La Importancia De Los Límites Para Las Personas En El Espectro Autista

Los límites son cosas maravillosas. Nos mantienen a salvo, determinan qué apoyos toleraremos y qué no toleraremos, y nos brindan una forma clara de saber cuándo alguien no tiene nuestro mejor interés en el corazón. Los límites sanos son esenciales para el empoderamiento de las personas en el Espectro Autista. Cuando a los niños que viven la condición se les permite tener límites, ganan confianza y un sentido de autoestima en lugar de sentirse rechazados e ignorados. No se puede subestimar la importancia de los límites autistas.

¿Cómo Pueden Los Padres Fomentar Límites Sanos?

I) Cuando tu hijo/a dice que «no», significa «no». Respétalo/a: Muchas personas pueden pensar que eso significa ceder a las demandas de un niño/a, pero ese no es el caso. En realidad es bastante simple.

Si tu hijo/a dice «no» o «basta», grita, llora, golpea o muerde en respuesta a las cosquillas, los abrazos o los besos, no se ríe y sigue haciendo sus cosas, detente porque él/ella dijo que no, como lo haría con un adulto. Esa respuesta le enseña a tu hijo/a que está a cargo de su propio cuerpo y que puede decidir si quiere que lo toquen y cómo. El método «mano sobre mano» del ABA de la obediencia forzosa no respeta el derecho del niño a la autonomía corporal. Obligar a tu hijo/a a dar afecto («dale un beso a la abuela», «ve a abrazar a tu tío», etc.) confunde a los niños en cuanto a cuándo pueden decir que no y cuándo «son groseros» o «se portan mal». Deja que tu hijo/a diga que no.

Cuando tu hijo/a rechaza cierta ropa, no insista en el tema. No intente decirle «no se siente tan mal» o «simplemente ignora la etiqueta» o cualquiera de esas palabras desdeñosas. Simplemente ofrécele otra opción de ropa. Eso le muestras a tu hijo/a que tú aceptas y respetas sus sentimientos y evita que él/ella dude de sus experiencias. Este pequeño cambio le ayuda a sentirse cómodo/a, lo que a su vez lo/la mantiene más tranquilo/a y ayuda a prevenir las temidas explosiones.

Si tu hijo/a en el Espectro Autista está teniendo dificultades en algún lugar porque está sobreestimulado/a o sobrecargado/a, permítele salir de esa situación para que él/ella puedan calmarse. Es comprensible que te parezca inconveniente si tu hijo/a comienza a portarse mal en medio de la compra, pero esa actitud es una forma de decir «No estoy bien aquí y necesito un descanso de todo esto». Respeta ese comportamiento como comunicación y no obligues a tu hijo/a a sentarse en algo que no está tolerando bien.

II) Escucha a tu hijo/a: En los casos en que los profesores u otras figuras de autoridad se opongan a tu hijo/a en el Espectro Autista, siempre pregunte por ambos lados de la historia. No estoy diciendo que siempre debas asumir que tu hijo/a es perfecto e infalible y que cualquier profesor/a que se queja de su comportamiento es automáticamente un monstruo. Pero no asumas que tu hijo/a siempre tiene la culpa.

Si un/a niño/a sabe que sus padres siempre le creerán a un adulto, aprenderá que no tiene apoyo y se convertirá en un chivo expiatorio de todo. No se molestarán en tratar de defenderse a sí mismos porque esperan ser abofeteados, y eso continuará hasta la edad adulta. Los niños en el Espectro Autista, especialmente aquellos de nosotros que somos hiperléxicos, precoces e incluso superdotados, pero socialmente lo suficientemente ineptos como para corregir a nuestros profesores todo el tiempo, hablar demasiado o «causar una interrupción», son particularmente vulnerables a ser atacados por profesores que no saben cómo tratar con nosotros. Cuando hayas escuchado el lado del adulto, pídale a tu hijo/a que te cuente lo que sucedió desde su perspectiva. Y escucha. Si tu hijo/a estaba fuera de lugar, explícale por qué y cómo podría haberlo manejado mejor. Si sucedió lo contrario, defiéndelo/a. Demuéstrale a tu hijo/a que vale la pena que tu lo/la defiendas para que él/ella pueda defender sus derechos en el futuro en vez de dejarse pisotear por los demás.

¿Cómo Crear Y Mantener Límites Como Un Adulto En El Espectro Autista?

Honestamente, esto no es nada fácil. Especialmente si no aprendiste a establecer límites sanos cuando eras niño/a. Establecer y mantener límites sanos es una habilidad que debe aprenderse y practicarse, así que se amable contigo mismo/a y no tenga miedo de llamar a un/a terapeuta u orientador/a para obtener un apoyo profesional.

