Cuando La Ansiedad Se Parece A La Ira

A muchos padres les cuesta entender que un/a niño/a que se porta mal es un/a niño/a angustiado/a.

Cómo puede verse la ansiedad para sus padres en su hijo/a en el Espectro Autista:

  • Quejarse de una tarea
  • Ojos rodando
  • Ser “grosero/a”
  • Pisotear, golpear objetos, gritar y chillar
  • Hacer muchas preguntas “molestas” – “ser molesto/a a propósito”, lo que puede hacer que un/a padre/madre agotado/a se ponga enojado/a.

Esto es lo que realmente siente el/la niño/a (no intenta molestarte, quejarse o ser grosero/a intencionalmente):

I) Frustrado/a: La tarea no tiene sentido, el niño/a está estresado, es ruidosa/hay demasiadas personas/demasiado cansado/a. El/La niño/a no puede hacerlo ahora. No saben por qué se les dice que lo hagan porque literalmente no pueden hacerlo en este momento. Su cerebro no funciona.

II) Ansioso/a, asustado/a:
*El/La niño/a sabe que su ansiedad se disparará al hacer algo, como ir al supermercado.
*El/la niño/a está ansioso porque no puede controlar su entorno y está ansioso/a porque tiene que hacer algo AHORA MISMO y tiene problemas para cambiar de tarea.
*El/La niño/a no sabe por qué tiene que hacer algo, no tiene ningún sentido para él/ella y puede pensar en otras soluciones que requieran menos ansiedad, pero sabe que si se atreve a sugerir una alternativa, será visto como “quejarse” o “portarse mal”.
*Las cosas que se le han dicho al niño son inconsistentes: recuerdan que le dijeron que no tenían que ir a (X), pero eso cambió, y sus padres fingen que el cambio no sucedió, o que nunca menciona el cambio en absoluto, pero espera que el/la niño/a esté listo para partir.

III) Confundido/a, frustrado/a: El/La niño/a sabe que no puede hacer la tarea y está tratando de facilitar la tarea o tratando de explicar por qué no puede hacer algo, pero suena estresado/a, por lo que sus padres lo/la interpreta como “grosero/a” o “a la defensiva”.

IV) Muy frustrado/a, al borde del colapso:
*Por lo general, ocurre cuando el/la niño/a sabe que hablar o hacer preguntas no ayudó antes, o ya lo intentó y agravó la situación con sus padres, ya que están cansados y no pudo mantener la calma esta vez. Los padres suenan molestos.
*El/La niño/a ya está estresado/a actualmente por la forma en que se formuló la tarea (a veces como una orden en lugar de una pregunta), ya que no siente que tenga ninguna autonomía o control en el asunto.
*El/La niño/a ya está estresado/a por eventos anteriores en el día / semana (la escuela, por ejemplo), y la única forma en que puede sacar su frustración es pisando fuerte porque ya no puede pensar o responder verbalmente y su cubo de estrés finalmente está demasiado lleno.

V) Confundido/a, ansioso/a:
*El/La niño/a está tratando de entender por qué es importante este evento que le causa ansiedad y estrés, ya que no parece lógico y no quiere lidiar con la fatiga autista que se producirá después.
*El/La niño/a está tratando de prepararse para cómo será el entorno o lo que implicará la tarea; a menudo, visualizar la tarea nos facilita el cambio a esa tarea.
*El/La niño/a quiere asegurarse de que estará a salvo durante la tarea/evento y de que todo se tenga en cuenta, de que sus padres no olviden cosas importantes para el evento.
*El/La niño/a sabe que será mucho más estresante para él/ella que para sus padres, y es posible que sus padres no comprendan sus sensibilidades sensoriales, por lo que saber lo que sucederá es importante para que el/la niño/a evite colapsos o bloqueos. Quieren asegurarse de obtener un relato preciso de la situación sensorial: cuántas personas habrá allí, de qué está hecho el edificio, etcétera. Pero deben saber que es posible que sus padres ni siquiera piensen en eso. No estás seguro de si sus respuestas serán correctas porque a menudo son inexactas (ya que su cerebro experimenta las cosas de manera diferente).

