Usando La Inflexibilidad Para Enseñar La Flexibilidad

Los jóvenes en el Espectro Autista a menudo tienen diferencias en sus habilidades de flexibilidad. A veces, estos se denominan “problemas de flexibilidad” o “rigidez cognitiva y conductual”. Ciertamente, estas diferencias pueden obstaculizar muchas situaciones cotidianas, como las interacciones sociales, la transición a actividades menos preferidas, el manejo de las diferencias/cambios y pensamiento flexible (pensamiento de “panorama completo”). Pero estas diferencias en flexibilidad también pueden ser la clave para ayudar a los jóvenes en el Espectro Autista a “atascarse” en ser más flexibles y usar el pensamiento de panorama completo.

A continuación hay algunos consejos y expresiones lingüísticas para usar en tu vida cotidiana que pueden ayudar a tu hijo/a a ser más flexible:

I) Celebrar Las Formas En Que La Inflexibilidad Es Útil: Los jóvenes en el Espectro Autista son muy buenos para “quedarse atascados” y ser menos flexibles. Aunque a menudo necesitamos ayudar a nuestros hijos a ser más flexibles, podemos celebrar igualmente su habilidad especial para quedarse atascados porque puede ser una gran fortaleza en muchas situaciones.

Por ejemplo, ser capaz de enfocarse en ciertas actividades, temas o rutinas puede conducir a resultados positivos. Piense en el/la joven que se fija en un tema determinado (como la programación de computadoras) y se convierte en un/a verdadero/a experto/a. Temple Grandin es un gran ejemplo de una persona en el Espectro Autista que es una experta altamente valorada por su profundo conocimiento en un área, en su caso, cómo construir mataderos humanitarios.

La inflexibilidad también impulsa la persistencia y la perseverancia. La “rueda chirriante” que hace las cosas a menudo es una persona que se apega a algo que es importante y no se desanima.

II) Enseñar Habilidades Para Distinguir Entre La Inflexibilidad Útil Y La Inflexibilidad Perjudicial: Con un poco de entrenamiento, los adolescentes en el Espectro Autista pueden aprender a aprovechar su capacidad de perfeccionar algo para desarrollar otros hábitos positivos, incluida la capacidad de quedarse atascados en la flexibilidad. En otras palabras, podemos ayudarlos a desarrollar su autoconciencia y el hábito de notar su tendencia a atascarse, para que puedan tomar decisiones sobre si quedarse atascados en un determinado tema o actividad les ayuda a ganar o perder poder en su vida. Entonces podemos ayudarlos a aprender a distinguir entre la inflexibilidad útil y la inflexibilidad perjudicial.

III) Reconocer Que Una Persona Con Un Cerebro Inflexible Necesita Y Merece Adaptaciones: Al igual que una persona miope usa lentes o una persona con silla de ruedas obtiene una rampa de escaleras, una persona con inflexibilidad basada en el cerebro tiene derecho a adaptaciones básicas, como rutinas predecibles, horarios de actividades visuales, eliminación de transiciones innecesarias y advertencias de cambios futuros.

Estas son adaptaciones razonables, y es importante que las personas en el Espectro Autista aprendan a pedirlas con voz respetuosa pero firme. Modela esto primero y luego ayúdalos a hacer valer sus derechos por si mismos:

  • Ayudándoles a escribir una lista de adaptaciones útiles.
  • Juegos de rol para solicitar adaptaciones.
  • Ir con ellos para solicitar adaptaciones o redactar un correo electrónico con ellos, si lo necesitan.

IV) Ayuda A Un/a Joven A Desarrollar Pensamiento De Panorama Completo: Hay un tipo muy especial de “atascamiento” en el Espectro Autista, que llamamos “atascarse en los detalles”. Esto es cuando un/a joven que vive la condición se enfoca en los detalles, pero no necesariamente ve la idea principal o el panorama completo. Es posible que haya notado esto cuando una persona en el Espectro Autista lee un párrafo y puede contarle muchos hechos, pero se esfuerza por resumir el tema del párrafo. Atascarse en los detalles puede ser muy poderoso, pero si siempre estamos atascados en los detalles, entonces podríamos perdernos el panorama completo. Por esa razón, es importante ayudar a las personas en el Espectro Autista a darse cuenta cuando están atrapados en los detalles. Con el tiempo pueden adquirir el hábito de reconocer cuándo están enfocados en el nivel de detalle y aprender a alejarse para ver el panorama completo. Aquí hay algunas frases que puede usar para fomentar este tipo de pensamiento:

  • “Ese es un detalle maravilloso. Vamos a fijarnos en eso. Entonces podemos volver al panorama completo”.
  • “¡Que detalle mas interesante! ¿Cuánto tiempo deberíamos fijarnos en eso? ¿Treinta segundos o un minuto?
  • “¡Me encanta cómo notas los detalles! Y una vez que hayamos terminado con los detalles, podemos pasar al panorama completo”.

