Lo Que Necesitamos De Nuestros Aliados Neurotípicos

A medida que las personas en el Espectro Autista crecen, hemos encontrado nuestras propias voces. Hablamos, escribimos en blogs y publicamos nuestras perspectivas; al hacerlo, expresamos mucho que va en contra de las narrativas populares sobre el Espectro Autista y las personas que viven la condición.

Hemos cuestionado las premisas y suposiciones de investigaciones, activismo y terapias anteriores sobre el Espectro Autista. La respuesta a este movimiento ha reflejado en gran medida que los “aliados” autoproclamados más cercanos de las personas que viven la condición no están preparados para escucharnos o seguir nuestro ejemplo.

Las organizaciones más destacadas que han pretendido defender al Espectro Autista lo han hecho en beneficio de los padres, las familias y los cuidadores en lugar de las propias personas que viven la condición. Al dejar las voces del Espectro Autista fuera de la conversación, estos “defensores” reprimen el diálogo y el progreso significativos.

Como era de esperar, existe un choque continuo de perspectivas entre aquellos que históricamente han percibido y retratado a las personas en el Espectro Autista como trágicas, enfermas y necesitadas de una cura mítica con aquellos que si viven la condición, se aceptan a sí mismos y se defienden a sí mismos.

Al igual que con cualquier otro grupo socialmente marginado e incomprendido, la verdadera justicia centra las necesidades de las personas en el Espectro Autista, tal como las expresan las personas que viven la condición, para promover nuestro bien común. Podemos decir quiénes somos, qué necesitamos, cómo queremos apoyo y quiénes consideramos nuestros aliados.

Es una desgracia común que cuando los adultos en el Espectro Autista no están de acuerdo con los padres o terapeutas, experimentamos la intolerancia, el rechazo, la condescendencia y la alienación de las personas que afirman querer lo mejor para nosotros y nuestra comunidad. Nos gritan o nos ignoran.

Se nos dice que nuestra capacidad de “funcionar” (según estándares capacitistas) nos hace incapaces de defender a quienes tienen mayores discapacidades y dificultades físicas o intelectuales. Nos regañan y nos dicen que no podemos y no podemos hablar por otras personas en el Espectro Autista.

Parece que las personas neurotípicas creen que aquellos de nosotros que compartimos un neurotipo divergente y tenemos experiencias similares (aunque no idénticas) a las personas en el Espectro Autista con discapacidades más visibles estamos menos calificados que los cuidadores neurotípicos para hablar en nombre de quienes viven la condición.

Para las mentes del Espectro Autista, este mensaje es desconcertante. Es cierto que ninguna voz habla por todo un grupo; Las personas en el Espectro Autista no somos un monolito, pero somos completamente humanos.

Como ocurre con cualquier otro grupo de humanos, hemos compartido experiencias, similitudes y grados de diferencia. Somos capaces de colaborar y unificar para elevar los mensajes que nos importan, y para ello necesitamos que personas neurotípicas se hagan a un lado humildemente y pasen el micrófono. Al hacer esto, nuestros aliados pueden avanzar en su propia comprensión y aceptación de sus seres queridos, y ayudarnos a construir un mundo más equitativo que trabaje con nosotros, en lugar de contra nosotros.

Las voces que deben tener prioridad para que la sociedad pueda comprender y aceptar a las personas en el Espectro Autista son las voces autistas. Independientemente de cómo decidamos comunicarnos, es el trabajo de los padres, terapeutas, médicos, familias y amigos escucharnos. Las personas en el Espectro Autista tienen mucho que decirles; escúchennos.

Dejemos que las personas en el Espectro Autista lideren nuestra propia causa. Necesitamos aliados neurotípicos que nos apoyen en nuestra lucha por la aceptación, el apoyo y la justicia.

Fuente: (2019). What We Need from Our Neurotypical Allies. NeuroClastic. Recuperado de (https://neuroclastic.com/2019/04/06/2141/). Traducido Por Maximiliano Bravo.

2 comentarios sobre “Lo Que Necesitamos De Nuestros Aliados Neurotípicos

  1. Este post debiera ser la carta de navegación de cualquier organización o persona que proclama trabajar por el autismo. Gracias Maximiliano por contribuir en la toma de conciencia de todos aquellos que somos padres y estamos a cargo de organizaciones. Un abrazo desde Arica.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s