¿Por qué No Me Escuchas? Los 3 Elementos Esenciales de la Comunicación

Esa es la vieja pregunta, ¿No? ¿Por qué no me escuchas?

Tú sueñas con un mundo perfecto donde las camas siempre están hechas, la tareas se hace con rapidez y calidad, los dientes se cepillan con frecuencia, tus puntos de vista son claramente expresados y entendidos, y nunca hay discusiones innecesarias.

Lamentablemente, ese no es el mundo en el que vivimos. Es un fastidio, lo sé.

Entonces, ¿Qué haces al respecto? ¿Estás condenado a revolcarse en la miseria mientras estos problemas quedan sin resolución? Claro, si quieres. ¡Pero hay una manera mejor! Lo creas o no, es posible navegar expertamente las relaciones y situaciones sociales que te rodean todos los días.

Para trabajar esta magia necesitas aprender y dominar un conjunto muy especial de habilidades. Es uno amplio y variado, pero lo resumiremos en una palabra: Comunicación.

Ahora la mayoría de nosotros tenemos una buena idea de qué es la comunicación, pero sólo para estar seguros de que todos estamos en la misma página vamos a definirlo. Si nos fijamos en la etimología de la palabra “comunicación” se deriva de la palabra latina “communis“, que literalmente significa “hacer común“. Así que para nuestros propósitos de hoy, vamos a definir la comunicación como cualquier acción que transmita información a otro ser humano. Básicamente, sólo algo que transmita información a la muestra compartida (común) de conocimiento, significado y comprensión. Este “algo” puede ser prácticamente cualquier cosa: las palabras que dices, tu tono de voz, tus expresiones faciales y lenguaje corporal, tu comportamiento, la ropa que llevas puesta, la lista suma y sigue.

Así que ahora estoy seguro de que estás muriendo para convertirse en un comunicador excepcional, y aprender todo sobre cómo lograr esto. Paciencia, mi joven Padawan. Antes de que podamos examinar todas esas cosas impresionantes, primero debemos aprender los 3 elementos esenciales de la comunicación.

I) Elemento Esencial #1: Crear un Lenguaje Compartido

¿Recuerdas la última vez que leíste el menú en un elegante restaurante italiano y te diste cuenta de que no sabes hablar italiano? Entonces puedes comenzar a apreciar la importancia del lenguaje compartido. El lenguaje se define simplemente como las palabras que usamos y los significados que les asignamos. Así que si tú y yo tenemos un lenguaje compartido entonces estamos usando las mismas palabras con las mismas definiciones.

Voy a ilustrar por qué este principio es importante con un ejemplo. Tu hijo está jugando videojuegos y le recuerdas que él necesita limpiar su habitación. Él dice: “¡Claro!”, Hace una pausa en el juego, y promete hacerse cargo de ello. Tranquila, sales de la habitación. Una hora más tarde miras su habitación. Se ve mejor que antes, pero todavía no está limpia por lo que interrumpes su juego una vez más para informarle de este hecho. La conversación que sigue suena más o menos así:

“Hijo, tu habitación todavía no está limpia.”

“Sí lo está.”

“No, la cama no está hecha y todavía hay cosas tiradas en el suelo.”

“Mamá, lo limpié hace 10 minutos. Está bien. Déjalo.”

Obviamente, cuando dijiste “limpia tu habitación” tú y tu hijo tenían definiciones muy diferentes de lo que significaba esa frase. Esta diferencia en definiciones, significados asignados y entendimientos es una de las fuentes más comunes de conflicto que vemos todos los días. Para crear un lenguaje compartido necesitarías sentarte con él, discutir cada una de sus percepciones y llegar a una definición mutuamente acordada.

II) Elemento Esencial #2: Escuchar y Entender

Digamos que tu auto no avanzará. Afortunadamente, tú sabes una o dos cosas sobre autos, aunque no seas un experto. Tú estás apurado por lo que sin tomarte el tiempo para mirar en el motor e investigar la razón tú decides que el problema debe ser la línea de combustible. Entonces tú sales y gastas mucho dinero para reemplazarla. Entonces, para tu consternación, tu auto todavía no avanza. El problema no era la línea de combustible.

Todos intuitivamente sabemos que este comportamiento sería ridículo. No muchos de nosotros gastaríamos mucho dinero en una parte automotriz muy cara sin alguna evidencia que esa parte era de hecho el problema.

Entonces, ¿por qué lo hacemos en nuestras relaciones? No tiene mucho sentido.

