Blog

¿Cómo Ayudar A Tu Hijo/a Con Sensibilidad A La Ropa?

Si bien es posible que no te molesten las etiquetas o las costuras, muchos niños en el Espectro Autista o problemas de procesamiento sensorial sí. Por ejemplo, tu hijo/a solo quiera ponerse unas pocas camisas favoritas. O tal vez se niegue a ponerse pantalones largos a pesar de que hace frío afuera.

Apuesto a que te has preguntado … ¿cómo puedo ayudar a mi hijo/a a aceptar una mayor variedad de ropa?

Estas sensibilidades de la ropa pueden ser muy frustrantes para los padres, pero hay muchas cosas que puedes hacer para ayudar a tu hijo/a con sus problemas sensoriales de la ropa.

Primero debes comprender que los problemas sensoriales de la ropa de tu hijo/a son muy reales. La ropa que llevan puesta puede, de hecho, sentir que está lastimando su piel. Es importante tener en cuenta estas verdades al elegir una de estas estrategias para ayudar a tu hijo/a con la sensibilidad de la ropa.

Consejos Prácticos Para Ayudar A Resolver Los Problemas Sensoriales De La Ropa De Tu Hijo/a

¿Listo/a para ayudar a tu hijo/a a sobrellevar la sensibilidad de su ropa? Aquí hay algunas estrategias prácticas que puedes probar hoy:

I) Comprende los problemas sensoriales subyacentes de la sensibilidad de la ropa y respeta las sensibilidades de tu hijo/a y su elección de ponerse solamente ciertas prendas de vestir.

II) Compra ropa sin costuras y sin etiquetas cuando esté disponible.

III) Retira y/o recorta las etiquetas.

IV) Busca ropa que use telas súper suaves y/o livianas.

V) Siempre compra múltiples prendas de vestir que tu hijo/a encuentre cómodas.

VI) Deja que tu hijo/a se pruebe la ropa y/o sienta la ropa en la tienda antes de comprarla.

VII) Considera cambiar su detergente y rutina de lavado. ¿Podría ser molesto el olor del jabón, por ejemplo?

VIII) Evita las camisas con cuellos, puños, botones o elásticos que hacen que la ropa sea más restrictiva.

IX) Voltea los calcetines o la ropa interior al revés si las costuras son molestas.

X) Compra ropa en un tamaño más grande para que cuelgue más floja del cuerpo, si esa es su preferencia.

XI) Compra ropa de compresión si tu hijo/a prefiere algo que se aferre más cerca del cuerpo.

XII) Coloca la ropa nueva con las prendas de vestir favoritos de su hijo. Por ejemplo, podrían ponerse sus calzas favoritas debajo de un vestido cuya textura no les gusta.

XIII) Busca ropa interior que no tenga el elástico expuesto.

XIV) No obligues a tu hijo/a a ponerse ropa que lo/la haga sentirse incómodo/a.

XV) Deja que tu hijo/a elija qué ropa ponerse.

XVI) Dale a tu hijo/a mucho tiempo para vestirse para que pueda acostumbrarse a cómo se siente cada prenda de vestir en su piel.

Fuente: Robson. D. (2019). How To Help Your Child With Clothing Sensitivities. And Next Comes L. Recuperado de (https://www.andnextcomesl.com/2019/03/how-to-help-your-child-with-clothing-sensory-issues.html). Traducido por Maximiliano Bravo.

Anuncios

Una Lista Para Identificar Fuentes De Agresión En El Espectro Autista

Una de las preocupaciones de los padres más frecuentes y difíciles que vemos en la comunidad del Espectro Autista es el comportamiento agresivo de un/a niño/a o adolescente. Los padres que se preocupan a menudo se sienten frustrados por no poder discernir la fuente de la angustia de sus hijos, o les preocupa que, si bien pueden manejar los arrebatos físicos de un niño/a pequeño/a, no sabrán qué hacer cuando un/a niño/a es mayor y más grande.

La siguiente es una lista de preguntas para abordar cuando se trata de identificar la fuente y aliviar la agresión por parte de un/a niño/a o adulto/a en el Espectro Autista. No necesariamente incluye todas las posibilidades, pero es una lista de preliminar de algunos de los principales problemas que probablemente estén relacionados con el comportamiento observado como agresión por parte de una persona en el Espectro Autista. (Hasta cierto punto, muchos de estos problemas también pueden estar relacionados con la autolesión).

Estos se presentan en un orden rígido de probabilidad o importancia: Todos son factores importantes a considerar e investigar, y pueden afectar a diferentes personas de diferentes maneras y diferentes combinaciones.

I) Asegúrate de que no estén recibiendo ningún tipo de maltrato: En el hogar, en el colegio, en las terapias u otras actividades, por parte de padres, profesores, compañeros de clase, hermanos (incluso lo que podría parecer una burla “normal”), ya sea maltrato físico, psicológico, emocional o sexual.

1a. Si están siendo sometidos a una terapia destinada a normalizar su apariencia, comportamiento o modales, para extinguir las estereotipias, o asegurar el cumplimiento o la indistinguibilidad, están siendo maltratados.

1b. ¿Los profesores aplican castigos grupales por el mal comportamiento de un solo estudiante? Si es así, puede parecer que no tiene sentido comportarse bien o no desquitarse, ya que de todos modos serán castigados por lo que no hicieron. La ansiedad extrema también puede ser el resultado de sentir que nunca se sabe qué es lo correcto, ya que el castigo es aparentemente aleatorio.

II) ¿Tienen un modo de comunicación confiable y seguro? Si no, ¿qué se está haciendo para abordar eso?

2a. ¿Se prioriza la expresión oral en lugar del desarrollo de un modo de comunicación que les funcione mejor?

III) ¿Su comunicación, en cualquier forma que ocurra, es reconocida como tal y honrada? ¿Las personas toman en serio lo que dicen, de cualquier manera que puedan decirlo? ¿Pueden satisfacer sus necesidades por medios no agresivos?

IV) ¿Se presume su competencia? ¿Se respeta su autonomía y derecho a la autodirección en la mayor medida posible? ¿Se está violando su derecho a la autonomía corporal o al espacio personal? ¿Están siendo forzados, empujados, engañados o coaccionados a actividades o modos de interacción social para los que no están preparados? ¿Están siendo puestos en situaciones en las que se sienten sin apoyo o inseguros? ¿Se les permite hacer trabajo académico en su nivel de capacidad? ¿Se reconocen y apoyan sus puntos fuertes? ¿Se confía en ellos para conocer y afirmar sus propios límites? ¿Se incluyen en la mayor medida posible en los planes relacionados con su bienestar, educación y actividades?

