4 Razones Por Las Que Tu Hijo/a En El Espectro Autista No Sigue Los Límites

Libro tras libro y Ted Talk tras Ted Talk se han compartido sobre por qué nuestros hijos hacen lo que hacen.

  • Por qué no se comportan.
  • Cuando se rebelan.
  • Por qué actúan.
  • Por qué no hacen lo que se les dice.

Y lo que nosotros, como padres, deberíamos estar haciendo al respecto.

Recientemente, se han hecho evidentes dos extremos en los expertos en crianza y comportamiento.

  • Cualquiera de los dos comportamientos tiene que ver con necesidades no satisfechas o habilidades rezagadas, por lo que está completamente fuera del control de nuestros hijos…
  • O el comportamiento tiene que ver con las decisiones, y debemos centrarnos en enseñar a nuestros hijos a tomar mejores decisiones para que tengan un mejor comportamiento.

Y, como en la mayoría de las cosas, los padres tienden a pasar el rato en el medio de esos dos extremos, en algún lugar de esa área gris diciendo «¿No pueden ambos tener un poco de verdad?«

Por lo tanto, este artículo hablará acerca de las 4 razones por las que tu hijo/a en el Espectro Autista no está siguiendo los límites.

I) Comprensión: La comprensión tiene que ver con si tu hijo/a comprende o no completamente y comprende el límite en cuestión.

Muy a menudo, nuestros hijos no siguen los límites simplemente porque en realidad no saben que existen en primer lugar.

Y para aclarar… No se trata solo de si su hijo «sabe más».

La comprensión se trata de que tu hijo/a comprenda verdaderamente:

  • Cuál es el límite exacto.
  • Por qué existe ese límite (y por qué es importante).
  • Cómo se ve seguir el límite.
  • Cómo se ve no seguir el límite.

II) Competencia: La competencia tiene que ver con la capacidad actual de tu hijo/a para cumplir con el límite en su ambiente típico.

Querrás pensar en el desarrollo, las habilidades y las capacidades de tu hijo/a.

Cuando estás abordando la competencia, deseas echar un vistazo a:

  • Función ejecutiva.
  • Habilidades rezagadas.
  • Tolerancia a la frustración.
  • Habilidades de comunicación.
  • Habilidades de regulación emocional.

Y en serio, muchas más cosas sobre las que podría escribir un libro completo. Aquí es donde entra en juego todo el desarrollo de habilidades.

III) Capacidad: ¡Ahora estamos llegando a la parte divertida!

La capacidad tiene que ver con la capacidad actual de tu hijo/a para seguir el límite en este momento exacto.

Mira, ¿cuántas veces nos hemos sentido tan frustrados con nuestros hijos por negarse a hacer algo que SABEMOS que pueden hacer?

Sé que PUEDEN hacer esto… ¡Lo hicieron muy bien ayer!

La capacidad es exactamente lo que explica por qué sucede esto.

Puede ser capaz de algo, pero no tener la capacidad de hacerlo en un momento particular por muchas razones diferentes, como si:

  • Estás muy cansado porque no dormiste bien.
  • Tiene un dolor de cabeza que no desaparece.
  • No has comido y tienes hambre.
  • Te distraen con las luces súper brillantes.
  • Tuviste una pelea con tu mejor amigo/a y te sientes triste.

O para otro ejemplo…

¿Eres capaz de lidiar con el comportamiento de tu hijo/a sin gritar? Probablemente.

¿Pero todavía gritas a veces? También probablemente. Esto se debe a que a veces no tienes la capacidad para mantener la calma en ese momento exacto.

IV) Decisiones: Finalmente, nuestros hijos pueden comprender totalmente un límite, son capaces de cumplir con el límite, tienen plena capacidad para cumplir con el límite y eligen activamente no cumplir con el límite de todos modos.

No podemos subestimar lo raro que es que el comportamiento baje a este nivel, pero creo que hacemos un flaco favor cuando pretendemos que nunca sucede.

A veces, los niños tienen todo lo que necesitan para tomar la decisión correcta, pero de todos modos no siguen los límites.

Pero no podemos saltar a las decisiones hasta que hayamos descartado todas las demás razones por las que nuestros hijos no siguen un límite.

Estas razones tienen que ir en orden, o sino, serán absolutamente inútiles.

Fuente: Kaylene. (s.f.). 4 Reasons Your Autistic Child Doesn’t Follow Boundaries. Autistic Mama. Recuperado de (https://autisticmama.com/reasons-autistic-child-doesnt-follow-boundaries/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

¿Debería Mi Hijo/a En El Espectro Autista Tener Una Mascota?

Muchos niños se acercarán a sus padres con la esperanza de tener una mascota. Los niños en el Espectro Autista no son diferentes.

Los padres ocupados criando a un/a niño/a que vive la condición pueden preguntarse por qué querrían introducir una responsabilidad adicional en su hogar mientras intentan hacer malabarismos con todas las necesidades de su hijo/a.

Aquí hay 9 formas en que agregar una mascota a tu familia puede beneficiar a tu hijo/a en el Espectro Autista.

I) Ganarse la mascota: Cuando un/a niño/a en el Espectro Autista desea una mascota, muestra los mismos deseos que los niños neurotípicos de involucrarse con un animal.

Un padre sabio involucrará a su hijo que vive la condición en la selección de la mascota que mejor se adapte a las necesidades del niño y de la familia.

Si hay un costo relacionado con la adquisición de la mascota, se puede alentar a tu hijo/a a recaudar el dinero y ayudar a comprar la mascota. Esto ayudará a que él/ella acepte completamente a la nueva responsabilidad de convertirse en dueño/a de una mascota.

II) Mayor responsabilidad diaria: Como cualquier padre sabe, hay mucha responsabilidad que conlleva tener una mascota, y tu hijo/a puede estar directamente involucrado/a. Él/Ella puede aprender a alimentar a la mascota, sacarla a pasear, asegurarse de que se mantenga sana, etc. Una estrategia muy útil es desarrollar un horario visual para ayudar a tu hijo/a a cuidar de las necesidades diarias de su mascota.

IIII) Mayor socialización: Muchos niños en el Espectro Autista tienen dificultades para socializar con los demás. Por supuesto, uno de los mayores beneficios de tener una mascota es que nunca estás solo/a y tienes compañía.

Sin embargo, otras personas en el colegio o en la comunidad pueden ver a tu hijo/a con su mascota y hacer todo lo posible para acercarse a él. Esto puede ayudarlo/a a entablar una conversación sobre el tema de ser dueño/a de una mascota. Los amantes de los perros y los gatos disfrutan interactuando con otros dueños de perros y gatos.

Puede ser más fácil para tu hijo/a en el Espectro Autista comenzar una conversación sobre un tema con el que se sienta cómodo/a. Lo mismo puede decirse de los niños en el colegio. Cuando tu hijo/a escuche a otros niños en el colegio hablar sobre sus mascotas, podrá contribuir con un diálogo significativo a la conversación.

IV) Desarrollar una sensación de comodidad: Tu hijo/a en el Espectro Autista puede disfrutar de tener una mascota cerca. Puede ayudar a reducir la ansiedad y darle una sensación de compañía. Muchos niños con mascotas también muestran un aumento en la confianza en sí mismos.

Tu hijo/a puede reducir su nivel de aislamiento y comenzar a centrar la atención en las necesidades de su mascota en lugar de sus propias necesidades. Puede ayudarlo/a a manejar la soledad o la depresión. Todos los niños que viven la condición pueden encontrar consuelo en una mascota que les demuestre amor incondicional.

V) Mejor Higiene: La higiene es un tema delicado para discutir con cualquier niño. Sin embargo, el tema puede ser más fácil de discutir cuando se trata de la mascota de la familia. A los niños en el Espectro Autista se les puede enseñar cómo mantener a su mascota limpia y sana. Se les puede explicar que la mayoría de las personas quieren interactuar con un perro o un gato que no huela mal.

Mostrarle al niño cómo bañar correctamente al animal, peinar su pelaje, usar collares antipulgas y darle golosinas que mantengan sus dientes fuertes y sanos puede convertirse en una vía para discutir por qué es importante que los niños se bañen todos los días, usen desodorante, cepillarse los dientes, etc.

