Cómo Ser Un/a Mejor Amigo/a de Un Adulto En El Espectro Autista

Muchas veces, a las personas en el Espectro Autista les gustaría dejar de acomodarse a la medida de sus amigos neurotípicos y simplemente relajarse.

Para presentar incluso una apariencia razonablemente “normal”, muchas personas en el Espectro Autista, deben memorizar cientos de reglas sociales. No hemos terminado incluso entonces; todavía tenemos que memorizar los significados de múltiples expresiones faciales y practicar horas y horas frente al espejo para poder ponerlas en nuestras caras cuando nos comunicamos con nuestros amigos neurotípicos. Nosotros también tenemos que tratar de descifrar los indicios, insinuaciones, subtextos y intenciones pasivo-agresivas de modificación conductual que muchas personas usan en lugar de lenguaje directo y sencillo.

Mientras hacemos todo eso, también podemos intentar simular el contacto visual normal para hacer que los demás se sientan cómodos y para asegurarnos de que no crean que somos furtivos, mentirosos o poco fiables en función de si miramos o no miramos sus caras y cómo lo hacemos. Mientras tanto, nos preocupa si los demás van a malinterpretar lo que estamos diciendo. Muchas personas en el Espectro Autista se preocupan tanto que hace que la concentración necesaria para hacer todo eso nos sea un tanto esquiva.

La mayoría de las personas parecen darle más relevancia al lenguaje corporal, las expresiones faciales y las apariencias físicas que en las palabras o acciones cuando se trata de lo que piensan que alguien está diciendo y lo que piensan del carácter de una persona. La mayoría de las personas tienen muchas condiciones que requieren cumplir, muchas reglas que requieren ser obedecidas, y hay mucho que hacer para comunicarse con ellos sin molestarlos. Pueden reaccionar con extrema volatilidad y hacer ataques verbales o formar opiniones negativas intensas sobre nosotros si hacemos incluso un pequeño error en la comunicación. Comunicarse con adultos neurotípicos requiere que muchas personas en el Espectro Autista caminen sobre cascarones  casi constantemente.

Muchas personas en el Espectro Autista pasan la mayor parte del tiempo en su presencia haciendo cosas difíciles y agotadoras para acomodar a sus amigos neurotípicos. A menudo, solamente se dan cuenta de nuestros errores, cuando nos falla la memoria y olvidamos cómo hacer una expresión correcta o tal vez elegir la incorrecta o cuando reaccionamos a lo que han dicho en lugar de a lo que han querido decir.

Como probablemente puedas imaginar, todo esto hace que tener relaciones sea muy difícil para las personas en el Espectro Autista, porque casi nunca tienen la oportunidad de relajarse y divertirse cuando hay personas neurotípicas a su alrededor. Si nosotros actuamos y hablamos de una forma que nos parece lógica, la gran mayoría de las personas nunca se tomarían el tiempo o el esfuerzo para conocernos o incluso podrían dejar de asociarse con nosotros.

Si tienes un/a amigo/a en el Espectro Autista, es imperativo que continúes leyendo y consideres algunas adaptaciones muy fáciles para nuestras diferencias. Con muy poco esfuerzo puedes hacer que la vida de tu amigo/a en el Espectro Autista sea más fácil y menos estresante. Puedes mejorar tu relación cambiando solo algunos de tus hábitos de vez en cuando para que tu amigo a veces pueda simplemente relajarse y ser él mismo a tu alrededor. Si estás buscando aprender a llevarte bien con adultos en el Espectro Autista, has encontrado un excelente lugar para comenzar.

I) Deja de insinuar y usar subtextos

Intenta pensar sobre lo que dices antes de decirlo. ¿Quieres decir exactamente lo que significan las palabras de acuerdo con un diccionario o estás tratando de decir algo más de lo que afirman concretamente las palabras que salieron de tu boca? Si estás tratando de modificar el comportamiento de un individuo sin preguntarle directamente en palabras, estás insinuando. Si está intentando comunicar algo diferente de lo que dicen las palabras reales combinándolas de cierta manera para transmitir un significado sutil y más significativo emocionalmente, está utilizando subtextos.

