8 Derechos Asertivos Que Tú Necesitas Defender

La asertividad es la columna vertebral de la comunicación efectiva y las relaciones satisfactorias. Cuando eres asertivo tu encuentras fácil defender tus derechos sin afectar los derechos de los demás. La clave para hacer esto exitosamente es estar conciente de tus derechos asertivos. Los derechos asertivos son derechos ampliamente aceptados que posee cada persona. Si quieres conocer todos tus derechos humanos, puedes leer ‘La Declaración Universal de los Derechos Humanos‘. Este artículo cubre los derechos asertivos más comunes que podrías usar en tu vida cotidiana.

Ya sea en tu trabajo o en tu vida personal, tú te encuentras regularmente con personas que quieren que hagas cosas que tú no quieres hacer, o que podrían hacerte sentir incómodo/a. Aprender a manejar efectivamente tales solicitudes mejorará tu confianza, tus relaciones interpersonales y tu calidad de vida. Muchas personas temen ser asertivas ya que temen recibir la desaprobación de los demás, pero las personas generalmente respetan a quienes se atreven a defenderse a sí mismos y sus derechos. Cuando defiendes tus derechos asertivos; no solamente envías una clara señal de que tú te respetas a ti mismo, sino que tu señalas que respetas a los demás.

Derechos Asertivos

En la siguiente lista se incluyen solo algunos de tus muchos derechos asertivos. Esos son los derechos asertivos que tienden a recibir oposición con más frecuencias. Defender esos derechos mejorará inmensamente tu confianza, tus relaciones interpersonales y tu calidad de vida.

I) Ser tu mismo/a: Tú eres tu propia persona con tus propias creencias y valores. Tienes derecho a vivir tu propia vida tal como estimes conveniente, mientras no busques herir deliberadamente a los demás. Otro podrías sentirse explícitamente o implícitamente molestos por algunas de tus decisiones, pero eso no significa que eres tú quien tenga que cambiar.

La vida sería increíblemente aburrida si todos fuéramos iguales. La variedad realmente conduce a una vida más sana y feliz. Y, al ser tú mismo/a, estás añadiendo un poco de variedad a tu vida y a las vidas de todas las personas con quien tú interactúas.

Piensa por un momento en la persona que más admiras. Cuando piensas en por qué admiras a él/ella, encontrarás que uno de los factores principales es que él/ella se atrevió a ser una persona única e irrepetible. Él/Ella eligió vivir la vida a su manera sin intención de pedir disculpas por hacerlo. T´deberías sentirte libre de seguir su ejemplo.

  • Punto clave: No fuiste puesto/a en esta Tierra para vivir la vida de alguien más, y nadie más fue puesto aquí para vivir la tuya. Entonces, conócete bien a ti mismo y vive la vida que sea la mejor para ti. Así comienza toda la asertividad.

II) Respetarte a ti mismo/a: Tú tienes derecho a tomar decisiones que respeten tus valores e identidad. En caso de que estar de acuerdo con las solicitudes de los demás que son contrarias a tus valores e identidad, es perfectamente aceptable decir ‘No‘.

Yo estoy seguro que quieres vivir una vida donde puedas ayudar a los demás. Nosotros los seres humanos somos seres sociales y amamos interactuar y ayudar a los demás cuando sea posible. Pero no estás ayudando a los demás cuando tú estás diciendo constantemente ‘Si‘ para tu propio mal.

Cuando tú quieres ayudar a los demás, solamente puedes hacerlo desde una posición fuerte. Esto requiere que estés feliz, sano y en un buen lugar. Esto solamente ocurre cuando dedicas suficiente tiempo a vivir tu mejor vida, siguiendo tus propios sueños y metas.

Tú entonces estás respetándote a ti mismo y poniéndote en una mejor posición para respetar y ayudar a los demás.

  • Punto clave: Ponerte en primer lugar no es egoísta e irrespetuoso. Es uno de los derechos asertivos más esenciales que te permitirá actuar desde una posición fuerte. Debes primero respetarte a ti mismo, porque no puedes darle a los demás lo que no tienes.

III) Escoger tus propias prioridades: Cada persona es responsable de su propia vida. Al aceptar responsabilidad por tu propia vida, tienes el derecho de escoger tus propias prioridades, Cuando tienes un sentido de propósito, tú querrás priorizar tareas que te ayudarán a lograr dicho propósito.

Debo poner énfasis una vez más de que no fuiste puesto/a en esta Tierra para vivir la vida de alguien más. Tienes una sola oportunidad de vivir la mejor vida que puedas, a tu manera. Cada día, tú enfrentarás docenas de decisiones sobre qué deberías hacer, cuál es el mejor uso de tus valiosos recursos; tiempo, energía, dinero, atención, etcétera.

La calidad de tu vida no está decidida por un solo momento, está decidida cada vez que tú decides cuáles son prioridades. Tú no gastas tus valiosos recursos, tú los inviertes. Cómo tú escoges usarlos decide que experimentarás como consecuencia de tal decisión.

Priorizar no solamente es un buen hábito, es otro de los derechos asertivos más esenciales. Eso es algo que debes recordar cada vez que tomes una decisión.

  • Punto clave: Si no lograste vivir la vida que tú realmente quieres, no es culpa de alguien más. Ya te dieron tus recursos, tú escogiste como usarlos, entonces los resultados obtenidos son tu responsabilidad. Aprende a vivir con ellos.

IV) Decir ‘No’: Algunas personas creen que ‘No‘ es una de las palabras más difíciles de decir, pero ‘No‘ es una de las palabras más poderosas. Si no quieres hacer algo, tienes derecho a decir que ‘No‘. También tienes derecho a no justificar tu decisión.

No vivas bajo la ilusión de que puedes hacer absolutamente todo lo que quieras, cuando tú quieras. Regularmente habrán personas que te pedirán que hagas cosas por ellos. Es bueno ayudar a los demás, pero debes hacerte la siguiente pregunta:

“¿Si estoy de acuerdo con hacer esto, qué no voy a ser capaz de hacer?”

Siempre habrá un costo de oportunidades cuando estés de acuerdo a hacer algo. Un día tiene 24 horas, entonces tu tiempo es limitado. Si ayudar a alguien más significa que no podrás hacer algo que tú quieres hacer; ¿Entonces valdrá la pena hacerlo?

Si no piensas que deberías estar de acuerdo con hacerlo, tú debes decir que ‘No‘, Eso mantendrá tu tiempo y recursos libres para concentrarte en lo que es importante para ti.

  • Punto clave: Decir ‘No‘ es probablemente el más poderoso de tus derechos asertivos, ya que elimina las cosas que te causarían problemas de tu lista de cosas por hacer.

V) Ser falible: Tú vas a cometer errores. Esto es una parte natural de la vida. Mientras hayas tratado de hacer las cosas bien, las personas no podrán juzgarte con extrema dureza. En vez de sentirte triste por cómo los demás reaccionaron ante tus errores, aprende de ellos para que tú puedas hacer las cosas mejor la próxima vez.

La falibilidad es un derecho asertivo que se aplica en dos formas:

Las personas necesitan aceptar que tú vas a cometer errores de vez en cuando, pero tú estás preparado para aprender de ellos y corregirlos proactivamente. Todos cometemos errores, porque nadie es perfecto. Eso es parte de nuestra humanidad. Entonces los demás no tienen derecho a atacarte o humillarte por tus errores.

Igual de importante que el punto antes mencionado, debes entender que tú vas a cometer errores. Puede ser demasiado fácil ser tu peor crítico cuando cometes errores. Pero deberías tratarte con la misma bondad y comprensión con la que tú tratarías a los demás cuando cometen errores. Sé amable, aprende tu lección y sigue adelante.

  • Punto clave: Demasiados problemas en la vida son causados por personas fallando entender que solamente somos humanos. Lo más importante no es ser perfectos, es demostrar un deseo y disposición de aprender de tus errores para que puedas crecer y desarrollarte como persona.

VI) Expresar tus sentimientos sin ponerte a la defensiva: Es común y aceptable que las personas no estén de acuerdo en todo. Si no estás de acuerdo con lla opinión o el comportamiento de otra persona, tienes derecho a expresarlo. Mientras no te pongas a la defensiva. Mejor concéntrate en la opinión o comportamiento, no en la otra persona.

Recuerda que todos tenemos nuestra propia visión de nuestro mundo y de cómo la vida debería ser vivida. Sólo porque mis creencias podrían ser diferentes a las tuyas, no significa que yo tengo razón y tú estás equivocado/a; o viceversa. Hay muy pocos hechos en la vida, y a medida que descubrimos más sobre la vida, aprendemos que muchos de nuestros hechos no son correctos.

¿Por qué discutir por diferencias de opiniones? Si tú piensas diferente a otra persona, tienes todo el derecho de expresar tu opinión diferente, pero no tienes derecho a forzarlo/a a estar de acuerdo contigo. Incluso si él/ella está equivocado/a, tiene derecho a equivocarse. Entonces, acepten estar en desacuerdo y tengan un bonito día.

  • Punto clave: Muchos conflictos, grandes o pequeños, podrían haberse evitado si las personas aceptaran este derecho asertivo tan fundamental. Aceptar estar en desacuerdo evitará desperdiciar tu tiempo y energía en conflictos innecesarios y protegerá tu felicidad.

VII) Ser comprendido/a: Cuando hay una diferencia de opiniones, las personas pueden llegar a ser muy tercas en defensa de sus propias ideas que se rehúsan a escuchar a los demás. Las personas tienen derecho a no estar de acuerdo contigo, pero tú tienes el derecho a que tus opiniones sean escuchadas y comprendidas. Si entonces no quieren estar de acuerdo contigo, eso está bien.

No vivas bajo la ilusión de que los demás tienen el deber de tomar en consideración tus sentimientos y opiniones todo el tiempo. No te quejes de que los demás siempre se aprovechan de ti y nunca te dan la oportunidad para decidir qué quieres hacer. No eres un cobarde. No eres una víctima. ¡Exprésate!

