¿Por qué las Personas en el Espectro Autista Necesitan Ser Animados a Darle Una Oportunidad a las Cosas?

Si tienes un/a hijo/a, alumno/a o empleado/a en el Espectro Autista, a menudo encontrarás que son muy resistentes a probar cosas nuevas, incluso si parecen ser muy seguras o “fáciles” para ti.

En este artículo, quiero ver por qué las personas en el Espectro Autista son tan resistentes a probar cosas nuevas y por qué es importante seguir intentando superar las barreras. Las estrategias que utilizas para empujar las barreras también son importantes y es fundamental que sepas cuándo retroceder y cuándo agregar un poco de empuje.

I) Miedo al fracaso: Todos tenemos miedo al fracaso. A veces es un miedo muy real a las heridas o la vergüenza, pero a veces es solo el miedo al fracaso. Muchas personas en el Espectro Autista se esfuerzan por lograr la “perfección” en sus vidas y lo que podría parecer un simple fracaso para la mayoría de las personas puede convertirse en un gran problema para ellos.

Algunas personas en el Espectro Autista se torturarán durante décadas con pensamientos y arrepentimientos de “fracasos” que otros ya han olvidado.

También están los problemas de intimidación que surgen del fracaso. Las personas en el Espectro Autista frecuentemente son víctimas de acoso escolar y cualquiera de sus fracasos en público a menudo se quedan grabados en la memoria de sus matones, o, lo que es peor, son filmados para su posterior “tortura”. Estas amenazas son muy reales.

II) Mayores posibilidades de fracaso (sensorial): De alguna manera, las personas en el Espectro Autista pueden tener una mayor probabilidad de fracaso al intentar algo nuevo debido a sus problemas sensoriales y su bajo tono muscular. Si una nueva actividad se basa en la fuerza o en algún otro aspecto de lo físico, entonces la hiper-flexibilidad que tienen algunos individuos en el Espectro Autista puede conducir a heridas fáciles a medida que las extremidades se inclinan más de lo debido.

Si la nueva actividad involucra una gran cantidad de datos sensoriales, incluidas alturas, ruidos de problemas o vibraciones y tacto, sus problemas sensoriales pueden hacerlo más desafiante y, por lo tanto, aumentar la probabilidad de fallo.

Con una presión como esta, no es de extrañar que tantas personas en el espectro simplemente elijan no participar.

III) Tomar un enfoque lógico: Si bien es tentador simplemente “no participar”, esto no es realmente posible en nuestra sociedad e incluso cuando es posible, no es un enfoque muy sano. Necesitamos trabajar duro para lograr que nosotros, nuestros hijos y nuestros amigos en el Espectro Autista amplíen sus horizontes y prueben cosas nuevas.

La mejor manera de hacer esto es adoptar un enfoque lógico porque las personas en el Espectro Autista tienden a ser un poco más lógicas que la mayoría ya menudo responden bien a los argumentos razonados.

Estas son algunas de las preguntas que deben hacerse;

  • ¿Me beneficiará esta actividad?
  • ¿Cuáles son los riesgos? ¿Son excesivos? ¿Son probables?
  • ¿Cuáles son las consecuencias del fracaso?
  • ¿Qué partes de la actividad me dan miedo? (¿Todas? ¿Algunas?)
  • ¿Qué pasos puedo tomar para eliminar o reducir los problemas de miedo?
  • ¿Qué pasará si no hago esto?

IV) Rechazar actividades demasiado arriesgadas: Descubrirás que si sigues esta lista de verificación, será fácil rechazar una actividad demasiado riesgosa.

Por ejemplo; Saltar en bungee

  • ¿Me beneficiará esta actividad? Improbable.
  • ¿Cuáles son los riesgos? ¿Son excesivos? ¿Son probables? Riesgo muy alto pero baja probabilidad de accidente (a menos que esté en un sitio inseguro).
  • ¿Cuáles son las consecuencias del fracaso? Muerte.
  • ¿Qué partes de la actividad temo (todas? ¿Algunas?) Alturas.
  • ¿Qué pasos puedo tomar para eliminar o reducir los problemas de miedo? Nada – Hacer salto en bungee tiene que ver con las alturas.
  • ¿Qué pasa si no hago esto? Nada.

Es muy claro que el salto en bungee es una actividad riesgosa que no proporciona beneficios ni consecuencias. Si quieres hacerlo, está bien, pero si no quieres hacerlo, no deberías sentirte obligado a hacerlo.

V) Aceptar actividades necesarias o beneficiosas: De manera similar, la lista de verificación lo ayudará a identificar las actividades que son beneficiosas para ti.

Por ejemplo, aprender a conducir un montacargas si trabajas en un almacén.