V) Enseña Habilidades Para Ser Mas Flexible Y Mantenerse En Control De Malos Sentimientos: Modela cómo el pensamiento flexible te ayuda a sobrellevar la frustración, los eventos inesperados, las demandas irrazonables o los momentos que demandan una gratificación tardía. Discute los desafíos de flexibilidad que encuentras. Trata de usar exactamente las mismas palabras o frases cada vez con todos en tu familia (incluso su cónyuge o suegro/a). Usa frases como:

  • “Atascado/a en un detalle”: “Estoy tan enojado/a que mi camisa se arruinó en el lavado. No estoy empacando para nuestro viaje mañana. ¿Pueden ayudarme a dejar de estar atascado en este detalle? ”O“ ¿Estamos atascados en un detalle? ”O“ ¿Cuál es el panorama general aquí? ”O“ ¿Esto es útil o está mal atascado? ”
  • “Plan B”: “Acabo de quemar la salsa de tomate. Necesito un plan B para la cena. ¿Qué tal una pizza? ”O“ ¿Cuál es tu plan B? ”O“ ¡Necesitamos un plan B! ”

Trabaja para mantener un espíritu de diversión y creatividad al usar estas frases e ideas. Si estas palabras y conceptos se usan como críticas o junto con sentimientos y castigos negativos, un/a joven en el Espectro Autista puede llegar a no gustarles. Queremos ayudar a nuestros hijos a enamorarse de la flexibilidad o, como mínimo, a verla como algo interesante y útil.

Como con cualquier cosa nueva, lograr que tus hijos se atasquen en este nueva costumbre llevará tiempo y persistencia. Muchos de nosotros encontramos estas ideas y habilidades útiles en nuestra propia vida adulta. Piensa en cómo puede aplicar estas habilidades para usted y sus propios desafíos, y luego el lenguaje le resultará natural a medida que lo uses con tu hijo/a.

Fuente: Kenworthy, L. & Strang, J. (2017). USE INFLEXIBILITY TO TEACH FLEXIBILITY. Research Autism. Recuperado de (https://researchautism.org/use-inflexibility-to-teach-flexibility/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Comunicación Y Resolución De Conflictos Para Las Personas En El Espectro Autista

Cuando se trata de conflictos, no muchas personas los disfrutan y muchos de nosotros no estamos realmente seguros de cómo manejarlos adecuadamente. Muchas veces, tenemos dificultades para decir lo que realmente sentimos porque no queremos que otros se enojen con nosotros y algunos de nosotros podríamos tener dificultades para confiar en que tenemos la capacidad de controlar nuestra propia ira. Para las personas en el Espectro Autista, la resolución de conflictos a veces resulta difícil porque no están seguros de qué es y qué no es apropiado decir o sentir, o no saben cómo equilibrar su necesidad de ser honestos con su necesidad de ser aceptados por las personas con quienes están hablando.

Tan aterrador como el conflicto es a menudo; Sin embargo, a veces es inevitable. La mayoría de las personas, no solo las personas en el Espectro Autista, tienen cosas que son muy importantes para ellos, sentimientos que los abruman y creencias que les apasionan. Todas las personas son individuos y, a veces, los deseos y necesidades de una persona están obligados a chocar con los de otra persona. Si te encuentras incapaz de hablar, es posible que otros ni siquiera se den cuenta de que sus necesidades entran en conflicto con las tuyas, o que su comportamiento te está preocupando. Debido a esto, es importante aprender a manejar los conflictos.

Recuerda que todos los sentimientos son válidos

Las personas en el Espectro Autista muchas veces quedan atrapadas preguntándose si sus sentimientos están bien. Puede que les preocupe que se enojen por algo que no molesta a los demás, o que su respuesta emocional no sea apropiada. Si bien a menudo es útil mirar los pensamientos detrás de las emociones, todos los estados emocionales son de hecho legítimos. No importa si otra persona se sentiría enojada por una situación en particular, no censures tus sentimientos.

Las emociones no son de alguna manera mandatos para actuar de cierta manera y aquí es donde se hace fácil tropezarse. Varias personas piensan que si están enojados y tienen ganas de gritar, pegar o empujar a otra persona, de alguna manera está bien hacerlo; no es así. Permítete sentirte triste o enojado por el comportamiento de otra persona y luego decide cómo quieres lidiar con la situación.

Separa tus sentimientos sobre lo que alguien está haciendo de tus sentimientos sobre la persona

Las personas con en el Espectro Autista muchas veces ven las cosas en blanco y negro, lo que puede dificultar juzgar situaciones o navegar por las relaciones. Varias personas en el Espectro Autista piensan que si están decepcionadas o enojadas con otra persona, ya no pueden amarla. Buscan reprimir la ira que sienten porque creen que si se enojan con alguien ya no podrán tener una relación con esa persona. Del mismo modo, podrían tener miedo de que si alguien está enojado con ellos, la relación haya terminado.

