6 Formas Para Ayudar A Tu Hijo/a En El Espectro Autista A Lidiar Con La Muerte

La muerte es una parte natural de la vida. Es algo a lo que ninguno de nosotros es inmune y todos tenemos la garantía de experimentarlo. Pero para las personas en el Espectro Autista puede resultarles confuso. Ya sea una mascota querida que está cruzando el puente del arcoíris, un abuelo, un amigo de la familia o algún otro ser querido, es posible que tú no sepas cómo explicarle a tu hijo/a en el Espectro Autista este fenómeno normal pero muy difícil de entender.

Afortunadamente, no estás solo/a en esta experiencia; los expertos y las personas en el Espectro Autista tienen algunos consejos y sugerencias para compartir contigo. Sigue leyendo para descubrir cómo puedes ayudar durante este momento tan doloroso.

I) Explica la muerte antes de que suceda: Debido a que la muerte es una realidad bastante dura, a veces los padres pueden sentirse tentados a evitar hablar de ella hasta que afecte directamente a sus hijos. Pero esta no siempre es la mejor idea, ya que tu hijo/a en el Espectro Autista tendrá que procesar el concepto de muerte además de las emociones y el cambio inherente que traerá. Es mejor explicarlo antes de que suceda.

II) Sé literal: En la misma línea, puede parecer más suave describir la muerte con un eufemismo, como “perdimos al abuelo”, pero para tu hijo/a en el Espectro Autista, esto no tendrá ningún sentido. Tales eufemismos incluso podría asustarlo/a. Por ejemplo, decir “el abuelo se fue a dormir” puede hacer que tu hijo/a tenga miedo a dormir. Explícales con delicadeza qué es la muerte desde un punto de vista físico, complementando su explicación con ejemplos concretos. Por ejemplo, el corazón se detiene, la persona deja de moverse y respirar, etc. Y haz todo lo posible por responder cualquier pregunta que puedan tener al respecto.

Algunos expertos y personas en el Espectro Autista también sugieren dejar de lado el concepto de una vida después de la muerte, ya que puede ser demasiado abstracto para las personas en el Espectro Autista. Si las creencias religiosas son importantes para tu familia, haz lo que consideres más oportuno, pero ten en cuenta que esto podría ser una fuente potencial de confusión.

III) Déjalos hacer duelo a su manera: Independiente si o no estén en el Espectro Autista, las personas tienen muchas formas distintas de hacer duelo. Algunos se gastarán una caja completa de pañuelos en un día, mientras que otros no derramarán ni una sola lágrima. Algunos buscarán compañía y apoyo, y otros pueden aislarse y necesitar tiempo a solas. Durante los períodos de dolor, las personas en el Espectro Autista pueden experimentar colapsos, bloqueos, ansiedad extrema, ira, hipersensibilidad y evitación. O puede que no muestren ningún signo externo.

No existe una forma correcta o incorrecta de hacer el duelo tras la muerte, así que brinda apoyo mientras tu hijo/a en el Espectro Autista expresa su dolor en vez de regañarlo/a o avergonzarlo/a por cómo reacciona, incluso si sonríe o se ríe (esto puede suceder debido a un “revoltijo emocional” y no debe ser tomado como una señal de que la persona siente apatía o incluso felicidad por la muerte).

IV) Mantener las rutinas: Como los horarios pueden verse alterados con los funerales, las visitas y los servicios conmemorativos, es importante mantener las rutinas normales tanto como sea posible. Esto puede ayudar a traer consuelo y orden a una época muy caótica y emocionalmente tumultuosa.

V) No abstenerse de los funerales o las visitas: Visitar a un ser querido en su lecho de muerte o asistir a un funeral puede brindarle a tu hijo/a una manera de despedirse, así que considera darle esta oportunidad si lo desea (y si no lo desea, también está bien; no lo/la obligues).

VI) Crear rituales en memoria del difunto: Como los rituales y las rutinas pueden ser útiles y reconfortantes para las personas en el Espectro Autista, crear uno que sea significativo para tu hijo/a puede ayudar con el proceso de duelo. Por ejemplo, crear un álbum de recortes o una caja de recuerdos para mirar con regularidad, o tal vez realizar una determinada actividad en memoria del familiar, amigo o mascota que acaba de morir.

Fuente: Stout, A. (s.f.). 7 Ways to Help a Child with Autism Deal with Death. Blog The Autism Site. Recuperado de (https://blog.theautismsite.greatergood.com/coping-death/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s