Infantilizar a las Personas en el Espectro Autista No Solamente es Ofensivo; También es Peligroso

¿Alguna vez has sido infantilizado? ¿Tratado con condescendencia, como si fueras significativamente menor de lo que realmente eres? Es una situación muy frustrante; te hace sentir que no estás siendo tomado en serio o tratado como un ser humano igual.

Mientras que las personas neurotípicas pueden enfrentar la infantilización caso por caso, las personas en el Espectro Autista o con cualquier discapacidad, sea ésta física, cognitiva, socioemocional o sensorial, a menudo se enfrentan a un grado problemático. Y aunque es frustrante y ofensivo ser tratado como si fueras un bebé indefenso cuando realmente eres un adulto, este tipo de infantilización tiene consecuencias de mayor alcance de lo que uno podría pensar. Y por eso es sumamente necesario tomar una posición contra este tipo de tratamiento, incluso si las intenciones son buenas.

I) ¿Qué formas toma la infantilización?

La infantización puede adoptar diferentes formas:

  • Cambiar los patrones del habla; (por ejemplo, hablar en voz baja, hablar más despacio, hablar más fuerte (cuando un individuo no tiene problemas auditivos) y hablar en un tono más alto)
  • El uso de apodos afectuosos con diminutivos (“cosita”, “dulcecito”, etc) en el contexto de una relación de amigos o conocidos (en lugar de una relación familiar o romántica)
  • Hablar por un individuo o no hablar directamente con él o ella (por ejemplo, hacerles comentarios y preguntas a un padre o cuidador en vez del propio individuo), cuando son capaces de hablar por sí mismos
  • Tomar una decisión en nombre de un individuo que es capaz de tomar sus propias decisiones y/o menospreciar su opinión sobre un asunto determinado
  • Ser demasiado protector; ocultar información a un individuo que tiene la edad suficiente para manejarla (por ejemplo, no hablar sobre sexo) o prohibir una actividad apropiada para su edad (como prohibir a un joven de 27 años ver una película para mayores de 18 años)
  • En definitiva, tratar a una persona que definitivamente no es un niño como si fuera un niño

II) ¿Por qué las personas en el Espectro Autista son infantilizadas?

La sociedad, por lo general, cree que “discapacidad” es sinónimo de “incapacidad”. Como resultado, las personas en el Espectro Autista y otras condiciones similares a menudo pueden ser vistos como inocentes, dependientes de otros, merecedoras de lástima, y en general, menos que sus pares que no viven la condición en todo sentido. Menos capaces, menos inteligentes … simplemente menos. Esto puede conducir a una sociedad que los trata de manera condescendiente e infantilizante.

Incluso las personas que no los ven de esta manera todavía pueden perpetuar dinámicas de infantilización. Los padres, por ejemplo, pueden ser sobreprotectores hacia sus hijos adultos por temor a que el mundo podría hacerles daño. En lugar de dejarlos crecer y ser independientes, pueden sentir que es mucho más seguro para ellos asegurar que se mantengan como “niños eternos”. Esto puede incluso ser cierto de los padres de hijos neurotípicos.

Además, algunas personas en el Espectro Autista podría parecer que actúan más jóvenes en comparación con su edad cronológica. Aunque merecen ser tratados como los adultos que realmente son, pueden ser tratados como más jóvenes de lo que son debido a su comportamiento.

III) ¿Cuáles son las consecuencias de la infantilización?

El mayor y más obvio problema con ser infantilizado es que es frustrante e insultante. Ya sea intencional o no, la infantilización degrada a una persona. Significa tratar a alguien como si estuvieran por debajo de ti, lo que obviamente es irrespetuoso e hiriente.

Pero la infantilización también viene con algunas consecuencias más insidiosas. Piensa de nuevo en la idea de ocultar información sobre sexo a una persona, solo por estar en el Espectro Autista, ya sea porque piensas que no necesita saber sobre ello o necesita ser “protegido/a” de ello. ¿Cómo, entonces, sabrán sobre el abuso sexual, algo que las personas en el Espectro Autista intrínsecamente corren mayor riesgo? ¿Cómo, entonces sabrán sobre el consentimiento y dirán que “no” cuando alguien les hace algo inapropiado?

