El Problema De La “Edad Mental”

Una forma desafortunada en la que a menudo son descritas las personas en el Espectro Autista es a través del concepto de edad mental. “Mi hijo/a tiene 11 años, pero funciona como un/a niño/a de 6 años”. “Mi primo/a es legalmente un/a adulto/a, pero mentalmente tiene 4 años”. Tanto profesionales como no profesionales utilizan este tipo de lenguaje y, a veces, este tipo de evaluaciones de la “edad mental” se utilizan para determinar qué tipo de adaptaciones necesita una persona o cómo será trabajar o interactuar con él/ella.

El problema es que no importa quién los esté usando, la idea completa de “edad mental” no es una forma muy precisa, o en última instancia útil, de describir a las personas en el Espectro Autista, sin mencionar el hecho de que es ridículamente infantilizante y por lo tanto promueve mucho el capacitismo dirigido hacia nosotros. Es sumamente irritante que las personas que viven la condición sean constantemente infantilizadas debido al concepto de “edad mental”, pero es una práctica tan común que si buscas “Espectro Autista” en Google, verás más imágenes de niños pequeños que de adultos.

Todo el paradigma de la “edad mental” se basa en gran medida en hitos del desarrollo basados en observaciones sobre el programa de desarrollo habitual de una persona neurotípica. Se supone que las personas tienen habilidades XYZ a cierta edad y pueden hacer esto o aquello a cierta edad, por lo que si una persona no puede hacerlo a esa edad, entonces en realidad debe ser mentalmente más joven.

Para explicar la falla en esta línea de pensamiento, se citará a la activista autista Emma Zurcher-Long: “El autismo no es un retraso en el desarrollo, sino que es un camino completamente diferente“. Las personas en el Espectro Autista rara vez tienen el perfil de desarrollo lineal y uniforme de las personas neurotípicas, por lo que las hojas de ruta y las líneas de tiempo del desarrollo neurotípicas no se pueden aplicar a las personas que viven la condición y se espera que proporcionen información precisa.

El hecho de que una persona en el Espectro Autista se encuentre en una marca de desarrollo específica en un área no significa que todas sus habilidades estén en el mismo punto que esperaría de una persona neurotípica que se encuentra en el mismo punto en esa área. Estos perfiles de desarrollo desfasados entre las personas en el Espectro Autista significan que el hecho de que una persona que viven la condición esté “retrasada” según los estándares neurotípicos en un área no significa que esté igualmente “retrasada” en todas partes; de hecho, es muy posible que tengan habilidades que están a años luz de lo que cabría esperar de una persona neurotípica de su misma edad.

En última instancia, esta es esencialmente la misma falacia que es una de las razones por las que las etiquetas funcionales no tienen ningún sentido. Esta idea de que se puede resumir la totalidad del “funcionamiento” de una persona con una sola palabra descriptiva, o en el caso de “edad mental”, con un solo número. El mundo real simplemente no funciona de esa manera, porque la realidad tiene muchos más matices que una sola etiqueta o número. Por esta razón, la “edad mental” tampoco es una forma muy práctica de aprender sobre las necesidades de una persona. Trabajar con un/a niño/a en el Espectro Autista de 12 años no es como trabajar con un/a niño/a neurotípico/a de 6 años o menos. No puedes simplemente tratar a una persona como si fuera más joven y asumir que eso significa que de repente estás satisfaciendo sus necesidades. Tampoco puedes suponer que el nivel de comprensión o agencia de una persona será equivalente al de alguna “edad mental” arbitrariamente definida.

Una persona en el Espectro Autista no es “mágicamente más joven”. Ese supuesto es un síntoma de la necesidad de las personas de dividir a las personas en el Espectro Autista en pequeñas cajas ordenadas para no tener que hacer el esfuerzo adicional para tratar de comprender a las personas que viven la condición en algo más que en un nivel muy superficial. El hecho de que una persona logre o no logre un “hito” para una edad específica en una línea de tiempo de desarrollo neurotípico no significa que en realidad tengan esa edad mentalmente, pero que están atrapados en un cuerpo mayor. Los adultos en el Espectro Autista no somos niños en cuerpos adultos. No tenemos la mente de los niños pequeños.

Como adultos en el Espectro Autista, estamos cansados de que el concepto de “edad mental” sea una invitación para infantilizarnos. Estamos cansados de que otros adultos nos menosprecien, o de que nos hablen con voces lentas y agudas y palabras muy simplificadas. Estamos cansados de quedarnos al margen de decisiones importantes que afectan directamente nuestras vidas. Estamos cansados de que no nos digan información importante que pueda afectarnos. Estamos cansados de que las personas hablen de nosotros, con otras personas en la habitación mientras nos ignoran. Estamos cansados de que las personas descarten nuestras preocupaciones sin pensarlo dos veces. Lo crean o no, los adultos en el Espectro Autista con frecuencia estamos interesados en participar en actividades para adultos, como el sexo, el alcohol y ver películas o jugar videojuegos con temas maduros. Estamos cansados de que las personas intenten censurarnos las cosas que todos los adultos tienen derecho a disfrutar.

Usar el concepto de “edad mental” como una invitación para infantilizarnos no solamente es frustrante, sino que también puede ser muy dañino si las personas no reciben toda la información que necesitan para tomar decisiones informadas, se mantienen al margen de eventos importantes o nunca se les educan sobre temas que se consideran “adultos”. Describir a alguien como mentalmente más joven de lo que realmente es descaradamente infantilizante y normaliza este tipo de capacitismo para todas las personas en el Espectro Autista. Por favor, nunca describan a ninguna persona en el Espectro Autista como si tuviera una edad menor a su edad real. Ya es bastante malo que las personas tiendan a ver al Espectro Autista como algo que solo les ocurre a los niños pequeños, este tipo de falacia no necesita más validación de la que ya tiene.

Quizás tú te preguntas qué debes hacer para comunicar las necesidades de una persona en el Espectro Autista en tu vida (o de ti mismo/a) sin usar la “edad mental”, especialmente si has confiado en el pasado en este tipo de evaluación. Una opción muy útil es hacer exactamente lo mismo que harías en lugar de usar etiquetas funcionales: describir las necesidades, fortalezas y dificultades individuales de la persona cuando corresponda. En lugar de decir “este/a es mi hijo/a de 18 años que funciona como un/a niño/a de 5 años”, di “este/a es mi hijo/a de 18 años, que se comunica con una aplicación CAA en un iPad y necesita ayuda para regular sus sentidos en ambientes concurridos”. Esta es una forma mucho más precisa, mucho más específica y mucho más útil de comunicar las necesidades de alguien sin ser infantilizante.

Para terminar, hacer un pequeño esfuerzo adicional para dejar de usar el concepto de “edad mental” puede contribuir en gran medida a promover un mejor tratamiento de las personas en el Espectro Autista. Todos podemos contribuir en la lucha contra el capacitismo y la promoción de un mundo en el que las personas en el Espectro Autista ya no estén infantilizadas por los prejuicios de la sociedad.

Fuente: Quincy. (2021). The Problem With “Mental Age”. Speaking of Autism… Recuperado de (https://speakingofautismcom.wordpress.com/2021/05/27/the-problem-with-mental-age/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Un comentario sobre “El Problema De La “Edad Mental”

  1. Querido Maxi Buenisimo artículo, gracias por la traducción. Es un tema que debemos enfrentar constantemente ante padres que infantilizan a sus hijos autistas con la falsa idea de “edad mental”. Realmente deningrante. Lo compartiré con los padres de la Asociación. Abrazos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s