Claramente, no tiene por qué ser así. En lugar de idolatrar a algunas personas mientras demoniza a otras, intenta ver a las personas como personas. Todos tienen algunas cualidades que te gustan y otras que no. Si una persona encuentras que tiene más cualidades positivas que negativas, la persona es alguien que deseas mantener en tu vida.

Ejerce empatía antes de acercarte a un conflicto

Es muy fácil tomárselo todo personalmente, especialmente porque mirar las cosas desde la perspectiva de otra persona puede no ser natural para ti. Después de haber reconocido tus sentimientos hacia ti mismo y haberlos procesado un poco, el siguiente paso es intentar ver la situación desde la perspectiva de la otra persona. Hacerlo es importante por un par de razones.

A veces, la empatía ayuda a disminuir la intensidad de tus propios sentimientos. Puedes estar enojado con el comportamiento de otra persona e incapaz de pensar con claridad, pero si puedse verlo desde la perspectiva de la otra persona, podría ayudar a atenuar su enojo. Por ejemplo; Si estás enojado porque alguien no te respondió una llamada telefónica, usar la empatía podría ayudarlo a ver que la otra persona está particularmente estresada u ocupada en este momento. Todavía puedes estar enojado, pero no estarás tan enojado que no puedas lidiar con el problema.

La empatía puede ayudar a la otra persona a escucharte una vez que abordes el conflicto. A nadie le gusta escuchar que todos tienen la culpa o que necesitan cambiar. Ese tipo de actitudes coloca a las personas a la defensiva. Si puedes venir de un lugar de comprensión del punto de vista de la otra persona, te será más fácil escuchar lo que tiene que decir.

La empatía puede evitar que hagas suposiciones. Muchas veces, suponemos que las personas nos están haciendo cosas, o que nos molestan, cuando la realidad es que la otra persona no estaba pensando en nosotros en primer lugar. Si podemos mirar con empatía el comportamiento de otra persona, podemos ver que el comportamiento puede no ser sobre nosotros y es menos probable que lo acusen de algo o actúen como si nos estuvieran atacando personalmente.

Si necesita calmarte, aléjate

Para muchas personas en el Espectro Autista, la incertidumbre de un conflicto no resuelto provoca ansiedad extrema o incluso pánico. Las personas en el Espectro Autista quieren resolver los conflictos de inmediato para conocer su posición con los demás. Desafortunadamente, este enfoque no siempre funciona. Si tus emociones son demasiado intensas o altas, no podrás tomar todos los pasos necesarios para resolver un conflicto con éxito.

No tengas miedo de tomarte un poco de tiempo. Tomarte el tiempo y alejarte no significa que esté renunciando a la relación con la persona, o de alguna manera tirar la toalla. Significa que te estás tomando el tiempo que necesitas para llegar a una resolución exitosa. Si te preocupa que los sentimientos de otra persona puedan verse afectados por tu deseo de tomarte un tiempo, puedes hacerles saber que lo estás haciendo para ayudar a la relación. Podría decir, por ejemplo, ‘Estoy realmente molesto, no quiero hacerte daño con mis palabras. Me tomaré un tiempo para calmarme y podemos hablar de esto más adelante‘.

Escucha tanto como hablas

Tomarte el tiempo para escuchar completamente a la otra persona es importante para todo tipo de comunicación. Es particularmente importante en la resolución de conflictos porque las emociones de las personas son altas e intensas y ambas partes necesitan ser escuchadas para poder resolver el conflicto. Cuando la otra persona está hablando sobre sus emociones, es importante:

  • Hacer contacto visual durante 2 o 3 segundos a la vez para que la otra persona sepa que la estás escuchando con genuino interés.
  • Asentir con la cabeza y decir ‘OK’ después de que la persona hace un punto para demostrar que la has escuchado
  • Resumir lo que la otra persona te ha dicho cuando termine de hablar.

Hacer estas cosas muestra a la otra persona que estás escuchando. También debes prestar atención a lo que la otra persona te está diciendo. No te concentres en lo que vas a decir a continuación mientras la otra persona está hablando. Cuando la otra persona haya terminado y tú hayas resumido lo que te dijo, espera un segundo para ver si la persona va a decir algo más. Si la otra persona ha terminado de hablar, puedes comenzar a decir lo que quieras.

Intenta ver a la otra persona como si estuviera de tu mismo lado

Muchas personas, estén o no estén en el Espectro Autista, ven el conflicto como una competencia en la que una persona de alguna manera “gana” o “pierde”. Tal actitud es contraproducente porque los mantiene a ambos enemistados. En cambio, mira el conflicto como un desafío a superar. Ambos tienen sentimientos, necesidades y deseos que entran en conflicto. El desafío es encontrar una solución que beneficie a ambas partes involucradas.

El uso de las habilidades para escuchar ayuda a disipar las actitudes competitivas porque cuando escuchas a la otra persona, dejas de preocuparse por tener siempre la razón a favor de comprender cuáles son los sentimientos, necesidades y deseos de la otra persona. Después de que ambos hayan comunicado su lado del conflicto, es hora de trabajar para encontrar una solución al problema. Es útil usar una hoja de papel para pensar en soluciones. Durante el proceso de lluvia de ideas, no rechaces ninguna idea como “equivocada”. Escribe todas las ideas que surjan y luego escuchen y comuníquense para determinar qué solución puede funcionar mejor para ambos.

