Blog

¿Cómo Empoderar a tu Hijo/a para Lidiar con la Ansiedad Escolar?

La ansiedad escolar es horrible para los niños y desgarradora para los padres. Es muy común, pero no siempre se ve igual. A veces se disfraza de enfermedad (dolores de cabeza, dolor de barriga), a veces como una gran rabieta, y otras veces se ve exactamente como se espera.

¿Qué NO es la ansiedad escolar?

Si pudiera escribir esto en el cielo, haría lo siguiente:

La ansiedad de separación y la ansiedad escolar no tienen absolutamente nada que ver con el comportamiento, el desafío o la falta de educación de los padres. Nada en absoluto.

Cualquiera que esté tentado a hablar, juzgar o sugerir un endurecimiento de padres o hijos, no lo hace.Silencio y manténgalo. Las suposiciones en las que ha construido su terreno elevado lo están desviando. Es probable, de todos modos, que los padres que lidian con la ansiedad escolar ya hayan intentado lo difícil del amor, aunque solo fuera por la desesperación. Es comprensible que lo hicieran.Intentarían cualquier cosa: los padres son bastante increíbles.

Son excelentes padres, con niños geniales. Si tan solo fuera más difícil, todos lo habrían hecho ayer y estaríamos hablando de algo más fácil, como capturar un unicornio, o algo así.

Por qué ponerse duro no funcionará.

La ansiedad escolar no es un caso de “voluntad”, es un caso de “no puedo”. Es ansiedad Es una respuesta fisiológica de un cerebro que piensa que hay peligro. A veces, la ansiedad está motivada por el temor de que algo le suceda al padre ausente. A veces no es impulsado por nada en particular. Si el peligro es real o no es irrelevante. Muchos niños con ansiedad sabrían en algún lugar dentro de ellos que no hay nada de qué preocuparse, pero están siendo impulsados ​​por un cerebro que cree que hay una amenaza y actúa como si fuera cierto.

Cuando esto sucede, se desencadena la respuesta de lucha o huida y el cuerpo se llena automáticamente de neuroquímicos para enfrentar la amenaza. Es por eso que la ansiedad puede parecer una rabieta (lucha) o resistencia (vuelo). Es la respuesta fisiológica y neuroquímica de un cerebro en alerta máxima. Ya es bastante difícil controlar tu propio cerebro cuando está en alerta máxima, y ​​mucho menos en el de otra persona, por mucho que alguien más quiera hacer lo “correcto”.

Nosotros los humanos estamos conectados para mantenernos a nosotros mismos seguros por encima de todo lo demás. Es instintivo, automático y poderoso. Es por eso que el amor duro, el castigo o la negociación simplemente no funcionarán. Si estuvieras en arenas movedizas, ninguna cantidad de eso te mantendría allí mientras te succionaran. Pelearías por tu vida a toda costa. La escuela es menos dramática que las arenas movedizas, pero para el cerebro y el cuerpo en la lucha o el vuelo, se siente igual.

Cuando se trata de un niño ansioso, se trata de un cerebro que luchará con un guerrero que se atreve a mantenerlo a salvo. No va a retroceder debido a algunas palabras difíciles o consecuencias difíciles.

La buena noticia es que hay formas poderosas de cambiar esto. Hablemos de eso.

Pero primero …

Antes de ir más allá, es importante asegurarse de que la ansiedad no provenga de la intimidación, los problemas de amistad o los problemas con las tareas escolares que puedan necesitar su propia respuesta. Los docentes generalmente saben lo que está pasando, por lo que siempre vale la pena conversar para tener una idea más clara de a qué se enfrenta. En muchos casos, no hay otros problemas en absoluto. En el papel, todo se ve absolutamente bien. Eso es ansiedad para ti.

Empoderarlos

La ansiedad tiene una forma de hacer que las personas sientan que no tienen control. Es inexplicable y se siente como si viniera de la nada. Explicarles a tus hijos cómo funciona la ansiedad desmitificará lo que están pasando y les quitará algo del golpe. Es poderoso. Aquí hay algunas ideas sobre cómo explicarlo de una manera que ellos puedan entender:

¿Por qué sucede la ansiedad? Las palabras.

La ansiedad tiene una muy buena razón para estar allí. Tu cerebro es excelente para protegerte. Ha estado practicando durante millones de años y es brillante en eso. Si cree que hay algo de lo que preocuparse, al instante aumentará tu cuerpo con combustible (oxígeno, adrenalina, hormonas) para hacerte fuerte, rápido y poderoso, como un superhéroe. Esta es la respuesta de lucha o huida y proviene de una parte en la parte posterior de su cerebro llamada amígdala. Esta parte de tu cerebro es pequeña y tiene forma de almendra. Es como un guerrero feroz (pero muy amable) y está ahí para protegerte.

Algunas veces tu cerebro se vuelve un poco sobreprotector. Eso es algo comprensible. Eres muy brillante en muchas cosas y el mundo te necesita. Tu cerebro está a cargo de mantenerte a salvo y se toma su trabajo muy en serio. Es un alivio saber que el interruptor ‘mantenerme a salvo’ en tu cerebro está funcionando. (¡Uf!)

Cuando piensa que hay una amenaza, no se detiene a pensar si la amenaza es real o no, es solo acción y no mucho pensamiento. De hecho, la parte de tu cerebro que puede pensar con claridad, calmar las cosas y tomar buenas decisiones sobre qué hacer a continuación, se envía ‘fuera de línea’ si el cerebro detecta una amenaza. Eso puede ser realmente útil y es otra forma inteligente de mantenerte a salvo. Si hay un peligro real, como un autobús fuera de control gritando hacia ti, no quieres que tu cerebro te mantenga en el camino mientras se da cuenta de si salir o no de allí.

Cuando se trata de la escuela, tu cerebro a veces puede leerlo como una amenaza, aunque no lo sea. Eso es porque la escuela es un poco diferente a la casa: hay personas nuevas, cosas diferentes y rutinas, estás lejos de tus padres, a veces es ruidoso, y algunas veces realmente no sabes qué esperar. Para un cerebro cuyo trabajo es protegerlo, puede sentirse como un gran problema.

Esta es la razón por la que los malos sentimientos que sientes cuando piensas en ir a la escuela pueden ser tan poderosos. Es tu cerebro diciéndole a tu cuerpo que se mantenga alejado de la escuela porque podría haber algo peligroso allí. También podría estar diciéndote que algo podría pasarle a las personas que amas si no estás cerca de ellos. Los cerebros pueden ser muy convincentes, pero no siempre son precisos.

Incluso si sabes que no hay nada de qué preocuparse, tu cerebro no siempre escuchará eso, y preparará tu cuerpo para correr por tu vida o luchar por ello. Vamos a hablar sobre cómo lidiar con esto, pero primero hablemos de lo que está sucediendo en ese paquete de energía en su cabeza.

Tu cerebro y la ansiedad: lo que necesita saber

Cuando su cerebro siente realmente que tiene que protegerlo (y recuerde, a su cerebro no le importa si el peligro es real o no), la parte de lucha o huida de su cerebro fuerza a la parte de pensamiento de su cerebro a estar en silencio para que puede entenderse y lidiar con el peligro. Si tu cerebro tuvo una conversación, probablemente sonaría algo como esto:

La parte pensante : Oh, tenemos escuela hoy. Guay. Vamos a hacerlo.

Amígdala : Sí, no. Eso no va a suceder. Vas a estar lejos de casa y realmente no sabes lo que está sucediendo hoy. Podría ser peligroso, así que ‘Parte pensante’, debes quedarte sentado mientras lo reviso.

Parte pensante: amigo Es escuela. No va a haber nada peligroso. Tal vez nuevo o desconocido, pero no peligroso. Necesitas calmarte, ¿está bien? Frío.

Amígdala : ¡Vaya! En serio, no lo entiendes Si hay algo malo, y estoy bastante seguro de que hay una posibilidad de que así sea, entonces vamos a tener que correr o pelear, pero luchar puede traer su propia bolsa de problemas, así que tal vez correr. O tal vez solo mantente alejado. Sí. Vamos a estar lejos. Estoy tratando de salvar una vida aquí y te estás poniendo en mi camino.

Parte pensante : para un cerebro, no estás siendo muy sensible. Piénsalo. Es escuela. Son maestros y otros seres humanos, patios de juegos, almuerzos y otras cosas. Nada de qué preocuparse.

Amígdala : Dios, en serio no entiendes. Esto podría ser mortal. Te estás saliendo, hombre. Te enviaré fuera de línea por un tiempo mientras lo reviso. Aquí tienes esto: algo de oxígeno, algo de adrenalina, algunas hormonas. Es combustible de superhéroe, pero para ti te mantendrá en silencio. Ahora ve a dormir. Tengo esto. Estoy salvando tu vida. De nada.

