Hablando Positivamente De Ti Mismo/a En Un Mundo Neurotípico

A veces, a las personas en el Espectro Autista se les pide que enumeren las cosas que aman de sí mismas o que se describan a sí mismas en 4 palabras. Esto puede ser para una sesión de terapia, una entrevista de trabajo o cualquier otra cosa.

Muchas personas que viven la condición encuentra que esta es una tarea difícil independientemente del contexto. En este artículo se explicará por qué.

La dificultad de esta tarea tiene consecuencias reales para las personas en el Espectro Autista y contribuye a nuestra alta tasa de desempleo, incluidas las personas que viven la condición con un alto nivel educativo. A menudo nos subestimamos, pero solo porque muchas personas neurotípicas no tienen problemas para embellecer sus rasgos.

La positividad no debería ser un requisito

No estamos diciendo que debamos andar por ahí odiándonos o descalificándonos activamente. Simplemente significa que es posible que no demostremos la confianza autista de la misma manera que lo hacen las personas neurotípicas. Desafortunadamente, esto se convierte en una desventaja cuando intentamos ser contratado para trabajos, cuando redactamos nuestros currículums vitae y cuando intentamos postular a universidades o solicitar como becas o subvenciones.

Puede parecer que no nos valoramos lo suficiente porque, en primer lugar, no sabemos cuál es el “estándar” para vendernos a nosotros mismos. Y es posible que no veamos cómo “venderse a nosotros mismos” es una habilidad importante o real, incluso si en nuestra sociedad actual lo es. Además, la sola idea de hablar por nosotros mismos puede hacernos sentir físicamente enfermos o ansiosos.

Rasgos del carácter

Está bien ser neutral. A veces es como estuviéramos camuflándonos cuando nos dicen que hablemos con nosotros mismos, incluso si las cosas que decimos son verdaderas para otras personas. Tener pensamientos positivos a menudo puede ayudar a reducir los problemas de salud mental o la angustia mental de otras personas. Para muchas personas en el Espectro Autista, se trata más de negar los pensamientos negativos que tenemos con pensamientos realistas (es decir, a menudo más positivos), en lugar de tratar de acumular cosas positivas sobre nosotros mismos. Si tratamos de forzarnos a tener pensamientos positivos, simplemente se sienten falsos.

Y tenemos que recordarnos, especialmente cuando hacemos algo bien, que está bien estar orgullosos del trabajo que hicimos y ser felices con él. Para nosotros, eso es lo positivo. No se trata de quiénes somos, sino de lo que estamos haciendo y de cómo nos cuidamos. Por ejemplo, podemos estar orgullosos de nosotros mismos por centrarnos en el cuidado personal en lugar de la productividad.

Para nosotros, pensar positivamente se trata más de acciones que de cosas inherentes a nuestro carácter. Los rasgos de carácter son demasiado vagos y abstractos. Puede depender del contexto de las acciones que tome en una situación determinada, entonces, “¿Cómo puedo decir que siempre tengo la característica X?” Claro, podría decir que yo trabajo muy duro, pero “¿Qué significa eso y en comparación con quién?” “¿Trabajar duro en qué?” El significado de estos conceptos abstractos nos resulta confuso. Necesitamos contexto.

A menudo parece que las personas neurotípicas pronuncian estas palabras sin pensarlo mucho y sin dudarlo mucho.

Cuando trato de describir nuestros rasgos, esto se convierte en una pregunta filosófica: “¿Soy trabajador/a?” “¿Cómo cuantifico eso?” “¿Qué tan duro trabaja la persona promedio?” “¿Incluimos pasatiempos o simplemente actividades que generan dinero?” Sí, así es como las personas en el Espectro Autista piensan cada descriptor vago que consideramos publicar.

Las consecuencias de la vida real

  • Aprende rápido.
  • Puede pensar sobre la marcha.
  • Comunicador efectivo.

Cuando pensamos en intentar enumerar nuestros rasgos positivos, estas son las frases en las que pensamos, que a menudo se incluyen en las descripciones laborales.

Para los neurotípicos, probablemente no somos ninguna de esas palabras.

Aprendemos bien, pero lentamente, y hacemos muchas preguntas aclaratorias que pueden molestar a otras personas. Sin embargo, una vez que sabemos algo, realmente lo sabemos. Si nos escribes un correo electrónico, pensar “pensar sobre la marcha”, pero no si nos hacen preguntas en persona. Y lo mismo ocurre con ser un “comunicador efectivo”.

¿Cómo tú describes esas cualidades en un eslogan breve y contundente?

Es como si imprimieran una gran marca de agua sobre la descripción que dice “¡No queremos candidatos en el Espectro Autista!”.

La positividad autista se ve diferente

Si alguna vez nos preguntaran qué es lo que más amamos de nosotros mismos y nos pidieran que lo escribiéramos, haríamos dos listas: una para calmar a quienquiera que nos pregunte y otra solo para nosotros. Esto se debe a que los rasgos que realmente enumeraríamos no se consideran positivos para la mayoría de las personas, incluso si nosotros creemos que si lo son.