Estrategias para los padres

Para todas las situaciones excepto el n.° 4 (que es esencialmente un territorio peligroso que requiere apoyos y llevar al niño a un lugar tranquilo y seguro en el que pueda calmarse):

  • Es importante tomarse en serio la ansiedad de tu hijo/a. No digas generalizaciones como “Todo estará bien”, ya que en muchos casos no es así, ya que tenemos experiencias sensoriales diferentes, y muchas personas neurotípicas no pueden percibir muchos sonidos/luces/olores que experimentan las personas en el Espectro Autista.
  • Es importante validar los sentimientos de tu hijo/a. “Eso suena muy frustrante”.
  • Si necesitan estar tranquilos acerca de la información del evento, dígales lo que sucederá paso a paso, responde todas sus preguntas (como en el n.° 5), incluso si puede parecerte agotador o repetitivo. Si no sabe algo, no finja que lo sabe ni utilices declaraciones vagas; simplemente diles “lo solucionaremos juntos” y crea un plan de apoyo para que tu hijo/a sepa que estará seguro/a.
  • Si se “quejan” de una tarea, pregúnteles qué les ayudaría. ¿Necesitan tiempo de reposo antes de salir al supermercado y tiempo de reposo cuando regresan? ¿Necesitan una tarea menos ese día para tener suficiente energía para ir al evento, o hacer una tarea más importante?
  • Haz un compromiso: Finge que estás hablando con un adulto que tiene tanta autonomía como tú. Trata de escuchar lo que están diciendo: ¿dicen que el evento es “desagradable”? ¿Hay algún signo de dolor, malestar o ansiedad en algo de lo que mencionan?
  • Encuentra la causa o la razón por la que están molestos (puede que tenga que ser en otro momento, cuando estén menos estresados ​​y molestos): ¿se debe a un horario inesperado o la falta de tiempo de reposo? ¿Es porque los entornos del hogar y el colegio han sido diferentes/más ocupados? Esto requiere tiempo y varios métodos de comunicación (los correos electrónicos/mensajes de texto pueden ser más fáciles para algunos niños para hablar sobre sus sentimientos, en lugar de verbalmente; les da más tiempo para procesar y responder sus preguntas).

Los castigos no funcionan

Los castigos solamente aumentarán la ansiedad y el estrés en tu hijo/a, ya que ya está ansioso/a, por lo que se está comportando tal como están. Darle a tu hijo/a opciones, incluso opciones “ilusorias”, es mejor que hacer demandas. Por ejemplo, puedes decirle a tu hijo/a lo que sucederá si no hace algo, pero no le digas que tiene que hacerlo. Decirle a tu hijo/a que tiene que hacer algo le hace sentir que se trata de una situación de vida o muerte, ¡y la mayoría de las veces no lo es! No es el fin del mundo si un niño no entrega sus tareas o llega tarde al colegio porque tardaron en vestirse. Lo importante que debe enseñarles es la regulación emocional y ayudarlos a aprender que sus sentimientos son válidos y reales, lo que les ayudará a aprender a usar estrategias para calmar esas emociones. Si no saben lo que están sintiendo (lo cual es muy común, ya que la alexitimia es común en las personas en el Espectro Autista), no sabrán que están molestos, y esto puede llevar al n.° 4, colapsos (y bloqueos). Como padres, pueden modelar sus emociones diciéndoles cómo se siente. Ejemplo: “Me siento ansioso porque no pude prepararte la cena a tiempo, así que intentaré respirar profundamente un par de veces y realizar una actividad que disfruto para intentar calmarme”. Hacer que tu hijo/a sepa que está bien reconocer la ansiedad le permitirá sentirse menos avergonzado/a por procesar esa emoción y admitirlo ante los demás. Reconocer la ansiedad a menudo ayuda a procesar y lidiar con la ansiedad en sí.

Regulación emocional

A veces, la meditación ayuda a las personas a regular sus emociones. Esto no siempre es el caos para las personas en el Espectro Autista (y puede causar frustración al escuchar todo lo que les rodea). La distracción a menudo puede servir como una mejor técnica de regulación: leer algo que les interesa o ver un programa de televisión que les permite prestar atención a eso, en lugar de a las emociones o los estímulos sensoriales. Los ejercicios de respiración cuando están molestos también pueden ayudar, principalmente con la hiperventilación, pero en su mayor parte (si no en un colapso o bloqueo, sino antes del colapso o bloqueo), simplemente hacer que alguien les pregunte sobre algo que les interesa y dejarles hablar e ignorar la situación emocional actual por completo los ayuda estar más calmados. Un colapso o bloqueo como esperar a que el cerebro se calme, porque eso es simplemente todo lo que se puede hacer una vez que ocurre un colapso o bloqueo. Esta forma de pensar es muy útil para esperar con más calma, en lugar de sentir más ansiedad y caer en ciclos de pensamientos negativos, ya que es más fácil separar el yo de pensamiento lógico del cerebro actualmente ansioso/agotado/petrificado.

Fuente: (2018).  “Anxiety Looks Like Anger”. Autistic Science Person. Recuperado de (https://autisticsciencelady.wordpress.com/2018/11/11/anxiety-looks-like-anger/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Un comentario sobre “Cuando La Ansiedad Se Parece A La Ira

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s