Proporcionar Acomodaciones Para Los Trabajadores En El Espectro Autista Beneficia A Todos

Las empresas buscan una ventaja competitiva mediante la contratación de personas con talento, pero muchos trabajadores capaces son excluidos porque están en el Espectro Autista.

Las personas en el Espectro Autista están desempleadas y subempleadas en niveles desproporcionados. Como resultado, las empresas están perdiendo empleados capaces de hacer contribuciones valiosas. Y la sociedad en general se ve afectada porque la situación crea desigualdades y dependencia financiera.

Entonces, ¿por qué está sucediendo? En gran parte porque no se comprende bien al Espectro Autista y los gerentes están mal informados sobre cómo acomodar a los trabajadores que viven la condición.

Afortunadamente, las investigaciones más recientes han proporcionado muchas estrategias para hacer que los lugares de trabajo sean más inclusivos.

Amplia gama de habilidades

El Espectro Autista es una condición con la que nacen las personas. Dicha condición abarca una amplia gama de rasgos y habilidades. Cada persona en el Espectro Autista es única y la forma en que se presenta su condición varía.

Los rasgos comunes incluyen dificultad para “leer” señales socioemocionales y problemas con el lenguaje convencional y las habilidades de comunicación. Algunas personas en el Espectro Autista son no hablantes y utilizan tecnologías de asistencia, por lo que es importante recordar que ser no hablante no significa ser incapaz.

Otro rasgo común son los pensamientos o comportamientos repetitivos, incluyendo las estereotipias, las cuales pueden incluir agitar las manos, sacudirse u otros movimientos repetitivos. Es una reacción al sentirse agobiados por una situación o por estímulos cotidianos.

Las estereotipias ayudan a las personas a sobrellevar la situación al concentrarse intensamente en una sensación o comportamiento específico. Las personas que hacen estereotipias informan que les resulta vergonzoso pero crucial para calmarse. Como tal, la falta de aceptabilidad social de las estereotipuas puede ser un problema laboral mayor que la actividad en sí.

La falta de empatía se cita con frecuencia como un rasgo del Espectro Autista. Esta caracterización es firmemente cuestionada por las personas que viven la condición y por la evidencia de los psicólogos.

Ambos sugieren que algunas personas en el Espectro Autista pueden tener niveles excesivos de empatía que los agobian, pero la forma en que lo expresan no es bien reconocida. Otros rasgos asociados con la condición incluyen la capacidad de concentrarse intensamente, la persistencia y la alta orientación a los detalles.

Navegando por la etiqueta social

Muchas de las barreras que experimentan los trabajadores en el Espectro Autista se relacionan con las dificultades sociales y de comunicación y se ven afectadas por su comportamiento, pero también por la forma en que los perciben los demás.

Por ejemplo, las personas en el Espectro Autista a menudo son acusadas de falta de emociones. Experimentan emociones, pero tienden a expresarlas de formas que no son fáciles de reconocer. Socialmente, pueden dominar las conversaciones mientras se enfocan en sus temas de interés, tienen dificultades para comprender las variaciones en el tono y leer el lenguaje corporal y las expresiones faciales, y pueden interpretar las cosas de manera inapropiadamente literal.

Muchos encuentran agobiante el contacto visual, lo que lleva a una evitación que provoca que los perciban como antisociales.

Las normas pueden ser difíciles de percibir para las personas en el Espectro Autista. La etiqueta social implícita que se espera que todos conozcan instintivamente puede ser un misterio, impactando negativamente en el desempeño laboral cuando las expectativas no se comunican claramente.

El cambio también puede provocar ansiedad y conducir a comportamientos desafiantes si ocurre inesperadamente. Una mayor sensibilidad a estímulos como olores y sonidos puede provocar reacciones que pueden parecer extremas. La falta de comprensión de esas reacciones a menudo lleva a que las personas con autismo sean etiquetadas como “difíciles”, y esas etiquetas crean problemas adicionales.

Estrategias de acomodaciones

Muchas personas en el Espectro Autista pueden concentrarse intensamente. Si un tema les interesa, dedicarán una gran cantidad de tiempo a desarrollar conocimientos. La atención a los detalles, combinada con una mayor capacidad de reconocimiento de patrones, también son rasgos comunes, lo que lleva a muchas personas en el Espectro Autista a convertirse en expertos técnicos en sus carreras.

