Aquí Hay un Simple Truco para Cualquier Persona que Encuentre que el Contacto Visual es Demasiado Intenso

Desde una edad temprana, se nos enseña que es educado y asertivo mirar a la gente a los ojos cuando estamos hablando con ellos. La investigación en psicología respalda esto: las personas que hacen mucho contacto visual, siempre que no sea excesivo, generalmente son percibidas como más competentes, confiables e inteligentes. Si deseas causar una buena impresión, entonces, probablemente sea una buena idea encontrar la mirada de la persona con la que está hablando. Sin embargo, seguir este consejo no es necesariamente sencillo para todos. Está bien documentado que la mirada mutua puede ser emocionalmente intensa y distraída, incluso incómodamente para algunos.

Si esta es tu experiencia, puede dar la bienvenida a un estudio publicado recientemente en la revista Perception que documenta un fenómeno conocido como la “ilusión del contacto visual”. En pocas palabras, no somos tan buenos para saber si un interlocutor nos está mirando a los ojos o no. De hecho, tendemos a pensar que lo son, incluso cuando no lo son (un sesgo que se magnifica después de haber sido rechazados). Gracias a esta ilusión, puede dar la impresión de estar en contacto visual simplemente asegurándose de que está mirando en la dirección general de la cara de su interlocutor.

Para demostrar la ilusión del contacto visual, un miembro del equipo de investigación de la Universidad Edith Cowan, Oliver Guidetti, llevó a cabo conversaciones de 4 minutos de “conocerte mejor” con 46 estudiantes universitarios de ambos sexos. Tanto Guidetti como los estudiantes con los que conversaba llevaban gafas de seguimiento ocular. Para la mitad de los estudiantes, Guidetti hizo mucho contacto visual (alrededor del 77 % de las veces, lo que resultó en un contacto visual mutuo durante el 52% de la conversación), como lo haría normalmente. Para los otros estudiantes, él conversó de la misma manera informal, pero redujo su contacto visual deliberadamente a alrededor del 25%, enfocándose más en la región de la boca de sus caras (lo que resultó en contacto visual mutuo por solo el 3% de la conversación) .

La prueba crítica fue cuánto creían los estudiantes en los dos grupos que Guidetti había tratado de hacer contacto visual y cuánto disfrutaron la charla. De hecho, ambos grupos de estudiantes percibieron la misma cantidad de contacto visual y disfrutaron de la conversación la misma cantidad. Un experimento de seguimiento confirmó que esto no se debía a que los lentes de seguimiento visual hacían difícil juzgar la dirección de la mirada.

Los investigadores, incluido el autor principal Shane Rogers, dijeron que sus hallazgos eran consistentes con la evidencia pasada que sugiere que durante la conversación normal, la percepción del contacto visual está dirigida por la otra persona que mira en la dirección general de su cara, no específicamente en sus ojos. Los nuevos hallazgos pueden ser tranquilizadores para cualquiera que quiera ser un buen comunicador pero que encuentre el contacto visual incómodamente intenso. “No te obsesiones por buscar los ojos de tu audiencia, solo mira sus caras de manera más general y deja que la ilusión de contacto visual que experimentan haga el trabajo por ti”, aconsejaron los investigadores.

Fuente: Jarrett, C. (2019). Here’s A Simple Trick For Anyone Who Finds Eye Contact Too Intense. Research Digest. Recuperado de (
https://digest.bps.org.uk/2019/03/07/heres-a-simple-trick-for-anyone-who-finds-eye-contact-too-intense/). Traducido por Maximiliano Bravo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s