¡No te andes con rodeos! Tu amigo/a en el Espectro Autista solo se sentirá confundido y frustrado, y es más que probable que intente adivinar a qué te refieres. Por lo general, tu amigo/a en el Espectro Autista adivina mal y molesta a su amigo/a neurotípico/a. Por lo general, éste último adivina (incorrectamente) que la opinión de su amigo/a en el Espectro Autista es contraria a la suya o que su comentario fue intencionalmente hiriente o que él/ella sólo está fingiendo que no pudo entender las insinuaciones de su amigo/a neurotípico.

¿No sería mucho más fácil para todos los involucrados si todos dijéramos lo que queremos decir?

II) Aprende cómo hablar sobre el Espectro Autista

Muchas personas en nuestra cultura no creen en la existencia de problemas de aprendizaje que no tienen ningún indicador físico visible. Hoy en día existen muchos libros y páginas de Internet hechas por autores que están o no están en el Espectro Autista para ayudar a explicar de qué se trata tal condición de una manera útil para poder comunicarse con personas que saben poco acerca de ella.

III) Concéntrate en las palabras

Tú podrás relajarse un poco más si también sigues este consejo. Cuando tu amigo/a en el Espectro Autista te está hablando, concéntrate solo en sus palabras. Piensa en lo que significan sus palabras y deja ir cualquier sentimiento que puedas tener de que tu amigo/a en el Espectro Autista haya escondido un significado secundario y secreto en ellas para que puedas encontrarlo.

Mientras que algunas personas en el Espectro Autista disfrutan los juegos de palabras, no es normal que hablemos en un código emocionalmente saturado como lo hacen la mayoría de los individuos. Si asumes que tu amigo/a en el Espectro Autista está diciendo lo que quiere decir, tienes una probabilidad extremadamente alta de estar en lo correcto.

Cuando tú asumes que tu amigo/a en el Espectro Autista está haciendo insinuaciones, eso solamente hace que sus amigos neurotípicos se sientan frustrados y se les haga difícil entender las palabras reales que sus amigos en el Espectro Autista recién han dicho, sin importar cuán simple sea el significado de tales palabras. Esto hace que otras personas parezcan mucho más lentas de lo que realmente son. Las personas generalmente no son estúpidas; por lo general, pasan mucho de su tiempo buscando cosas que no existen que a veces los demás las tratan como estúpidas. Quizás es por eso que muchas personas en el Espectro Autista parecen llevarse mejor con los niños que con adultos; los niños generalmente no hablan o esperan que otras personas hablen con insinuaciones o subtextos.

La vida no es una película de espionaje de la Guerra Fría; no necesitamos comunicarnos en códigos.

IV) Actúa basándote en lo que dijo tu amigo/a en el Espectro Autista acerca de cómo se siente en vez de lo que tú piensas que él/ella debería sentir

Este consejo no solamente parece obvio, sino que es perfectamente aplicable con todos tus amigos independiente si están o no están en el Espectro Autista.

Si tu amigo/a en el Espectro Autista dice que hacer algo lo hace sentirse incómodo, eso es justamente lo que está diciendo, incluso si crees que no debería ser así. Si tu amigo/a en el Espectro Autista dice que está bien con algo, eso es probablemente lo que siente, incluso si crees que no debería sentirse así.

Sin embargo, muchas personas aprenden a decir que están bien con cosas con las que no están bien (estén o no estén en el Espectro Autista) porque han aprendido que pueden evitar la vergüenza mucho más dolorosa de parte de otras individuos reaccionando de forma exagerada y dramática.

No hagas una escándalo ni llames la atención en público cuando decidas no creer lo que dice tu amigo/a en el Espectro Autista sobre cómo se siente. Eso probablemente lo/la hará sentirse incómodo, avergonzado y menospreciado.

V) Déjalo ser él/ella mismo/a (¡En serio!)

Cuando pases tu tiempo con tu amigo/a en el Espectro Autista, puedes calmar la presión que él/ella siente diciéndole que está bien que se quite la “máscara de normalidad” a tu alrededor cuando no estén en un lugar público. Solo di esto si realmente lo dices en serio. Si no puedes manejar la falta de contacto visual, la falta de expresiones faciales o de lenguaje corporal apropiado, o la presencia de comportamientos típicas del Espectro Autista como agitar las manos, girar o balancearse, entonces eres libre de buscar otros amigos.