Algunas personas en el Espectro Autista disfrutan de rutinas repetitivas y pueden tolerar trabajos que a otros les resultan monótonos. Otras son creativas, capaces de visualizar soluciones a problemas complejos y desarrollar conocimientos únicos. Las personas en el Espectro Autista también son conocidas por ser francas y es menos probable que se involucren en comportamientos políticos tóxicos.

Aquí hay algunas estrategias de acomodaciones que los lugares de trabajo pueden adoptar para sus empleados en el Espectro Autista.

I) Reducir los estímulos sensoriales: Hay muchas formas de reducir los estímulos innecesarios en el trabajo. Los ejemplos de este artículo no deben considerarse una lista exhaustiva. Las soluciones están limitadas solo por la creatividad de uno.

Bloquear físicamente los espacios de trabajo puede reducir las distracciones. Los ejemplos incluyen proporcionar oficinas privadas o cubículos que dan a una esquina. Siempre que sea posible, las luces LED deben reemplazar las luces fluorescentes intensas y ruidosas. También se pueden usar audífonos con cancelación de ruido, aunque algunas personas no podrán tolerar la sensación.

Del mismo modo, los uniformes pueden ser un problema si la tela causa picazón, los cuellos están apretados o hay etiquetas que irritan. Puede ser necesario un código de vestimenta más flexible.

Yendo más allá de lo físico, minimizar las interrupciones también puede ayudar. Puede ser útil fomentar el uso del correo electrónico en lugar de las llamadas telefónicas y pedir a las personas que utilicen las salas de reuniones en lugar de los pasillos para las conversaciones que duren más de un par de minutos. Se podría pedir a los colegas que programen charlas en lugar de “aparecer inesperadamente”.

Independientemente de sus esfuerzos, los lugares de trabajo pueden resultar agobiantes a veces. Una “habitación tranquila” puede ser muy beneficiosa. Son habitaciones oscurecidas en lugares de poco tráfico que contienen muebles cómodos y un mínimo de otras fuentes de estimulación. Pasar tiempo en una habitación tranquila ayuda a las personas en el Espectro Autista a autorregularse cuando se sienten agobiadas, y sus colegas neurotípicos también reportan beneficios psicológicos de los espacios tranquilos.

II) Crear una cultura de comunicación clara: Las dificultades sociales y de comunicación que experimentan las personas en el Espectro Autista están fuertemente entrelazadas. Por lo tanto, resolver los problemas de comunicación también ayudará con las dificultades sociales.

Primero, haz explícitas las normas sociales. Los gerentes deben estar capacitados para proporcionar instrucciones detalladas por escrito y evitar la ambigüedad en la asignación de tareas. Las cosas que pueden parecer obvias, por ejemplo, cómo priorizar las asignaciones, deben explicarse explícitamente.

Los criterios de desempeño deben estar claramente delineados y los empleados deben ser capaces de monitorear su progreso. Vale la pena señalar que estos pasos ayudan a todos los trabajadores y representan las mejores prácticas documentadas en el lugar de trabajo.

Los trabajadores en el Espectro Autista informan que su capacidad para comunicarse aumenta cuando pueden ver las preguntas con anticipación, cuando las personas evitan saltar entre varios temas y cuando su intención no se juzga por el contacto visual o por tener la expresión facial “correcta”.

III) Ofrecer orientación social y emocional: Incluso con los apoyos ya descritos, los trabajadores en el Espectro Autista pueden sentirse confundidos por los comportamientos sociales dentro de la oficina. Un/a mentor/a puede ser de mucha ayuda. Ese/a mentor/a podría ser un/a colega/a capacitado/a o un experto/a externo/a. Todos los colegas del trabajador del Espectro Autista también pueden beneficiarse al recibir información para aumentar su comprensión acerca de la condición.

Todos estos son pasos simples que pueden ayudar a los empleadores a aprovechar el gran grupo de trabajadores en el Espectro Autista infrautilizados en el grupo laboral. Muchas de estas adaptaciones podrían ayudar a todos los trabajadores y representar una buena práctica empresarial. Por lo tanto, adaptarse al Espectro Autista tiene el potencial de hacer que nuestros lugares de trabajo sean más productivos e inclusivos para todos.

Fuente: Breward, K. (2019). Providing accommodations for autistic workers benefits everyone. Spectrum News. Recuperado de (https://www.spectrumnews.org/opinion/providing-accommodations-for-autistic-workers-benefits-everyone/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Un comentario sobre “Proporcionar Acomodaciones Para Los Trabajadores En El Espectro Autista Beneficia A Todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s