Espectro Autista Y Soledad: ¿Cómo Superar El Aislamiento Autista?

Para las personas en el Espectro Autista, el aislamiento es una espada de doble filo. Puede ser que cuando el mundo simplemente no cuadra, alejamos a las personas para encontrarnos a nosotros mismos. Sin embargo, cuando nos las arreglamos para recrearnos y encontrar la esquiva paz interior, a menudo sucede que nos hemos separado tanto de los demás, que nos sentimos tan perdidos como antes.

Parafraseando un tweet que ha estado circulando recientemente: ‘Me encanta estar solo/a pero odio sentirme solo/a‘ y, dentro de la comunidad de Espectro Autista, una comunidad donde el 79% informa que se sienten regularmente solos, esto no es infrecuente (especialmente en estos tiempos de pandemia en los que el distanciamiento físico prácticamente ha reducido considerablemente nuestras oportunidades sociales). Entonces, ¿Qué se puede hacer para comprender mejor y combatir la soledad en el Espectro Autista?

Cuando el aislamiento autista se decide por uno mismo

Derivada de la palabra griega “auto” que significa “yo”, la parte “Autista” de “Espectro Autista” se eligió originalmente para reflejar cómo las personas que viven la condición se encuentran comúnmente por sí solas. Dicho de otra forma, esto significa que, desde su primer diagnóstico, el Espectro Autista siempre ha sido visto como una especie de egoísmo, un término que supuestamente define cómo los miembros de nuestra comunidad se sienten atraídos por el aislamiento.

En principio, este tampoco es un concepto del todo inepto, ya que muchas personas en el Espectro Autista, en algún momento u otro, elegirán la compañía de ellos mismos sobre el ajetreo y el bullicio de los grupos sociales. Sin embargo, es importante reconocer que esto no es directamente un rasgo de la condición, sino en realidad una respuesta a la alteración sensorial y las atmósferas impredecibles que se encuentran en las reuniones.

Sin embargo, debido a que los humanos son criaturas sociales por naturaleza, esto ha llegado a ser visto como “extraño” y muchos padres/cuidadores harán todo lo posible para tratar de sus seres queridos en el Espectro Autista hagan amigos en grupos y equipos. Sin embargo, empujar a las personas que viven la condición a estos ambientes solo confirma nuestra creencia de que no tenemos control cuando se trata de las acciones de otras personas y, en consecuencia, queremos volver a meter la cabeza en nuestro caparazón.

Sin embargo, esto no quiere decir que las personas en el Espectro Autista deban ser dejadas a su suerte, ni tampoco que esa no es una opción válida, como ha demostrado las investigaciones más recientes, el aislamiento puede tener beneficios increíbles tanto para las personas en el Espectro Autista como para quienes no viven la condición por igual, que incluyen:

  • Mayor productividad.
  • Mayor creatividad.
  • Mejor concentración.
  • Mayor autocomprensión.
  • Mayor autoestima.
  • Estrés reducido.
  • Mejor procesamiento emocional.

A pesar de esto, realmente puedes tener demasiado de algo bueno y, posteriormente, demasiado tiempo a solas se ha relacionado con la depresión y el aumento de la ansiedad. Por esta razón, la lista anterior no debe considerarse como una verdad absoluta ya que, inevitablemente, la fortaleza de la soledad de uno puede convertirse inadvertidamente en una jaula de nuestra propia creación.

¿Cómo las personas en el Espectro Autista pueden sentirse aisladas en una multitud?

Aunque las personas en el Espectro Autista están bastante contentas con su propia compañía, hay muchas ocasiones en las que no quieren estar solos. Es decir, en un momento u otro, probablemente habrán tenido una larga conversación con alguien que vive la condición sobre su interés particular y, durante estos momentos, está claro que no quieren estar en ningún otro lugar que no sea el aquí y ahora, probablemente hablando sobre, por ejemplo, dinosaurios.

Sin embargo, para muchas personas en el Espectro Autista, aquí es donde las diferencias entre estar solos y sentirse solos realmente entran en perspectiva, ya que no es raro que las personas que viven la condición se sientan completamente aisladas incluso cuando están rodeadas de amigos.

Esto no quiere decir con esto es que las personas en el Espectro Autista son muy buenas para copiar lo que vemos, pero no tan buenas para imitar los matices que lo acompañan. Por ejemplo, pueden ver cómo grupos de personas se hacen amigos, pero notan incorrectamente la importancia de los intereses y valores compartidos. Posteriormente, pueden unirse a grupos donde se ven obligados a cambiar quiénes son para encajar.

Conocido como camuflaje social, debido a la obligación de disfrazarse en un nivel superficial para encajar, a menudo se habla mal de este acto por los peligros que causa, como permitir que las personas en el Espectro Autista sean engañadas y se aprovechen de ellas. Sin embargo, el camuflaje social también es peligroso, ya que puede resultar en que una persona en el Espectro Autista se quede atrapada en relaciones superficiales que no les aportan la satisfacción emocional que todos buscamos en un nivel fundamental.