Por ahora, la amígdala ha aumentado tu cuerpo con combustible para hacerte fuerte, rápido y poderoso en caso de que tengas que luchar o huir. Por supuesto, cuando se trata de la escuela no hay nada contra lo que pelear o huir, pero el pensamiento, la buena parte de la toma de decisiones de tu cerebro está fuera de línea.

¿Por qué la ansiedad se siente como lo hace?

Cuando no hay necesidad de luchar o huir, no hay nada que quemar el combustible de superhéroe que está corriendo a través de ti, por lo que se acumula. Ese combustible es perfectamente seguro y, en las circunstancias adecuadas, puede ser muy útil, pero puede sentirse mal cuando se acumula. Los sentimientos y emociones que tienes cuando estás ansioso, o cuando es hora de decir adiós son todos debido a esta acumulación.

Estas son algunas de las cosas que probablemente sentirás y por qué las sentirás.

Puede sentirse hinchado o sin aliento. También es posible que sienta la sangre correr hacia su cara y que se sienta caliente.

Esto se debe a que su cerebro le ha ordenado a su cuerpo que deje de usar oxígeno en las respiraciones fuertes y profundas, y que lo envíe a sus músculos para que puedan usarlo como energía para combatir o correr. Para que esto suceda, su cerebro se organiza para que su respiración cambie de respiraciones normales y fuertes a respiraciones rápidas. Cuando lo piensas, es una forma bastante buena de ahorrar oxígeno, aunque no se sienta tan bien.

Tu corazón puede sentirse como si estuviera latiendo fuera de tu pecho. Puede sentirse como si estuvieras teniendo un ataque al corazón.

Esto se debe a que su corazón está trabajando duro para bombear el combustible alrededor de su cuerpo para que pueda luchar o huir. Está haciendo un gran trabajo, pero puede ser un poco aterrador. No es nada de lo que preocuparse. Es solo tu corazón haciendo exactamente lo que hace un corazón saludable. Definitivamente no estás teniendo un ataque al corazón. Si lo fuera, habría otros síntomas, incluido un dolor en el pecho que sería insoportable, no solo incómodo.

Puede sentirse mareado o un poco confundido.

Esto sucede porque no hay nada contra lo que pelear o huir, por lo que no hay nada que queme el combustible que está surgiendo a través de su cuerpo. A medida que el oxígeno se acumula, el dióxido de carbono cae, lo que lo hace sentir mareado y confundido.

Sus brazos y piernas pueden sentirse tensos o tambaleantes.

Tu cerebro está enviando combustible a tus brazos (para que puedan luchar) y a tus piernas (para que puedan escapar).

Puede sentirse un poco sudoroso.

Tu cuerpo hace esto para enfriarse. No quiere sobrecalentarse si tiene que luchar o huir.

Es posible que sienta ganas de llorar o que se sienta realmente enojado

Este es el trabajo práctico de la amígdala, la parte del cerebro que desencadena la lucha o el vuelo. También está involucrado en las emociones. Está en control total y está trabajando súper duro. Cuando es muy activo, es posible que te pongas emocional o enojado en todo tipo de cosas o nada en absoluto. Es una parte realmente normal de la ansiedad.

Puede sentir que va a vomitar o incluso podría vomitar. Es posible que tenga dolores de estómago o sienta que tiene mariposas en el vientre. Tu boca también puede sentirse un poco seca.

Todo lo que sucede en tu cuerpo que no es necesario en ese momento para la supervivencia se cerrará. Uno de estos es su sistema digestivo, que es la parte del cuerpo que obtiene los nutrientes de los alimentos. Eso puede esperar, por lo que se cierra hasta que la crisis (o lo que su cerebro cree que es una crisis, ¡nadie dijo que los cerebros siempre fueron sensatos!) Ha terminado. Es una gran manera de ahorrar energía, pero puede hacerte sentir enfermo. Se siente horrible, pero definitivamente no te hará daño y definitivamente no es señal de que algo peor esté sucediendo dentro de ti.

Como puede ver, hay una muy buena razón para cada síntoma físico. Es tu cerebro haciendo un gran trabajo de lo que los cerebros deben hacer: mantenerlo con vida.

Es por eso que puedes sentirte tan fuertemente que no puedes ir a la escuela, porque eso es lo que tu cerebro te está diciendo. Es por eso que podría molestarte cuando las personas te dicen que no hay nada de qué preocuparse. Ya sabes esto, pero tu cerebro y tu cuerpo no están tan convencidos: tu cuerpo está siendo impulsado por un cerebro que cree que está bajo amenaza. Esto puede dar miedo, lo cual es totalmente comprensible.

Sin embargo, esto es lo que sucede: aunque tu cerebro te dice que hay peligro, a veces puede malinterpretar la situación. Le sucede a todos de vez en cuando, pero algunos cerebros serán mucho más rápidos para detectar amenazas que otros. No hay nada de malo en eso. Un cerebro ansioso es tan saludable, fuerte y capaz como un cerebro no ansioso. De hecho, a menudo es aún más capaz, más creativo y más sensible a lo que sucede a su alrededor.

Cuando tu cerebro está reaccionando a cosas que no son realmente una amenaza, lo que realmente necesita es que entres y seas el jefe. Hablemos de cómo hacer eso.

I) Tu ansiedad no es el enemigo, así que trata de no luchar contra ella: Recuerda que la amígdala que pone en movimiento tu ansiedad es como un guerrero feroz que intenta protegerte. A pesar de que podría estar causando problemas, realmente no significa. Si fuera posible, te abrazaría y caminaría un paso delante de ti para mantenerte a salvo. No puede hacer eso, por lo que te llena de combustible para mantenerte fuerte, rápido y poderoso cada vez que crea que lo necesitas, y a veces por las dudas. Si puede volver a tener el control de la parte pensante de su cerebro (la corteza prefrontal), detendrá el flujo de combustible a través suyo y esto le ayudará a sentirse mejor y más valiente. Sin embargo, realmente necesita su ayuda porque la única manera en que se va a recuperar el control es si la amígdala cree que está a salvo. Ese mensaje debe venir de ti.

II) Hazle saber a tu cerebro: ‘Estaré bien. Puedes dejar de preocuparte ahora: Afortunadamente, hay algo muy bueno que tu cerebro puede hacer y se llama respuesta de relajación. No tienes que creer que funciona porque está programado en tu cerebro, como la respiración, por lo que simplemente funciona. Pero – no funcionará hasta que muevas el interruptor. La mejor manera de hacerlo es respirar. Sin embargo, no cualquier respiración: respiraciones fuertes y profundas que provienen de tu vientre.

° Respira por la nariz tres veces,

° pausa,

° Respira por la boca tres veces.

(Imagina que tiene un chocolate caliente en tus manos y respira el delicioso olor a través de tu nariz durante tres segundos y luego lo dejas enfriarse por tres segundos).

Cuando haces esto, es como un hermoso masaje para tu amígdala. Lo relaja por completo. Le dice que está bien y que puede relajarse un poco. Cuando tu amígdala está relajada, sucede algo maravilloso. Su corteza prefrontal (la parte “pensemos sobre esto” de su cerebro) puede recuperar el control. Lo primero que hace es neutralizar (deshacerse) del combustible (oxígeno, hormonas, adrenalina). Cuando eso sucede, las cosas físicas y emocionales intensas que estás sintiendo comienzan a calmarse. Has vuelto a tener el control. De vuelta a ser el jefe de tu cerebro. Puede que no te sientas completamente cómodo de inmediato, pero será a un nivel que puedas manejar. Muy pronto después de eso, te sentirás tan fuerte, valiente e increíble como siempre.

III) Mantente realmente activo durante un par de minutos o sal a caminar: Recuerda que el combustible que te atraviesa está ahí para hacerte fuerte, rápido y poderoso.Si no lo quema, se acumulará, y es cuando se siente mal. Caminar o hacer ejercicio quemará el combustible y detendrá las horribles cosas físicas que está sintiendo. Si puedes ponerte sudoroso durante cinco minutos corriendo, saltando, saltando, cualquier cosa, eso realmente te ayudará. De lo contrario, ir a caminar a paso ligero también será una gran cosa para hacer.

IV) Siente lo que sucede fuera de ti: Cuando te sientes ansioso, te vuelves realmente consciente de lo que está sucediendo dentro de tu cuerpo. Tu cerebro también se sigue preocupando por vivir en el futuro con una carga de camiones de “qué pasaría si”. Devuelve tu cerebro al presente concentrando tu atención en lo que sucede a tu alrededor. Siente el suelo debajo de tus pies. Toca tus brazos y siente el toque de tus dedos contra tu pecado. Siente cómo te entra la respiración y luego sale. Siente la temperatura. Escucha los ruidos a tu alrededor. Ya tienes la idea

V) Querido, esto es lo que necesitas saber: Cuando esté tranquilo, y la parte pensante de su cerebro vuelva a estar bajo control, haga una lista de las cosas que le gustaría que supiera su amígdala. Luego, usa esto como recordatorio cuando te sientas ansioso por la escuela. ¿Qué le dirías a alguien si los vieras sintiéndote como te sientes cuando es hora de ir a la escuela o decir adiós? Estas son las cosas que la parte pensante de su cerebro le diría a su amígdala si estuviera en línea cuando se sentía ansioso. Escríbalo y úsalo para recordarle a tu cerebro lo que necesita saber cuando comienza a ponerte en modo de lucha o huida. Recuerda, tú es el jefe.