¡Aún hay más! ¿Cómo, entonces, sabrán dónde pueden acceder, y luego usar correctamente, anticonceptivos a la hora de tener relaciones sexuales por primera vez? ¿Cómo, entonces, sabrán a quién recurrir para buscar apoyo, y qué medidas tomar, si ocurre un embarazo no planificado, o bien, si contraen una enfermedad de transmisión sexual?

También pueden borrar su voz. Todo ser humano vivo merece ser escuchado y tomado en serio. Sin embargo, los adultos con discapacidades, incluyendo el Espectro Autista, pueden encontrarse ignorados o menospreciados, basándose en el supuesto de que su opinión no es válida o que “no entienden la situación actual”.

La infantilización también puede crear una profecía autocumplida. Asumir que una persona no es capaz de ser independiente y tomar sus propias decisiones puede conducir a comportamientos que harán que esa persona sea más dependiente e incapaz de tomar sus propias decisiones. ¿Cómo las personas en el Espectro Autista lograrán ser independientes cuando los demás hacen todo por ellos y jamás los dejan tomar sus propias decisiones?

IV) ¿Qué podemos hacer para dejar la infantilización?

Hay varias cosas, grandes y pequeñas, que podemos hacer para combatir este punto de vista y tendencia en nuestra sociedad:

  • En primer lugar, no es una mala idea evitar hacer referencia a su “edad mental”, a menos que esté hablando específicamente de ellos en un contexto donde su nivel de habilidad necesite ser conocido y abordado. El hecho de que un hombre o una mujer de 22 años tenga “la edad mental de un/a niño/a de 3 años” no significa que él o ella no merezca ser tratado/a como un/a adulto/a. Sin embargo, referirse a su edad mental podría hacer que él o ella sea tratada como si fuera un/a niño/a.
  • En segundo lugar, siempre es importante presumir competencias, es decir, asumir que alguien es capaz de entender lo que estás diciendo, incluso si no estás seguro. Aquí hay más información sobre la importancia de presumir la competencia, además sobre cómo hacerlo.
  • En tercer lugar, escuchar lo que la persona tiene que decir. Incluso si tú debes actuar en su nombre, todavía puedes tomar en cuenta sus aportes, sentimientos y opiniones.
  • Y por último, llamarles la atención suavemente y respetuosamente a los individuos que expresan actitudes y prácticas infantilizantes. A menudo, los individuos no tienen intención de actuar de formas tan humillantes y denigrantes; simplemente no saben cómo intervenir correctamente a un adulto en el Espectro Autista. A pesar de sus buenas intenciones, sin embargo, la infantilización todavía le resulta dolorosa a algunas personas. Pídanles que traten a las personas en el Espectro Autista como adultos, justo como lo harían con cualquier persona.

Todas las personas, estén o no estén en el Espectro Autista, merecen ser tratadas con respeto y dignidad humana básica. Evitar la infantilización es una forma poderosa  de mostrar respeto a los que son diferentes, no menos.

Fuente: Stout, A. (2017). Infantilizing People with Autism Isn’t Just Offensive; It’s Also Dangerous. The Autism Site Blog. Recuperado de (http://blog.theautismsite.com/infantilization-autism/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Todos Tienen Derecho a Tomar sus Propias Decisiones

¿Cómo te sentirías si no tuvieras voz en donde vives? ¿O dónde trabajas? ¿O con quién compartes tu tiempo? ¿O qué puedes comprar y gastar tu dinero? Eso es lo que puede suceder a los adultos mayores y las personas en situación de discapacidad cuando alguien más tiene el poder de tomar decisiones por ellos, como cuando se les somete a una tutela.