Digamos que tu hijo no está haciendo su tarea de matemáticas, pero sin mucha investigación o reflexión asumimos que él simplemente no está lo suficientemente motivado y tú procedes a imponerle consecuencias y explicarle los méritos de sacar buenas notas. Sin embargo, tras varias semanas sin resultados satisfactorios, descubrimos que esto nunca se trató de un problema de motivación, sino que se trataba de un problema de aprendizaje. Hay una gran parte de él que quiere hacer su tarea, simplemente no entiende los conceptos conduciendo a una ansiedad y confusión inmensa que lo hace cerrarse y entrar en Modo de Defensa.

Esta es una de las mayores razones de por qué escuchar y entender es tan importante. Todas las habilidades de comunicación y resolución de problemas en el mundo no pueden ayudarte si no entiendes cuál es el problema basal. Parafraseando las palabras del Dr. Stephen Covey, “Antes de empezar a subir la escalera del éxito asegúrate de que esté apoyada contra el muro indicado”.

Por favor, tómate todo el tiempo necesario para hacer preguntas y demuestra un genuino interés en entender la situación, y luego asegúrate de haber entendido bien. Hazle un resumen a la persona sobre lo que acaban de decir. Esto ayudará a asegurarte de que realmente hayas entendido la situación, y también tiene el positivo efecto secundario de ayudar a la persona a sentirse realmente escuchada, apreciada y validada.

III) Elemento Esencial #3: Conocimiento, Habilidades y Práctica

¿Alguna vez intentaste hacerle a alguien una cirugía de corazón abierto sin conocimiento previo de anatomía humana o técnicas quirúrgicas? ¡Por supuesto que no!

Tú reconoces la importancia primordial de tener habilidades y conocimiento en esa situación y saber que si entras allí y empiezas a hacerle tajos al cuerpo de la persona probablemente vas a hacer más daño que bien. La comunicación funciona de la misma manera. Si hay una situación emocional muy compleja, de alto riesgo, y entras allí sin ningún conocimiento o habilidades, probablemente no vas a manejar muy bien dicha situación.

Este último elemento esencial es bastante sencillo. La comunicación efectiva es una habilidad como cualquier otra. No es algo que nazcas sabiendo. Tienes que aprenderla. Lamentablemente, sin embargo, a la mayoría de nosotros no se nos enseña una comunicación efectiva y saludable, ni tampoco muchos de nosotros tuvimos amigos y familiares en nuestras vidas que nos han sido un ejemplo de buena comunicación. Si esta descripción te resulta aplicable, entonces instamos a que el aprendizaje de la comunicación y las habilidades sociales sea una de tus principales prioridades.

Rompe los patrones destructivos. Cambia tu vida. Supera las dificultades de tu vida a través de obtener mayor conocimiento y ponerlo en práctica para adquirir y perfeccionar tus habilidades de comunicación para una mejor vida social. La diferencia que hará en tus relaciones y felicidad en general no tiene precio. Muchos de los que se embarcan en este camino pasan años leyendo innumerables libros con el fin de obtener la información más relevante y cambiar su forma de pensar acerca de las relaciones. Aunque eso lleva mucho tiempo, ¿Vale la pena? ¡Obvio que sí!

Un futuro esplendoroso y lleno de relaciones más felices, más productivas y más satisfactorias te está esperando. ¿Estás dispuesto a dar el gran salto?

Fuente: (2017). Why Won’t They Just Listen? The 3 Essentials Of Communication. Asperger Experts. Recuperado de (https://www.aspergerexperts.com/communication/3-essentials-of-communication/). Traducido por Maximiliano Bravo.

4 Pasos para Crear Confianza

Si eres padre, maestro, terapeuta o una persona en el Espectro Autista aprender a crear confianza produce relaciones más fuertes, menos Modo de Defensa y una mejor calidad de vida en prácticamente todas las áreas.

Dado que gran parte de la vida en el Espectro Autista significa entender, vivir y eventualmente salir del modo de defensa, y ya que salir del Modo de Defensa depende de conexiones y confianza, aprender a crear confianza es esencial.

Criar a una personas en el Espectro Autista es prácticamente imposible sin un fuerte grado de confianza entre padres e hijos. (Lo mismo vale para enseñar a una persona en el Espectro Autista o para ayudarlos en un entorno terapéutico).

Aprender a construir confianza es una de las mejores habilidades que puedes aprender. Aquí está cómo hacerlo.

¿Qué es la confianza exactamente?

Antes de poder crear confianza, necesitará saber qué es exactamente lo que intenta hacer. Es lo mismo que tratar de “ser feliz” sin entender lo que eso significa.

