Hablar de Sexo No Es Suficiente: ¿Cómo los Padres Pueden Enseñarles a Sus Hijos Adolescentes a Tener Sanas Relaciones de Pareja?

Los padres se inquietan durante años por tener “La Conversación” con sus hijos adolescentes. Esa conversación es, por supuesto, sobre sexo. Pero una cosa que se está perdiendo en esas conversaciones es cómo tener una sana relación de pareja. No es suficiente tener una conversación sobre sexo, también tenemos que hablar sobre el amor. Sin él, corremos el riesgo de que nuestros hijos adolescentes mantengan relaciones tóxicas, o se pierdan un aspecto realmente maravilloso de la vida.

Según un informe publicado por el proyecto Making Caring Common de la Facultad de Estudios de Postgrado en Educación de Harvard, los padres se preocupan mucho por la cultura del sexo casual, pero ignoran el hecho de que los jóvenes no están preparados para aprender a amar y desarrollar relaciones sanas.

“Toda esta área ha sido terriblemente descuidada”, dice Richard Weissbourd, un psicólogo de Harvard que dirige el proyecto Making Caring Common. Sin conversaciones sobre relaciones sanas, los padres también se niegan a enseñarles a sus hijos acerca de la misoginia y el acoso sexual. “Parece que los adultos no lo enfrentan directamente. Es preocupante”, agrega Weissbourd.

Si los padres piensan que sus hijos no quieren escucharlos, deberían reconsiderar: el 70% de los jóvenes entre 18 y 25 años que respondieron la encuesta del informe dijeron que querían más información de sus padres sobre algún aspecto emocional de una relación romántica. Y el 65% dijo que quería orientación al respecto en una clase de biología o educación sexual en su colegio. Pero tanto los padres como los profesores parecen centrarse en la abstinencia o cómo evitar embarazos no planificados y enfermedades de transmisión sexual. Al hacerlo, los padres se pierden conversaciones importantes sobre cómo amar y ser amados.

Aquí, Weissbourd y los autores del informe ofrecen 5 formas de enseñarles a los adolescentes y adultos jóvenes sobre las relaciones sanas:

I) Sé Un/a Filósofo/a del Romance

  • La Razón: Los jóvenes y los adultos entienden cosas muy diferentes cuando dicen que están enamorados. Debido a que nuestra comprensión del amor es vaga y variada, los jóvenes pueden confundir el amor con el enamoramiento, la lujuria, la idolatría o la obsesión. Pueden pensar, por ejemplo, que están enamorados de una persona porque no pueden dejar de pensar en él/ella. O pueden confundir el amor con el aumento en la autoestima que experimentan cuando alguien está románticamente interesado/a en ellos.
  • Intenta Esto: Habla con tu hijo/a sobre las muchas formas del amor. Explica a qué te refieres cuando dices que estás enamorado/a de una persona. Deja que tu hijo/a comprenda que él/ella puede definir estar enamorado/a de forma diferente a otra persona y que no existe una definición universalmente correcta de estar enamorado/a. Pero hay formas de saber si los sentimientos intensos hacia otra persona pueden llevar a relaciones sentimentales sanas o tóxicas. Explora con tu hijo/a adolescente por qué y cómo el amor puede cambiar el curso de nuestras vidas.
  • También: Pregúntale a tu hijo/a qué es lo que él/ella piensa sobre los diferentes tipos de sentimientos intensos. Háblale acerca de cómo las personas pueden sentirse atraídas por otras personas por una variedad de motivos positivos y negativos, y discutan la importancia de comprender por qué tu hijo/a adolescente podría sentirse atraído por otra persona. ¿Se sienten atraído/a por esa persona, al menos parcialmente, porque él/ella es amable, generoso/a y honesto/a? ¿O se sienten atraído/a por esa persona porque él/ella parece inalcanzable o es abusivo/a y/o posesivo/a de alguna forma? Discutir estas preguntas puede brindarles herramientas para distinguir si una relación es sana o tóxica.