Siempre deberíamos ser considerados con los demás, pero no es realista pensar que los demás siempre serán considerados contigo. Ellos actuarán en conformidad a sus intereses personales a menos que tú digas lo que piensas. Tus derechos asertivos son inútiles a menos que tú los ejerzas.

Si no estás de acuerdo con algo, es tu deber expresarlo. No esperes que los demás busquen tu opinión porque eso podría no ocurrir. Dí lo que piensas sin el más mínimo arrepentimiento.

  • Punto clave: Si algo es importante para ti, no debes ser un observador. Debes ejercer tus derechos asertivos, expresa tu opinión y asegura que estén siendo escuchado y comprendido.

VIII) Tomar tus propias decisiones sin sentirte culpable: Cuando no estés de acuerdo con los demás, a veces ellos tratarán de manipularte para que cambies de opinión. Ese comportamiento es inaceptable. Tienes tus derechos asertivos y tienes el derecho a defenderlos. Al hacer eso, no estás atacando a los demás; simplemente estás haciéndote respetar. No tienes nada de qué sentirte culpable.

Tú tienes el derecho a escoger tu propio proyecto de vida y tomar las decisiones necesarias para lograr dicho proyecto. Esto no tiene nada que ver con tomar decisiones para hacerle daño a los demás. Se trata de comprometerte a vivir la mejor vida que puedas con tu tiempo aquí en la Tierra.

Habrán momentos cuando los demás se sentirás enojados o decepcionados con tus decisiones, pero rara vez tienen derecho a sentirse así. Las personas deberían respetar tu derecho a vivir tu vida, a tu manera, justo como tú respetas su derecho a vivir la suya.

Entonces, escoge tu camino, toma tus decisiones, ejerce tus derechos asertivos y no desperdicies tu tiempo sintiéndote culpable sobre las decisiones que tomaste con la mejor de las intenciones.

  • Punto clave: Tú no eres responsable de cómo se sienten los demás sobre las decisiones que tomaste con la mejor de las intenciones. Todos queremos buenas relaciones interpersonales, pero asumir responsabilidades que no deberías asumir, no ayudará a nadie. Al final, terminarás encadenado/a a los sentimiento de otra persona.

Conclusión

La asertividad es una de las habilidades más esenciales para un buen desarrollo socioemocional. Impacta todas la áreas de tu vida personal e interpersonal. Tú tienes derechos asertivos que te ayudarán a manejarte a ti mismo y tus relaciones interpersonales. Cuando tú defiendes esos derechos, estás ayudando a fortalecer tu salud y felicidad. Familiarízate con los 8 derecho asertivos expuestos en este artículo. Si sientes dudas acerca de ellos, podrías querer discutir sobre ellos con una persona de tu confianza, ya que sea un familiar o un/a amigo/a. Él/Ella también podría ayudarte a identificar cuáles derechos tú necesitas esforzarte más para ejercer mejor. Recuerda, los cambios de comportamiento no son inmediatos. Entonces no te rindas y sé paciente. Muy paciente.

Fuente: Buckley, C. (s.f.). 8 Assertiveness Right You Need To Defend. Live Your True Story. Recuperado de (https://www.liveyourtruestory.com/8-assertiveness-rights-which-you-need-to-defend-communication/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Anuncios

Opciones Reales, Control Real: Apoyos Para Tomar Decisiones Cuando No Puedes Hablar

El Modelo De Apoyo En la Toma De Decisiones maximiza la autonomía de las personas que necesitan apoyo para comunicarse. No necesitamos esperar hasta que las personas puedan usar sistemas de Comunicación Diversificada de manera efectiva antes de apoyarlos para que tengan más opciones y control sobre sus vidas.

¿Qué Es El Modelo De Apoyo En La Toma de Decisiones?

Es un proceso para maximizar y proteger la autonomía de las personas con diversas discapacidades. Primero, asegura que las personas en situación de discapacidad estén profundamente involucrada en las decisiones sobre su propia vida. Segundo, reconoce que es natural requerir apoyos para tomar decisiones. Consultar a nuestros seres queridos y colegas, como consultar con nuestro/a cónyuge antes de aceptar un nuevo trabajo u obtener una segunda opinión antes de comprar un auto o una casa. Lo que importa es que la decisión final es nuestra. Este impulso de elección y control es un derecho humano básico.

Presumir Competencia

La toma de decisiones con apoyo se basa en la presunción de competencia. En el campo de la comunicación, a veces pensamos en esto como “presumir que todas las personas pueden aprender a usar sistemas de Comunicación Diversificada”. Esta idea es incompleta. Presumir competencia significa que cada persona puede expresar opiniones y recibir apoyo para tomar sus propias decisiones. No es una habilidad: es la calidad de ser humano. No es condicional.

¿Porque Es Esto Importante?

En el pasado, las personas en situación de discapacidad comunicativa o cognitiva se les consideraban incapaces de tomar decisiones. Se designaba a un sustituto para tomar decisiones (por ejemplo, un/a tutor/a) para que tomara las decisiones por ellos. Se esperaba que este/a tutor/a tomara decisiones para la persona poniendo sus mejores intereses en primer lugar. Pero decidir qué es lo mejor para alguien puede ser complejo y subjetivo.

Hoy, las Naciones Unidas y el movimiento por los derechos de las personas en situación de discapacidad han rechazado el Modelo Sustitutivo en la Toma de Decisiones a favor de un Modelo de Apoyo en la Toma de Decisiones.

Preguntamos qué apoyo necesita la persona para tomar sus propias decisiones: es un derecho.

¿Quién Podría Necesitar Un Modelo de Apoyo en la Toma de Decisiones?

Cualquiera que esté en riesgo de ser considerado incapaz de tomar sus propias decisiones es un candidato para la toma de decisiones con apoyo.

Algunas personas pueden tener dificultades para comprender la información: pueden necesitar tiempo adicional y herramientas adicionales para mantenerse enfocados y considerar sus opciones. Es posible que necesiten ayuda para comprender las consecuencias de las diferentes decisiones.

Algunas personas pueden necesitar que sus opciones se presenten como imágenes: fotos, dibujos o en una lista escrita. Algunas personas pueden tomar decisiones importantes algunas veces, pero no todo el tiempo, como alguien con una enfermedad mental o adicción.

¿Qué Pasa Si La Persona Aún No Puede Usar Sistemas de Comunicación Diversificada?

El Modelo de Apoyo en la Toma de Decisiones comprende que la comunicación ocurre entre dos personas. La responsabilidad que debe entenderse no debe recaer en la persona en situación de discapacidad comunicativo o cognitiva; Es una responsabilidad compartida. Cuando una persona vive con una discapacidad comunicativa o cognitiva muy significativa y aún no puede comunicarse con palabras o símbolos, es su responsabilidad expresar sus preferencias, como lo que le gusta o no le gusta. Es responsabilidad de sus compañeros de comunicación interpretar esta comunicación y actuar en consecuencia, para ampliar la elección y el control de la persona. Las personas que aún no pueden comunicarse con palabras o símbolos requieren el mayor apoyo para la toma de decisiones.

¿Quién Apoya La Toma De Decisiones?

Los padres, los miembros de la familia, los amigos y el personal de apoyo de confianza se unen con la persona en situación de discapacidad comunicativa o cognitiva. Comparten sus conocimientos sobre cómo se comunica la persona y qué apoyo necesitan para tomar decisiones. Forman un círculo o una red.

Para las personas que vive con discapacidad comunicativas o cognitivas más significativas, las investigaciones muestra que las personas que las conocen más íntimamente son las más receptivas a lo que esa persona expresa. Estas personas son las más propensas a tomar medidas para ayudar a la otra persona a tener opciones y control. También son los más propensos a interpretar a la persona con precisión.

Por ejemplo, las personas menos familiares tienen más probabilidades de interpretar un comportamiento inusual como “desafiante”, mientras que alguien que los conoce mejor interpretará el mismo comportamiento como angustia, frustración o una expresión de dolor e incomodidad.

Fuente: (2019). Real choices, real control: support for decision-making when you cannot speak. AssistiveWare. Recuperado de (https://www.assistiveware.com/learn-aac/decision-making-when-you-cannot-speak?fbclid=IwAR00ijWdDlRvFs1Hi68qT0Dzo1nO0RQ09U4TzhOlRgPaT6ABl7x7TCqBvU). Traducido por Maximiliano Bravo.

6 Cosas que Los Ginecólogos Necesitan Saber Cuando Atienden a Pacientes en el Espectro Autista

¿Alguien realmente disfruta ir al ginecólogo?

Sin ninguna duda, una visita al ginecólogo es uno de los procedimientos médicos más estresantes, y eso aplica especialmente a las personas en el Espectro Autista. Para muchas personas con dicha condición, la idea del tacto invasivo (incluso cuando sea permitido) puede causarles una sobrecarga sensorial e incluso podría provocar ataques de ansiedad o descompensaciones. Y porque las consultas ginecológicas no son un ambiente que puede ser descrito como amigable para el Espectro Autista, las personas con dicha condición podrían rehusarse a entrar allí.

Desafortunadamente, esto puede tener graves consecuencias. Las visitas al ginecólogo son esenciales para mantener y asegurar una buena salud física y sexual, independiente si la persona tenga o no tenga una vida sexual activa. Las personas que aún no tienen una vida sexual activa podrían necesitar ir al ginecólogo para hacerse la prueba de Papanicolaou, pero aún así necesitarán hacerse exámenes de rutina en caso de quistes, tumores y señales potenciales de cáncer ovárico, cáncer cervical o cáncer uterino. O bien, para buscar información útil en caso de querer usar píldoras anticonceptivas.

Si eres un ginecólogo y tienes una persona en el Espectro Autista en tu consulta, esto es lo que necesitas saber.

I) Acepta que tendrás pacientes en el Espectro Autista: Las personas en situación de discapacidad podrían variar en cuanto a sus dificultades y características, pero todos aún así participamos en las etapas básicas del desarrollo humano físico y sexual. Básicamente esto significa que las personas en situación de discapacidad (incluyendo el Espectro Autista) son capaces de desarrollar deseos sexuales, actuar guiados a partir de sus necesidades sexuales, tener una vida sexual activa y quedar embarazadas. También significa que las personas en situación de discapacidad pueden desarrollar problemas sexuales, problemas de fertilidad, enfermedades/infecciones de transmisión sexual, menopausia, cáncer ovárico, cáncer cervical, cáncer uterino e infecciones genitales. Entonces, las personas en situación de discapacidad necesitan prestar atención a su salud física y sexual como cualquier otra persona.

