Sensibilidad A Las Críticas: Consejos Para Los Padres

Han habido muchas discusiones sobre las diferentes reacciones sensoriales que las personas en el Espectro Autista tienen al entorno físico, como la angustia que pueden experimentar por ruidos fuertes e inesperados, luces fluorescentes y etiquetas de ropa.

Pero hay otra forma de sensibilidad menudo expresada por los miembros de la comunidad del Espectro Autista, que no se discute con la misma regularidad: una hipersensibilidad extrema a las críticas.

Esto es cuando incluso el tipo más pequeño de sugerencia o corrección tiene un gran impacto. Los tipos de críticas más intencionales resultan en la destrucción del autoestima de la persona o pueden provocar reacciones fuertes. Aún más significativo es el efecto duradero que esto tiene.

Muchos adultos en el Espectro Autista dicen que estas críticas no solo las han internalizado y han impactado negativamente su autoestima, sino que todavía están pensando en estos momentos dolorosos décadas después.

Si las personas que interactúan con aquellos en el Espectro Autista no son conscientes de esta sensibilidad, pueden causar involuntariamente un daño emocional negativo de larga duración.

Causas

No existe certeza si las personas en el Espectro Autista están predispuestas para ser emocionalmente sensibles; Esta cualidad no es intrínsecamente buena o mala. Sin embargo, está claro que las experiencias de la vida, especialmente cuando son niños, pueden magnificar esta sensibilidad.

Algunas de estas experiencias incluyen:

  • Ser corregidos frecuentemente.
  • Ser víctimas de acoso escolar.
  • Comentarios negativos constantes de sus padres y profesores.
  • Ser despedidos y excluidos.
  • Sienten que nunca hacen las cosas bien.

Con el tiempo, las personas pueden percibir críticas, incluso cuando no fueron intencionadas. A veces, incluso los comentarios positivos pueden interpretarse como negativos a la luz de las malas experiencias del pasado de la persona.

Impacto

Los adultos en el Espectro Autista describen esta sensibilidad como un efecto devastador. Muchos dicen que se sienten agotados, estresados, decaídos, menospreciados o sin valor.

Informan que sus pensamientos constantes son:

  • “Que es mi culpa. Cometí un error”
  • “Siempre estoy equivocado, y la otra persona siempre tiene razón”.
  • “Se siente como una jungla allá afuera”.
  • “Es un campo minado averiguar cómo evitar las críticas”.

Consecuencias

Como consecuencia de esta sensibilidad, las personas en el Espectro Autista pueden:

  • Evitar situaciones sociales, escolares y laborales.
  • Aislarse cuando deben estar en grupos.
  • Guardar silencio, pensando que si no dicen nada, no pueden ser criticados.
  • Pedir disculpas por todo lo que hacen (o no hacen) con la esperanza de que esto evite las críticas.
  • Desarrollar actitudes perfeccionistas, porque si no se equivocan, no serán criticados.
  • Intentar imitar el comportamiento de niños o adultos socialmente exitosos.
  • Ser EXTREMADAMENTE autocríticos desde el principio en las interacciones sociales como una forma de tratar de ganarle a la otra persona. Duele menos si la persona se critica a sí misma.

Pero todos estos esfuerzos pueden tener un éxito limitado, causar agotamiento y reforzar una pobre imagen de sí mismo.

Consejos para los padres: La Autoestima Es Clave

Aunque muchos expertos en crianza de los hijos desalientan “mimar” a los niños, especialmente a medida que crecen, resulta útil considerar la perspectiva opuesta sobre la crianza de los hijos.

No importa su edad, los niños necesitan apoyo emocional y elogios. Cuando un/a niño/a se siente fuertemente criticado/a, el objetivo más importante es ayudarlo a desarrollar su autoestima. Los niños en el Espectro Autista generalmente no reciben afirmaciones positivas de sus compañeros, por lo que corresponde a los padres y profesores proporcionarlos.

Incorporar algunas de las siguientes sugerencias en la forma en que interactúa con tu hijo/a puede ayudarlo a convertirse en adultos asertivos y resilientes que se sientan bien consigo mismos.

  • Construir confianza a través de las fortalezas: Anima a tu hijo/a en el Espectro Autista a hacer cosas en las que se destaquen para promover el éxito. Esto no significa que no debería experimentar dificultades, sino que intenta crear tantas oportunidades positivas para tu hijo/a como sea posible, y felicítalo/a por sus éxitos, así como por sus esfuerzos.
  • Comunicar aceptación: Siempre hazle saber a tu hijo/a que son aceptados (y amados) por quienes son, sin importar cuáles sean sus dificultades o los errores que hayan cometido.
  • Crear una entorno para el éxito: Cuando sea posible, intenta fomentar entornos óptimos. Esto depende de cómo sea tu hijo/a, pero las posibles adaptaciones pueden incluir disminuir el tiempo social dentro de los grupos, minimizar los elementos sensoriales que causan estrés e implementar estrategias de apoyo escolar que promuevan sus fortalezas.
  • Establecer apoyos: Todos los niños deben tener al menos un adulto comprensivo y receptivo en su vida que pueda actuar como mentor y brindar orientación social.
  • Mensaje consistentes: Todos los adultos que trabajan con tu hijo/a deben asegurarse de interpretar correctamente cómo se comporta o cómo se comunica. Si se debe modificar el comportamiento de tu hijo/a, los adultos deben intentar hacerlo con suavidad y de manera práctica, con una explicación clara, no crítica.
  • Crear oportunidades para el liderazgo: Considere colocar a tu hijo/a en posiciones de liderazgo, como tutoría o mentoría para niños más pequeños o “dirigir” un club basado en sus intereses. Este tipo de oportunidades pueden tener un impacto positivo en el autoestima de los niños.
  • Ser proactivos frente al acoso escolar: Abordar inmediatamente cualquier situación de acoso escolar o exclusión social. Hay que tener en cuenta que esto puede suceder en el ciberespacio de parte de sus compañeros o incluso adultos (como sus profesores).
  • Encontrar el equilibrio correcto: Cuando interactúes con tu hijo/a en el Espectro Autista, sé amable y generoso con los elogios. Tan frustrado como pueda sentirse en este momento, trate de no gritar o alzar la voz, o decir cosas críticas. Esto generalmente no es útil para los niños en el Espectro Autista y es poco probable que cambie sus comportamiento.

Este es un montón de consejos, y tú podrías pensar, “más fácil decirlo que hacerlo“. Recuerda, toda este artículo ha sido sobre no ser crítico con tu hijo/a; Además, no seas crítico contigo mismo. La crianza de los hijos es un trabajo duro, especialmente cuando tienes un hijo/a en el Espectro Autista, y es importante perdonar tus propios errores y seguir adelante. Tu objetivo no es ser el/la padre/madre perfecto/a, sino más bien esforzarte para comprender y apreciar a tu hijo/a y hacer lo mejor que puedas.

En conclusión, los niños en el Espectro Autista reciben constantemente comentarios que pueden contribuir a una sensación de ser inherentemente defectuosos. Esto hace que sea más importante que nunca para los padres, profesores y otros adultos equilibrar las críticas con elogios, la aceptación incondicional y el énfasis en sus fortalezas.

Fuente: Jekel, D. (s.f.). Sensitivity to Criticism: Advice for Parents. The Asperger/Autism Network (AANE). Recuperado de (https://www.aane.org/sensitivity-to-criticism-advice-for-parents/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s