nunca les será posible vivir de manera completamente independiente. Por supuesto, tu hijo/a puede mejorar sus habilidades de vida adaptativa, pero es probable que necesite al menos un poco de apoyo para la planificación, el manejo del tiempo, el pago de cuentas y otras tareas importantes.
  • Muchas personas en el Espectro Autista tienen intereses apasionados que pueden convertirse en la base de pasatiempos o incluso carreras. Es una buena idea tener en cuenta los intereses de tu hijo/a al pensar en sus objetivos.
  • Si bien es natural que los padres quieran que sus hijos superen su condición, la realidad es que el Espectro Autista es un diagnóstico que dura toda la vida. Muchas personas en el Espectro Autista desarrollan habilidades fuertes en muchas áreas, pero seguirán teniendo al menos algunos de los síntomas asociados con el diagnóstico.
  • Las personas en el Espectro Autista a menudo son felices en entornos y situaciones que serían desagradables para las personas neurotípicas. Muchas personas que viven la condición, por ejemplo, valoran la rutina y la familiaridad, mientras que muchas personas neurotípicas disfrutan de la novedad. Muchas personas que viven la condición se sienten contentas haciendo trabajos básicos, mientras que sus pares neurotípicos anhelan mayores desafíos. Estas preferencias son razonables y deben considerarse al establecer objetivos.
  • Quizás lo más importante es que, como padre de un/a hijo/a en el Espectro Autista, es probable que pases mucho tiempo defendiendo sus derechos. Son embargo, cuando se trata de establecer objetivos, son las fortalezas, los intereses, habilidades y preferencias de tu hijo/a que deberían contar más.

Fuente: Forman, J. (2020). Setting Realistic Goals For Your Autistic Child. VeryWellHealth. Recuperado de (https://www.verywellhealth.com/do-you-and-your-autistic-child-have-the-same-goals-260494). Traducido por Maximiliano Bravo.

Paternidad Y Adolescentes Rebeldes En El Espectro Autista

No es raro que los padres sientan que no reciben ningún respeto de sus hijos adolescentes. Este es el caso en muchas familias, independientemente de si los niños están o no están en el Espectro Autista. 

Los niños se rebelarán contra ambos padres, pero cuando se rebelen contra sus papás generalmente es porque él es la figura de autoridad del mismo género. A veces es una prueba de fuerza, a veces es solo porque el papá es más fácil de empujar. Las chicas, por otro lado, tienden a rebelarse sin importar qué. Son cosas de la edad.

La rebelión es normal y los motivos son muy diversos. En este artículo, veremos las formas en que los adolescentes en el Espectro Autista se rebelan y, en particular, las relaciones papá-hijo.

¿Qué Tiene De Diferente La Rebelión En El Espectro Autista?

La rebelión adolescente en el Espectro Autista difiere de la rebelión adolescente normal en que a menudo los adolescentes no se dan cuenta de que se están rebelando. No están luchando para salir a pasarlo bien o luchando para hacer cosas de adultos. Los incidentes de rebelión adolescente en el Espectro Autista a menudo no son intencionales y tienen más que ver con palabras y acciones en el hogar y el hecho de que ahora se sienten “lo suficientemente crecidos” como para desafiar algunas de las reglas de sus padres.

La rebelión adolescente del Espectro Autista a menudo se trata del lenguaje que se usa y las palabras y frases hirientes. A veces se trata de no escuchar o no permitir que otros hablen. A veces se trata de quehaceres, colegio, televisión o videojuegos. También a menudo está relacionado con los colapsos.

Fuerza Menguante

Los papás a menudo presentan un objetivo fácil para los adolescentes en el Espectro Autista porque a medida que los niños crecen, comienzan a darse cuenta de que sus padres pueden hacer poco para castigarlos. En estos días, es inaceptable que los padres levanten la mano hacia los niños, y a los niños se les enseña eso en el colegio. Se llama maltrato físico.

Cualquier papá que haya usado consecuencias negativas, como su voz, intimidación o su fuerza física, para controlar a sus hijos, rápidamente se sentirá agobiado a medida que sus hijos se den cuenta de que esto ya no es una opción, o peor aún, que están creciendo y ahora poseen los mismos niveles de capacidad.

Los niños en el Espectro Autista a menudo se darán cuenta de su propia fuerza a una edad más avanzada que sus pares. Significa que a menudo son mayores y más fuertes antes de darse cuenta de que pueden defenderse. Esto a menudo permite que los padres violentos los mantengan bajo control por más tiempo, pero también significa que cuando finalmente comienzan a tomar represalias, a menudo es con la fuerza plena de un adulto.

Simplemente no puede usar métodos violentos de control. Es inaceptable y a la larga no funcionan. El control violento les enseña a los niños que la violencia es una opción. Aumenta la violencia en el hogar.