VI) Aumentar la participación comunitaria: Tener una mascota puede alentar a su hijo a ser más voluntario en la comunidad. Por ejemplo, las habilidades que adquiere al cuidar a su propia mascota podrían usarse para presentarlo como voluntario en un refugio de animales local o en una tienda de mascotas. A medida que continúa trabajando con animales, puede aumentar su nivel de empatía por ellos. Esta empatía puede transferirse de los animales y podría generalizarse a las personas.

VII) Formación laboral futura: Muchos niños que tienen mascotas ingresan a carreras que implican trabajar con animales. Tu hijo/a en el Espectro Autista puede ser igual. Hay muchas personas que pagan para que otros cuiden de su mascota si tienen experiencia trabajando con animales.

Tu hijo/a también podría ganar algo de dinero extra al convertirse en un/a paseador/a de perros. Él/Ella puede decidir que quiere postularse para tener un trabajo de medio tiempo en un refugio de animales o ir a la universidad para estudiar ciencias animales y convertirse en veterinario/a.

VIII) Mejor toma de decisiones: Involucrar a tu hijo/a en la toma de decisiones sobre la mascota lo ayudará a sentirse empoderado/a. Él/Ella puede ayudar a decidir qué tipo de mascota quiere, cómo llamarla, qué tipo de alimento necesitará el animal, con qué frecuencia debe limpiarse, cuándo debe pasearse y dónde debe dormir en la casa. Todo esto puede ayudarlo a involucrarse completamente en el proceso de tener una mascota.

IX) Mayor ejercicio: Interactuar con el animal puede aumentar el nivel de actividad física de tu hijo/a. Los perros deberán ser paseados todos los días, y los gatos pueden jugar en la casa, al igual que los conejos, los hámsters o los erizos. Si tu hijo/a pasa mucho tiempo encerrado/a, su mascota puede alentarlo/a a disfrutar del aire fresco.

Fuente: Malcolm, R. (2021). Should My Child with Autism Have A Pet? Autism Parenting Magazine. Recuperado de (https://www.autismparentingmagazine.com/child-autism-pet/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

El Poder De La Ropa Para La Confianza

Como dice el refrán, la ropa hace al hombre o a la mujer. Como adultos en el Espectro Autista, podemos usar esta idea a nuestro favor para darnos más confianza en situaciones sociales o agobiantes. Cuando nos sentimos bien, podemos afrontarlo mejor. Cuando nos sentimos cómodos, partimos de un nivel de estrés más bajo. La ropa adecuada puede hacernos sentir seguros y fuertes, y eso hace que sea mucho más fácil desenvolverse en un mundo neurotípico.

Todos tenemos esa ropa favorita: las que tienen texturas agradables, y se ajustan de la forma que nos gusta, y nos hacen sentir geniales. Sin etiquetas que pican, sin ajustes incómodos, nada con lo que tengas que preocuparte constantemente. Simplemente se sienten bien.

Algunos les gustan las cosas fluidas y sedosas en tonos de azul, morado o gris. Otros les encantan las poleras y los jeans de superhéroes o tal vez te sientas más como tú mismo/a si vistes cosas rosadas con volantes. Cualquiera que sea tu ropa favorita, te hace sentir bien, incluso poderoso/a. Y no contribuyen a ninguna sobreestimulación con la que tengas que lidiar.

I) La comodidad genera confianza: Cuando te sientes físicamente cómodo/a, sin pelear contra etiquetas o texturas sensorialmente invasivas, puedes sentirte más cómodo/a siendo tú mismo/a en cualquier situación social.

El estrés se vuelve más fácil de manejar cuando te sientes bien para empezar. Todos sabemos que si estamos irritados o ya sobreestimulados, cualquier factor estresante puede empujarnos más adelante en el camino hacia una crisis, pero también funciona al revés. Si nos sentimos bien físicamente, podemos tomar las pequeñas tensiones con calma y evitar que se acumulen.

Socializar es un área donde la ropa puede hacer una gran diferencia. El inventor del «traje de poder» de la década de 1980 lo sabía: las líneas ásperas y los hombros anchos fueron diseñados para brindarles a las mujeres una forma de ocupar más espacio en una sala de juntas. Cuando tengas confianza en tu apariencia y se sienta mejor, te sentirás mejor siendo tú mismo/a. Y estar seguro/a de tu propia piel y ropa liberará más energía mental para el cálculo social que todos tenemos que hacer. No importa lo que te pongas para sentirte bien, solo que te funcione.

II) La ropa puede ser protectora: Por ejemplo, una chaqueta de motociclista de cuero negro puede hacerte sentir como un «rebelde sin causa», junto con servir como un escudo entre el mundo y tú. Así como ese cuero protegerá tu espalda del pavimento en un accidente de tránsito, te protegerá de las personas que intentan burlarse de ti o hacerte sentir inferior. Cuando te pones esa chaqueta, te sientes lo suficientemente fuerte como para defenderte.

Algunas personas pueden encontrar que usar el símbolo de su superhéroe favorito las hace sentir más fuertes y seguras. Tal vez una polera de Darth Vader te haga sentir poderoso o lucir los colores de tu casa de Hogwarts te hace sentir orgulloso de ser tú mismo/a, y tal vez darte un poco de magia. Cualquier cosa que te haga sentir seguro/a, fuerte y cómodo/a contigo mismo/a te ayudará a ser más feliz, sin importar la situación.

III) El poder de un uniforme: No, esto no tiene relación con los uniformes escolares, sino con TU uniforme. Muchas personas famosas llevan puesto algún tipo de uniforme. Steve Jobs es probablemente la primera persona que te vino a la mente: el suéter negro de cuello alto, los jeans y las zapatillas deportivas son un look icónico, si no de alta costura. O tal vez pensaste en la camiseta gris o la sudadera con capucha y los jeans de Mark Zuckerberg.

Un uniforme elimina la necesidad de vacilar sobre lo que vas a ponerte cada mañana. Para nosotros, como adultos en el Espectro Autista, eliminar una decisión con la que de otro modo podríamos obsesionarnos puede reducir nuestros niveles de estrés. Tomar un closet lleno de ropa que no estás seguro/a si es «apropiada para la oficina», «demasiado elegante» o lo que sea y convertirla en una rutina fácil de «pantalones, camisa, chaqueta» puede facilitar tu rutina matutina y evitar que te preocupes. sobre si «lo hiciste bien». Esto es especialmente cierto para las mujeres porque somos juzgadas con más dureza por nuestra apariencia tanto en el trabajo como socialmente.

Así que investiga un poco para encontrar el tipo de atuendo que necesitas para lo que haces todos los días, y dedica un poco de tiempo a encontrar la mejor forma de hacerlo. Luego elija algo cómodo, agradable, empoderante, fácil de lavar y, con suerte, económico, y cómpralo en varios colores. ¡Tu uniforme evitará que tengas que preocuparte por qué ponerte todos los días!

La ropa parece algo tan pequeño, pero la ropa adecuada para ti puede marcar una gran diferencia en cómo te sientes. Encontrar la ropa que te haga sentir bien es un gran truco para socializar y sobrellevar el mundo neurotípico.

Fuente: (2021). ADULTING FOR AUTISTICS: THE POWER OF CLOTHES FOR CONFIDENCE. Autistic Empath. Recuperado de (https://autisticempath.com/adulting-for-autistics-the-power-of-clothes-for-confidence/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

5 Consejos Para Tomar Decisiones Cuando Todo Parece Riesgoso

¿Qué pasa si nada se siente «bien»?

Cuando se trata de tomar decisiones, a veces hay un claro ganador. La decisión es sencilla.

Pero parece que en estos días, especialmente, cada elección es más difícil. Hay tantos tonos de gris. Persisten la confusión y la incertidumbre.

Por lo tanto, puede resultar tentador creer que no decidir es una forma de evitar los riesgos. Por lo general, no lo es.

Entonces, ¿Cómo tomamos nuestras propias decisiones? ¿Cómo decidimos cuando no hay un «ganador» claro?

En última instancia, todos tienen que encontrar una forma de tomar decisiones con las que puedan sentirse (razonablemente) cómodos.

Ya sea que estés decidiendo qué carrera quieres estudiar, con quién quieres casarte o dónde quieres vivir, aquí hay 5 consejos muy útiles para tu toma de decisiones.

¿Cómo tomar decisiones con las que te sientes (lo suficientemente) cómodo/a?

I) Busca información si te hace sentir más seguro/a, pero no demasiada: Trata de asegurarte de que la información que estés obteniendo sea lo más imparcial posible, de modo que no sólo estés absorbiendo la opinión de otra persona u obteniendo información falsa. Obtén información de una forma cómoda, pero no tanta que le reste valor a tu bienestar emocional.