La mayoría de los profesionales de la salud saben esto. Pero tarde o temprano, se encontrarán con un especialista que no sabe mucho sobre la sexualidad en las personas en el Espectro Autista.

No asumas inmediatamente que tu paciente no quiere información sobre sexualidad. Un estudio llevado a cabo por Beckmann y Barzansky concluyó que muchas mujeres en situación de discapacidad querían información sobre sexualidad, pero muy pocas realmente se atrevieron a pedirla. Menos del 20% de los ginecólogos les ofrecieron asesoría sobre sexualidad a sus pacientes, y solamente 1 de cada 5 mujeres muestreadas sintieron que su ginecólogo comprendía sus necesidades sexuales.

No asumas que tu paciente es una persona asexuada. Es más seguro asumir que tu paciente es una persona sexuada y hazle las mismas preguntas que le harías a cualquier paciente. Eso incluye antecedentes sexuales (del pasado y del presente) y si planea o no planea quedar embarazada en el futuro.

Cuando tiene que ver con discutir sobre anticonceptivos y protección contra enfermedades de transmisión sexual, es importante permanecer considerado ante todas las dudas expresadas por tu paciente. Las dificultades sensoriales ejercen un rol muy importante en el Espectro Autista y diferentes personas con la condición tendrán varios grados de tolerancia en la utilización de los métodos disponibles. Por ejemplo, los condones son extremedamante difíciles de utilizar para algunas personas en el Espectro Autista debido a la textura y olor del material (látex, sintético, cuero). También querrás documentar cualquier reacción alérgica (látex, lubricantes, hormonas, espermicidas). Una vez que sepas de las dificultades sensoriales y alergias que tiene tu paciente, te será más fácil hacer recomendaciones basándote en sus necesidades específicas.

A menos que hayan problemas de fertilidad específicos, las personas en el Espectro Autista pueden quedar embarazadas y tener hijos. A pesar de las dificultades que conlleva ser padres en el Espectro Autista, hay muchas personas con la condición que si se sienten capaces de formar una familia si lo desean. Por lo tanto, si tu paciente expresa su deseo de quedar embarazada y llevar a cabo el embarazo, es imperativo que tú respondas a sus deseos con respeto y dignidad.

II) Las acomodaciones son esenciales: En el mundo occidental, cuando se habla de acomodaciones, generalmente se refieren a personas en situación de discapacidad física. Como resultado, los profesionales de la salud podrían ni siquiera estar conscientes que las personas en el Espectro Autista también necesitan acomodaciones. Entonces, el concepto de preparar acomodaciones para pacientes en el Espectro Autista podría resultar nuevo para un ginecólogo desde que el tema de “sexualidad y personas en situación de discapacidad” a menudo no está incluido en los requisitos para obtener el grado de ginecólogo. Las personas en el Espectro Autista podrían no requerir acomodaciones estructurales (tales como rampas o ascensores). Pero tales personas aún necesitan acomodaciones. La iluminación, temperatura, pinturas de cierto color en las paredes, nivel de sonido, frecuencia de sonido y la textura de los muebles dentro de la clínica pueden afectar intensamente a una persona en el Espectro Autista.

Rediseñar toda tu clínica u oficina podría acumular costos y esfuerzo. Pero puedes ver esto como beneficioso para todos tus pacientes, porque se sentirán relajados frente a uno de los procedimientos médicas más invasivos y estresantes, más una empática relación doctor-paciente mejorará la comunicación entre las partes involucradas y, por lo tanto, la calidad de tu intervención ginecológica.

Consejos útiles:

  • Colocar una pecera con peces tropicales en la sala de espera.
  • Usar instalaciones eléctricas livianas con bombillas incandescentes en vez de bombillas fluorescentes, dado que las últimas pueden ser consideradas por personas en el Espectro Autista como una violación visual y auditiva, lo que puede aumentar su ansiedad.
  • Tener música de fondo a bajo volumen.
  • Vigilar el termostato para que tenga una temperatura ambiental promedio (ni muy caliente ni muy fría). Asegúrate de preguntarle a tu paciente en el Espectro Autista si se siente cómoda con la temperatura programada.
  • Baja el nivel del tono de llamado del teléfono de tu oficina, o pone el teléfono en modo de vibración.
  • Ten almohadas disponibles si tu paciente dice no sentirse cómoda en la mesa de exámenes.

Si tu paciente tiene un objeto de apego para reducir su estrés sensorial, deja que lo traiga a la sala de exámenes para que pueda concentrarse en eso durante el examen. Aunque esto no eliminará todo su estrés, tener un objeto familiar a mano durante una situación estresante hará una diferencia positiva para tu paciente.

En cualquier momento durante la consulta, tu paciente podría hacer esterotipias. No te sientas alarmado cuando pase esto y no interrumpas a tu paciente. Esto es algo positivo. Las estereotipias son una conducta común en las personas en el Espectro Autista, y una explicación convincente para tal conducta es que representa un mecanismo de calma en situaciones poco familiares, junto con proporcionar un equilibrio necesario ante un exceso de estímulos sensoriales.

III) Preparaciones con anticipación y explicaciones precisas de los pasos a seguir durante cualquier procedimiento son estrictamente necesarias: De acuerdo a la Dra. Shana Nichols (psicóloga clínica, autora y fundadora del Centro de Aprendizaje y Desarrollo ASPIRE), una potencial paciente en el Espectro Autista puede comenzar a prepararse ya 6 meses antes de haber agendado su examen o procedimiento ginecológico. Podrían hacer un recorrido por la clínica y formarse una idea del ambiente de la consulta ginecológica. Mientras estén allí, también tendrás la oportunidad de introducirte en forma casual. Permitir que la persona en el Espectro Autista visite tu clínica antes de la consulta es muy beneficioso porque las personas con la condición tienden a manejar las experiencias positivas o negativas mucho más fácilmente si saben con anticipación como serán las cosas. Déjales saber cómo necesitarán prepararse para la consulta, qué esperar durante la consulta y anticipar las potenciales reacciones o efectos secundarios en los días posteriores a la consulta.

Si realizas importantes cambios estéticos en tu clínica entre la visita introductoria y el día de la consulta, dejarás que tu paciente sepa con anticipación qué esperar cuando ingrese a la clínica.

Cuando llega el momento para agendar la consulta, permite una mayor duración en comparación con una consulta típica. Si una consulta típica dura una hora, agéndala para que dure una hora y media (dos horas si resulta necesario). Los pacientes en el Espectro Autista necesitan más tiempo para procesar la información que les estás proporcionando, responder tus preguntas y prepararse para los procedimientos o exámenes ginecológicos. Algunas personas también podrían necesitar más tiempo para comunicarse contigo, tus enfermeras y el resto de tu personal médico (por medio de un intérprete o sistema de comunicación asistida).

a) En el día de la consulta, antes del examen o procedimiento: Antes de cualquier examen o procedimiento, establece una “palabra clave” o indicador no verbal que tu paciente en el Espectro Autista puede utilizar en cualquier momento que quieran hacer una pausa o descansar un poco. Esto ayudará a tu paciente para que pueda sentirse más tranquila al saber que está en un lugar seguro y que aún tiene su sentido de autocontrol intacto. Las personas en el Espectro Autista necesitan establecer autocontrol para sentirse seguras. Y para que cualquier consulta ginecológica tenga un resultado positivo para todas las partes involucradas, tu paciente necesita sentirse segura.

b) Durante el examen o procedimiento: Los ginecólogos usualmente hacen un buen trabajo en alertar a sus pacientes sobre los pasos del examen o procedimiento que están a punto de realizar. Es especialmente crucial comunicarle a tu paciente en el Espectro Autista sobre todos los pasos a seguir durante un examen o procedimiento ginecológico. Un ejemplo que podrías darle a tu paciente en el Espectro Autista durante una prueba de Papanicolau: “Ahora insertaremos un instrumento llamado espéculo para abrir la vagina. Este instrumento está hecho de metal o plástico y puedes sentir un estiramiento de los músculos en dicha zona. Esto se está haciendo para que me sea más fácil ver si la cerviz, ovarios, útero y vagina se ven normales. Ahora sentirás un leve pellizco. Esto no debería doler. Simplemente estoy usando un hisopo de algodón para recolectar células para que podamos examinarlas en el laboratorio para asegurarnos que tus células estén sanas“.

c) Después del examen o procedimiento: Si los resultados no están disponibles durante el día de la consulta, tu querrás proporcionar instrucciones claras sobre como tu paciente podrá obtener sus resultados. También querrás informarle a tu paciente sobre potenciales efectos secundarios, incomodidades o sensaciones que podría experimentar dentro de su cuerpo después de haber hecho el examen o procedimiento.

IV) La comunicación o apoyos visuales o basados en datos son útiles. Muy útiles: Las personas en el Espectro Autista a menudo confían en apoyos visuales o datos para aprender y procesar información. Esto incluye procesar educación sexual y los muchos procedimientos que ocurren durante una consulta ginecológica. Proporciónale a tu paciente folletos, páginas de Internet y otros tipos de información útil que podrías tener en la punta de tus dedos sobre el examen o procedimiento ginecológico que está por llegar.

Cuando discutas sobre anticonceptivos con tu paciente, proporciónale folletos y descripciones con imágenes precisas, fotos, diagramas y gráficos comparativos para que tu paciente se los lleve a su hogar y procese la información ofrecida para tomar sus decisiones más fácilmente.

V) Mantener una postura profesional disminuirá la ansiedad. Controla tus emociones personales: Las personas en el Espectro Autista a menudo visitarán a más de un ginecólogo a lo largo de sus vidas. Pero el estrés y la ansiedad son sensaciones muy comunes según el contenido expresado a lo largo de este artículo. Dichas sensaciones pueden ser agravadas cuando el ginecólogo se expresa con un tono de voz que no indica un sentido de calma y levanta la voz cuando su paciente se siente sorprendida o incómoda durante el examen o procedimiento.