Tú reacción negativa hacia tu amigo/a en el Espectro Autista por ser él/ella mismo/a cuando lo/la has invitado a quitarse su “máscara de normalidad” es muy dolorosa para él/ella y lo/la harán perder mucho de la confianza que sentía hacia ti por haber reaccionado de esa manera. Tal reacción, cuando está combinada con pedirle a tu amigo/a en el Espectro Autista que sea él/ella mismo, también te hace parecer inmaduro/a o, peor, intolerante.

Es recomendable que te prepares para explicar a qué te refieres, porque las personas neurotípicas generalmente no quieren decirle a sus amigos en el Espectro Autista que realmente deberían relajarse y ser ellos mismos cuando dicen justamente eso, por lo general, significan actuar y hablar como los neurotípicos cuando están relajados.

Para terminar, los adultos en el Espectro Autista atesoran el tiempo que pasan en compañía de sus amigos neurotípicos cuando sienten que ellos los aceptan tal como son, sin hacer insinuaciones ni subtextos que indiquen lo contrario.

Fuente: Shay, K. (2012). How to Be a Better Friend to an Adult with Aspergers Syndrome a.k.a. High-Functioning Autism. PairedLife. Recuperado de (https://pairedlife.com/etiquette/how-to-be-a-good-friend-to-an-adult-with-aspergers-syndrome-a-k-a-high-functioning-autism). Traducido por Maximiliano Bravo.

Amistad y Espectro Autista: Una Guía Práctica y Sencilla para Padres e Hijos

Los beneficios de las amistades son muchos. De tener a alguien para compartir intereses y pasar el tiempo juntos lo que conlleva un aumento de la independencia, la confianza  y la autoestima proporcionado por vida social saludable. Sin embargo, hacer y mantener amistades puede ser difícil para niños y adolescentes en el Espectro Autista. Esto puede ser por una variedad de razones, desde problemas lingüísticos y comunicativos, inhibiciones sensoriales y dificultades para leer las señales sociales.

Afortunadamente, hay muchas formas en que los padres pueden ayudar a sus hijos en el Espectro Autista. Los padres también resultarán beneficiados, más allá de contar con un hijo/a pequeño/a o adolescente feliz. Sus círculos sociales puede aumentar junto con el de su hijo/a y hay oportunidades para también para hacer nuevas amistades y obtener el apoyo de otros padres.

I) Consejos para padres con hijos pequeños:

  • Encuentra oportunidades para tu hijo/a que sean adecuadas a sus necesidades y capacidades.
  • Comenzar temprano. Los niños aprenden muchas habilidades, incluyendo las sociales, a través del juego.
  • Tómate las cosas a un ritmo que se siente natural y esfuérzate para animar a tu hijo/a a jugar con otros niños.
  • Prepárate adecuadamente para reflejar habilidades que te gustaría que tu hijo/a dominara.

Infórmate sobre los grupos comunitarios y ve si hay otros padres con los que puedes hablar acerca de sus experiencias. Facebook es genial para hacer esto también si estás geográficamente aislado o tienes problemas para salir y hablar con otras personas.

II) Consejos para padres con hijos adolescentes:

Unirse a un  grupo de habilidades sociales puede hacer una diferencia realmente positiva para un niño o adolescente en el Espectro Autista. Pueden hacer amigos en un ambiente seguro con otras personas que tienen condiciones similares, mientras que son apoyados por profesionales que pueden ayudar a facilitar el aprendizaje de habilidades sociales.

Puede que sea mejor para tu hijo/a unirse a un club o taller comunitario, tal vez centrado en un interés especial. Un club de ajedrez, por ejemplo, o taller de teatro si eso es lo que le interesa. Hacer un poco de investigación y hablar con otros padres y con los organizadores de tales actividades para ver qué saben acerca del Espectro Autista y si es posible hacer ajustes.

A menudo encontrará que, con un poco de apoyo adicional, un grupo como este es mucho más beneficioso. Esto es particularmente cierto para los niños y adolescentes en el Espectro Autista que tengan algunas destrezas sociales y que puedan sentirse insatisfechos con servicios específicos para las personas en el Espectro Autista en el que puedan encontrar dificultades para identificarse con niños o adolescentes cuyo diagnóstico de Espectro Autista sea más severo.

Recuerda, las amistades se basan en compartir intereses comunes y es importante tomar en cuenta esto, junto con rasgos individuales de personalidad, por encima del diagnóstico de Espectro Autista de tu hijo/a.