Tal vez se verá algo más o menos así:

Pobre de mí,

Esto es lo que necesitas saber … estás completamente bien. Te sientes así porque tu cerebro cree que hay algo de lo que temer. Está tratando de cuidarte, pero necesita que necesites ser el jefe.

Eres valiente. Eres fuerte. Y estás bien. Este es el por qué:

♥ Tus amigos están en la escuela y se preocupan por ti.

♥ Tu maestra está de tu lado y nunca dejará que te pase nada.

♥ La escuela fortalece tu cerebro, por lo que puede ser aún más sorprendente.

♥ Hoy estás haciendo estas cosas divertidas en la escuela … (incluso si solo está jugando en el almuerzo o comiendo algo delicioso, ¡todo cuenta!).

♥ Eres valiente y puedes manejar la escuela sin importar nada.

♥ De hecho, probablemente seas uno de los más valientes que hay hoy porque te sientes realmente ansioso, y lo estás haciendo de todos modos.

♥ Solo tienes que pasar los siguientes cinco minutos.

Veme Eres bastante increíble.

Quiéreme.

VI) Organízate: Hax una lista de las cosas que debe hacer antes de salir de casa para que su día transcurra sin problemas. De esta forma, puede recordarse que las cosas están bajo control, incluso si sienten que no lo están.

  • Desayuno comido (Un buen desayuno).
  • Dientes cepillados
  • Uniforme puesto.
  • Tarea hecha.
  • Almuerzo empacado
  • Zapatos puestos.
  • Mochila empacada.
  • Padres abrazados.
  • ‘Nos vemos luego,’ a las mascotas, hecho.
  • ‘Nos vemos luego,’ a hermanos / s – hecho.
  • Cabello bien peinado. Está bien.
  • Hora de partir.

VII) Duerme un poco: Cuando duerme, su cerebro se fortalece y soluciona sus preocupaciones emocionales. Cuanto más duermas, mejor.

VIII) La ansiedad y el valor siempre existen juntos: La ansiedad significa que estás haciendo algo valiente. No importa si es fácil para otras personas o no. Todos encontramos diferentes cosas difíciles o fáciles. Si estás ansioso, es porque tu cerebro cree que hay algo de qué preocuparse. Responde de la misma manera ya sea que esté a punto de dar una presentación o vaya a hacer paracaidismo. No importa qué es lo que te pone nervioso, un cerebro ansioso es un cerebro valiente, un cuerpo ansioso es un cuerpo valiente, y una persona ansiosa es siempre una persona valiente.

Y finalmente …

La ansiedad escolar nunca se limita a golpear a una persona. Afecta a niños, padres, hermanos y maestros que también invierten en los niños bajo su cuidado. Una de las peores cosas acerca de la ansiedad es la forma en que tiende a aparecer sin previo aviso o una buena razón. Para los niños (o cualquiera) que luchan con la ansiedad, se puede sentir como un barril: proviene de la nada, no tiene sentido y tiene una mente propia. La verdad es que la mente que tiene la ansiedad es suya, y cuando pueden comprender su propio poder, pueden comenzar a establecerse firmemente como el “jefe de su cerebro”. Comprender esto les dará poder, y les ayudará a aprovechar la fortaleza, la sabiduría y el coraje que han tenido en todo momento.

Fuente: Young, K. (2017). How to Empower Your Child to Deal With School Anxiety. Hey Sigmund. Recuperado de (https://www.heysigmund.com/how-to-deal-with-school-anxiety-no-more-distressing-goodbyes/). Traducido por Maximiliano Bravo

Anuncios

Buenas Prácticas de Comunicación para una Mejor Atención Médica para Pacientes con Espectro Autista

Se llama Espectro Autista por una muy buena razón. Hay personas en un extremo del espectro que no pueden hablar, o necesitan asistencia total con las actividades de la vida diaria, y en el otro extremo del espectro están las personas muy dotadas que son brillantes y no necesitan ayuda en absoluto. Existe una gran variedad de síntomas, severidad de esos síntomas, habilidades y nivel de discapacidad.

La palabra “autismo” tiene su origen en la palabra griega “autos”, que significa “yo”. Las personas con Espectro Autista tienden a parecer como si existieran en un mundo privado, absortos en sí mismos, incapaces de comunicarse con éxito con los demás ni interactuar con ellos. Ellos pueden tener dificultades para desarrollar las habilidades del lenguaje y comprender lo que otros les dicen. Además, también pueden tener dificultades con la comunicación no verbal, como el contacto visual, las expresiones faciales y los gestos con las manos.

Puede ser bastante desafiante para los proveedores de atención médica las grandes diferencias entre las personas con Espectro Autista. No todos tienen dificultades con la comunicación. Algunos no tienen la capacidad de hablar, mientras que otros tienen la capacidad extrema de hablar sobre sus intereses favoritos en gran detalle. Para aquellos que pueden hablar, generalmente tienen dificultades para usar el lenguaje de manera efectiva cuando hablan con otros. También pueden tener dificultades para procesar lo que escuchan y no comprender lo que se les dijo. Por ejemplo, si a un niño o adulto autista se le dan instrucciones verbales sobre cómo completar una tarea, es posible que no comprenda cómo hacerlo. Sin embargo, si se les da una demostración real de hacer la misma tarea, entonces pueden hacerlo ellos mismos con éxito. No es raro que los padres piensen que su hijo tiene problemas de audición, porque no responden cuando se les habla. Luego llevan al niño a una prueba de audición, solo para descubrir que no tiene déficit auditivo.

Las personas con Espectro Autista también son incapaces de comprender el lenguaje corporal, ni los matices de los tonos vocales. El lenguaje corporal es la segunda forma de comunicación que los humanos usan para expresar sus pensamientos, emociones y deseos. Las personas con Espectro Autista típicamente tienen dificultad en el mejor de los casos, pero generalmente no tienen habilidades para descifrar lo que dice una persona con expresiones faciales o lenguaje corporal. También existe la dificultad de la persona con Espectro Autista hacer contacto visual. De hecho, muchos describirán el intento de mirar a alguien a los ojos como literalmente doloroso.

Ahora que tiene una visión general de las dificultades de comunicación de las personas con Espectro Autista, se están preguntando exactamente cómo van a poder interactuar con eficacia con su próximo paciente Espectro Autista, donde sea que se ubique dentro de dicha categoría. Es posible que el paciente con Espectro Autista no escuche lo que les dice, es posible que no responda a su nombre o que parezca indiferente a cualquier intento que haga al comunicarse con él.

Consejos para comunicarse con el paciente con Espectro Autista

Lo primero que debe hacer es llevar al paciente con Espectro Autista y sus padres / persona de apoyo a una habitación privada, muy silenciosa, con poca luz y equipo médico mínimo en la habitación. No debe haber otros pacientes o personal en la sala. Desea crear un ambiente relajado y pacífico. Eso en sí mismo calmará al individuo. Disminuirá la cantidad de sobrecarga sensorial que afecta al paciente.

Lo siguiente que debe hacer es preguntarle a los padres cómo se comunica típicamente el niño / adulto . Pueden proporcionar una expectativa inicial de cómo el paciente reaccionará ante usted. Observe la forma en que se comunican con sus padres o con quienes sean. Podrás observar si usan palabras o cualquier tipo de gestos.  Pídales sugerencias sobre cómo debe acercarse al paciente. Recuerde, ese padre está con ese niño las 24 horas del día, 7 días a la semana, y conoce todos sus movimientos. Ellos son su mejor recurso para su paciente. También puede usar este tiempo para obtener el historial médico del paciente. Además, al permitir que el paciente lo observe hablando con sus padres, usted establecerá confianza con ellos.

Di menos y dilo despacio, ¡pero no demasiado lento!

