Las 9 Mejores Formas Para Desarrollar Una Mejor Relación Con Tu Hijo/a Adolescente En El Espectro Autista

Como padres, todos queremos tener la mejor relación posible con nuestros hijos. La adolescencia puede ser particularmente difícil, especialmente cuando tu hijo/a adolescente está en el Espectro Autista. Y no importa cuántos consejos recibamos de los profesionales, todavía es difícil aceptar algunos de los rasgos de comportamiento de nuestros hijos adolescentes que viven la condición.

I) Edúcate sobre el Espectro Autista (esto puede parecer obvio, pero sigue leyendo): Obtener una mejor comprensión del comportamiento de tu hijo/a será increíblemente útil para cambiar la forma en te relacionas con él/ella. Intenta escuchar relatos en primera persona de personas adultas en el Espectro Autista, porque alguna vez tuvieron la edad de tu hijo/a y podrías aprender mucho de sus experiencias y lo que estaba pasando por sus cabezas a esa edad. Ya diste un buen primer paso al leer este artículo.

II) Deja de intentar leer entre líneas: Este es un punto de dolor común para muchos adolescentes en el Espectro Autista, ya que con frecuencia se los malinterpreta debido a los intentos innecesarios de otros de “decodificar” lo que están diciendo. Trata de escuchar lo que dice tu hijo/a sin agregar tu propia capa de significado a sus palabras. Si no estás seguro/a del razonamiento detrás de una pregunta o una declaración que hicieron, simplemente pide una aclaración.

Por ejemplo, si tu hijo/a adolescente en el Espectro Autista te pregunta por qué decidiste ponerte una camisa verde para la fiesta. Solo dile por qué. NO asumas que él/ella preguntó porque pensó que tu camisa era fea. O que tu hijo/a adolescente no estuvo de acuerdo con tu elección. Si tienes curiosidad sobre el motivo, pregunta.

III) Sé directo/a y específico/a: Esto va acompañado del último consejo. No esperes que tu hijo/a adolescente en el Espectro Autista lea entre líneas. Si tú dices: “Deberías limpiar tu habitación”, debes comprender que todo lo que hiciste fue hacer una sugerencia. Y si tú dices: “Caray, eso fue muy desconsiderado“. Eso probablemente no hará que tu hijo/a adolescente en el Espectro Autista se disculpe. Si deseas un resultado específico, debes ser directo/a al decirle exactamente lo que esperas de él/ella.

En cuanto a ser específico/a, imagina esto: hay una carga de ropa mojada en la lavadora (terminada), y una pila de ropa en el piso esperando la lavadora. Le pide a tu hijo/a adolescente en el Espectro Autista que ‘ponga la ropa en la secadora’. Él/ella va a la lavandería, y en lugar de sacar la ropa de la lavadora y ponerla en la secadora, recoge la ropa visible que está en el piso y la puso en la secadora. ¿Ves lo que pasó aquí?

IV) Créele a tu hijo/a: Muchos padres, en momentos de frustración, a menudo les preguntan a sus hijos adolescentes en el Espectro Autista cosas como… ¿Por qué hiciste eso? ¿Qué estabas pensando cuando hiciste eso? ¿Por qué no hiciste lo que te pedí que hicieras? Pero nunca aceptarían ni creerían realmente sus respuestas. En este largo proceso de aprendizaje, los padres deben darse cuenta que sus hijos les están respondiendo con sinceridad. Como padres, deben que estar preparados mentalmente para recibir la respuesta (sin asumir que sus hijos estén siendo insolentes). Lo más probable es que solo estén diciendo la verdad.

V) No asumas que él/ella tiene el mismo “sentido común” que tú: Si bien los artículos de investigación formal y la información no dicen esto directamente, una cosa que debes comprender es la siguiente: las cosas que se consideran de sentido común para los neurotípicos, no necesariamente son algo natural para las personas en el Espectro Autista. Pero eso no significa que no puedan aprender.

Por ejemplo, tú hijo/a viene a visitarte a tu oficina. Un ejecutivo/a se acerca a él/ella y lo/la saluda, mientras le extiende su mano. Poco tiempo después, tu hijo/a se queda allí mirándolo/a.

Cuando sucedan cosas así, no entres en pánico y no lo descartes como parte de su condición. Enséñele lo que se debe hacer cuando las personas extienden la mano y se presentan. El juego de roles es una buena técnica para eso. Es posible que tu hijo/a adolescente no aprenda estas cosas de forma natural, pero las aprenderá si tú haces el esfuerzo consciente de enseñarle.

VI) Entiende cuándo forzarlo/a y cuándo no: A menudo, tu hijo/a en el Espectro Autista se encontrará en situaciones en las que no quiere interactuar con las personas, pero él/ella tiene que hacerlo. Y es muy seguro de que si no lo/la hubieras obligado a “actuar” por necesidad, no logrará mucho éxito en su vida a largo plazo. Si tú refugias a tu hijo/a adolescentes del mundo exterior, sus habilidades sociales se atrofiarán, porque no tendrá oportunidades recurrentes para ponerlas en práctica.

