¿Por Qué Un Alto Coeficiente Intelectual No Es Un Predictor Efectivo Del Éxito Para Los Adultos En El Espectro Autista?

La idea de que un alto nivel de inteligencia ayuda a algunas personas en el Espectro Autista en su vida cotidiana surge a menudo en las representaciones de Hollywood y en las conversaciones casuales. El concepto incluso tiene cierto respaldo científico. A finales de los 60s y principios de los 70s, varios investigadores sugirieron que un alto coeficiente intelectual (CI) ayuda a las personas que viven la condición a participar mejor en sus comunidades, interactuar socialmente o lograr sus metas educativas y laborales.

En parte debido a este trabajo inicial, el coeficiente intelectual sigue siendo una de las formas más comunes de evaluar las habilidades de las personas en el Espectro Autista. Sin embargo, ahora sabemos que no es realmente posible hacer coincidir el coeficiente intelectual con un nivel de funcionamiento designado.

Confiar en el coeficiente intelectual y usar etiquetas como «alto funcionamiento» y «bajo funcionamiento» minimiza las dificultades diarias que encuentran todas los personas que viven la condición. También puede ocultar considerables necesidades insatisfechas. O, como lo expresó elocuentemente la escritora y defensora autista Laura Tisoncik: «La diferencia entre el Autismo de Alto Funcionamiento y el Autismo de Bajo Funcionamiento es que el primero significa que tus dificultades son ignoradas, y el último significa que tus habilidades son ignoradas».

Un mejor predictor de la independencia es la capacidad de satisfacer las exigencias cotidianas. Por ejemplo, usar el transporte público, manejar el dinero o hacerse cargo de la higiene personal. Dichas habilidades también se agrupan bajo el concepto de funcionamiento adaptativo. Esto es particularmente cierto para las personas en el Espectro Autista que no tienen discapacidad intelectual. Al no utilizar medidas de funcionamiento adaptativo para evaluar las dificultades cotidianas e identificar las necesidades de apoyo, estamos haciendo un flaco favor a una amplia franja de la comunidad autista.

En la edición más reciente de la guía oficial de psiquiatría, el «Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales» (DSM-5), se ha producido un cambio en las puntuaciones de CI para medir el grado de discapacidad intelectual. En cambio, el DSM-5 utiliza puntuaciones de funcionamiento adaptativo estandarizadas por edad para medir las necesidades funcionales. Estos puntajes abarcan la comunicación, las habilidades interpersonales, la responsabilidad social, el cuidado personal y la seguridad, habilidades que permiten la independencia frente a las cambiantes exigencias ambientales.

Un Sufrimiento Oculto

El problema es que el DSM-5 solo indica el uso de estas evaluaciones para personas en el Espectro Autista que tienen discapacidad intelectual. Esto excluye a quienes viven la condición, pero sin discapacidad intelectual, que se beneficiarían más del uso del funcionamiento adaptativo como una medida de las habilidades y dificultades diarias, así como de las necesidades potencialmente insatisfechas. En estas personas, es probable que la habilidad cognitiva, medida por su puntaje de CI, camufle hasta qué punto sufren por satisfacer las exigencias cotidiana.

Esto es cierto no solo para los adultos, sino también para los niños y adolescentes, cuyas mejoras en el funcionamiento adaptativo pueden no estar a la altura de las de sus pares neurotípicos. La brecha entre el coeficiente intelectual y el funcionamiento adaptativo también puede estar relacionada con riesgos para la salud mental, como la depresión y la ansiedad, lo que respalda aún más la idea de que un coeficiente intelectual promedio no protege contra todos los factores que pueden perjudicar la calidad de vida

La causa de este riesgo para la salud mental no está clara. Aunque es concebible que un alto coeficiente intelectual lleve a una mayor ansiedad y depresión entre los adultos en el Espectro Autista, es probable que también contribuyan otros factores. Por ejemplo, cualquier adulto puede sentirse presionado para cumplir con ciertas expectativas sociales, como obtener un título universitario, conseguir un trabajo, casarse, tener amistades cercanas y vivir de forma independiente. La percepción de no cumplir con estas expectativas podría dañar la salud mental de cualquier persona, y los adultos que viven la condición son particularmente vulnerables.