V) ¿Hay algo mal en su entorno sensorial, ya sea en casa o en el colegio? ¿El ambiente de su hogar o aula es demasiado ruidoso, caótico, claustrofóbico o impredecible? ¿Están atrapados en un ambiente con otros niños que encuentran abrumadores, hostiles o amenazantes?

5a. Si son buscadores sensoriales intensos de alguna manera (y recuerda que alguien puede ser táctilmente defensivo en algunos aspectos, y también ser un buscador sensorial en otros), ¿tienen una válvula de escape para estímulos físicos intensivos, como un arte marcial, deporte, senderismo, natación o equitación?

VI) ¿Se les permite decir “no” y se les entiende correctamente? Esto no significa que nunca tengan que hacer algo que no quieren hacer (como ir al médico o al dentista), pero si el asunto en cuestión no es una cuestión de vida, salud o seguridad inmediata, ¿están permitidos? para rechazar actividades o situaciones que les resultan incómodas o que no les interesan? Si una situación desagradable es realmente inevitable, ¿se está haciendo todo lo posible para identificar y abordar su incomodidad?

VII) ¿Su tristeza, el dolor o la ansiedad se expresan como enojo o irritabilidad? (Esto es MUY común en las personas en el Espectro Autista). ¿Han experimentado recientemente la pérdida de un miembro de la familia, amigo o compañero de clase favorito, mascota o miembro de su personal de apoyo?

VIII) ¿Han sido interrumpidos sus planes, rutinas o necesidad de ritualización? ¿Ha cambiado algo recientemente en su entorno, vida familiar o entorno social?

IX) ¿Han tenido recientemente un chequeo médico completo o un examen de sangre? ¿Es posible que tengan dolor o incomodidad por una afección médica tratable o alergia y/o sensibilidad alimentaria que les faltan medios verbales para comunicarse? (Incluso en individuos verbales, la alexitimia, los problemas de conciencia corporal y la percepción atípica del dolor pueden dificultar la comunicación sobre su enfermedad o dolor). Los problemas nutricionales, dietéticos y metabólicos también pueden causar estragos en sus capacidades de autorregulación.

X) ¿Se les permite suficiente tiempo de ocio y privacidad? ¿O su horario escolar y terapéutico significa que están trabajando el equivalente a dos trabajos de tiempo completo? ¿Se está abrumando su capacidad para realizar múltiples tareas o procesos? Somos muy vulnerables a la sobrecarga sensorial, de información y emocional. ¿Tienen realmente tiempo libre para hacer lo que quieran o estar solos? ¿Tienen un espacio propio?

Finalmente, algo que recomendamos encarecidamente, si está buscando más orientación o aportes, es encontrar un/a adulto/a en el Espectro Autista o un mentor local para ti, que pueda conocerte a ti y a tu hijo/a, observar su entorno e interacciones, y dar retroalimentación sobre qué tipos de cambios o intervenciones pueden ser útiles.

Fuente: Chavisory. (2014). A checklist for identifying sources of aggression. We Are Like Your Child. Recuperado de (https://wearelikeyourchild.blogspot.com/2014/05/a-checklist-for-identifying-sources-of.html?fbclid=IwAR1drEwddnAsNlJ1WGwjPSZWWG-liTMzGJoIntdkIHq4jk177Uc1SyBz4Rw). Traducido por Maximiliano Bravo.

Suicidio En El Espectro Autista: ¿Cómo Podemos Entenderlo Y Especialmente Prevenirlo?

Antes de empezar a leer este artículo es importante que sepas lo siguiente: Si tienes pensamientos o comportamientos suicidas, o conoces a alguien que haya mostrado alguna de estas señales, no dudes en llamar al 600 360 7777, línea telefónica de la que dispone el Ministerio de Salud. También puedes buscar asistencia en tu comuna, como es el caso del Centro de Salud Mental en San Joaquín; o en fundaciones, como Todo Mejora.

Hoy es el Día Mundial para la Prevención del Suicidio.

El suicidio es cuando alguien se quita la vida. Es más común que las personas en el Espectro Autista piensen en el suicidio y mueran por suicidio que la población general.

Las investigaciones nos está ayudando a entender por qué es así y qué podemos hacer para remediarlo.

Pensamientos Suicidas en las Personas en el Espectro Autista

Las personas en el Espectro a menudo dicen que cuando sienten ganas de suicidarse, es posible que no muestren signos que las otras personas suelen esperar. Esto es porque:

  • Tienen diferencias para comunicarse e interactuar con otras personas
  • Les resulta difícil comunicar sus pensamientos.
  • Tal vez no quieran hablar de eso.

Si una persona en el Espectro Autista te dice que quiere suicidarse, es importante que tú le creas.

Posibles Factores de Riesgos

No se sabe si los factores que conducen al suicidio en el Espectro Autista son los mismos que en la población general.

Hay muchas razones diferentes por las que alguien puede considerar quitarse la vida

  • Eventos difíciles de la vida.
  • Sentirse solos, desesperados o como si las cosas no mejoraran.
  • Un problema de salud física o mental, incluyendo depresión y/o ansiedad.

Las personas en el Espectro Autista tienen más probabilidades de tener problemas de salud mental como ansiedad y/o depresión. Algunos investigadores creen que el déficit atencional puede aumentar el riesgo de suicidio en las personas en el Espectro Autista.

Las personas en el Espectro Autista a menudo dicen que puede haber otras razones por las cuales hay mayores tasas de suicidio en el Espectro Autista, incluyendo:

  • Retrasos en recibir un diagnóstico.
  • Dificultades para acceder a servicios de apoyo.
  • Mala salud física.
  • Altos niveles de desempleo.

¿Qué puedes hacer si tienes ganas de suicidarte?

Hable con alguien sobre cómo te sientes. Hay personas a las que les gustaría ayudarte y escucharte

  • Cuéntale a un/a amigo/a, familiar o alguien de tu confianza cómo te sientes.
  • Habla con alguien en un servicio confidencial de línea telefónica.

Ve A Tu Doctor

Las personas en el Espectro Autista a menudo dicen que ir al médico puede ser estresante porque sienten que los profesionales de la salud no entienden sus necesidades. Pero ver a tu médico cuando tienes pensamientos suicidas es un paso importante para cuidarte.

Es posible que tu médico pueda ofrecerte opciones, que pueden ayudarte a sentirte mejor acerca de los aspectos de tu vida que se sientes difíciles en este momento.

Si Tienes Un Ser Querido En El Espectro Autista Con Tendencias Suicidas; ¿Qué Puedes Hacer?