La confianza proviene del noruego antiguo “Treysta” que significa “confiar en, sentirse fuerte o seguro”. En resumen, si tienes confianza, sientes que puede confiar en lo que estás confiando. Te hace sentir fuerte y seguro.

Si no tienes confianza, no tienes nada o nadie en quien confiar. No hay seguridad. Eso es la causa de Modo Defensa, fomentando tendencias al aislamiento, y perjudicando severamente tu calidad de vida.

La creación de confianza es específica del dominio. Tú puedes confiar en alguien para que te prepare un almuerzo bueno y saludable,  pero no confíe en que estén emocionalmente disponibles si lo necesitas.

Como crear confianza

La confianza se construye a través de la interacción y/o la comprensión de la persona, lugar, sentimiento, sensación, evento o cosa que está en un estado actual de desconfianza con.

Sin la interacción o la comprensión, la confianza no puede ser creada. Por ejemplo: Si conozco a alguien nuevo, la única manera de ganarme su confianza es interactuando con él para compartir experiencias, sentimientos, ideas, etc … o leyendo lo suficiente sobre él para entender sus experiencias y competencia en aquello en que yo deseo confiar en él.

En resumen: La primera vez que se reúne con un neurocirujano, ya hay un elemento de confianza allí debido a su posición y el entendimiento compartida que conlleva tal posición.

Pero si no hay entendimiento compartido (lo que suele ser el caso), entonces la interacción es el camino a seguir.

En concreto, la interacción que tiene 4 características presentes con el fin de crear confianza. Si falta alguna de estas características, no funcionará. Debe ser:

I) Recurrente: Significa que sucede más de una vez. Con el fin de hacer un nuevo juicio de fiabilidad, necesitarás nueva información y familiaridad, lo que significa que tendrás que participar a menudo en la interacción.

II) Íntima: Significa que la interacción se sienta personal y única para la persona específica. Una carta de formulario enviada por una compañía sin rostro no genera confianza.

III) Positiva: Significa que terminas la interacción en un mejor estado que cuando la empezaste. Si intentas hacer algo y el resultado final es negativo, se evidencia una reducción de la confianza que se buscó crear.

IV) De Bajo Riesgo: Con el fin de interactuar con algo que no tienes mucha confianza, la interacción tiene que ser de riesgo bastante bajo. Si no confías en el sabor de un determinado alimento, habrán otras comidas deliciosas en el menú por si acaso.

Si alguien sugiere un tema de alto riesgo en la conversación, entonces toda esa interacción ahora podría considerarse de “alto riesgo”. Esto es determinado por TODAS las partes involucradas en la interacción. Si para ti el riesgo es bajo, pero para la otra persona es alto, entonces es de alto riesgo en lo referido a esta fórmula.

Estos 4 elementos deben estar presentes en cualquier plan para crear confianza, ya sea con alimentos, personas, ideas, sensaciones, etc. Si no existen, la meta de crear confianza no tendrá éxito.

Fuente: (2016).  The Trust Building Process: 4 Steps To Building Trust. Asperger Experts. Recuperado de (https://www.aspergerexperts.com/defense-mode/4-steps-to-building-trust/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Modo de Defensa: Una Perspectiva Diferente sobre cómo Entender y Ayudar a las Personas en el Espectro Autista

Por Modo de Defensa se entiende como un estado en el que las personas en el Espectro Autista sienten miedo, frustración, o enojo, lo que resulta en un aislamiento prolongado.

En Modo de Defensa, todo es más difícil porque las personas en el Espectro Autista están constantemente tratando de protegerse contra una amenaza inminente, percibida, pero extremadamente vaga.

La amenaza percibida crea la misma ansiedad que una situación que amenaza la vida. Afortunadamente, la gran mayoría no son amenazas reales, sino simplemente señales de que el cerebro percibe como amenazas.

En términos científicos, lo que sucede es un nido de “problemas” biológicos, neurológicos y psicológicos complejos que se combinan entre sí. En pocas palabras, simplemente hay demasiado para procesar a la vez. La mayor parte es interna e invisible.

Desde una perspectiva exterior, el Modo de Defensa puede parecer alguien que está desmotivado, poco dispuesto, poco cooperativo o “grosero”. A menudo se le llama Trastorno Negativista Desafiante, Trastorno de Estrés Post-Traumático, desmotivación, adicción a los videojuegos, entre otros nombres.

Con una comprensión limitada, todos esos datos son acertados hasta cierto punto. Ellos pierden, sin embargo, la comprensión clave del Modo de Defensa: Las personas en el Espectro Autista están en Modo de Defensa y se aíslan porque sienten miedo, angustia y/o enojo, no porque estén siendo groseros o desobedientes.