  • Limite la cantidad de palabras que usa para comunicarse con el paciente con Espectro Autista.
  • Use palabras clave que sean específicas de la situación. Es posible que necesite repetirlos y acentuarlos, y acompañar sus palabras con gestos simples, como señalar.
  • Si el paciente ha comenzado a utilizar palabras recientemente, es posible que solo pueda usar palabras sueltas. Asegúrate de tener su atención, o las palabras no tendrán ningún significado.
  • Es posible que deba pausar entre palabras o oraciones cortas para que tenga tiempo de procesar lo que está diciendo. Al estar fuera de su rutina y en un entorno intimidante, es posible que necesiten más tiempo para expresar sus palabras. Sea paciente y déles tiempo para poner sus pensamientos en palabras. ¡Su flexibilidad puede reducir su ansiedad y hacer que la situación sea mucho mejor!
  • De ser posible, use gestos simples y apoyos visuales: los soportes visuales incluirían imágenes que muestren un procedimiento como tomarse la presión arterial o que un médico escuche los pulmones de un paciente con un estetoscopio.
  • Un consejo es suponer competencia. Acércate a la situación como si el paciente pudiera comprenderte. Eso es simplemente mostrar respeto hacia el individuo. Personalmente escuché a muchos individuos autistas expresar disgusto hacia los proveedores de servicios de salud que comienzan hablando con ellos como si tuvieran graves problemas mentales.
  • Tenga cuidado de no utilizar el lenguaje figurado: el sarcasmo, las expresiones idiomáticas o las líneas de lectura no funcionarán. Las personas con Espectro Autista toman las cosas muy literalmente.

Cómo se comunica una persona con Espectro Autista depende de lo que está escuchando. La Dra. Temple Grandin describe su audición como tener un amplificador de sonido configurado en volumen máximo. Sus oídos son como un micrófono que capta cada pequeño sonido. Ella describe que no puede hablar por teléfono cuando está en un lugar abarrotado como un aeropuerto. Si intenta desconectar todo el ruido de fondo, también desconecta a la persona que está hablando por teléfono.

Comunicación escrita

Otro punto que debe hacerse es el de un paciente con Espectro Autista que desee utilizar la comunicación escrita como medio para interactuar con el equipo de atención médica. Algunas personas se sentirán más cómodas usando notas manuscritas o un teclado de algún tipo para comunicarle sus necesidades. En cualquier caso, mantén una actitud flexible y demuestra tu disposición a proporcionarle acomodaciones al paciente. Y nuevamente, incorpora al padre o la persona de apoyo al cuidado del paciente. Al hacerlo, eso contribuirá en gran medida a ganarte la confianza de tu paciente. ¡Demostrar tu conocimiento del autismo resultará en una experiencia muy positiva para el paciente con Espectro Autista, y tú también! La comunicación escrita puede ser en forma de escritura en un pedazo de papel o libreta, mensajes de texto desde su teléfono, un iPad o dispositivo similar, o una computadora portátil. Sea cual sea el que elijan, simplemente sigan el ritmo, deles tiempo y sean pacientes. Ten en cuenta que la persona probablemente se sienta ansiosa, cohibida y que tenga grandes dificultades para procesar todo lo que está sucediendo.

Otro factor a tener en cuenta es limitar el número de trabajadores de la salud que atienden al paciente con Espectro Autista. La presentación de nuevo personal al paciente les agregará estrés significativo, así que trate de mantener la cantidad de personal al mínimo.

Proporcione instrucciones simples y directas

Los pacientes con Espectro Autista a menudo malinterpretan las instrucciones complejas. Por lo general, no pueden leer entre líneas. Tomarán todo literalmente. Siempre necesitas decir exactamente lo que quieres decir. Si está tratando de apurar al paciente con TEA diciendo “¡Pisa a fondo!”, No se sorprenda si le preguntan en qué quiere que pise.

Simplifica tus oraciones y sé directo al punto. Si hacen preguntas, mantenga sus respuestas directas al punto también.

Una palabra sobre la Disgrafía

Algunos niños con Espectro Autista también tienen disgrafía o trastorno de expresión escrita. Esta discapacidad de aprendizaje afecta la capacidad del niño para escribir y deletrear sin afectar su capacidad de lectura. Muchas personas con disgrafía tienen un cociente intelectual más alto que el promedio. En los niños pequeños puede aparecer al aprender a escribir. En niños mayores puede aparecer como un momento difícil para poner sus pensamientos en un papel a pesar de que son capaces de explicar sus pensamientos oralmente.

En conclusión…….

Los proveedores de atención médica nunca saben cuándo tendrán un paciente con Espectro Autista. Además, tanto se centra en los niños autistas, es fácil olvidar que hay millones de adultos autistas en el mundo. En cualquier momento, es posible que tenga un niño o adulto con Espectro Autista como su próximo paciente. Con suerte, este artículo lo ayudará a estar preparado para manejar la situación.

Fuente: Lesko, A. (2016). Communicating with Your Patients with Autism. Recuperado de (https://ibcces.org/blog/2016/10/10/communicating-autistic-patients/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Elimina las Palabras “Siempre” y “Nunca” de tu Vocabulario: Tu Pareja te lo Agradecerá

“¡Siempre te ayudo y nunca me ayudas!” ¿Te suena familiar? En el calor del momento, “siempre” y “nunca” parece salirse de nuestras lenguas de forma tan resbaladiza como la mantequilla, resultando en un colapso relacional total. Nos sentimos traicionados, incomprendidos y tergiversados ​​en el mejor de los casos. En el peor de los casos, es una deslealtad hacia nuestro propio espíritu, nuestra alma, nuestra bondad inherente e intenciones mutuas.

¿Qué causa una conversación “siempre y nunca”? Como todas las cosas en las relaciones, es complicado.

I) Cuando no nos sentimos escuchados, tenderemos a intensificar nuestras palabras, ya sea gritando más fuerte, siendo crítico o usando el pensamiento “todo o nada” como siempre y nunca. Son como arietes verbales que fuerzan nuestro punto de vista cuando no sentimos que nuestra pareja está respondiendo a lo que creemos que es una injusticia.

II) Usar palabras de “todo o nada” proviene de sentirse herido y luego tomar represalias de alguna manera. “¡Siempre te ayudo y nunca me ayudas!” ¿Qué está diciendo esto esencialmente? “Siempre hago todo por ti y nunca haces nada por mí”. También puede haber sentimientos más profundos de ser desagrado o inferioridad de lo que nos estamos defendiendo, por lo que nos elevamos a una justa indignación para ocultar nuestro sentido de inutilidad.

III) Las conversaciones “siempre y nunca” son también sobre querer sentirnos bien con nosotros mismos y dejar nuestros sentimientos negativos sobre nuestra pareja. Nos sentimos justos, buenos y superiores y la otra persona se vuelve inferior, egoísta e indiferente. Esto puede ser una defensa contra ser realmente íntimo. Cuanto más podamos devaluar a la otra persona, menos tendremos que necesitarla.

IV) Las conversaciones “siempre y nunca” son improductivas porque siempre crean una actitud defensiva y nunca forman una conexión (juego de palabras intencionado). Lo que realmente queremos es transmitir nuestro punto de vista a nuestro socio y crear un vínculo más fuerte en el proceso. Siempre y nunca las conversaciones son negativas, no importa cómo lo cortamos. El objetivo es llegar a un acuerdo y ¿cómo puede alguien aceptar tales absolutos?

Entonces, ¿qué reemplazaría esta conversación ineficaz por un proceso más positivo? Lo que funciona mejor es una forma aún más mesurada de expresar lo que sentimos y, en última instancia, lo que necesitamos y queremos. Entonces, ¿cómo logramos eso?

I) Durante una discusión, llama la atención sobre el uso de “siempre” y “nunca” de tu pareja y pídele que te diga específicamente qué es lo que quieres de su parte.

II) Comprende qué sentimientos se están comunicando. ¿Tu pareja no se siente amada o apoyada? Trata de ver las emociones de lo que sucede detrás de las palabras y pregunten si no saben … diciendo algo así como: “¿Qué estás sintiendo en este momento?” o “¿Qué te está molestando?”

III) Dirige la conversación hacia por qué siente que no te preocupas por él/ella o por sus necesidades. No te pongas a la defensiva mientras escuchas sus palabras, pero repítelas para asegurarte de que realmente oíste lo que tu pareja te dijo.

IV) Haz un esfuerzo para ver objetivamente qué es lo que tu pareja trata de decirte.

V) Concéntrate en la idea de que ambos son responsables del problema y que ambos también son responsables de la solución.

Las conversaciones “siempre y nunca” solo aumentan el problema y reducen la capacidad de que la otra persona entienda lo que se está comunicando. También es, a su manera, una forma de maltrato porque tu pareja sentirá que sus opiniones y sentimientos no son validado.

Si le sugieres a tu pareja lo que puede hacer la próxima vez o si puedes decirle qué es lo que quieres y necesitas, o hablar sobre cuánto dolor sientes ahora, entonces se puede formar un diálogo. Recuerda eliminar las palabras “siempre” y “nunca” de tu vocabulario y tu pareja te lo agradecerá, porque la ayudarás a sentirse escuchada, respetada y sobre todo, amada.

Fuente: Locke, B. (2012). Why ‘Always’ and ‘Never’ Hurt Relationships. Care2 Healthy Living. Recuperado de (https://www.care2.com/greenliving/why-always-and-never-hurt-relationships.html). Traducido por Maximiliano Bravo.

¡Sorpresa! ¡Siempre estás en una entrevista de trabajo!

