9 Consejos Para Ayudar A Las Parejas Neurodiversas A Cómo Discutir En Vez De Pelear

Las discusiones y los desacuerdos son parte normal de cualquier relación de pareja. Sin embargo, es muy necesario aprender que lo más importante no es lo QUE dicen, sino CÓMO lo dicen. Una mala discusión puede convertir un pequeño problema en uno grande, y un desacuerdo que parece tonto y sin importancia puede volverse emocionalmente cargado y doloroso. Aquí es donde es importante saber la distinción entre discutir y pelear. No son sinónimos.

Los consejos de este artículo no nos dicen que NO discutamos; en cambio, nos enseñan “cómo discutir respetuosamente” sin dañar nuestras relaciones. Nos dicen qué está bien y qué está mal en una discusión hoy, mañana y siempre.

Puntos a considerar:

I) Siempre tomen turnos para hablar: Este es mucho más difícil de lo que parece. Cuando estás en una discusión seria, y realmente quieres ser escuchado/a, puede ser tentador sentarte allí y pensar en lo que quieres decir en lugar de escuchar. Esto suele llevar a que una persona domine toda la conversación. Si tienes problemas para seguir esta regla, intenta configurar un temporizador y permitir que cada persona hable un minuto. Cuando el/la orador/a termina, el/la oyente debe resumir brevemente lo que se acaba de decir ANTES de tomarse su propio minuto. Sigan turnándose de esta manera hasta que ya no sea necesario.

II) Pregúntate por qué te sientes molesto/a: ¿Estás realmente enojado/a porque tu pareja dejó el kétchup en el mostrador o es algo más grave? Si mencionas el ketchup cuando el problema es realmente sobre las tareas del hogar, ambos se sentirán decepcionados con el resultado y tu pareja se preguntará por qué tú estás tan molesto/a por algo tan pequeño como el ketchup. ¿Cuál es “el verdadero problema” en cuestión?

III) El lenguaje degradante nunca está bien: Eso significa que está prohibido humillar y/o insultar a la otra persona. Al usar un lenguaje degradante, le estás faltando el respeto a tu pareja y poniendo en peligro tu relación con él/ella.

IV) Expresa tus sentimientos con palabras y asume la responsabilidad de ellos: Si no estás seguro/a de cómo expresarse, intenta usar esta oración: “Me siento (X) cuando (Y)“. (X) debe ser una palabra de emoción (por ejemplo, frustrado/a, herido/a). (Y) debe ser una situación o problema específico. Entonces, por ejemplo, “Me sentí preocupado/a cuando no respondiste mi llamada telefónica“. Al expresar tus emociones verbalmente, es más probable que tu pareja se identifique contigo y comprenda tu punto de vista. Si tu pareja en el Espectro Autista tiene alexitimia (es decir, ceguera emocional), simplemente habla en términos de lo que NECESITAS en lugar de cómo te SIENTES (p. Ej., “Necesito que me respondas las llamadas para no tener que preguntarme si estás bien”).

V) Si descubres que se están rompiendo alguna de las reglas, o que las cosas se están poniendo demasiado acaloradas, tómate un descanso: Dedica entre 15 y 30 minutos a hacer algo relajante para calmarte y ordenar tus pensamientos. Luego, cuando se acabe el tiempo, retoma directamente la discusión. Cualquiera puede pedir un tiempo de espera en cualquier momento. Solo ten cuidado de que los tiempos de espera no se utilicen como una forma de bloqueo o cierre. Tu objetivo es tomar de 15 a 30 minutos para que las cosas se calmen un poco. Luego, regresa directamente a la conversación.

VI) No Obstruir: Esto es cuando alguien se niega a participar en la discusión. Por lo general, alguien hará esto cuando se sienta ansioso/a por una conversación y preferirá evitarla. Por lo general, esto no tiene la intención de dañar a la otra persona, es más como un mecanismo de defensa. Sin embargo, cuando alguien pone obstáculos, el problema no se resuelve.

VII) ¡No grites! Es posible que sientas que necesitas gritar hasta que tu pareja ceda, pero nadie está mejor por eso. El problema no se resuelve y ahora todos están descontentos. Los gritos no suelen venir de la nada. Trata de contenerte mientras tu voz comienza a elevarse, en lugar de esperar hasta que estés gritando.

VIII) Algunas parejas tienden a desempacar toda su historia durante las discusiones: Al final, se preguntan: “¿Por qué estamos hablando de esto? ¿Cómo llegamos aquí?” Al discutir demasiados temas a la vez, el problema original queda enterrado y sin solución. Esto no significa que varios problemas no puedan ser importantes. Pero solo podemos enfocar toda nuestra atención en una cosa a la vez.

IX) Intenten llegar a un compromiso: No siempre habrá una solución perfecta para todos los problemas. Depende de ti saber en qué estás dispuesto/a a hacer un compromiso y en qué no. Si no estás dispuesto/a a comprometerte en nada, muchos de sus problemas quedarán sin resolver.

Sus discusiones se volverán menos dolorosas y más manejables si siguen los consejos de este artículo.

Fuente: Hutton, M. (2020). “Fair Fighting” in the Neuro-diverse Marriage. Adult Asperger Chat. Recuperado de (https://www.adultaspergerschat.com/2020/12/fair-fighting-in-neuro-diverse-marriage.html). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Un comentario sobre “9 Consejos Para Ayudar A Las Parejas Neurodiversas A Cómo Discutir En Vez De Pelear

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s