Tu Hijo/a Se Merece Una Comunidad Neurodivergente

Cuando los padres se enteran de que sus hijos son neurodivergentes, a menudo se les aconseja que mantengan a sus hijos alejados de sus pares neurodivergentes tanto como sea posible. Ese es un consejo horrible, porque reducirá no solamente su autoestima y autocomprensión, sino también su calidad de vida.

La interacción social satisface una amplia variedad de necesidades humanas y es importante que todo tipo de personas interactúen entre sí. Aún así, cualquiera que haya intentado “encajar” durante una situación social que simplemente no era su taza de té, quizás pueda comenzar a apreciar lo difícil que sería estar en esa posición todos los días, durante la mayor parte del día. De manera similar, los niños neurodivergentes que no están expuestos a otros con neurologías similares corren un riesgo mayor de perderse la alegría y la validación que proviene de encontrar a una persona con la que sienten que “encajan”.

Un creciente cuerpo de investigación postula que el concepto de “teoría de la mente”, que a menudo se usaba para culpar a las personas en el Espectro Autista por supuestamente no reconocer los procesos de pensamiento y la comprensión de los demás, no da en el blanco. Más bien, así como las personas neurotípicas tienden a comprender mejor los cerebros de los demás, las personas neurodivergentes a menudo tienen más facilidad para comprender a otras personas neurodivergentes. Esta comprensión a menudo da paso a las “recompensas” sociales de la autoestima, la autocomprensión y la conexión genuina. Muchas personas neurodivergentes informan que se sienten más cómodas consigo mismas y en el mundo cuando están rodeadas de personas que parecen comprenderlas de forma inherente: personas con sus propias neurologías.

Sin embargo, no es suficiente decir que los niños neurodivergentes deberían tener acceso regular a interacciones con sus pares neurodivergentes. También debemos estar atentos a la configuración de estas interacciones. Con la escasez de comprensión relacionada con la cultura neurodivergente y la interacción social, no es de extrañar que los intentos de facilitar las interacciones entre pares neurodivergentes a menudo terminen siendo tan problemáticos como evitar por completo a los pares neurodivergentes. Por ejemplo, existe una tendencia a que los pares neurodivergentes se emparejen con otros niños neurodivergentes y se utilicen como “modelos a seguir”. Relaciones como estas adquieren entonces la misma relación de “tutoría” a la que suelen estar sometidos los niños neurodivergentes.

Como la mayoría de las partes del desarrollo matizado, las mejores oportunidades para la construcción de una comunidad neurodivergente suelen estar en casa. Los padres deben apoyar a los niños en la realización de actividades relacionadas con los intereses de los niños y deben brindar oportunidades para que sus hijos interactúen con otros de cualquier manera mutuamente aceptable que sea cómoda para el niño y su compañero. Además, los padres deben trabajar para conocer a adultos neurodivergentes e incluirlos en sus vidas, permitiendo que sus hijos vean cómo puede ser su propio futuro y vean que sus padres apoyan ese futuro.

Todos sabemos que la inclusión comunitaria es importante. ¡La inclusión comunitaria también significa inclusión en la comunidad neurodivergente!

Fuente: (2017). Your Child Deserves Neurodivergent Community. Foundation for Neurodivergent Minds. Recuperado de (https://www.divergentminds.org/your-child-deserves-neurodivergent-community/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s