Para que exista una relación doctor-paciente empática y mutuamente respetuosa, los ginecólogos han de prestar atención a las siguientes indicaciones:

  • Las expresiones faciales aún pueden ser definidas (felicidad, ansiedad, etc.) pero intenta no ser demasiado dramático en tus expresiones faciales. La complejidad de las expresiones faciales dinámicas a menudo distraen a las personas en el Espectro Autista y podrían ser percibidas como intimidantes por tu paciente.
  • Sé consciente de tu tono de voz. Las personas en el Espectro Autista responden mejor a un tono de voz calmado, profesional y no excesivamente volátil.
  • Ten cuidado con tu sentido del humor o conversar sobre temas cotidianos con tu paciente, ya que ésto aumentará su incomodidad e intensificará sus niveles de ansiedad. Cuando sientas dudas, mejor evítalo.
  • Si tu paciente comparte información que te podría resultar alarmante (Ej: Tu paciente tiene una vida sexual activa y no usa protección, tu paciente ha experimentado un trauma sexual o tu paciente no sigue todas tus instrucciones para un eficiente cuidado prenatal), manéjalo profesionalmente. Es perfectamente aceptable manifestar tus preocupaciones y ofrecer recomendaciones para la seguridad de tu paciente basándote en hechos (Ej: El sexo sin protección aumenta el riesgo de contraer enfermedades/infecciones de transmisión sexual o un embarazo no deseado). Pero evita imponer esas preocupaciones basándote en tus creencias personales.

Controla tus emociones personales, y la interacción con tu paciente fluirá más tranquilamente.

VI) Trata a tu paciente en el Espectro Autista como cualquier otro paciente. Con respeto: Ningún profesional de la salud puede negarse a prestarle atención médica a una persona por motivos relacionados con su discapacidad. Entonces es importante proporcionarle a tu paciente en el Espectro Autista con la misma cantidad de acceso a la salud que a cualquier otro paciente. Deja que tu paciente rellene el mismo papeleo (incluyendo antecedentes médicos). Conversa con tu paciente sin ocultarle información (incluso si asumes que podría ser irrelevante). Proporciónale a tu paciente con el mismo rango de opciones de métodos anticonceptivos. Proporciónale a tu paciente con suficiente información sobre sexualidad que podría solicitar. Y lo más importante, deja que tu paciente tome sus propias decisiones. Justo como los demás pacientes tienen derecho a estar informados y tomar sus propias decisiones, las personas en el Espectro Autista también tienen ese derecho.

Fuente: Lindsey. (2011). 6 Things OB/GYN Needs To Know When Taking Care Of A Patient With ASD. Naked Brain Ink. Recuperado de (http://nakedbrainink.com/2916/obgyn-care-patient-asd/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Independencia Vs. Autonomía

I) Independencia: Una Meta Imposible

La independencia es la habilidad para vivir tu vida sin ser ayudado o influenciado por otras personas.

Lograr la independencia es una meta acordada universalmente por nuestra sociedad. Los profesores la fijan como meta para sus estudiantes. Los empleadores la fijan como una meta para sus empleados. Los amigos y familiares la fijan como una meta por razones similares.

¡Pero es una meta imposible de lograr!

Nadie es realmente independiente en nuestra sociedad. Simplemente no nos gusta admitirlo.

Tenemos que comprar nuestra comida, bebida, ropa y todo tipo de otras cosas de las tiendas. Tenemos que tener nuestra casa construida o proporcionada vía arriendo por otras personas. Tenemos que comprar nuestra agua, calefacción y electricidad de compañías de servicios públicos. Tenemos que recibir nuestra educación en escuelas, entregada por profesores. Tenemos que recibir nuestra salud de parte de médicos, mayoritariamente dependientes de compañías aseguradoras.

Y un largo etcétera. De algún modo, todos somos dependientes de otras personas.

Entonces, cuando las personas hablan sobre ser independientes en nuestra sociedad, realmente quieren decir una versión suavizada de lo siguiente:

La habilidad de trabajar y manejar nuestra propia dependencia de otras personas por tu cuenta con el dinero que ganas“.

Y la sociedad lo fija como una meta para todos los seres humanos que nacieron en ella desde el momento que nacieron. Tal vez incluso antes. Independiente de nuestras circunstancias individuales, la independencia siempre es consagrada como la meta superior. Incluso si lograrla es permanentemente imposible.

II) ¿Por qué fijar la independencia como la meta superior es un problema?

No me malentiendas. Aspirar a lograr la independencia en sí mismo no es dañino. Pero puede llegar a serlo cuando se pone en peligro el bienestar físico, mental y/o emocional del individuo al que se le presiona para que sea más independiente.

Todos los seres humanos son individuos. Eso significa que todos tenemos habilidades, necesidades, dificultades y circunstancias individuales. Y esa individualidad influencia el nivel de independencia posible de lograr sanamente para cada uno de nosotros en todas las distintas áreas de las vida.

Trabajar y vivir independientemente no son metas posibles de lograr para algunos individuos. Por ejemplos, aquellos individuos que viven con discapacidades físicas, intelectuales, cognitivas o sensoriales. Simplemente no pueden lograr el mismo nivel de independencia que una persona sin las discapacidades antes mencionadas.

Aspirar a lograr la meta imposible de la independencia provoca múltiples consecuencias negativas. Estrés, cansancio, ansiedad, enfermedades, frustración, baja autoestima, depresión e incluso suicidio.

Todo lo anterior es aún más dañino cuando se aplica a los individuos con discapacidades que terminan prisioneros de tan tóxica negatividad indefinidamente mientras podrían haberse liberado para tomar un camino más positivo. No sigan insistiendo en lograr la independencia cuando es una meta dañina. En vez de eso, sería mejor concentrarse en una meta mucho más viable y sana: ¡Autonomía!

III) Autonomía: Una Meta Mejor

La autonomía es la habilidad para tomar tus propias decisiones sin coerción de terceros.

La autonomía puede ser lograda en casos cuando la independencia es imposible de lograr. También es una meta mucho más sana porque toma en cuenta todas nuestras habilidades, necesidades, dificultades y circunstancias individuales.

Cuando experimentas dificultades para lograr la independencia, hazte las siguientes preguntas: ¿Realmente necesito independencia para esto? ¿Acaso es posible? ¿Vale la pena seguir intentándolo? ¿Hay una forma más fácil, más sana y mejor para lograr lo que estoy tratando de lograr?

Escoger la autonomía en vez de la independencia a menudo se trata de prevenir daños y preservar la energía. Eso es lo que deberíamos aspirar a lograr. Para nosotros mismos y para todos.

Fuente: (2018). Independence vs. Autonomy. AutisticTIC. Recuperado de (https://autistictic.com/2018/11/20/independence-vs-autonomy/?fbclid=IwAR3KGlR9GDs-YJ0urPtF0NuwFo1SpT06nYBJ942AhIQrRZt5YuY46aIokcI). Traducido por Maximiliano Bravo.

Todo Lo Que Siempre Quisiste Saber Sobre el Consentimiento: Sin Ambigüedades Ni Eufemismos

¿Qué significa ‘consentimiento‘ y por qué es importante?

El consentimiento es un tema importante, que con razón recibe mucha cobertura en los medios. ¿Pero cómo te afecta el consentimiento a ti y a tus relaciones? ¿Qué puedes hacer si te sientes incómodo/a o no estás seguro/a de dar tu consentimiento?

I) Comencemos con los hechos:

  • Ambas personas deben dar su consentimiento antes de tener relaciones sexuales o tener intimidad física. Consentimiento significa que alguien da su permiso o acepta algo, después de pensar cuidadosamente si quieren hacerlo o no.
  • Para poder dar tu consentimiento para hacer algo, debes sentirte feliz y satisfecho/a con tu decisión, y seguro/a de que no has sido presionado/a de ninguna manera. Tu consentimiento puede ser retirado en cualquier momento.
  • Se considerará que las personas no estarían de acuerdo con la actividad sexual si estuvieran sujetas a amenazas o temores de sufrir daños graves, inconscientes, drogados/as, secuestrados/as o no pudieran comunicarse debido a una discapacidad física, cognitiva o sensorial.
  • Tienes derecho a tomar tus propias decisiones y no ser presionado/a para hacer algo que no deseas hacer. Si alguien intenta presionarte para que inicies una actividad sexual, entonces esto es abuso sexual.

II) Tú puedes sentirte presionado/a si:

  • Te hacen sentirte estúpido/a o culpable por decir “no”.
  • Cuando te digan que eres “frío/a”, o que se divulgarán rumores sobre ti.
  • Ser animado/a a beber mucho alcohol o consumir drogas para ‘ponerte de buen humor’.
  • Ser manipulado/a, por ejemplo, si tu pareja te dice: “si realmente me amaras, me dejarías hacer esto”, o “si no lo haces, buscaré a alguien más que lo haga”.

III) El consentimiento no se trata sólo de decir ‘sí’ o ‘no’:

Es importante buscar los signos de consentimiento no verbal y comprender los deseos de alguien. Mira el lenguaje corporal de tu pareja: ¿se tensan o retroceden cuando intenta iniciar el contacto? Esa es una señal segura de que alguien no está dando su consentimiento, y siempre debes respetar eso.

IV) Consentimiento a través de mensajes texto o redes sociales:

Muchos jóvenes han tenido relaciones sexuales o han tenido intimidad física con alguien porque lo aceptaron en un mensaje de texto o en las redes sociales. No importa lo que se haya dicho a través de mensajes de texto, redes sociales o incluso en persona: tienes derecho a retirar tu consentimiento en cualquier momento, incluso durante un acto sexual.

Fuente: (s.f.). Consent. Family Lives. Recuperado de (https://www.bullying.co.uk/advice-for-young-people/consent/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Espectro Autista y Control de Impulsos: Lo Que Necesitas Saber

Las personas en el Espectro Autista a menudo sorprenden a los demás de la manera más encantadora e interesante. Pero otras veces, sus comportamientos pueden ser confusos, extraños o incluso peligrosos.

