Di Lo Que Quieres Decir

Di lo que quieres decir.

Cuando dices: “Odio el autismo“, lo que quieres decir es “Necesito un chivo expiatorio para mi odio hacia los desafíos conductuales de mi hijo/a. Me siento estresado/a“.

Cuando dices “Ojalá hubiera una cura para el autismo“, lo que quieres decir es “Quiero reemplazar a este/a niño/a con alguien que no me obligue a enfrentar el hecho de que la sociedad maltrata a aquellos que son notablemente diferentes“.

Cuando dices “Esto (frustraciones, comportamientos inadecuados, incapacidad para hablar, necesidades de apoyo global) es el verdadero autismo“, lo que quieres decir es “Mi experiencia de autismo es la única que es válida porque no soy feliz”. Por lo tanto, me molestan las familias que dicen que son felices“.

Cuando dices “El autismo destruyó mi matrimonio“, lo que quieres decir es “Mi matrimonio se está cayendo a pedazos, así que voy a culpar al autismo porque si no lo hago tendré que enfrentar todas las causas del fracaso de nuestra relación de pareja y no quiero hacerlo“.

Cuando dices “El autismo arruinó mi carrera“, lo que quieres decir es “Elegí dejar mi carrera y me arrepiento de eso. Es más fácil culpar a las circunstancias que aceptar que renuncié a hacer algo por mi propia voluntad y ahora me arrepiento de haber tomado tal decisión.

Cuando dices “No puedo morir. Si muero, la vida de mi hijo/a será destruida“. lo que quieres decir es “A mi hijo/a no le han enseñado habilidades para la vida. No sé qué adaptaciones y apoyos permitirán que mi hijo/a viva una vida autónoma en la comunidad. No sé qué le deparará el futuro a mi hijo/a y no sé cómo preparar un plan de vida acorde a sus necesidades. Mi hijo/a depende de mi único cuidado. No he formado una vida fuera de la suya, así que no puedo ver la vida sin que mi hijo/a me necesite. No confío en las opciones actuales para la transición de mi hijo/a a la vida adulta, pero no me doy cuenta de que yo tengo el poder de exigir el cambio en lo que está fuera de mi hogar “.

Cuando dice “El autismo destruyó nuestras finanzas“, lo que quiere decir es “Tomamos decisiones apresuradas y en ocasiones de alto riesgo sobre cómo nuestro/a hijo/a autista recibiría terapias y tratamientos, y gastamos demasiado dinero que no teníamos en la idea de que si nuestro/a hijo/a recibía suficiente tratamiento rápidamente podrían enmascarar su autismo y podríamos declarar a nuestro/a hijo/a curado/a. Pero eso no sucedió y ahora es el momento de enfrentar el hecho de que ahora debemos lidiar con la realidad financiera que tenemos ante nosotros. Sufrimos dificultades financieras y necesitamos ayuda“.

Cuando dices “No eres como mi hijo/a“, lo que quieres decir es “El grado de discapacidad de mi hijo/a me da certeza de que no tendrá una vida autónoma porque creo que la autonomía y la independencia son lo mismo. No puedo imaginar a mi hijo/a viviendo en la comunidad porque los apoyos necesarios para que eso ocurra parecen imposibles de lograr“.

Cuando dices “Mi bebé es un ángel“, lo que quieres decir es “Necesito infantilizar a mi hijo/a porque no puedo manejar la idea de que él/ella está creciendo y sus diferencias intelectuales harán que su vida adulta le sea muy difícil. Entonces evitaré esas realidades al nunca dejar que mi hijo/a crezca“.

Cuando dices “Las vacunas causaron el autismo de mi hijo/a“, lo que quieres decir es “No puedo aceptar la posibilidad de mi propia responsabilidad genética en la neurología de mi hijo/a. Estoy enojado/a y quiero dirigir esa ira hacia la ciencia médica porque no han podido averiguar por qué la neurología de mi hijo/a es diferente y no han encontrado una manera de enmascarar esa diferencia“.

Cuando dices “Lloro por mi hijo/a todos los días“, lo que quieres decir es “He creado un/a hijo/a imaginario que idealizo y creo que debería ser mi hijo/a. Cuando me enfrento a la realidad de quién es mi hijo/a, rechazo esa realidad y quiero a mi hijo/a idealizado que nunca hubiera existido, y llorar por el hecho de que no puedo reemplazar a mi hijo/a real con el imaginario”.

Cuando dices “El autismo raptó a mi hijo/a“, lo que quieres decir es “Estoy enojado/a porque los doctores no están encontrando formas de mejorar la capacidad de mi hijo/a para funcionar mejor en la sociedad. No puedo manejar la culpa de que mi hijo/a sea autista”. Así que seguiré culpando a todo y a todos , y al hacerlo mostraré a mi hijo/a neurodivergente que no lo/la acepto tal como es. Es muy difícil para mí luchar contra la discriminación, luchar por la inclusión, luchar por mejorar la calidad de la vida de mi hijo/a. Así que me mantendré enfocado en culpar y exigir una cura, con la esperanza de que un día me despierte y me digan que la diferencia de mi hijo/a no es mi culpa, o que pueden tomar una píldora y hacer que todo desaparezca“.

Di lo que quieres decir.

Luego analiza lo que realmente estás diciendo.

Enfrenta tus propios miedos y suposiciones. Considera buscar ayuda si te sientes estresado/a y deprimido/a. El asesoramiento familiar puede ayudar a aclarar una gran cantidad de tristeza y frustración, y este cambio inmediatamente mejorará la vida para ti, tu familia y tu hijo/a autista.

Fuente: (2014). Say What You Mean. Intersected. Recuperado de (https://intersecteddisability.blogspot.cl/2014/04/say-what-you-mean.html?showComment=1396733882206&m=1). Traducido por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s