Creemos que todo el mundo tiene derecho a tomar decisiones. El modelo de apoyo en la toma de decisiones es una forma en que los adultos mayores y las personas en situación de discapacidad pueden tomar sus propias decisiones y mantenerse a cargo de sus vidas, mientras reciben la ayuda que necesita para hacerlo.

I) Modelo de Apoyo en la Toma de Decisiones: Como Decidimos

El modelo de apoyo en la toma de decisiones es solamente una manera elegante de describir cómo todos tomamos decisiones. Todos necesitamos ayuda para tomar decisiones, todos los días. Piensa en ello: cuando el médico te dice que tienes una “lesión somática” o una “obstrucción braquial”, o algo que suena como un idioma extranjero, ¿qué haces? Cuando no sabes la diferencia entre deducciones “detalladas” y “estándar”, ¿cómo puede presentar tu declaración de impuestos? Cuando el mecánico dice que tu auto tiene una “junta de cabezal reventada”, ¿cómo sabes si debes pagar por las reparaciones?

Probablemente le pregunte a un amigo o familiar qué hacer o si conoces a alguien que le puedes ayudar a descifrar los tecnicismos para que pueda entender lo que está pasando y lo que necesita hacer. Es sólo sentido común, ¿verdad? Cuando no sabes lo suficiente para tomar una buena decisión, encontrarás personas que te pueden ayudar. Podrías recurrir a tu hermano el contador con preguntas de impuestos o hablar con tu amiga la enfermera cuando necesitas información médica.

Cuando lo haces, estás utilizando el modelo de apoyo en la toma de decisiones. Tú estás recibiendo la ayuda que necesitas y deseas para que puedas tomar las decisiones que tienes que tomar.

II) ¿Cómo los adultos mayores y las personas en situación de discapacidad toman sus decisiones?

¡Como todo el mundo! Los adultos mayores y las personas en situación de discapacidad tienen los mismos derechos que todos los demás, pueden trabajar y vivir y amar como todos los demás. Por lo tanto, por supuesto que utilizan el modelo de apoyo en las toma de decisiones como todos los demás.

Algunas personas pueden necesitar diferentes tipos de ayuda o más ayuda que tú. Pero eso no significa que no puedan tomar sus propias decisiones. Simplemente significa que toman sus decisiones utilizando la ayuda que necesitan y desean. Igual que tú.

También significa que en casi todos los casos, las personas que utilizan el modelo de apoyo en la toma de decisiones no necesitan a alguien para tomar decisiones por ellos o en lugar de ellos.

III) ¿Cómo poner en práctica el modelo de apoyo en la toma de decisiones?

Entonces, ¿cómo se puede utilizar el modelo de apoyo en la toma de decisiones? Lo más importante es entender que todos tenemos el derecho a tomar decisiones. Y, incluso si una persona tiene un montón de problemas para tomar decisiones, no siempre significa que él o ella necesita un tutor. Una vez que hagas ese compromiso:

  • Piensa en el tipo de decisiones que tú o la persona que apoyas necesita ayuda y el tipo de ayuda que necesita.
  • Habla con personas que pueden ayudar y discutir qué tipo de ayuda necesita y cuándo.
  • Luego, cuando la persona necesita tomar una decisión y necesita ayuda para entenderla, la persona y el apoyo se reúnen para que la persona pueda obtener la ayuda y tomar la decisión.
  • Es posible que desees, pero no tienes que hacerlo, crear un plan escrito diciendo que las personas que proporcionarán apoyo, cuándo lo proporcionarán y cómo. Y tal vez quisieras compartir ese plan con otros.

Fuente: National Resource Center for Supported Decision-Making. (s.f.). Everyone has the Right to Make Choices. Quality Trust for Individuals with Disabilities. Burton Blatt Institute Syracuse University. Beach Center on Disability Kansas University Center on Developmental Disabilities. Recuperado de (http://supporteddecisionmaking.org/choices_brochure). Traducido por Maximiliano Bravo.