Todos tenemos impulsos, y muy pocas personas (si las hay) son capaces de controlar sus impulsos todo el tiempo. Sin embargo, el control de los impulsos es una habilidad que muchas personas en el Espectro Autista a menudo les resulta difícil, y los comportamientos asociados con este problema pueden variar de tiernos a problemáticos.

Este artículo te ayudará a comprender las razones de la impulsividad en las personas en el Espectro Autista y lo que se puede hacer para ayudar a una persona en el Espectro Autista a superar sus deseos y conductas impulsivas.

I) Reconociendo la Impulsividad

El control de impulsos es la incapacidad de dejar de participar en una actividad o comportamiento. Es una habilidad en un grupo de habilidades cognitivas que cae dentro de una categoría conocida como “función ejecutiva”. Este término general abarca la capacidad de planificar, organizar, administrar el tiempo, tareas múltiples, razonar, resolver problemas e inhibir comportamientos.

La disfunción ejecutiva, que es común en personas en el Espectro Autista, se refiere a la falta de una o más de estas habilidades o una tendencia de estas habilidades a requerir más tiempo y esfuerzo de lo que suelen hacer para otras personas. Esto puede conducir a períodos de atención más cortos, inflexibilidad del pensamiento y la incapacidad de utilizar la memoria de trabajo de manera efectiva.

No todas las personas en el Espectro Autista también tienen disfunción ejecutiva, y no todas las personas que sufren de disfunción ejecutiva también están en el trastorno del Espectro Autista, pero los dos diagnósticos se asocian comúnmente entre sí.

Las personas que tienen un problema con el control de los impulsos pueden presentar los siguientes comportamientos:

  • Interrumpe las conversaciones
  • Tiene problemas para tomar turnos
  • Tiene arranques de ira
  • Se distrae fácilmente y tiene problemas para prestar atención
  • Tiene problemas para recordar y seguir las instrucciones
  • Suelta respuestas antes de ser llamado o antes de que termine la pregunta

II) El Problema del Control de Impulsos

Los impulsos varían ampliamente entre los individuos en términos de lo que los desencadena y cuál es el resultado, pero la idea es la misma sin importar el desencadenante o el comportamiento. Las personas con problemas de control de los impulsos no pueden retenerse de algo que sienten que deben hacer. Esta falta de control puede conducir a problemas de comportamiento en el hogar, la escuela o el trabajo, y puede monopolizar la atención de quienes los rodean. Las personas en el espectro que no pueden controlar sus impulsos tendrán dificultades para obedecer instrucciones que van en contra de sus impulsos y pueden tener problemas para prestar atención o quedarse quietos.

No siempre es malo que tus impulsos impulsen tus conductas, pero en ciertas situaciones, profesores, jefes, padres u otras personas deberán tratar de controlar el comportamiento impulsivo, ya que los comportamientos impulsivos a menudo pueden ser perjudiciales o problemáticos. Esto puede causar más problemas, porque una persona en el Espectro Autista que ha tenido sus impulsos frustrados podría terminar teniendo un descompensación emocional en respuesta.

III) ¿Qué causa la falta de control de impulsos?

Las personas en el Espectro Autista son conocidas por su capacidad de hiperconcentrarse en un objeto o actividad. Su afinidad apasionada por cosas muy específicas a menudo los lleva a priorizar esa cosa sobre cualquier otra cosa que esté sucediendo en sus vidas, y el desencadenante correcto podría hacer que se olviden de todo en un instante. Un nuevo estímulo llega a la escena, y de repente, nada más existe. La impulsividad también podría ser un signo de Trastorno de Déficit Atencional e Hiperactividad, que es un condición comórbida muy común del Espectro Autista.

IV) ¿Por qué la falta de control de impulsos es peligrosa?

La mayoría de las veces, la falta de control de los impulsos es simplemente inconveniente, no peligroso. A veces incluso puede ser entrañable. Pero dependiendo del nivel de disfunción y las situaciones en las que los impulsos de la persona se convierten en un problema, la incapacidad para controlar esos impulsos podría poner en peligro a una persona en el Espectro Autista.

Imagine un joven en el Espectro Autista que tiene una pasión por los trenes, por ejemplo. En teoría, no hay absolutamente nada de malo en la necesidad impulsiva de este hombre de recoger todos los trenes de juguete que encuentra o leer todos los libros que tienen una foto de un tren en la portada. Pero si llevas al mismo joven a una concurrida estación de tren, donde varios trenes van y vienen al mismo tiempo, su deseo de ver un tren real de cerca y personal podría ponerlo en una situación de vida o muerte, especialmente si tiene poca comprensión del peligro. Controlar sus impulsos en una situación como esta es importante para garantizar que permanezca seguro.

V) Consejos Para Enseñar el Control de Impulsos

Es probable que enseñarle a una persona en el Espectro Autista a controlar sus impulsos sea un proceso largo. No puede dar una conferencia sobre control de impulsos o esperar una “ronda de práctica” para hacer el truco. Pero un poco de paciencia y comprensión pueden ayudar mucho a una persona a desarrollar una mejor función ejecutiva.

La parte más importante de la enseñanza del control de los impulsos es buscar momentos de enseñanza pero ser flexibles cuando no van exactamente bien. Intente e intente de nuevo, tan a menudo como pueda, para ejercitar la capacidad de la persona de controlar su comportamiento, pero siempre permita los reemplazos también. Es más probable que la persona aprenda algo de la oportunidad adicional de hacerlo bien que de la corrección verbal.

También es una buena idea utilizar momentos de enseñanza más cuando la persona está teniendo un buen día en lugar de uno mal día; alguien que ya está frustrado y de mal humor tendrá menos probabilidades de tener éxito en el control de sus impulsos, lo que deja a todos involucrados con un sentimiento negativo. Si bien es posible que no siempre pueda esperar el momento “correcto” para practicar el control de impulsos, es vital saber cuándo la persona ha tenido suficiente.

Ser un buen modelo a seguir también es clave para enseñar el control de los impulsos. Si eres padre o cuidador de una persona en el Espectro Autista e impulsividad, puedes compartir tus frustraciones con ellos como un ejemplo. Háblales de la situación, dígales por qué está frustrado y luego discuta posibles soluciones al problema sin emocionarse al respecto.

Habla con un médico o terapeuta sobre otras formas en que podrías ayudar a una persona en el Espectro Autista a aprender mejor control de impulsos y otras habilidades en el ámbito de la función ejecutiva.

Fuente: Nelson, E. (s.f.). Autism and Impulse Control: What You Need to Know. The Autism Site Blog. Recuperado de (https://blog.theautismsite.com/impulse-control/2/). Traducido por Maximiliano Bravo.

9 Decisiones Que Tu Yo del Futuro (Definitivamente) Lamentará

Todos tenemos algo en el fondo de nuestras mentes que deseamos haber hecho de manera diferente o no lo hemos hecho en absoluto. A menudo nos preguntamos qué podría ser diferente si nos hubiéramos esforzado más para ser mejores personas

Aquí hay una lista de cosas que lamentarás a largo plazo.

I) Dejar que otras personas formen tu mundo: Tú eres el arquitecto de tu propia vida. Cuando sabes quién eres en realidad y lo que más quieres, has descubierto dos de las cosas más importantes de tu vida. Pero se necesita coraje y persistencia para lograr tus metas. Este tipo de responsabilidad es temida por muchas personas y generalmente permiten que otros creen sus sueños para ellos. Tal vez sea porque no son lo suficientemente valientes como para crear su propio camino de vida o tienen demasiado miedo para hacerlo solo.

Y tal vez sea porque temen que sean juzgados y considerados ilusos. Pero la verdad es que si tienes personas que no están de acuerdo contigo, eso significa que estás defendiendo algo en lo que crees. Esto es más beneficioso para ti porque significa que estás escuchando tu corazón. Y nunca te arrepentirás de eso.

II) No superar tus viejos malos hábitos: La mayoría de las personas tienen malos hábitos que desean cambiar. Pero, lamentablemente, no muchos tienen la voluntad y la paciencia para romper sus viejos modales sin recursos y construir otros más saludables. A largo plazo, puedes mirar hacia atrás en tu vida y desear que hayas comenzado a cambiar lo que no te gusta de ti antes. Por supuesto, no es algo fácil de hacer, pero definitivamente vale la pena. Intenta ser la versión más fuerte de ti mismo y no te conformes con menos de lo que te mereces. No esperes a que suceda el cambio, haz que suceda.

III) Darte por vencido: El fracaso no es necesariamente algo malo. Es solo una nueva oportunidad para aprender algo, crecer y volver a intentarlo cuando llegue el momento. En la vida, las cosas no siempre se desarrollan de la manera que esperamos, pero esa no debería ser una razón para rendirse. Las personas exitosas nunca son las que se rindieron. Ellos son los que continúan incluso cuando el camino se pone difícil. Probablemente hayas escuchado el dicho de que un mar tranquilo nunca fue un marinero experto.

IV) Esconder tu yo verdadero (detrás de una máscara): Puede ser agobiante mantener a la persona que realmente está oculta todo el tiempo. No expresar las emociones que sientes y la forma en que piensas solo pueden hacerte sentir miserable y desconectado de tu círculo de amigos. Usar una máscara es algo arriesgado porque algún día te darás cuenta de que te has perdido al tratar de impresionar a otras personas. No saber quién eres realmente puede ser una experiencia realmente aterradora. Por lo tanto, no intentes satisfacer las expectativas de los demás hacia ti. Solo se tu verdadero yo y escucha tu propia voz interior. De esa manera, permanecerás fiel a ti mismo y no necesitarás la aprobación de nadie.

V) Esperar constantemente el momento perfecto: A muchos se le ocurrirán diferentes excusas para no tomar medidas AHORA. Algunos esperan hasta mañana, otros esperan el momento perfecto o una señal. El problema es que creen que tienen más tiempo del que realmente tienen. Esto podría hacer que esperen por siempre. Si tienes sueños, actúa. No mañana, ni la próxima semana. Ahora es el segundo mejor momento para comenzar. El mejor momento realmente fue ayer.

