La Regulación Emocional No Es Supresión Emocional

La regulación emocional puede ser muy difícil para las personas en el Espectro Autista. Es una habilidad importante que aprender y una gran parte de la madurez emocional. Pero a menudo, los neurotípicos que nos rodean nos harán sentir que cualquier manifestación de emoción (especialmente emociones negativas) califica como desregulación. Esta es otra forma de maltrato emocional encubierto. Existe una diferencia entre la regulación emocional y la supresión emocional.

Creo que es lo más extraño que algunos neurotípicos le digan a las personas en el Espectro Autista que no debemos mostrar nuestros sentimientos porque son “excesivos” o “exagerados” y luego, cuando hayamos aprendido a reprimir nuestras emociones, dan la vuelta y llamar nosotros robots insensibles.

Puedes sentir tus sentimientos y aún estar emocionalmente regulado/a.

¡Léelo de nuevo!

Incluso puedes mostrar tus sentimientos sin dejar de estar emocionalmente regulado/a.

La regulación emocional significa controlar tus emociones en lugar de dejar que te agobien. Si estás bien regulado/a, sientes toda la gama de emociones humanas, pero ninguna de ellas te domina ni te incapacita. Y una respuesta emocional bien regulada es proporcional a lo que esté sucediendo.

Esa última línea es parte de por qué las personas en el Espectro Autista pueden parecer intrínsecamente desreguladas: ¡Somos intensos! Los neurotípicos a menudo no entienden esto porque piensan que estamos reaccionando a cosas triviales; no comprenden que lo que es pequeño para ellos puede ser enorme para nosotros. El mundo es intenso para nosotros, por lo tanto, nuestras reacciones también lo son. Eso no es desregulación, a pesar de que puede resultar desagradable para las personas. En realidad, es muy proporcional.

La clave es asegurarte de que eres tú quien tiene el control de tus emociones, y no al revés. Y la única forma de hacerlo es practicando sentir tus sentimientos.

Muchas personas en el Espectro Autista llevan años resolviendo lo antes mencionado y aún tienen dificultades para no sentirme agobiados por sus sentimientos, especialmente la ansiedad, que puede ser literalmente paralizante.

Tus sentimientos viven justo debajo de la superficie, sean éstos alegría, tristeza, desamparo, amor o lo que sea. Y a veces, las cosas simplemente salen a la superficie y necesitas SENTIR LO QUE SIENTES JUSTO EN ESE ENTONCES. Si sigues y pasas un poco de tiempo con la depresión que aparece en medio de un gran día, se apaga después de un rato y puedes volver a tener ese gran día. Puede que te lleve dos minutos, dos horas, pero tienes que seguir adelante y montar esa marea emocional de regreso a la orilla donde puedes reposar de nuevo para poder seguir con tu vida.

La parte importante es no dejar que la depresión se apodere de ti. Siéntela, sin luchar contra ella, y luego recuerda el buen día que tuviste antes de estas burbujeantes emociones intensas y lo mucho que te gustaría volver a disfrutarlo. Algo así como en la meditación en la que te dicen que “solo prestes atención a tus pensamientos sin juzgar”. Tienes derecho a sentir lo que sientes. Pero no tienes derechos a usarlos para desquitarte con otras personas, eso nunca está bien. En lugar de entrar en un ataque de llanto, gritarles a las personas que te rodean lo malo que está todo o culparlos, puedes decirles que necesitas un minuto y disculparte o hacerles saber que estás lidiando con un poco de tristeza que simplemente surgió y te vendría bien un poco de apoyo. Dependiendo de quién esté a tu alrededor, el apoyo puede hacer que todo sea más rápido. Esta práctica es muy útil para no agobiarte por tus emociones.

Esto es lo que NO es la regulación emocional:

La regulación emocional sana NO es una ausencia de emoción. No es nunca mostrar tus emociones. No siempre se trata de poner una cara feliz en público y solo llorar o estar enojado/a a puertas cerradas. Eso es reprimir tus emociones.

La supresión emocional parece ser lo que muchos neurotípicos quieren de las personas en el Espectro Autista. Parece que sienten que todos nuestros sentimientos, por intensos que sean, son “reacciones exageradas” o “están fuera de control” y la única forma en que sienten que estamos “en control” es si no mostramos ninguna emoción en absoluto.

¡ESO NO ES SANO!

Porque es muy común que las personas en el Espectro Autista lo contengan todo y no dejen que nadie vea sus sentimientos porque les han enseñado que si mostraban alguna emoción, estaban “lanzando berrinches”. Fueron regañados constantemente por sus padres y profesores. Sus parejas les han dicho constantemente que se “calmen” cuando están molestos o emocionados. Debido a esto, nunca aprendieron a manejar realmente sus emociones. Si nunca les permitieron sus sentimientos, no pudieron aprender a controlarlas; se necesita práctica.

Y cuando sientes tus sentimientos justo cuando suceden, sin desquitarte con los demás, resulta que PUEDES distenderte, autorregularte y estar bien. Cuando sientes tus sentimientos en lugar de contenerlos, resulta que son manejables, no monstruosos.

Toda esa represión, todo estos años de pensar que somos malos por sentir lo que sentimos, tiene mucho que ver con la razón por la que solemos explotar y tener desajustes emocionales que afectan a las personas a nuestro alrededor. No teníamos control porque no teníamos experiencia manejando nuestras emociones.

En muchos casos, existen familias que reprimen todas sus emociones negativas: donde los padres les dicen a sus hijos constantemente que sonrían, que se tomaran las cosas con calma y que nunca mostraran enojo. Eso causa mucho dolor, hasta el punto que muchas personas en el Espectro Autista no aprendieron a sentir lo que sienten de forma segura hasta cuando son adultos.

La regulación emocional sana es resultado de experimentar tus sentimientos, no de apagarlos o reprimirlos. Lo mejor que puedes hacer para mejorar tu regulación emocional es practicar sentir tus sentimientos (con ayuda profesional si la necesitas) y no dejar que lastimen a los demás. Puede dar miedo, pero eres fuerte y puedes manejarlo. Tienes derecho a sentir todos tus sentimientos y no dejar que nadie le diga lo contrario.

Fuente: (2021). Emotional Regulation Is Not Emotional Suppression. Autistic Empath. Recuperado de (https://autisticempath.com/emotional-regulation-is-not-emotional-suppression/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s