Podría ser difícil preguntarle cómo se siente, pero si te preocupa que tu ser querido en el Espectro Autista pueda desarrollar tendencias suicidas, lo mejor que puedes hacer es preguntar.

Si decides preguntar, escucha todo lo que tiene que decir:

Recuerda que los sentimientos y pensamientos suicidas pueden verse diferentes en una persona en el Espectro Autista. Es importante no hacer suposiciones o juicios apresurados. Si alguna persona en el Espectro Autista te dice que está pensando en suicidarse, debes creerle y hacer lo que puedas para ayudarlo/a.

Fuente: (s.f.). Suicide and autism. Autistica. Recuperado en (https://www.autistica.org.uk/what-is-autism/signs-and-symptoms/suicide-and-autism). Traducido por Maximiliano Bravo.

La Persona Que Realmente Te Ama No Huirá De Tus Defectos, Rarezas y Manías

La persona que decidió pasar el resto de su vida junto a ti no le importan tus defectos.

Tu alma gemela, tu espíritu afín, tu chico/a especial, tu único y verdadero amor, como quieras llamarlo/a, no le molestarán tus imperfecciones.

Él/Ella te aceptará tal como eres. Encontrará lindas tus tonterías. Tus opiniones e ideas diferentes no serán algo que deseará cambiar. De hecho, tus diferencias lo/la inspirarán a cuestionar y cambiar ciertas cosas en su vida.

La persona que realmente te ama no le molestará que pienses demasiado las cosas. Hará callar tus inseguridades más fuertes y calmará tus paranoias. No te va a juzgar. Por el contrario, entenderá la razón por la que siempre analizas todo en exceso. Él/Ella sabrá que lo haces porque te preocupas profundamente de su bienestar.

La persona que realmente te ama no saldrá corriendo cuando tengan una pequeña discusión. No tendrá miedo de confrontarte y hablar abiertamente sobre cualquier tipo de problema que puedas tener. No te va a dejar solo/a cuando te sientas más débil. Te apoyará, te tomará de la mano y te hará saber que lo mejor está por venir.

La persona que realmente te ama no te va a juzgar por ser raro/a. Disfrutará de tus rasgos peculiares. De hecho, tu locura complementará su locura. Te hará reír hasta que llores. Se asegurará de que te sientas cómodo/a para ser tú mismo/a frente a él/ella, sin máscaras y sin vergüenza.

La persona que realmente te ama no va a tener miedo de la intensidad de tu afecto. No se sentirá asfixiado/a por tu cariño. De hecho, disfrutará de tus pequeños o grandes actos de amor. Porque él/ella estará encantado/a de pasar su vida a tu lado.

Lo más importante, la persona que realmente te ama nunca te hará daño, te mentirá o te abandonará. Él/Ella cuidará tu corazón de la misma manera que tú cuidarás el suyo.

Fuente: Reeds, S. (s.f.). The Right One Won’t Be Bothered By Your Flaws, Weirdness And Your Overthinking Mind. Recuperado de (https://curiousmindmagazine.com/the-right-one-wont-be-bothered-by-your-flaws-weirdness-and-your-overthinking-mind/?fbclid=IwAR0LwZyM7gV5BxtVdqdPtd_ZyKSwVZwvGpT6vjN-xYR8zBhB6Jm_MHtUalg). Traducido por Maximiliano Bravo.

El Miedo De Estar Diagnosticado Dentro Del Espectro Autista

Algunos adultos han sufrido emocional, social y laboralmente toda su vida. Siempre han sabido que había algo “no del todo correcto” con ellos mismos, e incluso pueden tener algunas sospechas de estar en el Espectro Autista, pero demoran en buscar un diagnóstico formal por temor a que sean “etiquetados”.

¿Por qué algunas personas que sospechan que pueden estar en el Espectro Autista se resisten a recibir un diagnóstico?

Aquí hay algunas razones posibles:

  • No quiero ser “etiquetado/a”.
  • Necesito ser “normal”.
  • No quiero creerlo.
  • No quiero ser percibido/a como una persona “defectuosa”.
  • No es tan malo, puedo funcionar bien.
  • No tengo que saber si realmente tengo un trastorno porque no va a importar en este momento.
  • No planeé esto en mi vida.
  • No tengo tiempo para esto.
  • No puede ser verdad. Simplemente no puede ser.
  • Lo desconocido es aterrador.
  • No tengo ningún familiar en el Espectro Autista, así que no puedo tenerlo.

El estigma debe desaparecer. El Espectro Autista no es un diagnóstico atroz y sin esperanza. Y cuanto más esperes para buscar y aceptar el diagnóstico, más tiempo precioso perderás. ¡La intervención temprana es CLAVE!

Si estás en el Espectro Autista y no lo sabes, te afecta de todos modos. Si lo sabes, puede aprender a minimizar los rasgos negativos y aprovechar los rasgos positivos. Sin el conocimiento de que estás en el Espectro Autista, probablemente llenarás ese vacío con otras explicaciones más dañinas de por qué piensas, sientes y te comportas de cierta forma particular. ¿No sería bueno saber por qué la vida no resultó como pensabas? ¡No es tu culpa! Pero sin un diagnóstico, estarás culpándote eternamente por todos los problemas que surgieron en el pasado.

¿Cuáles son los beneficios de estar diagnosticado en el Espectro Autista?

  • Si no te dejas “etiquetar”, entonces estás dejando que todos en la comunidad te etiqueten como se les dé la gana (por ejemplo, raro/a, excéntrico/a, grosero/a, egocéntrico/a, etc.).
  • Cuanto antes obtengas un diagnóstico fiable, menos tiempo perderás, un tiempo que nunca podrás recuperar para recibir la ayuda que tanto necesitas.
  • No puedes recibir una intervención adecuada hasta que sepas sobre tu condición bajo su debido nombre.

Algunos ven el diagnóstico del Espectro Autista como una enfermedad intratable y confusa provocada por una mala niñez o genes defectuosos. Ahora sabemos que eso no es cierto en absoluto. Puedes vivir una vida plena y feliz. Por lo tanto, no te desesperes ni vivas con miedo. Hay información, apoyo y, sobre todo, esperanza. Ya hay miles de adultos en el Espectro Autista que están sanando sus heridas pasadas y descubriendo mejores formas de lidiar con la vida.

Fuente: Hutton, M. (2017). The Fear of Being Diagnosed with an Autism Spectrum Disorder. Chat For Adults With HFA And Aspergers. (https://www.adultaspergerschat.com/2017/05/the-fear-of-being-diagnosed-with-autism.html?fbclid=IwAR0HPcKTbWt9VzI5bd6ClzUFkn1XQMR9At4crn2stItnNHrisyGxXUu9QYc). Traducido por Maximiliano Bravo.

