¿Cómo Dejar De Evitar Las Cosas Que Te Agobian?

Todos evitamos cosas de vez en cuando, pero la evitación generalizada es un problema. Si te reconoces a ti mismo/a en estos ejemplos, está bien, la conciencia es el primer paso para cambiar. Sé consciente de tus comportamientos de evitación. Aquí hay unos ejemplos.

I) Retrasas las conversaciones difíciles: Un/a cliente/a dejó un mensaje diciendo que hay un problema que él/ella debe discutir contigo. Esto te pone nervioso/a, por lo que decides volver a llamarlo/a más tarde, y luego las horas se convierten en días. Mientras tanto, el/la cliente/a se siente ignorado/a y el estrés subyacente se filtra en todo lo que haces.

II) Asumes lo peor: Digamos que el/la cliente/a anterior está realmente molesto/a por algo. Inmediatamente llegas a la conclusión de que tú lo/la perderás. Como si eso no fuera lo suficientemente malo, puede perder uno o dos más clientes, y si eso sucede, tu negocio quedará en la ruina. Incluso puedes verte obligado/a a conseguir un trabajo, pero has trabajado por cuenta propia durante años, ¿para qué más estás calificado/a?

III) Aplazas proyectos que generan incertidumbre: Tienes que prepararte para una conferencia. La idea de pararte frente a un auditorio lleno de extraños no debería intimidarte, pero lo es. Los pensamientos de preparación despiertan ansiedad, por lo que dejas el proyecto en el fondo de su mente; lo terminará cuando tenga ganas.

IV) No pruebas la realidad de tus miedos: La indigestión mayor parece ser algo cotidiano hoy en día y eso no es normal. Los antiácidos ya no funcionan y comienzas a pensar que puede tener una enfermedad grave. Si vas al médico, es posible que debas enfrentar la realidad de un diagnóstico, por lo que evitas hacer la cita y decides que el problema desaparecerá por sí solo.

V) Tienes miedo y evitas las cosas que pueden desencadenar recuerdos negativos: Tus padres, intencionalmente o accidentalmente, hicieron o dijeron cosas durante tu infancia que tú interpretaste como «No soy lo suficientemente bueno/a». Hoy, evitas cualquier cosa que refuerce estos patrones de creencias. Hacer llamadas telefónicas, pedir ayuda y expresar tus opiniones son algunos ejemplos.

VI) Evitas cualquier posibilidad de hacer que alguien se enoje contigo: Se supone que debes ir a la fiesta de cumpleaños de tu sobrino/a en dos días a partir de ahora, pero no esperabas que las cosas estuvieran tan ocupadas en el trabajo. No hay forma de que lo consigas y no quieres decírselo a tu cónyuge, así que no lo menciones hasta el último minuto.

VII) Evitas exponerte al público: Hay una conversación interesante a la que te gustaría unirse en LinkedIn o una pregunta en una reunión a la que te gustaría responder, pero teme que puedas parecer poco convincente. Quizás alguien más tenga algo que aportar que sea mejor que lo que tú tienes que decir. No quiere avergonzarte, así que no dices nada.

Estas tácticas de evitación le impiden correr riesgos emocionales, y eso es algo que debe hacer para lograr el éxito. Aquí hay 7 estrategias para superar tu hábito de evitar las cosas que te agobian.

I) Escucha a tu cuerpo: Tu cuerpo te dirá cuando esté en modo de evitación con síntomas como hombros tensos, dolores de cabeza, aumento del nerviosismo, indigestión, aumento del temperamento e incapacidad para concentrarse. A los primeros signos de estos síntomas, deja de hacer lo que estás haciendo y piensa en lo que estás evitando. Luego, pon manos a la obra para crear un cambio de comportamiento con estos consejos.

II) No asumas: La tendencia a asumir que una conversación será difícil o que alguien está enojado/a contigo es lo que intensifica la evitación. En cambio, entabla conversaciones desde el punto de vista de la curiosidad. ¿Qué puedo aprender sobre esta persona? ¿Qué opciones y soluciones resultarán de la conversación? Nunca sabes lo que piensa la otra persona, así que si inicias una conversación asumiendo lo peor, es más probable que pasarás un mal rato.

III) Divide los grandes proyectos en pequeños pasos: Cuando te dedicas a los aspectos agobiantes de un proyecto, solo dudarás más y más de ti mismo/a. En cambio, divídelo en pequeños pasos y piensa solo en tu próximo paso. Pronto mirarás hacia atrás y te preguntarás por qué tanto alboroto.

IV) Hazlo ahora: Aplazar un proyecto o una conversación temidos no solo lo estresará, sino que puede conducir al resultado que temes. Es probable que tu cliente/a no esté pensando en despedirte, solo quiere remediar la situación. Tu cónyuge puede sentirse temporalmente molesto/a porque no vas a ir a la fiesta de cumpleaños de tu sobrino/a, pero saberlo en el último minuto podría enfurecerlo/a. Deja de anticipar lo peor y simplemente hazlo.

V) Detente: El pensamiento catastrófico, como el cierre de tu empresa o un diagnóstico médico terrible, conduce a ataques de pánico y a la incapacidad de afrontarlo. Pregúntate cuántas de las catástrofes que has predicho en el pasado han ocurrido realmente. Probablemente pocas o ninguna. Mantente concentrado/a en este hecho en lugar de insistir en circunstancias tristes que no existen y que probablemente nunca existirán.

VI) Encuentra la evidencia: Por ejemplo, tú te sientes muy nervioso/a por una presentación importante, y tu amigo/a te pregunta cuál podría ser el peor resultado posible. Tú le respondes que tienes miedo de que se rían de ti o pensara que eres un/a estúpido/a. Tu amigo/a te pide que busques evidencia histórica de que esto podrá suceder. ¿Alguna vez ha sido acusada de ser un/a estúpido/a? ¿Alguna vez la audiencia se ha reído de ti? Digamos que en ambos casos, la respuesta es no. Por lo tanto, la probabilidad de que sucedan estas cosas es mínima, si es que llegaran a ocurrir.

VII) Asume tu responsabilidad: Cuando cometes un error, no lo niegues y discúlpate. La mayoría de las personas tomarán en cuenta tus acciones al examinar sus opciones. Por el contrario, si inventas excusas o guardas silencio, te sentirás mal contigo mismo/a y el resultado será terrible.

Da pequeños pasos y reconoce tus logros. Una sugerencia muy útil es llevar un diario para que pueda ver la evidencia física de tu progreso.

Fuente: Tabaka, M. (2017). How to Stop Avoiding Things That Overwhelm You. Inc.com. Recuperado de (https://www.inc.com/marla-tabaka/how-to-stop-avoiding-things-that-overwhelm-you.html). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Un comentario sobre “¿Cómo Dejar De Evitar Las Cosas Que Te Agobian?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s