Los conflictos son difíciles para todos. No existe una fórmula establecida para resolver conflictos como la hay para problemas de ciencias o matemáticas. Si trabaja para resolver conflictos de una manera que mejore la autoestima de todos, todos se beneficiarán. No esperes ser perfecto en eso, especialmente cuando estás comenzando. Simplemente haga su mejor esfuerzo para abordar los conflictos de una manera madura y de mente abierta y encontrará que obtiene más de lo que desea y experimenta menos estrés cuando surgen conflictos.

Fuente: (2015). People with Autism: Communication and Conflict Resolution. Disabled World. Recuperado de (https://www.disabled-world.com/health/neurology/autism/conflicts.php). Traducido por Maximiliano Bravo.

7 Habilidades Sociales Claves para Ayudar a los Niños en el Espectro Autista a Sobrellevar el Acoso Escolar

Si bien el fenómeno del acoso escolar está creciendo a un ritmo alarmante, numerosos estudios han demostrado que los niños en el Espectro Autista enfrentan un riesgo extremadamente alto de ser acosados. La evidencia científica disponible sugiere que existe un fuerte vínculo entre los dificultades de habilidades sociales experimentadas por los niños que viven la condición y su vulnerabilidad al acoso escolar.

Como resultado de sus dificultades para interpretar las señales sociales y comprender las intenciones de los demás, por ejemplo, los niños en el Espectro Autista con frecuencia se convierten en víctimas de los llamados actos de acoso “encubierto”, por lo que son manipulados por compañeros de clase para comportarse de una manera que los exponga al ridículo y la humillación.

La intervención especializada que se centra en la capacitación en habilidades sociales tiene un gran potencial para revertir esta tendencia devastadora, ya que puede equipar a los niños con habilidades sociales valiosas que se pueden usar como estrategias para enfrentar el acoso escolar.

Dentro del vasto espectro de habilidades sociales, parece haber 7 habilidades que son particularmente importantes cuando se brinda apoyo a niños en el Espectro Autista para enfrentar incidentes de acoso escolar:

  • Percepción de la emoción: Reconocer los sentimientos propios y los sentimientos ajenos.
  • Decodificar señales sociales y hacer inferencias sociales.
  • Toma de perspectiva y habilidades de empatía más amplias.
  • Habilidades de resolución de conflictos.
  • Regulación de la emoción: Ser capaces de manejar los propios sentimientos.
  • Confianza en dirigirse a los demás: Ser firmes y asertivos.
  • Habilidades para resolver problemas: Elegir un comportamiento adecuado en diferentes situaciones sociales.

Veamos ahora cómo estas habilidades sociales se manifiestan y adquieren importancia:

  • Antes de que ocurra un incidente de acoso escolar.
  • Durante un incidente de acoso escolar.
  • Después de un incidente de acoso escolar.

I) Antes de que Ocurra un Incidente de Acoso Escolar

El acoso escolar no se produce sin señales de advertencia. Para poder detectarlas, los niños necesitan dominar las siguientes habilidades:

Habilidades Sociales Necesarias

a) Percepción de emociones: Reconocer las emociones de los demás. Por ejemplo. Reconocer cuando alguien está enojado/a contigo.

b) Toma de perspectiva: Reconocer las intenciones de los demás para poder responder adecuadamente. Por ejemplo. ser capaz de entender que un/a compañero/a de curso que te está pidiendo que le permitas que te copie tu tarea y te quite el dinero de tu bolsillo o la mochila para que puedas ser su amigo/a, lo más probable es que realmente no quiera ser tu amigo/a.

c) Hacer inferencias sociales: Interpretar señales sociales y extraer conclusiones dentro de situaciones sociales. Por ejemplo. Ser capaz de reconocer qué tipos de comportamiento son o no son formas de acoso escolar.

II) Durante un Incidente de Acoso Escolar

Como resultado de ser víctima de un incidente de acoso escolar, es probable que un/a niño/a exprese una amplia gama de emociones negativas.

Ser capaz de controlar estas emociones y alejarse de la escena del incidente de acoso escolar son habilidades esenciales para garantizar que el/la niño/a se mantenga a salvo.

Habilidades Sociales Necesarias

a) Regulación de la emoción: Poder controlar tus sentimientos. Por ejemplo poder controlar tu ira.

b) Habilidades de resolución de conflictos: Poder resolver un conflicto a medida que surge. Por ejemplo, poder pensar rápidamente en una solución que posiblemente satisfaga a los dos niños involucrados en un conflicto.

c) Confianza en dirigirse a los demás: Ser firme y asertivo; ser capaz de responder asertivamente a los comentarios negativos que un/a compañero/a de curso puede hacer acerca de tu apariencia, capacidades o intereses. Por ejemplo respondiendo al comentario de un/a compañero/a de curso, como “Tu pelo se ve horrible”, diciendo “Esa es tu opinión”.

d) Habilidades para resolver problemas: Elegir un comportamiento adecuado en diferentes situaciones sociales. Por ejemplo, saber cuándo decirle a alguien que deje de hacer algo que te molesta o determinar cuándo y cómo pedirle ayuda a un adulto.