Una de las principales fuentes de conflicto entre los padres y sus hijos adolescentes en el Espectro Autista, es el deseo de éstos últimos de quedarse encerrados en sus piezas las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Tendrían que obligarlos (con autoridad verbal) a salir y hacer algo divertido con la familia. ¡Y cada vez que hacen eso, él/ella lo pasan muy bien! Es posible que los padres piensen que eventualmente dejarán de resistirse a las invitaciones. Nada más lejos de la realidad. Tendrían que obligarlos más de una vez. Y es agotador, sí. Pero la sensación de ver a tu hijo/a pasándolo muy bien no tiene precio.

Para mayor claridad, aquí hay algunos ejemplos:

  • Obligar a tu hijo/a en el Espectro Autista a unirse al equipo de fútbol del colegio. ¡NO!
  • Hacer que te acompañe a hacer algo que ya sabes que le interesa y donde la interacción será principalmente contigo. ¡SI!
  • Hacer que él/ella maneje una pequeña transacción de pago en el supermercado. ¡SI!
  • Hacer que salga al parque para ver un espectáculo de fuegos artificiales con sus hermanos y amigos. ¡NO!

Importante: A los adolescentes en el Espectro Autista no les gusta que los obliguen a hacer nada. Pero no subestimes su capacidad para comprender “por qué” lo estás haciendo. Si explicas por qué la actividad es importante (Ej: “Debes aprender a interactuar de esta manera ahora porque eso te hará mucho bien cuando seas adulto/a“). Cuando entienden por qué todavía pueden resistirse, pero no se sentirán resentidos contigo por ello. Aquí es donde ocurre la mejora de la relación. En la explicación.

VII) Permítele hacer estereotipias: Digamos que tu hijo/a adolescente en el Espectro Autista le gusta deslizarse el cabello hacia un lado de manera vigorosa y repetitiva. Si él/ella es consciente de sí mismo/a y está tratando activamente de controlar los movimientos de sus manos, agarrará un pequeño mechón de cabello a un lado de su cabeza y lo retorcerá. Lo retuerce tan fuerte y tan a menudo que su cabello se rompe en esas áreas. Como padre/madre, tu querrías ​​afeitarle la cabeza en un esfuerzo por evitar que hiciera esto.

Otras personas que viven la condición podrían hacer rebotar una pelota pequeña, caminar por el piso o golpear un lápiz en el costado de su cabeza. ¡Es frustrante, lo sé! Pero cuando se trata de la modificación del comportamiento, tú hijo/a tiene derecho a hacer sus estereotipias. Hablar de ello ayuda. Si puede hacer que tu hijo/a en el Espectro Autista hable sobre por qué lo hace, se volverá más consciente de sí mismo/a y comenzará a trabajar para modificarlo por sí mismo/a y en su propio tiempo. Una vez que lo entiendas y lo aceptes, no te molestará tanto y tu hijo/a adolescente en el Espectro Autista se sentirá más libre para ser él/ella mismo/a. No te imaginas cuánta ansiedad conlleva saber que siente tu hijo/a te está irritando al hacer algo que literalmente él/ella no puede controlar.

VIII) Encuentra su interés especial y haz que funcione para los dos: Si tú aún no has descubierto el interés especial de tu hijo/a adolescente en el Espectro Autista, a veces puede parecer que no está interesado/a en nada en absoluto. Y encontrarlo puede ser difícil si él/ella no habla mucho y no muestra mucho entusiasmo por nada. Sin embargo, si tú puedes identificar este interés especial, es probable que tu hijo/a adolescente en el Espectro Autista lo haga con tal genialidad que te sorprenderá. Será emocionante para ambos, y podrás aprovechar ese interés especial para recompensarlo mejor por hacer las cosas que les entusiasman menos, creando una situación en la que todos ganan.

IX) Aléjate del árbol: Para aquellos que no han escuchado esta metáfora, imagina que estás en un bosque, pero tienes tu nariz contra un árbol. ¿Puedes ver el resto de los árboles? No. Debes “alejarte del árbol” para ver el panorama general. Trate de ser consciente de esto. La idea aquí es que cuando estás frustrado, tu nariz generalmente está pegada al árbol.

Esto es particularmente útil para lidiar con respuestas tardías o frases repetidas de manera inapropiada. Respira hondo y aléjate del árbol antes de expresar verbalmente tu frustración. Se necesita práctica, pero se vuelve más fácil y te volverás más consciente de ti mismo/a en esos momentos.

Fuente: Willoughby, S. (2020). Top 10 Ways to Develop a Better Relationship With Your Aspie Teen. Autism Parenting Magazine. Recuperado de (https://www.autismparentingmagazine.com/better-relationship-with-your-aspie/?utm_campaign=content_marketing_promotion&utm_medium=post&utm_source=Facebook_page). Traducido Por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s