II) Examina tus opciones y observa cómo se sienten dentro de tu cuerpo: Las sensaciones en tu cuerpo suelen ser indicadores sólidos de las decisiones con las que te sientes más cómodo/a. Al considerar cada opción posible, observa las sensaciones de tu cuerpo. ¿Tienes opresión en el pecho? ¿Bultos en la garganta? ¿Te siente nervioso/a, inquieto/a o entumecido/a? ¿O te sientes tranquilo/a y seguro/a?

III) Enfrenta tus miedos: Identifica cuál es tu miedo y nómbralo. ¿Es miedo a la vergüenza, el cambio, el dolor o el fracaso? Tómate tu tiempo y no sólo considera el peor de los casos, TAMBIÉN considera el mejor de los casos. Identifica tus miedos y luego identifica tus esperanzas. Esto te permitirá tomar decisiones basadas en correr hacia tus sueños en vez de huir de una pesadilla.

IV) No tomes una decisión impulsiva. Tómate tu tiempo: Cuando hayas examinado tus opciones y tengas una idea que sientas más tolerable que las otras, considera meditar dicha opción por un poco más de tiempo.

V) Toma la decisión que te resulte más fácil de vivir: Entonces, ¡Acepta la decisión y cualquiera de sus posibles resultados! O, si la decisión te parece demasiado difícil, vuelve al punto 4.

Algunos consejos más para tomar decisiones:

  • Puedes (casi) siempre cambiar de opinión, volver atrás o intentarlo de nuevo.
  • Es posible que desees hablar sobre tu decisión con alguien de tu confianza. ¡Pero no olvides que tu propia verdad interna es lo más importante! Tú quieres tomar una decisión que sea genuinamente tuya.
  • Pase lo que pase, no puedes predecir el futuro y eso está bien. Después de tomar tu decisión, es posible que tengas más información clara. Es posible que hayas tomado la decisión «incorrecta». En lugar de pensar, «Debería haber tomado una decisión diferente«, ¡Recuerda que los «debería» son dañinos! Acepta que tomaste la mejor decisión que pudiste en ese momento con la información que tenías disponible.
  • No hay nada correcto o incorrecto respecto a cuánto tiempo necesitas meditar la información antes de tomar una decisión.
  • No tomar ninguna decisión también es una decisión.

Fuente: Brickel, R. (2021). 5 Tips for Making Decisions When Everything Feels Risky. PsychAlive. Recuperado de (https://www.psychalive.org/5-tips-for-making-decisions-when-everything-feels-risky/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

3 Razones Porque Las «Opciones Controladas» En Realidad Son Las Peores

«¿Te gustaría hacer matemáticas y luego leer, o leer y luego matemáticas?«

«¿Te gustaría ponerte primero los zapatos o la chaqueta?«

«¿Prefieres yogur o puré de manzana como bocadillo?«

Esta es la mejor forma de ofrecerle opciones a tu hijo/a, ¿verdad?

Eliges dos cosas con las que estás totalmente de acuerdo y se las ofreces para ayudarlo/a a sentirse empoderado/a y en control.

Pero las elecciones controladas no son en realidad la solución mágica con la que a menudo se venden.

Ofrecer “opciones controladas” es uno de los consejos para padres más comunes de todos los tiempos y, en apariencia, tiene mucho sentido.

Las vidas de los niños están controladas en gran medida por los adultos que los rodean, y especialmente nuestros niños en el Espectro Autista a menudo sufren por esa falta de control.

¡Obviamente, darles a nuestros hijos más poder y opciones en sus vidas ayudará con eso!

Pero la realidad es que la mayoría de los niños que viven la condición se dan cuenta fácilmente que sus opciones están controladas e incluso pueden empeorar la falta de control que sentían al principio.

¡Así que profundicemos en las 3 razones específicas por las que las opciones controladas son en realidad las peores y qué podemos hacer en su lugar!

I) Las opciones controladas no son realmente opciones: Si bien toda la premisa de las opciones controladas es ofrecer opciones a tu hijo/a, en realidad no son opciones en absoluto.

Una opción implica libre albedrío y autonomía, y las opciones controladas no incluyen ninguno de esos.

Así que imagina por un segundo que alguien te ofrece estas opciones: dame todo tu dinero o yo tomaré todo tu dinero. ¡Tú decides!

Uhhhh, esa no es una opción en absoluto, y de cualquier manera, me estás robando el dinero, ¿verdad?

En lugar de ofrecer «opciones controladas» a nuestros hijos para darles más opciones percibidas o poder, ¿por qué no darles opciones reales?

Opciones como:

  • «Me pregunto cómo quieres vestirte hoy«.
  • «Es la hora de tomar la once. Me pregunto qué deberíamos comer«.
  • «No estoy seguro/a de qué quieres jugar esta tarde«.

II) Las opciones controladas no resuelven los comportamientos: Es común que la mayoría de las personas ofrecen opciones controladas para resolver problemas de comportamiento.

La mayoría de las veces esto tiene que ver con el rechazo.

Pero ofrecer opciones controladas en realidad no ayuda a resolver problemas de comportamiento de tu hijo/a como negarse a hacer lo que le piden.

Porque la verdad es que si tu hijo/a se niega a hacer sus tareas, darles la opción de elegir el orden en el que van a hacer sus tareas no marcará la diferencia.

En cambio, debes averiguar por qué tu hijo/a se niega a hacer sus tareas y trabajar juntos para resolver ese problema.

III) Las opciones controladas son manipuladoras: Cuando ofrecemos una opción controlada, toda nuestra intención es lograr que nuestros hijos hagan lo que queremos de la forma en que queremos.

Pero también queremos que piensen que están decidiendo hacerlo de esa forma y con el control de la situación.

¿No es ese tipo de definición de manipulación?

En general, no está bien la idea de depender de la manipulación para criar a nuestros hijos.

Es mejor tratarlos como humanos, lo que significa tratarlos con el mismo respeto que esperarías de los demás.

Entonces, en lugar de opciones controladas manipuladoras, concéntrate en ser honesto/a sobre lo que debe suceder.

En lugar de: «¿quieres hacer matemáticas primero o leer primero?»:

Sé que las matemáticas no son tus favoritas, pero veo que tenemos esta tarea que hay que hacer. Me pregunto cómo podríamos hacer más fácil terminar la tarea de matemáticas«.

En lugar de «¿quieres una naranja o galletas de chocolate?«:

«Escuché totalmente que quieres galletas de chocolate como bocadillo, pero en realidad no hay galletas de chocolate en la alacena. Me pregunto qué otra golosina deliciosa podríamos encontrar«.

¿Qué hacer en lugar de opciones controladas?

Entonces, en lugar de depender de opciones controladas (que de todos modos no funcionan en absoluto), puede comenzar a deshacerse de las luchas por el poder de varias maneras.

Primero, comienza a ofrecer opciones reales.

Si queremos que nuestros hijos crean que tienen más poder y autonomía, tenemos que darles poder y autonomía reales.

Dale a tu hijo/a la oportunidad de tomar sus propias decisiones en un ambiente seguro.

De esa forma, ahora cometen errores y aprenden las lecciones.

¡Porque el mundo real no nos da opciones controladas!

A continuación, debes averiguar por qué tu hijo/a se niega en primer lugar.

  • ¿Es la tarea demasiado difícil para ellos?
  • ¿Están simplemente agotados?
  • ¿Están muy distraídos?
  • ¿Es la tarea una pesadilla sensorial?

Sin abordar estas razones muy reales para rechazar algo, nada cambiará realmente el rechazo de tu hijo/a.

Finalmente, comienza a desarrollar el hábito de explicar las razones de la vida real para los límites o restricciones en las opciones.

Esto es importante porque queremos que nuestros hijos vean que no somos simplemente un dictador ridículo que exige que hagan lo que les decimos sin ningún motivo.

Además, si no hay una razón legítima para un límite que hayas establecido… ¡Vuelve a evaluar si ese límite realmente debería existir en primer lugar!

Pero más allá de eso, es nuestro trabajo como padres criar a nuestros hijos para que se conviertan en adultos lo más independientes posible (lo que sea que les parezca).

Parte de ese trabajo incluye ayudarlos a ver nuestro razonamiento lógico y adulto que nos guía en la toma de decisiones.