Falta De Conexión Emocional

Las mamás tienden a ser el centro de la vida de nuestros hijos, mientras que los papás generalmente están mucho menos involucrados. Los papás tienen menos probabilidades de asistir a reuniones de apoderados o consultas médicas. Los papás son a menudo “pobres en tiempo”. Esto puede deberse a compromisos laborales, pero también es una forma en que los papás pueden evitar escenarios emocionalmente difíciles. El resultado de esto es que los niños tienden a gravitar naturalmente hacia sus mamás.

Las nuevas mamás a menudo asisten a grupos de mamás para socializar durante los años difíciles de la atención temprana. Estos grupos tienen la ventaja adicional de permitir a las mamás compartir consejos sobre la crianza de los hijos y ver cómo otros manejan los obstáculos que conlleva la paternidad. No hay “grupos de papás” para enseñar estas habilidades a los hombres y no es de extrañar que los hombres en general simplemente no tengan la experiencia en esta área que las mujeres si tienen.

Cuando los niños se lastiman física o emocionalmente, generalmente son sus mamás, no sus papás, a quienes corren. No ayuda que los hombres a menudo se entrenan desde una edad temprana para suprimir las manifestaciones emocionales con frases como “los niños no lloran” son la norma en muchas familias.

Los papás de los niños en el Espectro Autista a menudo tienen más probabilidades de también vivir la condición, aunque en realidad el diagnóstico no es tan común. Si bien, en teoría, esto debería darle a los padres una forma de conectarse con sus hijos, lo contrario suele ser cierto. Los papás en el Espectro Autista a menudo carecen de las habilidades sociales para hablar de manera efectiva con sus hijos.

Si no tienes una conexión emocional fuerte con tus hijos, no puedes esperar que puedan comunicarte sus sentimientos.

Los papás necesitan interactuar más en los primeros años. Deben darse cuenta de que sus habilidades de comunicación papá-hijo solo pueden perfeccionarse con años de uso y práctica, y si están en el Espectro Autista, deben reconocer esto en sí mismos y usar sus “diferencias” compartidas para comunicarse mejor con sus hijos.

Mamás Que Crean Muros En Vez De Puentes

Si bien no estar involucrados en la vida de sus hijos es una de las razones detrás de las dificultades de los papás, también está el problema de las mamás que simplemente no pueden compartir a sus hijos. Es sorprendentemente común encontrar mamás que simplemente no entreguen las riendas a sus cónyuges en lo que respecta a sus hijos. Este es particularmente el caso donde los niños están en el Espectro Autista.

Las mamás a menudo se molestarán por el enfoque diferente que los papás aportan a las situaciones y lo verán como el papá “echa a perder la rutina”. No ayuda que los psicólogos le estén diciendo a las mamás que sus hijos en el Espectro Autista necesitan reglas y estructuras estrictas. Esto lleva a argumentos y exclusión general de los papás a edades tempranas.
Si bien puede ser cierto que los papás sean menos importantes que las mamás en esos primeros años, el equilibrio cambia considerablemente a medida que los niños crecen y si los papás no tienen la oportunidad de establecer conexiones cuando sus hijos son pequeños, es posible que no se desarrollen en absoluto cuando crezcan.

Si bien la “maternidad excesiva” puede crear una sensación de calma y protección que calma a los niños, también puede retrasar significativamente su desarrollo. Dos padres, independientemente del género, siempre serán más efectivos que uno.

Reduciendo El Problema De La Rebelión

Hay algunas cosas que provocan rebelión en los adolescentes. Mala comunicación, percepción de injusticia, falta de disciplina y debilidad de autoridad.

I) Mejorando la comunicación: La mala comunicación ocurre cuando tus hijos no sienten que pueden discutir las cosas contigo. Debes trabajar duro para mantener los canales de comunicación abiertos en todo momento. Esto significa que a veces tendrás que reprimir tu espanto o enojo ante las expresiones, opiniones, planes o acciones de tu hijo adolescente. A veces tienes que “callarte” y no ser negativo sobre las cosas, incluso si sabes que se están metiendo en problemas.

Es mejor discutir las cosas con calma y ofrecer opciones con la esperanza de que tus hijos adolescentes se hagan cargo de los riesgos. No siempre podrás cambiar sus opiniones, pero elige tus batallas. Después de todo, el fracaso es una parte igual de importante del aprendizaje como el éxito. No puedes proteger a tu hijo de todo, así que elige protegerlo de las cosas que son realmente peligrosas en lugar de los errores más simples de la vida.

II) Mejorando la equidad: La percepción de injusticia es posiblemente el mayor motivador para la rebelión y, de hecho, la “revolución” en el mundo. Sin embargo, cuando se trata de adolescentes, las cosas en realidad no necesitan ser injustas, solo necesitan ser percibidas como tales.

Escucha a tus hijos y toma nota de sus percepciones de injusticia. Esto generalmente aparece en declaraciones como; “pero los padres de (X) le permitieron ir” o “todos los demás tienen uno” o “todos mis amigos pueden quedarse despiertos hasta tarde“.

Obviamente, no puedes relajar las reglas por completo, pero siempre debes considerar lo que otras personas están haciendo y preguntar si tus reglas siguen siendo válidas. ¿Son arbitrarias o brindan protección? ¿Están en los niveles correctos para la edad de tu hijo?