5 Formas Para Ayudar A Los Alumnos En El Espectro Autista A Acomodarse A Un Nuevo Colegio

Ingresar a un nuevo colegio siempre es difícil. Ya sea que se trate de nuevos profesores, nuevos compañeros y nuevos horarios académicos, muchos alumnos anticiparán nerviosamente lo que está por venir.

Y los alumnos en el Espectro Autista pueden encontrar esta transición particularmente difícil.

Los grandes cambios en las rutinas escolares anteriormente familiares pueden ser abrumadores y aumentar la ansiedad.

En el peor de los casos, esto puede dar como resultado manifestaciones de comportamiento que agotan física y emocionalmente en tales alumnos (a menudo denominadas “crisis”) y también tienen un impacto en las personas a su alrededor.

La planificación y preparación cuidadosas son clave para evitar esto y permitir que los alumnos en el Espectro Autista se acomoden sin problemas a su nuevo entorno educativo.

Aquí hay cinco pasos prácticos que los colegios pueden aplicar para apoyar a los alumnos en el Espectro Autista al comenzar esta nueva transición.

I) Conocer a tus alumnos: Cada alumno/a en el Espectro Autista es diferente y tiene diferentes necesidades de apoyo, por lo que es vital conocerlos como personas.

Lee todos sus documentos antes del comienzo del semestre, como un plan de educación, salud y cuidado (si tienen uno) o cualquier informe procedente de colegios anteriores.

Luego, al comenzar el semestre, habla con tu alumno/a para averiguar qué es para ellos un buen día.

II) Preparar a tus alumnos para su nuevo entorno: Los lugares desconocidos pueden ser más difíciles para los alumnos en el Espectro Autista. Ayudar a tus alumnos a acostumbrarse a su nuevo entorno con anticipación puede reducir su ansiedad y garantizar que estén listos para aprender.

Esto podría incluir invitar a tu alumno/a al colegio un día antes para mostrarle los alrededores antes de que los pasillos se llenen de otros alumnos, o proporcionarles una guía visual de su nuevo edificio con anticipación.

También es útil proporcionar fotos del personal e información clave sobre ellos. Los perfiles de una página son una excelente manera de capturar información importante sobre una persona en un formato simple que el personal y los alumnos pueden compartir fácilmente.

III) Considera el salón de clases: Los alumnos en el Espectro Autista procesan sus entornos sensoriales de manera diferente, por lo que cosas como una iluminación intensa o demasiado ruido pueden tener un impacto mucho mayor en ellos que sus pares neurotípicos. Con esto en mente, es importante encontrar un lugar cómodo para que tu alumno/a se siente en el salón de clases, y mantener esto constante.

A algunos alumnos les resulta difícil interpretar las instrucciones verbales y pueden tener dificultades para comunicarse. Contar con apoyos visuales y comunicacionales puede ser útil para permitir que tus alumnos tengan acceso al aprendizaje.

IV) Minimizar las interrupciones: La consistencia y la rutina son importantes para los alumnos en el Espectro Autista, por lo que los cambios de horario pueden ser difíciles de manejar.

Si una clase se le cambia la hora, o un/a profesor/a es reemplazado/a, asegúrate de informarle a tu alumno/a con anticipación si es posible para minimizar su ansiedad. También vale la pena darle a tu alumno/a un referente nombrado a quien puedan recurrir si necesitan ayuda para navegar en un horario interrumpido.

V) Aumentar la comprensión y la aceptación del Espectro Autista: Muchos alumnos en el Espectro Autista sufren acoso escolar y exclusión social debido a cómo sus diferencias son percibidas por sus pares. Aumentar la comprensión y la aceptación del Espectro Autista es una forma clave de abordar esto.

Como parte de la inducción a tus alumnos, ofréceles sesiones destinadas a desafiar las percepciones del Espectro Autista y celebrar las diferencias. Por ejemplo, destacando modelos positivos del Espectro Autista como la activista climática Greta Thunberg.

Fuente: Berkeley, V. (2019). Five ways to help autistic students get settled. Tes. Recuperado de (https://www.tes.com/news/autism-five-ways-help-new-school-year?fbclid=IwAR3vT9AcRRIL0_J–Jz4qeO7Je834xpx8yZdMQXEEe1LGK_uRcr6DnkdizA). Traducido por Maximiliano Bravo.

¿Por Qué Los Niños En El Espectro Autista Merecen Reglas Y Disciplina?

La mayoría de los niños, en algún momento de sus vidas, se portan mal. Pueden golpear a otro niño, agarrar un juguete que no les pertenece o hablar bruscamente cuándo deben preguntar amablemente. La mayoría de los padres y profesores responden a tal comportamiento con consecuencias, como “sentarse a pensar” o prohibirles ver su programa de televisión favorito. A partir de estas consecuencias, los niños aprenden que sus comportamientos son inaceptables; También aprenden que controlar sus impulsos puede tener resultados positivos.

Sin embargo, a menudo, cuando un/a niño/a en el Espectro Autista hace algo por lo que cualquier otro niño recibiría la orden de “sentarse a pensar”, en lugar de una consecuencia, el/la niño/a en el Espectro Autista obtiene una “excepción”, junto con un comentario como “está bien, lo entiendo” o “bueno, hizo su mejor esfuerzo”. Cuando esto le sucede a un/a niño/a que tiene la capacidad de comprender las reglas de comportamiento y controlar sus impulsos, aprende que las reglas no se aplican a él/ella. La próxima vez, él/ella repetirá el comportamiento esperando el mismo resultado.

¿Por qué los adultos podrían no disciplinar a los niños en el Espectro Autista?

La mayoría de los adultos que ignoran los comportamientos inadecuados de los niños en el Espectro Autista lo hacen por la bondad de sus corazones. Pueden creer que el/la niño/a es incapaz de portarse mejor. Pueden creer que las consecuencias les causarán algún tipo de daño emocional. O pueden creer que el/la niño/a en el Espectro Autista se desquitará con furia si se enfrenta a la desaprobación. Sin embargo, cualesquiera que sean sus razones, los adultos que eligen no ofrecer estructura y disciplina a los niños en el Espectro Autista están perjudicando su desarrollo socioemocional.

¿Por qué la disciplina y la estructura son importantes para los niños en el Espectro Autista?