VI) Tolerar energías negativas: Las energías negativas pueden ser contagiosas. Alimentar tu alma con energías negativas te robará tu alegría y te hará sentir cansado. Elige sabiamente qué tipo de personas dejas entrar en tu vida porque su energía puede afectarte directamente. Entonces, ¿quieres gente gruñona y odiosa a tu lado o quieres personas positivas y amorosas? La decisión es tuya.

VII) Esforzarte por controlar hasta el más mínimo detalle: La vida debe ser vivida, no perfeccionada. No luches con cosas que están fuera de tu control. A veces, lo que todos necesitamos es relajarnos y dejar que la vida suceda. No tienes que saber qué es exactamente lo que va a suceder a continuación.

VIII) No cuidar tu salud: Muchas personas viven vidas aceleradas y se olvidan de detenerse y pensar en cómo tratan sus cuerpos. Muchos subestiman el poder de tener una dieta nutritiva y de sudar algunos días de la semana. Así que dedica un poco de tu tiempo a educarte sobre cómo mejorar las funciones de tu cuerpo y tu mente seguirá.

IX) Ser flojo: Ser perezoso y atascado en el mismo lugar durante demasiado tiempo no te llevará muy lejos. Además de soñar, planear demasiado y hacer muy poco. Recuerda que tú eres el responsable de tu vida y no expandir tu zona de capacidades no te ayudará a lidiar con los golpes de la vida. ¡Así que deja de holgazanear y comienza a construir la vida que siempre has soñado! Tú sabes que te mereces eso y más. Mucho más.

Fuente: G, Eevee. (2014). 9 Choices Your Future Self Will (definitely) Regret. I Heart Intelligence. Recuperado de (http://iheartintelligence.com/2014/10/14/9-choices-future-self-will-definitely-regret/#.Wv77ez8rhHE.facebook). Traducido por Maximiliano Bravo.

¿Por qué la Educación es Mejor que la Escolarización?

Algunos describen al colegio como una de las mejores etapas de sus vidas. Otros lo describen como una de las peores. Pero, independiente de como describan tal etapa, ¿cuánto realmente se acuerdan de lo que les enseñaron?

En esencia, el colegio está destinada a transferir conocimientos y preparar a los jóvenes para participar en la sociedad. Ahora, aunque no hay duda de que la escolarización es buena, es válido cuestionar si cumple sus promesas.

¿Por qué?

Desde niños, nos dijeron que ir al colegio es importante y esencial. Probablemente estas frases te resultarán familiares, porque seguramente las escuchaste más de una vez: “saca buenas notas”, “no faltes a clases”, “haz tus tareas”, “escucha a tu profesor/a” y un largo etcétera.

Con esta presión interminable de nuestros padres y profesores, no es de extrañar que dejar los estudios siempre haya sido visto como algo malo. No terminar el IV Medio es visto por casi todos como un desastre y a menudo conlleva dificultades para encontrar un buen trabajo.

Sin embargo, algunas de las personas más creativas y exitosas del mundo no terminaron el colegio, pero si continuaron su educación.

I) Una Mejor Alternativa

Si bien la escolarización parece ser muy importante, nunca debe confundirse con la educación.

La educación es más que la escolarización.

Si dejas de lado tus nociones preconcebidas sobre la educación, verás que la educación es simplemente el proceso de facilitar el aprendizaje o la adquisición de conocimientos, habilidades, valores, creencias y hábitos.

La educación se lleva a cabo frecuentemente bajo la guía de educadores, pero, y esto es clave, los estudiantes también pueden educarse a sí mismos.

El colegio es un lugar específico, pero la educación puede tener lugar en cualquier lugar, en cualquier momento y con cualquier persona, incluyéndote.

La educación puede ocurrir en cualquier entorno. Y cualquier experiencia que tenga un efecto formativo en la forma en que uno piensa, siente o actúa puede considerarse educativa.

En resumen, la educación es una forma ilimitada de aprendizaje.

Algunas personas muy exitosas no fueron los mejores estudiantes. Sin embargo, eso no significa que eran tontos o sin educación. En lugar de ir al colegio, aprendieron por sí mismos a través del estudio personal y las experiencias de la vida.

Claramente, la educación puede estar por encima y más allá del colegio.

En el colegio, aprendes teorías, pero a menudo careces de oportunidades para aplicar el conocimiento. Y sin esto último, ¿realmente has aprendido algo?

Para tener éxito en el colegio, debes ser obediente, y si eres bueno o malo, depende mucho de las expectativas de tus profesores. Termina convirtiéndose en el objetivo de satisfacer las expectativas de otras personas en lugar de realmente aprender lo que es útil para vivir una vida feliz, saludable y productiva.

La escolarización y la realidad a menudo se contraponen.  Para tener éxito en la vida, debes pensar de forma original en lugar de simplemente hacer lo que hacen los demás.

Hay muchos aspectos que cuidar aparte de las materias escolares, por ejemplo, cómo formar y mantener relaciones positivas, cómo trabajar de manera inteligente y cómo llevar una vida significativa, etcétera.

Estas son cosas que es poco probable que las aprendas en colegio. Pero si te sigues educando de diferentes maneras. Por ejemplo, puedes leer libros/blogs o ver vídeos sobre temas que a ti te interesan, pero que no forman parte del programa de estudios de tu curso. O bien, puedes dar un paseo por los lugares que encuentras más interesantes de tu ciudad y tomarte el tiempo para conversar con los transeúntes a tu alrededor. De este modo seguirás aprendiendo y aplicando tus nuevos conocimientos.

II) ¿Cómo Aprovechar la Mejor Alternativa?

Ojalá, este artículo te haya dado una idea de por qué la educación puede ser mejor que la escolarización. Ahora es el momento de darte algunos consejos sobre cómo aprovechar esto.

  • En primer lugar, el aprendizaje no termina al salir del colegio: Si deseas progresar en la vida, no confíes en aprender de un instituto/lugar/educador tradicional. En vez de eso, explora formas de aprender y aplicar conocimiento que sea realmente útil en tu vida. Esto puede contribuir activamente a lograr tus metas. Este aprendizaje ‘extracurricular’ podría ser a través de libros, videos, cursos, conferencias o experiencias de vida.
  • Lee más allá de tus intereses: Si te apegas a lo que ya conoces, es poco probable que experimentes un crecimiento personal significativo. En vez de eso, busca nuevas formas de aprender expandiendo tu zona de capacidades. Por ejemplo, si actualmente trabaja como escritor, comienza a aprender un instrumento musical. ¡Te sorprenderás lo mucho que esto ayuda a escribir, y tendrás un nuevo pasatiempo para disfrutar!
  • Conversa con personas inteligentes: ¿Has notado que las personas exitosas tienden a compartir su tiempo con otras personas exitosas? No es una coincidencia. Las personas exitosas forman redes para que el acto de aprendizaje sea mutuo y enriquecedor. Puedes hacer eso mismo. Aumenta tu confianza en ti mismo un poco más y comienza a compartir tu tiempo con personas creativas, positivas y exitosas. Una vez que hagas esto, en poco tiempo comenzarás a integrar sus ideas, su forma de pensar y su modo de vida orientado a la acción. Deje que su éxito se contagie.
  • Haz preguntas y piensa más allá de lo obvio: Rompe tu condicionamiento mental y comienza a pensar por ti mismo. Haz esto, e inmediatamente comenzarás a cuestionar cosas que te han enseñado cuando eras más joven. Una perspectiva nueva y súper nítida de la vida te abrirá a ideas y objetivos que podrían ser el punto de activación para el éxito y la fortuna. Si echas un vistazo a la historia reciente, los grandes triunfadores hicieron algo diferente.
  • La educación no se trata solo de aprender y consumir: El aprendizaje no debe ser una calle de sentido único. De hecho, la experiencia demuestra que aprenderá mucho más a través de la enseñanza, la tutoría y la mentoría de otros. Incluso si no crees que tienes un alto nivel de habilidad, siempre habrá alguien menos capacitado que tú a quien le encantaría aprender de ti. Una buena sugerencia sería buscar activamente oportunidades para compartir tus habilidades y conocimientos. Es probable que sean situaciones beneficiosas para todos.

III) Sigue Aprendiendo. Sigue Experimentando. Sigue Aprehendiendo.

Aprehender significa hacer propio tu aprendizaje. Cuando recorres en una ruta de aprendizaje continuo, descubrirás tantas cosas sobre la vida y sobre ti mismo que nunca hubieras podido imaginar. También superarás fácilmente a tus compañeros, incluso si anteriormente lograron sacar mejores notas que tú.

La educación es más grande que el colegio. Es una forma de seguir aprendiendo, creciendo y disfrutando.

¿Entonces, qué harás? ¿Vas a confiar en tus logros académicos pasados, o tomarás el control de tu vida ahora aprendiendo y desarrollándote a través de todo lo que encuentres?

Elige tu futuro. Elige aprender.

Fuente: Lee, B. (2018). Why Education is Better Than School. Lifehack. Recuperado de (https://www.lifehack.org/652066/why-education-is-better-than-school). Traducido por Maximiliano Bravo.

11 Formas para Equilibrar el Trabajo y la Crianza de un/a Hijo/a en el Espectro Autista

Equilibrar una carrera satisfactoria con ser un padre o madre devoto/a puede ser difícil para cualquiera. Se vuelve más difícil según cuán exigente y estresante es tu trabajo, su flexibilidad, si tienes otras personas para ayudar a cuidar a tus hijos, la cantidad de hijos que tienes, si tu hijo/a tiene necesidades especiales …

En resumen, es difícil.

Cuando eres padre o madre de un/a hijo/a en el Espectro Autista, viene con una variedad de responsabilidades adicionales. Cada niño/a en el Espectro Autista es diferente, por lo que el tipo de terapias o atención que necesita tu  hijo/a pueden ser muy diferentes de las experiencias de otras familias. Lo ideal sería lograr una rutina impecable sin colapsos, sin terapias perdidas o atrasados y una ética laboral intachable sería ideal, pero tal vez no sea completamente viable. La vida pasa. Haz lo mejor que puedas y sé amable contigo mismo/a cuando las cosas no salen como se planearon.

