Los 2 Errores Principales En La Alimentación De Las Personas En El Espectro Autista Y Sus Respectivas Soluciones

Alimentar a un/a niño/a en el Espectro Autista nunca es una tarea fácil. Llantos, gritos e incluso colapsos son comunes durante la hora de comer.

Para la mayoría de los padres de niños en el Espectro Autista, puede resultar difícil encontrar formas adecuadas de ampliar la dieta de sus hijos. Sin embargo, es común escuchar que después de un tiempo de intentarlo, sin resultados, muchos padres caen en estos errores de alimentación que pueden afectar la relación de sus hijos con la comida.

Hoy, compartiremos los 2 errores principales de alimentación, así como consejos para ayudarte a pasar menos tiempo estresándose por alimentar a tu hijo/a y más tiempo juntos para hacer las cosas que aman.

Error n. ° 1: Darle a tu hijo/a solo las comidas que le gustan

Los niños en el Espectro Autista tienen cinco veces más probabilidades de tener problemas con la alimentación en comparación con los niños neurotípicos. Es común escuchar que algunos niños que viven la condición simplemente no comerán hasta que les sirvan lo que les gusta.

Esta dificultad puede hacer que los padres les ofrezcan solo lo que les gusta (nuggets de pollo, galletas, etc.) para evitar que se salten las comidas o simplemente dejen de comer.

La solución: según la nutricionista Jenny Friedman, los niños en el Espectro Autista necesitan probar nuevos alimentos al menos una docena de veces antes de que les guste. Sin embargo, la clave para ampliar la dieta de tu hijo/a es ofrecer solo un nuevo alimento por comida. Por ejemplo, si a tu hijo/a le encantan los nuggets de pollo y las papas fritas, intenta ofrecerles lo mismo con un poco de brócoli. Recuerda, los niños necesitan exposiciones múltiples a los alimentos antes de que les gusten, así que no se desanime si se los saltan al principio. ¡La comida es un proceso!

Error n. ° 2: Avanzar demasiado rápido

Los padres tienden a avanzar demasiado rápido cuando ven que sus hijos responde a las nuevas comidas. Por lo tanto, pueden ofrecerles muchos alimentos nuevos demasiado rápido, lo que hace que tu hijo/a reaccione negativamente, a veces incluso hasta llegar a una regresión alimentaria.

La solución: Un alimento nuevo a la vez. Si tu hijo/a ya está comiendo brócoli ¡fantástico! Quédate allí y déjalo/a disfrutar del brócoli durante un par de semanas antes de cambiar radicalmente la dieta. Ten en cuenta que los niños en el Espectro Autista necesitan tiempo para adaptarse a los cambios, así que incluso si está notando un progreso, manténgase y permita que él/ella procese las nuevas comidas.

Finalmente, es comprensible que tú encuentres muchas dificultades en el camino para ayudar a tu hijo/a en el Espectro Autista a tener una alimentación más diversa.

Sin embargo, con las herramientas adecuadas y mucha paciencia es posible expandir su dieta y obtener resultados maravillosos.

Fuente: Ibarra, M. (2020). 3 Worst Autism Feeding Mistakes. World Stem Cells Clinic. Recuperado de (https://worldstemcellsclinic.com/blog/3-worst-autism-feeding-mistakes/). Traducido Por Maximiliano Bravo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s