Si hay algo que todos los niños, estén o no estén en el Espectro Autista, absolutamente necesitan para prosperar, es la estructura y la disciplina. Si hay algo que asusta y/o agobia a un/a niño/a, es la falta de participación de los adultos en la creación de un mundo seguro, estructurado y ordenado.

Sí, es más fácil evitar disciplinar a un/a niño/a en el Espectro Autista. Y es tentador suponer que un/a niño/a en el Espectro Autista es incapaz de comprender o seguir las reglas. Sin embargo, en la gran mayoría de los casos, los niños en el Espectro Autista son capaces de comprender y cumplir con las reglas básicas de conducta. Es posible que esas reglas deban modificarse o flexibilizarse, según las circunstancias. Pero un/a niño/a criado o educado sin el beneficio de la estructura y la disciplina es casi seguro que sufrirá las consecuencias a medida que crezca y le resulte imposible integrarse en la comunidad o el mundo laboral.

Mitos Engañosos Sobre El Espectro Autista Y La Disciplina

Existen varios mitos sobre el Espectro Autista que hacen que parezca injusto o inapropiado aplicar reglas de comportamiento. Si bien estos mitos contienen un grano de verdad, es importante separar la verdad de la desinformación.

I) Un niño que no puede hablar (o habla de manera extraña) no puede entender: Estamos acostumbrados a la idea de que la comunicación verbal es un signo de inteligencia. Pero un/a niño/a que tiene un vocabulario excelente no es necesariamente más capaz de tener un buen comportamiento que un/a niño/a con un vocabulario limitado. E incluso un/a niño/a no hablante puede ser capaz de comprender y cumplir con las expectativas de comportamiento, suponiendo que el/la niño/a pueda comunicarse a través de un cartel, un tablero de comunicación, pictogramas u otros medios.

Es posible que debas modificar tu estilo de comunicación para satisfacer las necesidades de un niño con habilidades verbales limitadas o nulas. Por ejemplo, es posible que deba mantener sus palabras simples (“no pegar”, en lugar de “hijo, tú sabes que no pegamos en esta casa”), y es posible que debas usar los medios de comunicación preferidos del niño. Para la mayoría de los adultos, modificaciones como estas deberían ser fáciles de lograr.

II) Los niños en el Espectro Autista nunca se portan mal sin una buena razón: Ciertamente, es cierto que muchos niños en el Espectro Autista responden fuertemente a la información sensorial y pueden mostrar su incomodidad a través de lo que parecen ser comportamientos traviesos. Y también es cierto que los niños en el Espectro Autista son más propensos que los niños típicos a sufrir acoso escolar, lo que puede no ser obvio para el adulto en la habitación. Entonces, sí, a veces los “comportamientos” son el resultado de problemas que pueden y deben abordarse.

Sin embargo, los niños en el Espectro Autista son niños. Se enojan y golpean. Tiran cosas que no deberían tirarse. Ponen las manos en la comida o tiran la comida al suelo. Y al igual que otros niños, los niños en el Espectro Autista necesitan aprender (1) ese comportamiento no es aceptable y (2) hay formas alternativas de comunicar sus sentimientos y necesidades.

III) Es injusto disciplinar a un/a niño/a en el Espectro Autista: Por supuesto, es injusto disciplinar a un/a niño/a por algo que no puede evitar. Entonces, por ejemplo, regañar a un/a niño/a en el Espectro Autista por hacer estereotipias o hacer ruidos podría no ser razonable. Estos son comportamientos que son parte integral de estar en el Espectro Autista, y puede ser casi imposible para el/la niño/a simplemente “extinguir” esos comportamientos.

Sin embargo, no solo es justo, sino necesario, dejar claro a cualquier niño/a que el mal comportamiento intencional es inaceptable. De hecho, permitir un mal comportamiento intencional porque un/a niño/a es “especial” puede crear una gran cantidad de nuevos problemas.

En pocas palabras, cada niño/a merece el respeto y el apoyo representado por una estructura clara, reglas consistentes y disciplina. Estas herramientas, junto con cierta flexibilidad, paciencia e imaginación, pueden ayudar a un/a niño/a en el Espectro Autista a comprender su mundo y sentirse seguro y seguro a medida que crece.

Fuente: Rudy, L. (2019). Why Children with Autism Deserve Rules and Discipline. VeryWell Health. Recuperado de (https://www.verywellhealth.com/why-children-with-autism-deserve-rules-and-discipline-260156). Traducido por Maximiliano Bravo.

Los Niños En El Espectro Autista No Necesariamente Son Aprendices Visuales

Los niños en el Espectro Autista a menudo son descritos como “aprendices visuales” y se dice que “piensan en imágenes”. En consecuencia, los profesores y terapeutas prescriben rutinariamente sistemas de comunicación basados en imágenes en un esfuerzo por apoyar su aprendizaje.

Sin embargo, los hallazgos de un estudio publicado en el Journal of Autism and Developmental Disorders contradicen esta noción, lo que pone en duda una razón fundamental para el uso rutinario de estos sistemas.

En el experimento, los niños en el Espectro Autista, los niños con retraso en el desarrollo y los niños con desarrollo típico se sentaron frente a una computadora que rastrea los ojos y un conjunto de objetos comunes.

Una profesora apareció en la pantalla y dio instrucciones, tales como “recoger la pelota y ponerla en la caja”. Dio la mitad de las instrucciones usando su discurso solo, y la otra mitad señalando imágenes de los objetos mientras hablaba.

La computadora siguió los movimientos oculares de los niños mientras una cámara de video grababa sus acciones.

Patrones Inesperados de Mirar y Hacer

Los niños en el Espectro Autista miraron los vídeos de la misma manera que los otros niños. No se quedaron en las fotos más tiempo que los otros niños, ni evitaron mirar la cara del maestro.

Esto significa que si los niños en el Espectro Autista hacen un mayor uso de la información visual que otros niños, no fue evidente en este estudio en términos de diferencias observadas en su patrón de atención a las imágenes y los rostros.

Cuando se trataba de seguir las instrucciones, los niños con retraso en el desarrollo y los niños con desarrollo típico se desempeñaron mejor cuando se usaron las imágenes.

Los niños en el Espectro Autista no. Esto fue a pesar de que los niños en el Espectro Autista tenían una edad similar y un nivel de comprensión del lenguaje similar al de los niños con retraso en el desarrollo.

Irónicamente, fueron los grupos de comparación de niños los que mostraron un estilo de aprendizaje visual, no los niños en el Espectro Autista.

Implicaciones Prácticas

Ha habido una explosión de aplicaciones basadas en teléfonos y tabletas que proporcionan sistemas de comunicación basados en imágenes para niños en el Espectro Autista, basándose en la creencia de que estos se adaptan bien a su ventaja de aprendizaje visual.

