La Neurodiversidad Es Para Todos Nosotros

Todos somos neurodiversos.

Algunos de nosotros hablamos. Algunos no. Algunos de nosotros tenemos una gran concentración. Algunos se distraen fácilmente. Algunos tienen mucha energía. Algunos son más relajados. Algunos son lectores voraces y les encanta recopilar conocimiento de fuentes diferentes. A algunos les cuesta leer y mostrar lo que saben. Algunos son comunicadores emergentes que están trabajando en la exploración y los sonidos de las letras.

El movimiento de la neurodiversidad nos incluye a todos.

Existe una tendencia problemática de criticar a la neurodiversidad como si se tratara de un exclusivo club de excluyentes formado por personas en el Espectro Autista que son “altamente funcionales” y que no incluye a las personas que viven discapacidades intelectuales.

Dice que las personas en el Espectro Autista que tienen empleos altamente calificados o relaciones de pareja estables no pueden verse afectadas por su discapacidad ni comprender nada sobre la vida de alguien que no está en su misma situación

Nada de esto tiene sentido, porque no es verdad. Es un grave malentendido del concepto y se siente como un engaño deliberadamente cruel.

Primero, sí, el movimiento de la neurodiversidad incluye a quienes no hablan o viven discapacidades intelectuales. Es un movimiento que dice: sí, sí, tu hijo/a también tiene derechos. Sí, su forma de comunicación es valiosa, ya sea en sonidos o gestos o agitando las manos o con su dispositivo CAA. No tiene que demostrar su valor. No tiene que aprender a leer ni a ser un genio de las matemáticas o vestirse solo/a. Dice que él/ella es digno/a de pertenecer a su comunidad, su colegio, su mundo, tal como es.

¿Y los lugares que luchan por su inclusión? ¿Por las tecnologías asistivas? ¿Por los entornos físicos accesibles? ¿Por un salario digno que le asegure tener acceso a asistentes de cuidado personal de alta calidad? ¿Para tener acceso a la atención médica y la alfabetización real y una vida diseñada por ÉL/ELLA? Es el movimiento de la neurodiversidad. No es un movimiento liderado por padres, que promueve los colegios privados diurnos y los entornos segregados centrados en el ABA. No es el movimiento ABA, cuyas evaluaciones lo/la etiquetan como un/a “pre-aprendiz” y lo/la excluyen incluso de estar con sus compañeros en un salón de clases de educación especial. Es el movimiento de la neurodiversidad. Son sus profesores y asistentes quienes, a sabiendas o no, han adoptado la mentalidad de que él/ella es quien es y su trabajo es ayudarlo/a a acceder a SU mejor vida.

En segundo lugar, existe la idea errónea de que la neurodiversidad no reconoce la discapacidad. Esta imagen es más un reflejo de nuestra comprensión cultural de la discapacidad (y la falta de voluntad de nuestra cultura para adaptarse). Una y otra vez, existen personas neurodiversas que hablan tanto de sus fortalezas como de sus dificultades, que dicen “Yo tengo una discapacidad Y soy orgullosamente autista”.

Sí, la discapacidad puede ser difícil, incluso antes de agregarle capas de ignorancia cultural. Sí, experimentar depresión, ansiedad o problemas de sueño puede ser terrible, aislante y miserable. Pero en ninguna parte del movimiento de la neurodiversidad hay nada que diga “no estás incluido/a” o “esto no nos pasa”. En cambio, piden que se invierta aquí la investigación, en las cosas que marcan una diferencia real en la calidad de vida. Piden a los investigadores que analicen qué adaptaciones, medicamentos y tratamientos pueden brindar a las personas acceso a la vida que necesitan, en lugar de gastar más tiempo y dinero en curar al Espectro Autista, el ABA o nuevamente, las vacunas.

Los investigadores en el Espectro Autista están liderando el camino a medida que investigan cómo los “tratamientos” actuales a menudo crean y perpetúan el Trastorno de Estrés Post-Traumático. El movimiento de la neurodiversidad nunca se opone a mejorar la calidad de vida. Se trata de mejorar la calidad de vida sin tener que dejar de ser quien eres. Se trata de que el mundo cambie para adaptarse a las diferencias, en lugar de que se espere que las personas oculten, cambien o suavicen sus diferencias.

Por último, lo más hermoso del movimiento de la neurodiversidad es que, por su propia naturaleza, es genuinamente inclusivo. Es para todos nosotros. Se trata de que todos podamos ser nosotros mismos, plenamente.

No sé cómo alguien puede oponerse a eso.

Fuente: (2019). Neurodiversity is for all of us. Be A Teaching Unicorn. Recuperado de (https://teachingunicorn.com/2019/09/03/neurodiversity-is-for-my-daughter-too/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s