Para complicar aún más las cosas, es aterrador enojarse con quienes te apoyan cuando estás en Modo de Defensa. Añade un miedo de abandono a la mezcla y la situación entra a un nivel más catastrófico.

Cuando estás en Modo de Defensa, desde que tú gastas la mayoría de tus recursos luchando contra tus sentimientos, el mundo exterior o cualquier otra cosa tú lo percibes como una amenaza. Por lo tanto, tienes limitados recursos sobrantes para el funcionamiento diario.

Alguien que está en Modo de Defensa también tiene dificultades para regular su estado emocional, conectarse con otros, no obsesionarse completamente con algo singular y darle rumbo a su vida (tanto metafóricamente como físicamente).

Así que hasta que salgas del Modo Defensa, es muy difícil aprender habilidades sociales, hacer amigos, tener un buen desempeño escolar y laboral, y cuidar de ti mismo y manejar el estrés propio de la vida cotidiana.

Sin embargo, una vez que salgas del Modo Defensa, todo cambiará. Debido a que no estás luchando contra tus sentimientos con todos sus recursos, de repente tienen 100 veces más energía que antes. Tu cuerpo y mente comienzan a funcionar en armonía, y sientes que está ganando todo tipo de habilidades vitales. En realidad, esas habilidades vitales solamente son partes de tu cuerpo y mente que terminaron su inercia y volvieron a brillar.

¿Cómo saber si alguien está en Modo de Defensa?

Entonces, ¿cómo saber si tú, o alguien más, está en Modo de Defensa? Por lo general, las personas que están en Modo de Defensa viven muy aisladas.

Ellos tienden a sentir continuamente miedo, ira o evitación, tienen problemas médicos o generalmente parecen estar en hipervigilancia perpetua. En resumen: Viven a la defensiva. Muy a la defensiva.

El Modo de Defensa es la causa subyacente del 99% de los problemas socioemocionales que afectan a las personas en el Espectro Autista. Una vez que sales del Modo de Defensa, es como si encendieras un interruptor de luz.

De repente se hará más evidente. De repente, todo será más fácil. De repente “lo entenderás todo”.

Entonces, ¿cómo salir del modo de defensa?

Cuanto más luches, más estás en Modo Defensa. Eso significa resistir tus sentimientos, tu ambiente, tus relaciones y tu cuerpo y mente.

Cuanto más aceptes, confíes en tus sentimientos (cualesquiera que sean), tu ambiente, tus relaciones y tu cuerpo y mente, menor será el Modo de Defensa. Las conexiones se volverán más evidentes y valiosas.

En resumen: Más conexiones (con cualquier cosa o cualquier persona) = Menos Modo de Defensa.

Más separación (de cualquier cosa o alguien) = Más Modo de Defensa.

Por lo tanto, las maneras de salir del modo de Defensa implican el desarrollo de confianza en las áreas de sentimientos, sensaciones, entornos, relaciones y tu cuerpo y mente.

Estas son algunas tácticas útiles para lograrlo:

I) Dejarlo ser:  Este es la táctica más simple de todas. Deja que todos tus sentimientos sean tal como son. Eso significa no controlarlos, manipularlos, tratar de cambiarlos, evitarlos o resistirlos, o rellenarlos e ignorarlos. Que sean tal como son y observarlos tal como son. Si haces esto por 1 minuto, y te comprometes a no cambiar nada y simplemente observarlo todo, tu vida cambiará para bien.

II) Darte espacio: En resumen: Paciencia. Date un poco de espacio para existir. Sin juicios. Sin necesidad de ser productivo. Sin necesidad de arreglar las cosas. Simplemente perdónate a ti mismo, acéptate, y recuerda, todo a su tiempo. 

 III) Redefinir el estrés: ¿Sabías que el estrés solamente es malo para ti si tú piensas que lo es? Los individuos que sufren más estrés son los que creen que el estrés es malo para ellos. Aquellos que no creen que el estrés es malo, pero en su lugar lo ven como una forma para que sus cuerpos se preparen para afrontar los desafíos no sufren los efectos nocivos de la tensión en sus vidas.
Fuente: (2016). Defense Mode: A Different Perspective On Understanding And Helping Someone With Asperger’s. Asperger Experts. Recuperado de (https://www.aspergerexperts.com/defense-mode/defense-mode-a-different-perspective-on-understanding-helping-someone-with-aspergers/). Traducido por Maximiliano Bravo.