La Procrastinación Autista No Es Flojera

Cómo detectar la primera señal de alerta de la fatiga autista y tomar medidas para mejorar tu reacción al estrés.

Ser una persona en el Espectro Autista significa que las personas te juzgarán en base a estereotipos y suposiciones. Dos cosas que los neurotípicos fácilmente confunden son la procrastinación versus la fatiga. La procrastinación es una aprensión por completar una tarea. A veces te despiertas y es posible que necesites enviar un correo electrónico o limpiar tu habitación. Cuando pospones las cosas, esperas hasta el último minuto para hacer las cosas.

Procrastinar es visto como un rasgo negativo y es visto como flojera. Para los adultos en el Espectro Autista, este concepto erróneo no podría estar más alejado de la realidad.

La Procrastinación No es Flojera

Como persona en el Espectro Autista, te enfrentas a factores estresantes día tras días. La ansiedad puede ser un sentimiento que nunca desaparece durante tus actividades cotidianas. A veces tienes que luchar contra ti mismo/a para poner en marcha tus proyectos. Por supuesto, esto sería etiquetado como procrastinación, pero está más cerca del agobio o la fatiga.

Cuando tu ansiedad es alta, serás menos productivo/a. Si alcanzas el nivel de fatiga, dejarás de hacer las cosas. Aunque sientas la urgencia de la tarea, no importa cuánto lo intente, no puede comenzar las tareas.

No eres un flojo/a. Estás entrando en las etapas iniciales de la fatiga.
La sociedad dicta que debes actuar de cierta forma y si “fallas” debes sentirte avergonzado/a. Sentirte como un fracaso es una mentalidad tóxica que no ayuda a la situación. Sentirse como un fracaso conduce a la duda, baja autoestima y al autosabotaje.

Juzgarte a ti mismo/a en base a las reglas sociales creadas por la mayoría conduce al pánico, el miedo y la procrastinación.

La Procrastinación Es Un Efecto Secundario

La incapacidad de comenzar una tarea a tiempo es un efecto secundario de la ansiedad. Cuando dejas de funcionar como antes, es hora de reflexionar sobre tu estado emocional actual.

Cuando te despiertas y te sientes con poca energía, cansado/a aunque hayas dormido lo suficiente o ansioso/a al instante, es una señal de que estás agobiado/a. Has trabajado tan duro durante tanto tiempo que tu mente se ha ido.

La única forma de remediar este sentimiento es permitiéndote descansar. Tomar descansos y recargar tu energía te dará la capacidad mental para hacer las cosas.
Es fácil para las personas juzgar el comportamiento de los demás y compararlo con sus estándares. Es importante recordar que todos aprenden de manera diferente. Nadie trabajará de la misma forma que tú. Algunas tareas pueden tardar más o menos tiempo en completarse según la persona. Como un adulto en el Espectro Autista, tú procesas la información de una forma única.

Trabajar más lento no es malo. Trabajar más rápido no siempre es bueno.

La idea de un horario pre-asignado basado en las expectativas sociales es la razón por la que existe la procrastinación. Hay demasiado énfasis en ser rápidos, lo que ignora los rasgos humanos innatos. Las expectativas actuales que existen para las personas en el trabajo, el colegio y los ambientes sociales están desactualizadas.

Es imposible encontrar un método de trabajo que se ajuste a todos. La procrastinación no es una persona que muestra flojera. Es una señal de estrés que no debes ignorar.

Prevención de la Fatiga

La mejor forma de ser productivo/a es tomar medidas para prevenir y afrontar la ansiedad. Encuentra lo que funciona para ti y ve a por ello. Nadie sabe lo que necesitas para manejar tu ansiedad mejor que tú.

La autorreflexión y la autoaceptación son dos elementos claves para disminuir el estrés. Cuando las fuerzas externas lo empujan hacia abajo, es posible que no tengas muchas opciones. Sin embargo, puedes optar por dejar que te entierre o puede practicar el cuidado personal para sobrellevar la situación.

La próxima vez que alguien te diga “¡Deja de procrastinar!”, recuérdale que no estás procrastinando. Estás exhausto/a y necesitas tomarte un tiempo para recargar energías. La comunicación es la única forma de disminuir los problemas internos y externos que te impiden prosperar.

La palabra «procrastinar» debe ser reemplazada por comprensión, autoconciencia y el reconocimiento de que nadie es flojo/a. Todo el mundo trabaja de formas diferentes.

Fuente: Tas. (2021). Autistic Procrastination Isn’t Laziness. Medium. Recuperado de (https://tasthoughts.medium.com/autistic-procrastination-isnt-laziness-6d8930b2ec90). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s