Según el Carnegie Institute of Technology, el 85% de las contrataciones se basan en la personalidad y la  actitud. Y tan solo el 15% de la decisión se basa en las habilidades técnicas, experiencia laboral o pruebas creíbles de que el desempeño del candidato sería mejor que el sus competidores por el puesto. Respecto a ese último aspecto, se puede capacitar para hacer prácticamente cualquier cosa en el trabajo.

Una forma de prepararse para una entrevista de trabajo es imaginando que lo están entrevistando todo el tiempo. No me refiero a cuando estás en casa o con la familia o en la ducha, pero si estás trabajando en un campo donde interactuar con el público es parte importante de la descripción laboral, toma en consideración que cualquier persona que se te cruce en tu camino podría algún día estar en el otro extremo de una oferta de trabajo. Incluso si trabajas en un campo donde se priorizan labores con reducida interacción social, todo el contenido expresado en este artículo sigue siendo muy relevante por el hecho de que los seres humanos somos seres sociales.

Los empleadores quieren buenas personas que estén motivadas y comprometidas en cualquier trabajo que hayan encontrado por sí mismos. Los tipos de personas que toman decisiones de contratación, como los directores de Recursos Humanos, evalúan a cada uno de los candidatos una vez que ingresan a sala de entrevista. Y no solo se trata de ellos, porque las recepcionistas y los auxiliares de aseo son los ojos y oídos de la empresa, siendo testigos claves de los ires y venires dentro del edificio donde trabajan. Si piensas de forma deliberada e intencional interacciones sociales tan cotidianas como salir a comprar el pan o ponerle plata a tu Tarjeta BIP tendrás muchas más oportunidades de las que imaginabas para dar una buena impresión todos los días.

Por supuesto, todos tenemos días malos, cuando no tenemos ganas de hablar con nadie y poner una cara pública se siente demasiado intolerable. Pero cuanto te mentalizas más frecuentemente para una entrevista invisible, más familiar te resultará el proceso cuando llegue el momento de vestirte con tu mejor ropa. Desde hacer contacto visual hasta ser generoso con tu tiempo y experiencia, todo tiene su propósito en la preparación para tu próxima gran oportunidad laboral.

Fuente: Pennington, M. (s.f.). Surprise! You’re Always on a Job Interview! The Job Network. Recuperado de (https://www.thejobnetwork.com/surprise-youre-always-on-a-job-interview/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Carta de Derechos para los Niños con Dificultades Conductuales

Si no comenzamos a hacer las cosas bien cuando nuestros niños se enfrentan a dificultades sociales, emocionales y conductuales, vamos a seguir perdiéndolos a un ritmo alarmante. Hacer lo correcto no es una opción … es un imperativo. Hay vidas en riesgo, y todos debemos hacer todo lo posible para asegurarnos de que esas vidas no se pierdan. Los niños con problemas conductuales tienen el derecho de:

  • Tener sus dificultades conductuales entendidas como una forma de retraso en su desarrollo en las áreas de flexibilidad/adaptabilidad, tolerancia a la frustración y resolución de problemas
  • Hacer que las personas (padres, educadores, terapeutas, etcétera) entiendan que las conductas desafiantes no son menos una forma de retraso en el desarrollo que las demoras en la lectura, la escritura y la aritmética, y merece el mismo compasión y enfoque como se aplican a estos otros retrasos cognitivos.
  • No juzgar apresuradamente a los niños con etiquetas malintencionadas y contraproducentes como “malcriado”,  “manipulador”, “caprichoso”, “problemático”, “flojo” o “distraído”, etcétera.
  • Hacer que los adultos entiendan que las conductas desafiantes ocurren en respuesta a problemas específicos no resueltos – tareas, tiempo de pantalla, cepillado de dientes, elección de ropa, interacciones entre hermanos, etcétera. – y que estos problemas no resueltos suelen ser altamente predecibles y pueden resolverse proactivamente .
  • Hacer que los adultos entiendan que el objetivo principal de la intervención es resolver estos problemas en colaboración de una manera que sea realista y mutuamente satisfactoria para que ya no precipiten el comportamiento desafiante.
  • Tener adultos (y compañeros de clase) que entiendan que las suspensiones, la expulsión y el aislamiento no resuelven los problemas ni “forman el carácter”, sino que a menudo empeoran las cosas.
  • Hacer que los adultos muestren un interés genuino en sus preocupaciones o perspectivas, y que consideren esas preocupaciones y perspectivas como legítimas, importantes y dignas de escuchar y aclarar.
  • Tener adultos en sus vidas que no recurren a la intervención física y que sepan y apliquen otros medios para resolver problemas.
  • Tener adultos que entiendan que resolver problemas de forma colaborativa, en lugar de insistir en la obediencia ciega a la autoridad, es lo que prepara a los niños para las demandas que enfrentarán en el mundo real.
  • Hacer que los adultos entiendan que la obediencia ciega a la autoridad es peligrosa, y que la vida en el mundo real requiere expresar tus preocupaciones, escuchar las preocupaciones de los demás y trabajar para encontrar soluciones mutuamente satisfactorias.

Fuente: Greene, R. (2018). Bill of Rights for Behaviorally Challenging Kids. Lives In The Balance. Recuperado de (https://www.livesinthebalance.org/bill-rights-behaviorally-challenging-kids). Traducido por Maximiliano Bravo.

Los Costos de Forzar a Socializar a tu Hijo/a con Espectro Autista No Son Menores

Son muchos los adultos que han sido recientemente diagnosticados con Espectro Autista tras años de luchar en silencio en mundo que no fue pensado para ellos. Para ellos, recibir el diagnóstico de Espectro Autista les resulta más que útil para poder desenredar el complicado y hermoso lío que es la vida. Una de las características positivas del Espectro Autista es la honestidad, y muchos adultos recién diagnosticados con Espectro Autista estarán dispuestos a confesar que hay partes de ese lío que todavía no han logrado desenredar. Partes muy traumáticas que les dejaron huellas imborrables.

Es importante saber que el Espectro Autista es una condición desconocida no solamente para muchos profesionales, sino dentro de la propia familia, nuclear y extendida. El diagnóstico de Espectro Autista no es un velo que consume la humanidad inherente del individuo a quien se le ha sido adscrito. Recibir un diagnóstico no cambiará quién es él o ella ni a quién siempre él o ella haya sido, pero les confirmará gran parte de lo que siempre les ha causado problemas y les explicará mucho más sobre por qué y cómo han tenido que vivir la vida usando una máscara y fingiendo ser alguien más, complicando sentirse cómodos dentro de su propia piel.

Entre todas las máscaras que les han animado a usar a lo largo de los años, la más aterradora es la máscara de no tener miedo de la interacción social. Hasta el día de hoy todavía muchos individuos con Espectro Autista son capaces de usarla bien, porque a menudo no han tenido otra opción. Pero es solo porque se han dando cuenta de los efectos de tener que usarlo tanto tiempo. Parecer no tener miedo es temer tener una voz real y decidir qué quieren o no quieren hacer, con quién lo hago y cuándo lo hago.

El Espectro Autista se define ampliamente como una condición que afecta la comunicación social y si bien existen otros aspectos del Espectro Autista, el aspecto social será el tema central de este artículo. Entre todas las deficiencias percibidas del Espectro Autista, la interacción social parece recibir la mayor cantidad de tiempo y atención de parte de los padres y profesionales.

Creo que hay un lugar para ayudar a nuestro/as hijo/as con las habilidades y herramientas para superar algunas barreras sociales, pero a medida que ellos crecen y reflexionar sobre sus propios viajes viviendo sin un diagnóstico fiable, cada vez resulta más preocupante  que los intentos de parte de muchos padres y profesionales de ayudar a los individuos con Espectro Autista a que superen su miedo a la interacción social podrían ponerlos en peligro. Algún(os) miedo(s) puede ser apropiados. Algunos miedos pueden necesitar ser refinados pero no eliminados.

Los padres a veces pueden pasar por alto las formas muy simples y sutiles en que alentamos a nuestros hijos/os sin Espectro Autista a superar su miedo a interactuar con los demás, y para aquellos con hijos con Espectro Autista la necesidad muy sentida de forzarlos a la interacción social puede ser aún más imperativa de satisfacer. ¿Pero a qué costo?

Cuando los niños son pequeños, sin saberlo les enseñamos a renunciar a la agencia sobre sus propios sentimientos, instintos y cuerpos, forzándolos a involucrarse en situaciones que pueden ser antinaturales e incómodas para ellos.

Besa a tu abuela. Abraza a tu tía. Saluda a la vecina. Dale la mano a tu hermano. Comparte una cama con tu primo. Acompáñanos porque vamos a tomar una foto.