Aquí, compartiremos algunas formas en que puedes tratar de equilibrar el hecho de ser padre o madre de un/a hijo/a en el Espectro Autista con tener una carrera.

I) Pídele a tu Empleador una Jornada Laboral más Flexible: Cada vez más compañías ofrecen teletrabajo (o trabajo desde casa) como una opción. Esto puede aliviar la presión en una variedad de formas diferentes.

Elimina tu desplazamiento diario, lo que puede liberar tiempo adicional en el día que puedes utilizar para ponerse al día en el trabajo, cuidar a tu hijo/a o hacer mandados. Estar en casa también puede acercarte más al jardín infantil, colegio o terapias de tu hijo/a, lo que puede facilitar el transporte. Y estar en casa puede hacer que sea más fácil lidiar con cualquier problema de conducta en el que necesites poder dejar lo que estás haciendo e ir a buscar tu hijo/a.

Si tu compañía no ofrece actualmente el teletrabajo, siéntate con tu empleador o director de recursos humanos y ve si pueden hacer una excepción. Propón que te permitan probarlo a modo de experimento, o solicita que te permitan trabajar desde casa solo un par de días a la semana.

También podrías agregar más flexibilidad de otras maneras, como solicitar un horario de viajes reducido si tu trabajo lo requiere. Solicitar proyectos o casos que requieran menos horas extras o reuniones atrasadas. Si trabajas con un cliente muy estresante, ve si puedes llevar a alguien más a las reuniones, mantente en contacto con el cliente por correo electrónico y no en persona, o incluso intercambia clientes con un colega que se vea menos afectado por su actitud. Cambia de turno si puedes, o pregunta si puedes trabajar la mayor parte del día en la oficina, y recuperar horas después esa noche una vez que tu hijo/a esté durmiendo.

Deja en claro que no estás buscando trabajar menos que tus colegas, sino que estás buscando una jornada laboral que satisfaga mejor tus necesidades.

Nunca lo sabrás si no preguntas.

II) Explica por qué Necesitas más Flexibilidad: No tienes que ser demasiado detallado o compartir más de lo que te sientes cómodo, pero sí quieres dejar en claro que estás pidiendo más flexibilidad porque absolutamente la necesitas, no por gusto personal. Da ejemplos específicos de cualquier problema que pueda surgir y por qué es necesario. Tal vez tu hijo/a tenga que ir a varias terapias que entran en conflicto con tu jornada laboral, pero es el único momento en que el centro está abierto. O tal vez tu hijo/a tiene problemas para adaptarse al jardín infantil o colegio y tiene problemas de comportamiento, por lo que es posible que necesites un horario de trabajo modificado durante al menos el próximo mes.

Conoces a tu hijo mejor que nadie, y ser franco con tu empleador o departamento de recursos humanos sobre tus necesidades te ayudará, especialmente si no están familiarizados con el Espectro Autista. También es posible que ya existan protocolos de la compañía que puedan ayudarte a equilibrar tu vida laboral y tu vida familiar.

III) Considera Otro Tipo de Trabajo: Porque es muy fácil encontrar otro trabajo, ¿verdad? (sarcasmo). En serio, hay opciones de carrera (y jefes más comprensivos) que pueden satisfacer mejor tus necesidades. Puedes comenzar buscando empleos que ofrezcan un horario flexible, diferentes opciones de turno, grandes beneficios para la salud e incluso opciones de cuidado infantil en el lugar. O bien, podría buscar trabajos como el trabajo independiente, el emprendimiento y el teletrabajo que te permitan hacer tu propio horario.

Encuentra un trabajo que no requiera que sigas un horario específico para realizar tus labores, sino que simplemente requiere que hagas tu trabajo. Eso libera tu día para que se adapte al trabajo donde mejor se adapte a ti, en lugar de seguir un cronograma por el solo hecho de seguir un cronograma.

Crear tu negocio y ser su propio jefe definitivamente también tiene beneficios, como crear tus propios horarios y establecer una carga de trabajo que funcione mejor para ti. Aún así conlleva seguir su propio conjunto de plazos y responsabilidades financieras, pero tendrás más control sobre como gestionarlos.

Por último, el trabajo independiente te permite estar a cargo de tu propio horario. Puedes organizar mejor las horas de las terapias de tu hijo/a, el colegio o las actividades extracurriculares, y puede escoger la cantidad de trabajo que consideras más conveniente. Una desventaja podría encontrar suficiente trabajo independiente para ganar el dinero necesario pero eso debería venir con el tiempo después de que formes una reputación positiva y buen número de clientes.

IV) Aprende a Delegar tus Responsabilidades: Las madres parecen llevar la peor parte de averiguar el acto de equilibrar sus responsabilidades en el trabajo y en el hogar. Según un estudio de la Universidad Estatal de Washington, 1 de cada 4 madres encuestadas rechazaron ascensos o tomaron una licencia para cuidar a sus hijos; 3 de cada 5 madres rechazaron trabajos; y la otra mitad informó que trabajaron menos horas para cuidar a sus hijos. Sin embargo, no trabajar no era una opción, ya que más de la mitad de los participantes del estudio dijeron que habían tenido dificultades financieras el año anterior.

El estudio tiene ahora varios años (se publicó en 2010) por lo que es posible que ya se estén realizando mejoras. Pero es tan importante poder confiar en tu cónyuge. Si trabajas a tiempo parcial y tu cónyuge trabaja a tiempo completo, eso no significa que debas estar a cargo de cuidar a tu hijo/a gran parte del tiempo o todo el tiempo. Elaboren juntos un horario que funcione bien para ambos y que sea flexible.

Si eres padre o madre soltero/a, hacer esto solo será mucho más extenuante. Pedirte ayuda a tus propios padres u otros familiares será necesario para tu salud mental, emocional y física. Estar agotado física y mentalmente todos los días tratando de hacerlo todo para todos tendrá un precio muy alto.

V) Concéntrate Exclusivamente en las Necesidades: Satisfacer las necesidades de todos es lo más importante. ¿Qué necesita tu hijo/a de ti? ¿Qué necesita tu empleador de ti? ¿Y que necesitas tú?

Esto requerirá hacer muchos sacrificios, por lo que es crucial que priorices lo que es más importante.

Después de establecer una rutina, puede ver si hay espacio para quedarte trabajando una hora más, o inscribirte a una clase de yoga una vez a la semana, o intercambiar quehaceres con tu cónyuge para que vaya a buscar a tu hijo/a el Lunes en vez del Martes. Mientras tanto, si tienes que usar tu hora de almuerzo para llevar a tu hijo a su terapia dos veces a la semana, que así sea. Puede ser frustrante tener que faltar a una velada distendida con tus colegas o perder la oportunidad de leer un libro en su descanso, pero puedes hacerlo realidad.

VI) Reserva Tiempo para Ti: Esto puede parecerte que contradice lo sugerido anteriormente, pero reservar tiempo para ti es una necesidad, no un capricho. Sí, harás sacrificios para poder cumplir con tu trabajo y cuidar a tu hijo/a, pero es importante entender tus propias limitaciones para que no llegues a tu punto de quiebre.

Cada persona tiene diferentes limitaciones sobre cuánto tiempo pueden pasar sin reservar tiempo para sí mismos, y es importante descubrir cuál es el tuyo. ¿Te sientes malhumorado el jueves porque el comienzo de la semana es tan abarrotado que no tienes tiempo para ti hasta el fin de semana? Reorganizar las horas de terapia; trabaja con tu cónyuge o cuidador (ya sea un familiar, jardín infantil, colegio) para ver si pueden cambiar las cosas; reserva una horas después de que tu hijo/a esté durmiendo para ver tu programa de televisión favorito, leer un buen libro, o tomar un relajante baño.

A veces, todo lo que necesitas es media hora para respirar un poco y sentir que tiene más control, y en ocasiones necesitarás mucho más tiempo que eso. Calcula tus límites y los de tu hijo/a y los límites de tu trabajo y actúa dentro de esos parámetros para asegurarte de que todavía te sientas como un ser humano al final del día.

VII) Encuentra un Cuidador Confiable: Si tu hijo/a aún no asiste al jardín infantil o colegio, o todavía necesita que alguien se encargue de ellos antes o después, es importante buscar un cuidador confiable. La ubicación y el costo obviamente tendrán un papel importante en la búsqueda del cuidador adecuado, y es probable que requerirá alguno ajustes para ti y para tu hijo/a, especialmente si se resisten a cualquier cambio de rutina. Puede ser difícil dejar a tu hijo/a e ir a trabajar, pero encontrar un cuidador confiable ayudará a aliviar esas inquietudes. ¡Y está bien sentir inquietudes! Porque somos humanos. Lo importante es no dejarse consumir por ellas.

En la actualidad, existen muchos recursos en línea que pueden orientarte hacia cuidadores de buena reputación para que puedas dejar a tu hijo/a. Tu médico también puede tener algunas recomendaciones. Lee las críticas, reúnete con los cuidadores en persona y trata de hablar con otros padres de niños que reciben sus cuidados para ver si la persona idónea para cuidar tu hijo/a. Ver cómo el personal interactúa con tu hijo/a y otros niños también puede ayudar a aliviar cualquier inquietud que tengas.

VIII) Encuentra Apoyos Sólidos para Situaciones de Emergencia: Si este es el mismo proveedor que ya utilizas, pero que está fuera del horario habitual, o de alguien completamente diferente, debes encontrar una persona de confianza para cuidar a tu hijo/a en caso de una emergencia. Si te encuentras en medio de una reunión muy importante, pero tu hijo debe irse del jardín infantil o colegio más temprano de lo acostumbrado, tu apoyo en caso de emergencia es alguien en quien puedes confiar. O tal vez tu automóvil se averió y no estará en su casa por horas, y necesitas que alguien se quede con tu hijo/a durante ese tiempo. Recurre a alguien a quien puedas llamar.