Adquirir el hábito de discutir estas razones ayuda a nuestros hijos a comenzar a comprenderlas y reconocerlas cuando toman decisiones por sí mismos.

Fuente: Kaylene. (s.f.). 3 Reasons “Controlled Choices” are Actually the Worst. Autistic Mama. Recuperado de (https://autisticmama.com/controlled-choices/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

12 Cosas Que Debes Saber Sobre Las Citas Y El Espectro Autista

Si bien los niños en el Espectro Autista son los principales destinatarios de atención especial y programas de intervención temprana, se puede pasar por alto a los adultos y los adolescentes, especialmente cuando se trata de desarrollar y explorar relaciones románticas. Al igual que los adultos neurotípicos, las personas que viven la condición también enfrentan los altibajos de encontrar y mantener parejas románticas y relaciones íntimas.

Dependiendo de las habilidades de tu hijo/a, puede llegar un momento en el que quiera explorar las citas. A continuación se presentan algunos consejos útiles que puede compartir con alguien que esté interesado en salir con tu hijo/a en el Espectro Autista (también son buenos consejos para las amistades). Por supuesto, estos son consejos generales y es posible que deban ajustarse en función de sus necesidades y preferencias específicas, y es posible que algunos no se apliquen en absoluto. Esa es la belleza y el desafío de la condición.

I) Salir con personas neurotípicas es bastante común: Un error común es que las personas en el Espectro Autista solo quieren salir con otras personas que comparten su condición. Esta noción es completamente falsa, ya que quieren encontrar a alguien con quien conectarse con quien puedan ser ellos mismos. Después de todo, el Espectro Autista es muy heterogéneo, por lo que podría tomar algunas citas para que alguien se dé cuenta de que la persona con la que están saliendo vive la condición. Es por eso que puede ser importante discutir esto con cualquier persona con la que tu hijo/a quiera tener una relación.

II) Elige sabiamente los lugares para las citas: Si bien una persona neurotípica podría pensar que un bar bullicioso con poca luz es un lugar excelente para una primera cita, podría ser el peor lugar para alguien en el Espectro Autista. Es común que una persona que vive la condición se sienta incómoda o se distraiga en un lugar ruidoso y concurrido. Debido a la hipersensibilidad sensorial, las luces intermitentes y los ruidos fuertes pueden ser especialmente desagradables. Por tanto, es importante actuar con la debida diligencia en lo que respecta a la ubicación y las actividades.

III) El toque mágico: Si bien los adultos en el Espectro Autista también desean los aspectos físicos de una relación romántica, el tipo de contacto que desean recibir puede diferir de lo que una persona neurotípica encontraría placentero. Cuando se trata de tocar, siempre debes discutir sus preferencias con ellos. Las parejas que viven la condición pueden necesitar presión, no agresiva, pero firme y constante. Si bien esto no es típicamente lo que se piensa en el amor tierno y romántico, una persona en el Espectro Autista puede sentirse incómoda si alguien la besara o le tomara la mano con suavidad. Por ejemplo, un/a adolescente que vive la condición a quien no le gustan los besos, describiría la sensación como si su cara fuera aplastada por la otra persona.

IV) Las personas en el Espectro Autista tienen una mayor capacidad emocional: Los estudios han demostrado que las personas en el Espectro Autista experimentan regularmente sentimientos y emociones que son más fuertes y profundas que las personas neurotípicas. Sin embargo, estos sentimientos son invisibles para los demás porque rara vez los muestran de la forma típica. Debido a la falta de demostraciones emocionales grandiosas o de cualquier otra respuesta esperada, las personas a menudo hacen una suposición equivocada en cuanto a la profundidad de sus sentimientos hacia otras personas.

V) Prepárate para una honestidad brutal: Una característica que las personas en el Espectro Autista suelen tener es la honestidad brutal. Cuando les preguntas su opinión sobre algo, como si les gusta tu nuevo corte de pelo, no tendrán reparos en decirte que tu corte anterior era mejor o que simplemente no les gusta. Es importante recordar que no tienen malas intenciones; simplemente están diciendo lo que creen que es verdad. Aunque sus respuestas a veces pueden herir tus sentimientos, cuando te elogian o dicen que les gusta algo, significa mucho más porque sabes que realmente lo dicen en serio. Si te dicen que te aman, entonces puedes confiar y creer completamente que te aman genuina y honestamente.

VI) El sarcasmo NO va a funcionar: Las personas en el Espectro Autista a menudo se toman las cosas muy literalmente, por lo que si gritas en medio de una acalorada discusión «vete» (es decir, vete a otra habitación para que puedas tener algo de espacio y dejar de discutir entre ellos), es posible que se vayan de la casa sin intención de regresar. Es importante tener claro cómo comunicas tus sentimientos. Si les dices que la comida picante que él/ella está comiendo le quema la boca, es posible que piensen que acaba de comer algo que lo lastima físicamente y que pidan ayuda.

VII) Facilita los cambios: Muchas personas en el Espectro Autista no responden bien a los cambios porque prefieren la estabilidad y la familiaridad. A menudo mantienen los mismos intereses y gustos durante décadas, tal vez incluso de por vida, mientras que las personas neurotípicas pueden cambiar su gusto por la comida, la música o el estilo personal con frecuencia. Debido a su dependencia de una rutina establecida, los cambios abruptos que alteran su programación regularmente establecida pueden ponerlos ansiosos o incluso enojados. Por ejemplo, les resultará difícil tener una cancelación repentina o un cambio en los planes anteriormente programados.

VIII) Puede parecer insignificante para ti, pero no lo es para ellos: Debido a que una persona en el Espectro Autista vive en un mundo donde la sensibilidad de sus experiencias está marcada al máximo, las cosas que no molestan a los demás pueden ser agobiantes y dolorosas para ellos. Podrían estar a menos de la mitad de una cita para cenar cuando de repente se enojen y sientan que necesitan irse porque el nivel de ruido es demasiado alto o los camareros siguen caminando a su lado. La paciencia es imprescindible y se debe hacer un esfuerzo para evitar llevarlos a entornos potencialmente desencadenantes.

IX) Pueden centrarse demasiado en sus intereses: Las personas en el Espectro Autista a menudo desarrollan intereses profundos, y es importante comprender que la mayor parte de su tiempo se dedicará a concentrarse en ellos. Cuando hablan con las personas, a menudo quieren hablar sobre estos intereses, a menudo durante largos períodos de tiempo, con la expectativa de que todos estén tan interesados ​​en sus pasatiempos como ellos. Si alguien los interrumpe y comienza a hablar sobre un tema diferente, pueden ser muy directo y dejar que las personas sepan lo aburridos que son. Con paciencia y práctica, esto puede mejorar con el tiempo a medida que aprenden a escuchar, a comprender el punto de vista de otra persona y a variar los temas de conversación.

X) Dales tiempo para procesar decisiones importantes: En algún momento u otro de la relación de pareja, será necesario tomar decisiones. Ya sea algo pequeño como decidir dónde ir a cenar o un compromiso más importante como comprar una casa juntos o casarse, es fundamental comprender que las transiciones a menudo pueden ser difíciles de comprender al principio para las personas en el Espectro Autista. Esto no es diferente para cualquier otro ser humano en este planeta, pero como mencionamos antes, los cambios y las transiciones pueden hacer que algunas personas se sientan agobiadas o ansiosas. Asegúrate de darles más tiempo para procesar las cosas por completo antes de esperar una decisión final.

XI) No tengas miedo de iniciar el afecto: Las personas en el Espectro Autista quieren amor y afecto tanto como cualquier otra persona, pero es probable que quieran que tú tomes el control de iniciarlo. Es posible que no hayan desarrollado necesariamente las habilidades sociales para saber qué hacer en una relación, por lo que pueden intentar hacer lo que quieren hacer y, en ocasiones, comportarse de manera inapropiada o interpretar mal las señales. En otras ocasiones, pueden estar tan concentrados en sus propios intereses que se olvidan de prestarte atención. Algunas personas que viven la condición no piensan instintivamente en dar besos o abrazos y decir «te amo», por lo que sus parejas a menudo tiene que ser quienes inicien estas cosas. A medida que aprenden, mejorarán en decidir conscientemente hacer estas cosas por su cuenta. Lo importante a tener en cuenta es que el hecho de que no muestren amor de una forma típica no significa que no te quieran. Desde su perspectiva, han elegido estar contigo y esperan que veas esto como una prueba de su amor.