La mayoría de estas acciones son inofensivas a menos que tengas un hijo/a que tenga una aversión natural a la interacción social forzada. Cada momento en que un niño/a con Espectro Autista se ve obligado a interactuar socialmente de maneras que les provocan ansiedad e incomodidad, inadvertidamente les enseña a anular su capacidad de elegir y anular la agencia personal sobre sus cuerpos.

Lo que les enseñamos es ignorar lo que los hace sentir incómodos y aceptar las necesidades, los deseos y las intenciones de los demás que tienen el derecho de invadir su espacio mental, emocional y físico para su disfrute y placer. Nuestros hijos/as aprenden a usar la máscara de no tener miedo de la interacción social, incluso cuando se sienten incómodos con la forma en que otros usan su espacio y su cuerpo.

Los padres a menudo ignoran esto. A diferencia de los depredadores sexuales. Hay una razón por la cual los niños y adultos con discapacidades intelectuales o cognitivas, por ejemplo Espectro Autista, son más propensos a ser abusados ​​sexualmente y resulta más que acertado señalar que uno de los mayores factores que contribuyen a tal fenómeno es que muchas individuos con discapacidades intelectuales o cognitivas a menudo se encuentran en la situación de tener poca o ninguna agencia sobre sus propios cuerpos.

Después de muchos años, los individuos con Espectro Autista tienen mayor consciencia de cómo los han preparado para que cedieran su limitado sentido de agencia. Si bien es posible que no haya tenido más opción que ceder ante los deseos de los depredadores sexuales al ser demasiado joven e inocentes para saber defenderse, la sociedad les enseñó a callar sus voces, porque habían aprendido (y aprehendido) a renunciar a la agencia que tiene sobre sus cuerpos. Les enseñaron que sus cuerpos no son suyos, ni tienen derecho a decidir qué hacer, con quién hacerlo y cuándo hacerlo. Ellos guardan silencio porque les enseñaron que no pasaba nada con que un tercero usara sus cuerpos sin su consentimiento. Ellos guardaron silencio porque la sociedad les enseñó que no había nada de malo en lo que les sucedió.

Al igual que muchos niños/as con Espectro Autista, les enseñaron a anular sus miedo a la interacción social, al contacto injustificado e inapropiado y a la conversaciones incómodas, todo en nombre de hacerlos más socialmente aceptables para la sociedad. Si vas a encajar, debes superar tu miedo a interactuar con las personas.

Pero algunos miedos están destinados a resistir el paso del tiempo. Algunos miedos deberían refinarse pero nunca eliminarse.

Las cosas no ha se vuelven más fácil al crecer. Cada vez que son presionados socialmente para dar la mano, o abrazar a alguien, o tomarse una foto de forma espontánea, o responder una llamada telefónica, o charlar con alguien sin previo aviso o sin que sea su elección, ellos reviven el trauma de permitir que el mundo les dictara cómo sus cuerpos deberían estar disponible para el uso y el placer de quienes los rodean.

Es imposible cambiar un pasado muy problemático, pero un proceso de sanación si es posible en el presente. Sin embargo, todos los padres de niños/as con Espectro Autista deben prestar atención al hecho que los costos de insistir y persistir en hacer que sus hijos/as se integren socialmente no son menores.

Fuente: Hardwick, L. (2018). Autism Parents: Why Forcing Social Interaction On Your Child Could Be A Costly A Mistake. The Autism Pastor. Recuperado de (http://autismpastor.com/?p=2604). Traducido por Maximiliano Bravo.

La Doble X Doble Mirada: Una Táctica Inteligente para Leer Artículos Científicos sobre el Espectro Autista

Probablemente hayas visto muchos titulares recientemente sobre el Espectro Autista y diversos comportamientos, formas de ser o “toxinas” que, según te dicen los titulares, están “vinculados” a él. Tal vez esté considerando tener un hijo y esté mentalmente evaluando los diversos factores de riesgo que tiene como padre.

Tal vez tú tienes un/a hijo/a diagnosticados con Espectro Autista y ahora está mirando hacia atrás, cargado de culpa por haber comido jarabe de maíz con alto contenido de fructosa o tener sobrepeso o ser demasiado viejo o estar demasiado cerca de una autopista o no ser suficiente para el autismo de su hijo.

O tal vez eres un/a adulto/a diagnosticado con Espectro Autista que se está cansando de leer en estas historias sobre cómo tú no existes o cómo usar estos “factores de riesgo” podría ayudar al mundo a reducir el número de personas como tú.

Aquí está la conclusión: nadie sabe exactamente qué causa la diferencia de desarrollo extremadamente diversa que llamamos Espectro Autista. La investigación de todo el mundo sugiere un fuerte componente genético, Lo que los titulares en el mundo occidental llaman una “epidemia” es, con toda probabilidad, en gran medida atribuible a la inclusión de diagnóstico ampliado, una mejor identificación e, irónicamente, una mayor conciencia sobre el Espectro Autista.

Lo que cualquier persona necesita en lo que respecta a los titulares sobre un “enlace” a una condición específica es una lista mental de lo que el artículo, y cualquier investigación subyacente, realmente está diciendo. Dicha lista mental opera bajo la táctica Doble X Doble Mirada, la cual es bastante útil cuando leas cualquier historia sobre investigación científica y salud humana, medicina, biología o genética.

Doble X Doble Mirada: ¿Qué hacer cuando lees un artículo científico?

I) No le prestes atención a los titulares: Los titulares suelen ser engañosos, en el mejor de los casos, y pueden ser muy imprecisos. Olvídate del titular. Imagina que nunca viste el titular.

II) ¿Cuál es la base del artículo?: Los artículos científicos tienen su origen en varios lugares. A menudo es un documento científico. Estos documentos vienen en varias variedades. Los que informan un estudio real -mucha gente, ratones o moscas, muchos datos, muchos análisis, una hipótesis probada, estadísticas hechas- se consideran “investigaciones originales”. Esos documentos son los únicos que son estudios científicos genuinamente originales. Palabras a tener en cuenta – términos que sugieren que no hay investigación original en absoluto – son “revisión”, “editorial”, “perspectiva”, “comentario”, “estudio de caso” (estos típicamente involucran uno o solo un puñado de casos, por lo sin análisis estadístico) y “meta-análisis”. Ninguno de estos representa hallazgos originales de un estudio científico. Todos menos los dos últimos son opinión. También vigila los términos “reunión científica” y “conferencia”. Eso significa que esta información se presentó sin revisión por pares en una reunión científica. No ha sido investigado de ninguna manera.

III) Mira las palabras en el artículo: Si lo que está leyendo contiene palabras como “vínculo”, “asociación”, “correlación” o “riesgo”, entonces lo que el artículo describe es una asociación matemática entre una cosa (p. Ej., Espectro Autista) y otra (p. Ej., Comer helado). Es probable que no describa una conexión biológica entre los dos. De hecho, los artículos populares parecen raramente cubrir investigaciones científicas que se enfocan en las conexiones biológicas. ¿Por qué? Debido a que estos hallazgos suelen venir en pequeños fragmentos que con el tiempo -con frecuencia bastante tiempo- se construyen en una imagen más amplia que muestra una vía biológica por la cual la Variable 1 conduce al Resultado A. En general, este no es un proceso particularmente valioso, y las vías pueden ser demasiado específicas y extremadamente confusas.

IV) Busca la fuente original de la información: Google es tu amigo. ¿La fuente original es una revista científica? Por lo menos, especialmente para la investigación original, el resumen estará disponible gratuitamente. Una noticia basada en un periódico de revista debe proporcionar un enlace a ese resumen, pero muchas, muchas agencias de noticias no hacen esto, un enorme perjuicio para el lector interesado e interesado. En cualquier caso, el artículo probablemente incluya el nombre de un autor en papel y el diario de publicación, y una búsqueda rápida de Google en ambos términos junto con el tema (por ejemplo, Espectro Autista) a menudo le encontrará el artículo. Si todo lo que encuentra es un comunicado de prensa sobre el periódico, en medios como ScienceDaily o PhysOrg, está leyendo material de marketing. Punto. Y si no se menciona la publicación en un diario, sé muy, pero muy cauteloso en tu interpretación de lo que se informa.

V) Recuerda que cada persona involucrada en lo que estás leyendo tiene su propia agenda: El medio periodístico quiere clics. Por ese motivo, el periodista necesita clics. Los investigadores probablemente quieren atención a su investigación. Las instituciones donde los investigadores investigan quieren atención, prestigio y dinero. Un sitio web puede intentar asustarlo para que compre lo que está vendiendo. Algunas personas no están por encima de priorizar la popularidad en vez de la rigurosidad para lograr todo lo anterior. Dos palabras: Caveat Lector / “Cuidado por parte del lector“.

VI) Pregúntale a un científico: Twitter abunda con científicos que pueden evaluar un artículo para ti. Científicos que reciben solicitudes diarias por correo electrónico, Facebook y Twitter para recibir exactamente esa asistencia, y me complace brindarla. En serio, pregúntele a un científico. Te resultará difícil cerrarles la boca. Ellos hacen ciencia porque realmente es lo que más les gusta. Seguro que no es por el dinero.