III) Después de un Incidente de Acoso Escolar

El acoso escolar puede tener un impacto devastador en el bienestar emocional de un/a niño/a, especialmente en el caso de los niños en el Espectro Autista, que ya pueden sentirse excluidos por sus compañeros y la comunidad escolar.

Además de fomentar su confianza, las actividades de seguimiento deben centrarse en ayudar a los niños a aprender a generalizar los incidentes para que sepan cómo responder en una situación similar en el futuro y para fomentar las habilidades sociales que necesitan para superar los sentimientos negativos que pueden experimentar cuando se encuentran con los niños que los han molestado ​​diariamente en el colegio.

Habilidades Sociales Necesarias

a) Habilidades para resolver problemas: Elegir un comportamiento apropiado en diferentes situaciones sociales. Por ejemplo, saber cómo reconocer un incidente de acoso escolar similar en el futuro y cómo reaccionar ante él.

b) Toma de perspectiva y habilidades de empatía más amplias: Las habilidades de empatía te pueden ayudar a adaptarte a estar en el mismo ambiente escolar que los niños que te han molestado. Interesarte en las perspectivas de otros niños también puede ayudarte a formar nuevas amistades y así aumentar tu autoestima.

c) Regulación de la emoción: Poder controlar tus sentimientos. Por ejemplo aprender a controlar las emociones negativas que surgen debido a tu experiencia previa de acoso escolar y reaccionar positivamente a los encuentros sociales con tus compañeros.

Identificar las principales habilidades sociales a las que los niños pueden recurrir en cada etapa de un incidente de acoso escolar y brindar instrucción explícita sobre estas habilidades, paso a paso, puede ayudar considerablemente a los niños en el Espectro Autista a enfrentar los incidentes de acoso escolar más eficazmente.

Este tipo de entrenamiento en habilidades sociales específicas se puede lograr utilizando una amplia gama de métodos, como la intervención especializada (intervención grupal, individual o mediada por pares) y recursos basados ​​en escenarios de situaciones sociales basadas en juegos de roles y en imágenes que incita a los alumnos a hacer inferencias sociales y a encontrar soluciones a los problemas de interacción social.

Fuente: Natsa, S. (2015). 7 Key Social Skills to Help Children with Autism Cope with Bullying. Upbility.net. Recuperado de (https://upbility.net/blogs/news/17371485-7-key-social-skills-to-help-children-with-autism-cope-with-bullying). Traducido por Maximiliano Bravo.

Una Vida Más Organizada Para Adultos en el Espectro Autista

Los adultos en el Espectro Autista pueden tener problemas para organizar sus vidas. Pueden tener dificultades con sus relaciones interpersonales, trabajo y la vida en general, sin saber por qué. Esto a menudo conduce a la ansiedad y puede resultar en obsesiones con rutinas rígidas, y puede surgir una angustia severa si se interrumpen las rutinas.

Puede ser difícil hacer planes para el futuro y organizar la propia vida cuando se trata de tareas secuenciadas. Algunas personas en el Espectro Autista compensan esto en exceso por ser extremadamente meticulosos en su planificación y por tener extensas listas de tareas escritas o mentales.

Factores como la ansiedad, el estrés, la depresión y las múltiples demandas pueden tener serios efectos en las capacidades de la organización. Las consideraciones importantes para mejorar el bienestar general incluyen:

• Una dieta equilibrada y suplementos apropiados, es decir, vitaminas.
• Suficiente sueño reparador
• Ejercicio regular
• Estrategias de relajación y reducción del estrés.
• Seguir las pautas de medicación prescritas y el consejo médico.
• Evitar el alcohol, los cigarrillos y las drogas.

I) Estructura: La estructura nos permite poner la mayor parte de nuestras vidas en piloto automático y reservar creatividad, memoria y novedad para áreas más importantes. Las personas en el Espectro Autista, en especial, necesitan darle una estructura a sus vidas, ya que usualmente tienen menos capacidad para enfrentar sorpresas e interrupciones en sus rutinas. Es crucial tener tareas bien definidas para el día o la semana por delante.

Establece un horario cada día que garantice el estilo de vida saludable que se menciona arriba. Por ejemplo, el sueño puede ser regulado adecuadamente acostándose y despertándose a la misma hora. Las horas de comida deben ser a horas establecidas y nunca saltárselas. Trabaja con tu familia o pareja para organizar un plan semanal para visitar a otras personas, hacer ejercicio y cualquier programa de superación personal.