Entonces, ¿deberían los profesores y terapeutas dejar de usar sistemas de comunicación basados en imágenes con niños en el Espectro Autista?

La respuesta simple es no. Cada vez hay más pruebas de que los sistemas de comunicación basados en imágenes pueden ser efectivos para algunos niños en el Espectro Autista, y hay varias explicaciones alternativas de por qué pueden ser efectivos. Se debe prestar más atención a estos.

Explicaciones Alternativas

Los sistemas de comunicación basados ​​en imágenes pueden aclarar el proceso de comunicación para niños en el Espectro Autista.

Cuando se le enseña a un/a niño/a a entregarle una foto de una bebida a su mamá para solicitar una bebida, por ejemplo, puede tocar y ver la foto en su mano. Luego lo observa mientras se mueve a través del espacio hacia su mano. El intercambio es físico y consistente, no rápido y fugaz como las palabras habladas.

Cuando ella reconoce que él/ella quiere un trago y reacciona, el poder de la comunicación se demuestra por su intento de comunicarse siendo recompensado. El uso de imágenes, en este caso, es solo un posible “ingrediente” en la intervención.

Los resultados del estudio sugieren que los profesores y los terapeutas deben considerar el rango de posibles “ingredientes” al decidir si prescriben o no sistemas de comunicación basados ​​en imágenes a los niños en el Espectro Autista, en lugar de asumir que él o ella es un aprendiz visual.

Diferencias Individuales

Los resultados del estudio también destacan la necesidad de comprender las diferencias individuales en el Espectro Autista.

En su artículo original sobre el Espectro Autista en 1943, el investigador austriaco-estadounidense Leo Kanner describió a 11 niños que presentaban un conjunto común de rasgos de comportamiento generalizados, pero también describió las diferencias individuales entre los niños.

Hoy en día, un esfuerzo considerable de investigación se dirige a explicar las diferencias genéticas y de comportamiento observadas en niños en el Espectro Autista, así como las diferencias en la respuesta al tratamiento.

Con esto en mente, quizás no debería sorprendernos que los niños en el Espectro Autista en el presente estudio no presentaran un estilo de aprendizaje visual común y observable. El desafío en el futuro es garantizar que los profesores y los terapeutas reconozcan estas diferencias individuales al prescribir tratamientos a niños en el Espectro Autista.

Fuente: Schalit, M. (2015). Children with autism aren’t necessarily visual learners. The Conversation. Recuperado de (https://theconversation.com/children-with-autism-arent-necessarily-visual-learners-42758). Traducido por Maximiliano Bravo.

La Neurodiversidad No Es Una “Moda”: Una Refutación Necesaria

Hace poco se publicó un artículo acerca del ‘sobrediagnóstico‘ del Espectro Autista en el periódico The Guardian en el que el concepto de neurodiversidad fue desestimado como una moda y una filosofía vacía. Como alguien que cree que el concepto de neurodiversidad es valioso, debo responder. 

Neurodiversidad es el nombre dado a la conceptualización de las diferencias neurológicas que no son patológicas. Entonces, el Espectro Autista, es simplemente una variedad neurológica en vez de una enfermedad.

Esto significa que las connotaciones negativas sobre enfermedades, trastornos, defectos o déficits se eliminan de las “condiciones”, lo que aparentemente permite un análisis y una comprensión más equilibrados y neutrales que no se ven afectados indebidamente por sesgos históricos.

Significa también, en la práctica, una visión más equilibrada de vivir como una persona en el Espectro Autista para que así podamos aceptar esto sobre los aspectos fundamentales de nuestra personalidad, quizás obteniendo algo de tranquilidad.

La neurodiversidad es controvertida hasta cierto punto. Por supuesto, algunas personas en el Espectro Autista pueden no sentir que quieren ver las cosas de esta manera. Esto está bien. Desafortunadamente, sin embargo, con frecuencia va mucho más allá de esto. 

El artículo publicado por The Guardian es típico de las críticas que enfrenta la neurodiversidad. Principalmente: algunas personas en el Espectro Autista no pueden defender sus derechos; el Espectro Autista puede arruinar vidas; el Espectro Autista es una enfermedad y necesita una cura; el Espectro Autista es causado por posesión demoníaca (¡NO ES BROMA!). 

Todas estas cosas son, en mi opinión, completamente equivocadas o simplemente demasiado básicas. Pero bueno, a cada cual lo suyo. Pero no. No es suficiente; en cambio, hay ataques enfocados y repetidos contra la comunidad neurodiversa. 

¿Para qué? ¿Por tener la temeridad de encontrar consuelo en una etiqueta positiva o neutral? ¿Por estar contento con algunos aspectos de su condición? ¿Por ser muy optimistas?

Parece existir la creencia de que la neurodiversidad es de alguna manera elitista y no abarca a las personas en el Espectro Autista que no pueden hablar, por ejemplo, o que no pueden vivir en absoluto de forma independiente. Esta es la interpretación más dura posible. 

En primer lugar, existe la obvia insensatez de que las personas que si pueden defender sus derechos deberían callarse porque algunos no pueden hacerlo. ¿Sabes a dónde lleva esto? Silencio. Ignorancia. Discriminación.

En segundo lugar, se ignora lo que llamamos comorbilidades. Estos son comunes en las personas en el Espectro Autista y pueden hacer que su calidad de vida sea muy mala y las cosas sean difíciles. Pero, no puedes proscribir a aquellos sin estas comorbilidades para hablar de sus experiencias abierta y positivamente. 

En tercer lugar, siempre parece haber un mensaje implícito (o a veces explícito) de que hay miles de millones de flojos que fingen estar en el Espectro Autista. Esta es una afirmación particularmente frustrante y ofensiva pero extremadamente común, y se encuentra firmemente en el corazón del artículo equivocado del periódico The Guardian.

En resumen, ser una persona en el Espectro Autista es difícil. Algunos podemos hablar, otros no. Algunos podemos usar el transporte público, otros no. Algunos podemos conseguir un título universitario, otros no. Pero esto no significa que nuestra condición no nos afecta. Es una lucha diaria, a veces terrible, pero finalmente queremos hacer las paces con ella y encontrar y disfrutar de sus rasgos positivos.  

Sugerir que las personas que viven esta lucha actúan deshonestamente no solo es arrogante, también es cruel. No debería haber espacio para tales afirmaciones en un periódico mundialmente renombrado como The Guardian.