XII) Sé directo/a y coherente: Ser capaz de compartir abiertamente tus necesidades y deseos es extremadamente importante al salir con alguien en el Espectro Autista. Esto puede ser verbalmente durante una conversación o por escrito dándoles una carta sincera. No insinúes lo que quieres y esperes que lo capten. Es igualmente importante ser constante al recordarles lo que quieres porque probablemente no entiendan los «si» y los «no» implícitos en determinadas situaciones. Sobre todo, sé paciente, comprensivo/a y prepárate para ceder de vez en cuando.

Fuente: (2021). 12 Things To Know About Dating & Autism. AngelSense. Recuperado de (https://www.angelsense.com/blog/12-things-to-know-about-dating-autism/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

¿Qué Significa Realmente «Seguir Tu Corazón» En Tu Carrera?

¿Cómo puedes saber cuándo una gran decisión profesional es la más adecuada para ti? Si estás considerando aceptar un nuevo trabajo, cambiar tu trayectoria profesional o volver a estudiar, es posible que hayas pedido consejo a tus padres, amigos y colegas. Inevitablemente, muchos te dirán que sigas tu corazón. Pero, ¿Qué significa eso exactamente?

No significa ignorar los hechos a favor de tus preferencias o caprichos. Tampoco significa dejar de lado la precaución y proceder sin un plan. Tomar una buena decisión profesional requiere hacer un gran examen de conciencia, así como tu investigación, antes de comprometerte con una nueva dirección laboral.

¿Cómo Seguir Tu Corazón Y Tomar La Mejor Decisión Para Tu Carrera?

I) Aprecia El Valor De Tu Propia Opinión: Es natural buscar el consejo de los demás cuando intentas decidir sobre un trabajo, una carrera o tomar otra decisión profesional importante. Un mentor, asesor profesional u otra persona de tu confianza puede brindarte información valiosa. No olvides comunicarte contigo mismo también.

Es fácil desanimarse y buscar respuestas en otros con más experiencia (o tal vez más sabiduría o éxito percibidos). Pero, tú conoce a ti mismo/a y lo que funciona para ti mejor que nadie. Por esta razón, debes valorar tu propia opinión por encima de la de los demás.

¿Te enseñaron la importancia de ser humilde cuando eras niño/a? Bueno, eso es genial. Sin embargo, más adelante en la vida, esto a veces puede traducirse en un diálogo interno que carece de convicción y confianza. Alguien que no valora lo suficiente su propia opinión podría encontrarse atormentado por las dudas. («¿Qué sé yo de todos modos? Necesito hablar con (X) para averiguar qué piensa él/ella sobre esto y luego decidiré«).

Aprender a confiar y valorar tu propia opinión es muy importante. Te pone en el asiento del conductor de tu propia vida y carrera, que es donde realmente deberías estar. Cree en ti mismo/a y en tus opiniones. De lo contrario, es posible que algún día te encuentres viviendo la vida de otra persona en lugar de la tuya.

II) No Ignores Los Sentimientos Negativos: Seguir tu corazón no siempre significa dar un gran salto. A veces, significa escuchar y respetar tus instintos menos optimistas.

Quizás estés acostumbrado a superar las emociones negativas. Si estás cansado/a, sigues adelante. Si está estresado/a, tratas de no pensar en ello. Y, si estás aburrido/a, ajustas tu enfoque para que el trabajo sea más emocionante. Ser positivo/a y optimista puede darle un gran impulso a tu carrera, por lo que hay mucho que decir a favor. Sin embargo, eso no significa que debas ignorar tus propios sentimientos difíciles cuando surjan.

De hecho, hacer demasiado de lo que no te gusta puede crear malos hábitos que disminuyan tu capacidad para determinar tus gustos y disgustos. Es genial seguir adelante con optimismo. No olvides darte cuenta cuando algo te molesta intelectualmente o emocionalmente.

III) Deja De Tomar Decisiones Por Miedo: Seguir tu corazón puede ayudarte a tomar buenas decisiones. Cuando te escuchas a ti mismo/a, es más fácil moverte en la dirección que más te conviene. Sin embargo, es muy fácil dejar que el miedo nuble tu buen juicio. Por lo tanto, es importante aprender a separar tus pensamientos basados ​​en el miedo del resto.

Por ejemplo, es posible que tu instinto te esté diciendo que es hora de cambiar de trabajo. Entonces, empiezas a pensar en que todo puede salir mal. El miedo y la duda se apoderan de ti. Muy pronto, te habrás convencido de quedarte quieto porque hacer otra cosa te da demasiado miedo.

Rara vez es una buena decisión actuar impulsivamente, pero tampoco es una buena idea tomar decisiones por miedo. En cambio, puedes aprender a identificar esos pensamientos como basados ​​en el miedo y dar un paso atrás, en lugar de quedar atrapado en ellos. En lugar de permitir que las emociones negativas te dirijan, piensa en ellas como una advertencia para verificar tus planes en busca de agujeros. Luego, deja que la lógica determine tu decisión final.

Aprender a separar sus pensamientos y sentimientos de miedo de tus pensamiento y sentimientos auténticos es una parte importante de aprender a confiar y seguir tu corazón. No eres tus miedos. Cuando haya honrado tus miedos y los haya abordado, tendrás más conocimiento de tus verdaderos instintos.

IV) Entiende Tus Preferencias Y Tus Habilidades: Aprender a escuchar a tu corazón es más natural cuando te conoces bien. Por lo tanto, asegúrate de prestar mucha atención a cosas como lo que te hace sentir feliz en el trabajo. ¿Con qué actividades tú te sientes tan concentrado/a e involucrado/a hasta el punto de perder la noción de tiempo?

Puede ser tentador mantenerte cabizbajo y seguir revisando tu lista de cosas por hacer sin detenerte para este tipo de autorreflexión. Sin embargo, escuchar tu instinto significa saber qué te hace feliz. Por lo tanto, tómate el tiempo para apreciar mejor sus propias preferencias en el trabajo.

Del mismo modo, es importante tener una comprensión precisa de tus habilidades profesionales. Sé honesto/a contigo mismo acerca de lo que se te da bien y en lo que necesitas mejorar. Apreciar dónde te encuentras ahora puede ayudarte a decidir el rumbo que te gustaría tomar.

V) Presta Atención A Los Resultados De Seguir Tu Corazón: Tú tomas docenas, o mejor dicho, cientos, de decisiones en tu trabajo todos los días. A veces, es probable que el miedo te impulse cuando eliges un camino sobre otro. Y, en otras ocasiones, tu intuición impulsa tus decisiones. Podría ser útil prestar atención a las consecuencias que siguen a diferentes acciones a medida que trabajas para aprender a seguir su corazón.

Existe evidencia científica que respalda la idea de que usar tu intuición puede ayudarte a tomar decisiones más rápidas, seguras y precisas. Y puedes mejorar tu confianza en tu intuición a medida que aprendes a aplicarla de manera más consistente y confiable. Es posible que notes que cuando tomas una decisión desde tu instinto, las cosas tienden a ir bien. Pero, cuando tomas una decisión basada en el miedo o la presión social, el resultado no es tan satisfactorio.

¿Deberías aceptar un trabajo porque tus padres estarían orgullosos de ti si lo hicieras? ¿O podría ese curso de acción resultar insatisfactorio al final? ¿Deberías evitar un ascenso porque tienes miedo de no estar a la altura de las expectativas? Probablemente será mejor tratar de creer en ti mismo y dejar de lado ese tipo de miedos autodestructivos.

Aprende a escuchar a tu corazón te ayudará a mover tu propia voz lógica y consciente de ti mismo al frente de tu proceso de toma de decisiones. Al final, esto debería ayudarte a orientar tu carrera en una dirección positiva y gratificante.

VI) No Tomes Decisiones Impulsivamente: Tómate tu tiempo antes de tomar una decisión, especialmente si estás tratando de equilibrar tu investigación, la opinión de tus asesores de confianza y tus instintos.

Cuando tenemos prisa, saltamos a una conclusión rápida que puede estar llena de frustración e incertidumbre, en lugar de pensar detenidamente en los hechos y la información. Por lo tanto, el pensamiento rápido puede ser útil para decisiones pequeñas, habituales y cotidianas que no requieren mucha deliberación o implican mucho riesgo. Sin embargo, si la decisión es más compleja e importante, tómate el tiempo para pensar bien las cosas.