¿Hay alguna forma de que tal vez puedas ceder? Si tu hijo quiere asistir a un evento, ¿puedes estar allí (o estar cerca) para dejarlo y recogerlo?

A veces, incluso admitir que comprendes que algo no es justo y preguntarles a tus hijos qué creen que puedes hacer al respecto ayudará. Este es particularmente el caso cuando se trata de artículos y actividades que simplemente no puedes pagar. Tu hijo puede estar motivado a conseguir un trabajo para ayudarte a pagar los gastos.

No siempre puedes hacer que las cosas sean justas, pero puedes alterar la percepción de injusticia para que tus hijos adolescentes no te resientan por eso.

III) El arte de la disciplina: Cada vez que alguien menciona disciplina, todos parecen pensar en golpear a los niños. Es falso. Y terrible.

La disciplina proviene de la palabra latina “discipulus“, que significa “estudiante, aprendiz o seguidor”. Necesitamos hacer buenos “discípulos” de nuestros hijos dándoles excelentes modelos a seguir y lecciones de vida útiles y fáciles de repetir.

Si tus hijos adolescentes se rebelan, entonces rechazarán tus enseñanzas. Debes retroceder unos pasos y preguntarte qué hay de malo en tus enseñanzas;

  • ¿Estás tratando de darles el mensaje equivocado? ¿O uno que no quieren escuchar?
  • ¿Eres un buen modelo a seguir, practicas lo que predicas?
  • ¿Tienes sabiduría “desde el corazón” o “desde la experiencia” que puedes impartir?
  • ¿Aprenderán quizás de su comportamiento rebelde?
  • ¿Estás siendo fácil de escuchar? Si no, quizás encuentre algo más que hacer con su hijo adolescente mientras habla.

La disciplina significa no solo tener un buen estudiante que esté dispuesto a escuchar. Significa tener un buen maestro que esté dispuesto a mirar la imagen más amplia y aceptar opiniones fuera de la suya.

IV) Mantener la autoridad: A veces es difícil ver cómo dejar espacio para la exploración en la disciplina sigue manteniendo la autoridad, pero lo es.

Si prohíbes por completo un comportamiento específico y tu hijo adolescente lo hace de todos modos, ya no tienes autoridad y debes considerar las opciones de castigo para recuperarla. Si desanimas un comportamiento mientras hablas sobre él y tal vez permites una exploración controlada, entonces nunca renunciarás a tu posición de autoridad. Las transgresiones menores no necesitan ser castigadas, sino que pueden convertirse en la base de discusiones y lecciones.

El otro elemento clave para mantener la autoridad es garantizar que ambos padres se apoyen mutuamente. Si se ve que está en desacuerdo con una de las decisiones de tu cónyuge, tus hijos se aprovecharán por completo esa debilidad.

La mejor manera de avanzar como pareja es asegurarse de que discutan los problemas antes de que surjan o antes de intervenirlos.

Si tu hijo adolescente te confronta con una idea con la que te sientes incómodo, una de los mejores estrategias es decir; “No estoy seguro y tendré que pensarlo. ¿Puedes dejarlo conmigo para que pueda discutirlo con tu mamá/papá cuando lleguen a casa?” Esto te dará algo de tiempo y te permitirá obtener una respuesta integral y un frente unificado.

Si estás utilizando esta técnica, encuentra una forma de contactar a tu cónyuge para informarles que no deben dar una respuesta directa (todavía). Esto es importante, especialmente si tus hijos tienden a preguntarle al otro padre si no obtienen una respuesta satisfactoria del primero.

La autoridad y el respeto hacia ésta se mantienen mejor teniendo un frente unificado y evitando respuestas negativas directas. Trata de encontrar formas de ceder para que todos obtengan un poco de lo que quieren y no haya necesidad de desafíos directos a la autoridad.

V) Manteniendo la paz: Es natural que los adolescentes se rebelen contra sus padres. Esto se manifestará en sus palabras y acciones. Deberás asegurarte de tener una lista de “NOs absolutos”, donde un comportamiento específico simplemente no está permitido y se deben pedir disculpas. La violencia, el daño a la propiedad y los insultos son buenos “NOs absolutos” y deberá asegurarse de que todos los miembros del hogar, incluidos los padres, cumplan con esas reglas.

Más allá de eso, los padres, especialmente los papás, deben tratar de acercarse a sus hijos a edades más tempranas. Es importante poder relacionarse con ellos para que puedan llevar sus quejas ante ti en lugar de en sus propias manos.

Cuando enseñes e impongas límites a tus hijos, asegúrate de pensar si lo que estás pidiendo es justo y si se aplica a todos. Prepárate para ceder en lugar de dar un “NO” absoluto como tu respuesta.

Fuente: Bolland, G. (2020). Fatherhood and Teens on the Spectrum who Rebel. Life With Asperger’s. Recuperado de (https://life-with-aspergers.blogspot.com/2020/02/fatherhood-and-teens-on-spectrum-who.html). Traducido por Maximiliano Bravo