3 Simples Estrategias Para Manejar La Rigidez Autista

Una pregunta que siempre está en las mentes de los padres es cómo manejar la rigidez de sus hijos en el Espectro Autista y, honestamente, no es nada fácil de responder.

Por un lado, tú deseas satisfacer su necesidad de control. Por otro lado, deseas ayudarlo/a a ser flexibles a veces.

Y todos sabemos que el mundo no les permitirá dictar todo, entonces, ¿Cómo se supone que debemos defender a nuestros hijos?

Entonces, aquí están 3 estrategias simples para manejar la rigidez autista para que puedas trabajar con tu hijo/a donde él/ella está y prepararlo/a para navegar en nuestra sociedad que no fue construida para su condición.

I) Minimizar las Oportunidades de Rigidez: Todos hemos tenido esa experiencia en la que hicimos algo y casi al instante nos arrepentimos porque sabíamos que de repente se convertiría en una rutina súper rígida a la que tendríamos que adherirnos durante meses, ¿verdad?

Y algunos profesionales te dirán que debes disruptir intencionalmente la rutina de tu hijo/a constantemente para «desensibilizarlo/a». Sin embargo, dicha estrategia está muy lejos de ser la correcta.

Todo lo que hará es enseñarle a tu hijo/a que no estás de su lado en absoluto, que él/ella no puede confiar en ti y que necesita aferrarse aún más a su rigidez porque tú la combatirás en todo momento.

Ahora, hay dos formas en las que es recomendable minimizar las oportunidades de rigidez, y eso significa básicamente minimizar la cantidad de veces que tu hijo/a tiene la oportunidad de ser demasiado rígido/a.

Primero, puedes evitar intencionalmente «rutinizar» ciertos eventos que él/ella no está preparado/a para hacer con regularidad.

Segundo, puedes «rutinizar» activamente los eventos que suceden regularmente en tu familia, de modo que no él/ella no sufrirá durante las actividades cotidianas.

II) Satisfacer las necesidades de rigidez: La siguiente estrategia puede ser un poco contraria a tu intuición, y si estás en medio de la rigidez en este momento, es posible que quieras gritar a todo pulmón por lo frustrado/a que estás.

Pero para manejar la rigidez de tu hijo/a en el Espectro Autista, realmente necesitas concentrarse en satisfacer sus necesidades de rigidez.

Este es el trato. A menudo, la rigidez de tu hijo/a es causada por mucha ansiedad o estrés, y cuando nos enfocamos en satisfacer esa necesidad de control, podemos aliviar algo de ese estrés.

Y obviamente no siempre podemos satisfacer las rígidas necesidades de nuestros hijos. A veces sus demandas no son seguras, o tal vez van en contra del consentimiento de otra persona.

Pero esa es una razón más para satisfacer la necesidad de control de nuestros hijos cuando podamos, para que tengan la energía cognitiva y socioemocional disponible para navegar las situaciones cuando nosotros no podemos.

III) Implementar la flexibilidad guiada: La flexibilidad guiada es cuando colaboras con tu hijo/a para ayudarlo/a a reconocer cuándo algo sobre lo que está siendo rígido/a no es posible y navegar dicha situación.

Para empezar, querrás practicar cosas que realmente no son posibles antes de pasar a cosas que no son posibles debido a preferencias personales.

Esto a menudo se reduce a dos objetivos opuestos, y nuestro trabajo como padres es acompañarlos y guiarlos mientras examinan sus opciones y encuentran soluciones.

Por ejemplo, es posible que realmente quieran jugar en su parque favorito, pero tampoco quieren usar el cinturón de seguridad. Y no es posible conducir hasta el parque sin cinturón de seguridad porque #1 es ilegal y #2 no es seguro.

Entonces podemos unirnos a ellos y apoyarlos a través de esto. Tenemos un montón de opciones sobre la mesa, algunas más realistas que otras, y podemos ayudarlos a examinar esas opciones y seguir adelante.

Y a veces tu hijo/a no estará listo/a para las opciones, la lógica o incluso el apoyo, y es posible que tenga una GRAN reacción. Eso también está bien.

Podemos apoyarlos a través de esa gran reacción (ya sea una explosión, implosión, agresión, etcétera.) y ayudarlos a navegar la situación más adelante cuando las cosas se calmen.

En última instancia, esta estrategia se trata de alejarse.

No se trata de hacer que dejen de ser rígidos inmediatamente en el momento sobre una cosa específica, se trata de ayudarlos a desarrollar la habilidad de la flexibilidad para que puedan reconocer cuándo necesitan ser flexibles y comenzar a resolver problemas en el futuro.

Fuente: Kaylene. (s.f.). 3 Simple Strategies to Manage Autistic Rigidity. Autistic Mama. Recuperado de (https://autisticmama.com/manage-autistic-rigidity/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s