Fuente: Wharmby, P. (2019). Neurodiversity is Not ‘Fashion’. A Rebuttal. Life Teaching And Other Distractions. Recuperado de (https://petewharmby.blogspot.com/2019/08/neurodiversity-is-not-fashion-rebuttal.html?fbclid=IwAR2v4YSPZtz62w0OwhYTQ-DEw-i9PoeI_MfjwVw2yWxfPvMGmUiiuM52Bp4). Traducido por Maximiliano Bravo.

12 Formas En Las Que Tú Podrías Estar Malinterpretando A Las Personas En El Espectro Autista Que Forman Parte De Tu Vida

¿Por qué las personas en el Espectro Autista y las personas neurotípicas se malinterpretan tan a menudo?

Debido a que nuestros cerebros están conectados de manera diferente, y la forma en que interactuamos entre nosotros y con el mundo es diferente según nuestro neurotipo.

Aquí hay 12 de los tipos más comunes de malentendidos que ocurren entre personas nuerotípicas y las personas en el Espectro Autista:

I) ¿Por qué?: Cuando una persona en el Espectro Autista pregunta por qué, lo decimos literalmente como una pregunta. No hay agenda oculta. Estamos pidiendo más información para que podamos comprender lo que se nos dice y llevar a cabo la tarea según lo solicitado.

Sin embargo, para las personas neeurotípicas, ¿por qué? puede tener un doble significado. Literalmente podría significar que necesitan aclaraciones, pero también podría ser una señal intencional de falta de respeto.

En el segundo escenario, la persona neurotípica en realidad no está preguntando “¿por qué?” Para aclaración, te está cuestionando a ti o tus habilidades y/o lo que les has pedido que hagan en un intento por ser insolentes. Están dando a entender pasivamente que una idea es ridícula.

La mayoría de las personas en el Espectro Autista no piensan de esta manera. Para nosotros, “por qué” tiene un solo significado, y es obtener una aclaración para que tengamos una comprensión completa de lo que se espera de nosotros.

II) Colapsos vs. Berrinches: Un berrinche es un intento deliberado de conseguir algo que la persona que está haciendo el berrinche quiere. Es una táctica. Un colapso es una explosión emocional incontrolable que generalmente sigue a múltiples experiencias de sobrecarga sensorial. Es un fenómeno neurológico que no se puede controlar.

Si tienes problemas para notar la diferencia, observa la próxima vez que un/a niño/a neurotípico/a haga un berrinche porque alguien le ha dicho “no”. Probablemente tendrán lágrimas mínimas o nulas, y mirarán a las personas a su alrededor. ellos para ver si sus acciones están produciendo la respuesta deseada.

Sin embargo, si el/la niño/a se está volcando en las paredes, sollozando, gritando y golpeándose la cabeza, y si el/la niño/a no intenta mirar a los demás a su alrededor o incluso parece percibir o reconocer a los demás a su alrededor, eso es un colapso.

III) ¡Detalles, por favor!: El cerebro neurotípico es realmente bueno para llenar los vacíos cuando alguien les cuenta una historia sobre su día o algo que les sucedió en el pasado. El cerebro en el Espectro Autista a menudo tiene dificultades con esto. La mayoría de nosotros necesitamos explicaciones detalladas para comprender lo que se nos dice para formar una imagen completa en nuestras mentes.

Cuando una persona neurotípica está en medio de contar una historia o describir una parte difícil de su día, y se le siguen pidiendo detalles que no consideran importantes (¿A qué hora del día? ¿Con quién estaba? ¿Sucedió esto? primero o hizo eso?), se sentirán interrumpidos, interrogados y desconocidos.

Sin embargo, la persona en el Espectro Autista hace esas preguntas para que puedan relacionarse con la persona neurotípica. No es un intento de interrumpir a la persona, es un intento de conectarse.

Desafortunadamente, esto a menudo se entiende mal y puede conducir a problemas de comunicación en ambos lados.

IV) ¿Quién eres de nuevo?: La prosopagnosia, o ceguera facial, es común entre aquellos en el Espectro Autista. A algunos de nosotros nos cuesta mucho reconocer a las personas fuera de contexto. Por ejemplo, si estamos acostumbrados a verte en la iglesia o en el colegio, pero te vemos en el supermercado o en el parque local, podemos sentir que te reconocemos, pero no podemos hacer la conexión en nuestras mentes.

Cuando una persona en el Espectro Autista le pregunta quién es o parece tener dificultades para recordarlo, esto es exactamente lo que está sucediendo. No hay agendas ocultas. No significa que no eres importante para ellos o que no te han prestado atención.

Sin embargo, las personas neurotípicas pueden considerar que este comportamiento significa que no vale la pena recordarlas o que no valen la pena. Pueden confundir a la persona autista como presumida, optimista o actuando “demasiado bien para ellos”.

V) Soledad: La mayoría de las personas en el Espectro Autista necesitan mucho tiempo para recargarse después de socializar o trabajar. Necesitamos dedicar tiempo a nuestros intereses especiales y permanecer en nuestras rutinas para sentirnos tranquilos y centrados. Las diferencias en los cerebros autistas hacen que el procesamiento de la información social sea mucho más difícil y puede llegar a ser abrumador.

Desafortunadamente, esta necesidad de soledad puede interpretarse erróneamente ya que no nos gustan nuestros amigos y familiares o actuamos como si fuéramos “demasiado buenos para ellos”.

Esto simplemente no es el caso. Nuevamente, no hay una agenda oculta. Solo necesitamos descansar.

VI) “Cara en blanco”: Muchas personas en el Espectro Autista tienen lo que se considera una expresión facial “en blanco” o, en términos más clínicos, un “afecto plano”. Esta es esa mirada lejana, rasgos flojos y una expresión de boca ligeramente abierta o inexpresiva que probablemente haya visto con bastante frecuencia.

Desafortunadamente, para alguien que no tiene mucha experiencia con personas en el Espectro Autista, una “cara en blanco” puede causar malentendidos y conceptos erróneos graves que pueden conducir a la hostilidad e incluso al abuso.

Una persona en el Espectro Autista que parece no tener expresión facial y una mirada lejana puede confundirse con irrespetuosa, ignorar deliberadamente a los demás, no estar interesada, ni siquiera tratar de comprender, o incluso contemplar el asesinato.

Sí, leíste el último correctamente. Las personas que tienen poca experiencia con individuos en el Espectro Autista pueden creer erróneamente que alguien sin algún tipo de expresión facial está teniendo pensamientos peligrosos y, por lo tanto, es un peligro para los demás.

Esto podría ser muy perjudicial para la persona autista, ya que podría provocar el abuso de aquellos que malinterpretan y se sienten amenazados por esta falta de expresión facial.