II) Organiza tu ambiente: Obtén una agenda, un diario o un cronograma electrónico y escribe las cosas en el orden en que las va a hacer. Adquiere el hábito de revisar tu agenda al comienzo de cada día o la noche anterior. Las estrategias para organizar el entorno incluyen las siguientes:

• Usar un sistema de notas al lado del teléfono.
• Usar un fichero grande y hacer planes.
• Tener un lugar especial para guardar objetos que tienden a desaparecer.
• Etiquetado o códigos de colores en los armarios como un recordatorio de dónde se guardan las cosas
• Atar objetos a lugares, por ejemplo. una pluma para el teléfono o una llave para un cinturón.

Una lista de tareas es una herramienta útil. Consigue una pizarra y colócala en algún lugar de tu casa. Escribe en ella las cosas que tiene que hacer y luego bórrelas a medida que las complete. A veces la gente enumera 50 proyectos y ninguno de ellos está hecho. Si tiene este problema, cree una lista de los cinco proyectos que deseas hacer y escríbelos en la pizarra. No agregues otro proyecto a la lista hasta que complete uno de los cinco elementos. A medida que sumas uno, debes restar uno. Es posible que desees limitarlo a solo tres proyectos si cinco te resulta agobiante.

III) Establecer metas: Todos tenemos objetivos que nos hemos propuesto alcanzar, a menudo a un nivel subconsciente. Las metas nos mantienen enfocados en un propósito y nos ayudan en los momentos difíciles en que muchos otros menos motivados se rendirían. Una persona que quiere sacar el máximo provecho de la vida a menudo tiene varios objetivos al mismo tiempo.

Al establecer metas, puede salir de la mentalidad negativa y ayudarte a ti mismo a obtener más control a tu vida. Vale la pena exponerlos por escrito y acercarlos paso a paso. Es crucial tener una idea precisa de sus fortalezas y debilidades. No es infrecuente tener ideas poco realistas con expectativas de cómo manejar las diferentes áreas, por lo que puede ayudar a discutir sus fortalezas y debilidades con un familiar de confianza.

Una forma de planificar y organizar un objetivo consiste en diseñar un calendario de objetivos que puede incluir algunas de las siguientes secciones:

• Objetivo
• Tarea / pasos
• Periodo de tiempo
• Objetivo de finalización
• Barreras potenciales
• Cómo superar las barreras.
• Beneficios de alcanzar la meta.
• Medidas de éxito.

Es importante darte cuenta de las emociones o necesidades subyacentes detrás de un objetivo. Por ejemplo, es posible que desees encontrar trabajo pero que hayas tenido problemas aquí en el pasado. ¿Por qué quieres trabajar? Puede ser la sensación de ser productivo, ser parte de un equipo y sentirte respetado por tus compañeros. En este caso, puedes considerar hacer voluntariado para una organización comunitaria que puede lograr estas necesidades subyacentes.

Alcanzar metas es un proceso paso a paso. Puede parecerte demasiado intimidante al principio, pero tu familia o amigos pueden brindarte apoyo y asistencia de forma gradual. Solucionar los problemas cuando se vive en el Espectro Autista es más como un maratón que una corrida. Tanto tú como tu familia y amigos necesitan paciencia, actitudes positivas y mucho apoyo amoroso el uno para el otro.

Las metas deben ajustarse para adaptarse a tu estilo de aprendizaje o pasatiempos. Si odias leer o escribir, entonces tus metas no deberían usar ejercicios escritos o leer libros. Si no te importa escribir, llevar un diario es una excelente manera de registrar tu progreso, especialmente cuando sientes que no estás llegando a ningún lado. Un diario puede realizar un seguimiento de los “tres pasos adelante, dos atrás” que a veces pueden aparecer en la recuperación.

En resumen

Todas estas sugerencias son estrategias compensatorias que compensan las habilidades que mundo no autista espera que tengas. La buena noticia es que las estrategias correctas pueden recorrer un largo camino para satisfacer estas demandas. ¡Todo lo que se necesita es el compromiso de implementar estas estrategias y ser paciente contigo mismo!

Fuente: (s.f.). Getting Your Life Organized. Autism-Help. Recuperado de (
https://www.autism-help.org/adults-aspergers-organized.htm). Traducido por Maximiliano Bravo.

Espectro Autista y Función Ejecutiva

Muchos individuos diagnosticados en el Espectro Autista no se sienten cómodos con el concepto de “disfunción ejecutiva”. Y no es muy difícil saber por qué. El problema es que parece referirse a toda una serie de dificultades, con una gama de causas y manifestaciones subyacentes. Es un concepto útil para hablar sobre aspectos del Espectro Autista que históricamente han estado ausentes de la forma en que hablamos y diagnosticamos, pero que a menudo son fundamentales para lo que hace que el Espectro Autista sea incapacitante. También llama la atención sobre las similitudes entre el Espectro Autista y otras diferencias neurológicas, como el Déficit Atencional, que puede ser útil para pensar.

