6 Estilos De Crianza Que Deben Evitarse Al Criar A Un/a Hijo/a En El Espectro Autista

Criar a un/a hijo/a en el Espectro Autista puede ser difícil y, en algunos casos, agobiante. Los niños en el Espectro Autista se comunican y se comportan de forma distinta a sus compañeros neurotípicos, y sus comportamientos pueden ser confusos para los padres.

Al mismo tiempo, los niños en el Espectro Autista tienen fortalezas y habilidades que solo pueden surgir cuando los padres está sintonizados y dispuesto a participar de la forma que mejor funcione para sus hijos. Esto significa que, cuando tienes un/a hijo/a en el Espectro Autista, no siempre es mejor seguir lo que te parezca natural como padre.

Es posible que deba modificar tu estilo de crianza o tus preferencias naturales para satisfacer las necesidades de tu hijo/a. En otras palabras, es posible que deba evitar conscientemente estos estilos de crianza que pueden perjudicar rápidamente t relación con tu hijo/a en el Espectro Autista.

I) Crianza helicóptero: Los padres helicópteros orbitan sobre sus hijos, observando y reaccionando a cada uno de sus movimientos. Saltan para ayudarlos cuando aparece un problema en el horizonte; intervienen para remover todos los obstáculos en sus caminos e insisten en que sus hijos reciban un trato especial.

La crianza helicóptero dista mucho de ser ideal para cualquier niño, ya que hace que la independencia y la autodeterminación sean especialmente difíciles de lograr.

Los padres de niños en el Espectro Autista son propensos a la crianza helicóptero porque les preocupa que sus hijos que viven la condición se encuentren con problemas que no pueden resolver y, por supuesto, eso es perfectamente posible.

Pero si la crianza helicóptero obstaculiza el desarrollo de los niños neurotípicos, imagina lo que hace por los niños en el Espectro Autista. Incapaces de aprender mediante la observación y el ejemplo, los niños que viven la condición deben aprender a través de la instrucción directa y práctica.

Cuando intervienes para hacer su trabajo, le estás negando a tu hijo/a la oportunidad de comprender lo que se necesita, experimentar las dificultades de intentarlo, disfrutar de la emoción del éxito u obtener el conocimiento desarrollado a través del proceso del fracaso.

II) Crianza competitiva: Si tú eres padre hoy en día, seguro que estas preguntas te resultarán muy familiares:

  • ¿Tú hijo/a ya habla, camina y/o va al baño solo/a?
  • ¿Tu hijo/a siempre saca las mejores notas en lenguaje, inglés y/o matemáticas?
  • ¿Tu hijo/a es el/la jugador/a estrella del equipo escolar de fútbol, básquetbol y/o hockey?
  • Y un laaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaargo étcetera.

Cuando tienes un hijo en el Espectro Autista, puede ser difícil evitar sentir que él/ella se está quedando atrás. Pero cuando aceptas la crianza competitiva, seguramente desarrollarás la sensación de que tu hijo/a no está a la altura y que tú, como padre, probablemente tengas la culpa.

Como puedes imaginar, el resultado es una sensación de que ni tú ni tu hijo/a son lo suficientemente buenos. El impacto de tales sentimientos en un/a niño/a en el Espectro Autista puede no ser obvio, pero es muy real.

III) Crianza “manos libres”: Algunos padres creen que a su hijos se le debe permitir seguir sus propias actividades e intereses sin la interferencia de los padres. Eso funciona bien para ciertos niños neurotípicos que se dirigen a sí mismos, se motivan a sí mismos y están interesados por interactuar con los demás. Sin embargo, no es una buena opción para los niños en el Espectro Autista.

Si bien es cierto que todos los niños necesitan y merecen un tiempo de “descanso”, los niños en el Espectro Autista realmente necesitan un compromiso paterno continuo. Eso es porque, en la mayoría de los casos, los niños que viven la condición necesitan tu ayuda para aprender activamente a socializar, conversar, hacer preguntas e investigar el mundo a su alrededor.

