5 Estrategias Para Ayudar A Los Niños En El Espectro Autista A Pasar Fácilmente De Una Actividad A Otra

Una “transición” ocurre cuando un/a niño/a tiene que pasar de una actividad o situación a otra. Los niños deben realizar varias transiciones durante el día.

Las transiciones diarias incluyen prepararse por la mañana, ir al colegio, pasar de una clase a otra, ir y regresar de las actividades después del colegio, cenar, comenzar sus tareas y prepararse para ir a la cama. Dentro de cada una de estas transiciones más grandes, un/a niño/a tiene que realizar múltiples mini-transiciones.

La mayoría de los niños pueden negociar las transiciones sin mucha dificultad. Si un/a niño/a reclama, generalmente es porque se le pide que pase de una actividad deseable a una actividad menos deseable (¡cualquier padre que le haya pedido a un/a niño/a que deje de jugar su videojuego favorito para comenzar sus tareas sabe de qué estamos hablando!)

Sin embargo, para los niños en el Espectro Autista, las transiciones (de todo tipo) pueden ser bastante difíciles. Incluso las instrucciones relativamente sencillas, como “Ponte los zapatos. Es hora de irnos” o “Saca tu libro y pasa a la página 20”, pueden necesitar repetirse varias veces antes de que un/a niño/a haga lo que se requiere.

Con el Espectro Autista, las dificultades para hacer transiciones no son intencionales. En cambio, el/la niño/a sufre por hacer los ajustes cognitivos necesarios para seguir adelante. Como consecuencia, las transiciones en el Espectro Autista a menudo están plagadas de estrés, ansiedad y frustración.

¿Por qué las transiciones son tan difíciles para los niños en el Espectro Autista?

Los niños en el Espectro Autista pueden involucrarse intensamente en lo que están haciendo o pensando. Esto puede ser una gran fortaleza, que refleja la persistencia y contribuye al conocimiento profundo del niño de un tema. Sin embargo, este rasgo puede crear dificultades cuando se requiere que el/la niño/a detenga una actividad y pase a otra. Básicamente, el/la niño/a se “atasca” en una actividad y se requiere un esfuerzo monumental para sacarlo/a de ella.

Además, el proceso neuropsicológico conocido como “Función Ejecutiva” está muy involucrado en la realización de transiciones. Esta función ayuda al cerebro a cambiar y reasignar la atención y otros recursos cerebrales cuando sea necesario. En el Espectro Autista, a menudo hay lagunas en este sistema. Debido a estas lagunas, el cerebro puede tener dificultades para detener una actividad y transferir la atención y otros procesos de pensamiento a otra.

Aunque las transiciones pueden ser difíciles para los niños en el Espectro Autista, existen estrategias que pueden ayudar a que sean más suaves, entre ellas:

I) Avisar con anticipación antes de que ocurra una transición

Anunciar que es hora de cambiar de marcha sin avisar puede ser bastante angustioso para un/a niño/a en el Espectro Autista. El aviso anticipado ayuda al cerebro a prepararse para cambiar a otra actividad, aliviando así la ansiedad.

II) Utilice apoyos visuales

El tiempo puede ser un concepto abstracto, por lo que cuando se hace referencia al tiempo para ayudar con una transición, a menudo ayuda a representarlo visualmente. Puedes usar un simple temporizador con forma de huevo o cualquier cantidad de temporizadores visuales de alta tecnología, como relojes visuales en aplicaciones telefónicas. Alternativamente, puedes evitar las referencias al tiempo mostrándole al niño una representación visual de lo que viene a continuación. Dichos apoyos pueden entregarse a través de un programa con apoyo visual o presentando dibujos o fotografías de la próxima actividad.

III) Utilizar estructura y consistencia

La estructura y la consistencia ayudarán a reducir la cantidad de trabajo que el cerebro necesita para hacer una transición. Ayuda a mantener los materiales para las próximas actividades en un lugar coherente y fácilmente identificable. Mantener constante el orden general de las tareas diarias también puede ayudar a que las transiciones sean más automáticas.

IV) Utilizar un lenguaje reducido

Cuando los niños tienen dificultades para hacer transiciones, existe la tentación de usar el lenguaje para tratar de hacerlos avanzar. Esto a menudo resulta contraproducente para los niños en el Espectro Autista. Más lenguaje puede llevar a una sobrecarga verbal que solo aumentará la ansiedad y hará que la transición tarde aún más en ocurrir.

En su lugar, use algunas palabras clave cuando le pida a un/a niño/a que haga una transición. Esto se conoce como “lenguaje reducido”. El lenguaje reducido aclara las expectativas sin sobrecargar el cerebro con información irrelevante.

Por ejemplo, considere la diferencia entre los dos conjuntos de direcciones:

Ejemplo A:

Vamos. Ponte los calcetines y los zapatos porque vamos a ir a casa de la tía Mariela para la fiesta de cumpleaños de tu prima y no olvides lo que pasó la última vez cuando llegamos tarde y empezaron sin nosotros y no recibimos pastel!” “

Ejemplo B:

Es hora de la fiesta de tu prima. Ponte tus calcetines y zapatos” (el padre levanta los calcetines y los zapatos).

Con el Ejemplo A, hubo una referencia innecesaria al pasado y un atractivo emocional que simplemente no fue útil.

El Ejemplo B hizo una breve referencia a lo que fue la transición (ir a la fiesta), una breve referencia a lo que se necesitaba hacer para comenzar la transición (calcetines y zapatos puestos) y un apoyo visual simple (sostener los calcetines y los zapatos)

Tú no quiere ni necesita hablar con tu hijo/a o alumno/a de esta forma todo el tiempo, solo cuando necesites transmitir un mensaje con claridad.

V) Ofrece refuerzo positivo por las buenas transiciones

Señala con delicadeza cuándo el/la niño/a ha hecho una buena transición y señala brevemente por qué es positivo. Esto alentará a tu hijo/a o alumno/a a ser más receptivo/a para esforzarse en hacer transiciones más rápidas.

En resumen

Las transiciones pueden ser muy difíciles para los niños en el Espectro Autista. Existen estrategias que pueden ayudar a suavizar las transiciones, aliviando así la angustia y la frustración.

Fuente: Lynch, C. (2019). Smoother Transitions for Children on the Autism Spectrum. Psychology Today. Recuperado de (https://www.psychologytoday.com/us/blog/autism-and-anxiety/201912/smoother-transitions-children-the-autism-spectrum). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s