VII) No Olvides Descansar: Es realmente difícil sintonizar con tu propia sabiduría superior cuando está cansado/a, con exceso de trabajo o cuando no estás en tu mejor momento. Tomarse el tiempo para cuidarte bien es un requisito previo absoluto para aprovechar tu propia guía. Entonces, si realmente quieres aprender a escuchar a tu corazón, asegúrate de priorizar el autocuidado

Tómate su tiempo para comer bien, hacer ejercicio y descansar lo suficiente. Y asegúrate de pasar un tiempo alejado también de las presiones del trabajo. Disfrutar de tus amigos y tu familia e incluso simplemente disfrutar de tus propios pasatiempos de vez en cuando puede ser de gran ayuda. Si intentas tomar una decisión profesional importante cuando está muy estresado/a o agotado/a, puede que no sea fácil aprovechar lo que tu corazón está tratando de decirte. Tienes que estar tranquilo/a y descansado/a para eso.

Fuente: Belli, G. (2020). What Does It Really Mean To Follow Your Heart In Your Career? Payscale. Recuperado de (https://www.payscale.com/career-news/2020/02/what-does-it-really-mean-to-follow-your-heart-in-your-career). Traducido Por Maximiliano Bravo.

10 Pasos Hacia La Independencia: Promoviendo La Autodeterminación En El Hogar

Ocurre en casi todas las familias: el resultado final de la paternidad. Un día, tus hijos se van. A medida que avanzan, esperas que tu hijo/a tenga las habilidades para vivir su propia vida. El camino que conduce a este momento muchas veces es rocoso y sinuoso. Puede estar marcado por travesuras adolescentes que, desde el punto de vista de los padres, se parecen a la rebelión o la absoluta terquedad. Sin embargo, esos tiempos difíciles son pasos necesarios hacia la independencia. Los adolescentes, especialmente aquellos que están en el Espectro Autista, necesitan aprender a tomar sus propias decisiones.

El camino que conduce a una transición exitosa de la niñez a la edad adulta comienza mucho antes de la adolescencia. Comienza cuando los niños aprenden sobre sí mismos, sus fortalezas y debilidades y, al hacerlo, comienzan a valorarse a sí mismos. Termina cuando, como adultos, estos mismos niños pueden tomar el control de las elecciones y decisiones que afectan sus vidas y asumir la responsabilidad de sus acciones. A esto se le llama autodeterminación.

Para los niños en el Espectro Autista, es posible que las familias y los profesores tengan que asumir una responsabilidad adicional para asegurarse de que este proceso ocurra. Los niños aprenden muchas de las actitudes y habilidades que conducen a la autodeterminación al observar a sus familias. A los niños en el Espectro Autista se les deben enseñar tales lecciones.

Aquí hay 10 formas en que las familias pueden desempeñar un papel fundamental en enseñar a sus hijos en el Espectro Autista a vivir con autodeterminación:

I) Exploración: Camina por la cuerda floja entre la protección y la independencia. Deja que tu hijo/a en el Espectro Autista explore el mundo a su alrededor. Esto puede significar morderse la lengua y mirar desde la ventana de la cocina cuando tu hijo/a interactúa por primera vez con los hijos de tu vecino/a, en lugar de salir corriendo para supervisarlo todo. Si bien existen límites obvios para esto, todos los padres tienen que «alivianarse» y esto nunca es fácil.

II) Expresión personal: Los niños, estén o no estén en el Espectro Autista, deben aprender que lo que dicen o hacen es importante y puede influir en los demás. Esto implica permitir la toma de riesgos y la exploración. Anima a tu hijo/a a hacer preguntas y expresar sus opiniones. La participación en las discusiones familiares y las sesiones de toma de decisiones es una forma de brindar esta oportunidad de aprender.

III) Autoestima: La autoestima y la confianza en uno/a mismo/a son factores cruciales en el desarrollo de la autodeterminación. Modela tu propio sentido de autoestima positiva para tu hijo/a en el Espectro Autista. Dile a tu hijo/a que es importante al pasar tiempo con él/ella. Nuevamente, involúcralo/a en las actividades y decisiones familiares.

IV) Enfatizar las habilidades de tu hijo/a: No huyas de las preguntas de tu hijo/a sobre las diferencias relacionadas con estar en el Espectro Autista. Sin embargo, eso no significa centrarse en el lado negativo de su condición. Haz hincapié en que todos somos diferentes, fomenta las habilidades únicas de tu hijo/a mientras lo/la ayudas con sus dificultades.

V) Procesar las metas: Reconoce el proceso de lograr las metas, no solo pongas énfasis en los resultados. Los niños, estén o no estén en el Espectro Autista, necesitan aprender a esforzarse para lograr sus metas. Para los adolescentes, fomenta habilidades como la organización y el establecimiento de metas modelando estos comportamientos. Hagan listas o cuelguen un pizarrón que muestre el horario cotidiano de cada miembro de la familia. Habla sobre los pasos que vas a seguir para completar una tarea e involucra a tu hijo/a en tareas que conduzcan a las metas familiares, como planificar unas vacaciones.

VI) Interacciones: Programa oportunidades para que tu hijo/a en el Espectro Autista pueda interactuar con niños de diferentes edades y orígenes. Por ejemplo, en actividades relacionadas con sus intereses. Empieza temprano por encontrar oportunidades para que su hijo/a participe en actividades que ayuden a todos los niños a darse cuenta de que todos somos únicos.

VII) Metas: Es necesario establecer expectativas realistas pero ambiciosas. Toma un papel activo en la experiencia educativa de tu hijo/a en el Espectro Autista. Asegúrate de no forzar simplemente las actividades que conducen a la frustración, pero no asumas que todo el progreso debe ocurrir en el colegio.

VIII) Responsabilidad: Deja que tu hijo/a en el Espectro Autista se haga responsable de sus propias acciones … ¡éxitos y fracasos! Proporciona razones válidas para hacer las cosas, en lugar de simplemente decir: «¡Porque yo lo digo!» Dar explicaciones ayudará que tu hijo/a aproveche la oportunidad de hacer suya una actividad.

IX) Decisiones: No dejes al azar las oportunidades de tomar decisiones. Aprovecha todas las oportunidades para permitir que tu hijo/a en el Espectro Autista tome sus propias decisiones; desde qué ropa ponerse hasta qué carrera estudiar. Y, aunque esto no siempre sea práctico o viable, asegúrate de que estas oportunidades de elección sean importante. Además, al ofrecer opciones, asegúrate de respetar la decisión tu hijo/a.

X) Retroalimentación constructiva: Proporcione comentarios honestos y positivos. Concéntrate en el comportamiento o la tareas que necesitan cambiar. No haga que tu hijo/a en el Espectro Autista sienta que ha fracasado. Por ejemplo, si tu hijo/a ha intentado completar una actividad escolar, diga una hoja de matemáticas, pero no pudo hacerlo, expresa la retroalimentación para que él/ella sepa que el fracaso no es cuestión de vida o muerte. Todos aprendemos de nuestros errores, pero solo si le cerramos la puerta al pensamiento catastrófico.

No hay ambiente más importante en el que tu hijo/a en el Espectro Autista aprenda a vivir con autodeterminación que en el hogar familiar. Un/a niño/a que aprende de sus padres que él/ella es valioso/a se convertirá en un adulto autónomo. Al tener la oportunidad de tomar sus propias decisiones, explorar y tomar riesgos calculados y aprender de las experiencias de éxito y fracaso, tu hijo/a desarrollará las habilidades y actitudes necesarias para lograr su máximo potencial.

Fuente: Wehmeyer, M. & Davis, S. (2010). 10 Steps to Independence: Promoting Self-Determination in the Home. Autism Services, Education, Resources, and Training Collaborative (ASERT). PA Bureau of Supports for Autism and Special Populations. Recuperado de (https://paautism.org/resource/self-determination-home-living-housing/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

¿Puede Una Persona En El Espectro Autista Equilibrar Una Vida Laboral Y Una Vida Social?

Como un adulto en el Espectro Autista, probablemente ya estés consciente de tu medidor social: la cantidad de socialización que puede manejar antes de agotarte y querer irte a tu casa a sentarse solo en silencio y en paz. Una vez que decidimos continuar estudiando o trabajando, inevitablemente llenan parte de nuestro medidor social; para algunos puede parecer que toman toda la energía que uno puede dedicar a socializar.

En estos casos, ¿es posible mantener una vida social si queremos estudiar o trabajar? ¿Es posible equilibrar ambos?