III) ¿Puedo insistirle a mi hijo/a que haga amigos si no quiere?

Este es un equilibrio difícil de lograr, y todo depende de la naturaleza de tu hijo/a. Vale la pena señalar que algunos niños y adolescentes en el Espectro Autista realmente no les gusta pasar su tiempo en compañía de otros. Si es un gran reto para tu hijo/a estar cerca de otras personas y están felices estando solos, eso está bien. Se trata de lo que les hará felices. Sin embargo, si tu hijo/a quiere amigos, pero le cuesta hacerlos, vale la pena empujarlos suavemente en la dirección correcta.

Fuente: (2015). Making friends. Ambitious about Autism. Recuperado de (https://www.ambitiousaboutautism.org.uk/understanding-autism/independence/making-friends). Traducido por Maximiliano Bravo.

4 Formas Sencillas para Verificar si tu Amigo es un Amigo de Verdad

“No hay nada en esta tierra que sea más valioso que la verdadera amistad.” – Santo Tomás de Aquino

I) Los amigos de verdad respaldan sus palabras con acciones: La amistad no se trata solamente de emociones placenteras. Por lo tanto, cuando los amigos realmente se quieren, actúan. Y eso significa que cumplen sus promesas sin pretextos. Jamás dicen una cosa y luego hacen otra.

II) Los amigos de verdad tendrán tiempo para ti, aunque estén ocupados: Un amigo no es alguien que encuentra tiempo para ti, ellos se dan el tiempo para ti. Incluso cuando llegan a estar ocupados, dedican un poco de su tiempo para disfrutar de tu compañía haciendo lo que más les gusta hacer. No existe un amigo de verdad que nunca ves porque “él está muy ocupado.”

III) Los amigos de verdad te permiten ser tú mismo: Tus amigos de verdad nunca te pedirán que seas algo ajeno a tu verdadero yo. Te quieren tal como eres y no quieren cambiarte o controlarte. Ni siquiera sienten que tienen que darte permiso o que tú necesitas pedirles permiso. Simplemente dejan que seas tú.

IV) Los amigos de verdad te ayudan a ser una mejor persona: Van a estar allí para ti en las buenas y, especialmente, en las malas. Pero también quieren ver que aprendas de lo bueno y lo malo para que así puedas crecer como persona. Ellos no tienen miedo de darte las críticas constructivas que necesitas, pero van a apoyarte incondicionalmente mientras desarrollas todo tu potencial.

Fuente: (2017). 4 Ways To Find Out If Your Friend Is Truly A Friend. Higher Perspectives. Recuperado de (http://www.higherperspectives.com/unknown-friends-1429975625.html?c=iis). Traducido por Maximiliano Bravo.

Protección Contra el Acoso Escolar para Niños en el Espectro Autista

Ser un amigo y ser un matón son dos cosas muy distintas.

¿Puede tu hijo/a saber la diferencia?

Aprender la diferencia entre ser un amigo y ser un matón puede ser difícil para un cerebro en el Espectro Autista, pero no imposible. Es de vital importancia, porque los niños en el Espectro Autista son especialmente vulnerables a ser víctimas de acoso escolar. Las investigaciones han demostrado que los niños en situación de discapacidad, por ejemplo el Espectro Autista, tiene el doble, o incluso, el triple de probabilidades de ser víctimas de acoso escolar que los niños sin la condición.

¿Por qué?

Pueden haber muchas razones – habilidades sociales insuficientemente desarrolladas, dificultades comunicativas, y supervisión inadecuada todas tienen mucho que ver. Pero el factor más relevante en la redacción de este artículo es una inexacta comprensión de la amistad.

Muchos niños, estén o no estén en el Espectro Autista, carecen de una comprensión precisa de lo que constituye una verdadera amistad. Esto es una lección muy importante que muy a menudo es pasada por alto y expone a cualquier niño a un alto riesgo de ser víctima de acoso escolar.

Los niños que entienden realmente bien el concepto de la amistad no se dejarán engañar fácilmente para caer en una relación manipuladora y/o abusiva. Enseñarle a tu hijo/a cómo es una relación sana es una excelente forma de prevenir de que él/ella sea una víctima. Protege a tu hijo/a en el Espectro Autista de ser víctima de acoso escolar por medio de ayudarlo a desarrollar una idea clara de qué constituye una amistad sana. Implementar tales estrategias también reducirá su ansiedad social y mejorará su habilidad para hacer amigos. En general, estos 7 consejos harán que el colegio sea una experiencia más agradable.