El concepto ‘función ejecutiva’ puede definirse como ‘la capacidad psicológica para hacer las cosas’. Wikipedia amplía un poco esto, definiendo ‘funciones ejecutivas’ (nótese el plural) como ‘un conjunto de procesos cognitivos necesarios para el control cognitivo de la conducta: seleccionar y controlar con éxito las conductas que facilitan la consecución de los objetivos elegidos’.

Entonces, ¿por qué es esto un problema para los individuos diagnosticados en el  Espectro Autista? Varios factores entran en juego, y es por eso que surgen dudas sobre el término. Por sí solo no explica mucho, pero una vez que reconoces que es un término general, puedes comenzar a ver lo que está bajo el paraguas.

Por ello, resulta muy necesario prestarle atención a la inercia autista. Ponerse en marcha, detenerse, cambiar de planes o cambiar de tarea son como conducir un gran camión cuando tienes un cerebro autista.

Otro factor es la enorme dificultad que tienen los individuos diagnosticados en el Espectro Autista para dedicarle atención a tareas que no les interesan. Es difícil entender lo serio que es esto, porque por supuesto a nadie le gusta hacer cosas aburridas. Sin embargo, es mucho más que eso, en parte por el punto anterior. Dejar de hacer o pensar en algo en lo que realmente están absortos es realmente difícil en el mejor de los casos. Parar para hacer algo que no les interesa es mucho más difícil. Ponerse manos a la obra con cosas que les desagradan activamente es realmente un gran desafío.

Esto está relacionado con el “perfil desfasado” de los individuos diagnosticados en el Espectro Autista: la forma en que a menudo presentan islas de alta capacidad, pero muchas de las cosas con las que resultan difíciles. Sus recursos de procesamiento tienden a estar altamente concentrados y difíciles de redistribuir. Intentar cambiarlos a voluntad puede ser agotador, y a veces es inútil.

Hablando de agotamiento, es mucho más difícil para alguien redirigir activamente su atención si están cansados, y la vida cotidiana a menudo es muy cansadora para los individuos diagnosticados en el Espectro Autista. Se les espera que naveguen por un mundo sensorial no diseñado para ellos, para mantener relaciones sociales basadas en reglas arcaicas que nadie explica y para adaptarse constantemente a las prioridades de otras personas. A menudo, toda una vida de lidiar con estas cosas nos deja con ansiedades y neurosis adicionales que hacen la vida aún más agotadora. Además de eso, la mayoría de los individuos diagnosticados en el Espectro Autista tienen problemas para dormir lo suficiente, al menos de vez en cuando.

Otro factor relevante para las funciones ejecutivas es la dificultad con la intercepción: la percepción de lo que está sucediendo dentro de nuestros propios cuerpos. Al igual que con todos los sentidos, los individuos diagnosticados en el Espectro Autista tienen una manera de no detectar las señales en las que no están sintonizados, mientras que son incapaces de desactivar otras señales. Eso puede significar que no logren reconocer cuando están hambrientos, cansados ​​o necesitan ir al baño, registrándose en cambio solo una vaga angustia que hace que sea aún más difícil dirigir su atención hacia donde debe ser dirigida. Alternativamente, lo que podría ser una señal menor para alguien sin Espectro Autista puede convertirse en una distracción imposible de ignorar. Esto probablemente también se relaciona con la forma en que los individuos diagnosticados en el Espectro Autista pueden encontrar dificultades para realizar un seguimiento del tiempo, especialmente cuando estamos profundamente enfocados en algo, otra cosa más que se incluye bajo el título de “funciones ejecutivas”. Es más difícil planear tu tiempo de manera efectiva si sigues perdiendo la noción de cuánto ha pasado.

Es importante reconocer que estas cosas no son totalmente negativas. La inercia está estrechamente relacionada con una capacidad de hiperconcentración y, a veces, desactivar las señales de sus cuerpos forma parte de eso. Esto último también les permite seguir adelante cuando otros se dan por vencidas. Aún así, reconocer las dificultades agrupadas bajo el encabezado de “función ejecutiva” es clave para familiarizarse con el Espectro Autista e identificar estrategias y adaptaciones útiles.

Entonces, ¿cómo lidiar con las funciones ejecutivas que no funcionan de la manera que las personas quieren? Los recordatorios son un buen comienzo, ya sea de personas, tecnología o agendas y calendarios pasados ​​de moda, que pueden ser una excelente manera de mantener un sentido general de lo que está por venir, siempre y cuando tenga la costumbre de mirarlos.

Los horarios y los días bien estructurados pueden ser realmente útiles, pero a veces pueden ser contraproducentes si el individuo diagnosticado en el Espectro Autista no se siente totalmente en control. También listas de tareas, y algunas veces funcionan mejor si son muy detalladas, en parte porque es mucho más fácil comenzar con pequeñas tareas, en lugar de tratar de lidiar con un gran trabajo en su totalidad. No debe subestimarse la importancia de descansar lo suficiente, tanto en términos de sueño y tiempo de inactividad, a fin de conservar la energía necesaria para hacer bien las tareas. Es crucial tener en cuenta que la sobrecarga sensorial e incluso el filtrado de fondo de estímulos excesivos puede ser agotador y tomar medidas para minimizarlo. Hay que ser muy comprensivos con la necesidad de los individuos diagnosticados en el Espectro Autista de tomarse un tiempo para sentirse preparados para hacer la siguiente actividad.