Quizás te cueste más depender de esta persona o de molestarla, pero es por eso que solo confías en usarla en una emergencia, para no excederse demasiado de tu presupuesto o causarle tensión a tu relación de pareja.

IX) Encuentra un Grupo de Apoyo: Hay muchas opciones para grupos de apoyo. Puedes buscar uno que se reúna en persona con regularidad o, si vive en un pueblo pequeño o no tiene tiempos para reunirte cara a cara, puede encontrar un espacio seguro en línea para compartir tus preocupaciones y alegrías con otras familias

Lo importante es encontrar otros padres que sean comprensivos y estén bien informados. Si un grupo lanza muchas teorías que no tienen investigación detrás de ellas o tiene miembros que a menudo se critican duramente entre sí, busca otro grupo y continúa buscando hasta que encuentres uno que sea comprensivo, informativo y útil.

X) Haz Amigos con Otros Padres de Hijos en el Espectro Autista: Si no tienes tiempo para encontrar un grupo de apoyo regular o si la idea de comunicarte con extraños en línea no te interesa, acércate a otros padres en el jardín infantil o colegio de tu hijo/a. No solo pueden intercambiar historias y consejos, sino que también puedes hablar con alguien que entiende la singularidad de ser un criar a un hijo/a en el Espectro Autista u otra condición semejante. Como beneficio adicional, es posible que puedan compartir el desplazamiento en grupo o buscar actividad para que sus hijos socialicen juntos, y esto también puede ayudar a que tu hijo/a pueda hacer amigos.

La vida siempre es un poco más agradable cuando alguien más comprende lo que estás pasando.

XI) Establece una Rutina para tu Trabajo y tu Familia (Y Síguela): Cuando estés en el trabajo, mantente enfocado en tus responsabilidades allí. Si necesitas programar una hora de terapia o reunirte con el profesor de tu hijo/a, no lo resuelvas durante tu horario laboral. Usa tu hora de almuerzo o espera hasta que tu día de trabajo llegue a su fin. Así como una rutina será útil para tu hijo/a, también será útil parati, y organizar bien tu día te ayudará a lograrlo.

Incluso si te sientes estresado/a por tu hijo/a, dale toda tu atención a tu trabajo cuando estés allí a cambio de la flexibilidad que tu empleador podría brindarte. Sé una persona que tu empleador pueda confiar. Del mismo modo, cuando pases tiempo con tu hijo/a, concéntrate en ellos en lugar de preocuparte por las labores que aún te quedan por hacer.

Como todo en la vida, hazlo un paso a la vez. No tengas miedo ¡Tú puedes!

Fuente: Dixon, C. (s.f). 11 Ways to Balance Work and Parenting a Child with Autism. The Autism Site Blog. Recuperado de (http://blog.theautismsite.com/balance-work-parenting/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Infantilizar a las Personas en el Espectro Autista No Solamente es Ofensivo; También es Peligroso

¿Alguna vez has sido infantilizado? ¿Tratado con condescendencia, como si fueras significativamente menor de lo que realmente eres? Es una situación muy frustrante; te hace sentir que no estás siendo tomado en serio o tratado como un ser humano igual.

Mientras que los individuos neurotípicos pueden enfrentar la infantilización caso por caso, las personas en el Espectro Autista o con cualquier discapacidad, sea ésta física, cognitiva, socioemocional o sensorial, a menudo se enfrentan a un grado problemático. Y aunque es frustrante y ofensivo ser tratado como si fueras un bebé indefenso cuando realmente eres un adulto, este tipo de infantilización tiene consecuencias de mayor alcance de lo que uno podría pensar. Y por eso es sumamente necesario tomar una posición contra este tipo de tratamiento, incluso si las intenciones son buenas.

I) ¿Qué formas toma la infantilización?

La infantización puede adoptar diferentes formas:

  • Cambiar los patrones del habla; (por ejemplo, hablar en voz baja, hablar más despacio, hablar más fuerte (cuando un individuo no tiene problemas auditivos) y hablar en un tono más alto)
  • El uso de apodos afectuosos con diminutivos (“cosita”, “dulcecito”, etc) en el contexto de una relación de amigos o conocidos (en lugar de una relación familiar o romántica)
  • Hablar por un individuo o no hablar directamente con él o ella (por ejemplo, hacerles comentarios y preguntas a un padre o cuidador en vez del propio individuo), cuando son capaces de hablar por sí mismos
  • Tomar una decisión en nombre de un individuo que es capaz de tomar sus propias decisiones y/o menospreciar su opinión sobre un asunto determinado
  • Ser demasiado protector; ocultar información a un individuo que tiene la edad suficiente para manejarla (por ejemplo, no hablar sobre sexo) o prohibir una actividad apropiada para su edad (como prohibir a un joven de 27 años ver una película para mayores de 18 años)
  • En definitiva, tratar a un individuo que definitivamente no es un niño como si fuera un niño

II) ¿Por qué los individuos diagnosticados son Espectro Autista son infantilizados?

La sociedad, por lo general, cree que “discapacidad” es sinónimo de “incapacidad”. Como resultado, las personas en el Espectro Autista y otras condiciones similares a menudo pueden ser vistos como inocentes, dependientes de otros, merecedoras de lástima, y en general, menos que sus pares sin Espectro Autista en todo sentido. Menos capaces, menos inteligentes … simplemente menos. Esto puede conducir a una sociedad que los trata de manera condescendiente e infantilizante.

Incluso las personas que no los ven de esta manera todavía pueden perpetuar dinámicas de infantilización. Los padres, por ejemplo, pueden ser sobreprotectores hacia sus hijos adultos por temor a que el mundo podría hacerles daño. En lugar de dejarlos crecer y ser adultos independientes, pueden sentir que es mucho más seguro para ellos asegurar que se mantengan como niños eternos. Esto puede incluso ser cierto de los padres cuyos hijos son neurotípicos.

Además, algunas personas en el Espectro Autista podría parecer que actúan más jóvenes en comparación con su edad cronológica. Aunque merecen ser tratados como los adultos que realmente son, pueden ser tratados como más jóvenes de lo que son debido a su comportamiento.

III) ¿Cuáles son las consecuencias de la infantilización?

El mayor y más obvio problema con ser infantilizado es que es frustrante e insultante. Ya sea intencional o no, la infantilización degrada a una persona. Significa tratar a alguien como si estuvieran por debajo de ti, lo que obviamente es irrespetuoso e hiriente.

Pero la infantilización también viene con algunas consecuencias más insidiosas. Piensa de nuevo en la idea de ocultar información sobre sexo a un individuo, solo por estar en el Espectro Autista, ya sea porque piensas que no necesita saber sobre ello o necesita ser “protegido/a” de ello. ¿Cómo, entonces, sabrán sobre el abuso sexual, algo que las personas en el Espectro Autista intrínsecamente corren mayor riesgo? ¿Cómo, entonces sabrán sobre el consentimiento y dirán que “no” cuando alguien les hace algo inapropiado?

¡Aún hay más! ¿Cómo, entonces, sabrán dónde pueden acceder, y luego usar correctamente, anticonceptivos a la hora de tener sexo penetrativo por primera vez? ¿Cómo, entonces, sabrán a quién recurrir para buscar apoyo, y qué medidas tomar, si ocurre un embarazo no planificado, o bien, si contraen una enfermedad de transmisión sexual?

También pueden borrar su voz. Todo ser humano vivo merece ser escuchado y tomado en serio. Sin embargo, los adultos con discapacidades, incluyendo el Espectro Autista, pueden encontrarse ignorados o menospreciados, basándose en el supuesto de que su opinión no es válida o que “no entienden la situación actual”.

La infantilización también puede crear una profecía autocumplida. Asumir que una persona no es capaz de ser independiente y tomar sus propias decisiones puede conducir a comportamientos que harán que esa persona sea más dependiente e incapaz de tomar sus propias decisiones. ¿Cómo las personas en el Espectro Autista lograrán ser independientes cuando los demás hacen todo por ellos y jamás los dejan tomar sus propias decisiones?

IV) ¿Qué podemos hacer para dejar la infantilización?

Hay varias cosas, grandes y pequeñas, que podemos hacer para combatir este punto de vista y tendencia en nuestra sociedad:

  • En primer lugar, no es una mala idea evitar hacer referencia a su “edad mental”, a menos que esté hablando específicamente de ellos en un contexto donde su nivel de habilidad necesite ser conocido y abordado. El hecho de que un hombre o una mujer de 22 años tenga “la edad mental de un/a niño/a de 3 años” no significa que él o ella no merezca ser tratado/a como un/a adulto/a. Sin embargo, referirse a su edad mental podría hacer que él o ella sea tratada como si fuera un/a niño/a.
  • En segundo lugar, siempre es importante presumir competencias, es decir, asumir que alguien es capaz de entender lo que estás diciendo, incluso si no estás seguro. Aquí hay más información sobre la importancia de presumir la competencia, además sobre cómo hacerlo.
  • En tercer lugar, escuchar lo que el individuo tiene que decir. Incluso si tú debes actuar en su nombre, todavía puedes tomar en cuenta sus aportes, sentimientos y opiniones.
  • Y por último, llamarles la atención suavemente y respetuosamente a los individuos que expresan actitudes y prácticas infantilizantes. A menudo, los individuos no tienen intención de actuar de formas tan humillantes y denigrantes; simplemente no saben cómo intervenir correctamente a un adulto en el Espectro Autista. A pesar de sus buenas intenciones, sin embargo, la infantilización todavía le resulta dolorosa a algunos individuos. Pídanles a tales individuos que traten a la persona en el Espectro Autista como un adulto, justo como lo harían con cualquier persona en el Espectro Autista.

Todo individuo, sin importar quién sea o que condición pueda tener, merece ser tratado con respeto y dignidad humana básica. Evitar la infantilización es una forma poderosa  de mostrar respeto a los que son diferentes, no menos.

Fuente: Stout, A. (2017). Infantilizing People with Autism Isn’t Just Offensive; It’s Also Dangerous. The Autism Site Blog. Recuperado de (http://blog.theautismsite.com/infantilization-autism/). Traducido por Maximiliano Bravo.