Fuente: Willingham, E. (2012). How Thinking People Read News About Science: The Double X Double-Take. Thinking Person Guide to Autism. Recuperado de (http://www.thinkingautismguide.com/2012/05/how-thinking-people-read-news-about.html). Traducido por Maximiliano Bravo.

Cuando la Vida es Difícil: Una Simple Frase para Seguir Avanzando

Cuando la vida es difícil y te enfrentas a desafíos que te agobian … ¿qué puedes hacer? A veces la vida nos confronta con cambios inevitables: un corazón roto, una enfermedad, una traición, un error colosal que no tiene arreglo. Luego está justo ahí, el peso insoportable que de repente tenemos que llevar con nosotros, cada momento de cada día. Se siente abrumador, y sin embargo, ninguna cantidad de súplicas, gritos o llanto lo hará desaparecer. Está ahí. Y de alguna manera tenemos que seguir.

Es fácil hundirse en la desesperación cuando enfrentamos este tipo de desafío. Casi parece lo correcto: simplemente tirar de las mantas sobre la cabeza y pretender que puedes esconderte del monstruo debajo de tu cama. Pero ya no somos niños, y nuestros problemas definitivamente no son imaginarios. No podemos fingir nuestros obstáculos, nuestros corazones rotos o nuestras desgracias. Son muy reales y te pueden atar en un nudo indefenso si los ignoras.

¿Así que que hacemos? Si no podemos desearlos o pretender que no están allí, ¿cómo enfrentamos nuestros problemas?

La próxima vez que la vida te arroje un balde de agua fría, y sientes que podrías desmoronarse por el peso de ella, quiero que digas una frase muy sencilla a ti mismo:

“No está bien, pero estoy bien”.

Es engañosamente sencilla. Ni siquiera tiene sentido al principio. Pero no le restes importancia. Esta pequeña frase es capaz de ayudarte a superar tiempos difíciles si abres tu mente y tu corazón.

¿Qué significa?

I) No está bien: Lo que sea que te haya pasado no está bien. Que te traicionen no está bien. Perder tu trabajo no está bien. Los problemas de salud graves no están bien.

Aceptar las partes difíciles de la vida no significa pretender que las cosas malas son buenas, que los problemas son fáciles o que no hay dolor. La vida es dura, y algunas cosas que nos suceden (o que nos hacemos a nosotros mismos) nos llenan de pesar, arrepentimiento o frustración. Pueden sentirse aterradoras, abrumadoras e injustas.

No tiene que decirse a sí mismo que sus problemas están bien. Pueden ser “normales” o inevitables, pero no tienen que estar bien.

II) Pero estoy bien: Aquí está la parte difícil, y puede tomar un poco de tiempo pensar en resolverlo en tu cabeza. Esencialmente, debes separarte del problema, ¡incluso si sientes que tú eres el problema!

Esto es importante porque debes ser capaz de tomar toda esa ira, miedo, frustración o tristeza y enfocarte hacia el problema, no a ti mismo. Si dirige todos esos sentimientos hacia usted mismo, se sentirá miserable y se sentirá paralizado.

Por ejemplo, puedes decir: “¡Odio mi depresión!”, Que puede darte poder y ayudarte a expresar algunos de tus sentimientos de frustración. Sin embargo, en el momento en que dices: “Me odio a mí mismo porque estoy deprimido” te sientes inútil y atrapado y abrumado.

Cuando cambias tu confusión emocional de tu yo general al problema específico, eso te da espacio para estar bien con otras partes de ti o de tu vida. Y cuando puedas hacer eso, encontrarás pequeños pedazos de esperanza en tu vida que de otro modo podrían haberse perdido en una ola de desesperación.

Usa esta frase también con las cosas pequeñas

No solamente esta frase sencilla es útil para ayudarte a enfrentar grandes problemas en tu vida, pero también funciona con las frustraciones y los obstáculos cotidianos que surgen día a día. Ya sea una factura inesperada del hospital, una discusión con tus seres queridos o una fecha límite inminente: identifica el problema específico y di: “Esto no está bien, y no me gusta lidiar con esto. Pero estoy bien, y puedo encontrar una manera de enfrentarlo “.

Este simple dicho te permite obtener información específica sobre cuál es el problema y por qué le molesta tanto, sin dejar que se apodere de su vida. No hace que los problemas desaparezcan ni hace que todo parezca sol y arcoiris, pero hace que los momentos difíciles parezcan un poco más manejables.

Problemas, obstáculos, desafíos. Todos son parte de la vida. No podemos evitarlos, pero podemos aprender a enfrentarlos de una manera más esperanzadora que nos permita experimentar un poco de alegría incluso frente a las dificultades.

Fuente: W, Elizabeth. (s.f.). When Life Is Hard: One Simple Saying That Will Keep You Going. The Nourished Life. Recuperado de (https://livingthenourishedlife.com/when-life-is-hard/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Las Mejores Razas de Perros para Niños con Espectro Autista

Hay un vínculo especial que ocurre entre un niño y un perro. Muchas razas son un excelente complemento para su familia, especialmente cuando tienes hijos pequeños y estás buscando un protector y compañero de juegos para tu hijo/a. Pero, ¿qué pasa si tu hijo/a tiene necesidades especiales?

Perros y niños con Espectro Autista

Los niños con Espectro Autista a menudo tienen dificultades para expresar sus emociones y pueden tener fobias sociales, ansiedad por separación y ansiedad de leve a grave. Ahí es donde un perro amigo, leal y paciente puede ayudar a tu hijo/a a superar estas tendencias y ayudar a calmar a tu hijo.

Un estudio encontró que el 67% de las familias con niños diagnosticados con Espectro Autista tenían perros, y el 94% de los padres informaron que su hijo/a con Espectro Autista había formado un vínculo especial con el perro. Sigue leyendo para ver qué razas de perros podrían ser las adecuadas para tu familia.

I) Golden Retriever: Ninguna lista de perros para familias, específicamente para niños con Espectro Autista, estaría completa sin el Golden Retriever. Los Goldens son gentiles, pacientes, amorosos, leales y excepcionalmente fáciles de entrenar. Esta raza tiene un temperamento tranquilo y una inteligencia decente, por lo que a menudo se entrenan como perros de servicio o terapia.

En pocas palabras, si está buscando un amigo para siempre que pueda ayudar a tu hijo/a con Espectro Autista, no hay nada mejor que el Golden Retriever.

II) San Bernardo: El San Bernardo es extremadamente gentil para su tamaño. A pesar de que puede ser un poco obstinado, también es paciente, dulce y amable con los niños, lo que lo convierte en una buena opción para las familias con niños con Espectro Autista.

III) Terranova: A menudo llamado el “gentil gigante”, un Terranova puede ser una gran opción para los niños con Espectro Autista. Increíblemente amigable y fácil de entrenar, este cachorro tiene un alto nivel de inteligencia pero no es excesivamente hiperactivo, lo que podría estresar a su hijo en lugar de calmarlo. Es una de las principales razas de perros para familias y es un guardián y protector natural.

IV) Labradoodle: Criado como un cruce entre un Labrador y un caniche, el Labradoodle es una opción popular para las familias que tienen un/a hijo/a con Espectro Autista. Labradoodles vienen en todos los tamaños y colores y rara vez son una división 50-50 de ambas razas, pero podrían favorecer a uno u otro. De cualquier forma, son excelentes perros de familia y fáciles de entrenar debido a sus altos niveles de inteligencia. También son perros de terapia populares, gracias a estas características favorables.

V) Labrador Retriever: Al igual que los Golden Retrievers, los labradores son excelentes mascotas familiares gracias a su inteligencia y su alto grado de capacitación. Pacientes y cariñosos, los Labradores son cachorros dulces y gentiles que se llevan bien con personas, perros y otras mascotas también. También son una opción popular para los perros de terapia debido a lo fácil que son para entrenar, y lo amables que son para todos los que conocen.

VI) Poodle: Para las familias de niños con Espectro Autista que también sufren de alergias, los caniches son una gran opción. Obediente, inteligente y lleno de entusiasmo, poodles podría no ser la primera raza que imaginas cuando piensas en un perro de terapia. Pero su capacidad de aprendizaje y su afán por complacerlos los hacen aptos para la tarea. Además, debido a que generalmente no se eliminan, son ideales para las familias con alergias que no quieren sacrificar todos los beneficios de ser dueño de un perro.

VII) Pastor Alemán: Al igual que con las otras razas de la lista, la inteligencia y la capacidad de entrenamiento son los principales rasgos que hacen que el pastor alemán sea la mejor opción para los niños con Espectro Autista. El instinto de protección natural de esta raza lo convierte en una gran elección para familias. Y debido a que es a la vez amable y leal, también hace un gran servicio o perro de terapia. Con el entrenamiento adecuado, el noble pastor alemán sería un complemento perfecto para su familia.