Quizás lo más importante es aceptar que los problemas colectivamente etiquetados como “disfunción ejecutiva” pueden hacer que muchas cosas sean muy difíciles para los individuos diagnosticados en el Espectro Autista. No es algo que deba ser tratado como un error moral cuando esto causa problemas; no sirve de nada pretender que la fuerza de voluntad es suficiente para solucionarlo. Hay que probar diferentes estrategias; lo que funciona para un individuo puede no funcionar para otro. Cuanto haya más y mejor comprensión sobre las causas basales, mejores serán las estrategias de apoyo, lo que repercutirá en una mejor calidad de vida para los individuos diagnosticados en el Espectro Autista.

Fuente: Murray, F. (2018). Autism and Executive Fundction. Medium. Recuperado de (https://medium.com/@Oolong/autism-and-executive-functions-fb7bd42b7345). Traducido por Maximiliano Bravo

Las Habilidades Blandas No Crecen en los Árboles: Debes Esforzarte para Desarrollarlas

Las habilidades blandas no crecen en los árboles. Debes trabajar en ellos. No, realmente funciona porque, al igual que los árboles, las habilidades blandas tardan en crecer.

En este posteo, quiero centrarme en el proceso de desarrollo de habilidades interpersonales y la mentalidad que deberías tener al adquirirlas.

I) Ser paciente: Tómate el tiempo para desarrollar las habilidades blandas que necesitas. Si al principio no tienes éxito, o parece que no está sucediendo nada, sigue. ¿Un colega conflictivo o un proyecto difícil te pilló desprevenido? ¿No puedes entender esas ideas o situaciones complejas? Nos pasa a todos. Solo recupera el rumbo tan pronto como puedas. Entonces, cuando encontramos algo particularmente difícil, es una buena señal de que vamos en la dirección correcta. Tu cerebro está trabajando, primero para crear las conexiones químicas necesarias para la memoria a corto plazo, y luego las conexiones neuronales funcionales y estructurales requeridas para la memoria a largo plazo. No te rindas solo porque es difícil o lento.

II) Ser atento: Toma nota de lo que está sucediendo en tu entorno. Aunque las cosas pueden suceder bastante rápido en el trabajo, trata de notar el aprendizaje mientras sucede o las oportunidades de aprendizaje a medida que surgen. ¿Necesita ser resiliente, mostrar empatía o tomar su iniciativa? ¿Te estás perdiendo la oportunidad de aprender de la difícil situación del trabajo en equipo que acaba de surgir? Observa las tensiones, ansiedades o incertidumbres, ya que son buenos indicadores de que tu cerebro intenta establecer una nueva conexión. Maneja esas emociones y situaciones a tu favor.

III) Ser reflexivo: También debes reflexionar sobre el aprendizaje después de que haya sucedido. Monitorear el aprendizaje ayuda más de lo que la gente suele pensar. No solo prueba lo que sabes, sino que también proporciona una inspiración invaluable que te motivará a seguir adelante cada vez que tengas un día libre. Anota todo en tu cuaderno como evidencia de progreso. También te ayudará a comprender cómo aprender mejor.

IV) Ser progresivo: Busca maneras de seguir mejorando tus habilidades. Es como desarrollar un músculo. Un atleta continúa agregando cada vez más peso a su rutina de ejercicios ​​para ayudar a que el músculo (específico) se vuelva más y más fuerte. Haz lo mismo con tus habilidades blandas.  La mayoría de los profesionales nunca se mueven más allá de un nivel estándar de competencia porque una vez que sienten que han llegado a una etapa de saber lo suficiente, dejan de aprender. Sé diferente. No te detengas.

V) Ser de mente abierta: Alimenta tus habilidades blandas con una amplia gama de fuentes. Un árbol no sobrevive y crece solo con agua, sino que también absorbe la luz del sol y los nutrientes del suelo. Necesita los tres para producir la energía que necesita para crecer. Del mismo modo, busca una variedad de métodos y fuentes para proporcionar energía al desarrollo de tus habilidades blandas. Por ejemplo, use libros, videos y podcasts junto con tu práctica. Acércate a tu comprensión de cada habilidad sblanda desde una perspectiva diferente. Sé creativo. Mientras más hagas esto, más fuerte y rápido se desarrollarán las conexiones neuronales en tu cerebro. Y pronto verás la adquisición a largo plazo de las habilidades blandas que tú deseas.

Fuente: Davies, C. (2016). Soft skills don’t grow on trees: you must work to develop them. Recuperado de (https://graduatecoach.co.uk/blog/soft-skills-dont-grow-on-trees-you-must-work-to-develop-them/). Traducido por Maximiliano Bravo.