La Cuestión Del Equilibrio Entre La vida Laboral Y Personal En El Espectro Autista

Incluso los neurotípicos a menudo tienen dificultades para encontrar un equilibrio entre el trabajo y la vida. A veces parece que no hay más remedio que sacrificar tiempo con amigos para encontrar el tiempo y la energía para hacerlo bien en el trabajo o los estudios. En particular, los «adictos al trabajo» tienen este problema bastante y, como resultado, a menudo reciben quejas de sus amigos, familiares y otras personas importantes.

Pero para los adultos en el Espectro Autista este problema es 10 veces mayor. Nuestra capacidad para manejar la socialización ya es baja desde el principio. Trabajar y estudiar en la mayoría de los casos inevitablemente requiere salir en público y hablar/escuchar a las personas. Incluso ir a una oficina bulliciosa o a una gran sala de conferencias puede ser agotador, entonces, ¿cómo se supone que debes hacer amigos el fin de semana, es decir, tu único momento para recuperarte y recargar tu medidor social?

Nuestro medidor social se agota en algún momento, y necesitamos recargar nuestra energía.

Es realmente doloroso escucharlo, pero a menudo es la verdad fría y dura: no puedes.

Amigos, trabajo o menor estrés: escoge dos

La verdad del asunto es que si quieres el paquete de vida «normal» de una vida laboral/académica y una vida social saludable además de eso, lo que quieres es mucho estrés. Ambos requieren tiempo, energía y atención. Desafortunadamente, solo puedes manejar estas tres cosas tanto antes de que tu cerebro te pida a gritos que tomes un descanso.

Algunos pocos realmente logran hacer ambas cosas, pero en un giro extraño, a menudo son algunas de las personas menos felices que jamás conocerás. ¿Por qué? Debido a que se están agotando tanto en un intento de trabajar/estudiar y socializar, su socialización solo se suma a sus problemas y no proporciona el vínculo genuino que están buscando como resultado. Aquellos que intentan trabajar/estudiar y socializar inevitablemente encuentran que la calidad de una categoría disminuye: o la socialización que obtienes no te hará sentir tan bien como deberías, o tu desempeño laboral/académico comenzará a decaer.

Entonces, si no es posible tener el paquete de vida «normal» sin un estrés intenso, ¿qué se supone que debemos hacer?

Priorizar

La respuesta es que tendrá que hacer una exploración interna y determinar cuáles son tus prioridades. Hazte algunas preguntas importantes para sopesar los pros y los contras:

  • ¿Qué te trae más alegría, trabajar/estudiar o salir con tus amigos?
  • ¿Qué te decepcionaría más: peor desempeño laboral/académico o menos amigos?
  • ¿Qué te hace sentir más realizado: ser bueno en tu trabajo/estudios o ser una persona sociable?
  • ¿Qué es más fácil de hacer: reducir tu jornada laboral/carga académica, o reducir el tiempo que pasa con tus amigos?

Tómate el tiempo para delinear tus prioridades en la vida. Tanto el trabajo como los amigos ocupan tu tiempo, energía y espacio en tu medidor social. Esto es cierto para todos los adultos en el Espectro Autista. Sin embargo, lo que es diferente es aquello te hace más feliz de dedicar tu tiempo (y estrés) y a qué estás más dispuesto a renunciar por el bien de un estado mental saludable.

Fuente: Marie, A. (2019). Can an autistic person balance a work life and a social life? Adultistic: A Space For Adults With Autism. Recuperado de (https://www.adultistic.com/social/work-social-life-can-you-have-both). Traducido Por Maximiliano Bravo.

8 Derechos Asertivos Que Tú Necesitas Defender

La asertividad es la columna vertebral de la comunicación efectiva y las relaciones satisfactorias. Cuando eres asertivo/a tu encuentras fácil defender tus derechos sin afectar los derechos de los demás. La clave para hacer esto exitosamente es estar conciente de tus derechos asertivos. Los derechos asertivos son derechos ampliamente aceptados que posee cada persona. Si quieres conocer todos tus derechos humanos, puedes leer ‘La Declaración Universal de los Derechos Humanos‘. Este artículo cubre los derechos asertivos más comunes que podrías usar en tu vida cotidiana.

Ya sea en tu trabajo o en tu vida personal, tú te encuentras regularmente con personas que quieren que hagas cosas que tú no quieres hacer, o que podrían hacerte sentir incómodo/a. Aprender a manejar efectivamente tales solicitudes mejorará tu confianza, tus relaciones interpersonales y tu calidad de vida. Muchas personas temen ser asertivas ya que temen recibir la desaprobación de los demás, pero las personas generalmente respetan a quienes se atreven a defenderse a sí mismos y sus derechos. Cuando defiendes tus derechos asertivos; no solamente envías una clara señal de que tú te respetas a ti mismo, sino que tu señalas que respetas a los demás.

Derechos Asertivos

En la siguiente lista se incluyen solo algunos de tus muchos derechos asertivos. Esos son los derechos asertivos que tienden a recibir oposición con más frecuencias. Defender esos derechos mejorará inmensamente tu confianza, tus relaciones interpersonales y tu calidad de vida.

I) Ser tu mismo/a: Tú eres tu propia persona con tus propias creencias y valores. Tienes derecho a vivir tu propia vida tal como estimes conveniente, mientras no busques herir deliberadamente a los demás. Otro podrías sentirse explícitamente o implícitamente molestos por algunas de tus decisiones, pero eso no significa que eres tú quien tenga que cambiar.

La vida sería increíblemente aburrida si todos fuéramos iguales. La variedad realmente conduce a una vida más sana y feliz. Y, al ser tú mismo/a, estás añadiendo un poco de variedad a tu vida y a las vidas de todas las personas con quien tú interactúas.

Piensa por un momento en la persona que más admiras. Cuando piensas en por qué admiras a él/ella, encontrarás que uno de los factores principales es que él/ella se atrevió a ser una persona única e irrepetible. Él/Ella eligió vivir la vida a su manera sin intención de pedir disculpas por hacerlo. Tú deberías sentirte libre de seguir su ejemplo.

  • Punto clave: No fuiste puesto/a en esta Tierra para vivir la vida de alguien más, y nadie más fue puesto aquí para vivir la tuya. Entonces, conócete bien a ti mismo y vive la vida que sea la mejor para ti. Así comienza toda la asertividad.

II) Respetarte a ti mismo/a: Tú tienes derecho a tomar decisiones que respeten tus valores e identidad. En caso de que estar de acuerdo con las solicitudes de los demás que son contrarias a tus valores e identidad, es perfectamente aceptable decir ‘No‘.

Yo estoy seguro que quieres vivir una vida donde puedas ayudar a los demás. Nosotros los seres humanos somos seres sociales y amamos interactuar y ayudar a los demás cuando sea posible. Pero no estás ayudando a los demás cuando tú estás diciendo constantemente ‘Si‘ para tu propio mal.

Cuando tú quieres ayudar a los demás, solamente puedes hacerlo desde una posición fuerte. Esto requiere que estés feliz, sano y en un buen lugar. Esto solamente ocurre cuando dedicas suficiente tiempo a vivir tu mejor vida, siguiendo tus propios sueños y metas.

Tú entonces estás respetándote a ti mismo y poniéndote en una mejor posición para respetar y ayudar a los demás.

  • Punto clave: Ponerte en primer lugar no es egoísta e irrespetuoso. Es uno de los derechos asertivos más esenciales que te permitirá actuar desde una posición fuerte. Debes primero respetarte a ti mismo, porque no puedes darle a los demás lo que no tienes.

III) Escoger tus propias prioridades: Cada persona es responsable de su propia vida. Al aceptar responsabilidad por tu propia vida, tienes el derecho de escoger tus propias prioridades, Cuando tienes un sentido de propósito, tú querrás priorizar tareas que te ayudarán a lograr dicho propósito.

Debo poner énfasis una vez más de que no fuiste puesto/a en esta Tierra para vivir la vida de alguien más. Tienes una sola oportunidad de vivir la mejor vida que puedas, a tu manera. Cada día, tú enfrentarás docenas de decisiones sobre qué deberías hacer, cuál es el mejor uso de tus valiosos recursos; tiempo, energía, dinero, atención, etcétera.

La calidad de tu vida no está decidida por un solo momento, está decidida cada vez que tú decides cuáles son prioridades. Tú no gastas tus valiosos recursos, tú los inviertes. Cómo tú escoges usarlos decide que experimentarás como consecuencia de tal decisión.

