5 Afirmaciones Más Útiles Para Decir Que “¡Cálmate!”

Nunca ha existido un solo momento en el que las palabras “¡Cálmate!”, especialmente gritadas con una voz que en sí misma es tensa, tengan el efecto deseado. Ya sea durante una discusión con tu pareja, como espectador/a del berrinche de tu hijo/a o en un momento de estrés con un/a colega crítico/a, “¡Cálmate!” a menudo tiene exactamente el efecto contrario.

El problema con la frase es que a menudo pone a la gente a la defensiva, insinuando que sus reacciones son el problema. Incluso si esto tiene algo de verdad objetiva, y si de hecho sus reacciones parecen desproporcionadas con la situación, es probable que no ayude a devolverlos al equilibrio emocional acusándolos de tener una reacción “inapropiada”. Además, se siente inherentemente invalidante que alguien te diga que tus sentimientos son demasiado grandes en proporción a lo que te sucedió.

Otro problema con tal orden es que no proporciona una hoja de ruta para poner nada en acción. Cuando alguien está enojado/a, ansioso/a o molesto/a hasta el punto en que otra persona siente que debería calmarse, entonces, por definición, las campanas de alarma están sonando y no pueden apagarlas rápidamente porque alguien lo diga. ¿Y si la voz de persona que te dice “cálmate” no suena muy calmada que digamos? Entonces es probable que solo estén agregando más leña al fuego.

La próxima vez que tú sientas la tentación de decirle a alguien que se calme, haz una pausa, y prueba una de estas otras mejores afirmaciones para decir en su lugar.

I) “Entiendo que esto te está molestando”: El valor de esta afirmación es que muestra empatía inmediata y, en lugar de hacer que la persona sienta que algo anda mal en ella, lo que corre el riesgo de alejarla, está intentando establecer una conexión. Al validar el hecho de su angustia, disminuye el riesgo de que se sientan más frustrados por no “entenderlo”, lo que puede volverlos en su contra.

Sin embargo, ten cuidado de hacer la afirmación en un tono demasiado despectivo o de combinarla con una solicitud rápida para seguir adelante. (Piense en un/a representante de servicio al cliente que lee un guión sin entusiasmo, si quieres saber qué evitar).

II) “Es difícil para mí hablar contigo cuando las cosas se sienten tan intensas”: Esto puede ser útil para decir cuando hay una discusión acalorada y está pasando el punto en el que la conversación productiva alcanza una resolución. La clave es transmitir que todavía quieres hablar, pero que las cosas se sienten potencialmente dañinas en su estado actual. Ve esto como una balsa salvavidas potencial que le está dando a alguien, iluminando un camino para salir de las emociones frenéticamente intensas y hacia un curso más uniforme.

Sin embargo, no uses la frase como un ultimátum o una amenaza de que lo/la silenciarás o huirás si él/ella no se calma inmediatamente sin tu ayuda, en cuyo caso es solo una forma más verbal de decir “Cálmate”.

III) “Voy a hacer una pausa por un momento para que vayamos más despacio”: Esta frase puede ser útil en un conflicto porque tiene el potencial de modelar técnicas de relajación sin que se sienta como una acusación, ni una obligación. Apunta a un tono que no sea condescendiente y que reconoce tu propio papel en el conflicto. Y luego, realmente haz una pausa, ya sea que te sigan o no. Estira su cuerpo, toma un poco de aire o haz ejercicios de respiración. Incluso si no siguen tu ejemplo, al menos tú sabes que podrás manejar mejor lo que está por venir y predicar con el ejemplo.

IV)Estoy aquí contigo en esto”: Esto es especialmente útil en situaciones en las que los “grandes sentimientos” de las personas están sacando lo mejor de ellos, ya sea un/a niño/a que tiene un berrinche o un adulto que pierde la calma por algo que parece demasiado difícil de manejar. Para la mayoría de los seres humanos, es profundamente reconfortante saber que no estás solo/a y que alguien sea testigo de tu malestar. Muy a menudo, cuando alguien está molesto/a, queremos saber lo que es perfecto para decir, pero igualmente importante es cómo escuchamos y simplemente permanecemos emocionalmente presentes para la persona.

V) “¿Cómo puedo ayudar para que superemos esto?”: Muy a menudo, la idea de decir “cálmate” resulta atractiva porque nos da la sensación de seguir adelante. Por supuesto, esto es probablemente un sentido falso, pero es lo que más queremos en ese momento: la seguridad de que podemos superar lo que esté sucediendo y resolverlo, preferiblemente rápidamente. Por lo tanto, aunque “calmarse” probablemente no funcione en ese sentido, aún puedes pensar en avanzar hacia una solución si eso es lo que se siente más urgente, y si se siente demasiado molesto/a simplemente sentarse con la persona en su angustia. Al ofrecer tu ayuda, una vez más busca un espíritu de conexión en lugar de acusación o separación.

Solo asegúrate de hablarlo con una dosis extra de paciencia, para que la persona no sienta que el reloj hace tic-tac ruidosamente en su oído, lo que probablemente lo/la agitará aún más.

Fuente: Bonior, A. (2021). 5 Things More Helpful to Say Than “Calm Down!”. Psychology Today. Recuperado de (https://www.psychologytoday.com/us/blog/friendship-20/202106/5-things-more-helpful-say-calm-down). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s