Una cara sin expresión podría significar muchas cosas, que incluyen, entre otras:

  • La persona en el Espectro Autista está tomando un descanso sensorial para lidiar con la sobrecarga sensorial. Es una forma leve de disociación que ayuda a restablecer el cerebro y calmar los nervios.
  • Podemos estar concentrándonos profundamente en algo. Esto significa que estamos al 100% en lo que sea que estamos haciendo, y no tenemos una expresión facial. (Para muchas personas en el Espectro Autista, mantener una expresión facial requiere un esfuerzo concentrado).
  • Muchas personas en el Espectro Autista tienen una falta de conectividad entre las partes del cerebro responsables del procesamiento de las emociones y las responsables de coordinar las expresiones faciales, por lo que pueden estar extremadamente interesados, emocionados, molestos o enojados, pero su rostro no reflejará su emoción. Controlar las expresiones faciales puede ser aún más difícil cuando están cansados.

VII) Falta de contacto visual: Para muchos en el Espectro Autista, el contacto visual es casi físicamente doloroso.

No podemos mantener contacto visual a largo plazo con nadie, pero eso no significa que estamos faltándole el respeto a los demás, tengamos algo que ocultar o no estamos escuchando.

De hecho, escuchamos mucho mejor cuando no nos sentimos presionado para hacer contacto visual porque la sobrecarga sensorial causada por el contacto visual distorsiona completamente mi capacidad para procesar la información auditiva.

VIII) “Mentiras blancas”: Desde una edad temprana, a la mayoría de nosotros se nos enseña que mentir es malo e inaceptable, y que debemos ser honestos y decir la verdad. Bueno, las personas en el Espectro Autista tienden a tomar esa lección moral un poco más literalmente que los neurotípicos.

Esto significa que, para la mayoría de las personas en el Espectro Autista, no hay diferencia entre una mentira normal y una “mentira piadosa”, que son mentiras que se dicen para evitar los sentimientos de alguien.

Parece que esto es algo que las personas neurotípicas pueden diferenciar fácilmente sin que se lo digan. Las personas en el Espectro Autista, por otro lado, necesitan que se les explique esto porque no es algo natural para nosotros.

Además, una vez que aprendemos una regla social, esencialmente se convierte en piedra para nosotros.

En otras palabras: No mientan. Punto final.

No nos damos cuenta de que hay excepciones o no sabemos cuándo aplicarlas. Después de todo, si hacemos una pregunta, esperamos comentarios honestos y no buscamos validación.

IX) Observando en voz alta: Hablando de la verdad, algunas personas en el Espectro Autista hacen observaciones en voz alta sobre nuestro mundo con resultados mixtos. Para nosotros, simplemente estamos señalando lo que estamos viendo con nuestros ojos. No está destinado a serlo, pero algunas de estas observaciones pueden considerarse intencionalmente groseras u ofensivas.

Piénselo de esta manera, si un/a niño/a de cualquier neurotipo señaló y dijo: “¡Ese perro tiene muchas manchas!” Cuando se refiere a un dálmata, no parecería ofensivo.

Sin embargo, si ese/a mismo/a niño/a señaló y dijo: “¡Esa mujer tiene muchos puntos!” Cuando se refiere a su acné, eso sonaría muy ofensivo.

La cuestión es que, para muchas personas en el Espectro Autista, no hay diferencia en estas dos oraciones. Ambas son solo observaciones, sin intención de ofender.

Al igual que con cualquier tipo de regla de etiqueta social, esta diferencia es algo que podemos aprender, pero su comprensión no llega automáticamente a la mayoría de las personas en el Espectro Autista.

X) Tono de voz: Muchas personas en el Espectro Autista tienen lo que se considera un tono de voz monótono (plano) o hablan un poco más alto que los que los rodean. Este tono plano y fuerte puede confundirse con agresión o falta de respeto cuando no lo es. Así es como habla la persona. A menudo, las personas en el Espectro Autista no pueden escuchar el tono de nuestras propias voces y/o no se dan cuenta de cómo suena para otros.

XI) Vaguedad: Si has hecho planes con tu pareja en el Espectro Autista, y no aparecen cuando lo esperas, o aparecen en otra parte del edificio por completo, puedes confundir esto con falta de cuidado o atención o incluso pensar que la persona te está manipulando.

La verdad es que la vaguedad puede ser bastante confusa para muchas personas en el Espectro Autista. Al hacer planes con una persona en el espectro, brinde información concreta.

En lugar de “nos vemos en el café más o menos a las 5:00″, danos más; de lo contrario, es posible que tengamos preguntas que tememos hacer. Por ejemplo, “¿Es un poco antes de las 5 o después de las 5? ¿Me reuniré con él/ella en la puerta? ¿En el estacionamiento? ¿En el edificio?”

Estas preguntas sin respuesta girando en nuestras mentes pueden hacer que entremos en pánico y parezcamos angustiados cuando finalmente nos encontremos, lo que puede conducir a malentendidos aún más.

En su lugar, intenta esto: “Te veré en el café Mokka en el Apumanque el sábado a las 5:00, y te esperaré sentado/a en la mesa”.

XII) Iniciativa autónoma: Es la capacidad de ver algo que hay que hacer y hacerlo sin avisos ni recordatorios.

Por ejemplo, puede preguntarse por qué la persona en el Espectro Autista en tu vida no lava los platos, ni guarda la ropa, ni saca la basura cuando obviamente debe hacerse. La cuestión es que muchos de nosotros no podemos ver que hay que hacerlo. Ver esas cosas podría no generar ninguna respuesta porque es solo información de fondo para nosotros, como el sofá o el televisor.

Es muy fácil confundir este comportamiento con pereza intencionada, pero no lo es. Las personas en el Espectro Autista a menudo necesitan que se les diga de manera muy específica lo que se espera de ellas y que se les brinden recordatorios ya sea verbalmente o en su teléfono. Una vez que una tarea se convierte en parte de nuestra rutina, generalmente se realiza sin preguntar.

Sin embargo, todos son diferentes. Algunos pueden necesitar más ayuda y otros pueden necesitar menos.

Fuente: Heidel, J. (2019). A Dozen Ways You Might Be Misunderstanding the Autistic Person In Your Life. The Aspergian. (https://theaspergian.com/2019/08/14/a-dozen-ways-you-might-be-misunderstanding-the-autistic-person-in-your-life/?fbclid=IwAR1-qqtSE1FlmPUh0foKKaHxDqbB_AQpPoYqykwDYZpJYCjoSfzXcHruJNw). Traducido por Maxmiliano Bravo.