Afortunadamente, a menudo puede ser necesario aprender quién no eres, para saber quién eres y, cuando rompemos con este tipo de relaciones tóxicas, rara vez cometemos el mismo error dos veces. Pero, ¿Qué se puede hacer para asegurarse de que este error nunca se cometa en primer lugar?

¿Cómo las personas en el Espectro Autista pueden vencer el aislamiento?

En realidad, vencer el aislamiento no se trata de encontrar una buena compañía, sino de un estado de ánimo en el que no nos quedemos con ganas de más al principio, a la mitad y al final de cada día. Como tal, quería terminar hoy compartiendo 3 consejos para superar la soledad en el Espectro Autista, todos los cuales marcarán la diferencia, ya sea la soledad que enfrentamos por nuestra cuenta o la que sentimos cuando estamos perdidos en una multitud.

I) Identidad: Trata de comprender tu lugar en una comunidad, antes de comprender quién eres como persona, a menudo puede parecer como intentar completar un rompecabezas con los ojos cerrados. Eso no quiere decir que sea imposible, es solo que a menudo vas a hacer las cosas mucho más complicadas e, inevitablemente, vas a hacer conexiones que no son del todo correctas.

Puedes evitarlo tomándote el tiempo para considerar lo que es importante para ti antes de conocer a otras personas, ya que, dependiendo de su respuesta, es posible que descubras que te adaptas mejor a otros ambientes, es decir, un grupo para participar en actividades conjuntas o una sala de chat para compartas tus pensamientos y sentimientos.

Además, una mejor comprensión de ti mismo/a puede ayudarte a mantener mejores relaciones, ya que puedes asegurarse de que también estés en un ambiente que sea el más adecuado para ti. Por ejemplo, puede que no te gusten los bares ruidosos con muchas voces diferentes, y tampoco te guste el silencio absoluto. Sin embargo, una mejor opción pata ti sería un lugar donde hay un volumen de fondo constante, porque a menudo puede ser más fácil conversar con los demás.

II) Esfuerzo: Cuando tú has estado solo/a durante demasiado tiempo, tiendes a olvidar que hay otros lados de una conversación. Por esta razón, es importante recordar que, cuando sales a conocer personas nuevas, ellos también te conocen a ti.

Escuchar los pensamientos de los demás y tomarse el tiempo para hacer las cosas que ellos quieren hacer (incluso si no es algo que tú quieres hacer) son formas excelentes de mantener las relaciones fuertes y sanas e, incluso, es posible que descubras eso, cuando expandas tu zona de capacidades, terminarás disfrutando de la nueva actividad mucho más de lo que esperabas.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que un/a verdadero/a amigo/a nunca te obligará a hacer algo que realmente no quieres hacer y, aunque puede ser tentador, trata de no llevar la cuenta de cuántas veces hiciste lo que tú querías hacer en vez de lo que ellos querían hacer; ya que nadie quiere sentir que su amistad está siendo calificada.

III) Expectativas: Durante tu juventud, podrías haber tenido un/a mejor amigo/a, algo que es extremadamente común para muchas personas en el Espectro Autista, ya que permite una mayor coherencia. Durante mucho tiempo, eres muy unidos. Sin embargo, un día él/ella hizo un/a nuevo/a amigo/a y desarrollaron nuevos intereses distintos a los tuyos. En ese te sientes enfadado/a porque tú pensaba que tu amigo/a era tuyo/a y sólo tuyo/a y, después de una discusión muy acalorada, terminaste perdiéndolo/a por completo.

El propósito de esta situación hipotética es destacar la importancia de manejar las expectativas a la hora de tener amigos y conocer a otras personas, ya que siempre debes esperar que haya una o dos cosas que puedan causar fricción entre los dos y, además, si es porque mentalmente ya perdieron el interés o la vida los separó, nunca debes asumir que una amistad puede durar para siempre.

Sin embargo, esto no significa que las amistades deban verse como desechables. De hecho, aprecia cada momento que tienes con las personas que dejaste entrar en tu vida. Sin embargo, para evitar ilusiones dañinas, esto demuestra por qué nunca debes dejar que una leve indiferencia interfiera con un/a buen/a amigo/a y, además, nunca le cierres la puerta a conocer nuevas personas ya que, al abordar el problemas de aislamiento del Espectro Autista, realmente mientras más, mejor.

Fuente: Sinclair, J. (2020). Autism & Loneliness: How to Overcome Autistic Isolation. Autistic & Unapologetic. Recuperado de (https://autisticandunapologetic.com/2020/10/11/autism-loneliness-how-to-overcome-autistic-isolation/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s