II) Habla Sobre las Señales Que Distinguen Una Relación Sana de una Relación Tóxica

  • La Razón: Los adolescentes pueden no saber si están en una relación sana o tóxica. También pueden no saber si sus preocupaciones, sentimientos de decepción o críticas hacia su pareja son normales.
  • Intenta Esto: Hay ejemplos de relaciones sanas y tóxicas en todas partes. Habla con tu hijo/a adolescente sobre las parejas que ambos conocen, y las representaciones de las relaciones de pareja en los medios. ¿Cuáles son sanas? ¿Cuáles son tóxicas? ¿Por qué? Si tu hijo/a adolescente está en una relación, puedes preguntar si les hace más o menos respetuosos, esperanzados, afectuosos y generosos.

III) Habla Sobre las Habilidades Necesarias para Mantener Una Relación Sana

  • La Razón: Mantener una relación sana requiere una variedad de habilidades, incluyendo la capacidad de comunicarse de forma honesta y respetuosa, resolver problemas en forma colaborativa, medir la ira y ser generosos. Las relaciones sanas también se benefician al poder tomar la perspectiva de tu pareja de una manera profunda y dar un paso atrás y ver la relación y su dinámica, fortalezas y dificultades.
  • Intenta Esto: Conversa con tu hijo/a sobre varios ejemplos de relaciones afectuosas y maravillosas. Estos ejemplos pueden ser de familiares o amigos que crees que tienen relaciones románticas maduras, o podrían ser parejas retratadas en libros, televisión y películas. Puedes ver con tu hijo/a adolescente los matrimonios convincentes representados en los medios.

IV) Considera Compartir las Lecciones de tus Propias Relaciones de Pareja

  • La Razón: Podemos extraer nuestras experiencias para obtener ideas sobre el amor maduro e inmaduro, y por qué hay relaciones que funcionan o no funcionan. Los adolescentes a menudo están interesados ​​en nuestras experiencias, parcialmente porque están clasificando en qué se parecen y en qué se diferencian de nosotros.
  • Intenta esto: Piensa en lo que tus relaciones te han enseñado. ¿Fueron sanas o tóxicas? ¿Qué actitudes o comportamientos cambiarías si pudieras? Comparte con tu hijo/a las lecciones que hayas aprendido sobre las habilidades, actitudes y sensibilidades que se necesitan para mantener una relación de pareja sana.

V) Involucra a tus Hijos en Preguntas Éticas Conectadas con las Relaciones Amorosas

  • La Razón: Los alumnos de enseñanza media en adelante se lanzan enérgicamente a preguntas éticas sobre las relaciones de pareja. Por ejemplo; ¿Qué hago si sé que mi mejor amigo/a está engañando a su novio/a, que también es amigo/a mío/a? Reflexionar sobre tales preguntas puede ayudar a los jóvenes a desarrollar mejores relaciones, pero también ayudarlos a desarrollar habilidades de pensamiento crítico y resolución de problemas, y aprender a razonar éticamente cuando se trata de lealtades contradictorias, y hacer preguntas sobre los derechos humanos y la dignidad.
  • Intenta Esto: Junto con tu hijo/a, discutan cómo responder tales preguntas éticas. Comienza por escuchar cómo tu hijo/a respondería estas preguntas, luego comparte tus propias opiniones. A menudo no hay una respuesta correcta. Considera cómo resolver estos dilemas de manera empática, honesta y respetuosa para todas las partes involucradas.

Fuente: Joyce, A. (2017). The sex talk isn’t enough: How parents can teach teens about healthy relationships. Stuff.co.nz. Recuperado de (https://www.stuff.co.nz/life-style/love-sex/92838049/the-sex-talk-isnt-enough-how-parents-can-teach-teens-about-healthy-relationships). Traducido por Maximiliano Bravo.

2 comentarios sobre “Hablar de Sexo No Es Suficiente: ¿Cómo los Padres Pueden Enseñarles a Sus Hijos Adolescentes a Tener Sanas Relaciones de Pareja?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s