  • ¿Me beneficiará esta actividad? Sí, porque podrás solicitar un ascenso y/o responsabilidades diferentes.
  • ¿Cuáles son los riesgos? ¿Son excesivos? ¿Son probables? Accidente, posibles heridas. No son excesivas, pero existe una probabilidad razonable (al menos hasta que seas más competente).
  • ¿Cuáles son las consecuencias del fracaso? Lo más probable es que algunos productos resulten dañados. El trabajo generalmente aceptará esto.
  • ¿Qué partes de la actividad me dan miedo (¿Todas? ¿Algunas?) Ir rápido y mover cargas muy grandes.
  • ¿Qué pasos puedo tomar para eliminar o reducir los problemas de miedo? Mantener una velocidad lenta y solo levantar objetos pequeños hasta que te sientas más seguro.
  • ¿Qué pasa si no hago esto? Dependiendo del trabajo, es posible que no puedas trabajar o que no puedas progresar.

En este caso, los riesgos son algo más bajos, aunque también son más probables. Hay un beneficio claro para la actividad y consecuencias si no lo haces. Tienes formas de reducir tu estrés al aprender la actividad, por lo que es una meta que vale la pena.

VI) Remover las consecuencias: Para hacer que una actividad parezca menos amenazante, debes considerar eliminar o reducir las consecuencias. Por ejemplo, en lugar de una “prueba” acerca de si o no lograrás ascender en tu trabajo, debes realizar la prueba simplemente para tu propia satisfacción.

Si la prueba es algo que normalmente se realiza frente a tus compañeros o colegas, entonces habla con tu profesor o supervisor sobre si puedes o no “tener una oportunidad” sin ser observado por todas esas personas. Probablemente no cuente como el “resultado final” pero te permitirá fallar o tener éxito a tu manera sin tener que preocuparte por los espectadores o las burlas de los demás.

Si tienes éxito, ganarás mucha confianza. Esperemos que sea suficiente para repetir la “prueba” delante de otros si es necesario.

VII) Empújate, suavemente: Para poder hacer algo nuevo, debes esforzarse un poco en tu “zona de ansiedad”. Por lo general, sabrás lo duro que puedes esforzarte, pero el objetivo es asumir un poco de incomodidad, no desencadenar un colapso a gran escala.

Siempre debes tener un plan en caso de un potencial colapso, en caso de que tus niveles de ansiedad se vean sobrepasados. Para la mayoría de las cosas, esto simplemente será “parar” si es demasiado. Si puedes encontrar a alguien que esté familiarizado con el Espectro Autista y que te apoyará si necesitas parar o tomar un descanso, esto es mejor. De lo contrario, asegúrate de que profesor o supervisor sepa que está saliendo de tu “zona de confort” y que es posible que no puedas completar la actividad.

Siempre es más fácil dar marcha atrás si tienes a alguien a tu lado que entienda tu situación.

VIII) Aprender de los errores: Tus incursiones en un nuevo territorio no siempre tendrán éxito. De hecho, hay muchas posibilidades de que termines con algunos fracasos espectaculares en el camino. Necesitas anticiparlos y aceptarlos por lo que son.

Cada fracaso es una oportunidad para aprender.

Los fracasos no son necesariamente una razón para rendirse. A veces, son una razón para que reevalúes una situación y pienses en lo que podrías hacer mejor o diferente. A veces, son una señal de que se necesita más preparación o que se requieren apoyos adicionales.

Más que nada, los fracasos deben ser reconocidos como una marca de orgullo, una indicación de que intentaste hacer algo que fue increíblemente difícil y fuera de tu “zona de confort”. Date un poco de crédito por intentarlo.

Los fracasos no deberían convertirse en barreras y usted no debería torturarse a sí mismo pensando demasiado en ellos. Solo decide si y cuando estés listo para darle otra oportunidad y qué necesitas para ser más efectivo la próxima vez.

IX) Celebra tus éxitos: Sorprendentemente, el éxito no es tan importante como el fracaso. Cuando tienes éxito en algo, simplemente funciona y puedes darte una palmadita en la espalda. No aprendes tanto como de un fracaso.

Sin embargo, celebra tus éxitos. Cada pequeño éxito significa que has recuperado un poco del terreno en el que la gente dice “no puedes hacer eso”.

Recuerda; no hay tal cosa como “no puedo”. Sólo hay “todavía no”. Puedes hacer las cosas a tu manera cuando estés listo.

Fuente: Bolland, G. (2019). Why Autistic People need to be Encouraged to “Give things a Go”. Life With Asperger’s. Recuperado de (https://life-with-aspergers.blogspot.com/2019/04/why-autistic-people-need-to-be.html). Traducido por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s