I) Examina cómo tu hijo/a define amistad: Nunca asumas que la definición de amigo de tu hijo/a es precisa. Enseñarle a tu hijo/a cómo es una relación sana es una excelente forma para prevenir que se convierta en una víctima. Una vez que él/ella comprenda en qué consiste una relación sana le será más fácil identificar a los matones. Los verdaderos amigos nunca se atreven a manipular, menospreciar o maltratar a los demás.

II) Crea una definición clara: Dedica mucho tiempo describiendo cómo es un amigo real – cómo se ven, cómo actúan, cómo hablan y cómo tratan a los demás. Haz una distinción entre un mejor amigo, un compañero  y un conocido. Nunca es demasiado pronto para darle forma a las percepciones de la amistad de tu hijo/a.

III) Usa la palabra “amigo” con frecuencia: Haz que la palabra amigo sea parte de tu vocabulario y aprovecha toda oportunidad para describir cómo es y qué hace un amigo. Puedes discutir sobre tus propias amistades, aquellas que has visto en la televisión o las películas, o bien, en cualquier donde observas amistades en la vida cotidiana.

IV) Discute sobre la receta de la amistad: Tener intereses similares, sentirse cómodo y seguro, son ingredientes importantes para crear una amistad. Pregúntale a tu hijo/a qué quiere aportar y recibir de una amistad. Si tu hijo/a no se le ocurre nada, hagan juntos una tormenta de idea sobre rasgos de amistad.

V) Define qué es un matón: Desafortunadamente, no siempre es fácil identificar a un matón. Algunos son fáciles de detectar porque desde el comienzo demuestran malas intenciones y su reputación es conocida por todos. Otros podría decirse que son expertos maestros del engaño. Aquellos individuos son más difíciles de detectar porque a menudo disfrazan sus intentos para relacionarse con los demás en una forma falsa de amistad. Una vez que utilizan su encanto para ganarse la confianza de un niño, ellos comienzan a manipularlo para su beneficio personal.

VI) Mantente alerta y conoce a los amigos de tu hijo/a: Tener un conversación abierta y continua con tu hijo/a sobre quiénes son sus “amigos”/compañeros es algo importante que debe ser establecido desde el comienzo. Habla con el profesor de tu hijo/a y también pídele que tenga una actitud vigilante y comunique sus observaciones. Examinar las dinámicas de cómo tu hijo/a se relaciona con los otros niños y mantener el rastro de cómo se desarrollan a medida que pasa el tiempo es información muy útil que debería estar a tu disposición. De esa forma serás capaz de identificar señales de alerta cuando las ves. Y luego podrás apoyar a tu hijo/a y enseñarle las habilidades necesarias para enfrentar la situación antes de que se convierta en un problema mayor.

VII) Edúcate: Es muy importante que estés bien informado sobre cuáles son las políticas y procedimientos del colegio de tu hijo/a sobre cómo intervenir en situaciones de acoso escolar. Luego crea un diagrama sencillo paso-a-paso (preferiblemente un diagrama visual) para tu hijo/a, así él/ella podrá estar adecuadamente preparado para entrar en acción si un matón empieza a hacerle daño. Hacer juegos de roles y realmente poner en práctica las instrucciones contenidas en el diagrama le resultará aún más útil a tu hijo/a.

Proteger a tu hijo/a del acoso escolar requiere un enfoque proactivo. Jamás esperes que tu hijo/a sea víctima de un matón antes de tomar acciones. Empieza temprano a diseñar soluciones para beneficio de tu hijo/a, porque la confianza que fortalece con el paso de los años nunca será desaprovechada. Tu orientación sera de gran ayuda para tu hijo/a en todas las situaciones sociales a lo largo de su vida. Encuentra a alguien que sepa sobre acoso escolar para que te ayude a crear un plan personalizado y empieza a instruir a tu hijo/a el día de hoy.

Fuente: Hammer, C. (2017). Bully Protection 101 for Kids with Autism. Geek Club Books. Recuperado de (http://geekclubbooks.com/2017/02/bully-protection-101-for-kids-with-autism/). Traducido por Maximiliano Bravo.