Sin otra persona que los ayude a desarrollar estas habilidades cruciales, los niños en el Espectro Autista pueden volverse cada vez más retraídos y menos capaces o deseosos de interactuar con la sociedad en general. También tendrán menos oportunidades de aprovechar sus fortalezas y lograr su máximo potencial.

IV) Crianza perfeccionista: Sí, algunos niños prosperan con padres que insisten absolutamente en sacar excelentes notas, un rendimiento atlético superior, una ortografía perfecta y unos modales ideales en la mesa. Es poco probable que esos niños estén en el Espectro Autista.

La realidad es que los niños en el Espectro Autista, si bien pueden tener muchas fortalezas, es probable que lo pasen muy mal con muchas expectativas típicas de la niñez. Sus habilidades verbales pueden verse obstaculizadas, haciendo que sacar buenas notas y tener una ortografía perfecta sean casi imposibles de lograr. Pueden tener dificultades con la coordinación física, lo que hace que los deportes sean particularmente difíciles.

Por supuesto, es importante tener altas expectativas, incluso para los niños en el Espectro Autista, pero si haces que tales expectativas sean excesivamente altas, tú y tu hijo/a llorarán y se sentirán frustrados.

V) Crianza permisiva: Como padre de un/a niño/a en el Espectro Autista, es posible que sientas que tu hijo/a no debe tener expectativas sobre él/ella cuando no está en el colegio o en la terapia. Después de todo, es difícil para los niños que viven la condición funcionar en la colegio y merecen un descanso.

Incluso puede sentir que no es razonable pedirle a tu hijo/a que participe en los quehaceres de hogar, que aprenda a calmarse o que controle su comportamiento. El resultado desafortunado de este tipo de esa actitud “haz lo que quieras” es que tú hijo/a aprenderá hábitos y comportamientos que crearán problemas graves en el futuro.

El Espectro Autista dificulta algunas cosas, pero en casi todos los casos los niños que viven la condición pueden hacer muchas cosas bien si se les pide y se les animan a hacerlas. Cuando le ofreces muy poca disciplina a tu hijo/a en el Espectro Autista, en realidad le estás dificultando entender o cumplir con las expectativas más altas.

Comprender las dificultades de tu hijo/a en el Espectro Autista es una cosa; asumir que él/ella es incompetente es algo muy diferente.

VI) Crianza frenética: Desde que se levantaron temprano esta mañana, tu hijo/a en el Espectro Autista ha tenido 5 horas de terapia conductual, 1 hora cada uno de terapia del habla y fisioterapia, 2 horas de terapia de juego guiada por los padres y 4 horas de clases en el colegio.

Tan pronto como tu hijo/a se duerma exhausto/a, te conectas a Internet para buscar otra clase, programa, actividad o recurso terapéutico para agregar al horario. Con tantas cosas sucediendo, tu hijo/a en el Espectro Autista no tiene la oportunidad de practicar lo que ha aprendido, de conocer e interactuar con otros niños, o simplemente disfrutar de sus intereses.

En lugar de buscar frenéticamente y participar en terapias y actividades, considera la posibilidad de que unas pocas horas al día de tiempo tranquilo entre padres e hijos sea justo lo que tu hijo/a necesita para crecer y prosperar.

Conclusión

No existen los padres perfectos y los padres de niños en el Espectro Autista están bajo más presión que la mayoría. Algunos padres están lidiando con problemas de comportamiento graves que incluso pueden ser atemorizantes. Eso significa que puede estar más agobiados, cansados, frustrados o ansiosos que los padres promedio, y tienen menos recursos económicos o emocionales a su disposición.

Cuando te sientas agobiado/a, está más que bien guardar reposo o buscar apoyo, ya sea de otros familiares y amigos o de organizaciones locales que brindan servicios a familias de personas en el Espectro Autista. Recuerda que, por importante que sea tu hijo/a, tú también mereces tiempo para descansar.

Fuente: Rudy L. (2020). 6 Parenting Styles to Avoid When Raising a Child With Autism. VeryWell. Recuperado de (https://www.verywellhealth.com/parenting-styles-that-dont-work-with-an-autistic-child-259958). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s