I) Primero, conócete a ti mismo/a: El primer paso hacia límites sanos es reconocer lo que no quieres en tu vida. Los límites son un filtro para evitar influencias tóxicas o peligrosas. Entonces, primero, presta atención a las cosas que te hacen sentir incómodo/a o que te lastiman.

Cuando las personas te rechazan o ignoran tu dolor o angustia, puede parecerte familiar pero eso no lo hace saludable. Del mismo modo, si alguien usa tu condición en tu contra o te culpa de todo, tampoco está bien. Empieza por notar las acciones y las palabras que no te gustan, incluso haz una lista si es necesario antes de estar listo para seguir adelante.

II) Entonces, exprésate: Esta es la parte más difícil. Di “NO” y “BASTA” cuando sea necesario.

Cuando las personas hagan o digan cosas que te incomoden o te lastimen, llámales la atención. La primera vez que hagas esto, asume que las personas no tenían la intención de lastimarte, simplemente no sabían que lo que dijeron o hicieron te molestaba porque aún no se lo habías dicho. Empiece con una frase agradable y sencilla como «Cuando haces eso, me siento [herido/a, insultado/a, ignorado/a, lo que sea que estés sintiendo]. Realmente no me gusta [texturas, ruidos fuertes, lo que sea que te moleste]».

Las personas que se preocupan por ti y que tienen tus mejores intereses en el corazón se disculparán y luego intentarán no hacer eso nunca más. Puede que no sean perfectos en eso, pueden resbalar ocasionalmente, pero harán todo lo posible para no lastimarte de esa manera nuevamente. Sin embargo, es posible que algunas personas no te tomen en serio al principio.

Es lamentable, pero hay personas que se reirán o ignorarán la primera vez que les digas que dejen de hacer algo. Con estas personas, cuando inevitablemente vuelven a hacer lo mismo, es necesario ser un poco más severo. Di algo como «Lo digo en serio, odio cuando haces eso, no está bien. Basta.»

Si todavía continúan o intentan engañarte o hacerte quedar mal por defender tus límites, es entonces cuando sacas el inequívoco «NO ME HAGAS/DIGAS ESO OTRA VEZ». Este es un punto al que puede llegar con tus familiares que han estado actuando de cierta forma hacia ti durante toda tu vida y es posible que no entiendan por qué es un problema «repentinamente». Es difícil usar esto contra alguien cercano a ti, pero si es una situación que ha durado lo suficiente y te ha molestado por mucho tiempo, probablemente tendrás mucha frustración y enojo empujándote hacia adelante; trata de no dejar que el enojo se apodere de ti. y convertir una declaración de límites en una pelea brutal y demoledora.

III) Si es necesario, protégete: Si ha establecido sus límites, los ha reforzado y le has dicho a alguien en términos inequívocos que dejen ese comportamiento y aún así no respetarán tus sentimientos, no tiene que aceptarlo. Las personas que actúan de esa manera son tóxicas y no es necesario que le des a las personas tóxicas un lugar en tu vida. No eres el saco de boxeo de nadie, no eres el vertedero de nadie. Si has sido amable, entonces no tan amable, e incluso descortés y ellos no cambian, tienes derecho a eliminarlos de tu vida. Esto se aplica a todos, desde amigos, familiares y hasta parejas románticas, y eso puede ser muy difícil. No te voy a decir que tienes que eliminar a tus padres o hermanos de tu vida, esa es una decisión muy importante que nadie puede tomar por ti. Pero hay opciones, como limitar el contacto. Tal vez solo una llamada telefónica a la semana y cada dos cenas festivas, o tal vez limitar las visitas a una hora o dos. También es posible que desees llevar a un/a amigo/a de confianza para que te apoye cuando vea a esas personas.

En términos muy simples, una vez que hayas establecido tus límites, tiene derecho a alejarte de las personas que no los respetan.

Los límites son cosas maravillosas. Pero, requieren mucho esfuerzo y tienen un precio muy alto. A medida que aprendas a hacer cumplir tus límites, las personas desaparecerán de tu vida porque no les gusta la forma en que deseas que te traten. Pero otras personas vendrán para llenar esos espacios, personas que aprecian tus límites y te tratan de una forma que te hace sentir cómodo/a y feliz.

Fuente: (2021). The Importance Of The Boundaries For Autistic People. Autistic Empath. Recuperado de (https://autisticempath.com/the-importance-of-boundaries-for-autistic-people/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

5 comentarios sobre “La Importancia De Los Límites Para Las Personas En El Espectro Autista

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s