I) Un ejemplo de una lista positiva segura y aburrida que una personas en el Espectro Autista le mostraríamos a los neurotípicos:

  • Estoy trabajando duro.
  • Yo aprendo bien.
  • Soy detallista y minucioso.
  • Hablaré si tengo preguntas.
  • Sé lo que no sé y estoy feliz de pedir una aclaración.

II) Un ejemplo de una lista positiva real escrita por una persona en el Espectro Autista:

  • Dejé de preocuparme por lo que piensen los demás.
  • Estoy abierto a aprender sobre los problemas en las comunidades marginadas y a cambiar mi idioma; al menos trato de escuchar y hacer oír sus voces.
  • Soy una persona en el Espectro Autista.
  • Hago lo que quiero.
  • Descubrí la mayoría de mis discapacidades por mi cuenta haciendo mi propia investigación.
  • He intentado alcanzar lo que quiero hacer, incluso si aún no ha funcionado.
  • Sé cuándo debo renunciar y ahorrar energía.

Este es el problema: 4 de los 7 elementos de esa lista real probablemente se consideren negativos para otras personas. ¿Ser una persona en el Espectro Autista ¿No le importa lo que piensen los demás? ¿Saber cuándo renunciar? ¿Hacer lo que quieres? Esas características podrían verse como egoístas, hurañas o incluso flojas.

Es difícil enumerar los rasgos positivos cuando las personas que preguntan tienen nociones preconcebidas de lo que es un rasgo positivo.

No ven lo fantástico que es que a las personas en el Espectro Autista no les importe lo que piensen los demás, después de pasar gran parte de mi vida complaciendo a los demás, siguiendo reglas y buscando la validación externa de sus acciones. ¡No ven lo fantástico que es que ser una persona en el Espectro Autista sea positivo para ellas! No ven que no saber cuándo renunciar ha sido perjudicial para nuestra salud mental y me ha llevado a la fatiga autista. No ven que hacer lo queremos es un logro fenomenal en comparación con las respuestas aduladoras del ejemplo anterior debido al estrés.

Lo positivo realmente es que nos preocupamos un poco menos y que somos un poco más egoísta. Como personas en el Espectro Autista, estamos socializados para poner las necesidades de comunicación de los demás por delante de las nuestras, para estar callados si hablamos demasiado fuerte, para hablar si estamos murmurando, para ser menos groseros, para dejar de quejarnos, para dejar de “ser negativos”.”

¿Cuántas cosas hemos puesto en la categoría negativa de nuestra personalidad debido a cómo nos ve nuestra sociedad?

Probablemente sean demasiados.

Reflexiones finales

Si no viviéramos en la sociedad que vivimos, ¿Qué es lo que más te gusta de ti ahora mismo?

  • ¿Hay cosas que te gustan de cómo has cambiado o crecido?
  • ¿Hay cosas que te gustan en términos de lo que ha hecho?
  • ¿Hay cosas de las que estás orgulloso de haber olvidado?

Nos han dado etiquetas negativas desde que tenemos uso de razón. De repente, ¿alguien nos pide que hagamos una lista de lo que amamos de nosotros mismos? Puede ser agobiante y casi parecer falso. Nos etiquetan como demasiado negativos, inflexibles o raros desde una edad muy temprana. No es de extrañar que pueda resultar difícil establecer rasgos positivos sobre nosotros mismos. ¿Cuántas veces alguien nos ha etiquetado de forma positiva? Es como si que se nos pidiera que pensemos en nosotros mismos de esta manera creara una disonancia cognitiva o una disociación porque no es algo en lo que realmente hayamos pensado en primer lugar. Durante tanto tiempo, pensar en nosotros mismos de manera positiva no fue realmente una opción.

Está bien que nos gusten rasgos que no les agradan a otras personas. Está bien valorar esas cosas. Y también está bien recordarlos cuando no nos sentimos bien con nosotros mismos

El hecho de que no podemos enumerar palabras abstractas para describirse a nosotros mismos no significa que no valemos nada. Si tenemos valor. Solo necesitamos encontrarlo y volver a etiquetarnos como dignos, valiosos e importantes. No es necesario tener una “lista positiva” para sentirnos bien con nosotros mismos. Eso no es un requisito.

Como personas en el Espectro Autista, no deberíamos tener que fingir ser otra persona para enumerar cosas positivas sobre nosotros mismos. Se nos debería permitir existir en nuestros términos, con lo que valoramos, incluso si las personas que nos rodean no lo ven.

Espero que encuentren una forma de volver a etiquetar algunos de los rasgos en su contenedor negativo, incluso si eso lleva un tiempo.

Realmente lo merecen. En serio.

Fuente: (2021). Talking Yourself Up in a Neurotypical World. Autistic Science Person. Recuperado de (https://autisticscienceperson.com/2021/01/08/talking-yourself-up-in-a-neurotypical-world/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s