Doctores En El Espectro Autista: Un Aporte Para La Medicina

Ciertos rasgos del Espectro Autista son valorados por los médicos: atención al detalle, excelente memoria y resolución creativa de problemas. Una pasión motriz y una sólida ética laboral ayudan a los médicos en el Espectro Autista a progresar a través de los programas de capacitación, mientras minimizan el efecto de sus dificultades interpersonales, de funcionamiento ejecutivo y sensoriales en los demás.

La medicina ha cambiado. Las presiones son mayores, pero las estructuras de apoyo (por ejemplo, el modelo empresarial de aprendizaje médico) son menores. Se desaconseja pensar fuera de la caja, pero tachar la caja no lo es.

A menudo se pasan por alto diferentes necesidades de aprendizaje y aquellos que no encajan en la sociedad pueden verse saboteados o convertidos en chivos expiatorios. Las personas en el Espectro Autista a menudo requieren más esfuerzo mental para funcionar socialmente al mismo nivel que las personas que no viven la condición (neurotípicos), lo que resulta en fatiga y deterioro de su rendimiento laboral. Las diferencias de comunicación a menudo quedan camufladas por el afrontamiento aprendido o aceptadas como peculiaridades debido a otras habilidades ventajosas. El alcance de este camuflaje social solo puede hacerse evidente cuando las demandas externas superan los recursos internos, a veces de manera catastrófica, en forma de colapso.

El diagnóstico puede ser un momento de iluminación repentina, explicar toda una vida de dificultades e iniciar el apoyo. Sin embargo, el diagnóstico también puede tener consecuencias desfavorables si las personas en el Espectro Autista se enfrentan a la negación o la discriminación por parte de colegas, familiares o amigos. Pocas personas que viven la condición tienen la suerte de ser asesoradas por el presidente del hospital, a diferencia del Dr. Shaun Murphy en la serie “The Good Doctor“. Este drama televisivo se centra en un cirujano en el Espectro Autista cuyo trabajo en el hospital se ve frecuentemente amenazado y él lo perdería si no fuera por el apoyo práctico y emocional del presidente del hospital.

Siempre han habido médicos en el Espectro Autista, estén o no estén oficialmente diagnosticados, pero ahora el campo de la medicina y el mundo son más difíciles de navegar que nunca para los profesionales de la salud neurodivergentes. Estar en el Espectro Autista no es una excusa para la incompetencia o el mal comportamiento, pero tampoco es la condición una razón para que los empleadores impidan la práctica exitosa y la progresión profesional de los médicos que viven la condición.

Los empleadores pueden hacer ajustes razonables. Estos ajustes pueden implicar cambios en el entorno de trabajo, la prestación de apoyo específico o la reubicación. Algunos médicos en el Espectro Autista encuentran que el trabajo académico o de laboratorio es preferible a los puestos clínicos, pero pueden ser excelentes médicos en todas las especialidades con los ajustes adecuados y colegas empáticos.

En resumen, se requiere de una mayor comprensión y apoyo para que los médicos en el Espectro Autista sigan siendo un aporte para la medicina.

Fuente: Moore, S. & Kinnear, M. (2020). Autistic Doctors: Overlooked Assets To Medicine. The Lancent Psychiatry. Recuperado de (https://www.thelancet.com/journals/lanpsy/article/PIIS2215-0366(20)30087-0/fulltext). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s