Matrimonio Y Espectro Autista: ¿Qué Tiene Que Cambiar?

Muchos padres de personas en el Espectro Autista se preguntan “¿Quién cuidará a mi hijo/a cuando ya no esté?” en un tono bastante melancólico. Similarmente, también se preguntan acerca de quién lo/la amará, con igual melancolía. Esta es una pregunta muy profunda que refleja los temores y preocupaciones a largo plazo de los padres que tienen hijos en el Espectro Autista. Todos los padres quieren experimentar la felicidad y el bienestar de sus hijos. La intimidad, las relaciones y el amor son partes integrales de este proceso, especialmente a medida que los niños crecen hasta la edad adulta.

Muchos padres y la sociedad en general creen que, debido a las dificultades sociales que enfrentan los niños en el Espectro Autista, nunca experimentarán amor ni tendrán relaciones íntimas profundas. El matrimonio generalmente se ve como un objetivo aún más impráctico, ya que esta unión generalmente requiere un compromiso de por vida con la comunicación interpersonal y la expresión emocional profunda.

Aunque el matrimonio parece ser un objetivo ambicioso para las personas en el Espectro Autista, la realidad es que hay miles de personas que viven la condición que se casan cada año. Algunas de las personas en el Espectro Autista se casarán con personas neurotípicas, mientras que otras encontrarán cónyuges que comparten su condición.

Para aquellos que eligen emprender este viaje, se dan cuenta de que el matrimonio puede ser más complicado por el diagnóstico del Espectro Autista en uno o ambos cónyuges. Sin embargo, si dos personas están verdaderamente comprometidas entre sí y dispuestas a trabajar para tener un matrimonio fuerte, todo es posible. Por lo tanto, a pesar de que no existen reglas estrictas sobre lo que funciona para garantizar el éxito de un matrimonio en el Espectro Autista, hay algunas preocupaciones básicas que las parejas que viven la condición que contemplan el matrimonio deberían considerar.

I) Construyendo comprensión: Independientemente de si se produce un matrimonio entre dos personas en el Espectro Autista o si solo uno de los cónyuges vive la condición la realidad es que ambos miembros de la pareja deben construir una base para la comprensión

Claramente, esto será más difícil para las parejas donde solo uno de los cónyuges esta en el Espectro Autista, ya que las personas neurotípicas necesitarán aprender sobre cómo su pareja que vive la condición ve el mundo y viceversa. Así se garantizará que se satisfagan las necesidades de ambos cónyuges. Promover la comprensión en el matrimonio puede ayudar a ambos cónyuges a reconocer cuándo se necesitan apoyos importantes y cuándo cada persona puede necesitar un “tiempo a solas”.

La comprensión también requiere que los cónyuges reconozcan que hay ciertos aspectos de su matrimonio que pueden no ser tan satisfactorios. Por ejemplo, la mayoría de las mujeres neurotípicas quieren que sus esposos respondan a sus sentimientos. Las personas en el Espectro Autista pueden no ser expertos en detectar señales sociales indicativas del estado de ánimo de su cónyuge. Como tal, la personas neurotípicas puede encontrar frustrante este aspecto de la relación.

Al promover un ambiente de comprensión, los cónyuges pueden reconocer sus propias limitaciones y las de sus parejas. Esto puede contribuir en gran medida a reducir la frustración y mejorar el matrimonio.

II) Construyendo compromiso: También es esencial para el matrimonio de las personas en el Espectro Autista desarrollar compromiso. Una vez que se ha forjado la comprensión, los cónyuges deben reconocer que los desafíos de la condición tendrán un impacto directo en la relación. Esta realización debería servir como base para crear un compromiso mutuo.

Es como si ambos cónyuges necesitan confirmar que son conscientes de las dificultades causadas por el Espectro Autista y deben afirmar su voluntad de resolver estos problemas. Al crear esta base para el compromiso, las parejas deberían poder hacer frente a los problemas que surgen en el matrimonio que están directamente relacionados con la condición.

III) Centrarse en las fortalezas: Gran parte del conflicto que surge en los matrimonios en el Espectro Autista se deriva de las percepciones de uno de los cónyuges sobre lo que creen que falta en la relación. Basándose en el ejemplo proporcionado anteriormente, las mujeres neurotípicas pueden sentirse frustradas porque creen que no están recibiendo el apoyo que necesitan de sus esposos que viven la condición.

Si bien estos sentimientos son válidos, la esposa podría actuar mejor centrándose en las fortalezas de su esposo en el Espectro Autista y en cómo él aporta a la relación. Cuando estos temas se convierten en el foco de atención, las fortalezas se pueden utilizar como base para fortalecer el matrimonio.

IV) Avanzando: Para los padres de niños pequeños o adultos jóvenes en el Espectro Autista, el matrimonio no debe verse como un objetivo poco realista. Más bien, los desafíos del matrimonio deben ser reconocidos y abordados como cualquier otro problema que surja para una pareja.

Al reconocer que el amor, la intimidad y el matrimonio son posibles, los padres de niños en el Espectro Autista pueden aprovechar el potencial de sus hijos para vivir una vida plena como adultos casados. Si bien el matrimonio para personas en el Espectro Autista no está exento de desafíos, no es tan imposible como muchos creen.

Fuente: Clatch, M. (2014). Married to Asperger’s: What Has to Change? GoodTherapy. Recuperado de (https://www.goodtherapy.org/blog/married-to-aspergers-what-has-to-change-032914). Traducido por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s