VIII) Collie: ¿Recuerdas a Lassie? Esta raza leal es un perro de familia por excelencia, y su afán de agradar y su inteligencia innata lo hacen fácil de entrenar. Suave, moderado y bueno con los niños, el Collie también es sensible a las emociones humanas, lo cual es un rasgo importante cuando se habla de niños en el espectro.

IX) Samoyedo: Amistoso tanto con la familia como con los extraños, el samoyedo es una de esas razas que siempre se ve como si estuviera sonriendo. Este perro inteligente es fácil de entrenar y con ganas de agradar, por lo que es un gran compañero para toda la familia, incluidos los niños con Espectro Autista. Puede ser bastante enérgico, por lo que el ejercicio diario y el adiestramiento son obligatorios.

X) Perro de Montaña de los Pirineos: No encontrarás un perro más devoto que el Perro de Montaña de los Pirineos. Originalmente utilizado para proteger al ganado, esta raza tiene un temperamento suave y una fuerte devoción por su familia. Un Perro de Montaña de los Pirineos es gentil con los niños, por lo que es una combinación ideal para los niños diagnosticados con Espectro Autista.

XI) Boyero de Berna: Leal, sensible, devoto y amable: el Boyero de Berna tiene todas las cualidades que deberías buscar cuando estás buscando una raza para un niño diagnosticado con Espectro Autista. Lo suficientemente inteligente como para entrenar fácilmente, esta raza tranquila se convertirá instantáneamente en una parte integral de la familia.

XII) Beagle: No todas las razas de perros para niños con Espectro Autista son grandes. De hecho, los Beagles son una gran opción, gracias a su amabilidad hacia su familia y extraños por igual. Este alegre cachorro se convertirá rápidamente en el nuevo mejor amigo de su hijo. Y su estatura más pequeña y su rostro amable lo hacen más apto para los niños que no se sienten tan cómodos con los perros. Una advertencia: los Beagles requieren un entrenamiento adecuado porque a menudo quieren despegar siguiendo sus narices. Así que asegúrese de poner el esfuerzo.

XIII) Pitbull: Los Pitbull pueden tener una reputación conflictiva, pero también se los conoce como “perros niñeras”, lo que significa que están naturalmente inclinados a ser amables con los niños. Y con la capacitación y el cuidado adecuados, están increíblemente dedicados a sus familias. Juguetones, cariñosos y extrovertidos, estos protectores pueden ser el complemento perfecto para tu hijo/a con Espectro Autista.

¿Cuál perro es el indicado para ti?

Al final, todo se reduce a tomar una decisión informada basada en las necesidades únicas de su familia. Las razas de perros leales, amigables, tranquilas y pacientes son la mejor opción cuando buscas encontrar un compañero para tu hijo/a con Espectro Autista.

Los perros acompañantes son mascotas de la familia y pueden ser de cualquier raza, aunque debes elegir un perro que sea fácil de entrenar. Los perros de servicio requieren una amplia capacitación y certificación. Pueden ser beneficiosos para los niños con Espectro Autista que requieren atención adicional, como si son propensos a ataques epilépticos o experimentan arrebatos en entornos sociales. Los perros de terapia también pueden ser entrenados, aunque no tan rigurosamente como perros de servicio. Ofrecen afecto y comodidad a tu hijo/a con Espectro Autista.

Fuente: Harding, A. (2018). Best Dog Breeds for Children With Autism. The Cheat Sheet. Recuperado de (https://www.cheatsheet.com/culture/best-dog-breeds-children-autism.html/?a=viewall). Traducido por Maximiliano Bravo.

9 Decisiones Que Tu Yo del Futuro (Definitivamente) Lamentará

Todos tenemos algo en el fondo de nuestras mentes que deseamos haber hecho de manera diferente o no lo hemos hecho en absoluto. A menudo nos preguntamos qué podría ser diferente si nos hubiéramos esforzado más para ser mejores personas

Aquí hay una lista de cosas que lamentarás a largo plazo.

I) Dejar que otras personas formen tu mundo: Tú eres el arquitecto de tu propia vida. Cuando sabes quién eres en realidad y lo que más quieres, has descubierto dos de las cosas más importantes de tu vida. Pero se necesita coraje y persistencia para lograr tus metas. Este tipo de responsabilidad es temida por muchas personas y generalmente permiten que otros creen sus sueños para ellos. Tal vez sea porque no son lo suficientemente valientes como para crear su propio camino de vida o tienen demasiado miedo para hacerlo solo.

Y tal vez sea porque temen que sean juzgados y considerados ilusos. Pero la verdad es que si tienes personas que no están de acuerdo contigo, eso significa que estás defendiendo algo en lo que crees. Esto es más beneficioso para ti porque significa que estás escuchando tu corazón. Y nunca te arrepentirás de eso.

II) No superar tus viejos malos hábitos: La mayoría de las personas tienen malos hábitos que desean cambiar. Pero, lamentablemente, no muchos tienen la voluntad y la paciencia para romper sus viejos modales sin recursos y construir otros más saludables. A largo plazo, puedes mirar hacia atrás en tu vida y desear que hayas comenzado a cambiar lo que no te gusta de ti antes. Por supuesto, no es algo fácil de hacer, pero definitivamente vale la pena. Intenta ser la versión más fuerte de ti mismo y no te conformes con menos de lo que te mereces. No esperes a que suceda el cambio, haz que suceda.

III) Darte por vencido: El fracaso no es necesariamente algo malo. Es solo una nueva oportunidad para aprender algo, crecer y volver a intentarlo cuando llegue el momento. En la vida, las cosas no siempre se desarrollan de la manera que esperamos, pero esa no debería ser una razón para rendirse. Las personas exitosas nunca son las que se rindieron. Ellos son los que continúan incluso cuando el camino se pone difícil. Probablemente hayas escuchado el dicho de que un mar tranquilo nunca fue un marinero experto.

IV) Esconder tu yo verdadero (detrás de una máscara): Puede ser agobiante mantener a la persona que realmente está oculta todo el tiempo. No expresar las emociones que sientes y la forma en que piensas solo pueden hacerte sentir miserable y desconectado de tu círculo de amigos. Usar una máscara es algo arriesgado porque algún día te darás cuenta de que te has perdido al tratar de impresionar a otras personas. No saber quién eres realmente puede ser una experiencia realmente aterradora. Por lo tanto, no intentes satisfacer las expectativas de los demás hacia ti. Solo se tu verdadero yo y escucha tu propia voz interior. De esa manera, permanecerás fiel a ti mismo y no necesitarás la aprobación de nadie.

V) Esperar constantemente el momento perfecto: A muchos se le ocurrirán diferentes excusas para no tomar medidas AHORA. Algunos esperan hasta mañana, otros esperan el momento perfecto o una señal. El problema es que creen que tienen más tiempo del que realmente tienen. Esto podría hacer que esperen por siempre. Si tienes sueños, actúa. No mañana, ni la próxima semana. Ahora es el segundo mejor momento para comenzar. El mejor momento realmente fue ayer.

VI) Tolerar energías negativas: Las energías negativas pueden ser contagiosas. Alimentar tu alma con energías negativas te robará tu alegría y te hará sentir cansado. Elige sabiamente qué tipo de personas dejas entrar en tu vida porque su energía puede afectarte directamente. Entonces, ¿quieres gente gruñona y odiosa a tu lado o quieres personas positivas y amorosas? La decisión es tuya.

VII) Esforzarte por controlar hasta el más mínimo detalle: La vida debe ser vivida, no perfeccionada. No luches con cosas que están fuera de tu control. A veces, lo que todos necesitamos es relajarnos y dejar que la vida suceda. No tienes que saber qué es exactamente lo que va a suceder a continuación.

VIII) No cuidar tu salud: Muchas personas viven vidas aceleradas y se olvidan de detenerse y pensar en cómo tratan sus cuerpos. Muchos subestiman el poder de tener una dieta nutritiva y de sudar algunos días de la semana. Así que dedica un poco de tu tiempo a educarte sobre cómo mejorar las funciones de tu cuerpo y tu mente seguirá.

IX) Ser flojo: Ser perezoso y atascado en el mismo lugar durante demasiado tiempo no te llevará muy lejos. Además de soñar, planear demasiado y hacer muy poco. Recuerda que tú eres el responsable de tu vida y no expandir tu zona de capacidades no te ayudará a lidiar con los golpes de la vida. ¡Así que deja de holgazanear y comienza a construir la vida que siempre has soñado! Tú sabes que te mereces eso y más. Mucho más.

Fuente: G, Eevee. (2014). 9 Choices Your Future Self Will (definitely) Regret. I Heart Intelligence. Recuperado de (http://iheartintelligence.com/2014/10/14/9-choices-future-self-will-definitely-regret/#.Wv77ez8rhHE.facebook). Traducido por Maximiliano Bravo.