Priorizar no solamente es un buen hábito, es otro de los derechos asertivos más esenciales. Eso es algo que debes recordar cada vez que tomes una decisión.

  • Punto clave: Si no lograste vivir la vida que tú realmente quieres, no es culpa de alguien más. Ya te dieron tus recursos, tú escogiste como usarlos, entonces los resultados obtenidos son tu responsabilidad. Aprende a vivir con ellos.

IV) Decir ‘No’: Algunas personas creen que ‘No‘ es una de las palabras más difíciles de decir, pero ‘No‘ es una de las palabras más poderosas. Si no quieres hacer algo, tienes derecho a decir que ‘No‘. También tienes derecho a no justificar tu decisión.

No vivas bajo la ilusión de que puedes hacer absolutamente todo lo que quieras, cuando tú quieras. Regularmente habrán personas que te pedirán que hagas cosas por ellos. Es bueno ayudar a los demás, pero debes hacerte la siguiente pregunta:

«¿Si estoy de acuerdo con hacer esto, qué no voy a ser capaz de hacer?»

Siempre habrá un costo de oportunidades cuando estés de acuerdo a hacer algo. Un día tiene 24 horas, entonces tu tiempo es limitado. Si ayudar a alguien más significa que no podrás hacer algo que tú quieres hacer; ¿Entonces valdrá la pena hacerlo?

Si no piensas que deberías estar de acuerdo con hacerlo, tú debes decir que ‘No‘, Eso mantendrá tu tiempo y recursos libres para concentrarte en lo que es importante para ti.

  • Punto clave: Decir ‘No‘ es probablemente el más poderoso de tus derechos asertivos, ya que elimina las cosas que te causarían problemas de tu lista de cosas por hacer.

V) Ser falible: Tú vas a cometer errores. Esto es una parte natural de la vida. Mientras hayas tratado de hacer las cosas bien, las personas no podrán juzgarte con extrema dureza. En vez de sentirte triste por cómo los demás reaccionaron ante tus errores, aprende de ellos para que tú puedas hacer las cosas mejor la próxima vez.

La falibilidad es un derecho asertivo que se aplica en dos formas:

Las personas necesitan aceptar que tú vas a cometer errores de vez en cuando, pero tú estás preparado para aprender de ellos y corregirlos proactivamente. Todos cometemos errores, porque nadie es perfecto. Eso es parte de nuestra humanidad. Entonces los demás no tienen derecho a atacarte o humillarte por tus errores.

Igual de importante que el punto antes mencionado, debes entender que tú vas a cometer errores. Puede ser demasiado fácil ser tu peor crítico cuando cometes errores. Pero deberías tratarte con la misma bondad y comprensión con la que tú tratarías a los demás cuando cometen errores. Sé amable, aprende tu lección y sigue adelante.

  • Punto clave: Demasiados problemas en la vida son causados por personas fallando entender que solamente somos humanos. Lo más importante no es ser perfectos, es demostrar un deseo y disposición de aprender de tus errores para que puedas crecer y desarrollarte como persona.

VI) Expresar tus sentimientos sin ponerte a la defensiva: Es común y aceptable que las personas no estén de acuerdo en todo. Si no estás de acuerdo con lla opinión o el comportamiento de otra persona, tienes derecho a expresarlo. Mientras no te pongas a la defensiva. Mejor concéntrate en la opinión o comportamiento, no en la otra persona.

Recuerda que todos tenemos nuestra propia visión de nuestro mundo y de cómo la vida debería ser vivida. Sólo porque mis creencias podrían ser diferentes a las tuyas, no significa que yo tengo razón y tú estás equivocado/a; o viceversa. Hay muy pocos hechos en la vida, y a medida que descubrimos más sobre la vida, aprendemos que muchos de nuestros hechos no son correctos.

¿Por qué discutir por diferencias de opiniones? Si tú piensas diferente a otra persona, tienes todo el derecho de expresar tu opinión diferente, pero no tienes derecho a forzarlo/a a estar de acuerdo contigo. Incluso si él/ella está equivocado/a, tiene derecho a equivocarse. Entonces, acepten estar en desacuerdo y tengan un bonito día.

  • Punto clave: Muchos conflictos, grandes o pequeños, podrían haberse evitado si las personas aceptaran este derecho asertivo tan fundamental. Aceptar estar en desacuerdo evitará desperdiciar tu tiempo y energía en conflictos innecesarios y protegerá tu felicidad.

VII) Ser comprendido/a: Cuando hay una diferencia de opiniones, las personas pueden llegar a ser muy tercas en defensa de sus propias ideas que se rehúsan a escuchar a los demás. Las personas tienen derecho a no estar de acuerdo contigo, pero tú tienes el derecho a que tus opiniones sean escuchadas y comprendidas. Si entonces no quieren estar de acuerdo contigo, eso está bien.

No vivas bajo la ilusión de que los demás tienen el deber de tomar en consideración tus sentimientos y opiniones todo el tiempo. No te quejes de que los demás siempre se aprovechan de ti y nunca te dan la oportunidad para decidir qué quieres hacer. No eres un cobarde. No eres una víctima. ¡Exprésate!

Siempre deberíamos ser considerados con los demás, pero no es realista pensar que los demás siempre serán considerados contigo. Ellos actuarán en conformidad a sus intereses personales a menos que tú digas lo que piensas. Tus derechos asertivos son inútiles a menos que tú los ejerzas.

Si no estás de acuerdo con algo, es tu deber expresarlo. No esperes que los demás busquen tu opinión porque eso podría no ocurrir. Dí lo que piensas sin el más mínimo arrepentimiento.

  • Punto clave: Si algo es importante para ti, no debes ser un/a espectador/a. Debes ejercer tus derechos asertivos, expresa tu opinión y asegura que estén siendo escuchado y comprendido.

VIII) Tomar tus propias decisiones sin sentirte culpable: Cuando no estés de acuerdo con los demás, a veces ellos tratarán de manipularte para que cambies de opinión. Ese comportamiento es inaceptable. Tienes tus derechos asertivos y tienes el derecho a defenderlos. Al hacer eso, no estás atacando a los demás; simplemente estás haciéndote respetar. No tienes nada de qué sentirte culpable.

Tú tienes el derecho a escoger tu propio proyecto de vida y tomar las decisiones necesarias para lograr dicho proyecto. Esto no tiene nada que ver con tomar decisiones para hacerle daño a los demás. Se trata de comprometerte a vivir la mejor vida que puedas con tu tiempo aquí en la Tierra.

Habrán momentos cuando los demás se sentirás enojados o decepcionados con tus decisiones, pero rara vez tienen derecho a sentirse así. Las personas deberían respetar tu derecho a vivir tu vida, a tu manera, justo como tú respetas su derecho a vivir la suya.

Entonces, escoge tu camino, toma tus decisiones, ejerce tus derechos asertivos y no desperdicies tu tiempo sintiéndote culpable sobre las decisiones que tomaste con la mejor de las intenciones.

  • Punto clave: Tú no eres responsable de cómo se sienten los demás sobre las decisiones que tomaste con la mejor de las intenciones. Todos queremos buenas relaciones interpersonales, pero asumir responsabilidades que no deberías asumir, no ayudará a nadie. Al final, terminarás encadenado/a a los sentimiento de otra persona.

Conclusión

La asertividad es una de las habilidades más esenciales para un buen desarrollo socioemocional. Impacta todas la áreas de tu vida personal e interpersonal. Tú tienes derechos asertivos que te ayudarán a manejarte a ti mismo y tus relaciones interpersonales. Cuando tú defiendes esos derechos, estás ayudando a fortalecer tu salud y felicidad. Familiarízate con los 8 derecho asertivos expuestos en este artículo. Si sientes dudas acerca de ellos, podrías querer discutir sobre ellos con una persona de tu confianza, ya que sea un familiar o un/a amigo/a. Él/Ella también podría ayudarte a identificar cuáles derechos tú necesitas esforzarte más para ejercer mejor. Recuerda, los cambios de comportamiento no son inmediatos. Entonces no te rindas y sé paciente. Muy paciente.

Fuente: Buckley, C. (s.f.). 8 Assertiveness Right You Need To Defend. Live Your True Story. Recuperado de (https://www.liveyourtruestory.com/8-assertiveness-rights-which-you-need-to-defend-communication/). Traducido por Maximiliano Bravo.