Los relatos autobiográficos de adolescentes y adultos en el Espectro Autista que recibieron un diagnóstico tardío revelan las consecuencias para la salud mental de muchos años de necesidades de adaptación insatisfechas. Estas personas a menudo sienten que han fracasado en muchos frentes, porque carecían de una red de apoyo para tener éxito. Si no se reconocen las necesidades de una persona, es difícil para ella darse cuenta de que las deficiencias que perciben no son culpa suya.

Calidad de Vida

La investigación sobre el funcionamiento adaptativo en adultos en el Espectro Autista sin discapacidad intelectual carece de alcance y profundidad. Curiosamente, los estudios de tratamientos rara vez se centran en las habilidades de adaptación de las personas que viven la condición en la adolescencia y la edad adulta, aunque los esfuerzos realizados durante los últimos años están comenzando a rectificar esto.

Además, existe una necesidad crítica de distinguir entre la falta de habilidades de adaptación, la ausencia de apoyos apropiados, como adaptaciones y servicios formales, y necesidades generales insatisfechas. Como resultado, no podemos determinar si los malos resultados se deben a discapacidades, falta de apoyo, una combinación de los dos o algo completamente diferente.

Las malas habilidades de adaptación sin los apoyos adecuados pueden explicar las pésimas tasas de educación superior y empleo entre los adultos en el Espectro Autista. Esto es particularmente cierto para quienes no tienen discapacidades intelectuales, de quienes se puede presumir que son capaces de asistir a la universidad o buscar un empleo competitivo sin necesidad de apoyos significativos. De hecho, sin embargo, estas personas a menudo tienen dificultades importantes en las actividades cotidianas más básicas.

Los adultos en el Espectro Autista que tienen más dificultades con el funcionamiento adaptativo también pueden tener más probabilidades de ser colocados bajo el cuidado de un tutor o en un hogar grupal. Y es más probable que dependan de otros para el transporte y el acceso a la comunidad.

Identificar estos problemas potenciales es fundamental para realizar cambios positivos en la vida de los adultos en el Espectro Autista. El objetivo principal de cualquier servicio para las personas que viven la condición debería ser mejorar su calidad de vida. Enfocarnos en el funcionamiento adaptativo nos permitirá brindar el apoyo que las personas en el Espectro Autista necesitan para alcanzar sus metas de independencia, autodeterminación, educación, empleo y participación social.

Es importante reconocer que una mejor evaluación y un mayor enfoque en el desarrollo de habilidades no eliminarán las dificultades de funcionamiento adaptativo entre los adultos en el Espectro Autista. Dada la naturaleza permanente de la condición, la mayoría de los adultos que la viven necesitarán apoyo recurrente de una forma u otra por el resto de sus vidas. Y eso está bien.

A partir de las investigaciones sobre personas con discapacidad intelectual, sabemos que incluso entre aquellos que necesitan un apoyo cotidiano significativo, una alta calidad de vida y resultados positivos, como la satisfacción con la vida, la felicidad y el empleo exitoso, todavía son posibles. No hay razón para pensar que las personas en el Espectro Autista sean diferentes.

Fuente: Wallace, G. & Bascom, J. (2017). Why intelligence scores do not predict success for autistic adults. Spectrum News. Recuperado de (https://www.spectrumnews.org/opinion/viewpoint/intelligence-scores-not-predict-success-autistic-adults/?fbclid=IwAR1htvukh-6kWQeBa5PZss4eHUxoWKQ4lWsZ97IsczD-4xQnUExn2rtIEDc). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s